Está en la página 1de 5

Lima, Noviembre 2 de Nov.

de 21

Es mado ministro Hernando Cevallos,

Como colec vos y asociaciones de usuarias/os de cannabis de uso medicinal, le


agradecemos su respuesta a la inicia va de regular la Ley 31312 pues sabemos que
usted es un aliado de las luchas que buscan mejorar el acceso al uso medicinal de la
cannabis y recordamos de manera muy grata el proyecto de ley que presentó en el año
2017, donde incluía a las asociaciones de pacientes de cannabis de uso medicinal. Por
ello, diversos colec vos nos hemos unido para escribirle este mensaje que, con amos,
será bien recibido por usted.

En el Perú, como usted bien sabe, tenemos dos leyes sobre la cannabis de uso
medicinal. La 30681 que se rmó en el 2017 y se reglamentó en febrero del 2019. En
esa ley, lamentablemente se dejó fuera a las asociaciones de pacientes y a pacientes
que cul vamos. En julio de este año nalmente se legisló al respecto.

Sin embargo, se ha aprovechado de manera incorrecta el encargo del legisla vo para


intentar cambiar el reglamento vigente. Así, por ejemplo, se intenta derogar el
0005-2019SA y las exibilidades para el acceso que se habían logrado establecer
gracias al aporte de pacientes. Asimismo, a diferencia de la ley pasada (30681) en la
que se brindó 60 días para emi r observaciones, en este caso se han establecido tan
solo 10, lo cual limita el empo para plantear mejoras al proyecto presentado.

Por todo ello, estamos preocupadas porque, de ser aprobada tal como ha sido
planteada la propuesta, el acceso a nuestra medicina no será posible. En consecuencia,
creemos que su atención a este proceso es urgente, en especial respecto a los
siguientes puntos más representa vos, sobre los cuales, las/los abajo rmantes
encontramos las siguientes barreras de acceso:

1. En el Capítulo VII deja claro que se busca limitar el acceso a las ores y demás partes
de la planta: Licencia para la Producción Artesanal de Derivados de Cannabis. Antes era
Cannabis y sus derivados (esto queda remarcado en la exposición de mo vos, páginas
5 y 6). Como pacientes, necesitamos por ejemplo las ores para vaporizar (moños/
cogollos) y resinas, debido a que el alivio es casi inmediato: entre solo 30 segundos y 3
minutos podemos obtener el efecto terapeú co. Hay pacientes que usan las hojas
crudas, raíces, etc.

ti
ti
ti

ti
fl
ti
fi

ti

ti
ti
fi

ti

fl
fl

fi
ti
ti

fi
2. En el punto 2.2 sobre la de nición de Asociaciones de pacientes usarios del
cannabis, se establece que, éstas son cons tuidas por dos o más pacientes o
representantes legales, inscritos en el Registro de Pacientes Usuarios del cannabis y sus
derivados para uso medicinal y terapéu co, para exclusivo bene cio de los pacientes
cali cados que lo integren y que las mismas se acogerán a lo establecido por el Código
Civil en sus ar culos respec vos. Pedimos que por tranquilidad de quienes vienen
trabjando en nuestras asociaciones, quede explicito que podemos contratar o recibir
apoyo en diversas áreas tales como: cul vo, médica, derecho o lo que se crea
necesario.

3. En el ar culo 30.2 el proyecto de reglamento establece que las asociaciones -que no


enen nes lucra vos y en la mayoría de los casos son creadas por necesidad-
deberían cumplir con los mismos parámetros de seguridad que los laboratorios,
mencionando la R.M. 1969-2019-IN. Esta indica que se debe implementar como
mínimo: sistemas de control de acceso, doble cerco perimetral, iluminación,
señalización, sistemas de monitoreo (cámaras 24h/7d) y personal de seguridad
capacitado. Toda esta implementación llevada a cabo en un departamento cuesta
alrededor de 10,000 soles mensuales, un monto muy di cil de asumir por cualquier
asociación.

3. Otra preocupación es que la propuesta o cial haría que el Estado quede exonerado
de la responsabilidad de revisar las pe ciones que las asociaciones hagamos para
adquirir una autorización de cul vo. El ar culo 6.1 indica el “silencio administra vo
nega vo” que haría que una pe ción sea rechazada automá camente si el Estado no
responde en un plazo de treinta días.

4. Contrario también al espíritu de la ley, no se establecen procesos para regularizar las


semillas que venimos usando las asociaciones, dejando como única alterna va la
importación de semillas que requieren de un cuidado mayor y, por ende, más costoso
de cumplir. Para poder importar semillas de cannabis es necesario instalar la
infraestructura necesaria para cumplir con los procesos de cuarentena post-entrada del
material gené co, lo cual implica inversiones di ciles de realizar para una asociación
sin nes de lucro. Además y sobre todo, cabe recordar que hasta el momento
pacientes venimos usando dis ntos materiales gené cos, los cuales deberían poder ser
inscritos ante la autoridad agrícola.

5. Sumado a esto las asociaciones también deberemos entregar previsiones con un año
de an cipación (como los laboratorios), es decir, un año antes deben de decir cuánto
van a cul var, lo cual es imposible de saber porque a lo largo del año se pueden sumar
más pacientes y, por ende, será necesario aumentar la can dad de plantas.

6. El decreto supremo 005-2019SA y las exibilidades para el acceso a la medicina que


se habían logrado se pretende sean derrogados. Esto ene como consecuencia que la
cannabis y todos los productos derivados de la planta, vuelvan a estar bajo el decreto
supremo 023 dedicado a estupefacientes y, como tal, las barreras burocrá cas
aumenten. Mientras m s rígidos son los controles de los medicamentos, estos
ti
fi
fi
ti
ti
fi
ti


ti
ti

ti
fi
ti
ti
ti

ti
ti
ti
fl

ti
fi

ti
ti

ti
ti
fi
ti
ti

ti
presentan menor disponibilidad de venta y mayor costo, ocasionando que menos
farmacias quieran manejar estos productos, menos drs se interesan en prescribir, etc.
Por lo que sugerimos que el reglamento a aprobarse debe concentrarse en los
procedimientos para la formalización que nuestra asociaciones o las que se creen de
pacientes se formalicen y no alterar los avances logrados en el DS 005 - 2019 SA.

7. La modi cación en los ar culos 2.17, 2.18 también ocasiona que ahora las recetas de
cannabis con más 0,2% de THC requieran de una receta especial. Hasta antes de la
presentación de este proyecto de reglamento, esta exigencia solo se aplicaba a las
recetas con más de 1% de THC (la mayoría de pacientes usan más de 0,2 de THC). Al
estar la cannabis incluida en el DS023 familiares deben devolver la medicina restante al
fallecer el/la paciente y, al ser la receta controlada, limita aún más el acceso,
prohibiendo el reparto a domicilio, por ejemplo.

8. El 13.7 prohíbe la publicidad, lo cual es una barrera de acceso a la información.


Además en las asociaciones hacemos cursos de cul vo para que pacientes aprendan a
hacerlo de manera correcta.

9. Consideramos importante que el Reglamento contenga una disposición


complementaria mediante la cual el gobierno se obligue a dar asistencia técnica en el
proceso de formalización de las asociaciones de pacientes a través de sus dis ntos
organismos y que el proceso de autorización sea gratuito para la asociaciones que
contribuyen en la lucha por el derecho a la salud y calidad de vida.

En síntesis, se establecen barreras burocrá cas y exigencias, no solo para la ley de


cul vo asocia vo, sino que genera un retroceso a lo avanzado en la ley 30681.

Lo que respecta a las asociaciones, será di cil de cumplir lo dispuesto, fomentando que
el mercado informal con núe siendo una alterna va más viable y realizable para miles
de pacientes. Esto en lugar de entender, formalizar y mejorar las dinámicas que
pacientes y asociaciones de paciente realizan desde empo atrás. Se está perdiendo así
una enorme oportunidad de producción agrícola, generadora de tecnología,
conocimiento, capacitación y valor agregado. Siendo la cannabis un cul vo que además
ene un enorme valor de impacto ambiental, social, de libertades personales y lucha
real contra el narcotrá co.

Además de los mencionado, proponemos:

1. Se incluya a médicos veterinarios y odontólogos en la prescripción.

2. Que drs del sector público sean capacitados en la prescripción de cannabis para que
pueda ser cubierto por el seguro, como nuestro reglamento vigente señala.

3. Que en las universidades se enseñe sobre la cannabis de uso medicinal.


ti

ti
fi
ti
fi
ti



ti

ti
ti
ti

ti

ti

4. Resulta importante que quede explícito que se dan las garan as de no obligar a las
asociaciones a realizar todo el proceso en un mismo recinto puesto que algunas de
ellas no tendrían esa posibilidad. Es importante, por ejemplo, que se permita que el
predio donde se cul va no sea el mismo lugar donde se realizarán las extracciones.

5. Urge indicar claramente que las personas que transportan la materia prima no
deberían ser criminalizadas ante estas situaciones.

6. Que el CBD, siguiendo la tendencia mundial, sea de venta libre con registro sanitario.

7. Que se invite y escuche a las organizaciones rmantes en la mesa de análisis del


reglamento. De esa manera podremos explicar, al detalle, la importancia de cada
aporte presentado. Nuestras asociaciones son las que están en la cancha y además son
las que trabajaron la Ley de cul vo asocia vo junto con el Congreso, así que podremos
asegurar que el reglamento sea el a la ley aprobada.

Sin más que decir, agradecemos su atención y esperamos reunirnos pronto.

Atentamente,

-Ana Alvarez
Buscando Esperanza
+51 982 093 510

-Francesca Brivio
Cannabis de Esperanza
+51 996650959

-Aydé Farfán
Mi Esperanza brota de la erra
+51 940 646 404

-Mario Ríos
Fecame (Federación de cannabis medicinal)
+51 992 701 283

Asociaciones que cons tuyen la Fecame:


Maritza Belleza García
+51 965 231 034
Cul vando Fe

Luis Kaqui Quiñones


+51 952297500
Cannabis Medicinal una luz de esperanza

María Montoya Vera


ti

ti

ti

ti

ti
fi

ti

fi


+51 948021444
Asociación Marihuana Medicinal Trujillo

Carolina Rayme Torres


+51 946319056
Macu Perú

Ricardo Rivera-Schreiber Holler


+51 994230925
Cannabis Vida

Juana Fernanda Olazábal Gómez


+ 51 969782162
Purple Joy

También podría gustarte