Está en la página 1de 6

Republica bolivariana de Venezuela

Instituto universitario de tecnología Industrial


Valencia edo. Carabobo

Realizado por:
Daniel Cartaya 17382
Leonardo Ortega 17717
Introducción

El siguiente trabajo está realizado con la finalidad de darnos a


conocer el término de control de calidad y la importancia de la supervisión
en los procesos de control de calidad y de cómo está directamente
vinculado con el resultado final de la empresa
Control de la calidad

El control de calidad son todas las acciones que realizamos para


detectar la presencia de errores. La figura del control de calidad existe
principalmente como un método de servicio, para conocer las
especificaciones establecidas por la gerencia del producto y proporcionar
asistencia al departamento de manufactura, para garantizar que la
producción alcance estas especificaciones. La función consiste en la
clasificación y análisis de grandes cantidades de información que
posteriormente se presentan en los diferentes niveles del organigrama de
la empresa para ejecutar una acción correctiva.

Todo producto que no cumpla los estándares mínimas para clasificar


como aprobado, será desechado, sin poderse corregir los posibles
defectos de fabricación que podrían evitar esos costos añadidos y
desperdicios de material.

Dado que no hay posibilidad de que los directores y especialistas


profesionales hagan todo el trabajo de control, se define un sistema
piramidal de control cuyos niveles son:

• Nivel básico: en el que se da un control automatizado, sin


intervención de medios humanos.

• Nivel medio: el control se ejercita por la mano de obra (los


empleados, trabajadores de fábrica, vendedores, etc.).

• Nivel superior: el control se realiza por supervisores y


directores medios que se dedican a aquellos productos y procesos
verdaderamente importantes.
• En el nivel más alto se realiza el control de los altos
directivos que desempeñan un doble papel: ejercer personalmente el
control con respecto a los objetivos estratégicos y asegurarse de que
se ha establecido un sistema de control para el resto de la pirámide de
control.

Importancia de la calidad

La calidad de un producto tiene básicamente dos enfoques que son:


1. Perceptiva: Satisfacer las necesidades del cliente.
2. Funcional: Cumple con las especificaciones requeridas.

Esto permite a las empresas implantar un sistema de calidad, que no


es otra cosa que una estructura organizativa de responsabilidades en los
procesos. Para implantar un sistema se tiene que establecer la misión
empresarial, visión y valores de la empresa, así como sus políticas de
calidad de la misma. Para esto se requiere una auditoría y un estándar
contra el cual auditar, como son las normas ISO 9000 o 14000 entre
otras, que abordan temas tales como requisitos organizacionales,
ambientales, de seguridad y de organización.

Gestión operativa de la calidad

Se intenta aplicar la gestión para la calidad a un nivel inmediatamente


inferior a la alta dirección y superior al de la mano de obra no supervisora.
Para ello, el autor divide las actividades empresariales en macroprocesos
(sistemas importantes que son intrínsecamente multifuncionales) y
microprocesos (cada uno dé los múltiples segmentos de los que consta
un macroproceso).
En la gestión de los macroprocesos (planificación, control y Mejora), al
depender de varios departamentos y corresponder a varias funciones
esenciales en la empresa, la alta dirección tiene todavía un papel
fundamental.

Es la gestión de microprocesos la que se puede delegar a los mandos


intermedios. Hasta la fecha, los esfuerzos han sido pocos en número, y
de origen reciente. En conjunto, se tiene que considerar que son
experimentales. Sin embargo, esta idea de introducir a los supervisores y
a la mano de obra en la planificación de los microprocesos parece
intrínsecamente correcta.

El reto, por tanto, del equipo operativo de la empresa es:

 Diseñar un proceso de control de calidad que se pueda delegar.

 Cualificar a la mano de obra para que pueda aceptar esa


delegación.
Conclusión

Hemos hablado de la importancia, motivación y gestión operativa de la


calidad, vemos que es de vital importancia para una empresa hacer este
tipo de control para no perder su reputación de buenos productos y velar
por la calidad del mismo, eso motivando a los trabajadores y educando
con buenos hábitos sobre lo importante de un producto en buen estado.