Está en la página 1de 531

M t 31

e v L jjW t

«Y
'Y‘ , JUL j Pw _ % '&W1
á
# fc %
i

LUMBRERAS
Editores
WWjlfuhl

\-}ue

:^•/:,aí/a

j , T'u » <

V A V r"
IP
.ÍV/iVi 'm sitit

■-WM
m , ■•V**iV"

üm
SSSiP
m
DWw/íA

lia
X ítW tv ttftt

M
! SA

w a .¡ t i

¡W iíV ^ O *
mitUadiinM

► *

1
«

00
ID

Asociación Fondo de Investigadores y Editores en el mes de julio de 2009


c m
i
'O
•*^m
m rsj
Calle de las Herramientas N.^ 1873 - Lima-Perú. Teléfono: 336-5889
LO u oo
CU • cu
mm
mm on
v_ o • •
O O x tn
• •m
m
mm LO 03 O
Esta obra se terminó de imprimir en los talleres gráficos de la

T3 <
LU CU cu 03
_cu o .
CU
LO
CU
LO 03 "ai CU
T3 CU T3
LO
LO
CU oo 1/3
CU
03 i— cd
o 03
O cu ro ÍD
T3 C CL C 1/3
CU • ■■ I O
•mOm
m— “a O O
03
03 dO
•£3 u LU
oo
E 00 tm m m

U O
E LO cu
>*
(U o CU <u
CU u
• ■— ro
> LO {/) cu
c 25 03
i— 03
tC
Q) cu
o o
cu
"TÚ
Geografía, sociedad y naturaleza

Ql o
LO 03 CU LO
“O
• 03
«■ “O
CU
ttH • ■

L3 o o dJD oo cü ro U
C CU LU OI
T3 w '4 3 03
<u LO Mí CL
• mmmmm

U
C
o
LL
Q .
£
03
>
0Cu3O rH 00
r-.
cu
<U
LO
03

_ro O
CU C •■
■■»
— O CU "cü
C 'O 01 c
o •u= 'O
•mm
mm
m
u
CU
cu
~o
'■P
oo
CU
-Q
E P sl
CU o
•mmmm
cu O
03 ~o
m03 T3 3
W
u
o
~o
03
CIJO E v¿ CU
" r o

■4=
03 cu o cu
oo O CU c

<
LO
'<
o
LU a
CU

o
"cu

O
CU
o m o
•—
u
u
=3
o Q- °o 2 o sO CD
1/3 u
o
<U
cu 0 LO
rs i Q .
Q . m Q .
1

o
«

cu rH
• •
CU r - . 03
o 03 _o
CO "ai ■a o
CNJ
u U
"a i
LO
cu ’Ó? 00
i
T 3 "53 i =3
LO
rsj
00
'(D CJ3
CJ 03 O
o O OI
&b 03
• mmmmm

CU
LO (U
en
LO
« c O
u rsi ■
cu
•mmamm

o o
O a :
03
i— E •1 ■
00 cu o -Q
•mmmmm

ÜJO
te Cü
2 oCUo LO 03 cu X • cu
° < Q . oo en z "o —i

< lu D -O
© CL O

t

El Instituto de Ciencias y Humanidades (ICH), promotor de las Academias ADUNI y César Vallejo,
está orientado al servicio educativo y a la formación integral de sus estudiantes mediante el de­
sarrollo de sus potencialidades. Los esfuerzos de nuestra institución se centran en la enseñanza,
formación e investigación en humanidades, ciencias sociales, ciencias naturales, matemáticas y las
diversas expresiones del arte.
Mediante estas líneas presentamos a la comunidad educativa del país el libro Geografía, so­
ciedad y naturaleza, texto dirigido a alumnos del nivel secundario, preuniversitario y estudiantes
I
de los primeros ciclos de la universidad. El texto reúne los conocimientos fundamentales sobre
Geografía general y Geografía del Perú.
El saber geográfico se inicia con la propia naturaleza humana hace miles de años y actualmente
sigue teniendo tanta utilidad que difícilmente podríamos pensar en realizar alguna actividad hu­
mana sin un mínimo conocimiento del espacio. Si bien existe tecnología avanzada que permite el
f*
uso adecuado del espacio, contradictoriamente existen también grandes problemas relacionados
con la interacción hombre-naturaleza, que significan un gran reto para la ciencia geográfica, en
especial en contextos sociales marcados por la desigualdad económica.
Desde esta perspectiva, conocer el desarrollo de la Geografía, saber cuál es su campo de acción,
las corrientes a que ha dado lugar, entre otros aspectos, nos permitirá cambiar aquella visión des­
criptiva de la Geografía que se fomenta en la enseñanza básica para comprender que esta ciencia
%
tiene un papel trascendental en la vida humana y en la sociedad en general.
f

De otro lado, expresamos el reconocimiento al trabajo de los integrantes de la Plana de Geografía


de nuestra institución, quienes en forma organizada y colectiva han hecho posible la presente publica­
ción.
El Instituto de Ciencias y Humanidades reafirma su compromiso con el trabajo educativo y la
promoción de esfuerzos de investigación a fin de que se materialicen sus metas institucionales que
enfatizan el servicio a la sociedad.

Instituto de Ciencias y Humanidades


»
\

\
r

i /

»
J
I

mmmm v<: j • ---r ^ r V •

g £ S = ^

isül £ :V :.x & ' : - V

ü•, iíms
■]b';\\- r.V:^;Vr/-::* r.’\V¿*v.:; i ^ H « 5 & £ - 7. J

iW#j*itÍÍg .■'•■•'■'^r:. V' gü%>- h M H iHS ^ i-í'O 'C K . ‘ i • '* '. ; f.

«V v V ^ p í
S«P3

fci»l®ÍÍ6Mrt ■ V r^ v w - bmiíi
J - •'-'i. . •‘ _ r-T^ :

•'■ 'v * V.
‘ a w iv n v w T > '- W *

"La geografía es la asignatura que el sistema educativo ha jalado en el Perú" Quisiera iniciar el prólogo
del presente libro con la anterior afirmación porque expresa el desencuentro en materia de geografía
entre el Ministerio de Educación y los peruanos. Dicho desencuentro significa que, en la mayoría de
casos, se desconoce la importancia potencial que los conocimientos de esta disciplina tienen para la
construcción de una ciudadanía capaz de desarrollar culturas armónicas #y eficientes con el espacio o los
medios geográficos en los que vive.
Aun cuando enunciamos una antigua y sostenida crisis, reflejada en el divorcio entre el sistema educa­
tivo y la sociedad, si analizamos el problema desde otra óptica, podemos concluir que somos nosotros, "la
contraparte del problema", quienes debemos tomar la batuta en la resolución del mismo. Este propósito
exige actitudes y emprendimientos por parte de los distintos grupos que somos conscientes de la impor­
tancia de desarrollar en todos los niveles e instancias educativas -no sólo curricular y escolar- una profunda
y extensa educación geográfica, esencial por cierto, en los procesos de construcción del desarrollo.
El Perú es uno de los cinco focos civilizatorios del planeta, gracias a la domesticación de plantas y fauna
nativas que posteriormente fueron difundidas y que en la actualidad son parte importante de la alimenta­
ción básica a nivel mundial. En tal sentido, resulta paradigmático que en un país con condiciones geográfi­
cas excepcionales y con la trayectoria de aportes en conocimiento geográfico no sólo a nivel nacional, sino
también mundial, la geografía sea una "cenicienta" en los planes de estudio.
Siempre hemos reiterado -n o sólo para posicionar nuestra autoestima sino también nuestro nivel de
responsabilidad- que el Perú es geográficamente un país privilegiado, uno de los más privilegiados del
mundo. Asimismo, es uno de los más complejos. Y esto incluye a sus habitantes, que, como parte del
sistema geográfico y conocedores del mismo, han desarrollado tradicionalmente en cada rincón del país
una cultura geográfica que les permitió vivir con eficiencia y con dignidad para el nivel de sus tiempos.
Dentro de la tradición geográfica de nuestro Perú antiguo, un ejemplo crucial para el siglo xxi es el
%
referido a los alimentos. Sólo un espacio de grandes geógrafos pudo haber entregado al mundo una cul­
tura geográfica expresada en seguridad alimentaria. Hoy sabemos que aproximadamente un 40% de los
alimentos básicos que consumimos en el planeta proceden de nuestro entorno, semillas esenciales en
la dieta que fueron domesticadas en estos medios geográficos. Seguridad alimentaria para una copiosa
población en medios complejos (desiertos costeros y montañas tropicales). Seguridad alimentaria que
implica una dieta adecuada, autóctona, suficiente y libre. Seguridad alimentaria que va mucho más allá
del mero comer. La seguridad o sostenibilidad alimentaria es la expresión de la sostenibilidad ambiental,
f cultural, productiva y política que tenían aquellas poblaciones. Todo ello fue alcanzado gracias al ma-
i t

nejo y control de los microclimas, de las vertientes, del agua, del suelo, de la arquitectura popular, de
las enfermedades; todos éstos, componentes del sistema de sostenibilidad o seguridad territorial que,
además de permitirnos vivir con calidad, nos ayudan a prevenir y soportar los impactos del exterior. #

Aculturación e intereses poderosos han logrado convertir esta tradición geográfica tan rica y vital, pre-
1 incaica a incaica, en una cultura anodina de la geografía, en una educación que jgnora la realidad y frena «

las posibilidades de futuros geógrafos para el país. A pesar de ello, en las últimas décadas y bajo nuevas %

denominaciones, la geografía va recobrando con mucha discreción el papel que debe tener en la sociedad,
no solo a nivel escolar o universitario, sino en toda la población. Leer el medio para entenderlo y manejar­
lo, para vivir mejor consumiendo menos, para planificar, para diseñar escenarios preventivos frente a los
riesgos naturales o humanos y en definitiva para sobrevivir, es eli
gran aporte que nuevamente nos ofrece*
esta ciencia tan vieja y tan actual por ser siempre necesaria.&

&
I

i
Recuperar los conocimientos geográficos antiguos (no olvidemos que las condiciones ambientales de
la costa eran mucho más húmedas y que entre los siglos xvi y xvm sobrepasamos la Pequeña Edad de
Hielo) y construir otros nuevos, será el gran reto y el compromiso del Perú ante nosotros mismos y ante
el mundo. Porque el Perú es uno de los espacios del planeta que deberá enfrentar mayores transforma­
ciones ante el Cambio Climático que afectará a todas las regiones del país.
El Perú es uno de los países que perderá con esta crisis ambiental gran cantidad de recursos y de
material genético, algunos de ellos endémicos y singulares. Por ello, el valor de nuestro país excede sus
fronteras y repercute en el propio planeta. Por lo tanto, es justo y necesario negociar adecuadamente
los términos de semejante responsabilidad, la del aporte del Perú al salvamento de la humanidad. Entre
ellos, la búsqueda de apoyo a la investigación aplicada, la recuperación de los conocimientos antiguos
gracias a la arqueología y la paleogeografía, así como la recuperación de los saberes aún vivos gracias a
la antropología. Estas son disciplinas que merecen todo el apoyo no sólo de la Administración Central
sino de los grandes inversionistas y de los organismos internacionales porque nos ayudarán a sobrevivir.
Y estos son los conocimientos que los gobiernos descentralizados, mucho más cercanos a cada realidad
y con el apoyo de la universidad y de instituciones no gubernamentales, están desarrollando en el inte­
rior de cada región.
En estos momentos, gracias a la tecnología de la comunicación, el Perú rural, el Perú "empobrecido"
desde la mirada de la capital, se ha convertido en el Perú del reconocimiento internacional. Y precisa­
mente por todos aquellos productos y por todos aquellos valores que la sociedad peruana citadina, la
oriunda y la afincada, practicante de una cultura urbana antigeográfica y prepotente, ha rechazado y
ha discriminado de modo permanente. El mundo, que conoce la riqueza, la singularidad y la virginidad
de nuestros recursos geográficos, los está reclamando bajo forma de cultivos etnológicos y ecológicos,
de turismo vivencial, de la moda de inspiración étnica, de la artesanía de calidad, de nuestra comida
novoandina y fusión, de los escenarios para practicar deportes extremos, de nuestra hospitalidad y na­
turalidad, de los paisajes únicos. Hoy en día, son nuestras singularidades y nuestro patrimonio los que,
puestos de moda, han reposicionado al Perú en el ámbito mundial.
Es, por lo tanto, una relación muy asimétrica la que mantienen la ciencia geográfica, por sus signi­
ficativos aportes, la educación, los medios de comunicación y la propia población. Como ya lo había
enunciado, la solución a este complejo y viejo problema está en manos de los pocos conscientes de él,
a partir de los emprendimientos que sumemos a fin de revertir la situación de desamparo en que se en­
cuentra la cultura geográfica en el Perú. Nuestro objeto de presentación del presente texto, Geografía,
sociedad y naturaleza, editado por el Instituto de Ciencias y Humanidades, es un buen ejemplo de estos
valiosos emprendimientos a los que hemos hecho referencia.
Quienes estamos inmersos en el mundillo de la geografía y la educación, entendemos muy bien los
renglones precedentes por las dificultades que tenemos para el desarrollo de la disciplina y, en especial,
en el ámbito educativo formal. Por ello, aprovecho este importante espacio para reiterar la felicitación
al Instituto de Ciencias y Humanidades, promotor de las academias ADUNI y César Vallejo, por la edición
de este texto. En general, se trata de una felicitación a todos nosotros, porque a partir de este trabajo
podremos aprender, reflexionar, cuestionar y, en definitiva, construir conocimiento y sensibilizar sobre
la trascendencia de una cultura geográfica.
Estamos ante un aporte especialmente importante porque el texto está dirigido a un segmento cla­
ve de la población y a la vez desamparado por el sistema educativo formal. Me refiero a la población
preuniversitaria. Las academias preuniversitarias cumplen un papel muy importante puesto que cu­
bren las deficiencias del sistema educativo, así como la ruptura y la discontinuidad entre la educación
secundaria y la universitaria. En realidad, la función de las academias preuniversitarias le corresponde
al Estado, que es el responsable de la brecha entre los niveles alcanzados en la escolarización privada y
en la pública, así como en la urbana y la rural. El Estado es el responsable de no normar las exigencias
de las universidades, tan disímiles entre sí, y de cortar la educación sin haber proporcionado a los estu­
diantes los niveles base para continuar una formación universitaria. En realidad, el Estado se encarga de
perpetuar un sistema que preselecciona a los estudiantes y condiciona los destinos del país, no por sus
capacidades y potencialidades sino por el poder económico de sus familias.
Los destinos de un país están en manos de su educación. Por ello, el Estado debe promover y articular
el diálogo entre las instancias educativas y encaminar las directrices nacionales de una educación de
calidad y respetuosa de las necesidades de la multiculturalidad y la pluralidad de espacios geográficos
del país, respetuosa con los ritmos de cada tiempo. Y debe evitar los vacíos ocupados actualmente, de
forma muy desigual, por toda una gama de academias preuniversitarias que recogen a toda la población
que interrumpe su formación y que, en algunos casos, sin horizonte definido se enrumba en uno o va­
rios años de severos esfuerzos familiares en el sueño, no siempre alcanzado, de llegar a la universidad.
Considero que nuestro libro, a pesar del esfuerzo que ha representado y de la importancia y oportu­
nidad que tiene, en cierto modo es víctima de la situación descrita anteriormente. Me parece un texto
excesivamente extenso, más aún considerando nuestro medio, es decir, una cultura que cada vez lee
menos y es más especializada. Creo que una colección de pequeños libros de consulta agrupados en
torno a los temas de mayor relación hubiera sido más manejable. Observo un excesivo tratamiento his­
tórico como hilo conductor del libro, a pesar del toque clásico en algunos capítulos, como el relativo al
pensamiento geográfico. Y, lamentablemente, por lo excesivo de este punto, han quedado en el espíritu
de una segunda parte, contenidos que debieran haberse planteado en él.
A modo de sugerencia para posteriores proyectos, hubiese sido más recomendable indagar acerca de
los materiales con los que trabajan actualmente los alumnos en la secundaria. Lo digo porque si bien no
todos, algunos de los capítulos tienen una orientación clásica en el abordaje de la geografía, diferente
de la concepción más holística y sistémica que en la actualidad emplean las grandes editoriales. Por
otra parte, también hubiese sido importante evaluar los contenidos que actualmente desarrollan las
materias de geografía en la universidad. Señalo esto porque ciertos contenidos que se han desarrollado
de manera profusa ya no se trabajan en las aulas en geografía, como el capítulo sobre el universo.
Por otro lado, es importante reconocer que se han incluido algunos temas nuevos e importantes a
través de las lecturas dispuestas al final de capítulo. Temas sobre contaminación, Cambio Climático,
aspectos sociales de la interacción medio-grupos humanos, que acercan los problemas geográficos a
la vida cotidiana, se han incluido y con acierto. Otros temas no han sido tratados; las biocenosis, por
ejemplo. Los aspectos rurales y urbanos, opuestos y complementarios son entre otros, algunos de los
tópicos que en otro esfuerzo seguramente se desarrollarán.
A pesar de las críticas, es fundamental entender el valor del texto. Estoy segura de la utilidad que
tendrá no sólo para esta academia, sino para las demás, tan necesitadas de materiales didácticos, espe­
cialmente en geografía. Igualmente, es importante invocar desde este escenario a un diálogo perma­
nente entre universidades, colegios, editoriales y el propio Ministerio. Sólo este diálogo permitirá rom­
per las incomunicaciones y rupturas que dificultan la formación de los alumnos, quienes nos relevarán
9

en la gestión y dirección del país.


Por último, no olviden la primera parte del prólogo. La necesidad de sensibilizar y sensibilizarnos en
actitudes sostenibles, propias de una cultura geográfica, es una tarea de todos. Los docentes, desde la
motivación a los alumnos y desde el buen trabajo apoyado en materiales sólidos y didácticos, pueden
ser los promotores de los nuevos geógrafos del país y de una cultura geográfica más consolidada. Se tra­
ta de un gran reto que, sin duda, redundará en la calidad de vida de los peruanos y en la sostenibilidad
de nuestro territorio del que, aunque no quisiéramos, dependemos.
I
t
María del Carmen Carrasco Coello
Geógrafa. Docente de la UNMSM
Junio de 2009

»
La elaboración de un texto es una experiencia enriquecedora. Su proceso enseña a reflexionar con
mayor profundidad sobre la importancia social, los objetivos y el carácter de la ciencia estudiada. El
presente texto, titulado Geografía, sociedad y naturaleza, no ha escapado a esta lógica. En tal sentido,
nos ha enseñado a valorar aún más la trascendencia y los alcances del saber geográfico.
Hemos querido organizar la introducción de nuestro libro desarrollando algunos ejes temáticos. Op­
tamos por ello porque pensamos que tales ejes explican tanto el título del libro como el sentido del
camino que hemos recorrido en cada uno de los temas abordados.

Importancia de la geografía
La geografía es una ciencia que estudia la interrelación hombre-naturaleza. Por ello, el conocimiento
geográfico tiene diversos usos, entre ellos el control de materias primas, de mercados y de reservas de
trabajo. Es utilizado también para la gestión medioambiental y el planeamiento urbano y regional.
De otro lado, el conocimiento geográfico selecciona e interpreta información para la acción humana
transformadora. Al mismo tiempo, contribuye a formar conciencia sobre las potencialidades y el uso so­
cial de la naturaleza. Puede ser empleado para superar las restricciones de la naturaleza y para orientar
a superar las opresiones externas. Los esfuerzos por dominar la naturaleza pueden servir para dominar
a otros pueblos, pero también para liberarlos de las opresiones.
La geografía contribuye a organizar la naturaleza para el bienestar de la humanidad. Desde esta
perspectiva, comprende los procesos de la naturaleza para aprovecharlos en acciones humanas. Busca
describir con precisión el entorno físico y biótico, pero también se orienta a interpretarlos a través de
la realidad social, política y económica. Como toda ciencia, la geografía cumple además una función
preventiva, es decir, brinda conocimientos que nos ayudan a organizamos a fin de hacer frente a los
fenómenos de la naturaleza. i

Geografía y economía
El conocimiento geográfico ha recorrido el camino de la producción económica. La manera como las
personas han organizado la producción de conocimiento geográfico, las instituciones y los agentes que
han participado en esta labor y los objetivos con que ha sido utilizado este conocimiento responden a
una lógica económica de producción. De este modo, por ejemplo, cuando los pueblos han estado guia­
dos por una economía basada en relaciones de desigualdad e injusticia, el conocimiento geográfico ha
respondido a esta actitud frente al ser humano. Incluso ha apuntado, en ciertos casos, a legitimar este
orden de cosas. En sentido proyectivo, una lógica económica basada en el respeto del ser humano y en
el beneficio colectivo será coherente con un modo distinto de hacer geografía. En este nuevo escenario,
la relación hombre-naturaleza contará con bases humanistas.

Geografía e historia
El conocimiento geográfico es mejor entendido cuando es analizado a partir de su desarrollo histórico. La
concepción, tendencias, teorías y prioridades de la geografía adquieren una mayor base explicativa cuan­
do se interpretan a la luz de la historia de los pueblos. Cuando los estados han organizado su vida eco­
nómica, cuando las elites gobernantes han definido sus proyectos de control social, cuando la población
se ha organizado para hacer frente a los fenómenos de la naturaleza han considerado diversas variables,
entre ellas la "reflexión geográfica". Desde este punto de vista, mirar la geografía de un pueblo es mirar
su sociedad, su economía, su política; en general, es mirar con atención su historia y su cultura.

4
Geografía y sabiduría popular
Todos nosotros, en particular los maestros, sabemos de la existencia de un conocimiento geográfico
científico. Se trata del conocimiento que se produce en las instituciones científicas, que es divulgado a
través de textos especializados, que es enseñado en las universidades y es practicado en los centros de
investigación. Estamos ante un cuerpo formal de conocimiento. Sin embargo, existe también una sabi­
duría geográfica popular. Se trata de un saber que brota de la herencia cultural e historia de los pueblos,
que presenta una mayor carga empírica y, en ese sentido, que está muy cercana a la vida práctica y a la
identidad de una comunidad. Son dos formas distintas pero valiosas y legítimas del saber geográfico.

Una racionalidad con contenido social


Una de las ideas muy difundidas en los medios académicos y no académicos es la referida a la racionali­
dad en el uso de los recursos de la naturaleza. Así por ejemplo, según la tesis del desarrollo sostenible,
debemos explotar la naturaleza con racionalidad, es decir, sin poner en peligro las posibilidades de las
generaciones futuras. En algunos casos, está racionalidad está guiada por el afán de acumular capital y
el control social de la fuerza de trabajo. En otras palabras, estamos ante una racionalidad del individua­
lismo, de lo rentable y del pragmatismo.
Sin lugar a dudas, el uso prudente de los recursos que permita una relación armónica con la natura­
leza constituye una propuesta legítima. Sin embargo, en ocasiones esta propuesta es utilizada con el fin
de legitimar el aprovechamiento interesado y particular de la naturaleza. Podemos ilustrar esta reflexión
con el conflicto de intereses entre las empresas petroleras y las empresas farmacéuticas en relación con
la explotación de los recursos de la Amazonia peruana. El mensaje, en estos casos, parece ser: "mientras
respeten la naturaleza para que mis beneficios sean mayores, se trata de un proyecto saludable". En
realidad, debemos buscar que del denominado uso racional de los recursos, se pase a un uso social de
ellos. Es muy importante que la "racionalidad de lo rentable" no se imponga frente al beneficio social.

Una geografía diferente


Quienes participamos en este fascinante mundo de la geografía, debemos aspirar a la construcción de
una geografía alternativa, distinta de la oficial. Debemos transitar de una geografía basada en el pro-
N

vecho económico individual a una puesta al servicio de objetivos sociales. Esta nueva geografía debe
explicar la naturaleza a partir de la sociedad, debe respetar las particularidades culturales y debe ayudar
a diseñar proyectos sociales que pongan en primer plano la condición humana. Quienes enseñamos y
estudiamos geografía sabemos muy bien la relación entre conocimiento y poder. A partir de ello com­
prendemos, por la enseñanza de la historia, que la explotación de la naturaleza va unida a la explotación
de las personas.
Los espacios para promover una geografía alternativa están intactos. Ante ello, es fundamental que
las instituciones educativas, los maestros, los estudiantes y el ciudadano de a pie adopten una mirada
creativa y a la vez crítica del saber geográfico. Debemos convencernos de que es factible promover un
proyecto político y social que recoja la identidad geográfica nacional. Impulsemos un modelo de ense­
ñanza de la geografía que se mantenga en permanente diálogo e interacción con la historia, la sociología
y la antropología. Si asumimos ello, comprenderemos que un curso sobre historia del Perú significa a
la vez la posibilidad de conocer nuestra geografía; que un curso sobre realidad nacional es a la vez una
oportunidad para entender los límites y las posibilidades de la geografía nacional.
Apostemos por una lectura interdisciplinaria de la geografía que la enriquezca y que no la confine
en sus marcos conceptuales. Pero que estas aspiraciones, más académicas, no nos alejen de la realidad
concreta. Vinculemos la geografía con la vida cotidiana y con las necesidades urgentes de las personas.
En suma, impulsemos una geografía que funde su vitalidad en la propia cultura de los pueblos. Se trata
de una labor concreta y a la vez encomiable.

P la n a de G e o g r a f ía
9

1. La ciencia geográfica 2. El universo y el sistema solar


Objeto de estudio ■ Concepto actual de universo
La geografía en la actualidad........ ......................22 Historia de las concepciones sobre
00 el universo............................................... 36
Desarrollo histórico....... 3 5 3 5

Teorías sobre el origen del


En la comunidad primitiva...................................23 universo....................................................38
En el esclavismo................................................23
Teoría de la gran explosión.................................. 39
En el feudalismo................................................24 Teoría del universo estacionario...........................39
En el capitalismo................................................25 Teoría del universo oscilante o pulsante................40
Etapa mercantilista......................................... 25 Concepción científica sobre el origen del
Etapa industrialista.......................................... 25 W L universo............................................................40
Etapa imperialista 26
Estructura del universo.......................... 41
Método de investigación Galaxias.............................................................41
de la geografía......... \L . 26
Nebulosas.......................................................... 42
Principio de localización o de extensión...............26 Estrellas............................................................43
Principio de conexión......................................... 27
’EI sistema solar
Principio de causalidad.......................................27
Principio de actividad ...28 El Sol................................................................. 46
IS Los planetas....................................................... 47
Principio de comparación o analogía................... 28
Características de los planetas............................ 49
Escuelas geográficas...... ™ Y ! M I"? Los asteroides.................................................... 52
Los cometas...................................................... 52
El determinismo geográfico................................. 29
Los satélites................................... 53
El posibilismo geográfico....................................30
La geografía cuantitativa o nueva
geografía...........................................................31 El planeta Tierra
La geografía sistémica........................................31
Las geografías radicales.................................... 31 El origen y evolución de nuestro
planeta
Divisiones de la geografía....................32
La edad de la Tierra........................................... 58
Geografía general y regional............................... 32 Escala del tiempo geológico............................... 58
Geografía física y humana.................................. 32 El origen de la Tierra......... :................................61
F o r m a s y d im e n s io n e s d e El Sistema Mundial de la
la T i e r r a ................................................................. 62 Hora
Indicios de la esfericidad........................................... 63 L a im p o r ta n c ia d e la m e d ic ió n d e l
La forma exacta de la Tierra.....................................64 t ie m p o ................................................................... 102
Factores que condicionan la forma E l e s t a b le c im ie n t o d e l S is t e m a
de la Tierra................................................................. 65 M u n d ia l d e la H o r a ....... ............................... 103
Consecuencias de la esfericidad
Los husos horarios...................................................103
terrestre...................................................................... 65
La hora oficial y la hora legal..................................105
L o s m o v im ie n to s d e la T i e r r a ...................67 L ín e a In t e r n a c io n a l d e l C a m b io d e
#
F e c h a ................................................................... 106
El movimiento de rotación......................................... 67
El movimiento de traslación...................................... 70 Cálculo de la hora....................................................108
Otros movimientos de la Tierra.................................73
Geósfera: La Tierra y su
La cartografía dinámica interna
C o n c e p t o ............................................................ 114
L a c a r t o g r a f ía ................................. 78
E l c o n o c im ie n to d e l in te rio r d e la
Desarrollo histórico................................................. 78 T i e r r a ..................................................................... 114

E le m e n t o s d e lo s m a p a s .......................... so Los métodos directos.............................................. 114


Los métodos indirectos........................................... 115
Aspectos generales................................................. 80
L a s p r o p ie d a d e s f ís ic a s d e l in te rio r
Líneas imaginarias (líneas geodésicas).................80
d e la T i e r r a ........................................................ 116
Proyecciones...........................................................82
Variación de la temperatura....................................116
• Escala cartográfica.............................................. 86
% Variación de la presión............................................ 117
• Signos convencionales Variación de la densidad......................................... 117
(símbolos cartográficos).......................................88
D iv is io n e s in t e r n a s ....................................... 118
• Las curvas de nivel.............................................. 88
Las divisiones quím icas.........................................118
T ip o s d e d o c u m e n t o s Las divisiones física s.............................................. 118
c a r t o g r á f ic o s ..................................................... 89 C a r á c t e r d in á m ic o d e la T i e r r a .............. 120
i
Clasificación según la escala ..a ............................. 89 Teoría de la deriva continental................................120
Clasificación según el contenido............................ 92 Teoría de las placas tectónicas...............................122
L o s s i s m o s ........................................................ 125
L a c a r t o g r a f ía e n el P e r ú .......................... %
La medición de los sism os......................................
r
125
L a c a r t o g r a f ía e n la a c t u a lid a d ..............97 Los sismos en el Perú............................................. 126
La formación del relieve E le m e n t o s d e l c l i m a .................................... 173

terrestre Temperatura............................................................ 173


Humedad................................................................. 174
Las fuerzas endógenas ..............................132
Las precipitaciones..................................................176
El vulcanismo........................................................... 132
La presión atmosférica............................................ 180
• Clasificación del vulcanismo................................132
El viento................................................................... 180
El tectonismo (diastrofismo).................................... 135
• Orogénesis........................................................... 135 F a c t o r e s d e l c l i m a ......................................... 186

• Epirogénesis.........................................................138 La latitud.................................................................. 186

Las fuerzas exógenas ................................ 139 La altitud.................................................................. 186


Disposición del relieve............................................ 187
La meteorización......................................................139
Las corrientes marinas............................................ 187
La erosión y la sedimentación.................................142
Oceanidad y continentalidad...................................188
Factores astronómicos............................................ 188
La atmósfera L a c la s if ic a c ió n c lim á t ic a ........................... 190

Concepto ............................................................ 152


Origen .......................... 152 10. ■ La hidrosfera
mportancia de la atmósfera ....................154 A s p e c t o s g e n e r a le s ...................................... 194
Capas de la atmósfera ............................... 155 .D is t r ib u c ió n d e l a g u a a n iv e l m u n d ia l
Según su temperatura............................................ 155 y s u p r o b le m á t ic a .......................................... 195
Según su composición quím ica..............................157
Según sus propiedades eléctricas La actividad humana y el recurso a g u a ................. 196
y magnéticas........................................................... 158 L a s a g u a s o c e á n ic a s ................................... 198
Problemas de contaminación Importancia.............................................................. 198
atmosférica........................................................ 160 Evolución geológica de los océanos...................... 198
El calentamiento global........................................... 160 Características.........................................................199
La destrucción de la capa de ozono...................... 164 Los m ares................................................................200
La lluvia á c id a ......................................................... 165 Dinámica de los océanos........................................200
Morfología submarina............................................. 206

Clima: Manifestación del L a s a g u a s c o n t in e n t a le s .......... ................. 207

dinamismo atmosférico Los glaciares............................................................207


Las aguas subterráneas..........................................210
Conceptos básicos............................ 172 Los río s.................................................................... 211
El tiempo.................................................................. 172 Los la g o s................................................................. 216
El clim a.................................................................... 172 Las aguas atmosféricas..... :................................... 218
La hidrografía del Perú , El mar peruano
L a d is tr ib u c ió n d e i r e c u r s o h íd r ic o U b ic a c ió n g e o g r á f ic a ................................... 254
e n el P e r ú ................................................... ooo Im p o r ta n c ia d e l m a r ......................................255

Por macrorregiones................................................. 222 C a r a c t e r í s t i c a s ............................................... 255


Por sectores hidrográficos......................................222 Temperatura............................................................255
L a v e rtie n te d e l P a c í f i c o ............................ 223 Salinidad.................................................................. 256
C o lo r........................................................................ 257
Características de sus ríos......................................223
El fitoplancton y la riqueza del m ar........................ 258
El aprovechamiento de sus aguas......................... 223
Principales ríos.................................. 227 R e lie v e s u b m a r in o ........................................ 259

L a v e rtie n te a m a z ó n i c a ............................. 232 Zócalo o plataforma continental............................. 259


Talud continental.................................................... 259
Características de sus ríos......................................232
Elementos del relieve submarino peruano.............259
El aprovechamiento de sus aguas......................... 233
Fosa peruano-chilena............................................. 260
Principales ríos.........................................................235
Dorsal de Nazca.......................................................260
L a v e rtie n te h id r o g r á fic a d e l Los recursos de los fondos marinos...................... 260
T i t i c a c a , .................................. 238 Profundidades en el mar peruano......................... 260

Características de sus ríos......................................238 # L a s c o r r ie n t e s m a r in a s ............................... 261


Lago Titicaca (el colector común)...........................239 La corriente de Humboldt........................................261
Principales ríos.........................................................239 La corriente del Niño............................................... 262
El aprovechamiento de sus aguas......................... 239 Otras corrientes en el mar peruano....................... 262
L a g o s y la g u n a s d e l P e r ú , , ...................... 241 Importancia de las corrientes marinas...................263

Tipos de lagos en el Perú (según su origen)....... 241 F e n ó m e n o d e E l N iñ o ................................. 264

L o s g l a c i a r e s ............................................... 1 242 Características sobre su ocurrencia en el


P erú ......................................................................... 264
L a s a g u a s s u b t e r r á n e a s ....................... ...244 C au sas........................ 264
P r o b le m á t ic a s o b r e el u s o d e l a g u a Consecuencias.........................................................266

e n el P e r ú ...................................... s L a s o b e r a n ía m a r ít im a .............................. 269


f

La desigual distribución ........................ ;.............. 245 Los límites del mar peruano...................................270
El uso del agua y los conflictos sociales................246 La tesis de las 200 millas........................................270
La contaminación del recurso agua La Convención sobre los Derechos del Mar........ 271
en el Perú................................................................. 248 El problema del límite sur en el mar peruano...... 272
\
r
n r$ s §?¡S¡

&

13. ■ ... El relieve en el territorio Las ocho regiones naturales .................. 308
peruano Chala........................................................................ 308
Y u n g a ...................................................................... 309
Región de la costa................................ 278 Quechua ................................................................. 310
Aspectos generales............................................................278 Sunio Ja le a .............................................................311
Unidades del relieve costero.............................................278 Puna......................................................................... 312
A. Los desiertos................................................................. 280 Ja n e a ....................................................................... 312
B. Los valles...................................................................... 280 Rupa R u p a ..............................................................313
C. Las pampas.................................................................. 282 Om agua................................................................... 314
D. Las depresiones...........................................................283 Otros criterios de clasificación............ 318
E. Los tablazos.................................................................. 284
Visiones integrales............................... 319
F. Las estribaciones andinas............................................285
Las once ecorregiones............................................ 319
Región andina.......................................287
Aspectos generales............................................................287 La conservación de los
*P
Cordillera de los Andes..................................................... 287 recursos naturales y la
• Importancia de la cordillera............................................287
0
• Estructura de la cordillera...............................................288
biodiversidad
Los valles interandinos.......................................................291 La ecología y las corrientes
Las mesetas....................................................................... 292 ecologistas............................................ 328
Los volcanes....................................................................... 293
Las Áreas Naturales
Los pasos o abras..............................................................295
Protegidas (ANP).......................................... 330
Los cañones....................................................................... 296
Su creación..............................................................330
Región de la s e lv a ............ ..........................297
Definiciones básicas sobre
Aspectos generales 297 las A N P ..............................................................334
Sectores................ 297 Concepto.................................................................. 334
Selva alta............... 297 Administración..........................................................334
Selva baja.............. 300
Clasificación de las A N P .......................... 335
Áreas de uso indirecto...........................................335
] 4. ■ Las regiones naturales del Áreas de uso directo............................................... 340
M p e rú
Otras categorías..................................................... 345
Las regiones naturales en el Perú ....3 0 6
La biodiversidad................................... 346
Nociones generales............................................... 306 Importancia y beneficios de la conservación
Las ocho regiones naturales del Perú...................307 de la biodiversidad.................................................. 346
\
r
Componentes de la biodiversidad.......................... 347
17. ■ La población en el Perú
Biodiversidad en el P e rú ........................................348
La biodiversidad y su conservación....................... 349
L a p o b la c ió n a c t u a l e n el P e r ú ..............378
E l d e s a r r o llo d e m o g r á fic o
16. La población mundial e n el P e r ú ................................ 380
Periodo inicial...........................................................380
Distribución de la población en el Periodo de dominación inca....................................380
m u n d o ..................................................................356 Periodo de dominación española........................... 380
Población absoluta.................................................. 356 Periodo de la dependencia económica..................381

Población relativa...................................... 356 E l c r e c im ie n t o d e la p o b la c ió n


p e r u a n a ...............................................................382
E v o lu c ió n h is t ó r ic a d e la
Etapas de la transición demográfica en
p o b la c ió n ............................................................ 357
el Perú...................................................................... 382
E l c r e c im ie n t o d e m o g r á f ic o .....................358
E s t r u c t u r a d e la p o b la c ió n ........................384
Componentes...........................................................358 Por sexo................................................................... 384
• Natalidad...............................................................359 Por edad.................................................................. 385
• Mortalidad.............................................................359 D is t r ib u c ió n e s p a c ia l d e la p o b la c ió n
• Migraciones..........................................................360 p e r u a n a ............................................................... 386
I
E s t r u c t u r a d e la p o b la c ió n ........................365 Población urbana y rural.........................................387
Distribución por regiones naturales........................ 387
La pirámide de edades........................................... 365
Distribución por departamentos y ciudades..........388
L a s t e o r ía s d e m o g r á f ic a s ....:............... ..366 L a s m ig r a c io n e s .............................................389
# * i

La teoría maltusiana................................................ 366 Situación general.................................................... 389


Marx, Engels y la teoría de Malthus....................... 367 Tipos de migraciones.............................................. 389
Los neomaltusianos................................................ 368 L a p o b r e z a e n e l P e r ú ................................ 395
Teoría de la transición demográfica....................... 368

O t r o s in d ic a d o r e s '
d e m o g r á f ic o s ....................................................369
Aspectos generales.............................. 404
La tasa de fecundidad..................................... 369
La tasa de mortalidad infantil......... :......................370 Las actividades del sector
La esperanza de vida.............................................. 370
primario..................................... 405
El índice de Desarrollo Humano (IDH)...................372 La pesca................................................. 405
Importancia..............................................................405 El sector terciario.................................. 471
Sectores pesqueros en el Perú.............................. 406
El turism o................................................................471
Principales zonas de producción
El com ercio.............................................................475
pesquera.................................................................. 408
Producción pesquera.............................................. 409
La acuicultura en el P e r ú .......................................411 Geografía Política del Perú
La minería........... .............................. 412
G e o g r a f ía p o lít ic a y
Aspectos generales................................................. 412
G e o p o lít ic a ........................................................480
Reseña histórica de la minería en el Perú............ 412
Clasificación.............................................................413 O b je to d e e s t u d io d e ia G e o g r a f ía
La producción minera............................................. 415 p o lít ic a ..................................................................481
Importancia y problemática de la minería en Definiciones b ásicas............................................... 481
el Perú...................................................................... 424 Territorio y territorialidad.........................................482

r La extracción forestal (tala)................ 426 E l te rrito rio p e r u a n o ......................................482

Los bosques y el ordenamiento forestal Extensión territorial................................................. 482


en el Perú.................................................................427 Ubicación a nivel mundial.......................................482
Las concesiones forestales.....................................427 Ubicación en América del Su r................................ 483
Los puntos extremos.............................................. 483

Las actividades económicas II Importancia de la ubicación...................................483


» D iv is ió n p o lít ic o -a d m in is t r a t iv a d e l
La agricultura..................................... 436 t e r r it o r io ...............................................................484
Aspectos generales................................................. 436 Proceso histórico..................................................... 485
Panorama histórico ......................... 438 Regionalización y centralismo............................... 488
El último proceso de regionalización......................490
La producción agrícola............................................443
Agricultura y propiedad de la Tierra..................... . 451 L a s fr o n t e r a s d e l P e r ú ................................ 493
Agricultura y Ley de Tierras....................................452 Aspectos generales................................................. 493
La ganadería..................................... 455 Los tipos de fronteras............................................. 494
f

El establecimiento de las fronteras........................ 495


Importancia..............................................................455
Los tratados fronterizos del Perú........................... 496
Clasificación.............................................................456
La producción ganadera.........................................458 E l P e r ú e n el c o n te x to
in t e r n a c io n a l........................................ 501
La industria................... ¡................... 462
é Los Acuerdos Comerciales Regionales
Aspectos generales................................................. 462
(A C R )....................................................................... 502
Clasificación.............................................................462
El desarrollo de la industria en el Perú..................463 A p é n d ic e
Principales ramas industriales............................... 465 Preguntas............. ¡ ............................................ 513
Características de la industria en el P erú ............. 469 Bibliografía General................................................ 555
O B JETIV O S

♦ Conocer las características de la ciencia geográfica y su im portan­


cia en el desarrollo social.
♦ Analizar la problem ática sobre la orientación de la Geografía en la
actualidad.

IN T R O D U C C IO N

Existen diversas form as de concebir la Geografía. Definirla no ha


sido una tarea sencilla. Como afirm arían algunos investigadores,
"la Geografía es una ciencia antigua y m oderna a la vez". El saber
geográfico se inicia con la propia naturaleza hum ana hace miles de
años atrás y, actualm ente, sigue teniendo tanta utilidad que difícil­
m ente podríam os pensar en realizar alguna actividad hum ana sin
un m ínim o conocim iento del espacio. De otro lado, todo estudio
del conocim iento geográfico debe to m ar en cuenta el contexto his­
tórico y social. De acuerdo al geógrafo David Harvey:
"Los papeles y las funciones del conocim iento geográfico, junto
con las estructuras de dicho conocim iento, han variado a lo largo
del tiem p o en relación con el cambio de las configuraciones y ne­
cesidades sociales y en respuesta a dicho cambio. La historia de
nuestra disciplina no puede entenderse con independencia de la
historia de la sociedad en la que se insertan las prácticas de la mis­
ma. El ascenso de la form a m ercantil y posteriorm ente industrial y
financiera del capitalism o en Occidente, unido como estuvo a una
creciente integración espacial de la econom ía m undial bajo la he­
gem onía política y económ ica occidental, exigía y dependía de la
cristalización de nuevas form as de conocim iento geográfico, den­
tro de una división del trabajo académ ico y profesional cada vez
más fragm entada"
Lumbreras Editores

►O bjeto de estudio
La palabra "Geografía", referida a su sig­ nalidad es la organización de los espacios o Así la geografía ofrece una perspec­
nificación etimológica como "descripción áreas de la superficie terrestre para un ade­ tiva general, global, pero a su vez es de­
de la tierra", habría sido utilizada por pri­ cuado aprovechamiento de los mismos. pendiente de la información y avance
mera vez, aproximadamente, en el siglo n Este objetivo y finalidad condiciona de las demás ciencias particulares, por
a. n. e., por el griego Eratóstenes. su existencia, define sus características, ello, se deduce que la geografía es una
Hoy, más de veinte siglos después, establece su importancia y también su ciencia integradora y de síntesis. Den­
mantener esta concepción de la geogra­ relación con otras ciencias. tro de esta visión global, la geografía
fía -aún algunos lo hacen- significaría se preocupa por las relaciones entre
Este aspecto objetivo y esencial de la
haberse detenido en el tiempo. Cuestión los hechos geográficos, su distribución
geografía nos permite superar la vieja dis­
de por sí, ilógica ya que las sociedades al espacial, su orden natural y el ejercido
cusión sobre su definición como ciencia
igual que su forma de pensamiento-, tal por la dinámica social.
natural o social, la geografía es una ciencia
como acontece en la naturaleza, -necesa­ social; pero esto no implica dejar a un lado Como afirmó Vidal de la Blache, "lo
riamente cambian, se transforman y evo­ los aspectos naturales, sino por el contra­ que la geografía puede aportar al tesoro
lucionan. En la medida de que el hombre rio es una necesidad conocerlos a fin de común de las ciencias con las que está en
ha modificado las formas de satisfacer organizar adecuadamente el espacio. relación es su capacidad de no dividir lo
sus necesidades y la interacción con el que la naturaleza une; la aptitud de com­
Precisamente, en función de este
medio en el cual habita, también se ha prender la correspondencia y la relación
objetivo, la geografía aborda el estudio
transformado su percepción del mundo y de los fenómenos".1
de la realidad natural y social: tiene una
su pensamiento. visión de conjunto, integral, y esto a su
La geografía en la actualidad
Desde esta perspectiva, entonces ¿cuál vez, define su relación con las ciencias
es el objeto deI estudio y finalidad de la particulares afines (historia, economía, Hoy en día, el capitalismo ha demandado
geografía actual? demografía, meteorología, etc.). Es decir nuevas exigencias a esta ciencia, así por
Podemos definir a la geografía como la con las ciencias que estudian diferentes ejemplo en los países denominados "in­
ciencia que estudia las múltiples interrela­ aspectos de la realidad, sin incidir en sus dustrializados", las condiciones sociales
ciones entre el hombre y su medio; cuya fi­ relaciones múltiples. han llevado a planificar la ubicación y el
crecimiento de las ciudades, también su
abastecimiento de agua y energía. Por otro
* lado, la misma competencia por el "merca­
do" ha obligado a elevar la planificación de
la producción (agrícola, industrial, etc.). In­
cluso actualmente la observación satelital
se ha convertido en tecnología indispensa­
ble para múltiples actividades humanas.
Pero la planificación no solamente es
propia de los países industrializados, bajo
ciertos parámetros y otras finalidades
también se planifican las actividades en
los países dependientes, donde se obtie­
y 5

iJ g : ;
nen mercados de consumo y sobre todo
materias primas muy diversas. En tal sen­
tido, es importante entender que mas
allá de la orientación actual que se pue­
da dar a la utilización del espacio, acor­
de a las finalidades que se puedan tener
en determinadas regiones del mundo, el
conocimiento geográfico no deja de ser
trascendental pues está presente en las
diversas actividades humanas: en la pla­
nificación urbana, la localización indus­
trial, la utilización de los diversos recur­
sos, las proyecciones agrícolas, etc. y en
►El hombre en sociedad transforma diferentes espacios: costas, zonas montañosas, desiertos, etc. general en la transformación del medio.
*
1 PLANS, Pedro; DERRAU, Max y otros. Introducción a la geografía general. Ediciones Universidad de Navarra. España, 1984. Pág. 35.

4
*

*
Capítulo 1 La ciencia geográfica

LA P LA N IF IC A C IÓ N U R B A N A EN LO S P A ÍSE S D E S A R R O LLA D O S

En los países desarrollados la ubicación y crecimiento de las ciudades obedece a criterios de planificación. En la imagen, la
ciudad de Camberra, capital de Australia, es un ejemplo de ciudad planificada. Podemos observar en el plano la disposición
radial de las calles.
Hospital
Canberra
Lago Burle? Criffia
Central Basin

Erobassy Roy Capital! Ilill


(Nucto
Partaxneato)
Bróbanc A>

^ • Residencia del
Priaier Ministro $ u ¡¡¡ ® u - .f o . • • v.irrM r.M Tif-.: •

Man
uka
Pwk
Collúis
Pwk

►D esarrollo histórico
Como toda ciencia, la Geografía tiene un instrumentos de trabajo, armas de cace­
objeto de estudio, métodos de investiga­ ría, conocimientos de la naturaleza, etc.,
ción y un rol o función que se han estable­ condición que favoreció la obtención de
cido de acuerdo a las necesidades de la so­ alimentos y en general a su supervivencia
ciedad y se han modificado con el tiempo, en una situación de constante lucha con­
de forma muy estrecha al desarrollo social; tra el medio en el cual habitaba.
por ello, para comprender mejor su objeto Si bien en esta etapa no se puede ha­
de estudio, extensión, utilidad y métodos, blar de ciencia geográfica propiamente
es necesario conocer su historia. dicha, el conocimiento básico del espacio
A continuación estudiaremos algunos en el cual se desenvolvían los hombres
de los rasgos más importantes de la geo­ de ese entonces, constituyó un aspecto
grafía, a través de un breve recorrido his­ fundamental para su supervivencia; así
tórico. identificar los lugares para la caza, para
descansar, conocer donde encontrar las
EN LA C O M U N ID A D PRIM ITIV A fuentes de agua, los alimentos, etc. cons­
tituyeron formas de geografía empírica.
La comunidad primitiva fue la primera
etapa de la sociedad, en la cual la rela­
EN EL ESC LA V ISM O
ción hombre- naturaleza era muy distinta
a la actual. El hombre era un "depreda­ El esclavismo es la segunda etapa del de­
dor de la naturaleza", en el sentido que su sarrollo social. Se trata de la primera socie­
capacidad de producción era inexistente, dad de clases, donde se pueden evidenciar
la caza y la recolección de frutos eran sus las contradicciones entre los esclavistas y
actividades principales, solo mediante comerciantes por un lado, y entre los es­
el trabajo colectivo pudo luchar exitosa­ clavos y campesinos por el otro.
mente contra las adversidades naturales Empiezan los primeros estudios de ca­
para conseguir sus medios de existencia. rácter geográfico como descripciones de
Con el tiempo, la experiencia ganada viajes, rutas de comercio; cálculos de dis­
en la producción de sus medios de exis­ tancias y de las dimensiones de la Tierra;
tencia y las contradicciones con la na­ elaboración de mapas y descripciones de ►En la comunidad primitiva las actividades de supervi­
vencia requerían del conocimiento del espacio. Se trataba
turaleza, llevaron a un desarrollo de sus diversos lugares.
de una forma empírica de Geografía.
Lumbreras Editores

Estos estudios respondían a las nue­ Algunos representantes de esta etapa sus polos, su ecuador y sus trópicos. In­
vas condiciones generadas con el avance son: trodujeron nuestro sistema de longitudes
de la sociedad esclavista. Por un lado, el • Hecateo de Mileto. Realizó una des­ y latitudes, construyeron las primeras
aumento del comercio y el desarrollo de cripción del mundo de ese entonces y proyecciones y calcularon el tamaño de
la navegación, originó nuevas exigencias perfeccionó el mapa de la tierra ela­ nuestro planeta".2
a la geografía: elaboración de mapas para borado por Anaximandro, en el cual la
la orientación, lo cual demandó a su vez, tabla era considerada como un disco a EN EL FEU D A LISM O
el desarrollo del sistema de coordenadas cuyo alrededor estaban los océanos. El feudalismo es la tercera etapa de de­
geográficas para fijar la posición de un lu­
• Herodoto. Considerado "el padre de sarrollo social, donde se desenvuelve la
gar así como el cálculo de las dimensiones
la Historia", sin embargo su obra don­ contradicción entre los señores feudales
de la tierra para aumentar la precisión de
de se describen las Guerras Médicas y los siervos.
los mapas. Estos requerimientos dieron
origen a una rama de la geografía: Geo­ está llena de información geográfica. En este periodo el comercio, la navega­
grafía matemática. ción y por consiguiente la geografía mate­
• Eratóstenes. Fue el primero en cal­
mática y la cartografía no tuvieron el ritmo
Por otro lado, el control de esclavos cular con bastante precisión la cir­
de desarrollo de otras etapas. Respecto a
y las nuevas conquistas, demandaron cunferencia terrestre a partir de sus
la etapa anterior, no presentaron mayores
mayor acopio de información; lo cual observaciones y cálculos matemáti­
avances, se perdió la cientificidad alcanza­
impulsó estudios regionales de carácter cos, también elaboró el primer mapa
da y hubo un retroceso en la representa­
descriptivo. Esta clase de estudios cons­ donde se observaban meridianos y
ción de la Tierra que ahora se ligaba a lo
tituyeron otra rama de la geografía: la paralelos.
legendario y religioso. Los mapamundis
Geografía corográfica o regional.
• Estrabón. Elaboró una descripción servían más para instruir a los fieles en
del mundo conocido por los anti­ los acontecimientos de la historia bíblica y
guos griegos y la tituló Geographlká cristiana que como representación real del
(Geografía, de etierra mundo.
g o lugar y
■ grafos=descripción), su obra consta El desarrollo de la geografía continuó
de 17 volúmenes y brinda importante entre los árabes. Se desarrollaron tres
información de la época. ramas de esta (geografía matemática,
Respecto a los progresos de la carto­ cartográfica y corográfica); debido a las
grafía (elaboración de mapas) en la anti­ exigencias del intenso comercio, la nave­
gua Grecia, es importante destacar que gación y las conquistas imperiales.
"El principio de nuestro sistema actual En geografía matemática y cartografía,
cartográfico es atribuido por todos a los se determinaron la ubicación de diferen­
griegos, que llegaron a una altura, en la tes lugares, mediante posiciones astronó­
antigüedad, no igualada después hasta micas y con ello se mejoró la exactitud de
entrando el siglo xvi. Los griegos-admi­ los antiguos mapas griegos, que contenían
►El comercio y la navegación estimularon el desarrollo tieron la forma esférica de la Tierra, con graves errores, por ejemplo, se redujo el
de la cartografía y la geografía m atem ática.

MAH BOñtAL

AJbMVl

V e re d a
Parateto de (IftriNtfWi

Celta*
■/ l i ta . r --fr,—n— j

Él
ttH O to & s iia e í T - J

ra b ia to do Aronurt 29.900 Tafurea • • *


Am»u#
t m i -* - Xk

Paiatato CM * Ufe#* ¿A® » ftod.1 8 *ct rían#

PmtotoM ea*©iW oooo)


fW o i* do iaM órtaltt 200
rw “ i MK Tapm uii

CatetodoAWrtdria
Oran* HoroiwS»
Aracoato
P artía

Paraksky d« S w o
Carmanía
A rabia

PvW*(kMoro* __ Mineo* .
Jairamotftas

Pjwasüsoftitramo d»t la Taprobami

gftUKtto» do 700
MAH ffilTfttO
o poetw(Ut>ktcu#<k*'

►La decadencia de la cartografía durante el periodo feu­ 30000


dal se expresa en el mapa, que muestra un fin religioso
► Uno de los mapas más famosos de la época (aprox. 200 a. n. e.) representa el mundo conocido para aquel entonces.
en lugar de orientación.

2 RAISZ, Erwin. Cartografía General. Ediciones Omega S.A. Barcelona, 1959. Pág. 17.

4
I
t

error de 19° en el ancho del mediterrá­ ► Mapa de América, elabo­ Site51ctivctt'Jnfvht.fo(jittik'tfiv>jufctjKjjai>.:;cut/t*v franbt&nCt<I$Cit.
neo, desde Tánger a Trípoli (Siria) a I o. rado por Sebastián Munster IN a l A

en 1540. Es una manifes­


En geografía corográfica (estudio de
tación del desarrollo de
regiones), destaca la obra de El Edrisi de la cartografía en la etapa
1154 por la cantidad de información re­ mercantilista.
cogida de obras anteriores y de viajeros, CVBA

además de la abundancia de mapas.

EN EL C A P IT A LISM O
El capitalismo es el régimen actual de de­ ouus \ oráis
Kcu2Üt\fi»h Atlantic»

sarrollo de la sociedad, este régimen ha <*í\í rtaftcncam.

experimentado tres etapas a partir de los


tof.míoroi

siglos xiv y xvi: mercantilismo, industria­


T-ínfuic M.V
lismo e imperialismo. (^«nrarf ;

En las condiciones del capitalismo se


inicia un desarrollo acelerado de las cien­
cias, entre ellas la geografía, que alcanza­
rá la condición de ciencia. Además, se re­
orientó su objeto de estudio de acuerdo M¿^éuVrt*to'7fóiÜtTmI¿ Mcnaünri» cftvrAnitH ívnwuw atinan* JA* ÍMittttHV m w i e r i* ^ tAwwliAritMí* Mmvtu*» otvafvuf X". VI.P,Lvxuí»

a las nuevas circunstancias y exigencias


____ ---------------------- - - V- — •

sociales. Veamos los avances y la orienta­


ción de la geografía en estas tres etapas:

Etapa mercantilista
Se aceleró el desarrollo de la cartografía,
la geografía matemática y la corografía
(estudio de regiones). >v«4

► El Mapam undi, elaborado por Mercator en 1587, significó un hito im portante en la representación de la Tierra.

El desarrollo de la producción impulsó incesante avance científico en el capita­


notablemente el comercio y la navega­ lismo. Se utilizó el método comparativo
ción, lo cual estimuló el mejoramiento de de las ciencias naturales. Este desarrollo
los mapas, y un mayor avance de la car- llegó a constituir una nueva rama de la
tografía. Por otro lado, el "Descubrimien­ geografía: la Geografía general.
to de América" despertó la ambición de Durante esta etapas destaca Alexan­
ciertos sectores sociales por las colonias. der Von Humboldt, considerado uno de
De allí el auge y proliferación de obras de los fundadores de la Geografía moderna,
geografía corográfica. Por ejemplo, la obra inicia la explicación de los fenómenos
Chosmographia de Sebastián Münster geográficos, aplicando los avances de las
(1489-1522) alcanzó 48 ediciones en un ciencias naturales. También destaca Car­
siglo y fue traducida a cinco idiomas (ale­ los Ritter (1779-1859) quien sustentaba
mán, latín, francés, checo e italiano). que el hombre es el centro de los estu- $

dios geográficos.
Etapa industrialista Es importante señalar que en esta
En este periodo, se desarrolló la explica­ etapa ocurre un incremento de las expe­
►Alexander von Humboldt (1769-1859) es uno de los más ción de los fenómenos geográficos (de la diciones geográficas, tal como se puede
importantes exponentes de la geografía del siglo xix
superficie terrestre), como resultado del observar en el siguiente cuadro.

4
Lumbreras Editores

Etapa imperialista
A inicios de esta etapa, se va definiendo 200
un nuevo objeto de estudio de la geo­ Tasa de acumulación
180 de expediciones -----
grafía: la relación del hombre y su medio geográficas
O 160
geográfico; como resultado de la contro­ !C
03
---------Total ---------Francia
G ran Bretaña ---------O tros
versia entre las tendencias posibilistas y O
Q.
con
deterministas, desarrolladas por los gru­ o
c
• —mm

pos dominantes, principalmente en Ale­ O

0
"O

mania, Francia y EE. UU. Q.


X
0
0
-o
La controversia entre ambas corrien­ O
0
tes -que estudiaremos más adelante- E

contribuyó al desarrollo de la geografía


humana.
También, la institucionalización de la en­ 1500 1600 1700 ¡
I
1800 1900 1 (Tiempo)
señanza de esta ciencia a nivel universitario ■ ...................

exigió ordenar los contenidos y métodos R evolución


científica
R evolución
industrial
Era del
im perialism o
Nueva
industrialización
de la geografía, esto permitió alcanzar un
Fuente. Las nuevas geografías. Editorial Salvat.
mayor nivel de sistematización y de diver­ ►El determinismo geográfico sirvió para justificar la
sificación, hasta obtener las características ► En el cuadro se observa el incremento de las explora­ expansión de los estados, por ejemplo, en el caso de
actuales. ciones geográficas a mediados del siglo xix Alemania.

►M étodo de investigación de la geografía


A fines del siglo xix, se utiliza como mé­ Emmanuel de Martonne3, cita algu­
todo de investigación ciertos principios nos ejemplos donde se evidencia la im­
o normas (localización, relación, causali­ portancia de este principio
dad, etc.) correspondientes a la amplitud "Cuando se estudian las plantas en sí
del objeto de estudio de la geografía en mismas, no se está haciendo sino un estu­
aquel periodo. dio de Botánica, pero si buscamos precisar
Posteriormente, en la segunda mitad del su distribución y extensión según su alti­
siglo xx, se desarrolló el método neopositi- tud, suelos, clima, etc., estamos haciendo
vista, la teoría de sistemas y cuantificación, un estudio de Geografía Botánica; cuando
todavía usado en la actualidad; aunque no se estudia el mecanismo del fenómeno
corresponde al método más adecuado para volcánico en sí mismo, se está haciendo un
la comprensión de la realidad. estudio de Geología; pero cuando se pre­
Sin embargo, la aplicación de los princi­ cisa la repartición de los volcanes se está
pios geográficos, se ha mantenido hasta la haciendo un estudio de Geografía Física;
actualidad. Veamos en que consisten. cuando se investigan los índices locales de
natalidad, mortalidad, etc., se está hacien­
P R IN C IP IO DE L O C A L IZ A C IÓ N O do estudios de demografía y estadística;
D E E X T E N S IÓ N pero cuando estudiamos la distribución
de la población, los potenciales demográ­
Este principio fue enunciado por Frie- ficos, etc., estamos haciendo estudios de
drich Ratzel, según el cual "todo hecho Geografía Humana".4
geográfico debe ser localizado, y su área
Varios autores afirman que el princi­
definida"
pio de localización es "inherente a la geo­
La localización implica conocer la ubi­ grafía". Nosotros podemos agregar que si
cación, la situación, la extensión, los lí­ bien es común identificar el papel de la
► El avance tecnológico, como la observación satelital,
mites, la forma, la distribución, etc.; del geografía con la ubicación y descripción perm ite en la actualidad una localización más exacta de
fenómeno a ser estudiado. de lugares -como aún se mantiene en la ^ los diferentes fenómenos geográficos.

3
Enmanuel de Martonne es un geógrafo francés del siglo xx que consideraba que los hechos y fenómenos geográficos tenían conexión. Considerado uno de los padres de
la geografía moderna, escribió la obra Traité de Géographie Physique *
4
Extraído de: HURTADO, Ciro. Introducción o la Geografía Humana. Lima, 1966. Pág. 29.

7
t
k

enseñanza de los diferentes niveles edu­


cativos, la localización únicamente cons­
tituye un primer aspecto de esta ciencia.
Si solo nos quedamos en este plano no
estaríamos realizando un verdadero estu­
dio geográfico. Ciclo “El Niño”

G ra d o s so b re la
te m p e ra tu ra
P R IN C IP IO DE C O N E X IÓ N p ro m e d io del m ar

0,0
El geógrafo francés Jean Brunhes es con­ 1,0
siderado el representante de este princi­ 1.5

pio. Para este importante investigador: 2,0


3,0
"Los hechos de la realidad geográfica
están íntimamente relacionados entre A gua s tib ia s se
sí y deben estudiarse en sus múltiples d e sp la za n desde
A u stra lia
conexiones". I I i MI
III ¡ ii' |.i '» |*' .,.V La e va p o ra ció n
del agua gen e ra
Afirma, además, que el principio de nubes tip o cú m u lo
conexión "debe dominar en todo estudio con fu e rte carga
de lluvia
Ju n to a la co rrie n te
completo de los hechos geográficos; no cá lid a via ja un fre nte
de m al tiem po.
hay que limitarse a observar un hecho en El aum ento de la
te m p e ra tu ra del m ar
sí mismo o una serie aislada de hechos, p ro vo ca evap o ra ció n

tras esta observación inicial debe resti­


► En la imagen se muestra la interrelación de diferentes fenómenos que acontecen durante El Niño.
tuirse la serie al conjunto natural, al con­
junto completo de los hechos en medio
de los cuales se han producido o desarro­
llado aquellas; es preciso averiguar cómo
se relaciona con la serie de hechos que la
rodean, en qué medidas las ha determi­
nado, y en qué medida, por el contrario, V VIENTO
ha sufrido su influencia".5
La Geografía, mediante este principio, gpi&fijr

r& :• ' ■ : y•
estudia los diversos hechos geográficos ■&2¡*s¡5
.'¡ I ;. -V; .'fjf

no de forma aislada, sino en relación, en


CORRIENTE
conexión con otros fenómenos, buscan­ * SUPERFICIAL
do sus múltiples interconexiones. No se
podría realizar un estudio geográfico si es .m —
que se ven los fenómenos de manera ais­
AFLORAMIENTO
¡!K
lada. Por ejemplo, cuando estudiamos el
mngs CORRIENTE
fenómeno de El Niño y establecemos rela­ -1.
''■'■A.jtríL-
•V-\EaV:V.\-.ávAV.-.^ .•-;•.
SUBSUPERFICIAL
m iiilp’*
ciones entre los fenómenos oceanográfi- •ck>

cos, meteorológicos y humanos, estamos


haciendo uso del principio de conexión. S toa

ssgffiai:

P R IN C IP IO DE C A U S A LID A D
► El afloram iento es causa principal de la frialdad del m ar peruano y tam bién del ascenso de nutrientes que contribuyen
a la abundancia del plancton. En este ejemplo se está aplicando el principio de causalidad.
Fue enunciado por Alexander von Hum-
boldt, quien establece que "en el análisis
de los fenómenos geográficos, deben ser Este principio es considerado como el naturales como humano. Este principio
investigadas las causas que determinan más importante ya que responde al por­ contribuye a convertir a la Geografía en
la extensión y distribución de los mismos qué, a las causas, es decir, rompe con el una ciencia interpretativa.
en la superficie de la Tierra, a fin de en­ esquema descriptivo de la primera etapa Por ejemplo, si nos preguntamos ¿Por
contrar sus efectos o consecuencias de de la geografía para buscar la explicación qué son frías las aguas de la corriente pe­
carácter físico, humano y económico de a la ocurrencia de los diferentes fenó­ ruana? estamos aplicando este principio.
tal distribución".6 menos de la superficie terrestre, tanto En la actualidad se conoce que la frialdad

5 Extraído de: HURTADO, Ciro. Ob. cit. Pág. 30.


6 Ibidem. Pág. 31.

i
Lumbreras Editores

de las aguas de la corriente peruana, se De igual forma, los hechos sociales grafía un medio de generalización, que
debe al denominado fenómeno de aflora­ también cambian, por ejemplo, la ciudad utiliza constantemente".9
miento (surgimiento de aguas profundas). de Lima continúa su expansión debido a En general, estos diferentes princi­
su propio crecimiento demográfico y los pios nos muestran la particularidad y la
P R IN C IP IO DE A C T IV ID A D flujos migratorios, como consecuencia del importancia de la ciencia geográfica. A
centralismo existente en nuestro país. continuación, identificaremos, a partir de
Este principio fue enunciado por Jean Brun-
hes. Para este autor: "Todo se transforma a una noticia publicada en un diario local,
nuestro alrededor; todo disminuye o crece. P R IN C IP IO DE C O M P A R A C IÓ N O como en el estudio de un fenómeno se
Nada permanece inmóvil". A N A LO G ÍA están aplicando los diferentes principios
geográficos.
Según este principio "la tierra toda, así Fue expresado por Cari Ritter y Paul Vi­
como todos los elementos del paisaje natu­ dal de la Blache, aunque Emmanuel de En el primer párrafo, se está localizan­
ral y cultural están sufriendo modificaciones, Martonne, lo denomina Principio de geo­ do al fenómeno, es decir, se señala dónde
variaciones constantes debido a la acción de grafía general y suele formularse de la ocurrió y qué áreas abarcó; en el segundo
agentes físicos y biológicos, siendo de gran siguiente manera: "El estudio geográfico párrafo se señala que investigadores del
significación la acción del hombre".7 de un fenómeno, implica la preocupación Senamhi explican las causas, es decir, se
Por ejemplo, si analizamos las rocas constante por los fenómenos análogos está aplicando el principio de causalidad.
de una montaña, encontraremos cómo que pudieran presentarse en otros pun­ Posteriormente, en los siguientes párra­
se fragmentan por los cambios diarios de tos del globo, y por los fenómenos dife­ fos se trata de ampliar la explicación so­
temperatura, dichos fragmentos son luego rentes".8 bre la relación que existiría entre este fe­
transportados por acción del viento y de En el mundo existe una gran diversi­ nómeno y la ocurrencia de los huracanes
las lluvias y así, progresivamente, la mon­ dad. Debido a ello no pueden existir dos en el hemisferio norte, es decir, se está
taña se va reduciendo hasta desaparecer; fenómenos idénticos, este es un aspecto estableciendo una relación con otros fe­
aunque esto a su vez no será definitivo, que la geografía ha de tener en cuenta, nómenos, por lo tanto, se está aplicando
las fuerzas internas de la tierra podrían incluso en el caso de que el medio físico el principio de conexión.
provocar un nuevo ascenso de la zona y, sea igual, los fenómenos tendrán sus pro­ Si adicionalmente a este texto, se in­
luego, otro proceso de destrucción. pias particularidades. corporara información referente a cómo
Este principio cumple un doble rol para se manifestó el proceso y la evolución de
la ciencia geográfica, ya que "Por una parte las lluvias en la zona, es decir, como cam­
permite agrupar los hechos que la Geolo­ bió en este tiempo se estaría aplicando
gía, la Meteorología, la Sociología y otras el principio de actividad, incluso podría­
ciencias han disociado para estudiar en sí mos aplicar el principio de analogía si es
mismas; por otra parte, la comparación que lo comparamos con otro fenómeno
en lugar de servir para individualizar los lluvioso acontecido en la misma zona en
casos concretos, es también para la Geo- otro momento.

SISM O EN PERÚ SISM O EN JA PÓ N

► El crecimiento urbano de Lima ha implicado cambios y ► Pisco, 15 de agosto del 2007. Un sismo de 7,9° dejó alrede­ ► Honshu, 14 de junio del 2008, un sismo de 7,2° dejó 10
cierta modernización de su infraestructura a partir de la dor de 600 víctimas mortales y más de 70 000 viviendas afec­ V muertos y 80 heridos, aun con grandes efectos en infraes­
inversión del capital privado. tadas. Las mayores consecuencias se deben al tipo de cons­ tructura; la menor cantidad de víctimas está estrechamente
trucción de viviendas (quincha y adobe, principalmente). vinculada a las condiciones socioeconómicas de la población.

7 HURTADO, Ciro. Ob. cit. Pág. 31.


8 HURTADO, Ciro. Ob. cit. Pág. 31.
9 CLOZIER, René. Lasetapas de la Geografía. Salvat Editores S.A. Barcelona, 1956. Pág. 129.

28
Capítulo I La ciencia geográfica

La semana pasada se registraron lluvias intensa­


mente anormales en San Ramón y Chanchamayo,
distritos ubicados en la región Junín (Perú) que ge­
neraron inundaciones y desbordes, afectando no­
tablemente a la población.
Según científicos del Senamhi, las lluvias en la selva
del país se debieron a tres factores: los vientos del At­
lántico, el calentamiento del aire en la parte sur del
continente y las condiciones especiales que este año
presenta El Niño en nuestras costas.
De acuerdo con los especialistas del Senamhi, un
sistema de alta presión en el Atlántico ha cambiado
su configuración por lo que ha comenzado a influir
directamente en la zona amazónica de Brasil y Perú.
Este sistema de alta presión, formado por masas de
aire caliente, se ha trasladado hacia nuestro terri­
torio, especialmente sobre la selva.
Para el investigador Wilmer Pulache, especialista en climatología, la energía que generó este aire caliente sería la que se acumu­
ló tras el irregular período de huracanes en el hemisferio norte. Como nos lo recuerda este especialista, en la última temporada
la presencia de ciclones fue irregular e incluso mucho menos numerosa que los del año 2005. "Toda esta energía debe haberse
ido a algún lado, por lo que creemos que sea el motor de aquel sistema de alta presión del Atlántico", señala Pulache.

El Comercio 2 8 /0 1 /0 7 (adaptado).

►Escuelas geográficas
*

Según se ha visto en el proceso histórico, maba que las sociedades son producto del nacional de desarrollo debe contemplar
han existido diferentes concepciones res­ clima, la altura, el suelo, el relieve y que las peculiaridades geográficas del país.
pecto a la geografía; cuando esta adquie­ además evolucionan del mismo modo en Estudiemos las tesis de algunos repre­
re un mayor desarrollo y va definiendo su que evolucionan las especies. sentantes de esta tendencia:
objeto de estudio en el siglo xix, surgen Por ejemplo, se afirmaba que "El desa­ • Víctor Cousin (1792-1867). Filósofo
también escuelas o tendencias geográfi­ rrollo del hombre está determinado por el francés, planteó la siguiente expre­
cas bastante definidas, cada una de ellas medio geográfico este favorece a unos y sión: "Denme el mapa de un país, su
con sus limitaciones y sus aportes; tal es perjudica a otros", de tal forma que aque­ configuración, su clima, agua, vien­
el caso del determinismo y el posibilismo llos estados que tienen condiciones natu­ tos y toda su geografía física, denme
geográfico. Veamos más detalles al res­ rales favorables (suelos fértiles, amplitud su producción natural, su flora, su
pecto. de llanuras, climas propicios, etc.) se con­ zoología y me encargo de decirles a
vierten en dominantes. Afirmación desde priori como será el hombre de este
EL D ETERM IN ISM O G EO G R Á FIC O todo punto de vista cuestionable porque país y qué papel desempeñará en la
Las ideas del positivismo evolucionista de hay otros factores, incluidos los sociales, historia, y no accidental, sino nece­
inicios del siglo xix, influyeron en la forma­ que modifican la influencia de los factores sariamente y no en una época, sino
ción del "determinismo geográfico", esta "geográficos naturales". No se puede atri­ en todas"10. La cita anterior revela un
escuela en esencia planteaba que los pro­ buir "exclusivamente" el desarrollo de los análisis superficial y esquemática de la
cesos sociales seguían las mismas leyes que Estados y las sociedades a los medios natu­ sociedad, ya que no considera otros
la propia naturaleza. Uno de los más impor­ rales. Lo señalado no significa desconocer factores como la educación, la ciencia
tantes representantes del determinismo la importancia del medio geográfico. Así \ y el arte en la formación de las carac­
geográfico es Friedrich Ratzel, quien afir­ por ejemplo en nuestro país un proyecto terísticas de un pueblo.

10 Varios autores. Historia de la sociología del siglo xix y comienzos del xx. Editorial Progreso, 1989. Pág. 61.
i

29

4
Lumbreras Editores
is

• Friedrich Ratzel (1844-1904). Zoólo­


go y sociólogo alemán, profesor de
geografía de la Universidad de Lei­
pzig, es considerado uno de los prin­
cipales exponentes del determinismo
geográfico, y también "padre de la
geopolítica". Para Ratzel "Los Esta­
dos funcionan como los organismo
vivos, en ellos se operan los procesos
naturales de crecimiento y decaden­
cia y como tales no pueden mante­
nerse en límites rigurosos. El área, el
espacio (raum) y el lugar (lage) son
factores indispensables para el sur­
gimiento de los Estados. La supervi­
vencia de las naciones o las culturas
están relacionadas con su capacidad
de expansión y de mejorar su posi­
ción geográfica".11
►La teoría del espacio vital fue utilizada por el expansionismo alemán en la Primera Guerra Mundial; en ella se utiliza
Los planteamientos del determinismo fundamentos deterministas.
geográfico fueron utilizados también para
justificar el dominio de unos estados so­
bre otros, y la expansión de los mismos,
tal es el caso de la Alemania Nazi.

EL PO SIB ILISM O G EO G R Á FIC O


En el siglo xx se afirma una corriente críti­
ca al positivismo: "el historicismo"; según
esta corriente de pensamiento, el hom­
bre no es solo producto de la naturaleza,
existen además diversas circunstancias
culturales, políticas, económicas, etc.,
que lo van formando; además considera
que el hombre participa activamente en
la transformación de estas circunstancias
y situaciones.
El historicismo influye notablemente
en el surgimiento de la Teoría Posibilista
defendida por Paul Vidal de La Blache
(principal representante), que en síntesis
sostiene la posibilidad que tiene el ser
humano de modificar el medio geográfi­ ► Friedrich Ratzel es considerado uno de los más impor­ ► Paul Vidal de La Blache es el principal representante
co y adaptarlo a sus necesidades. tantes exponentes del determinismo geográfico. del posibilismo geográfico.

"Según los partidarios de la Teoría Po­


sibilista, el medio constituye un agente Esta concepción de la relación entre de esta corriente sobre todo por superar el
o factor positivo mas no activo, que per­ hombre-naturaleza, según la cual el hom­ determinismo, también tiene un enfoque
mite pero no obliga (...) el medio ofrece bre es el principal agente geográfico, "mo­ limitado porque enfatiza la voluntad y la
solamente las posibilidades llevadas a la dificador y conquistador de la superficie conciencia del hombre sin tener en cuenta
obra por las iniciativas humanas según su terrestre, para aprovechar sus recursos con que son las condiciones materiales de una
inteligencia, convirtiéndose en un impor­ eficacia y lograr su bienestar, es la más acep­ sociedad las que influyen en la forma como
tante agente activo modificador, humani- tada y generalizada"13 Sin embargo, cabe los hombres entienden y transforman su
zador del paisaje".112
1 resaltar que aunque es innegable el aporte entorno geográfico.

11 Ibidem. Pág 64-65.


12 HURTADO, Ciro. Introducción a la Geografía Humana. Editorial Universitaria de la Universidad de San Martín de Porres, 1985. Pág. 45-46.
13 CAPEL, Horacio; URTEAGA, Luis. Las nuevas Geografías. Salvat Editores S.A. Barcelona, 1987. Pág. 46.

►30
4
Capítulo I La ciencia geográfica

LA G EO G R A FIA C U A N T IT A T IV A O
N U EV A G EO G R A FÍA
Esta tendencia en la geografía se desarro­ Energía
lla a mediados del siglo xx, como resul­ Terrestre
tado de la influencia de ideas neopositi- INPUT
(entrada)
vistas que surgen durante esta etapa, con OUTPUT
el objetivo de superar los planteamientos (salida)
positivistas del siglo xix. La propuesta de
denominada Nueva Geografía fue la
formalización lógica de los discursos cien­
tíficos, atribuyendo un gran valor a los as­ ►En el enfoque de geosistema, tal como ocurre en un sistema informático, se puede identificar ingresos (Input) y
pectos cuantitativos. Toma como base los salidas (Output) en la ocurrencia de fenómenos geográficos.
avances experimentados por las ciencias
naturales en la introducción de lenguajes Sin embargo, esta tendencia también Parte importante de la geografía ra­
claros y rigurosos. Por ello, también es ha recibido fuertes críticas ya que se ha dical se autodenomina geografía "de
denominada geografía neopositivista. centrado más en el método, sin profundi­ izquierda", de base marxista, compro­
En esta etapa, destacan investigado­ zar en una teoría geográfica, convirtiendo metida con el cambio social a intervenir
res como Ravenstein, Weber o Christaller el espacio en un objeto geométrico, teóri­ activamente en su consecución, incluye
quienes buscaron una teoría general de co, separado de la vida de la población y en su estudio varios temas: la pobreza,
la geografía, elaborando modelos teó­ del orden social existente. Para nosotros el la injusticia, el hambre, la contamina­
ricos de la realidad mediante formas y espacio es importante en el estudio geo­ ción, etc. Diversos autores coinciden en
fórmulas matemáticas, delimitaron el ob­ gráfico, pero no puede ser desvinculado afirmar que la otra gran rama de la geo­
jeto de la geografía en la organización del de la actividad humana. Además el análisis grafía radical es la geografía humanista,
espacio y se preocuparon por el análisis geográfico no debe limitarse a datos esta­ que centra sus estudios en las acciones
general de los sistemas espaciales. dísticos y proyecciones matemáticas. humanas, rechazando la transferencia de
conceptos de las ciencias naturales para
En general, los geógrafos cuantitati­ LA G EO G R A FÍA SIST É M IC A el estudio de la sociedad.
vos adoptaron los métodos normales de La geografía sistemática utiliza las herra­ La geografía radical considera la orga­
investigación científica y trataban de en­ mientas de la geografía cuantitativa, en el nización espacial como producto de los
contrar explicaciones geográficas a la dis­ sentido de entender el espacio como un procesos sociales. Entre sus principales
tribución y localización de las actividades sistema. Aquí se incluye, conceptos como exponentes destacan Yves Lacoste, David
humanas, de tal forma que utilizaron el el de geosistema, en el cual se analizan Harvey y Richard Peet.
lenguaje matemático, principalmente la las diversas interrelaciones que pueden
geometría, impulsaron la cartografía y, En décadas posteriores se han desa­
efectuarse entre diferentes entidades y rrollado otras corrientes, tales como la
posteriormente, aplicaron a la geografía los efectos que tienen sobre otros. .
la electrónica y la informática. geografía de la percepción, de género,
El enfoque geosistémico también se i
geografía cultural, entre otras.
M O DELO DE LO S LU G A R ES utilizó en el campo de la sociedad, en la
C E N T R A LE S DE C H R IS T A L L E R actualidad todavía es utilizado para el aná­
lisis de diferentes fenómenos geográficos.
LA S G EO G R A FÍA S R A D IC A LE S
Esta corriente geográfica surge como
oposición a la geografía cuantitativa. A
diferencia de la geografía cuantitativa,
mmm
sustentada en el estudio de los patrones
espaciales, la geografía radical asigna es­
mmmmm pecial importancia a los procesos y pro­
blemas socioeconómicos.
La geografía radical se consolida a fi­
nales de la década del 60 y 70, aunque
muchos afirman que es más factible ha-
Ciudad — Lí mi t e de área de influencia de Ciudad blar de geografías radicales, el hecho es
■ Villa Límite de área de influencia de Villa que tienen como punto de convergencia
• Pueblo Límite de área de influencia dePueblo
• Aldea Límite de área de influencia de Aldea
las críticas al orden socioeconómico im­
perante (que incluye enormes desigual­
►La geografía cuantitativa realizó un esfuerzo para es­ dades) y el compromiso con la transfor­
tablecer modelos teóricos que expliquen adecuadamente
mación social así como sus aspiraciones
procesos geográficos como la utilización del suelo, la loca­ ►La imagen muestra las diferentes tendencias en la
lización industrial, entre otros. En la imagen se muestra el de convertir a la geografía en un instru­
geografía y pone énfasis en la geografía radical.
modelo de Christaller respecto a las redes urbanas. mento para dicha transformación. Fuente: Revista Geocrítica.Año 3, N.° 3 (1978)

31 i

4
Lumbreras Editores

►D ivisiones de la geografía
Como señalamos, el campo de estudio de se diversificó incluyéndose dentro de la La difusión del posibilismo geográfico
la geografía se ha modificado con el de­ geografía general a la física y humana, y del historicismo a finales del siglo xix
sarrollo social. Así, durante la esclavitud aunque constituye una división no clara tuvo consecuencias en la geografía. Se
comprendía tres ramas principales: carto­ ni totalmente definida. produjo un mayor desarrollo de la Geo­
grafía, geografía matemática y geografía Veamos a continuación el siguiente grafía humana, aunque también surgie­
descriptiva o corográfica. esquema: ron algunos planteamientos de división
A principios del siglo xix, con el desa­ relacionados a ¿qué debería estudiar la
rrollo de las ciencias, la geografía alcanzó Geografía geografía, los aspectos físicos o huma­
el nivel de explicación y su campo de es­ nos?
tudios se diversificó e incrementó (su es­
tudio comprendía los diversos fenómenos Geografía física
según el ámbito de estudio
de la superficie terrestre), se desarrolló la __________________________________________________A _________________________________________________
f \
Centra su estudio en la ocurrencia, las
geografía general, dividida en Geografía • Geografía general causas y las consecuencias de aquellos
Física y Geografía Humana. fenómenos físicos, cuyo origen es pro­
• Geografía regional
Sin embargo, estas divisiones no son piamente natural. Realiza un análisis del
definitivas; las nuevas circunstancias y paisaje natural -suelo, relieve, clima,
necesidades dieron paso a una nueva Geografía general agua, etc.- que conforman la superficie
orientación en la geografía, por ejemplo, terrestre.
Es la que estudia a la Tierra como un todo,
se ha producido la especialización e inde- Incluye varias subramas: la geomor-
tiene como finalidad aportar con aspec­
pendización de algunas ramas (etnogra­ fología estudia las formas de relieve;
fía, edafología, geodesia, etc.) debido a lo tos teóricos sobre cada elemento estu­
la climatología, los climas del planeta;
cual se ha recortado el campo de estudio diado y describir leyes generales. Busca
la hidrografía, las diferentes formas de
de esta ciencia. explicar las causas de los fenómenos o
agua (ríos, lagos, océanos, etc.) y la bio-
procesos que acontecen en la superficie
geografía, la distribución de los seres vi­
G EO G R A FÍA G EN ER A L Y terrestre, así como establecer relaciones
vos (flora y fauna).
R EG IO N A L entre ellos. Por ejemplo: La existencia de
I

La diferenciación de la geografía general los desiertos, corrientes marinas, migra­ Geografía humana
y regional data del siglo xvn, asociada a la ciones, etc.
Estudia aquellos fenómenos directamen­
revolución científica, cuando los diferen­ te relacionados con la actividad humana,
tes tratados de la Tierra de ese entonces
Geografía regional
es decir, cómo se comporta el hombre en
se vieron afectados por la discusión y el Estudia de manera específica las carac­ relación con su medio. Incluye entre las
triunfo de la concepción copernicana. terísticas de una determinada zona de subramas a la geografía poblacional que
Precisamente una de las obras que mues­ la superficie terrestre, para ello utiliza estudia la distribución de la población y la
tra la relación de la geografía con los los conocimientos de la geografía ge­ geografía económica que se ocupa de las
cambios que se suscitaban en dicha épo­ neral. Por ejemplo, estudiará las carac­ diferentes actividades económicas reali­
ca es La geografía general de Varenio, la terísticas del desierto del Sahara (en zadas por el hombre, etc.
importancia de esta obra radica en que el norte de Africa), la corriente marina
acepta plenamente la concepción coper­ peruana, etc. Sin embargo, las diferentes ramas de
nicana y realiza una distinción clara entre la geografía son interdependientes. La
En el contexto actual, debido a la ma­ geografía regional alimenta a la general y
• geografía general y geografía especial (o
yor importancia "económica" que tiene esta a su vez orienta a la humana.
regional).
el conocer un determinado espacio geo­
Según Varenio, la geografía general Por ejemplo, cuando queremos es­
gráfico (región), esta rama se ha conver­
"considera a la Tierra en su conjunto, tudiar los efectos del fenómeno de El
tido en fundamental dentro de la labor
explicando sus varias partes y sus ca­ Niño en el Perú, partimos de aspectos
geográfica.
racterísticas generales"; mientras que o leyes generales sobre este fenómeno
la geografía especial "observando las para luego estudiar sus particularida­
G EO G R A FÍA F ÍS IC A Y H U M A N A
reglas generales, vuelve a estudiar la si­ des en nuestro territorio e incluimos un
tuación de cada una de las regiones, la Explicábamos, en líneas anteriores, que análisis tanto referido a aspectos físicos
división, los límites y otras cosas dignas en el siglo xix debido al avance de las (relieve, clima, hidrografía, etc.) como
de conocimiento"14. Sin embargo, como ciencias y a las propias necesidades del humanos (distribución de la población,
explicábamos en líneas anteriores, fue en capitalismo, se generó una mayor clasifiL zonas más afectadas, actividades eco­
el siglo xix cuando el campo de estudios cación o división de la geografía. nómicas, etc.).

CAPEL, Horado; URTEAGA, Luis. Ob. Cit. Pág. 12.

►32

t
\

Capítulo I La ciencia geográfica

Es importante aclarar -como último tenemos por ejemplo a la economía, la constituye una ciencia auxiliar, lo impor­
aspecto- que así como hay ramas y su­ historia, la geología, etc. tante en esta parte es comprender que la
bramas en la geografía, también esta En el esquema siguiente se mencio­ condición de auxiliar no debe entenderse
importante ciencia cuenta con ciencias nan aquellas ciencias que se consideran como restar importancia a su condición
auxiliares, aquellas que tienen un objeto tradicionalmente como auxiliares de la de ciencia; en realidad las distintas cien­
y campo definido muy aparte de la geo­ geografía. cias con su objeto de estudio propio se
grafía, pero cuyas investigaciones con­ Sin embargo, es importante señalar complementan en la explicación de los
tribuyen a los estudios geográficos; así que para otras ciencias "la geografía" diversos fenómenos.

D IV ISIO N D E LA G EO G R A FIA A LG U N A S C IE N C IA S A U X IL IA R E S
D E LA G EO G R A FÍA
Geomorfología
Climatología C iencias
<
Hidrografía a u x ilia re s
Fitogeografía (flora) ■

Biogeog rafia
Zoogeografía (fauna)

D e m o g ra fía G eología
E tn o g ra fía M e te o ro lo g ía
Urbana (ciudad' H is to ria B iología
Geografía poblacional ■
Rural (campo) E conom ía 1 Ecología ■M
a

Geografía económica P olítica , o tra s Física, o tra s


< ■
Geografía política ■

Geografía histórica Contribuye a Contribuye a

Geografía
rfi?*i
humana
. a * » * * 7
* }. , A . 1■


t

4
Lumbreras Editores

La Geografía y el futuro
Lectura I

Como hemos tenido ocasión de señalar a lo largo de esta obra, la geografía ha experimentado impor­
tantes cambios en su dilatado desarrollo. Cuestiones que antes formaban parte de la investigación del
geógrafo, pasaron luego a ser estudiados por otros científicos, a la vez que aquel se interesaba por
nuevos problemas. Podría decirse que la geografía ha sido ''nueva" en distintas ocasiones, y la repe­
tida aparición de movimientos que se presentan a sí mismos como una "nueva geografía" así parece
atestiguarlo.
Han existido también diferentes formas de aproximación a la realidad estudiada. La oscilación entre
actitudes positivistas e historicistas- a la que se ha hecho alusión- se ha traducido en los dos últimos
siglos en distintas concepciones del quehacer geográfico.
¿Existe algún elemento de continuidad en esta multiforme evolución? La respuesta de los geógrafos
será normalmente afirmativa. Lo que ha caracterizado a la geografía como ciencia parte en su preocu­
pación por la diferenciación del espacio en la superficie terrestre y por el problema de la relación entre
los hombres y el medio en el que viven. Más recientemente el problema ha tendido a definirse por
algunos en términos de donde están localizadas las cosas y por qué razón están en ese lugar.
La mayor parte de los geógrafos estarán de acuerdo en introducir problemas como los citados en
la definición de su ciencia. No lo estarán, en cambio, en la forma como dichos problemas deberán ser
abordados. Pero el enfrentamiento entre las diferentes perspectivas teóricas y metodológicas se plan­
tea hoy con más serenidad que en el pasado. Lo que hoy resulta nuevo es el abandono de posiciones
excluyentes. Se acepta, en cambio, la existencia de diferentes líneas de trabajo que exploran caminos
diversos. La naturaleza plural de la geografía se contempla hoy sin miedo, valorándola en todo lo que
tiene de positivo, en cuanto que representa la posibilidad de vías alternativas, de enfoques diferencia­
dos, de caminos que permiten explorar nuevas fronteras en el quehacer científico.
La realidad del mundo actual hace particularmente necesaria esta actitud abierta. La geografía debe
ser una ciencia que mire hacia el futuro. Las decisiones espaciales condicionan de tal modo el futuro,
que la necesidad de prospección se presenta de forma particularmente aguda en esta ciencia.
Que tipo de organización espacial es más deseable y qué implicaciones sociales poseen las ordena­
ciones alternativas que pueden imaginarse es algo que interesa hoy en gran manera a los geógrafos.
Los problemas que afectan a la futura organización del espacio terrestre son diversos y numerosos.
Si hoy se plantean ya graves dificultades de alimentación, vivienda y servicios públicos puede pen­
sarse lo que supondrá atender a los millones suplementarios en las próximas décadas. La constatación
de la existencia de áreas superpobladas y con fuertes carencias y de regiones casi desiertas en las
proximidades plantea la cuestión de las organizaciones políticas y de las barreras que se oponen a la
migración de los pueblos.
Los problemas de control de la natalidad, del desarrollo de los recursos, de la transformación de las
estructuras agrarias, de la explotación racional de los recursos marinos, de la contaminación y de la
degradación de la biosfera, de la concentraciones en grandes aglomeraciones, el impacto espacial de la
nueva tecnología, las consecuencias espaciales de los nuevos medios de transmisión de información, y
tantos otros, se plantean hoy con particular gravedad, y no pueden dejar indiferente al geógrafo.
El examen de las organizaciones pasadas, en lo que tienen de ajuste positivo a las condiciones del
medio, es sin duda, muy necesario. Pero es necesario tener también una actitud abierta para pensar en
el futuro en el que la tecnología ofrecerá nuevas e inéditas posibilidades.
El geógrafo deberá esforzarse por explicar las alternativas posibles y discutir y definir los objetivos
que pueden conducir a elegir alguna de ellas como más adecuada. Quizá sea cierto que en la posibili­
dad de poder imaginar proyectos utópicos para el futuro radica la garantía de nuestra supervivencia.

CAPEL, Horacio y URTEAGA, Luis. Las nuevas geografías.


Editorial Salvat, Barcelona España 1987, Págs. 62 y 63 (Adaptado).

4
OBJETIVOS

♦ C onocer las características del U niverso y nuestra ubicación en él.


♦ A nalizar la p ro b le m á tica de las concepciones sobre el origen del
universo.
i Reconocer los e le m en to s y organización del sistem a solar.
N O T E O L V ID E S DE S U S C R IB IR T E !!!
h ttp s://w w w .yo u tu b e.co m /ch an n el/U C C JZ e8IV D n 1n Q P S 400g 725g
U N E T E AL G R U P O DE FA C E B O O K !!!
h ttp s://w w w .faceb o o k.co m /g ro u p s/928476563896833/
LIKE P A R A C O N O C E R T O D O S LO S L IB R O S G R A TIS !!!
https://w w w .facebook.com /LibrosG ratisP D FyD O C /
INTRODUCCIÓN

El c o n o cim ie n to del U niverso y de nuestro sistem a solar es constan­


te y e stim u la n te . De m odo fre cu e n te conocem os sobre el descubri­
m ie n to de nuevos planetas en o tro s sistem as solares, de estrellas
lejanas con grandes dim ensiones, de espectaculares explosiones
estelares, de galaxias de diversas form as y tam años, incluso esta­
mos al ta n to de las discusiones sobre si Plutón es o no planeta, etc.
Asim ism o, los telescopios m odernos nos p e rm ite n observar a m a­
yores distancias. A pesar de ello, sabem os lo poco que representa
este co n o cim ie n to -e n com paración a las grandes m agnitudes del
universo. ,
Sin em bargo, más allá de las representaciones sobre el Universo,
los seres hum anos no quedam os satisfechos con las im ágenes o
in fo rm a ció n que se nos detalla, sino que nos fo rm u la m o s d ive r­
sas in te rro g a n te s sobre el tem a. Así, com o tal vez lo hicieron los
p rim eros hom bres, buscam os explicaciones sobre lo que observa­
mos, pero a diferencia de elfos te n e m o s una gran ventaja: el co­
n o c im ie n to acum ulado en toda ia historia de la hum anidad nos
p e rm ite respuestas con m ayor grado de o b je tivid a d .
C onocer las características, el origen y el posible fin a l del U niver­
so, y averiguar qué representa el sistem a solar d e n tro de él, e n tre
otros aspectos, es m uy im p o rta n te , pues se tra ta de co n o cim ie n to s
que están vinculados al d esa rro llo social de los pueblos. Ingresar
en la historia de la astronom ía es in tro d u c irn o s al análisis de las
respuestas que las d istin ta s culturas han dado sobre su relación
con el cosmos. ■ *

4
L u m b r e r a s E d ito r e s

► C o n c e p t o a c t u a l d e u n iv e r s o

Establecer una definición única para el uni­ ►Las galaxias son


verso es difícil. Existen múltiples formas de consideradas las
estructuras básicas del
conceptualizarlo, que van desde las más Universo, constituyen un
simples como resumirlo en "Universo es nivel de organización de la
todo cuanto existe" hasta elaboraciones materia.
muy complejas que incluyen la interacción
espacio-tiempo.
Sin embargo, de manera general, uni­
verso se puede definir como el todo; es
decir, como la realidad, donde se distin­
guen átomos, moléculas, organismos,
planetas, estrellas, espacio, tiempo, en­
tre otros elementos. El gran desarrollo
económico, técnico y científico permite
tener una comprensión más profunda del
carácter del universo.
Desde el descubrimiento de su expan­
sión, se confirmó la conclusión científica
y filosófica sobre la unidad del universo
y su carácter material. Así, en términos
más amplios, el universo es una etapa en
el proceso de desarrollo de la materia;
en su expansión, esta se diversifica adqui­
riendo diversas formas (átomos, nebulo­
sas, seres vivos, etc.).

► H is t o r ia d e l a s c o n c e p c io n e s s o b r e e l u n iv e r s o

Si la realidad es una sola, ¿por qué exis­ de seres poderosos. Es decir, se desarro­ Así, dentro de la misma etapa (hace va­
ten diferentes posturas en relación al ori­ llaron las ideas de lo sobrenatural y su rios miles de años) se dio un gran paso
gen del universo? Para algunas personas relación con lo divino. en la economía; se inició la práctica de la
se trata de simples diferencias de opinión Además el hombre, al observar que los agricultura, lo que estimuló fuertemente
o de apreciación personal, sin mayores astros (Luna, Sol, estrellas) giran aparen­ la observación de los astros (como las
consecuencias. temente alrededor de la Tierra construyó actividades agrícolas requieren una me­
Sin embargo, desde una perspectiva una imagen geocéntrica del mundo; que dida del tiempo, los habitantes de ese
histórica se concluye que dichas opinio­ hoy sabemos, a la luz de la experiencia entonces se guiaron por la posición de
nes reflejan las concepciones de ciertos histórica, y comprobada por los grandes los astros para calcular las estaciones y
grupos sociales en contextos determi­ avances de la tecnología (telescopios, determinar cuándo cultivar). La acumula­
nados. satélites artificiales, etc.) resultó ser una ción de dicha observación permitió varios
Así, por ejemplo, en la etapa de la imagen equivocada. descubrimientos astronómicos, como
comunidad primitiva cuando el hombre Sin embargo, dicha imagen o mode­ identificar la causa de los eclipses, ade­
era cazador y era muy insegura su super­ lo surgió de manera natural, ya que los más de importantes pronósticos meteo­
vivencia (la contradicción principal era movimientos de los astros son aparentes rológicos como la ocurrencia de lluvias,
hombre-naturaleza, y el objetivo princi­ y engañosos. Como la observación se li­ sequías, etc. Por otro lado, se formaba un
pal era sobrevivir), sentía temor ante las mitaba a los sentidos no hubo modo de nuevo grupo social (clase) que comenzó
fuerzas de la naturaleza, y se asustaba percatarse de la naturaleza real de los a utilizar estos conocimientos como ins­
ante ciertos fenómenos meteorológicos movimientos astronómicos. trumento de dominación. Es este grupo
(el relámpago) o astronómicos (la oscu­ A pesar de ello, la experiencia del social el que se dedicó a cultivar la ciencia
ridad repentina de un eclipse), que no ser humano en la práctica económica y y la filosofía, sintetizando la experiencia
podían ser explicados para ese entonces, sus problemas en la producción estimu­ lograda hasta ese momento (es decir, el
por ello los consideró como expresiones laron el desarrollo de su conocimiento. control de la ciencia y el ideológico).

► 36

4
f
? Capítulo ü El universo y el sistema solar

Durante el régimen esclavista prosi­


guió el desarrollo económico y científico.
Los avances en la observación del Sol y
de los planetas permitieron un mayor co­
nocimiento de la duración del año, la su­
cesión de estaciones a partir de las cons­
telaciones, la forma de nuestro planeta,
etc. Sin embargo, lo más trascendente es
lo referido a las órbitas planetarias y las
discrepancias entre el modelo geocéntri­
co y la realidad. Los planetas no siguen
trayectorias continuas y circulares como
se suponía, sino que presentan retroce­
sos parciales en sus avances (fenómeno
de las retrogradaciones). De este modo,
se evidenciaba el error estructural del
► Los primeros hombres debieron sentirse asombrados ante los fenómenos luminosos del cielo y ante las erupciones
modelo geocéntrico.
volcánicas, lo que los llevó a imaginar terribles fuerzas ocultas.
Ante tal dificultad, se procedió a mo­ • ,

dificar el modelo geocéntrico tradicional


(en lugar de círculos concéntricos, se 4

I
incluyó esferas, círculos excéntricos y el
sistema de epiciclos); pero seguía siendo
insuficiente para dar explicación comple­
ta de los movimientos observados.
La solución a este problema se mantuvo
I

pendiente hasta el siglo xvi, durante más de


1500 años, debido al desarrollo de un nue­
vo régimen de clases denominado régimen
Egipcios Babilónicos Hindúes
feudal. En este periodo se adoptó el mo­
delo geocéntrico de los epiciclos, descrito ►Concepciones antiguas sobre el mundo y la ubicación de los astros.
por el astrónomo Claudio Ptolomeo, en el
siglo ii, en su obra El almagesto.
Durante el feudalismo la religión y la de los hombres, se extiende desde la Tie­ El desarrollo económico y científico
Iglesia resultaron convenientes a la clase rra hasta el firmamento, por encima del permitió evidenciar la falsedad del sis­
feudal, los preceptos religiosos incentiva­ cual hacen los astros sus revoluciones; tema geocéntrico y la teoría de los dos
ron la pasividad (resignación) de los sier­ allí moran los ángeles que nunca suben mundos. Así, en el siglo xvi, los astró­
vos, quienes eran atemorizados con la más arriba. La segunda parte se extiende nomos apreciaron el desacuerdo insal­
teoría del infierno y del castigo eterno. La desde el firmamento hasta la bóveda su­ vable entre el movimiento aparente de
doctrina religiosa fue intensamente pro­ perior que corona y termina al mundo.I
%
pagada. Se difundió la concepción de los En el firmamento reposan las aguas
dos mundos: el terrenal y el celestial. del Cielo, y más allá de estas aguas se ha­
En el año 535, aparece la obra del reli- lla el reino de los Cielos, donde el prime­
ro que entró fue Jesucristo, abriendo el
0

gioso Cosmas, apodado "Indicopleustes",


titulada Topografía cristiana del Universo, camino de la vida a todos los cristianos".
basada en el Testimonio de las Sagradas (Flammarion. Historia del Cielo)1.
Escrituras, y la que no se permite dudar El régimen capitalista surge y se desa­
a los cristianos. En ella se insta a los lec­ rrolla dentro del propio régimen feudal.
tores a no fiarse de la ciencia mundana, En el siglo xv, el progreso de la producción
que imagina que es posible explicar el estimula el gran desarrollo de la ciencia; y,
universo mediante la razón. Y entre las eh lo concerniente a la astronomía se pro­
verdades absolutas que defiende figura duce un gran avance en el conocimiento
la forma cuadrangular de la Tierra. de la estructura del mundo, así se pudo co­
"El mundo de Cosmas es, pues, en úl­ rregir y superar antiguas concepciones. Se
timo resultado, un cofre prolongado y di­ asumió que "El mundo no era geocéntrico, ► Esquema del universo, llamado el sistema del mundo de
vidido en dos partes: la primera, mansión ni existía el mundo celestial". Ptolomeo.

1 GUARDIA MAYORGA, César. Cultura humana. Pág. 86.

4
Lumbreras Editores

los planetas y los cálculos basados en el tos. A partir de estos avances, Newton
modelo geocéntrico aceptado y, por lo (1642-1727) pudo darse cuenta de la
tanto, la pérdida de su utilidad práctica existencia de leyes físicas comunes en
en la navegación. Las modificaciones el movimiento de los cuerpos terrestres
efectuadas solo sirvieron para hacer en­ y los celestes, considerado este último
gorroso tal modelo. Algunos dudaban, un mundo aparte e incluso sagrado e
como el astrónomo y matemático Nico­ incognoscible; las mismas leyes rigen el
lás Copérnico, quien propuso un nuevo movimiento de todos los cuerpos. Solo
modelo, concordante en gran medida hay un mundo y en este rigen leyes de
con las observaciones. Dicho modelo carácter universal.
tenía una estructura heliocéntrica: el
La Tierra y los cielos no eran ya re­
centro del sistema es el Sol, y la Tierra
giones separadas -lo terrestre y lo eté­
es un planeta que está en movimiento.
reo-, estaban unidas y gobernadas por
Este modelo no fue aceptado, pues en­ ► El modelo de Copérnico representó un gran avance
las mismas leyes. Acababa de desapare­
traba en conflicto con el sentido común respecto del modelo geocéntrico: la Tierra no es el cen­
y con las bases de la Iglesia. Pero quedó cer la última influencia del dogma reli­ tro del universo, sino un planeta. Tuvo, naturalm ente,
confirmado con el empleo de los nuevos gioso que sostenía que el universo era sus errores: consideraba al Sol centro del universo; la

progresos técnicos, por ejemplo el del demasiado sagrado para ser sometido a form a de las órbitas seguía siendo circular; se m antenía
la existencia de la esfera de estrellas fijas.
telescopio. Así, se descartó esa antigua estudio. La presentación de las leyes de
idea. Pero eso no es todo. Los siguien­ movimiento de Newton barrió también
tes progresos permitieron derrumbar el con los últimos vestigios de la autoridad ciencias permiten explicar fenómenos ini­
mito de los dos mundos. de Aristóteles en materia científica23
. maginables para los tiempos de Copérnico
Galileo Galilei (1564-1642) descubre Durante los siglos posteriores, los des­ u otros importantes astrónomos. En la ac­
las leyes básicas del movimiento de los cubrimientos en astronomía se incremen­ tualidad, las explicaciones sobrenaturales
cuerpos en caída libre y Johannes Kepler taron notablemente. Así por ejemplo, que habrían dado los primeros seres hu­
(1571-1630) descubre tres leyes sobre los telescopios permiten en la actualidad manos al observar el cielo, las estrellas, y
el movimiento de los planetas, resol­ observar a miles de millones de km. de su mundo han sido superadas y se cuenta
viendo el misterio de sus desplazamien­ distancia; los avances en física y otras con conocimientos de mayor objetividad.
I

►T eorías sobre el origen del universo


A partir de la primera década del siglo supuestamente a una temperatura resi­ 400 500 600 700
xx, el desarrollo incesante de la pro­ dual de los orígenes del universo.
0)
ducción y por consiguiente de la ciencia De igual forma, el descubrimiento de
permitió descubrir nuevos aspectos del Edwin Hubble (1929) aplicando el efecto- Galaxia con z=0,25
universo y su pasado. Dopler-Fizeu4 a la observación de las es­
0

Así, las matemáticas expresaban trellas permitió concluir que "existe una
Galaxia con z=0,05
una condición expansiva del universo; relación proporcional entre el corrimien­ %
f

lo cual pudo verificarse con el aumen­ to al rojo de una galaxia y la distancia a


to de la potencia de los telescopios y la la que esta se encuentra". Este descubri­
# 3 Galaxia con z=0,01
técnica del análisis espectroscópico, miento conocido actualmente como la
la conclusión fue que "En el pasado, la Ley de Hubble, permite inferir que las ga­
materia estuvo concentrada y por con­ laxias se alejan unas de otras a una veloci­
Estrella próxima
siguiente en un estado energético". dad proporcional a sus distancias, (véase
Esto fue confirmado posteriormente con imagen). > El corrimiento hacia el rojo. Al realizar un
análisis espectroscópico de la luz que em iten las es­
el desarrollo de las telecomunicaciones al El desarrollo de la física nuclear permi­
trellas, galaxias, etc., Hubble identificó la existencia
descubrirse la radiación residual (radia­ tió conocer y comprender el proceso de del corrim iento hacia el rojo en ellas. Esto consituyó
ción cósmica de fondo) en 1965 por Arno formación de las partículas subatómicas, uno de los mayores fundam entos de la expansión del
Penzias y Robert Wilson correspondiente de los átomos y de los grandes objetos universo.

2 COLEMAN, James. Teorías modernas del universo. Pág. 8.


3 La espectrografía es una rama de las ciencias físico-químicas que se encarga del estudio de los espectros. Así por ejemplo, el arco iris es el espectro de la luz visible
procedente del Sol, en este caso del espectro constituido por el arco iris, son las gotas de lluvia y el aire atmosférico lo que hacen de espectroscopio.
4 Mediante el efecto Dopler, se explica que existe la variación de la longitud de onda de cualquier tipo de onda emitida o recibida por un objeto en movimiento. Así por
ejemplo, tenemos que, cuando un objeto emite un sonido y se acerca al observador, se acortan las ondas, lo que provoca un sonido más intenso al contrario de lo que
ocurre al alejarse. En 1848 Fizeu descubrió el mismo fenómeno para el caso de las ondas electromagnéticas.

► 38

*
Capítulo II El universo y el sistema solar
i

cósmicos (galaxias, nebulosas, estrellas, ►En la imagen


etc.). Con estos avances se confirmaban se muestra una
r m•
representación artística
las conclusiones científicas y filosóficas de
del Big Bango gran
la segunda mitad del siglo XIX: El universo explosión.
es producto de la evolución de la materia,
la materia está en constante movimiento,
transformación y desarrollo, la realidad
no es estática, sino se encuentra en cons­
tante cambio, según leyes determinadas.
Llegar a esta conclusión no fue senci­
llo, incluso en algunos casos se incorpo­
raba información adicional a las fórmulas
matemáticas para que encajaran con la
¡dea de un universo que no cambia. Así
por ejemplo ocurrió con Einstein, que si
bien realizó grandes aportes a la física,
incorporó una "constante cosmológica" a
su ecuación para obtener un resultado a
favor de un modelo estático del univer­
so. Luego se rectificaría para afirmar "que
habría sido el mayor error de su vida".
Los descubrimientos que se realiza­ En el proceso, la teoría de la Gran Ex­ por consiguiente, se transforma; pero no
ban se fueron incorporando a modelos plosión incorporó como parte de sus fun­ por causas externas.
para explicar el universo, luego se conso­ damentos a los descubrimientos científi­
lidarían en teorías que desde diferentes cos, tal es el caso de la radiación relicta y la T E O R ÍA D EL U N IV ER SO
concepciones tratarían de explicar cómo recesión galáctica (alejamiento de las ga­ E S T A C IO N A R IO
se originó el universo. A continuación se laxias) descritos inicialmente, de tal forma Esta teoría conocida también con el nom­
explican los planteamientos centrales de que actualmente es la teoría más acepta­ bre de "Creación constante de materia"
las principales teorías. da, incluso diversas investigaciones hoy en nace en 1948 por los trabajos de los astró­
día se orientan a establecer con detalle las nomos Hernán Bondi, Thomas Gold y Fred
T E O R ÍA DE LA G RA N E X P LO S IÓ N etapas posteriores a la gran explosión. Hoyle. Para estos científicos no es apropia­
• #

Es conocida en el mundo científico como Sin embargo, esta teoría esconde un do establecer un momento de origen para
la teoría del "Big Bang" (gran explosión), fondo idealista ya que explica bajo un factor el universo. Su propuesta teórica fue una
nombre que fue acuñado en tono de bur- externo y desconocido el mecanismo cau­ alternativa para quienes rechazaban la
la por Fred Hoyle, defensor de la teoría sante del denominado Big Bang. En el mun­ teoría del Big Bang en su etapa inicial.
estacionaria. do científico, hay quienes afirman que en
realidad la radiación relicta no es del todo El fundamento de esta teoría radica
En un inicio fue planteada por George en el "principio cosmológico". Dicho prin­
un fundamento para esta teoría. Veamos:
Lemaitre (1931) como "la teoría del áto­ cipio establece que el universo no tiene
"La radiación de fondo isotropita•
es
mo primitivo" y posteriormente fue res- .

estrictamente uniforme (varía en menos un origen ni un final, ya que la materia


paldada por George Gamow (1948). de un milésimo en todo el firmamento), interestelar siempre ha existido. Sostiene
Según esta teoría el universo tuvo ori- y aunque la teoría del Big Bang predice además que la apariencia general del uni­
gen en una gran explosión, lo cual constitu­ la radiación isotropita uniforme, predice verso no solo es igual en el espacio, sino
ye el momento en que de la "nada" emerge también la existencia de zonas menos uni­ también en el tiempo; de esta forma se ha
toda la materia, que hasta ese momento, formes que reflejarían la turbulencia de la mantenido igual y con una densidad cons-
«

es un punto de densidad infinita (átomo gran explosión, tales faltas de homogenei­ tante desde siempre, por consiguiente
primigenio: Ylem). Este cuerpo extremada­ dad no se han detectado. Además, las ca­ "en el futuro tampoco cambiará".
mente pequeño debió presentar una gran racterísticas detalladas de la radiación de Sin embargo, los descubrimientos cien­
temperatura, también radiación y energía, microondas a 39 K indican que el universo tíficos posteriores permitieron conocer los
toda esa energía altamente concentrada se originó suavemente y no a través de vacíos en la teoría del universo estático.
*

acabó en una explosión cósmica, generan­ una explosión monstruosa".5 Por ejemplo, ¿cómo explicar el actual aleja- .
do la expansión de la materia en todas las En realidad, no hay duda de que exis­ miento de las galaxias?, ¿cómo el universo
direcciones y creando en su progresivo en­ ten diferentes formas de organización de podría tener la misma apariencia siempre?
friamiento lo que actualmente conocemos la materia, que el universo ha evolucio­ Los astrónomos defensores de esta teoría
como nuestro Universo. nado, que actualmente se expande y que, explicaron que la apariencia del universo
*
5 Plaza y Janés Editores. El universo, soles, planetas y galaxias. España 1985. Pág. 50.
• •

39
i

4
Lumbreras Editores

no variará, "porque el espacio dejado por ►Teoría del uni­


verso estacionario.
las galaxias que se alejan será ocupado
Según sus defen­
por nuevos conglomerados que irán sur­ sores, el universo
giendo por la condensación de la mate­ tendría siempre la
ria creada continuamente a partir de la creación de
misma apariencia
porque en el
materia nueva
nada". En la actualidad, los avances de
espacio habría una
la ciencia han dejado sin fundamentos a
creación continua
esta teoría. de m ateria.

T E O R ÍA D EL U N IV ER SO O S C IL A N ­ Expansión y creación
T E O P U LS A N T E de átomos de hidrógeno
Esta teoría fue planteada por A. Friedman
en la década de 1920. Friedman aplica
la relatividad a la cosmología y obtiene
como resultado un universo dinámico, en EL UNIVERSO CICLICO
expansión o en contracción; pero no es­
tático, como habría tratado de inducirse L a s d o s fa s e s del u n iv e rso
a través de la "constante cosmológica" de
Einstein.
La teoría del universo oscilante o pul­
sante sostiene que en un futuro inminen­
te, la fuerza gravitatoria resultante del
\ lms
universo será capaz de frenar su expan­ / f \
sión, hasta el punto de iniciar el proceso
E l B ig B a n g El B ig C ru n c h
contrario, es decir, una contracción a la
que se ha denominado posteriormen­ A h o ra

te "Big Crunch". En esta etapa, todos


los cuerpos celestes se acercarían unos M á xim a e x p a n s ió n e
a otros a una velocidad cada vez mayor inicio d e la c o n tra c ció n

hasta encontrarse en un mismo punto y ►Según la teoría del Universo cíclico, actualm ente nos encontramos en una fase de expansión y en el futuro el universo
constituir otra vez el embrión cósmico. se contraerá en lo que se ha denominado Big Crunch (gran contracción). En cierto modo, en esta teoría se ve reflejado el
carácter dialéctico del desarrollo de la m ateria.
Un universo pulsante es cerrado, pero
no desaparece después de colapsar, sino
que inicia un nuevo ciclo expansivo; el
proceso de expansión y contracción se impulso externo o primer impulso. Estas permitieron comprender mejor la natura­
reitera y pasa por numerosos nuevos ci­ tesis, enunciadas filosóficamente, fue­ leza de diversas formas de energía (calor,
clos, para esta teoría, los dos procesos ron corroboradas con los nuevos des­ luz, electricidad, etc.) y entenderlas como
(expansión y contracción) se alternarían cubrimientos en la ciencia (movimiento diferentes formas del movimiento de la
periódicamente y de forma indefinida. propio de las estrellas, identidad en la materia. Y más aún se logró establecer
I r
composición de las nebulosas y la ma­ "un principio o ley de la existencia de la
C O N C E P C IÓ N C IE N T ÍF IC A SO B R E teria cósmica) y hoy por medio de los materia, la indestructibilidad de la mate­
EL O R IG EN D E L U N IV ER SO poderosos telescopios se puede apreciar ria o del movimiento".
los diversos estadios del proceso de for­ Partiendo de las mismas leyes de la
El rápido avance de las ciencias naturales mación de los sistemas estelares a partir existencia de la materia, podemos com­
durante los siglos xix y xx permitió una de las nebulosas. prender el desarrollo del universo, por
comprensión más completa y profunda Por otro lado, el desarrollo de la Geo­ ejemplo la ley de la unidad de contrarios
de la realidad, de tal forma que se pudie­ logía permitió conocer que la Tierra y las entre la atracción y la repulsión. Ambas
ron descartar las concepciones fijistas del diversas formas de vida experimentan son entidades opuestas, pero unidas, es
mundo. una serie de transformaciones, lo cual decir, dependientes. De la atracción se
A modo de ejemplo, un avance im­ pudo ser verificado con el hallazgo de desarrolla la repulsión; y a su vez la repul­
portante en el derrumbe de esa antigua restos fósiles de antiguas formas de vida sión cesa por la propia atracción y esta a
concepción fue la posición adoptada por y en Biología se establecieron las leyes su vez origina una nueva repulsión, desa­
Kant para explicar el origen del sistema de la evolución de los seres vivos (expre­ rrollándose un ciclo interminable de ex­
solar. Kant parte del mismo movimien­ sadas en forma definitiva por Darwin en pansión y contracción en el movimiento
to de la materia y desecha la teoría del 1859). Asimismo, los avances de la Física de la materia.
4
Capítulo II El universo y el sistema solar

Desde esta óptica, no habría impul­ "Y así hemos vuelto a la concep­ muerte, un flujo constante, sujeto a in­
so exterior en el origen del universo, no ción del mundo que tenían los grandes cesantes cambios y movimientos con la
habría un Big Bang para dar inicio al es­ fundadores de la filosofía griega, a la sola diferencia esencial de que lo que
pacio-tiempo y a las estructuras del uni­ concepción de que toda la naturaleza, fuera para los griegos una intuición
verso que hoy conocemos, sino que el desde sus partículas más íntimas hasta genial es en nuestro caso el resultado
universo representa "solo una etapa en el sus cuerpos más gigantescos, desde los de una estricta investigación científi­
desarrollo eterno de la materia, debido a granos de arena hasta los soles, desde ca basada en la experiencia, y por ello
su propio movimiento, a sus propias con­ los protistas hasta el hombre, se halla tiene una forma más terminada y más
tradicciones". en un estado perenne de nacimiento y clara..."6

►Estructura del universo


En el universo existen diversas formas Por ejemplo, nuestra galaxia, la Vía Por otro lado, la forma que adquiere
y niveles de organización de la materia, Láctea, pertenece a un pequeño cúmulo una galaxia es, en parte, indicativo de la
siendo las más importantes las galaxias, de galaxias que cuenta con una trein­ intensidad del movimiento de rotación
las nebulosas y las estrellas. Estudiemos tena de miembros: el grupo o cúmulo del sistema, propio de su evolución; de ahí
sus características. local, en el cual destacan dos pequeñas que se distinga galaxias de forma irregular,
galaxias que son satélites de la nuestra espiral (normal y barrada), y elíptica según
G A LA X IA S
-la gran nube de Magallanes y la peque­ clasificación de Hubble, como se puede
Son las estructuras básicas del universo, ña nube de M agallanes-y la galaxia An­ diferenciar en las imágenes ubicadas en la
están formadas por un enorme conjunto drómeda (M31), semejante a la nuestra. parte inferior de la página.
de cientos o miles de millones de estre­ La mayoría de las galaxias del cúmulo
llas, ¡nteractuando entre sí, debido a la local son galaxias enanas. Asimismo, el Galaxias de tipo irregular
gravitación, y orbitando alrededor de un cúmulo de Virgo, junto con el Grupo Lo­ Son galaxias jóvenes, cuya forma no es
centro común; además encontramos en cal, y otros cúmulos forma el supercú- definida y carecen de núcleo. En ge­
ellas "materia interestelar" (mezcla de mulo Local. neral, están situadas cerca de galaxias
polvo y gas) en una proporción de 1 a Por lo general, la distribución de cú­ más grandes y su apariencia es proba­
10% de sus masas. mulos y supercúmulos en el Universo no blemente el resultado de la perturba­
Las galaxias suelen aparecer agrupa­ es uniforme, sino que supercúmulos de ción gravitatoria debido a galaxias con
das y su distribución en el universo no decenas de miles de galaxias están dis­ mayor masa. Poseen abundante gas y
es uniforme. La mayoría se presentan en puestos en largos filamentos, fibrosos, polvo interestelar, como la gran nube
asociaciones de pares, tripletes, grupos separados por grandes vacíos. Por ejem- de Magallanes (Galaxia satélite de la Vía
(de hasta varias decenas de ellas) o cú­ pío, la Gran Muralla, un filamento galácti­ Láctea).
mulos (que pueden llegar a tener varios co descubierto en 1989, se extiende a lo
de miles de galaxias), cuya cohesión está largo del espacio a más de 500 millones Galaxias de tipo espiral normal
asegurada por la gravitación. de años luz. Estas galaxias poseen un núcleo densa­
• 4 »
mente poblado de estrellas jóvenes, del
cual salen cuatro o más brazos, por ejem­
plo, la Vía Láctea, la galaxia Andrómeda,
entre otras. Las galaxias espirales son ri­
cas en gas y polvo, con estrellas mayor­
mente jóvenes aunque generalmente un
halo de débiles estrellas viejas rodea el
disco de este tipo de galaxias.
Andrómeda (espiral) NGC1300 (espiral barrada) NGC512B (elíptica)
Galaxias de tipo espiral barrada
Poseen un núcleo muy denso atravesado
por una barra de material interestelar, de
cuyos extremos parten dos brazos espira­
les compuestos de gas, polvo interestelar
y estrellas azules; por ejemplo, la galaxia
NGC 1300 (que aparece en el gráfico
NGC3031 (espiral) NGC1073 (espiral barrada) Nube mayor de Magallanes (irregular) mostrado).
4

6 ENGELS, Federico. Dialéctica de la naturaleza.

41 4

4
Lumbreras Editores

Galaxias de tipo elíptico T IP O S DE G A L A X IA S SEG U N U N A C L A S IF IC A C IO N DE H U B B LE


Son consideradas mayormente galaxias
viejas, de forma ovalada o lenticular, que Espirales normales
están compuestas de estrellas (rojas);
muestran poca evidencia de estrellas jó­ u- %

/
ogr »
venes, polvo, o gases. Son muy diferentes
en tamaño; las galaxias elípticas gigantes Se
Sb
poseen masa de cerca de un millón de
millones de veces que la del Sol. Se cree Galaxias elípticas
' Sa

que las galaxias elípticas se formaron a
,¿m¿t

partir de polvo; por escaso movimiento m m


angular (lenta rotación), y por eso care­ SO V
EO E3 E5 E7 SBa
cen de brazos como las espirales.
SBc
SBb
►La clasificación de Hubble se basa en la form a de > . ,4 ú n 2p ' i* i(

las galaxias. Comprende tres grupos: las elípticas, •b

las espirales (normales o barradas) y las irregulares.


Las galaxias lenticulares (SO) constituyen un grupo
interm edio entre las elípticas y las espirales. Esta
clasificación no supone una evolución de las galaxias de Espirales barradas
un grupo a otro. En el dibujo no aparecen las galaxias
irregulares ni todos los subtipos de elípticas.

N E B U LO S A S

Las nebulosas son nubes de gas intereste­


lar compuestas de hidrógeno, helio y pol­
vo cósmico. Forman parte de las galaxias
y son de gran importancia porque a partir
de ellas se forman las estrellas y plane­ ► La nebulosa Cabeza de Caba­
tas, debido a ello algunos las denominan llo o Barnard 33 (B33), es una nube «#
de gas fría y oscura, que resalta contra *

"cuna de estrellas". una brillosa nube de gas denominada IC


Independiente de su forma, la natu­ 434. Está situada a unos 1000 años - luz
de la Tierra, al sur del extremo izquierdo
raleza de las nebulosas está determina­ del cinturón de Orion.
da por la densidad del gas y el polvo que
las componen, la composición química
de esos materiales y la ausencia o pre­
sencia de estrellas vecinas. Así, las ne­
bulosas pueden ser de emisión, cuyo
gas reluce y están asociadas a la pre­ %
sencia de una o más estrellas calientes,
siendo una de las más famosas la nebu­
losa de Orion, situada en la constelación
del mismo nombre; otros ejemplos son
la nebulosa de la Roseta, del Cangrejo,
del Cisne, etc. También existen nebulo­
sas oscuras o de absorción, en ellas el ► La nebulosa de Orion
polvo manifiesta su presencia al desta­ es una nube gigantes­
car sobre un reluciente fondo de estre­ ca donde actualm ente están
naciendo estrellas a partir de la
llas, incluso algunas tienen los bordes
condensación de los gases. Es
como un halo. Cuando el polvo refleja * muy popular entre los astróno­ »

luz, emitida por otros astros, se trata de mos aficionados y los amantes
una nebulosa de reflexión. de la astronomía.
%

► 42

*
I

ESTR ELLA S P R O C E SO DE FO RM A CIO N DE LA S E S T R E LLA S


Nebulosa (gas y polvo interestelar)
Son astros cuya característica principal
es que constituyen importantes fuente
de luz y calor. Resultan fundamentales
para la vida, como en el caso particular
del Sol (en relación a nuestro planeta).
Estrella
Debido a su lejanía, se observan
como pequeños puntos de luz en las
Fuerza de atracción Protoestrella
noches claras (despejadas). La causa
por la que estos astros tienen capacidad Nebulosa Protoestrella Estrella
La materia de la nebulosa se concentra Por la concentración de los elementos El aumento de la temperatura, a más
de emitir luz es a fusión nuclear que debido a la atracción gravitacional entre de la nebulosa, se forman esferas de de 10 000 000 QQ inicia el proceso
ocurre en las partes más profundas de las partículas. gas (protoestrellas); la compresión de la fusión nuclear, y la protoestrella
aumenta, así como la temperatura interna se convierte en estrella.
la estrella, donde es mayor la presión y
temperatura. Debido a estas condicio­
nes, los núcleos de hidrógeno pueden Evolución de las estrellas nacimiento de una nueva estrella, ahora
vencer su recíproca repulsión, y quedan Las estrellas nos parecen astros inva- se sabe que en realidad son la imagen de
fusionados en sus intensos choques. En dables, todas las noches las vemos de una estrella que llega a su muerte. Hoy en
este proceso, se produce la transforma­ la misma forma y en la misma posición. día los telescopios nos permiten observar
ción de pequeñas cantidades de masa Antiguamente, se creía que las estrellas "novas" y "supernovas" a varios miles de
en grandes cantidades de energía. La años de luz.
eran lucecitas fijas en la bóveda celeste,
fusión nuclear es una poderosa fuente destinadas a brillar eternamente. ¿Cómo evolucionan las estrellas? En lí­
de energía, como puede apreciarse en neas generales, las estrellas se mantienen
Sin embargo, las estrellas cambian,
el Sol y en la destructiva energía libera­ estables durante un periodo considerable
evolucionan; incluso algunas explotan en
da en las bombas nucleares. de su existencia; pero, en el periodo final
su etapa final, como pudo ser apreciado
I
de su vida, cuando han transformado su
Formación de las estrellas en varias ocasiones: en 1054, por japo­
masa liviana en material pesado, cesa la
Las estrellas son resultado de la con­ neses y chinos; en 1572, registrada por fusión nuclear y, por ende, la producción
densación de las nebulosas (nubes de Tycho Brahe; y, en 1604, por Kepler. de energía. La estrella se apaga y su cuer­
gas y polvo interestelar). En efecto, los Antiguamente estas estrellas eran de­ po se colapsa gravitacionalmente, for­
diferentes elementos de las nebulo­ nominadas "novas" ya que su brillo repen­ mando objetos densos (enanas blancas,
sas se concentran, debido a su propia tino en el firmamento hacia pensar en el pulsares y agujeros negros).
atracción gravitacional, y forman es­
trellas.
Veamos el proceso. La concentra­ E V O LU C IO N DE L A S E S T R E LLA S SEG U N SU M ASA
ción de las partículast de la nebulosa
en rotación forma una esfera en cre­
cimiento, que aún no es estrella (no
produce energía). Pero, a causa de
la misma compresión gravitacional,
en el centro de dicho cuerpo se ele­
va considerablemente la temperatura
(es decir, se acelera el movimiento y
choque de los núcleos de hidrógeno).
Cuando la temperatura sobrepasa los
10'000,000 °C, empieza la fusión de
los núcleos de hidrógeno y la intensa
producción de energía, es decir, la pro­
toestrella se convierte en estrella; a
través del proceso de fusión nuclear, el
hidrógeno forma helio, elemento más
pesado, generándose en este proceso
una transformación de pequeñas can­
tidades de masa en enormes cantida­
des de energía, que observamos como
luz y percibimos como calor. Dicho
proceso habría tardado varios millones
de años. ► En la imagen se observan diferentes finales de estrellas según su masa inicial.
Lumbreras Editores

En el caso de las estrellas de mayor transformado en helio, cesa la producción Estados finales de las estrellas
masa (superiores a la masa solar) culmi- de calor en esa parte y, por lo tanto, se A. Enana blanca
nan con fuertes explosiones, y su núcleo contrae gravitacionalmente. Pero esta
se colapsa formando objetos de enorme contracción conducirá a la expansión de Representa el colapso de una estrella
densidad (pulsares o agujeros negros). la estrella al originar la fusión del helio del de masa menor o igual a 1,4 veces la
núcleo; y, por lo tanto, sumar una fuente masa del Sol. Es muy densa (1 ton/
Así, la evolución de las estrellas de­
adicional de energía a la fusión del hidró­ cm3), poco luminosa (1 milésimo de
pende básicamente de su masa, tanto en
geno en el resto de la estrella. Entonces, la la luminosidad del Sol), y de elevada
su final como en su duración. Las estrellas
temperatura interna aumenta y la estrella temperatura (10 mil grados kelvin en
de mayor masa viven menos tiempo. (De­
se dilata. Cuando finaliza la transforma­ la superficie). Su presión electrostática
bido a que una mayor masa implica ele­
ción del helio en carbono, disminuye la depende solo de la masa de la estrella
vadas temperaturas y mayor rapidez en el
producción de energía y la estrella se con­ y no de su temperatura, de modo que
proceso de fusión nuclear). Por ejemplo,
trae. Pero en esta contracción ya no hay ellas son estables.
mientras las estrellas de masa similar al
Sol viven más de 10000 millones de años, fusión; el carbono es material pesado y Este tipo de final de estrella es progre­
las estrellas con masa 25 veces la del Sol, no reacciona. Así, la estrella muere; y su sivo y suave: en las estrellas maduras
viven siete millones de años, aproxima­ cuerpo colapsado es la enana blanca. las capas más exteriores están muy
damente, y su final es explosivo. Las estrellas mayores (de masa supe­ expandidas (en su transformación a
¿Por qué se producen estos cam­ rior al Sol) coinciden en las mismas fases gigante roja) y poco a poco se des­
bios? Se debe a que en las estrellas se da hasta llegar a gigantes rojas (supergigan- prenden de su agotado núcleo; cuan­
la contradicción entre energía y gravedad. tes, una de ellas puede abarcar la órbita do finalizan las reacciones de fusión,
La energía producida por la fusión nuclear de Júpiter); pero su final es diferente. En el núcleo se contrae, aunque sin llegar
contrarresta la enorme atracción gravitado- su fase de contracción, llegan a explotar a ser lo suficiente para pasar a otra
nal de la estrella en razón de su masa, evi­ intensamente (supernovas) y su brillo fase; en esta condición los electrones
tando su contracción o colapso. Más aún, la puede ser superior al de toda su galaxia. se degeneran y detienen el proceso
producción de energía mantiene una cierta Su núcleo se colapsa y se convierte en una formando así una enana blanca, con
dilatación y volumen de la estrella. estrella de neutrones o un agujero negro. temperaturas de 100 a 200 que se
Revisemos las características de los es­ irá enfriando progresivamente hasta
Esta contradicción se mantiene mien­
tados finales de las estrellas. apagarse definitivamente.
tras la estrella tiene material liviano (hi­
drógeno básicamente) para el proceso de
la fusión nuclear. Pero cuando la estrella
ha transformado casi todo su material li­
►En la imagen se
viano en material pesado, cesa la fusión muestra un recorrido
nuclear y la producción de energía y ex- imaginario de la
perimenta un colapso gravitacional, de evolución del Sol y su
ubicación actual en
tal forma que la estrella se apaga y se
dicho proceso.
convierte en un objeto muy denso.
Así por ejemplo, en el caso del Sol y
de estrellas de masa similar, de la fase
de estrella amarilla se convertirán en gi­
gantes rojas. Cuando el Sol llegue a esta
fase, crecerá hasta ocupar casi toda la ór­
bita de la Tierra; entonces, la superficie
terrestre será calcinada y la vida se aca­
bará en el planeta. (Esto ocurrirá dentro
de 5000 millones de años). Luego se des­
prenderán sus capas externas e ingresará
a su fase de enana blanca, se encogerá
más que su actual tamaño (dimensión
de la Tierra) y su densidad será muy ele­
vada (por ejemplo, una cucharadita suya
pesaría más de cinco toneladas), para ese
entonces estará compuesta de carbono y
oxígeno: una especie de diamante.
¿Por qué crece la estrella y se con­
vierte en una gigante roja? Cuando el hi­
drógeno del núcleo de la estrella ha sido

44

i
C apítulo II El universo y el sistem a solar

ESQ U EM A R E P R E SE N T A T IV O SO B R E UN A G U JERO N EG RO
C uando una estrella está La fricción entre los gases El m aterial atraído por el agujero
bastante cerca de un agujero aspirados y el disco de negro se acelera, calienta y form a
negro, su m aterial es a b so r­ acreción form an una zona un disco de acreción que produce
bido. caliente. una gran cantidad de rayos X. Esta
radiación es la que sugiere la
presencia del agujero negro.

►En la imagen se muestra una representación gráfica de


una estrella de neutrones o pulsar.

B. Pulsar
También denominada "estrella de neu- • En el centro del agujero El horizonte de sucesos
trones". Se origina por el colapso de negro hay una singularidad: m arca el lím ite, después
una estrella de masa, entre 1,4 y 4 ve­ el punto donde toda la m asa del cual el m aterial queda
infinitam ente densa de la atrapado.
ces la masa del Sol. Se caracteriza por estrella se concentra.
emitir radiaciones a intervalos breves y
regulares, como si se tratara de un ra­
diofaro que en realidad corresponde a
la rápida rotación de la estrella. Los pul­
sares fueron descubiertos por casua­
lidad en 1967, por el radioastrónomo
Antony Hewish. El pulsar más conocido
es el existente en la región central de la
famosa nebulosa del Cangrejo, el cual
rota treinta veces por segundo. Si se co m p rim e la T ierra a una
esfera de solo un centím e tro de
Muy recientemente se han encontra­
diám etro, sería lo suficien te m e n te
do pulsares en cúmulos globulares. Se densa para te n e r las ca racte rística s
piensa que han sido formados allí por de un agujero negro. C uando la luz
pasa cerca de un agujero negro, se La m ayoría de las galaxias m asivas
la acreción (acumulación) de materia
desvía. La luz que pasa un poco pueden co n te n e r un agujero negro en el
de estrellas enanas blancas. Otros pul­ m ás cerca del agujero negro, queda centro. La galaxia N G C 4261, cuyo disco
sares nacen en explosiones de super- atrapada en un anillo. (equivalente a 100 000 veces el tam año
del Sol) es atraído al agujero negro en el
novas. Actualmente se han identifica­ centro.
do más de 600 pulsares.
C. Agujero negro siquiera la energía de la luz que viaja agujero negro pierde algo de su masa,
Los agujeros negros constituyen fina­ lo suficientemente rápido logra esca­ y sigue haciéndolo hasta estallar en
les de estrellas cuya masa inicial sería par de su absorción. una inmensa erupción de rayos. El ín­
superior a un pulsar; según los cálculos Hasta 1974, los astrónomos creían dice de evaporación de los agujeros
i
cuando una estrella de neutrones es que los agujeros negros eran obje­ negros depende del cuadrado de su
»
superior a 2,5 masas solares la concen­ tos indestructibles, representantes masa: un agujero negro de unas ocho
tración sería tan violenta que no habría del estado final de la materia. Pero masas solares, tarda en evaporarse
fuerza que detuviera el colapso, convir­ en ese mismo año, Stephen Hawking 1071 años.
«•a

tiéndose en un punto de infinita grave­ descubrió que el intenso campo gra- Puede ser detectado, indirectamente,
dad, creándose un "agujero negro". vitatorio de un agujero negro podía por los efectos gravitacionales y elec­
Su principal característica es su poten­ hacer que se desprendiesen partícu­ tromagnéticos que pjerce sobre los as­
te atracción gravitacional, del cual ni las hacia el espacio. De ese modo, el tros próximos.
i

4
Lumbreras Editores

►El sistema solar


¿Qué representa el sistema solar dentro
de estos niveles de organización?
El sistema solar está conformado por un
conjunto de cuerpos (astros) que orbitan
alrededor del Sol, es decir, los planetas,
los asteroides, los satélites y los cometas.
Siendo el Sol el astro principal (representa
el 99% de la masa de todo el conjunto).
Todo este conjunto de astros ocupa una
mínima región de la Vía Láctea, la galaxia
en la cual nos ubicamos, cuyo diámetro
calculado es de 100000 millones de años
luz (recordemos que un año luz equivale a ►La imagen muestra la gran actividad solar, la superficie ►Eclipse to ta l del Sol.
granular y las grandes protuberancias.
9,5 millones de km.).
Veamos a continuación quienes cons­
tituyen parte de este sistema. El siguiente gráfico muestra las características de cada estructura.

EL S O L CROMOSFERA (Atmósfera interna)


CORONA Hasta 10 000 km. de grosor; a una
Es la atmósfera externa conformada temperatura de unos 10 000 QC. Capa
Es el astro mayor del sistema y la parte rojiza donde se observa los grandes
por un flujo de partículas (protones,
principal alrededor del cual giran los de­ e l e c t r o n e s , n e u t r o n e s ) , que chorros de hidrógeno que se inflaman,
constituyen el viento solar. La corona y constituyen las protuberancias que
más astros. El Sol es una estrella media­ pueden extenderse millones de km. en
es muy tenue y normalmente no se
na amarilla; cada segundo convierte 700 puede ver. No obstante, se cubre por el espacio.
millones de toneladas de hidrógeno en la Luna; entonces, la corona es
visible.
helio. La energía generada en su centro
tarda un millón de años en alcanzar la su­ Zona radiactiva
De unos 38 000 km
perficie, y de allí 8 minutos con 18 segun­ de grosor
Zona de convección
dos en llegar a nuestro planeta. De unos 14 000 km.
de grosor.
Brilla desde hace 5000 millones de
años y lo hará los siguientes 5000 millo­
nes; en donde, posteriormente, empe­
zará un proceso de expansión, transfor­ FOTOSFERA
Es la superficie solar; capa
mándose en una gigante roja, para luego visible desde la Tierra, donde
contraerse y finalizar como una estrella las temperaturas ya han
descendido a 6 000 QC. En
enana blanca. esta zona es muy evidente la
A simple vista, observamos al Sol como constante actividad solar;
encontramos:
una esfera brillante homogénea, que • Fáculas
• Superficie granular.
muestra gran estabilidad. Sin embargo,
notaremos que esta primera impresión
está lejos de la realidad si observamos de
cerca y con detalle las manifestaciones de
su actividad y su estructura. Mancha solar
Por ejemplo, si comparamos con las Zonas ascuas de
menor temperatura
partes que podemos encontrar en nues­
tro planeta: núcleo, manto, corteza y so­
bre ella la atmósfera, el Sol presenta la
siguiente estructura:

NÚCLEO
\
Temperatura 20 000 000 QC; "cuatro
átomos de hidrógeno se fusionan en un
núcleo de helio, en virtud de una serie
de choques"; en esta constante fusión
lp SP se libera energía, que es luego emitida
por la estrella hacia el exterior.
fíSSIÜfiaRSH®

4
t
í
i14
i
Capítulo li El universo y el sistema solar

lmpo¡¡§ante
Sol Tierra Datos sobre el Sol:
1. El núcleo núcleo • Se encuentra en estado plasmático (gas ionizado).
2. La zona radiactiva • Tamaño: diámetro ecuatorial 1390 000 km.
3. La zona de convección —» manto • Masa: 332 830 veces la masa terrestre. i

4. La fotosfera (superficie) corteza • Temperatura media superficial: 6000 °C.


5. La cromosfera • Gravedad: 28 veces la terrestre.
6. La corona ► atmósfera • Componentes químicos principales: hidrógeno, helio, oxígeno, carbono, ni­
trógeno, neón, hierro, silicio, magnesio, azufre y otros.
• Periodo de rotación: 25 días en el Ecuador; hasta 30 días en los polos (rota­
El ser humano, desde sus ¡nidos, reco­ ción diferencial).
noció que el Sol forma parte de su exis­
• Periodo de traslación alrededor de la galaxia (Vía Láctea): 200000000 años
tencia como fuente de luz y calor. De toda
(año cósmico).
la energía disponible en nuestro planeta,
más del 99% proviene de la radiación
solar; el resto, del calor geotérmico, des­
integración de las rocas y la energía que
producen las mareas por la atracción gra-
vitacional de la Luna y el Sol. Dicha ener­
gía mantiene diversos procesos en la su­
perficie terrestre que son necesarios para
la vida como la fotosíntesis, el ciclo hidro­
lógico y la circulación océano-atmósfera.
Por otro lado, las perturbaciones mag­
néticas del Sol (actividad solar) influyen en
la dinámica atmosférica terrestre. Dicha
actividad se manifiesta en la fotosfera, por
manchas y fáculas; en la cromosfera, por
erupciones y protuberancias; y, en la coro­
na, por emisión de partículas electrizadas
(viento solar).
En cuanto a las manchas solares, su
aparición no ocurre en la zona ecuatorial
ni polar del Sol. Su desarrollo está en re­
►El gráfico muestra los principales astros del sistema solar; aunque no se encuentran a escala, podemos observar a los
lación con el de las erupciones, las cuales planetas que describen órbitas alrededor del Sol.
emiten radiación de longitud muy corta.
En épocas de máxima cantidad de man­
Los tres más distantes fueron descu­
chas solares, cuando son muy frecuentes
biertos con el telescopio: Urano en 1781,
las erupciones, hay interferencia conti­
Neptuno en 1846 (con ayuda del cálculo),
nua de emisiones de radio durante días, «

y Plutón en 1930, de tal forma que eran


incluso quedan afectadas las transmisio­
9 los planetas conocidos; sin embargo, Nota
nes públicas de onda corta.
según la definición adoptada por la UAI
(Unidad Astronómica Internacional), en Según la Unión Astronómica In­
LO S P LA N E T A S
agosto de 2006, el sistema solar consta ternacional, un planeta es un
Son astros opacos que constituyen los cuerpo celeste que
cuerpos de mayor tamaño en órbita al­ de ocho planetas: Mercurio, Venus, Tierra,
Marte, Júpiter, Saturno y Urano; Plutón, a. gira alrededor del Sol;
rededor del Sol. Se considera un total de
nueve planetas, entre ellos nuestro hogar que antes de la fecha se consideraba un b. tiene suficiente masa para
cósmico, la Tierra. planeta, ha pasado a ser un planeta enano que su gravedad supere las
junto con otros objetos similares del siste­ fuerzas del cuerpo rígido, de
Brillan en la noche debido a que se re­
ma solar. ¡, manera que asuma una for­
fleja la luz del Sol, semejando estrellas. A
simple vista, podemos observar cinco (Mer­ Los planetas y los demás astros que ma prácticamente esférica,
curio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) y re­ orbitan alrededor del Sol describen ór­ c. ha limpiado la vecindad de su
conocerlos por sus desplazamientos (plane­ bitas y cumplen leyes que se describen a órbita.
ta significa, en griego, "estrella errante"). continuación. i

47

4 *
Lu mbre ras E«iitores

p
Plutón

Las leyes de Kepler sur, si el perihelio terrestre ocurre el directamente proporcional al cubo
El astrónomo y matemático alemán Jo- 3 de enero y el afelio el 4 de julio, se del radio vector medio".
hannes Kepler (s.xvi-s. vil), en el contex­ entiende por qué los periodos de frío Dicho de otra forma, mientras un pla­
to del desarrollo del capitalismo mercan- (otoño, invierno) son mayores a los de neta se ubique más lejos del Sol, su
tilista, sintetiza los aportes de Copérnico calor (primavera, verano). periodo de traslación será mayor. De
y Tycho Brahe, a través del enunciado de Esta segunda ley se puede resumir en la ahí que si Júpiter emplea más tiempo
tres leyes que explican el movimiento afirmación de que la velocidad de tras- en orbitar alrededor del Sol que la Tie­
•lación de un planeta es variable, mayor rra, es porque se encuentra más ale­
planetario:
en el perihelio y menor en el afelio. jado del Sol. Así, si uno lee con detalle
A. Primera ley de las órbitas los periodos orbitales de cada planeta
"Los planetas giran alrededor del Sol C. Tercera ley de los periodos encontrará que su duración es mayor
describiendo órbitas elípticas, en uno "Cuando un planeta se mueve alre­ conforme se alejan del Sol. (Compare
de cuyos focos se encuentra el Sol". dedor del Sol, se observa que el cua­ el periodo orbital de cada planeta en
drado de su periodo de revolución es el cuadro anterior)
A partir de esta ley se observa que
todo planeta, en un momento, se en­
cuentra más cerca al Sol (perihelio) y, ►El gráfico explica las leyes de
en otro momento, más lejos del Sol Kepler referidas al movimiento de
(afelio). Entendiendo que en esta di­ los planetas.

námica interactúan dos fuerzas opues­


tas entre sí (atracción-repulsión); en T ie m p o s ig u ales
perihelio predomina la atracción del
Sol sobre el planeta; en afelio, la re-
r
pulsión.
B. Segunda ley de las áreas
"El área barrida por el radio vector,
que une al Sol con un planeta, es la
misma para tiempos iguales".
Esta ley es consecuencia de la ley de 05 05
órbitas. Cuando es perihelio, el pla- E
i m m am
E
■ mmmm

X X
05 '05
l neta se desplaza con mayor rapidez E E
y, por ende, en un mismo periodo de u05
05
tiempo, su recorrido sobre la elipse es O
O O
o
mayor que cuando se encuentra en <D (D
afelio, donde su rapidez es menor.
A partir de esta ley se puede explicar
la diferencia en la duración de las es­
taciones en la Tierra. Por ejemplo, to­
mando como referencia al hemisferio

► 48
«
»- ►

4
Capítulo El universo y el sistema solar

C A R A C T E R IS T IC A S DE LO S M ercurio Venus Tierra M arte Júpiter

P LA N ET A S Masa (T ie rra = 1 ) 0,055 0,81 1 0,11 318


..

Los planetas se dividen en dos grupos D iám etro ecuatorial (km ) 4,87 8 12,103 1 2 ,7 5 6 6,78 6 142,984

bien definidos: los planetas interiores, V olum en (T ie rra = 1 ) 0,05 6 0,86 1 0,15 1,323

telúricos o rocosos y los planetas exterio­ Densidad m edia (g /cm 3;a g u a = 1 g /c m 3) 5,42 5,25 5,52 3 ,9 4 1,33

res, jovianos o gaseosos. Gravedad de la superficie del Ecuador (T ie rra = 1 ) 0,38 0,86 1 0,38 2,5

Velocidad ecuatorial de escape (km /s) 4,3 10,3 11,2 5 59,5


Esta clasificación considera como in­
Inclinación axial (grados) 2 2 3 ,4 24 3,1
teriores aquellos que están más cerca­ 2

Periodo de rotación (lo n g itu d de 1 día) (d = d ía , h = h o ra ) 58,65d 242,01 d * 23,93h 24,62h 9,92h
nos al Sol, ubicados antes del cinturón de
Tem p eratu ra m edia de la superficie (°C) - 1 7 0 a 430 464 15 -4 0 -1 2 0
asteroides y son denominados telúricos
Núm ero de anillos conocidos 0 0 0 0 1
por la similitud que tienen con la Tierra;
Núm ero de lunas 0 0 1 2 16
los planetas exteriores serían aquellos
M ag n itu d ap aren te m áxim a -1 ,4 -4 ,4 -
-2 ,8 -2 ,8
ubicados después del cinturón de aste-
i A felio (m illones de km ) 69,7 109 152,1 249,1 81 5,7
roides, por consiguiente, más distantes
Perihelio (m illones de km ) 45,9 10 7,4 147,1 2 0 6 ,7 7 4 0 ,9
al Sol y se denominan jovianos por el pla­ 1

Distancia m edial al Sol (m illones km ) 57,9 108,2 149,6 22 7,9 778,3


neta Júpiter. Velocidad orbital m edia (km /s) 47 ,8 9 35,03 2 9 ,7 9 24,13 13,06

Según esta clasificación Plutón sería Inclinación orbital (grados) 7 3 ,3 9 1,85 1,3
0

un planeta exterior con características Periodo o rb ital (duración del año) (a = a ñ o , d = d ía ) 87,97d 2 2 4 ,7d 3 6 5 ,26d 1,88a 11,86a

de planeta interior, por ello algunos es­


Saturno Urano N eptuno Plutón
pecialistas en el tema obvian incluirlo en
Masa (T ie rra = 1 ) 95,18 14,5 17,14 0,0022
uno de los grupos.
D iám etro ecuatorial (km ) 120,536 5 1 ,1 1 8 4 9 ,5 2 8 2,300

Sin embargo, es importante recor­ V olum en (T ie rra = 1 ) 744 67 57 Dése.

dar que esta clasificación está realizada Densidad m edia (g /cm 3; a g u a = 1 g /c m 3) 0 ,6 9 1,27 1,71 2,03

considerando la distancia al Sol, ya que Gravedad de la superficie del Ecuador (T ie rra = 1 ) 1,1 1,1 1,1 Dése.

según la modificación del concepto de Velocidad ecuatorial de escape (km /s) 35,6 21,2 23,6 1,1

planeta para la Unidad Astronómica In­ Inclinación axial (grados) 2 6 ,7 9 7 ,9 28,8 57,5

ternacional (que toma en cuenta la masa Periodo de rotación (lo ng itu d de 1 día) (d = d ía , h = h o ra ) 10,67h 1 7 ,2 3 h * 16,12h 6 ,3 8 d *

de los astros), estos cuerpos que orbitan Tem peratura m edia de la superficie (°C) -1 8 0 -2 1 0 -2 2 0 -2 2 0

alrededor del Sol se clasificarían ahora Núm eros de anillos conocidos 7 11 4 0

en planetas, planetas enanos y cuerpos Núm ero de lunas 1 8 ** 15 8 1

menores del sistema solar. M ag n itu d ap aren te m áxim a -0 ,3 5 ,5 7,8 13,6

Afelio (m illones de km ) 1,507 3 ,0 0 4 4 ,5 3 7 7,375

Perihelio (m illones de km ) 1,34? 2,73 5 4 ,4 5 6 4,425

Distancia m edial al Sol (m illones km ) 1,427 2 ,8 6 9 ,6 4 ,4 9 6 ,6 5,900


PLANETAS INTERIORES Velocidad orbital m edia (km /s) 9 ,6 4 6,81 5,43 4,74

Inclinación orbital (grados) 2,49 0,77 1,77 17,2

M e n o r m asa. Periodo o rb ital (duración del año) (a = a ñ o , d = d ía ) 29,46a 84,01a 164,79a 2 4 8 ,5 4 a

La rotación es retrógrada
M e n o r g ra ve d a d . ** Algunos astrónomos atribuyen 23 satélites a Saturno.

M a y o r te m p e ra tu ra s u p e rfic ia l.
P re d o m in a n e le m e n to s pesados Estudiemos a continuación las carac- % %

M a y o r v e lo c id a d de tra s la c ió n . terísticas de cada uno de los planetas.


M e n o r v e lo c id a d d e ro ta c ió n . Mercurio
Pocos s a té lite s .
Es el planeta más cercano al Sol y uno de
los más pequeños (segundo después de
PLANETAS EXTERIORES Plutón). Su notable cercanía al Sol explica
un calentamiento diurno muy intenso.
M a y o r m asa. Por otro lado, su gravedad es insufi­
M a y o r g ra ve d a d . ciente para retener atmósfera, esta se
S u p e rfic ie fría . reduce a un tenue flujo de hidrógeno y
P re d o m in a n e le m e n to s lig e ro s. helio. Dicha condición explica su con­
M e n o r v e lo c id a d de tra s la c ió n . siderable amplitud térmica (350 °C de
M a y o r v e lo c id a d de ro ta c ió n . día,“180 °C de noche), así como la pre­
M a y o r n ú m e ro de s a té lite s . sencia de cráteres en su superficie, como ► La superficie de Mercurio es bastante semejante a la
producto del impacto de grandes meteo­ Luna debido a la ausencia de atmósfera que ha permitido
P re se n ta n a n illo s .
ritos. (Es bastante semejante a la Luna). el impacto de meteoritos.

49

4
f
)

nbr

Venus su superficie y su enrarecida atmósfera.


Es el planeta más cercano a la Tierra. Es el Es el cuarto planeta en distancia al Sol, de
segundo en distancia al Sol y de masa simi­ menor tamaño que nuestro planeta y su
lar a la Tierra. Se caracteriza por la presen­ diámetro es la mitad de la Tierra (en tér­
cia de una atmósfera muy densa (98% C02), minos prácticos). Por ello su gravedad es
la cual, sumada a su lento movimiento de débil y su atmósfera es delgada.
rotación (243 días), le permite concentrar En este planeta se encuentran los vol­
una temperatura superficial de 482 °C en canes más grandes del sistema solar: mon­
el lado diurno (debido a ello es el planeta te Olimpo (27 km. de altura y 700 km. de
que presenta mayores temperaturas den­ base), Pavones Mons, Ascraeus Mons y
► Venus es el planeta con mayores tem peraturas en el tro del sistema solar); mientras que en la Arsia Mons, en la altiplanicie del Tharsis.
sistema solar, debido a su atmósfera que retiene calor. noche experimenta muy bajas temperatu­ Por otro lado, la inclinación de su eje
ras. Además, al reflejarse la luz solar sobre de rotación condiciona la existencia de
dicha superficie atmosférica, visto desde la estaciones, como en la Tierra, sólo que
Tierra tiene apariencia brillante, percepti­ duran casi el doble ya que el año de Mar­
ble a simple vista durante el amanecer o te equivale a 687 días. Marte ha sido el
atardecer. De ahí que se le denomine "lu­ planeta más visitado por misiones espa­
cero del alba" o "lucero vespertino". ciales hasta el momento, hoy se sabe que
Otra característica notable del planeta tuvo otras condiciones en el pasado y que
Venus es el sentido de rotación contrario a la incluso existió el agua en estado líquido
La radiación solar se Tierra, es decir, retrógrado (de este a oeste).
queda atrapada por la
(hecho corroborado con la observación
abundancia de C02 de cauces de ríos secos).
Tierra
Es el tercero en distancia al Sol y el más
Júpiter
O

denso de todos los planetas (5,52 g/cm ). Es el quinto en distancia al Sol y el más
Se caracteriza por la presencia de vida y el grande del Sistema Solar (1400 veces la
desarrollo de la sociedad, la abundancia Tierra en volumen y 318 en masa). Es tam­
de agua líquida en la superficie (océanos), bién el de rotación más rápida (menos de
►En Venus se genera un intenso efecto invernadero debi­
y la riqueza de oxígeno en su atmósfera 10 horas), debido a lo cual, en su etapa de
do a su atmósfera que tiene más de 95% de CO2, por ello es
el planeta con mayores temperaturas en el sistema solar. baja, condiciones que han sido resultado formación, desperdició parte de su gran
de un proceso de evolución de varios mi­ masa dando origen a sus satélites y anillos.
llones de años. Es el primer planeta, en Galileo descubrió sus cuatro satélites
orden de distancia al Sol en presentar un más grandes: Ganímedes, Calisto, lo y
satélite, la Luna. Europa. Debido a su rotación intensa y la
Debido a las actuales formas de inte­ salida de calor interno, la atmósfera está
rrelación hombre-medio se están pro­ fuertemente agitada. Presenta torbellinos
duciendo cambios negativos en las con­ como la gran mancha roja (huracán gigan­
diciones ambientales, cuestiones que te mayor a la Tierra). Lo que se ha mante­
ampliaremos en los capítulos siguientes. nido durante 300 años. Por el tamaño de
Júpiter, algunos científicos consideran que
Marte pudo haber sido una estrella enana; por
^ ■ #

►La Tierra es el único planeta con grandes masas de agua en El planeta "rojo", debido a su apariencia ello lo denominan la "cuasiestrella".
estado líquido y el único con vida altamente organizada. generada por la abundancia de hierro en
Saturno
Es el sexto planeta en distancia al Sol y
el segundo más grande. Tiene anillos de
forma impresionante por su simetría y
brillantez. Estos anillos tienen poco ancho
(menor a 1 km) y están constituidos de
multitud de pequeñas partículas recubier­
tas con hielo. Hay franjas oscuras entre los
anillos, como la división de Cassini.
)■ Es el planeta menos denso (0,69 gr/
cm3), al tener menor masa (la tercera par­
te de Júpiter) su compresión gravitacional
es menor. Por ello está dilatado (su diá­
►En M arte tam bién se puede observar casquetes polares ►La imagen muestra al "Monte Olimpo", el mayor volcán del
similares a los de la Tierra. sistema solar (27 km de altura) en la superficie de Marte. metro se aproxima al de Júpiter). A esta

► 50

&
Capítulo II El universo y el sistema solar

condición se suma su rápida rotación (10


h 32 min) que da como resultado un con­ C U A N D O P LU T Ó N DEJÓ
siderable ensanchamiento ecuatorial. (Es D E SER P LA N E T A
el planeta de mayor achatamiento polar).
Tiene el mayor número de satélites En agosto del 2006, la Unión As­
dentro del sistema solar, entre ellos des­ tronómica Internacional (UAI)
tacan Titán, Japet, Mimes y Dione. propuso que el término "planeta"
se redefiniera para aclarar el esta­
Urano tus planetario de Plutón e incluir
Es el séptimo en distancia al Sol. Su atmós­ en el grupo de planetas del sis­
fera está compuesta, fundamentalmente, ►Júpiter es el planeta más grande del sistema solar. tema solar a otros objetos aparte
de hidrógeno y helio. El metano situado de los nueve tradicionales.
en la parte alta de la atmósfera absorbe la En su forma original, la re­
luz roja, dándole color verde-azulado. Por definición hubiera tenido como
otro lado, el hecho de estar inclinado ha­ consecuencia directa la clasifica­
cia un lado provoca que sus polos apunten ción de otros tres cuerpos como
directamente hacia el Sol, los cuales alter­ planetas. Estos serían Ceres (tra-
nadamente están iluminados durante 42 dícionalmente considerado como
años, y después, en el mismo periodo de el mayor de los asteroides pero
tiempo, se encuentran en oscuridad. considerado como planeta en
►Conocido por sus vistosos anillos, Saturno es el planeta
Al igual que Venus, este planeta pre­ menos denso del sistema solar.
la época de su descubrimiento,
senta movimiento de rotación retrógrado 1801), Caronte (anteriormente
(de este a oeste). considerada como una luna de
Plutón; ahora ambos serían con­
Neptuno siderados como un planeta doble
Es el octavo en distancia al Sol y, en cierto con la definición propuesta), y el
momento, el más alejado debido a la exen- recientemente descubierto 2003
tricidad de su órbita. Su aspecto azulado UB313 (apodado Xena por su des­
se debe a la presencia de metano en su cubridor, en honor del personaje
atmósfera (al igual que Urano). Asimismo, de ficción del mismo nombre).
la presencia de varias manchas sobre su at­ Otros 12 cuerpos podrían clasi­
mósfera indica un gran dinamismo atmos­ ficarse también como planetas
férico, semejante a las tormentas huraca­ ►Urano presenta gran inclinación de su eje (98°), por ello en la incluyendo algunos de los asteroi­
nadas de Júpiter. La gran mancha oscura imagen pareciera que sus anillos se encuentran en los polos. des y objetos transneptunianos
posee, en sus inmediaciones, los vientos mayores. Sin embargo, la abun­
más fuertes del sistema solar (2000 km/h). dancia de objetos similares a Plu­
tón en los límites del sistema solar
Neptuno tiene varios satélites, entre podría producir una lista mayor
ellos Tritón, considerado el más grande de objetos que cumplan con esta
del sistema solar. definición a medida que se vayan
Plutón descubriendo y discutiendo.
Generalmente es el más distante del Sol. Debido a ello, la UAI decidió un
Debido a la excentricidad de su órbita, está cambio en la redefinición de pla­
neta clasificándolos como mencio­
más cerca que Neptuno al Sol, durante 20
namos antes, en tres categorías:
de los 249 años que dura su órbita. Sin ►Neptuno tiene una apariencia azul verdosa al igual que planetas, planetas enanos y cuer­
embargo, no existe ninguna posibilidad Urano, debido a la abundancia de M etano.
pos menores del sistema solar; con
de colisión, ya que su plano de traslación
este nuevo criterio, el cambio más
nunca cruza el recorrido de Neptuno.
significativo es que Plutón, descu­
Plutón es el único planeta que rota bierto en 1930, dejaría de conside­
sincrónicamente con la órbita de su saté­ rarse un planeta, para pasar a ser
lite (Caronte). Además, debido a que sus ' un planeta enano que ha diferen­
t
diámetros son similares, los convierte en cia de los planetas no ha despeja-
un sistema de dos planetas. * do la zona local de su órbita y no es
Descubierto en 1930, es hoy en día el un satélite de otro cuerpo.
único planeta que no ha sido visitado por Unión Astronómica Internacional - Resolución
una nave espacial, aunque se está obte­ * 26/08/2006.
► Plutón, en la clasificación anterior era considerado el
niendo una mayor información sobre él. planeta más distante conocido dentro del sistema solar.

4
Lumbreras Editores

LO S A S T E R O ID E S Muchos de nuestros conocimientos es que los asteroides ocupen un lugar en


sobre los asteroides proceden del estudio el sistema solar, donde se podría haber
Conocidos también como planetoides
de los trozos de residuos espaciales que formado un planeta de tamaño consi­
(planetas menores), los asteroides son
caen sobre la superficie de la Tierra. Los derable que por la influencia de Júpiter,
objetos rocosos y metálicos que orbitan
asteroides, que siguen una trayectoria no se materializó. Quizá, en un principio,
elípticamente alrededor del Sol. El tama­
que los lleva a chocar con la Tierra, reci­ existieran unas pocas docenas de asteroi­
ño de los asteroides varía, desde el de Ce-
ben el nombre de meteoroides. Cuando des que, posteriormente, se fragmenta­
res, que tiene un diámetro de unos 1000
un meteoroide choca con nuestra atmós­ ron en colisiones mutuas hasta producir
kilómetros, hasta el tamaño de un guija­
fera a gran velocidad, la fricción hace que el número actual.
rro. Se han encontrado desde el interior
este trozo de material espacial se incine­
de la órbita de la Tierra hasta más allá de LO S CO M ETA S
re, produciendo un chorro de luz conoci­
la órbita de Saturno. La mayoría, sin em­
do como meteoro. Si el meteoroide no Los cometas son cuerpos celestes de
bargo, están contenidos dentro del cintu­
se consume por completo, lo que queda formas irregulares, frágiles y pequeños,
rón principal que existe entre las órbitas
choca con la superficie de la Tierra, y se compuestos por una mezcla de elemen­
de Marte y Júpiter. Algunos tienen órbitas
denomina meteorito (se postula que la tos no volátiles y gases congelados (pre­
que atraviesan la trayectoria de la Tierra, e
mayoría de los meteoritos son fragmen­ sentan un aspecto nebuloso). Tienen ór­
incluso, algunos han chocado con nuestro
tos de asteroides). bitas muy excéntricas que los llevan muy
planeta en tiempos pasados. Uno de los
De todos los meteoritos examinados, cerca del Sol y los devuelve al espacio
ejemplos mejor conservados es el Cráter
el 92,6% está compuesto por silicatos (pie­ lejano, frecuentemente, más allá de la
Barringer cerca de Winslow, Arizona.
dras), y el 5,7% está compuesto por hierro órbita de Plutón. Se caracterizan por una
Si se unieran todos estos objetos en cola larga y luminosa, aunque esto solo se
un solo cuerpo, tendría menos de 1500 y níquel; el resto es una mezcla de los tres
materiales. Los meteoritos rocosos son los produce cuando el cometa se encuentra
kilómetros de diámetro (menos de la mi­ en las cercanías del Sol.
tad del diámetro de la Luna). más difíciles de identificar ya que se pare­
cen mucho a las rocas terrestres. En algún momento se creyó que los
cometas procedían del espacio inter­
Los asteroides más grandes, como
estelar. Aunque no se ha aceptado del
Ceres (que ahora es considerado planeta
todo ninguna teoría detallada sobre su
enano), con un diámetro de unos 1030
origen, muchos astrónomos creen que
kilómetros, Palas y Vestas, con diámetros
los cometas se originaron en los prime­
de unos 450 kilómetros, son más o me­
ros días del sistema solar, en su parte
nos esféricos; pero los que tienen diáme­
exterior, más fría, y a partir de la materia
tros de 160 kilómetros suelen presentar
planetaria residual. El astrónomo danés
formas alargadas e irregulares. La mayo­
Jan Hendrik Oort ha postulado que una
ría de los asteroides, sin tener en cuen-
"nube de reserva"7 de material cometa­
ta su tamaño, tardan de 5 a 20 horas en
i
rio se ha acumulado más allá de la órbita
completar un giro sobre su eje. Algunos
de Plutón y que los efectos gravitatorios
► En la imagen se muestra un grupo de asteroides de asteroides tienen compañeros.
forma irregular, los más comunes. de las estrellas fugaces pueden enviar
En la actualidad, pocos científicos parte de este material en dirección al
creen que los asteroides sean los restos Sol, momento en el que se harían visi­
de un planeta anterior. Lo más probable bles en forma de cometas.

Las a p a ric io n e s de g ra n d e s c o m e ta s se c o n s id e ra ro n fe n ó m e n o s a tm o s fé ric o s hasta


f e -:

1577, c u a n d o el a s tró n o m o d a n é s T ycho B rahe d e m o s tró q u e era n c u e rp o s celeste s. En el


siglo XVII, el c ie n tífic o in g lé s Isaac N e w to n d e m o s tró q u e los m o v im ie n to s de los c o m e ta s
están s u je to s a las m ism a s leyes q u e c o n tro la n a los de los p la n e ta s. C o m p a ra n d o los
e le m e n to s o rb ita le s de a lg u n o s de los p rim e ro s c o m e ta s , el a s tró n o m o b ritá n ic o E d m u n d
H a lle y d e m o s tró q u e el c o m e ta o b s e rv a d o en 1682 era id é n tic o a los dos q u e habían
a p a re c id o en 1531 y en 1607, y p re d ijo con é x ito la re a p a ric ió n del c o m e ta en 1759. El
c o m e ta H a lle y pasó p o r ú ltim a vez a lre d e d o r del Sol a p rin c ip io s de 198 6. H oy se co n o ce
q u e cada 86 años es p o s ib le o b s e rv a r el c o m e ta H alley.
►La imagen es una representación del cinturón de aste­ i
roides ubicado entre M arte y Júpiter.

7 La nube de Oort es una nube esférica de cometas y asteroides, hipotética, es decir, no se ha observado aún pero se cree que los cometas de largo periodo como
el Halley tienen su origen en ella. Se presume que su distancia con el Sol es de aproximadamente 1 año luz. Sin embargo, existen otras acumulaciones donde
posiblemente se originarían cometas de corto periodo, estas zonas son el disco disperso y el cinturón de Kuiper.

52
*

4
f

Se ha calculado los periodos (el tiem­


po que tarda un cometa en dar una vuelta
alrededor del Sol) de unos 200 cometas,
estos varían desde 3,3 años para el come­
ta Encke hasta 2000 años para el cometa
Donati de 1858. Las órbitas de la mayor
parte de los cometas son tan amplias
que pueden parecer parábolas (curvas
abiertas que apartarían a los cometas
del sistema solar); pero, como suponen
los astrónomos, a partir de los análisis
técnicos, son elipses de gran excentrici­
dad, posiblemente con periodos de hasta
40000 años o mayores. Neptuno
Sin embargo, algunos cometas pue­
den no volver jamás al sistema solar, de­ ►En el gráfico se observa una órbita cometaria con respecto a las órbitas de los planetas.
bido a la gran alteración de sus órbitas
originales por la acción gravitatoria de
los planetas. Esta acción se ha observa­ D. Shoemaker Levy 9 LO S S A T E L IT E S
do en una escala más pequeña: unos 60 Se separó en 21 grandes fragmentos Son astros que describen órbitas alrede­
cometas de periodos cortos tienen ór­ por acercarse demasiado al poderoso dor de un planeta determinado.
bitas que han recibido la influencia del campo gravitacional de Júpiter. En el Dentro del conjunto de planetas estu­
planeta Júpiter, y se dice que pertenecen siguiente acercamiento al planeta, en
diados, mencionamos que los "planetas
a la familia de dicho planeta. Sus perio­ julio de 1994, durante un periodo de
interiores" poseían muy pocos satélites,
dos varían de 3,3 a 9 años. Así por ejem­ una semana, los fragmentos cayeron,
incluso algunos planetas como Mercurio
plo, en 1992 el cometa Shoemaker-Levy uno a uno, sobre Júpiter.
y Venus carecen de ellos. Sin embargo,
9 explotó en 21 fragmentos de gran ta­ E. Hyakutake planetas de mayor masa (los denomina­
maño a medida que entraba en el fuerte dos exteriores) presentan numerosos sa­
Pasó cerca de la Tierra en 1996, es uno
campo gravitatorio de Júpiter. Durante de los de mayor brillo observado para télites, tal como podemos observar en la
una semana, en julio de 1994, los frag­ ese entonces. tabla:
mentos irrumpieron bruscamente en la
densa atmósfera de Júpiter a velocida­
des de 210000 km/h en el impacto: la Mercurio
A m b o s p la n e ta s ca re ce n de
enorme cantidad de energía cinética de s a té lite s .
los fragmentos se convirtió en calor me­ Venus
diante explosiones masivas, algunas de
ellas visibles como bolas de fuego mayo­ ío, E uropa, G a n ím e d e s, C alisto,
Júpiter
A m a lte a , e tc. (un to ta l de 60).
res que la Tierra.
Titán, Tetis, D ione, Rea, Jano,
Principales cometas observados Saturno
H iperión, Japeto, etc. (aprox. 30).
A. Encke
Presenta el periodo orbital más corto, Tierra La Luna
tres años cuatro meses.
B. Halley
Marte Fobos y D e im o s
Se tiene datos de que ya era conoci­
do por los chinos desde hace más de
M ira n d a , A rie l, U m b rie l, O b e -
4000 años; es el más estudiado, y su Urano
ró n , e tc . (un to ta l de 22).
periodo orbital es de 76 años. Su últi­
mo paso fue en 1986 y no se le espera T ritó n (el m ás g ra n d e del SPS),
Neptuno
hasta el 2062. N e re id a , e tc. (u n to ta l de 11).

C. Biela En la a n te rio r c la s ific a c ió n Ca-


*Plutón
Deslumbró por su desdoblamiento en ro n te era su ú n ic o s a té lite .
1858 y por su total desintegración en
su visita de 1872, en donde produjo ► Cometa Hyakutake. En todo cometa se puede observar A continuación estudiemos las carac­
una lluvia de estrellas fugaces. tres partes importantes: cabeza (1), cabellera (2) y cola (3). terísticas de nuestro satélite, la Luna.

53 i

4
Lumbreras Editores

La Luna la posición relativa del Sol, la Tierra y la y la Tierra, de modo que la Tierra queda
Es el único satélite natural de nuestro propia Luna. Estos diferentes grados de en la sombra de la Luna.
planeta. Está ubicado a una distancia pro­ iluminación se repiten en ciclos llamados Un eclipse de Luna ocurre cuando la
medio de 384,403 km. y su diámetro es lunaciones, presentándose, principal­ Tierra se coloca directamente entre el Sol y
ligeramente mayor a la cuarta parte del mente, cuatro fases lunares: luna nueva, la Luna, y la Luna queda en la sombra de la
diámetro de la Tierra. luna llena, cuarto creciente y cuarto men­ Tierra, veamos más detalles al respecto.
guante, que ocurren:
Su aspecto brillante en las noches (por • Los eclipses de Luna ocurren en fase
• Cuando la Luna está entre la Tierra y de luna llena o plenilunio (oposición)
reflejar la luz solar) y sus fases han atraí­
el Sol, la parte de la Luna más cercana y siempre que el Sol, la Tierra y la Luna
do la atención del hombre desde sus co­
a la Tierra está oscura, por lo que no estén en línea recta. Un eclipse total
mienzos. Los primeros campesinos y na­
podemos ver la Luna; a esta fase se de Luna tiene lugar cuando la Luna
vegantes percibieron cierta influencia de
denomina luna nueva (novilunio). penetra por completo en el cono de
la Luna en los cultivos y las mareas, por
lo que se desarrollaron ciertas creencias, • Cuando la Tierra está entre el Sol y la sombra. Si penetra directamente en
como atribuir a la Luna la causa de la fer­ Luna, la parte de la Luna más cerca­ el centro, se oscurecerá alrededor de
tilidad de las mujeres. na a la Tierra es la mitad iluminada; dos horas; si no penetra en el centro,
Veamos algunas características de se denomina, a esta fase, luna llena el periodo de fase total es menor; y,
este astro. (plenilunio). si la Luna se mueve únicamente por
• Cuando la Luna está en posiciones in­ el límite del cono de sombra, su os­
• Su superficie carece de agua y atmósfe­
termedias, solamente la mitad de la curidad puede durar solo un instante.
ra, por consiguiente, presenta tempera­
parte más cercana a la Tierra está ilu­ El eclipse parcial de Luna tiene lugar
turas extremas que llegan hasta 130 °C
minada. Por tanto, si solamente vemos cuando solamente una parte de la
en el día y hasta -129 °C en la noche.
un cuarto de la Luna, a estas dos fases Luna penetra en el cono de sombra y
• Presenta abundantes cráteres forma­ se les denomina cuartos: creciente o se oscurece. La extensión del eclipse
dos por el impacto de meteoritos. parcial puede fluctuar desde una fase
menguante, dependiendo si la parte
• Muestra siempre la misma cara a la iluminada, que es visible desde la Tie­ casi total (cuando la mayor parte de
Tierra debido a su rotación sincróni­ rra, tiende a crecer o a decrecer. la Luna se oscurece) a un eclipse me­
ca (la duración de su rotación es igual nor (cuando sólo se ve una pequeña
a su traslación equivalente a 27,3 Los eclipses zona de sombra de la Tierra al pasar la
días/27 d 7 h 43'). Se les puede definir como el oscureci­ Luna). Antes de penetrar la Luna en el
• El lado opuesto fue fotografiado en 1959 miento, u ocultamiento, de un cuerpo cono de sombra, tanto en el eclipse to­
por la sonda espacial soviética Luna3. celeste por la proyección de una sombra tal como en el parcial, está dentro de
alargada de otro cuerpo celeste. Rodean­ la zona de penumbra y su superficie se
Las fases de la Luna do este cono de sombra, llamado umbra, va haciendo visiblemente más oscura.
La Luna no siempre presenta el mismo se encuentra un área de sombra parcial, Históricamente, el primer indicio que
porcentaje de su superficie iluminada y llamada penumbra. se tuvo del perfil de la Tierra fue al ver
visible desde la Tierra, este grado de ilu­ Un eclipse de Sol ocurre cuando la su sombra circular pasando a través
minación, denominado fase, depende de Luna se coloca directamente entre el Sol de la cara de la Luna.

LA LU N A Y SU S FA SE S

c Cuarto
creciente

Luna Luna
llena nueva

Cuarto
►La Luna presenta una superficie llena de cráteres forma­ menguante
dos por el impacto de meteoritos, muchos de estos se han
llenado de magma que afloró por las grietas hace, aproxima­ ► Las fases de la Luna se asocian a las mareas, que estudiaremos más adelante, en el capítulo
damente, 3000 millones de años. correspondiente a océanos.

54
4

• Los eclipses de Sol se producen cuando incluso como agente geomorfológico,


la Luna está en fase de luna nueva o cuestiones que ampliaremos en el capí­
fk novilunio (conjunción). La Luna es 400 tulo de hidrosfera.
veces más pequeña que el Sol, pero la En general, cada vez conocemos más
Luna está 400 veces más cercana a la aspectos sobre nuestro sistema solar y
Tierra; por tanto, el tamaño aparente sobre el universo en su conjunto; sin em­
de ambos cuerpos, vistos desde la Tie­ bargo, aún hay muchas interrogantes por
rra, es casi el mismo. La Luna puede, de responder y es más que seguro que fren­
esta manera, producir un eclipse total te a nuevas respuestas habrán muchas
del Sol; el cual es observado en la zona más preguntas en ese continuo quehacer
de sombra proyectada por la Luna sobre humano de buscar explicación a los fenó­
►Fotografía de un eclipse de Luna.
la Tierra, cuya extensión es de varios mi­ menos que observa.
les de kilómetros de largo; pero sólo de
hasta unos 260 km de ancho. Fuera de
este camino, y del corto momento de la
totalidad, durante siete minutos, como
máximo, se ve un eclipse parcial.
La duración máxima de un eclipse total
de Sol es de unos 7,5 minutos, pero estos
eclipses son raros y solo tienen lugar una
vez cada varios miles de años. Un eclipse
total, normalmente, se puede ver duran­
te unos tres minutos desde un punto en
el centro del recorrido de su fase total.
Si la órbita de la Tierra estuviera en el
mismo plano que la órbita de la Luna, ten­
drían lugar dos eclipses totales durante
cada mes lunar; un eclipse lunar por cada
luna llena, y un eclipse solar por cada luna
nueva. Sin embargo, las dos órbitas están
inclinadas y, por tanto, los eclipses tienen ►En un eclipse lunar, la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna.
lugar solo cuando la Luna o el Sol están a
algunos grados de los dos puntos, llamados
nodos, donde se cruzan las órbitas. Periódi­ órbita de um bra penum bra
camente, el Sol y la Luna vuelven a la mis­ la Luna (cono) i
i l
ma posición relativa de uno de los nodos y,
como resultado de esto, los eclipses se repi­
ten a intervalos regulares. órbita de
Actualmente, a partir de las observa­ la Luna
ciones y repeticiones cíclicas, se ha esta­ lasas
blecido un ciclo, denominado ciclos saros
equivalente a 17 años, 10 u 11 días y unas
8 horas, tras este ciclo se repiten circuns­
tancias orbitales casi idénticas, en otros
w
términos eclipses muy similares en un ciclo Sol
saro se producen 70 eclipses, de los cuales
41 son de Sol y 29 son de Luna. Eso implica SvW í

que al año hay 2 eclipses como mínimo.


La influencia de la Luna en la Tierra a eclipse total eclipse parcial

partir de la acción de las mareas es muy


importante para diversas actividades hu­ ►En un eclipse solar, la sombra de la Luna se proyecta hacia la Tierra. El m ovim iento de la Luna y la rotación de la Tierra
manas (obtención de energía, pesca, etc.) hacen que el eclipse recorra una estrecha banda de la superficie terrestre.
\

55

4
r

Lumbreras Editores

¿Hasta cuándo podra mantener


ectura I

el Sol la vida en la Tierra?


El Sol podrá mantener la vida terrestre (tal como la conocemos) mientras radie energía como lo hace
ahora, y a este periodo de tiempo podemos ponerle ciertos límites.
La radiación del Sol proviene de la fusión del hidrógeno a helio. Para producir toda la radiación
vertida por el Sol hace falta una cantidad ingente de fusión: cada segundo tienen que fusionarse
654.600.000 de toneladas de hidrógeno en 650.000.000 de toneladas de helio. (Las 4.600.000 tonela­
das restantes se convierten en energía de radiación y las pierde el Sol para siempre. La ínfima porción
de esta energía que incide sobre la Tierra basta para mantener toda la vida de nuestro planeta).
Nadie diría que con este consumo tan alto de hidrógeno por segundo el Sol pudiera durar mucho
tiempo; pero es que ese cálculo no tiene en cuenta el enorme tamaño del Sol. Su masa totaliza en
2.200.000.000.000.000.000.000.000.000 (más de dos mil cuatrillones) de toneladas. Un 53% de esta
masa es hidrógeno, lo cual significa que el Sol contiene en la actualidad 1.166.000.000.000.000.000.00
0.000.000 de toneladas aproximadamente, de hidrógeno.
(Para satisfacer la curiosidad del lector, diremos que el resto de la masa del Sol es casi todo helio.
Menos del 0,1% de su masa está constituido por átomos más complicados que el helio. El helio es más
compacto que el hidrógeno. En condiciones idénticas, un número dado de átomos de helio tiene una
masa cuatro veces mayor que el mismo número de átomos de hidrógeno. O digámoslo así: una masa
dada de helio ocupa menos espacio que la misma masa de hidrógeno. En función del volumen -el es­
pacio ocupado-, el Sol es hidrógeno en un 80%).
Si suponemos que el Sol fue en origen todo hidrógeno, que siempre ha convertido hidrógeno en
helio al ritmo de 654 millones de toneladas por segundo y que lo seguirá haciendo hasta el final, se
calcula que ha estado radiando desde hace unos cuarenta mil millones de años y que continuará así
otros sesenta mil.
Pero las cosas no son en realidad tan simples. El Sol es una "estrella de la segunda generación",
constituida a partir del gas y polvo cósmicos desperdigados por estrellas que se habían quemado y
explotado miles de millones de años atrás. Así pues, la materia prima del Sol contenía ya mucho helio
desde el principio, casi tanto como tiene ahora. Lo cual significa que el Sol ha estado radiando durante
un ratito solamente (a escala astronómica), porque sus reservas originales de hidrógeno sólo han dis­
minuido moderadamente. El Sol puede que no tenga más de seis mil millones de años.
Pero además es que el Sol no continuará radiando exactamente al mismo ritmo que ahora. El hidró­
geno y el helio no están perfectamente entremezclados. El helio está concentrado en el núcleo central,
y la reacción de fusión se produce en la superficie de este núcleo.
1 r %

A medida que el Sol siga radiando, irá adquiriendo una masa cada vez mayor ese núcleo de helio y la
temperatura en el centro aumentará. En última instancia, la temperatura sube lo suficiente como para
transformar los átomos de helio en átomos más complicados. Hasta entonces el Sol radiará más o me­
nos como ahora; pero una vez que comience la fusión del helio, empezará a expandirse y a convertirse
poco a poco en una gigante roja. El calor se hará insoportable en la Tierra, los océanos se evaporarán y
el planeta dejará de albergar la vida en la forma que conocemos.
Los astrónomos estiman que el Sol entrará en esta nueva fase dentro de unos ocho mil millones
de años. Y como ocho mil millones de años es un plazo bastante largo, no hay motivo para alarmarse
todavía.

Fuente: Isacc Asimow. Cien p reg u n ta s básicas sobre la ciencia, pp. 47-48.

i
r

* l . -
► 56

4
O B JETIV O S

♦ Conocer las características principales de nuestro planeta.


♦ C om prender los diferentes m ovim ientos de la Tierra y su influencia
en la vida hum ana.
NO T E O L V ID E S DE S U S C R IB IR T E !!!
h ttp s://w w w .yo u tu b e.co m /ch an n el/U C C JZ e8IV D n 1n Q P S 400g 725g
U N E T E AL G R U P O DE FA C EB O O K !!!
h ttp s://w w w .faceb o o k.co m /g ro u p s/928476563896833/
LIKE P A R A C O N O C E R T O D O S LO S LIB R O S G R A TIS!!!
https://w w w .facebook.com /LibrosG ratisP D FyD O C /

IN T R O D U C C IO N

En la actual etapa del desarrollo económico-social, el hom bre tiene


amplio conocim iento de nuestro mundo: el planeta Tierra. Una m a­
nifestación de ello es que desde niños aprendem os a reconocer sus
características, estudiamos sus movimientos, los cambios que ha
sufrido a través del ríem po así como la im portancia e influencia que
estos aspectos tienen en nuestra vida y, en general, en las distintas
manifestaciones de la vida
Así, en la actualidad es imposible negar la form a casi esférica de la
Tierra, aceptar que se m ueve sobre su propio eje y órbita alrede­
dor del Sol, que es un planeta más de los millones que deben existir
en e universo y que la vida en ella así como sus diferentes paisajes
cambian y han evolucionado dando lugar a múltiples formas en una
larga historia de millones de años. Sin embargo, llegar a estas con­
clusiones no ha sido una labor sencilla. Muchas veces los avances
en la comprensión de las condiciones terrestres se vieron obstacu­
lizados por intereses de ciertos sectores sociales para quienes era
conveniente m antener una concepción del m undo que era utilizada
como herram ienta de control social. La experiencia en la producción
y el desarrollo de nuevas tecnologías perm itieron superar aquellas
percepciones iniciales -m uchas veces equivocadas- para am pliar los
horizontes del conocim iento humano.
El presente capítulo constituye el inicio del conocim iento de nuestro
planeta. Más adelante nos ocuparemos de la comprensión de los
—J ¡ £ i _ _ . / ■
diferentes procesos que acontecen en él
Lumbreras Editores
j

►El origen y evolución de nuestro planeta


LA ED A D DE LA T IE R R A De este modo, a partir de los diferen­ clasificaciones incluye al azoico y el prote-
tes métodos de estudio que se fueron rozoico), que es el de mayor duración en
En la actualidad, podemos afirmar con
desarrollando conforme la ciencia avan­ la Tierra (3/4 partes de su historia geoló­
precisión que la edad de la Tierra es de
zaba, los geólogos pudieron construir gica). Sin embargo, es el menos conocido
±4600 a 4750 millones de años y que la
escalas de tiempo que se han ido perfec­ ya que las rocas de ese tiempo han sido
vida en ella surgió hace unos 3800 mi­
cionando y haciéndose cada vez más pre­ erosionadas en gran parte, mientras que
llones de años. Sin embargo, es lógico
cisas, de tal forma que en la actualidad la en el Eón fanerozoico podemos identificar
preguntarse ¿Bajo qué mecanismos se
historia de la Tierra se divide en: eones, mayores subdivisiones correspondientes
ha podido establecer dicha cronología?
eras, periodos y épocas, los cuales se han a eras y periodos donde se ha realizado
¿cómo el hombre ha podido reconstruir t
también el hallazgo de un mayor número
con exactitud la historia de la Tierra? establecido a partir de grandes aconteci­
de restos fósiles y por consiguiente se ha
La respuesta corresponde a los avan­ mientos a nivel biológico y geológico de
podido realizar una mejor reconstrucción
ces logrados en geología moderna. Así, el nuestro planeta.
de cómo ha evolucionado la vida durante
descubrimiento del método de datación I ,
los últimos 600 millones de años.
radiométrica en pleno siglo xx permitió E S C A LA D E L TIEM PO G E O LÓ G IC O
Cada era y periodo se caracteriza por
hablar de una cronología absoluta1; sin Según se puede apreciar en el cuadro an­ alguna forma de vida predominante. Es
embargo, desde el siglo xvm la afirmación terior, existen cuatro eones, tres de ellos importante señalar que estas diversas
de que la Tierra era muy antigua resulta­ pueden agruparse en un "super edu" de­ manifestaciones biológicas no se pue­
ba una conclusión cierta, solo que no se
nominado precámbrico (que para algunas den desvincular de los acontecimientos
podía afirmar cuan antigua era.
En el siglo xvn, por ejemplo, los natu­
ralistas de la época ya habían establecido
ciertos principios que aún hoy son aplica­ E S C A L A D E L TIEM PO G E O LO G IC O
bles y que constituyen principios básicos
de la geología. Tales principios fueron ob­
A C T U A L ID A D
tenidos mediante simples observaciones y
deducciones a partir del estudio de los es­
tratos, que luego se complementaría con
*y 2
la interpretación de los restos fósiles.

Eones: Son los periodos en los


que se encuentra dividida la histo-
ria de la Tierra desde el punto de
vista geológico y paleontológico,
equivale a mil millones de años.
Eras: Son subdivisiones de los
eones, referidas a un periodo de
tiempo de millones de años que
x-j
abarca importantes procesos
geológicos y biológicos.
3H
anos
Las eras se suelen dividir en pe­
riodos y estos en épocas. 4 6 0 0 m illo n e s d e años
O rig e n d e la T ie rra

* %
r

1 El método de desintegración radiactiva (datación radiométrica) es el método absoluto más importante mediante el cual se ha podido establecer la edad de la Tierra en
4,500 millones de años.
2
En términos generales se denomina fósiles a los restos de seres vivos, plantas o animales, así como los restos de su actividad: huellas^ impresiones del cuerpo,
excrementos, pólenes, etc., que han sido conservados en los sedimentos de la corteza terrestre.

« ►
\
Capítulo Hl El planeta Tierra

que se daban en nuestro planeta. Así, el


LA EV O LU CIÓ N DE LO S C O N T IN E N T E S
desplazamiento continental, la formación
de cordilleras, la actividad volcánica, en­
tre otros procesos geológicos, generan Hace 250 millones de años existía Pangea, un supercontinente que se extendía
también fenómenos geográficos como el de polo a polo. Posteriormente por acción de la tectónica de placas, se frac­
avance y retroceso de los mares, modifi­ cionó formando dos continentes, uno al norte denominado Laurasia (Europa y
cación de las corrientes marinas, cambios Asia) y otro al sur llamado Gondwana (África y América del Sur). Estos dos gran­
en los componentes atmosféricos y, por des bloques seguirían fraccionándose hasta dar lugar a los continentes actuales
consiguiente, también del clima, factor aproximadamente hace 35 millones de años.
bastante determinante en la forma y dis­
tribución de los seres vivos. Los geólogos calculan que dentro de 250 millones de años se formará una nue­
va pangea (novopangea), se fusionará Asia y Norteamérica dando lugar a un
Tener en cuenta esta relación nos nuevo continente llamado Amasia.
ayudará7a comprender que las grandes
La imagen muestra tres formas en que los continentes podrían distribuirse a
extinciones de formas de vida en la evo­
lución de la Tierra son seguidas por el sur­ futuro.
gimiento de especies más desarrolladas
que se han podido adaptar a los cambios ;v*.;//:£:**• •':V,(

del medio; pero sobre todo que no son


los factores externos (como la caída de PANGEA
250 m illones de años
i

meteoritos3) los más frecuentes y únicas mm.


Wi-VSr

causas de las modificaciones que se ha­


yan producido en nuestro planeta.
Las investigaciones realizadas y los
hallazgos obtenidos a partir de ellas nos
confirman que los procesos glaciares y las
extinciones masivas a lo largo de la histo­
ria geológica, tienen que ver con factores
internos o propiamente terrestres.

NOVOPANGEA
+ 250 m illones
de años

A M A S IA
+ 250 m illones • •

de años ••• . •: •

PAN G EA P R O X IM A
+ 250 m illones de años

Existen indicios de que hubo un impacto de un meteorito de grandes magnitudes a finales de la era mesozoica, asociado con la extinción de4os dinosaurios, pero es
importante entender que más que el impacto en sí, fueron los efectos mencionados anteriormente los que pudieron afectar las formas de vida en ese entonces.

i
Lumbreras Editores

P R IN C IP A LE S A C O N T E C IM IE N T O S SEG U N ER A S G E O LO G IC A S

Escala de tiempo geológico: de 650 millones de años al presente período

era Período acontecimientos


0
Cuaternario Evolución d e seres h u m an o s
1,8 8
o
c Terciario Los m am íferos
8 se diversifican
50

Extinción d e dinosaurios

100 Cretácico S urgen los prim eros prim ates

Las prim eras plantas con flores

150 8
8 aves
<d
E
Jurásico
• Los dinosaurios se diversifican
200 IV S S M ll

P rim eros m am íferos


Triásico ■faíS
P rim eros dinosaurios
250 tgmaBKBttí,

Las extinciones im portantes


co Pérmico
O R eptiles se diversifican
fO V -J r :
A
r-iic ü c ¿c
'iT\r
<D 300 ss s
I3
P rim e ro s ’reptiles /
■V-T
I

“O <1> ■■
Pennsilvaniano Ü
LO
a>
w l *v. . .

C Á rboles d e gran tam añ o &

C f
Ss

_o _______ f
« Mississipiano H eléch o s d e sem illa
E 350
<u a@9@K Ül aatefi ffi&Ufiae Srm-S

u Los prim eros anfibios


n: 8
\V:A\yVn;\7cn\>
B,w

8 i»
W Devónico Los p e c e s sin m an d íb u la se
«36,

400 Vi'AVvi
diversifican
13 W
SSSm
Q_ M tw u .•r. lUUtfuyuNUSt

Silúrico P rim eras plantas vascu lares en tierra -\u 5UCh RT; jp g jL.

450
S e d a la diversificación
Ordovícico d e la fam ilia d e m etazo o s

500 P rim eros peces


Cámbrico
Prim eros cordados

550 O Prim eros elem en to s esq u elético s


■O
c5 Prim eros m etazo o s (tejidos blandos)
8 Prim eros rastros de vida anim al
600 8o
0
o
de Y
650

► Cada periodo geológico está marcado por formas de vida que manifiestan una evolución desde los tiempos precámbricos, pero tam bién cada periodo está relacionado con
cambios en la distribución continental, avance y retroceso de mares, periodos cálidos y fríos, entre otros.

60
«

4
Capítulo III El planeta Tierra

EL O R IG EN D E LA T IE R R A formación progresivo, no accidental y que cuales se forman las estrellas, algunos ele­
ocurre actualmente en otras regiones del mentos de la teoría de Kant-Laplace han
Más allá de conocer la edad de la Tierra,
universo. sobrevivido y han servido para configurar
o de cómo ha evolucionado la vida en
Dentro del segundo grupo se encuen­ modelos que tratan de explicar no solo el
ella podemos realizar otra pregunta que
tra la teoría nebular planteada inicial- origen del sistema solar, sino el proceso
generó y sigue generando controversias: general de formación de estrellas. Hoy los
¿cómo se originó nuestro planeta? mente por Kant (1755) y Laplace en 1796,
telescopios espaciales han captado imá­
quienes explicaban el origen del sistema
Al respecto, al igual que ocurre con la genes de nebulosas donde se está pro­
solar y, por ende, de la Tierra, a partir de
explicación sobre el origen del universo, duciendo el nacimiento de planetas (por
una nube de gas y polvo ( una nebulo­
se han dado explicaciones desde diferen­ ejemplo, en la nebulosa de Orion).
tes ópticas, de tal forma que podrían ser sa). De acuerdo con Laplace la nebulosa
El conocimiento de los orígenes del
agrupadas en teorías catastróficas; aque­ se contrajo bajo la influencia de su pro­
sistema solar, de la Tierra y de su proce­
llas que explican su origen a partir de la pia gravitación y su velocidad rotacional
so de evolución ha permitido tener ideas
ocurrencia accidental de algún fenómeno aumentó hasta que colapso en un disco,
más claras para explicar los factores que
descomunal, como es el caso de la explo­ posteriormente, se formaron anillos de
han contribuido a sus condiciones actua­
sión de una estrella anterior a la nuestra gas que se condensaron en planetas. les. Así, por ejemplo, veremos que la for­
o el desprendimiento de masa solar por A pesar del tiempo transcurrido desde ma y movimientos de nuestro planeta es
acción de un cuerpo de grandes dimen­ que se originó esta hipótesis, lapso en el una manifestación de las leyes que rigen
siones, y las teorías evolutivas, cuya ex­ que se han descubierto aspectos muy im­ el movimiento de los cuerpos en el uni­
plicación se orienta por un proceso de portantes sobre los mecanismos por los verso.

Nebulosa en
rotación por acción
de la gravedad
'•'•víi

Se van formando el
Sol y los anillos
protoplanetarios por
0
la rotación de la
nebulosa

El Sol y los anjllos


donde se van
formando los planetas

istem asc
►La imagen es una trtrfíínado
representación
gráfica de la evolución
del sistema solar.
Lumbreras Editores

►Formas y dimensiones de la tierra


¿Cuál es la forma exacta de nuestro pla- También, durante esta etapa, los na-
neta? ¿Cuándo y cómo se conoció su for- vegantes reconocieron varios indicios de
ma y dimensiones? la curvatura de la superficie (el aparen­
te hundimiento de los barcos cuando se El disco de Anaximandro
En un principio, los primeros grupos
humanos desconocían el carácter de alejan debido a la curvatura del mar; el
nuestro mundo. Sus conocimientos acer­ ocultamiento de estrellas en el horizonte
ca de él se basaban únicamente en sus meridional en sus viajes al norte, etc.).
vivencias personales y en las apariencias; Por otro lado, el desarrollo de la as­
en esas condiciones se fue formando una tronomía, estimulado por las necesida­
percepción limitada de la Tierra. des prácticas de la navegación, permitió
Así, por ejemplo, como todo parece gi­ deducir que en los eclipses de Luna se
rar alrededor de nuestro mundo, se tuvo proyecta la sombra de la Tierra y que
la imagen de la Tierra como el centro de esta tiene forma circular. Estos progre- ►La imagen representa el primer mapa del mundo hecho
todo. Hoy se sabe que esto es aparente y sos fueron menores en el periodo feu- por Anaximandro.
que constituye un efecto del movimiento
dal, hasta adquirir un mayor ritmo du­
de la Tierra.
rante el desarrollo de un nuevo modo de
«
Sin embargo, en la antigua Grecia, se producción.
felfas

dieron importantes avances en el conoci­ Con el capitalismo, se dieron otros


í ./ V -i- . ■

miento de nuestro planeta, como reflejo del


progresos en el conocimiento de la forma
desarrollo de la base económica (desarrollo
de la Tierra, se comprobó su redondez
de la producción, comercio y navegación).
al darse la primera vuelta alrededor del
Pitágoras (540 a. n. e.) y los seguidores mundo (Viaje de Magallanes - El Cano,
de Aristóteles creían que la Tierra era es­
1519-1522), impulsada por el aumento
férica y especularon sobre la longitud de
de la producción, la necesidad de comer­
la circunferencia; pero fue necesario es­
cio y de nuevos mercados.
perar hasta Eratóstenes (200 a. n. e.) para
obtener una medida directa de la circun­ Posteriormente, se precisa el conoci­
ferencia terrestre a partir de principios miento del grado de esfericidad de la Tierra,
geométricos, como podemos observar en al descubrirse el ensanchamiento ecuato­ ► Ruta seguida en el primer viaje de circunnavegación
el siguiente gráfico. rial mediante los s guientes indicios terrestre.

• El retraso de los relojes de péndulo en


CALCULO DE LA CIRCUNFERENCIA TERRESTRE SEGUN ERATOSTENES
la Guyana (colonia francesa en la zona
ecuatorial). Esto indicaba una menor
Alejandría: se mide el ángulo que
Entre los siglos III y II a.n.e., Eratós­ gravedad y una posible protuberancia
los rayos del Sol forman con la tenes de Cirena realiza la primera de la zona.
vertical gracias a la sombra del medición de la Tierra con un sistema
obelisco. • Los avances de la ciencia física con
ingenioso y admirable. Syene, la ac­ Newton permitieron deducir la exis­
tual Assuan, distaba 5000 estadios
tencia del ensanchamiento ecuatorial,
de Alejandría, Eratóstenes establece
para ello consideró los efectos de un
que si en la época del solsticio de
verano los rayos solares llegaban al cuerpo en rotación. Newton afirmó
fondo de los pozos de Syene (situada que la Tierra es un elipsoide de revo­
en el Trópico de Cáncer), en Alejan­ lución.
dría el mismo día, los rayos solares La forma elipsoidal fue comprobada
no caen verticales, sino formaban un por mediciones y comparación de la lon­
ángulo de 7^ 12', es decir, aproxima­ gitud de un arco de latitud en dos zonas
damente 1/50 del perímetro com­ diferentes (una en el ecuador y otra en
pleto. De modo que la circunferen­
el polo). La curvatura de la superficie es
cia terrestre debía ser igual a 5000
desigual entre ambas zonas, por ello se
estadios multiplicados por 50, o sea,
250000 estadios; lo cual equivale a encontraron diferencias en las longitudes
Syene: el Sol ilumina todo el fondo
de un pozo: se encuentra sobre la 40 000 km, aproximadamente, casi la respectivas, siendo relativamente peque­
vertical de Syene. ñas. Así, la expedición tropical encontró
medida real.
una longitud de 110 km. para I o de latitud

62

t
Capítulo III El planeta Tierra

y la expedición polar encontró 111 km de ET A P A S EN EL C O N O C IM IE N T O D E LA FORM A E X A C T A D E LA T IE R R A


longitud para I o de latitud. (En 1735 una
expedición se dirigió a Perú y un año des­
pués a Laponia). Se comprobó que la Tie­ Elipsoide de revolución Geoide
rra presentaba achatamiento en la zona
polar; es decir, la Tierra podría parecerse
a un elipsoide de cu
lo
ver4,
Sin embargo, con el desarrollo de los
satélites artificiales se apreciaron nuevos
aspectos de la forma de la Tierra. Esta no G re cia A n tig u a . Se p o s tu ló la e s fe ric id a d S ig lo XVII. Se d e s c u b rió la e x is te n c ia d e l S ig lo XX. Se d e s c u b re las o n d u la c io n e s d e
es un elipsoide simple, sino un elipsoide d e la T ie rra e n b a se a v a rio s in d ic io s ; e n e n s a n c h a m ie n to e c u a to ria l y a p la s ta ­ la s u p e rfic ie d e l m a r (s u p e rfic ie d e
c o n tra d e la c re e n c ia g e n e ra l d e su m ie n to d e los p o lo s . La T ie rra es u n re fe re n c ia ). La T ie rra es e lip s o id e c o n
con ligeras ondulaciones, al cual se le ha fo rm a p la n a , (s ig lo V a. n. e.) c u e rp o e lip s o id a l. o n d u la c io n e s lig e ra s , lla m a d o G e o id e .
(O b s.:L a s o n d u la c io n e s d e l g e o id e h a n s id o
denominado Geoide. Como detallaremos e x a g e ra d a s p a ra fin e s d id á c tic o s ).
más adelante.

IN D IC IO S D E LA E S F E R IC ID A D
Pese a su apariencia plana, ¿podemos ob­
servar indicios de la redondez de la Tierra?
Si observamos con detenimiento a
nuestro alrededor, encontraremos varios
indicios de la esfericidad de la Tierra, to­ El área del observador está
todavía en oscuridad
mando en cuenta los efectos de la curva­ mientras las nubes ya están
tura de la misma superficie. Veamos con iluminadas. No recibe luz
aún por la interposición de
detalle algunos de estos hechos. la curvatura
• La iluminación en el amanecer es de ►Situación en el amanecer, observamos la iluminación de forma gradual (de arriba hacia abajo, conforme asciende el
forma gradual y de arriba hacia abajo Sol en su movimiento aparente).

Esta observación es más factible en los


meses de verano, cuando el cielo está
despejado; al elevar nuestra mirada,
el observador barco en
primero observaremos que se ilumi­ ve sólo las velas alejamiento
nan las nubes, luego la cima de los ce­
rros y, finalmente, las partes más ba­
jas, donde nosotros nos encontramos.
Si la Tierra fuera plana, la iluminación
sería de forma simultánea.
• El hundimiento aparente de ios bar­
►Conforme se aleja, la curvatura de la superficie del mar se antepone entre el observador y el barco y le oculta la base.
cos en el horizonte
La observación de este fenómeno sirvió en la antigua Grecia para postular la redondez del mundo, en contra de la
En la costa, observamos las embar­ creencia general de su planitud.
caciones alejarse, estas desaparecen
progresivamente, dando la impresión
de un hundimiento. Esto se debe a
' Sombra de la Tierra
que la superficie del mar (curva por la Luna
propia forma de la Tierra) se antepone
y a cierta distancia oculta el barco.
• Los eclipses de Luna
En el capítulo anterior, explicábamos
como se producen los eclipses. Cuan­ I»»**'...

Sombra de la Tierra
do son de Luna, los eclipses ocurren
por la proyección de la sombra de la
Tierra hacia nuestro satélite. Si la Tie­
rra fuera plana no observaríamos una Borde curvo

sombra de borde circular en la super­ \


ficie de la Luna. ►La sombra curva proyectada en los eclipses de Luna fue un indicio im portante de la esfericidad terrestre.

Posteriormente al elipsoide, se planteó que la forma más cercana de la Tierra en su conjunto es el esferoide, que significa "casi una esfera", ya que existe achatamiento,
pero éste es casi imperceptible. Esta es una de las formas de la Tierra que más se ha difundido hasta el día de hoy.

63 4
4
Lumbreras Editores

►Los antiguos
navegantes observaban
el ocultam iento de las
estrellas en el horizonte
meridional cuando
viajaban al norte. Este
fenómeno fue otra
evidencia a favor de la
esfericidad de la Tierra.

Este observador no puede ver la estrella B. La curvatura de la Si la superficie fuera plana se podría ver ambas
superficie terrestre lo oculta. Si la Tierra fuera plana sise estrellas a la vez.
podría ver también esta estrella.

• El ocultamiento de las estrellas de • Realizar mediciones de tal superfi­


hemisferio norte por el horizonte cie (del geoide), lo cual se basa en
cuando se viaja hacia el sur, hacia el aproximaciones del valor de la grave­
polo. La misma curvatura (de la zona dad y el movimiento de los satélites
ecuatorial, en este caso) oculta pro­ artificiales, según las propiedades del
gresivamente a las estrellas del firma­ geoide.
mento boreal. La ciencia dedicada a los problemas
sobre la forma de la Tierra es la geodesia.
Eratóstenes (250 a.n.e.), considerado
LA FORM A E X A C T A DE LA T IE R R A
padre de la geodesia, obtuvo un cálculo
Como se ha podido notar, la forma que muy aproximado de una circunferencia
hemos dado a nuestro planeta ha de­ terrestre mediante- el procedimiento ex-
$•

pendido de las propias necesidades puesto al principio del capítulo.


humanas y del avance de las observa­ Sin embargo, la geodesia ha evolu­
ciones. Así, de una forma plana hemos cionado mucho desde Eratóstenes hasta
arribado a una completamente esférica, la actualidad, donde ya se cuenta con la
esferoide; hasta elipsoide. Sin embargo, observación satelital. Veamos a continua-
cabe la pregunta: ¿cuál es la forma más ción más detalles respecto al geoide y al
exacta de nuestro planeta? Responder elipsoide referencial.
esta interrogante no es una labor sen­
cilla, debido, principalmente, al carác­ El Geoide
ter variado y complejo de la superficie
Es la superficie imaginaria que coincide
terrestre (diferencia entre superficie
con el nivel medio del mar supuesto en ►El geoide se asemeja a un elipsoide de revolución. Tiene
marina y continental, presencia del re­ ligeras diferencias a modo de ondulaciones.
reposo y que se prolonga por debajo de
lieve, las variaciones del nivel del mar,
los continentes, se le puede identificar
etc.). A pesar de ello, se están haciendo
como la forma matemática de nuestro
delicados esfuerzos por determinar la
planeta. • Tres elevaciones de 60 m en Europa y
forma exacta y las dimensiones de nues­
una en el sur de Madagascar.
tro planeta, debido a los requerimientos Presenta las siguientes propiedades:
en algunas actividades prácticas. (Por • Es una superficie equipotencial de gra­ • Depresión amplia en el polo sur cuya
ejemplo, en cartografía, la precisión de vedad, es decir, la intensidad de la gra­ profundidad máxima es de 60 m al su­
los mapas depende de la forma y dimen­ vedad es igual en todos sus puntos. deste de Nueva Zelanda. El polo sur
siones del planeta). i está 30 m debajo del elipsoide de re­
• La superficie del geoide es perpendi­ ferencia.
La determinación de la forma y dimen­ cular a la dirección de la plomada (de
siones de la Tierra incluye dos cuestio­ ¿Por qué la Tierra es un geoide y no un
la gravedad).
nes: simple elipsoide?
• Elegir la superficie representativa (se En el geoide terrestre se puede identificar: *La Tierra sería un elipsoide simple
ha considerado una superficie imagi­ • Una depresión en el océano índico al si actuaran únicamente en su masa dos
naria formada por el nivel del mar en sur de la India de 113 m. y una eleva­ fuerzas: la fuerza gravitacional y la fuer­
un hipotético estado de reposo, el lla­ ción de 81 m en la costa norte de Nue­ za repulsiva como resultado de su movi­
mado geoide). va Guinea. miento de rotación.

► 64

4
Capítulo III El planeta Tierra

Pero estos factores no son los únicos C O R T E ESQ U EM A TIC O A T R A V E S DE LA SU P E R FIC IE


existentes; los materiales internos expe­ D E L E LIP SO ID E DE R E V O LU C IÓ N Y D E L G EO ID E
rimentan un proceso de calentamiento y
circulación (corrientes convertivas) y por
estos desplazamientos se modifica la dis­
Superficie de la tierra
tribución de la masa terrestre condicio­ G eoide M ontaña
nada por las fuerzas antes mencionadas.
Elipsoide
A su vez, estas modificaciones en la
O ndulación SíivVV-Y'.Y

distribución de la masa terrestre originan del geoide


una desigual intensidad de la gravedad y.v-'A 1

en la superficie, lo cual ocasiona ondu­ •b'


m
laciones en la superficie marina. En las m m&
Hv’.b'Z

W
Vi
zonas de mayor gravedad, la masa oceá­ *r**S ¡w

nica tiende a hundirse y a elevarse en las wmmmim *


Perpendicular
zonas de menor gravedad. Esto da como Perpendicular al geoide
al elipsoide
resultado las ondulaciones señaladas.

El elipsoide de referencia Desviación de la vertical


Para elaborar los mapas, se han tomado
►En la imagen se compara la superficie del elipsoide y del geoide.
como referencia las dimensiones de figu­
ras geométricas aproximadas a la forma
ELIPSOIDES OFICIALES
de la Tierra (elipsoide de revolución), la
cual por su sencillez es de fácil cálculo. Nombre Fecha Radio a Radio b (polar) Achatamiento de
(ecuatorial) los polos*
Desde 1900 hasta la fecha, se han rea­
W GS84 1984 6 3 7 8 ,1 3 7 6 3 5 6 ,7 5 2 .3 1 /2 9 8 .2 5 7
lizado varias mediciones de los radios de
la tierra para fines de mapeo, utilizando GRS80* 1980 6 3 7 8 ,1 3 7 6 3 5 6 ,7 5 2 .3 1 /2 9 8 .2 5 7
diferentes técnicas. Una de las más co­ W GS72 1972 6 3 7 8 ,1 3 5 6 3 5 6 ,7 5 0 .5 1 /2 9 8 .2 6
nocidas es la que utiliza los métodos as­
1830 6 3 7 7 ,2 7 6 .3 6 3 5 6 ,0 7 5 .4 1 /3 0 0 .8
tronómicos y geodésicos, tal es el caso de
Hayford (1909), aunque posteriormente *f=(a-b)/a
a él, se han establecido varias mediciones Fuente: Geodesia Básica http://es.geocities.com
referidas al elipsoide terrestre.
La llegada de la geodesia espacial, per­ Las medidas del elipsoide realizadas • Su movimiento de rotación. Determi­
mitió determinaciones del semieje ecua­ en 1984, denominadas WGS84 (World na un ensanchamiento en el Ecuador
torial, precisó el valor del aplastamiento Geodetic System 1984), están conside­ debido a la repulsión generada por
y las discrepancias entre el geoide, como radas como las más precisas y se están este movimiento.
superficie física real, y el elipsoide, como convirtiendo en estándar mundial, ac­
superficie matemática ideal en el cuadro • El calor interno. Influye en la desigual
tualmente constituye la base para los
que aparece al lado se hace referencia a los sistemas de posicionamiento global distribución de los componentes te­
elipsoides oficiales en diferentes partes del (GPS) o el Sistema Global de Navegación rrestres en su interior y en la intensi­
mundo los siguientes: por Satélite. En el Perú el Instituto Geo­ dad de la gravedad. Esto determina la
gráfico Nacional (IGN) ha incorporado las forma geoide y la diferencia respecto
EL ELIPSOIDE CONVENCIONAL (HAYFORD) medidas de este elipsoide desde marzo del elipsoide.
del 2006 para una mayor precisión en su
cartografía. C O N S E C U E N C IA S DE
LA E S FE R IC ID A D T E R R E S T R E
F A C T O R E S Q U E C O N D IC IO N A N ¿Por qué es calurosa la zona ecuatorial
LA FO RM A DE LA T IE R R A y, en cambio, muy fría la zona polar?
La forma de la Tierra está condicionada Este hecho tiene relación con la condición
por tres factores: esférica de nuestro planeta. En efecto, la
• Su gran masa. Determina la fuerza forma de la Tierra influye decisivamen­
de atracción gravitacional, debido a te en la distribución de la energía solar
la cual los materiales tienden a con­ y en otros fenómenos. A continuación,
►El elipsoide convendonal era uno de los más conocidos y centrarse hacia su centro y el cuerpo estudiaremos más detenidamente estos
usados para la cartografía antes de 1984. a adoptar la forma esférica. efectos.

65 i
I
Lumbreras Editores

A. La disminución de la temperatura desde D IS T R IB U C IO N DE LA EN ER G IA S O LA R SO B R E LA


el ecuador hacia los polos y la existencia SU P ER FIC IE T E R R E S T R E
de fajas climáticas (zonas térmicas)
Forma de calentamiento
La forma de la Tierra condiciona la
distribución de la energía solar y la Disminución de la
Área mayor, menor energía temperatura en
temperatura. En la superficie curva superficie, menor dirección al
de una esfera, la distribución es des­ polo norte.
energía
igual (como puede apreciarse en el
gráfico en la zona ecuatorial los rayos
solares caen perpendicularmente y
se distribuyen sobre un área menor
generando mayores temperaturas. A
partir de esta zona, la misma cantidad
P.S. Disminución de
de energía solar se distribuye sobre un la temperatura en
El área de distribución de la energía solar dirección al polo sur.
área mayor; por lo tanto recibe menos es mayor en los polos debido a la misma
energía por área y la temperatura es curvatura de la superficie.

menor. He aquí la razón de la disminu­


ción de la temperatura desde el Ecua­ Distribución de la Distribución del Distribución de la
energía solar clima vegetación
dor hacia los polos, aunque también
es importante considerar que sobre
la distribución de la temperatura ac­
túan otros factores: muy importantes
como la inclinación del eje terrestre,
los movimientos de rotación, trasla­
ción, entre otros. \

B. La distribución de flora y fauna por


zonas
►Tomando en cuenta la disminución de la tem peratura en dirección del ecuador hacia cada polo, se ha distinguido la
Siendo el clima el principal factor de existencia de cinco zonas térmicas o climáticas y sus correspondientes tipos de vegetación y fauna.
distribución de flora y fauna, y la cur­
vatura terrestre la causante de la exis­
tencia de zonas térmicas; entonces Peso de los cuerpos en una esfera perfecta Peso de los cuerpos en el elipsoide terrestre
podemos deducir que los principales
biomas (zonas con un tipo de flora y igual peso + peso
*
fauna característico) también deben
su distribución, principalmente, a la
forma de la Tierra.
Sin embargo, es muy importante se­
ñalar que los factores geográficos, ta­
les como la altitud, las corrientes ma­
rinas, entre otros, introducen cambios
en la distribución latitudinal del clima
y también en los biomas. Por ejemplo,
por ubicación latitudinal, nuestro país
debería tener un clima tropical. Sin
embargo, debido a la cordillera de los
andes, existen diferentes climas que ►Debido al achatamiento polar existe una variación mínima del peso de los cuerpos, siendo mayor en los polos que en
son causa de la variedad de flora y el ecuador.
fauna existente en nuestro país.
C. La esfericidad ocasiona (indirecta­ oceánica y atmosférica y, a su vez, D. La diferencia en el peso de los cuerpos
mente) la circulación de masas de este desequilibrio tiende a ser igua­ entre la zona ecuatorial y los polos
agua y aire entre las zonas ecuatoria­ lado por la gravedad mediante la cir­ Esto es un efecto directo de la forma
les y polares culación oceánica y atmosférica. Así, aproximadamente elipsoidal del globo
La esfericidad provoca una desigual la esfericidad del planeta es un factor (debido a su movimiento de rotación).
distribución y calentamiento entre las que agudiza la contradicción entre La diferencia es pequeña y, por lo tan­
partes de la Tierra. Lo cual ocasiona un energía solar y gravedad y contribuye to, sin mayor influencia en las activi­
desequilibrio gravitacional en la masa a la dinámica general de la superficie. dades cotidianas.

66

4
►Los MOVIMIENTOS DE LA TIERRA
Al igual que los astros del sistema plane­
tario solar y los demás cuerpos que son
parte del universo, la Tierra presenta di­
N
ferentes movimientos; algunos, por sus
efectos y duración, son más perceptibles
que otros (como es el caso de la rotación
y la traslación). Sin embargo, todos ellos
(se han descrito hasta 18 movimientos)
tienen importancia, ya que directa o indi­
O e s te
rectamente sus consecuencias se relacio­
nan con características propias de nues­
tro planeta y la existencia de vida en él.
En las siguientes páginas, desarrolla­
remos en forma detallada los dos movi­
mientos más importantes y mencionare­
mos las características de otros.

EL M O VIM IEN TO DE R O T A C IÓ N ►La Tierra en


24 horas, apro­
Se denomina rotación al movimiento
xim adam ente, gira
constante de giro que la Tierra realiza so­ 360°. Este periodo
bre sí misma y que da lugar a la existencia de tiempo constitu­ S
de un eje cuyos extremos se llaman polos ye la rotación.

y sirven de base para la orientación.


Características Pruebas de rotación Heráclides de Ponto (350 a.n.e.). Fue
¿Cómo se conoció el movimiento de el primero en sostener la existencia de
• Dirección: Oeste-Este.
rotación? Al principio, el hombre desco­ la rotación de la Tierra sobre sí misma.
• Sentido: Antihorario, visto desde del
hemisferio norte; horario, visto desde noció la existencia de la rotación porque Estos planteamientos no fueron acep­
el hemisferio sur. (Específicamente no se percibía: el suelo parecía inmóvil. tados porque entraban en conflicto con el
observando desde los polos). De allí que el hombre pensara que los sentido común (aparentemente el suelo
• Duración: 23 horas, 56 minutos, 4 se­ desplazamientos observados en el Sol y está inmóvil) y además no hubo manera
gundos (día sideral). en las noches con las estrellas (que son de probarlos en la práctica. Así se mantu­
efectos de la rotación del planeta) fueran vo la idea de la inmovilidad de la Tierra,
• Velocidad: 28 km/min en el Ecuador.
reales, considerando a la Tierra como in­ tesis concordante con la visión geocén­
La velocidad disminuye con la latitud
móvil y centro del giro de los astros (vi­ trica del mundo que predominaba en la
llegando a Ok m/ m en los polos.
sión geocéntrica del mundo). Edad Media.
• Inclinación del eje terrestre:
Otros argumentos en contra de la ro­
23° 27' 30" (respecto al plano de su Sin embargo, los avances astronómi­
órbita). tación sostenían que si la Tierra estuviera
cos hacían dudar de esa imagen y sos­
girando se produciría un viento terrible
¿Por qué es importante el movimien­ pechar en la existencia de la rotación ya
que arrastraría a todos. Y si uno pegara
to de rotación? La rotación ha favorecido que al descubrirse la lejanía de los astros
un salto, caería en un lugar distinto. Los
la existencia de la vida. Debido a este mo­ visibles era imposible que las estrellas,
pájaros que salían de sus nidos serían
vimiento los distintos lugares de nuestro muy distantes a la Tierra, giren alrede­
arrastrados y jamás encontrarían su ca­
planeta van exponiéndose y ocultándose dor de ella pues tendrían velocidades
mino de regreso y así sucesivamente.
continuamente con respecto al Sol, evi­ increíbles.
tando temperaturas extremas. También La rotación fue aceptada cuando se
Entre los astrónomos de la antigüedad descartó la visión geocéntrica y se im­
ha servido como medio de referencia
que asumieron la condición no estática puso el sistema heliocéntrico postulado
para la orientación mediante el uso de
de la Tierra están: por Copérnico (1473-1543), quien mos­
los puntos cardinales. Además, la alter­
nancia de los días y las noches influye en • Filolao (450 a.n.e.). Plantea que la tró que el centro del sistema es el Sol y
el ritmo de las actividades humanas. Por Tierra gira alrededor de un fuego cen­ no la Tierra. Por lo tanto, la Tierra giraba
consiguiente, el movimiento de rotación tral y que debido a ello observamos alrededor del Sol (traslación) y sobre sí
tiene gran importancia para el hombre. un desplazamiento del cielo misma (rotación).

67 i
4
Lumbreras Editores

► El péndulo de Foucault. En cada oscilación el


péndulo traza líneas diferentes sobre el suelo, debido al NOCHE
desplazamiento de éste por la rotación.

Sin embargo, las autoridades eclesiás


de la rotación y del sistema heliocén­
trico, al punto que obligaron a Galileo
Galilei a retractarse de su tesis sobre la
rotación.
La prueba experimental (en forma ► Debido al efecto de rotación tenemos la sucesión de días y noches: cuando una m itad de la Tierra o hemisferio se
práctica) no llegó hasta 1851 gracias a encuentra iluminado por los rayos solares, podemos desarrollar nuestras actividades (estudios, trabajo y producción),
mientras la otra m itad se encuentra a oscuras; este periodo lo dedicamos al descanso.
Jean B. L. Foucault, físico francés, quien
hizo que desde lo alto de una iglesia os­
cilara un larguísimo péndulo. Este tenía
en el extremo un objeto agudo y pesado,
que rozaba una capa de arena extendida
sobre el piso. El péndulo estuvo movién­ M ovim iento

dose horas y horas, pero si bien lo hacía A p a re n te del sol

siempre en la misma dirección, la huella


que el extremo agudo dejaba sobre la
arena constante y lentamente fue varian­
do su dirección

Consecuencias de la rotación
A. Sucesión de días y noches
Debido a la rotación recibimos la luz
y calor solar por periodos, separados
por periodos de oscuridad (noche) y
de iluminación (día). En un principio,
esta sucesión marcó el ritmo de las
actividades humanas, hoy la sucesión
de días y noches sigue siendo de gran
trascendencia para la humanidad.
►El gráfico muestra la trayectoria semicircunferencia! que describe el Sol, que no es un movimiento real, sino producido
B. Aparente movimiento del Sol y las es­
por el movimiento de rotación.
trellas hacia el Oeste
i
Debido a la rotación, el Sol y los astros
Sol aparece por el Este; por lo tan­ C. Determinación de los puntos
de la noche parece girar alrededor de cardinales
to, amaneció y es más tarde en los
la Tierra, ocasionando un efecto apa­ El movimiento aparente del Sol define
lugares situados al Este de nuestra
rente como sucede con los árboles de los cuatro puntos cardinales. El Este
ubicación. Por ello, si nos despla­
una avenida debido a la marcha del (salida del Sol) y el Oeste (ocultamien-
zamos en esa dirección debemos
vehículo donde nos encontramos. adelantar nuestros relojes. (Ver ca­ to del Sol). El Norte y Sur están deter­
Además, la dirección de la rotación pítulo de Sistema Internacional de minados por los extremos ubicados en
condiciona el amanecer y la hora. El la Hora). cada uno de los polos.

4
Capítulo III El planeta Tierra

Debido a este movimiento aparente


del Sol, en el transcurso del día pode­
mos ubicarnos, ya que identificando el
Este y el Oeste podemos deducir don­ NORTE
de está el Norte y el Sur. Delante

D. Achatamiento polar y ensanchamiento N


ecuatorial
El movimiento de rotación gene­
ra fuerzas repulsivas máximas en el OESTE O | Ü E
Ecuador, lo cual genera su ensancha­ Izquierda Derecha
miento en la zona ecuatorial y acha­
tamiento en la zona polar; favorecido Ponerse el Sol
s Salida del Sol
por la ligera plasticidad que presenta (anochecer) 0 - v r .-v • -- ^ V - ^ (amanecer)
Detrás
los materiales de la Tierra en su con­ í»
SUR
junto. Una variación en la velocidad
de rotación también tendría efectos ►El m ovim iento aparente del Sol perm ite la ubicación de los puntos cardinales.
en la forma de la Tierra.
E. La desviación y curvamiento de la tra­ Veamos el gráfico. no son totalmente estables. Las masas
yectoria de los cuerpos Esta desviación de los cuerpos se hace internas también se mueven; pero a
A causa de la forma de la Tierra, la ve­ más notable en los fluidos. Las masas diferentes velocidades. Una porción
locidad de rotación de un punto sobre de aire y, por consiguiente, las corrien­ fluida (núcleo líquido) circula sobre un
la superficie depende de la latitud (en tes marinas muestran una desviación núcleo sólido (metálico) produciendo
el Ecuador la velocidad es de 1670 km/ por el efecto Coriolis. fricciones y, por ello, electricidad. Esto
hora, en los polos en 0 km). Esta dife­ genera un importante campo electro­
También, podemos observar este
rente velocidad de rotación entre las magnético que protege a la Tierra del
efecto en la erosión de los ríos, en la plasma solar (viento solar).
partes de la Tierra genera una desvia­
acción de los ferrocarriles sobre los
ción en la trayectoria de los cuerpos
rieles, en la dirección de los ciclones
denominado efecto Coriolis (descrita eje polar m agnético eje polar geográfico
(huracanes, tornados, etc.), en los re­
en 1835 por Gaspar Gustave Coriolis).
molinos de la corriente, en la desvia­
Sobre el hemisferio norte Coriolis ac­ ción de un proyectil o una bala, etc.
túa siempre con una declinación hacia
F. Activación del campo magnético
la derecha, con respecto a la dirección
de salida, y en el hemisferio sur actúa La Tierra presenta una estructura inter­
una declinación hacia la izquierda. na formada por diferentes capas que \

\ I
/
/
I
/
/
\

/
\

/
\ /
EL E FE C T O C O R IO LIS \
\

Desplazamiento de las Desplazamiento de


corrientes marinas las trayectorias
%
► El campo electromagnético de la Tierra se activa por
efecto rotacional y es más intenso en los planetas de
% mayor rotación.

Hemisferio Norte
La desviación es Nota
hacia la derecha
de la trayectoria Aunque los estudios físicos seña­
lan que Coriolis se evidencia, por
ejemplo, en grandes masas de
Hemisferio Sur agua, se suele recurrir a ejemplos
La desviación es
hacia la izquierda prácticos para explicar el efecto.
de la trayectoria Así, cuando vaciamos agua al la­
vadero el líquido se desplaza ha­
cia el sumidero central en forma
horizontal y el agua gira en senti­
Se observa como se curva la trayectoria de Si la tierra estuviera inmóvil la trayectoria de los cuerpos entre el
las corrientes. Así se verifica la desviación Ecuador y los polos será recta y de N a S o viceversa. do contrario a las agujas del reloj
de los cuerpos al pasar de la zona Sin embargo debido al movimiento de rotación y la diferencia de
ecuatorial hacia los polos o viceversa. ¿Se velocidad entre la zona ecuatorial y los polos (resultante de la forma
en el hemisferio sur y en sentido
desviará un proyectil si lo disparamos en esférica del planeta) se produce desviaciones en tales trayectorias, horario en el hemisferio norte.
dirección de Chile? opuestas según los hemisferios.

69

4
Lumbreras Editores

EL M O VIM IEN TO DE T R A S LA C IO N De no existir la Inclinación del eje


terrestre, la iluminación de la Tierra
Es el movimiento que realiza la Tierra al­
sería exactamente por la mitad, los
rededor del Sol por acción de la gravedad,
rayos solares caerían perpendiculares
describiendo una órbita de 930 millones
solo al Ecuador y los días y noches ten­
de km. Al igual que la rotación, este mo­
drían igual duración en cualquier par­
vimiento permite la medición del tiempo
te de la Tierra. En otras palabras, no
definiendo el año. existían verano e Invierno, no habría
Características estaciones.
• La órbita de la Tierra es una elipse * El tiempo orbital es de 365 días, 5 ho­
Esto fue señalado en la primera ley ras, 48 minutos y 46 segundos (año
de Kepler para las órbitas planetarias. sideral)
En efecto, la Tierra se acerca y se aleja Comúnmente, conocemos que la
del Sol describiendo órbitas elípticas, duración del año corresponde a 365
donde el Sol ocupa uno de los focos días divididos en 12 meses, y cada
de la elipse. Por lo tanto, hay una va­ mes aproximadamente formado por
riación de la distancia al Sol, relativa­ 4 semanas. Esta división del año per­
mente corta. El máximo acercamiento mite tener una idea más precisa del
► La desviación en la caída de los cuerpos es un efecto
de la rotación. se da el 03 de enero (perihelio), y el "tiempo". Cumplimos años, realiza­
máximo alejamiento se produce el 04 mos un calendario con actividades
G. Desviación en la caída de los cuerpos de julio (afelio). La distancia prome­ de tipo escolares, laborales o de otra
dio al Sol es de 150 millones de km. índole. Transcurren las estaciones, se
Así como ocurre con los fluidos, tam­
(Usado como unidad de medida en el planifican las cosechas de acuerdo
bién ocurre con los cuerpos en caída.
sistema solar: unidad astronómica). a las variaciones de las condiciones
La desviación se produce en dirección
del Este y resulta de la diferencia de • La velocidad de traslación es variable climáticas a lo largo del año, se reali­
velocidad entre la superficie terrestre Recordemos que en una órbita elíp-
A
zan proyecciones meteorológicas. Así
y la zona situada encima. Ambas zonas tica con existencia de momentos de podríamos elaborar una lista extensa
giran, en conjunto, con la Tierra por máximo acercamiento y alejamiento la sobre la relación entre las actividades
efecto de la atracción gravitacional; velocidad no puede ser constante. Así, humanas y los procesos que ocurren
pero las velocidades de ambas son tenemos que en el caso de nuestro pla­ en nuestro planeta, en este caso con
diferentes por su distancia al centro, neta, durante el perihelio la velocidad sus movimientos. Al respecto, podría­
es mayor arriba de la superficie por su llega a 32 km/s y durante el afelio a 28 mos realizar algunas interrogantes
mayor distancia al centro. km/s, de tal forma que la velocidad ¿Siempre ha existido esa vinculación
promedio del movimiento de trasla­ entre el hombre y los movimientos de
Allí los objetos son más rápidos res­
ción terrestre corresponde a 30 km./s. la Tierra?
pecto de la superficie; por lo tanto, al
descender se adelantan a la superficie • La Tierra está inclinada al trasladarse Para el hombre, siempre ha sido de gran
en su rotación hacia el Este; es decir, en torno al Sol, 23°27', con respecto importancia la medición del "tiempo" y
se desvían hacia el Este y esto en pro­ a la línea perpendicular al plano de la su relación con las actividades que rea­
porción a su altura. eclíptica (plano orbital). liza. Por ello, tomando como base las

M áxim a distancia M ayor


al Sol > cercanía al Sol
(4 de julio) SO L (3 de enero)

A FE LIO PER IH ELIO


distancia al Sol: distancia al Sol:
152 m illones km aprox 148 m illones km aprox
velocidad: 28 km /s velocidad: 32 km /s

►La órbita terrestre es elíptica, por consiguiente, la Tierra presenta en su traslación alrededor del Sol, un m om ento de máximo acercam iento (Perihelio) y otro de mayor aleja­
m iento (Afelio).

► 70

t
Capítulo III El planeta Tierra

línea p e rp e n d icu la r En tal sentido, cabe agregar que es ne­


a la e clíp tica 2 3 °27’ / eje te rre stre cesario diferenciar entre las estacio­
nes astronómicas y las manifestacio­
nes climáticas de éstas en diferentes
zonas del planeta. Así por ejemplo, en
la zona tropical no podemos afirmar
P lano de la e clíp tica
SO L que existen 4 estaciones, como ocu­
rren en las zonas templadas; de igual
forma en las zonas polares sólo exis­
ten dos estaciones, una fría muy larga
y otra menos fría muy corta.
Para el ser humano ha sido y será de
gran importancia el cálculo del tiempo
►La inclinación de la Tierra respecto del plano de la eclíptica (ecuador solar) es causa principal de la existencia de las
estaciones.
y el conocimiento del Inicio de una es­
tación u otra debido a la relación que
esta información guarda con las activi­
observaciones astronómicas, el hom­ Cuando se hace referencia a las cuatro dades que realiza. Más allá de que en
bre crea los calendarios desde muchos estaciones: verano, otoño, Invierno y la actualidad se asocia la primavera
siglos atrás y realiza, sucesivamente, primavera, comúnmente observamos, con el mes de la juventud, debemos
una serle de modificaciones hasta arri­ en los textos, la diferencia marcada tener en cuenta que desde culturas
bar a los calendarlos actuales. que se hace de ellas. Se muestran muy antiguas como babilonios y egip­
¿Qué es un año bisiesto y por qué Imágenes en donde el Invierno es re­ cios, las estaciones y los movimientos
existe? El año bisiesto es aquel que presentado por un paisaje recubierto terrestres, en general, han estado vin­
tiene 366 días y existe porque la du­ de nieve, el otoño por la caída de las culados con la vida económica y cultu­
ración de la traslación terrestre no es hojas de los árboles y el verano por un ral de los pueblos.
exacta, aquella fracción de 5 horas, 48 cielo despejado y nubes blanquísimas,
minutos y 46 segundos, del año side­ ¿Por qué se producen las estaciones?
tal como se puede observar en el si­
ral, se va acumulando, y en un periodo guiente gráfico. Concurren dos condiciones para la
de 4 años dicha acumulación equivale existencia de las estaciones: la traslación
Sin embargo, esta típica caracteriza­ de nuestro planeta y su posición Inclinada
aproximadamente a 1 día (24 horas).
Por ello de forma general se establece ción de las estaciones es propia de respecto a su órbita. Debido a esto, los ra­
que cada 4 años febrero tiene 29 días climas templados que corresponden yos del Sol no llegan, durante el año, con
y no 28, es decir cada 4 años el año es al hemisferio norte. En la costa perua­ la misma Inclinación a cualquier lugar de
bisiesto (366 d.). na no nieva en los meses de Invierno, la Tierra. Así, un punto de la superficie ex­
mientras que en la zona andina en la perimenta variaciones de temperatura du­
Consecuencias fr
época de verano se registra las mayo­ rante el año, por ello, suceden las cuatro
A. Las estaciones res precipitaciones de gran Importan­ estaciones. Por la misma razón, varía tam­
cia para la agricultura. bién la duración de la Iluminación diaria.
A lo largo del año, percibimos variacio­
nes de temperatura, periodos de calor
y frío. Estos periodos son las estacio­
nes y están acompañadas de variacio­
nes en la duración de la Iluminación
diaria. Así, el ocultamlento del Sol es
más tarde en los meses de verano (al­
rededor de las 7 p. m. en la ciudad de
Lima, mientras que en invierno ano­
chece más rápido, aprox. 6 p. m.). Los
cambios ambientales Influyen en la ac­
tividad de los seres vivos. Por ejemplo,
cambiamos nuestra vestimenta (entre
el verano y el Invierno), cambian los
productos que consumimos (bebidas,
refrescos en verano); en las zonas ru­
rales las siembras y las cosechas se
asocian con las estaciones ya que éstas
se relacionan con las lluvias; en otras
reglones del mundo, la variación de las
*
estaciones también genera notables ► La imagen representa las cuatro estaciones que son claramente diferenciables en zonas de climas templados como
cambios en las actividades humanas. EE.UU., Canadá o países europeos.

71 i
4
Lumbreras Editores

¿Las estaciones tienen igual duración en ¿Cómo cambian las estaciones? Sol llegan perpendiculares al trópico de
ambos hemisferios? En la época de verano, nuestro hemis­ Capricornio; por lo tanto, el hemisferio
Debido a las características de la órbi­ ferio (el sur) está inclinado hacia el Sol; sur tiene mayor insolación que el hemis­
ta terrestre (elíptica y excéntrica) la ve­ por lo tanto recibimos más energía (los ferio norte, entonces comenzaría nuestra
rayos solares caen de forma perpendicu­ estación de verano y, simultáneamente,
locidad de traslación es variable, lo cual
lar hasta los 23°27' al sur del Ecuador). la estación de invierno para el hemisferio
implica que durante el perihelio exista
Percibimos mayor temperatura y la dura­ norte. Este momento recibe el nombre
un desplazamiento más rápido que en el
ción del día es mayor. Luego, al pasar la de solsticio austral
afelio. Así por ejemplo, la velocidad llega
Tierra al otro extremo de su órbita y man­
a ser de 32 km/s en el momento más cer­ Para la fecha 21 de marzo, los rayos
teniendo su inclinación, nuestro hemisfe­
cano y de 28 km/s en el momento más solares apuntan, perpendicularmente, a
rio ya no experimenta mayor exposición
distante. Esta condición genera que las la línea ecuatorial, en ese momento inicia
al Sol (que ahora corresponderá al norte);
estaciones no duren exactamente igual la estación de otoño para nuestro hemis­
entonces, recibimos menos energía y se
en ambos hemisferios. Para ilustrar lo se­ ferio y la primavera para el hemisferio
inicia un periodo de enfriamiento, es de­
norte. En esta situación, los días y las no­
ñalado podemos mencionar el siguiente cir, estamos en invierno.
ches van a tener igual duración en toda
caso: en julio la Tierra se encuentra en Esta sucesión interrumpida de perio­ la Tierra. Este momento recibe el nom­
Afelio, para dicha fecha el hemisferio sur dos ocurren durante el año, donde las es­ bre de equinoccio. Conforme continúa la
está en invierno y el norte en verano; taciones de otoño y primavera serían los traslación, ahora estamos en la fecha 21
para enero la Tierra está en su momento periodos de transición entre la estación de junio, es el momento en que los rayos
más distante, en dicha fecha el sur está más calurosa y menos calurosa que son el solares llegan, perpendicularmente, al
en verano y el norte en invierno; por verano y el invierno. trópico de Cáncer, lo cual indica que el
consiguiente, los veranos del hemisferio Los cambios de estación se produ­ hemisferio norte recibe mayor insolación
sur son más cortos que los del norte y, cen en cuatro momentos especiales: que el nuestro; por lo tanto, comenzaría
por otro lado, los inviernos del hemisfe­ dos llamados equinoccios y dos llama­ nuestra estación de invierno y en el he­
rio norte son más cortos que los del sur, dos solsticios. misferio norte comienza el verano. A esta
pero la diferencia es mínima, solo de Si nos encontramos en la fecha 22 de situación se le conoce como solsticio bo­
unos 3 días. diciembre en ese momento los rayos del real. Para la fecha 23 de septiembre los

LA S E S T A C IO N E S Y EL M O VIM IENTO DE T R A S L A C IÓ N T E R R E S T R E

Equinoccio de otoño
21 de marzo Círculo de iluminación

Solsticio de verano
Solsticio de invierno
22 de diciembre

ÉW§>
¡
. -

I!*®
Bíter
wmm. m
Noche R líw o ...... Noche

/ i v '
.

t / JS. UttA O*-


Ecuador

Equinoccio de primavera
23 de septiembre

►Las estaciones se cumplen para todo un hemisferio de tal forma que si es verano al sur, es invierno al norte y viceversa. En la imagen se puede observar el inicio de cada estación para
el hemisferio sur.

*
rayos solares inciden nuevamente per­
pendiculares a la línea ecuatorial, enton­
ces será otro equinoccio, solo que esta
vez inicia la estación de primavera para
nuestro hemisferio y la estación de otoño
para el hemisferio norte. Observemos el
gráfico.
B. Otras consecuencias
El sol de medianoche
Comúnmente, cuando estamos en
la estación de verano, observamos
que hay presencia del Sol hasta las
7 p. m., pero si pudiéramos despla­
zarnos más hacia el sur, ir a Santiago ►La imagen muestra cómo la inclinación de la Tierra genera que el Sol dure más de 12 horas en zonas circunpolares en
de Chile o al extremo sur de Amé­ los solsticios de verano.

rica, podríamos observar una mayor


duración del día ya que el Sol está hasta el 23 de septiembre. El polo sur Una vuelta completa de precesión dura
presente hasta las 9 p. m., 10 p. m. e tiene 6 meses de día desde el 23 de 25 767 años.
incluso más horas. septiembre hasta el 21 de marzo. Esto Este movimiento puede compararse
¿Existen lugares donde es posible el • significa que cuando un polo está de con el balanceo de una peonza5 que, al
Sol a medianoche? día, el otro está de noche. girar mediante su eje, oscila lentamente
Debido a la inclinación del eje terres­ mientras se traslada por el espacio. Algo
O T R O S M O VIM IEN TO S DE LA
tre durante un solsticio, la parte polar parecido sucede con la Tierra.
T IE R R A
del hemisferio que tenga la estación
Además de los movimientos de rotación Debido a este movimiento, el polo
de verano correspondiente está cons­
y traslación, nuestro planeta presenta celeste va cambiando a través de los
tantemente expuesto a la luz del Sol.
La región próxima al polo se mueve otros movimientos debido a la influencia siglos, de tal manera que nuestra estre­
en círculo cuando la Tierra gira sobre de factores internos (como su forma no lla polar no es la misma que indicaba
su eje; pero el círculo es tan pequeño totalmente esférica) y externos (influen­ el polo norte en la época feudal o en
que tales lugares nunca dejan de es­ cia de la Luna o ser parte del sistema el tiempo de los egipcios, así como las
tar expuestos a la luz solar; es decir, solar). Dentro de estos movimientos po­ constelaciones que servían de referen­
es de día las 24 horas y tienen el Sol a dríamos mencionar: cia a los navegantes eran otras por el fe­
la medianoche. nómeno de precesión. Dentro de 12 000
Movimiento de precesión años el polo norte estará orientado ha­
En el hemisferio norte, este fenómeno
tiene lugar en el círculo polar ártico, Los movimientos de rotación y traslación cia la estrella Vega.
incluyendo parte de Alaska y norte de serían los únicos que la Tierra ejecutara
Movimiento de nutación
Europa durante el 21 de junio. si esta fuese completamente esférica.
Pero al ser un elipsoide de forma irregu­ Se denomina así al movimiento de vai­
En el hemisferio sur, el Sol de media­
lar aplastado por los polos, la atracción vén de la Tierra, que consiste en una
noche se produce en el círculo polar
grativacional del Sol y de la Luna, y en serie de ligeros cabeceos del eje te­
antártico donde está la Antártida du­
menor medida de los planetas, sobre el rrestre cuando describe los conos de la
rante el 22 de diciembre. ■.
ensanchamiento ecuatorial provocan precesión, de tal manera que las bases
En cada uno de los hemisferios, las de estos conos no son estrictamente
una especie de lentísimo balanceo en la
regiones por encima de los 66° de lati­
Tierra durante su movimiento de trasla­ circulares. La nutación es más rápida
tud tienen al menos un día con las 24
ción. Este movimiento recibe el nombre aunque menos pronunciada que la pre­
horas iluminadas cada verano.
de "precesión" o "precesión de los equi­ cesión: cada 18,6 años el eje de la Tierra
• Los 6 meses de día en los polos noccios", y se realiza en sentido inverso completa una nutación (cabeceo) de 9,2
En los polos ocurre este fenómeno al movimiento de rotación, es decir, en segundos de arco. Este movimiento es
como consecuencia de la inclinación sentido retrógrado. causado por las fuerzas de atracción del
del eje terrestre, así como ocurre el Sol Bajo la influencia de dichas atrac­ Sol y la Luna, que al combinarse resul­
de medianoche en los círculos polares. ciones, el eje de los polos terrestres va tan aumentadas o disminuidas según las
El polo norte presenta 6 meses de describiendo un cono de 47Qde abertura posiciones que ocupan en relación con
días iluminados desde el 21 de marzo cuyo vértice está en el centro de la Tierra. la Tierra.

Una peonza es un cuerpo que puede girar sobre una punta en la que sitúa su centro gravitatorio de forma perpendicular al eje de giro, equilibrándose sobre un punto
gracias a la velocidad angular, que permite el desarrollo del efecto giroscópico. El trompo es un ejemplo típico de peonza.
Lumbreras Editores

fM
/ yj v v Estrella Polar
\S Polo de la Cono de precesión
x*-. eclíptica
\/

eje de la Tierra

eje de
Plano de la
rotación
eclíptica

Precesión
?\ 26 000 años
. 0 ^ AaAsA^c/
Nutación: 18,5 años p

►La Tierra, además de la rotación y traslación, presenta otros movimientos como la precesión y nutación, como se aprecia en la imagen.

Movimiento en “S” del


centro de la Tierra
Este movimiento se sobrepone al movi­
miento de traslación alrededor del Sol.
Así, nuestro planeta no describe una elip­
se perfecta. La pareja Tierra-Luna, vincu­
lada por la gravedad, se comporta como
un par de pesas de gimnasia, unidas por
una barra; pero con la diferencia de que
en este caso la pesa de un extremo (Tie­
rra) es mayor que la del otro (Luna); la
Tierra pesa 80 veces más que la Luna. En Tierra
realidad, lo que describe la elipse perfec­
ta alrededor del Sol es el centro de masas
de esta combinación asimétrica ubicado
a 4800 km del centro exacto de la Tierra.
De ahí que al girar la Luna alrededor de
la Tierra una vez al mes, el centro de la
Tierra, en su vuelta alrededor del Sol; se
desplace y describa una curva en forma
de "S", de casi 9 656 km de amplitud.
Movimiento alrededor del
►En la imagen las líneas punteadas muestran el movimiento de seseo.
eje galáctico
El Sol está sometido, con un conjunto de
estrellas, a un movimiento de traslación
alrededor del centro de la Vía Láctea
(equivalente a la rotación de nuestra ga­
laxia); este movimiento es realizado a una i

velocidad de 216 km/s y tiene una dura­


ción de 230 millones de años. La Tierra,
y los demás cuerpos del sistema solar, ►La rotación de la
acompaña al Sol en este movimiento. Vía Lactea implica
que el Sol se desplace
En síntesis, la Tierra es también una conjuntam ente con
manifestación "micro" del movimiento y todos los planetas
cambio constante en el Universo; sus mo­ alrededor de su centro
vimientos son mucho más numerosos de en un m ovim iento que
los que normalmente percibimos. dura 230 M.A.

4
Capítulo lil El planeta Tierra

Historia del calendario


ectura I

El problema de la división y cómputo del tiempo es uno de los más viejos y difíciles que se ha planteado
el hombre.
Hoy en día tenemos más o menos resuelto el problema; utilizamos años, meses, semanas, días,
horas, lo que permite un mejor encuadramiento de los acontecimientos en el tiempo. Si decimos que
algo ocurrió el 13 de septiembre de 1878, todos sabemos lo que esos datos quieren decir.
Lógicamente no siempre se dividió el tiempo de esta manera, como tampoco hoy en día todos los
pueblos del mundo tienen el mismo calendario, ni viven en el mismo año, los musulmanes viven el año
1383, ya que comienzan a contabilizar su cronología a partir del año de la Héjira en el 622, y los chinos
viven el año 4702, ya que ellos empiezan a contabilizar sus años en el 2697 a.n.e.
Los romanos adaptaron también su año a los movimientos de la Luna y formaron el año de doce
meses. Empezaba el 1.2 de marzo y acababa el 28 de febrero. Los meses llevaban el nombre del número
ordinal: september, october, november, december, que hoy carecen de sentido porque october, por
ejemplo, el octavo, es el décimo mes y así los demás. Lo que sucede es que el emperador Carlomagno
quizo ajustar al principio del año al nacimiento de Cristo y trasladarlo de marzo al 25 de diciembre, pero
como resultaba engorroso su aplicación, por alterar todo el sistema establecido, se convino que el 1.2
de Enero, día de la circunscisión del Señor, diera principio al nuevo año.
Con el maremágnum del año lunar de 355 días o de 364 como lo tenían los romanos, las cosas se com­
plicaron ante la necesidad de ajustarlo al año trópico y hubo varias intentonas para subsanar el desfase
en el cómputo del tiempo. Julio César reguló el año civil restableciendo la armonía entre las estaciones
y los meses para que el equinoccio de primavera coincidiese con el 21 de marzo. Se estableció que cada
cuatro años debía existir uno de 366 días. Desde entonces el año se rigió por el movimiento solar, y la
Luna reguló los días de la semana.
Con el cómputo de los años bisiestos primero cada tres años y luego cada cuatro se trataba de evitar
notables perturbaciones. En el transcurso de los siglos la pequeña diferencia iba alcanzando cifras muy
perceptibles. Además la Iglesia estaba muy atenta a que el 21 de marzo coincidiese con el equinoccio
de primavera porque las fiestas movibles eclesiásticas se fijaban sobre la Pascua y ésta debía celebrarse
el primer domingo después de la Luna llena que sigue inmediatamente al equinoccio de primavera.
Con todo esto a principios del siglo XVI la necesidad de una reforma del calendario se hacía sentir viva­
mente. El Concilio de Trento se preocupó de la reforma del calendario.
El papa Gregorio XIII en 1582 determinó suprimir 10 días de ese año para regularizar las fechas.
Como el año no tiene 3 650 exactamente, sino 365 días 5 horas 48 minutos y 46 segundos, habrá siem­
pre un retraso en tanto se quiera realizar una división exacta en meses y semanas dentro del calen­
dario, por ello se hacen
r
necesarias ciertas
*
modificaciones, en resumen se establecieron las siguientes
reglas:
1. Los años tienen normalmente 365 días de duración y se denominan años comunes.
2. Todos los divisibles por 4 son bisiestos, a exclusión de los terminados en 2 ceros.
3. Serán bisiestos aunque terminen en 2 ceros, aquellas cuyas cifras significativas sean divisibles por
cuatro.

Es decir serán bisiestos 1600, 2 000, 2 400 y no lo serán 1700,1900, 2100, etc. al menos estas reglas
permitirán regularizar los años hasta el 4934, año bastante lejano como para preocuparnos de ello por
el momento. »

Tomado y adaptado de Astronomía, explorando el Universo


Editorial Ramón Sopeña. Pág. 254-255.


«

4
Lumbreras Editores

El péndulo de Foucault
La demostración del giro de la Tierra fue efectuada en 1851 por Jean Bernard Foucault, mediante un
péndulo suspendido de la cúpula del Panteón de los Inválidos, en París. La idea de fondo de dicha de­
mostración es relativamente sencilla: Isaac Newton había formulado la ley de la inercia el siglo anterior.
Según dicha ley, un cuerpo no cambia su estado de movimiento o reposo, a no ser que intervenga algu­
na fuerza que modifique dicho estado. Por tanto, el movimiento de un péndulo, que se desarrolla en
un solo plano, movido por la inercia y la gravedad, y no tiene ninguna fuerza exterior que haga cambiar
este estado de cosas, debe mantener fijo el plano de oscilación (suponiendo despreciable-¡otra reduc­
ción para simplificar!- el roce del punto en el que se encuentra colgado el péndulo). Para averiguar si
la tierra gira, basta colocar un péndulo en cualquier lugar de la tierra que no sea el ecuador. Si la tierra
gira, el plano de oscilación del péndulo variará con respecto a la tierra; si la tierra no gira, permanecerá
fijo. Para la realización práctica del experimento, es necesario que el péndulo sea suficientemente lar­
go y tenga el centro de gravedad muy abajo, de modo que se pueda obtener un periodo de oscilación
largo y que el péndulo permanezca mucho tiempo oscilando sin detenerse: por ese motivo se colgó del
centro de una cúpula, en un sitio cubierto, para que no le afectara el viento.
El experimento demostró que el plano de oscilación del péndulo variaba con el tiempo, aunque no
360 grados al día, debido a la variación causada por el ángulo entre la vertical de París y el eje terrestre;
así, se dedujo que la Tierra no está fija, sino que gira en el espacio. Aparentemente, la demostración es
impecable. Sin embargo, se apoya, como toda explicación científica, en una reducción o simplificación
previa, que pasa inadvertida a quien estudia el problema: El espacio con respecto al que se mueve el
péndulo ha sido desprovisto de objetos. El péndulo se mueve en el espacio absoluto de Newton. Como
se puede comprender, el "girar en el espacio" aplicado a la tierra o el "mantenerse fijo en el espacio"
aplicado al plano de oscilación del péndulo, implica haber aceptado previamente las leyes de Newton
como una descripción correcta de la realidad, y el experimento se plantea dentro de esa matriz de
ideas sobre la realidad. Pero, como sabemos que la eliminación de los cuerpos celestes es una simpli­
ficación, y que el espacio absoluto de Newton es una ficción, hay que preguntarse: ¿Con respecto a
qué gira la Tierra? ¿Y con respecto a qué se mantiene fijo el plano del péndulo? Para poder responder
dichas preguntas, lo primero que hay que hacer es restituir la realidad a su integridad, es decir, supo­
nerla, no como un espacio vacío, muy cómodo para los cálculos, sino como el mundo, el conjunto de
las cosas, como término de referencia. Esto obligaría a pensar el giro de la Tierra y la fijeza del plano de
oscilación del péndulo como relativos al resto del universo. La conclusión realista del experimento de
Foucault sería "Ta tierra gira con respecto al resto del universo" y "el plano del péndulo se mantiene
fijo con respecto al resto del universo". Si esto es así, las frases "la Tierra gira", o "la Tierra gira sobre sí
misma", así, aisladamente, no tienen sentido. Todo movimiento es de algo con respecto a otra cosa. No
hay movimientos absolutos, pues el espacio absoluto no existe: las coordenadas cartesianas están sólo %
en los cálculos .matemáticos y geométricos, no en la realidad.
Vemos así cómo, a la hora de plantear el experimento para comprobar el giro de la Tierra se intro­ *

ducen las ideas preconcebidas procedentes de la mecánica newtoniana; dicho de modo más general,
las observaciones científicas puras son imposibles, pues siempre se plantean dentro de una matriz de
ideas científicas previas. Y, a la hora de interpretar la observación científica, no sólo se introducen esas
ideas científicas previas, sino también el modo habitual de trabajar de nuestra imaginación, y nuestros
hábitos psicológicos (en el caso del giro de la tierra, el hábito de considerar fijas las cosas grandes y
móviles las pequeñas).
i

Tomado de horizontesdesuceso.blogspot.com /2009/04/el-experim ento-del-pendulo-de-foucault.htm l - 87k.

i r

*
O B JETIV O S

♦ Estudiar la im portancia y utilidad de los mapas en las diversas ac­


tividades hum anas y en el desarrollo social.
♦ Conocer los elem entos de los mapas a fin de facilitar la in terp re­
tación y el em pleo de los mismos.
♦ A prender a resolver problem as de escala cartográfica.
NO T E O L V ID E S DE S U S C R IB IR T E !!!
h ttp s://w w w .yo u tu b e.co m /ch an n el/U C C JZ e8IV D n 1n Q P S 400g 725g
U N E T E AL G R U P O DE FA C EB O O K !!!
h ttp s://w w w .faceb o o k.co m /g ro u p s/928476563896833/
LIKE P A R A C O N O C E R T O D O S LO S LIB R O S G R A TIS!!!
https://w w w .facebook.com /LibrosG ratisP D FyD O C /
K IN T R O D U C C IO N

Conocer el espacio es y ha sido para el ser hum ano un tem a de


gran trascendencia en la realización de sus diversas actividades,
incluso de supervivencia. Conocer hacia donde desplazarse para
conseguir alim ento o encontrar un lugar para protegerse del frío
fue fundam ental en sus inicios, como más adelante, el conocer las
costas para establecer rutas comerciales y posteriorm ente repre­
sentar toda la Tierra y té n e r un m ejor conocim iento del m undo en
que habita. <
Por ello, a través del tiem p o el ser hum ano ha ido perfeccionando
la form a como representa dicho espacio. Recorrer el cam ino que
va desde los prim eros mapas de arcilla hasta arribar a las actuales
fotografías aéreas e imágenes satelitales es recorrer el cam ino de
los notables avances logrados en cartografía. A pesar de ello, el
propósito inicial del hom bre no ha cam biado: localizar y conocer
con detalle el espacio geográfico para poder realizar sus diversas
actividades. •
El presente capítulo explora los aspectos generales de la cartografía
y los diferentes elem entos que constituyen los mapas para fam ilia­
rizarnos con ellos, conocer su utilidad y com prender la im portancia
que tienen en el conocim iento del territo rio .
Lumbreras Editores

►La cartografía
La cartografía es el conjunto de operacio­ ¿para la construcción de una central hi­ ron la necesidad de comunicar unos a
nes y técnicas utilizadas para elaborar los droeléctrica?. Podría ser una carta o tal otros el conocimiento del terreno, nece­
mapas. Debido a que brindan información vez un plano. sidad que estimuló el surgimiento de los
geográfica, los mapas son instrumentos En general al conjunto de estas repre­ primeros mapas.
muy importantes para la orientación en sentaciones gráficas se denomina Docu­ Así se construyeron los mapas, que
los viajes y en las labores de planificación mentos Cartográficos y se han elaborado representaban costas, islas, ríos, etc. en
y ordenamiento espacial. en diferentes momentos históricos. Vea­ conchas marinas, como es el caso de los
Los mapas son representaciones mos brevemente el proceso seguido. nativos de las islas Marshall, o en pieles
gráficas de la superficie terrestre en de osos, como lo hacían los esquimales.
superficies planas (de papel, tela, etc.). D E SA R R O LLO H IS T Ó R IC O Uno de los mapas más antiguos que se
Pueden abarcar un sector o la totalidad La historia de los mapas es tan antigua conoce hasta la fecha es el mapa de Catal
de la superficie. Según la característica como la historia de la humanidad. Los Hoyük (actual Turquía) que parece una
se distinguen planos, cartas nacionales, pueblos primitivos que vivían como reco­ especie de representación de la ciudad,
mapas políticos de un país, planisferios, lectores y cazadores tenían que moverse realizada en piedra que data de aproxi­
mapa mundi, entre otros. Cada tipo de continuamente y era cuestión de vida o madamente 6500 años.
mapa tiene su utilidad. ¿Cuál utilizare­ muerte el conocer la dirección y las dis­
mos para una excursión montañosa? o tancias de sus recorridos. Por ello, tuvie­

A través de la historia de la humanidad, representar el espacio en el cual realizaban sus actividades ha sido de gran trascen­
dencia para el hombre. Así en diferentes lugares de nuestro planeta, usando recursos de su entorno, los seres humanos reali­
zaron los primeros mapas, que sin tener líneas geodésicas, norte geográfico y escala brindan hasta el día de hoy información
valiosa respecto a los acontecimientos y características del medio donde habitaban. Algunos nos muestran la distribución de
las islas, planos urbanos, acontecimientos de la naturaleza, redes de caminos, incluso algunos son maquetas representativas
de infraestructuras hidráulicas (sistemas de irrigación).

►La carta marina de las Islas Marshall data de 600 ►Cata! Hoyük es uno de los asentamientos humanos más antiguos que se han excavado; ya estaba poblado
años a.n.e., está elaborada en cañas y muestra la durante el neolítico. La imagen en piedra representa un volcán y el plano de la ciudad,
ubicación de las islas.

► 78

4
I

r
Capítulo IV La cartografía

Periodo esclavista t Sistema de


posicionamiento
Conforme se desarrollaba las necesida­ global. Este sistema
des humanas, los mapas requerían mayo­ consiste en 24 satélites
res precisiones, así los egipcios y los chi­ que se m antienen en
órbitas semicirculares,
nos1 elaboraron mapas de sus territorios.
a una altitud de 20.000
Sin embargo, la cartografía antigua se km y con un periodo
desarrolló notablemente estimulada por aproxim adam ente de
el progreso mercantil griego, destacan­ 12hrs. Estos sistemas
pueden ubicar con
do Anaximandro de Mileto (-611 a.n.e.
precisión ejércitos en
a -5 4 6 a .n .e ., quien fue el primero en caso de enfrentam iento
elaborar un mapa del mundo conocido bélico; pero tam bién
hasta entonces, y Ptolomeo (90-168), es posible utilizarlos
para la supervisión de
quien inicia el uso matemático de la pro­
movimientos naturales
yección cónica en el diseño de mapas. Los de la Tierra, el tránsito
romanos también usaron los mapas, pero en una ciudad, incluso
sus propósitos fueron más de tipo militar las oscilaciones de
estructuras como
y de conquista.
puentes colgantes y
En general, los avances en cartografía estatuas.
durante esta etapa fueron importantes.
Nuestro actual sistema cartográfico se
debe al aporte de los griegos, ellos ad­
mitieron la forma esférica de la Tierra,
introdujeron el sistema de latitudes y
longitudes, construyeron las primeras Sin embargo, debido al comercio en Los siglos posteriores incluyeron tam­
proyecciones y calcularon el tamaño de otras zonas geográficas, el desarrollo en bién importantes avances en la cartogra­
nuestro planeta. fía, haciendo los mapas más precisos.
cartografía se mantuvo, es el caso de
los árabes. Destaca el aporte de Al Idri- Para el siglo xvm, se realizan los mapas to­
Periodo feudal
si (1100-1171 d.n.e.) en el diseño de 60 pográficos de diferentes países europeos.
Durante el periodo feudal hubo un es­ En el siglo xx se dan mayores innovacio­
mapas, entre ellos un mapamundi. En el
tancamiento y hasta un retroceso de la nes en la cartografía, la Primera Guerra
siglo xiv, dado el apogeo mercantil de Ita­
cartografía en Europa, ya que la elabo- Mundial genera la necesidad de conocer
/ ^ lia y Mallorca, estas regiones concentra­
ración de los mapas estaba orientada con más detalle los territorios y se suma
por criterios y fines religiosos. Se volvió rán la producción de mapas náuticos de
uno general (portulanos). Elaborados por a la elaboración de mapas la fotografía
a utilizar el Orbis terrarum de los ro­ aérea, cuyo uso se generaliza para la Se­
manos, pero con deformaciones donde almirantes y marinos, estos mapas náu­
gunda Guerra Mundial; posteriormente,
aparecía Asia de forma exagerada y la ticos ubicaban mayormente puertos, de
en la década del 60 y 70 EE.UU. lanza al
Tierra Santa en ella.* allí su denominación.
espacio los satélites artificiales (Pageos y
Período capitalista Landsat), los que realizan un estudio geo­
désico general de toda la Tierra y fotogra­
Durante esta etapa la cartografía va a
fían con gran detalle diferentes espacios
tener un gran desarrollo, debido a que
de nuestro planeta.
la producción y el comercio exigieron el
Por otro lado, es innegable cómo estas
mejoramiento de los mapas. Así, en Fran­
tecnologías han dado el salto al mercado
cia, Inglaterra, Holanda y Alemania, entre
de consumo, tal es el caso del GPS (Sis­
otros países, se elaboraron mapas utili­
tema de Posicionamiento Global o Global
zando instrumentos más sofisticados.
Positioning System), que se inició como
A inicios de esta etapa destacan Abra- un proyecto para permitir a las unidades
ham Ortelius quien elaboró el atlas más militares de Estados Unidos conocer su
moderno para ese entonces y Gerhard Kra- posición en todo momento y en cualquier
mer (más conocido como Mercator), quien lugar del mundo y actualmente constitu­
fue el creador de la proyección cilindrica ye el "último atractivo" de algunos pro­
►Mapa de la época feudal, elaborado por Al Idrisi, mues­
que actualmente lleva su nombre y cuyo ductos tecnológicos, como es el caso de
tra en detalle las costas del Mediterráneo. uso fue general en los mapas náuticos. los celulares.

1 Se tiene referencias respecto de la cartografía china desde el año 2270 a.n.e. En esta se utilizaban divisiones reticulares, orientación y rumbos ^direcciones para
referirse a caminos.

4
Lumbreras Editores

En la actualidad, aquella concep­ posible para el uso intenso de los recur­ aéreas, los SIG2, entre otros) permiten
ción de mapa como representación de sos naturales (cuyo aprovechamiento, conocer con precisión los diferentes es­
la Tierra sobre una superficie plana de como sabemos, no favorece a todos), es pacios terrestres y construir mapas que
papel ha cambiado por representacio­ innegable el gran desarrollo alcanzado son útiles en diferentes ámbitos: geoló­
nes digitales, que manejan información por la cartografía durante este periodo. gico, ambiental, hidrográfico, proyectos
de gran exactitud. Si bien la motivación Actualmente, las nuevas tecnologías (ra­ urbanos, etc.
principal es tener la mayor información dares, satélites artificiales, fotografías

►Elementos de los mapas


A S P E C T O S G E N E R A LE S
¿Puedes desdoblar el cuero de una pelo­ 90° N
P olo
ta en una superficie plana? No es posible Eje terrestre
solo se logrará estirando algunas partes, 66°33' N
es decir, produciendo deformación del
material. 23°27 N C írcu lo P olar Á rtico
Una situación similar ocurre al repre­
sentar la superficie terrestre en un mapa
(en una superficie plana). Así el mapa T rópico de C á n ce r
pierde exactitud. He aquí el problema
principal de la cartografía, ante el cual
se ha desarrollado la técnica de las pro­ Ecuador
yecciones. Aunque también se recurren a
otras técnicas. 66°33' S T ró p ico de C a p rico rn io
¿Cuáles son las técnicas utilizadas para
C írculo P olar A n ta rtico
elaborar los mapas?
• El uso de las líneas geodésicas (parale­ 90° S
los y meridianos): sirve para indicar y ► Los trópicos indican la m áxim a caída perpendicular y los círculos polares la m áxim a caída tangencial de los
precisar la ubicación de los diferentes rayos solares.

lugares.
• El uso de las proyecciones: sirve para LÍN E A S IM A G IN A RIA S (LÍN E A S pendicular de los rayos solares duran­
reducir las deformaciones propias de G E O D É S IC A S ) te los solsticios (21 de junio y 22 de
proyectar la imagen de un cuerpo es­ Se denomina así al sistema de líneas de diciembre).
férico en una superficie plana. referencia que permiten la ubicación de
• Los círculos Polares (Ártico y Antár-
• El uso de la escala: sirve para reducir un lugar de forma exacta sobre la superfi­
tico) indican la incidencia tangencial
la realidad representada y calcular dis- cie terrestre. Según su orientación sobre
de los rayos solares durante los sols­
<*

tancias reales. la esfera terrestre y el plano se pueden


distinguir: ticios.
• El uso de las curvas de nivel: sirve
Paralelos A partir de la localización de los trópi­
para representar las características
cos y círculos polares sobre la Tierra
del relieve. Círculos cuyo plano forma una perpen­
dicular con el eje terrestre. Pueden tra­ se pueden distinguir las zonas climá­
• El uso de los signos convencionales: ticas: tropical (cálida), templada y po­
zarse infinitos paralelos sobre la esfera
facilita la transmisión de la informa­ lar. La zona tropical entre el Ecuador
terrestre. Entre los principales tenemos:
ción geográfica (características del los' trópicos; los círculos polares y el y los trópicos, la zona templada entre
terreno). Ecuador. los trópicos y los círculos polares y la
A continuación, desarrollamos cada • Los trópicos (Cáncer y Capricornio) zona polar entre los círculos polares y
uno de los elementos mencionados indican el límite de la incidencia per­ polos (90Q).

2 Los comúnmente llamados SIG o Sistemas de Información Geográfica, se definen como un conjunto de métodos, herramientas y datos que están diseñados para actuar
coordinada y lógicamente, para capturar, almacenar, analizar y presentar toda la información geográfica. Los SIG constituyen una importante herramienta actual para
los geógrafos.

► 80

4 .
Capítulo IV La cartografía

• El Ecuador, es considerado el parale­ La coordenada geográfica as líneas de costa, las fcuales se iban
lo máximo ya que es el único paralelo Si bien la ubicación exacta de un lugar es registrando en un mapa durante el tra­
que divide a la Tierra en partes ¡gua­ yecto. A esto se sumó el tomar como
importante, ¿en qué casos será necesario
les, es tomado como referencia para referencia la posición del sol y las es­
conocer la coordenada geográfica de un
dividir a la Tierra en dos hemisferios: trellas, lo cual fue perfeccionado con el
determinado lugar?
norte y sur; por ello es considerado empleo del astrolabio. Pero registrar las
Comencemos por algo básico: si resi­
una línea base. posiciones de los astros en un mapa no
dimos en la ciudad, inicialmente guiados
Meridianos y posteriormente por nuestros propios era fácil. Posteriormente se tomó como
medios, nos hemos orientado en espacios referencia la dirección en que sopla el
Son semicírculos que parten y concu­
como la bodega de la esquina, el merca­ viento. El registro de la dirección de los
rren en los polos geográficos. Pueden
do de abastos, un centro de enseñanza, vientos figura en la rosa de los vientos
trazarse infinitos meridianos sobre la
tomando como referencia nuestra vivien­ (rosa náutica).
esfera terrestre. Un meridiano cualquie­
da. Es posible que en este proceso haya­
ra con su meridiano opuesto (antípoda) Con la invención y difusión de la brú­
mos consultado un plano urbano, pero es
forman un círculo máximo, círculo cuyo jula, las travesías comerciales tuvieron un
poco probable que hayamos tenido cono­
plano al pasar por el centro de la Tie­ gran desarrollo aunque la dinámica mag­
cimiento de las coordenadas geográficas
rra la divide en dos partes iguales. Entre nética terrestre limita su exactitud en la
puesto que en este ámbito espacial no es
los principales meridianos, tenemos al orientación.
necesario conocerlas.
meridiano de Greenwich y al meridiano
Sin embargo, si nos desplazamos por Todavía se emplea la brújula, la rosa
1802. Estos dos dividen el globo terres­
una zona rural con abundante o poca ve­ náutica, una flecha dirig da hacia el norte.
tre en Hemisferio Occidental y Hemisfe­
getación, tal vez una región desértica o Pero también se han desarrollado nuevos
rio Oriental.
marítima, ¿qué punto de referencia de­ medios como el GPS, sistema digital de
El meridiano de Greenwich cruza los bemos de tomar en nuestra orientación? orientación en conexión con satélites ar­
siguientes países: Reino Unidos, España, Es casi seguro que llevemos un mapa, tificiales.
Francia en Europa; Argelia, Mali, Ghana, mas no basta tenerlo, sino que debemos
Burkina Faso en África y la Antártida. saber leerlo e interpretarlo y así poder En síntesis, ¿cómo definimos una co­
determinar nuestra posición exacta. El ordenada geográfica? Cuando un parale­
El meridiano 1809 es también conoci­
do como la línea internacional del cambio mapa contiene información que nos per­ lo y un meridiano se intersectan forman
de fecha; es la única línea que no cruza mite establecer y conocer nuestra coor­ una perpendicular llamada coordenada
superficie continental alguna, forma con denada geográfica. geográfica. Esta se expresa en dos valo­
el meridiano de Greenwich un círculo Las primeras travesías marítimas te­ res: latitud y longitud, los cuales permi­
máximo. nían que realizarse sin perder de vista ten ubicar un lugar de forma exacta.

Meridiano de Greenwich Línea Ecuatorial

Somalia

Dem. El Congo

►En la imagen se muestra a los principales países que cruzan el meridiano de Greenwich y la línea ecuatorial.
*

4
Lumbreras Editores

C O O R D E N A D A S G E O G R Á FIC A S • La latitud es la distancia angular


desde el Ecuador hacia cualquier
POLO NORTE punto de la Tierra. Por consiguien­

te, la latitud es norte o sur y com­


prende desde los O9 (Ecuador) a 909
(polos)
• La longitud es la distancia angular
desde Greenwich hacia cualquier
punto de la Tierra. Sus valores com­
prenden de O9 (Greenwich) a 1809
(meridiano opuesto a Greenwich) y
puede ser este u oeste.
Los nombres de latitud y longitud
fueron empleados por primera vez por
Ptolomeo como sistemas de coordena­
das geométricas (geográficas). Provie­
nen de los antiguos mapas del Medite­
► La medida de la latitud toma como referencia al Ecuador, mientras la longitud toma como referencia aGreenwich. rráneo, que por su forma alargada tenía
unas dimensiones que podían llamarse
largas (longus) de Este a Oeste y anchas
Veamos el siguiente gráfico sobre aplicación de coordenadas geográficas.
(latus) de Norte a Sur.

P R O Y E C C IO N E S

Debido a su superficie curva, la Tierra


no puede ser proyectada a un plano
sin distorsión, por ello solo las esferas
pueden considerarse como representa­
ciones exactas de nuestro planeta. Sin
embargo, la necesidad de ubicación y
la dificultad que implicaba el desplaza­
miento con los globos terráqueos, hizo
necesario crear un sistema en el cual
se pudiera realizar la representación
de la Tierra en una superficie plana,
sobre hojas de papel, constituyéndose
de esta forma las proyecciones carto­
gráficas.
Una proyección se puede definir
como un sistema ordenado que traslada
desde la superficie curva de la Tierra, la
red de meridianos y paralelos sobre una
superficie plana, que servirá para cons­
truir un mapa.
Todas las proyecciones presentan
alguna distorsión y mientras más gran­
PUNTO COORDENADA GEOGRÁFICA de sea el área representada sobre un
SE ENCUENTRA UBICADO EN
GEOGRÁFICO Latitud Longitud mapa, mayor será la distorsión. Sin em­
bargo, se han diseñado proyecciones de
A 30° N 105° W A m é ric a d e l N o rte
diversos tipos para contrarrestar algún
B 45° N 15° E El c o n tin e n te e u ro p e o
tipo de distorsión que resulte del inten­
*
c to de querer representar a la Tierra re­
* Ubica la coordenada geográfica del punto C en el gráfico y señala dónde se ubica. donda sobre una superficie plana.
Capítulo IV La cartografía

A. Clasificación de las proyecciones P R O Y E C C IÓ N A Z IM U T A L


Comentábamos que debido a su forma
esférica, la Tierra no puede desarro­
llarse en un plano sin que se rompa. ■

Por ello, al ser ideadas, las proyec­


ciones de la Tierra se realizaron hacia
figuras geométricas desarrollables:
conos, cilindros o, finalmente, hacia
P R O Y E C C IÓ N C Ó N IC A
un plano tangencial. Así se constituyó
la forma más práctica de clasificar las
proyecciones en: cilindricas, cónicas y
tangenciales (también llamadas pla­
nas y azimutales).
Veamos las características fundamenta-
#

les de cada tipo de proyecciones. P R O Y E C C IÓ N C IL IN D R IC A

1. Proyecciones cilindricas. Represen­


tar toda la Tierra en una superficie
plana ha resultado siempre una ta­
rea difícil. Sin embargo, ya en el si­
glo xvi, Gerard Mercator ideó lo que
actualmente constituye una de las
proyecciones más usadas. ¿En que
consistía? Imaginemos que envol­
vemos a la Tierra con un cilindro y
proyectamos toda la red de meridia­
nos y paralelos, además de los conti­
nentes y océanos hacia dicha figura.
►La form a más práctica y difundida de clasificar
Cuando desarrollamos el cilindro
las proyecciones es según las formas de figuras
tendremos toda la Tierra represen­
desarrollables: cilindros, conos y tam bién planos.
tada en un solo plano, es decir, un
planisferio; en ello consiste la pro­
yección cilindrica.
En la Proyección de Mercator, la zona
*
de contacto del cilindro es el Ecua­
dor, por lo tanto los meridianos son
líneas paralelas, lo mismo que los pa­
ralelos; pero estos se van separando
a medida que se acercan a los polos,
debido a estas características los
países del ecuador quedan poco de-
0

formados mientras que aquellos que


se encuentran en latitudes medias
y más cerca de los polos (Canadá,
Groenlandia, Siberia, etc.) adquieren
tamaños desproporcionados, así, por
ejemplo, Groenlandia resulta de di­
mensiones superiores al continente
africano.
A pesar de las deformaciones obser­
$

vables en este planisferio, la condi­


ción de ver toda la Tierra en un solo
plano genera que, aun en la actuali­
dad, sea una de las representaciones
más utilizadas, sobre todo para la en­ ► Planisferio terrestre, según la proyección de Mercator. En este tipo de proyecciones las áreas mejor representadas son
señanza. las tropicales, entre 0° y 30°. Las zonas cercanas a los polos tienen deformaciones.

83 4
I ►

r
Lumbreras Editores

La Proyección Universal Transversal Proyección UTM


de Mercator (UTM). En el contexto de 1

la Segunda Guerra Mundial, se reque­ 1

'V
i

ría una representación más próxima a


- L . -

la realidad en la zonas cercanas a los


f
>
1

\
í
*

polos. Debido a ello el ejército de los f

I
r
• <

EE.UU. creó un sistema de coordena­ r ~ ]


¡ i—

J
-

das UTM, que también fue aplicado i — - X '

por la red británica.


► La proyección UTM (Universal Transversal Mercator) es de tipo cilindrico pero la zona de contacto está en los polos. Es
Este sistema, consiste en una proyec­
una de las más utilizadas.
ción cilindrica, solo que la zona de con­
tacto son ahora los polos, es decir el
cilindro es tangente a un meridiano.
Proyección
Esta proyección es adoptada por la cónica
mayoría de los países del mundo3,
pero para ello se trazan diferentes ci­
lindros tangenciales a varios meridia­
nos ya que un solo plano tangencial Paralelo
generaría grandes deformaciones en
tanto más se aleje del meridiano de
tangencial; en tal sentido, la superficie
terrestre ha sido subdividida en zonas
¡guales de 69 de longitud, con lo cual
resultan 60 proyecciones iguales; pero Meridiano central Proyección cónica de Lambed
cada una con su respectivo meridiano
►Las proyecciones cónicas son muy prácticas para representar las zonas templadas entre los 30° y 60° de latitud.
central.
2. Proyecciones cónicas. Las proyeccio­
nes cónicas se obtienen al trasladar la
P royección Latitud y longitud del
imagen esférica de la Tierra hacia un
A zim u ta l ce n tro de la p ro ye cción
cono que puede ser tangencial o se­
cante a la Tierra.
En las proyecciones de este tipo, las
zonas mejor representadas correspon­
den al lugar del paralelo de contacto,
las deformaciones se dan en aquellos
lugares más alejados de dicha zona.
En las proyecciones cónicas los parale­
los aparecen como semicírculos y los %

meridianos como líneas verticales que %


se unen en un punto central.
3. Proyecciones azimutales. Este tipo
de proyecciones consisten en pro­ P royección azim utal
yectar la figura de la Tierra hacia un G n o m ó n ica
plano, este puede ser tangencial al
M e rid ia n o central
polo (polar), al ecuador (ecuatorial)
u otra zona de la superficie terrestre ►Las proyecciones azimutales polares son muy utilizadas para la navegación aérea.
(oblicua).
En las proyecciones azimutales, la pueden mostrar los hemisferios en nes dentro de cada una de ellas. Así,
distorsión crece conforme se avanza sus agrupamientos naturales, es decir, existen "proyecciones misceláneas",
desde un punto central, por lo que destacan al observador la forma esfé­ es decir, proyecciones que combinan
no pueden ser utilizadas para mostrar rica de la Tierra. ciertos elementos de las proyecciones
toda la Tierra sobre un solo mapa. Sin Las proyecciones mencionadas no son anteriormente descritas con la inten­
embargo, tienen la ventaja de que las únicas, existen múltiples variacio­ ción de evitar mayores deformaciones.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ •

3 La proyección UTM se viene utilizando en el Perú desde 1958, para el levantamiento de la carta nacional. Según esta red, nuestro territorio se ubica entre las zonas 17,
18 y 19, cuyos meridianos centrales corresponden a 81°, 75° y 69° longitud oeste.

► 84
1 . - ►

*
Capítulo IV La cartografía

Por ejemplo tenemos a:


La proyección homolosena de Go-
ode En ella, la Tierra se representa
en partes irregulares unidas, la in­
tención es mantener la sensación de
esfera y una distorsión mínima de las
zonas continentales.
La proyección de Mollweide. Es ma­
yormente usada para representar
mapas del mundo, principalmente
las zonas ecuatoriales. Es seudo-ci-
líndrica y de áreas ¡guales.
De igual forma, las figuras desarro­
lladles no constituyen el único crite­ ►Proyección homolosena de Goode, mantiene la sensación de esfera para evitar deformaciones en las zonas continentales.

rio para clasificar las proyecciones.


Por ejemplo, otro criterio consiste
en clasificarlas según su utilidad, en
función al grado de deformación, así
tenemos:
Las proyecciones equiangulares (con­
formes) que respetan los ángulos,
aunque pueden exagerar las propor­
ciones.
Las proyecciones equivalentes por­
que respetan las proporciones aun­
que deforman los contornos. Y, final­
mente.
Las proyecciones equidistantes, que ►Proyección de Molweide, consiste en proyectar la red de meridianos y paralelos hacia una elipse; en ella se representan
intentan respetar las distancias, sien­ con mayor exactitud las zonas de latitud baja.
do estas últimas las más útiles en la
elaboración de los documentos car­
tográficos.
De acuerdo a lo estudiado, existen
diferentes tipos de proyecciones,
cada una con sus ventajas y sus limi­
taciones. La decisión de usar una u
otra forma va a depender del área a
representar y de la utilidad que se le
quiera dar al mapa resultante.
El siguiente esquema resume la clasi­
ficación de las proyecciones según su
utilidad.

85

i *
Lumbreras Editores

ESCALA CARTOGRAFICA Estos 5 000 000 cm es la medida real; B. Tamaños de escala


pero para mayor apreciación de la dis­
En un mapa las distancias reales están En el punto anterior, mencionamos
tancia lo convertimos a km.; resulta 50
reducidas porque de no ser así sería im­ que al identificar la escala de un
km. según las equivalencias de cm a
posible observar al continente africano, documento cartográfico, esta nos
km. Más adelante veremos otros ejem­
al territorio peruano y alguna ciudad en expresaba la equivalencia entre la
plos.
una superficie de papel o en cualquier realidad y su representación o, en
otra representación gráfica. Por ello, A. Formas de expresión otros términos, la cantidad de veces
para saber las distancias reales represen­ Escala numérica o fraccionaria que había sido reducida la realidad al
tadas en el mapa es necesario el manejo aparecer en un determinado mapa.
La escala numérica se expresa nor­
de la escala. Es decir, si por ejemplo, en la carta
malmente mediante una fracción
La escala es la proporción existente cuyo numerador (la unidad) es la me­ nacional la escala es 1:100 000, quie­
entre las dimensiones en el mapa y las re decir que la realidad ha sido redu­
dida en el mapa y el denominador la
dimensiones reales. En otras palabras, la cida 100 000 veces.
medida correspondiente en el terre­
escala es la relación matemática entre lo
no. La escala numérica que aparece
representado y la realidad. Por ejemplo,
en la leyenda de los mapas y su uso Por lo tanto
si todo el territorio peruano que tiene
una extensión mayor a 1'000,000 km2 se en el cálculo de las distancias o áreas
se cumple que
representa en un mapa que mide poco es de precisión, (dependiendo de la
escala). 1 cm. o 100 000 cm.
más de un metro, se tendrá que hacer
uso de la escala. En los mapas, se representan en ci­ también

Así, en el caso del mapa oficial del fras: 1 cm. o 1000 m.


Perú, las dimensiones del territorio se Ejemplo ó 1 cm. o 1 km.
han dividido entre 1000000; resultando
1:100 000, 1:150 000, etc.
una proporción respectiva entre las me­
didas del mapa y las medidas reales del Se lee uno en cien mil, uno en ciento Cuando mayor sea el espacio que se
Perú; podríamos también expresarlo de cincuenta mil, respectivamente. quiere representar, tendrá que re­
la siguiente forma: cada centímetro del ducirse más veces la realidad, por el
Escala gráfica o de barras contrario si el espacio a representar
mapa está representando a 1000000 cm.
de la realidad. Es una línea graduada por medio de la es pequeño tal como un poblado, un
En resumen, la escala sirve de base cual las distancias en la carta o mapa distrito, etc. Lo representado será
para obtener las medidas reales del obje­ se pueden medir directamente en más cercano a la realidad, existirá
to graficado en el mapa. Para ello se mul­ términos de distancias en el terreno. menor reducción y por consiguiente
tiplica la unidad tomada en el mapa (mm, Es la que aparece en la leyenda de los el denominador que aparece en la es­
cm) por la proporción correspondiente al documentos cartográficos en forma cala numérica será menor. Ampliare­
terreno. Por ejemplo, ¿a cuánto equivale de barras mediante líneas paralelas mos más este punto cuando veamos
la distancia real correspondiente a 5 cm. graduadas y numeradas en kilóme­ la clasificación de los documentos
del mapa oficial del Perú? tros. La escala de barras es la que cartográficos.
Veamos: señala en forma gráfica las distancias
Así tenemos como ejemplos:
reales en el mapa
e q u iv a le n c ia d e la e s c a la «■
A
a. 1:3 000 000 (es una escala pequeña)
5_cm x 1 000 000 = 5 000 000 cm. Escala 1:250000
b. 1:200 000 (es una escala mediana)
distancia en distancia 5_________ 0________ 5 10 15 20 km
el mapa real c. 1:50 000 (es una escala grande)

ESCALA NUMÉRICA ESCALA GRÁFICA


i
é 1 cm.

1 : 100000
1 1

In d ica u n id a d e s a t o r n a r ^ __ 1 in d ica la c a n tid a d de u n i­


(cm ., m m .) en el m apa d a d e s q u e posee en la
re a lid a d .
Talón Cuerpo

4
Capítulo IV La cartografía

Cálculo de escala
1. En un mapa a escala 1: 200 000 la distancia entre dos Resultando
lugares es de 4 cm. ¿Cuál es la distancia real?
1 cm. o 200 000 cm.
Solución:
entonces la escala es
La escala indica que 1 cm en el mapa equivale a 200 000 cm.
1:200000
en el terreno, de ahí que:
Si: 1 cm. o 200 000 cm.
4. En otros casos nos pueden pedir convertir escalas grá­
Entonces: 4 cm. o 800 000 cm.
ficas a numéricas.
Por lo tanto, la distancia real es de 800000 cm., 8000 m.
Por ejemplo, halle el valor numérico de la siguiente es­
u 8 km.
cala gráfica:
, 1 cm. ,
2. Si dos lugares distan entre sí 15 km., halle su distancia
representada en un mapa a escala 1: 300 000 o :1 2 3 4

Solución:
La escala indica que 1 cm. en el mapa equivale a 80 km.
300 000 cm. (3 km.) en el terreno, de ahí que:
Solución:
Si: 1 cm. < > 3 km.
Observemos que la escala gráfica no tiene talón; ello
Entonces: (5x3 km.) cm. o 15 km.
no impide su conversión a expresión numérica. Nota­
Por lo tanto, la distancia representada es de 5 cm. mos además que el ancho de cada columna del cuerpo
es de 1 cm. Por lo tanto:
3. Si dos lugares distan entre sí 6 km., pero en un mapa La escala gráfica nos está informando que
distan 3 cm., halle la escala de dicho mapa. 4 cm o 80 km.
Solución: Si nos preguntan cuál es la escala numérica, lo que re­
En este problema piden hallar la escala numérica, la cual querimos saber es ¿a cuánto equivale 1 cm.?
se obtiene simplificando entre la distancia del mapa y el Entonces
terreno?te ~

4 cm. o 80 km.
La equivalencia es
1 cm. o 20 km.
3 cm. <> 6 km.
Pero debemos tener presente que la escala siempre se
(mapa) (terreno) expresa en centímetros (cm.).
simplificando obtenemos Por lo tanto, la escala será
1 cm. o 2 km. 1:2'000 000
Luego para darle forma de escala numérica, hay que porque 20 km. es equivalente a 20000 m. o 2'000000
igualar las unidades; expresamos los 2 km. en centíme­ de cm.
tros (200 000 cm.).

Recuerda FÓRMULAS PRÁCTICAS


Distancia en E x d
1 cm. = 10 mm. el terreno (D) = (escala) (d is ta n c ia en el m a p a )
i
1 m. = 100 cm.
1 km. = 1000 m. = 100000 cm. Escala _ Distancia real (D)
Estos valores nos permitirán de forma práctica convertir cm. (E) Distancia mapa (d)
(centímetros) a m. (metros) o km. (kilómetros) y viceversa. *
Por ejemplo si queremos convertir metros a kilómetros po­ Distancia en _ D (expresado en cm.)
demos anular tres ceros y si la conversión es desde centíme­ el mapa (d) Denominador de la escala (E)
tros serán cinco ceros. En sentido contrario, aumenta

87

i
Lumbreras Editores

SIGNOS CONVENCIONALES
Límite internacional (SÍMBOLOS CARTOGRÁFICOS)
Capital de república
El objetivo del cartógrafo al elaborar los
Límite departamental mapas es representar la realidad de ma­
Capital de departamento
nera fiel y expresiva, para lo cual recurre
Límite provincial a toda una simbología convencional, ya
Capital de provincia que si se representara tal y como son en
Carretera asfaltada la realidad muchos resultarán microscó­
Capital de distrito picos. Por ejemplo, un río por más ancho
Carretera afirmada que sea podría estar representado en el
mapa por 0,01 mm. de anchura, al repre­
Camino carrozable Pueblos o caseríos
sentarlo por una línea ondulada cien ve­
ces más ancha empleamos un símbolo.
Camino practicable Aeropuerto En síntesis, los signos convencionales
para autos
son aquellos elementos que constituyen
Minas el lenguaje visual de los mapas y cartas.
Sendero
Sirven para representar accidentes de la
Túnel Escuela superficie terrestre, formas de agua (ríos,
lagos, mares, etc.), vegetación, obras-
Puente construcciones humanas.
Puertos
Los símbolos varían según la escala del
Ferrocaril mapa. Así por ejemplo, en un plano de
Grifos una ciudad cuya escala es grande, podre­
J
Río de corriente constante mos observar signos tales como escuelas,
\
grifos, parques, municipios, etc. Detalles
Río seco Areas definidas que no podríamos ver en un mapa del
Perú, ya que su escala es pequeña; pero
Cascada en dicho mapa sí podríamos encontrar
Bosque áspero
símbolos que hacen referencia a capital
Depresión de departamento, ríos, límites, etc.
Matorrales Los símbolos o signos convencionales
también se pueden clasificar en función a
► La im a g e n m u e s tra a lg u n o s d e los signos c o n v e n c io n a le s q u e p o d e m o s e n c o n tra r en los d o c u m e n to s c a rto g rá fic o s . la forma que presentan en el momento de
%

I
» su elaboración. Así tenemos a los símbolos
de líneas, de puntos y de áreas. Veamos el
EL RELIEVE REPRESENTADO POR LAS CURVAS DE NIVEL siguiente gráfico para diferenciarlos.

LAS CURVAS DE NIVEL


Desde los primeros tiempos de la cartogra­
fía, en China, Grecia y Roma, los cartógrafos
han tratado de representar en los mapas la
configuración del terreno. Durante siglos
ello se hizo por medio de símbolos pictóri­
cos diversos. Solo con el desarrollo de los
mapas topográficos, a partir del siglo xvn,
se inventan y difunden nuevas técnicas ca­
paces de proporcionar una impresión visual
del relieve, de su forma, altura y localiza­
ción. A partir del siglo xix, se generaliza el
uso de las curvas de nivel y es el método
más adecuado y exacto de representación
de las formas del relieve.
Las curvas de nivel o isohípsas son lí­
► F ig u ra 1. Las curvas d e n iv e l o isohípsas re p re s e n ta n a ltitu d , p o d e m o s c o m p a ra r en la im a g e n a p a rtir d e la o b servació n
neas que enlazan todos los puntos
*
que se
de las lín e a s , tre s re lie v e s d ife re n te s . C u an do las curvas d e n iv e l e s tá n d is ta n c ia d a s , el re lie v e es m e n o s e m p in a d o . En encuentran en la misma altitud sobre el
c a m b io , c u a n d o dichas lín e a s a p a re c e n m u y ju n ta s , el re lie v e es m ás a b ru p to , con fu e r te p e n d ie n te . nivel del mar.


l

i I
Capítulo IV La cartografía

Estas líneas están presentes en las


cartas nacionales o mapas topográficos,
los cuales brindan una información más
detallada del relieve, ya que las curvas
de nivel de un mapa no son más que
las representaciones gráficas de las cur­
vas del terreno, trazadas para cada una
de las altitudes establecidas: 10; 20; 30;
40 m.s.n.m. u otro plano de referencia;
pero también nos pueden representar
depresiones del terreno, cañones, llanu­
ras, etc. (observe la Figura 2).
De igual forma, la distancia entre las
curvas de nivel nos pueden dar referen­
cia de la poca o excesiva pendiente del
terreno; si las líneas están muy juntas
están representando un terreno abrupto;
al contrario, una fuente separación de las
líneas informará sobre una suave pen­ F ig u ra 2 . En el g rá fic o o b s e rv a m o s los re lie v e s c o m p a ra tiv o s A y B, en a m b o s se e s tá n u tiliz a n d o las curvas d e n iv e l p a ra
diente (observe la Figura 1). re p re s e n ta r el re lie v e . O b serve có m o en B se ha re p re s e n ta d o un te rre n o d e p re s io n a d o .

► T IP O S DE D O C U M E N T O S C A R T O G R Á F IC O S
Existen diversas formas de clasificar los de escala a comparación de otros países, Escala muy grande —» (hasta 1/2000)
documentos cartográficos, según su con­ así por ejemplo, en España existe una Ley Escala grande —» (1/2000 a 1/10.000)
tenido, el propósito, escala, según la ex­ de ordenación de la cartografía que esta­ Escala mediana —> (1/100.000 a 1/100.000)
tensión representada. blece los rangos en los tamaños de escala Escala pequeñas —> (1/100.000 a 1/800.000)
como se detalla a continuación. Escala muy pequeñas —» (menores 1/800.000)
CLASIFICACIÓN SEGÚN LA
ESCALA >p

El tamaño de una escala se expresa en TAMAÑO TIPO DE


el tamaño de la fracción que aparece en DE ESCALA CARACTERÍSTICAS • DOCUMENTO EJEMPLOS
el mapa; la relación entre dos escalas se
i
obtiene determinando cuál de las frac­ • Globo terráqueo El IGN realiza el
ciones es mayor, por ejemplo, una escala Muy Representan toda la
• Planisferio planisferio político a
1:10 000 es dos veces más grande que pequeña superficie terrestre.
• Mapamundi escala 1:38'000,000
una escala 1: 20000.
%
Si se quiere representar un área exten­ Representan grandes • Mapas temáti­ El mapa oficial del
sa de la superficie terrestre, por ejemplo extensiones% de la \ cos de regiones, Perú se ha realizado a
un continente, se tendrá que reducirla
Pequeña superficie terrestre países, etc. una escala pequeña;
más veces en comparación a si se quisiera
(continente, países, i :r o o o ,o o o .
representar tan sólo una ciudad. Por con­
siguiente, la escala del primer caso será regiones).
pequeña mientras que para representar
Representa el relieve • Carta Nacional La carta nacional en
la ciudad utilizaré una escala grande (que
del sector de un país (mapa topográfico) el Perú está ela­
implicará reducir pocas veces la realidad). Mediana
Es decir, a mayor área que se quiere re­ (parte de un departa­ borada a la escala
i

presentar, más pequeña será la escala o $


mento, una provincia). 1:100,000.
viceversa (observe el gráfico).
Representan peque­ • Plano (urbano, Las guías de calles que
El siguiente cuadro resume la clasifi­
ñas extensiones de de vivienda, etc) son frecuentemente
cación de los documentos cartográficos
terreno (una ciudad). usadas, tal es el caso
según el tamaño de escala. Grande
Ofrecen mayor de plano de la ciudad
En nuestro país existen evidentes limi­
información de la de Lima corresponden
taciones respecto al establecimiento de
actividad humana. a la escala 1:35,000
los rangos que diferencian los tamaños

4 *
Lumbreras Editores

Veamos a continuación algunas caracte­ El primer mapamundi fue creado en


rísticas más específicas de los documen­ Europa en el siglo xvn, pero en la actuali­
tos mencionados. dad es cada vez menos utilizado. Muchas
veces por cuestiones de utilidad práctica
Globo terráqueo se le suele confundir con el planisferio.
Es considerado una de las mejores repre­
sentaciones de la Tierra, ya que mantiene
su forma. Su diseño parte del desarrollo ► Los g lo b o s te rrá q u e o s s u e le n
m o n ta rs e en un s o p o rte en á n g u lo ,
económico en el periodo esclavista de
lo q u e los h ace m ás fá c il d e usar
Grecia donde la astronomía y la matemá­ re p re s e n ta n d o a l m is m o tie m p o el
tica tuvieron un notable avance, producto á n g u lo d e l p la n e ta en re la c ió n al
de la sistematización de los conocimien­ Sol y a su p ro p io g iro . Esto p e rm ite
tos de esa época. Pitágoras (s. vi) fue el v is u a liz a r fá c ilm e n te có m o c a m b ia n

primero en concebir a la Tierra como una los d ías y las e s ta c io n e s .

esfera; Eratóstenes (275:195) midió por


primera vez la circunferencia terrestre, y
Crates de Malos (s. 11) elaboró el primer
******v
globo terráqueo. ■«*-
** «M*
«R* %í*

Posteriormente, la construcción del


MS6
-I
KM$51*

globo terráqueo se fue perfeccionando, CANADA


l *: j t *»

siendo el s. xvm el periodo de mayor exac­ -=üt . *******


v. -„ S

*«««**«
3*Z*t*t
***** *****
titud y difusión de los globos terráqueos. NM
— -
*** * * * * * * * ■

Sobre la superficie del globo terráqueo ISS ■■

se representan los países, continentes y MUES «ser


océanos a través de una red de parale­
*****
335a¿
:m -fr
los y meridianos. Al observarlo podemos - y
I H & O n t StA

*i(&Wo*'***
tener una idea de la ubicación y distribu­ ***** mwmíiíiw A U S fK A M A
W -ArJ*.

ción de los mismos; sin embargo, debido


a que para su elaboración se utiliza una 4■
escala muy pequeña, la realidad presenta PLANISFERIO
deformaciones y la información geográfi­ *w *

ca que podemos obtener es muy escasa.


Además, no puede apreciarse simultánea­ s r*
ASTARCHCA

mente toda la superficie terrestre y, dado


su tamaño, su traslado resulta dificultoso.
► En el p la n is fe rio las zo n as d e la titu d e s a lta s p re s e n ta n g ra n d e s d e fo rm a c io n e s , m ie n tra s las zo n as d e b a ja la titu d
Planisferio (e n tr e 0 o y 3 0 ° ) son m ás cercanas a la re a lid a d . ,

Es la representación plana del globo te­


rrestre, sin separación en hemisferio. En él
podemos observar toda la extensión de los
continentes y océanos en un solo plano,
utilizando para ello, al igual que en el glo­
bo terráqueo, una escala muy pequeña.
En este documento cartográfico, se ha
utilizado la proyección cilindrica para su
elaboración, razón por la cual los territorios
de las zonas cercanas a los polos presentan
gran deformación; es el caso de Groenlan­
dia, la zona norte de Europa y Asia y la
Antártida. Sin embargo, aún considerando
sus limitaciones es de gran utilidad para la
navegación y la enseñanza escolar.

Mapamundi
Es la representación de toda la superficie
de la Tierra, pero a diferencia del planis­ S9ft
ferio, en un mapamundi la Tierra aparece
dividida en dos hemisferios (Oriental y
Occidental) y mantiene la forma curva de ► El m a p a m u n d i d e dos h em isferio s d e Joan B laeu, p re s e n ta d o en su A tla s M aior d e 1 6 6 2 , re fle ja los lím ite s del conoci­
nuestro planeta. m ie n to geográfico d e la época. C alifornia aparece to d a v ía com o un a isla, y no hay rastros d e los grandes lagos.

i
Capítulo IV La cartografía

Los Mapas Por ejemplo, el mapa político del Perú • Datos fuente: colaboración y referen­
El mapa es una representación total o tiene una escala de 1:2'000000. cia. Esto es importante porque revela el
parcial de la superficie terrestre sobre Teniendo en cuenta los elementos rigor científico del trabajo cartográfico.
una superficie plana. Para confeccionar que posee, generalmente un documen­ • El año y el lugar de elaboración: im­
un mapa es necesario elegir el tipo de to cartográfico, todo mapa debe reunir portante en la actualización de un
proyección y escala según la prioridad. elementos básicos que aparecen en la mapa político.
imagen sobre el mapa político del Perú.
Los mapas se diseñan a partir de una El manejo de los mapas es fácil. Son
escala pequeña a mediana, mas no gran­ Adicionalmente en los mapas es posi­ ligeros y de fácil transporte. Nos pue­
de, de ahí que un planisferio, mapamun­ ble identificar: den servir para un viaje, como material
di, o una carta son también llamados ma­ • Nombres del autor, autores o institu­ didáctico u otros fines más trascen­
pas, mas no un plano. ción que ha elaborado el mapa. dentales (económicos, militares, etc.).

ELEMENTOS BÁSICOS DE UN MAPA

Debe te n e r dibuja­
da la flecha indica­ C O LO M B IA
dora del norte geo­
gráfico.
ECUADO R

Tum bes
TUMBES LORETO

PIUR
Debe ten er trazados
los m eridianos y pa­ í AMAZONAS
ralelos orientados,
señalando los gra­
dos en sus cuatro L A M ¿ A Y E Q b rChap0y r , ' I
márgenes.
Cajaróarpa
r
LA LIBERTAD L % \
T ru jillo ® % ) C P u c a llp a

ÁNCAátÍ > \ J
O CEAN O Huaraz® / HUÁNUCO ;
PA CÍFICO \ (j, Huanueo" ’ UCAYALI >
SU R l PASCO
C e rro d e PasccT

JUNIN ;
MADRE DE DIOS
Lima \ H uancayo ? \
Callao LIMA v / {— v CUSco
H uancavejí^as. ■ \ p u e rto M a ld o n a d fr'
HUANCAVELIC/Vyaé u c h 0

Mapa Político Y i. PÍ C usco


del Perú ■ \ ABancay®

^ . caáyacucho apur,ma^ PUNO


\ 4 BO LIVIA
- L í m it e R e g io n a l
P B 'k Ú
★ C a p ita l N a cio n a l
• o C a p ita l d e D e p a rta m e n to AREQUIPA
A re q u ip a
MOQUEGUA
v (A
M oquegua j a CNA
0 100 200 K ilóm etros
1’0 0 200 M illas Tacna
■ ^o

CHILE

i
Lumbreras Editores

Planos
Documentos cartográficos a escala gran­ Lima
de y muy grande que presentan informa­
ción detallada de una pequeña extensión
de la superficie terrestre. Son utilizados
con fines específicos. Así tenemos pla­
nos de casas, ciudades, lugares turísticos,
centros educativos, etc.
Los planos son numerosos y diversos,
entre ellos podemos mencionar:
• Los planos catastrales. Usados por las
municipalidades, son la base de iden­
tificación de las propiedades inmobi­
liarias y de base tributaria. Av. Ejército ( i o

• Los planos poblacionales. Represen­


1. Aeropuerto
tan los detalles de las edificaciones, 2. Plaza de Armas
Rímac
Lima
sirven de base para las guías de calles, 3.
4.
Palacio de Gobierno
Plaza San Martín
San Isidro
Miraflores
redes de transporte, etc. 5.
6.
Plaza Ramón Castilla
Plaza 2 de Mayo Barranco
7. Plaza Francisco Bolognesl
• Los planos de obras. Son utilizados 8. Plaza Miguel Grau
para la construcción de obras especí­ 9.
10.
Plaza Garibaldi
Plaza Centro América
ficas y se confeccionan a diversas es­
calas, según las necesidades.
► En la im a g e n se m u e s tra un p la n o tu rís tic o d e la c iu d ad d e L im a con sus p rin c ip a le s a v e n id a s .
El tamaño del plano depende de lo
que sea necesario observar. Si representa
ciudades en él se mostrarán la distribu­
ción de las manzanas, calles y avenidas,
CLASIFICACIÓN SEGÚN cidentes geográficos. Generalmente
y se pueden señalar, mediante pequeños
EL CONTENIDO los mapas topográficos representan
parcialmente al territorio.
dibujos, la ubicación de edificios públi­ Debido a la diversa utilización que tienen
cos, escuelas, hospitales, centros de en­ los mapas en las múltiples actividades En el diseño de los primeros mapas to­
señanza, etc. que realiza el hombre, además de la es­ pográficos era necesario el consenso
Generalmente, tanto en los planos cala otra forma de clasificarlos es según de topógrafos, exploradores y hom­
como en los mapas, se emplea la fotogra- el contenido, de esta forma tenemos a bres de ciencia, así como de informa­
metría y las imágenes satélites. dos grandes grupos: ción obtenida de viajes misioneros y
turísticos. Además se contaba con el
Los mapas básicos o generales teodolito, instrumento que permitió
Importante Son aquellos que han sido elaborados a al topógrafo establecer su posición
partir de datos y mediciones obtenidas respecto a la de un astro y de esos
directamente de la realidad, es decir a registros localizar los rasgos sobresa­
Las cartas son documentos carto­ lientes de la superficie terrestre. Todo
través de imágenes de satélite, fotogra­
gráficos que corresponden a una este proceso empleaba mucho tiem­
fías aéreas, mediciones directas, etc.).
escala mediana, en nuestro país po, posteriormente se complemen­
Representan la distribución de los hechos
son realizadas a 1:100000. Tie­ taría el trabajo topográfico usando la
de la superficie tal y como los vemos.
nen gran importancia porque nos fotografía aérea.
muestran diversos detalles del Existen mapas básicos más detallados
El empleo de la fotografía aérea para
relieve. Bajo otra forma de clasi­ que son denominados mapas topográficos.
obtener medidas de la Tierra (la fo-
ficación son denominados mapas A. Los mapas topográficos togrametría) data de 1904. En ese
topográficos como veremos más Constituyen los tipos de mapas que entonces, los hermanos Wright usa­
adelante. se utilizan para representar desde un ron por primera vez una cámara foto­
• punto de vista general, las caracterís­ gráfica para efectuar levantamientos
ticas físicas y visibles del relieve de la topográficos en Alaska. En 1934, el
superficie terrestre. En él se trazan Instituto Geodésico de los EE.UU. de­
curvas de nivel (líneas hipsográficas) cidió usar la fotografía aérea en el le­
que reflejan el relieve y la altitud, vantamiento de planos topográficos.
además de diferentes signos conven­ Actualmente, las imágenes satelitales
cionales para mostrar la localización han enriquecido aún más la elabora­
de las colinas, valles, ríos y otros ac­ ción de los mapas topográficos.

4
Capítulo IV La cartografía

I LAS FOTOGRAFIAS AEREAS Y LA ELABORACION DE MAPAS


í¡|¡é¡é§£
^üll¡1|iH r \ -* ^ ‘v ' ¿ IBMiM
► La fo to g r a m e tr ía es u n a té c n ic a q u e p e r m ite re a liz a r m e d id a s rig u ro sas a p a r tir d e fo to g ra fía s a é re a s . Con estas fo to g ra fía s se o b tie n e u n a p e rs p e c tiv a d e tre s d im e n s io n e s
d e l te r r e n o , p e r m itie n d o m e d ir a ltitu d e s q u e se re p re s e n ta n en los m a p a s a p a r tir d e las curvas d e n iv e l.

La Vinaza 93®x
9?J*' /
^966

Vaneo

B. La Carta Nacional del Perú


La Carta Nacional es un mapa topo­
gráfico que constituye una represen­
tación de alcance local -regional a una
escala mediana (1:100000). Posee in­
formación tridimensional: latitud, lon­
gitud y altitud. La altitud en las cartas
es señalada a través de las curvas del
nivel (véase 2.5). En nuestro país los
mapas topográficos (cartas naciona­
les) forman una colección de 500 ho­
jas o cuadrantes.
Si bien el empleo de las curvas de ni­
vel en el diseño de mapas se inicio
en el s. xix, no fue sino hasta el s. xx
en que resultó práctica su impresión,
dado el conocimiento de la altura de
suficientes puntos de la superficie
terrestre.
El trabajo cartográfico en el diseño de
las curvas de nivel ha sido facilitado
desde varias décadas anteriores con
el uso de programas de triangulación
y curvado a partir de datos obtenidos
en campo.
► En las cartas nacionales se e m p le a n d ife re n te s colores en las líneas. Así por e je m p lo , se usa el m a rró n p ara el re lie v e (curvas
Actualmente, las cartas nacionales, de n iv e l), el azul p ara los cuerpos de a g u a , el blanco para los glaciares y nevados, el v e rd e p ara las cub iertas v e g e ta le s , etc.

por el tipo de información que brin­ \


dan a partir de las curvas de nivel, son de todo tipo: construcción de infra­ La denominada "Carta nacional" cons­
de gran utilidad para todo aquel que estructura vial, hidráulica, proyectos tituye la cartografía base a partir de la
requiere conocer con detalle el me­ ambientales, agropecuarios, urbanos, que se construyen el resto de los ma­
dio geográfico y elaborar proyectos militares, entre otros. pas temáticos del país.

93

i
Lumbreras Editores

Los mapas derivados o Temáticos • Por las características del dato, pue­ donde el tamaño de los puntos u otras
den ser cualitativos y cuantitativos, figuras geométricas, muestra de ma­
Son aquellos que se han elaborado en base
relativos o absolutos. nera proporcional al fenómeno repre­
a otros mapas ya existentes a los cuales se
• Por su relación con el tiempo, pueden sentado.
les ha añadido información específica, por
ser mapas dinámicos y evolutivos. Por ejemplo, un mapa político donde
ejemplo un mapa de flujos migratorios, un
• Por la distribución espacial de los fe­ los puntos representan las capitales
mapa de ubicación de las principales ciu­
nómenos que representa, pueden ser de departamentos diferenciándolas
dades de una región, entre otros.
puntuales, lineales o zonales. de las capitales de provincias, entre
Los mapas derivados son conocidos otros.
• Por la forma de expresar la distribu­
también como los mapas temáticos B. Corocromáticos
ción de los datos, es decir por la for­
En todo mapa temático podemos iden­ ma como agrupan la información para Son aquellos que utilizan los colores o
tificar un fondo geográfico de referencia representarla, pueden ser corocromá- tramas para expresar cualidades del
(puede ser un planisferio, el mapa de un ticos, coropletas y de isopletas. terreno (tipos de suelo, clima, etc.)
continente, país, región, etc.) y un hecho Ejemplos de mapas temáticos Por ejemplo, un mapa de los climas
cualquiera que se desarrolla o distribuye del mundo, o un mapa físico donde se
A. Puntuales
en dicha superficie; como podemos iden­ muestren las regiones naturales, etc.
tificar en el gráfico de la parte inferior. Son aquellos mapas que localizan la
información en puntos concretos, C. Coropletas
Existen muchos criterios para clasifi­ por ejemplo pueden ubicar ciudades, Son aquellos que utilizan colores o
car a los mapas temáticos: capitales, población y asentamientos tramas para representar cualquier
• Por el tema que representan, es decir industriales. fenómeno sobre un mapa dividido en
pueden existir mapas temáticos referi­ Dentro de estos mapas pueden existir unidades de superficie (puede ser po­
dos a suelos, mapas geológicos, mapas ciertas variantes, tal es el caso de los lítico), donde los colores representan
de población, mapas políticos, etc. mapas de símbolos proporcionales, porcentajes que se establecen en las

FONDO GEOGRAFICO DE REFERENCIA

CPS 2007
pgss-
X
9.0- 10.0
{
'r“r«
i

i 8.0- 8.9
7.0- 7.9
i
LJ| 6.0- 6.9
M" ~5.0- 5.S
i
O o

i
4.9
« '»'

*
. -•**
¡S '' H
CO

t i'K'
■ 3.9
■ 2.0- 2.9
■ 1.0- 1.9
no data

► El m a p a c o rre s p o n d e a l ín d ic e d e p e rc e p c ió n d e la co rru p c ió n e n el m u n d o , en fu n c ió n a la p e rc e p c ió n q u e tie n e n sus c iu d a d a n o s . R ecoge u n a v isió n p a n o rá m ic a y c las ifica c ió n d e los


1 8 0 países s e g ú n su n iv e l d e c o rru p c ió n ; fu e e la b o ra d o p o r T ra n s p a re n c ia In te rn a c io n a l e n el 2 0 0 7 . Se t r a t a d e u n m a p a te m á tic o d e s u p e rfic ie .

4
Capítulo IV La cartografía

leyendas. Por ejemplo, mapas de su­


LAS PINCIPALES RUTAS DE TRÁFICO COMERCIAL.
perficie agraria, número de alojamien­
tos rurales, densidad poblacional, entre
Korea del Sur:
otros. Estos mapas son de gran utilidad Busan o Pusan
Gwangyang
Bergen
China
para conocer aspectos geográficos de Rotterdam
Hamburgo Qinhuangdao
ülsan
Dalian
un determinado lugar. Vancouver
*
El Havre Amberes Qingdí Yokohama
Nogoya
En las siguientes imágenes podemos Houston
ueva York
Shangai?
apreciar diferentes ejemplos de ma­ Guangzhou
pas temáticos. Hong Kong
O céano P acífico
O céano Pacífico

Sao Paulo \ /
Importante San Sebastian
Tubarao
\
O céano A tlá íltic \
/
Richar¿s/ ay
Port Hedland

ewcastle

O céano Indico
La diferencia entre un mapa coro-
cromático y uno coroplético radi­
ca en que el primero mantiene la TRÁFICO TOTAL EN MIL TONELADAS EN 2003

distribución natural en los colores, Las líneas azules representan las rutas com erciales
mientras que en el segundo los im portantes y los círculos son proporcionales al tráfico.

colores o tramas son usados para 50 a 70 70 a 100 100 a 150 150 a 2 5 0 3 0 0 a 350

representar el área que ocupa un Fuentes: Diplomatique 2006, colín de du mond del atlas del armand; mondiaux 2003, ISEMAR, enero de 2005 de des ports de commerce del panorama;
ímages economíques du monde 2002, sedes.
hecho.
►El mapa muestra la localización y tamaño de los principales puertos mercantes mundiales y, por tanto, también sirve
para fijar los puntos de mayor tráfico marítimo. Corresponde a un mapa temático de tipo puntual.

PERÚ: Densidad poblacional por departamentos, 2007

LORETO

PIURA

SAN
MARTÍN

O C É A N O ANCASH
HUANUCO
UCAYALI

P A C ÍF IC O
JUNIN
MADRE DE DIOS

Leyenda CUSCO
C o s ta o C h a la
Om. - 500m

Yunga
500m. - 2.300m PURÍMA
YACUCH PUNO
Q uechua
2,300m. - 3.500m

S u n i o Ja le a Lago
3,500m . - 4.000m Titicaca
Densidad AREQUIPA
Puna
4.000m . - 4.800m.
186.2- 5774,1
Ja n e a o C o rd ile ra
4,800m . - 6,768m.

R u p a R u p a o S e lv a A lta Escala gráfica


25,0 - 50,1 ACNA
400m . • 1 ,OOOm. 50 0 100

O m a g u a o S e lv a B a ja
1.2- 9,4
80m. - 400m.

81° O 75° O 69 ° O
Fuente: INEI - Censos Nacionales de Población y Vivienda, 2007

► Mapa de las ocho regiones naturales del Perú ► Mapa de la densidad poblacional del Perú
Corresponde a un mapa del tipo corocromático. Los colores representan cualidades del Corresponde a un mapa del tipo coroplético. Sobre la división política se han utilizado tramas
terreno. Cada color representa una región natural. que representan distribución poblacional.

95

4
Lumbreras Editores

► La c a r t o g r a f ía e n e l P erú

Aunque no se tiene información precisa


en relación a todas las etapas del desarro­
llo de la cartografía en nuestro país, es ló­
gico deducir que, al igual como ocurrió en
otras partes del mundo, los antiguos ha­
bitantes de nuestro territorio realizaban
representaciones del lugar donde vivían,
desde muchos siglos antes de que apare­
cieran los primeros mapas representando
a la Tierra en superficies planas, con su
red de meridianos y paralelos.
Las investigaciones realizadas toman
como punto de partida las referencias
de cronistas de la etapa inmediatamente
anterior a la invasión española. Así por
ejemplo, según afirman algunos de ellos,
los incas levantaban mapas en relieve
hechos en arcilla, marcando los acciden­
tes geográficos de un espacio, en el cual ►La piedra de Saywite. Localizada a 4 5 k m . d e la ciudad d e A b an cay (A p u rím a c ), fu e un a especie d e p la n o o croquis p é tre o
d el tie m p o inca. In c lu y e un s iste m a h id rá u lic o q u e d is trib u y e el a g u a p o r to d a la roca, es un b lo q u e d e g ra n ito con a p ro x i­
luego realizaban censos de población, re­ m a d a m e n te 11 m e tro s d e c irc u n fere n c ia .
gistros de producción, etc. Por ejemplo,
menciona el cronista Juan de Betanzos4,
que el inca Pachacutec diseñaba en barro
las nuevas construcciones y las vías de ac­
ceso a las mismas.
Así por ejemplo, existen maquetas
líticas muy antiguas donde se represen­
tan canales de riego, terrenos de cultivo,
centros poblados, etc. Tal es el caso de "la
piedra de Saywite".
Pero los mapas propiamente dichos
con sus elementos correspondientes
son posteriores a estos tiempos y están
asociados a las publicaciones coloniales
en las que se hacían de conocimiento
los dominios españoles. Así aparecieron
a inicios de siglo xvi las primeras repre­
sentaciones donde se observa parte de %

la costa peruana; sin embargo, el primer


mapa con el nombre del territorio perua­
no aparece en el Primer atlas científico
del mundo, conocido en ese entonces,
ffmmm
denominado Peruviae Auriferae Regionis ú14>
Typus, editado en 1570. m .

En los siglos posteriores, se van a ela­


4
borar mapas donde se dan mayores pre­ * P E R V V IA E
cisiones de la representación costera. Más Peruviae Auriferae
► El m a p a AVRiWER .ñU
adelante, en el siglo xvn, aparecería la re­ Regionis Typus. E d ita d o en REGIONIS
1 5 7 0 y c re a d o p o r el n a v e g a n te
presentación de la cordillera y de la ama­ e s p a ñ o l D ie g o M é n d e z , r e fe ­
zonia, incluso se elaboraron mapas donde rid o a la riq u e z a a u r ífe r a d e
se ubicaba los orígenes del río Amazonas. n u e s tro te r r ito r io .

4
Juan de B etanzos fu e un c ro n is ta e s p a ñ o l q u e lle g ó al Perú a c o m p a ñ a n d o a Francisco P izarro y D iego de A lm a g ro en el p ro ce so de in va sió n e s p a ñ o la . La o b ra q u e
destaca d e n tro de su la b o r c o m o c ro n is ta es S u m a y n a rra c ió n de los incas, q u e es una de las p rim e ra s n a rra c io n e s de la h is to ria d e l Im p e rio Inca.

i
Capítulo IV La cartografía

En el siglo xix se elabora el primer Actualmente es el Instituto Geográfico propias necesidades de ese entonces.
mapa republicano completo del Perú a Nacional (IGN) el ente rector de la carto­ Así por ejemplo, las rutas comerciales
cargo de Mariano Paz Soldán, en 1865. grafía. Su misión es el planeamiento y la influyeron en la precisión para repre­
Después se crearían mapas hidrográficos ejecución de actividades cartográficas en sentar las costas en los mapas del siglo
y posteriormente todo un Atlas del Perú el territorio nacional, el levantamiento y xvi, la importancia de los recursos mine­
culminado en 1900, con la colaboración actualización de la carta nacional y el apo­ rales se hace visible en muchos mapas
de Antonio Raymondi, dentro de la Socie­ yo cartográfico a otras entidades públicas durante la época colonial y republicana,
dad Geográfica de Lima. y privadas. Asimismo, otras instituciones mientras que los mapas posteriores, en
Durante el siglo xx también se realizan realizan trabajos cartográficos: el siglo xx, han diversificado su temática
importantes aportes en la cartografía, se • El Instituto Nacional de Recursos Na­ en función a la utilización, así tenemos
obtiene mayor precisión en los mapas y turales (INRENA). mapas hidrográficos, geológicos, edafo-
se realizan levantamiento topográficos de • La Dirección de Hidrografía de la Mari­ lógicos, económicos, poblacionales, etc.
diferentes zonas del país, principalmente na de Guerra del Perú. cuya elaboración ya no es solo en hojas
por instituciones militares. Para media­ • El Instituto Geológico Minero Meta­ de papel, sino a partir de sistemas digi­
dos de siglo, el Instituto Geográfico Mili­ lúrgico (INGEMMET). talizados que se basan en fotografías aé­
tar (IGM) era la institución encargada de Es importante señalar que la temá­ reas e información satelital.
la elaboración de mapas en el Perú. tica de los mapas estaba asociada a las

► La c a r t o g r a f ía e n l a a c t u a l id a d

El desarrollo de las sociedades está ligado ► Los SIG, a d ife re n c ia


al conocimiento de su espacio geográfico, de o tro s S is te m a s de

así lo hemos visto en el proceso histórico In fo rm a c ió n , e s tá n a li­


m e n ta d o s p o r d a to s cuya
de la sociedad y también de la cartogra­
n a tu ra le z a es g e o g rá fic a
fía. Los primeros mapas, ya sea que ha­ o e s p a c ia l, lo cual p e r m ite
yan sido elaborados en pieles, en rocas, q u e p u e d a n ser re p re s e n ­
con arcilla o cañas; los actuales mapas en ta d o s c a rto g rá fic a m e n te .

papel y los sistemas digitalizados no ha­


cen más que demostrar el hecho de que
el ser humano es esencialmente tempo-
ro-espacial; ubicar, localizar, es y ha sido
de gran trascendencia para realizar sus
diversas actividades. Desde el simple he­
cho de encontrar alimento en la etapa en
que tan solo se vivía en cuevas hasta las
actuales formas de observación satelital,
los mapas en su diferente manifestación
siguen cumpliendo un rol muy importan­
te. Hoy los Sistemas de Información Geo­
gráfica (SIG), permiten una multiplicidad
de funciones ligadas al ordenamiento y a
la planificación del territorio.
software, datos y usuarios, que permite in­ consultas simples (¿qué hay en una lo­
¿Qué son los Sistemas de Información
tegrar y unificar información muy variada calización geográfica determinada?, o
Geográfica?
(procedente de imágenes de satélite, foto­ viceversa, ¿dónde se localiza un atributo
Son potentes herramientas informáti­ grafías aéreas, mapas básicos y temáticos, concreto?), pero también preguntas mu­
cas capaces de capturar, almacenar, recu­
G.P.S., etc.). Por lo tanto, constituyen una cho más complejas, tales como: ¿dón­
perar, analizar y representar gráficamente
valiosa herramienta para la sociedad. de se cumplen o no unas determinadas
grandes volúmenes de datos espaciales
relativos a la superficie terrestre. Hay que Un SIG alberga, entre otras, "una gran condiciones de topografía, pendiente,
aclarar que no es sólo un programa infor­ variedad de funciones de búsqueda, aná­ accesibilidad, ocupación y calificación
mático sino un complejo sistema organi­ lisis y modelización de la información del ^uelo, etc.?, esto es, unos óptimos
zado y abierto compuesto por hardware, gracias a las cuales pueden efectuarse de localización que permitan decidir, por

97 4
*
i
Lumbreras Editores

ejemplo, la mejor ubicación para una ac­


tividad determinada"5, ¿cuál es el cami­
no óptimo entre dos puntos teniendo en
cuenta la intensidad de tráfico y el estado
de las vías, los rasgos topográficos?, ¿qué
impactos o efectos territoriales produci­
ría la construcción de una determinada
infraestructura?, etc.
La cartografía en la actualidad se ha
convertido en una herramienta impres­
cindible para tomar decisiones adecua­
das en relación a la utilización del espa­
cio. Así por ejemplo, puede permitir la
gestión adecuada de recursos naturales
(bosques, control de la contaminación
del agua, prevención de la contamina­
ción atmosférica, dinámica de paisaje,
etc.) y también de recursos culturales
(patrimonio histórico-artístico, arqueo­
lógico, industrial, rural, etc.). Facilita ►Las imágenes satélites constituyen una importante herramienta en la cartografía actual.
las evaluaciones de impacto ambiental, En la imagen se muestra una fotografía satelital de la costa peruana, se observa La Punta y la Isla San Lorenzo.
prevención de riesgos (inundaciones flu­ http://www.islaspalomino.com/gallery/isla_san_lorenzo/isla_san_lorenzo.html
viales, erosión, incendios, peligrosidad
sísmica, riesgos volcánicos, etc.), gestión
de áreas agrícolas (seguimiento de cose­ eléctrica, etc.), es necesaria para el traza­ Esta multiplicidad de funciones nos
chas, control de plagas, planificación de do de rutas y cálculo de caminos mínimos hace pensar que, en los próximos años,
riegos, etc.) y dinámica de usos del suelo. (el más corto, el más rápido, el más bara­ se producirá un uso aun mayor de la car­
Contribuye al mantenimiento de Catas­ to, etc.), análisis de las pautas de difusión tografía que, cada vez más, se introducirá
tro de propiedad, estudios de mercado y de enfermedades y estudios epidemioló­
en la vida cotidiana. En ese supuesto, la
búsqueda de localizaciones óptimas (es­ gicos, gestión rápida de los servicios de
realidad demostrará que las nuevas tec­
cuelas, hospitales, comercios, empresas, emergencia (bomberos, policía, ambu­
vertederos,y alojamientos turísticos, etc.), lancias, etc.) y de cuestiones relacionadas nologías, incluyendo a los mapas y los ac­
mantenimiento y control de grandes in­ con la protección civil e, indudablemente, tuales Sistemas de Información Geográfi­
fraestructuras (redes de abastecimiento y producción de mapas de calidad, entre ca, pueden y deben estar al servicio del
evacuación de agua, red de telefonía, red otros múltiples aspectos. conjunto de la sociedad.6

»
\

5 Los S iste m a s de In fo rm a c ió n G e o g rá fic a . Cruz Porcal G onzalo, D e p a rta m e n to de G e o g ra fía . U n iv e rs id a d d e l País V a s co / Euskal H e rrik o U n ib e rts ita te a P u b lica ció n
e le c tró n ic a se m a n a l s o b re la cie n cia y la c u ltu ra vasca h ttp ://w w w .e u s k o n e w s .c o m /0 2 5 4 z b k /g a ia 2 5 4 0 4 e s .h tm l, c o n s u lta d o el 30 de e n e ro del 2009.
6 Las re fle x io n e s m e n c io n a d a s c o rre s p o n d e n en p a rte al a rtíc u lo c ita d o .

► 98

6
Capítulo IV La cartografía

¿Son objetivos los mapas


Lectura I

El mapa comparte el mismo halo de veracidad que el otorgado por la humanidad al resto de medios
de comunicación basados en la imagen. Esta característica le dota de un poder mediático destacado.
Prueba de ello es que cada vez es más frecuente observar como se producen reuniones en las que se
toman decisiones apoyadas sobre una cartografía elaborada de forma expresa para ese cometido, o
se incorporan como argumento demoledor en informes, telediarios, periódicos o revistas. Quizás solo
exista un escepticismo coyuntural de la sociedad a este efecto de fe en los mapas, la previsión del
tiempo meteorológico.
La pregunta que uno se formula en estos casos es simple ¿es tan objetiva la información cartográfica
cómo hemos asumido, productores y consumidores de mapas?
Aunque en el ámbito más teórico ha realizado avances notables en el análisis del lenguaje del mapa
y de la cartografía en general, todavía estamos arraigados en una concepción racionalista que ve el
mapa como una fotografía del territorio en un momento concreto.
• Neytchev considera que el objetivo de toda composición cartográfica es transmitir información
sobre objetos fenómenos y relaciones que aparecen en el entorno geográfico junto con sus carac­
terísticas cualitativas y cuantitativas.
• Salishchev distingue tres funciones básicas del mapa: la comunicación que depende de la informa­
ción almacenada y de la transmisión de la información espacial, la operacional dirigida a la resolu­
ción de tareas prácticas y la cognitiva que sirve como medio de investigación espacial de fenómenos
en un entorno y sociedad para adquirir nuevo conocimiento sobre ellos. El método de investigación
cartográfico es la aplicación de mapas para describir, analizar y conocer científicamente diferentes
fenómenos, desde este enfoque los mapas son una ayuda al objeto de la investigación.
• Buckley, Frye y Buttenfield consideran el mapa y el diseño de su codificación como producto de un
modelo de información implementable en un SIG, lo consideran como un proceso de extracción de
una base de datos georefenciada.
• Beconyte y Govorov lo conciben como el resultado de sucesivas traducciones desde lo real-al mapa
que no deben ser distorsionadas.
Este rápido repaso doctrinal nos ofrece implícitamente unas pautas o normas que hacemos cum­
plir a la cartografía para considerarla objetiva, informativa y científica. Este paradigma de racionalidad
impregna a nuestra sociedad y es el baluarte defendido por gran parte de los autores de mapas. Como
ejemplo baste citar que reside en la misma definición, de una de las acepciones de mapa, de nuestra
Real Academia como "Representación geográfica de una parte dé la superficie terrestre, en la que se
da información relativa a una ciencia determinada".
Sin embargo, Harley fue pionero en criticar esta visión cartesiana desde una perspectiva histórica.
Estas distorsiones de los mapas, fruto de la subjetividad y del contexto, no son imputables a errores
fortuitos. Se abre una interesante línea de trabajo que profundiza en el mapa como un proceso de
comunicación espacial. En este sentido no se puede afirmar que los mapas sean ajenos al proceso de
globalización y a la voracidad de la mass media que han potenciado su credibilidad social.
El mensaje
Para abordar el aspecto comunicacional del mapa es preciso establecer algunas nociones previas
del mapa como lenguaje, en este sentido la equivalencia del mapa y del lenguaje ha sido explorada por
Neytchev de forma muy interesante: Una palabra o porción de una oración es el equivalente a un signo
cartográfico recogido en la leyenda, una oración es el conjunto de signos localizados en la superficie
del mapa, un conjunto de oraciones (una composición literaria) equivale a la comunicación cartográfica
contenida en un mapa.
En otras palabras, el autor de un mapa construye oraciones cartográficas, su contenido exhibe las
características cualitativas y las relaciones que hacen posible reconocer el contenido semántico de una
manera guiada, fragmentos de la realidad, objetos o los fenómenos que ocurren en la naturaleza.
Con los mapas podemos decir algo sobre las "cosas". Es el resultado del proceso de concepción de
una imagen mental del mundo que quiere transmitir el cartógrafo.
I

99

4
Lum breras Editores

¿Quién dice qué?


El emisor es el creador del mensaje y el agente que define la finalidad del mapa y el efecto que
busca. Para realizar esta empresa está sujeto a un conjunto de contextos que van desde la organización
que encarga el mapa, la información disponible y los medios técnicos a su alcance.
Soini afirma que siempre que el espacio es observado aparece una forma de representación ligada
a la percepción del cartógrafo. Otros autores apuntan a que los mapas hoy en día están más pensados
como productos de reflexión del punto de vista del cartógrafo que como resultado de su función de
observación y percepción del espacio geográfico.
¿A quién?
El receptor recibe el mensaje cartográfico, la imagen del cartógrafo sobre una realidad. En primera
instancia operan sobre él aspectos propios de la psicología visual. La implantación de normas de repre­
sentación para confeccionar mapas descansa en el descubrimiento de la forma en la que un determi­
nado grupo visualiza el entorno.
Cada persona que lee un mapa lo interpreta desde un punto de vista personal y no puede ser exac­
tamente igual que la de otra, no hay una lectura e interpretación común de un mapa. Para este autor
la visión de la realidad y su semiótica es individual de cada persona.
El lector del mapa decodifica a partir de su propia experiencia, conocimiento y con la ayuda de los
elementos de coherencia y cohesión, el mensaje contenido en los signos que le transmite el emisor en
el mapa.
¿En qué canal?
La aparición de los Sistemas de Información geográfica ha enfatizado la existencia de dos canales: la
base de datos espacial, reflejo de las características geográficas de una zona y la extracción de consul­
tas e informes sobre la misma plasmada en un mapa. Ambos canales no son nuevos, la base de datos
se ha trasladado de la mente del cartógrafo a la máquina.
Las nuevas tecnologías permiten una explotación rápida de las bases de datos, una prolija extracción
de mapas antes no imaginable. Estas consultas e informes aunque estén asistidas, no deben automati­
zarse sin el concurso activo del cartógrafo. De esta forma se evita lo que acertadamente apuntan Becon-
yte y Govorov: "al igual que en el lenguaje natural, la combinación de palabras correctas, no produce
necesariamente buenas sentencias. El correcto uso de estos elementos -las variables visuales- tratadas
una por una y de manera independiente, no garantizan una calidad en la representación".
¿Con qué efecto?
El efecto que se pretende conseguir nace de la motivación del cartógrafo que creó el mensaje. Esta
génesis modela todo el proceso de comunicación y le dota de un objetivo. La medida en la que el mapa
logre el objetivo del mensaje, es el índice para evaluar la bondad del mensaje en términos de satisfac­
ción. El elenco de motivaciones del cartografío es amplio y se puede expresar en la forma gramatical
verbal, como una acción que intenta realizar sobre el lector a través de su mapa: convencer, enseñar,
influir, criticar, educar, instruir, informar, convencer, demostrar, explicar o valorar, entre otros.
El mapa comparte con los modelos de comunicación de masas su capacidad de influir en los recep­
tores. En nuestro caso sobre la concepción que poseen los lectores de la identidad y de las relaciones
que se dan cita en el territorio.
Como resumen, en la práctica cartografía no podemos abstraemos de la consideración del mapa
como mensaje. Tiene una duración determinada, extensión espacial y temática variable, contenido
práctico o retórico y un contexto concreto. Su construcción y diseño no es el mismo ante una realidad
espacial y temporal concreta. No son inocentes en su motivación y no pueden ser evaluados siempre
como mensajes objetivos y racionales. Sin embargo, sí pueden ser rigurosos en la credibilidad de su
creación para garantizar la efectividad y eficiencia del mensaje que está en definitiva sometido a juicio
del receptor. La objetividad el mapa es una cuestión de grado que el receptor debe evaluar de forma
objetiva como ante cualquier noticia. El papel de los productores será función del tipo de lenguaje
escogido para su mapa. Es difícil creer en la existencia de mapas inocentes ajenos al proceso de comu­
nicación pero no por ello tienen que ser alejados de la objetividad.
\
http://www.orbemapa.com/2007/02/son-objetivos-los-mapas.html

4
E l sistem a mundial
DE LA HORA
OBJETIVOS

♦ C om prender el sistem a m undial de la hora com o p ro d u cto del de­


sarro llo social y económ ico.
♦ C onocer el sistem a m undial de la hora y su im p o rta n cia .
♦ Efectuar cálculos de diferencias horarias a nivel m undial.
NO TE O L V ID E S DE S U S C R IB IR T E !!!
h ttp s://w w w .yo u tu b e.co m /ch an n el/U C C JZ e8IV D n 1n Q P S 400g 725g
U N E T E AL G R U P O DE FA C EB O O K !!!
h ttp s://w w w .faceb o o k.co m /g ro u p s/928476563896833/
LIKE P A R A C O N O C E R T O D O S LO S LIB R O S G R A TIS!!!
https://w w w .facebook.com /LibrosG ratisP D FyD O C /
INTRODUCCIÓN

En la vida práctica acostum bram os m edir el tie m p o cuando realiza­


mos nuestras actividades. Para ello tenem os a nuestro alcance un
reloj en el que podem os calcular horas, m inutos y segundos o recu­
rrim os a un calendario si lo que querem os es realizar una program a­
ción a m ayor plazo. Sin em bargo, en ocasiones no reparam os en que
estas creaciones hum anas resum en siglos de conocim ientos que se
fueron gestando a p a rtir de las propias necesidades de la sociedad.
En la presente época de rapidez y sim ultaneidad de las com unicacio­
nes, el cálculo riguroso de las horas en diferentes partes de nuestro
planeta se convierte en una necesidad. Tener conocim iento de la
hora local es trascendental y es de gran u tilidad en transacciones
com erciales, acciones bélicas y vuelos aéreos así com o en el registro
de fenóm enos naturales.
Saber qué hora es en Japón, a qué hora aconteció un te rre m o to para
calcular el tie m p o de un posible tsunam i, entre otros m últiples as­
pectos, nos resulta bastante fácil con sólo encender la televisión o
acceder a In te rn e t a través una com putadora. En otros tiem pos estas
condiciones no existían. Como conocerem os en el presente capítulo
hace un siglo no se contaba con un sistema que regule las horas de
los diferentes lugares del m undo. Ahora se tra ta de una realidad y su
valor social es innegable.

*
Lumbreras Editores

► La im p o r t a n c ia d e l a m e d ic ió n d e l t ie m p o

La necesidad de medir el tiempo siempre


ha sido importante en la realización de
las diversas actividades del ser humano,
desde miles de años atrás. Este hecho
motivó el desarrollo de diversos avances
científicos que incluyen la creación de ca­
lendarios astronómicos y también "relo­
jes", que podían ser de sol, agua1, arena,
etc., al fin de cuentas mecanismos para
medir el tiempo.
Precisamente, como una de las for­
mas más prácticas de medir el tiempo
era la duración del día, en especial las
horas de sol, son los "relojes de sol" los
que han perdurado a través de los siglos.
Diferentes culturas (desde egipcios y
griegos pasando por romanos, chinos,
árabes, aztecas, preíncas e incas, entre
otros) han dejado manifestación expresa
de su obra en construcciones arquitectó­
nicas, esculturas, etc. A pesar del tiempo
transcurrido, estas formas prácticas de ► Piedra Heel (piedra del Tacón). U b ic a d a en S to n e h e n g e (In g la te r r a ), s e ñ a la el lu g a r d e s a lid a d e l sol d u ra n ­
medir el tiempo son admiradas por su te el solsticio d e v e ra n o . Esta p ie d ra es p a r te d e co n stru ccio n es m e g a lític a s d e hace unos 4 7 0 0 año s.

gran exactitud.
Con el transcurrir de los siglos, las
formas de medir el tiempo deberían ser
más exactas, creándose para ello instru­
mentos con mayor precisión. Así surgen
los péndulos, posteriormente, los relojes
con pesas y, más adelante, los relojes a
cuerda. Sin embargo, pronto habría que
superar una cuestión más compleja: un
sistema horario común.

El ¡ntiwatana o "lugar donde se


amarra al sol", cumplió dos funcio­
nes: medición del tiempo (solsticio
y equinoccio) por efecto de luz y
sombra, y como piedra altar.
En una terraza se ve tres escalones
tallados en roca granítica y en la
parte central destaca una especie
de monolito esculpido y pulido en
varios planos, el cual termina en un
prisma cuadrangular de 0.36 m. de ► Torres de Piedra de Chankillo, V a lle d e C a s m a -S e c h ín (P e rú ). Los in v e s tig a d o re s h a n c o n c lu id o q u e estas
alto, orientado en la línea noroeste- c o n stru c c io n es , q u e tie n e n 2 .4 0 0 año s d e a n tig ü e d a d , fu e ro n p a rte d e un o b s e rv a to rio s o la r.

sudeste. Los vértices están dirigidos


hacia los cuatro puntos cardinales.

1 Los re lo je s de agua, ta m b ié n lla m a d o s cle p sid ra s, son m u y a n tig u o s (d esde los e g ip cio s); se usaban para m e d ir el tie m p o d u ra n te la n o c h e , c u a n d o los re lo je s de sol
p e rd ía n su u tilid a d . C o n s is tie ro n en una vasija ce rá m ica q u e c o n te n ía agua hasta c ie rto n ive l, co n un o rific io en la base de un ta m a ñ o a d e c u a d o para a s e g u ra r la salida
d e l líq u id o a una v e lo c id a d d e te rm in a d a y, p o r lo ta n to , en un tie m p o p re fija d o .

102
i
Capítulo V El sistema mundial de la hora

► El e s t a b l e c im ie n t o d e l s is t e m a m u n d ia l d e l a h o r a

Hace más o menos dos centurias, el me­


dio para establecer un sistema horario en
una comunidad pequeña consistía en to­
mar un meridiano que pasara por algún
punto céntrico de la ciudad, como por
ejemplo el palacio de justicia, una plaza
o la catedral.
Entonces, todos los relojes de la comu­
nidad se ajustaban para marcar las 12.00
del medio día cuando el sol se encontraba
directamente sobre el meridiano estable­
cido. Este sistema horario así construido
es denominado Hora Local y puede ser
definida como la hora solar media basada
en el meridiano local.
Este mecanismo no generaba mayor
dificultad, mientras que la población se
trasladaba por la superficie terrestre en ► Los ferrocarriles. En la s e g u n d a m ita d d e l siglo xix, se in ic ia el e s ta b le c im ie n to d e u n a red a m p lia d e fe r r o ­

diligencias tiradas por caballos o en barcos c a rrile s en d ife re n te s p a rte s d e l m u n d o (aso ciad o s a n ú cleo s m in e ro s ). Sin e m b a rg o , e s ta n u e v a fo rm a d e tra n s p o rte
ta m b ié n " a c o rta ría d is ta n c ia s " p a ra la p o b la c ió n .
de navegación lenta. Cada ciudad y cada
puerto podían tener su propia hora, nadie
podía alejarse tanto ni tan rápido en un práctica para superar estas dificultades En la actualidad, los aviones y ferroca­
solo día, y menos en una sola hora, como fue propuesta en la segunda mitad del rriles de todo el mundo usan este horario
para confundirse demasiado. Sin embargo, siglo xix por un ingeniero ferroviario lla­ universal.
con la mejora de los transportes y las co­ mado Sandford Fleming, quien propuso
municaciones, la extensión de los ferroca­ la creación de los husos horarios. Veamos LOS HUSOS HORARIOS
rriles y el telégrafo, a mediados del siglo xix con más detalle sus planteamientos. Según el sistema mundial de la hora,
los sistemas horarios locales tuvieron que "Se afirma que después de perder un los husos horarios o zonas horarias son
ser reemplazados por otros, ya que con la tren en Irlanda porque el horario impreso cada una de las 24 áreas en que se di­
hora local se confundían los correos, los decía p.m. en vez de a.m., Sandford Fle­ vide la Tierra, los cuales miden 15° de
viajeros, los horarios de ferrocarril, etc. ming propuso un horario universal de 24 longitud.
Dicha situación exigió entonces otra horas que no estuviera ligado a ningún Dentro de un huso horario, todos los
medida: regular el trabajo de la industria meridiano en particular. Sugirió entonces lugares situados sobre el mismo meridia­
y el movimiento del transporte según la que los husos horarios podrían ser usados no, independientemente de la distancia
hora de la capital y, en general, organizar localmente; pero siempre subordinados a que los separa, tendrían la misma hora.
la vida del país según una hora única. Pero un horario único para todo el mundo. En
¿Por qué los husos horarios miden 15° %
resultó ser casi imposible generalizarlo una reunión realizada en el Royal Canadian
a todos los países, porque en lugares de de longitud?
Institute el 8 de febrero de 1879, Fleming
poca extensión no había dificultad; sin propuso que el horario universal estándar Para el establecimiento de los husos ho­
embargo, en territorios de gran extensión, tuviera como meridiano de origen al An­ rarios se ha tomado como base el mo­
por ejemplo, Rusia, las diferencias horarias timeridiano de Greenwich, denominado vimiento de rotación terrestre, para ser
entre las ciudades del extremo oriente y la ahora como el meridiano de 1 8 0 . más específicos, la duración del día civil
parte europea corresponden a varias ho­ (24 horas), y los grados realizados en una
Posteriormente en 1884, se llevó a
ras ¿Qué pasaría si en la capital del país se rotación completa (360°).
cabo en Washington un Congreso Interna­
marcaba la media noche, cuando en el ex­ cional para tratar el tema de la hora oficial Así tenemos que:
tremo asiático ya estaba saliendo el sol? o mundial, donde en parte se aceptó la 24 h = 360°
Debido a estas razones, regir la hora propuesta de Fleming. No obstante, recién
6h = 90°
de un país en función de la ciudad capital en 1929, los principales países del mundo
no resultó ser un mecanismo que pudiera habían aceptado la división de nuestro 3 h =45°
aplicarse en todo el mundo. Una solución planeta en zonas o husos horarios. I h = 15°

2 S a n d fo rd F le m in g h ttp ://w w w .u n ¡v e rs ia .e s /p o rta d a /a c tu a lid a d /n o tic ¡a _ a c tu a l¡d a d .js p ? n o tic ia = 9 4 8 4 3 . C o n s u lta d o el 30 de ju n io d e l 2008.

103 4
i
Lum breras Editores

¿La extensión de los husos coincide con


los límites de los países?
Huso horario
Como se puede apreciar en el mapa de los
tí' ,' •."'
husos horarios a nivel mundial, no siem­
pre la extensión de un país y sus límites
encajan dentro de un solo huso horario.
Según el sistema mundial de la hora
existen 24 husos horarios, pero la agru­
pación de localidades dentro de un huso
El valor de un huso no corresponde a los meridianos sino a la
horario es de 159 actividad de la región. En tal sentido, es
importante entender que este sistema es
flexible y cada estado adopta lo más con­
veniente en relación al establecimiento
► Si la T ie rra describ e u n a c irc u n fe re n c ia (3 6 0 ° ) en un m o v im ie n to d e ro ta c ió n (2 4 h ), e n to n c e s en 1 h o ra d e s c rib irá un
de su zona horaria.
á n g u lo d e 1 5 °. Debido a ello son muchos los casos en
que por razones prácticas se han agru­
pado en la misma hora localidades que
A partir de ello también se puede deducir al este de este meridiano principal (apare­ corresponderían a otra zona horaria. Por
que si cen con el símbolo más) y atrasadas para ejemplo, si se ubica en el mapa a España
1 h = 15° ó 60' = 15°, entonces I o= 4 todos los lugares al oeste de Greenwich se comprueba que, al igual que gran par­
(aparecen con símbolo menos). te de Europa occidental, se encuentra en
Es decir, cada grado de arco en la Tierra la zona horaria que aparece como (+1),
Cada huso horario tiene un meridiano
tiene una equivalencia de cuatro minutos. sin embargo por su ubicación geográfica
central llamado meridiano de la hora, de­
En los cálculos a escala mundial, el bido a que determina la hora para todo el debería tener la hora de Greenwich (huso
meridiano principal de Greenwich (Ingla­ arco de 15° (huso), cuando se pasa de un 0); de igual forma Chile se encuentra en
terra) es tomado como meridiano de refe­ huso horario a otro es necesario cambiar el mismo huso que el territorio peruano
rencia (huso 0). Considerando el sentido la hora. Reiteramos, debe adelantarse si (-5), sin embargo ha decidido tener una
del movimiento de rotación terrestre, hay es que vamos hacia el este y retrasarse si hora adelantada, la hora del huso (-4)
horas adelantadas para todos los lugares es que vamos en dirección oeste. donde se encuentra Bolivia y Paraguay.

LOS HUSO S HORARIOS A NIVEL MUNDIAL


* r

•s' "l

ilpMMW.

MM) i

*KAWA x***vaA.

*****

cnn«
acate I 85.000,000 M o •

9 uV ***<*»!
teJKJTSW
CinMábwkhfU U nivcfvíl Um x tUVO
> X «M i V « \

llfv raw ttfe M N * ih w m C M !)

ifüí
II
wm 1AST
«wsiSAi SS*
► El s is te m a m u n d ia l d e la h o ra p e r m ite c a lc u la r la d ife re n c ia h o ra ria a n iv e l d is tin to d e to d o el p la n e ta . En la im a g e n , cada fr a n ja d e colo r re p re s e n ta un huso h o ra rio d is tin to .

104

4
Capítulo V El sistema mundial de la hora

► En E uropa
GMT +2 GMT +3
bia, Panamá, Cuba y EE.UU. (zona este,
g ra n p a rte d e los New York). En el huso -5 el meridiano de
países a s u m e un a
referencia es el de 75° de longitud.
h o ra a d e la n ta d a
re s p e c to a
G re e n w ic h LA HORA OFICIAL Y LA HORA LEGAL
(G M T + 1 ). A u n q u e
Mencionábamos que la hora de los países
g e o g rá fic a m e n te
no to d o s
no coincide, necesariamente, con el esta­
c o in c id e n con blecimiento de los husos horarios adop­
el m is m o huso tados a nivel mundial a inicios de siglo xx.
h o ra rio . Al respecto, se hace necesario establecer
una diferencia entre lo que se denomina
hora oficial y hora legal. Veamos:
• La hora oficial es la que corresponde
al sistema de husos dentro del Meca­
nismo Internacional de la hora, donde
toda la franja de 15° adopta la hora
del meridiano central.
• La hora legal, en cambio, es aquella
que corresponde a la decisión de los
gobiernos de poder alterar la exten­
sión de un determinado huso horario
para adelantar o retrasar horas en sus
territorios, asimismo modificar los ho­
rarios según las estaciones.
Esta diferenciación muchas veces ge­
Países que no tienen mucha exten­ ¿En qué huso horario se encuentra el Perú? nera confusión, sin embargo, es la hora
sión longitudinal; como por ejemplo Perú legal la que en la práctica se cumple en
El territorio peruano se encuentra com­
o Bolivia, procuran unificar la hora y no los diferentes países. Por ejemplo, en
prendido entre los 68° y 81° de longitud
muchos países dado que las actividades
dividir el país en zonas horarias diferen­ oeste. Según los husos horarios del sis­ humanas, especialmente en áreas urba­
tes; en cambio, en los países de más ex­ tema mundial de la hora se ubicaría en nas, comienzan antes de la salida del sol y
tensión, la división de sus territorios en el huso que aparece en el mapa de la continúan después de la puesta, parece
varios husos horarios resulta realmente página anterior como -5, ya que el Perú conveniente adelantar las horas de luz so­
necesaria, tal es el caso de Rusia (11 hu­ presenta 5 horas de retraso con respec­ lar para que puedan aprovecharse de la
sos), Estados Unidos (6 husos), Canadá (5 to a Greenwich, en este huso también se
mejor manera posible, obteniéndose así
husos) y Australia (3 husos). encuentran países como Ecuador, Colom­

► T o d o el te r r ito r io p e ru a n o a s u m e la h o ra d e l m e rid ia n o 7 5 ° W , s e g ú n la c o n v e n c ió n d e los husos h o ra rio s . ^ La hora de aprovechamiento de luz diur­


na. A c tu a lm e n te se e s tim a q u e unos 7 5 países e m p le a n
e s te m é to d o p a ra e c o n o m iz a r su c o n s u m o e n e rg é tic o .

105 ^

*
Lumbreras Editores

un considerable ahorro de energía eléc­


Normativa europea
trica en verano.
El sistema así adoptado se llama hora
"...Comenzó el horario de verano y los relojes se adelantaron una hora, es decir, a
de aprovechamiento de la luz diurna y
las 2.00 horas fueron las 3.00. El cambio de hora empezó a generalizarse a partir
se obtiene adelantando todos los relojes
de 1974, cuando se produjo la crisis de petróleo y algunos países decidieron ade­
una hora. Esto constituye la hora legal en
lantar los relojes para aprovechar más la luz solar y consumir menos electricidad
dichos países.
en iluminación. En 1981 se adoptó la primera directiva europea, que se renovaba
Dada su considerable latitud muchos cada cuatro años hasta que en 2001 se decidió adoptar el cambio horario con
países europeos aplican dicho sistema, carácter indefinido en toda la Unión Europea".3
Inglaterra, por ejemplo, desde mediados
del siglo xx ha ido adelantando su hora,
otras naciones que presentan horas ade­
De igual forma algunos Estados en miento de la luz diurna se ha adoptado
lantadas son España, Francia, Países Ba­
Latinoamérica adoptan estas medidas algunos años, aunque es más factible de
jos, Bélgica y Rusia. Además, en verano aplicarse en países de latitudes medias y
en los meses de verano. Por ejemplo, Ar­
adicionan una hora. altas por la mayor cantidad de horas de
gentina recientemente ha adelantado su
El siguiente texto formado de un diario in­ hora oficial, de igual forma Venezuela y sol en los meses de verano.
formativo europeo nos ilustra al respecto: Uruguay; en nuestro país, el aprovecha­

► L ín e a in t e r n a c io n a l d e l c a m b io d e f e c h a

La línea internacional del cambio de fe­ acordó denominarla Línea Internacional


cha es una línea imaginaria en la superfi­ del cambio de fecha, la cual ha sufrido
cie de la Tierra, trazada sobre el océano desviaciones hacia el este y hacia el oes­
Pacífico, que corresponde al meridiano te con el fin de permitir que ciertas áreas
180°. Atravesar este meridiano supone y grupos de islas mantengan el mismo día
el cambio de fecha, por ello la denomi­ del calendario.
nación de esta línea, pero ¿cómo ocurre
ello? En el preciso instante en que el S entido de la
meridiano de mediodía coincide con el rotación terrestre

meridiano de Greenwich, el meridiano 180°

de 180° coincide con el meridiano de


medianoche. En este preciso instante,
y sólo entonces, existe la misma fecha
del calendario para ambos lados del me­
ridiano. En cualquier otro momento, la
fecha del calendario del lado este (asiáti­
co) del meridiano de 180° lleva un día de
90°W
adelanto sobre la del lado oeste (ame­
ricano). Por ejemplo, si es martes en el
lado asiático del meridiano de 180°, será
lunes en el lado americano.
En general, pasar la línea de Este a Energía S olar
Oeste hace que la fecha cambie al día
siguiente (se pierde un día). En sentido
contrario se gana un día.
" - > QO
Debido a estas propiedades especia­ S entido de la
rotación terrestre
les del meridiano de 180°, en la Confe­
rencia Internacional sobre meridianos
► En la im a g e n , la lín e a in te rn a c io n a l d e l c a m b io d e fe c h a , v is ta d e s d e el p o lo n o rte .
que tuvo lugar en Washington en 1884 se
\

3 En h ttp ://w w w .d ia rio in fo rm a c io n .c o m , se cció n c u ltu ra , con fe ch a 30 de m a rzo d e l 2008, c o n s u lta d o el 30 de ju n io del 2 0 0 8 . En re a lid a d el c a m b io de hora es un h á b ito
q u e se e m p e zó a a d o p ta r d u ra n te la P rim e ra G u e rra M u n d ia l. Los países a lia d o s p u s ie ro n en p rá c tic a esta idea para a h o rra r e n e rg ía , a u n q u e no fu e a lg o u n ifo rm e y se
a b a n d o n ó d e sd e la fin a liz a c ió n de la S egunda G u e rra M u n d ia l hasta la crisis del p e tró le o .

i
Capítulo V El sistema mundial de la hora

Esta línea pasa por el estrecho de LÍNEA INTERNACIONAL DEL CAMBIO DE FECHA
Bering entre los territorios de Alaska y
* Siberia, pero la mayor parte de su reco­
rrido es realizado por medio del océano
Pacífico.
La modificación más reciente a la lí­
nea internacional de cambio de fecha
data de 1995, cuando la república de K¡- fl mi!t¡®
■r.fr.yj
ribati decidió desplazarla más de 3 000 L¿ ¿ £.f

kilómetros hacia el este en su longitud.


Kiribati es un conjunto de cientos de
islas desperdigadas por una gran exten­
sión del Pacífico.

L ín e a a n te s d e 1 9 9 5 M o d ific a c ió n d e la lín e a d esp u és d e 1 9 9 5

IMPORTANTE

Para obtener la hora de otros lugares debemos recordar b. La distribución de la hora está condicionada por el
el concepto de huso horario y tener en consideración los movimiento de rotación terrestre, observándose que
siguientes aspectos: mientras más al Este se encuentre un lugar respecto
a. La relación entre hora y longitud a otro, posee horas más avanzadas y, obviamente, en
dirección al Oeste menos horas.
Si la Tierra recorre una longitud de 360° en 24 horas
(aproximadamente) durante su movimiento de rota­ Eje terrestre

ción, entonces, en cada hora la Tierra gira 15° de longi­ Rotación terrestre
de Oeste a Este
tud (véase punto 2).
* £— ¡------------ü¡¡—| —\
1h o 15°
v _____________y
Esta equivalencia entre grados y horas es utilizada
para resolver los problemas de hora internacional.
Asimismo, nos sirve para realizar conversiones porque
en los problemas se trabaja con grados de longitud y
horas. Es decir, por cada 15° de separación entre dos
lugares habrá 1 hora de diferencia y viceversa, por Energía Solar
cada hora de diferencia que exista entre dos lugares
habrá 15° de separación. Por ejemplo, si entre Lima
y Berlín existe 6 horas de diferencia, entonces ambas Si retomamos el ejemplo anterior, se observa que en­
ciudades están separadas entre sí por 90° de longitud, tre Lima y Berlín hay 6 h de diferencia. En ese caso, si
ya que por cada hora de diferencia hay 15° de separa­ en Lima son las 15 h (3 p.m.), en Berlín sería, en ese
ción, por regla de tres simple. momento, las 21 h (9 p. m.) ya que se localiza 60° más
i al este que Lima.
lh . < > 15°
6 h. < > 90°
A A
D ife re n c ia G rados de lo n g itu d
h o ra ria — en s e p a ra c ió n

4
Lumbreras Editores

Cálculo de la hora
Veamos los pasos a seguir: Otros ejemplos:
1. Si en Perú 75° LW son las 3 p.m., ¿qué hora será en 2. Si a 30° longitud este son las 10 h, ¿qué hora será a
Italia 15° LE? 90° LW?
Paso 1: Ubicamos los puntos en una recta, tomando
como referencia a Greenwich.

Greenwich
-----1------------------ 1-----------1------------ ► E
75 0° 15°
Perú 3 p. m. Italia
(15 h) ¿? Paso 2: 90°+30°=120
Paso 3: 120° 15c
Paso 2: Calculamos cuántos grados de longitud separan 8h
a ambas ciudades. Para ello, si están en diferentes he­ Paso 4: Como hacia el oeste disminuye o se restan las
misferios podemos sumar sus longitudes y si están en horas, entonces, 10 h - 8 h=2 h
el mismo hemisferio podemos restar sus longitudes. Rpta. A 90° longitud oeste son las 2 h.
. En el caso: 75°+15° =90°
Milán e Italia están en diferentes hemisferios. 3. En Huancayo (75° LW) son las 6 p. m. ¿Qué hora será a
105° LW?
Paso 3: Luego establecemos la diferencia horaria. Para Paso 1
ello dividimos la distancia en grados (longitud) entre
15. Recordando, por cada 15° grados hay una hora de
diferencia.
Entonces:
En el caso: 15° - 1h
90° - 6h
wá Paso 2: Como ambos lugares se encuentran en el mis­
o podemos dividir 90° 15°
mo hemisferio restamos 105o -
6h Diferencia horaria 75°
30°
Paso 4: Si el lugar de la hora desconocida se encuen­ Paso 3 30° 15°
tra al este del lugar de hora conocida se adelantan las
6h
horas, es decir se suma la diferencia horaria, en caso
contrario se restan horas (tomando en cuenta el senti­ Paso 4: Si en Huancayo son las 6 p. m., a 105° serán
do del movimiento de rotación). las 4 p.m. debido a que las horas disminuyen hacia el %
oeste.
• En el caso:

Otros cálculos:
4. Si en el meridiano base son las 10 h (10 a. m.), ¿qué
hora será en ese momento en Pekín (120° E)?
H----------- 1------------ ► E
75 0o 150 Recordando que:
Perú 3 p. m. Italia se Por cada 15° de separación existe una hora de diferen­
(15 h) encuentra al
este del Perú
cia.
Las horas aumentan hacia el este.
Entonces debemos sumar a la hora de Perú las 6 horas Tenemos lo siguiente:
que hallamos como diferencia horaria.
Si en Perú son las 15 h (3 p. m.), en Italia serían las 21 h Meridiano
base X Pekín
(9 p. m) O e s te E s te
(wr 0o 120° (E)
120° (diferencia longitudinal)
4

4
Capítulo V El sistema mundial de la hora

Cálculo de la hora
Hallamos la diferencia horaria (dh). 6. Si en Oslo (30° E) son las 3 h (3 a. m.) del día lunes, ¿qué
Si entre el meridiano base y Pekín hay 120° de separa­ hora y día en ese momento se registrarán en México DF
ción, entre ambos lugares hay 8 h de diferencia. (105° W)?
1 h o 15° , 120° I 15° Tenemos lo siguiente:
o 1------
8 h o 120° 8h
México DF Oslo
O e s te E s te
(wr 105° 30°
(E)
Si entre el meridiano base y Pekín hay 8 h de diferen­
cia, Pekín tiene 8 horas más que el meridiano base ya 135° (diferencia longitudinal)

que se localiza al este de dicho meridiano.


Luego
---- >E Si entre México DF y Oslo hay 135° de separación, en­
Meridiano 10 h + horas 18 h Pekín tonces.
base
Dirección
este 135° 15°
1 h o 15° para ello
d.h.
Por lo tanto, si en el meridiano base son las 10 h ¿? h o 135° dividimos 9h
(10 a.m.), en ese momento en Pekín se registran las
18 h (6 p. m.) del mismo día.
Si entre México DF y Oslo hay 9 h de diferencia, México
DF tiene 9 horas menos que Oslo ya que se localiza al
5. Si en Bagdad (45° E) son las 15 h (3 p.m.), ¿qué hora Oeste de dicha ciudad.
será en ese momento en Lima (75° W)?
Tenemos lo siguiente: 9
M é x ic o DF
IVIuAl wU i Q
w c|n
J 1U

Oferentes hemisfer/0s 18 h. - horas 3 horas


d e i d o m in g o D ire c c ió n d e l lu n e s
o e ste (27 h. d e l d o m in g o
Oeste Lima Bagdad Este
(W) (E)
75 0o 45°
¿? 75°+45° = 120' _i 3 p. m. • Es obvio que ningún día tiene 27 horas pero en este
120° (d ife re n c ia lo n g itu d in a l) (15 h)
caso lo asumimos con el propósito de calcular la hora.
(Le hemos sumado a 24 h., las 3 h. del día lunes).
Luego Por lo tanto, si en Oslo son las 3 h (3 a. m.) del día lunes,
en ese momento en México DF son las 18 h (6 p. m.) del
1 h o 15°
día domingo.
¿? <> 120°
Si entre Lima y Bagdad hay 120° de separación, entre
Nota
ambos lugares hay 8 h de diferencia. (120°/15°=8 h).
Las h o ras a v a n z a d a s d e u n d ía p u e d e n a d ic io n a rs e a las 2 4 h o ras
Como Lima se localiza al Oeste de Bagdad, entonces d e l d ía a n te r io r con e l fin d e s e g u ir re tro c e d ie n d o las h o ras
se restan a esta última ciudad las 8 h de diferencia tra n s c u rrid a s y c a lc u la r la h o ra .

horaria.

8
L im a i--------------------------------------------------------------------------------------------- 4 B a g d a d
7h -horas 15 h 7. Siendo las 8 GMT (8 h en el meridiano base), ¿qué hora
Dirección es en Lima?
oeste Recordando que:
Lima (Perú) presenta 5h de retraso respecto a Green-
Por lo tanto, si en Bagdad son las 15 h (3 p.m.), en wich (meridiano base) ya que se ubica a 75° W.
ese momento en Lima se registran las 7 h (7 a. m.) del Por lo tanto, si son las 8 GMT en Lima son las 3h
mismo día. (3 a.m.).

109 ^

4
L u m b re ra s E d ito re s

¿Tiene usted hora?


Lectura

Si alguien nos preguntase en la vía pública qué hora es, seguramente miraríamos nuestro reloj y con­
testaríamos su pregunta sin más preámbulos. Parecería fuera de lugar entrar en profundas reflexiones
sobre la medición del tiempo si un interlocutor desconocido nos preguntase con la urgencia de no
perder su tren, por ejemplo. No sería muy apropiado contestarle que aquí es por la tarde, pero que en
Palestina ya se ha puesto el sol. Resultaría igualmente inoportuno hacerle ver que el tiempo psicológico
no es lineal y que ciertos momentos de nuestra vida se hacen interminables, mientras que otros los
vivimos llenos de felicidad, ajenos a cualquier noción de tiempo, y en otras ocasiones sentimos que un
día ha pasado en un soplo. O definir a nuestro interlocutor la unidad de tiempo, el segundo, como un
múltiplo de la vibración atómica del Cesio-133 (desde 1967 el segundo fue definido por los científicos
como el tiempo que necesita un átomo de Cesio-133 para emitir 9.192.631.770 ciclos de cierta radia­
ción en un reloj atómico).
Igualmente sería inadecuado hacerle consideraciones extensas sobre la ilusión del tiempo conside­
rado desde los planos más elevados del ser. Existe una hora reconocida y utilizada por todos, de la cual
disponemos cómodamente en nuestros relojes. Esta hora legal busca un máximo de utilidad y opera-
tividad, según las necesidades de nuestra civilización. Gracias a ella nos comunicamos eficientemente
y nuestra sociedad puede desarrollar sus innumerables actividades cotidianas. Los trenes circulan sin
trastornos, los ciudadanos llegan puntualmente a sus citas, los aeropuertos gestionan el tráfico aéreo,
las telecomunicaciones operan con normalidad y los satélites no caen sobre nuestras cabezas. Nos
servimos de ella constantemente y le damos pleno valor, hasta el punto que, cuando pensamos en el
tiempo, nos representamos directamente la hora del reloj. Sin embargo, ¿qué esconden las esferas de
nuestros relojes tras esa medición unánime del paso del tiempo? ¿Coincide la medición del tiempo
astronómico, es decir, el tiempo registrado por los movimientos de los cuerpos celestes, con nuestra
hora cotidiana? ¿En qué medida afecta todo lo anterior al practicante de la astrología? Intentaremos
comprender mejor todo ello en este artículo, así como ofrecer información útil sobre los cambios de
hora legal en diferentes partes del planeta.
Las arbitrariedades de la hora legal
A la pregunta de si el tiempo legal fijado por los gobiernos, el que registran nuestros relojes, coincide
con el tiempo astronómico, debemos responder claramente: "no", por varios conceptos. La primera
discrepancia estriba en los cambios estacionales de hora oficial. Estos cambios obedecen, fundamen­
talmente, a un intento de ahorrar energía aprovechando mejor las horas de luz solar para la actividad
humana. Si en primavera adelantamos los relojes una hora, aparentemente amanece antes. Si amane­
cía hacia las 7:15 a.m., por ejemplo, tras el cambio horario el Sol sale una hora antes, a las 6:15 a.m. en
nuestro ejemplo. En un momento determinado del otoño, se realiza la operación contraria. Los relojes
se atrasan una hora y entonces amanece más tarde si nos guiamos por el reloj, pero en compensación
anochece una hora más tarde, retrasando así el encendido de luces y por tanto disminuyendo el con­
sumo de energía eléctrica para el alumbrado. Esta práctica es habitual en Europa. También los EE.UU.,
Canadá, México, Cuba, Chile, Brasil y Paraguay, entre otros países, aplican la hora de verano, que es el
nombre que habitualmente recibe esta práctica. Por el contrario, en el resto de Centroamérica y Suda-
mérica los gobiernos no recurren a este cambio horario estacional.

Luís A. B lanco h tt p : //w w w .fr a t e r n id a d e r o s a c r u z .o r g /la b _ t u h 1 .p d f .

i I
I
Capítulo V El s is te m a m u n d ia l d e la h o r a

Lectura 2

El cambio de hora, ¿ahorra energía?


En diferentes partes del mundo, durante los meses de verano se suele adelantar una hora, con el obje­
tivo expreso de contribuir al ahorro de energía, veamos el caso particular de Europa a partir del análisis
del siguiente artículo.
Orígenes
Como respuesta a la crisis del petróleo en 1974, que evidenció la dependencia de las sociedades
más avanzadas de este material, muchos países europeos acordaron el adelanto de la hora para apro­
vechar la luz solar y gastar menos electricidad. En la actualidad, la Unión Europea establece que desde
marzo hasta octubre deben añadirse 60 minutos más al horario oficial de cada país. Es decir, se adopta
lo que se conoce como hora de invierno.
El cambio de hora se encuentra regulado por un ordenamiento jurídico, la Directiva 2000/84/CE de
19 de enero de 2001 del Parlamento Europeo y del consejo de la Unión.
En este decreto se estipula que en los siguientes 5 años el horario de verano empezará el último
domingo de cada mes de marzo y acabará el último domingo del mes de octubre, aunque la Unión
Europea ya ha dado carácter indefinido a esta costumbre.
¿Ahorro?
Los beneficios y perjuicios del cambio de hora se han discutido desde hace tiempo. La Unión Eu­
ropea llegó en 1999 a la conclusión de que era positivo el adelanto horario después de estudiar un
amplio informe que encargó a la consultora "Research Voor Beleid". Ésta analizó todos los documentos
previos, preguntó a los expertos en los diferentes sectores afectados e investigó el tema.
En este informe se constata que fijar la hora de verano incide de forma distinta en función de la si­
tuación geográfica de los países y del tiempo de luz solar diario que tengan, es decir, no afecta de igual
manera en el sur de España que en el norte de Suecia, por ejemplo.
Además, se exponen argumentos positivos como que, gracias al adelanto horario, las personas po­
drían estar más tiempo al sol y por lo tanto, aprovecharse de sus efectos beneficiosos, como la asimi­
lación de vitamina D, las actividades de ocio al aire libre o practicar deporte en la calle. De esta forma
-según el estudio- se reduciría el estrés y se podría combatir la vida sedentaria y la obesidad. Por estas
mismas razones, se dedujo que el sector de ocio y turismo salía ganando con la adopción del horario de
verano. Por otro lado, también se argüyó el beneficio psicológico en término de seguridad que supone
volver a casa cuando todavía es de día, sobre todo en las personas mayores o en los niños.
Se estudió el posible efecto perjudicial de formación de ozono, que podía aumentar al exponerse
los contaminantes de los coches una hora más a la luz solar. Sin embargo, se vio que las diferencias de
concentración de ozono eran insignificantes y tampoco incidía de forma negativa en la agricultura.
Así, se llega a una conclusión sorprendente tras revisar los estudios en los que se basó la UE para
aprobar de forma indefinida el horario de verano: los informes determinan que el ahorro de energía
utilizada en la iluminación con esta medida, que es la principal razón que se aduce, se encuentra sólo
en torno al 0% y el 0,5%.
Ante esto, cabe preguntarse, ¿merece la pena el cambio? Los datos que manejó el Instituto para la
Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) corroboran para los consumidores, e incluso, lo incremen­
tan en gran medida: en el sector doméstico puede representar un 5% desde final de marzo hasta final
de octubre. Es decir, alrededor de 6 euros en el total de los 7 meses que dura la hora de verano en el
gasto de la familia con un consumo medio (3.200 kilovatios hora).

4
L u m b re ra s E d ito re s

Emilio Rull, responsable de energía de la organización ecologista Greenpeace, se muestra favorable


a la modificación horaria. "Al ahorrar energía, sobre todo en relación con los combustibles fósiles y la
X

energía nuclear, generamos menos contaminación en el medio ambiente"


El cuerpo se adapta
Desde otro punto de vista, la medicina objeta: "El cambio de hora, sobre todo el que tiene lugar en
marzo, es negativo porque trastorna el ritmo vigilia-sueño y genera más problemas en personas con
dificultades para conciliar el sueño o que lo tengan débil", indica Emilio Rodríguez Sáez, médico de la
Unidad del Sueño del Hospital Xeral de Vigo. El especialista añade que por esta causa el cuerpo sufre
alteraciones hormonales.
En cualquier caso, los expertos coinciden en que el cuerpo humano se habitúa en cuestión de días
al nuevo horario y en que no hay que preocuparse si al principio no se concilia el sueño. Después no
habrá ningún inconveniente, y aunque se produzcan desarreglos hormonales, el cuerpo se adapta.
"Toda nuestra función biológica está sometida a ritmos, es como si tuviéramos un reloj endógeno que
interviene en procesos como la secreción de hormonas, etc. Este reloj lo ajustamos mediante la luz
solar", explica Luis Miguel García Segura, investigador del Instituto Cajal del Centro Superior de Investi­
gaciones Científicas. "Si uno realiza un viaje transoceánico, pueden surgir pequeños problemas porque
el ritmo biológico no se adapta a la misma velocidad que el avión. Pero el cambio de hora se produce
para ahorrar energía es insignificante para el cuerpo humano", concluye.

F u e n te : e -c o n s u m e r

T o m a d o y a d a p ta d o d e h ttp ://w w w .u n iv e r s ia .e s /p o r ta d a /a c tu a lid a d /n o tic ia

En U n iv e rs ia , p o rta l d e u n iv e rs id a d e s e s p a ñ o la s y la tin o a m e ric a n a sección C iencia y N N TT,

con fe c h a 2 7 d e m a rz o d e l 2 0 0 4 ; fe c h a d e c o n s u lta : 2 d e ju lio d e 2 0 0 8

112
i
D IN A M IC A IN T E R N A

la e stru ctu ra interna de la Tierra y los m étodos


p e rm itid o e n te n d e r sus características.
♦ C om p re n d e r la dinám ica te rre s tre a sus condiciones
ternas
NO TE O L V ID E S DE S U S C R IB IR T E !!!
h ttp s://w w w .yo u tu b e.co m /ch an n el/U C C JZ e8IV D n 1n Q P S 400g 725g
U N E T E AL G R U P O DE FA C EB O O K !!!
:/:V
h ttp s://w w w .faceb o o k.co m /g ro u p s/928476563896833/
303
LIKE P A R A C O N O C E R T O D O S LOS LIB R O S G R A TIS!!!
https://w w w .facebook.com /LibrosG ratisP D FyD O C /
INTRODUCCIÓN

En alguna etapa de nuestra vida hem os e xp e rim e n ta d o las m a­


nifestaciones del d in a m ism o de la Tierra. P osiblem ente hayam os
p e rcib id o un ligero sismo o escuchado alguna noticia sobre e ru p ­
ciones volcánicas, e ntre otras m ú ltip le s evidencias de la actividad
constante a la que está so m e tid o nuestro planeta. Estos eventos
de la naturaleza que son d e stru cto re s unas veces pero ta m b ié n
pueden ser m u y útiles en otras ocasiones, siem pre han despertado
nuestro interés.
¿Cómo explicar estos fenóm enos? ¿Desde cuando ocurren? ¿Acon­
tecen en to d o el m undo? son in te rrog a ntes que en algún m o m e n ­
to nos hem os fo rm u la d o , buscando una explicación a lo que o b ­
servam os en nuestro e n to rn o . A unque nos pueden parecer m uy
sim ples, estas preguntas son la principal m o tiva ció n para las inves­
tigaciones científicas. Así p o r ejem plo, en búsqueda de respuestas
en los ú ltim o s cincuenta años se han dado grandes avances en el
cam po de la geología, para explicar la dinám ica te rre stre , la con­
figuración de los con tine ntes, la estructura in te rn a de la Tierra, la
existencia de sismos, la actividad volcánica, e n tre otros tem as. A
pesar de ello, todavía existe m ucho p o r conocer.
El m e jo r co n o cim ie n to de nuestro planeta y de los diversos p ro ­
cesos in te rn o s que acontecen en él, nos p e rm itirá co m p re n d e r su
d in am ism o y las diversas características que observam os en su su­
perficie.
Lumbreras Editores

► C o ncepto

A nuestro alrededor apreciamos tres cla­ ► En el g rá fic o se o b s erv a la d is tri­ co rte za


ses diferentes de materiales: tierra, agua b u ció n d e los e le m e n to s q u ím ic o s
s e g ú n sus d e n s id a d e s , fo rm a n d o
y aire; los tres son importantes en nues­
capas d ife re n te s . Los e le m e n to s
tra vida. m ás densos o p esad o s, co m o
m a nto
La parte sólida de nuestro planeta se el h ie rro , e s tá n u b icad o s en las
p ro fu n d id a d e s y fo r m a n el n ú c le o .
denomina geósfera y comprende la es­
Los e le m e n to s m e n o s pesados
tructura que sirve de soporte a las otras e s tá n u b icad o s sob re el n ú c le o y
partes dispuestas en capas. fo r m a n dos e n v o ltu ra s , el m a n to y
la c o rte z a te rre s tre .
La geósfera está constituida por ele­
mentos químicos pesados (hierro, níquel,
azufre, magnesio, silicio), los cuales están
distribuidos según sus densidades, for­
mando capas de diferente composición
(observe el gráfico) debido al efecto or­
denador de la fuerza de gravedad.
¿Cuál es la causa de la distribución de
los materiales y la existencia de estas ca­
pas concéntricas?
La causa de la distribución es el efecto
ordenador de la gravedad de los propios
materiales de la Tierra. Por la gravedad,
los elementos más pesados tienden a
hundirse, y los más livianos a salir, es
decir, a ordenarse según su densidad.
Esto se puede comprender al observar la
distribución de los elementos químicos elementos se ve favorecido en un estado de químicos fueron distribuyéndose según
cuando se derriten en las fundiciones: los calentamiento y fusión de los materiales, su densidad formando capas. Los más
minerales más pesados, componentes de donde los elementos pueden moldearse pesados, como el hierro, se hundieron y
hierro, se depositan en el fondo atraídos más fácilmente. Igual proceso ocurrió con formaron una zona dura, el núcleo, sobre
por la gravedad terrestre y, en cambio, nuestro planeta en su etapa inicial. éste se depositaron los elementos menos
los más livianos, de silicio, suben y flotan, Al principio, la Tierra era una masa pesados formando una envoltura gruesa
para luego enfriarse y solidificarse. homogénea, pero debido a la gravedad el manto. Luego, del manto se despren­
En este ejemplo, se observa también y a su estado de fusión a causa de su dieron elementos livianos, cuya solidifica­
cómo el proceso de ordenamiento de los calentamiento interno, los elementos ción dio origen a la corteza terrestre

► El c o n o c im ie n t o d e l in t e r io r d e L A T IE R R A

Hasta el momento, conocemos que la to de las características de su estructura ponentes de la corteza, las modificaciones
Tierra presenta tres capas internas: el interna. Veamos en que consisten estos que han acontecido en ella en relación al
núcleo, el manto y la corteza. Sin embar­ métodos: clima o a la formación de diversos relie­
go, saber más detalles sobre su compo­ ves, la edad geológica de diferentes zonas,
sición, sus temperaturas o el estado en LOS MÉTODOS DIRECTOS
entre otros.
que se encuentran no es tan sencillo. SonÓ llamados también métodos geológi-
eos. Se basan en la observación directa de Sin embargo, su limitación principal es
Obtener un conocimiento directo de
los componentes de la Tierra. Entre ellos que sólo nos permiten conocer caracterís­
las condiciones internas de la Tierra no
es posible por ahora para el ser humano tenemos a las perforaciones de pozos, el ticas de la superficie terrestre mas no del
ya que la presión, densidad y elevadas estudio de las rocas, de los estratos y las interior por ejemplo, la máxima perfora­
temperaturas que hay en su interior se erupciones volcánicas. ción humana alcanza unos 12 km. de pro­
convierten en limitantes. A pesar de ello, Los métodos directos han permitido fundidad (en Rusia), sin embargo existen
existen métodos que han permitido al conocer importantes aspectos de nuestro zonas de la corteza donde la profundidad
hombre tener un conocimiento más exac­ planeta, por ejemplo cuales son los com­ puede alcanzar hasta 60 km.

►114

*
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

LOS MÉTODOS INDIRECTOS

Los métodos indirectos son aquellos que mmmm

nos permiten deducir las condiciones del METODOS DIRECTOS


interior de la Tierra a partir de datos pro­
porcionados por ciertos estudios, entre ► Los m é to d o s d ire c to s p e r m ite n o b s e rv a r los fe n ó m e n o s q u e a c o n te c e n en la s u p e rfic ie d e n u e s tro p la n e ta .
ellos tenemos el calor interno de la tierra El e s tu d io d e l m a te r ia l v o lc á n ic o c o rre s p o n d e a e s te tip o d e m é to d o . En la im a g e n se p u e d e a p re c ia r a un

(métodos geotérmicos), anomalías del g e ó lo g o e x tra y e n d o u n a m u e s tra d e la v a .

magnetismo terrestre (métodos geomag-


néticos), anomalías en la gravedad terres­
tre (métodos gravimétricos), las ondas
sísmicas, incluso de los meteoritos.
Dentro de este tipo de métodos, el es­
tudio de las ondas sísmicas o el método
geofísico es el que nos ha proporcionado
valiosa información sobre las condiciones
internas de nuestro planeta, por ello de­
tallaremos en que consiste.

El estudio de las ondas sísmicas


Si bien las profundidades de la Tierra son
físicamente inaccesibles, a partir del re­
gistro de las ondas por el sismógrafo los
geofísicos han podido deducir como está
estructurado nuestro planeta.
¿De qué forma las ondas sísmicas brin­
dan información sobre el interior de la
Tierra?
Los sismógrafos son dispositivos que re­
gistran los temblores que parten en forma mmm
de onda desde el centro de un terremoto TIPOS DE ONDAS SISMICAS
(hipocentro), de un modo muy parecido
mmmm
a las ondulaciones causadas por una pie­
dra cuando es arrojada a un estanque. Ondas L Ondas R
Cuando suceden los terremotos generan
cuatro tipos de ondas sísmicas: dos tipos
de ondas superficiales (las ondas R y las
ondas L) que se mueven a lo largo del
suelo y dos tipos de ondas llamadas de
volumen, internas o de cuerpo (las ondas
P y las ondas S) que pasan a través de las
diferentes capas de la Tierra. Debido a su
capacidad de penetración, los científicos
utilizan estas últimas para "conocer" las
profundidades de la Tierra.
Ondas P Ondas S
Existen diferentes tipos de ondas sís­
Com presión
micas:
Doble am plitud
Ondas superficiales
Las ondas L y R al desplazarse por la su­
perficie terrestre son las que generan
mayor destrucción durante la ocurrencia
de un sismo.

Ondas profundas
Las ondas P y S son las que permiten co­
nocer el interior de la Tierra.

4
Lumbreras Editores

¿Cuáles son las ondas que viajan por la VISTA DEL INTERIOR DE LA TIERRA QUE MUESTRA EL VIAJE
profundidad de la Tierra? DE LAS ONDAS SÍSMICAS
Las ondas que viajan por el interior de
la Tierra, también llamadas de volumen,
son las ondas Primarias (P) y las ondas
Secundarias (S).
"Las ondas primarias (P) se mueven tiempo

más a prisa y tienden a llegar a las es­


taciones de registro antes que las ondas
secundarias. Las ondas P pueden superar
tanto sólidos como líquidos, pero las on­
das S sólo pueden atravesar roca sólida.
Midiendo el tiempo de llegada de las on­
das desde un terremoto determinado, a
las estaciones de registro de todo el mun­
do, los sismógrafos pueden calcular lo rá­
pido que viajaron las ondas a diferentes
profundidades, cual fue probablemente
su camino y el tipo de material a través
del cual pasaron".1
► El desplazamiento de las ondas sísmicas ha permitido conocer las condiciones de fluidez o solidez en la estructura
A partir de esta información, con la ayu­ interna de laTierra.
da de sistemas informáticos los científicos
pueden manipular datos sobre terremotos nes de fluidez o solidez de las estructuras estructuras internas, por ello han sido
de décadas y elaborar un mapa tridimen­ internas de la Tierra. denominados por los geofísicos como
sional del planeta. Además, la curvatura, la Los cambios notables que presentan discontinuidades. Estas marcan los lími­
refracción o incluso la desaparición de es­ las ondas sísmicas en su viaje en el inte­ tes entre las capas de la geósfera, como
tas ondas alrededor del planeta condujo a rior de la Tierra, señalan una variación se confirma en el siguiente tema sobre las
los geofísicos a deducir sobre las condicio­ en la composición o en el estado de las divisiones internas.

►Las P R O P IE D A D E S F ÍS IC A S D E L IN T E R IO R DE L A T IE R R A

Para comprender otras características VARIACION DE LA TEMPERATURA ¿Por qué aumenta la temperatura con la
internas de la Tierra, podemos recurrir a La actividad volcánica, las fuentes terma­ profundidad?
un ejemplo muy sencillo: cuando los traba­ les y los géiseres han sido siempre ma­ El origen de este calor está en la misma
jadores mineros se internan en la corteza nifestación de la existencia de un calor compresión gravitacional de los materia­
para extraer los recursos minerales, perci­ interno en la Tierra desde tiempos muy les y, principalmente, de la energía libe­
ben la mayor dureza de las rocas además antiguos. Sin embargo, la exactitud y la rada por algunos elementos radiactivos
del aumento del calor. importancia de dichas condiciones han (uranio, torio, potasio, etc.). Aunque al­
Es decir, notan que con la profundidad generado mayor preocupación a media­ gunos también consideran que proviene
se produce un incremento de la densidad dos del siglo xx, con el desarrollo de la del calor primitivo de la Tierra en forma­
y la temperatura ¿Pero estas condiciones geología. ción. Este calor se propaga a través de las
sólo ocurren en las minas? Así por ejemplo, en la actualidad se diferentes capas de la Tierra por convec­
Si bien estas condiciones se han medi­ tiene un registro específico del incremen­ ción (principalmente en la corteza), por
do en la superficie de forma directa, tam­ to de la temperatura con la profundiza- conducción y por radiación (en el manto
bién se cumplen en zonas más profundas. ción en la Tierra, cuyo valor promedio es y núcleo).
Incluso a partir de métodos indirectos se de 1° C por cada 33 m de profundidad, Con el apoyo de los métodos indirec­
han realizado cálculos y proyecciones so­ aunque existen zonas donde la variación tos se ha deducido que las temperatu­
bre cuanto se incrementa la temperatura, de la temperatura es mayor debido a los ras en el manto y núcleo terrestre no se
la presión y la densidad hacia el interior cambios en la composición y densidad incrementan al mismo ritmo que en las
de nuestro planeta, cuestiones que per­ de los materiales. A esta variación de la capas superficiales, se calcula a partir de
miten una mejor comprensión de la es­ temperatura con la profundidad se le de­ ello que en el núcleo las temperaturas no
tructura interna de la Tierra. nomina gradiente geotérmico. superarían los 5000 °C.
_________ _____________________________________________________ 4
1 El te rc e r p la n e ta I. C o le cció n V ia je a tra v é s d e l u n iv e rs o , V ol. 15. Pág. 38.

^ 116

4
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

El calor propio del planeta juega un ► El gradiente


Corteza Litosfera
papel activo en la dinámica interna (refe­ geotérmico
rido a la división física). calculado para 0
la Tierra. Las
te m p e r a tu r a s d e l m a n to
VARIACIÓN DE LA PRESIÓN y e l n ú d e o se b asan en
1000 Astenósfera
d iv e rs a s su p o sicio n es y
De igual forma a como ocurre con la p u e d e n v a ria r 5 0 0 °C.
temperatura, existe un incremento de la
Mesósfera
presión conforme uno se va internando 2000
en las profundidades de la Tierra. E
Cuando uno viaja a lugares de gran D” Capa
altitud experimenta el llamado "mal de 03 3000
altura" expresado en dolores de cabeza,
sensación de falta de oxígeno, náuseas,
etc. Esto se debe a una disminución de 4000
la presión atmosférica. A nivel del mar CL Núcleo Externo
experimentamos el peso de una atmós­
fera2, bajo el mar la presión aumenta ya 5000
que no solo experimentamos la presión
de la atmósfera sino también el peso de
la masa de agua ¿Cómo será la presión en Núcleo Interno
6000
el núcleo de la Tierra?
Según las investigaciones realizadas
0 2000 4000 6000 8000
existe también un gradiente de presión T em peratura (°C.)
que es constante desde la superficie has­
ta la discontinuidad de Gutemberg donde densidad hacia el interior de la Tierra, son perficie a valores que oscilan entre 11 y
se alcanzarían presiones superiores a los los métodos sísmicos, evidenciados espe­ 14 gr./cm3 en el centro de la Tierra. Sin
1000 kilobares, luego se incrementaría cíficamente en el desplazamiento de las embargo, este incremento no es gradual,
notablemente y después decaería llegan­ ondas P y S existen variaciones notables, tal es el
do a 3 500 kilobares (3,5 millones de at­ Las variaciones en la velocidad brin­ caso de lo que acontece en la disconti­
mósferas) en el núcleo de la Tierra. dan información muy valiosa en cuanto a nuidad de Gutemberg, allí la densidad as­
los cambios de densidad que existen en ciende bruscamente de 5.6 a 9.4 gr/cm3,
VARIACIÓN DE LA DENSIDAD
las estructuras internas de la Tierra. Así sin duda esto corresponde a cambios en
Los métodos que nos han brindado ma­ por ejemplo, se conoce que la densidad la composición química y en la densidad
yor información sobre la variación de la aumenta de 2.7 o 2.8 gr./cm3 en la su­ de los materiales.
#

VARIACIÓN DE LA TEMPERATURA,
Importante PRESIÓN Y DENSIDAD EN EL INTERIOR DE LA TIERRA
La expresión Kilobar también se
utiliza para medir la presión at­
mosférica. Corte a tráves de la Tierra Presión (Kb)
ÜmS'ii i
ii n
Temperatura (°C)
Un bar es equivalente a una at­ Densidad (g/cmr)
mósfera, un kilobar es lo mismo Discontinuidad Conrad. (20 Km)]- o
2 ,75_

que decir 1000 bares, entonces Discontinuidad de Mohorovicic o


3.0 9.00° 10Kb

cuando se afirma que en la dis­ fusión pardal


continuidad de Gutemberg la 3.3

presión es de 1000 kilobares, es 400Kb

equivalente a decir 1 000,000 de sólido 5.7

atmósferas. Discont. Gutemberg


9.4
2900° — '1400Kb

íquido 11.5
5000° —

sólido 15
B

2 U na a tm ó s fe ra e q u iv a le al peso de 1 c o lu m n a de a ire s o b re n u e s tra cabeza. En la base de las m e d ic io n e s de la p re s ió n a tm o s fé ric a , la p re s ió n n o rm a l de la a tm ó s fe ra


a n ive l d e l m a r es de 1013 m b .

117

6
Lumbreras Editores

► D iv is io n e s in t e r n a s

En su proceso de desarrollo, la Tierra ha El manto


experimentado dos tipos de divisiones: Es la capa intermedia, donde aumenta la
primero una división química y luego una proporción de elementos pesados (mag­
división física. A partir del desarrollo de la nesio, hierro) combinados con el silicio,
geofísica se tiene un mayor conocimiento formando minerales como silicatos de
de estas capas. Veamos ambas divisiones. magnesio.
Se extiende hasta una profundidad de
LAS DIVISIONES QUÍMICAS 2 890 km, se encuentra en estado sólido,
Las divisiones químicas de la Tierra co­ pero sometido a una elevada temperatu­
rresponden a las tres capas mencionadas ra mayor a 1000 °C, de allí que a la pro­
anteriormente y sus subdivisiones: corte­ fundidad de 100 km se ha formado una
za, manto y núcleo. Estas capas se dife­ capa plástica y deformable, llamada la as-
rencian por su composición química, y su tenósfera. La existencia de esta zona de
formación se debe a la acción de la grave­ plasticidad relativa se hace evidente por
dad, que influye en el ordenamiento de la disminución que produce en la veloci­
los materiales según su densidad. dad de las zonas sísmicas, sobre todo de ► La corteza Es la capa de la superficie en cuya parte
las ondas S. superior (área continental) vivimos y de la cual obtene­
Los límites de estas capas se denominan Por debajo de la astenósfera la tem­ mos los minerales, recursos degran importancia en nues­
discontinuidades, que han sido identifica­ tra vida.
peratura es mayor. Sin embargo, los ma­
das por los cambios bruscos en la velocidad teriales se mantienen en estado sólido,
de propagación de las ondas sísmicas. debido al efecto de la presión, opuesto a
la temperatura.
Corteza terrestre A continuación precisamos otras caracte­
El núcleo rísticas.
Es la capa correspondiente a la superficie
terrestre, formada por los elementos me­ Está constituido por una combinación de Litosfera
nos pesados (cuarzo y feldespatos, silicio, hierro y níquel, básicamente, elementos
aluminio, potasio, etc.). Estos materia­ Es la zona superior, en estado sólido, que
muy densos. Estos materiales se encuen­ comprende a la corteza terrestre y la par­
les han salido de las profundidades del tran sometidos a una elevada presión y
manto, en zonas de abertura del fondo te más superior del manto.
temperatura.
oceánico, constituyendo una capa sólida Tiene un espesor promedio de 100 km,
al enfriarse. La presión en el centro es millones de aunque en las zonas continentales más
veces mayor que la presión del aire en la antiguas puede alcanzar hasta 250 km.
En la conformación de la corteza, se superficie y las temperaturas pueden su­
distinguen dos partes: una capa inferior Está dividida en bloques dinámicos (de­
perar los 6 700 °C.
(basáltica) y una capa superior (granítica) nominados placas) cuya actividad se debe
Por su composición rica en níquel y al flujo convectivo de la zona subyacente
discontinua que se halla en ciertas zonas hierro a esta región también se le deno­
formando los continentes. (astenósfera).
mina NIFE y se inicia aproximadamente a
Se observan diferencias en la estructu­ los 2 900 km de profundidad (región don­ Astenósfera
ra de la corteza entre las zonas oceánicas y de se identificó una discontinuidad que
Es la capa situada debajo de la litosfera,
las zonas continentales. En las zonas oceá­ fue denominada Gutemberg).
se encuentra en estado fluido (aproxi­
nicas (corteza oceánica) la corteza está madamente los primeros 150 km); aun­
constituida de la capa basáltica solamente, LAS DIVISIONES FÍSICAS que en general esta capa se encuentra
de allí su menor espesor (±9 km) y está en en estado de cierta plasticidad debido a
Los materiales del planeta no solamente
plena construcción por la salida del mate­ las temperaturas internas y a la presión,
están distribuidos según sus densidades,
rial magmático. En las zonas continentales aunque bajo los océanos el espesor de la
las que originan las divisiones químicas
(corteza continental) la parte más externa astenósfera llega a 400 km.
(corteza, manto y núcleo), sino que, ade­
del planeta comprende dos capas, la capa
más, por efecto de la temperatura, se han Localmente este material caliente
basáltica y la capa granítica. Y, por lo tanto,
dividido en estado sólido y líquido. Así, la puede llegar al estado líquido, y forman
la corteza tiene mayor espesor, hasta ±70
parte superior de la Tierra presenta un así los focos magmáticos primarios, los
km bajo la cordillera del Himalaya, la ma­
estado sólido y se le denomina litosfe­ cuales abastecen diversas zonas volcá­
yor elevación de la superficie.
ra; a mayor profundidad, los materiales nicas del planeta, aquí se producen las
El límite entre la capa basáltica (sima) están en un proceso de circulación lenta corrientes convectivas que movilizan las
y la capa granítica (sial) se llama disconti­ por acción de la temperatura, esta zona placas de la corteza. Sin embargo, en el
nuidad de Conrad fluida recibe el nombre de astenósfera. material que se ubica por debajo de esta

►118

141
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

zona la presión compensa la temperatura por la presencia del campo magnético te­
y los materiales van aumentando su rigi­ rrestre (veáse lectura).
dez con la profundidad, por ello encon­ En conclusión, si bien la división quí­
tramos una zona del manto en estado de
mica y física difieren en relación a las
rigidez por debajo de la astenósfera, a la
denominaciones que se asignan a las
cual se denomin a mesósfera.
estructuras terrestres, se pueden identifi­ I

El núcleo car tres capas generales con subdivisores


Otra división física importante se produce como se puede apreciar en el siguiente
en el núcleo dividido en una parte supe­ esquema:
rior líquida y una parte inferior sólida; el C orteza c o n tin e n ta l
L ito sfe ra
cambio de estado se da a una profundi­ A. CORTEZA C orteza o ce á n ica
dad de 5100 km, aproximadamente (dis­
continuidad de Wichert). A s te n ó sfe ra
B. MANTO M a n to s u p e rio r
Una de las características más nota­ M a n to in fe rio r
M e só sfe ra
bles del núcleo es su densidad que equi-
v a le a llg r/cm en promedio. N ú cle o e x te rn o
(líq u id o ) E ndósfera
La existencia de un núcleo sólido, ro­ C. NÚCLEO N ú cle o in te rn o
(s ó lid o ) (N ú cle o )
deado por un núcleo líquido, es apoyada
I

D IV IS IÓ N Q U ÍM IC A D IV IS IÓ N F ÍS IC A
(basada en la composición (basada en el comportamiento
química de las capas) mecánico de los materiales)

C o rte za C o rte za
o ce á n ica co ntinental
( 6 - 1 2 ) Km (25 - 70) Km Litosfera

M anto su p e rio r D iscontinuidad


de M o h o ro vicic 7 5 - 100 Km

Z o na T ra n sicio n a l 350 Km
670 Km

M anto Inferior M esósfera


D iscontinuidad
de W ie ch e rt - G utenberg
N ivel “ D ”
2,900 Km 2,900 Km 11
Núcleo
e xterno
N úcleo e xte rn o E ndósfera

D iscontinuidad
de Lehm an

Zona
de tra n sició n
N úcleo 5,120 Km
interno

6,378 Km

► En la im a g e n se re a liz a u n a c o m p a ra c ió n e n tre la d ivisió n q u ím ic a y física de las e s tru c tu ra s in te rn a s d e la T ie rra .


,0
Lumbreras Editores

► C a r á c t e r d in á m ic o d e l a H erra

La superficie cambia lenta y constan­ ► En el

temente; los continentes se mueven y g rá fic o , se LITOSFERA


o b s e rv a el
cambian de posición, se modifica tam­ proceso de
bién su relieve, desaparecen viejas mon- con vección
tañas y surgen nuevas. q u e a c o n te c e
en la
Los fondos marinos también cam­ A /
a s te n ó s fe ra ,
bian, crecen o se reducen, su relieve se , • ' 1 . •. ' ... . - v.

transforma con la salida o ingreso de ma­ CELDAS DE CELDAS DE


teriales; todo está en condición de movi­ CONVECCIÓN CONVECCIÓN
miento, cambio y transformación; nada
permanece estático, ni inmóvil.

¿A qué se deben esos cambios?


La geósfera presenta una dinámica in­ MANTO
terna debido a la contradicción entre la
gravedad y el calor interno, dicha dinámi­
ca se refleja en la superficie.
Así por ejemplo, el desplazamiento
de partes superficiales de la Tierra (las
placas tectónicas) se debe a un proceso
interno de las corrientes convectivas (cir­ acontecimientos geológicos señalados, los bordes continentales, en el océano At­
culación lenta del material caliente); pero ocasionan importantes cambios en las lántico se debía a la casualidad.
esas corrientes convectivas son producto condiciones de vida a nivel mundial. Por Sin embargo, la explotación de recur­
de la contradicción entre la gravedad y el ejemplo, el desplazamiento de las placas sos minerales en las colonias por parte de
calor. El calor hace subir masas internas y y, por ende, de los continentes han sido empresas de países capitalistas (Inglate­
la gravedad los hace bajar, formando así decisivos en los grandes cambios climá­ rra, Alemania, Francia y EE. UU.) favoreció
un flujo convectivo, el cual mueve y des­ ticos que han acontecido en nuestro pla­ el descubrimiento de numerosos indicios
plaza las partes superficiales de la Tierra neta. (de tipo geológico, paleontológico, etc.)
(transmisión de movimiento). ¿Podemos observar estas transforma­ que apoyaron la ¡dea del desplazamiento
La litosfera, la parte superior de la Tie­ ciones y cambios? No pueden ser percibi­ y permitieron dejar de lado las menciona­
rra, está dividida en bloques dinámicos dos a simple vista porque se trata de trans­ das ideas fijistas.
(placas tectónicas), debido a los procesos formaciones graduales y muy lentas. Por Es así como surge la teoría de la Deriva
internos (las corrientes convectivas). Estas eso, al principio la superficie terrestre fue Continental, teoría que brindó una interpre­
placas se forman continuamente con el considerada como inmutable y no se pudo tación parcialmente correcta. Sin embargo,
material caliente del interior que emerge explicar la causa de diversos fenómenos su aporte no fue reconocido en EE.UU. y,
en los fondos marinos, los cuales se despla­ geológicos (cordilleras, volcanes, sismos, por el contrario, fue rechazada sin aportar
zan a medida que sale dicho material. Así etc.). Entonces, ¿cómo se descubrió esta fundamentos. Los paleontólogos defendían
se produce el choque de placas donde se dinámica? Debido al desarrollo científico el punto de vista fijista y recurrían a la anti­
genera su destrucción, mediante su hundi­ estimulado por el capitalismo y su expan­ gua ¡dea de los puentes continentales para
miento y fusión. Algunas placas presentan sión a las colonias. Hay dos momentos im­ explicar la presencia de fósiles semejantes
áreas continentales (porciones de granito portantes en ese conocimiento que serán en continentes separados.
situadas sobre la roca basáltica), por lo desarrollados a continuación.
t Además, el contexto histórico-social
tanto, el crecimiento y desplazamiento de
TEORÍA DE LA DERIVA era desfavorable. En las primeras déca­
las placas produce el cambio de posición
CONTINENTAL das del siglo xx, se agudizó la rivalidad
de los continentes (deriva continental).
i entre la burguesía inglesa, francesa y
La interacción de las placas produce Esta teoría constituyó un paso importan­ norteamericana, por un lado, y la burgue­
múltiples procesos geológicos (formación te en el conocimiento de la dinámica te­ sía alemana, por otro, en la disputa por
de cordilleras, deformaciones de la corte­ rrestre y fue desarrollada en 1912 por el nuevos mercados; conflicto de intereses
za terrestre, ocurrencias de sismos, etc). alemán Alfred Wegener. que fue una de las desencadenantes de
Como consecuencia, estos fenómenos se la Primera Guerra Mundial. Estas condi­
concentran en los bordes de las placas. Antecedentes ciones dificultaron el reconocimiento de
Estos procesos de la litosfera (creci­ Hasta principios del siglo xx predomina­ la veracidad de la teoría de Wegener y se
miento y desplazamiento de placas) ori­ ban ideas equivocadas sobre la condición asumió una actitud intransigente pese a
ginan otros fenómenos; además de los de los continentes. Se creía que tenían las pruebas planteadas.

H 20
. ►

i
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

Planteamientos las mediciones locales de la gravedad y Evidencias geológicas


Sobre la base de las evidencias encontra­ las diferencias en las rocas ígneas)".3 Similitud de estructuras montañosas en-
das, Wegener postuló la existencia de un Así, la teoría de la deriva continental tre continentes separados. Por ejemplo,
supercontinente primario (pangea), el cual representó un nuevo avance en el cono­ entre las montañas plegadas del Cabo
a finales de la era mesozoica se dividió en cimiento científico, debido a la acumula­ (Sur de África) con las montañas de Ar­
los continentes actuales. Además, sostuvo ción de nuevas evidencias. Sin embargo, gentina, provincia de Buenos Aires. Otros
que el desplazamiento lateral (deriva) de también tuvo sus limitaciones y errores a casos:
estos nuevos continentes a su ubicación la luz de los conocimientos actuales. Por • La similitud marcada de estratos roco­
actual originó las cordilleras montañosas ejemplo, fue un error de Wegener consi­ sos del sistema Karoo (Sur de África) con
al arrugarse el borde de avance. derar que los continentes se arrastran so­ el sistema de Santa Catalina (Brasil).
Por otro lado, Wegener dio fundamen­ bre el sima. Hoy sabemos que se trata del • La continuidad entre los montes Apa­
tos para descartar la teoría de los puentes movimiento de la placa en que se ubica laches (Norteamérica) y los montes
continentales: "Wegener argumentó que el continente. De igual forma, en aquella Escandinavos (norte de Europa).
la explicación tradicional como justifica­ época no era posible explicar la causa del • Además de encajar, Brasil y África oc­
ción de dichas similitudes de organismos movimiento continental y Wegener lo cidental presentan en común rocas
entre los distintos continentes, separados atribuyó equivocadamente a la atracción precámbricas; existe continuidad en­
hoy por un profundo océano, era insos­ lunar (mareas) y a la inercia generada por tre sus sistemas montañosos.
tenible sobre bases geofísicas. El princi­ el movimiento de rotación. • La misma secuencia de sedimentos ju­
pio de la isostasia implica que la corteza rásicos entre la parte oriental de Áfri­
Evidencias
continental más ligera no puede hundirse ca, Madagascar y la India.
en la corteza oceánica más densa (los dos Wegener, para fundamentar su teoría de • La continuidad en las huellas de la gla­
tipos de corteza fueron diferenciados a la deriva continental expuso varias evi­ ciación ocurrida en el Carbonífero y
principios de este siglo sobre la base de dencias: Pérmico.

► La e v o lu c ió n de los c o n tin e n te s 220 millones de años


a p a r tir d e la p a n g e a s e g ú n la
te o ría d e la d e riv a c o n tin e n ta l.
135 millones de años
Mar de Tethys

65 millones de años

Africa
M m éri
V del Si

Placa Europea

Placa del
Placa del
.Pacífico
Pacífico

3 E n c ic lo p e d ia de la s C iencias N a tu ra le s . España: E diciones N a u ta . 1986, p. 153.

121 4

i
Lumbreras Editores

Estas diferentes evidencias geológicas


se ilustran con la siguiente cita de We-
gener: "Es como si fuéramos a reunir las
piezas rotas de un periódico encajando
sus extremos y comprobando entonces si
las líneas de escritura corresponden. Si lo
hacen ya no queda nada, sino la conclu­
sión de que de hecho las piezas estuvie­
ron antes unidas de esa forma".
Evidencias paleontológicas
Identidad de organismos antiguos (restos
fósiles) entre continentes separados, y
luego la diferenciación de los organismos
más recientes (del Terciario y Cuaterna­
rio), lo cual evidencia, primero, una unión
continental, y, una posterior separación.
Ejemplos:
• Distribución de fósiles del Mesosaurus
Glossopteris
(reptil pequeño que vivió en el Pérmi­
co) en zonas continentales separadas:
Sur de África y Brasil.
► En el g rá fic o se m u e s tra restos fó s ile s h a lla d o s en zo n as c o n tin e n ta le s d e Á fric a , A m é ric a d e l S ur, A n tá r tid a , A u s tra lia
• Distribución de fósiles del Glossopte­ y la In d ia . Su p re s en c ia in d ic a q u e dichos c o n tin e n te s e s tu v ie ro n u n id o s .
ris (planta terrestre del Pérmico) en
las masas terrestres del Hemisferio
Sur: Sur África, Madagascar, Sudamé-
Antes de la década de 1960, se desco­ terrestre (zonas sísmicas, volcánicas, for­
rica, India y Australia.
nocía la dinámica de la materia de la Tie­ mación de cordilleras, etc.).
TEO RÍA DE LAS PLACAS rra. Su descubrimiento ha sido producto Como las placas se mueven en diferen­
TEC TÓ N IC A S del desarrollo económico del capitalismo
tes direcciones se distinguen tres tipos de
en su fase expansiva (exploración de los
En la década de 1960, se descubrió la límites.
recursos de las colonias, mejoramiento de
verdadera naturaleza de la dinámica de instrumentos y técnicas de exploración) Límites divergentes
cambios y transformaciones de la litosfe­
Así, la exploración de los recursos mi­ En estos límites existe separación de las
ra (desplazamiento de placas y su proce­
nerales permitió descubrir evidencias de placas, producido por el ascenso de las
so de renovación), lo cual constituyó una
desplazamientos continentales (prime­ corrientes convectivas del material aste-
revolución científica que tuvo gran impor­
tancia en la ciencia y en la actividad prác­ ras décadas del siglo xx). Luego, el desa­ nosférico (magmático).
tica. Descubierta esta dinámica terrestre rrollo de los instrumentos y técnicas de En estas zonas se forma nueva corteza
se pudo explicar fácilmente diversos fenó­ exploración se intensificó al agudizarse oceánica a partir del material saliente, so­
menos como la formación de cordilleras, los conflictos entre países capitalistas du­ lidificado y añadido a las placas a medida
las causas de los sismos y de la actividad rante la Segunda Guerra Mundial. Como
de su separación; y así crece la amplitud
volcánica, entre otros. En la actividad resultado se obtuvo mayor información
del fondo oceánico (expansión del fondo
práctica, estos descubrimientos facilitan de los fondos marinos y de la actividad
marino). De esta forma se creó el piso
el hallazgo de recursos naturales. sísmica y volcánica, lo cual permitió des­
del oceáno Atlántico en 160 millones de
cubrir la naturaleza real de los cambios
En esencia, esos cambios son evi­ años.
de la superficie; el desplazamiento de
dencias de las transformaciones de la
placas y no solo de las partes continenta­ En estos límites se ubican las siguien­
Tierra en su parte superior, producto de
les como se había formulado al principio. tes estructuras:
la contradicción interna gravedad-calor.
Además, se pudo conocer que existe un • Dorsales (cordilleras submarinas) con
Así se aprecia la salida constante de ma­
proceso de renovación de las placas, pro­ grietas centrales (rift) constituidas de
terial caliente, su enfriamiento y solidi­
ducto de la salida de material (que pro­
ficación formando placas rígidas y luego rocas magmáticas solidificadas. Ejem­
su retorno al interior. Y en ese proceso, viene del manto superior) y también de
plo: dorsal mesoatlántica (la más larga
la materia experimenta otras transfor­ la constante destrucción de las mismas
cordillera submarina del mundo).
maciones, por ejemplo, se comprime en otras zonas.
• Fosas tectónicas (depresiones), se for­
en algunos bordes formando elevacio­
Límites de las placas man cuando el límite divergente se
nes (montañas y cordilleras). Incluso se
vuelve a fundir por fricción y da origen a Los límites de las placas litosféricas son halla en una zona continental. Ejem­
una actividad volcánica. las zonas más dinámicas de la superficie plo: El Rift Valleys (África Oriental).

y 122

i
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

► Las p lacas te c tó n ic a s
e s tá n d in a m iz a d a s p o r las
c o rrie n te s c o n v e c tiv a s de
la a tm ó s fe ra . Su ascenso
o rig in a la s e p a ra c ió n d e i
* Placa
las placas y sus ch o q u es al Eurasiana
o tro e x tre m o .
Ftacaj^g
Norteamerican

Placa del Pacífico


Placa Placa
de Nazca V Sudamericana

Regiones geotermales Rifts v" Dorsales oceánicas /* Zonas de subducción

Límites convergentes terremotos se reducen considerablemen­ neo continuando por la cordillera del Caú-
Se produce en estas zonas choque de pla­ te en ciertos países mediante la construc­ caso y el Himalaya.
cas, como resultado del ascenso de las ción de una infraestructura adecuada; no
así en los países como el nuestro donde, Aquí se ubican los volcanes de Italia
corrientes convectivas en la astenósfera.
A su vez, este choque da origen a los si­ por el contrario, las condiciones econó­ (Vesubio, Etna, Islas Lípari), los volcanes
guientes procesos y productos: micas y sociales aumentan el nivel de vul­ del mar Egeo (Santorín, etc.), los volcanes
nerabilidad. recientemente extinguidos del Cáucaso
• Subducción (hundimiento de las pla­
cas oceánicas), que forma una hen­ La otra zona, la faja Alpino-Caucásica, (Elbruz, Kazbok), los de Turquía (Ararat) y
didura larga (fosa abisal) paralela al se extiende a lo largo del mar Mediterrá­ de Irán (Demavend).
borde continental. Ejemplo: La placa
oceánica de Nazca subduce bajo la
placa continental Sudamericana.
• Fuerte actividad sísmica, cuyos hipo­ Dorsal
mesoatlántica
centros se ubican en el borde superior
de la placa en subducción (plano de África

Benioff), el cual presenta una pronun­


ciada inclinación.
• Colisión, formación de cordilleras con­
tinentales (plegamientos).
• Formación de volcanes, debido a la
fricción y fusión interna de los bordes
de las placas.
Existen dos zonas muy activas de
convergencia de placas: el Cinturón de
Fuego y la Faja Alpino-Caucásica. La pri­
mera comprende la periferia del océano
Pacífico (zona circumpacífica) y es la zona
de mayor actividad sísmica y volcánica;
en ella se produce la casi totalidad de los
terremotos más fuertes. Los daños de los ► En la im a g e n , c o rte a m p lia d o d e las p lacas d e N a zc a , S u d a m e ric a n a y A fric a n a .

t
V*v e ¿ •.'••'i'.SS:* ?v > í : •'■••. .'s C ': r^Cuffi~.?'V:u*SSSH ,- n ® S 8 n ^ : •VfertT '* ’ ~ -’n“ .' V :\Y ' :-■■S SÍgcat:•*‘ V*"v 1 :~"~S ¿\: v .V: * *•~ ’ .V v * V.-.^j: "3L- r " V; ^?8 Í F , a v *¿V• Y '. v.¿v *t .*':»V.:.;*ó“ : -’V-v." :•** Y * - *•'* ¿n'¿n\:- •' VV V;V f-.r. r ^ r , - :••;* .:/V : I*’*; ?;/• ¿= V V- ?•■: ■"v ..w~. :•¿flfc.vVáar;j v V3K?. '• v ’ .ú .'.?■?" VÓ . Je ” *.* Y~ s a »••?,?; :*:•>- V.VY •i ’-*7>V¿Y ' ~ - VBíj* -V- •> Z'-lVijt-i v*',*’”.*. : ‘ ••.=: / • ::L Y ,V* Á‘-::” r * .Y-” •' ,rU'é'n¿ v*' • l P -*- £ - V - V - P -ÍP -P ' .'• -V ’ Y - ; Y2 V'.V’-'.r'-a^V-' *' V,- *“ •' - v*' * \ ::- u * '. ’*‘¿T CV . >j¿4
‘ • -ftS; r A - r 'r S c ír » ^ * * Yy.V.;~‘^ ’’ •r. vfegífcT V s S ^ ñ r :»>:** v*¿V.¿ ’ Vf - ’j •. .’-V. ‘ :Ai? r,r~?.'**av v";*’ - * - v íS Y is Y lY ' - :?B-Vn --■•: f • \ • ‘ '^ U - Y ^ P e f V* ;‘: aE£g¿t^_: :.-'.V r ; V- iO.'^: •'- (V . V - ” ;.VY-.;^YV\YYV Y\f. LíE?¿v ' r r . V V ^ V V ,^ f ’üVÁ,,.';- ' ¿ ^ : • - .:,£ > " \v~.: \YYl<Y- *.•■£! ?c. 2 >',:.= f-*: '■Yr/V'-Y’ : -Yf Yj?;Y- '-.¿“«Y'•Y¿C/.oV>YV.V.V-T:’" .s'-‘.v" -/'*:• Y v* * Y''; •*' v 7 V(V-v\i: r ¿ r r ;':*\V«Y.V\¿eY~Y>V. •’•v gfc • T',’..V'^ q T : \ ** - : :'•r ' *. Vcí • ^

Lumbreras Editores

ESQUEMA DE PLACAS DIVERGENTES Límites de fallas transformantes


Falla que produce el
(de fricción) I
P laca oceánica ensancham iento del océano
Se presenta deslizamiento lateral de las í
Placa continental placas. Están generalmente asociados a
las dorsales originando un límite zigzagu-
rante a las placas. Entre las pocas fallas
que cruzan porciones continentales está
la bien conocida Falla de San Andrés, en |
California, donde la Placa del Pacífico se
mueve hacia el noroeste de la Placa Nor­
Sim a
teamericana.
En general, en todos los límites de
Litosferas
placas convergentes, divergentes y trans­
Sial
formantes se manifiesta una actividad
sísmica y volcánica. Sin embargo, son las
zonas convergentes donde se evidencia
A stenósfera una mayor actividad, mientras que aque­
P enacho em ergente
llas zonas que no corresponden a límites
de placas son relativamente estables, por
ESQUEMA DE PLACAS CONVERGENTES ejemplo Brasil, la costa este norteame­
ricana, el norte euroasiático, etc.. Estos
Lugar de acreción
Cuenca antearco territorios son denominados asísmicos y
Arco volcánico
Corteza oceánica Fosa coinciden con estructuras de gran anti­
güedad llamados cratones o escudos; tal
es el caso del escudo guayano-brasileño
en América del Sur.
De acuerdo a lo señalado, la tectónica
de placas no solo permite explicar las mo­
Nivel del mar dificaciones de la superficie terrestre en
nrn n tti rn-m n relación a los relieves, sino que también
ím i.
ha contribuido a dar una explicación más
completa de la ocurrencia de los sismos y
de sus causas, aunque el hombre aún no
pueda predecirlos.

/
Sismos

ESQUEMA DE FALLA TRANSFORMANTE


> La Falla d e San A n d rés (u b ic a d a en Estados U n id o s) es el
e je m p lo m ás n o ta b le d e u n a zo n a de fricció n (fa lla tra n s fo r­
m a n te ). Con el tie m p o la p e n ín s u la d e C a lifo rn ia se s e p a ra ­
rá d e l c o n tin e n te a m e ric a n o y m o d ific a rá su d isp o sició n .

i
4
Capítulo V i Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

UN PLANETA EN MOVIMIENTO PERMANENTE


■ 5' «SfíUg
La corteza terrestre está formada por un mosaico de placas más o menos rígidas que sostienen a los continentes y los océa
nos. Estas placas se desplazan en un movimiento constante de unos centímetros por año.

AREAS SISMICAS VOLCANES

► Los SISM O S
0

Con frecuencia estos fenómenos natura­ Cuando ocurre un sismo, las ondas
les son sinónimo de preocupación para el (longitudinales, transversales y superficia­
hombre; ya que si bien se pueden medir, les) viajan a través de las estructuras de
ubicar, diferenciar unos de otros, e inclu­ la Tierra desplazándose desde el hipocen­
so proyectar su ocurrencia, no se puede tro (lugar de origen en la profundidad) y \

predecir con exactitud cuándo y dónde provocan vibraciones donde alcanzan la


ocurrirán. Esta condición, sumada a la superficie, en esta zona se ubican los sis­
falta de planificación y previsión, políti­ mógrafos
cas sociales inadecuadas y precariedad
en las viviendas, genera que los sismos
tengan consecuencias muy perjudiciales
para el ser humano, evidenciándose los
mayores efectos en los sectores de me­
nores recursos.
►Las o n d as sísm icas se
d e s p la z a n a p a rtir d el
LA MEDICIÓN DE LOS SISMOS lu g a r d e o rig e n de un
Los sismos se generan, principalmente, sism o, h ip ocentro en la

por el movimiento de las placas de la p ro fu n d id a d y epicentro


en la superficie.
corteza, como producto del propio di­
namismo terrestre. Por consiguiente,
su ocurrencia es constante, sólo que no
todos los sismos son percibidos por el Ondas sísmicas
hombre, ¿cómo entonces se miden los H ipocentro
sismos?

125 ^
I

i
Lumbreras Editores

Escala de MercalII Escala de Rlchter

I. Casi nadie io ha sentido. 2.5 En general no sentido, pero


II. Muy pocas personas lo han registrado en los sismógrafos.

III. Temblor notado por mucha gente que, sin embargo, no suele 3.5 Sentido por mucha gente.
darse cuenta de que es un terremoto.
IV. Se ha sentido en el interior de los edificios por mucha
gente. Parece un camión que ha golpeado el edificio.
V. Sentido por casi todos; mucha gente se despierta. Pueden verse
árboles y postes oscilando.
m
VI. Sentido por todos; mucha gente corre fuera de los
edificios. Los muebles se mueven, pueden producirse 4,5 Pueden producirse algunos
pequeños daños. locales pequeños.
Vil. Todo el mundo corre fuera de los edificios.

VIH. Las construcciones especialmente diseñadas


6,0 Terremoto destructivo.
dañadas ligeramente, las otras se derrumban.
IX. Todos los edificios muy dañados,
desplazamientos de muchos cimientos.

X. Muchas construcciones destruidas.


7,0 Terremoto importante
Suelo muy agrietado.

XI. Derrumbe de casi todas las construcciones.


Puentes destruidos. Grietas muy amplias en el suelo. 8,0 o más Grandes terremotos
XII. Destrucción total. Se ven ondulaciones sobre la superficie
del suelo, los objetos se mueven y voltean.

► El te r r e m o to q u e se p ro d u jo en C h ile el 2 2 d e m a y o d e 1 9 6 0 es el d e m a y o r m a g n itu d h a s ta la fe c h a (9 ,5 en R ic h te r); le s ig u e el te r r e m o to d e A laska d e l 2 8 d e m a rz o d e 1 9 6 4 (9 ,2 ° ).


Por ú ltim o , el te r r e m o to q u e se p ro d u jo en Rusia en 1 9 5 2 c o m p a rte el re g is tro d e 9° con el sism o d e S u m a tra (s u re s te a s iá tic o ) o c u rrid o el 2 6 d e d ic ie m b re d el 2 0 0 4 .

Los sismógrafos registran los movi­ sobre la superficie terrestre en las zonas estas placas se desplazan originando la
mientos de la corteza, por muy leves que afectadas así como los daños causados al mayor parte de los sismos en el territo­
puedan ser, y brindan información en re­ hombre y a sus construcciones. rio. Como la placa de Nasca es una placa
lación a la duración y el grado del sismo Esta escala cualitativa se expresa en submarina, la zona de convergencia ocu­
que suele expresarse a través de dos es­ números romanos del al xn y describe los rre bajo el nivel del mar, por ello la mayor
calas, la de Richter y la de Mercalli. sismos en términos de reacción y obser- parte de los epicentros se sitúan frente
¿En qué se diferencian la escala de vaciones humanas. En tal sentido es más
9

a la costa. Podemos citar como ejemplo


Richter y la de Mercalli? subjetiva, de modo que a un mismo sismo el terremoto de 1970, cuyo epicentro se
con un único grado Richter pueden otor­ situó frente a Chimbóte (Ancash) y los úl­
La escala de Richter mide la magnitud de
gársele distintos grados Mercalli ya que timos terremotos acontecidos en el Perú,
un sismo, es decir, la energía liberada en
puede variar según la percepción y las ca­ el del año 2002 cuyo epicentro fue frente
un hipocentro o foco. Se calcula mediante
racterísticas de los lugares afectados. a Camaná (Arequipa), o el sismo del 2007
una expresión matemática cuyos datos se % ^
frente a Pisco (lea).
han obtenido de registros instrumentales En la imagen superior se realiza una com­
(los sismógrafos); por lo tanto, es la me­ paración entre escalas de Richter y Mercalli. Sin embargo, también se producen
dida cuantitativa del tamaño del sismo y sismos cuyo epicentro se ha situado en el
utiliza mayormente los valores entre 1 y LOS SISMOS EN EL PERÚ interior del territorio ¿Cuál es la causa?
9 (aunque en teoría la escala de Richter El levantamiento andino, y en general,
no tiene cota máxima, en la práctica el te­ Los sismos se producen a cada instante
la conformación del territorio, ha transcu­
rremoto de 1960 en Chile tiene la magni­ en la Tierra. Así por ejemplo, se calcula
rrido en un proceso geológico de varios mi­
tud máxima registrada según esta escala: que al año ocurren en el mundo unos
llones de años, donde extensos territorios
9,5°). Esta escala es la logarítmica, de tal 50000 sismos de grado 3-4 y unos 800
antes cubiertos por el mar han emergido,
forma que un sismo de magnitud 7 es 10 entre 5o y 6o según la escala de Richter.
otros se han hundido, plegado, fracturado,
veces más fuerte que uno de magnitud 6, ¿Por qué hay mayor incidencia de sismos etc.; siendo evidencia de la gran actividad
100 veces más que uno de magnitud 5 y en el Perú? terrestre, pero también causante de la exis­
así sucesivamente. Nuestro país se ubica en el límite de una tencia de fallas de cierta extensión, que se
La escala de Mercalli, en cambio, zona de convergencia de placas: la pla­ asocian a sismos en nuestro país. Los sis­
mide la intensidad de un sismo, es de­ ca de Nasca con la placa Sudamericana, mos que se originan en laszonas del inte­
cir, el grado de destrucción que ocasiona parte del Cinturón de Fuego del Pacífico; rior del territorio son menos intenso pero

►126

4
Capítulo VI Geósfera: La Tierra y su dinámica interna

pero por ser superficiales son también


destructivos (coinciden con fallas),
como ejemplo tenemos la falla de Mo-
yobamba (San Martín), la de Satipo y
Huaytapallana (Junín), la de Tamboma-
chay (Cusco) y también la de la cordille­
ra Blanca (Ancash), zonas que coinciden
con sismos acontecidos en nuestro país,
tal es el caso del terremoto de 6,5° es­
cala Richter, ocurrido en Moyobamba
en 1991.
Según lo mencionado podemos de­
ducir que se conocen las zonas del te­
rritorio con mayor "vulnerabilidad" ante
BRASIL
un sismo. Existe información detallada
sobre la sismicidad del territorio elabo­
rada por el Instituto Geofísico del Perú
(IGP) así como planes y propuestas para SUR
OCEANO
disminuir sus efectos. ¿Por qué enton­ PACÍFICO

ces ante la ocurrencia de estos fenó­


menos naturales las consecuencias son
tan lamentables? ¿La intensidad de los
sismos en esta zona del planeta será la 12'
principal causa?

Sismos y cifras
Escribir sobre los sismos en el Perú im­ 200 Kilometers
B O L IV IA
plicaría realizar una larga lista con los 200 Miles

sismos ocurridos, medidos mayormen­


te por sus niveles de destrucción y por
el número de víctimas que es, en algu- Movimientos Sísm ico s
> p /

nos casos, alarmante. Así por ejemplo, • Movimientos Más Intensos


• Movimientos Menos Intensos
el terremoto de 1970 cuyo epicentro 18 '

fue registrado frente a Chimbóte, apa­


rece en los records mundiales como
► El b o rd e o c c id e n ta l d e S u d a m é ric a fo rm a p a rte d e un lím ite d e p lacas c o n v e rg e n te s , d e b id o a e llo la m a y o r p a rte d e
uno de los más desastrosos con más de los e p ic e n tro s sísm icos o c u rre n fr e n te a las costas.
60000 muertos y cifras superiores de
heridos y damnificados. Estas cifras po­
drían sonar simples y frías si es que no
se realiza una mayor reflexión y análisis yor o menor número de víctimas, ya que "desastres" correspondan a países sub­
al respecto.