Está en la página 1de 2

La Función de producción describe la magnitud del producto que resulta de la

combinación de los factores de producción capital y trabajo, dada la tecnología.


La más utilizada es la función Cobb-Douglas.
La tasa de crecimiento del producto depende del crecimiento de los factores de
producción y del cambio tecnológico.

La función de producción neoclásica es de la siguiente forma:

Esta cumple con las siguientes características, presenta factores sustituibles,


rendimientos marginales decrecientes y retornos constantes a escala (homogénea
de grado 1). Así mismo cumple con las condiciones de Inada, la cual dice que la
productividad marginal de los factores de producción tiende a cero si la cantidad de
factor tiende a infinito, y tiende a infinito cuando la cantidad de factor tiende a cero.

En competencia perfecta, la condición de eficiencia en la producción establece que


cada factor de producción debe recibir como pago su producto marginal. El
teorema de Euler postula lo siguiente: “dado de la producción presenta RCE, el
producto se agotará totalmente con el pago de factores”

Para el caso de la Función de producción de coeficientes fijos:

la función queda determinada en estricta proporción al stock de capital o al trabajo,


presenta retornos a escala constantes y no permite la sustitución de factores.

Como se ve en la función de producción, los Factores Productivos son la fuerza


laboral, el capital y la tecnología.

La fuerza de trabajo está conformada por la Población Económicamente Activa


(PEA), mientras que la fracción de esta que está deempleada es la Tasa de
desempleo; cuando el producción está en su nivel potencial se asume que la
economía está en su nivel natural de desempleo. Los determinantes de esta última
son, el desempleo estructural (se da por transiciones en el mercado de trabajo) y el
desempleo estructural (los trabajadores se ven forzados a cambiar de industria y
por lo general son trabajadores no calificados para el puesto).

La tecnología son los conocimientos que permiten la transformación de los insumos


en productos. El Progreso Técnico implica que se puede obtener mayor producción
de unas mismas dotaciones de L y K con el paso del tiempo. El Progreso técnico
general rige por igual para todos los recursos, mientras que el progreso técnico
particular, no rige para todos.
La neutralidad del progreso técnico consiste en desplazar la función de producción
sin cambiar las proporciones de los factores; puede ser de tres tipos:
Neutral de Harrod: Aumento de eficiencia de trabajo
Neutral de Solow: Aumento de eficiencia del Capital
Neutral de Hicks: La producción crece al ritmo del progreso técnico, está es una
combinación de Harrod y Solow.