Está en la página 1de 5

Tenemos derechos pero van acompañados de responsabilidades

Moreh Ezra Ben Avraham


1era Aliya Toldot 25:19 – 26:5

Se establece la descendencia de los dos primeros patriarcas,


ratificada por HaShem a través del hijo de la promesa, aunque
después de la muerte de Sarah, Avraham tuvo mas hijos, este los
separo de ytzak, no sin antes darle regalos para su sustento, para
después unirse con sus antepasados, el heredero escogido tiene los
mismos problemas que su padre, su esposa es estéril, pero por
intersección divina ella procrea a los dos pueblos que después serian
los protagonistas de una disputa que hasta el día de hoy tiene
consecuencias.

Aprendemos de la parasháh pasada que después de la muerte de la


matriarca Sarah, Avraham tomo otra mujer, en referencia a Queturá,
tal era su nombre, hay un midrash que era la misma Agar la esclava
egipcia madre de ysmael, según el relato, ella cambio su manera de
ser por tal razón se le cambio el nombre, que significa incienso,
indicando su cambio, ella le da al patriarca seis hijos, a los cuales
Avraham les dio regalos y los envió lejos de ytzak, al cual le dio todo,
incluida la bendición pues el era el hijo de la promesa.

Al momento de reunirse el patriarca con sus antepasados, tenia ciento


setenta y cinco años, sus hijos Isaac e Ismael lo sepultaron en la
cueva de Macpelá, al borde de la finca de Efrón, hijo de Sójar, el hitita,
enfrente de Mambré, y como es usual en los escritos sagrados,
cuando un personaje deja de ser relevante, se hace un resumen corto
de su vida, lo mismo ocurre con la descendencia y los años que vivió
Ismael.

Ahora el protagonista es Isaac, quien se casa con rivka hija de betuel


hijo de Najor, después de tres años, desde la muerte de su madre
Sarah. Cuando se refieren a la familia de Avraham y Sarah, siempre
hacen referencia a ¨el arameo¨ vemos que en la familia tiene mucha
sangre aramea ya que después el segundo hijo de Isaac también toma
por esposa, mujer aramea de su familia.

Después de Isaac suplicar a favor de su esposa y hallar la merced del


Eterno, ella concibe después de veinte años, al percibir una lucha en
su vientre, llega a pensar que es un castigo, y consulta a HaShem, la
Mikra no especifica el medio de la comunicación, pero por el contexto
podemos deducir que fue por inspiración divina, se le aclara que ella
iba a ser madre de hijos mellizos, que llegarían a ser progenitores de
dos naciones independientes; que los descendientes del menor serían
los más vigoroso y someterían a los del otro, palabras que guarda en
su corazón, sin saber que en un futuro estaría ella actuando en base a
su entendimiento de dicha profecía.

Al dar a luz al primero vieron que era velludo y rojizo, por lo que le
llamaron Esav que significa lleno de pelos, pero su hermano agarraba
el talón del primero, razón por la cual le colocaron por nombre Yaakob
que quiere decir sostenido por el talón, o suplantador. Al crecer los
muchachos, Esav era experto cazador y Yaakob un hombre de tiendas
o sea tranquilo, pacifico, con ese contexto vemos que la Mikra
empieza a revelar el carácter de los hermanos, así mismo la
preferencia individual de los padres hacia cada uno de sus hijos.

Orgullosamente Yaakov hervía un guiso, y se presenta Esav, que


viene del campo y le pide a su hermano que le de del guiso rojo, su
hermano le contesta que a cambio de los derechos de primogénito,
Esav accede y bajo juramento cede la primogenitura ese día, después
de comer se levanto y se fue, menospreciando así su derecho.

HaShem se le aparece a Isaac, a causa de la hambruna como la


experimento su padre Avraham y le dice ¨ "No bajes a Egipto. Quédate
en la tierra que yo te indique.¨ y residió en Guerar cerca de Abimélec,
rey de los filisteos. Elohim le ratifica la promesa hecha a su padre
Avraham, de multiplicar su descendencia como las estrellas del cielo y
darle esas tierras, además que todas las naciones de la tierra serian
bendecidas a causa de la suya, como compensación a la obediencia
de su progenitor al Creador

Según nuestros actos la muerte puede representar vida o muerte, vida


si hemos dejado un legado por el cual ser recordados, u olvido si no
hemos cumplido con el propósito que se nos fue encomendado. El
comienzo de las disputas entre dos hermanos que después se
convertirían en pueblos comienza, descubrimos la personalidad de
ellos y lo eso implicaría para su futuro y legado por el cual fueron y son
recordados hasta el día de hoy, aprendemos que tenemos derechos
pero también que debemos de cuidarlos de la misma manera que
HaShem cumple sus promesas, así mismo nosotros debemos de
cumplir sus preceptos para que Su bendición nos alcance.

------------------------
Se tiene derechos y van acompañados de responsabilidades
Moreh Ezra ben Abraham
1era Aliya Toldot 25:19 – 26:5

Se establece la descendencia de los dos primeros patriarcas, ratificada por


HaShem a través del  hijo de la promesa, aunque después de la muerte de
Sarah, Abraham tuvo más hijos, este los separó de Yitzhak, no sin antes darle
regalos para su sustento, para después unirse con sus antepasados, el
heredero escogido, tiene los mismos problemas que su padre, su esposa es
estéril, pero por interseción divina, ella procrea a los dos pueblos, que
después serían los protagonistas, de una disputa que hasta el día de hoy
tiene consecuencias.  

Aprendemos de la parashá pasada, que después de la muerte de la matriarca


Sarah, Abraham tomó otra mujer, en referencia a  Queturá, tal era su
nombre, hay un midrash que era la misma Agar, la esclava egipcia madre de
Yismael, según el relato, ella cambió su manera de ser, por tal razón, se le
cambió el nombre, que significa incienso, indicando su cambio, ella le da al
patriarca seis hijos, a los cuales Abraham, les dio regalos y los envió lejos de
Yitzhak, al cual le dio todo, incluida la bendición, pues el era el hijo de la
promesa.

Al momento de reunirse el patriarca, con sus antepasados, tenía ciento


setenta y cinco años, sus hijos Isaac e Ismael lo sepultaron en la cueva de
Macpelá, al borde de la finca de Efrón, hijo de Sójar, el hitita, enfrente de
Mambré, y como es usual en los escritos sagrados, cuando un personaje deja
de ser relevante, se hace un resumen corto de su vida, lo mismo ocurre con
la descendencia y los años que vivió Yismael.  

Ahora bien, el protagonista es Yitzhak, quien se casa con Ribka hija de Betuel
hijo de Najor, después de tres años, desde la muerte de su madre Sarah.
Cuando se refieren a la familia de Abraham y Sarah, siempre hacen referencia
a “el arameo”, vemos que en la familia tiene mucha sangre aramea, porque
después el segundo hijo de Yitzhak, también toma por esposa, mujer aramea
de su familia.

Después de Yitzhak, suplicar a favor de su esposa y hallar la merced del


Eterno, ella concibe después de veinte años, al percibir una lucha en su
vientre, llega a pensar que es un castigo y consulta a HaShem, la Mikra no
especifica el medio de la comunicación, pero por el contexto, podemos
deducir, que fue por inspiración divina, se le aclara que ella iba a ser madre
de hijos mellizos, que llegaron a ser progenitores de dos naciones
independientes; los descendientes del menor serían los más vigoroso y
someterán a los del otro, palabras que guarda en su corazón, sin saber que
en un futuro, estaría ella actuando, en base a su entendimiento de dicha
profecía.

Al dar a luz al primero, vieron que era velludo y rojizo, por lo que le llamaron
Esav que significa lleno de pelos, pero su hermano agarraba el talón del
primero, razón por la cual, le colocaron por nombre Yaakob, que quiere decir
sostenido por el talón, o suplantador. Al crecer los muchachos, Esav era
experto cazador y Yaakob un hombre de tiendas o sea tranquilo, pacifico, con
ese contexto, vemos que la Mikra empieza, a revelar el carácter de los
hermanos, así mismo la preferencia individual, de los padres hacia cada uno
de sus hijos.       

Orgullosamente Yaakov, hervía un guiso y se presenta Esav, que viene del


campo y le pide a su hermano, que le de del guiso rojo, su hermano le
contesta, que a cambio de los derechos de primogénito, Esav accede y bajo
juramento le cede la primogenitura ese día, después de comer se levantó y se
fue, menospreciando así su derecho.

HaShem, se aparece a Yitzhak, a causa de la hambruna, como la experimentó


su padre Abraham y le dice: “No bajes a Egipto, quédate en la tierra que yo te
indique”; residiendo en Guerar cerca de Abimélec, rey de los filisteos. Elohim
le ratifica la promesa, hecha a su padre Abraham, de multiplicar su
descendencia, como las estrellas del cielo y darle esas tierras, además que
todas las naciones de la tierra, serían bendecidas a causa de la suya, como
compensación a la obediencia, de su progenitor al Creador  
      
Según los actos del hombre, la muerte puede representar vida o muerte, vida
si se ha dejado un legado, por el cual ser recordados, u olvido si no se ha
cumplido con el propósito, que fue encomendado. El comienzo de las
disputas, entre dos hermanos, que después se convertirían en pueblos;
comienza, se descubre la personalidad de ellos implicaría, para su futuro y
legado, por el cual fueron y son recordados hasta el día de hoy, se aprende
que se tiene derecho, pero también que se debe cuidar, de la misma manera
que HaShem, cumple sus promesas, así mismo, todos los judios deben de
cumplir, sus preceptos para que Su bendición los alcance.  

También podría gustarte