Está en la página 1de 61

TRABAJO DE PRESEMINARIO

MATERIA: Administración y Contabilidad Pública

TEMA: El Presupuesto de La Hacienda Pública Central

ALUMNOS: Mayorga, Daniela

Pérez, Silvana Daniela

DNI Nro.: 32.202.445

31.809.233

CARRERA: Contador Público Nacional

PERIODO LECTIVO: 2009


RESUMEN

En esta monografía pretendemos mostrar la importancia del presupuesto,


que no concluye con la decisión política de su aprobación. Este debe tener la
característica de permitir con claridad su aplicación, ser controlado en su ejecución
para que a partir de ello se puedan realizar correcciones y luego dentro del marco de
las características y propiedades de un sistema administrativo, ser evaluado de modo
que esta conclusión sirva de base y experiencia para la elaboración de presupuestos
de próximos ejercicios.
Es así que el presupuesto se convierte en una importante herramienta del
Estado Nacional que año a año evalúa sus ingresos, asignando recursos al
cumplimiento de las necesidades mas importantes da la población. El presupuesto
agrupara durante su proceso de elaboración todos aquellos recursos financieros e
incluso materiales que puedan ser útiles al Ejecutivo para atender las tareas de
infraestructura y servicios que también se plasman dentro del proyecto presupuestario
como erogaciones o gastos.
Si bien el Estado no puede quebrar como si ocurre con empresas e incluso
personas físicas, debe tomar al presupuesto como base para poder cumplir con sus
funciones elementales, administrando recursos escasos frente a requerimientos cada
vez mayores.
Al realizar el estudio presupuestario se pretende lograr el equilibrio justo
entre recurso y gastos. Tomando en cuenta donde están las fuentes de dichos recurso
y si su asignación a los distintos fines es la más adecuada.
PROLOGO

Esta monografía se realizo como trabajo final para la materia Preseminario


de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Tucumán.
La elaboración del presupuesto como instrumento financiero procura
garantizar las corrientes de gastos y recursos anuales consistentes con la
materialización de los propósitos, políticas, planos y programas del sector público.
Iniciamos esta investigación motivados por ampliar nuestros
conocimientos sobre “Ley de Administración Financiera”- “Presupuesto”, debido a
que en nuestra carrera no indagamos demasiado en este tema.
La finalidad de este trabajo es proporcionar al lector un conocimiento más
amplio sobre el tema, y así tratar de que los mismos comprendan como y en base a
qué se realiza el presupuesto anual.
Agradecemos la colaboración brindada por el profesor José Antonio
González, especialista en administración pública y profesor adjunto a cargo de la
cátedra de la materia en la Universidad Nacional de Tucumán.
CAPITULO I
El Presupuesto de la Hacienda Pública
Sumario: 1.- Concepto 2.- Objetivos del presupuesto
3.- Planificación y programación 4.- Condicionantes a
la programación presupuestaria

1.- Concepto

“Las previsiones de las asignaciones financieras de gastos y recursos


necesarios para satisfacer las necesidades colectivas durante un periodo de tiempo
asumidas como responsabilidad del sector público requieren de un instrumento
financiero específico. El presupuesto (etimológicamente “pre” antes y “supuesto”
estimación en virtud de su naturaleza previsional) es bajo cualquier concepción
tradicional o moderna el mas importante instrumento de administración financiera. Su
carácter de instrumento asignador de recursos financieros y responsabilidades para
resolver con el mayor grado de previsibilidad los problemas futuros se ha extendido
al sector privado1. El presupuesto público es asimismo un instrumento de
programación económica y social, de gobierno, de administración y, necesariamente,
un acto legislativo.”2
1
LAS HERAS José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996), pág.
163.
2
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, (2004), pág. 121.
4
“Como instrumento de programación económica y social, la
acción del sector publico, prevista en planes de corto y mediano plazo, se detalla y
concreta paulatinamente en la programación de operaciones; y, el presupuesto asigna
a estas los recursos financieros requeridos para ejecutar las decisiones emanadas del
poder político, denominadas también políticas publicas.”3 El presupuesto guarda
conformidad con el plan financiero, el plan de inversiones y otros instrumentos de
política económica”.4
“Se convierte en un instrumento de gobierno al considerar que la mayor
parte de las decisiones del gobierno local conducen a acciones que se manifiestan en
el presupuesto, así se constituye, obviamente en uno de los instrumentos mas
importantes y apropiados para cumplir eficientemente la función del gobierno
municipal.”5
“Una vez fijado el programa de gobierno es imprescindible llevarlo a la
práctica, convertirlo en hechos, con lo cual se entra en el campo de la
administración”6
“Normalmente, cada dependencia lleva a cabo una parte del conjunto de
las acciones necesarias para lograr un objetivo concreto. Para ello se requiere
conocer, con la mayor precisión posible, la naturaleza y cantidad del bien o servicio
al cual contribuye con su labor. Por otra parte, debe saber que cantidad y calidad de
recursos cuenta y cuales son los procedimientos que tienen que emplearse en el
proceso de combinación de insumos para la producción de bienes y servicios”7
“El presupuesto tiene que formularse y expresarse en forma tal que
permita a cada una de las personas responsables del cumplimiento de los objetivos
concretos y del conjunto orgánico de acciones correspondientes, encontrar en el una
verdadera “guía de acción” que elimine o minimice la necesidad de decisiones
improvisadas.”8 “Si el presupuesto sirve de base al cumplimiento de los requisitos

3
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, (2004), pág. 121.
4
Ibídem.
5
Ibídem, pág. 122.
6
Ibídem.
7
Ibídem.
8
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, (2004), pág.123.
5
señalados, no cabe duda que es uno de los instrumentos de mayor importancia para
cumplir la función de administración de un programa de gobierno local.”9
“Al referirnos al presupuesto como acto legislativo, la participación
activa y consciente de las organizaciones ciudadanas en el diseño y ejecución de las
decisiones que los afectan, no solo es un derecho sino una obligación.”10 Así, la
aprobación del presupuesto, tanto al nivel municipal, provincial, departamental y
nacional, constituye un acto legislativo indispensable, sancionado mediante la
disposición legal que corresponda en cada país.”11
“Todo lo que se ha expuesto referido a la conceptualización del
presupuesto no estaría completo si no se dieren cumplimiento a las características
propias e intrínsecas. Por tanto es imprescindible que el mismo este estructurado
sobre la base de una metodología apropiada, a fin de permitir su conocimiento e
interpretación por quienes deben aprobarlo, administrarlo y difundirlo a la
ciudadanía.”12
Siendo el presupuesto un proceso responsable de elaborar, expresar,
aprobar, coordina, ejecutar y evaluar específicamente las corrientes de gastos e
ingresos –ámbito general de las finanzas publicas- es considerado doctrinariamente
como un instrumento polivalente de:

1. Gobierno: porque permite en forma adecuada y oportuna el proceso de “toma


de decisiones” sobre una base técnica mínimamente consistente.
2. Administración: el determinar responsabilidades en función del principio de
“división del trabajo”, sirviendo de guía de acción para diferentes niveles de la
organización del sector público.
3. Planificación: al vincular en el corto plazo las necesidades de “asignaciones
financieras” presentes en programas y planes de gobierno.

9
Ibídem.
10
Ibídem.
11
Ibídem.
12
Ibídem.
6
4. Legalidad: a partir de la aprobación de lo que se va a hacer
(presupuesto propiamente dicho), es posible el control en función de lo hecho
(ejecución). Facilita el control republicano –en función del principio de
división de poderes- por parte de los organismos de control interno y externo,
de los medios de comunicación y la propia evaluación de la ciudadanía13.

2. Objetivos del presupuesto

 Posibilitar la instrumentación anual de los objetivos, políticas y


metas definidos por las autoridades políticas de mayor nivel.
 Permitir una eficiente asignación y uso de los recursos reales y
financieros que demanda el cumplimiento de los objetivos y metas
incluidos en el presupuesto.
 Lograr un adecuado equilibrio en las diversas etapas del proceso
presupuestario, entre la centralización normativa y la
descentralización operativa.
 Brindar información en cada una de las etapas del proceso
presupuestario sobre las variaciones reales y financiera, a efectos de
que las decisiones de los niveles superiores se adopten vinculando
ambos tipos de variables.
 Contar con una estructura que posibilite alcanzar las necesarias
interrelaciones entre los sistemas de administración financiera y
permita el ejercicio del control interno y externo.
“Para alcanzar dicho objetivaos es necesario interrelacionar las variables
reales y financieras en todas las etapas del proceso presupuestario. De esta manera se
puede vincular la producción pública con las demandas y necesidades de la sociedad,

13
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición (Córdoba 1996), pág.
164.
7
determinar el impacto del ingreso y del gasto público en la economía y medir el
costo de la gestión publica.”14
En el marco de ese objetivo general se proponen los siguientes objetivos
vinculados con la administración financiera:
 Compatibilizar conceptual y operacionalmente la definición de proyecto de
sistemas de inversiones públicas con las categorías programáticas del
presupuesto, en especial la categoría programática “proyecto”.
 Racionalizar los procesos de decisión sobre asignación de recursos para la
inversión, a través de una acción coordinada entre las distintas áreas de
decisión.
 Sistematizar las informaciones que se solicitan a las unidades ejecutoras tanto
en materia de programación como de seguimiento de la ejecución.

3. Planificación y programación.

“La ausencia de recursos para financiar las innumerables demandas


sociales, esta generando que en el Sector Publico se acentúen los esfuerzos dirigidos a
mejorar su asignación en objetivos de mayor claridad y relevancia social.”15
Los gobiernos se encuentran con multiplicidad de cursos de acción, para
poder elegir en estos utilizan los sistemas de planificación, así reducen las alternativas
posibles para llevar adelante una acción, teniendo en cuenta los medios disponibles.
“La planificación nos permitirá elegir el camino a seguir, distinguido
entre varias alternativas de manera racional, pues para llevar a cabo la elección se
analizan todas las alternativas posibles con sus combinaciones de fines y medios.
Hecha la elección a través de la programación, fijamos metas cuantitativas de corto
plazo para lograr los fines con los medios disponibles; entonces, planificar implica,
en consecuencia; dar forma orgánica a un conjunto de decisiones, integradas y

14
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, Ed. Estudios Municipales (2004), pág. 124.
15
Ibídem, pág. 117.
8
compatibles entre si, que guiaran la actividad de una empresa, de un Gobierno
o de una familia.”16
“Programar es hacer planes, programas y proyectos, es fijar metas
cuantitativas de la actividad, destinar los recursos humanos y materiales necesarios,
definir métodos de trabajo, emplear, fijar la cantidad y calidad de los resultados y
determinar la localización espacial de las obras y actividades.”17
“La planificación implica un proceso que debe involucrar a toda la
organización “supone la elaboración y la evaluación de cada parte de un conjunto
interrelacionado de decisiones antes de que se inicie una acción, en un situación en la
que se crea que al menos se emprende tal acción, no es probable que ocurra el estado
futuro que se desea y que, si se adopta la decisión apropiada, aumentara la
probabilidad de obtener un resultado favorable…”18
“Los planes y programas se proyectan en espacios de tiempo
predeterminados; así los Gobiernos fijaran a mediano y largo plazo, planes de
construcción de viviendas, de atención sanitaria, de obras de infraestructura básica
que acompañen procesos de desarrollo, etc.; estos planes, se estructuran en programas
que se cumplirán en el corto plazo, generalmente anuales y en ellos se cuantifican las
unidades físicas en términos de productos finales, así precisaremos la cantidad de
cuadras a pavimentar, etc.”19
Si presupuestar consiste en efectuar asignaciones financieras a un
proceso de programación de objetivos, medios y resultados en el periodo anual es
pertinente referirse al presupuesto como un instrumento de planificación y
programación de corto plazo. En forma explicita procura:
 Definir objetivos concretos que posibiliten la acción directa d, inmediata y
cotidiana del gobierno y la administración, en función de las orientaciones y
metas de la planificación (si existen), o de los grandes propósitos convenidos
considerando los condicionantes derivados de factores situacionales o
16
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, Ed. Estudios Municipales (2004), pág. 117.
17
Ibídem.
18
Ibídem.
19
Ibídem, pág. 118.
9
coyunturales. el termino objetivos concretos en materia de programación
presupuestaria debe usarse en sentido restrictivo, sin confundirse con términos
a veces sinónimos como finalidades, propósitos e incluso objetivos sin
aditamentos. Un objetivo concreto significa perseguir un logro definido y en
lo posible, medido y evaluable. En materia de salud será un propósito, una
finalidad o un objetivo “…mejorar la salud de la población…”, pero
estaremos refiriéndonos a un objetivo concreto cuando establecemos cuantos
niños, o a que población de riesgo medidas en números concretos
pretendemos llegar con un programa de corto plazo o con un presupuesto por
programas.
 Determinar la naturaleza y volumen de acciones necesarias para alcanzar
dichos objetivos.
 Calcular y asignar recursos no monetarios o reales: humanos, materiales y
tecnológicos en calidad, cantidad y oportunidad para la materialización de
acciones señaladas.
Como consecuencia se calculan y asignan recursos financieros –
corrientes y no corrientes- apreciando monetariamente los insumos o recursos reales,
ateniéndonos a los niveles de salarios y precios que se estiman regirán en el ejercicio
al que se refiere la programación. La integralidad del presupuesto requiere explicitar
todos los elementos de la programación para examinar la coherencia de sus objetivos
con las políticas establecidas.

4. Condicionantes a la programación presupuestaria.

“Desde el punto de vista macroeconómico es función principal del


presupuesto servir de instrumento de la política económica del gobierno. Del análisis
de la ecuación macroeconómica fundamental en una economía abierta la oferta
agregada es igual a la demanda agregada.”20

20
LAS HERAS, José M., Estado Eficiente, (Córdoba 1999), pág. 160.
10
PBI: Producto Bruto Interno
M: Importaciones
PBI + M = C + I + X C: Consumo
I: Inversiones
X: Exportaciones
“Es posible detectar dos importantes efectos de signo contrario. Por una
parte el gasto en consumo e inversión contribuye, según el multiplicador Keynesiano,
a aumentar la demanda agregada, provocando la expansión del empleo y la
producción. Antagónicamente todo ingreso publico –fundamentalmente vía
impositiva- disminuye la renta disponible de los agentes económicos, afectando
negativamente el empleo y la producción. El diagrama circular ayuda a comprender el
impacto del presupuesto estatal sobre la economía (cuadro 4.1)”.21
RENTA PERSONAL
DISPONIBLE COMPRAS
DEL ESTADO
IMPUESTOS (-) CONSUMO
TRANSFERENCIAS (+)
INVERSION
PRODUCCION
AGREGDA = INGRESO DEMANDA AGREGADA
DE BIENES
Cuadro 4.1 Impacto macroeconómico del presupuesto público
“Mediante transferencias, es decir pagos sin la contrapartida de bienes y
servicios por parte del receptor (asistencia a individuos que requieren protección,
ayuda a gobiernos locales, prestaciones de seguridad social y desempleo, etc.) se
incrementa la demanda global. En forma similar compras de bienes y servicios
incrementan la demanda agregada de la economía que incluye el sector público y
privado. Ambas medidas –si no existe un correlativo aumento de los ingresos-
aumentan el déficit. Obviamente un aumento impositivo disminuye el déficit, pero

21
LAS HERAS, José M., Estado Eficiente, (Córdoba 1999), págs. 160 – 161.
11
afecta la producción y la demanda global, representando una significativa absorción
de la oferta monetaria. Y un desestímulo a los agentes productivos afectando el
ahorro y la inversión.”22
Para preveer los recursos y gastos es necesario considerar algunas
hipótesis sobre la evolución de las variables económicas como pueden ser el Producto
Bruto Interno (PBI), el nivel general de precios (NGP), tipo de cambio, salarios,
recaudación fiscal y servicios de la deuda entre otros. Dado que el presupuesto es
integral ya que debe estar integrado con todos los sectores involucrados y ejecutarse
de manera coordinada y armónica, en necesario que se realice tomando una
valoración realista que le permita amoldarse a los posibles cambios en las variables
económicas que lo condicionan. Así es como se debe procurar que el presupuesto no
se plantee en forma rígida sino con cierto grado de flexibilidad.
“Aun cuando la situación económica general sea floreciente, nunca
deberían aflojarse las conductas en contar con una valoración realista de gastos y
recursos.”23
“Conocer la futura performance del PBI es sustancial en la determinación
de la factibilidad para lograr un aumento de la recaudación sin incrementar la presión
fiscal. Pero las consecuencias de causa-efecto son dinámicas, y reciprocas, porque a
su vez el incremento del gasto público impactara sobre la evolución positiva de las
variables económicas, y por ende en una mejor captación fiscal de la riqueza
económica. Si se desea una correcta evaluación de los recursos que serán captados a
la sociedad –y asignados a través del presupuesto- debe relacionarse el total
presupuestario de egresos con el total de bienes y servicios generados por la
economía en su conjunto.”24
“El nivel de precios -medido con índices de precios al consumidor y/o de
precios mayoristas y/o valor dólar en una economía dolarizada- es fundamental para
estimar la asignación de los créditos financieros por cada partida presupuestaria. En
muchos casos es el propio estado –a través de su presupuesto deficitario financiado
22
LAS HERAS, José M., Estado Eficiente, (Córdoba 1999), pág. 160 – 161.
23
Ibídem, pág. 163.
24
Ibídem, pág. 164.
12
con emisión monetaria- quien contribuye en acelerar aumentos sostenidos en los
precios, por lo cual la variable no es exógena sino retroalimentada por el propio
sector publico.”25
“En economías megas inflacionarias las erogaciones presupuestarias son
difíciles de estimar en forma realista debido al carácter errático en la evaluación en la
tasa de inflación esperada. Es habitual que el presupuesto, se encuentre
desactualizado. Una opción seria calcular las estimaciones del presupuesto en base a
precios de un mes determinado –por ejemplo octubre del año anterior- y facultar al
Poder Ejecutivo a ajustar los créditos en base a la inflación futura con algunas
restricciones como mantener un cierto nivel de déficit en términos reales, lo cual
implícitamente condiciona los ajustes a los montos efectivos de la recaudación pero
surgen otros problemas como consecuencias distorsivas de los pronunciados cambios
en los niveles de precios relativos, y el impulso del multiplicador de los ajustes
indexa torios que limitan severamente las ventajas aparentes de este mecanismo.”26
“La relación de la moneda nacional con el dólar estadounidense o una
“canasta de monedas fuertes”, es fundamental tanto para la estimación de créditos
presupuestarios de los servicios de la deuda externa en moneda extranjera como para
la adquisición de insumos importados.”27
“El gasto público será más o menos flexible cuanto mas se respete la
decisión de mantener o no el salario real. Es habitual que la nomina salarial casi
nunca sea menor al 50%, y llegue hasta un 90%, del gasto total.”28
“Los recursos del sector público son fundamentalmente de origen
tributario (dentro de los que se destacan los impuestos) y en menor medida no
tributarios. El incremento de los ingresos es una parte vital de la política fiscal para
reducir el déficit, medido en relación al PBI. Pero en una economía inflacionaria
deberá contemplarse el efecto “Tanzi-Olivera”, quienes demostraron el deterioro en
términos reales de los recursos fiscales producto de la inflación. Si los recursos

25
LAS HERAS, José M., Estado Eficiente, (Córdoba 1996), pág. 164.
26
Ibídem.
27
Ibídem,
28
Ibídem, pág. 165.
13
tributarios habituales no aseguran el financiamiento del gato como es
antipopular aumentar los impuestos, se suelen fijar precios políticos notoriamente
superiores al costo de los bienes vendidos en el mercado por parte de las empresas
estatales, apropiándose la administración central del excedente. En otros casos se
aplica directamente un impuesto específico a las ventas destinados al tesoro
nacional.”29
“Dado que en buena parte de las economías subdesarrolladas la carga de
la deuda externa es significativa, en muchos casos la cancelación de los servicios
supera las posibilidades de pago basados únicamente en los excedentes de los
recursos corriente por sobre los gastos corrientes. Obviamente deben considerarse
posibilidades de refinanciación bajo diversas alternativas. En otros casos las ventas de
activos físicos o financieros que vas desde el desprendimiento de una amplia gama de
inmuebles ociosos. Privatización de empresas públicas u otorgamiento de
concesiones.”30

29
LAS HERAS, José M., Estado Eficiente, (Córdoba 1996), pág. 165.
30
Ibídem, pág. 166.
CAPITULO II
Valor e importancia del presupuesto
Sumario: 1.- Valor sistémico del presupuesto y ecuación
presupuestaria fundamental 2.- Principios presupuestarios
3.- Clasificadores presupuestarios

1.- Valor sistémico del presupuesto y ecuación presupuestaria fundamental

Como ya sabemos el presupuesto tiene por función básica la búsqueda de


recursos monetarios a través de diferentes medios, con el fin de asignarlos a los
distintos fines del Estado. Sin embargo no podemos hablar del presupuesto de manera
aislada, pues así como existe y es necesario para anticipar situaciones también hay
que tener en cuenta el plan financiero del estado, el plan de inversiones y los diversos
elementos que forman la política económica. No es posible aprobar ni mucho menos
llevar adelante un programa presupuestario que no este en conformidad con el resto
de los planes que lo requieren como elemento guía.
Al referirnos al valor sistémico del presupuesto nos enfocamos en las distintas
relaciones que mantiene con los demás subsistemas, ya que es por medio de estas
como se establecen las previsiones de acuerdo a las cuales deberán desenvolverse
dichos subsistemas.
14
“Con el sistema de contrataciones al fijar los montos globales institucionales y
programáticos para la adquisición y provisión de los insumos de la producción
publica. Con el sistema de crédito publico al determinar las asignaciones financieras
para el pago del servicio de la deuda y para contraer nuevos créditos. Con el sistema
de tesorería en virtud de administrar los fondos líquidos que servirán de base, bajo el
criterio de caja, para la ejecución presupuestaria. Con el sistema de gestión de bienes
al determinar el presupuesto de gastos para mantenimiento, asignaciones para
compras de bienes de uso, y recursos derivados de venta de bienes de capital que
significaran un contribución a la masa de recursos estatales. Finalmente con el
sistema de contabilidad.” 31
“El presupuesto como previsión (ex - ante) de gastos y recursos, es un
Balance preventivo que incidirá en el futuro – a través de su ejecución – sobre el
patrimonio y los resultados de la organización estatal.”32
Es al dicho balance preventivo al que de le denomina Ecuación
Presupuestaria Fundamental (EPF). Esta consta básicamente de recursos y gasto
expresados de forma monetaria. Así encontraremos que si los ingresos son iguales a
los egresos la ecuación esta equilibrada, si por el contrario ambos son diferentes,
entonces estaremos en presencia de un déficit si los egresos superan a los ingresos o
ante un superávit si los ingresos superan a los egresos.
“Se habla de ahorro cuando existe una diferencia positiva entre ingresos
corrientes y egresos corrientes. La situación inversa plantea la figura del desahorro,
indesequilibrio gravoso que no puede extenderse por mucho tiempo dado que
demuestra una incapacidad absoluta de l gobierno en financiar sus gastos corrientes
(gastos habituales) con sus ingresos corrientes, originados principalmente con la
potestad tributaria del Estado. En la terminología usada en el SPN dichas diferencias
reciben la denominación de resultado económico.”33

31
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 167
32
Ibídem.
33
Ibídem, pág. 168
15

Si se determina una situación de déficit, es decir que el gobierno no será


capaz de afrontar sus propios gastos, entonces es claro que se deberán tomar las
medidas necesarias para buscar una solución. Dicha solución se refiere a las fuentes
de recurso que pueden ser de corto o largo plazo.
Serán de corto plazo aquellas como colocación de en el mercado financiero
de letras de tesorería, o documentación de las deudas con los proveedores y
contratistas o directamente dejando impagas las acreencias.
Las medidas de largo plazo se manifiestan utilizando el crédito publico
genuino es decir si financiamiento por parte de el Banco Central, cuando a través de
la misión de moneda impulsa el uso del impuesto inflacionario y la generación de
déficit cuasi fiscal.
Los elementos de la Ecuación Presupuestaria Fundamental, cada uno e
ellos reúnen distintas características.
Tanto gastos como recursos son preventivos en cuanto a su fijación. Sin
embargo en cuanto a sus topes, los gastos son limitativos y los recursos son no
limitativos. Con respecto a los plazos tenemos los gastos como periódico y los
recursos como no periódicos. Finalmente en cuanto a su legalidad, esta es orinal para
los gastos y derivada para los recursos.
“En efecto en su fijación tanto gastos como recursos, propio de toda
estimación futura no son deterministicos sino caracterizados por un cierto grado de
probabilidad, es decir preventivos. Por sus topes los gatos solo pueden ejecutarse (es
decir “gastarse”) hasta el nivel máximo de las respectivas asignaciones financieras.
En cambio los recursos se ejecutaran en su percepción sin limitaciones ni techos no se
deja de recaudar aun cuando se haya llegado al nivel previsto originalmente. También
ambos se diferencian en sus plazos. Disposiciones de gastos nacen y fenecen, en
general, en el transcurso del año. Los recursos en cambio son de continuidad
indefinida hasta su modificación o derogación de la norma que le otorga legalidad.
Desde su legalidad las disposiciones en materia de recursos, las previsiones se
16
realizan en función de la preexistencias de legislación ajena al presupuesto o derivada
del ámbito propiamente tributario como las leyes de impuesto a las ganancias.”34

2.- Principios presupuestarios

“Los principios son ideas básicas o rectoras constitutivas de un conjunto de


relaciones, fundamentales para comprender e interpretar homogéneamente la
infinidad de situaciones en la presentación de eventos de naturaleza económico
financiera. El presupuesto publico dado su naturaleza polivalente, debe satisfacer un
conjunto de principios que resumiendo las distintas corrientes o escuelas
presupuestarias por razones didácticas lo podemos expresar como un decálogo.”35

1. Universalidad
El presupuesto debe contener absolutamente todos los gastos y recurso
que le competen, sin dar lugar a excepciones. Dichas excepciones son llamadas
fondos extrapresupuestarios la existencia de estos,”representa en muchos casos una
maraña incomprensible de asignaciones y recursos cuya complejidad dificulta la
gestión financiera homogénea, debiéndose vencer la resistencia impuesta por aquellos
sectores que cuentan con los beneficios de los mismos representando verdaderas cajas
negras de dificultoso control.”36

2. Unidad
El presupuesto debe pasar por todas su etapas, como los son la
elaboración, aprobación y ejecución siempre dentro del marco de una política
presupuestaria común. Esto es respetando un criterio uniforme y coherente. Sin
embargo no por ello el presupuesto se convierte en ana herramienta que deba

34
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
págs. 170 - 171
35
Ibídem, pág. 171
36
Ibídem, pág. 172
17
cumplirse tal cual esta elaborado. Por el contrario debe también mantener cierto grado
de flexibilidad.

3. Exclusividad
El presupuesto debe incluir solo lo referido a los asuntos del Estado con
respecto a la organización financiera del mismo. No deben incluirse en él asuntos
extraños que no respondan a la materia presupuestaria, por ejemplo aquellos temas
que son del orden laboral o incluir dentro de la “negociaciones” de cierre para su
aprobación, normas ajenas a la naturaleza esencialmente financiera del presupuesto.

4. Acuciosidad
“El presupuesto debe ser realista en la determinación de objetivos y su
correspondiente valoración, en concordancia con los escenarios macro –económicos
futuros y con el conjunto de recursos no solo financieros, sino también físicos,
humanos y técnicos disponibles. Debe evitarse la tendencia a confundir “previsiones”
con “deseos de intención” cuyas consecuencias suelen ser nefastas a la hora de la
verdad del presupuesto.”37

5. Claridad
“El documento debe expresar ordenada, nítida y transparentemente las
acciones del gobierno, permitiendo su fácil entendimiento, no solo por parte de
técnicos y expertos sino de los distintos niveles de cada poder del Estado
-fundamentalmente el legislativo- y aun del publico en general.”38

6. Periodicidad
Esto se refiere a que el presupuesto debe ser reformulado periódicamente
de acuerdo a periodos acordes de tiempo, dichos periodos son aquellos que se
relacionan con el natural desarrollo de la actividad económica.
37
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 173
38
Ibídem.
18

7. Continuidad
Las previsiones incluidas en el presupuesto deben sustentarse en
resultados de ejercicios anteriores y en las expectativas de ejercicios
futuros.”Complementa al principio de periodicidad, y así en el caso de erogaciones
superiores al año en el presupuesto nacional se deben expresar los créditos
financieros ejecutados con anterioridad y los ha realizar en años siguientes requeridos
para la terminación por ejemplo de una obra publica.”39

8. Especificación
Utilizando los clasificadores se deben expresar la totalidad de gastos y
recursos con el mayor grado de detalle posible. Así el presupuesto podrá ser leído por
los usuarios con claridad y respetando al mismo tiempo las reglas formales para su
expresión.

9. Flexibilidad
“Todo presupuesto es una previsión dinámica vinculada con el desempeño
del sistema económico-financiero modificable por múltiples razones internas y
externas. Si bien es aconsejable evitar el descontrol de los cambios sin límites,
también debe impedirse una absoluta rigidez en el transcurso de la ejecución
periódica. Se deben arbitrar los mecanismos que permitan la posibilidad de modificar
por parte del poder administrador –el Ejecutivo según nuestra Constitución- aquella
previsiones que no hagan a aspectos sustanciales adecuándolas a las circunstancias
especiales que se presenten.”40

10. Equilibrio
“Relacionado con la lectura final de la EPF, tendrá una u otra lectura según
la corriente histórica doctrinaria que se sustente. La Escuela clásica exige la igualdad

39
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 174.
40
Ibídem.
19
absoluta entre ingresos y gastos. La Escuela moderna admite déficits cuando se
justifique un efecto neto positivo producto de la combinación de políticas de
financiamiento y de gastos sobre la actividad económica general, aunque en el más
puro Keynesianismo no se acepte déficits crónicos y agudos. La Escuela productivista
solo acepta desequilibrios financiados con crédito público siempre que se demuestre
fehacientemente su capacidad de repago en relación con una inversión reproductiva
definida. Nunca se acepta su financiación por medio de emisión monetaria.”41

3.- Clasificadores presupuestarios

“Son instrumentos normativos que agrupan recursos y gastos de acuerdo a


ciertos criterios cuya estructuración se basa en el establecimiento de aspectos
comunes y diferenciados de las operaciones gubernamentales. Conforman un sistema
de información al organizar y presentar todos los aspectos posibles de las operaciones
gubernamentales.
Representan un mecanismo fundamental para el registro y análisis de la
información relativa al proceso de recursos y gastos de la actividad publica.”42
La importancia de los clasificadores presupuestarios radica que el análisis
del gasto público se facilita mediante o a través de su expresión en agrupamientos
homogéneos que permitan interpretar la incidencia del gasto sobre los distintos
aspectos vinculados a la actividad del sector público.
Mediante la clasificación se pretenden alcanzar ciertos objetivos como ser:
1. Facilitar la determinación del volumen y comparación de los gastos en
función de los recursos proyectados, de las necesidades de la sociedad y del impacto
en otros sectores de la economía.
2. Permitir valorar el grado de participación del gobierno en el desarrollo
económico y social y medir tanto metas como políticas gubernamentales.

41
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 175.
42
GONZALEZ, Antonio, Administración y Contabilidad Publica, Facultad de Ciencias Económicas,
UNT, Apuntes de clase, (Tucumán, 2008).
20
3. Permitir la valoración de los resultados económicos y financieros y su
análisis.
4. Facilitar la contabilidad fiscal.
5. Controlar la ejecución presupuestaria.

“Los clasificadores presupuestarios son los siguientes:


Institucional: ordena las transacciones públicas de acuerdo a la estructura
orgánica del Sector Público y refleja instituciones a las que se asignan recursos y
créditos presupuestarios.
Por rubro de recursos: mediante esta clasificación se identifica las
características distintivas de los medios de financiamiento para poder agruparlos,
medirlos y autorizar sus efectos. Así se distinguen los que provienen de fuentes
tradicionales como ser: impuestos, tasas, derechos y transferencias,; los que proceden
del patrimonio por la venta de activos, de títulos, de acciones y de rentas de la
propiedad; y los que provienen del financiamiento como el crédito público y la
disminución de activos.
El clasificador por rubro de recursos permite el registro analítico de las
transacciones de recursos, constituyéndose en un clasificador básico o primario.
Por objeto del gasto: mediante esta clasificación se ordenan sistemática y
homogéneamente los bienes y servicios, las transferencias y las variaciones de activos
y pasivos que el Sector Publico aplica en el desarrollo de su proceso productivo.
El clasificador por objeto del gasto es uno de los principales insumos para
generar clasificaciones agregadas.
Por ubicación geográfica o de localización: establece la distribución
espacial de las transacciones económico-financieras que realizan las instituciones
públicas y los municipios, tomando como unidad básica de clasificación, la división
política del país.
Por tipo de moneda: se agrupan los ingresos y gastos públicos nacionales
y municipales, tomando en cuenta el tipo de moneda –nacional o extranjera- con la
21
finalidad de brindar información para las cuentas de la Balanza de Pagos, así como
obtener el presupuesto de divisas.
Por clasificación económica: desde el punto de vista económico, los
recursos y los gastos se clasifican en: corrientes, de capital y fuentes o aplicaciones
financieras:
Los ingresos corrientes incluyen entradas de dinero que no suponen
contraprestación efectiva.
Los recursos de capital se originan en la venta o desincorporación de
activos, la variación positiva de la depreciación o amortización, las transferencias
recibidas para fines de capital, la venta de participaciones accionarias y la
recuperación de préstamos.
Las fuentes financieras son medios de financiamiento formados por la
disminución de la inversión financiera y el endeudamiento público.
Por finalidad función: presenta el gasto público según la naturaleza de los
servicios que las instituciones públicas brindan a la comunidad. Para determinar la
función se utiliza como unidad de clasificación el segundo digito del clasificador por
objeto del gasto y para determinar la finalidad, la categoría programática de mínimo
nivel.
Por categorías programáticas: implica asignar recursos a cada una de las
categorías programáticas del presupuesto (programa, subprograma, proyecto,
actividad y obra). El cálculo primario se realiza al mínimo nivel (actividad y obra) y
los recursos financieros se agregan en las distintas categorías programáticas de mayor
nivel.
La utilización de esta clasificación es una condición necesaria, pero no
suficiente, para la aplicación de la técnica del presupuesto por programas, dicha
aplicación implica vincular las variables financieras con la reales.
Por fuente de financiamiento: consiste en presentar el gasto público
según los tipos genéricos de recursos empleados para su financiamiento. Este tipo de
clasificación permite la asignación de recursos identificando la fuente de origen de
22
los ingresos, así como, la orientación de los mismos hacia la atención de necesidades
públicas.”43

43
SCHIVNDT, Enrique, Manual del Contador Municipal, Ed. Estudios Municipales (2004), págs.
153 – 155.
CAPÍTULO III

Preparación y formulación del Presupuesto


Sumario: 1.- Requisitos jurídicos y legales 2.-Órgano Rector
3.- Presupuesto de la Administración Central 4.- Fases del
proceso presupuestario

1.- Requisitos jurídicos y legales

La sustancia de la cuestión financiera reflejada en el presupuesto como


conjunto de derechos y obligaciones entre el Estado como mandatario, y la
ciudadanía como mandante se expresa en el ordenamiento jurídico máximo jurídico
de una nación: su constitución.
“El art. 99 de la constitución establece como atribución del Presidente de
la Nación supervisar “…el ejercicio de la facultad del jefe de gabinete de ministros
respecto de la recaudación de las rentas de la Nación y de su Inversión, con arreglo a
la ley o presupuesto de gastos nacionales…”.Bajo esta novel figura el jefe de gabinete
(por el articulo 100) es responsable de enviar al congreso los proyectos de …
presupuesto nacional, previo tratamiento en acuerdo de gabinete y aprobación del
Poder Ejecutivo…”(inc. 6); y por el inc. 7 “…hacer recaudar las rentas de la Nación y
24

ejecutar la Ley de presupuesto nacional… ”. Por otra parte es atribución del congreso
“…fijar anualmente… el presupuesto general de gastos y calculo de recursos de la
administración nacional, en base al programa general de gobierno y al plan de
inversiones publicas…” (art. 75), con lo cual adquiere jerarquía constitucional la
vinculación del presupuesto con la programación y la planificación.”
44

La vigente Ley de Ministerios fija como competencia del MEOSP en su


art. 19 “… entender en la elaboración y control de ejecución del Presupuesto
Nacional, como así también en los niveles de gasto y de los ingresos públicos
conforme a las pautas que fije el Poder Ejecutivo…” resaltándose así el doble
contenido político y técnico del Presupuesto. Por el inciso 19 es responsable de
entender en los “…planes de acción y presupuesto de las empresas y sociedades del
estado, organismos descentralizados y cuentas y fondos especiales, cualquiera sea su
denominación o naturaleza jurídica…”garantizándoosle principio de universalidad.
En particular por su incidencia en la composición del gasto el inciso 20 faculta al
MEOSP “…a entender en la elaboración del plan de inversión publica según las
prioridades y directivas que determine el Poder Ejecutivo…”.
A su vez el Programa Argentina en Crecimiento señala como política
fundamental la “…intensificación de las acciones tendientes a mejorar el proceso de
asignación y uso de recursos públicos…” a través de diversos objetivos a cumplir en
el periodo 1994-1996 acordes con recomendaciones de la moderna doctrina
presupuestaria: vinculación del presupuesto con la planificación y programación;
compatibilización con la política económica; implementación de la técnica de
presupuesto `por programas; programación física y financiera; diseño y aplicación de
un sistema de evaluación físico-financiero de la ejecución presupuestaria; y

44
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 299.
25

capacitación de funcionarios responsables con extensión a niveles gubernamentales


menores (Provincias y Municipios).
La ley 24156 incluye en su Titulo II el Sistema presupuestario desarrollado
en sus diversos Capítulos los distintos requisitos vinculados con la formulación,
ejecución y evaluación presupuestaria del sector público. Es motivo de este capitulo
analizar la consistencia del ordenamiento legal argentino con las normas técnicas
comúnmente aceptadas por la moderna doctrina financiera. Asia n su Capitulo I.
Disposiciones generales y organización del sistema, es posible verificar el
cumplimiento del “decálogo” de principios presupuestarios del Capitulo I al
establecer diferentes normas técnicas comunes que “…regirán el proceso
presupuestario de todas las jurisdicciones y entidades que conforman el sector público
argentino…” (art. 11) garantizando –entre otros- los principios de unidad y
universalidad. Son en síntesis estas normas comunes:
a) Incorporación de “…todos los recursos y gastos previstos para el
ejercicio…”
b) Inclusión de gastos y recursos en forma integra, por separado y sin
compensaciones entre si,
c) Demostración de los resultados desde dos puntos de vista económico y
productivo (art. 12 y 14),
d) Identificación de las distintas fuentes de recursos
e) Incorporación del requisito de elaboración del presupuesto mediante
técnicas de programación.

2.- Órgano Rector

La oficina Nacional de Presupuesto –siguiendo una tradicional denominación


usada en otros países latinoamericanos- dependientes de la S.H.N. en su carácter de
órgano rector del Sistema de Presupuesto posee la siguiente estructura organizativa:
26

siendo responsable primariamente de “…planificar, dirigir, coordinar y controlar el


funcionamiento del sistema presupuestario del Sector Público Nacional…”

Dirección de evaluación presupuestaria

Dirección de consolidación y estadísticas presupuestarias

Oficina
Nacional de Dirección de presupuesto de empresas publicas
Presupuesto

Direc. de Presup. de sectores de adm. y de defensa de seguridad

Dirección de presupuesto de sectores económicos y sociales

Es importante recordar que basado en el principio de centralización


normativa y descentralización operativa, por el articulo 16 se dispone que la Oficina
Nacional de presupuesto “…será el órgano rector del sistema presupuestario del
sector publico nacional…”con un cúmulo de competencias descriptas entre otros en el
articulo 17 en materia de:
• Participación en la fijación de la política financiera y lineamientos vinculados
con la elaboración del presupuesto,
27

• Elaboración de normas técnicas vinculadas a las distintas fases del proceso


presupuestario.
• Análisis de anteproyectos y proyectos presupuestarios en función de los
techos previstos.
• Preparación del proyecto de ley de presupuesto general con asignación de
gastos y calculo de recursos,
• Programación de la ejecución presupuestaria conjuntamente con la Tesorería
General, interviniendo en la fijación de cuotas, ajustes y modificaciones,
• Evaluación de la ejecución presupuestaria,
• Asesoramiento presupuestario a todo el sector publico argentino.

3.- Presupuesto de la Administración Central

El Capítulo II de la LAFCO se refiere al presupuesto del sector gobierno


(administración central y organismos descentralizados). El artículo 19 establece que
la estructura básica del presupuesto general deberá constar de los siguientes títulos,
en correspondencia con los principios de unidad y universalidad:

• “Título I: Disposiciones Generales, reglamentándose por el Dcto. 2666/92


que como mínimo deberá incluir las clasificaciones económica y por rubros en
materia de recursos; diversas clasificaciones combinadas por finalidades y funciones,
económica, institucional, por objeto en materia de gastos; y la Cuenta de Ahorro,
Inversión, Financiamiento y sus resultados.”45

• Título II: Presupuesto de recursos y gastos de


administración Central.

45
Consultas a Internet: www.hacienda.gob.py, (Octubre, 2009)
28

• Título III: Presupuestos de recursos y gastos de


organismos descentralizados.

Por el artículo 20 se establecen los principios de periodicidad y


exclusividad en cuanto que el presupuesto “…no podrá contener disposiciones de
carácter permanente, no podrán reformar o derogar leyes vigentes, ni crear, modificar
o suprimir tributos y otros ingresos…” “Por los artículos 21 y 22 se determina el
principio del devengado en materia de gastos y recursos.
Es importante tener en cuenta que por el artículo 21 “…no se incluirán en
el presupuesto de recursos, los montos que correspondan a la coparticipación de
impuestos nacionales…” con lo cual además de resolver la cuestión de acuerdo a
ineludibles normas de interpretación constitucional respecto a la verdadera propiedad
de ellos, se evita el ficticio sobredimensionamiento del gasto público dado que al
incluirse como recursos nacionales sus contrapartidas – pertinentes transferencias a
las provincias – deberían contabilizarse como tal del lado del gasto.”46
Y l artículo 23 basado en el criterio de unidad de caja dispone “que “…no se podrá
destinar el producto de ningún rubro de ingresos con el fin de atender el pago de
determinados gastos…”. Indudablemente esta restricción no es aplicable a ciertas
circunstancias en que la sustancia del recurso es su destino específico, como son las
lógicas excepciones si provienen del crédito público; de donaciones, herencias o
legados con destino específico; y finalmente “…los que por ley tengan afectación
específica…” habiéndose reglamentado este último aspecto por el Decreto
2629/92.”47

4.- Fases del proceso presupuestario


46
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 301.
47
Ley de Administración Financiera, (Nº 24.156).
29

Fase I: Fijación de la política presupuestaria previa

Un sistema de planificación es el basamento para formular los


lineamientos de toda política presupuestaria, dado que es función primordial del
presupuesto servir de instrumento de la política económica del gobierno; y permitir
anualmente, interpretar homogéneamente el conjunto de programas sectoriales y sus
repercusiones financieras. Definir adecuadamente la política presupuestaria es
fundamentalmente para obtener óptimos resultados en las restantes fases del proceso
presupuestario. Según el art. 24 del PEN “…fijará anualmente los lineamientos
generales para la formulación del proyecto de ley de presupuesto general…” con sus
pertinentes prioridades del gasto en general y de las inversiones en particular, basado
en una doble evaluación de “…planes y políticas nacionales y del desarrollo general
del país…” y una “…proyección de las variables macroeconómicas de corto
plazo…”.
Asimismo se consideran básicos para iniciar la formulación del presupuesto en
concordancia con las 3P:
a) Programa monetario
b) Presupuesto de divisas
c) Cuenta de Inversión del último ejercicio ejecutado
d) Presupuesto consolidado del Sector Público

Es aconsejable contar con la elaboración de un documento de lineamientos de


la formulación presupuestaria anual con el fin de establecer los siguientes aspectos:
1- Interconexión entre planificación y presupuesto: basado en una
concepción central normativa, contando o no con una planificación formal a largo
plazo. Es menester que las autoridades definan prioridades, objetivos y recursos
financieros asignables a las distintas finalidades necesarias para realizar la respectiva
formulación presupuestaria. De esta manera los responsables de las unidades
30

ejecutoras en forma descentralizada elaborarán sus respectivos anteproyectos de


presupuesto.
2- “Indicar los procedimientos básicos generales: a partir del análisis de la
ejecución de los presupuestos de los últimos años, de la proyección de la ejecución
para el ejercicio en curso, del cálculo de los gastos rígidos o ineludibles, de las
proyecciones de ingresos es conveniente referirse a:”48
a) Ampliación y continuidad de los programas existentes.
b) Nuevos programas y proyectos.
c) Política salarial y de ocupación de cargos
d) Política de compras de bienes y de contrataciones de servicios.
e) Proyecciones financieras.
f) Manuales e instructivos.
g) Documentos sobre política presupuestaria.

Fase II: Elaboración de los anteproyectos de presupuesto

Es el período donde se manifiestan las distintas pujas por parte de las distintas
jurisdicciones por una mayor participación del gasto. De no existir una severa cultura
presupuestaria y centralización normativa financiera se cae en la inconducente
decisión de subvaluar gastos y sobrevalorar recursos para obtener un equilibrio fiscal
que no se manifiesta realmente en su futura ejecución. Si bien se trata de una cuestión
política en que el máximo responsable de la administración, el Presidente de la
Nación suele laudar, con la asistencia del máximo responsable económico de su
gabinete, entre diferentes intereses en pugna, la cuestión puede acotarse en función de
la preexistencia de un piso dado por gastos ineludibles y un techo derivado del
máximo previsto de los recursos. Indudablemente con la fijación de una adecuada
política presupuestaria previa y la implementación de técnicas de programación

48
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 305.
31

presupuestaria se contribuye a elaborar anteproyectos consistentes. Hablamos de


anteproyectos porque no se trata de uno solo, sino que son varios según el escenario
adoptado. Estos escenarios podrían ser catalogados en un amplio abanico de
propuestas restrictivas pasando por propuestas intermedias y terminando en
propuestas optimistas.
Sobre la base de los anteproyectos, preparados por las jurisdicciones y
organismos descentralizados, más los ajustes necesarios, la Oficina Nacional del
Presupuesto confecciona el proyecto de ley de presupuesto general.
Las obras y/o adquisición de bienes y servicios a ejecutar en más de un
ejercicio financiero merecen un tratamiento especial. La reglamentación del artículo
15 de la LAFCO establece que “…las Jurisdicciones y Entidades de la
Administración Nacional deberán remitir a la Oficina Nacional de Presupuesto, en
ocasión de presentar sus anteproyectos de presupuesto, la información que, contendrá
como mínimo, el monto total del gasto, su incidencia en cada ejercicio fiscal, el
cronograma de financiamiento y el de su ejecución física…”, estableciendo asimismo
que “…la Oficina de presupuesto evaluará la documentación recibida
compatibilizando el requerimiento de ejercicios futuros con las proyecciones
presupuestarias que se realicen para los ejercicios fiscales correspondientes.
Con la finalidad de evitar este tratamiento especial para gastos que por si se
justifica su devengamiento a más de un año o erogaciones menores se excluyen:
1. Los gastos en personal.
2. Transferencias a personas cuyo régimen de liquidación y pago sea
asimilable a gastos en personal.
3. Contratos de locación de inmuebles.
4. Servicios y suministros cuando su contratación por más de un ejercicio
sea necesaria para obtener ventajas económicas, asegurar la regularidad de los
servicios y obtener colaboraciones especiales.
5. Contrataciones de obras y/o adquisiciones de bienes y servicios cuyo
monto total no supere la suma de $ 5.000.
32

Fase III: Elaboración del proyecto definitivo

La elaboración del proyecto definitivo requiere la formulación de diferentes


circuitos de coordinación presupuestaria, bajo la dirección de la ONP – órgano rector
del sistema – y la coordinación y asesoramiento de la Subsecretaría de Presupuesto
dependiente de la Secretaría de Presupuesto dependiente de la Secretaría de
Hacienda. Es conveniente generar dos tipos de circuitos. Uno descendente, de los
niveles superiores a niveles inferiores (diseño de políticas, formularios, etc.) y uno
ascendente, de niveles inferiores a niveles superiores produciendo la información
necesaria para el proceso de consolidación. La ONP elaboró un Manual para la
Formulación del Presupuesto de la Administración Nacional.
El proyecto de Ley de Presupuesto a presentar al Congreso Nacional a través
de un documento formal tiene regido su procedimiento en los artículos 25 a 27 de la
LAFCO.
“En cuanto a sus plazos, el artículo 26 establece que el PEN “…presentará el
proyecto de ley de presupuesto general a la Cámara de Diputados de la Nación…”
“…antes del 15 de Septiembre del año anterior para el que regirá…”
En cuanto a su contenido la presentación del proyecto deberá tener la
siguiente estructura:
• Mensaje con la inclusión de:
1. Objetivos a lograr
2. Metodologías de estimación de gastos y recursos
3. Documentos descriptos en el art. 24 de la LAFCO
4. Informaciones y elementos de juicios adicionales
5. Análisis de la situación económica general
6. Cuadros consolidados.”49

49
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
págs 306 – 307.
33

• Título I: Disposiciones Generales, referidas a las facultades del PEN en


materia de ejecución presupuestaria.
• Título II: Presupuesto de la Administración Central, con sus recursos
clasificados por rubros, gastos con sus asignaciones financieras e identificación de la
producción pública, asignaciones financieras de los proyectos de inversión y
resultados de las cuentas corrientes y de capital.
• Título III: Presupuesto de los Organismos Descentralizados.

Entre otros aspectos importantes de la reglamentación se establece que el


presupuesto deberá contener “…categorías de programación…” en materia de gastos,
y que deberán “…figurar los montos brutos a recaudar sin deducción alguna…”

Cabe aclarar que en caso que el presupuesto no estuviese aprobado al


inicio del ejercicio fiscal el art. 27 de la LAFCO faculta al PEN a realizar una serie de
ajustes al presupuesto vigente el año anterior solo al fin de asegurar la continuidad y
eficiencia de los servicios, en materia de recursos (eliminación de ingresos no
factibles de recaudar nuevamente y el crédito público ya utilizado) y de gastos
(eliminación de créditos no repetibles).

Fase IV: Tratamiento Legislativo

La Cámara de Diputados es la Cámara origen para su tratamiento. La


denominada Cámara baja como representante de los intereses del pueblo tiene
facultades preferenciales en virtud de ser el presupuesto el instrumento financiero
más importante en que se manifiestan las relaciones de poder de una comunidad con
los consiguientes efectos sobre distintos sectores sociales y económicos.
A través de la participación de sus distintas comisiones, el proyecto del
Ejecutivo es discutido y aprobado, ya sea en su totalidad o con modificaciones.
Se debe recordar que el presupuesto es de iniciativa exclusiva del poder
administrador. “El Congreso puede hacer modificaciones de distintos grados pero no
34

puede por iniciativa propia elaborar su propio proyecto de presupuesto ni aún


desvirtuar la consistencia sustancial del proyecto del Ejecutivo.”50
Similar tratamiento transcurre en la Cámara de Senadores. La necesidad de
respetar el principio de equilibrio presupuestario es normada en el art. 28 en cuanto a
la exigencia de que “…todo incremento del total de gastos previstos en el proyecto
presentado por el PEN deberá contar con el financiamiento respectivo…”. Así se
pretende evitar que por vía legislativa se adicionen gastos sin contar con recursos
necesarios.

Fase V: Ejecución del Presupuesto

Existen dos grandes criterios para ejecutar el presupuesto de gastos. Los


llamados criterios liberatorios de origen anglosajón; de amplia flexibilidad en el
proceso de ejecución anual, basados en la autodisciplina del funcionario. Su
inconveniente es una fuerte tendencia a gastar sobre el cierre del ejercicio.
Estadísticas internacionales señalan que el 20 % del presupuesto se ejecuta en el
último mes del año. Los criterios regulatorios se basan en la determinación
subperiódica de “cuotas” para comprometer el gasto y de “cuotas” de disposición de
fondos generalmente trimestrales y mensuales respectivamente.
En la legislación Argentina se ha optado por este último criterio. El criterio de
la programación presupuestaria por “cuotas” es aplicada tanto a la faz financiera
como física.

“Distribución administrativa del Presupuesto de gastos: los créditos del


presupuesto de gastos aprobado por el Congreso Nacional constituyen el límite
máximo de las autorizaciones disponibles para gastar.”51 Y en caso de que el PEN no
haya hecho uso al derecho parcial o total de veto, una vez promulgada la ley de

50
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 309.
51
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 311.
35

presupuesto decretará la distribución administrativa del presupuesto de gastos,


implicando esto el ejercicio de la atribución constitucional del Poder Ejecutivo para
decretar el uso de las autorizaciones para gastar y el empleo de los recursos
necesarios para su financiamiento.
La distribución administrativa se efectúa por decisión administrativa del Jefe
de Gabinete y con ello se inicia la etapa de la ejecución presupuestaria. La ejecución
mostrará la incidencia económica-financiera del presupuesto, como previsión (o
circunstancia ex ante) con su ejecución (circunstancia ex post). Vincular y relacionar
ambas fases se convierte en sustancia de la información financiera.

Fase VI: Evaluación de la Ejecución Presupuestaria

El cotejo del presupuesto aprobado originalmente con sus correspondientes


modificaciones y su respectiva ejecución constituye una de las tareas más
importantes para verificar el grado de cumplimiento de las previsiones realizadas.
Este cotejo o comparación genera diferentes procedimientos de análisis que
constituyen esta sexta fase.
Este tipo de evaluación puede ser de dos tipos:
a) Con un contenido netamente financiero de evaluación de la performance
de los gastos ejecutados y recursos recaudados, desde el punto de vista monetario.
Globalmente esta evaluación se puede realizar en forma anual mediante la confección
de la Cuenta de Inversión exigida constitucionalmente, y en forma subperiódica con
distintos Estados de Ejecución de gastos y recursos.
b) Con un contenido productivo en forma periódica o al cierre integrativa de
la gestión física de la ejecución presupuestaria. Dicha evaluación se efectúa de la
siguiente manera:
1. En una primera instancia cada jurisdicción confecciona sus
respectivos registros e informará de los resultados de la ejecución física a la ONP.
2. En una segunda instancia el órgano rector del Sistema
Presupuestario procederá a realizar un análisis crítico de los resultados físicos y
36

financieros, interpretar variaciones entre previsiones y ejecuciones y formular


recomendaciones correctivas.

Fase VII: Modificaciones Presupuestarias

Diversas causas pueden motivar las modificaciones. Algunas son


consecuencias de errores cometidos en las previsiones presupuestarias caracterizadas
por el juego de doble efecto en sobrestimar ingresos y/o subestimar gastos. “En otros
casos las causas son imprevistas como acontecimientos sociales imponderables
(huelgas, enfermedades endémicas), coyunturas económicas (por ej. El efecto tequila
de fines de 1994) y diversas catástrofes naturales que tornan asimétrico los medios
previstos con las nuevas necesidades requeridas”52. En otros casos por razones
políticas o técnica se requiere una modificación en la programación presupuestaria
con modificación de objetivos, acciones y/o recursos financieros asignados.

Base Legal
El artículo 37 de la LAFCO deja librada a la reglamentación “…los
alcances y mecanismos para efectuar las modificaciones a la ley de presupuesto
general que resulten necesarios durante su ejecución…”. Se pretende así efectivizar
uno de los principios presupuestarios básicos: el de flexibilidad, pero basado en la
regla que cada poder o nivel de la administración requiere la autorización de otro
poder o un nivel superior.
En ciertas modificaciones presupuestarias el ejercicio del principio de
flexibilidad por parte del PEN no es absoluto: si se pretendiera alterar la filosofía
global que fundamentó el presupuesto originalmente, se requerirá su tratamiento

52
LAS HERAS, José M., Administración Financiera Gubernamental, 3ª Edición, (Córdoba, 1996),
pág. 314.
37

mediante ley del Congreso Nacional. El art. 37 señala la exigencia de su tratamiento


por parte del Poder Legislativo en los siguientes casos:
1. Cuando se afecte el monto total del presupuesto (incremento del gasto)
2. Cuando afecten el total del endeudamiento previsto.
3. Cuando implique incrementar gastos corrientes en detrimento de los
gastos de capital, o aplicaciones financieras.
4. Cuando signifiquen un cambio en la distribución de finalidades del
gasto.

La Ley de Presupuesto en su artículo 9 autoriza al PEN a “…introducir


ampliaciones de créditos presupuestarios y establecer su distribución, en la medida
que las mismas sean financiadas con incrementos en los montos estimados para
Recursos y para el Endeudamiento…” con lo cual sin alterar el equilibrio fiscal
permite un mayor nivel de gasto cuando se exceden las expectativas de recursos.
El PEN, mediante Decreto aprueba los alcances para efectuar modificaciones.
CAPITULO IV

Ejecución de los gastos y recaudación

Sumario: 1.- El compromiso 2.- Concepto de gasto


comprometido 3.- El devengado 4.- Ordenamiento del
pago 5.- Momentos de entrada 6.- Clausura de ejercicio

1.- El compromiso

Este surge por la capacidad limitada de endeudamiento que posee el


Estado; ante el criterio que hasta entonces era utilizado, por medio del cual se
interpretaba que la naturaleza jurídica de la autorización para gastar se refería a
los pagos del ejercicio pero no existían límites a las deudas u obligaciones que se
pudieren contraer durante el ejercicio presupuestario.
Se establece entonces que los créditos presupuestarios se consideraban
gastados y por ende debían afectarse siempre que surgiera una obligación de pago.
“El concepto evoluciona con la introducción de lo que se denomina
teoría jurídica de las obligaciones y en base a ella, se pasa a considerar que
existirá un “gasto o compromiso” en el momento de formalización de un contrato;
existiendo en consecuencia, fecha cierta, identificación de un responsable y
concepto e importe de la prestación de servicios o bienes comprometidos.”53

53
SCHIVNDT, Enrique Carlos., Manual del Presupuesto Municipal, (1994), pág, 440.
38
Las criticas a esto son: 1. En cada ejercicio quedan compromisos
pendientes por contratos cuyos cumplimientos se efectivizaran a largo plazo; 2.
“Atenta contra la realidad, al determinar el resultado de la ejecución
presupuestaria, -déficit o superávit-, al comparar ingresos y gastos del ejercicio
presupuestario, cuya incidencia económica, afectara a ejercicios futuros.”54 Y 3.
Dificultades para el cierre oportuno de los registros contables.

2.- Concepto de gasto comprometido

“En un primer análisis descubrimos, entonces, que para que podamos


determinar de manera precisa el gasto es menester que exista la deuda, pues
mediante ella se fija con exactitud la suma de la que tendrá que hacerse cargo el
Tesoro.
Es decir en este primer análisis reconoceríamos, en términos genérales
también, la deuda que constituye la base del gasto. No obstante esa aseveración,
es necesario realizar ciertas aclaraciones con el fin de que tal afirmación no nos
lleve a considerar sinónimos los términos referidos: “deuda” y “compromiso”.
Las diferencias las planteamos del modo siguiente:
1. La palabra “deuda”, aun en su significado restringido de
obligación de pagar una suma de dinero, no constituye “compromiso”, pues para
que ello ocurra es menester un acto de voluntad de autoridad competente que le de
origen o la reconozca.
2. Tampoco la “deuda” podrá ser considerada como
“compromiso” cuando este subordinada a condición o vencimiento y ello no tenga
lugar dentro del año financiero.”55
Al mismo tiempo la existencia de un compromiso no esta subordinada a
la existencia de una deuda previa.

54
SCHIVNDT, Enrique Carlos., Manual del Presupuesto Municipal, (1994), pág, 441.
55
ALE, Miguel Ángel., Manual de Contabilidad Gubernamental, 4ª Edición, (Buenos Aires, 2001)
pág. 134.
39
Al registrarse el compromiso contablemente se afecta de forma
preventiva la disponibilidad de los créditos presupuestarios, mientras que con el
pago se pretende reflejar la cancelación de las obligaciones.

3.- El devengado

“En principio diremos que los gastos se devengan en el momento en


que se origina una obligación exigible del Estado hacia terceros. Ello puede
ocurrir, en las siguientes circunstancias:
1. Al recibirse bienes y servicios y cuando los mismos no hayan sido
pagados en forma anticipada como condición del contrato.
2. Cuando el Estado dispone formalmente la autorización que le fuera
concedida para gastar. Otorgando subsidios, subvenciones u otras transferencias
en beneficio de terceros.
3. En general, cuando se hace exigible la obligación de pago por parte
del Estado, cualquiera fuere la fuente de la obligación.”56
“En relación al registro contable de los gastos devengados, existen dos
interpretaciones; una se refiere a que se deben registrar todos aquellos que
generen obligaciones exigibles de cancelación en el transcurso del ejercicio
presupuestario. Los que deben pagarse en ejercicios futuros se asentarían en un
registro auxiliar de deudas de ejercicios futuros.
La otra interpretación, que el gasto debe registrarse como devengado
por el valor de los bienes y servicios que efectivamente, se reciban durante el
ejercicio; con independencia, del periodo presupuestario en que los mismos sean
cancelados.”57

4.- Ordenamiento del pago

56
SCHIVNDT, Enrique Carlos., Manual del Presupuesto Municipal, (1994), págs, 443 – 444.
57
Ibídem, pág. 444.
40
Por medio del pago se extinguen las obligaciones exigibles, mediante la
entrega de los correspondientes valores ya sea en efectivo o librando cheques a la
orden cada acreedor en función a la fuente u origen de cada obligación.
“Dentro de la fase denominada “devengado”, junto con la liquidación
del gasto, mencionamos la emisión de la orden de pago. Podemos definir este
trámite como el acto que transforma la obligación del Estado de dar una suma de
dinero, en obligación del Tesoro.”58
“La ordenación del pago tiene una doble finalidad: por una parte, es un
mandato impartido por autoridad competente al servicio del Tesoro, para que de
salida a fondos de pertenencia del Estado, por los conceptos y en la cuantía
indicados en el documento respectivo; por otra parte, constituye un documento de
crédito que revela la deuda con el acreedor del Estado.”59

4.- Momentos de entrada

Las entradas del Estado pasan por tres fases:


1. La investigación y liquidación de los créditos devengados o a
devengarse dentro del año financiero, o sea lo que se denomina fijación.
2. La exacción, o recaudación propiamente dicha, acto por el que se
exige a los deudores del fisco las sumas liquidadas a su cargo.
3. El ingreso al tesoro, o sea el momento en el que los encargados
de la recaudación entregan a la Caja del Estado las sumas recaudadas.
Estas etapas pueden estar bien separadas para algunos casos mientras
que para otros demasiado aproximadas. Tampoco se presentan en forma
secuencial en todos los casos, ya que el orden puede alterarse.
En cuanto al registro del ingreso, este se encuentra definido en dos
etapas bien diferenciadas.
La etapa del devengado, donde en caso de tratarse de un ingreso por
venta de bienes o servicios, se considerara devengado en el momento de la

58
ALE, Miguel Ángel., Manual de Contabilidad Gubernamental, 4ª Edición, (Buenos Aires, 2001),
pág. 136.
59
Ibídem, pág. 137.
41
facturación o percepción, el que sea menor. En caso de provenir de alquileres,
ocurre a medida que se produce el vencimiento.
“En el caso de recursos tributarios, dicha fase se produce cuando nace
el derecho de cobro por parte del Estado y, simultáneamente, nace la obligación
de pago por parte de las personas físicas o jurídicas, de naturaleza pública o
privada.”60
“La etapa de la recaudación se produce cuando los fondos ingresan al
Tesoro Nacional o a través de las oficinas recaudadoras habilitadas para ese fin.”61

6.- Clausura de ejercicio

La legislación financiera universal coincide en asignar al presupuesto


un limitado periodo de vigor, esencialmente para permitir a las autoridades el
ejercicio de las actividades de control en el empleo de los recursos públicos,
facultades traducidas en la gestión de dichos presupuestos y en el examen y juicio
de la cuenta de inversión.
Dentro de la doctrina, nuestra “Ley de Administración Financiera…”
(Nº 24.156, art. 10), establece que “el ejercicio financiero del sector público
nacional, a los efectos de los sistemas comprendidos en esta Ley, comenzara el 1º
de enero y terminara el 31 de diciembre de cada año”. De acuerdo a lo establecido
en esta norma, el año financiero coincide con el ejercicio financiero.

60
ALE, Miguel Ángel., Manual de Contabilidad Gubernamental, 4ª Edición, (Buenos Aires, 2001),
pág. 154.
61
Ibídem.
CONCLUSION

Durante el desarrollo de la investigación fuimos plasmando las distintas


herramientas que podemos utilizar para analizar la elaboración y ejecución del
presupuesto.
El mismo muestra el resultado económico y financiero de las
transacciones programadas en sus componentes de erogaciones corrientes y de
capital, con determinación de la producción de bienes y servicios a producir por el
sector publico. Por lo cual se requiere una propuesta de prioridades
presupuestarias para determinar a que sector se le asignara mayor cantidad de
recursos.
Para el buen funcionamiento del sector publico se deben analizar con
cuidado los distintos sectores y las cantidades de dinero a distribuir en cada uno
de ellos, ya que esto llevara a que puedan cumplirse los objetivos de corto plazo,
los cuales a su vez llevaran a poder alcanzar los objetivos mas altos del sector
publico entre ellos el bien común, entendiendo que no hay una formula mágica
para asignar equitativamente los recursos.
Al elaborar el presupuesto se piensa en el logra de determinados
resultados a los cuales se pretende llegar con una serie de procesos en los cuales
se combinan distintos recursos humanos y materiales bajo determinadas reglas
operativas.
De esto podemos interpretar que un manejo correcto del presupuesto
permite a la administración obtener los fines perseguidos. Cabe destacar que el
presupuesto no es el único sistema dentro de la administración cuyo
funcionamiento es fundamental para el logro de los fines, pues existen otros que
38
coexisten y se interrelacionan con el presupuesto, por lo que se requiere una
visión de conjunto para un accionar exitoso.
Apéndice
44
CLASIFICADORES PRESUPUESTARIOS

Institucional
Recursos

Clasificación
General Geográfico

Gastos
Por tipo de moneda

Lo que podemos Criterios con los que se


Clasificar puede clasificar

Tributarios
Por rubro
Clasificadores de No tributarios
Recursos Corrientes

Por su carácter económico De capital

Fuentes financieras
45

Por su objeto

Por su carácter económico


Clasificadores de
Gastos Por finalidad y funciones

Por categoría programática

Por fuente de financiamiento


ANEXO
47

ADMINISTRACION FINANCIERA Y DE LOS SISTEMAS DE


CONTROL DEL SECTOR PUBLICO NACIONAL
LEY 24.156

CAPITULO II

Del presupuesto de la administración nacional

SECCION I

De la estructura de la ley de presupuesto general

Art. 19. — La ley de presupuesto general constará de tres títulos cuyo contenido será
el siguiente:
Titulo I — Disposiciones generales;
Titulo II — Presupuesto de recursos y gastos de la administración central;
Titulo III — Presupuestos de recursos y gastos de los organismos descentralizados.

Art. 20. — Las disposiciones generales constituyen las normas complementarias a la


presente ley que regirán para cada ejercicio financiero. Contendrán normas que se
relacionen directa y exclusivamente con la aprobación, ejecución y evaluación del
presupuesto del que forman parte. En consecuencia, no podrán contener disposiciones
de carácter permanente, no podrán reformar o derogar leyes vigentes, ni crear,
modificar o suprimir tributos u otros ingresos
El titulo I incluirá, asimismo, los cuadros agregados que permitan una visión global
del presupuesto y sus principales resultados.

Art. 21. — Para la administración central se considerarán como recursos del ejercicio
todos aquellos que se prevén recaudar durante el periodo en cualquier organismo,
oficina o agencia autorizadas a percibirlos en nombre de la administración central, el
financiamiento proveniente de donaciones y operaciones de crédito público,
representen o no entradas de dinero efectivo al Tesoro y los excedentes de ejercicios
anteriores que se estime existentes a la fecha de cierre del ejercicio anterior al que se
presupuesta. No se incluirán en el presupuesto de recursos, los montos que
correspondan a la coparticipación de impuestos nacionales.
Se considerarán como gastos del ejercicio todos aquellos que se devenguen en el
periodo, se traduzcan o no en salidas de dinero efectivo del Tesoro.

Art. 22. — Para los organismos descentralizados, la reglamentación establecerá los


criterios para determinar los recursos que deberán incluirse como tales en cada uno de
esos organismos. Los gastos se programarán siguiendo el criterio del devengado.
48
Art. 23. — No se podrá destinar el producto de ningún rubro de ingresos con el fin de
atender específicamente el pago de determinados gastos, con excepción de:
a) Los provenientes de operaciones de crédito público;
b) Los provenientes de donaciones, herencias o legados a favor del Estado nacional,
con destino específico;
c) Los que por leyes especiales tengan afectación específica.

SECCION II

De la formulación del presupuesto

Art. 24. — El Poder Ejecutivo Nacional fijará anualmente los lineamientos generales
para la formulación del proyecto de ley de presupuesto general.
A tal fin, las dependencias especializadas del mismo deberán practicar una evaluación
del cumplimiento de los planes y políticas nacionales y del desarrollo general del país
y sobre estas bases y una proyección de las variables macroeconómicas de corto
plazo, preparar una propuesta de prioridades presupuestarias en general y de planes o
programas de inversiones públicas en particular.
Se considerarán como elementos básicos para iniciar la formulación de los
presupuestos, el programa monetario y el presupuesto de divisas formuladas para el
ejercicio que será objeto de programación, así como la cuenta de inversiones del
último ejercicio ejecutado y el presupuesto consolidado del sector público del
ejercicio vigente.
El programa monetario y el presupuesto de divisas serán remitidos al Congreso
Nacional, a titulo informativo, como soporte para el análisis del proyecto de ley de
presupuesto general.

Art. 25. — Sobre la base de los anteproyectos preparados por las jurisdicciones y
organismos descentralizados, y con los ajustes que resulte necesario introducir, la
Oficina Nacional de Presupuesto confeccionará el proyecto de ley de presupuesto
general.
El proyecto de ley deberá contener, como mínimo, las siguientes informaciones:
a) Presupuesto de recursos de la administración central y de cada uno de los
organismos descentralizados, clasificados por rubros;
b) Presupuestos de gastos de cada una de las jurisdicciones y de cada organismo
descentralizado los que identificarán la producción y los créditos presupuestarios;
c) Créditos presupuestarios asignados a cada uno de los proyectos de inversión que se
prevén ejecutar
d) Resultados de las cuentas corriente y de capital para la administración central, para
cada organismo descentralizado y para el total de la administración nacional.
El reglamento establecerá, en forma detallada, otras informaciones a ser presentadas
49
al Congreso Nacional tanto para la administración central como para los organismos
descentralizados.

Art. 26. — El Poder Ejecutivo Nacional presentará el proyecto de ley de presupuesto


general a la Cámara de Diputados de la Nación, antes del 15 de setiembre del año
anterior para el que regirá , acompañado de un mensaje que contenga una relación de
los objetivos que se propone alcanzar y las explicaciones de la metodología utilizada
para las estimaciones de recursos y para la determinación de las autorizaciones para
gastar, de los documentos que señala el art. 24, así como las demás informaciones y
elementos de juicio que estime oportunos.

Art. 27. — Si al inicio del ejercicio financiero no se encontrare aprobado el


presupuesto general, regir el que estuvo en vigencia el año anterior, con los siguientes
ajustes que deber introducir el Poder Ejecutivo nacional en los presupuestos de la
administración central y de los organismos descentralizados:
1. En los presupuestos de recursos:
a) Eliminar los rubros de recursos que no puedan ser recaudados nuevamente;
b) Suprimir los ingresos provenientes de operaciones de crédito‚ publico autorizadas,
en la cuantía en que fueron utilizadas;
c) Excluirá los excedentes de ejercicios anteriores correspondientes al ejercicio
financiero anterior, en el caso que el presupuesto que se está ejecutando hubiera
previsto su utilización;
d) Estimará cada uno de los rubros de recursos para el nuevo ejercicio:
e) Incluirá los recursos provenientes de operaciones de crédito público en ejecución,
cuya percepción se prevea ocurrirá en el ejercicio.
2. En los presupuestos de gastos:
a) Eliminará los créditos presupuestarios que no deban repetirse por haberse cumplido
los fines para los cuales fueron previstos;
b) Incluir los créditos presupuestarios indispensables para el servicio de la deuda y las
cuotas que se deban aportar en virtud de compromisos derivados de la ejecución de
tratados internacionales;
c) Incluirá los créditos presupuestarios indispensables para asegurar la continuidad y
eficiencia de los servicios;
d) Adaptará los objetivos y las cuantificaciones en unidades físicas de los bienes y
servicios a producir por cada entidad, a los recursos y créditos presupuestarios que
resulten de los ajustes anteriores.
(Nota Infoleg: Por art. 56 de la Ley Nº 25.725 B.O. 10/01/2003 se dispone que, "en
caso de operarse el supuesto previsto en el presente artículo, se faculta al JEFE DE
GABINETE DE MINISTROS para adecuar el Presupuesto General de la Nación, a
los efectos de incorporar las partidas presupuestarias ejecutadas durante el período
en que haya regido la prórroga aquí prevista, sin exceder el total de créditos
aprobado por la Ley de Presupuesto del año correspondiente".)
50
Art. 28. — Todo incremento del total del presupuesto de gastos previstos en el
proyecto presentado por el Poder Ejecutivo Nacional, deber contar con el
financiamiento respectivo.

SECCION III

De la ejecución del presupuesto

Art. 29. — Los créditos del presupuesto de gastos, con los niveles de agregación que
haya aprobado el Congreso Nacional, según las pautas establecidas en el art. 25 de
esta ley, constituyen el límite máximo de las autorizaciones disponibles para gastar.

Art. 30. — Una vez promulgada la ley de presupuesto general, el Poder Ejecutivo
Nacional decretará la distribución administrativa del presupuesto de gastos.
La distribución administrativa del presupuesto de gastos consistirá en la presentación
desagregada hasta el último nivel previsto en los clasificadores y categorías de
programación utilizadas, de los créditos y realizaciones contenidas en la ley de
presupuesto general. El dictado de este instrumento normativo implicará el ejercicio
de la atribución constitucional del Poder Ejecutivo para decretar el uso de las
autorizaciones para gastar y el empleo de los recursos necesarios para su
financiamiento.

Art. 31. — Se considera gastado un crédito y por lo tanto ejecutado el presupuesto de


dicho concepto, cuando queda afectado definitivamente al devengarse un gasto. La
reglamentación establecerá los criterios y procedimientos para la aplicación de este
artículo y corresponderá al órgano rector del sistema la regulación de los demás
aspectos conceptuales y operativos que garanticen su plena vigencia.

Art. 32. — Las jurisdicciones y entidades comprendidas en esta ley están obligados a
llevar los registros de ejecución presupuestaria en las condiciones que les fije la
reglamentación. Como mínimo deberán registrarse la liquidación o el momento en
que se devenguen los recursos y su recaudación efectiva y, en materia de presupuesto
de gastos, además del momento del devengado, según lo establece el articulo
precedente, las etapas de compromiso y del pago. El registro del compromiso se
utilizara como mecanismo para afectar preventivamente la disponibilidad de los
créditos presupuestarios y, el del pago. para reflejar la cancelación de las obligaciones
asumidas.

Art. 33. — No se podrán adquirir compromisos para los cuales no quedan saldos
disponibles de créditos presupuestarios, ni disponer de los créditos para una finalidad
distinta a la prevista.
(Segundo párrafo vetado por art. 1º del Decreto N° 1957/92 B.O. 29/10/1992)
51
Art. 34. — A los fines de garantizar una correcta ejecución de los presupuestos y de
compatibilizar los resultados esperados con los recursos disponibles, todas las
Jurisdicciones y Entidades deberán programar, para cada ejercicio la ejecución física
y financiera de los presupuestos, siguiendo las normas que fijará la reglamentación y
las disposiciones complementarias y procedimientos que dicten los órganos rectores
de los sistemas presupuestarios y de tesorería, excepción hecha de las Jurisdicciones
del PODER LEGISLATIVO, del PODER JUDICIAL y del MINISTERIO PUBLICO
que continuarán rigiéndose por las disposiciones contenidas en el artículo 16 de la
Ley N° 16.432, en su artículo 5°, primer párrafo de la Ley N° 23.853 y en el artículo
22 de la Ley N° 24.946, respectivamente.
Dicha programación será ajustada y las respectivas cuentas aprobadas por los órganos
rectores en la forma y para los períodos que se establezcan.
El monto total de las cuotas de compromiso fijadas para el ejercicio no podrá ser
superior al monto de los recursos recaudados durante éste.
(Artículo sustituido por art. 26 de la Ley Nº 25.725 B.O. 10/01/2003)

Art. 35. — Los órganos de los tres poderes del Estado determinarán, para cada uno
de ellos, los límites cuantitativos y cualitativos mediante los cuales podrán contraer
compromisos por sí, o por la competencia especifica que asignen, al efecto, a los
funcionarios de sus dependencias. La competencia así asignada será indelegable. La
reglamentación establecerá la
competencia para ordenar pagos y efectuar desembolsos y las habilitaciones para
pagar que no estén expresamente establecidas en esta ley.

Art. 36. — Facúltase al órgano coordinador de los sistemas de administración


financiera a afectar los créditos presupuestarios de las jurisdicciones y organismos
descentralizados, destinados al pago de los servicios públicos y de otros conceptos
que determine la reglamentación.

Art. 37. — La reglamentación establecerá los alcances y mecanismos para efectuar


las modificaciones a la ley de presupuesto general que resulten necesarios durante su
ejecución. Quedarán reservadas al Congreso Nacional las decisiones que afecten el
monto total del presupuesto y el monto del endeudamiento previsto, así como los
cambios que impliquen incrementar los gastos corrientes en detrimento de los gastos
de capital o de las aplicaciones financieras, y los que impliquen un cambio en la
distribución de las finalidades.

Art. 38. — Toda ley que autorice gastos no previstos en el presupuesto general deber
especificar las fuentes de los recursos a utilizar para su financiamiento.

Art. 39. — El Poder Ejecutivo nacional podrá disponer autorizaciones para gastar no
incluidas en la ley de presupuesto general para atender el socorro inmediato por parte
del gobierno en casos de epidemias, inundaciones, terremotos u otros de fuerza
mayor.
52
Estas autorizaciones deberán ser comunicadas al Congreso Nacional en el mismo acto
que las disponga, acompañando los elementos de juicio que permitan apreciar la
imposibilidad de atender las situaciones que las motivaron dentro de las revisiones
ordinarias o con saldos disponibles en rubros presupuestarios imputables.
Las autorizaciones así dispuestas se incorporaran al presupuesto general.

Art. 40. — Las sumas a recaudar que no pudieren hacerse efectivas por resultar
incobrables, podrán ser declaradas tales por el Poder Ejecutivo Nacional o por los
funcionarios que determine la reglamentación, una vez agotados los medios para
lograr su cobro. La declaración de incobrable no implicará la extinción de los
derechos del Estado, ni de la responsabilidad en que pudiera incurrir el funcionario o
empleado recaudador o cobrador, si tal situación le fuera imputable.
53
54
ÍNDICE BIBLIOGRAFICO

a) General:

LAS HERAS, José María, Administración Financiera Gubernamental, 3ª


Edición, (Córdoba, 1996).
ATCHABAHIAN, Adolfo, Régimen Jurídico de la gestión y del Control
en la Hacienda Publica
SCHIUNDT, Enrique, Manual del contador Municipal, (2004)

b) Especial:

ALE, Miguel Ángel, Manual de Contabilidad Gubernamental, 4º


Edición, (Buenos Aires, 2001).
LAS HERAS, José María, Estado Eficiente, (Córdoba, 1999).

c) Otras Publicaciones:

Consultas en Internet:
www.mecon.gov.ar/onp/htm
www.hacienda.gov.py
www.minfin.gob.gt
INDICE
Pág.
Resumen ---
Prologo 1
CAPITULO I
El presupuesto de la hacienda publica
1.- Concepto 2
2.- Objetivos del presupuesto 5
3.- Planificación y programación 6
4.- Condicionantes a la programación presupuestaria 8

CAPITULO II
Valor e importancia del presupuesto
1.- Valor sistémico del presupuesto y ecuación presupuestaria
Fundamental 13
2.- Principios presupuestarios 16
3.- Clasificadores presupuestarios 19

CAPITULO III
Preparación y formulación del presupuesto
1.- Requisitos jurídico y legales 23
2.- Órgano Rector 24
3.- Presupuesto de la Administración Central 26
4.- Fases del proceso presupuestario. 27
CAPITULO IV
Ejecución de los gastos y recaudación

1.- El compromiso 37
2.- Concepto de gasto comprometido 38
3.- El devengado 39
4.- Ordenamiento del pago 39
5.- Momentos de entrada 40
6.- Clausura del ejercicio 41

Conclusión 42
Apéndice 43
Anexo 46
Índice Bibliográfico 55
Índice 56