Está en la página 1de 895

Sexta edición

PEARSON
R. C. Hibbeler
Prentice
HaU
MECÁNICA
DE MATERIALES
S E X T A E D I C I Ó N

R. C. Hibbeler

TRADUCCIÓN
José de la Cera Alonso
Profesor Titular, U niversidad A utónom a M etropolitana

Virgilio González y Pozo


F acultad de Q uím ica, U niversidad N acional A utónom a de M éxico

REVISIÓN TÉCNICA
Alex Elias Zuñiga
Ingenierio Industrial Mecánico
Instituto Tecnológico de Pachuca
Maestría en Ingeniería Mecánica
Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey
Campus Monterrey
Doctorado de Ingeniería Mecánica
University o f Nebraska, Lincoln, EUA
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores - SNI
Director de lngene ría Mecánica
Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey
Campus Monterrey

PEARSON

México • Argentina • Brasil • Colombia • Costa Rica • Chile • Ecuador


España • Guatemala • Panamá • Perú • Puerto Rico • Uruguay »Venezuela
/ Datos de catalogación bibliográfica

R. C . Hibbeler

Mecánica de materiales

PEARSON EDUCACIÓN, México, 2006


ISBN: 970-26-0654-3

Form ato: 20 X 25.5 cm Páginas: 896

A uthorized translation from the English language edition entitled, Mechanics o f Materials, by R. C, H ibbeler, publi­
shed by Pearson E ducation, Inc., publishing as P R E N T IC E H A L L , INC., Copyright © 2004. All rights reserved.
ISBN 0-13-191345 X

Traducción autorizada de la edición en idiom a inglés, titulada M echanics o f Materials, por R. C. H ibbeler, publica­
da por Pearson E ducation, Inc., publicada com o P R E N T IC E H A L L , INC., C opyright © 2004. Todos los derechos
reservados.
E sta edición en español es la única autorizada.

Edición en español:

Editor: Pablo Miguel Guerrero Rosas


e-mail: pablo.guerrero@pearsoned.com
Supervisor de desarrollo: Esthela González Guerrero
Supervisor de producción: Enrique Trejo Hernández

SEXTA EDICIÓN, 2006

D.R. © 2006 por Pearson Educación de México, S.A. de C.V.


Atlacomulco 500, 5o. piso
Col. Industrial Atoto
53519, Naucalpan de Juárez, Edo. de México
Email: editorial.universidades@pearsoned.com

Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.


Reg. Núm. 1031.
Prentice-Hall es una marca registrada de Pearson Educación de México, S.A. de C.V.

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse,
por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea electrónico, mecánico, foto-
químico, magnético o electroóptico, por fotocopia, grabación o cualquier otro, sin permiso previo por escrito del editor.

El préstamo, alquiler o cualquier otra forma de cesión de uso de este ejemplar requerirá también la autorización del editor
o de sus representantes.
ISBN 970-26-0654-3
Impreso en México/Printed in México.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 - 08 07 06

PEARSON

®
AL ESTUDIANTE
Con el deseo de que esta obra estim ulará el interés en la
ingeniería m ecánica y servirá com o una guía aceptable
para su com presión.
P R E F A C I O

El propósito principal de este libro es p ro porcionar al lector una p resen ­


tación clara y minuciosa de la teoría y aplicaciones de la ingeniería m ecá­
nica; p ara esto se basa en la explicación del com portam iento físico de los
m ateriales som etidos a carga a fin de realizar un m odelo de este com por­
tam iento que sea a su vez, el m odelo de la teoría. Se hace énfasis en la im­
portancia de satisfacer los requisitos del equilibrio, de la com patibilidad
de la deform ación y del com portam iento del m aterial.

Características del texto


Las siguientes son las características más im portantes del texto.
• Resúmenes. Las secciones “Procedim iento de análisis”, “Puntos
im portantes” y “R epaso del capítulo” proporcionan una guía para
la resolución de problem as y un resum en de los conceptos.
• Fotografías. Se utilizan num erosas fotografías a lo largo del libro
para explicar cóm o se aplican los principios de la m ecánica de m a­
teriales a situaciones del m undo real. En algunas secciones, se m ues­
tran cóm o los m ateriales se deform an o fallan bajo carga para así
proporcionar un entendim iento conceptual de los térm inos y con­
ceptos.
• Problemas. Los problem as propuestos son de aplicación fácil, m e­
dia y difícil. A lgunos de ellos requieren de una solución, con ayuda
de la com putadora. Se ha puesto un cuidado especial en la p resen ­
tación y en sus soluciones, éstas han sido revisadas en su totalidad
para garantizar su claridad y exactitud num érica.
• Ilustraciones. E n varias partes del libro se han agregado figuras y
fotografías que proporcionan una clara referencia a la naturaleza
tridim ensional de la ingeniería. H em os tratad o de ilustrar concep­
tos complicados o abstractos para instruir y poder motivar a los lecto­
res a través de lo visual.

Contenido
El libro está dividido en 14 capítulos. El capítulo 1 com ienza con un rep a­
so de los conceptos im portantes de la estática, seguido por definiciones
form ales de los esfuerzos norm ales y cortantes, así como p o r un análisis
del esfuerzo normal en m iem bros cargados axialm ente y del esfuerzo cor­
tante prom edio causado po r el cortante directo.
E n el capítulo 2 se definen la deform ación unitaria norm al y cortante,
y en el capítulo 3 se presenta una descripción de algunas de las p ro p ied a­
des m ecánicas de los m ateriales. Los capítulos 4 ,5 y 6 contienen, respec­
tivam ente, explicaciones de la carga axial, la torsión y la flexión. E n cada
uno de esos capítulos se considera el com portam iento tanto lineal-elásti-
v iii • P r e f a c io

co com o plástico. También se incluyen tem as relacionados con concentra­


ciones de esfuerzo y esfuerzo residual. El cortante transversal se descri­
be en el capítulo 7, ju n to con una descripción de los tubos con pared del­
gada, flujo de cortante y del centro de cortante. El capítulo 8 m uestra un
repaso parcial del m aterial presentado en los capítulos anteriores, y se des­
cribe el estado de esfuerzos causados por cargas combinadas. E n el capí­
tulo 9 se presentan los conceptos de transform ación de estados de esfuer­
zo multiaxial. En form a parecida, el capítulo 10 describe los m étodos de
transform ación de deform ación unitaria, que incluyen la aplicación de va­
rias teorías de la falla. El capítulo 11 es un resum en y repaso más del m a­
terial anterior, describiendo aplicaciones al diseño de vigas y ejes. En el
capítulo 12 se cubren varios métodos para calcular deflexiones de vigas y
ejes. También se incluye una descripción del cálculo de las reacciones en
esos miembros, cuando son estáticam ente indeterm inados. E l capítulo 13
presenta una descripción del pandeo en columnas y, por último, en el ca­
pítulo 14 se reseñan el problem a del im pacto y la aplicación de varios m é­
todos de energía para calcular deflexiones.
Las secciones del libro que contienen m aterial más avanzado se identi­
fican con un asterisco (*). Si el tiem po lo perm ite, se pueden incluir algu­
nos de esos tem as en el curso. A dem ás, este m aterial es una referencia
adecuada de los principios básicos,, cuando se usen en otros cursos, y se
puede usar como base p ara asignar proyectos especiales.
Método alternativo . A lgunos profesores prefieren tratar prim ero las
transform aciones de esfuerzos y deform aciones unitarias, antes de estu­
diar las aplicaciones específicas de la carga axial, la torsión, la flexión, y la
fuerza cortante. U na m anera posible para hacerlo así es tratar prim ero el
esfuerzo y sus transform aciones que se ven en los capítulos 1 y 9, seguido
por la deform ación unitaria y sus transform aciones que se ven en el capí­
tulo 2 y en la prim era p a rte del capítulo 10. El análisis y problem as de
ejemplo en estos capítulos se han form ulado para hacer esto posible. A de­
más, los conjuntos de problem as se han subdividido de m anera que este
m aterial pueda ser cubierto sin un conocim iento previo de los capítulos
intermedios. Los capítulos 3 al 8 pueden ser entonces estudiados sin p ér­
dida de continuidad.

Características especiales
Organización y enfoque. El contenido de cada capítulo está orga­
nizado en secciones bien definidas que contienen una explicación de temas
específicos, problem as de ejem plo ilustrativos y un conjunto de proble­
mas de tarea. Los tem as de cada sección están agrupados en subgrupos
definidos por títulos. El propósito de esto es presentar un m étodo es­
tructurado para introducir cada nueva definición o concepto y hacer el
libro conveniente para referencias y repasos posteriores.

Contenido de los capítulos. Cada capítulo comienza con una ilustra­


ción que m uestra una aplicación del m aterial del capítulo. Se proporcio­
nan luego los “O bjetivos del capítulo” que proporcionan una vista gene­
ral del tem a que será tratado.
P r efa cio • ix

Procedim ientos de análisis. Se presenta al final de varias secciones


del libro con el objetivo de dar al lector una revisión o resum en del m a­
terial, así com o un m étodo lógico y o rdenado a seguir en el m om ento de
aplicar la teoría. Los ejem plos se resuelven con el m étodo antes descrito
a fin de clarificar su aplicación num érica. Sin em bargo, se entiende que
una vez que se tiene dom inio de los principios relevantes y que se ha ob­
tenido el juicio y la confianza suficientes, el estudiante podrá desarrollar
sus propios procedim ientos p ara resolver problem as.

Fotografías. Se utilizan num erosas fotografías a lo largo de todo el li­


bro p ara explicar cóm o se aplican los principios de la mecánica a situacio­
nes del m undo real.

Puntos im portantes. A q u í se proporciona un repaso o resum en de


los conceptos fundam entales de una sección y se recalcan los tem as m e­
dulares que deban tom arse en cuenta al aplicar la teoría en la solución de
problem as.

Entendim iento conceptual. Por m edio de fotografías situadas a lo


largo de todo el libro, se aplica la teoría de una m anera simplificada a fin
de ilustrar algunas de las características conceptuales más im p o rtan tes
que aclaran el significado físico de m uchos de los térm inos usados en las
ecuaciones. Estas aplicaciones simplificadas increm entan el interés en el
tem a y preparan m ejor al lector para en ten d er los ejem plos y a resolver
los problem as.

Problemas de tarea. M últiples problem as de este libro m uestran si­


tuaciones reales encontradas en la práctica de la ingeniería. Se espera que
este realism o estim ule el interés p o r la ingeniería m ecánica y p roporcio­
ne la habilidad de reducir cualquiera de tales problem as desde su descrip­
ción física hasta el m odelo o representación sim bólica sobre los cuales se
aplican los principios de la m ecánica. A lo largo del texto existe aproxi­
m adam ente igual núm ero de problem as que utilizan tanto las unidades
SI com o las FPS. A dem ás, en cada conjunto de problem as se ha in ten ta­
do presentar éstos de acuerdo con el grado de dificultad en form a crecien­
te. Las respuestas a todos los problem as, excepto cada cuatro, se encuen­
tran listados al final del libro. P ara advertir al lector de un problem a cuya
solución no aparezca en la lista m encionada, se ha colocado un asterisco
(*) antes del núm ero del problem a. Las respuestas están dadas con tres
cifras significativas, aún cuando los datos de las propiedades del m aterial
se conozcan con una m enor exactitud. Todos los problem as y sus solucio­
nes se han revisado tres veces. U n sím bolo “c u ad ra d o ” (■) se usa para
identificar problem as que requieren de un análisis num érico o una apli­
cación de com putadora.

Repaso del capítulo. Los puntos clave del capítulo resum en en las
nuevas secciones de repaso, a m enudo en listas con viñetas.

Apéndices. C ontienen tem as de repaso y listas de datos tabulados. El


apéndice A proporcio n a inform ación sobre centroides y m om entos de
inercia de áreas. Los apéndices B y C contienen datos tabulados de p e r­
files estructurales y la deflexión y la pendiente de varios tipos de vigas y
x • P refacio

flechas. El apéndice D, llam ado “R epaso para el exam en de fundam entos


de ingeniería”, contiene problem as típicos ju n to con sus soluciones p ar­
ciales com únm ente usados en exám enes de ingenieros profesionales. Estos
problem as tam bién pueden usarse como práctica y repaso en la p repara­
ción de exám enes de clase.

Revisión de la exactitud. E sta nueva edición ha sido som etida a un


riguroso escrutinio para garantizar la precisión del texto y de las páginas
a las que se hace referencia. A dem ás de la revisión del autor de todas las
figuras y m aterial de texto, Scott H endricks del Instituto Politécnico de
Virginia y Kurt Norlin de los Servicios Técnicos Laurel, exam inaron to ­
das las páginas de prueba así como todo el m anual de soluciones.

Suplem entos
• Manual de soluciones para el profesor. El autor preparó este m a­
nual cuya exactitud, tal como el texto del libro, fue verificada en
tres ocasiones.
• Course compass. Course compass es una solución en línea ideal
para ayudarle a dirigir su clase y a p rep arar conferencias, cuestio­
narios y exámenes. Con el uso de course compass, los profesores
tienen un rápido acceso a los suplem entos electrónicos que le perm i­
ten incluir ilustraciones com pletas e im ágenes para sus presentacio­
nes en PowerPoint. Course compass hace accesibles las soluciones
electrónicas (por seguridad en archivos individuales), y ayuda a ex­
hibir sólo las soluciones que usted elige en el sitio Web. Por favor
no difunda estas respuestas en niguna dirección electrónica no pro­
tegida.

Para saber más acerca de Course compass, visite www.pearsoneduca-


cion.net/coursecompass o diríjase a su representante local de Pearson E du­
cación o envíe un mail a editorialm x@ pearsoned.com

Reconocimientos
A lo largo de los años este texto ha incorporado muchas de las sugeren­
cias y com entarios de mis colegas en la profesión docente. Su estím ulo y
buenos deseos de proporcionar una crítica constructiva son muy aprecia­
dos y espero que acepten este reconocim iento anónimo. Mi agradecimien­
to se extiende tam bién a los revisores de las varias ediciones previas.

B. Aalami, San Francisco State University


R. Alvarez, Hofstra University
C. A m m erm an, Colorado School o f Mines
S. Biggers, Clemson University
R. Case, Florida Atlantic University
R. Cook, University o fW isconsin— M adison
J. Easley, University o fK a n sa s
A. G ilat, Ohio State University
I. Elishakoff, Florida Atlantic University
H. Huntley, University o f M ichigan— Dearborn
J. Kayser, Lafayette College
J. Ligon, Michigan Technological University
A. Marcus, University o f R hode Island
G. May, University o f N ew M exico
D. Oglesby, University o f M issouri— Rolla
D. Q uesnel, University o f Rochester
S. Schiff, Clemson University
C. Tsai, Florida Atlantic University
P. Kwon, Michigan State University
C. Lissenden, Penn State University
D. Liu, Michigan State University
T. W. Wu, The University o f Kentucky
J. H ashem i, Texas Tech University
A. Pelegri, Rutgers— The State University o f N ew Jersey
W. Liddel, A uburn University at M ontgom ery

Q uisiera dar las gracias particularm ente a Scott H endricks del Instituto
Politécnico de Virginia quien revisó m inuciosam ente el texto y el m anual
de soluciones de este libro. Tam bién hago extensiva mi gratitud a todos
mis alum nos que han usado la edición previa y han hechos com entarios
para m ejorar su contenido.
Por últim o quisiera agradecer la ayuda de mi esposa, Cornelie (Conny)
durante todo el tiem po que m e ha tom ado p rep arar el m anuscrito para
su publicación.
A preciaría mucho si usted en cualquier m om ento tiene com entarios o
sugerencias respecto al contenido de esta edición.

Russell Charles Hibbeler


hibbeler@ bellsouth.net
C O N T E N I D O

1 3
Esfuerzo 3 Propiedades mecánicas
de los materiales 85
1.1 Introducción 3
1.2 Equilibrio de un cuerpo deform able 4 3.1 Pruebas de tensión y com presión 85
1.3 Esfuerzo 22 3.2 El diagram a de esfuerzo-deform ación
1.4 Esfuerzo normal promedio en una barra unitaria 87
cargada axialmente 24 3.3 C om portam iento esfuerzo-deform ación
1.5 Esfuerzo cortante prom edio 32 unitaria de m ateriales dúctiles y frágiles 91
1.6 Esfuerzo perm isible 49 3.4 Ley de H ooke 94
3.5 E nergía de deform ación 96
3.6 R elación de Poisson 107
3.7 El diagram a de esfuerzo-deform ación unitaria
en cortante 109
*3.8 F alla d e m a te r ia le s p o r flu jo p lá s tic o y p o r
fa tig a 112

4
2 Carga axial 121
Deformación unitaria 69
4.1 Principio de Saint-V enant 121
2.1 D eform ación 69 4.2 D eform ación elástica de un m iem bro cargado
2.2 D eform ación unitaria 70 axialm ente 124
x iv • C o n t e n id o

4.3 Principio de superposición 138 6.4 La fórm ula de la flexión 295


4.4 M iem bro estáticam ente indeterm inado 6.5 Flexión asim étrica 313
cargado axialm ente 139 *6.6 Vigas com puestas 324
4.5 M étodo de las fuerzas p ara el análisis *6.7 Vigas de concreto reforzado 331
de m iem bros cargados axialm ente 145 *6.8 Vigas curvas 333
4.6 Esfuerzo térm ico 154 6.9 C oncentraciones de esfuerzos 343
4.7 C oncentraciones de esfuerzos 162 *6.10 Flexión inelástica 352
*4.8 D eform ación axial inelástica 168 *6.11 Esfuerzo residual 361
*4.9 Esfuerzo residual 173

5
Torsión 185
5.1 D eform aciones p o r torsión de una flecha 7
circular 185
5.2 La fórm ula de la torsión 188 Esfuerzo cortante
5.3 Transm isión de potencia 197 transversal 373
5.4 Á ngulo de torsión 206
5.5 M iem bros estáticam ente indeterm inados 7.1 Esfuerzo cortante en m iem bros rectos 373
cargados con pares de torsión 221 7.2 La fórm ula del esfuerzo cortante 375
*5.6 Flechas sólidas no circulares 228 7.3 Esfuerzos cortantes en vigas 378
*5.7 Tubos de pared delgada con secciones 7.4 Flujo cortante en m iem bros com puestos 392
transversales cerradas 231 7.5 Flujo cortante en m iem bros de pared
5.8 C oncentración de esfuerzos 242 delgada 401
*5.9 Torsión inelástica 245 *7.6 C entro de co rtan te 406
*5.10 Esfuerzo residual 252

6
Flexión 263
6.1 D iagram as de fuerza cortante y m om ento 8
flexionante 263
6.2 M étodo gráfico para construir diagram as Cargas combinadas 423
de fuerza cortante y m om ento
flexionante 272 8.1 R ecipientes de presión de pared delgada 423
6.3 D eform ación p o r flexión de un m iem bro 8.2 Estado de esfuerzo causado por cargas
recto 291 combinadas 429
C o n ten ido • xv

9
i i
Transformación
de esfuerzo 453 Diseño de vigas y ejes 557
9.1 Transform ación del esfuerzo plano 453 11.1 Base para el diseño de vigas 557
9.2 Ecuaciones generales de la transformación 11.2 D iseño de vigas prism áticas 559
de esfuerzo plano 458 *11.3 Vigas totalm ente esforzadas 573
9.3 Esfuerzos principales y esfuerzo cortante *11.4 D iseño de ejes 577
máxim o en el plano 462
9.4 El círculo de M ohr (esfuerzo plano) 476
9.5 Esfuerzos en ejes, debidos a carga axial
y a torsión 485
9.6 Variaciones de esfuerzos a través de una viga
prismática 486
9.7 Esfuerzo cortante máxim o absoluto 492

12
Deflexión de vigas y ejes 587
12.1 La curva elástica 587
12.2 P endiente y desplazam iento por
10 integración 591
*12.3 Funciones de discontinuidad 609
Transformación de *12.4 P endiente y desplazam iento p o r el m étodo
deformación unitaria 505 del m om ento de área 620
12.5 M étodo de superposición 634
10.1 D eform ación unitaria plana 505 12.6 Vigas y ejes estáticamente indeterm inados 641
10.2 Ecuaciones generales de transform ación 12.7 Vigas y ejes estáticam ente indeterm inados
de deform ación unitaria plana 507 (m étodo de integración) 642
*10.3 Círculo de M ohr (deform ación unitaria *12-8 Vigas y ejes estáticam ente indeterm inados
plana) 514 (m étodo del m om ento de área) 647
*10.4 D eform ación unitaria cortante m áxim a 12.9 Vigas y ejes estáticam ente indeterm inados
absoluta 522 (m étodo de la superposición) 653
10.5 R osetas de deform ación 525
10.6 Relaciones de propiedades de los
m ateriales 530
*10.7 Teorías de la falla 542
xvi • C o n t en id o

Apéndices

13 A.
A .l
Propiedades geométricas de un área 798
Centroide de un área 798
A.2 Momento de inercia de un área 801
Pandeo de columnas 669 A.3 Producto de inercia de un área 805
A.4 Momentos de inercia de un área respecto
13.1 Carga crítica 669
a ejes inclinados 807
13.2 Columna ideal con soportes articulados 672
A.5 El círculo de Mohr para momentos
13.3 Columnas con diversos tipos de apoyos 678
de inercia 809
*13.4 La fórmula de la secante 689
*13.5 Pandeo inelástico 697 B. Propiedades geométricas de los perfiles
*13.6 Diseño de columnas para carga estructurales 815
concéntrica 704 C. P en d ien tes y deflexiones en vigas 823
*13.7 Diseño de columnas por carga excéntrica 716 D. Repaso para el examen de fundamentos
de ingeniería 825
Respuestas 845
índice 863

14
Métodos de energía 727
14.1 Trabajo externo y energía
de deformación 727
14.2 Energía de deformación elástica para varias
clases de carga 732
14.3 Conservación de la energía 746
14.4 Carga de impacto 752
*14.5 Principio del trabajo virtual 762
*14.6 Método de las fuerzas virtuales aplicado
a armaduras 766
*14.7 Método de las fuerzas virtuales aplicado
a vigas 774
*14.8 Teorema de Castigliano 784
*14.9 Teorema de Castigliano aplicado
a armaduras 786
*14.10 El teorema de Castigliano aplicado
a vigas 790
acero esw"
S í-* -»
C A P I T U L O E s f u e r z 0

OBJETIVOS DEL CAPÍTULO

E n este capítulo repasarem os algunos principios im portantes de la estática y m os­


trarem os cóm o se usan para determ inar las cargas internas resultantes en un cuer­
po. D espués, presentarem os los conceptos de esfuerzo norm al y esfuerzo cortan­
te y se estudiarán las aplicaciones específicas del análisis y diseño de los m iem bros
som etidos a una carga axial o a un cortante directo.

— - >

1.1 Introducción
La mecánica de m ateriales es una ram a de la m ecánica que estudia las
relaciones entre las cargas externas aplicadas a un cuerpo deform able y la
intensidad de las fuerza internas que actúan d en tro del cuerpo. E sta dis­
ciplina de estudio implica tam bién calcular las deformaciones del cuerpo
y proveer un estudio de la estabilidad del mism o cuando está som etido a
fuerzas externas.
En el diseño de cualquier estructura o m áquina, es necesario prim ero ,
usar los principios de la estática para determ in ar las fuerzas que actúan
sobre y dentro de los diversos m iem bros. El tam año de los miembros, sus
deflexiones y su estabilidad dependen no sólo de las cargas internas, sino
tam bién del tipo de m aterial de que están hechos. En consecuencia, una
determ inación precisa y una com presión básica del com portam iento del
material será de im portancia vital para d esarrollar las ecuaciones nece­
sarias usadas en la m ecánica de m ateriales. D ebe ser claro que m uchas
fórm ulas y reglas de diseño, tal com o se definen en los códigos de inge­
niería y usadas en la práctica, se basan en los fundam entos de la m ecáni­
ca de m ateriales, y por esta razón es tan im portante entender los princi­
pios de esta disciplina.

3
4 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

Desarrollo histórico. El origen de la m ecánica de m ateriales data de


principios del siglo x v i i , cuando G alileo llevó a cabo experim entos para
estudiar los efectos de las cargas en barras y vigas hechas de diversos m a­
teriales. Sin em bargo, para alcanzar un entendim iento apropiado de tales
efectos fue necesario establecer descripciones experim entales precisas de
las propiedades mecánicas de un m aterial. Los m étodos para hacer esto
fueron considerablem ente m ejorados a principios del siglo xvm . E n aquel
tiem po el estudio tanto experim ental com o teórico de esta m ateria fue
em prendido, principalm ente en Francia, p or personalidades com o Saint-
V enant, Poisson, Lam é y Navier. D ebido a que sus investigaciones se ba­
saron en aplicaciones de la m ecánica a los cuerpos m ateriales, llam aron a
este estudio “resistencia de m ateriales”. Sin embargo, hoy en día llamamos
a lo mism o “m ecánica de los cuerpos deform ables” o sim plem ente, “m e­
cánica de m ateriales”.
E n el curso de los años, y después de que muchos de los problem as fun­
dam entales de la m ecánica de m ateriales han sido resueltos, fue necesa­
rio usar m atem áticas avanzadas y técnicas de com putación para resolver
problem as más complejos. Como resultado, esta disciplina se extendió a
otras áreas de la m ecánica m oderna com o la teoría de la elasticidad y la
teoría de la plasticidad. La investigación en estos cam pos continúa, no só­
lo p ara satisfacer las dem andas de solución a problem as de ingeniería de
vanguardia, sino tam bién para justificar más el uso y las limitaciones en
que se basa la teoría fundam ental de la m ecánica de materiales.

1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable


Idealización de D eb id o a que la estática juega un papel esencial tan to en el desarrollo
una fuerza com o en la aplicación de la m ecánica de m ateriales, es muy im portante
te n e r un buen conocim iento de sus principios fundam entales. Por esta ra­
zón repasarem os algunos de esos principios que serán usados a lo largo
del texto.
U n cuerpo p u ed e estar som etido a diversos tipos
C a rg a s e x t e r n a s .
Fuerza de cargas externas; sin em bargo, cualquiera de éstas puede clasificarse co­
de
mo fuerza de superficie o com o fuerza de cuerpo. Vea la figura 1-1.
superficie
Fuerzas de superficie. Com o su nom bre lo indica, las fu erzas de super­
fic ie son causadas por el contacto directo de un cuerpo con la superficie
Fuerza de otro. E n todos los casos, esas fuerzas están distribuidas sobre el área de
de cuerpo
Idealización de una carga contacto entre los cuerpos. En particular si esta área es pequeña en com ­
lincalmcnte distribuida paración con el área total del cuerpo, entonces la fuerza superficial pue-
Fig. 1-1 de idealizarse com o una sola fu erza concentrada, que es aplicada a un
p u n to sobre el cuerpo. Por ejemplo, esto podría hacerse para representar
el efecto del suelo sobre las ruedas de una bicicleta al estudiar la carga so­
b re ésta. Si la carga superficial es aplicada a lo largo de un área estrecha,
la carga puede idealizarse com o una carga linealm ente distribu ida, w(s).
A q u í la carga se mide com o si tuviese una intensidad de fuerza/longitud
a lo largo del área y se representa gráficam ente por una serie de flechas a
lo largo de la línea s. L a fu erza resultante FR de m>(s) es equivalente a l
área bajo la curva de carga distribuida, y esta resultante actúa a través
d el centroide C o centro geom étrico de esta área. La carga a lo largo de
la longitud de una viga es un ejem plo típico en el que es aplicada a m enu­
do esta idealización.
S e c c ió n 1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 5

F u e rz a de cuerpo. U na fu erza de cuerpo se desarrolla cuando un cuer­


po ejerce una fuerza sobre o tro cuerpo sin contacto físico directo entre
los cuerpos. Ejem plos de esto incluyen los efectos causados p o r la gravi­
tación de la Tierra o por su cam po electrom agnético. A unque las fuerzas
de cuerpo afectan cada una de las partículas que form an el cuerpo, esas
fuerzas se representan norm alm ente po r una sola fuerza concentrada ac­
tuando sobre el cuerpo. E n el caso de la gravitación, esta fuerza se llama
el peso del cuerpo y actúa a través del centro de gravedad del mismo.
Reacciones en los soportes. Las fuerzas de superficie que se desarro­
llan en los soportes o puntos de contacto en tre cuerpos se llam an reaccio­
nes. E n problem as bidim ensionales, es decir, en cuerpos som etidos a sis­
tem as de fuerzas coplanares, los soportes m ás com únm ente encontrados
se m uestran en la tabla 1-1. O bserve cuidadosam ente el sím bolo usado
para rep resen tar cada so p o rte y el tipo de reacciones que ejerce en su
m iem bro asociado. E n general, siem pre pu ed e d eterm in arse el tipo de
reacción de soporte im aginando que el m iem bro unido a él se traslada o
gira en una dirección particular. S i el soporte im pide la traslación en una Muchos elementos de máquinas son conec­
dirección dada, entonces una fu erza debe desarrollarse sobre el m iem ­ tados por pasadores para permitir la rota­
bro en esa dirección. Igualm ente, si se im pide una rotación, debe ejer­ ción libre en sus conexiones. Esos soportes
cerse un m om ento sobre el m iem bro. Por ejemplo, un soporte de rodillo ejercen una fuerza sobre un miembro, pero
sólo puede im pedir la traslación en la dirección del contacto, perpendicu­ no un momento.
lar o norm al a la superficie. Por consiguiente, el rodillo ejerce una fuerza
norm al F sobre el m iem bro en el pu n to de contacto. Como el m iem bro
puede girar librem ente respecto al rodillo, no puede desarrollarse un m o­
m ento sobre el miembro.

T A B L A 1-1
Tipo de conexión Reacción Tipo de conexión Reacción
Ecuaciones de equilibrio. E l equilibrio de un m iem bro requiere un
balance de fuerzas para im pedir que el cuerpo se traslade o tenga m ovi­
m iento acelerado a lo largo de una trayectoria recta o curva, y un balance
de m om entos para im pedir que el cuerpo gire. Estas condiciones pueden
expresarse m atem áticam ente con las dos ecuaciones vectoriales:

2F = 0
2M 0 = 0

A quí, X F representa la suma de todas las fuerzas que actúan sobre el cuer­
po y 2 M q es la sum a de los m om entos de todas las fuerzas respecto a
cualquier punto O sobre o fuera del cuerpo. Si se fija un sistem a coorde­
nado x , y , z con el origen en el punto O, los vectores fuerza y m om ento
pueden resolverse en com ponentes a lo largo de los ejes coordenados y
las dos ecuaciones an terio res p u ed en escribirse en form a escalar com o
seis ecuaciones, que son:

2Fv = 0 2Fy = 0 = 0
( 1-2 )
2M , = 0 2My = 0 ■LMZ = 0

A m enudo, en la práctica de la ingeniería la carga sobre un cuerpo p u e­


de representarse com o un sistem a de fuerzas coplanares. Si es éste el ca­
so y las fuerzas se encuentran en el plano x -y, entonces las condiciones
para el equilibrio del cuerpo pueden especificarse por medio de sólo tres
ecuaciones escalares de equilibrio; éstas son:

2 F V= 0
2Fy = 0 (1-3)
= 0

E n este caso, si el p u n to O es el origen de coordenadas, entonces los m o­


m entos estarán siem pre dirigidos a lo largo del eje z, que es perpendicu­
lar al plano que contiene las fuerzas.
La correcta aplicación de las ecuaciones de equilibrio requiere la espe­
cificación com pleta de todas las fuerzas conocidas y desconocidas que ac­
túan sobre el cuerpo. L a m ejor manera de tom ar en cuenta esas fu erzas
es dibujando el diagram a de cuerpo libre del cuerpo. Es obvio que si el
diagram a de cuerpo libre está dibujado correctam ente, los efectos de to ­
das las fuerzas y m om entos aplicados serán tom ados en cuenta cuando se
escriban las ecuaciones de equilibrio.
S e c c ió n 1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 7

(a)

Fig. 1-2

Cargas internas resultantes. U na de las aplicaciones más im portan­


tes de la estática en el análisis de problem as de la mecánica de m ateria­
les es poder determ inar la fuerza y m om ento resultantes que actúan d en ­
tro de un cuerpo y q u e son necesarias p ara m a n ten er unido al c u e rp o ’
cu an d o éste está so m etid o a cargas ex tern as. P or ejem plo, co n sid ere
el cuerpo m ostrado en la figura 1-2a, que es m antenido en equilibrio por
las cuatro fuerzas externas.* Para o b ten er las cargas internas que actúan
sobre una región específica d en tro del cuerpo es necesario usar el m éto ­
do de las secciones. E sto requiere hacer una sección im aginaria o “co rte”
a través de la región donde van a determ inarse las cargas internas. Las dos
partes del cuerpo son separadas y se dibuja un diagram a de cuerpo libre
de una de las partes, figura l-2£>. Puede verse aquí que existe realm ente
una distribución de la fuerza interna que actúa sobre el área “expuesta”
de la sección. Esas fuerzas rep resen tan los efectos del m aterial de la p a r­
te superior del cuerpo actuando sobre el m aterial adyacente de la parte
inferior. A unque la distribución exacta de la carga interna puede ser des­
conocida, podem os usar las ecuaciones de equilibrio para relacionar las
fuerzas externas sobre el cuerpo con la fuerza y m om ento resultantes de
la distribución , F R y M r q , en cualquier p u n to específico O sobre el área
seccionada, figura l-2c. Al hacerlo así, note que actúa a través del p u n ­
to O , aunque su valor calculado no d ep en d e de la localización de este
punto. Por otra parte, M Ro, sí depende de esta localización, ya que los b ra­
zos de mom ento deben extenderse de O a la línea de acción de cada fuerza
externa sobre el diagram a de cuerpo libre. Se m ostrará en partes p o ste­
riores del texto que el punto O suele escogerse en el centroide del área
seccionada, y así lo considerarem os aquí a m enos que se indique o tra cosa.
A dem ás, si un m iem bro es largo y delgado, com o en el caso de una barra
o una viga, la sección p o r considerarse se tom a generalm ente perpendicu­
lar al eje longitudinal del miembro. A esta sección se le llama sección trans­
versal.

*E1 peso del cuerpo no se muestra, ya que se supone que es muy pequeño y, por tanto,
despreciable en comparación con las otras cargas.
Momento
de torsión

Fuerza
normal

Fuerza
cortante

Momento
flexionante

(C)
(d)

Fig. 1-2 (cont.)

Tres dim ensiones. V erem os después en este texto cóm o relacionar las
cargas resultantes. y M /^ , con la distribución de fuerza sobre el área sec­
cionada y desarrollarem os ecuaciones que puedan usarse para el análisis
y diseño del cuerpo. Sin em bargo, para hacer esto deben considerarse las
com ponentes de F^ y M r0>actuando norm al o perpendicularm ente al área
seccionada y dentro del plano del área, figura 1-2d. C uatro tipos diferen­
tes de cargas resultantes pueden entonces definirse com o sigue:

F uerza norm al, N. E sta fuerza actúa perpendicularm ente al área. Ésta
se desarrolla siem pre que las fuerzas externas tienden a em pujar o a jalar
sobre los dos segm entos del cuerpo.

Fuerza cortante, V. La fuerza cortante reside en el plano del área y se


desarrolla cuando las cargas externas tienden a ocasionar que los dos seg­
m entos del cuerpo resbalen uno sobre el otro.

M om ento to rsionante o torca, T. E ste efecto se desarrolla cuando las


cargas externas tienden a torcer un segm ento del cuerpo con respecto al
otro.

M om ento flexionante, M. El m om ento flexionante es causado por las


cargas externas que tienden a flexionar el cuerpo respecto a un eje que se
encuentra d en tro del plano del área.

E n este texto, advierta que la representación de un m om ento o una to r­


ca se m uestra en tres dim ensiones com o un vector con una flecha curva
asociada. Por la regla de la m ano derecha, el pulgar da el sentido de la fle­
cha del vector y los dedos recogidos indican la tendencia de rotación (to r­
sión o flexión). U sando un sistem a coordenado x,y , z , cada una de las car­
gas anteriores puede ser determ inada directam ente de las seis ecuaciones
de equilibrio aplicadas a cualquier segm ento del cuerpo.
S e c c ió n 1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 9

Fuerza
cortante
V
M 0 Momento
flexionante

N
Fuerza
normal

Fig. 1-3

Cargas coplanares. Si el cuerpo está sometido a un sistema de fuerzas


coplanares. figura l-3a. entonces sólo existen en la sección com ponen­
tes de fuerza normal, de fuerza cortante y de momento flexionante. figu­
ra 1-3b. Si usamos los ejes coordenados x.y, z, con origen en el punto O
como se muestra en el segmento izquierdo, entonces una solución direc­
ta para N se puede obtener aplicando 2 Fx = 0, y V se puede obtener di­
rectamente de 2 Fv = 0. Finalmente, el m omento flexionante M 0 se pue­
de determ inar directamente sumando momentos respecto al punto O (el
eje z), 2 M0 = 0, para eliminar los momentos causados por las incógnitas
N y V. Para diseñar los miembros de este mar­
co de edificio, es necesario primero en­
contrar las cargas internas en varios pun­
tos a lo largo de su longitud.
PUNTOS IMPORTANTES
La mecánica de materiales es un estudio de la relación entre las
cargas externas sobre un cuerpo y la intensidad de las cargas in­
ternas dentro del cuerpo.
Las fuerzas externas pueden ser aplicadas a un cuerpo como car­
gas distribuidas o cargas de superficie concentradas, o bien como
fuerzas de cuerpo que actúan sobre todo el volumen del cuerpo.
Las cargas linealmente distribuidas producen una fuerza resultan­
te que tiene una magnitud igual al área bajo el diagrama de car­
ga y una posición que pasa por el centroide de esa área.
Un soporte produce una fuerza en una dirección particular sobre
su miembro correspondiente si ésta impide traslación del miembro
en esa dirección y él produce un momento de par sobre el miem­
bro si él impide una rotación.
Las ecuaciones de equilibrio 2 F = 0 y 2 M = 0 deben ser satis­
fechas para prevenir que un cuerpo se traslade con movimiento
acelerado o que gire.
Al aplicar las ecuaciones de equilibrio, es im portante dibujar pri­
mero el diagrama de cuerpo libre del cuerpo para poder lomar
en cuenta todos los términos en las ecuaciones.
El método de las secciones se usa para determ inar las cargas
internas resultantes que actúan sobre la superficie del cuerpo sec­
cionado. En general, esas resultantes consisten en una fuerza
normal, una fuerza cortante, un mom ento torsionante y un mo­
mento flexionante.
PROCEDIMIENTOS DE ANÁLISIS
El método de las secciones se usa para determ inar las cargas internas
resultantes en un punto localizado sobre la sección de un cuerpo. Pa­
ra obtener esas resultantes, la aplicación del método de las secciones
requiere considerar los siguientes pasos.
Reacciones en los soportes.
• Decida primero qué segmento del cuerpo va a ser considerado.
Si el segmento tiene un soporte o conexión a otro cuerpo, enton­
ces antes de que el cuerpo sea seccionado, es necesario determ i­
nar las reacciones que actúan sobre el segmento escogido del
cuerpo. Dibuje el diagrama de cuerpo libre de todo el cuerpo y
luego aplique las ecuaciones necesarias de equilibrio para obte­
ner esas reacciones.
Diagram a de cuerpo libre.
• Mantenga todas las cargas distribuidas externas, los momentos de
flexión, los momentos de torsión y las fuerzas que actúan sobre
el cuerpo en sus posiciones exactas, luego haga un corte imagina­
rio por el cuerpo en el p u n to ’donde van a determinarse las car­
gas internas resultantes.
• Si el cuerpo representa un miembro de una estructura o disposi­
tivo mecánico, la sección es a m enudo tomada perpendicularmen­
te al eje longitudinal del miembro.
• Dibuje un diagrama de cuerpo libre de uno de los segmentos “cor­
tados” e indique las resultantes desconocidas N, V, M y T en la
sección. Esas resultantes son usualmente colocadas en el punto
que representa el centro geométrico o centroide del área seccio­
nada.
• Si el miembro está sometido a un sistema coplanar de fuerzas, só­
lo N, V y M actúan en el centroide.
• Establezca los ejes coordenados x, y, z con origen en el centroi­
de y muestre las componentes resultantes que actúan a lo largo de
los ejes.
Ecuaciones de equilibrio.
• Los momentos deben sumarse en la sección, respecto a cada uno
de los ejes coordenados donde actúan las resultantes. Al hacerlo
así se eliminan las fuerzas desconocidas N y V y es posible en­
tonces determ inar directamente M (y T).
• Si la solución de las ecuaciones de equilibrio da un valor negati­
vo para una resultante, el sentido direccional supuesto de la re­
sultante es opuesto al mostrado en el diagrama de cuerpo libre.

Los siguientes ejemplos ilustran num éricam ente este procedim iento y
también proporcionan un repaso de algunos de los principios im portan­
tes de la estática.
S e cció n 1 .2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 11

E J E M P L O '| g | -----------------------------------------------
Determine las cargas internas resultantes que actúan sobre la sección
transversal en C de la viga m ostrada en la figura 1-4a.

(a)
Fig. 1-4

Solución

Reacciones en el soporte. Este problema puede ser resuelto de la m a­


nera más directa considerando el segmento CB de la viga, ya que en­
tonces las reacciones en A no tienen que ser calculadas.
Diagrama de cuerpo libre. Si hacemos un corte imaginario perpen­ 540 N
dicular al eje longitudinal de la viga, obtenem os el diagrama de cuer­
po libre del segmento CB m ostrado en la figura 1-4b. Es importante
m antener la carga distribuida exactam ente donde está sobre el seg­
mento hasta después que el corte se ha hecho. Sólo entonces debe es­
ta carga reemplazarse por una sola fuerza resultante. Note que la in­
tensidad de la carga distribuida en C se determ ina por triángulos
semejantes, esto es, de la figura 1-4a, w/6 m = (270 N /m )/9 m, w -
180 N/m. La magnitud de la carga distribuida es igual al área bajo la
curva de carga (triángulo) y actúa a través del centroide de esta área. (b)
Así, F = t(180 N /m )(6 m) = 540 N, que actúa a 1/3 (6 m) = 2 m de C,
como se muestra en la figura 1-46.
Ecuaciones de equilibrio. Aplicando las ecuaciones de equilibrio ob-
tenemos

2 Fx = 0; -N c = 0 540 N
135 N
Nc = 0 Resp. 90 N/m [ i
- • = - 180 N/m
+ t 2 F V= 0; Vc - 540 N = 0 Mr
1215 N !
Vc = 540 N Resp.
l + I M c = 0; - M c - 540 N(2 m) = 0 3645 N-ra'yl
t|
Mc = -1080 N -m Resp. -1.5 m -
0.5 m
El signo negativo indica que Mc actúa en dirección opuesta a la mos­
trada en el diagrama de cuerpo libre. Trate de resolver este problema
usando el segmento AC, obteniendo prim ero las reacciones en el so­
porte A , que son dadas en la figura l-4c.
12 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

E J E M P L O -------------------------------------------------------------------------------------------
Determine las cargas internas resultantes que actúan sobre la sección
transversal en C de la flecha de la máquina m ostrada en la figura l-5a.
La flecha está soportada por chumaceras en A y B, que ejercen sólo
fuerzas verticales sobre la flecha.

(800 N /m )(0.150 m) = I2 0 N
225 N

- 200 mm
100

50 mm 50 mm
(a)
Fig. 1-5

Solución
Resolveremos este problema usando el segmento AC de la flecha.
Reacciones en el soporte. En la figura 1-5b se muestra un diagrama
de cuerpo libre de toda la flecha. Como el segmento A C va a ser con­
40 N , siderado, sólo la reacción en A tiene que ser considerada. ¿Por qué?

i + l M B = 0 ;- A V(OAOO m) + 120 N(0.125 m) - 225 N (0.100 m) = 0


>1,, = -18.75 N

El signo negativo para A v indica que ésta actúa en sentido opuesto al


mostrado sobre el diagrama de cuerpo libre.
Diagrama de cuerpo libre. Si realizamos un corte imaginario perpen­
dicular al eje de la flecha por C, obtenemos el diagrama de cuerpo li­
bre del segmento A C mostrado en la figura l-5c.
Ecuaciones de equilibrio.
^ 2 F , = 0; Nc - 0 Resp.
+ t 2 Fy = 0; -18.75 N - 40 N - Vc = 0
Vc = -5 8 .8 N Resp.
1 + 1 Mc = 0; Mc + 40 N(0.025 m) + 18.75 N(0.250 m) = 0
Mc = -5 .6 9 N • m R esp.

¿Qué indican los signosnegativos de Vc y Mc? Como ejercicio, calcu­


le la reacción enB ytrate de obtener los mismosresultados usando el
segmento CBD de la flecha.
S eccióm1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 13

E J E M P L O -----------------------------------------------

El montacargas en la figura 1-6a consiste en la viga A B y en las poleas


unidas a ella, en el cable y en el motor. Determine las cargas internas
resultantes que actúan sobre la sección transversal en C si el motor es­
tá levantando la carga W de 500 Ib con velocidad constante. Desprecie
el peso de las poleas y viga.

0.5 pie 5001b


—►
* r. . N
M ,-
- 4.5 pies -

Fig. 1-6

I
5 001b (b)

Solución
La manera más directa de resolver este problema es seccionar el cable
y la viga en C y luego considerar todo el segmento izquierdo.
Diagrama de cuerpo libre. Vea la figura 1-66.
Ecuaciones de equilibrio.
i S F t = 0: 500 Ib + Nc = 0 Nc = -5 0 0 Ib Resp.
+ f S F,. = 0; -5 0 0 Ib - Vc = 0 Vc = -5 0 0 Ib Resp.
1+ I M C = 0; 500 Ib (4.5 pies) - 500 Ib (0.5 pies) + M c = 0
Me = -2000 Ib • pie Resp.
Como ejercicio, trate de obtener esos mismos resultados consideran­
do el segmento de viga A C , es decir, retire la polea en A de la viga y
muestre las componentes de la fuerza de 500 Ib de la polea actuando
sobre el segmento de viga AC.
14 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

E J E M P L O

Determ ine las cargas internas resultantes que actúan sobre la sección
transversal en G de la viga de madera mostrada en la figura 1-7«. Supon­
ga que las juntas en A , 5 , C, D y E están conectadas por pasadores.

Solución

Reacciones en los soportes. Consideraremos el segmento A G para el


análisis. Un diagrama de cuerpo libre de toda la estructura se muestra
en la figura 1-7¿>. Verifique las reacciones calculadas en E y C. En par­
ticular, note que BC es un miembro de dos fuerzas ya que sólo dos fuer­
zas actúan en él. Por esta razón la reacción en C debe ser horizontal tal
como se muestra.
Como BA y BD son también miembros de dos fuerzas, el diagrama
de cuerpo libre de la junta B es como se muestra en la figura 1.7c. De
nuevo, verifique las magnitudes de las fuerzas calculadas FBA y FBD.
15001b 7750 Ib Diagrama de cuerpo libre. Usando el resultado para F«/i- la sección
izquierda AG de la viga se muestra en la figura \-ld .

••' (] ii- - H Í Ecuaciones de equilibrio. Aplicando las ecuaciones de equilibrio al


segmento AG , tenemos
|—2 pies —*j' r W
VC 2 Fx = 0; 7750 l b ( |) + Nc = 0 Nc = - 6 2 0 0 Ib Resp.
(d) + t 2 Fy = 0; - 1 5 0 0 Ib + 7750 l b ( |) - VG = 0

Fig. 1-7
VG = 3150 Ib Resp.
i + 2 Mc = 0; Mc ~ (7750 lb)(§) (2 pies) + 1500 lb(2 pies) = 0
M g = 6300 Ib • pie Resp.

Como ejercicio, calcule esos mismos resultados usando el segmen­


to GE.
S e c c ió n 1.2 Equilibrio de un cuerpo deformable • 15

E J E M P L O

Determine las cargas internas resultantes que actúan sobre la sección


transversal en B del tubo m ostrado en la figura 1-8«. El tubo tiene una
masa de 2 kg/m y está sometido a una fuerza vertical de 50 N y a un
par de momento de 70 N • m en su extremo A . El tubo está em potra­
do en la pared en C.

Solución
El problema se puede resolver considerando el segmento A B . que no
implica las reacciones del soporte en C.
Diagrama de cuerpo libre. Los ejes x, y, z. se fijan en B y el diagra­
ma de cuerpo libre del segmento A B se m uestra en la figura l-8¿. Las
componentes de fuerza y mom ento resultantes en la sección se supo­
ne que actúan en las direcciones coordenadas positivas y que pasan por
70 N-m
el centroide del área transversal en B. El peso de cada segmento de tu­ (a)
bo se calcula como sigue:
WBD = (2 k g /m )(0.5 m)(9.81 N /kg) = 9.81 N
WAD = (2 k g /m )(1.25 m)(9.81 N /kg) = 24.525 N
Estas fuerzas actúan por el centro de gravedad de cadg segmento.
Ecuaciones de equilibrio. Aplicando las seis ecuaciones escalares de
equilibrio, obtenemos*

^ F.x ~ Oí (^b).v = 0 Resp.


2 Fy = 0; ( FB)y = 0 Resp.
fFü);
1 Fz = 0; (Fb ) z - 9.81 N - 24.525 N - 50 N = 0
(Fb ) z = 84.3 N Resp.
2 (M b), = 0; (M b ) x + 70 N • m - 50 N (0.5 m) - 24.525 N (0.5 m)
- 9.81 N (0.25 m) = 0
( M b ) x = —30.3 N -m Resp.
l ( M B)y = 0: (M B)y + 24.525 N (0.625 m) + 50 N (1.25 m) = 0
(M B)y = -77.8 N -m Resp. 70 N-m

Z (M b )z - (M b)z = 0 R e s P- (b)
Fig. 1-8
¿Qué indican los signos negativos de (MB)Xy ( M ^ y Note que la fuer­
za norm al N B = (FB) V = 0, m ientras que la fuerza cortante es
VB = V (0 )2 + (84.3)2 = 84.3 N. Adem ás, el m om ento torsionante
es Tb = (M b) v = 77.8 N • m y el m om ento flexionante es M¡¡ =
V(30.3)2+(0) 1/2 = 30.3 N ■m.

*La m agnitud de cada m o m en to resp ec to a un eje es igual a la m agnitud de cada fuer­


za p o r la distancia p erp en d icu lar del eje a la línea de acción de la fuerza. L a dirección
de cad a m om ento es d eterm in ad a u san d o la regla de la m ano derecha, con m om entos
positivos (pulgar) dirigidos a lo largo de los ejes co o rd en ad o s positivos.
16 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

PROBLEMAS

1-1. Determ ine la fuerza normal interna resultante que 1-3. D eterm ine el par interno resultante que actúa sobre
actúa sobre la sección transversal por el punto A en cada las secciones transversales por los puntos B y C.
columna. En (a), el segmento BC pesa 180 lb/pie y el seg­
m ento CD pesa 250 lb/pie. En (b), la columna tiene una
masa de 200 kg/m.

5 klb

10 pies

*1-4. Determine la fuerza normal y cortante internas re­


4 pies sultantes en el miembro en (a) la sección a-a y (b) la sec­
ción b-b, cada una de las cuales pasa por el punto A . La
carga de 500 Ib está aplicada a lo largo del eje centroidal
4 pies del miembro.

(a) (b)

P r n b . 1-1

1-2. Determine el par interno resultante que actúa sobre


las secciones transversales por los puntos C y D. Los co­
jinetes de soporte en A y B perm iten el libre giro de la
flecha.
1-5. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre la sección transversal a través del punto D del
miembro A B .

50 mm 50 mm

Prob. 1-2
P r o b le m a s • 17

1-6. La viga A B está articulada por un pasador en A y 1-9. Determine las cargas internas resultantes que actúan
soportada por un cable BC. D eterm ine las cargas internas sobre la sección transversal por el punto C. La unidad en­
resultantes que actúan sobre la sección transversal en el friadora tiene un peso total de 52 klb y su centro de gra­
punto D. vedad en G.
1-7. Resuelva el problema 1-6 para las cargas internas re­
sultantes que actúan en el punto E.

Probs. 1-6/7

Prob. 1-9

y
*1-8. La viga A B está em potrada en la pared y tiene un 1-10. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
peso uniforme de 80 Ib/pic. Si el gancho soporta una car­ túan sobre las secciones transversales por los puntos D y
ga de 1500 Ib. determine las cargas internas resultantes que E de la estructura.
actúan sobre las secciones transversales por los puntos
C y D. 1-11. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre las secciones transversales por los puntos F y
G de la estructura.

Prob. 1-8 Probs. 1-10/11


18 . CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-12. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­ 1-15. La carga de 800 Ib está siendo izada a velocidad
túan sobre (a) la sección a-a y (b) la sección b-b. Cada sec­ constante usando el motor M que tiene un peso de 90 Ib.
ción pasa por el centroide en C. D eterm ine las cargas internas resultantes que actúan so­
bre la sección transversal por el punto B en la viga. La
viga tiene un peso de 40 Ib /pie y está empotrada en la pa­
red en A .
*1-16. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre la sección transversal por los puntos C y D e n
el problem a 1-15.

M
L ÍM z — 11.5pies .
□ f t . i
p T? c-7 B-^
*— 4p ies—-—4pies— -—3pies— —3pies— •— 4pies—-

0.25 p i e '

1-13. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­


túan sobre la sección transversal por'el punto C en la vi­ Probs. 1-15/16
ga. La carga D tiene una masa de 300 kg y está siendo iza­
da por el m otor M con velocidad constante.
1-14. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre la sección transversal por el punto E de la viga
en el problem a 1-13.
1-17. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre la sección transversal en el punto B.

60 Ib/pie

Probs. 1-13/14 Prob. 1-17


P r o b le m a s 19

1-18. La viga soporta la carga distribuida mostrada. D e­ 1-21. La perforadora de vástago metálico está sometida
termine las cargas internas resultantes que actúan sobre la a una fuerza de 120 N en su mango. Determ ine la magni­
sección transversal por el punto C. Suponga que las reac­ tud de la fuerza reactiva en el pasador A y en el eslabón
ciones en los soportes A y B son verticales. corto BC. D eterm ine también las cargas internas resultan­
tes que actúan sobre la sección transversal que pasa por D
1-19. Determine las cargas internas resultantes que ac­
en el mango.
túan sobre la sección transversal por el punto D en el pro­
blema 1-18. 1-22. Resuelva el problema 1-21 para las cargas internas
resultantes sobre la sección transversal que pasa por E y
en una sección transversal del eslabón corto BC.

1.5 kN/m

*1-20. La charola de servicio T usada en un avión está


soportada en cada lado por un brazo. La charola está co­
nectada por un pasador al brazo en A , y en B tiene un pa­
sador liso. (El pasador puede moverse dentro de la ranu­ Probs. 1-21/22
ra en los brazos para poder plegar la charola contra el
asiento del pasajero al frente cuando aquella no está en
uso.) D eterm ine las cargas internas resultantes que actúan 1-23. El tubo tiene una masa de 12 kg/m. Considerando
sobre la sección transversal por el punto C del brazo cuan­ que está em potrado en la pared en A . determ ine las car­
do el brazo de la charola soporta las cargas mostradas. gas internas resultantes que actúan sobre la sección trans­
versal en B. Desprecie el peso de la palanca CD.

12 N

15 ram

Prob. 1-20 Prob. 1-23


20 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-24. La viga principal A B soporta la carga sobre el ala 1-26. La flecha está soportada en sus extremos por dos
del avión. Las cargas consisten en la reacción de la rueda cojinetes A y B y está sometida a las fuerzas aplicadas a
de 35 000 Ib en C, el peso de 1200 Ib de combustible en el las poleas fijas a la flecha. D eterm ine las cargas internas
tanque del ala, con centro de gravedad en D y el peso de resultantes que actúan sobre la sección transversal en el
400 Ib del ala con centro de gravedad en E. Si está em po­ punto C. Las fuerzas de 300 N actúan en la dirección —z y
trada al fuselaje en A , determ ine las cargas internas resul­ las fuerzas de 500 N actúan en la dirección +x. Los cojine­
tantes sobre la viga en este punto. Suponga que el ala no tes en A y B ejercen sólo componentes .v y z de fuerza so­
transmite ninguna de las cargas al fuselaje, excepto a tra­ bre la flecha.
vés de la viga.

z z

35 000 ib
Prob. 1-24

1-25. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­


túan sobre la sección transversal por el punto B del letre­ 1-27. U na manivela de prensa tiene las dimensiones mos­
ro. El poste está em potrado en el suelo y una presión uni­ tradas. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
forme de 7 Ib/pie2 actúa perpendicularm ente sobre la cara túan sobre la sección transversal en A si se aplica una fuer­
del letrero. za vertical de 50 Ib a la manivela como se muestra. Suponga
que la manivela está em potrada a la flecha en B.
z

' ’50 Ib

Prob. 1-25 Prob. 1-27


P r o b le m a s • 21

*1-28. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­ 1-31. La barra curva A D de radio r tiene un peso w por
túan sobre la sección transversal por los puntos F y G de unidad de longitud. Si ésta se encuentra en un plano ver­
la estructura. El contacto en E es liso. tical, determine las cargas internas resultantes que actúan
sobre la sección transversal por el punto B. Sugerencia: la
distancia del centroide C del segmento A B al punto O es
O C = [2rsen(0/2)]/0.

801b

Prob. 1-31

1-29. El vástago del perno está sometido a una tensión *1-32. La barra curva A D de radio /■tiene un peso w por
de 80 Ib. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­ unidad de longitud. Si ésta se encuentra en un plano hori­
túan sobre la sección transversal en el punto C. zontal, determ ine las cargas internas resultantes que ac­
túan sobre la sección transversal por el punto B. Sugeren­
cia: la distancia del centroide C del segmento A B al punto
O es CO = 0.9745/'.

Prob. 1-29

1-30. Determ ine las cargas internas resultantes que ac­


túan sobre la sección transversal en los puntos B y C del
miembro curvo. 1-33. Se m uestra en la figura un elem ento diferencial
tomado de una barra curva. Demuestre que clN/dO = V,
dV /d d = - N , d M /d d = - T y d T /d O = M.

M +iiM T+dT
22 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1.3 Esfuerzo
En la sección 1.2 mostramos que la fuerza y el m omento que actúan
en un punto específico sobre el área seccionada de un cuerpo, figura
1-9, representan los efectos resultantes de la d istrib u ció n de fu e r z a
verdadera que actúa sobre el área seccionada, figura 1-96. La obten­
ción de esta d istrib u ció n de carga interna es de importancia prim or­
dial en la mecánica de materiales. Para resolver este problem a es ne­
cesario establecer el concepto de esfuerzo.
Consideremos el área seccionada como subdividida en pequeñas
áreas, tal como el área sombreada de AA m ostrada en la figura 1-10«.
Al reducir AA a un tamaño cada vez más pequeño, debemos hacer
dos hipótesis respecto a las propiedades del material. C onsiderare­
mos que el material es continuo, esto es, que consiste en una distri­
bución uniforme de materia que no contiene huecos, en vez de estar
compuesto de un número finito de moléculas o átomos distintos. A de­
más, el material debe ser cohesivo, es decir, que todas sus partes es­
tán unidas entre sí, en vez de tener fracturas, grietas o separaciones.
Una fuerza típica finita pero muy pequeña AF. actuando sobre su área
asociada AA , se m uestra en la figura 1-lOa. Esta fuerza como todas
las otras, tendrá una dirección únicá, pero para el análisis que sigue la
reemplazaremos por sus tres co m p o n e n tes, AFV, AFVy AF-, que se to­
man tangente y normal al área, respectivamente. Cuando el área AA
tiende a cero, igualmente tienden a cero la fuerza AF y sus compo­
nentes: sin embargo, el cociente de la fuerza y el área tenderán en ge­
neral a un límite finito. Este cociente se llama e sfu erzo y describe la
in ten sid a d d e la fu e r z a interna sobre un p la n o específico (área) que
Fig. 1-9 ' pasa por un punto.
S e c c ió n 1 .3 Esfuerzo • 23

Esfuerzo normal. La intensidad de fuerza, o fuerza por área unitaria,


actuando normalmente a AA se define como el esfuerzo normal, a (sigma).
Como dFj es normal al área, entonces,
túan
gura AFZ
<r, = lím —— (1-4)
terza &A—*Q A A
iten-
mor- Si la fuerza o esfuerzo norm al “jala" al elem ento de área AA como se
s ne- muestra en la figura 1-10«. se le llama esfuerzo de tensión, mientras que si
“empuja” a A/l se le llama esfuerzo de compresión.
leñas
-10a. Esfuerzo cortante. La intensidad de fuerza, o fuerza por área unita­
lacer ria, actuando tangente a AA se llama esfuerzo cortante, r (tau). Aquí te­
rare- nemos las componentes de esfuerzo cortante,
iistri- AFx
estar T -v = lim — —
* A/i—*o A A
Ade-
es es- v AF> (1-5)
iones, T*y = A i x
i área
todas El subíndice z en a. se usa para indicar la dirección de la línea normal Fig. 1-11
sue la hacia fuera, que especifica la orientación del área AA. figura 1-11. Para
se to­ las componentes del esfuerzo cortante. rzx y r:v, se usan dos subíndices. El
ja AA eje z especifica la orientación del área, y x y y se refieren a los ejes coor­
>mpo- denados en cuya dirección actúan los esfuerzos cortantes.
en ge-
ib e la Estado general de esfuerzo. Si el cuerpo es adicionalmente seccio­
i ) que nado por planos paralelos al plano .r-z. figura 1-10£>. y al plano y-z, figura
1-lOc, podemos entonces “separar” un elem ento cúbico de volumen de
material que representa el estado de esfuerzo que actúa alrededor del pun­
to escogido en el cuerpo, figura 112. Este estado de esfuerzo es caracteri­
zado por tres componentes que actúan sobre cada cara del elemento. Esas
componentes de esfuerzo describen el estado de esfuerzo en el punto só­
lo para el elemento orientado a lo largo de los ejes x, y, z. Si el cuerpo fue­
se seccionado en un cubo con otra orientación, el estado de esfuerzo se
definiría usando un conjunto diferente de componentes de esfuerzo.

Unidades. En el sistema SI. las magnitudes de los esfuerzos normal y


cortante se especifican en las unidades básicas de new tons por m etro
cuadrado (N /n r). Esta unidad, llamada pascal (1 Pa = 1 N /m 2) es algo
pequeña y en trabajos de ingeniería se usan prefijos como kilo- (103), sim­ Fig. 1-12
bolizado por. mega- (106), simbolizado por M o giga- (109). simbolizado
por G. para representar valores mayores del esfuerzo.* De la misma ma­
nera. en el sistema inglés de unidades, los ingenieros por lo regular expre­
san el esfuerzo en libras por pulgada cuadrada (psi) o en kilolibras por
pulgada cuadrada (ksi), donde 1 kilolibra (kip) = 1000 Ib.

* A lgunas veces el esfuerzo se expresa en u n id ad es de N / n i n r . d o n d e 1 m m = 10 ’ m.


Sin em bargo, en el sistem a SI no se p erm iten prefijos en el d en o m in ad o r de una fracción
y p o r tan to es m ejo r u sa r el eq u iv alen te 1 N /m m - = ] M N /m 2 = 1 M Pa.
24 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1.4 Esfuerzo normal promedio en una barra cargada axialm ente


Con frecuencia, los miembros estructurales o mecánicos se fabrican lar­
gos y delgados. Asimismo, son sometidos a cargas axiales que normalmen­
te se aplican a los extremos del miembro. Miembros de armaduras, barras
colgantes y pernos son ejemplos típicos. En esta sección determinaremos
la distribución del esfuerzo promedio que actúa sobre la sección transver­
p sal de una barra cargada axialmente como la mostrada en la figura 1-13«,
ti que tiene una forma general. Esta sección define el área de la sección
transversal de la barra y como todas esas secciones transversales son igua­
les, a la barra se le llama barra prismática. Si despreciamos el peso de la

r
barra y la seccionamos como se indica en la figura 1-13¿>, entonces, por
Fuerza interna equilibrio del segmento inferior, la fuerza interna resultante que actúa so­
bre la sección transversal debe ser igual en magnitud, opuesta en sentido
Area de la sección
transversal y colineal con la fuerza externa que actúa en el fondo de la barra.

Suposiciones. Antes de determinar la distribución de esfuerzo prom e­

i i Fuerza externa dio que actúa sobre el área transversal de la barra, es necesario hacer dos
hipótesis simplificatorias relativas a la descripción del material y a la apli­
cación específica de la carga.
1. Es necesario que la barra permanezca recta antes y después de que
se aplica la carga, y también, la sección transversal debe perm ane­
(a) (b) cer plana durante la deformación, esto es, durante el tiempo que la
barra cambia de volumen y forma. Si esto ocurre, entonces las líneas
horizontales y verticales de una retícula inscrita sobre la barra se
d eform arán u n ifo rm em en te cuando la barra esté sometida a la carga,
figura l-13c. No consideraremos aquí regiones cercanas a los extre­
mos de la barra, donde la aplicación de las cargas externas puede
ocasionar d isto rsio n es localizadas. En cambio, nos fijaremos sólo en
la distribución del esfuerzo dentro de la porción media de la barra.
2. Para que la barra exp erim en te u na d efo rm a ció n u n ifo rm e , es nece­
sario que P se aplique a lo largo del eje cen tro id a l de la sección
Región de
deformación transversal y que el material sea homogéneo e isotrópico. Un m a­
uniforme de terial homogéneo tiene las mismas propiedades físicas y mecánicas
la barra en todo su volumen, y un material isotrópico tiene esas mismas
propiedades en todas direcciones. Muchos materiales de la ingenie­
ría pueden considerarse homogéneos e isotrópicos. Por ejemplo, el
acero contiene miles de cristales orientados al azar en cada milíme­
tro cúbico de su volumen, y como en la mayoría de las aplicaciones
este material tiene un tam año físico que es mucho mayor que un
solo cristal, la suposición anterior relativa a la composición del m a­
terial es bastante realista. Sin embargo, debe mencionarse que el
acero puede volverse anisotrópico por medio del laminado en frío,
Fig. 1-13
esto es, laminado o forjado a tem peraturas subcríticas. Los m ate­
riales anisotrópicos tienen propiedades diferentes en direcciones
diferentes, y aunque éste sea el caso, si la anisotropía se orienta a
lo largo del eje de la barra, entonces la barra se deformará unifor­
m em ente cuando sea sometida a una carga axial. Por ejemplo, la
madera, debido a sus granos o fibras, es un material que es homo­
géneo y anisotrópico, por lo que es adecuado para el siguiente aná­
lisis.
S e c c ió n 1.4 Esfuerzo normal promedio en una barra cargada axialmente • 25

Distribución del esfuerzo normal promedio. Suponiendo que la


barra está sometida a una deformación uniforme constante, entonces esta
deformación es causada por un esfuerzo normal crconstante, figura 1-13<r/.
irican lar- En consecuencia, cada área zL4 sobre la sección transversal está someti­
rmalmen- da a una fuerza AF = cr AA, y la suma de esas fuerzas actuando sobre toda
ras. barras el área transversal debe ser equivalente a la fuerza interna resultante P en
tinaremos la sección. Si hacemos que &A —>clA y por tanto AF -h> dF, entonces co­
i transver- mo cr es constante, tenemos
ura 1-13«,
'a sección
5son igua- dF = \ a dA
peso de la 'a
onces, por P = O- A
i actúa so-
en sentido P_
rra. cr (1-6) p
A
(d)
■zo prome-
ihacer dos Donde, Fig. 1-13 (cont.)
y a la apli-
cr = esfuerzo normal prom edio en cualquier punto sobre el área de la
sección transversal
ués de que
: permane- P = fuerza normal interna resultante, aplicada en el centroide del área
npo que la de la sección transversal. P se determ ina usando el método de las
:s las líneas secciones y las ecuaciones de equilibrio
la barra se A = área de la sección transversal de la barra
i a la carga,
a los extre­ La carga interna P debe pasar por el centroide de la sección transver­
mas puede sal ya que la distribución del esfuerzo uniforme generará momentos nu­
nos sólo en los respecto a cualquier eje x o y que pase por este punto, figura 1-13í/.
je la barra. Cuando esto ocurre.
te, es nece-
la sección 0= ydF= I y a d A = o-\ y d A
co. Un ma- /I v4 A
r mecánicas
sas mismas ( M r )y = 2 My, 0 = — x dF = — xa- d A = -crj x dA
: la ingenie- -U M
ejemplo, el
ada milíme- Estas ecuaciones se satisfacen, ya que por definición del centroide,
iplicaciones / y d A = 0 y f x dA = 0. (Vea el apéndice A.)
tyor que un Equilibrio. D ebería ser aparente que sólo existe un esfuerzo normal en
rión del m a­ cualquier elemento de volumen de material localizado en cada punto so­
tarse que el bre la sección transversal de una barra cargada axialmente. Si considera­
iado en frío, mos el equilibrio vertical del elemento, figura 1-14. entonces al aplicar la
i. Los mate- ecuación de equilibrio de fuerzas,
direcciones
se orienta a 2 F, = 0; o-(Ai4) - cr'(A/4) = 0
nará unifor- a — cr'
ejemplo, la
ue es homo- En otras palabras, las dos componentes de esfuerzo normal sobre el ele­
guiente aná- mento deben ser iguales en magnitud pero opuestas en dirección. A éste
se le llama esfuerzo uniaxial.
f
26 CAPÍTULO 1 Esfuerzo

P
ji

á
T
p
P
Tensión Compresión

Fig. 1-15

El análisis previo se aplica a miembros sometidos a tensión o a com pre­


sión, como se m uestra en la figura 1-15. Como interpretación gráfica, la
magnitud de la fuerza interna resultante P es equivalente al volumen ba­
jo el diagrama de esfuerzo; es decir, P = a A (volumen = altura X base).
Además, como consecuencia del equilibrio de momentos, esta resultante
pasa p o r el centroide de este volumen.
Aunque hemos desarrollado este análisis para barras prismáticas, esta
W J lB * suposición puede ampliarse para incluir barras que tengan un pequeño
ahusamiento. Por ejemplo, puede dem ostrarse, usando un análisis más
exacto de la teoría de la elasticidad, que para una barra ahusada de sec­
ción transversal rectangular, en la cual el ángulo entre dos lados adyacen­
tes es de 15°, el esfuerzo normal promedio, calculado según a = P/ A, es
sólo 2.2% menor que el valor calculado con la teoría de la elasticidad.

Esfuerzo normal promedio máximo. En el análisis anterior, tanto


la fuerza interna P como el área de la sección transversal se consideraron
constantes a lo largo del eje longitudinal de la barra y por tanto se obtu­
vo un esfuerzo normal ir = P /A también constante. Sin embargo, en oca­
siones la barra puede estar sometida a varias cargas externas a lo largo de
su eje o puede presentarse un cambio en su área de sección transversal.
En consecuencia, el esfuerzo normal dentro de la barra puede ser dife­
rente de sección a sección, y si debe calcularse el esfuerzo normal prom e­
dio máximo, tendrá que determinarse la posición en que la razón P /A sea
máxima. Para esto es necesario determ inar la fuerza interna P en varias
secciones a lo largo de la barra, lo que se consigue dibujando un diagra­
ma de fuerza normal o axial. Específicamente, este diagrama es una grá­
Esta barra de accro se usa para suspen­ fica de la fuerza normal P contra su posición x a lo largo de la longitud de
der una porción de una escalera, y por la barra. P se considerará positiva si causa tensión en el miembro y nega­
ello está sometida a un esfuerzo de tiva si causa compresión. Una vez conocida la carga interna en toda la
tensión. barra podrá identificarse la razón máxima de P/A.
S e c c ió n 1.4 Esfuerzo normal promedio en una barra cargada axialmente • 27

PUNTOS IMPORTANTES
• Cuando un cuerpo que está sometido a una carga externa es sec­
cionado, hay una distribución de fuerza que actúa sobre el área
seccionada que mantiene cada segmento del cuerpo en equilibrio.
La intensidad de esta fuerza interna en un punto del cuerpo se
denomina esfuerzo.
• El esfuerzo es el valor límite de la fuerza por área unitaria, al ten­
der a cero el área. Para esta definición, el material en el punto se
considera continuo y cohesivo.
• En general, hay seis componentes independientes de esfuerzo en
cada punto en el cuerpo, que son los esfuerzos normales, ax, crv,
a z y los esfuerzos cortantes, r vv, ryz, t xz.
• La magnitud de esas componentes depende del tipo de carga que
actúa sobre el cuerpo y de la orientación del elem ento en el punto.
• Cuando una barra prismática está hecha de material homogéneo
e isotrópico, y está sometida a una fuerza axial que actúa por el
centroide del área de la sección transversal, entonces el material
dentro de la barra está sometido sólo a esfuerzo norm al Este es­
fuerzo se supone uniforme o promediado sobre el área de la sec­
ción transversal.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
La ecuación a = P /A da el esfuerzo normal promedio en el área
transversal de un miembro cuando la sección está sometida a una
fuerza normal interna resultante P. Para miembros axialmente car­
gados, la aplicación de esta ecuación requiere los siguientes pasos.
Carga interna.
• Seccione el miembro perpendicularmente a su eje longitudinal en
el punto donde el esfuerzo normal va a ser determ inado y use el
diagrama de cuerpo libre y la ecuación de equilibrio de fuerza
necesarios para obtener la fuerza axial interna P en la sección.
Esfuerzo normal promedio.
• Determine el área transversal del miembro en la sección y calcu­
le el esfuerzo normal promedio a = P/A.
• Se sugiere que o-se muestre actuando sobre un pequeño elemento
de volumen del material localizado en un punto sobre la sección
donde el esfuerzo es calculado. Para hacer esto, primero dibuje a
sobre la cara del elem ento que coincide con el área seccionada
A. Aquí, cr actúa en la misma dirección que la fuerza interna P
ya que todos los esfuerzos normales sobre la sección transversal
actúan en esta dirección para desarrollar esta resultante. El es­
fuerzo normal a que actúa sobre la cara opuesta del elemento
puede ser dibujada en su dirección apropiada.
28 . CAPITULO 1 Esfuerzo

E J E M P L O

La barra en la figura 1-16a tiene un ancho constante de 35 mm y un es­


pesor de 10 mm. Determine el esfuerzo normal prom edio máximo en
la barra cuando ella está sometida a las cargas mostradas.

B 9 kN Ç 4 kN D
12 kN 22 kN

35 mm

12 kN ------H D _ ■+- Pa b = 12 kN

12 kN Mr-
c 9 kN

9 kN
-► PBC = 30 kN

PCD = 22 k N -« ------- i ------► 22 kN

P(kN) (b)

30
22
12

(c)

Solución
10 mm
Carga interna. Por inspección, las fuerzas axiales internas en las re­
giones AB, BC y CD son todas constantes pero tienen diferentes mag­
► 30 kN nitudes. Usando el método de las secciones, esas cargas son determ ina­
das en la figura 1-166; y el diagrama de fuerza normal que representa
esos resultados gráficamente se muestra en la figura l-16c. Por inspec­
ción, la carga máxima está en la región BC, donde PBC = 30 kN. Como
el área transversal de la barra es constante, el esfuerzo normal máximo
promedio también ocurre dentro de esta región de la barra.
Esfuerzo normal promedio. Aplicando la ecuación 1-6, obtenemos

PBC 30(10S)N
vbc - = 85.7 MPa Resp.
/l (0.035 m )(0.010m )

La distribución de los esfuerzos que actúan sobre una sección trans­


versal arbitraria de la barra dentro de la región BC se m uestra en la
figura l-16íl Gráficamente el volumen (o “bloque”) representado por
esta distribución de esfuerzos es equivalente a la carga de 30 kN; o sea,
30 kN = (85.7 MPa)(35 mm)(10 mm).
S e c c ió n 1.4 Esfuerzo normal promedio en una barra cargada axialmente • 29

E J E M P L O -----------------------------------------------

La lámpara de 80 kg está soportada por dos barras A B y BC como se


muestra en la figura \-\la . Si A B tiene un diámetro de 10 mm y BC tie­
ne un diámetro de 8 mm, determine el esfuerzo normal promedio en
cada barra.

(a)
Fig. 1-17

Solución

Carga interna. Debemos primero determ inar la fuerza axial en cada


barra. En la figura 1-17¿> se muestra un diagrama de cuerpo libre de la
lámpara. Aplicando las ecuaciones de equilibrio de fuerzas, obtenemos

•*> 2 F , = 0; Fgc( |) - Fba eos 60° = 0


+ t 2 Fy = 0; Fs c ( |) + Fba sen 60° - 784.8 N = 0
Fbc = 395.2 N, Fba = 632.4 N

Por la tercera ley de Newton, la acción es igual pero opuesta a la reac­


ción, estas fuerzas someten a las barras a tensión en toda su longitud.
8.05
Esfuerzo normal promedio. Aplicando la ecuación 1-6, tenemos

arBC = = 395.2 N _ ^^ Resp.


A bc 7r(0.004 m )2

a BA = — = 632-4 = 8.05 MPa Resp.


A ba 7t(0.005 m )2

La distribución del esfuerzo normal promedio que actúa sobre una (d) (c)
sección transversal de la barra A B se muestra en la figura l-17c, y en
un punto sobre esta sección transversal, un elemento de material está
esforzado como se muestra en la figura l . l l d .
E J E M P L O 1.8
La pieza fundida mostrada en la figura 1-18« está hecha de acero con
peso específico de yac = 490 Ib /p ie D e te rm in e el esfuerzo de com pre­
sión promedio que actúa en los puntos A y B.

w
0.75 pie -
¡

2.75 pies \r
2.75

- 0.4 pie
B
B
í f

frl 0.75 pie


____ 1
____
.4
L■<=’ /

P
9.36 lb/pulg2

(b) (c)

Fig. 1-18
Solución

Carga interna. En la figura 1-186 se muestra un diagrama de cuerpo


libre del segmento superior de la pieza fundida donde la sección pasa
por los puntos A y B. El peso de este segmento es Wac = yacVac. La fuer­
za axial interna P en la sección es entonces

+t 2 Fz = 0; P ~ w ac = 0
P - (490 lb/pie )(2.75 pies)7r(0.75 pie)2 = 0
2381 Ib

Esfuerzo de compresión promedio. El área transversal en la sección


es A = 7r(0.75 p ie)2, y el esfuerzo de com presión prom edio es en ­
tonces
P 2381 Ib
A 7t(0.75 pie)2
= 1347.5 lb/pie = 1347.5 lb/pie (1 pie /144 pulg )
= 9.36 lb/pulg2 R esp.

El esfuerzo mostrado en el elem ento de volumen de material en la


figura 1-18c es representativo de las condiciones en A o B. Note que
este esfuerzo actúa hacia arriba sobre el fondo o cara som breada del
elemento ya que esta cara forma parte del área de la superficie del fon­
do de la sección cortada, y sobre esta superficie, la fuerza interna re­
sultante P empuja hacia arriba.
S e c c ió n 1 .4 Esfuerzo normal promedio en una barra cargada axialmente • 31

E J E M P L O -----------------------------------------------

El miembro AC mostrado en la figura 1-19« está sometido a una fuer­


za vertical de 3 kN. Determine la posición x de esta fuerza de modo que
el esfuerzo de compresión promedio en el soporte liso C sea igual al
esfuerzo de tensión promedio en el tirante A B . El tirante tiene un área
en su sección transversal de 400 mm2 y el área de contacto en C es de
650 mm2.

(a)

Fig. 1-19
Solución

Carga interna. Las fuerzas en A y C pueden ser relacionadas consi­


derando el diagrama de cuerpo libre del miembro AC, figura 1-196. Se
tienen tres incógnitas que son FAB, Fc y x. En la solución de este pro­
blema usaremos unidades de newtons y milímetros.

+ t 2 Fy = 0; Fab + Fc ~ 3000 N = 0 (1)


2 M a = 0; -3000 N(jc) + Fc (200 mm) = 0 (2 )
Esfuerzo norm al promedio. Puede escribirse una tercera ecuación
necesaria que requiere que el esfuerzo de tensión en la barra A B y el
esfuerzo de compresión en C sean equivalentes, es decir,

AB
a =
400 mm2 650 mm2
Fc = 1.625Fab

Sustituyendo esto en la ecuación 1, despejando Fab y Fc, obtenemos

Fab = 1143 N
Fc = 1857 N

La posición de la carga aplicada se determina con la ecuación 2,

x = 124 mm Resp.

Note que 0 < x < 200 mm, tal como se requiere.


1.5 Esfuerzo cortante promedio
El esfuerzo cortante se definió en la sección 1.3 como la componente del
esfuerzo que actúa en el plano del área seccionada. Para m ostrar cómo se
desarrolla este esfuerzo, consideraremos el efecto de aplicar una fuerza F
a la barra mostrada en la figura 1-20a. Si los soportes se consideran rígi­
dos y F es suficientemente grande, ésta ocasionará que el material de la
barra se deforme y falle a lo largo de los planos A B y CD. Un diagrama de
cuerpo libre del segmento central no soportado de la barra, figura 1-206,
indica que una fuerza cortante V = F/2 debe aplicarse a cada sección pa­
ra mantener el segmento en equilibrio. El esfuerzo cortante prom edio dis­
tribuido sobre cada área seccionada que desarrolla esta fuerza se define
por:

'Tprom a
(1-7)

Donde,

Tprom = esfuerzo cortante promedio en la sección; se supone que es el mis­


m o en todo punto localizado sobre la sección
V = fuerza cortante interna resultante en la sección; se determ ina con
las ecuaciones de equilibrio
A = área en la sección

La distribución del esfuerzo cortante promedio se muestra actuando so­


bre la sección derecha en la figura l-20c. Observe que Tprom tiene la mis­
ma dirección que V, ya que el esfuerzo cortante debe crear fuerzas aso­
ciadas que contribuyen en conjunto a generar la fuerza interna resultante
V en la sección.
El caso de carga analizado en la figura 1-20 es un ejemplo de cortante
sim ple o cortante directo, ya que el cortante es causado por la acción di­
recta de la carga aplicada F. Este tipo de cortante suele ocurrir en varios
tipos de conexiones simples que usan pernos, pasadores, soldadura, etc.
Sin embargo, en todos esos casos, la aplicación de la ecuación 1-7 es sólo
aproximada. Una investigación más precisa de la distribución del esfuer­
zo cortante sobre la sección crítica revela que esfuerzos cortantes mucho
mayores ocurren en el material que los predichos por esta ecuación. Si
bien éste puede ser el caso, la aplicación de la ecuación 1-7 es generalmen­
te aceptable para muchos problemas de análisis y diseño. Por ejemplo, los
manuales de ingeniería permiten su uso al considerar tamaños de diseño
para sujetadores como pernos o para obtener la resistencia por adheren­
cia de juntas sometidas a cargas cortantes. Con respecto a esto, ocurren
en la práctica dos tipos de cortante, que merecen tratam ientos separados.
. •

S e c c ió n 1.5 Esfuerzo cortante promedio • 33

Fig. 1-21

Cortante simple. Las juntas de acero y m adera mostradas en las figu­


ras 1-21« y l-21c, respectivamente, son ejemplos de conexiones en cortan­
te sim ple y se conocen como juntas traslapadas. Supondremos aquí que
los miembros son delgados y que la tuerca en la figura 1-21« no está de­
masiado apretada de modo que la fricción entre los miembros puede des­
preciarse. Pasando una sección entre los miembros se obtienen los diagra­
mas de cuerpo libre m ostrados en las figuras 1-216 y 1-21 d. Como los
miembros son delgados, podemos despreciar el momento generado por
la fuerza F. Entonces, por equilibrio, el área de la sección transversal del
perno en la figura 1-216 y la superficie de contacto entre los miembros en
la figura 1-21 d están sometidos sólo a una fuerza cortante V = F. Esta fuer- El pasador en este tractor está sometido a
za se usa en la ecuación 1-7 para determ inar el esfuerzo cortante prome- cortante doble,
dio que actúa en la sección de la figura 1-21 d.

Cortante doble. Cuando la junta se construye como se muestra en la


figura 1-22« o l-22c, deben considerarse dos superficies cortantes. Ese ti­
po de conexiones se llaman juntas traslapadas dobles. Si pasamos una sec­
ción entre cada uno de los miembros, los diagramas de cuerpo libre del
miembro central son como se m uestra en las figuras 1-226 y i-22d. Tene­
mos aquí una condición de cortante doble. En consecuencia, una fuerza
cortante V - Ff2 actúa sobre cada área seccionada y esta fuerza cortan­
te debe considerarse al aplicar rperm = V¡A.

Fig. 1-22

Syijm
S e cció n 1.5 Esfuerzo cortante promedio • 33

Fig. 1-21

Cortante simple. Las juntas de acero y m adera mostradas en las figu­


ras 1-21 a y l-21c, respectivamente, son ejemplos de conexiones en cortan­
te sim ple y se conocen como juntas traslapadas. Supondremos aquí que
los miembros son delgados y que la tuerca en la figura 1-21« no está de­
masiado apretada de modo que la fricción entre los miembros puede des­
preciarse. Pasando una sección entre los miembros se obtienen los diagra­
mas de cuerpo libre m ostrados en las figuras 1-216 y 1-21 d. Como los
miembros son delgados, podemos despreciar el momento generado por
la fuerza F. Entonces, por equilibrio, el área de la sección transversal del
perno en la figura 1-216 y la superficie de contacto entre los miembros en
la figura 1-21 d están sometidos sólo a una fuerza cortante V = F. Esta fuer- El pasador en este tractor está sometido a
za se usa en la ecuación 1-7 para determ inar el esfuerzo cortante prome- cortante doble,
dio que actúa en la sección de la figura 1-21 d.

Cortante doble. Cuando la junta se construye como se muestra en la


figura 1-22« o l-22c, deben considerarse dos superficies cortantes. Ese ti­
po de conexiones se llaman juntas traslapadas dobles. Si pasamos una sec­
ción entre cada uno de los miembros, los diagramas de cuerpo libre del
miembro central son como se m uestra en las figuras 1-226 y l-22d. Tene­
mos aquí una condición de cortante doble. En consecuencia, una fuerza
cortante V = Ff2 actúa sobre cada área seccionada y esta fuerza cortan­
te debe considerarse al aplicar T p e rm = V/A.

Fig. 1-22

Ay
Fig. 1-23

Equilibrio. Consideremos un elemento de volumen de material tom a­


do en un punto localizado sobre la superficie de cualquier área seccionada
sobre la que actúa el esfuerzo cortante promedio, figura 1-23a. Si consi­
deramos el equilibrio de fuerzas en la dirección y, entonces

fuerza
esfuerzo área
n i------- 1
2 Fy - 0; Tz y ( ^ x A y) ~ T'zy A * A y = 0
T zy ~~ r zy

De m anera similar, el equilibrio de fuerzas en la dirección z nos da ryz =


Tyz. Finalmente, tomando momentos respecto al eje x,
m om ento

fuerza brazo
I 1
esfuerzo área
1
2 Mx = 0; —r zy( A x Ay) Az + r yz( A x Az) A y = 0

por lo que

En otras palabras, el equilibrio de fuerzas y momentos requiere que el


esfuerzo cortante que actúa sobre la cara superior del elemento, esté acom­
pañado por esfuerzos cortantes actuando sobre las otras tres caras, figu­
ra l-23¿>. Aquí, todos los cuatro esfuerzos cortantes deben tener igual
magnitud y estar dirigidos hacia o alejándose uno de otro en caras con
un borde común. A esto se le llama propiedad complementaria del cortan­
te,y bajo las condiciones mostradas en la figura 1-23, el material está so­
metido a cortante puro.
Aunque hemos considerado aquí un caso de cortante simple causado
por la acción directa de una carga, en capítulos posteriores veremos que
el esfuerzo cortante puede también generarse indirectamente por la ac­
ción de otros tipos de cargas.
S e c c ió n 1 .5 Esfuerzo cortante promedio • 35

PUNTOS IMPORTANTES
• Si dos partes delgadas o pequeñas se unen entre sí, las cargas apli­
cadas pueden causar cortante del material con flexión desprecia­
ble. Si éste es el caso, es generalmente conveniente en el análisis
suponer que un esfuerzo cortante promedio actúa sobre el área
de la sección transversal.
• A menudo los sujetadores, como clavos y pernos, están someti­
dos a cargas cortantes. La magnitud de una fuerza cortante sobre
el sujetador es máxima a lo largo de un plano que pasa por las
superficies que son conectadas. Un diagrama de cuerpo libre cui­
dadosamente dibujado de un segmento del sujetador permitirá
obtener la magnitud y dirección de esta fuerza.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
La ecuación rprom = V /A se usa para calcular sólo el esfuerzo cortan­
te promedio en el material. Su aplicación requiere dar los siguientes
pasos

Cortante interno.
• Seccione el miembro en el punto donde el esfuerzo cortante pro­
medio va a ser determinado.
• Dibuje el diagrama de cuerpo libre necesario y calcule la fuerza
cortante interna y que actúa en la sección que es necesaria para
mantener la parte en equilibrio.

Esfuerzo cortante promedio.


• Determine el área seccionada A , y calcule el esfuerzo cortante
promedio rprom = V/A.
• Se sugiere que T p ro m sea m ostrado sobre un pequeño elemento de
volumen de material localizado en un punto sobre la sección don­
de él es determinado. Para hacer esto, dibuje primero T p ro m sobre
la cara del elem ento que coincide con el área seccionada A. Este
esfuerzo cortante actúa en la misma dirección que V. Los esfuer­
zos cortantes que actúan sobre los tres planos adyacentes pueden
entonces ser dibujados en sus direcciones apropiadas siguiendo
el esquema mostrado en la figura 1-23.
La barra m ostrada en la figura 1-24a tiene una sección transversal cua­
drada de 40 mm. Si se aplica una fuerza axial de 800 N a lo largo del
eje centroidal del área transversal de la barra, determ ine el esfuerzo
normal promedio y el esfuerzo cortante promedio que actúan sobre el
m aterial a lo largo (a) del plano a-a y (b) del plano b-b.

800 N

(a)

500 kPa

Fig. 1-24

Solución

Parte (a)
Carga interna. La barra es seccionada, figura 1-246, y la carga inter­
na resultante consiste sólo en una fuerza axial P = 800 N.

Esfuerzo promedio. El esfuerzo normal promedio se determ ina con


la ecuación 1-6.

a = “ = 8° | ! L = 500 kPa Resp.


A (0.04 m)(0.04 rp)

No existe esfuerzo cortante sobre la sección, ya que la fuerza cortante


en la sección es cero.

T p ro m —0 Resp.

La distribución del esfuerzo normal promedio sobre la sección trans­


versal se m uestra en la figura l-24c.
S e c c ió n 1 .5 Esfuerzo cortante promedio • 37

l cua-
£o del
uerzo
bre el

30'
800 N 800 N

E
•jk P a Parte (b)
Carga interna. Si la barra es seccionada a lo largo de b-b, el diagra­
ma de cuerpo libre del segmento izquierdo es como se muestra en la
figura 1-24d. Aquí actúan una fuerza normal (N) y una fuerza cortan­
te (V) sobre el área seccionada. Usando ejes x , y, se requiere

-*• S Fx = 0; -8 0 0 N + N sen 60° + V eos 60° = 0


+T 2 F, = 0; V sen 60° - N eos 60° = 0
/
o más directamente, usando ejes x \y '

+ \ S F¿ = 0; N - 800 N eos 30° = 0


+ S 2 Fy = 0; 1/ - 800 N sen 30° = 0

Resolviendo cualquier conjunto de ecuaciones,


inter-
N = 692.8 N
V = 400 N
12 con
Esfuerzos promedio. En este caso el área seccionada tiene un espe­
sor de 40 mm y una profundidad de 40 mm/sen 60° = 46.19. respecti­
vamente, figura 1-24«. El esfuerzo normal promedio es entonces
Resp.
N_ 692.8 N
= 375 kPa Resp.
A (0.04 m)(0.04619 m)
nante
y el esfuerzo cortante promedio es

Resp. v 400 N
'p ro m = 217 kPa Resp.
A (0.04 m)(0.04619 m)
trans-
La distribución de esfuerzo se muestra en la figura l-24e.
38 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

E J E M P L O

El puntal de madera m ostrado en la figura 1-25« está suspendido de


una barra de acero de diám etro de 10 mm, que está em potrada a la pa­
red. Si el puntal soporta una carga vertical de 5 kN, calcule el esfuerzo
cortante prom edio en la barra en la pared y a lo largo de los dos pla­
nos sombreados del puntal, uno de los cuales está indicado como abcd.

Solución

Cortante interno. Como se m uestra en el diagrama de cuerpo libre


en la figura 1-256, la barra resiste una fuerza cortante de 5 kN donde
ella está em potrada a la pared. En la figura l-25c se muestra un diagra­
ma de cuerpo libre del segmento seccionado del puntal que está en con­
tacto con la barra. Aquí la fuerza cortante que actúa a lo largo de ca­
da plano som breado es de 2.5 kN.
Esfuerzo cortante promedio. Para la barra,

V 5000N
= 63.7 MPa Resp.
prom A 7r(0.005 m )2
Para el puntal,
fuerza del puntal
sobre la barra V 2500 N
I = (0.04 m)(0.02 m) " 312 MPa ^
kN
La distribución del esfuerzo cortante promedio sobre la barra sec­
cionada y el segmento de puntal se m uestran en las figuras 1-25d y
l-25e, respectivamente. Se m uestra también con esas figuras un ele­
mento de volumen típico del material en un punto localizado sobre la
superficie de cada sección. Observe cuidadosamente cómo el esfuerzo
0>) cortante debe actuar sobre cada cara som breada de esos elementos y
sobre las caras adyacentes de los mismos.

I7 = 2.5 kN
V = 2.5 kN

J
5 kN
Í|
r

fuerza de la
i
barra sobre
el puntal 5 kN
5 kN 3.12 MPa
(c) (d) (e)

Fig. 1-25
S e c c ió n 1.5 Esfuerzo cortante promedio • 39

E J E M P L O

do de El miembro inclinado en la figura 1-26« está sometido a una fuerza de


la pa- compresión de 600 Ib. Determ ine el esfuerzo de compresión promedio
uerzo a lo largo de las áreas lisas de contacto definidas por A B y BC, y el es­
s pla- fuerzo cortante prom edio a lo largo del plano horizontal definido por
abccl. EDB.
,600 Ib

i libre
ionde /¡a
iagra-
icon-
ie ca-

Resp.
Fig. 1-26

Solución 360 ib

Resp. Cargas internas. El diagrama de cuerpo libre del miembro inclinado


se muestra en la figura l-26¿>. Las fuerzas de compresión que actúan
sobre las áreas de contacto son
i sec-
25d y 2 Fx = 0; Fab - 600 lb(f) = 0 FAB = 360 Ib
a ele-
bre la + T2 Fy = 0; Fbc - 600 lb(f) = 0 FBC = 480 Ib
/
uerzo También, del diagrama de cuerpo libre del segmento superior del miem­
ítos y bro del fondo, figura l-26c. la fuerza cortante que actúa sobre el plano
horizontal seccionado E D B es

± X F x = 0; V = 360 Ib
240

Esfuerzo promedio. Los esfuerzos de compresión promedio a lo lar­


go de los planos horizontal y vertical del miembro inclinado son
360 Ib
= 240 lb/pulg Resp. (d)
aAB (1 pulg)(1.5 pulg)
480 Ib
(rBC - = 160 lb/pulg2 Resp.
(2 pulg)(1.5 pulg)
3601b
Estas distribuciones de esfuerzo se muestran en la figura 1-26d.
El esfuerzo cortante promedio que actúa sobre el plano horizontal
definido por ED B es
360 Ib
V - = (3 pulg)(1.5 pulg) = 80 lb/P ul§' ResP-
Este esfuerzo se muestra distribuido sobre el área seccionada en la figu­
ra l-26e.'
40 CAPÍTULO 1 Esfuerzo

PROBLEMAS

1-34. La colum na está som etida a una fuerza axial de *1-36. Al correr, el pie de un hombre de 150 Ib está mo­
8 kN en su parte superior. Si el área de su sección trans­ m entáneam ente sometido a una fuerza que es 5 veces su
versal tiene las dimensiones mostradas en la figura, deter­ peso. Determ ine el esfuerzo normal prom edio desarrolla­
mine el esfuerzo normal prom edio que actúa en la sección do en la tibia T de su pierna en la sección media a-a. La
a-a. Muestre esta distribución del esfuerzo actuando sobre sección transversal puede suponerse circular con diám e­
la sección transversal de la columna. tro exterior de 1.75 pulg y un diám etro interior de 1 pulg.
Suponga que el peroné F no soporta carga.

Prob. 1-36
Prob. 1-34

1-35. El grillete de anclaje soporta la fuerza del cable de


600 Ib. Si el pasador tiene un diámetro de 0.25 pulg, deter­
mine el esfuerzo cortante promedio en el pasador. 1-37. Ei pequeño bloque tiene un espesor de 0.5 pulg. Si
la distribución de esfuerzo en el soporte desarrollado por la
carga varía como se muestra, determ ine la fuerza F apli­
cada al bloque y la distancia d a la que está aplicada.

Prob. 1-35 Prob. 1-37



Pr o blem a s 41

1-38. El pequeño bloque tiene un espesor de 5 mm. Si la *1-40. La rueda de soporte se mantiene en su lugar bajo
distribución de esfuerzo en el soporte desarrollado por la pata de un andamio por medio de un pasador de 4 mm
la carga varía como se muestra, determine la fuerza F apli­ de diámetro como se muestra en la figura. Si la rueda es­
mo- cada al bloque y la distancia d a la que está aplicada. tá som etida a una fuerza norm al de 3 kN, determ ine el
ssu esfuerzo cortante prom edio generado en el pasador. D es­
olla- precie la fricción entre la pata del andamio y el tubo sobre
t. La la rueda.
ime-
5U lg-

60 MPa
40 MPa

Prob. 1-38

1-41. U na mujer con peso de 175 Ib está de pie sobre un


piso vinflico con zapatos de tacón puntiagudo. Si el tacón
tiene las dim ensiones mostradas, determ ine el esfuerzo
normal promedio que ella ejerce sobre el piso y com páre­
1-39. La palanca está unida a la flecha em potrada por lo con el esfuerzo normal promedio generado cuando un
medio de un pasador cónico que tiene un diám etro medio hombre del mismo peso lleva zapatos de tacones planos.
de 6 mm. Si se aplica un par a la palanca, determ ine el es­ Suponga que la carga se aplica lentam ente de manera que
fuerzo cortante prom edio en el pasador, entre el pasador puedan ignorarse los efectos dinámicos. Suponga también
y la palanca. que todo el peso es soportado sólo por el tacón de un za­
ilg. Si pato.
por la
apli-

1.2 pulg- 0.3 pulg


-Ht—o.i pulg
0.5 pulg

Prob. 1-39 Prob. 1-41


42 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1-42. La lámpara con un peso de 50 Ib está soportada por 1-46. Los dos miembros de acero están unidos entre sí
tres barras de acero conectadas por un anillo en A . D eter­ por medio de una soldadura a tope a 60°. Determ ine los
mine cuál barra está sometida al mayor esfuerzo normal esfuerzos normal y cortante promedio resistidos en el pla­
promedio y calcule su valor. Considere d = 30°. El diám e­ no de la soldadura.
tro de cada barra se da en la figura.
1-43. Resuelva el problema 1-42 para 0 = 45°.
*1-44. La lámpara con un peso de 50 Ib está soportada por
tres barras de acero conectadas por un anillo en A . D eter­ A , 25 mm
mine el ángulo de orientación 9 de A C tal que el esfuerzo
normal producido en la barra A C sea el doble del esfuer­
zo normal promedio en la barra A D . ¿Cuál es la magnitud
del esfuerzo en cada barra? El diám etro de cada barra se
8kN -
■c sí
60°
Z -------- 8kN

30 mm
da en la figura.
Prob. 1-46

1-47. La flecha compuesta consiste en un tubo A B y en


una barra sólida BC. El tubo tiene un diám etro interior de
20 mm y un diámetro exterior de 28 mm. La barra tiene un
diám etro de 12 mm. D eterm ine el esfuerzo norm al p ro­
medio en los puntos D y E y represente el esfuerzo sobre
un elem ento de volumen localizado en cada uno de esos
puntos.

Probs. 1-42/43/44
___ A B _ 6kN
1-45. El pedestal tiene una sección transversal triangu­ . j. r t ~ , «■ M=a - ^ 8 k N
lar como se muestra. Si está sometido a una fuerza com­ D 6kN E
presiva de 500 Ib, especifique las coordenadas x y y del pun­
to P(x, y ) en que debe aplicarse la carga sobre la sección Prob. 1-47
transversal para que el esfuerzo norm al sea uniform e.
Calcule el esfuerzo y esboce su distribución sobre una sec­
ción transversal en una sección alejada del punto de apli­
cación de la carga. *1-48. La pieza de madera está som etida a una fuerza
5001b de tensión de 85 Ib. Determ ine los esfuerzos normal y cor­
tante prom edio desarrollados en las fibras de la madera
orientadas a lo largo de la sección a-a a 15° con respecto
el eje de la pieza.

Prob. 1-45 Prob. 1-48


1

P ro b lem a s • 43

e si 1-49. El bloque de plástico está som etido a una fuerza *1-52. La junta está sometida a la fuerza axial de miem­
los axial de compresión de 600 N. Suponiendo que las tapas bro de 5 kN. D eterm ine el esfuerzo normal promedio que
)la- arriba y en el fondo distribuyen la carga uniform emente a actúa en las secciones A B y BC. Suponga que el miembro
través del bloque, determ ine los esfuerzos normal y cor­ es liso y que tiene 50 mm de espesor.
tante promedio que actúan a lo largo de la sección a-a.

600 N

5kN

y en
Prob. 1-52
>r de
e un
pro- 1-53. La junta está sometida a la fuerza axial de miem­
abre bro de 6 klb. D eterm ine el esfuerzo normal prom edio que
esos Prob. 1-49 actúa sobre las secciones A B y BC. Suponga que el miem­
bro es liso y que tiene 1.5 pulg de espesor.

1-50. El espécimen falló en una prueba de tensión a un


ángulo de 52° cuando la carga axial era de 19.80 klb. Si el
diámetro del espécimen es de 0.5 pulg, determ ine los es­
fuerzos normal y cortante prom edio que actúan sobre el
plano inclinado de falla. Además, ¿cuál fue el esfuerzo nor­
mal prom edio que actuaba sobre la sección transversal
cuando ocurrió la falla?

le r z a
cor­
dera Prob. 1-53
jecto
Prob. 1-50
1-54. Los dos miembros usados en la construcción del fu­
selaje de un avión están unidos entre sí usando una solda­
1-51. Un espécimen a tensión con área A en su sección dura de boca de pescado a 30°. D eterm ine los esfuerzos
transversal está sometido a una fuerza axial P. Determine normal y cortante promedio sobre el plano de cada solda­
el esfuerzo cortante máximo promedio en el espécimen e dura. Suponga que cada plano inclinado soporta una fuer­
indique la orientación 0 de la sección en que éste ocurre. za horizontal de 400 libras.
.a
85 Ib pulg 30°

P ■*- /
rr*' 8001b- ' 1 pulg
1 pulg
T
30'
8001b

Prob. 1-51 Prob. 1-54


44 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1-55. El conductor de un auto deportivo aplica los fre­ 1-58. Las barras de la arm adura tienen cada una un área
nos traseros, lo que ocasiona que los neumáticos se desli­ transversal de 1.25 pulg2. D eterm ine el esfuerzo normal
cen. Si la fuerza normal en cada neumático trasero es de prom edio en cada barra debido a la carga P = 8 klb. Indi­
400 Ib y el coeficiente de fricción cinética entre los neum á­ que si el esfuerzo es de tensión o de compresión.
ticos y el pavimento es de ¡xk = 0.5, determ ine el esfuerzo
1-59. Las barras de la arm adura tienen cada una un
cortante prom edio desarrollado por la fuerza de fricción
área transversal de 1.25 pulg2. Si el esfuerzo normal pro­
sobre los neumáticos. Suponga que el caucho de los neu­
medio máximo en cualquier barra no debe ser mayor de
máticos es flexible y que cada neumático tiene una presión
20 klb/pulg2,determ ine la magnitud máxima / ’ de las car­
de 32 lb/pulg2.
gas que pueden aplicarse a la armadura.

400 Ib

Prob. 1-55

Probs. 1-58/59

*1-56. Las barras A B y B C tienen diámetros de 4 mm y


6 mm, respectivamente. Si la carga de 8 kN se aplica al ani­
llo en fi, determ ine el esfuerzo normal promedio en cada *1-60. La arm adura está form ada p o r tres m iem bros
barra si 0 = 60°. conectados por pasadores; las áreas transversales de los
1-57. Las barras A B y B C tienen diám etros de 4 mm y miembros se muestran en la figura. D eterm ine el esfuer­
6 mm, respectivamente. Si la carga vertical de 8 kN se apli­ zo norm al prom edio generado en cada barra cuando la
ca al anillo en B. determine el ángulo 9 de la barra BC de arm adura está sometida a la carga mostrada. Indique si el
m anera que el esfuerzo normal promedio en ambas barras esfuerzo es de tensión o de compresión.
sea el mismo. ¿Q ué valor tiene este esfuerzo?

5001b

Probs. 1-56/57 Prob. 1-60


P ro blem a s • 45

1-61. La viga uniforme está soportada por dos barras A B 1-65. El bastidor de dos miembros está sometido a la car­
y CD cuyas áreas transversales son de 12 mm2 y 8 mm2, ga distribuida mostrada. D eterm ine la intensidad w de la
respectivamente. Si d = 1 m, determine el esfuerzo normal carga uniform e máxima que puede aplicarse al bastidor
prom edio en cada barra. sin que los esfuerzos normal y cortante promedios en la
sección b-b excedan los valores a = 15 MPa y r = 16 MPa,
1-62. La viga uniforme está soportada por dos barras A B
respectivamente. El miembro CB tiene una sección trans­
y CD cuyas áreas de sección transversal son de 12 mm2 y
versal cuadrada de 35 mm de lado.
8 mm2, respectivamente. Determine la posición d de la car­
ga de 6 kN para que el esfuerzo normal prom edio en am­
bas barras sea el mismo.

Probs. 1-61/62

1-63. La lámpara usada para iluminar el enganche de va­ Probs. 1-64/65


gones de ferrocarril está soportada por el pasador de i pulg
de diám etro en A . Si la lámpara pesa 4 Ib y el brazo tiene
un peso de 0.5 Ib/pie, determine el esfuerzo cortante pro­
medio en el pasador necesario para soportar la lámpara.
Sugerencia: la fuerza cortante en el pasador es causada por ■1-66. Considere el problema general de una barra hecha
el par requerido para el equilibrio en A . de m segmentos, cada uno con área transversal constante A m
y longitud L m. Si se tienen« cargas sobre la barra como se
muestra, escriba un programa de com putadora que pue­
da usarse para determinar el esfuerzo normal promedio en
cualquier posición específica x. Muestre una aplicación del
program a usando los valores = 4 pies, d-y - 2 pies,
P\ - 400 Ib, A] = 3 pulg2, L,2 = 2 pies, d2 = 6 pies, P2 =
—300 Ib, ^42 = 1 pulg2-

*1-64. El bastidor de dos miembros está som etido a la


carga distribuida que se muestra en la siguiente figura. D e­
term ine los esfuerzos normal y cortante prom edio que ac­
túan en las secciones a-a y b-b. El miembro CB tiene una
sección transversal cuadrada de 35 mm de lado. Conside­
re w = 8 kN/m. Prob. 1-66
46 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1-67. La viga está soportada por un pasador en A y un 1-70. La grúa pescante está sostenida por un pasador en
eslabón corto BC. Si P = 15 kN, determine el esfuerzo cor­ A y soporta un elevador de cadena que puede viajar a lo
tante promedio desarrollado por los pasadores en A , B y largo del patín inferior de la viga, 1 pie s x s 12 pies. Si el
C. Todos los pasadores están en cortante doble, como se elevador puede soportar una carga máxima de 1500 Ib, de­
m uestra y cada uno tiene un diám etro de 18 mm. term ine el esfuerzo normal máximo promedio en el tiran­
te B C de diámetro | pulg y el esfuerzo cortante máximo
*1-68. La viga está soportada por un pasador en A y un promedio en el pasador de diámetro de | pulg en B.
eslabón corto BC. D eterm ine la magnitud máxima P de
las cargas que la viga soportará si el esfuerzo cortante pro­
m edio en cada pasador no debe ser m ayor de 80 MPa.
Todos los pasadores están en cortante doble y cada uno
tiene un diámetro de 18 mm.

Probs. 1-67/68

Prob. 1-70
1-69. Cuando la mano sostiene una piedra de 5 Ib, el hú­
mero H, que se supone liso, ejerce las fuerzas normales Fc
y Fa sobre el radio C y el cúbito A , respectivamente, co­
mo se muestra. Si la m enor área de sección transversal del 1-71. D eterm ine el esfuerzo normal prom edio desarro­
ligamento en B es de 0.30 pulg2, determ ine el máximo es­ llado en los eslabones A B y CD de las tenazas que sopor­
fuerzo de tensión promedio a que estará sometido. tan el tronco con masa de 3 Mg. El área de la sección trans­
versal de cada eslabón es de 400 mm2.

Prob. 1-69 Prob. 1-71


P ro blem a s • 47

*1-72. Determine el esfuerzo cortante promedio desarro­ 1-74. El pedestal en forma de tronco cónico está hecho
llado en los pasadores A y B de las tenazas que soportan de concreto con peso específico de 150 lb/pie3. D eterm i­
el tronco con masa de 3 Mg. Cada pasador tiene un diá­ ne el esfuerzo normal promedio que actúa a media altura
metro de 25 mm y está sujeto a un cortante doble. del pedestal, esto es, a z = 4 pies. Sugerencia: el volumen
de un cono de radio r y altura h es V = i irr2h.

Prob. 1-74
1-73. El pedestal en forma de tronco cónico está hecho
de concreto con peso específico de 150 lb/pie3. D eterm i­
ne el esfuerzo normal promedio que actúa en la base del 1-75. La columna está hecha de concreto con densidad de
pedestal. Sugerencia: el volumen de un cono de radio r y 2.30 Mg/m3. E n su parte superior B está sometida a una
altura h es V = ¿ 77t2/¡. fuerza de compresión axial de 15 kN. Determ ine el esfuer­
zo normal promedio en la columna en función de la dis­
tancia z medida desde su base. Nota: el resultado será útil
solamente para determ inar el esfuerzo normal promedio
z en una sección alejada de los extremos de la columna, de­
bido a la deformación localizada en los extremos.

Prob. 1-73
48 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-76. La pila está hecha de material con peso específi­ 1-78. El radio del pedestal está definido p or r =
co y. Si tiene una sección transversal cuadrada, determine (0.5e”ao8’'2) m, donde y está dada en metros. Si el material
su ancho w en función de z, de manera que el esfuerzo nor­ tiene una densidad de 2.5 M g/m3, determ ine el esfuerzo
mal promedio en la pila permanezca constante. La pila so­ normal promedio en el soporte.
porta una carga constante P en su parte superior, donde
su ancho es w\.

r = 0.5e“° 08'"

Prob. 1-78

Prob. 1-76

1-77. El pedestal soporta una carga P en su centro. Si el 1-79. Determine la velocidad angular máxima constante
m aterial tiene una densidad de masa p, determ ine la di­ u>del volante de manera que el esfuerzo normal prom e­
mensión radial r en función de z, de manera que el esfuer­ dio en su pestaña no sea mayor que er = 15 MPa. Supon­
zo norm al prom edio perm anezca constante. La sección ga que la pestaña es un anillo delgado con espesor de 3 mm,
transversal es circular. ancho de 20 mm y masa de 30 kg/m. La rotación tiene lugar
en un plano horizontal. Desprecie el efecto de los rayos en
el análisis. Sugerencia: considere un diagrama de cuerpo
libre de una porción semicircular del anillo. El centro de
masa de un segmento semicircular está en r = 2 r/ir des­
de el diámetro.

Prob. 1-79
S e c c ió n 1.6 Esfuerzo permisible • 49

1.6 Esfuerzo permisible


U n ingeniero a cargo del diseño de un miembro estructural o elemento
mecánico debe restringir el esfuerzo en el material a un nivel que sea se­
guro. Además, una estructura o máquina corrientem ente en uso puede en
ocasiones tener que ser analizada para ver qué carga adicional pueden so­
portar sus miembros o partes. Así que nuevamente es necesario efectuar
los cálculos usando un esfuerzo permisible o seguro.
Para garantizar la seguridad es necesario escoger un esfuerzo permisi­
ble que limite la carga aplicada a un valor que sea menor al que el miem­
bro pueda soportar plenamente. Hay varias razones para esto. Por ejem­
plo, la carga para la cual el miembro se diseña puede ser diferente de la
carga real aplicada sobre él. Las medidas previstas para una estructura o
máquina pueden no ser exactas debido a errores en la fabricación o en el
montaje de las partes componentes. Pueden ocurrir vibraciones descono­
cidas, impacto o cargas accidentales que no se hayan tom ado en cuenta
durante el diseño. La corrosión atmosférica, el decaimiento o las condi­ Factores apropiados de seguridad de­
ciones ambientales tienden a que los materiales se deterioren durante el ben ser considerados al diseñar grúas y
cables usados para transferir cargas pe­
servicio. Finalmente, algunos materiales, como la m adera, el concreto o
sadas.
los compuestos reforzados con fibras, pueden m ostrar alta variabilidad en
sus propiedades mecánicas.
Una manera de especificar la carga permisible para el diseño o análisis
de un miembro es usar un número llamado factor de seguridad. El factor de
seguridad (FS) es la razón de la carga de falla, Ffa|la, dividida entre la car­
ga permisible, /’’pernv La Ffa),a se determ ina por medio de ensayos experi­
mentales del material y el factor de seguridad se selecciona con base en
la experiencia, de manera que las incertidumbres mencionadas antes sean
tomadas en cuenta cuando el miembro se use en condiciones similares de
carga y simetría. Expresado matemáticamente,

falla
FS = (1-8)
perm

Si la carga aplicada al miembro está linealmente relacionada al esfuer­


zo desarrollado dentro del miembro, como en el caso de usar a = P /A
y Tpr°m = V /A , entonces podemos expresar el factor de seguridad como
larazón del esfuerzo de falla <xfal|a (o rfana) al esfuerzo permisible crperm
( o Tperm) ; * esto es,

FS = - ^ ü!2- (1-9)
^perm
O
FS = (1-10)
^perm

*En algunas capas, como en las columnas, la carga aplicada no está relacionada linealmente
a la tensión y por lo tanto sólo la ecuación 1-8 puede usarse para determinar el factor de
seguridad. Vea el capítulo 13.
50 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

En cualquiera de esas ecuaciones, el factor de seguridad se escoge m a­


yor que 1 para evitar una posible falla. Los valores específicos dependen
de los tipos de m ateriales por usarse y de la finalidad prevista para la
estructura o máquina. Por ejemplo, el FS usado en el diseño de compo­
nentes de aeronaves o vehículos espaciales puede ser cercano a 1 para
reducir el peso del vehículo. Por otra parte, en el caso de una planta nu­
clear, el factor de seguridad para algunos de sus componentes puede ser
tan alto como 3, ya que puede haber incertidumbre en el com portam ien­
to de la carga o del material. Sin embargo, en general, los factores de se­
guridad, y por tanto las cargas o esfuerzos permisibles para elem entos
estructurales y mecánicos, han sido muy estandarizados, ya que sus inde­
terminaciones de diseño han podido ser evaluadas razonablemente bien.
Sus valores, que pueden encontrarse en los códigos de diseño y manuales
de ingeniería, pretenden reflejar un balance de seguridad ambiental y pa­
ra el público junto con una solución económica razonable para el diseño.

1.7 Diseño de conexiones simples

Haciendo suposiciones simplificatorias relativas al comportamiento del


material, las ecuaciones cr = P/A y rprom = V /A pueden usarse para ana­
lizar o diseñar una conexión simple o un elem ento mecánico. En particu­
lar, si un miembro está sometido a una fuerza normal en una sección, su
área requerida en la sección se determ ina con

Por otra parte, si la sección está sometida a una fuerza cortante, entonces
el área requerida en la sección es:

V
A = -------- (1-12)

Como vimos en la sección 1.6, el esfuerzo permisible usado en cada una


de esas ecuaciones se determina aplicando un factor de seguridad a un es­
fuerzo normal o cortante especificado o encontrando esos esfuerzos di­
rectam ente en un código apropiado de diseño.
A hora discutiremos cuatro tipos comunes de problemas para las cuales
las ecuaciones pueden usarse en el diseño.

Área de la sección transversal de un miembro a tensión. El área


de la sección transversal de un miembro prismático sometido a una fuer­
za de tensión puede determ inarse si la fuerza tiene una línea de acción
que pasa por el centroide de la sección transversal. Por ejemplo, conside-
S e c c ió n 1 .7 Diseño de conexiones simples • 51

Esfuerzo normal uniforme


se m a­ ^nerm
lenden
■vara la
cmpo-
1 para
ita nu-
Fig. 1-27
;de ser
imien-
; de se- re la barra con perforación en sus extremos mostrada en la figura 1-27«.
nentos En la sección intermedia a-a, la distribución de esfuerzos es uniforme so­
s inde- bre toda la sección y se determ ina el área som breada A , como se muestra
e bien, en la figura \-21b.
inuales
il y pa-
diseño. Esfuerzo cortante uniforme
' perm

P
' perm Fig. 1-28

(b) (c)

nto del
ra ana- Área de la sección transversal de un conector sometido a cor­
>articu- tante. A menudo los pernos o pasadores se usan para conectar placas,
:ión, su tablones o varios miembros entre sí. Por ejemplo, considere la junta tras­
lapada mostrada en la figura 1-28«. Si el perno está suelto o la fuerza de
agarre del perno es desconocida, es seguro suponer que cualquier fuerza
de fricción entre las placas es despreciable. El diagrama de cuerpo libre de
(1-11) una sección que pasa entre las placas y a través del perno se muestra en
la figura 1-286. El perno está sometido a una fuerza cortante interna re­
sultante de V = P en esta sección transversal. Suponiendo que el esfuer­
itonces zo cortante que causa esta fuerza está distribuido uniformemente sobre la
sección transversal, el área A de la sección transversal del perno se deter­
mina como se muestra en la figura l-28c.

(1-12) Área requerida para resistir aplastamiento. Un esfuerzo normal


producido por la compresión de una superficie contra otra se denomina
esfuerzo de aplastamiento. Si este esfuerzo es demasiado grande, puede penn
ida una aplastar o deform ar localmente una o ambas superficies. Por tanto, para
a un es- impedir una falla es necesario determ inar el área apropiada de apoyo pa­
rzos di- ra el material, usando un esfuerzo de aplastamiento permisible. Por ejem­
plo, el área A de la placa B de base de la columna mostrada en la figura
s cuales 1-29 se determina a partir del esfuerzo permisible de aplastamiento del
concreto, usando la ecuación A = P/(,o-b)petm. Esto supone, desde luego,
que el esfuerzo permisible de aplastamiento para el concreto es menor que
El área el del material de la placa de base y además que el esfuerzo está unifor­
la fuer- memente distribuido entre la placa y el concreto, como se muestra en la
acción figura. Fig. 1-29
onside-
52 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

Área requerida para resistir el cortante causado por carga axial.


Ocasionalmente las barras u otros miembros son soportados en forma tal
que puede desarrollarse un esfuerzo cortante en el miembro aun cuando
éste esté sometido a carga axial. Un ejemplo de esta situación sería una
barra de acero cuyo extremo esté em potrado en concreto y se encuentre
cargado como se m uestra en la figura l-30a. Un diagrama de cuerpo libre
de la barra, figura 1-306, muestra que un esfuerzo cortante actúa sobre el
área de contacto de la barra con el concreto. Esta área es ( 7 7 d)l, donde d
es el diám etro de la barra y / es la longitud del em potramiento. Si bien la
distribución real del esfuerzo cortante a lo largo de la barra sería difícil de
determinar, si suponemos que es uniforme, podemos usar/4 = V /T perm pa­
ra calcular /, siempre que conozcamos d y rperm, figura 1-306.

PUNTOS IMPORTANTES
• El diseño de un miembro por resistencia se basa en la selección
de un esfuerzo admisible que permita soportar con seguridad su
carga propuesta. Hay muchos factores desconocidos que pueden
influir en el esfuerzo real en un miembro y entonces, dependien­
do de los usos propuestos para el miembro, se aplica un factor de
seguridad para obtener la carga admisible que el miembro pue­
de soportar.
Esfuerzo cortante uniforme
• Los cuatro casos ilustrados en esta sección representan sólo unas
pocas de las muchas aplicaciones de las fórmulas para los esfuer­
zos normal y cortante promedio usadas en el diseño y análisis en
ingeniería. Sin embargo, siempre que esas ecuaciones son aplica­
das, debe ser claro que la distribución del esfuerzo se supone uni­
formemente distribuida o “promediada" sobre la sección.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
Al resolver problemas usando las ecuaciones del esfuerzo normal pro­
medio y del esfuerzo cortante promedio, debe prim ero considerarse
cuidadosamente sobre qué sección está actuando el esfuerzo crítico.
Una vez identificada esta sección, el miembro debe entonces diseñar­
se con suficiente área en la sección para resistir el esfuerzo que actúe
sobre ella. P ara determ inar esta área, se requieren los siguientes
pasos.
Carga interna.
• Seccione el miembro por el área y dibuje un diagrama de cuer­
po libre de un segmento del miembro. La fuerza interna resultan­
te en la sección se determina entonces usando las ecuaciones de
equilibrio.
Área requerida.
• Si se conoce o puede determinarse el esfuerzo permisible, el área
requerida para soportar la carga en la sección se calcula enton­
ces C O n A P A-^pcrm O /I V / tpemr
S e c c ió n 1.7 Diseño de conexiones simples • 53

E J E M P L O 1.13
Los dos miembros están unidos por pasadores en B como se muestra
en la figura 1-31 a. Se muestran también en la figura dos vistas superio­
res de las conexiones por pasador en A y B. Si los pasadores tienen un
esfuerzo cortante permisible rperm = 12.5 klb/pulg2 y el esfuerzo per­
misible de tensión de la barra CB es (o-,)perm = 16.2 klb/pulg2, deter­
mine el diámetro más pequeño, con una aproximación a pulg, de los
pasadores A y B y el diám etro de la barra CB, necesarios para sopor­
tar la carga.

(a)
Fig. 1-31

Solución
La barra CB es un miembro de dos fuerzas; el diagrama de cuerpo li­
bre del miembro A B , junto con las reacciones calculadas en A y B. se
muestran en la figura 1-31 b. Como ejercicio, verifique los cálculos y no­
te que la fuerza resultante en A debe usarse para el diseño del pasador
A, ya que ésta es la fuerza cortante que el pasador resiste.

333 klb

Continúa
54 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

Pasador en A Pasador en B
(c)

D iám etro de los pasadores. De la figura 1-31« y los diagramas de


cuerpo libre de la porción seccionada de cada pasador en contacto con
el miembro A B , figura l-31c, vemos que el pasador A está sometido a
cortante doble, mientras que el pasador B está sometido a cortante sim­
ple. Entonces,

i2.5 kib/puig2 * 01139 ' Á í) * ' 0381 pule

mtib/pui^ ' 02661 pulg!''(■ f ) d ” ‘ °'583plllg


Aunque estos valores representan los diámetros más pequeños permi­
sibles para los pasadores, deberá escogerse un tam año de pasador co­
mercial. Escogeremos un tamaño mayor con una aproximación a ^ pulg
como se requiere.

d A = ~ pulg = 0.4375 pulg Resp.

d B = | pulg = 0.625 pulg Resp.

Diám etro de la barra. El diámetro requerido para la barra en su sec­


ción media es entonces:

, _ P _ 3.333klb _ nnfíKQ . 2 _ í á £
BC (o-í)perm 16.2 klb/pulg2 ' ?U & H 4

dBC = 0.512 pulg

Escogeremos

d[¡c = ^ pulg = 0.5625 pulg Resp.


S e cció n 1.7 Diseño de conexiones simples • 55

E J E M P L O
El brazo de control está sometido a la carga mostrada en la figura 1-32a.
Determine el diámetro requerido, con una aproximación de ¿ pulg, para
el pasador de acero en C si el esfuerzo cortante permisible para el ace­
ro es 7perm = 8 lb/pulg2. A dvierta en la figura que el pasador está so­
metido a cortante doble.

(b)
Solución

Fuerza cortante interna. Un diagrama de cuerpo libre del brazo se


muestra en la figura \-32b. Por equilibrio tenemos,
1+ 2 Mc = 0; Fab(8 pulg) - 3 klb(3 pulg) - 5 klp(f)(5 pulg) = 0
F ab = 3 klb
^ I F t = 0; - 3 klb - C , + 5 klb(f) = 0 C , = 1 klb 6.082 klb
+ t 2 Fy = 0; Cy - 3 klb - 5 k1b(|) = 0 Cy = 6 klb
3.041 klb
El pasador en C resiste la fuerza resultante en C. Por lo tanto, 3.041 klb
Pasador en C
Fc = V ( l k l b ) 2 + (6 klb)2 = 6.082 klb
(c)
Como el pasador está sometido a cortante doble, una fuerza cortante Fig. 1-32
de 3.041 klb actúa sobre su área transversal entre el brazo y cada ho­
ja de soporte para el pasador, figura l-32c.
Área requerida. Tenemos
V 3.041 klb
A = = 0.3802 pulg2
'perm 8 klb/pulg-

= 0.3802 pulg2

d = 0.696 pulg

Usaremos un pasador con diám etro de

d = ~ pulg = 0.750 pulg Resp.


La barra colgante está soportada en su extremo por un disco circular
em potrado a ella, como se m uestra en la figura 1-33«. Si la barra pasa
por un agujero con diámetro de 40 mm, determ ine el diámetro míni­
mo requerido de la barra y el espesor mínimo del disco necesario pa­
ra soportar la carga de 20 kN. El esfuerzo normal permisible para la
barra es crperm = 60 MPa y el esfuerzo cortante permisible para el dis­
co es rperm = 35 MPa.

— ] 40 mm I—

Fig. 1-33

Solución
Diám etro de la barra. Por inspección, la fuerza axial en la barra es
de 20 kN. El área transversal requerida para la barra es entonces
P 20(103) N 2
A = ------- = — -— 7 7 — = 0.3333(10 J) n r
. °"pcrm 60(10 ) N /irr
De m anera que

A = n f ^ p í = 0.3333(10“2) m2
4
d = 0.0206 m = 20.6 mm Resp.

Espesor del disco. Como se muestra en el diagrama de cuerpo libre


de la sección del núcleo del disco, figura 1-336, el material en el área
seccionada debe resistir esfuerzos cortantes para impedir el movimien­
to del disco a través del agujero. Si se supone que este esfuerzo cortan­
te está uniformemente distribuido sobre el área seccionada, entonces,
como V = 20 kN, tenemos:
V 20(10 ) N , . ,
A = ------ = ------- -----------7 = 0.571 10-3 m2
35(10 ) N /m v '
Como el área seccionada A = 2 tt(0.02 m)(/), el espesor requerido del
disco es:
0.5714(10-3) m2
f = —„ ” — r— = 4.55(10-3) m = 4.55 mm Resp.
2 tt( 0 .0 2 m ) v ’
S e c c ió n 1 .7 Diseño de conexiones simples • 57

E J E M P L O 1.16
Una carga axial sobre la flecha mostrada en la figura 1-34« es resistida
por el collarín en C que está unido a la flecha y localizado a la derecha
del cojinete en B. Determ ine el máximo valor de P para las dos fuer­
zas axiales en E y F, de manera que el esfuerzo en el collarín no exce­
da un esfuerzo de aplastamiento permisible en C de (ab )perm = 75 MPa
y que el esfuerzo normal prom edio en la flecha no exceda un esfuerzo
de tensión permisible de (cr,)perm = 55 MPa.

Carga
axial Fig-1-34

3P
2P
Posición
(c)

Solución
Para resolver el problema determ inarem os P para cada condición po­
sible de falla. Luego escogeremos el valor más pequeño. ¿Por qué?
Esfuerzo normal. Usando el método de las secciones, vemos que la
carga axial dentro de'la región FE de la flecha es 2P. mientras que la car­
ga axial máxima, 3P, ocurre dentro de la región EC, figura l-34£>. La
variación de la carga interna se ve claramente en el diagrama de fuer­
za normal, figura l-34c. Como el área transversal de toda la flecha es
constante, la región EC estará sometida al esfuerzo normal promedio
máximo. Aplicando la ecuación 1-11, tenemos:
P 3P
55(106) N /m 2 =
A \ / / 7t-(0.03 m )2
P = 51.8 kN
Esfuerzo de aplastamiento. Como se muestra en el diagrama de cuer­ 3P
po libre en la figura 1-34d, el collarín en C debe resistir la carga de 3P,
que actúa sobre un área de apoyo de A h = [7r(0.04m)2 - 7r(0.03m)2] = (d )
2.199(10-3) m2. Entonces,
P ^P
A = ------- ; 75(106) N /m 2 = -------------=---- r
^perm ' 2.199(10“3) m2
P = 55.0 kN
En comparación, la carga máxima que puede aplicarse a la flecha es
P = 51.8 kN, ya que cualquier carga mayor que ésta ocasionará que el
esfuerzo normal permisible en la flecha se exceda.
58 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

E J E M P L O

La barra rígida A B mostrada en la figura l-35a está soportada por una


barra de acero AC que tiene un diámetro de 20 mm y por bloque de alu­
minio que tiene un área transversal de 1800 mm2. Los pasadores de
diám etro de 18 mm en A y C están sometidos a cortante simple. Si el
esfuerzo de falla para el acero y el aluminio son (a-ac)faUa = 680 MPa y
(°ai)faiia = 70 MPa, respectivamente, y el esfuerzo cortante de falla pa­
ra cada pasador es r{alia = 900 MPa, determ ine la carga máxima P que
puede aplicarse a la barra. Aplique un factor de seguridad FS de 2.

Solución
Usando las ecuaciones 1-9 y 1-10, los esfuerzos permisibles son
, s (tf'ac)falla 680 MPa
(o’ac)falla = = ------ ----- = 340 MPa
FS 2
, , (^aOfalla 70 MPa
( ^al)falla = - 0 - = — ^---- = 35 MPa
FS 2
Tfalla 900 MPa Aenxtr,
Tfalla = -==- = ----------- = 450 MPa
FS 2
El diagrama de cuerpo libre para la barra se m uestra en la figura
1-356. Se tienen tres incógnitas. Aplicaremos aquí las ecuaciones de
equilibrio para expresar FÁC y FB en términos de la carga P aplicada.
Tenemos
ii+ 2 M b = 0; P(1.25 m) - FAC{2 m) = 0 (1)
l + '2 M A = 0; Fb(2 m) - P(0.75 m) = 0 (2)
Determinarem os ahora cada valor de P que genera el esfuerzo per­
misible en la barra, bloque y pasadores, respectivamente.
Barra AC. Se requiere
Fac = K c W A ac) = 340(106) N /m 2[7r(0.01 m )2] = 106.8 kN
Usando la ecuación 1,
(106.8 kN) 2 m )
P = ----- — --- ----- - = 171 kN
1.25 m
Bloque B. En este caso,
F ¡¡ = (o-3\)permA B = 35(106) N/m2[1800mm2(10_6)m 2/m m 2] = 63.0kN
Usando la ecuación 2,
(63.0 kN)(2 m)
P = ----- — ---------- = 168 kN
0.75 m
Pasador A o C. Aquí
V = Fac = TpermA = 450(106) N /m 2[7r(0.009 m )2] = 114.5 kN
De la ecuación 1,
114.5 kN (2m )
P = ----- — H ------L = 183 kN
1.25 m
Por comparación, cuando P alcanza su valor más pequeño (168 kN),
se genera el esfuerzo normal permisible en el bloque de aluminio. Por
consiguiente,
P = 168 kN Resp.
P ro blem a s • 59

PROBLEMAS

*1-80. El miembro B está sometido a una fuerza de com­ 1-82. La ju n ta está conectada p or m edio de dos p er­
presión de 800 Ib. Si A y B están hechos de madera y tie­ nos. Determine el diámetro requerido de los pernos si el es­
nen § pulg de espesor, determ ine con una aproximación fuerzo co rtan te perm isible en los pernos es Tperm =
de j pulg la dimensión h más pequeña del soporte para 110 MPa. Suponga que cada perno soporta una porción
que el esfuerzo cortante prom edio no sea m ayor que igual de la carga.
Tpe™ = 300 lb/pulg2.

Prob. 1-80
Prob. 1-82

1-81. El poste de roble de 60 X 60 mm está soportado por


el bloque de pino. Si los esfuerzos permisibles por aplas­
tamiento en esos materiales son o-roMo = 43 MPa y crpino =
25 MPa. determ ine la carga máxima P que puede ser so­
portada. Si se usa una placa rígida de apoyo entre los dos 1-83. La palanca está unida a la flecha A por medio de
materiales, determine su área requerida de manera que la una chaveta de ancho d y longitud de 25 mm. Si la flecha
carga máxima P pueda ser soportada. ¿Q ué valor tiene está em potrada y se aplica una fuerza vertical de 200 N
esta carga? perpendicular al mango, determine la dimensión d si el es­
fuerzo cortante permisible en la chaveta es ^ „ n = 35 MPa.

Prob. 1-81 Prob. 1-83


60 . CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-84. El tamaño a del filete se determ ina calculando el 1-87. El manguito de un eslabón giratorio en el control
esfuerzo cortante promedio a lo largo del plano sombreado elevador de un avión se m antiene en posición usando una
que tenga la m enor sección transversal. D eterm ine el tuerca y una arandela como se muestra en la figura («). La
tam año a más pequeño de los dos cordones si la fuerza falla de la arandela A puede ocasionar que la barra de
aplicada a la placa es P = 20 klb. El esfuerzo cortante empuje se separe como se muestra en la figura (¿>). Si el
perm isible para el m aterial de la soldadura es Tp<¡rm = esfuerzo normal prom edio máximo para la arandela es
14 klb/pulg2. t7mix = 60 klb/pulg2 y el esfuerzo cortante promedio má­
ximo es rmáx = 21 klb/pulg2, determine la fuerza F que de­
be aplicarse al manguito para que ocurra la falla. La aran­
dela tiene pulg de espesor.

°'75 pulg
Prob. 1-84

(a) (b)
1-85. El tamaño del cordón de soldadura es a = 0.25 pulg.
Si se supone que la junta falla por cortante en ambos lados
Prob. 1-87
del bloque a lo largo del plano sombreado, el cual tiene la
sección transversal más pequeña, determ ine la fuerza má­
xima P que puede aplicarse a la placa. El esfuerzo cortan­
te permisible para el m aterial de la soldadura es rperm =
14 klb/pulg2.
*1-88. Los dos alambres de acero A B y A C se usan para
soportar la carga. Si ambos alambres tienen un esfuerzo
de tensión permisible de <7perm = 200 MPa. determ ine el
diám etro requerido de cada alambre si la carga aplicada
es P = 5 kN.
1-89. Los dos cables de acero A B y A C se usan para so­
portar la carga. Si ambos alambres tienen un esfuerzo de
tensión permisible de o-perm = 180 MPa, y el alambre A B
tiene un diám etro de 6 mm y A C tiene un diám etro de
4 mm, determine la mayor fuerza P que puede aplicarse a
Prob. 1-85 la cadena antes de que falle uno de los alambres.

1-86. El miembro a tensión está ensamblado por medio


de dos pernos, uno a cada lado del miembro como se mues­
tra. Cada perno tiene un diám etro de 0.3 pulg. D eterm ine
la carga máxima P que puede aplicarse al m iem bro si el
esfuerzo cortante permisible para los pernos es Tperm =
12 klb/pulg2 y el esfuerzo normal promedio permisible es
Operm = 20 klb/pulg2.

60°

P~*-
m m

Prob. 1-86 Probs. 1-88/89


60 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-84. El tamaño a del filete se determ ina calculando el 1-87. El manguito de un eslabón giratorio en el control
esfuerzo cortante promedio a lo largo del plano sombreado elevador de un avión se mantiene en posición usando una
que tenga la m enor sección transversal. D eterm ine el tuerca y una arandela como se muestra en la figura (a). La
tam año a más pequeño de los dos cordones si la fuerza falla de la arandela A puede ocasionar que la barra de
aplicada a la placa es P = 20 klb. El esfuerzo cortante empuje se separe como se muestra en la figura (b ). Si el
perm isible para el m aterial de la soldadura es r perm = esfuerzo normal prom edio máximo para la arandela es
14 klb/pulg2. ^máx = 60 klb/pulg2 y el esfuerzo cortante promedio má­
ximo es Tmáx = 21 klb/pulg2, determ ine la fuerza F que de­
be aplicarse ai manguito para que ocurra la falla. La aran­
dela tiene ^ pulg de espesor.

0-75 pulg i F T k
Prob. 1-84

^ (a) (b)
1-85. El tamaño del cordón de soldadura es a = 0.25 pulg.
Si se supone que la junta falla por cortante en ambos lados
Prob. 1-87
del bloque a lo largo del plano sombreado, el cual tiene la
sección transversal más pequeña, determ ine la fuerza má­
xima P que puede aplicarse a la placa. El esfuerzo cortan­
te permisible para el material de la soldadura es rperm =
14 klb/pulg2.
*1-88. Los dos alambres de acero A B y A C se usan para
soportar la carga. Si ambos alambres tienen un esfuerzo
de tensión permisible de orperm = 200 MPa. determ ine el
diám etro requerido de cada alambre si la carga aplicada
Ka
es P = 5 kN.
1-89. Los dos cables de acero A B y A C se usan para so­
portar la carga. Si ambos alambres tienen un esfuerzo de
—|«i'- tensión permisible de crperm = 180 MPa, y el alambre A B
tiene un diám etro de 6 mm y A C tiene un diám etro de
4 mm, determine la mayor fuerza P que puede aplicarse a
Prob. 1-85 la cadena antes de que falle uno de los alambres.

1-86. El miembro a tensión está ensamblado por medio


de dos pernos, uno a cada lado del miembro como se mues­
tra. Cada perno tiene un diám etro de 0.3 pulg. Determ ine
la carga máxima P que puede aplicarse al miembro si el
esfuerzo cortante permisible para los pernos es rpenT1 =
12 klb/pulg2 y el esfuerzo normal promedio permisible es
'p e rm = 20 klb/pulg2.

60 °

P~*~

Prob. 1-86 Probs. 1-88/89


P ro blem a s • 61

1-90. El brazo de la grúa está soportado por el cable de 1-93. La viga está hecha de pino del sur y está soporta­
un malacate que tiene un diám etro de 0.25 pulg y un es­ da por placas de base que descansan en manipostería. Si
fuerzo normal permisible de <rpcrm = 24 klb/pulg2. D eter­ los esfuerzos permisibles de aplastam iento para los ma­
mine la carga máxima que puede ser soportada sin que el teriales SOn (Op¡no)perm “ 2.81 klb/pulg", (<7Vnamp)perm —
cable falle cuando 9 = 30° y <¡>= 45°. Desprecie el tam a­ 6.70 klb/pulg2, determ ine la longitud requerida para las
ño del malacate. placas de apoyo en A y B, con una aproximación de jp u lg ,
para soportar la carga mostrada. Las placas tienen 3 pulg
1-91. El brazo está soportado por el cable del malaca­
de ancho.
te que tiene un esfuerzo norm al perm isible de crperm =
24 klb/pulg2. Si se requiere que el cable levante lentam en­
te 5000 Ib, de 6 = 20° a 9 = 50°, determine el diámetro más
pequeño del cable con una aproxim ación de pulg. El
brazo A B tiene una longitud de 20 pies. Desprecie el ta­
maño del malacate. 6 klb
200 !b/pie

Prob. 1-93

1-94. Si el esfuerzo permisible de aplastamiento para el


material bajo los soportes A y B e s ((Tfc) p<. rm = 400 lb/pulg2,
determine el tam año de las placas cuadradas de apoyo A '
y B ' requeridas p ara so p o rtar la carga. Considere P =
1.5 klb. Dimensione las placas con una aproximación de
\ pulg. Las reacciones en los soportes son verticales.
1-95. Si el esfuerzo permisible por aplastamiento para el
*1-92. La arm adura se usa para soportar la carga mos­ material bajo los soportes A y B e s (orb)pcrm = 400 lb/pulg2,
trada. D eterm ine el área requerida de la sección transver­ determine la carga P máxima que puede aplicarse a la viga.
sal del miembro B C si el esfuerzo normal permisible es Las placas de apoyo A ' y B' tienen sección cuadrada de
O-perm = 24 klb/pulg2. 2 X 2 pulg y 4 X 4 pulg, respectivamente.

8001b
3 klb

A B

Prob. 1-92 Probs. 1-94/95


62 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

*1-96. D eterm ine el área transversal requerida en el 1-98. Las dos barras de aluminio A B y A C tienen diá­
miembro B C y el diám etro de los pasadores en A y B si metros de 10 mm y 8 mm, respectivamente. D eterm ine la
el esfuerzo normal permisible es crperm = 3 klb/pulg2 y el fuerza P máxima vertical que puede ser soportada. El
esfuerzo cortante permisible es Tperm = 4 klb/pulg2. esfuerzo permisible de tensión para el aluminio es crperm =
150 MPa.

Prob. 1-98

1-99. Las ménsulas soportan uniform emente la viga, por


lo que se supone que los cuatro clavos en cada ménsula so­
portan una porción igual de la carga. Si la viga está some­
tida a la carga mostrada, determ ine el esfuerzo cortante
promedio en cada clavo de la ménsula en los extremos A
y B. Cada clavo tiene un diám etro de 0.25 pulg. Las m én­
1-97. Las dos barras de aluminio soportan la fuerza ver­ sulas soportan sólo cargas verticales.
tical de P = 20 kN. D eterm ine sus diámetros requeridos si *1-100. Las ménsulas soportan uniform emente la viga,
el esfuerzo permisible de tensión para el aluminio es de por lo que se supone que los cuatro clavos de cada mén­
O-perm = 150 MPa. sula soportan porciones iguales de la carga. D eterm ine el
diámetro más pequeño de los clavos en A y B si el esfuerzo
cortante permisible para los clavos es = 4 klb/pulg2.
Las ménsulas soportan sólo cargas verticales.

40 lb/pie

Prob. 1-97 Probs. 1-99/100


P ro blem a s • 63

1-101. La viga atirantada se usa para soportar una carga *1-104. Si el esfuerzo cortante permisible para cada uno
distribuida de w - 0.8 klb/pie. Determ ine el esfuerzo cor­ de los pasadores de acero de 0.3 pulg de diám etro e n A ,B
tante promedio en el perno en A de 0.40 pulg de diám etro y C es xperm = 12.5 klb/pulg2 y el esfuerzo normal per­
y el esfuerzo de tensión promedio en el tirante A B que tie­ misible para la barra de 0.40 pulg de diám etro es <xpern1 =
ne un diám etro de 0.5 pulg. Si el esfuerzo de fluencia en 22 klb/pulg2, determine la intensidad w máxima de la carga
cortante para el perno es t v = 25 klb/pulg2 y el esfuerzo uniformemente distribuida que puede colgarse de la viga.
de fluencia en tensión para el tirante es cry = 38 klb/pulg2,
determine el factor de seguridad con respecto a la fluen­
cia en cada caso.
1-102. Determine la intensidad w máxima de la carga dis­
tribuida que puede ser soportada por la viga atirantada de
manera que no se exceda un esfuerzo corlante permisible
Tperm = 13.5 klb/pulg2 en los pernos de 0.40 pulg de diá­
m etro en A y B, ni que se exceda tampoco un esfuerzo per­
misible de tensión crperm = 22 klb/pulg2 en el tirante A B
de 0.5 pulg de diámetro.

Probs. 1-103/104

1-105. Las dos partes de la viga de madera están conec­


tadas entre sí por un perno en B. Suponiendo que las co­
nexiones e .n A ,B ,C y D ejercen sólo fuerzas verticales so­
bre la viga, determ ine el diám etro requerido del perno en
B y el diám etro exterior requerido de sus arandelas si el
esfuerzo permisible de tensión para el perno es (o-,),,,.,™ =
150 MPa y el esfuerzo permisible por aplastam iento para
la madera es = 28 MPa. Suponga que el agujero
en las arandelas tiene el mismo diám etro que el perno.

1-103. La viga atirantada se usa para soportar la carga


distribuida de w = 500 lb/pie. D eterm ine el factor de
seguridad con respecto a la fluencia en el tirante de acero
BC y en los pasadores en B y C si el esfuerzo de fluencia
para el acero en tensión es crv = 36 klb/pulg2 y en cortante
es t v = 18 klb/pulg2. El tirante tiene un d iám etro de
0.4 pulg y los pasadores tienen cada uno un diám etro
de 0.30 pulg.
64 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

1-106. La barra se m antiene en equilibrio por los sopor­ 1-110. El pasador está sometido a cortante doble ya que
tes de pasador en A y en B. Observe que el soporte en A se usa para conectar los tres eslabones entre sí. D ebido al
tiene una sola hoja y por lo tanto el pasador está someti­ desgaste, la carga está distribuida sobre las partes superior
do a cortante simple, mientras que el soporte en B tiene e inferior del pasador como se muestra en el diagrama de
dos hojas y su pasador está som etido a cortante doble. cuerpo libre. Determine la máxima carga P que la cone­
El esfuerzo cortante permisible para ambos pasadores es xión puede soportar si el esfuerzo cortante permisible para
Tperm = 150 MPa. Si se coloca sobre la barra una carga uni­ el material es rperm = 8 klb/pulg2 y el diám etro del pasa­
formemente distribuida w = 8 kN /m , determ ine su posi­ dor es de 0.5 pulg. D eterm ine también las intensidades de
ción mínima permisible x medida desde B. Los pasadores carga w, y w2.
en A y en B tienen cada uno un diámetro de 8 mm. D es­
precie cualquier fuerza axial en la barra.
1-107. La barra se mantiene en equilibrio por los sopor­ P
tes de pasador en A y en B. Note que el soporte en A tie­
ne una sola hoja y por lo tanto el pasador está sometido
a cortante simple, mientras que el soporte en B tiene dos
hojas y su pasador está som etido a co rtan te doble. El
t
esfuerzo cortante perm isible para am bos pasadores es
Tpei.m = 125 MPa. Si x = 1 m, determ ine la carga w distri­
buida máxima que la barra puede soportar. Los pasadores
A y B tienen cada uno un diám etro de 8 mm. Desprecie
cualquier fuerza axial en la barra.
*1-108. La barra se mantiene en equilibrio por los sopor­
tes de pasador sn A y en B. Note que el soporte en A tie­
ne una sola hoja y por lo tanto el pasador está sometido a
cortante simple, mientras que el soporte en B tiene dos ho­
jas y su pasador está sometido a cortante doble. El esfuer­
zo cortante permisible para ambos pasadores es Tperm =
125 MPa. S ix = l m y w ' = 1 2 kN /m , determ ine el menor w2

diám etro requerido para los pasadores A y B. Desprecie


cualquier fuerza axial en la barra. r ............... z ?
tu m i] ,,

Probs. 1-109/110

1-111. El cojinete de empuje consiste en un collarín circu­


lar A fijo a la flecha B. D eterm ine la fuerza axial P m á­
xima que puede aplicarse a la flecha de m anera que el
esfuerzo cortante a lo largo de la superficie cilindrica a o b
no sea mayor que el esfuerzo cortante permisible rperm =
170 M P a /

Probs. 1-106/107/108

1-109. E fpasador está sometido a cortante doble ya que —j-


se usa para conectar los tres eslabones entre sí. D ebido al 58 mm
desgaste, la carga está distribuida sobre las partes superior
e inferior del pasador como se m uestra en el diagrama de
cuerpo libre. D eterm ine el diám etro d del pasador si el
esfuerzo cortante perm isible es rpcTm = 1 0 klb/pulg2 y
la carga P — 8 klb. Determ ine también las intensidades de
carga y w7. Prob. 1-111
REPASO DEL CAPÍTULO
• Las cargas internas en un cuerpo consisten en una fuerza normal,
una fuerza cortante, un m omento flexionante y un momento tor-
sionante. Estas cargas internas representan las resultantes de las
distribuciones de esfuerzos normales y de esfuerzos cortantes que
actúan sobre la sección transversal. Para obtener esas resultantes,
use el método de las secciones y las ecuaciones de equilibrio.
• Si una barra está hecha de material homogéneo isotrópico y es­
tá sometida a una serie de cargas axiales externas que pasan por
el centroide de la sección transversal, entonces una distribución
uniforme de esfuerzo normal actuará sobre la sección transver­
sal. Este esfuerzo normal promedio puede ser determ inado de
cr = P /A , donde P es la carga axial interna en la sección.
• El esfuerzo cortante promedio puede ser determ inado usando
t V /A , donde V es la fuerza cortante resultante sobre el área de
la sección transversal A . Esta fórmula se usa a menudo para en­
contrar el esfuerzo cortante promedio en sujetadores o en partes
usadas para conexiones.
• El diseño de cualquier conexión simple requiere que el esfuerzo
promedio a lo largo de cualquier sección transversal no exceda
un factor de seguridad o un valor permisible de crperm o rperm. Esos
valores se dan en códigos o reglamentos y se consideran seguros
con base en experimentos o experiencia.
66 • CAPÍTULO 1 Esfuerzo

PROBLEMAS DE REPASO

*1-112. Un perno atraviesa una placa de 30 mm de espe­ 1-114. D eterm ine las cargas internas resultantes que ac­
sor. Si la fuerza en el vastago del perno es de 8 kN, deter­ túan sobre las secciones transversales por los puntos D y
mine el esfuerzo normal promedio en el vástago.el esfuer­ E de la estructura.
zo cortante prom edio a lo largo del área cilindrica de la
placa definida por las líneas a-a y el esfuerzo cortante pro­
medio en la cabeza del perno a lo largo del área cilindrica
definida por las líneas b-b.

150 lb/pie

8 kN

30 mm

Prob. 1-114

1-113. La estructura de dos miembros está sometida a la


carga mostrada. D eterm ine el esfuerzo normal promedio
y el esfuerzo cortante promedio que actúan en las seccio­
nes a-a y b-b. El miembro Ctí tiene una sección transver­ m
sal cuadrada de 2 pulg por lado. 1-115. La barra B C está hecha de acero cuyo esfuerzo m
permisible de tensión es o-,*™ = 155 MPa. Determ ine su
diám etro más pequeño para que pueda soportar la carga
mostrada. Suponga que la viga está conectada por un pa­
sador en A .

80 Ib

Prob. 1-113 Prob. 1-115


P ro blem a s de repaso • 67

*1-116. La columna tiene un área transversal de 12(103) 1-118. La polea se mantiene fija a la flecha de 20 mm de
mm2. Está sometida a una fuerza axial de 50 kN. Si la placa diámetro por medio de una chaveta que se inserta en una
de base a la cual la columna está unida tiene una longitud ranura de la polea y de la flecha. Si la carga suspendida
de 250 mm, determine su ancho d de manera que el esfuer­ tiene una masa de 50 kg, determine el esfuerzo cortante
zo de aplastamiento promedio en el suelo bajo la placa sea promedio en la chaveta a lo largo de la sección a-a. La cha­
la tercera parte del esfuerzo de compresión promedio en la veta tiene una sección transversal cuadrada de 5 mm por
columna. Esboce la distribución de esfuerzos que actúan 5 mm y 12 mm de longitud.
sobre la sección transversal de la columna y en el fondo de
la placa de base.

50 kN

Prob. 1-116 Prob. 1-118

1-117. La viga AB está soportada por un pasador en A y


por un cable BC. Otro cable CG se usa para sostener la
estructura. Si AB pesa 120 lb/pie y la columna FC pesa
180 lb/pie, determine las cargas internas resultantes que 1-119. La conexión de barra y grillete está sometida a
actúan sobre las secciones transversales por los puntos D una fuerza de tensión de 5 kN. Determine el esfuerzo nor­
y E. Desprecie los anchos de la viga y de la columna en el mal promedio en cada barra y el esfuerzo cortante prome­
cálculo. dio en el pasador A entre los miembros.

kN
-12 pies-

Prob. 1-117 Prob. 1-119


Esfuerzos excesivos en materiales frágiles, como en este estribo de concreto,
generan deformaciones que terminan fracturándolo. Por medio de mediciones
de la deformación unitaria, los ingenieros pueden predecir el esfuerzo en el
material.
T
Deformación unitaria

j OBJETIVOS DEL CAPÍTULO

En ingeniería, la deformación de un cuerpo se especifica usando el concepto de


deformación unitaria tanto normal como cortante. En este capítulo definiremos
esas cantidades y mostraremos cómo pueden evaluarse en diversos tipos de pro­
blemas.

2.1 Deformación
Cuando se aplica una fuerza a un cuerpo, ésta tiende a cambiar la forma
y tam año del cuerpo. A esos cambios se les llama deformación y ésta
puede ser visible o prácticam ente inadvertida si no se emplea el equi­
po apropiado para hacer mediciones precisas. Por ejemplo, una banda
de hule experim entará una deformación muy grande cuando se estira.
En cambio, en un edificio sólo ocurrirán deformaciones ligeras en sus
miembros estructurales debido a la carga de sus ocupantes. Un cuerpo
también puede deformarse cuando la tem peratura del cuerpo cambia.
Un ejemplo común es la expansión o la contracción térmica de un te­
cho causada por el clima.

69
70 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

En sentido general, la deformación de un cuerpo no será uniforme a tra­


vés de su volumen, por lo que el cambio en la geometría de un segmento
de línea dentro del cuerpo puede variar a lo largo de su longitud. Por ejem­
plo, una porción de la línea puede alargarse, mientras que otra porción pue­
de contraerse. Sin embargo, según se consideran segmentos de línea cada
vez más cortos, éstos permanecerán también cada vez más rectos después
de la deformación, y así, para estudiar los cambios por deformación de ma­
nera más ordenada, consideraremos que las líneas son muy cortas y están
localizadas en la vecindad de un punto. Al hacerlo así, debe ser claro que
cualquier segmento de línea localizado en un punto del cuerpo cambiará
en una cantidad diferente respecto a otro localizado en algún otro punto.
Además, estos cambios dependerán también de la orientación del segmen­
Observe las posiciones antes y después de tres to de línea en el punto. Por ejemplo, un segmento de línea puede alargarse
segmentos de línea diferentes sobre esta mem­ si está orientado en una dirección, mientras que puede contraerse si está
brana de hule sometida a tensión. La línea ver­
tical se alarga, la línea horizontal se acorta y la orientado en otra dirección.
línea inclinada cambia de longitud y gira.

2.2 Deformación unitaria


Con objeto de describir la deformación por cambios en la longitud de seg­
mentos de líneas y los cambios en los ángulos entre ellos, desarrollaremos
el concepto de deformación unitaria. Las mediciones de deformación
unitaria se hacen en realidad por medio de experimentos, y una vez que
las deformaciones unitarias han sido obtenidas, se mostrará, más adelan­
te en este texto, cómo pueden relacionarse con las cargas aplicadas, o es­
fuerzos, que actúan dentro del cuerpo.
Deformación unitaria normal. El alargamiento o contracción de un
segmento de línea por unidad de longitud se llama deformación unita­
ria normal. Para desarrollar una definición formal de la deformación
(a) unitaria normal, consideremos la línea A B que está contenida dentro del
cuerpo no deform ado mostrado en la figura 2-1 a. Esta línea está situa­
da a lo largo del eje n y tiene una longitud inicial As. Después de la de­
formación, los puntos A y B se desplazan a los puntos A ' y B' y la línea
recta se convierte en curva con longitud As', figura 2-1 b. El cambio en
longitud de la línea es entonces As' — As. Si definimos la deformación
unitaria normal promedio usando el símbolo eprom (épsilon), entonces:
As' - As
eprom As
A medida que el punto B se escoge cada vez más cercano al punto A ,
la longitud de la línea se vuelve cada vez más corta, de tal modo
que As —> 0. Igualmente, esto causa que B' se aproxime a A', de modo que
As' -» 0. Por consiguiente, la deformación unitaria normal en el punto
A y en la dirección de n, es en el límite:
(b)
A s' - A s
Fig. 2-1 e = lim ------ — —■ (2 -2 )
B—»/I a lo largode ;i AS

Si se conoce la deformación unitaria normal, podemos usar esta ecua­


ción para obtener la longitud final aproximada de un segmento corto de
línea en la dirección de n, después de que ha sido deformado.
S e c c ió n 2.2 Deformación unitaria • 71

a tra- Tenemos:
nento A í ' « (1 + e) A i (2-3)
ejem-
q pue- Por tanto, cuando e es positiva, la línea inicial se alargará, mientras que
i cada si e es negativa, la línea se contraerá.
¡spués Unidades. Note que la deformación unitaria normal es una cantidad
le ma- adimensional. ya que es una relación entre dos longitudes. Aunque éste es
están el caso, es una práctica común establecerla en términos de una relación
o que de unidades de longitud. Si se usa el sistema SI, entonces las unidades bá­
tibiará sicas serán m etro/m etro (m /m ). O rdinariam ente, en la mayoría de las
punto, aplicaciones ingenieriles, e será muy pequeña, así que las mediciones del
gmen- alargamiento son micrómetros por metro (//.m/m), donde 1 ¿un = 10-6 m.
rgarse En el sistema pie-libra-ségundo. la deformación unitaria puede ser esta­
si está blecida en unidades de pulgadas por pulgadas (pulg/pulg). En trabajos
experimentales, a veces se expresa el alargamiento como un porcentaje,
es decir, 0.001 m /m = 0.1%. Como ejemplo, un alargamiento normal de
480(10^6) puede ser reportado como 480(10~6) pulg/pulg, 480 /¿m/m o
como 0.0480%.También se puede establecer esta respuesta simplemente
como 480 ¡i (480 “mieras”).
le seg- Deformación unitaria cortante. El cambio en el ángulo que ocurre
remos entre dos segmentos de línea inicialmente perpendiculares entre sí se lla­
lación ma deformación unitaria cortante. Este ángulo se denota por y (gamma)
:z que y se mide en radianes. Para m ostrar cómo se desarrolla, consideremos los
leían­ segmentos de línea A B y A C partiendo desde el mismo punto A en un
l o es- cuerpo, y dirigidos a lo largo de los ejes perpendiculares n y t, figura 2-2a.
Después de la deformación, los extremos de las líneas se desplazan, y las
de un líneas mismas se vuelven curvas, de modo que el ángulo entre ellas en A
m i la­ es 6', figura 2-2b. De aquí definimos la deformación unitaria cortante en
lación el punto A que está asociada con los ejes n y t como:
ro del
7r
sitúa­ y,„ = x2 — lím 0' (2-4)
la de- B—»/t a lo largo de n
C —
• /4 a lo largo de l
i línea
íio en Note que si 6' es m enor que 7r/2, la deformación unitaria cortante es po­
iación sitiva, mientras que si 6' es mayor que tt/2, la deformación unitaria cor­
Dnces: tante es negativa.

(2-1)

ito A,
modo
lo que
punto

(2-2)

ecua-
rto de (a) (b)
Fig. 2-2
74 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

E J E M P L O 2.1
La barra esbelta mostrada en la figura 2-4 está sometida a un incre­
m ento de tem peratura a lo largo de su eje, que genera una deform a­
ción unitaria normal en la barra de ez = 40(10 3)z1/2, donde z está
dada en metros. Determ ine (a) el desplazamiento del extremo B de
la barra debido al incremento de tem peratura, y (b) la deformación
unitaria normal prom edio en la barra.

Fig. 2-4

Solución
Parte (a). Como la deformación unitaria normal está dada en cada
punto a lo largo de la barra, un segmento diferencial dz, localizado
en la posición z, figura 2-4, tiene una longitud deform ada que puede
determ inarse con la ecuación 2-3; o sea,

d z ' = [1 + 40(1 ( T ^ z ^ d z

La suma total de esos segmentos a lo largo del eje da la longitud de­


formada de la barra, esto es,
r 0.2 m
z' = [1 + 40(10-3)z ^ 2] dz

= z \ 40(10-3)(fz 3/2)|o2m
= 0.20239 m

Por tanto, el desplazamiento del extremo de la barra es

AB = 0.20239 m — 0.2 m = 0.00239 m = 2.39 mm [ Resp.

Parte (b). La deformación unitaria normal promedio en la barra se


determ ina con la ecuación 2-1, que supone que la barra o “segmento
de línea” tiene una longitud original de 200 mm y un cambio de lon­
gitud de 2.39 mm. Por consiguiente,
As' - As 2.39 mm
eprom = aÍ = 200 mm = ° '0119 mm/ mm ResP■
S e c c ió n 2.2 Deformación unitaria • 75

E J E M P L O

Una fuerza que actúa sobre el mango de la palanca mostrada en la


figura 2-5a ocasiona que el brazo gire en sentido horario un ángulo
de 6 = 0.002 rad. Determ ine la deformación unitaria normal prom e­
dio desarrollada en el alambre BC.

Fig. 2-5

Solución
Como 6 - 0.002 rad es pequeño, el alargamiento en el alambre CB,
figura 2-5b, es BB' = 0(0.5 m) = (0.002 rad)(0.5 m) = 0.001 m. La de­
formación unitaria normal promedio en el alambre es entonces,

BB' 0.001 ____ ,


e p ro m - CB - l m - 0.001 m /m Resp. a
m
76 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

E J E M P L O 2.3

La placa es deformada y adquiere la forma mostrada con líneas puntea­


das en la figura 2-6a. Si en esta configuración deformada las líneas hori­
zontales sobre la placa permanecen horizontales y no cambian su longi­
tud. determine (a) la deformación unitaria normal promedio a lo largo del
lado A B , y (b) la deformación unitaria cortante promedio en la placa
relativa a los ejes x y y.

3 mm 3 mm
H h Ju
2 mm
ir T '
250 mm 250 mm

- 300 mm ■
(a) (b)

Fig. 2-6

Solución
Parte (a). La línea A B , que coincide con el eje y , se convierte en la lí­
nea A B ' después de la deformación, como se muestra en la figura 2-6b.
La longitud de esta línea es

A B ' = V (250 - 2)2 + (3)2 = 248.018 mm

La deformación unitaria normal promedio para A B es por lo tanto

AB' - AB 248.018 mm — 250 mm


( eA ß )
prom AB 250 mm
= —7.93(10~3) mm/mm Resp.
El signo negativo indica que la deformación unitaria causa una contrac­
(c) ción de AB.
Parte (b). Como se ve en la figura 2-6c, el ángulo 90° BAC original­
mente recto entre los lados de la placa y medido desde los ejes x,y, cam­
bia a 0' debido al desplazamiento de B a B '. Como y xy = 7r/2 - 6 ' , en­
tonces y xv es el ángulo mostrado en la figura. Así,

3 mm
Jxy = tan = 0.0121 rad Resp.
250 mm — 2 mm
S e c c ió n 2.2 Deformación unitaria • 77

E J E M P L O

La placa mostrada en la figura 2-1a está empotrada a lo largo de A B y se


mantiene en las guías rígidas horizontales en sus partes superior e inferior
A D y BC. Si su lado derecho CD recibe un desplazamiento horizontal uni­
forme de 2 mm, determine (a) la deformación unitaria normal promedio
a lo largo de la diagonal A C , y (b) la deformación unitaria cortante en E
relativa a los ejes x,y.

•76 m m —|ß ,

(a)
Fig. 2-7

Solución

Parte (a). Cuando la placa se deforma, la diagonal AC se convierte en


la A C ', figura 2-7b. La longitud de las diagonales A C y A C se halla con
el teorema de Pitágoras. Tenemos,
AC = V(0.150)2 + (0.150)2 = 0.21213 m
A C = V(0.150)2 + (0.152)2 = 0.21355 m
Por tanto, la deformación unitaria normal promedio a lo largo de la dia­
gonal es
A C - AC 0.21355 m - 0.21213 m
(e/ic) Pr°m AC
0.21213 m
- 0.00669 mm/mm Resp.

Parte (b). Para encontrar la deformación unitaria cortante en E rela­


tiva a los ejes .* y y, es necesario primero encontrar el ángulo 9', que es­
pecifica el ángulo entre esos ejes después de la deformación, figura 2-lb.
Tenemos
76 mm
tan
75 mm
17
0' = 90.759° - - (90.759°) = 1.58404 rad
180
Aplicando la ecuación 2-4, la deformación unitaria cortante en E es por
tanto,
y xy = ^ — 1.58404 rad = -0.0132 rad Resp.

De acuerdo con la convención de signos, el signo negativo indica que el án­


gulo ff es mayor que 90°. Advierta que si los ejes x y y fuesen horizontal y
vertical, entonces debido a la deformación, y x>, = 0 en el punto E.
78 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

PROBLEMAS

2-1. Una pelota de hule llena de aire tiene un diámetro de 2-5. El alambre A B no está estirado cuando 6 = 45°. Si la
6 pulg. Si la presión del aire dentro de ella se aumenta hasta aplicación de una carga a la barra AC, genera que el ángulo
que el diámetro de la pelota sea de 7 pulg, determine la de­ 6 = 47°, determ ine la deformación unitaria normal en el
formación unitaria normal promedio en el hule. alambre.

2-2. Una franja delgada de caucho tiene una longitud no es­ 2-6. Si una carga aplicada a la barra A C ocasiona que el pun­
tirada de 15 pulg. Si se estira alrededor de un tubo cuyo diá to A se desplace hacia la derecha una cantidad A L, determi­
metro exterior es de 5 pulg, determine la deformación unita­ ne la deformación unitaria normal en el alambre A B . Inicial­
ria normal promedio en la franja. mente, 6 = 45°.

2-3. La viga rígida está soportada por un pasador en A y por


los alambres BD y CE. Si la carga P sobre la viga ocasiona
que el extremo C se desplace 10 mm hacia abajo, determine
la deformación unitaria normal desarrollada en los alambres
CE y BD.

r —i—
V )

4 m

i Probs. 2-5/6

-3 m - 2 m ----- f----- 2 m -
2-7. Los dos alambres están conectados en A . Si la fuerza P
ocasiona que el punto A se desplace horizontalmente 2 mm,
Prob. 2-3
determine la deformación unitaria normal desarrollada en
cada alambre.
*2-4. Bandas de nylon están adheridas por fusión a placas
de vidrio. Con un calentamiento moderado el nylon se ablan­
da mientras que el vidrio permanece aproximadamente rí­
gido. Determine la deformación unitaria cortante promedio
en el nylon debido a la carga P cuando el conjunto se defor­
ma como se indica.

2 mm

Prob. 2-4 Prob. 2-7


P ro blem a s • 79

*2-8. Parte de la palanca de mando de un avión consiste en *2-12. La placa triangular está fija en su base y su vértice A
un miembro rígido CBD y en un cable flexible A B . Si se apli­ recibe un desplazamiento horizontal de 5 mm. Determine la
ca una fuerza al extremo D del miembro y hace girar a éste deformación unitaria cortante yxy en A.
d = 0.3°, determine la deformación unitaria normal en el ca­
ble. Inicialmente, el cable no está estirado. 2-13. La placa triangular está fija en su base, y su vértice A
recibe un desplazamiento horizontal de 5 mm. Determine
2-9. Parte de la palanca de mando de un avión consiste en la deformación unitaria normal promedio ex a lo largo del
un miembro rígido CBD y en un cable flexible A B . Si se apli­ e je x
ca una fuerza al extremo D del miembro y genera una defor­
mación unitaria normal en el cable de 0.0035 mm/mm. deter­ 2-14. La placa triangular está fija en su base, y su vértice A
mine el desplazamiento del punto D. Inicialmente el cable no recibe un desplazamiento horizontal de 5 mm. Determine la
está estirado. deformación unitaria normal prom edio Cy a lo largo del
eje x'.

HH

Probs. 2-8/9

2-10. El alambre A B no está estirado cuando 6 = 45°. Si


2-15. A las esquinas de la placa cuadrada se le dan los des­
se aplica una carga vertical a la barra AC, lo que ocasiona que
plazamientos indicados. Determine las deformaciones unita­
6 = 47°,determ ine la deformación unitaria normal en el
rias normal promedio ev y ev a lo largo de los ejes x y y.
alambre.

2-11. Si una carga aplicada a la barra A C ocasiona que el


punto A se desplace hacia la izquierda una cantidad AL. de­ y
termine la deformación unitaria normal en el alambre AB.
Inicialmente, 6 = 45°.

Probs. 2-10/11 Prob. 2-15


80 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

*2-16. A las esquinas de la placa cuadrada se le dan los des­


plazamientos indicados. Determine la deformación unitaria
cortante a lo largo de los bordes de la placa en A y B.

2-17. A las esquinas de la placa cuadrada se le dan los des­


plazamientos indicados. Determine las deformaciones unita­
rias normal promedio a lo largo del lado A B y de las diago­
nales AC y DB.

Prob. 2-18

0.2 pulg

2-19. Las tres cuerdas están unidas al anillo en B. Cuando


se aplica una fuerza al anillo, éste se mueve al punto B ' , de
0.3 pulg
modo que la deformación unitaria normal en A B es eAB y la
deformación unitaria normal en CB es ec s . Considerando
que esas deformaciones unitarias son pequeñas, determine la
deformación unitaria normal en DB. Observe que A B y CB
permanecen horizontal y vertical, respectivamente, debido a
las guías de los rodillos en A y C.

Probs. 2-16/17

2-18. La cuerda de nylon tiene una longitud inicial L y es­


tá unida a un perno fijo en A y a un rodillo en B. Si se aplica
una fuerza P al rodillo, determine la deformación unitaria
normal en la cuerda cuando el rodillo está en C, ec y en D,
eD. Si la cuerda no estaba estirada inicialmente en la posición
C, determine la deformación unitaria normal eCo cuando el
rodillo se mueve a D. Demuestre que si los desplazamientos
Ac y son pequeños, entonces eCD = eD ec . Prob. 2-19
P ro b le m a s • 81

*2-20. La placa rectangular está sometida a la deformación 2-23. La placa rectangular está sometida a la deformación
mostrada por las líneas punteadas. D eterm ine las defor­ mostrada por las líneas punteadas. Determine la deforma­
maciones unitarias cortantes y xy y y vV desarrolladas en el ción unitaria cortante promedio y xy de la placa.
punto A .
*2-24. La placa rectangular está sometida a la deformación
mostrada por las líneas punteadas. Determine las deforma­
ciones unitarias normales promedio a lo largo de la diagonal
A C y del lado/IB .

Prob. 2-20
3 m m - i *—

Probs. 2-23/24

2-21. Un alambre delgado situado a lo largo del eje x es de­


formado en modo tal que cada punto del alambre se despla­
za A.v = k x 2 a lo largo del eje x. Si k es constante, ¿cuál
es la deformación unitaria normal en cualquier punto P a lo
largo del alambre. 2-25. La pieza de caucho es inicialmente rectangular. D e­
termine la deformación unitaria cortante promedio y xy si las
esquinas B y D están sometidas a los desplazamientos que
ocasionan que el caucho se deforme como se muestra con las
líneas punteadas.

2-26. La pieza de caucho es inicialmente rectangular y está


sometida a la deformación mostrada por las líneas puntea­
das. Determine la deformación unitaria normal promedio a
Prob. 2-21
lo largo de la diagonal DB y del lado AD .

2-22. El alambre está sometido a una deformación unitaria


normal definida por e = (x/L )e~ W L^~donde x está en milí­
metros. Si el alambre tiene una longitud inicial L, determine
el incremento en su longitud. 3 mm—-

400 mm

- 300 m m ------| B
2 mm

Prob. 2-22 Probs. 2-25/26


82 • CAPÍTULO 2 Deformación unitaria

2-27. El material se distorsiona y toma la posición puntea­


da mostrada. Determine (a) las deformaciones unitarias nor­
males promedio ex, e v y la deformación unitaria cortante y xy ti
en A ,y (b) la deformación unitaria normal promedio a lo lar­
go de la línea BE.

*2-28. El material se deforma según las líneas punteadas Prob. 2-30


mostradas en la figura. Determine la deformación unitaria
normal promedio que se presenta a lo largo de las diagona­
les A D y CF.
2-31. El tubo curvo tiene un radio original de 2 pies. Si se
calienta no uniformemente, de manera que la deformación
unitaria normal a lo largo de su longitud es e = 0.05 eos 6.
determine el incremento en longitud del tubo.
15 mm *2-32. Resuelva el problema 2-31 si e = 0.08 sen 6.
D \— !

■4 {•------8 0 m m —i F

Probs. 2-27/28

2-29. La carga no uniforme genera una deformación unita­ Probs. 2-31/32


ria normal en la flecha que puede expresarse por ex = k x 2,
donde k es una constante. Determine el desplazamiento del
extremo B. Además, ¿cuál es la deformación unitaria normal
promedio en la flecha? 2-33. El bloque de polisulfona está unido con pegamento
en sus partes superior e inferior a placas rígidas. Si una fuer­
za tangencial aplicada a la placa superior ocasiona que el ma­
terial se deforme de modo tal que sus lados quedan descritos
por la ecuación y = 3.56jt1/4, determine la deformación uni­
taria cortante en el material en sus esquinas A y B.

!
Prob. 2-29

2-30. La carga no uniforme genera una deformación unita­


ria normal en la flecha que puede expresarse por

ex = k sen

donde k es una constante. Determine el desplazamiento del


centro C y la deformación unitaria normal promedio en to­
da la flecha. Prob. 2-33
Pr o blem a s • 83

2-34 La fibra A B tiene una longitud L y orientación d. Si 2-35. Si la deformación unitaria normal se define con res­
sus extremos A y B experimentan desplazamientos muy pe­ pecto a la longitud final, como
queños u A y vB, respectivamente, determine la deformación
unitaria normal en la fibra cuando ella está en la posi­
ción A ' B'.

en lugar de definirla con respecto a la longitud inicial, ecua­


ción 2-2, demuestre que la diferencia en esas deformaciones
y unitarias se representa como un término de segundo orden,
esto es, e„ - e'„ = e„e'„.
y \vb

^ y
*
A uA A'

Prob. 2-34
Deben conocerse las propiedades mecánicas de un material a fin de que los
ingenieros puedan asociar las mediciones de deformación unitaria al esfuerzo.
Aquí se determinan las propiedades mecánicas del hueso a partir de una
prueba de compresión.
C A P Í T U LO
Propiedades mecánicas
3 de los materiales

Una vez estudiados los conceptos básicos de esfuerzo y de deformación unita­


ria. en este capítulo mostraremos cómo los esfuerzos pueden relacionarse con
las deformaciones unitarias usando métodos experimentales para determ inar el
diagrama esfuerzo-deformación unitaria de un material específico. Se estudiará
el comportamiento descrito por este diagrama, para los materiales usados co­
m únm ente en ingeniería. Se examinarán también las propiedades mecánicas y
otras pruebas relacionadas con el desarrollo de la mecánica de materiales.

3.1 Pruebas de tensión y compresión


La resistencia de un material depende de su capacidad para soportar
una carga sin deformación excesiva o falla. Esta propiedad es inheren­
te al material mismo y debe determinarse por experimentación. Entre
las pruebas más importantes están las pruebas de tensión o compresión.
Aunque con estas pruebas pueden determinarse muchas propiedades
mecánicas im portantes de un material, se utilizan principalmente para
determ inar la relación entre el esfuerzo normal promedio y la deform a­
ción normal unitaria en muchos materiales utilizados en ingeniería, sean
de metal, cerámica, polímeros o compuestos.

85
86 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

Para llevar a cabo esta prueba se prepara un espécimen o probeta de


forma y tamaño “estándar”. Antes de la prueba, se imprimen con un
punzón a la probeta dos marcas pequeñas a lo largo de ésta. Estas m ar­
d 0 = 0.5 pulg cas se colocan lejos de los extremos del espécimen porque la distribu­
ción del esfuerzo en los extremos es un tanto compleja debido al agarre

V~Lo = 2 pulg
i de las conexiones cuando se aplica una carga. Se toman mediciones tan­
to del área de la sección transversal inicial del espécimen, A 0, como
de la distancia L0 de la longitud calibrada entre las marcas del punzón.
Por ejemplo, cuando se usa un espécimen de metal en una prueba de
Fig. 3-1 tensión, generalmente éste tiene un diám etro inicial de d0 = 0.5 pulg
(13 mm) y una longitud calibrada de L0 = 2 pulg (50 mm), figura 3-1.
Con objeto de aplicar una carga axial, sin que tenga lugar la flexión en el
espécimen, por lo regular los extremos se asientan sobre juntas de rótu­
la. Luego se usa una máquina de prueba similar a la mostrada en la figu­
ra 3-2 para estirar el espécimen a un régimen constante muy lento, has­
ta alcanzar el punto de ruptura. La máquina se diseña para que se pueda
leer la carga requerida para m antener este alargamiento uniforme.
D urante la prueba, y a intervalos frecuentes, se registran los datos de
la carga aplicada P, a medida que se leen en la carátula de la máquina
o en un dispositivo digital. También puede medirse el alargamiento <5 =
( L - L 0 entre las marcas que se hicieron en el espécimen con el punzón,
usando ya sea una galga o un dispositivo óptico o mecánico llamado
Espécimen típico de acero con una
extensómetro. Este valor de 5 se usa luego para determ inar la deform a­
galga extensométrica cementada sobre
éste. ción unitaria normal promedio en el espécimen o muestra. Sin em bar­
go, a veces no se toma esta medición, puesto que también es posible leer
la deformación unitaria directamente usando una galga extensométrica
de resistencia eléctrica, que se parece al mostrado en la figura 3-3. La
operación de esta galga está basada en el cambio en la resistencia eléctri­
ca de un alambre muy delgado o una pieza de hoja de metal sometida
a deformación. En esencia, la galga está cementada o pegada al espéci­
men en una dirección específica. Si el pegamento es muy fuerte en com­
paración con la galga, entonces ésta es, en efecto, una parte integral del
espécimen, de modo que cuando éste se alargue en la dirección de la
galga, el alambre y el espécimen experim entarán la misma deformación
unitaria. Midiendo la resistencia eléctrica del alambre, la galga puede
graduarse para leer los valores de la deformación unitaria normal direc-

de resistencia eléctrica

Fig. 3-2 Fig. 3-3


S ección 3.2 El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria • 87

3.2 El diagram a de esfuerzo-deform ación


unitaria
A partir de los datos de un ensayo de tensión o de compresión, es posi­
ble calcular varios valores del esfuerzo y la correspondiente deforma­
ción unitaria en el espécimen y luego graficar los resultados. La curva
resultante se llama diagrama de esfuerzo-deformación unitaria y hay
dos maneras de describirlo.

Diagrama convencional de esfuerzo-deformación unitaria. Usan­


do los datos registrados, podemos determ inar el esfuerzo nom inal o de
ingeniería dividiendo la carga P aplicada entre el área A 0 de la sección
transversal original del espécimen. Este cálculo supone que el esfuerzo
es constante en la sección transversal y en toda la región entre los puntos
calibrados. Tenemos

D e la misma manera, la deformación nom inal o de ingeniería se deter- •


mina directamente leyendo el calibrador o dividiendo el cambio en la
longitud calibrada 8, entre la longitud calibrada original del espécimen
L0. Aquí se supone que la deformación unitaria es constante en la re­
gión entre los puntos calibrados. Entonces,

Si se grafican los valores correspondientes de cr y e, con los esfuerzos


como ordenadas y las deformaciones unitarias como abscisas, la curva
resultante se llama diagrama convencional de esfuerzo-deformación
unitaria. Este diagrama es muy im portante en la ingeniería ya que pro­
porciona los medios para obtener datos sobre la resistencia a tensión (o
a compresión) de un material sin considerar el tam año o forma geomé­
trica del material. Sin embargo, debe ser claro que nunca serán exacta­
mente iguales dos diagramas de esfuerzo-deformación unitaria para un
material particular, ya que los resultados dependen entre otras variables
de la composición del material, de imperfecciones microscópicas, de la
m anera en que esté fabricado, de la velocidad de carga y de la tempe­
ratura durante la prueba.
Veremos ahora las características de la curva convencional esfuerzo
deformación unitaria del acero, material comúnmente usado para la fa­
bricación de miembros estructurales y elementos mecánicos. En la figu­
ra 3-4 se muestra el diagrama característico de esfuerzo-deformación
unitaria de una probeta de acero, usando el método antes descrito. En
esta curva podemos identificar cuatro maneras diferentes en que el ma­
terial se comporta, dependiendo de la cantidad de deformación unitaria
inducida en el material.
88 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

, esfuerzo
f de fractura

Diagramas esfuerzo-deformación unitaria, convencional


y real, para un material dúctil (acero) (no a escala).

Fig. 3-4

Comportamiento elástico. Este comportamiento elástico ocurre cuando


las deformaciones unitarias en el modelo están dentro de la región ligera­
mente sombreada que se muestra en la figura 3-4. Puede verse que la cur­
va es en realidad una línea recta a través de toda esta región, así que el es­
fuerzo es proporcional a la deformación unitaria. En otras palabras, se dice
que el material es linealmente elástico. El límite superior del esfuerzo en es­
ta relación lineal se llama límite de proporcionalidad , olp. Si el esfuerzo ex­
cede un poco el límite de proporcionalidad, el material puede todavía res­
ponder elásticamente; sin embargo, la curva tiende a aplanarse causando
un incremento mayor de la deformación unitaria con el correspondiente in­
cremento del esfuerzo. Esto continúa hasta que el esfuerzo llega al límite
elástico. Para determ inar este punto en cualquier espécimen, debemos
aplicar, y luego retirar, una carga creciente hasta que se detecte una de­
formación permanente en el mismo. Sin embargo, en el acero rara vez se
determina el límite elástico, puesto que está muy cerca del límite de pro­
porcionalidad y, por tanto, su detección es bastante difícil.
Fluencia. Un ligero aumento en el esfuerzo más allá del límite elástico
provocará un colapso del material y causará que se deforme permanente­
mente. Este comportamiento se llama fluencia, y está indicado por la región
más oscura de la curva, figura 3-4. El esfuerzo que origina la fluencia se
llama esfuerzo de fluencia o punto de fluencia, <xy, y la deformación que
ocurre se llama deformación plástica. Aunque no se muestra en la figura
3-4, en los aceros con bajo contenido de carbono o en aquellos que sean la­
minados o rolados en caliente, se distinguen dos valores para el punto de
fluencia. El punto superior de fluencia ocurre primero, seguido por una
disminución súbita en la capacidad de soportar carga hasta un punto infe­
rior de fluencia. Sin embargo, una vez que se ha alcanzado el punto infe-
S ección 3.2 El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria • 89

rior de fluencia, como se muestra en la figura 3-4, entonces la muestra con­


tinuará alargándose sin ningún incremento de carga. Observe que la figu­
ra 3-4 no está trazada a escala. Si lo estuviera, las deformaciones unitarias
inducidas debido a la fluencia serían de 10 a 40 veces más grandes que las
producidas hasta el límite elástico. Cuando el material está en este estado,
suele decirse que es perfectamente plástico.

Endurecimiento por deformación. Cuando la fluencia ha terminado, pue­


de aplicarse más carga a la probeta, resultando una curva que se eleva con­
tinuamente pero se va aplanando hasta llegar a un esfuerzo máximo, llama­
do esfuerzo último, ct„. La elevación en la curva de esta manera se llama
endurecimiento por deformación, y se identifica en la figura 3-4 como la re­
gión ligeramente sombreada. A lo largo de la prueba, y mientras el espé­
cimen se está alargando, el área de su sección transversal disminuirá. Esta
disminución de área es bastante uniforme en toda la longitud calibrada del
espécimen, incluso hasta la deformación unitaria que corresponde al es­
fuerzo último.

Formación del cuello o estricción. En el esfuerzo último, el área de la sec­


ción transversal comienza a disminuir en una zona localizada de la probe­
ta, en lugar de hacerlo en toda su longitud. Este fenómeno es causado por
planos de deslizamiento que se forman dentro del material y las deforma­
ciones producidas son causadas por esfuerzos cortantes (vea la sección
10.7). Como resultado, tiende a desarrollarse un “cuello” en esta zona a
medida que el espécimen se alarga cada vez más. figura 3-5«. Puesto que el
área de la sección transversal en esta zona está decreciendo continuamen­
te, el área más pequeña puede soportar sólo una carga siempre decrecien­
te. De aquí que el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria tienda a cur­
varse hacia abajo hasta que la probeta se rompe en el punto del esfuerzo
de fractura, oy, figura 3-5b. Esta región de la curva debida a la formación Patrón típico de estricción que ocurrió en
del cuello está representada con color oscuro en la figura 3-4. este espécimen de acero justo antes de la
fractura.
Diagrama real de esfuerzo-deformación unitaria. En lugar de usar
siem pre el área de la sección transversal y la longitud originales de la
muestra para calcular el esfuerzo y la deformación unitaria (de ingenie­
ría), podríamos haber usado el área de la sección transversal y la longitud
reales del espécimen en el instante en que la carga se está midiendo. Los
valores del esfuerzo y de la deformación unitaria calculados a partir de es­
tas mediciones se llaman esfuerzo real y deformación unitaria real, y un tra­
zo de sus valores se llama diagrama real de esfuerzo-deformación unita­
ria. Cuando se traza este diagrama, vemos que tiene la forma mostrada por
la línea que forma la curva en la figura 3-4. Advierta que ambos diagra­
mas (el convencional y el real) prácticamente coinciden cuando la defor­
mación unitaria es pequeña. Las diferencias entre los diagramas comien­
zan a aparecer en la zona de endurecimiento por deformación, donde la
magnitud de la deformación unitaria es más significativa. En particular, no­
te la gran divergencia dentro de la zona de formación del cuello. Aquí po­
demos ver que. según el diagrama o - e convencional, la probeta de en­
sayo en realidad soporta una carga decreciente, puesto que A 0 es constante
cuando se calcula el esfuerzo nominal, <r = P /A 0. Sin embargo, según el Falla de un
material dúctil.
diagrama a - e real, el área real A dentro de la región de formación del
cuello está siempre decreciendo hasta que ocurre la falla oy-, y así el ma­ (b)
terial realmente soporta un esfuerzo creciente, puesto que cr = P/A Fig. 3-5
90 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

Aunque los diagramas de esfuerzo-deformación real y convencional


son diferentes, la mayor parte del diseño en ingeniería se lleva a cabo
dentro de la zona elástica, ya que la distorsión del material en general
no es severa dentro de este intervalo. Siempre que el material sea “rígi­
do”, como son la mayoría de los metales, la deformación unitaria hasta
el límite de elasticidad permanecerá pequeña y el error en el uso de los
valores nominales de <xy de e será muy pequeño (alrededor de 0.1%)
comparado con sus valores verdaderos. Ésta es una de las razones
primordiales para usar diagramas de esfuerzo-deformación convencio­
nales.
Los conceptos anteriores pueden resumirse haciendo referencia a la
figura 3-6, la cual muestra un diagrama de esfuerzo-deformación con­
vencional de una probeta de un acero dulce. Con objeto de resaltar los
detalles, la zona elástica de la curva se presenta en una escala de defor­
mación exagerada. Siguiendo el comportamiento, el límite de propor­
cionalidad se alcanza en alp = 35 klb/pulg2 (241 MPa), cuando e¡p =
0.0012 pulg/pulg. Éste es seguido por un punto superior de fluencia de
(°y)« = 38 klb/pulg2 (262 MPa), luego súbitam ente por un punto infe­
rior de fluencia de (oy), = 36 klb/pulg2 (248 MPa). El final de la fluen­
cia ocurre con una deformación unitaria de eY = 0.030 pulg/pulg, la cual
es 25 veces más grande que la deformación unitaria en el límite de pro­
porcionalidad. Continuando, la probeta de ensayo se endurece hasta que
alcanza un esfuerzo último de ct„ = 63 klb/pulg2 (435 MPa), y luego co­
mienza la estricción hasta que ocurre la falla, oy = 47 klb/pulg2 (324 MPa).
En comparación, la deformación unitaria en el punto de falla, ef = 0.380
pulg/pulg, es 317 veces mayor que e¡p.

o (klb/pulg2)

Fig. 3-6
S ección 3.3 Comportamiento esfuerzo-deformación unitaria de materiales dúctiles y frágiles • 91

cional
i cabo 3.3 Com portam iento esfuerzo-deform ación unitaria
eneral de m ateriales dúctiles y frágiles
"rígi-
hasta Los materiales pueden clasificarse como dúctiles o frágiles dependien­
de los do de sus características esfuerzo-deformación unitaria. Trataremos a ca­
0. 1%) da uno por separado.
tzones
enrió­ Materiales dúctiles. Todo material que pueda estar sometido a defor­
maciones unitarias grandes antes de su rotura se llama m aterial dúctil. El
la a la acero dulce (de bajo contenido de carbono), del que hemos hablado an­
i con­ tes, es un ejemplo típico. Los ingenieros a m enudo eligen materiales dúc­
tar los tiles para el diseño, ya que estos materiales son capaces de absorber im­
defor- pactos o energía y, si sufren sobrecarga, exhibirán norm alm ente una
ropor- deformación grande antes de su falla.
U na manera de especificar la ductilidad de un material es reportar su
eiP ~
cia de porcentaje de elongación o el porcentaje de reducción de área (estric-
) infe- ción) en el mom ento de la fractura. El porcentaje de elongación es la
fluen- deformación unitaria del espécimen en la fractura expresada en porcen­
a cual taje. Así, si la longitud original entre las marcas calibradas de un probe­
e pro- ta es L0 y su longitud durante la ruptura es Lf, entonces
ta que L f - L0
ao co- Porcentaje de elongación = ( 100%) (3-3)
MPa).
0.380 Como se aprecia en la figura 3-6, puesto que ef = 0.380, este valor sería
de 38% para una probeta de ensayo de acero dulce.
El porcentaje de reducción del área es otra m anera de especificar la
ductilidad. Está definida dentro de la región de formación del cuello co­
mo sigue:
A q - Ai-
Porcentaje de reducción del área = ----------- (100%) (3-4)

Aquí A 0 es el área de la sección transversal original y A f es el área en


la fractura. Un acero dulce tiene un valor típico de 60 por ciento.
Además del acero, otros materiales como el latón, el molibdeno y el
zinc pueden también exhibir características de esfuerzo-deformación a (klb/pulg2)
dúctiles similares al acero, por lo cual ellos experimentan un com porta­ 60
miento esfuerzo-deformación unitaria elástico, fluyen a esfuerzo cons­
tante, se endurecen por deformación y, finalmente, sufren estricción has­
ta la ruptura. Sin embargo, en la mayoría de los metales, no ocurrirá una
fluencia constante más allá del rango elástico. Un metal para el cual és­
te es el caso es el aluminio. En realidad, este metal a menudo no tiene
un punto de fluencia bien definido, y en consecuencia es práctica común
definir en él una resistencia a la fluencia usando un procedimiento grá­
fico llamado el método de la desviación. Norm alm ente se escoge una
deformación unitaria de 0.2% (0.002 pulg/pulg) y desde este punto so­
e (pulg/pulg)
bre el eje e, se traza una línea paralela a la porción inicial recta del dia­ 0.010
pulg) 0.002
grama de esfuerzo-deformación unitaria. El punto donde esta línea in­ (desviación
terseca la curva define la resistencia a la fluencia. Un ejemplo de la de 0.2%)
construcción para determ inar la resistencia a la fluencia para una alea­ Resistencia a la fluencia para una aleación
ción de aluminio se muestra en la figura 3-7. De la gráfica, la resisten­ de aluminio

cia a la fluencia es crYs — 51 klb/pulg2 (352 MPa). Fig. 3-7


92 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

a (klb/pulg2)

Diagrama a -e para el hierro colado gris

Fig.3-9

Observe que la resistencia de fluencia no es una propiedad física del


material, puesto que es un esfuerzo que causó una deformación unita­
ria perm anente especificada en el material. Sin embargo, en este texto
supondremos que la resistencia de fluencia, el punto de fluencia, el lími­
te elástico y el límite de proporcionalidad coinciden todos ellos, a no ser
que se establezca de otra manera. El hule natural sería una excepción,
ya que de hecho ni siquiera tiene un límite de proporcionalidad, puesto
que el esfuerzo y la deformación unitaria no están linealmente relacio­
nados, figura 3-8. En cambio, este material, que se conoce como un po­
límero, exhibe un comportamiento elástico no lineal.
La madera es a menudo un material m oderadam ente dúctil, y como
resultado se diseña por lo general para responder sólo a cargas elásti­
cas. Las características de resistencia de la m adera varían mucho de una
especie a otra, y para cada especie dependen del contenido de humedad,
la edad y el tam año o la localización de los nudos en la madera. Puesto
que la m adera es un material fibroso, sus características de tensión o de
compresión difieren mucho cuando recibe carga paralela o perpendicu­
lar a su grano. Específicamente, la m adera se abre con facilidad cuando
se carga en tensión perpendicularm ente a su grano y, por consiguiente,
las cargas de tensión suelen casi siempre aplicarse paralelas al grano de
los miembros de madera.
Sección 3.3 C o m p o r t a m ie n t o e s fu e r z o - d e fo r m a c ió n u n it a r ia d e m a t e r ia le s d ú c t ile s y f r á g ile s • 93

o (klb/pulg2)

Falla a tensión
de un material frágil
La compresión ocasiona
(a) que el material se expanda
-pulg) (b)

Fig. 3-10
Diagrama a - e para una mezcla típica de concreto

Fig. 3-11

Materiales frágiles. Los materiales que exhiben poca o ninguna fluen­


cia antes de su rotura se llaman materiales frágiles. Un ejemplo es el hie­
rro colado, o hierro gris, cuyo diagrama de esfuerzo-deformación bajo ten­
sión se muestra por la porción A B de la curva en la figura 3-9. Aquí la
fractura a oy = 22 klb/pulg2 (152 MPa) tiene lugar inicialmente en una
imperfección o una grieta microscópica y luego se extiende rápidamente
a través de la muestra, ocasionando una fractura completa. Como resul­
tado de este tipo de falla, los materiales frágiles no tienen un esfuerzo de
ruptura bajo tensión bien definido, puesto que la aparición de grietas en
una muestra es bastante aleatoria. En cambio, suele reportarse el esfuer­
zo de ruptura promedio de un grupo de pruebas observadas. En la figura
3-10a se muestra una probeta típica en la que ha ocurrido la falla. El acero pierde rápidamente su resistencia
Comparados con su com portamiento bajo tensión, los materiales frá­ al ser calentado. Por esta razón los ingenie­
giles como el hierro colado exhiben una resistencia mucho más elevada ros requieren a menudo que los miembros
a la compresión axial, como se evidencia por la porción AC de la curva estructurales principales sean aislados con­
en la figura 3-9. En este caso cualquier grieta o imperfección en la pro­ tra el fuego.
:a del beta tiende a cerrarse, y conforme la carga aum enta el material por lo
unita- general se abom bará o adquirirá forma de barril a medida que las de­
texto formaciones unitarias van siendo más grandes, figura 3-105.
I limi- Al igual que el hierro colado, el concreto se clasifica también como a (klb/pulg2)
io ser material frágil y tiene baja capacidad de resistencia a la tensión. Las ca­
Dción, racterísticas de su diagrama de esfuerzo-deformación dependen primor­
tuesto dialmente de la mezcla del concreto (agua, arena, grava y cemento) y
lacio- del tiempo y tem peratura del curado. En la figura 3-11 se muestra un
in po- ejemplo típico de un diagrama de esfuerzo-deformación “com pleto” para
el concreto. Por inspección, su resistencia máxima a la compresión es de
como casi 12.5 veces mayor que su resistencia a la tensión, (crc)máx = 5 klb/pulg2
elásti- (34.5 MPa) contra (cr,)máx = 0.40 klb/pulg2 (2.76 MPa). Por esta razón,
le una el concreto casi siempre se refuerza con barras de acero cuando está di­ 160° F
ledad, señado para soportar cargas de tensión.
'uesto Puede afirmarse, por lo general, que la mayoría de los materiales ex­
n o de hiben un com portamiento tanto dúctil como frágil. Por ejemplo, el acero
ndicu- tiene un comportamiento frágil cuando tiene un contenido de carbono
------ 1-------e(pulg/pulg)
uando alto, y es dúctil cuando el contenido de carbono es reducido. También 0.01 0.02 0.03 0.04 0.05 0.06
tiente, los materiales se vuelven más duros y frágiles a temperaturas bajas, mien­
Diagramas cr-f para un plástico metacrilático
tno de tras que cuando la temperatura se eleva, se vuelven más blandos y dúcti­
les. Este efecto se muestra en la figura 3-12 para un plástico metacrilático. Fig. 3-12
94 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

3.4 Ley de Hooke


Como se observó en la sección anterior, los diagramas de esfuerzo-de­
formación para la mayoría de los materiales de ingeniería exhiben una
relación lineal entre el esfuerzo y la deformación unitaria dentro de la
región elástica. Por consiguiente, un aum ento en el esfuerzo causa un au­
m ento proporcional en la deformación unitaria. Este hecho fue descu­
bierto por R obert Hooke en 1676 en los resortes, y se conoce como ley
de Hooke. Puede expresarse m atemáticamente como:

(3-5)

A quí E representa la constante de proporcionalidad, que se llama m ó­


dulo de elasticidad o m ódulo de Young, en honor de Thomas Young,
quien publicó en 1807 un trabajo sobre el tema.
La ecuación 3-5 representa en realidad la ecuación de la porción ini­
cial recta del diagrama de esfuerzo-deformación unitaria hasta el límite
de proporcionalidad. Además, el módulo de elasticidad representa la pen­
diente de esta línea. Puesto que la deformación unitaria no tiene dimen­
siones, según la ecuación 3-5, E tendrá unidades de esfuerzo, tales como
lb/pulg2, klb/pulg2 o pascales. Como ejemplo de su cálculo, considere­
mos el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria para el acero m ostra­
do en la figura 3-6. Aquí, a,p = 35 klb/pulg2 y e¡p = 0.0012 pulg/pulg, de
modo que:

E = — = = 29(103) klb/pulg2
% 0.0012 pulg/pulg

Como se m uestra en la figura 3-13, el límite de proporcionalidad pa­


a (klb/pulg2) ra un tipo particular de acero depende de su contenido de aleación; sin
embargo, la mayoría de los grados de acero, desde el acero rolado más
suave hasta el acero de herramientas más duro, tienen aproximadamen­
acero para resortes
( I % de carbono) te el mismo módulo de elasticidad, que generalm ente se acepta igual a
£ ac = 29(103) klb/pulg2 o 200 GPa. Los valores comunes de E para otros
materiales de ingeniería están a menudo tabulados en códigos de inge­
niería y en libros de referencia. Valores representativos se dan también
acero endurecido en el forro interior de la cubierta de este libro. Debe observarse que el
tratado termicamente módulo de elasticidad es una propiedad mecánica que indica la rigidez
(0.6% de carbono)
de un material. Los materiales que son muy rígidos, como el acero, tie­
acero maquinado nen valores grandes de E [£ ac = 29(103) klb/pulg2 o 200 GPa], mientras
(0.6% de carbono) que los materiales esponjosos, como el hule vulcanizado, pueden tener
acero estructural valores bajos [£ h = 0.10(103) klb/pulg2 o 0.70 MPa].
(0.2% de carbono) El módulo de elasticidad es una de las propiedades mecánicas más im­
acero suave portantes usadas en el desarrollo de las ecuaciones presentadas en este
(0.1% de carbono)
texto. Por tanto, deberá siempre recordarse que E puede usarse sólo si
un material tiene un comportamiento elástico lineal. También, si el es-
<• (pulg/pulg) fuerzo en el material es mayor que el límite de proporcionalidad, el dia­
0.002 0.004 0006 0.008 0.01
grama de esfuerzo deformación unitaria deja de ser una línea recta y la
Fig. 3-13 ecuación 3-5 ya no es válida.
Sección 3.4 Ley de Hooke • 95

Endurecimiento por deformación. Si una probeta de material dúctil,


como el acero, es cargada dentro de la zona plástica y luego descargada,
la deformación elástica se recupera cuando el material retorna a su esta­
do de equilibrio. Sin embargo, la deformación plástica permanece y, como
resultado, el material queda som etido a una deformación permanente.
Por ejemplo, cuando un alambre se dobla (plásticamente), resorteará un
poco (elásticamente) cuando se quita la carga; sin embargo, no retornará
por completo a su posición original. Este comportamiento puede ilustrar­
se por medio de un diagrama de esfuerzo-deformación unitaria como se
m uestra en la figura 3-14«. Aquí, la probeta es cargada, primero, más allá
de su punto de fluencia A hasta el punto A '. Puesto que las fuerzas intera­
tómicas tienen que vencerse para alargar al espécimen elásticamente, en­
tonces estas mismas fuerzas hacen que los átomos permanezcan juntos cuan­
do se retira la carga, figura 3-14a. Por consiguiente, el módulo de elasticidad
E es el mismo, y la pendiente de la línea O 'A ' tiene la misma pendiente
que la línea O A.
Si se aplica de nuevo la carga, los átomos del material serán nueva­
mente desplazados hasta que ocurra la fluencia en o cerca del esfuerzo
A ', y el diagrama de esfuerzo-deformación continúa a lo largo de la mis­
ma trayectoria como antes, figura 3-14b. Sin embargo, conviene señalar
que este nuevo diagrama de esfuerzo-deformación definido por O 'A 'B '
tiene ahora un punto de fluencia mayor (A '), como consecuencia del en- *
durecimiento por deformación. En otras palabras, el material tiene aho­
ra una región elástica mayor, sin embargo, tiene menos ductilidad, esto es,
una menor región plástica, que cuando estaba en su estado original.
Debe señalarse que en realidad puede perderse algo de calor o ener­
gía cuando el espécimen es descargado desde A ' y luego cargado de nue­
vo hasta este mismo esfuerzo. Como resultado, se tendrán ligeras curvas
en las trayectorias de A ' a O' y de O' a A ' durante un ciclo de carga
medido cuidadosamente. Esto se muestra por medio de las curvas con
rayas en la figura 3-146. El área sombreada entre estas curvas represen­
ta energía perdida y se llama histéresis mecánica. Se convierte en una
consideración im portante cuando se seleccionan materiales que van a
servir como amortiguadores de vibraciones en estructuras o en equipos
mecánicos, aunque en este texto no la consideraremos.
a a

región región región región


elástica plástica elástica plástica

e
?deformaci6n ? recuperación , O O'
permanente' elástica ' (a) (b)

Fig. 3-14
96 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

dica la d
3.5 Energía de deform ación cisameu
do se da
Un material tiende a almacenar energía internamente en todo su volu­ materia]
men al ser deform ado por una carga externa. Puesto que esta energía debido ;
está relacionada con las deformaciones del material, recibe el nombre con un t>
de energía de deformación unitaria. Por ejemplo, cuando una probeta de fractura
prueba a tensión está sometida a una carga axial, un elemento de volu­ La alea*
men del material está sometido a esfuerzo uniaxial como se muestra en nacidad
la figura 3-15. Este esfuerzo desarrolla una fuerza AF = cr AA = a (Ai diagran:
Ay) sobre Jas caras superior e inferior del elem ento después que el ele­ cómop>
mento sufre un desplazamiento vertical e Az. Por definición, el trabajo tres ales
se determina por el producto de la fuerza y el desplazamiento en la di­
rección de la fuerza. Puesto que la fuerza AF aum enta uniformemente
desde cero hasta su magnitud final AF cuando se alcanza el desplaza­ pur\
miento e Az, el trabajo efectuado en el elemento por la fuerza es igual • uj
a la magnitud de la fuerza promedio (AF/2) por el desplazamiento e Az. te
Fig. 3-15
Este “trabajo externo” es equivalente al “trabajo interno” o energía de tos
deformación unitaria almacenada en el elemento (suponiendo que no se ira
pierda energía en forma de calor). En consecuencia, la energía de defor­ • El
mación unitaria AU es AU = (1/2 AF) e Az = (1/2 o Ax Ay)e Az. Como usa
el volumen del elem ento es AF = Ax Ay Az, entonces AU = 1/2 ere AV. lib
A veces es conveniente formular la energía de deformación unitaria • Ui
por unidad de volumen de material. Esto se llama densidad de energía mi
de deformación unitaria, y puede expresarse como tía
la
AU 1 • Ui
(3-6)
w= Á v = r e a
le
Si el comportamiento del material es elástico lineal, entonces es aplica­ lo
ble la ley de Hooke, o = Ee, y por tanto podemos expresar la densidad de
• Pi
energía de deformación unitaria en términos del esfuerzo uniaxial como: ui
fu
(3-7) • U
2E
ce
Módulo de resiliencia. En particular, cuando el esfuerzo o-alcanza el ck
límite de proporcionalidad, a la densidad de la energía de deformación • Si
unitaria, calculada con la ecuación 3-6 o la 3-7, se le llama módulo de re­ pí
siliencia, esto es. &
• U
ca
(3-8) • B
P*
m
En la región elástica del diagrama de esfuerzo-deformación unitaria,
figura 3-16«, advierta que ur es equivalente al área triangular sombreada
bajo el diagrama. La resiliencia de un material representa físicamente la L!
capacidad de éste de absorber energía sin ningún daño perm anente en m
el material. ta
Módulo de resiliencia ur e
(a) Módulo de tenacidad. O tra propiedad im portante de un material es
el módulo de tenacidad, u,. Esta cantidad representa el área total dentro
Fig. 3-16 del diagrama de esfuerzo-deformación, figura 3-16¿>, y por consiguiente in-
Sección 3.5 Energía de deformación • 97

dica la densidad de la energía de deformación unitaria del material pre­ a


cisamente antes de que se rompa. Esta propiedad resulta importante cuan­
do se diseñan miembros que pueden sobrecargarse accidentalmente. Los
'olu- materiales con un módulo de tenacidad elevado se distorsionarán mucho
;rgía debido a una sobrecarga; sin embargo, pueden ser preferibles a aquellos
nbre con un valor bajo, puesto que los materiales que tienen un u, bajo pueden
:a de fracturarse de m anera repentina sin indicio alguno de una falla próxima.
/olu- La aleación de los metales pueden también cambiar su resiliencia y te­
a en nacidad. Por ejemplo, al cambiar el porcentaje de carbono en el acero, los
■(A* diagramas de esfuerzo-deformación resultantes en la figura 3-17 indican
i ele- cómo pueden cambiar a su vez los grados de resiliencia y de tenacidad en
ibajo tres aleaciones.
a di- (b)
lente
laza- PUNTOS IMPORTANTES Fig. 3-16 (cont.)

igual • U n diagrama de esfuerzo-deformación convencional es importan­


e Az. te en la ingeniería ya que proporciona un medio para obtener da­
ía de tos sobre la resistencia a tensión o compresión del material sin
no se importar el tamaño o forma física del material.
efor- • El esfuerzo y la deformación unitaria de ingeniería se calculan
^omo usando el área original de la sección transversal y la longitud ca­ resistencia más alta
del acero endurecido
eAV. librada del espécimen. (0.6% de carbono)
itaria • Un material dúctil, como el acero dulce, tiene cuatro com porta­ acero estructural
ergía mientos distintos al ser cargado. Ellos son el comportamiento elás­ muy tenaz
de carbono)
tico, la fluencia o cedencia, el endurecimiento por deformación y
la estricción. acero suave
muy dúctil
(3-6) • Un material es linealmente elástico si el esfuerzo es proporcional (0.1 % de carbono)
a la deformación unitaria dentro de la región elástica. A esto se
le llama ley de Hooke, y la pendiente de la curva se llama módu­
plica- lo de elasticidad, E.
ad de • Puntos importantes sobre el diagrama de esfuerzo-deformación Fig. 3-17
:omo: unitaria son el límite de proporcionalidad, el límite elástico, el es­
fuerzo de fluencia, el esfuerzo último y el esfuerzo de fractura.
(3-7) • La ductilidad de un material puede ser especificada por el por­
centaje de elongación del espécimen o por el porcentaje de reduc­
nza el ción en área.
lación • Si un material no tiene un distinto punto de fluencia, puede es­
de re- pecificarse un esfuerzo de fluencia usando un procedim iento grá­
fico tal como el método de la desviación.
• Los materiales frágiles, como el hierro colado gris, tienen muy po­
ca o ninguna fluencia y se fracturan repentinamente.
(3-8) • El endurecimiento por deformación se usa para establecer un
punto de fluencia más alto en un material. Esto se logra defor­
mando el material más allá del límite elástico y luego liberando
litaria, la carga. El módulo de elasticidad permanece igual: sin embargo,
jreada la ductilidad del material decrece.
;nte la • La energía de deformación unitaria es energía almacenada en un
nte en material debido a su deformación. Esta energía por volumen uni­
tario se llama densidad de energía por deformación unitaria. Si Este espécimen de nylon exhibe un
ella se mide hasta el límite de proporcionalidad se llama m ódu­ alto grado de tenacidad evidencia­
:rial es lo de resiliencia, y si se mide hasta el punto de fractura, se llama do por la gran cantidad de estric­
dentro módulo de tenacidad. ción que ha sufrido justo antes de
ntc in­ su fractura.
98 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O

U na prueba de tensión para una aleación de acero da como resulta­


do el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria mostrado en la fi­
gura 3-18. Calcule el módulo de elasticidad y el esfuerzo de fluencia
con base en una desviación de 0.2%. Identifique sobre la gráfica el
esfuerzo último y el esfuerzo de fractura.

<7 (k lb/pulg2)

120

a„ = 108

<%= 68

€ (pulg/pulg)
0.02 0.04 0.06 0.08 0.10 0.12 0 .U 0.16 0.18 0.20 0.22 0.24
I 0.0008 I 0.0016 I 0.0024
0.0004 0.0012 00020
*02%" Fig. 3-18

Solución
Módulo de elasticidad. Debemos calcular la pendiente de la por­
ción inicial recta de la gráfica. Usando la curva amplificada y la esca­
la mostrada, esta línea se extiende del punto O a un punto estimado
A, que tiene coordenadas de aproximadamente (0.0016 pulg/pulg, 50
klb/pulg2). Por consiguiente,
50 = klb/pulg2
31.2(103) klb/pulg2 Resp.
0.0016 pulg/pulg
Advierta que la ecuación de la línea OA es entonces a = 31.2(103)e.
Resistencia a la fluencia. Para una desviación de 0.2%, comenza­
mos con una deformación unitaria de 0.2%, o 0.0020 pulg/pulg y ex­
tendemos gráficamente una línea (punteada) paralela a O A hasta que
interseca a la curva a-e en A'. La resistencia a la fluencia es aproxi­
madamente:
o-yS = 68 klb/pulg2 Resp

Esfuerzo último. Este se define por la ordenada máxima de la grá­


fica cr-e, esto es, por el punto B en la figura 3-18.

cr„ = 108 klb/pulg2 Resp.


Esfuerzo de fractura. Cuando el espécimen se deforma a su máxi­
mo de 6f = 0.23 pulg/pulg, se fractura en el punto C. Entonces,
ay = 90 klb/pulg2 Resp.
Sección 3.5 Energía de deformación • 99

E J E M P L O

En la figura 3-19 se m uestra el diagrama de esfuerzo-deformación uni­


taria para una aleación de aluminio usada para fabricar partes de avión.
Si un espécimen de este material se somete a un esfuerzo de 600 MPa, de­
termine la deformación unitaria permanente que queda en el espécimen
cuando la carga se retira. Calcule también el módulo de resiliencia
antes y después de la aplicación de la carga.

Solución
Deformación unitaria permanente. Cuando el espécimen está so­
metido a la carga, se endurece hasta que se alcanza el punto B sobre
el diagrama er-e, figura 3-19. La deformación unitaria en este punto
es aproximadamente 0.023 mm/mm. Cuando se retira la carga, el ma­ tr(M Pa)

terial se comporta siguiendo la línea recta BC, que es paralela a la lí­


nea OA. Como ambas líneas tienen la misma pendiente, la deforma­ 750
ción unitaria en el punto C puede determ inarse analíticamente. La
F
pendiente de la línea OA es el módulo de elasticidad, esto es, 600 -

450 MPa
E = = 7 5 .0 GPa Oy = 450
0.006 mm/m m
Según el triángulo C BD :
BD 600(106) Pa
E = = 7 5 .0 ( 1 0 9) Pa
CD ~ CD
CD — 0 0 .0 0 8 mm/mm € (m m /m m )

Esta deformación unitaria representa la cantidad de deformación uni­


taria elástica recuperada. La deformación unitaria permanente, eoc, es •—eoc—■!
entonces ,
eoc = 0 .0 2 3 m m /m m — 0 .0 0 8 m m/mm Fig. 3-19

= 0 .0 1 5 0 mm/m m Resp.
Nota: si las marcas de calibración sobre el espécimen estaban original­
mente separadas 5 0 mm, entonces, después de retirar la carga, esas mar­
cas estarán a 5 0 mm + (0 .0 1 5 0 ) ( 5 0 mm) = 5 0 .7 5 mm separadas.

M ódulo de resiliencia. Aplicando la ecuación 3 -8 , tenemos*

(«r)inicial = = ^ (4 5 0 M P a) (0 .0 0 6 m m /mm)

= 1.35 M J/m 3 Resp.

^(600 MPa)(0.008 m m /mm)

= 2 .4 0 M J/m 3 Resp.
El efecto del endurecimiento del material ha causado un incremen­
to en el módulo de resiliencia, como se advierte por comparación de
las respuestas; sin embargo, note que el módulo de tenacidad del ma­
terial ha decrecido, ya que el área bajo la curva O ABF es mayor que
el área bajo la curva CBF.
*E1 trab ajo en el sistem a SI de u n id ad es se m ide en joules, d o n d e 1 J = 1 N • m.
100 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O 3.3
La barra de aluminio mostrada en la figura 3-20« tiene una sección
transversal circular y está sometida a una carga axial de 10 kN. Una
porción del diagrama de esfuerzo-deformación unitaria para el m a­
terial se m uestra en la figura 3-206; determ ine el alargamiento
aproximado de la barra cuando se le aplica la carga. Si se retira la car­
ga, ¿cuál es el alargamiento permanente de la barra? Considere Eal =
70 GPa.

20 mm 15 mm
B le
M ---------------------------------
10 kN ■<---------- - ' ■ "i i---------- ► 10 kN
" t ! »
600 mm

(a)

a (MPa)

(b)

Fig. 3-20

Solución
En el análisis despreciaremos las deformaciones localizadas en el pun­
to de aplicación de la carga y donde el área de la sección transversal
de la barra cambia bruscamente. (Esos efectos se estudiarán en las
secciones 4.1 y 4.7.) En toda la sección media de cada segmento, el
esfuerzo normal y la deformación son uniformes.
Sección 3.5 Energía de deformación • 101

Para estudiar la deformación de la barra, debemos obtener la defor­


mación unitaria. Hacemos esto calculando prim ero el esfuerzo y luego
usamos el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria para obtener la
deformación unitaria. El esfuerzo normal dentro de cada segmento es:

P 10(103) N
a AB ~ ~7 ~ = 31.83 MPa
•n- (0.01 m )2
10(103) N
= 56.59 MPa
A ir (0.0075 m ):

Según el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria, el material en la


región A B se deforma elásticamente ya que oy = 40 MPa > 31.83 MPa.
Usando la ley de Hooke,

trAB 31.83(106) Pa
£a b = T T - = ----- — 3 --------- = 0.0004547 mm/mm
B £ ai 70(10 ) Pa

El material dentro de la región BC se deforma plásticamente, ya que


a y = 40 MPa < 56.59 MPa. De la gráfica, para aBC = 56.59 MPa,

eBC ~ 0.045 m m /m m

El alargamiento aproximado de la barra es entonces

8 = 1 e L - 0.0004547 (600 mm) + 0.045 (400 mm)


= 18.3 mm Resp.

Cuando se retira la carga de 10 kN, el segmento A B de la barra re­


cupera su longitud original. ¿Por qué? Por otra parte, el material en el
segmento BC se recupera elásticamente a lo largo de la línea FG, figura
3-20b. Como la pendiente de FG es £ al, la recuperación elástica de la
deformación es:

a BC 56.59(106) Pa
erec = 9 n— = 0.000808 mm/mm
£ ai ~ 70(109) Pa

La deformación plástica que permanece en el segmento BC es entonces:

e OG = 0.0450 - 0.000808 = 0.0442 mm/mm

Por tanto, cuando la carga se retira, la barra permanece con un alarga­


miento dado por:

8' = eOG^BC = 0.0442 (400 mm) = 17.7 mm Resp.


102 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

PROBLEMAS

3-1. Se llevó a cabo una prueba de tensión en una pro­ *3-4. Se llevó a cabo una prueba de tensión en una pro­
beta de ensayo de acero que tenía un diámetro original beta de ensayo de acero que tenía un diámetro original de
de 0.503 pulg y una longitud calibrada de 2.00 pulg. Los 0.503 pulg y una longitud calibrada de 2.00 pulg. Los da­
datos se muestran en la tabla. Trace el diagrama de esfuer­ tos se m uestran en la tabla. Trace el diagrama de esfuer­
zo-deformación unitaria y determ ine aproxim adam ente zo-deformación unitaria y determ ine aproxim adam ente
el módulo de elasticidad, el esfuerzo último y el esfuer­ el módulo de elasticidad, el esfuerzo de fluencia, el es­
zo de ruptura. Use una escala de 1 pulg = 15 klb/pulg2 y fuerzo último y el esfuerzo de ruptura. Use una escala de
1 pulg = 0.05 pulg/pulg. Dibuje de nuevo la región elás­ 1 pulg = 20 klb/pulg2 y 1 pulg = 0.05 pulg/pulg. Dibuje
tica lineal, usando la misma escala de esfuerzos, pero una de nuevo la región elástica, usando la misma escala de es­
escala de deformaciones unitarias de 1 pulg = 0.001 pulg. fuerzos pero una escala de deformaciones unitarias de
1 pulg = 0.001 pulg/pulg.
3-2. Se llevó a cabo una prueba de tensión en una pro­
beta de ensayo de acero que tenía un diám etro original
de 0.503 pulg y una longitud calibrada de 2.00 pulg. Con
los datos proporcionados en la tabla, trace el diagrama
de esfuerzo-deformación unitaria y determ ine aproxim a­ C arga (klb) A largam iento (pulg)
dam ente el módulo de tenacidad.
0 0
1.50 0.0005
4.60 0.0015
8.00 0.0025
Carga (kN ) Alargamiento (mm) 11.00 0.0035
11.80 0.0050
0 0 11.80 0.0080
2.50 0.0009 12.00 0.0200
6.50 0.0025 16.60 0.0400
8.50 0.0040 20.00 0.1000
9.20 0.0065 21.50 0.2800
9.80 0.0098 19.50 0.4000
12.0 0.0400 18.50 0.4600
14.0 0.1200
14.5 '0.2500
14.0 0.3500 Prob. 3-4
13.2 0.4700

Probs. 3-1/2

3-5. Se da en la figura el diagrama de esfuerzo-defor-


mación unitaria de una aleación de acero con un diáme­
3-3. Se dan en la tabla los datos de un ensayo de esfuer- tro original de 0.5 pulg y una longitud calibrada de 2 pulg.
zo-deformación unitaria de un material cerámico. La cur­ Determ ine aproximadamente el módulo de elasticidad
va es lineal entre el origen y el prim er punto. Trace la del material, la carga sobre el espécimen que genera la
curva y determine el módulo de elasticidad y el módulo fluencia y la carga última que el espécimen soportará.
de resiliencia.
3-6. Se da en la figura el diagrama de esfuerzo-deforma-
ción unitaria de una aleación de acero con un diámetro
original de 0.5 pulg y una longitud calibrada de 2 pulg. Si
el espécimen se carga hasta que se alcanza en él un esfuer­
o (M P a ) e (m n i/m m )
zo de 70 klb/pulg2, determ ine la cantidad aproximada de
0 0 recuperación elástica y el incremento en la longitud cali­
229 0.0008 brada después de que se descarga.
314 0.0012
341 0.0016 3-7. Se da en la figura el diagrama de esfuerzo-defor-
355 0.0020 mación unitaria de una aleación de acero con un diám e­
368 0.0024
tro original de 0.5 pulg y una longitud calibrada de 2 pulg.
Determ ine aproximadamente el módulo de resiliencia y
Prob. 3-3 el módulo de tenacidad para el material.
P ro b le m as ♦ 103

CT(klb/pulg2) 3-9. Se muestra en la figura el diagrama a-e para las fi­


80
bras elásticas que forman la piel y músculos humanos.
Determine el módulo de elasticidad de las fibras y esti­
70 me sus módulos de tenacidad y de resiliencia.
/ \\
60

50 / < r(lb /p u lg 2)
y _ —.
/
40
/
30 /
/
20 /t
10 //
e (pulg/pulg)
0/ e(pulg/pulg) 2 2.25
0 0.04 0.08 0.12 0.16 0.20 0.24 0.28
0 0.0005 0.0010.0015 0.002 0.0025 0.0030.0035
Prob. 3-9
P robs. 3-5/6/7

■3-10. Se muestra el diagrama de esfuerzo-deformación


unitaria para un hueso que puede describirse por la ecua­
ción e = 0.45(10~6) ( t + 0.36(10_I2)í73, donde crestá en kPa.
Determine el esfuerzo de fluencia suponiendo una desvia­
ción de 0.3 por ciento.
*3-8. En la figura se m uestra el diagrama de esfuerzo-
deformación unitaria para una barra de acero. D eterm i­
ne aproxim adam ente el módulo de elasticidad, el límite
de proporcionalidad, el esfuerzo último y el módulo de f
resiliencia. Si la barra se carga hasta un esfuerzo de 450
MPa, determ ine la cantidad de deformación unitaria elás­
tica recuperable y la deformación unitaria perm anente en
la barra cuando ésta se descarga.

cr(MPa)

■3-11. Se muestra el diagrama de esfuerzo-deformación


unitaria para un hueso que puede describirse por la ecua­
ción e = 0.4 5 (1 0 _6) c t+ 0 .36(10“ 12) tr\ donde crestá en kPa.
Determ ine el módulo de tenacidad y el alargamiento en
una región de 200 mm de longitud justo antes de que se
fracture si la falla ocurre en e = 0.12 mm/mm.

Prob. 3-8 Prob. 3-11


104 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

*3-12. La fibra de vidrio tiene un diagrama de esfuer­ *3-16. El poste está soportado por un pasador en C y
zo-deformación unitaria como el mostrado. Si una barra por un alambre A B de acero A-36. Si el alambre tiene un
de 50 mm de diám etro y 2 m de longitud hecha de este diám etro de 0.2 pulg, determ ine cuánto se alarga éste
m aterial está sometida a una carga axial de tensión de cuando una fuerza horizontal de 2.5 klb actúa sobre el
60 kN, determine su alargamiento. poste.

cr(Pa)

3-13. El plástico acetal tiene un diagrama de esfuerzo-


deformación unitaria como el mostrado. Si una barra de
este material tiene una longitud de 3 pies y un área trans­
Prob. 3-16
versal de 0.875 pulg2 y está sometido a una carga axial de
2.5 klb, determine su alargamiento.

3-17. La barra DA es rígida y se mantiene originalmen­


te en posición horizontal cuando el peso W está soporta­
<r(lb/pulg2)
do en C. Si el peso ocasiona que B se desplace hacia aba­
jo 0.025 pulg, determ ine la deformación unitaria en los
alambres D E y BC. Además, si los alambres están hechos
de acero A-36 y tienen un área transversal de 0.002 pulg2,
determ ine el peso W.

3 pies
3-14. Un espécimen tiene originalmente 1 pie de longi­
tud, un diámetro de 0.5 pulg y está sometido a una fuer­
za de 500 Ib. Cuando la fuerza se incrementa a 1800 Ib, D B
el espécimen se alarga 0.9 pulg. Determ ine el módulo de
elasticidad del material si éste permanece elástico.
4 pies
3-15. U n miembro estructural de un reactor nuclear es­
tá hecho de una aleación de zirconio. Si debe soportar
una carga axial de 4 klb, determine su área transversal re­
querida. Use un factor de seguridad de 3 con respecto a
la fluencia. ¿Cuál es la carga sobre el miembro si éste tie­
ne 3 pies de longitud y su alargamiento es de 0.02 pulg?
E ZI = 14(103) klb/pulg2, ay = 57.5 klb/pulg2. El material
tiene com portamiento elástico.
D w

Prob. 3-17
P ro b le m as • 105

3-18. Se muestra el diagrama cr-e de un haz de fibra co­ a 'klb/pulg2)


lágena de la que se compone un tendón humano. Si
un segmento del tendón de Aquiles en A tiene una lon­
gitud de 6.5 pulg y un área transversal aproximada de
0.229 pulg2, determ ine su alargamiento si el pie soporta
una carga de 125 Ib, que causa una tensión en el tendón
de 343.75 Ib.

Prob. 3-19

*3-20. Las dos barras están hechas de poliestireno, que


tiene el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria mos­
trado. D eterm ine el área transversal de cada barra de m a­
nera que las barras se rom pen sim ultáneam ente cuando
la carga P = 3 klb. Suponga que no se presenta ningún
pandeo.

Prob. 3-18

3-19. Las dos barras están hechas de poliestireno, que


tiene el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria mos­
trado. Si el área transversal de la barra A B es de 1.5 pulg2
y el de la BC es de 4 pulg2, determine la fuerza P máxima
que puede soportarse antes de que uno de los miembros
se rompa. Suponga que no ocurre ningún pandeo.

a (klb/pulg2)

P
106 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

3-21. El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria pa­ *3-24. El tubo está soportado por un pasador en C y un
ra una resina de poliestireno está dado en la figura. Si la alam bre A B de acero A-36. Si el alambre tiene un diá­
viga rígida está soportada por un puntal A B y un poste m etro de 0.2 pulg, determine la carga w distribuida si el
C D , ambos hechos de este material, y sometida a una car­ extremo B se desplaza 0.75 pulg hacia abajo.
ga de P - 80 kN, determine el ángulo de inclinación de
la viga cuando se aplica la carga. El diám etro del puntal
es de 40 mm y el diámetro del poste es de 80 mm.

3-22. El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria para


una resina poliestérica está dado en la figura. Si la viga
rígida está soportada por un puntal A B y un poste CD,
ambos hechos de este material, determine la carga P m á­
xima que puede aplicarse a la viga antes de que falle. El
diám etro del puntal es de 12 mm y el diám etro del pos­
te es de 40 mm.

P ro b s. 3-23/24

3-25. El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria pa­


ra muchas aleaciones metálicas puede describirse analí­
cr(M Pa) ticam ente usando la ecuación de tres parám etros de Ram-
berg-Osgood e = cr/E + ko ", donde E, k y n se
determ inan por mediciones en el diagrama. U sando el
diagrama de esfuerzo-deformación unitaria mostrado en
la figura, considere E = 30(103) klb/pulg2 y determ ine los
otros dos parámetros k y n y obtenga luego una expre­
sión analítica para la curva.

a (klb/pulg2)

P robs. 3-21/22

3-23. El tubo está soportado por un pasador en C y un


alambre A B de acero A-36. Si el alambre tiene un diá­
m etro de 0.2 pulg. determine su alargamiento cuando una
carga distribuida ce w = 100 lb/pie actúa sobre la viga.
El material permanece elástico. Prob. 3-25
S ecció n 3.6 Relación de Poisson • 107

3.6 Relación de Poisson


Cuando un cuerpo deformable está sometido a una fuerza axial de ten­
sión, no sólo se alarga sino que también se contrae lateralmente. Por
ejemplo, si una tira de hule se alarga, puede notarse que el espesor y el
ancho de la tira disminuyen. Igualmente, una fuerza de compresión que
actúa sobre un cuerpo ocasiona que éste se contraiga en la dirección de
la fuerza y que se expanda lateralmente. Estos dos casos se ilustran en la
figura 3-21 para una barra con radio r y longitud L iniciales.
Cuando la carga P se aplica a la barra, la longitud de la barra cambia
una cantidad 5 y su radio una cantidad 8'. Las deformaciones unitarias
en la dirección axial o longitudinal y en la dirección lateral o radial son,
respectivamente,
8_ 8'
e long e lat -
L
A principios del siglo xix, el científico francés S.D. Poisson descubrió
que dentro del rango elástico, la razón de esas dos deformaciones uni­
tarias es constante, ya que las deformaciones 8 y 8' son proporcionales.
A esta constante se le llama razón de Poisson, v (nu), y tiene un valor
numérico que es único para un material particular que sea homogéneo
e isotrópico. Expresado matemáticamente,

_£lat_
(3-9)
e long

El signo negativo se usa aquí ya que un alargamiento longitudinal (defor­


mación unitaria positiva) ocasiona una contracción lateral (deformación
unitaria negativa), y viceversa. Advierta que esta deformación unitaria
lateral es la misma en todas las direcciones laterales (o radiales). Ade­
Cuando el bloque de hule es compri­
más, esta deformación unitaria es causada sólo por la fuerza axial o lon­ mido (deformación unitaria negati­
gitudinal; ninguna fuerza o esfuerzo actúa en una dirección lateral que va) sus lados se expanden (deforma­
deforme el material en esa dirección. ción unitaria positiva). La relación de
La razón de Poisson es adimensional y para la mayoría de los sólidos esas deformaciones unitarias es cons­
no porosos tiene un valor generalmente entre } y y. En la cubierta pos­ tante.
terior del libro se dan valores típicos de v para materiales comunes. En
particular, un material ideal sin movimiento lateral cuando se alargue o
contraiga, tendrá v - 0. Veremos en la sección 10.6 que el valor máximo
posible para la razón de Poisson es 0.5. Por tanto, 0 £ v s 0.5.

Forma final
Forma original
Forma original Form a final

r
Tensión Compresión

Fig. 3-21
108 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O | ^ | ----------------------------------------------------

Una barra de acero A-36 tiene las dimensiones mostradas en la figura


3-22. Si se aplica una fuerza axial P = 80 kN a la barra, determine el
cambio en su longitud y el cambio en las dimensiones de su sección
transversal después de aplicada la carga. El material se comporta elás­
ticamente.

P = 80 kN

Fig. 3-22

Solución
El esfuerzo normal en la barra es

P 80(103) N , ,
*’ - A - (0.1 m)(0.05 m) ' 16°<106> Pa

De la tabla en la cubierta posterior para el acero A-36, £ ac = 200 GPa,


por lo que la deformación unitaria en la dirección z es:

16.0(106) Pa
e . = — = ---------- 5 ------ = 80(10 ) mm/mm
z £ ac 200(10 ) Pa V '

El alargamiento axial de la barra es entonces:

8. = ezL z = [80(10_6)](1.5 m) = 120 /¿m Resp.

Usando la ecuación 3-9, donde vAC= 0.32 según la tabla en el forro


posterior, las contracciones en las direcciones x y y son:

ex = e v = - v ace 2 = -0.32[80(10-6)] = -25.6 /¿m/m

Así, los cambios en las dimensiones de la sección transversal son:

S x = exL x = —[25.6( 10_6 )](0.1 m) = -2 .5 6 ¿un Resp.


8V = e vL y = —[25.6(10_6)](0.05 m) = -1.28 pxa Resp.
S ecció n 3.7 El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria en cortante • 109

3.7 El diagram a de esfuerzo-deform ación unitaria en cortante


En la sección 1.5 se mostró que cuando un elemento de material está
sometido a cortante puro, el equilibrio requiere que se desarrollen es­
fuerzos cortantes iguales en las cuatro caras del elemento. Estos esfuer­
zos deben estar dirigidos hacia o desde las esquinas diagonalmente
opuestas del elemento, figura 3-23a. Además, si el material es homogé­
neo e isotrópico, entonces el esfuerzo cortante distorsionará al elemen­
to de manera uniforme, figura 3-23b. Como se mencionó en la sección
2 .2 , la deformación unitaria cortante yxy mide la distorsión angular del

elemento con relación a los lados orientados inicialmente a lo largo de


los ejes x y y. (a)
El com portamiento de un material sometido a cortante puro puede
ser estudiado en un laboratorio usando muestras en forma de tubos del­
gados y sometiéndolos a una carga de torsión. Sí se hacen mediciones
del par aplicado y del ángulo de torsión resultante, entonces, según los
métodos que se explicarán en el capítulo 5, los datos pueden usarse pa­
ra determ inar el esfuerzo cortante y la deformación unitaria cortante, y
puede trazarse un diagrama de esfuerzo cortante-deformación cortante
unitaria. En la figura 3-24 se muestra un ejemplo de este diagrama pa­
ra un material dúctil. Al igual que en la prueba de tensión, este material .
exhibirá un com portamiento elástico lineal cuando se le somete a cor­
te, y tendrá un límite de proporcionalidad t ¡p definido. También ocurri­
rá un endurecimiento por deformación hasta que se llegue al esfuerzo
cortante último t u. Finalmente, el material comenzará a perder su resis­ Fig. 3-23
tencia al cortante hasta que se alcance un punto en que se fracture, Tf.
En la mayoría de los m ateriales de ingeniería, como el que acabamos
de describir, el com portamiento elástico es lineal, de modo que la ley de
Hooke para el cortante puede escribirse como:

t = Gy (3-10)

Aquí G se llama m ódulo de elasticidad p o r cortante o módulo de rigi­


dez:. Su valor puede medirse por la pendiente de la línea en el diagrama
T-y, esto es, G = Tip/y¡p. En el forro interior de la cubierta de este libro
se dan algunos valores típicos para materiales comunes de ingeniería.
Advierta que las unidades de G son las mismas que para E (Pa o lb/'pulg2),
puesto que g se mide en radianes, una cantidad adimensional.
En la sección 10.6 se dem ostrará que las tres constantes del material, E,
v y G están relacionadas por la ecuación:

(3-11)
G 2 ( 1 + v)

Siempre que E y G se conozcan, el valor de v podrá determinarse por


medio de esta ecuación en vez de tener que recurrir a mediciones expe­
rimentales. Por ejemplo, en el caso del acero A-36, Eac = 29(103) klb/pulg 2
y Gac = 11.0(103) klb/pulg2, de modo que, según la ecuación 3-11, vac =
0.32.
110 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O

Un espécimen de una aleación de titanio se prueba en torsión y el


diagrama de esfuerzo de cortante-deformación angular unitaria que
resulta se muestra en la figura 3-25«. Determ ine el módulo cortante
G, el límite de proporcionalidad y el esfuerzo cortante último. D eter­
mine también la distancia d máxima que la parte superior de un blo­
que de este material, mostrado en la figura 3-25b, podría desplazarse
horizontalmente si el material se comporta elásticamente al actuar so­
t (klb/pulg2) bre él la fuerza cortante V. ¿Cuál es la magnitud de V para causar es­
te desplazamiento?

Solución
M ódulo cortante. Este valor representa la pendiente de la porción
recta OA del diagrama r-y. Las coordenadas del punto A son (0.008
rad, 52 klb/pulg2). Entonces,

52 klb/pulg 2
/(ra d ) G = = 6500 íclb/pulg 2 Resp.
Y„ = 0.54 0.73 0.008 rad

(a) La ecuación de la línea OA es por lo tanto r = 6500y, que es la ley


de H ooke para cortante.
L ím ite de proporcionalidad Por inspección, la gráfica deja de ser
lineal en el punto A . Así,

T¡p = 52 klb/pulg 2 Resp.

Esfuerzo último.
Este valor representa el esfuerzo cortante máximo, punto B. De la
gráfica,
r „ = 73 klb/pulg 2 Resp

Desplazamiento elástico m áxim o y fuerza cortante. Como la defor­


(b) mación unitaria cortante elástica máxima es de 0.008 rad, un ángulo
muy pequeño, la parte superior del bloque en la figura 3-256 se des­
Fig. 3-25 plazará horizontalmente:

tan(0.008 rad) = 0.008 rad =


2 pulg
d = 0.016 pulg Resp.

El esfuerzo cortante promedio correspondiente en el bloque es rlp =


52 klb/pulg2. Así, la fuerza cortante V necesaria para causar el des­
plazamiento es

v_
' prom 52 klb/pulg2 =
A’ (3 pulg) (4 pulg)
V = 624 klp/pulg 2 Resp.
S ección 3.7 El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria en cortante • 111

E J E M P L O

El espécimen de aluminio mostrado en la figura 3-26 tiene un diáme­ 165 kN


tro d0 = 25 mm y una longitud calibrada L 0 = 250 mni, Si una fuer­
za de 165 kN alarga la longitud calibrada 1.20 mm, determ ine el mó­
dulo de elasticidad. Determ ine también cuánto se reduce el diámetro
í
debido a esta fuerza. Considere Gal = 26 GPa y oy = 440 MPa.

Solución

M ódulo de elasticidad. El esfuerzo norm al prom edio en el espé­


cimen es

P 165(103) N
a = — = -------- ----- -------r = 336.1 MPa
A (tt/4 )(0.025 m ) 2

y la deformación unitaria normal promedio es

8 _ 1 .2 0 mm _ q q ^ q mm/ mm
L 250 mm '

Como cr < a Y = 440 MPa, el material se com porta elásticamente. El


módulo de elasticidad es I
165 kN
o- 336.1(106) Pa
£ ., = - = — „ ' ' — = 70.0 GPa Resp. Fig. 3-26
al e 0.00480

Contracción del diámetro. Primero determinamos la relación de


Poisson para el material usando la ecuación 3-11.
E
G =
2(1 + v)

70.0 GPa
26 GPa =
2 ( 1 + v)
v = 0.346

Como 6 jong = 0.00480 mm/mm, entonces por la ecuación 3-9,

e lat
e long

^lat
0.346 =
0.00480 mm/mm
e iat ~ —0.00166 mm/mm

La contracción del diámetro es por lo tanto

8‘ = (0.00166)(25 mm)
112 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

'3.8 Falla de m ateriales por flujo plástico y por fatiga


Hasta ahora hemos estudiado las propiedades mecánicas de un material
sólo para una carga estática o aplicada lentam ente a una tem peratura
constante. Sin embargo, en ciertos casos, un miembro puede tener que
usarse en un ambiente para el cual las cargas deben ser sostenidas por
periodos largos a temperaturas elevadas, o en otros casos la carga puede
ser repetida o cíclica. No consideraremos tales efectos en este libro, aun­
que brevemente mencionaremos cómo se puede determ inar la resisten­
cia de los materiales en estas condiciones, puesto que reciben un trata­
miento especial en el diseño.
Flujo plástico. Cuando un material tiene que soportar una carga por un
periodo muy largo, puede continuar deformándose hasta que ocurre una
fractura súbita o su utilidad se ve amenazada. Esta deformación perm a­
nente dependiente del tiempo se llama flu jo plástico. Norm alm ente el
flujo plástico es tomado en cuenta cuando se usan metales o cerámicos co­
mo miembros estructurales o partes mecánicas sometidos a tem peratu­
ras elevadas. Sin embargo, en algunos materiales, como los polímeros y
los materiales compuestos (incluyendo la madera y el concreto), si bien la
tem peratura no es un factor importante, el flujo puede presentarse para
aplicaciones estrictamente a largo plazo de la carga. Como ejemplo típi­
co, consideremos el hecho de que una banda de hule no retorna a su for­
ma original después de haber sido liberada de una posición estirada en la
cual se mantuvo durante un periodo muy largo. En sentido general, tan­
to el esfuerzo y /o la temperatura juegan un papel im portante en la veloci­
La aplicación de largo plazo de la car­
ga del cable sobre este poste ha cau­ dad del flujo plástico.
sado su deformación debido al flujo Para efectos prácticos, cuando el flujo plástico resulta importante, el
plástico. material se diseña por lo común para diseñar una deformación unitaria
por flujo plástico especificado para un periodo determinado. A este res­
pecto, una propiedad mecánica im portante que se considera en el dise­
ño de miembros sometidos a flujo plástico es la resistencia p or flujo plás­
tico. Este valor representa el esfuerzo inicial más alto que el material
puede soportar durante un tiempo especificado sin causar una cantidad
determ inada de deformación unitaria por flujo plástico. La resistencia
por flujo plástico variará con la tem peratura y, para efectos de diseño,
deberán especificarse la tem peratura, la duración de la carga, y la defor­
mación unitaria por flujo plástico permisibles. Por ejemplo, se ha suge­
a (klb/pulg2)
rido una deformación unitaria por flujo plástico de 0 .1 % anual para el
40
acero en pernos y en tuberías, y de 0.25% anual para el forro de plomo
en cables.
30 Existen varios métodos para determ inar la resistencia por flujo plás­
20 tico permisible para un material en particular. Uno de los más sencillos
implica ensayar varias muestras simultáneam ente a una tem peratura
10
constante, pero estando cada una sometida a un esfuerzo axial diferen­
í(h) te. Midiendo el tiempo necesario para producir ya sea una deformación
200 400 600 800 1000
unitaria permisible o la deformación unitaria de ruptura para cada es­
Diagrama cr-t para acero inoxidable
pécimen, se puede establecer una curva de esfuerzo contra tiempo. Nor­
a 1200°F y deformación unitaria por flujo malmente estas pruebas se efectúan para un periodo máximo de 1 0 0 0 ho­
plástico de 1% ras. En la figura 3-27 se presenta un ejemplo de los resultados para un
acero inoxidable a una temperatura de 1200 °F y una deformación unita­
Fig. 3-27
ria por flujo plástico prescrita de 1%. Este material tiene una resistencia
S ecció n 3 .8 Falla de materiales por flujo plástico y por fatiga • 113

de fluencia de 40 klb/pulg 2 (276 MPa) a la tem peratura ambiente (con


. % de desviación), y la resistencia por flujo plástico a 1 0 0 0 horas se en­
0 2

cuentra que es aproximadamente <jc = 20 klb/pulg 2 (138 MPa).


En general, la resistencia por flujo plástico disminuirá para tempera­
turas más elevadas o para esfuerzos aplicados más elevados. Para perio­
dos más largos, deberán hacerse extrapolaciones de las curvas. Para ello
se requiere un cierto grado de experiencia con el comportamiento del
flujo plástico, y cierto conocimiento suplementario del uso de las pro­
piedades del material bajo flujo plástico. Sin embargo, una vez que la re­
sistencia por flujo plástico de un material se ha determinado, se aplica
un factor de seguridad para obtener un esfuerzo permisible apropiado
para el diseño.

F atiga. Cuando un metal se somete a ciclos de esfuerzo o de defor­


mación repetidos, ello ocasiona que su estructura se colapse, y, finalmen­
te se fracture. Este com portamiento se llama fa tig a , y por lo regular es
la causa de un gran porcentaje de fallas en bielas y cigüeñales de m á­
quinas, álabes de turbinas de gas o de vapor, conexiones o soportes de
puentes, ruedas y ejes de ferrocarril, así como otras partes sometidas a
cargas cíclicas. En todos estos casos ocurrirá una fractura bajo un esfuer­
zo menor que el esfuerzo de fluencia del material.
La naturaleza de esta falla resulta del hecho de que existen regiones
microscópicas, normalmente en la superficie del miembro, donde el es­
fuerzo local es mucho más grande que el esfuerzo promedio que actúa
en la sección transversal. Cuando este esfuerzo más grande se aplica en
forma cíclica, conduce a la formación de grietas diminutas. La presencia
de estas grietas provoca un aumento posterior del esfuerzo en sus puntas o
El diseño de los juegos mecánicos de
fronteras, lo cual a su vez ocasiona una extensión posterior de las grietas en un parque de diversión, requiere una
el material cuando el esfuerzo continúa ejerciendo su acción. Con el tiem­ consideración cuidadosa de las cargas
po el área de la sección transversal del miembro se reduce a un punto en que pueden provocar fatiga.
que la carga ya no puede ser soportada, y como resultado ocurre la fractu­
ra súbita. El material, aunque sea dúctil, se comporta como si fuera frágil.
Con objeto de especificar una resistencia segura para un material m e­
tálico bajo carga repetida, es necesario determ inar un límite por debajo
del cual no pueda ser detectada una evidencia de falla después de ha­
ber aplicado una carga durante un núm ero determ inado de ciclos. Este
esfuerzo limitante se llama límite de fatiga o, más propiamente, límite de
resistencia a la fatiga. Usando una máquina de ensayos para este propó­
sito, una serie de muestras son sometidas a un esfuerzo específico apli­
cado cíclicamente hasta su falla. Los resultados se trazan en una gráfica
que represente el esfuerzo S (o a) como ordenada y el núm ero de ciclos
N a la falla como abscisa. Esta gráfica se llama diagrama S-N, o diagra­
ma esfuerzos-ciclos, y a menudo los valores de N se trazan en una esca­
la logarítmica, puesto que generalmente son bastante grandes.
En la figura 3-28 se muestran ejemplos de diagramas S-N de dos me­
tales comunes en ingeniería. El límite de resistencia a la fatiga es aquel
esfuerzo para el cual la gráfica S-N se vuelve horizontal o asintótica.
Como ya hemos indicado, existe un valor bien definido de (Sc/)ac =
27 klb/pulg 2 (186 MPa) para el acero. Sin embargo, para el aluminio el
límite de resistencia a la fatiga no está bien definido, por lo que se le es­
pecifica normalmente como el esfuerzo que tiene un límite de 500 mi­
llones de ciclos, (.S'£/)ai = 19 klb/pulg 2 (131 MPa). Los valores típicos de
114 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

S (klb/pulg2)

Diagrama S-N para aleaciones de acero y aluminio


(el eje N tiene una escala logarítmica)

Fig. 3-28

los límites de resistencia a la fatiga para diversos materiales de ingenie­


ría aparecen con frecuencia en los manuales. Una vez obtenido un va­
lor determinado, se supone que para cualquier esfuerzo por debajo de
este valor la vida bajo fatiga es infinita, y por consiguiente el número de
ciclos para que la falla ocurra ya no merece consideración.

PUNTOS IMPORTANTES
• La relación de Poisson, v, es una medida de la deformación uni­
taria lateral de un material homogéneo e isotrópico versus su de­
formación unitaria longitudinal. Esas deformaciones unitarias son
generalmente de signos opuestos, o sea, si una es un alargamien­
to, la otra será una contracción.
• El diagrama de esfuerzo cortante-deformación unitaria cortante es
una gráfica del esfuerzo cortante versus la deformación unitaria
cortante. Si el material es homogéneo e isotrópico y también elás­
tico lineal, la pendiente de la curva dentro de la región elástica
se llama módulo de rigidez o módulo cortante, G.
• Existe una relación matemática entre G, E y v.
• El flujo plástico es la deformación dependiente del tiempo de un
material para el cual el esfuerzo y/o la tem peratura juegan
un papel importante. Los miembros son diseñados para resistir
los efectos del flujo plástico con base en su resistencia al flujo
plástico, que es el esfuerzo inicial más grande que un material
puede resistir durante un tiempo específico sin que genere una
deformación unitaria específica por flujo plástico.
• La fatiga ocurre en metales cuando el material es sometido a ci­
clos de esfuerzo y deformación unitaria. Los miembros son dise­
ñados para resistir la fatiga garantizando que el esfuerzo en el
miembro no excede su límite por fatiga. Este valor se determ ina
en un diagrama S-N como el máximo esfuerzo que el miembro
puede resistir al estar sometido a un núm ero específico de ciclos
de carga.
P r o b le m a s • 115

PROBLEMAS

3-26. Una barra de plástico acrílico tiene una longitud 3-29. El soporte consta de tres placas rígidas conecta­
de 200 mm y un diám etro de 15 mm. Si se le aplica una das entre sí por medio de dos cojinetes de hule situados
carga axial de 300 N. determine el cambio en su longitud simétricamente. Si se aplica una fuerza vertical de 50 N
y en su diámetro. E p = 2.70 GPa, vp = 0.4. a la placa A , determ ine el desplazamiento vertical apro­
ximado de esta placa debido a las deformaciones unita­
rias cortantes en el hule. Cada cojinete tiene dimensiones
de 30 mm y 20 mm. G r = 0.20 MPa.

300 N 300 N

200 mm

P ro b . 3-26

3-27. Un bloque cilindrico corto de aluminio 2014-T6,


que tiene inicialmente un diám etro de 0.5 pulg y una lon­
gitud de 1.5 pulg, se sitúa entre las mordazas lisas de un
tornillo de banco y se comprime hasta que la carga axial
aplicada es de 800 Ib. D eterm ine (a) la disminución de su
longitud y (b) su nuevo diámetro.

3-30. Se construye un resorte de cortante con dos blo­


ques de hule, cada uno de altura h , ancho b y espesor a.
Los bloques se adhieren a tres placas como se muestra.
8001b 8001b
Si las placas son rígidas y el módulo cortante del hule es
G, determine el desplazamiento de la placa A si se aplica
una carga P vertical a esta placa. Suponga que el desplaza­
miento es pequeño de modo que 8 = a tan y ~ ay.

m i

P ro b . 3-27
' T '

.
Ir*

\ h

*3-28. Un bloque corto cilindrico de bronce C86100 con


diámetro original de 1.5 pulg y longitud de 3 pulg.se colo­
-— a— ► i— a —
ca en una máquina de compresión y se comprime hasta
que su longitud es de 2.98 pulg. Determ ine el nuevo diá­
m etro del bloque. Prob. 3-30
116 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

3-31. Se construye un reso rte de co rta n te a d h irie n d o un 3-33. U n buje tiene un d iám etro de 30 m m y encaja d en ­
anillo de hule a un anillo rígido e m p o trad o y a un m a n ­ tro d e un m anguito rígido con un d iám etro in terio r de
guito. C uan d o se coloca una carga P so b re el m anguito, 32 mm. T an to el buje co m o el m anguito tien en una lo n­
d em uestre que la p en d ien te en el p u n to y del h u le es gitud d e 50 mm. D eterm in e la presión axial p q u e debe
dy/dr ~ tan y = - t a n (PflirftGr)). P ara ángulos p e q u e ­ aplicarse a la p arte su p erio r del buje para hacer q u e to ­
ños podem os escribir dy/dr - P/(2rdiGr). Integre esta m e c o n tac to con los costados del m anguito. A dem ás, ¿en
expresión y evalúe la co n stan te d e integración u san d o la c u án to d eb e ser com prim ido el buje hacia abajo p ara que
condición de que y = 0 en r - r„. D el resultado, calcule o cu rra esto? El buje está h echo de un m aterial p a ra el
la deflexión y - 5 d el m anguito. cual li = 5 M Pa. v = 0.45.

Prol>. 3-31 Prob. 3-33

3-34. U n b loque d e hu le se som ete a un alarg am iento


•\3-32. U n bloque de alum inio tiene una sección tra n s­ d e 0.03 pulg a lo largo del eje x. y sus caras verticales re ­
versal rectangular y se so m ete a una fuerza d e c o m p re ­ ciben una inclinación tal q u e = 89.3'. D eterm in e las d e ­
sión axial de 8 klb. Si el lado d e 1.5 pulg cam bia su lo n ­ form aciones u n itarias éK, ev y yxv. C on sid ere v, = 0.5.
gitud a 1.500132 pulg. d eterm in e la razón d e Poisson y la
nueva longitud del lad o de 2 pulg. £ a! = 10( 10') k lb /p u lg ; .

3 pulg

Prob. 3-32
Repaso del capítulo • 117

REPASO DEL CAPÍTULO


• Una de las pruebas mds importantes en la resistencia de materiales es la prueba de tensión. Los resulta­
dos. encontrados al jalar un espécimen de tamaño conocido, son graficados como esfuerzo normal sobre
el eje vertical y deformación unitaria normal sobre el eje horizontal.
• Muchos materiales de la ingeniería exhiben un comportamiento elástico lineal inicial, donde el esfuerzo
es proporcional a la deformación unitaria definido por la ley de Hooke, a = Ee. Aquí E. llamado módu­
lo de elasticidad, es la pendiente de esta línea sobre el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria.
• Cuando el material es forzado más allá del punto de fluencia, ocurre una deformación permanente. En
particular, el acero tiene una región de fluencia, donde el material exhibe un incremento en deformación
unitaria pero ningún incremento en esfuerzo. La región de endurecimiento por deformación causa una
fluencia adicional del material con un correspondiente incremento del esfuerzo. Finalmente, en el esfuer­
zo último, una región localizada sobre el espécimen empieza a contraerse, formando un cuello. Es aquí
donde ocurre la fractura.
• Los materiales dúctiles, como la mayoría de los metales, exhiben comportamiento clástico y plástico. La
madera es moderadamente dúctil. La ductilidad es usualmente especificada por el alargamiento perma­
nente en la falla o por la reducción permanente en el área transversal.
• Los materiales frágiles exhiben poca o ninguna fluencia antes de la falla. El hierro colado y el vidrio son
ejemplos típicos. El concreto también es frágil en tensión.
• El punto de fluencia de un material se puede incrementar por endurecimiento por deformación, lo que
se logra aplicando una carga suficientemente grande para causar un incremento en el esfuerzo tal que cause
fluencia, y luego liberando la carga. El mayor esfuerzo producido resulta el nuevo punto de fluencia del
material.
• Cuando se aplica una carga, las deformaciones ocasionan que energía de deformación se almacene en el
material. La energía por deformación unitaria por volumen unitario o densidad de energía de deforma­
ción es equivalente al área bajo la curva de esfuerzo-deformación unitaria. Esta área, hasta el punto de
fluencia, se llama módulo de resiliencia. El área total bajo el diagrama de esfuerzo-deformación unitaria
se llama módulo de tenacidad.
• La relación de Poisson v es una propiedad adimensional del material que mide la deformación unitaria
lateral respecto a la deformación unitaria longitudinal. Su valor se encuentra entre ü < i'S 0.5.
• También pueden establecerse diagramas de esfuerzo cortante versus deformación unitaria cortante. Den­
tro de la región elástica, r = Gy. donde G es el módulo cortante, que se encuentra de la pendiente de la
línea dentro de la región elástica. El valor de G también puede hallarse de la relación que existe entre
G .E y i», o sea G = Eí[2(1 + v)J.
• Cuando los materiales están en servicio por periodos largos, las consideraciones de flujo plástico y fati­
ga resultan importantes. El flujo plástico es la velocidad de la deformación, que ocurre a altos esfuerzos
y/o altas temperaturas. El diseño requiere que el esfuerzo en el material no exceda un esfuerzo predeter­
minado llamado resistencia al flujo plástico. La fatiga puede ocurrir cuando el material experimenta un
gran número de ciclos de carga. Este efecto ocasiona la formación de microgrietas. lo que conduce a una
fractura frágil. Para prevenir la fatiga, el esfuerzo en el material no debe exceder un límite especificado
de fatiga.
118 • CAPÍTULO 3 Propiedades mecánicas de los materiales

PROBLEMAS DE REPASO

3-35. Se muestra en la figura la porción elástica del dia­ 3-38. Un bloque cilindrico corto de aluminio 6061-T6
grama de esfuerzo-deformación unitaria a tensión para con diám etro original de 20 mm y longitud de 75 mm se
una aleación de aluminio. El espécimen usado para la coloca en una máquina de compresión y se comprime has­
prueba tiene una longitud calibrada de 2 pulg y un diá­ ta que la carga axial aplicada es de 5 kN. D eterm ine (a)
m etro de 0.5 pulg. Cuando la carga aplicada es de 9 klb, el decrem ento en su longitud y (b) su nuevo diámetro.
el nuevo diámetro del espécimen es de 0.49935 pulg.
Calcule el módulo cortante Ga| para el aluminio. 3-39. E l alambre. A R de acero A-36 tiene un área trans­
versal de 10 mm2 y no está estirado cuando 6 = 45.0°.
*3-36. Se muestra en la figura la porción elástica del dia­ Determ ine la carga P necesaria para que 6 = 44.9°.
grama de esfuerzo-deformación unitaria en tensión para
una aleación de aluminio. El espécimen usado en la prue­
ba tiene una longitud calibrada de 2 pulg y un diámetro
de 0.5 pulg. Si la carga aplicada es de 10 klb, determine
el nuevo diámetro del espécimen. El módulo cortante es
Gal = 3.8(103) klb/pulg2.

a (klb/pulg2)

70
7
/

e (pulg/pulg)
0.00614

P ro b s. 3-35/36

3-37. U na viga rígida reposa en una posición horizontal


sobre dos cilindros de aluminio 2014-T6 que tienen las
longitudes sin carga que se muestran en la figura. Si ca­
da cilindro tiene un diámetro de 30 mm, determine la co­ P ro b . 3-39
locación x de la carga de 80 kN de modo que la viga per­
manezca horizontal. ¿Cuál es el nuevo diám etro del
cilindro A después de haberse aplicado la carga? ya! =
0.35.

80 kN

*3-40. Mientras experimenta una prueba de tensión, un


espécimen de aleación de cobre con longitud calibrada
de 2 pulg es sometido a una deformación unitaria de
0.40 pulg/pulg cuando el esfuerzo es de 70 klb/pulg2. Si
ay = 45 klb/pulg2 cuando eY = 0.0025 pulg/pulg, deter­
mine la distancia entre los puntos de calibración cuando
Prob. 3-37 se retira la carga.
P r o blem a s de repaso • 119

3-41. El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria 3-43. Se efectuó una prueba de tensión en un espéci­
para el polietileno, que se usa para revestir cables coa­ men de acero que tenía un diám etro original de 12.5 mm
xiales, se determ ina con un espécimen que tiene una y una longitud calibrada de 50 mm. Usando los datos en
longitud calibrada de 10 pulg. Si una carga P sobre el la tabla, trace el diagrama de esfuerzo-deformación uni­
espécimen desarrolla una deformación unitaria de taria y determ ine en forma aproximada el módulo de te­
e = 0.024 pulg/pulg. determ ine la longitud aproximada nacidad. Use una escala de 20 mm = 50 MPa y 20 mm =
del espécimen, medida entre los puntos de calibración, 0.05 mm/mm.
cuando se retira la carga.

cr(klb/pulg2)

o o
Carga (kN) Alargamiento (mm)

0 0
/ 11.1 0.0175
31.9 0.0600
/ 37.8 0.1020
P 40.9 0.1650
t 43.6 0.2490
e (pulg/pulg) 53.4 1.0160
0 0.008 0.016 0.024 0.032 0.040 0.048
. 62.3 3.0480
64.5 6.3500
Prob. 3-41 62.3 8.8900
58.8 11.9380

3-42. U na prueba de tensión se llevó a cabo en un espé­


Prob. 3-43
cimen de acero que tenía un diám etro original de 12.5 mm
y una longitud calibrada de 50 mm. Los datos resultan­
tes se muestran en la tabla siguiente. Trace el diagrama
de esfuerzo-deformación unitaria y determ ine en forma
aproximada el módulo de elasticidad, el esfuerzo último
y el esfuerzo de ruptura. Use una escala de 20 mm = 50
MPa y 20 mm = 0.05 mm/mm. Vuelva a dibujar la región
elástica lineal usando la misma escala de esfuerzos pero
con una escala de deformaciones unitarias de 20 mm = U na barra de latón de 8 mm de diám etro tiene
*3 -4 4 .
0.001 mm/mm. un módulo de elasticidad de £ jatón = 100 GPa. Si su lon­
gitud es de 3 m y se somete a una carga axial de 2 kN.
determine su alargamiento. ¿Cuál sería su alargamiento
bajo la misma carga si su diám etro fuera de 6 mm?
Carga (kN) Alargamiento (mm)

0 0
11.1 0.0175
31.9 0.0600
37.8 0.1020
40.9 0.1650
43.6 0.2490
53.4 1.0160
62.3 3.0480
64.5 6.3500
62.3 8.8900
2 kN ■C > 2 kN
58.8 11.9380 ■3 m -

Prob. 3-42 Prob. 3-44


La garrucha de esta torre petrolera está suspendida de cables sometidos a cargas
y deformaciones extremadamente grandes.
C A P Í T U L O
Carga axial
4
OBJETIVOS DEL CAPITULO

En el capítulo 1 analizamos el método para determ inar el esfuerzo normal en


miembros cargados axialmente. Ahora, en este capítulo, estudiaremos cómo de­
term inar la deformación de estos miembros y además un método para encontrar
las reacciones en los soportes cuando tales reacciones no se determ inan estricta­
mente a partir de las ecuaciones de equilibrio. Se presentará también un análisis
de los efectos del esfuerzo térmico, de las concentraciones de esfuerzos, de las de­
formaciones inelásticas y del esfuerzo residual.

4.1 Principio de Saint-Venant


En los capítulos anteriores planteamos el concepto de esfuerzo como un
medio para m edir la distribución de fuerza dentro de un cuerpo y la de­
formación unitaria como un medio para medir la deformación de un
cuerpo. Mostramos también que la relación matemática entre el esfuerzo
y la deformación unitaria depende del tipo de material de que está hecho
el cuerpo. En particular, si el esfuerzo genera una respuesta lineal elás­
tica en el material, entonces la ley de Hooke es aplicable y se tendrá una
relación proporcional entre el esfuerzo y la deformación unitaria.

121
122 • CAPÍTULO 4 Carga axial

Por ejemplo, considere la m anera en que una barra rectangular se de­


La carga distorsiona forma elásticamente cuando está sometida a una fuerza P aplicada a lo
las lincas situadas cerca
largo de su eje centroidal, figura 4-la. La barra está aquí em potrada en
de ella
un extremo con la fuerza aplicada a través de un agujero en su otro ex­
tremo. Debido a la carga, la barra se deforma como se indica por las dis­
torsiones de las líneas reticuladas, originalmente horizontales y verticales
Las líneas que están dibujadas sobre la barra. Advierta la deformación localizada que ocurre
lejos de la carga
en cada extremo. Este efecto tiende a disminuir al medirlo en regiones ca­
y del soporte
perm anecen rectas da vez más alejadas de los extremos. Además, las deformaciones se “em ­
parejan” y se igualan en la sección media de la barra.
La carga distorsiona Como la deformación está relacionada con el esfuerzo dentro de la ba­
las líneas situadas rra, podemos establecer que el esfuerzo se distribuirá más uniformemente
cerca del soporte
a través de la sección transversal si la sección se tom a cada vez más lejos
del punto en que se aplica la carga externa. Para m ostrar esto, considere­
(a) mos un perfil de la variación de la distribución del esfuerzo que actúa en
las secciones a-a, b-b y c-c, cada una de las cuales se muestra en la figura
Fig. 4 - 1 4-1 b. Com parando estas distribuciones se ve que el esfuerzo casi alcanza
un valor uniforme en la sección c-c, la cual está suficientemente alejada
del extremo. En otras palabras, la sección c-c está lo bastante alejada de
la aplicación de P para que la deformación localizada causada por P de­
saparezca. La distancia mínima desde el extremo de la barra donde esto
ocurre puede determ inarse usando un análisis matemático basado en la
teoría de la elasticidad.
Sin embargo, como regla general, aplicable a muchos otros casos de car­
ga y geometría del miembro, podemos considerar esta distancia por lo me­
nos igual a la mayor dimensión de la sección transversal cargada. Por con­
siguiente, para la barra en la figura 4-1 b, la sección c-c debería estar
localizada a una distancia por lo menos igual al ancho (no al espesor) de
la barra.* Esta regla se basa en observaciones experimentales del compor­
tamiento del material y, sólo en casos especiales, como el visto aquí, ha si­
do justificada matemáticamente. Sin embargo, debe notarse que esta re­
gla no es aplicable a todo tipo de miembro y carga. Por ejemplo, en los
miembros formados por elementos de pared delgada y sometidos a car­
gas que ocasionan grandes deflexiones, se pueden generar esfuerzos y de­
formaciones localizadas que tienen influencia a una distancia considera­
ble del punto de aplicación de la carga.

* C u an d o la sección c-c está así localizada, la teo ría de la elasticidad p redice que el esfu er­
zo m áxim o es erm;ís = 1.02<rprom.
S ección 4.1 Principio de Saint-Venant • 123

E n el soporte, figura 4-1 a, advierta cómo se impide la disminución del


ancho de la barra, la cual debería ocurrir debido al alargamiento lateral
de ésta, una consecuencia del “efecto Poisson” visto en la sección 3.6. Sin
embargo, por los mismos argumentos anteriores podríamos demostrar que
la distribución del esfuerzo en el apoyo también se empareja y se vuelve
uniforme en la sección transversal a una distancia corta del soporte; ade­
más, la magnitud de la fuerza resultante generada por esta distribución
del esfuerzo debe ser igual a P.
El hecho de que el esfuerzo y la deformación se comporten de esta ma­
nera se denomina principio de Saint-Venant, ya que el primero en adver­
tirlo fue el científico francés Barré de Saint-Venant en 1855. En esencia, el
principio establece que el esfuerzo y la deformación unitaria producidos
en puntos del cuerpo suficientemente alejados de la región de aplicación
de la carga serán los mismos que el esfuerzo y la deform ación unitaria
producidos por cualesquiera otras cargas aplicadas que tengan la misma
resultante estáticamente equivalente y estén aplicadas al cuerpo dentro
de la misma región. Por ejemplo, si dos fuerzas P /2 aplicadas simétrica­ Note cómo las líneas sobre esta membrana de
m ente actúan sobre la barra, figura 4-le, la distribución del esfuerzo en la hule se distorsionan después de que son alarga­
das. Las distorsiones localizadas en los agarres
sección c-c, que esté lo suficientemente alejada de los efectos locales de se suavizan, como era de esperarse. Esto es de­
estas cargas, será uniforme y, por tanto, equivalente a orprom = P /A , como bido al principio de Saint-Venant.
antes.
Para resumir, cuando se estudia la distribución del esfuerzo en un cuer­
po en secciones suficientemente alejadas de los puntos de aplicación de la
carga, no tenemos que considerar las distribuciones del esfuerzo, un tan­
to complejas, que pueden desarrollarse realm ente en los puntos de apli­
cación de la carga o en los soportes. El principio de Saint-Venant postula
que los efectos locales causados por cualquier carga que actúe sobre el
cuerpo se disiparán o suavizarán en aquellas regiones que estén lo sufi­
cientemente alejadas de la localización de la carga. Además, la distribu­
ción del esfuerzo resultante en estas regiones será la misma que la causa­
da por cualquier otra carga estáticamente equivalente aplicada al cuerpo
dentro de la misma área localizada.
124 • CAPÍTULO 4 Carga axial

Para
4.2 Deformación elástica de un miembro cargado axialm ente -»ara ea

Usando la ley de H ooke y las definiciones de esfuerzo y deformación


unitaria, desarrollaremos ahora una ecuación para determ inar la defor­
mación elástica de un miembro sometido a cargas axiales. Para genera­
lizar el desarrollo, consideremos la barra m ostrada en la figura 4-2a, que
tiene una sección transversal que varía gradualmente a lo largo de su aonde.
longitud L. La barra está sometida a cargas concentradas en sus extre­
mos y a una carga externa variable distribuida a lo largo de su longitud. 6 =
Esta carga distribuida podría, por ejemplo, representar el peso de una L =
carga vertical, o fuerzas de fricción actuando sobre la superficie de la P{x) J
barra. Aquí queremos determinar el desplazamiento relativo 8 (delta) de
un extremo de la barra respecto al otro causado por esta carga. En el si­ A IX i =
guiente análisis despreciaremos las deformaciones localizadas que ocu­
rren en puntos de carga concentrada y donde la sección transversal cam­
£ =
bia repentinamente. Como vimos en la sección 4.1, esos efectos ocurren
dentro de pequeñas regiones de la longitud de la barra y tendrán por
tanto sólo una pequeña influencia en el resultado final. En su mayor par­ C arga
te, la barra se deform ará uniformemente, por lo que el esfuerzo normal
estará distribuido de m anera uniforme sobre la sección transversal. por k><
Usando el método de las secciones, un elem ento diferencial de longi­ ¿.rüca 2
tud dx y área A (x) es aislado de la barra en la posición arbitraria x. El dia­ í c de I
grama de cuerpo libre de este elemento se muestra en la figura 4-2b. La «aaod
fuerza axial interna resultante se representa por P(x), puesto que la car­
ga externa hará que varíe a lo largo de la longitud de la barra. Esta carga,
P(x), deform ará el elem ento en la forma indicada por el perfil punteado
y, por consiguiente, el desplazamiento de un extremo del elem ento res­
pecto al otro extremo será d8. El esfuerzo y la deformación unitaria en el
Si la I
elem ento son: a c o rra
P(x) d8 II
cr = y
A(x) dx
3espi22
Si estas cantidades no exceden el límite de proporcionalidad, podemos -oq de,
relacionarlas por medio de la ley de Hooke, es decir, rrre ra i
<r = Ee

P(x) _ (dS\
A(x) \d x)
P(x) dx
dS =
A{x) E

------------ x ------------- -
b— n —i
i
i
PM-
------------------------- - i i
__ i
----------------------------- L ------------------------------ - dx —
hrl
(b)

Fig. 4-2
S ección 4 .2 Deformación elástica de un miembro cargado axialmente • 125

Para la longitud entera L de la barra debemos integrar esta expresión


para encontrar el desplazamiento buscado en el extremo. Esto da:

= f LP ( x ) d x
(4 -1 )
J0 A ( x ) E
donde.

8 = desplazamiento de un punto de la barra relativo a otro punto


L = distancia entre los puntos
P{x) = fuerza axial interna en la sección, localizada a una distancia x
de un extremo
/l(x) = área de la sección transversal de la barra, expresada como fun­
ción de x
E = módulo de elasticidad del material

Carga y área transversal constantes. En muchos casos la barra


tendrá un área transversal A constante y el material será homogéneo,
por lo que E será constante. Además, si una fuerza externa constante se
aplica a cada extremo, figura 4-3, entonces la fuerza interna P a lo lar­
go de la barra será también constante. En consecuencia, al integrar la
ecuación 4-1 se obtiene:

(4 -2 ) El desplazamiento vertical en la parte su­


perior de estas columnas depende de la
carga aplicada sobre el techo y del piso uni­
do a sus puntos medios.
Si la barra está sometida a varias fuerzas axiales diferentes, o si la sec­
ción transversal o el módulo de elasticidad cambian abruptam ente de. una
región de la barra a la siguiente, la ecuación anterior puede aplicarse a ca­
da segmento de la barra donde esas cantidades sean todas constantes. El
desplazamiento de un extremo de la barra respecto al otro se encuentra
entonces por medio de la adición vectorial de los desplazamientos de los
extremos de cada segmento. Para este caso general,

PL
(4 -3 )
AE
126 • CAPÍTULO 4 Carga axial

C onvención d e sign os. Para aplicar la ecuación 4-3, debemos desarro­


llar una convención de signos para la fuerza axial interna y el desplaza­
miento de un extremo de la barra con respecto al otro extremo de la
H
+5
misma. Para hacerlo, consideraremos que la fuerza y el desplazamiento
son positivos si causan tensión y alargamiento, respectivamente, figura
4-4, mientras que una fuerza y un desplazamiento negativo causarán
compresión y contracción, respectivamente.
Por ejemplo, consideremos la barra mostrada en la figura 4-5a. Las fuer­
+P zas axiales internas “P ”, calculadas por el método de las secciones en cada
■ ■*- segmento, son PAB = +5 kN, PBC = - 3 kN y PCD = —7 kN, figura 4-56.
Esta variación se muestra en el diagrama de fuerza axial (o normal) para
H
+5 la barra, figura 4-5c. Aplicando la ecuación 4-3 para obtener el desplaza­
miento del extremo A respecto del extremo D, tenemos
Convención de signo positivo para P y S
PL (5 k N )L ^ ( - 3 k N ) L * c , ( - 7 k N ) L CD
Fig. 4-4 ■>A/D + +
AE AE AE

Si se sustituyen los otros datos y se obtiene una respuesta positiva, ello


significará que el extremo A se alejará del extremo D (la barra se alar­
ga) m ientras que un resultado negativo indicará que el extremo A se
acerca hacia D (la barra se acorta). La notación de doble subíndice se usa
para indicar este desplazamiento relativo (á^/o); sin embargo, si el des­
plazamiento va a determ inarse respecto a un punto fijo, entonces, se
usará sólo un subíndice. Por ejemplo, si D se localiza en un soporte fijo,
entonces el desplazamiento calculado se denotará simplemente como 6 4 .

5 kN

(a)

-i — — , i -------- ► PA B = 5 k N
/■(kN)

• 8 kN

■<------ ■ 3 * --------- PBC = 3 k N


5 kN A

Peo = 7 kN
D

(b) (c)

FIg. 4-5
S ecció n 4 .2 Deformación elástica de un miembro cargado axialmente • 127

esarro-
splaza-
PUNTOS IMPORTANTES
3 de la • El principio de Saint-Venant establece que la deformación y el esfuerzo localizados que ocurren dentro
miento de las regiones de aplicación de la carga o en los soportes tienden a “em parejarse” a una distancia sufi­
. figura cientemente alejada de esas regiones.
usarán • El desplazamiento de un miembro cargado axialmente se determina relacionando la carga aplicada al es­
fuerzo usando cr = P /A y relacionando el desplazamiento a la deformación unitaria usando e = dS/dx.
isfuer- Finalmente esas dos ecuaciones se combinan usando la ley de Hooke, a = Ee, que da la ecuación 4-1.
;n cad a
• Como la ley de Hooke ha sido usada en el desarrollo de la ecuación del desplazamiento, es importante
a 4-5 b.
que las cargas no generen fluencia del material y que el material sea homogéneo y se comporte de ma­
il) para
nera elástico-lineal.
splaza-

i'a, ello PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS


¡e alar-
o A se El desplazamiento relativo entre dos puntos A y B sobre un miem­
: se usa bro cargado axialmente puede determ inarse aplicando la ecuación
el des­ 4-1 (o la ecuación 4-2). La aplicación implica los siguientes pasos.
loes, se
•te fijo, Fuerza interna.
mo SA. • Use el método de las secciones para determ inar la fuerza axial
interna P en el miembro.
• Si esta fuerza varía a lo largo de la longitud del miembro, debe­
rá hacerse una sección en una posición arbitraria x medida des­
de un extremo del miembro y la fuerza deberá representarse co­
mo función de x, esto es, P(x).
• Si fuerzas externas constantes actúan sobre el miembro, debe en­
7kN
tonces determinarse la fuerza interna en cada segmento del miem­
bro, entre dos fuerzas externas cualesquiera.
• Para cualquier segmento, una fuerza de tensión interna es positi­
va y una fuerza de compresión interna es negativa. Por convenien­
cia, los resultados de la carga interna pueden m ostrarse gráfica­
mente construyendo el diagrama de fuerza normal.
Desplazamiento.
• Cuando la sección transversal del miembro varía a lo largo de su
eje, el área de esta sección debe expresarse en función de su po­
sición x, esto es, /4(.v).
• Si el área de la sección transversal, el módulo de elasticidad, o la
carga interna cambian bruscamente, la ecuación 4-2 debe aplicar­
se a cada segmento para el cual estas cantidades sean constantes.
• Al sustituir los datos en las ecuaciones 4-1 a 4-3, asegúrese de
usar el signo apropiado para P, tal como se vio arriba, y use un
conjunto consistente de unidades. Para cualquier segmento, si el
resultado calculado es numéricam ente positivo, éste indica un
alargamiento; si es negativo, éste indica una contracción.
128 • CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O

La barra compuesta de acero A-36 mostrada en la figura 4-6a está he­


cha de dos segmentos A B y BD que tienen áreas transversales de
A Aa = 1 pulg 2 y A bd = 2 pulg2. Determ ine el desplazamiento verti­
cal del extremo A y el de B respecto a C.
15 klb 15 klb 15 klb
15 klb

■t

4 klb 4 klb 4 klb 4 klb

PAB = 15 klb

8 klb 8 klb
8 klb.
T
PBC = 7 klb

(a) Solución (b)

Fuerza interna. Debido a la aplicación de las cargas externas, las


fuerza axiales internas en las regiones AB, BC y CD serán todas di­
15
P (klb)
ferentes. Esas fuerzas se obtienen aplicando el método de las seccio­
nes y la ecuación de equilibrio por fuerza vertical, como se muestra
en la figura 4-6í> y se encuentran graficadas en la figura 4-6c.
Desplazamiento. De la cubierta interior posterior de este libro, to­
mamos el valor E ac = 29(103) klb/pulg2. Usando la convención de sig­
2 -- nos, esto es, fuerzas internas de tensión son positivas y fuerzas inter­
nas de compresión son negativas, el desplazamiento vertical de A
respecto al soporte fijo D es:
3.5 ^ PL [+15 klb] (2 pies) (12 pulg/pie)
5-4 “ ¿ A É ~ (1 pulg2)[29(103) klb/pulg2]
4.5 [+7 klb]( 1.5 pies)(12 pulg/pie)
+
(2 pulg2)[29(103) klb/pulg2]
x (pie)
[ - 9 klb](l pie)(12 pulg/pie)
+
(c) (2 pulg2)[29(103) klb/pulg2]
= +0.0127 pulg Resp.
Fig. 4-6
Como el resultado es positivo, la barra se alarga y el desplazamiento
de A es hacia arriba.
Aplicando la ecuación 4-2 entre los puntos B y C, obtenemos:

PbcL bc [+7 klb](1.5 pies)(12 pulg/pie)


&B/C ~ = +0.00217 pulg Resp.
A Bc B ( 2 pulg2) [29(103) klb/pulg2]
A quí B se aleja de C, ya que el segmento se alarga.
S ecció n 4.2 Deformación elástica de un miembro cargado axialmente • 129

E J E M P L O ---------------------------
El conjunto mostrado en la figura 4-7« consiste en un tubo A B de
aluminio con área transversal de 400 mm2. U na barra de acero con
diámetro de 1 0 mm está unida a un collarín rígido y pasa a través del
tubo. Si se aplica una carga de tensión de 80 kN a la barra, determine
el desplazamiento del extremo C de la barra. Considere Eac = 200 GPa
y £ a| = 70 GPa.

Fig. 4-7

Solución
Fuerza interna. El diagrama de cuerpo libre del tubo y de la barra,
figura 4-76, muestra que la barra está sometida a una tensión de 80 kN
y el tubo a una compresión de 80 kN.
Desplazamiento. Determinaremos primero el desplazamiento del
extremo C con respecto al extremo B .Trabajando en unidades de new-
tons y metros, tenemos

PL [+80(103) N](0.6 m)
8C/ r = -— = --------------- ;-----------z—---- — +0.003056 m —*
C/B AE 7t(0.005 m) [200(10 ) N /m ]

El signo positivo indica que el extremo C se mueve hacia la derecha


con respecto al extremo B, ya que la barra se alarga.
El desplazamiento del extremo B con respecto al extremo fijo A es:

P L _ __________________________________
g _ ___ [—80(103) N ](0.4m )
B AE [400 mm 2 (10-6) m2/m m 2][70(109) N /m 2]
= -0.001143 m = 0.001143 m -*

El signo menos indica aquí que el tubo se acorta, por lo que B se m ue­
ve hacia la derecha respecto a A .
Puesto que ambos desplazamientos son hacia la derecha, el despla­
zamiento resultante de C respecto a A es entonces:

( J*) s c = 8 b + 8c/ b = 0.001143 m + 0.003056 m


- 0.00420 m = 4.20 mm —* Resp.
130 • CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O

Una viga rígida A B descansa sobre los dos postes cortos mostrados
90 kN en la figura 4-8a. AC está hecho de acero y tiene un diám etro de
200 mm I - 400 mm 20 mm; BD está hecho de aluminio y tiene un diám etro de 40 mm.
D eterm ine el desplazamiento del punto £ situado en A B cuando se
aplica a una carga vertical de 90 kN sobre este punto. Considere
£ ac = 200 GPa y £ a, = 70 GPa.
300 mm

Solución

(a) Fuerza interna. Las fuerzas de compresión que actúan en la parte


superior de cada poste se determinan a partir del equilibrio del miem­
bro A B , figura 4-8£>. Esas fuerzas son iguales a las fuerzas internas en
cada poste, figura 4-8c.

Desplazamiento. El desplazamiento de la parte superior de cada


poste es:

Poste AC:
90 kN
200 mm i Pac L ac = [-6 0 (1 0 3) N](0.300 m)
400 mm - = -286(10 )m
SA =
A ac E ac 7 r( 0 . 0 1 0 m ) 2 [200(109) N /m 2]

60 kN 30 kN
(b)

Poste BD:

PbdL bd [—30(103) N](0.300 m)


Sn — = —1 0 2 ( 1 0 )m
A bdEa ~ 77(0.020 m )2[70(109) N /m 2]

= 0 .1 0 2 mm j.

En la figura 4-8d se muestra un diagrama de los desplazamientos de


los puntos A, B y F situados en el eje de la viga. Por proporciones en el
triángulo sombreado, el desplazamiento del punto £ es entonces:
60 kN 30 kN

8,7 = 0.102 mm + (0.184 n m ) ( ^ . mm | _ q.225 mm ], Resp.


\ 600 mm /

P ,\c = 60 kN Peo = 30 kN
(c) 0 .10 2 mm

0.102 mm
'. 184mm
0.286 mm

F i g .4-8
S ección 4.2 Deformación elástica de un miembro cargado axialmente • 131

E J E M P L O
E3
Un miembro está hecho de un material que tiene un peso específico
y y un módulo de elasticidad E. El miembro tiene la forma de un co­
no con las dimensiones mostradas en la figura 4-9a. Determ ine el des­
plazamiento de su extremo inferior bajo el efecto de su propio peso.

Solución

Fuerza interna. La fuerza axial interna varía a lo largo del miem­


bro que depende del peso W (y) de un segmento del miembro situa­
do debajo de cualquier sección, figura 4-9b. Por tanto, para calcular
el desplazamiento, debemos usar la ecuación 4-1. En la sección loca­
lizada a una distancia y del fondo, el radio x del cono como función
de y se determ ina por proporción: esto es,

x r0 r0
~y~~L' X = Ly

El volumen de un cono con base de radio x y altura y es:

7T 2 77Tg 3
V = —yx~ = — r y-’
3 3L

Como W = yV. la fuerza interna en la sección es:


„2

+T 2Fv= 0: (a)

Desplazamiento. El área de la sección transversal es también una


función de la posición y. figura 4-9b. Tenemos:

AAt( y ) = 7rx2 = -7no


jy y
2

Aplicando la ecuación 4-1 entre los límites _y = 0 y y = L s e obtiene:

I LP(y) dy _ f ¿ [(y 7 rrg/ 3 L2) / ] d y


A(y) E J0 \{Trrl/Ll ) y 2] E
(b)
Fig. 4-9

y¡¿
Resp.
6 E

Como verificación parcial de este resultado, note cómo las unidades


de los términos, al cancelarse, dan la deflexión en unidades de longi­
tud como era de esperarse.
132 • CAPÍTULO 4 Carga axial

PROBLEMAS

4-1. El conjunto consta de una barra de acero CB y una — 80 pulg — •---------150 pulg ----------- -— 100 p u lg — •
barra de aluminio BA, teniendo cada una un diámetro de
12 mm. Si la barra se somete a las cargas axiales en A y en 5 klb 2 klb
8 klb 6 klb
el copie B, determine el desplazamiento del copie B y del
extrem o A. La longitud de cada segm ento sin estirar se A 5 klb B 7 2 klb D
muestra en la figura. Desprecie el tam año de las conexio­
nes en B y C, y supouga que son rígidas. ZTac = 200 GPa, Frob. 4-4
Eal = 70 GPa.

4-5. U na barra de acero A-36 está sometida a las cargas


que se muestran en la figura. Si el área de la sección trans­
versal de la barra es de 60 mm2, determ ine el desplaza­
-► 18 kN miento de B y de A . Desprecie el tam año de los copies en
6 kN B ,C y D .
3m 2m•

Prob. 4-1

4-2. La flecha compuesta, que consiste en secciones de


aluminio, cobre y acero, está sometida a las cargas m ostra­
das en la figura. Determine el desplazamiento del extremo
A con respecto al extremo D y el esfuerzo normal en cada
sección. En la figura se muestran el área de la sección trans­
versal y el módulo de elasticidad para cada sección. Des­
precie el tam año de los collarines en B y en C.
4-3. D eterm ine el desplazamiento de B con respecto a C
de la flecha compuesta del problem a 4-2.

Aluminio Cobre Acero


£ a| = 10(103) klb/pulg2 Ecu = 18(103 ) klb/pulg2 = 29( 103 ) klb/pulg2
A ab = 0.09 pulg2 A bc = 0.12 pulg2 A Ci) = 0.06 pulg2 Prob. 4-5

3.50 klb 1.75 klb


2.00 klb 1.50 klb
4-6. La barra de aluminio 2014-T6 tiene un diám etro de
1.75 klb 30 mm y soporta la carga mostrada. Determ ine el despla­
18 pulg- ■12 pulg- 16 pulg- zamiento de A con respecto a E. Desprecie el tamaño de
los copies.
Probs. 4-2/3

*4-4. Una flecha de cobre está sometida a las cargas axia­


les que se m uestran en la figura. D eterm ine el despla­
zamiento del extremo A con respecto al extremo D si los
diámetros de cada segmento son dAB = 0.75 pulg, d BC =
1 pulg, y dCD = 0.5 pulg. Tome £ cu = 18O03) klb/pulg2. Prob. 4-6
P ro blem a s • 133

4-7. La barra de acero tiene las dimensiones originales 4-9. El copie está som etido a una fuerza de 5 klb. D e­
mostradas en la figura. D eterm ine el cambio en su longi­ term ine la distancia d' entre C y E tom ando en cuenta la
tud y las nuevas dimensiones de su sección transversal en compresión del resorte y la deformación de los segmentos
la sección a-a al estar sometida a una carga axial de 50 kN. verticales de los pernos. Cuando no se tiene una carga apli­
£ ac = 2C0 GPa, vac = 0.29. cada, el resorte no está estirado y d = 10 pulg. El material
es acero A-36 y cada perno tiene un diámetro de 0.25 pulg.
Las placas en A , B y C son rígidas y el resorte tiene una ri­
gidez k = 12 klb/pulg.

A 5 klb

------ jLÜ 8 pulg


Œ
P ro b . 4-7
6 pulg

*4-8. La estructura m ostrada consiste en dos barras rí­


gidas originalm ente horizontales. Están soportadas por
pasadores y barras de acero A-36 de 0.25 pulg de diám e­ ! 5 klb

tro. Si se aplica la carga vertical de 5 klb a la barra inferior P ro b . 4-9


A B , determine el desplazamiento en C, B y E.

4-10. La barra tiene un área A en su sección transversal


de 3 pulg2y un módulo de elasticidad E = 35(103) klb/pulg2.
D eterm ine el desplazamiento de su extrem o A cuando es­
tá sometida a la carga distribuida mostrada.
134 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-11. La arm adura está hecha de tres barras de acero 4-15. El conjunto consta de tres barras de titan io y
A-36, cada una con área transversal de 400 mm2. D eterm i­ una barra rígida AC. El área de la sección transversal de
ne el desplazamiento horizontal del rodillo en C cuando cada barra se da en la figura. Si se aplica una carga vertical
P = 8 kN. de P = 20 kN al anillo F, determ ine el desplazamiento ver­
tical del punto F. £,¡ = 350 GPa.
*4-12. La arm adura está hecha de tres barras de acero
A-36, cada una con área transversal de 400 mm2. D eterm i­
ne la magnitud requerida de P para desplazar el rodillo
0.2 mm hacia la derecha.
A o c = 45 m m -

2m A ba = 60 m m 2 2 m

|—0.5 m- - 0.75 m

1.5 m
A r r = 75 m m 2

! P = 20 kN

P ro b . 4-15

*4-16. El sistema de eslabones está form ado p or tres


P ro b s. 4-11/12 miembros ds acero A-36 conectados por pasadores: ca­
da m iem bro tiene un área transversal de 0.730 pulg2. Si
se aplica una fuerza vertical de P = 50 klb al extremo B
del miembro A B, determine el desplazamiento vertical del
punto B.
4-17. El sistema de eslabones está form ado por tres
4-13. La armadura consiste de tres miembros, cada uno miembros de acero inoxidable 304 conectados por pasado­
de acero A-36 y área transversal de 0.75 pulg2. Determ ine res; cada miembro tiene un área transversal de 0.75 pulg2.
la carga máxima P que puede aplicarse de modo que el ro­ D eterm ine la magnitud de la fuerza P necesaria para des­
dillo en B no se desplace más de 0.03 pulg. plazar el punto B 0.10 pulg hacia abajo.
4-14. Resuelva el problema 4-13 considerando que la car­
ga P actúa verticalmente hacia abajo en C.
|*-3 pies -¡- -3 pies—j

Probs. 4-13/14
P r o b le m a s • 135

■4-18. Considere el problem a general de una barra que *4-20. La cabina C de un observatorio tiene un peso de
consta de m segmentos, cada uno con área transversal A m 250 klb, y por medio de un sistema de engranes viaja ha­
y longitud L m. Si se tienen n cargas sobre la barra como cia arriba a una velocidad constante a lo largo de la colum­
se muestra, escriba un programa de computadora que pue­ na de acero A-36, la cual tiene una altura de 200 pies. La
da usarse para determ inar el desplazamiento de la barra columna tiene un diám etro exterior de 3 pies y está hecha
en cualquier posición x especificada. A plique el progra­ de placas de acero que tienen un espesor de 0.25 pulg. Des­
ma para los valores L x = 4 pies, d¡ = 2 pies, P\ = 400 Ib, precie el peso de la columna, y determ ine el esfuerzo nor­
Ay = 3 pulg2, ¿ 2 = 2 pies, d2 = 6 pies,P2 = —300lb,yl2 = mal promedio de la columna en su base B, en función de
1 pulg2. la posición y de la cabina. También determ ine el desplaza­
miento relativo del extremo A con respecto al extrem o B
en función de y.

“n
“2
M
l* i ---- ► * r» s--- ► Arn
-X —| **l ~ P2 P„

L\ L>2 * m *

Prob. 4-18
P ro b . 4-20

4-21. Una barra tiene una longitud L y el área de su sec­


ción transversal es A . D eterm ine su alargamiento debido
4-19. La barra rígida está soportada por la barra CB co­ tanto a la fuerza P como a su propio peso. El material tie­
nectada ésta en sus extremos por pasadores; la barra CB ne un peso específico y (peso/volumen) y un módulo de
tiene un área transversal de 14 m n r y está hecha de alu­ elasticidad E.
minio 6061-T6. Determ ine la deflexión vertical de la barra
en D cuando se aplica la carga distribuida.
136 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-22. El barreno de acero A-36 de un pozo petrolero pe­ *4-24. La barra tiene un ligero ahusamiento y longitud
netra 12 000 pies en el terreno. Suponiendo que el tubo L. Está suspendida del techo y soporta una carga P en su
usado para perforar el pozo está suspendido librem ente extremo. Demuestre que el desplazamiento de su extre­
de la torre en A, determ ine el esfuerzo normal promedio mo debido a esta carga es 5 = PL/(TrEr2rl). Desprecie el
máximo en cada segmento de tubo y el alargamiento de su peso del material. El módulo de elasticidad es E.
extrem o D con respecto al extrem o fijo en A . La flecha
4-25. Resuelva el problem a 4-24 incluyendo el peso del
consta de tres tamaños diferentes de tubo,>4B, B C y CD,
material y considerando que su peso específico es y (pe­
cada uno con su longitud, peso por unidad de longitud y
so/volumen).
área transversal indicados en la figura. Sugerencia: use los
resultados del problema 4-21.

A
A,uj= 2.50 pulg2 5000 pies
wAB- 3.2 lb/pie

ABC- 1.75 pulg2


wBC= 2.8 lb/pie 5000 pies

A c d = 1.25 pulg2 2000 pies


wCD= 2.0 lb/pie D ' - ± \

P ro b . 4-22

4-23. El tubo está enterrado en el suelo de manera que


cuando se jala hacia arriba, la fuerza de fricción a lo largo
de su longitud varía linealmente desde cero en B hasta / máx
P ro b s. 4-24/25
(fuerza/longitud) en C. D eterm ine la fuerza inicial P re­
querida para extraer el tubo y el alargam iento asociado
del tubo un instante antes de que comience a deslizar. El
tubo tiene una longitud L, un área A en su sección trans­
versal y el material de que está hecho tiene un módulo de
elasticidad E.

4-26. D eterm ine el alargam iento de la flecha ahusada


de acero A-36 cuando está sometida a una fuerza axial de
18 klb. Sugerencia: use el resultado del problem a 4-24.

- r,= 0.5 pulg r2 = I pulg r, = 0.5 pulg


----- ——------ ™------------- =—'— ¡JE
------ yJ t
18 klb | ~ ™ , 18 klb
hf^nd--------------- 20 pu1§--------------t t h ?
Prob. 4-26
P r o b le m a s • 137

4-27. Determine el desplazamiento relativo de un extre- 4-29. El material del hueso tiene un diagrama esfuerzo-
mo de la placa prismática truncada con respecto al otro deformación unitaria que puede definirse por la relación
extremo cuando está sometida a una carga axial P. cr= E[e/{ 1+kEe)]. donde k y E son constantes. Determine
la compresión dentro de la longitud L del hueso, donde se
supone que el área A de la sección transversal del hueso
es constante.

r
p
P ro b . 4-29
P ro b . 4-27

4-30. El pedestal tiene una forma cuyo radio está definido


por la función r = 2/(2 + yx/1) pies, donde y está en pies Si
el módulo de elasticidad para el material es £ = 14(103)
klb/pulg2, determine el desplazamiento de su parte supe­
rior cuando soporta la carga de 500 libras.

*4-28. Determine el alargamiento de la barra de aluminio


cuando está sometida a una fuerza axial de 30 kN. Ea\ =
70 GPa. Sugerencia: use el resultado del problema 4-27.

4 pies

50 mm
<2™ 15 mm

-4 -----------------L _ r r ~
30 kN ---------r
L-250 mm-

Prob. 4-28 Prob. 4-30


138 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4.3 Principio de superposición

El principio de superposición suele usarse para determ inar el esfuerzo


o el desplazamiento en un punto de un miembro cuando éste está so­
m etido a una carga complicada. Al Gubdividir la carga en componentes,
el principio de superposición establece que el esfuerzo o desplazamien­
to resultantes en el punto puede determ inarse encontrando primero el
esfuerzo o desplazamiento causado por cada carga componente actuan­
do independientemente sobre el miembro. El esfuerzo o desplazamiento
resultante se determ ina entonces sumando algebraicamente las contri­
buciones causadas por cada componente.
Las siguientes dos condiciones deben cumplirse para que el principio
d e superposición pueda aplicarse.
1. La carga debe estar relacionada linealmente con el esfuerzo o el
desplazamiento que va a determinarse. Por ejemplo, las ecuacio­
nes a = P /A y 8 = P L f A E implican una relación lineal entre P y
aro 6.
2. La carga no debe cam biar significativamente la geometría origi­
nal o configuración del miembro. Si tienen lugar cambios signifi­
cativos. la dirección y localización de las fuerzas aplicadas así como
sus brazos de momento cambiarán, y en consecuencia la aplicación
de las ecuaciones de equilibrio conducirá a resultados diferentes.
Por ejemplo, considere la barra esbelta mostrada en la figura 4-IOa,
que está sometida a la carga P. En la figura 4-10 /\ P se ha reem ­
plazado por sus componentes, P = P, + P :. Si P ocasiona que la
barra se deflexione considerablemente, como se muestra, el momen­
to de la carga respecto a su soporte, Pd, no será igual a la suma de
los momentos de sus cargas componentes. Pd t P xd\ + P2d2. por­
que d\ ¥= d2 & d.

La mayoría de las ecuaciones que implican carga, esfuerzo y desplaza*


miento, desarrolladas en este texto, constan de relaciones lineales entre
esas cantidades.También los miembros o cuerpos que se van a considerar
serán tales que la carga producirá deform aciones tan pequeñas que el
cambio en la posición y la dirección de la carga será insignificante y puede
despreciarse. Sin embargo, en el capítulo 13 estudiaremos una excepción
a esta regla. Consiste en una columna que lleva una carga axial equiva­
lente a la carga crítica o de pandeo. Se dem ostrará que cuando esta carga
aum enta sólo ligeramente, ocasionará que la columna sufra una deflexión
lateral grande, incluso si el material mantiene elasticidad lineal. Estas de­
flexiones, asociadas con las componentes de cualquier carga axial, no pue­
den ser superpuestas.

Fig. 4-10
S ección 4.4 Miembro estáticamente indeterminado cargado axialmente • 139

4.4 Miembro estáticam ente indeterm inado cargado axialm ente


sfuerzo Cuando una barra está fija sólo en un extremo y está sometida a una
:stá so- fuerza axial, la ecuación de equilibrio de fuerzas aplicada a lo largo del
inentes, eje de la barra es suficiente para encontrar la reacción en el soporte fijo.
:amien- Un problema como éste, donde las reacciones pueden determinarse sólo
nero el a partir de las ecuaciones de equilibrio, se denomina estáticamente de­
actuan- terminado. Sin embargo, si la barra está fija en ambos extremos, como
miento en la figura 4-11«, entonces se tienen dos reacciones axiales desconoci­
contri- das, figura 4-116, y la ecuación de equilibrio de fuerzas se expresa como:

•incipio
+T2 F = 0 ; fb + fa - P = o
zo o el B
cuacio- En este caso, la barra se denomina estáticamente indeterminada. ya que
tre P y la ecuación de equilibrio por sí sola no es suficiente para determ inar las (a)
reacciones.
i origi- Para establecer una ecuación adicional, necesaria para la solución, se
signifi- requiere considerar la geometría de la deformación. Específicamente,
kF, F,
;í como a una ecuación que determ ina las condiciones del desplazamiento se le
icación llama condición cinemática o condición de com patibilidad. Una con­ 1
¡rentes, dición apropiada de compatibilidad requeriría que el desplazamiento re­
i 4-10«, lativo de un extremo de la barra con respecto al otro extremo fuese igual
i reem- a cero, ya que los soportes extremos están fijos. Por consiguiente, pode­
I
i
que la mos escribir:
íomen-
iima de ■>A/B = 0

i 2i por-
Esta ecuación puede expresarse en términos de las cargas aplicadas
usando una relación carga-desplazamiento, que depende del comporta­
splaza-
:s entre
siderar
miento del material. Por ejemplo, si se tiene un com portamiento lineal
elástico, puede usarse 8 = P L / A E . Como la fuerza interna en el segmen­
J
to A C es +F a y en el segmento CB la fuerza interna es —F¡¡, la ecua­ (b)
que el
ción de compatibilidad puede escribirse como: Fig. 4-11
rpuede
¡epción
squiva-
a carga Fa ^ ac _ Fb L cb _ p.
flexión AE AE
¡tas de-
io pue- Suponiendo que A E es constante, podemos resolver simultáneamente
las dos ecuaciones anteriores y obtener los valores:

Ambos valores son positivos, por lo que las reacciones se muestran con
sus sentidos correctos en el diagrama de cuerpo libre.
140 • CAPÍTULO 4 Carga axial

PUNTOS IMPORTANTES
• El principio de superposición se usa a veces para simplificar los
problemas de esfuerzo y desplazamiento que tienen cargas com­
plicadas. Esto se hace subdividiendo la carga en componentes y
luego sumando algebraicamente los resultados.
• La superposición requiere que la carga esté linealmente relacio­
nada con el esfuerzo o el desplazamiento, y que la carga no cam­
bie en forma significativa la geom etría original del miembro.
• Un miembro es estáticamente indeterminado si las ecuaciones de
equilibrio no son suficientes para determ inar las reacciones en el
miembro.
• Las condiciones de compatibilidad especifican las restricciones de
desplazamiento que ocurren en los soportes u otros puntos sobre
un miembro.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
Las fuerzas desconocidas en problemas estáticamente indeterm ina­
dos se determ inan satisfaciendo los requisitos de equilibrio, compa­
tibilidad y fuerza-desplazamiento del miembro.

Equilibrio.
• Dibuje un diagrama de cuerpo libre del miembro para identifi­
car todas las fuerzas que actúan sobre él.
• El problema puede ser clasificado como estáticamente indeter­
minado si el núm ero de reacciones desconocidas sobre el diagra­
ma de cuerpo libre es mayor que el número de ecuaciones de
equilibrio disponibles.
• Escriba las ecuaciones de equilibrio para el miembro.
La mayoría de las columnas de concreto son
reforzadas con barras de acero; como esos Compatibilidad.
dos materiales trabajan juntos soportando la
carga aplicada, la columna resulta ser está­ • Para escribir las ecuaciones de compatibilidad dibuje un diagra­
ticamente indeterminada. ma de desplazamientos para investigar la manera en que el miem­
bro se alargará o contraerá al ser sometido a las cargas externas.
• Exprese las condiciones de compatibilidad en términos de los des­
plazamientos causados por las fuerzas.
• Use una relación carga-desplazamiento, tal como d = PL/AE, pa­
ra relacionar los desplazamientos desconocidos con las reaccio­
nes desconocidas.
• Resuelva las ecuaciones de equilibrio y compatibilidad para las
fuerzas reactivas desconocidas. Si cualquiera de las magnitudes
tiene un valor numérico negativo, ello indica que esta fuerza ac­
túa en sentido opuesto al indicado en el diagrama de cuerpo libre.
S e c c ió n 4 .4 Miembro estáticamente indeterminado cargado axialmente • 141

E J E M P L O
K3
La barra de acero m ostrada en la figura 4-12a tiene un diámetro de • P = 20 kN 1 mm
5 mm. Está em potrada en la pared en A y antes de cargarla se tiene
una holgura de 1 mm entre la pared en B' y la barra. Determine las
reacciones en A y en B' cuando la barra se somete a una fuerza axial - 800 mm
400 mm
de P = 20 kN, como se muestra. Desprecie el tamaño del collarín en C. (a)
Considere £ ac = 200 GPa.

Solución

Equilibrio. Como se m uestra en el diagrama de cuerpo libre, figura


4-126, supondremos que la fuerza P es suficientemente grande para
que el extremo B de la barra entre en contacto con la pared en B '.
El problema es estáticamente indeterm inado ya que hay dos incóg­ P = 20 kN
nitas y sólo una ecuación de equilibrio.
El equilibrio de la barra requiere: A
(b)
2 Fx = 0; ~F a ~ Fb + 20(103) N = 0 (1)

Compatibilidad. La carga ocasiona que el punto B se mueva a B ',


sin ningún desplazamiento adicional. Por tanto, la condición de com­
patibilidad para la barra es:

&bja — 0 . 0 0 1 m
(C )
Este desplazamiento puede expresarse en términos de las reaccio­
nes desconocidas usando la relación carga-desplazamiento, ecuación Fig. 4-12
4-2, aplicada a los segmentos A C y CB, figura 4-12c. Trabajando en
unidades de newtons y metros, tenemos:
E a L ac F rL cr
5 b/ a = 0 .0 0 1 m = — —
AE AE
£¿(0.4 m)
0.001 m =
tt(0.0025 m) [200(10 ) N /m 2]
£B(0.8 m)
77(0.0025 m) [200(10 ) N /m 2

£„(0.4 m) - £fi(0.8 m) = 3927.0 N • m (2)

Resolviendo las ecuaciones 1 y 2 se obtiene:

£ 4 = 16.6 kN Fb = 3.39 kN Resp.

Debido a que FB resultó positiva, el extremo B sí entra en contacto con


la pared en B' como se supuso originalmente. Por otra parte, si FB fue­
se una cantidad negativa, el problema sería estáticamente determ ina­
do, con Fb = 0 y £ 4 = 20 kN.
142 • CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O

El poste de aluminio mostrado en la figura 4-13a está reforzado con un La


núcleo de bronce. Si el conjunto soporta una carga axial de compresión tad
de P = 9 klb, aplicada a la tapa rígida, determ ine el esfuerzo normal mic
prom edio en el alum inio y en el bronce. C onsidere E a¡ = 10(103) Las
klb/pulg 2 y Ebr = 15(103) klb/pulg2.

Solución
So*
Equilibrio. El diagrama de cuerpo libre del poste se muestra en la
figura 4-13¿>. Aquí la fuerza axial resultante en la base está representa­
Eqt
da por las componentes desconocidas tomadas por el aluminio, Fai, y el
tra>
(a) bronce, Fbr. El problema es estáticamente indeterminado. ¿Por qué?
ya i
El equilibrio por fuerzas verticales requiere que:
equ
+T = 0; - 9 klb + Fa\ + F bhrr = 0 O)
P =9 klb Compatibilidad. La tapa rígida en el poste origina que los desplaza­
mientos en el poste de aluminio y en el núcleo de bronce sean iguales,
esto es,

5 al = 4r Coi
Usando las relaciones carga-desplazamiento, cad
dóf
mié
Fa,L FhxL
sem
br ^ b r tos i
al
¿al = Fbr1
(b) ‘ br ^br
77 -[(2 pulg ) 2 - ( 1 pulg)2] ~ 1 0 ( 1 0 3) klb/pulg 2
P-A = Fbr
7 T( 1 pulg ) 2 _15(103) klb/pulg 2 _

ffbr= 0.955 klb/pulg2 Resolviendo simultáneamente las ecuaciones 1 y 2, obtenemos

cra| = 0.637 klb/pulg3 Fal = 6 klb Fbl = 3 klb Usa

Como los resultados son positivos, los esfuerzos serán de compresión.


El esfuerzo normal promedio en el aluminio y en el bronce son en­
tonces,

6 klb
0.637 klb/pulg 2 Resp.
ir[{2 pulg ) 2 ( 1 pulg)-
3 klb Res4
°"b r 2 = 0.955 klb/pulg 2 Resp.
t t ( 1 pulg)

Las distribuciones de los esfuerzos se muestran en la figura 4-13c.


S ecció n 4 .4 Miembro estáticamente indeterminado cargado axialmente • 143

E J E M P L O
El
Las tres barras de acero A-36 mostradas en la figura 4-14a están conec­
tadas por pasadores a un miembro rígido. Si la carga aplicada sobre el
miembro es de 15 kN, determ ine la fuerza desarrollada en cada barra.
Las barras A B y E F tienen cada una un área transversal de 25 mm 2 y
la barra CD tiene un área transversal de 15 mm2.

Solución

Equilibrio. El diagrama de cuerpo libre del miembro rígido se mues­


tra en la figura 4-14/;. Este problema es estáticamente indeterminado
ya que se tienen tres incógnitas y sólo dos ecuaciones disponibles de
equilibrio. Estas ecuaciones son:

+f = 0; Fa + Fc + Fe - 15 k N = 0 (1)

i,+SM c = 0; ~F a (0A m) + 15 kN(0.2 m) + FE{0.4 m) = 0 (2) (a)

Compatibilidad. Debido a los desplazamientos en los extremos de


E
cada barra, la línea A C E m ostrada en la figura 4-14c tom ará la posi­
ción definida por los puntos A'C 'E '. Desde esta posición, los desplaza­
mientos de los puntos A , C y E pueden relacionarse por triángulos ZL 1
semejantes. La ecuación de compatibilidad para esos desplazamien­
tos es entonces:
0.4 m
0.2 m 0.2 m

0 .8 m 0.4 m
(b)

sc ~ 2 S¿ +

Usando la relación carga-desplazamiento, ecuación 4-2, tenemos:

FCL 1 fal 1 Fe L A‘ 5C
(15m m 2) £ ac 2 (25 mm2) £ ac + 2 (25 mm2) £ ac_
(c)
Fc = 0.3 Fa + 0.3 Fe (3)
Fig. 4-14
Resolviendo simultáneamente las ecuaciones 1-3 se obtiene:

Fa = 9.52 kN Resp.

Fc = 3.46 kN Resp.

Fe = 2.02 kN Resp.
144 • CAPÍTULO 4 Propiedades mecánicas de los materiales

El perno mostrado en la figura 4-15« está hecho de una aleación de


aluminio 2014-T6 y está apretado de modo que comprime a un tubo
cilindrico hecho de una aleación de magnesio Am 1004-T61. El tubo
tiene un radio exterior de i pulg y el radio interior del tubo y el ra­
dio del perno son de i de pulg. Las arandelas en los extremos del tubo
son rígidas y tienen un espesor despreciable. Inicialmente la tuerca
está ligeramente apretada a mano; luego, por medio de una llave, la
tuerca se aprieta media vuelta. Si el perno tiene 20 hilos por pulgada,
determ ine el esfuerzo en el perno.

Solución
Equilibrio. Se considera el diagrama de cuerpo libre de una sección
del perno y del tubo, figura 4-15¿>, para relacionar la fuerza en el per­
no Fb con la fuerza en el tubo, F,. Por equilibrio, se requiere,

Fb - F, = 0 (1)
El problema es estáticamente indeterminado ya que se tienen dos in­
cógnitas en esta ecuación.
C om patibilidad. Al apretar la tuerca media vuelta sobre el per­
no, el tubo se acortará <5„ y el perno se alargará 8b, figura 4-15c.
Como la tuerca experimenta media vuelta, ella avanza una distancia
de (± )(i pulg) = 0.025 pulg a lo largo del perno. Entonces, la compa­
tibilidad de esos desplazamientos requiere

(+Î) 5, = 0.025 pulg - 8b

(b) Leyendo el módulo de elasticidad en la tabla de la cubierta interior


posterior y aplicando la ecuación. 4-2, obtenemos:

F, (3 pulg) Fb(3 pulg)


= 0.025 pulg —
7 r[( 0 . 5 pulg)2- (0.25 pulg)2][6.48(103) klb/pulg: 77-(0.25 pulg) [10.6(103) klb/pulg2]

0.78595F, = 25 - 1.4414/^ (2)

Resolviendo simultáneam ente las ecuaciones 1 y 2, obtenemos:

Fb = F ,= 11.22 klb

Los esfuerzos en el perno y en el tubo son entonces:


Posición
final
A 1 1 .2 2 klb
<rb = 57.2 klb/pulg 2 Resp.
Ab 7r(0.25 pulg ) 2
0.025 pulg

1 1 . 2 2 klb/pulg 2
Fl = ________________________
Posición
= 19.1 klb/pulg 2
inicial
A, tt[(0.5 pulg ) 2 - (0.25 pulg)2]

(=) Estos esfuerzos son menores que los esfuerzos de fluencia de cada mate­
rial, (oy)al = 60 klb/pulg 2 y (ay)mg = 2 2 klb/pulg 2 (vea la cubierta inte­
Fig. 4-15 rior posterior), por lo que este análisis “elástico” es válido.
S ecció n 4.5 Método de las fuerzas para el análisis de miembros cargados axialmente • 145

4.5 Método de las fuerzas para el análisis de miembros


cargados axialm ente
Es posible resolver también los problemas estáticamente indetermina­
dos escribiendo la ecuación de compatibilidad y considerando la super­
posición de las fuerzas que actúan sobre el diagrama de cuerpo libre. A
este método de solución suele llamársele m étodo de las fuerzas o mé­
todo de las flexibilidades. Para m ostrar cómo se aplica, consideremos
de nuevo la barra en la figura 4-11 a. Para escribir la ecuación necesaria
de compatibilidad, escogeremos prim ero cualquiera de los dos soportes
como “redundante” y retiraremos temporalmente su efecto sobre la barra. No hay
La palabra redundante, tal como se aplica aquí, indica que el soporte no desplazamiento
es necesario para m antener la barra en equilibrio estable, de m anera que de B
cuando se retira, la barra se vuelve estáticamente determ inada. Escoge­
remos aquí el soporte en B como redundante. Usando el principio de
superposición, la barra, con la carga original actuando sobre ella, figura (a)
4-16«, es entonces equivalente a la barra sometida sólo a la carga exter­
na P, figura 4-166, más a la barra sometida sólo a la carga redundante
desconocida F#, figura 4-16c.
Si la carga P ocasiona que B se desplace hacia abajo una cantidad 8P,
la reacción FB debe ser capaz de desplazar el extrem o B de la barra ha­
cia arriba una cantidad 8B, de m anera que no ocurra ningún desplaza­
miento^ en B cuando las dos cargas se superpongan. Así entonces,

(+1) 0 — 8p 8r
Desplazamiento de B
Esta ecuación representa la ecuación de compatibilidad para los despla­ al rem over la fuerza
redundante de B
zamientos en el punto B, donde hemos supuesto que los desplazamien­
tos son positivos hacia abajo. (b)
Aplicando la relación carga-desplazamiento a cada caso, tenemos
8P = PLac/A E y 8b = F bL / A E . En consecuencia,
P L ac Fb L i_ 1
0 =
AE AE
+
Fn= P
L- f ) A

Del diagrama de cuerpo libre de la barra, figura 4-116, la reacción en


A puede ahora determinarse con la ecuación de equilibrio,
Desplazamiento de B
-A C sólo al aplicar la
+t 2 Fy = 0 ; + FÁ - P = o fuerza redundante a B

Como L cb = L - L ÁC, entonces, (c)

- CB
FÁ = P

Estos resultados son los mismos que se obtuvieron en la sección 4.4, ex­
cepto que aquí hemos aplicado la condición de compatibilidad y luego la
condición de equilibrio para obtener la solución. Advierta también que Fig. 4-16
el principio de superposición puede usarse aquí ya que el desplazamien­
to y la carga están linealmente relacionados (8 = P L /A E ), lo que supo­
ne, desde luego, que el material se comporta de m anera elástico-lineal.
146 • CAPÍTULO 4 Carga axial

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
El análisis por el método de las fuerzas requiere efectuar los siguientes pasos.

Compatibilidad.
• Escoja uno de los soportes como redundante y escriba la ecuación de compatibilidad. Para hacer es­
to, el desplazamiento conocido en el soporte redundante, que es usualmente cero, se iguala al despla­
zamiento en el soporte causado sólo por las cargas externas actuando sobre el miembro más (vecto­
rialmente) el desplazamiento en el soporte causado sólo por la reacción redundante actuando sobre
el miembro.
• Exprese la carga externa y desplazamientos redundantes en términos de las cargas usando una rela­
ción carga-desplazamiento, tal como 8 = P L /A E.
• Una vez establecida, la ecuación de compatibilidad puede resolverse y hallar la magnitud de la fuer­
za redundante.

Equilibrio.
• Dibuje un diagrama de cuerpo libre y escriba las ecuaciones de equilibrio apropiadas para el miem­
bro usando el resultado calculado para la fuerza redundante. Resuelva esas ecuaciones para encon­
trar las otras reacciones.

E J E M P L O

La barra de acero A-36 mostrada en la figura 4-17« tiene un diáme­


P = 20 kN l mi
m'N\ tro de 5 mm. Está unida a la pared fija en A y antes de ser cargada
L B' hay un hueco entre la pared en B' y la barra, de 1 mm. Determine las
I
400 mm
-800 m in­
reacciones en A y B '.
ia) Solución
Compatibilidad. Aquí consideraremos el soporte en B ' como redun­
P = 20 kN 1 mm
dante. Usando el principio de superposición, figura 4-176, tenemos

Posición ( ) 0.001 m = 8P - 8 b (1)


. P= 20 kN
fr.i.i1 > j »
inicial
tí Las deflexiones 8Py 8fí son determ inadas con la ecuación 4-2.
Posición
final P L AC [20( 103) N](0.4 m)
8n — = 0.002037 m
+ AE 7t(0.0025 m ) 2 [200( 109) N /m 2]
w
FbL ab FB( 1 .2 0 m)
8r =
(b) AE 77(0.0025 m ) 2 [200(109) N /m 2j
3.40 kN Sustituyendo en la ecuación 1, obtenemos

(c)
0.001 m = 0.002037 m - 0.3056(10~6)Fg
Er = 3.40(103) N = 3.40 kN Resp_
Fig. 4-17
Equilibrio. Del diagrama de cuerpo libre, figura 4-17c,
2 F , = 0; —Fa + 20 kN - 3.40 kN = 0 FA = 16.6 kN R esp .
P r o b le m a s • 147

PROBLEMAS

4-31. La columna de acero A-36, que tiene un área 4-34. Una columna de concreto está reforzada por m e­
transversal de 18 pulg2, está em bebida en concreto de al­ dio de cuatro varillas de acero de refuerzo, cada una de
ta resistencia como se muestra. Si se aplica una carga axial 18 mm de diámetro. Determ ine el esfuerzo en el concre­
de 60 klb a la columna, determ ine el esfuerzo de com pre­ to y en el acero si la columna está sometida a una carga
sión promedio en el concreto y en el acero. ¿Cuánto se axial de 800 kN. E ac = 200 GPa, Ec = 25 GPa.
acorta la columna? La columna tiene una altura original
4-35. La columna está construida con concreto de alta
de 8 pies.
resistencia y cuatro varillas de refuerzo de acero A-36. Si
*4-32. La columna de acero A-36 está em bebida en con­ está sometida a una fuerza axial de 800 kN. determ ine el
creto de alta resistencia como se muestra en la figura de diámetro requerido de cada varilla para que una cuarta
abajo. Si se aplica una carga axial de 60 klb a la colum­ parte de la carga sea soportada por el acero y tres cuar­
na. determine el área requerida de acero de manera que tas partes por el concreto. £ ac = 200 GPa, Ec = 25 GPa.
la fuerza sea com partida igualmente entre el acero y el
concreto. ¿Cuánto se acorta la columna? La columna tie­
ne una altura original de 8 pies.

60 klb

16 pul:

,í;

11
¡ til 8 pies

Probs. 4-31732
4-33. U n tubo de acero está lleno de concreto y some­ Probs. 4-34/35
tido a una fuerza de compresión de 80 kN. Determ ine el
esfuerzo en el concreto y en el acero debido a esta car­
ga. El tubo tiene un diám etro exterior de 80 mm y un diá­
metro interior de 70 mm. £ ac = 200 GPa. Ec = 24 GPa.
*4-36. El tubo de acero A-36 tiene un radio exterior de
80 kN 20 mm y un radio interior de 15 mm. Si entra justam en­
te entre las paredes fijas antes de ser cargado, determine
la reacción en las paredes cuando se somete a la carga
mostrada.

500 mm

8 kN

8 kN
11— 300 i — 700 mm

Prob. 4-33 Prob. 4-36


148 • CAPITULO 4 Carga axial

4-37. La barra compuesta consiste en un segmento A B 4-41. El soporte consiste en un poste sólido de bronce
de acero A-36 de 20 mm de diám etro y de segmentos C83400 que está rodeado por un tubo de acero inoxida­
extremos DA y CB de bronce C83400 de 50 mm de diá­ ble 304. A ntes de aplicar la carga, el hueco entre esas dos
metro. D eterm ine el esfuerzo normal prom edio en cada partes es de 1 mm. Dadas las dimensiones mostradas, de­
segmento debido a la carga aplicada. term ine la carga axial máxima que puede aplicarse a la
tapa rígida A sin generar fluencia en ninguno de los m ate­
4-38. La barra compuesta consiste en un segmento A B riales.
de acero A-36 de 20 mm de diám etro y de segmentos
extremos DA y CB de bronce C83400 de 50 mm de diá­
metro. D eterm ine el desplazamiento de A respecto a B
debido a la carga aplicada.

500 mm ■250 m m -

20 mm

P ro b s. 4-37/38

4-39. La carga de 2800 Ib va a ser soportada por los dos


alambres de acero A-36, esencialmente verticales. Si ori­
ginalmente el alambre A B es de 60 pulg de largo y el
P ro b . 4-41
alambre A C de 40 pulg, determ ine la fuerza desarrollada
en cada alambre cuando se cuelga la carga. Cada alam ­
bre tiene un área transversal de 0.02 pulg2. 4-42. Dos alambres de acero A-36 se usan para sopor­
*4-40. La carga de 2800 Ib va a ser soportada por los tar el m otor de 650 Ib de peso. Originalmente, A B tiene
dos alambres de acero A-36, esencialmente verticales. 32 pulg de longitud y A 'B ' 32.008 pulg de longitud. D e­
Si originalmente el alambre A B es de 60 pulg de largo y term ine la fuerza soportada por cada alambre cuando el
el alambre A C de 40 pulg, determ ine el área transversal m otor se suspende de ellos. Cada alambre tiene un área
de A B para que la carga se reparta igualmente entre am­ transversal de 0.01 pulg2.
bos alambres. El alambre A C tiene un área transversal de
0.02 pulg2.

Probs. 4-39/40 Prob. 4-42


P r o b le m a s • 149

4-43. El poste central B del conjunto tiene una longitud 4-45. La carga distribuida está soportada por tres barras
original de 124.7 mm, mientras que los postes A y C tienen de suspensión. A B y E F están hechas de aluminio y CD
una longitud de 125 mm. Si las tapas arriba y abajo se está hecha de acero. Si cada barra tiene un área transver­
consideran rígidas, determ ine el esfuerzo normal prom e­ sal de 450 mm2, determ ine la intensidad máxima w de la
dio en cada poste. Los postes están hechos de aluminio y carga distribuida de modo que no se exceda un esfuerzo
tiene cada uno un área transversal de 400 mm2. Ea¡ = permisible de =180 MPa en el acero y (<Tperm)ai =
70 GPa. 94 MPa en el aluminio. Eac = 200 GPa, £ al = 70 GPa.

800 kN /m

125 mm
/A / l / J lL *->

r U ------------------ Ü— — th

1 ™ " W
800 kN /m
Prob. 4-4S
Prob. 4-43

4-46. La viga está articulada en A y soportada por dos


*4-44. El espécimen representa una m atriz reforzada barras de aluminio; cada barra tiene un diám etro de
con filamentos, la cual está fabricada con plástico (m a­ 1 pulgy un módulo de elasticidad £ a) = 10(103) klb/pulg2.
triz) y vidrio (fibra). Si se tienen n fibras, cada una con Si se supone que la viga es rígida e inicialmente horizon­
área Ay de sección transversal y un módulo de E¡, em be­ tal, determine el desplazamiento del extremo B cuando
bidas en una matriz con área transversal A,„ y un módulo se aplique sobre ésta una carga de 5 klb.
de £„„ determine el esfuerzo en la matriz y en cada fibra 4-47. La barra está articulada en A y está soportada por
cuando se aplica la fuerza P sobre el espécimen. dos barras de aluminio, cada una con diám etro de 1 pulg
y módulo de elasticidad £ al = 10(103) klb/pulg2. Si se su­
pone que la barra es rígida y que está inicialmente en po­
sición horizontal, determ ine la fuerza en cada barra cuan­
do se aplica la carga de 5 klb.

Prob. 4-44 Probs. 4-46/47


150 • CAPÍTULO 4 Carga axial

*4-48. Se supone que la viga horizontal es rígida mien­ 4-51. La barra rígida está soportada por dos postes cor­
tras soporta la carga distribuida mostrada. Determine las tos de madera y un resorte. Si cada uno de los postes tie­
reacciones verticales en los soportes. Cada soporte con­ ne una altura de 500 mm y área transversal de 800 mnr
siste en un poste de madera con diámetro de 1 2 0 mm y y el resorte tiene una rigidez k = 1.8 MN/m y una lon­
con altura original (descargado) de 1.40 m. Considere gitud no estirada de 520 mm, determine la fuerza en cada
Emadera ~ 12 GPa. poste después de aplicada la carga a la barra. Ema(ier¡, =
11 GPa.
4-49. Se supone que la viga horizontal es rígida mien­
tras soporta la carga distribuida mostrada. Determine el *4-52. La barra rígida está soportada por dos postes
ángulo de inclinación de la viga después de aplicada la de madera (abeto blanco) y un resorte. Cada poste tiene
carga. Cada soporte consiste en un poste de madera con una longitud (sin carga presente) de 500 mm y un áiea
diámetro de 1 2 0 mm y una longitud original (descarga­ transversal de 800 mm2; el resorte tiene una rigidez k =
da) de 1.40 m. Considere Emadera - 12 GPa. 1.8 MN/m y una longitud (sin carga presente) de 520 mm.
Determine el desplazamiento vertical de A y B después
de que se aplica la carga a la barra.

60 kN 60 kN
18 kN/m
100 mm 100 mm

C B

500 mm

P robs. 4-48/49
Probs. 4-51/52

4-53. El perno de acero de 10 mm de diámetro está ro­


deado por un manguito de bronce. El diámetro exterior
4-50. Las tres barras colgantes están hechas del mismo del manguito es de 2 0 mm y su diámetro interior es de
material y tienen las mismas áreas A en sus secciones 10 mm. Si el perno está sometido a una fuerza de com­
transversales. Determine el esfuerzo normal promedio en presión de P = 20 kN. determine el esfuerzo normal pro­
cada barra si la barra rígida ACE está sometida a la fuer­ medio en el acero y en el bronce. Eac = 200 GPa y Ebr =
za P. 100 GPa.

\— £ —k-rf.-
2 2

Prob. 4-50
P r o b le m a s • 151

4-54. El vastago de 10 mm de diám etro de un perno de *4-56. La prensa consta de dos cabezales rígidos m an­
acero está envuelto por un casquillo de bronce. El diá­ tenidos en posición por las dos barras de acero A-36 de
m etro exterior de este casquillo es de 20 mm y su diám e­ 0.5 pulg de diámetro. Se coloca en la prensa un cilindro
tro interior es de 10 mm. Si el esfuerzo de fluencia para el sólido de aluminio 6061-T6 y se ajustan los tornillos de
acero es (o y )ac = 640 M Pa y para el bronce es (o y )br = manera que apenas si aprieten contra el cilindro. Si lue­
520 MPa, determ ine la magnitud de la carga elástica má­ go se aprietan media vuelta, determ ine el esfuerzo nor­
xima P que puede aplicarse al conjunto. £'ac = 200 GPa, mal promedio en las barras y en el cilindro. El tornillo de
E br = 100 GPa. cuerda simple en el perno tiene un avance de 0.01 pulg.
Nora: el avance representa la distancia que el tornillo
avanza a lo largo de su eje en una vuelta completa del
tornillo.

10 mm

20 mm

P ro b . 4-56

4-55. El miembro rígido es m antenido en la posición


4-57. La prensa consta de dos cabezales rígidos m ante­
mostrada por tres barras de acero A-36. Cada barra tie­
nidos en posición por las dos barras de acero A-36 de
ne una longitud inicial (no alargada) de 0.75 m y un área
{ pulg ce diámetro. Se coloca en la prensa un cilindro só­
transversal de 125 m nr. Determine las fuerzas en las barras
lido de aluminio 6061-T6 y se ajustan los tornillos de ma­
si a un nivelador en la barra EF se le da una vuelta ente­
nera que apenas si aprieten conlra el cilindro. Determ ine
ra. El avance del tornillo es de 1.5 mm. Desprecie el tam a­
el ángulo que el tornillo debe girar antes que las barras
ño del nivelador y suponga que es rígido. Nota: el avance
o el espécimen comiencen a fluir. El tornillo de cuerda
ocasiona que la barra, al estar descargada, se acorte 1.5 mm
simple en el perno tiene un avance de 0.01 pulg. Nota: el
cuando al nivelador se le da una vuelta entera.
avance representa la distancia que el tornillo avanza a lo
largo de su eje en una vuelta completa del tornillo.

0.75 m

A (-— 0.5 i — 0.5 m — j C


0.75 m

íh r

Prob. 4-55 Prob. 4-57


152 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-58. El conjunto consiste en dos postes hechos de un 4-61. El conjunto consiste en un miembro de aluminio
material 1 con módulo de elasticidad £ , y área transver­ 6061-T6 y en un miembro de bronce rojo C83400, confi­
sal Ay en cada uno de ellos, y un material 2 con módulo nados entre placas rígidas. Determ ine la distancia d a que
de elasticidad E 2 y área transversal A 2. Si se aplica una debe colocarse la carga vertical P sobre las placas para
carga central P a la tapa rígida, determine la fuerza en ca­ que éstas permanezcan horizontales cuando el material
da material. se deforma. Cada miembro tiene un ancho de 8 pulg y no
están adheridos entre sí.

P ro b . 4-58

4-59. El conjunto consiste en tres postes con las siguien­


tes propiedades: postes 1 (A B y CD) hechos de un m a­
terial con módulo de elasticidad E\ y área transversal Ay,
6 pulg 3 pulg
poste central 2 (EF) hecho de un m aterial con módulo
de elasticidad E 2 y área transversal A 2. Si los postes A B
P ro b . 4-61
y CD se reemplazan por otros dos postes hechos con el
material del poste EF, determ ine el área transversal re­
querida en los nuevos postes de manera que ambos con­
juntos se deformen la misma cantidad al cargarlos.
4-62. I.a viga rígida está soportada por un conjunto de
*4-60. El conjunto consiste de dos postes A B y CD he­
barras dispuestas simétricamente y cada una tiene un área
chos de un material 1 que tiene un módulo de elasticidad
A y longitud L. Las barras A B y CD tienen un módulo
de Ex y área transversal A¡ cada uno, y un poste central
de elasticidad E\ y las barras E F y G H uno de E2. D eter­
EF hecho de un material 2 con módulo de elasticidad E 2
mine el esfuerzo normal prom edio en cada barra si se
y área transversal A 2, determ ine el área transversal re­
aplica un momento concentrado M 0 a la viga.
querida en el nuevo poste de manera que ambos conjun­
tos se deformen la misma cantidad al cargarlos.

P h— ^ ^ ^ — H

Probs. 4-59/60 Prob. 4-62


Pro b lem a s • 153

4-63. El miembro ahusado está fijo en sus extremos A 4-66. El poste está hecho de aluminio 6061-T6 y tiene
y B y está sometido a una carga P = 7 klb en x = 30 pulg. un diámetro de 50 mm. Está em potrado en A y en B y
Determine las reacciones en los soportes. El miembro tie­ en su centro C tiene un resorte unido a un collarín rígi­
ne 2 pulg de espesor y está hecho de aluminio 2014-T6. do. Si el resorte inicialmente no está comprimido, deter­
mine las reacciones en A y en B cuando se aplica la fuer­
za P = 40 kN al collarín.

4-67. El poste está hecho de aluminio 6061-T6 y tiene


un diámetro de 50 mm. Está em potrado en A y en B y
6 pulg P -* - . ¡1 pulg en su centro C tiene un resorte unido a un collarín rígido.
Si el resorte inicialmente no está comprimido, determine
la compresión en éste cuando se aplica la carga P = 50 kN
al collarín.
60 pulg

P ro b . 4-63

*■4-64. El miembro ahusado está fijo en sus extremos A


y B y está sometido a una carga P. Determine la posición
x de la carga y la magnitud máxima de ésta si el esfuerzo
normal permisible del material es crpcrm = 4 klb/pulg2. El
miembro tiene 2 pulg de espesor.
k = 200 MN/m

>pies p-*- ‘ 3 pies


P ro b s. 4-66/67
i_L;

*4-68. La barra rígida soporta la carga distribuida uni­


- 60 pies —
forme de 6 klb/pie. D eterm ine la fuerza en cada cable si
cada uno tiene un área transversal de 0.05 pulg2 y E =
P ro b . 4-64 31(103) klb/pulg2.

4-69. La barra rígida está originalmente en posición ho­


4-65. El resorte sin estirar tiene una longitud de 250 mm rizontal soportado por dos cables cada uno con área
y una rigidez k - 400 kN/m. Si se comprime y se coloca transversal de 0.05 pulg2 y E = 31 (103) klb/pulg2. D eter­
sobre la porción A C de 200 mm de la barra de aluminio mine la rotación pequeña de la barra cuando se aplica la
A B y se libera, determ ine la fuerza que la barra ejerce carga uniforme.
sobre la pared en A . A ntes de aplicarse la carga, hay un
hueco de 0.1 mm entre la barra y la pared en B. La ba­
rra está fija a la pared en A . Desprecie el espesor de la
placa rígida en C. Ea\ = 70 GPa.

20 mm

Prob. 4-65
154 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4.6 Esfuerzo térmico

Un cambio de tem peratura puede ocasionar que un material cambie sus


dimensiones. Si la tem peratura aumenta, generalmente un material se
dilata, mientras que si la tem peratura disminuye, el material se contrae.
Ordinariam ente esta dilatación o contracción está linealmente relaciona­
da con el incremento o disminución de tem peratura que se presenta. Si
éste es el caso y el material es homogéneo e isotrópico, se ha encontra­
do experim entalm ente que la deformación de un miembro de longitud
L puede calcularse usando la fórmula:

8t = a A T L (4-4)

donde.

a = propiedad del material llamada coeficiente lineal de dilatación


térmica. Las unidades miden deformación unitaria por grado de
tem peratura. Ellas son 1/°F (Fahreñheit) en el sistema inglés y
1/°C (Celsius) o 1/°K (Kelvin) en el sistema SI. Los valores comu­
La mayoría de los puentes se diseñan con nes se dan en la cubierta interior posterior del libro
juntas de expansión para permitir el mo­
vimiento térmico de la superficie de ro­ A T = cambio algebraico en la tem peratura del miembro
damiento y evitar así esfuerzos por cam­
bio de temperatura.
L = longitud original del miembro

8r = cambio algebraico en la longitud del miembro

Si el cambio de tem peratura varía sobre toda la longitud del miembro,


esto es, A 7 = A7" (x), o si a varía a lo largo de la longitud, entonces la ecua­
ción 4-4 es aplicable para cada segmento de longitud dx. En este caso, el
cambio en la longitud del miembro es:

rL
8t — a A T dx (4-5)

El cambio en longitud de un miembro estáticamente determinado pue­


de calcularse fácilmente con las ecuaciones 4-4 o 4-5, ya que el miembro
tiene libertad de dilatarse o contraerse cuando experim enta un cambio
de tem peratura. Sin embargo, en un miembro estáticamente indetermina­
do esos desplazamientos térmicos pueden estar restringidos por los so­
portes, lo que produce esfuerzos térmicos que deben ser considerados en
el diseño.
El cálculo de esos esfuerzos térmicos puede efectuarse usando los m é­
todos delineados en las secciones previas. Los siguientes ejemplos ilustran
algunas aplicaciones.
S ección 4.6 Esfuerzo térmico • 155

E J E M P L O 4.10
La barra de acero A-36 m ostrada en la figura 4-18 cabe justamente 0.5 pu!g
entre los dos soportes fijos cuando 7 \ = 60 °F. Si la tem peratura se H
eleva a T2 = 120 °F, determ ine el esfuerzo térmico normal promedio ■ X 0 -5 PulS
desarrollado en la barra.

Solución
Equilibrio. El diagrama de cuerpo libre de la barra se muestra en
la figura 4-18b. Como no hay fuerza externa, la fuerza en A es igual
pero opuesta a la fuerza que actúa en B\ esto es,
+ f 2 F , = 0; Fa = Fb = F

El problema es estáticamente indeterm inado ya que esta fuerza no


puede ser determ inada por equilibrio.
Compatibilidad. Como 8B/A - 0, el desplazamiento térmico ST que
ocurre en A , figura 4-18c, es contrarrestado por la fuerza F que se re­
quiere para em pujar la barra una cantidad 8/? de regreso a su posición
original; es decir, la condición de compatibilidad en A es:
(+ !') 8 a/ b = 0 = Sr - SF

Aplicando las relaciones térm icas y de carga-desplazam iento, te­


nemos:

0 = aATL -
AL
Así, con los datos de la cubierta interior posterior, F

F = aATAE (b)

= [6.60(10~6)/°F](120 °F - 60 °F)(0.5 pulg)2[29(103) klb/pulg2] 8t


= 2.87 klb r jÉ h
SF

De la magnitud de F debería ser aparente qué cambios en tem pera­


tura pueden ocasionar grandes fuerzas reactivas en miembros estáti­
camente indeterminados.
Como F representa también la fuerza axial interna dentro de la barra,
el esfuerzo normal de compresión (térmico) prom edio es entonces:

F 2.87 klb
= — = ------------- 5 - = 11.5 klb/pulg 2 (C)
/I (0.5 pulg) 5

Fig. 4-18
156 • CAPÍTULO 4 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O ----------------------------------------------------

Un tubo de aluminio 2014-T6 con área transversal de 600 mm 2 se usa


como camisa para un perno de acero A-36 con área transversal de
400 mm2, figura 4-19a. Cuando la tem peratura es de T y = 15 °C, la
tuerca mantiene el conjunto en una condición ligeramente apretada
tal que la fuerza axial en el perno es despreciable. Si la tem peratura
se incrementa a T2 = 80 °C, determine el esfuerzo normal promedio
en el perno y en la camisa.

Solución
Equilibrio. En la figura 4-196 se muestra un diagrama de cuerpo li­
bre de un segmento seccionado del conjunto. Se generan las fuerzas Fb
y F¡ debido a que el perno y la camisa tienen diferentes coeficientes de
dilatación térmica y se dilatan diferentes cantidades cuando la tempe­
ratura se incrementa. El problema es estáticamente indeterminado, ya
que esas fuerzas no pueden determinarse sólo por equilibrio. Sin em­
bargo, se requiere que:

+ | 2 F y = 0; Fs = F b (1)

Compatibilidad. El incremento de tem peratura ocasiona que la ca­


misa y el perno se dilaten (Ss) r y (Sh)T, figura 4-19c. Sin embargo, las
fuerzas redundantes Fb y F¡ alargan el perno y acortan la camisa. En
consecuencia, el extremo del conjunto alcanza una posición final que
no es la misma que la posición inicial. Por consiguiente, la condición de
compatibilidad es

(+¿) 8 = (s b ) r + [ 8 b )¡• = (8s)r ~ (S s ) f


Posición
inicial
«ür V 8 posicición
t~~N final
(5,) f

«0

Aplicando las ecuaciones 4-2 y 4-4 y usando las propiedades mecáni­


cas dadas en la tabla en la cubierta interior posterior, tenemos:

[12(10-6)/°C](80 °C - 15 °C)(0.150 m)

F6(0.150 m)
(400 mm 2 )(10 - 6 m 2 /m m 2 )[200(109) N /m 2

= [23(10 )/°C](80 °C - 15°C )(0.150m )

F,(0.150 m)
600 mm 2 (10 6 m 2 /m m 2 )[73.1(109) N /m 2]
Usando la ecuación 1 y despejando, se obtiene:

Fs = Fh = 20.26 kN

El esfuerzo normal promedio en el perno y en la camisa es entonces:

20.26 kN
= 50.6 MPa Resp.
CTb 400 mm 2 (10 - 6 m 2 /m m 2)

_ 20.26 kN
= 33.8 MPa Resp.
C7s ~ 600 mm 2 ( 1 0 -6 m 2 /m m 2)

Como en este análisis se supuso un com portamiento elástico lineal


de los materiales, los esfuerzos calculados deben revisarse para cons­
tatar que ellos no exceden los límites proporcionales del material.
158 • CAPÍTULO 4 Propiedades mecánicas de los materiales

E J E M P L O 4.12
I
La barra rígida mostrada en la figura 4-20a está fija a la parte supe­
rior de los tres postes hechos de acero y aluminio. Cada poste tiene
una longitud de 250 mm cuando no hay carga aplicada a la barra y la
h 300 m m -4—300 m m H 150 kN/m
tem peratura es Tj = 20 °C. Determine la fuerza soportada por cada
poste si la barra está sometida a una carga uniformemente distribui­
■ I ‘ da de 150 kN/m y la tem peratura se eleva a T2 = 80 °C.
60 m m » L
250 mm
—40 mm 1 40 mm -- Solución
■---------i— i 1
Equilibrio. El diagrama de cuerpo libre de la barra se muestra en la
Acero Aluminio Acero
figura 4-206. El equilibrio debido a los momentos con respecto al cen­
(a) tro de la barra, requiere que las fuerzas en los postes de acero sean igua­
les. Sumando fuerzas en el diagrama de cuerpo libre, tenemos
+ | 2 F V = 0: 2 Fac+ Fal - 90(103) N = 0 (1)
90 kN Compatibilidad. Debido a la simetría de la carga, de la geometría
y del material, la parte superior de cada poste se desplaza la misma
cantidad. Por tanto,

(+ 1 ) ^ac ¿>al (2)


!
F«,
La posición final de la parte superior de cada poste es igual a su des­
plazam iento causado por el increm ento de tem peratura, más a su
desplazamiento causado por la fuerza de compresión interna axial, fi­
(b)
gura 4-20c. Así, entonces, para un poste de acero y uno de aluminio, te­
nemos:
( +1) (4c) 7-= ~ ( 8 a c ) r + (S ac) f
I I ( + 1) (¿>al)r = “ (Sal ) t + (S a|)f
Posición inicial r - ¡í í <5ul )c
P osición final Aplicando la ecuación 2, obtenemos
§íc “^al (& c V
~ ( 5 ac ) t + ( S ac ) f = - (4 l)r + (Sal ) f

Usando las ecuaciones 4-2 y 4-4 y las propiedades del material dadas
en la cubierta interior posterior, obtenemos
(C)
Fac (0.250 m)
-[12(10 )/°C](80 °C + 20 °C)(0.250 m) +
Fig. 4-20 tt(0.020 m ) 2 [200(109) N /m 2)
Fa[(0.250 m)
= -[23(10 )/°C](80 °C - 20 °C)(0.250 m)
tt(0.03 m ) 2 [73.1(109) N /m 2]
Fac= 1.216Fal - 165.9(10J) (3)

Por consistencia, todos los datos numéricos se han expresado en tér­


minos de newtons, metros y grados Celsius. Al resolver simultánea­
m ente las ecuaciones 1 y 3, resulta
Fac = -1 6 .4 kN F.a = -1 2 3 kN Resp.
El valor negativo para Fac indica que esta fuerza actúa en sentido
opuesto al mostrado en la figura 4-206. En otras palabras, los postes
de acero están en tensión y el poste de aluminio está en compresión.
P r o b le m a s • 159

PROBLEMAS
;upe-
tiene 4-70. Tres barras hechas cada una de material diferen­ 4-73. Una losa de concreto de alta resistencia de un ac­
te están conectadas entre sí y situadas entre dos muros ceso a un garaje tiene una longitud de 2 0 pies cuando su
i y la
cuando la temperatura es 7’) = 12 °C. Determine la fuer­ temperatura es de 20 °F. Si hay una abertura de 0.125 pulg
cada
za ejercida sobre los soportes (rígidos) cuando la tempe­ entre uno de sus lados y la guarnición, determine la tem­
ibui- ratura es T2 = 18 °C. Las propiedades del material y el peratura requerida para cerrar la abertura. ¿Cuál es el
área de la sección transversal de cada barra están dadas esfuerzo de compresión en el concreto cuando la tempe­
en la figura. ratura sube a l l O °F?
4-74. Una rejilla térmica consiste en dos placas de alu­
en la Acero Bronce Cobre minio 6061-T6 con ancho de 15 mm y empotradas en sus
cen- £ ac = 200 GPa £ br = 100 GPa £ cu = 120 GPa extremos. Si la abertura entre ellas es de 1.5 mm cuando
igua- crac = 12(10-*)/°C « br = 21(1 0 « )/°C a cu = 17(10-«)/oC
la temperatura es de 7"! = 25 °C, determine la tempera­
j4cu = 5 1 5 m m 2 tura requerida para cerrar justamente la abertura. ¿Cuál
A ,c = 200 m m 2 ¿ b r= 4 5 0 m m 2 es la fuerza axial en cada placa si la temperatura sube a
( 1) ~ f~ ~ Í Ti = 100 °C? Suponga que no ocurrirá flexión ni pandeo.
tría
200 mm -
4-75. Una rejilla térmica consiste en una placa AB de
na - 300 m m -
100 mm aluminio 6061-T6 y en una placa CD de magnesio Am
1004-T61, cada una con ancho de 15 mm y empotrada en
P ro b . 4-70 su extremo. Si la abertura entre ellas es de 1.5 mm cuando
(2)
la temperatura es de T] = 25 °C, determine la tempera­
. des- 4-71. La cinta de acero de un topógrafo va a usarse pa­ tura requerida para cerrar justamente la abertura. ¿Cuál
a su ra medir la longitud de una línea. La cinta tiene una sec­ es la fuerza axial en cada placa si la temperatura sube a
al, fi- ción transversal rectangular de 0.05 pulg por 0.2 pulg y T2 = 100 °C? Suponga que no ocurrirá flexión ni pandeo.
o, te- una longitud de 100 pies cuando T\ = 60 °F y la tensión
en la cinta es de 20 Ib. Determine la longitud verdadera
de la línea si la lectura en la cinta es de 463.25 pies al
10 mm 10 mm
usarla con una tensión de 35 Ib a Ti = 90 °C. El terreno
B C 1 D
en que se coloca es plano. a ac = 9.60(10_6)/°F, £ ac = ^ 1 ;
29(103) klb/pulg2.

600 mm - 400 mm
p-+
5 mm
idas
P ro b s. 4-74/75
0.05 pulg

P ro b . 4-71
i2] *4-76. La barra AB de bronce rojo C83400 y la barra
*4-72. La barra compuesta tiene los diámetros y mate­ BC de aluminio 2014-T6 están unidas en el collarín B y
riales indicados. Está sostenida entre los soportes fijos empotradas en sus extremos. Si no hay carga en las ba­
W ] cuando la temperatura es Tx = 70 °F. Determine el es­ rras cuando T\ = 50 °F, determine el esfuerzo normal pro­
(3) fuerzo normal promedio en cada material cuando la tem­ medio en cada una de ellas cuando T2 = 120 °F. ¿Cuánto
peratura es de T i= 110 °F. se desplazará el collarín? El área transversal de cada
miembro es de 1.75 pulg2.
i tér- 304 pernos de acero
2014-T6 Aluminio
ínea- inoxidable.
^ C 86100 Bronce \

Resp. 12 pulg D
_
ntido ! B C 4 pulg
ostes
sión. - 3 pies - - 2 pies
------- 4 pies-------- - ■ 6 p ie s-------------- -— 3 p ies— -

Prob. 4-72 Prob. 4-76


160 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-77. El cilindro de 50 mm de diámetro está hecho de


magnesio Am 1004-T61 y se coloca en la prensa cuando
la tem peratura es T, = 2 0 °C. Si los pernos de acero ino­
xidable 304 de la prensa tienen cada uno un diám etro de
10 mm y apenas aprietan al cilindro con fuerza despre­
ciable contra los cabezales rígidos, determ ine la fuerza en
el cilindro cuando la tem peratura se eleva a T2 = 130 °C.

4-78. El cilindro de diámetro de 50 mm de diám etro es­


tá hecho de magnesio Am 1004-T61 y se coloca en la pren­
sa cuando la tem peratura es T\ = 15 °C. Si los pernos de
acero inoxidable 304 de ¡a prensa tienen cada uno un diá­
m etro de 10 mm y apenas aprietan al cilindro con fuerza
despreciable contra los cabezales rígidos, determine la P rob. 4-79
tem peratura a la que el esfuerzo normal promedio en el
aluminio o en el acero resulta ser de 12 MPa.

*4-80. La barra central CD del conjunto se calienta de


T\ = 30 °C a T2 = 180 °C por medio de una resistencia
eléctrica. A la tem peratura inferior T h el espacio entre C
y la barra rígida es de 0.7 mm. D eterm ine la fuerza en las
barras A B y EF causada por el incremento de tem pera­
tura. Las barras A B y EF son de acero y cada una tiene
un área transversal de 125 mm2. CD es de aluminio y tie­
ne un área transversal de 375 mm2. £ ac = 200 GPa, Ea\ =
70 GPa y a al = 2 3 ( 1 0 “6)/°C.

4-81. La barra central CD del conjunto se calienta de


Tx = 30 °C a T2 = 180 °C por medio de una resistencia
eléctrica. También, las dos barras extremas A B y EF se
100 mm
calientan de T x = 30° a T2 = 50 °C. A la tem peratura in­
ferior T\ , el espacio entre C y la barra rígida es de 0.7 mm.
Determine la fuerza en las barras A B y EF causada por el
incremento de temperatura. Las barras A B y EF son de
acero y cada una tiene un área transversal de 125 mm2. CD
es de aluminio y tiene un área transversal de 375 mm2.
Eac = 200 GPa, £ al = 70 GPa, a ac = 12(10"6)/°C y a a, =
P robs. 4-77/78
23(10 ~6 )/°C.

0.7 mm

4-79. El conjunto consiste en un cilindro de aluminio


2014-T6 con diám etro exterior de 200 mm y diámetro in­
300 mm
terior de 150 mm junto con un cilindro concéntrico sóli­
do interior de magnesio Am 1004-T61 con diám etro de
125 mm. Si la fuerza de agarre en los pernos A B y CD es
de 4 kN cuando la tem peratura es T x = 16 °C, determ i­
ne la fuerza en los pernos cuando la tem peratura sube a
T2 = 48 °C. Suponga que los pernos y los cabezales son
rígidos. Probs. 4-80/81
P ro b le m as • 161

4-82. Las tres barras están hechas de acero A-36 y for­ 4-85. La barra tiene un área transversal A, longitud L,
man una armadura conectada por pasadores. Si ésta se módulo de elasticidad E y coeficiente de dilatación tér­
construye cuando T\ = 50 °F, determine la fuerza en ca­ mica a. La temperatura de la barra cambia uniformemen­
da barra cuando T2 = 110 °F. Cada barra tiene un área te desde una temperatura TA en A hasta una temperatu­
transversal de 2 pulg2. ra TB en B. de modo que en cualquier punto x a lo largo
de la barra, T = TA + x(TB —TA)/L. Determine la fuer­
4-83. Las tres barras están hechas de acero A-36 y for­ za que la barra ejerce sobre las paredes rígidas. Inicial­
man una armadura conectada por pasadores. Si ésta se mente no se tiene ninguna fuerza axial en la barra.
construye cuando T\ = 50 °F, determine el desplazamien­
to vertical del nodo A cuando T2 = 150 °F. Cada barra
tiene área transversal de 2 pulg2.

— 1
A 4 B
TA Tb

P ro b . 4-85

P robs. 4-82/83
4-86. La barra metálica tiene un espesor t y un ancho w
y está sometida a un gradiente de temperatura de T\ a T2
(7] < T2). Esto causa que el módulo de elasticidad del
material varíe linealmente de £[ en la parte superior a un
valor menor E2 en el fondo de la barra. En consecuencia,
en cualquier posición vertical y, E = [{E2 — E x)/w] y +
E\. Determine la posición d donde debe aplicarse la fuer­
*4-84. La barra está hecha de acero A-36 y tiene un diá­ za axial P para que la barra se alargue uniformemente en
metro de 0.25 pulg. Si los resortes se comprimen 0.5 pulg toda su sección transversal.
cuando la temperatura de la barra es T = 40 °F, determi­
ne la fuerza en la barra cuando su temperatura es T =
160 °F.

k = 1000 lb/pulg k = 1000 lb/pulg

4 pies

Prob. 4-84
162 • CAPITULO 4 Carga axial

4.7 Concentraciones de esfuerzos

En la sección 4.1 se señaló que cuando una fuerza axial se aplica a un


miembro, se genera una compleja distribución de esfuerzos dentro de
una región localizada alrededor del punto de aplicación de la carga. Ta­
les distribuciones típicas del esfuerzo se m uestran en la figura 4-1. No
sólo bajo cargas concentradas aparecen complejas distribuciones del es­
fuerzo, sino también en secciones donde el área de la sección transver­
sal cambia. Por ejemplo, considere la barra en la figura 4-21 a, que está
sometida a una carga axial P. Puede verse aquí que las líneas horizon­
tales y verticales de la retícula asumen un patrón irregular alrededor del
agujero centrado en la barra. El esfuerzo normal máximo en la barra ocu­
rre en la sección a-a, que coincide con la sección de área transversal más
pequeña. Si el material se comporta de m anera elástica lineal, la distribu­
ción del esfuerzo que actúa en esta sección puede determ inarse a partir
de un análisis basado en la teoría de la elasticidad o bien experim ental­
mente, midiendo la deformación unitaria normal en la sección a-a y luego
calculando el esfuerzo usando la ley de Hooke, u = Ee. Independiente­
m ente del método usado, la forma general de la distribución del esfuerzo
será como la m ostrada en la figura 4-216. D e m anera similar, si la barra
tiene una reducción de su sección transversal con filetes en la zona de
transición, figura 4-22a, entonces de nuevo, el esfuerzo normal máximo
en la barra ocurrirá en la sección transversal más pequeña, sección a-a,
y la distribución del esfuerzo será como la mostrada en la figura 4-22b.

a
Sin distorsión

Distorsionada Distribución promedio del esfuerzo


(a) (c)

Fig. 4-21
S ección 4.7 Concentraciones de esfuerzos • 163

En los dos casos anteriores, el equilibrio por fuerzas requiere que la


magnitud de la fuerza resultante desarrollada por la distribución del es­
fuerzo sea igual a P. En otras palabras,

P = \ a dA (4-6)

Como se estableció en la sección 1.4. esta integral representa gráficamen­


te el volumen bajo cada uno de los diagramas de distribución del esfuer­
zo mostrados en las figuras 4-216 y 4-226. Además, el equilibrio debido a
los momentos, requiere que cada distribución del esfuerzo sea simétrica
sobre la sección transversal, de manera que P pase por el centroide de ca­
da volumen.
Sin embargo, en la práctica, la distribución real del esfuerzo no tiene
que determinarse; sólo el esfuerzo máximo en esas secciones debe ser co­ Las concentraciones de esfuerzos se pre­
nocido para poder diseñar el miembro cuando se aplique la carga P y se sentan a menudo en las esquinas agudas de
genere este esfuerzo. En los casos en que cambia la sección transversal, maquinaria pesada. Los ingenieros pueden
mitigar estos efectos usando placas atiesa-
como en los casos vistos antes, valores específicos del esfuerzo normal má­
doras soldadas a las esquinas.
ximo en la sección crítica pueden determinarse por medio de métodos ex­
perimentales o por medio de técnicas matemáticas avanzadas usando la
teoría de la elasticidad. Los resultados de esas investigaciones se repor­
tan por lo regular en forma gráfica usando un fa cto r K de concentración
de esfuerzos. Definimos K como la razón del esfuerzo máximo al esfuer­
zo promedio que actúa en la sección transversal más pequeña; esto es,

(4-7)

Si se conoce K y si el esfuerzo normal promedio se ha calculado a partir


de <7 prom = P / A. donde A es el área transversal más pequeña, figuras
4 21c y 4-22c, entonces de la ecuación anterior, el esfuerzo máximo en
la sección transversal es <xmáx = K(P/A).

■V °m áx

P -+ jr
Distribución real del esfuerzo
(b)

Sin distorsión

P*+
s 1 J
Distorsionada Distribución promedio del esfuerzo
(a) (c)
164 • CAPÍTULO 4 Propiedades mecánicas de los materiales

Los valores específicos de K se reportan generalm ente en forma grá­


fica en manuales relacionados con el análisis de esfuerzos. Ejemplos de
P P estas gráficas se dan en las figuras 4-24 y 4-25, respectivamente.* En par­
ticular observe que K es independiente de las propiedades del material
de la barra: más bien, depende sólo de la geometría y de! tipo de discon­
(a) tinuidad de ésta. Cuando el tam año r de la discontinuidad disminuye, la
concentración del esfuerzo aumenta. Por ejemplo, si una barra requiere
un cambio en su sección transversal, se ha determ inado teóricam ente
► P que una esquina aguda, figura 4-23«, produce un factor de concentra­
ción de esfuerzo mayor de 3. En otras palabras, el esfuerzo norm al máxi­
mo será tres veces mayor que el esfuerzo normal promedio en la sección
transversal más pequeña. Sin embargo, éste puede reducirse a, digamos,
1.5 veces introduciendo un filete, figura 4-23b. Puede conseguirse una
reducción aún mayor por medio de pequeñas ranuras o por agujeros si­
tuados en la transición, figuras 4-23c y 4-23d. En todos estos casos un
buen diseño ayudará a reducir la rigidez del material que rodea a las es­
quinas, de modo que tanto la deformación unitaria como el esfuerzo se
distribuyan con más suavidad sobre la barra.
Los factores de concentración de esfuerzos dados en las figuras 4-24 y
4-25 se determ inaron sobre la base de una carga estática, con la hipótesis
de que el esfuerzo en el material no excede el límite de proporcionalidad.
P ■* P Si el material es m uy frágil, el límite de proporcionalidad puede estar en
el esfuerzo de ruptura y, por tanto, la falla comenzará en el punto de con­
centración del esfuerzo cuando se haya alcanzado el límite de proporcio­
nalidad. En esencia, lo que sucede es que comienza a formarse una grie­
ta en ese punto y se desarrolla una concentración del esfuerzo más alta
en la punta de esta grieta. Esto, a su vez, ocasiona que la grieta progre­
se en la sección transversal, resultando una fractura súbita. Por esta ra­
zón, es muy im portante usar factores de concentración de esfuerzos en el
diseño cuando se usan materiales frágiles. Por otra parte, si el material es
dúctil y está sometido a una carga estática, los ingenieros desprecian por
lo general el uso de factores de concentración de esfuerzos puesto que
cualquier esfuerzo que exceda al límite de proporcionalidad no provoca­
rá una grieta. En cambio, el material tendrá una resistencia de reserva de­
bido a la fluencia y al endurecimiento por deformación. En la siguiente
sección veremos los efectos causados por este fenómeno.
Las concentraciones de esfuerzo son también la causa de muchas fallas
En todas las esquinas de esta losa ha ocurri­ en miembros estructurales o en elementos mecánicos sometidos a cargas
do agrietamiento del concreto debido a su
de fatiga. En estos casos, una concentración de esfuerzos ocasionará que
contracción al ser curado. Esas concentra­
el material se agriete cuando el esfuerzo exceda el límite de fatiga del m a­
ciones de esfuerzos pueden evitarse dándo­
le forma circular al agujero. terial. sin im portar que éste sea dúctil o frágil. Lo que sucede es que el
m aterial situado en la punta de la grieta permanece en un estado frágil y
por tanto, la grieta continúa creciendo, conduciendo a una fractura pro­
gresiva. Por consiguiente, los ingenieros implicados en el diseño de tales
miembros deben buscar maneras de limitar la cantidad de daño que pue­
de resultar debido a la fatiga.

*Vea L ipson. C. y Juvinall. R . C., H a n d b o o k o f Stress a n d Strength, M acm illan. 1963.


S ecció n 4.7 Concentraciones de esfuerzos • 165

Fig. 4-24 Fig. 4-25

PUNTOS IMPORTANTES
• Las concentraciones de esfuerzos ocurren en secciones donde el área
transversal cambia repentinam ente. E ntre más severo es el cam­
bio, mayor es la concentración de los esfuerzos.
• Para diseño o análisis, sólo es necesario determ inar el esfuerzo
máximo que actúa sobre el área con sección transversal más pe­
queña. Esto se hace usando un factor de concentración de esfuer­
zos, /í, que ha sido determ inado experim entalm ente y es sólo una
función de la geometría del espécimen.
• Normalmente la concentración de esfuerzos en un espécimen dúc­
til sometido a una carga estática no tendrá que ser considerado
en el diseño; sin embargo, si el material es frágil, o está someti­
do a cargas de fatiga, entonces las concentraciones de esfuerzos
se vuelven importantes.
166 • CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O

Una barra de acero tiene las dimensiones mostradas en la figura


4-26. Si el esfuerzo permisible es <7 perm = 16.2 klb/pulg2, determ ine la
máxima fuerza axial P que la barra puede soportar.

p
Fig. 4-26

Solución
Como se tiene un filete del tipo mostrado, el factor de concentración
de esfuerzos puede determinarse usando la gráfica en la figura 4-24.
Los parám etros geométricos necesarios son

¿ , M f H Ü , 0.50
n 1 pulg

w = 2 pulg =
h 1 pulg

Entonces, de la gráfica,

a : = 1.4

Calculando el esfuerzo normal promedio en la sección transversal


más pequeña, tenemos:

= 2P
prum (1 pulg)(0.5 pulg)

Aplicando la ecuación 4-7 con <rperm = o-max* resulta:

O’perm ¿ '•°rprom

16.2 k lb = \ A{2P)
P = 5.79 klb Resp
S e c c ió n 4 .7 Concentraciones de esfuerzos • 167

E J E M P L O 4.14
La barra de acero mostrada en la figura 4-27 está sometida a una car­
ga axial de 80 kN. Determ ine el esfuerzo normal máximo desarrolla­
do en la barra así como el desplazamiento de un extremo de la barra
respecto al otro. El acero tiene un esfuerzo de fluencia a Y = 700 MPa
y un £ ac = 200 GPa.

. 40 mm
A B

80 kN
10 mm

Fig. 4-27

Solución
Esfuerzo norm al máximo. Por inspección, el esfuerzo normal máxi­
mo se presenta en la sección transversal más pequeña, donde comienza
el filete, en B o en C. El factor de concentración de esfuerzos se lee en
la figura 4-23. Se requiere:

r _ 6 mm _ w _ 40 mm _ ^
h 2 0 mm ’ h 2 0 mm

Entonces, K = 1.6.
El esfuerzo máximo es entonces:
P 80(103) N
°máx K— 1.6 = 640 MPa Resp.
A ( 0 . 0 2 m )( 0 . 0 0 1 m)
Note que el material permanece elástico, ya que 640 MPa < aY =
700 MPa.
Desplazamiento. Despreciaremos aquí las deformaciones localiza­
das que rodean a la carga aplicada y al cambio brusco en la sección
transversal del filete (principio de Saint-Venant). Tenemos:
_ ^ P L J 80(103) N (0.3m )
8a / d - 2 j ^ r ¿
AE { (0.04 m)(0.01 m)[200(109) N /m 2]
80(103) N (0.8m )
4-
(0.02 m)(0.01 m)[200(109) N /n r

a a / o = 2.20 mm Resp.
168 • CAPÍTULO 4 Carga axial

*4.8 Deformación axial inelástica

Hasta ahora hemos considerado sólo cargas que ocasionan que el m a­


terial de un miembro se comporte elásticamente. Sin embargo, a veces
un miembro puede ser diseñado de manera que la carga ocasione que
el material fluya y adquiera por consiguiente deformaciones perm anen­
tes. Tales miembros suelen fabricarse con un metal muy dúctil como el
acero recocido al bajo carbono, que tiene un diagrama esfuerzo-defor­
mación unitaria similar al de la ñgura 3-6 y que puede modelarse como
se muestra en la figura 4-286. A un material que exhibe este com porta­
miento idealizado se le denomina elástico-perfectamente plástico o elas-
toplástico.
L a fa lla d e e s te tu b o d e a c e ro s o m e tid o a
p re sió n o c u rrió en e l á r e a tra n s v e rs a l m ás Para ilustrar físicamente cómo tal material se comporta, consideremos
p e q u e ñ a , q u e es a tra v é s d el o rificio . N o te la barra en la figura 4-28«, que está sometida a la carga axial P. Si la car­
c ó m o , a n te s d e la fra c tu ra , el m a te ria l q u e ga genera un esfuerzo elástico cr = en la barra, entonces por equilibrio
r o d e a la su p e rfic ie f ra c tu r a d a se d e fo rm ó . se requiere que, de acuerdo con la ecuación 4-6, P = f a 1 d A = a i A.
Además el esfuerzo cr¡ genera en la barra la deformación unitaria ej, como
se indica en el diagrama esfuerzo-deformación unitaria, figura 4-286. Si P se
incrementa ahora hasta Pp, de manera que ocasione que el material flu­
ya, esto es, a = a Y, entonces de nuevo Pp - fcrY d A = crYA. La carga Pp
se denomina carga plástica, ya que representa la carga máxima que pue­
de ser soportada por un material elastoplástico. Para este caso, las defor­
maciones unitarias no están definidas de m anera única. Más bien, en el
instante en que se alcanza crY, la barra está primero sometida a la defor­
mación unitaria de fluencia eY. figura 4-286, después de lo cual la barra
continuará fluyendo (o alargándose) de manera que se generan las defor­
maciones unitarias e2. luego e3, etc. Como nuestro “m odelo” del material
exhibe un comportamiento perfectamente plástico, este alargamiento con­
tinuará indefinidamente sin incremento de la carga. Sin embargo, en rea­
lidad el material em pezará,después de alguna fluencia, a endurecerse por
deformación de m anera que la resistencia adicional que alcanza detendrá
cualquier deformación adicional. En consecuencia, cualquier diseño ba­
sado en este comportamiento será seguro, ya que el endurecimiento por
deformación proporciona el potencial para que el material soporte una
carga adicional en caso de que sea necesario.

Fig. 4-28
S ección 4.8 Deformación axial inelástica ♦ 169

Consideremos ahora el caso de una barra que tenga un agujero como


se muestra en la figura 4-29«. Cuando la magnitud de P se incrementa, se
presenta una concentración de esfuerzos en el material cerca del agujero,
[ ma- a lo largo de la sección a-a. El esfuerzo aquí alcanzará un valor máximo
i/eces de, digamos, crmáx = a¡ con una deformación unitaria elástica correspon­
; que diente de valor eb figura 4-296. Los esfuerzos y las deformaciones unita­
m en­ rias correspondientes en otros puntos a lo largo de la sección transversal
no el serán menores, como se indica en la distribución del esfuerzo mostrada
lefor- en la figura 4-29c. Com o es de esperarse, el equilibrio requiere que
como P = f a dA. En otras palabras, P es geom étricam ente equivalente al
>orta- “volumen” contenido dentro de la distribución del esfuerzo. Si la carga se
elas- incrementa ahora a P', de manera que crmáx = crY, entonces el material co­
menzará a fluir hacia afuera desde el agujero, hasta que la condición de
equilibrio P' = Jcr d A se satisfaga, figura 4-29í/. Como se ve, esto produ­
ce una distribución del esfuerzo que tiene geométricamente un mayor “vo­
lum en” que el mostrado en la figura 4-29c. Un incremento adicional de
carga ocasionará que el material eventualmente fluya sobre toda la sección
transversal hasta que ninguna carga mayor pueda ser soportada por la
barra. Esta carga plástica Pp se muestra en la figura 4-29e y puede calcu­
larse a partir de la condición de equilibrio:

Pp — cry d A = u y A

Aquí, cry es el esfuerzo de fluencia y A es el área de la sección transver­


sal de la barra en la sección a-a.
Los siguientes ejemplos ilustran numéricamente cómo se aplican esos
conceptos a otros tipos de problemas en que el material se comporta elas-
toplásticamente.
170 . CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O

Dos alambres de acero se usan para levantar el peso de 3 klb, figura


4-30a. El alambre A B tiene una longitud no deformada de 20.00 pies
y el alambre A C tiene una longitud no deform ada de 20.03 pies. Si ca­
da alambre tiene un área transversal de 0.05 pulg 2 y el acero puede
considerarse elástico-perfectamente plástico, como se muestra en la
grafica a - e en la figura 4-306, determine la fuerza y alargamiento
en cada alambre.
20.00 pies 20.03 pies
Solución
Por inspección, el alambre A B comienza a tom ar la carga cuando el
gancho se levanta. Sin embargo, si este alambre se alarga más de 0.03
pies, la carga es entonces tomada por ambos alambres. Para que esto
ocurra, la deformación unitaria en el alambre A B debe ser:

«„» - - 0.0015
2 0 pies
(a)
que es m enor que la deformación unitaria elástica máxima, eY =
0.0017, figura 4-306. Además, el esfuerzo en el alambre A B cuando
esto sucede puede determ inarse m ediante la figura 4-306, por propor­
ción; esto es,
0.0017 0.0015
50 klb/pulg 2 crAB
(tab ~ 44.12 klb/pulg 2
La fuerza en el alambre es entonces:

Fab = ° ab A = (44.12 klb/pulg2) (0.05 pie2) = 2.21 klb


Como el peso por soportarse es de 3 klb, podemos concluir que am ­
bos alambres deben usarse para soportarlo.
Una vez que el peso está soportado, el esfuerzo en los alambres de­
pende de la deformación unitaria correspondiente. Hay tres posibili­
dades: que la deformación unitaria en ambos alambres sea elástica, que
el alambre A B esté deform ado plásticamente mientras que el alambre
A C esté deformado elásticamente o que ambos alambres estén defor­
mados plásticamente. Comenzaremos suponiendo que ambos alambres
permanecen elásticos. Por inspección del diagrama de cuerpo libre del
peso suspendido, figura 4-30c, vemos que el problem a es estáticamen­
cr(klb)
te indeterminado. La ecuación de equilibrio es:

+ Í 2 .F. = 0 ; TAb + Tac - 3 klb = 0 (1)


T ab . T a c

e(pulg/pulg)
0.0017

(b) (c) Fig. 4-30


S ección 4.8 Deformación axial ¡nelástica • 171

Como AC es 0.03 pie más largo que A B , vemos en la figura 4-30rf


que la compatibilidad en los desplazamientos de los extremos B y C
requiere que:
SAb = 0.03 pie + SAc (2)
El módulo de elasticidad, figura 4-306, es Eac = 50 klb/pulg2/0.0017 =
29.4(103) klb/pulg2. Como éste es un análisis elástico lineal, la rela­
ción carga-desplazamiento está dada por S = P L /A E , por lo que:

7 ^(2 0 .0 0 pies) (12 pulg/pie) 7’/4C(20.03 pies)(12 pulg/pie)


= 0.03 pie (12 pulg/pie) +
(0.05 pulg2)[29.4(103) klb/pulg2j (005 pulg2)[29.4(103) klb/pulg2]

20.00Tab = 44.11 + 20.03TAC (3)

Resolviendo las ecuaciones 1 y 3, obtenemos:


Tab = 2.60 klb
Tac = 0.400 klb
El esfuerzo en el alambre A B es entonces:

2.60 klb
= 52.0 klb/pulg 2
0.05 pulg 2

Este esfuerzo es mayor que el esfuerzo elástico máximo permisible


(a y = 50 klb/pulg2) por lo que el alambre A B se plastifica y soporta su
carga máxima de:
TAb ~ 50 klb/pulg 2 (0.05 pulg2) = 2.50 klb Resp.
De la ecuación 1,
Tac = 0-500 klb Resp.
Advierta que el alambre AC permanece elástico, ya que el esfuerzo
en el alambre aAC = 0.500 klb/0.05 pulg 2 = 10 klb/pulg 2 < 50 klb/pulg2.
La deformación unitaria elástica correspondiente se determina por pro­
porción, figura 4-306; esto es,

e AC 0.0017
10 klb/pulg 2 50 klb/pulg 2
eAC = 0.000340

El alargamiento de A C es entonces:
8ÁC = (0.000340)(20.03 pies) = 0.00681 pie Resp.
Aplicando la ecuación 2, el alargamiento de A B es entonces:
8Ab = 0.03 pie + 0.00681 pie = 0.0368 pie Resp.
172 • CAPÍTULO 4 Carga axial

E J E M P L O
La barra en la figura 4-31a está hecha de un acero con comportamien­
to elástico-perfectamente plástico con a Y = 250 MPa. Determine (a)
el valor máximo de la carga P que puede aplicársele sin que el acero
fluya y (b) el valor máximo de P que la barra puede soportar. Esboce
la distribución del esfuerzo en la sección crítica para cada caso.

Solución

Parte (a). Cuando el material se comporta elásticamente, debemos


usar un factor de concentración de esfuerzos, determ inado con ayuda

40 mm

l - ■ - T. r 4 mm
= 0.125
i h (40 mm — 8 mm)
“o A

'

£ 4 mm -> » . _ .._ J w 40 mm
2 mm = 1.25
h (40 mm - 8 mm)

(a) La carga m áxima que no ocasiona fluencia, se presenta cuando


amix = ay. El esfuerzo normal promedio es a Y = P /A . Usando la ecua­
ción 4-7, tenemos:

áx ^ ^ p i'o m -

(b) 25Q(106) Pa = 1.75


(0.002 m)(0.032 m)
PY = 9.14 kN Resp.
Esta carga se ha calculado usando la sección transversal más pequeña.
l Oy La distribución resultante del esfuerzo se muestra en la figura 4-316.
Por equilibrio, el “volumen” contenido dentro de esta distribución de­
be ser igual a 9.14 kN.
(c) Parte (b). La carga máxima soportada por la barra requiere que todo
el material en la sección transversal más pequeña fluya. Por tanto, con­
Fig. 4-31 forme P crece hacia la carga plástica Pp, se cambia gradualmente la dis­
tribución del esfuerzo del estado elástico mostrado en la figura 4-316
al estado plástico mostrado en la figura 4-31c. Se requiere:

ay =

250(106) Pa =
(0.002 m ) (0.032 m)
Pp = 16.0 kN Resp.

Aquí, Pp es igual al “volumen" contenido dentro de la distribución del


esfuerzo, que en este caso es Pp = a YA.
S ección 4.9 Esfuerzo residual • 173

*4.9 Esfuerzo residual


Si un miembro cargado axialmente o grupo de tales miembros forma un
sistema estáticamente indeterminado que puede soportar cargas tanto
de tensión como de compresión, entonces las cargas externas excesivas
que causan fluencia del material generarán esfuerzos residuales en los
miembros cuando dichas cargas sean retiradas. La razón para esto tiene
que ver con la recuperación elástica del m aterial, que ocurre durante la
descarga. Por ejemplo, consideremos un miembro prismático hecho de
un material elastoplástico que tenga el diagrama esfuerzo-deformación
O A B , como el mostrado en la figura 4-32. Si una carga axial produce un
esfuerzo sY en el material y una deformación unitaria plástica corres­
pondiente ec, entonces cuando la carga se retira, el material responderá
elásticamente y seguirá la línea CD para recuperar algo de la deforma­
ción plástica. Una recuperación total a esfuerzo cero en el punto O' se­
rá sólo posible si el miembro es estáticamente determinado, ya que las
reacciones de los soportes del miembro deben ser cero cuando se reti­
ra la carga. Bajo estas circunstancias, el miembro se deform ará perm a­
nentemente de modo que la deformación unitaria perm anente en el
miembro es eQ-. Sin embargo, si el miembro es estáticamente indetermi­
nado, retirar la carga externa ocasionará que las fuerzas en los soportes
respondan a la recuperación elástica CD. Como estas fuerzas impiden
que el miembro se recupere plenamente, inducirán esfuerzos residuales
en el miembro.
Para resolver un problem a de esta clase, el ciclo completo de carga y
descarga del miembro puede considerarse como la superposición de una
carga positiva (acción de carga) sobre una carga negativa (acción de
descarga). La acción de cargar, de O a C, conduce a una distribución plás­
tica del esfuerzo, mientras que la acción de descargar a lo largo de CD
conduce sólo a una distribución elástica del esfuerzo. La superposición
requiere que las cargas se cancelen; sin embargo, las distribuciones de es­
fuerzo no se cancelarán y, por tanto, quedarán presentes esfuerzos resi­
duales.
El siguiente ejemplo ilustra numéricamente estos conceptos.

Fig. 4-32
174 • CAPÍTULO 4 Carga axial

La barra m ostrada en la figura 4-33« tiene un radio de 5 mm y está


hecha de un material elástico-perfectamente plástico para el cual
<jy = 420 MPa y E = 70 GPa, figura 4-33¿>. Si se aplica una fuerza
P = 60 kN a la barra y luego se retira, determ ine el esfuerzo residual
en la barra y el desplazamiento perm anente del collarín en C.

S o lu c ió n
El diagrama de cuerpo libre de la barra se muestra en la figura 4-33b.
Por inspección, la barra es estáticamente indeterminada. La aplica­
ción de la carga P tendrá una de las tres siguientes consecuencias: que
ambos segmentos AC y CB permanezcan elásticos, que AC se plasti-
fique mientras CB permanece elástico o que AC y CB se plastifiquen.*
Un análisis elástico, similar al visto en la sección 4.4, dará FA = 45 kN
y Fb = 15 kN en los soportes. Sin embargo, esto conduce a un esfuer­
zo de:

.. A C P= 60 kN 45 kN
= 573 MPa (compresión) > crY = 420 MPa
- H h r ------ aAC 7r(0.005 m ) 2
300 mm-
100 mm
(a) en el segmento AC, y

15 kN
& CB ~ = 191 MPa (tensión)
7t(0.005 m)

en el segmento CB. Como el material en el segmento A C fluirá, su­


pondremos que A C se plastifica mientras que CB permanece elástico.
Para este caso, la fuerza máxima posible generable en A C es:
A C p = 60 kN B
3 <>*►Fb (Fa ) y = <rr A = 420(103) kN /m 2 [tt(0.005 m )2]

(b) = 33.0 kN

y, por equilibrio de la barra, figura 4-33b,


Fig. 4-33
F b = 60 kN - 33.0 kN = 27.0 kN

El esfuerzo en cada segmento de la barra es por tanto:

a AC = a Y = 420 MPa (compresión)


27.0 kN
&CB ~ = 344 MPa (tensión) < 420 MPa (OK)
7r (0.005 m)

Esfuerzo residual Para obtener el esfuerzo residual, es necesario


también conocer la deformación unitaria en cada segmento debido
a la carga. Como CB responde elásticamente,

Fb L cb (27.0 kN )(0.300 m)
8r — = 0.001474 m
AE tt(0.005 m )2 [70(106) kN /m 2
S ección 4.9 Esfuerzo residual • 175

Así,
8r 0.001474 m
e CB ~ = +0.004913
L Cb 0.300 m
También, como 8C es conocida, la deformación unitaria en AC es:
0.001474 m
eAC — = -0.01474
-A C 0.100 m
Por tanto, cuando se aplica P, el comportamiento esfuerzo-deformación
unitaria para el material en el segmento CB se mueve de O a A ', figura
4-33c,y para el material en el segmento A C se mueve de O a B‘. Si se
aplica la carga P en sentido opuesto, en otras palabras, si se retira la car­
ga, ocurre entonces una respuesta elástica y fuerzas opuestas de FA =
45 kN y Fb = 15 kN deben aplicarse a cada segmento. Como se calculó
antes, esas fuerzas generan esfuerzos aAC = 573 MPa (tensión) y crCB =
191 MPa (compresión), y en consecuencia, el esfuerzo residual en ca­
da miembro es:
( a AC)r = -4 2 0 MPa + 573 MPa = 153 MPa Resp.
( o-C B ) r = 344 MPa - 191 MPa = 153 MPa Resp.

Este esfuerzo de tensión es el mismo para ambos segmentos, lo que


c(M Pa)
era de esperarse. Note también que el com portam iento esfuerzo-de-
formación unitaria para el segmento AC se mueve de B' a D' en la fi­ 420
gura 4-33c. mientras que el comportamiento esfuerzo-deformación uni 344
-/l'T
taria para el segmento CB se mueve de A ' a C . = -0 .0 0 6 0 * ^ \
e ._ = -0 .0 1 4 7 3 n 1 / i (m m / tn m )

Desplazamiento permanente. De la figura 4-33c, la deformación ^*cs=(0004911


unitaria residual en CB es:
-4 2 0
o- 153(106) Pa B'
= 0.002185
70(109) Pa (C)

por lo que el desplazamiento perm anente de C es


Se = e>CB^CB = 0.002185 (300 mm) = 0.656 mm<— Resp.
Podemos también obtener este resultado determ inando la deforma­
ción unitaria residual e'AC en AC. figura 4-33c. Como la línea B'D' tie­
ne una pendiente E, entonces:
8a (420 + 153)106 Pa
8eAC = — = ------------ s r -------- = 0.008185
E 70(10 ) Pa
Por tanto,
e' Ac = eAC + 8eAC = -0.01474 + 0.008185 = -0.006555
Finalmente,
8C = e’ac L ac = -0.006555 (100 mm) = 0.656 mm Resp.
*La posibilidad de q u e C B se plastifique an tes q u e A C , no p u ed e o cu rrir ya que cu an ­
d o el p unto C se d efo rm a, la deform ación unitaria en A C (p o r ser éste m ás corto) siem ­
p re será m ayor qu e la deform ación u n itaria e n CB.
176 • CAPÍTULO 4 Carga axial

PROBLEMAS

4-87. Determine el esfuerzo normal máximo desarrolla­ 4-90. Determine la fuerza axial máxima P que puede apli­
do en la barra cuando se halla sometida a una tensión de carse a la barra. La barra está hecha de acero y tiene un
P = 8 kN. esfuerzo permisible de <xperm = 21 klb/pulg2.
*4-88. Si el esfuerzo normal permisible para la barra es 4-91. Determine el esfuerzo máximo normal desarrolla­
crperm = 1 2 0 MPa, determ ine la fuerza axial máxima P que do en la barra cuando ésta está som etida a una tensión
puede aplicarse a la barra. P = 2 klb.

0.125 pulg
1.875 pulg
1.25 pulg

r = 0.25 pulg
0.75 pulg
P robs. 4-87/88
P robs. 4-90/91

4-89. U na pieza está hecha de placa de acero de 0.25 pulg *4-92. U na placa de acero A-36 tiene un espesor de
de espesor. Si se taladra un orificio de 1 pulg a través de 12 mm. Si tiene filetes en B y C y = 150 MPa, deter­
su centro, determine el ancho aproxim ado w de la placa mine la carga axial máxima P que puede soportar. Calcu­
de modo que pueda soportar una fuerza axial de 3350 Ib. le su alargamiento despreciando el efecto de los filetes.
El esfuerzo permisible es <TpCrm = 22 klb/pulg2.

3350 Ib

Prob. 4-89 Prob. 4-92


P ro blem a s • 177

4-93. E n la figura se muestra la distribución del esfuer­ 4-95. E n la figura se muestra la distribución del esfuer­
zo resultante a lo largo de la sección A B de una barra. A zo resultante a lo largo de la sección A B de la barra. A par­
partir de esta distribución, determine la fuerza axial resul­ tir de esta distribución, determine la fuerza axial resultan­
tante P aproximada aplicada a la barra. También, ¿cuál es te P aproximada aplicada a la barra. Además, ¿cuál es el
el factor de concentración de esfuerzos para esta geom e­ factor de concentración de esfuerzos para esta geometría?
tría?

0.5 pulg

10 nun

P ro b . 4-95

Prob. 4-93
*4-96. El vastago de f 0 mm de diám etro de un perno de
acero tiene un casquillo de bronce adherido a él. El diá­
metro exterior de este casquillo es de 20 mm. Si el esfuer­
zo de fluencia del acero es (cry)ac = 640 MPa, y el del bron­
ce (o-y-)br = 520 MPa, determ ine la magnitud de la carga
más grande P que puede aplicarse al vastago. Suponga que
4-94. Se muestra la distribución resultante de esfuerzo
los m ateriales son elásticos y perfectam en te plásticos.
sobre la sección A B de la barra. De esta distribución, de­
£ ac = 200 GPa, Ebr = 100 GPa.
termine la fuerza P axial resultante aproximada aplicada
a la barra. También, ¿cuál es el factor de concentración de
esfuerzos para esta geometría?

Prob. 4-94 Prob. 4-96


178 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-97. El vástago de 10 mm de diámetro de un perno de 4-99. La barra tiene un área transversal de 1 pulg2. Si se
acero tiene un casquillo de bronce adherido a él. El diá­ aplica en B una fuerza P = 45 klb y luego se retira, deter­
m etro exterior de este casquillo es de 20 mm. Si el esfuer­ mine el esfuerzo residual en las secciones A B y BC. try =
zo de fluencia del acero de (o>)ac = 640 MPa y el del bron­ 30 klb/pulg2.
ce (ov)br = 520 MPa, determine la magnitud de la carga
elástica P más grande que puede aplicarse al conjunto.
£ ac = 200 GPa, £ br = 100 GPa.

Prob. 4-99

Prob. 4-97

*4-100. Dos alam bres de acero, cada uno con un área


4-98. El peso está suspendido de alambres de acero y alu­
transversal de 2 mm2, están unidos a un anillo en C, y lue­
minio, cada uno con la misma longitud inicial de 3 m y área
go se estiran y se amarran entre los dos soportes A y B. La
transversal de 4 mm2. Si los materiales pueden suponerse
elásticos y perfectam ente plásticos, con (oy)ac = 120 MPa tensión inicial en los alambres es de 50 N. Si una fuerza ho­
rizontal P se aplica al anillo, determine la fuerza en cada
y (°V)ai = 70 MPa. determine la fuerza en cada alambre
cuando el peso es (a) 600 N y (b) = 720 N. £ a! = 70 GPa, alambre si P = 20 N. ¿Cuál es la fuerza más pequeña que
debe aplicarse al anillo para reducir la fuerza en el alam ­
£ ac = 200 GPa.
bre CB a cero? Considere o y = 300 MPa y £ ac = 200 GPa.

2 m 3m

Prob. 4-98 Proh. 4-100


P r o b le m a s • 179

4-101. U na carga distribuida se aplica a una viga rígida, 4-103. Una viga rígida está soportada por tres postes A,
la cual está soportada por tres barras com o se m uestra B y C de igual longitud. Los postes A y C tienen un diá­
en la figura. Cada barra tiene un área en su sección trans­ m etro de 75 mm y están hechos de aluminio, para el cual
versal de 1.25 pulg2 y está hecha de un material que tiene £ ai = 70 G Pa y («v)ai = 20 MPa. El poste B tiene un diá­
un diagrama esfuerzo-deformación unitaria que puede ser m etro de 20 mm y está hecho de latón, para el cual E\Món =
aproximado por los dos segmentos de línea que se mues­ 100 GPa y (oy)latón = 590 MPa. D eterm ine la magnitud
tran. Si se aplica a la viga una carga de iv = 25 klb/pie, más pequeña de P de modo que (a) sólo los postes A y C
determine el esfuerzo en cada barra y el desplazamiento fluyan y que (b) todos los postes fluyan.
vertical de la viga rígida.
4-102. Una carga distribuida es aplicada a una viga rígi­
da, 1e cual está soportada por tres barras, como se mues­
tra en la figura. Cada barra tiene un área transversal de
0.75 pulg2 y está hecha de un material que tiene un diagra­
ma de esfuerzo-deformación unitaria que puede represen­
tarse aproximadamente por los dos segmentos de línea que
se muestran. Determine la intensidad de la carga distribui­
da w necesaria para que la viga se desplace hacia abajo
1.5 pulg.
B C
al latón

[— 2 m —|— 2 m —j— 2 m —-j— 2 m —j

P ro b . 4-103

|-— 4 pies—+ —4 pies— j

*4-104. U na viga rígida está soportada por tres postes,


A , B y C. Los postes A y C tienen un diám etro de 60 mm
y están hechos de aluminio, para el cual Ea\ = 70 G Pa y
(°Y)ai = 20 MPa. El poste B está hecho de latón, para el
cual £ tal6n = 100 GPa y (oy))atón = 590 MPa. Si P = 130 kN,
determine el diám etro más grande del poste B de modo
que todos los postes fluyan al mismo tiempo.
<r(klb/pulg2)

B r 1
Probs. 4-101/102 al latón C

|— 2 m — 2 m —j— 2 m —j— 2 m - |

Prob. 4-104
180 • CAPÍTULO 4 Carga axial

4-105. Las tres barras que se muestran en la figura están 4-107. Resuelva el problema 4-106 si el diagrama esfuer­
unidas entre sí por un pasador y bajo la acción de la carga zo-deformación unitaria está definido por er = ce3'2.
P. Si cada barra tiene un área A de sección transversal, una
longitud L, y está hecha de un material elástico perfecta­
mente plástico, para el cual el esfuerzo de fluencia es a>,
determine la carga más grande (carga última) que puede
ser soportada por las barras, es decir, la carga P que oca­
siona que todas las barras fluyan. Además, ¿cuál es el des­ cr-
plazamiento horizontal del punto A cuando la carga alcan­
za su valor último? El módulo de elasticidad es E.

Prob. 4-107

*4-108. La barra con diám etro de 2 pulg está em potrada


en sus extremos y soporta la carga axial P. Si el material
es elástico y perfectam ente plástico como se muestra en
su diagrama esfuerzo-deformación unitaria, determ ine la
carga P más pequeña necesaria para que fluyan ambos seg­
mentos A C y CB. Determine el desplazamiento perm anen­
P ro b . 4-105
te del punto C cuando se retira la carga.
4-109. Determine el alargamiento en la barra del proble­
ma 4-108 cuando tanto la carga P como los soportes son
retirados.

4-106. Un material tiene un diagrama esfuerzo-deforma-


ción unitaria que puede describirse por la curva cr — ce12.
D eterm ine la deflexión 5 del extremo de una barra hecha P
de este material si la barra tiene una longitud L, un área <í--
A en su sección transversal, y un peso específico y. A C B

--------- 2 p ie s--------- - ------3 p ie s — ------ -

Prob. 4-106 Probs. 4-108/109


REPASO DEL CAPÍTULO
Cuando se aplica una carga en un punto de un cuerpo, ésta tien­
de a generar una distribución de esfuerzo dentro del cuerpo que
resulta más uniformemente distribuida en regiones alejadas del
punto de aplicación. A esto se le llama principio de Saint-Venant.
El desplazamiento relativo en el extremo de un miembro
axialmente cargado respecto al otro extremo se determ ina con
~LP (x) dx
8 = ------ — . Si una serie de fuerzas axiales externas constan-
J0 AE
tes sor aplicadas al miembro y A E es también constante, enton-
PL
ces 8 = 2 — —■En las aplicaciones es necesario usar una conven-
/\C j
ción de signos para la carga interna P y asegurarse que el mate­
rial no fluye, sino que permanece elástico lineal.
La superposición de carga y desplazamiento es posible siempre
que el material permanece elástico lineal y no ocurren cambios
significativos en la geometría.
Las reacciones en una barra estáticamente indeterminada pue­
den ser determ inadas usando las condiciones de equilibrio y com­
patibilidad que especifican el desplazamiento en los soportes.
Esos desplazamientos son relacionados con las cargas usando las
relaciones carga-desplazamiento, es decir, 8 = P L /A E .
Un cambio de tem peratura puede ocasionar que un miembro he­
cho de un material homogéneo isotrópico cambie su longitud en
8 = a \T L . Si el miembro está confinado, este alargamiento pro­
ducirá esfuerzos térmicos en el miembro.
Los agujeros y las transiciones bruscas en una sección transver­
sal genera concentraciones de esfuerzos. En el diseño, uno obtie­
ne el factor de concentración de esfuerzo K de una gráfica, que
ha sido determ inada de experimentos. Este valor se multiplica en­
tonces por el esfuerzo promedio para obtener el esfuerzo máxi­
mo en la sección transversal, crmáx = /Cfjprom.
Si la carga en una barra ocasiona que el material fluya, entonces
la distribución de esfuerzo que se produce puede ser determ ina­
da de la distribución de la deformación unitaria y del diagrama
esfuerzo-deformación unitaria. Para material perfectamente plás­
tico, la fluencia ocasionará que la distribución del esfuerzo en la
sección transversal de un agujero o de una transición se em pare­
je y resulte uniforme.
Si un miembro está restringido y una carga externa causa fluen­
cia, entonces cuando la carga es retirada, se tendrá un esfuerzo
residual en el material.
182 • CAPÍTULO 4 Carga axial

PROBLEMAS DE REPASO

4-110. Ei remache de acero de 0.25 pulg de diámetro, el


cual se encuentra sometido a una tem peratura de 1500 °F
conecta dos placas de modo que a esta tem peratura tie­
ne 2 pulg de longitud y ejerce una fuerza de agarre de
250 Ib entre las placas. Determ ine la fuerza aproximada
de agarre entre las placas cuando el remache se enfría a
70 °F. Suponga en el cálculo que las cabezas del remache
Prob. 4-112
y las placas son rígidas. Considere a ac = 8(10 6)/°F. £ ac =
29(103) klb/pulg2. ¿Es el resultado una estimación conser­
vadora de la respuesta correcta? ¿Por qué sí o por que no?

4-113. Una fuerza P se aplica a una barra compuesta


de un material elástico y perfectam ente plástico. Cons­
2 pulg truya una gráfica para mostrar como varía la fuerza en
1 i ! cada sección A B y B C (ordenada) según aum enta P (abs­
cisa). La barra tiene áreas transversales de 1 pulg2 en la
Prob. 4-110 región A B y de 4 pulg2 en región BC y a Y = 30 klb/pulg2.

4-111. Determine la fuerza P máxima axial que puede


aplicarse a la placa de acero. El esfuerzo permisible es
crperm = 21 klb/pulg2.

Prob. 4-113

4-114. La barra de aluminio 2014-T6 tiene un diámetro


de 0.5 pulg y está ligeramente unida a los soportes rígi­
dos en A y B cuando T x — 70 °F. Si la tem peratura des­
Prob. 4-111 ciende a T2 = —10 °F y se aplica una fuerza axial de P =
16 Ib al collarín rígido como se muestra, determine las
reacciones en A y B.
*4-112. Dos tubos de acero A-36, cada uno con un área
transversal de 0.32 pulg2. están atornillados entre sí usan­
do una unión en B como se muestra. Originalmente el
conjunto está ajustado de tal manera que no hay carga
sobre los tubos. Si la unión se aprieta de manera que su
tornillo, con avance de 0.15 pulg, experimenta dos vuel­
tas completas, determine el esfuerzo normal promedio
desarrollado en los tubos. Suponga que la unión en B y
los copies e n ^ y C son rígidos. Desprecie el tamaño de
la unión. Nota: el avance ocasiona que los tubos, descar­
gados, se acorten 0.15 pulg cuando la unión gira una vuel­
ta entera. Prob. 4-114
P r o blem a s de repaso • 183

4-115. La barra de aluminio 2014-T6 tiene un diámetro 4-118. La estructura consta de dos barras de acero A-36,
de 0.5 pulg y está ligeramente unida a los soportes rígi­ A C y BD. unidas a la viga rígida A B con peso de 100 Ib.
dos en A y B cuando T¡ = 70°F. D eterm ine la fuerza P Determine la posición x para la carga de 300 Ib de modo
que debe aplicarse al collarín para que, cuando T — 0 °F, que la viga permanezca en posición horizontal antes y
la reacción en B sea cero. después de aplicar la carga. Cada barra tiene un diáme­
tro de 0.5 pulg.

/i B

P ro b . 4-115

*4-116. El perno de acero tiene un diám etro de 7 mm


y está dentro de una camisa de aluminio como se mues­
tra. La camisa tiene un diám etro interior de 8 mm y un
diámetro exterior de 10 mm. La tuerca en A está ajusta­
da de manera que apenas apriete contra la camisa. Si la
tuerca se aprieta media vuelta, determine la fuerza en el per­
no y en la camisa. El tornillo de cuerda simple del perno
tiene un avance de 1.5 mm. Eac = 200 GPa y E a\ = 70 P ro b . 4-118
GPa. Ñola: el avance representa la distancia que la tuer­
ca avanza a lo largo del perno en una vuelta completa de
la tuerca.

4-117. El perno de acero tiene un diám etro de 7 mm y


está dentro de una camisa de aluminio como se muestra.
La camisa tiene un diámetro interior de 8 mm y un diá­
metro exterior de 10 mm. La tuerca en A está ajustada 4-119. Una junta está hecha de tres placas de acero A-36
de manera que apenas si aprieta contra la camisa. D eter­ que están soldadas entre sí. Determ ine el desplazamien­
mine la cantidad de vueltas que la tuerca en A debe gi­ to del extrem o A con respecto al extremo B cuando la
rar para que la fuerza en el perno y en la camisa sea de junta está sometida a las cargas axiales que se indican.
12 kN. El tornillo de cuerda simple en el perno tiene un Cada placa tiene un espesor de 5 mm.
avance de 1.5 mm. Eac = 200 GPa, £ a! = 70 GPa. Nota:
el avance representa la distancia que la tuerca avanza a
lo largo del perno en una vuelta com pleta de la tuerca.

A 10 0 mm

100 mm

Probs. 4-116/117 Prob. 4-119


CAPITULO T o r s ió n

OBJETIVOS DEL CAPÍTULO

En este capítulo estudiaremos los efectos al aplicar una carga torsional a un miem­
bro recto y largo, por ejemplo, una flecha o un tubo. Inicialmente consideraremos
que el miembro tiene una sección transversal circular. Mostraremos cómo determi­
nar la distribución del esfuerzo dentro del miembro y el ángulo de torsión cuando
el material se comporta de manera elástico-lineal y también cuando el com porta­
miento es inelástico. Se verá el análisis de flechas y tubos estáticamente indeter­
minados. y temas especiales como el de los miembros con secciones transversales
no circulares. Finalmente, se dará una consideración particular a la concentración
de esfuerzos y a los esfuerzos residuales causados por cargas torsionales.

5.1 Deformaciones por torsión de una flecha circular


Un par de torsión es un momento que tiende a hacer girar a un miembro
con respecto a su eje longitudinal. Su efecto es de interés primordial en el
diseño de ejes o flechas de impulsión usadas en vehículos y en m aquina­
ria. Podemos ilustrar físicamente lo que sucede cuando un par de torsión
se aplica a una flecha circular considerando que la flecha está hecha de un
m aterial altam ente deformable tal como el hule, figura 5-la. Cuando se
aplica el par, los círculos y líneas de rejillas longitudinales originalmente
marcados sobre la flecha tienden a distorsionarse para formar el patrón
m ostrado en la figura 5-1 b. Por inspección, la torsión hace que los círculos
permanezcan como círculos y que cada línea de rejilla longitudinal se defor­
me convirtiéndose en una hélice que interseca a los círculos según ángu­
los iguales. También las secciones transversales en los extremos de la fle­
cha permanecen planas, esto es. no se alabean o comban hacia adentro ni
hacia afuera, y las líneas radiales en estos extrem os permanecen rectas
durante la deformación, figura 5-16. A partir de estas observaciones pode­
mos suponer que si el ángulo de rotación es pequeño, la longitud y el radio
de la flecha perm anecerán sin alteración.
186 • CAPÍTULO 5 Torsión

Así pues, si la flecha está fija en un extremo como se muestra en la fi­


gura 5-2 y se aplica un par de torsión en su otro extremo, el plano som­
breado se distorsionará en una forma oblicua como se muestra. Aquí se
ve que una línea radial ubicada en la sección transversal a una distancia
x del extrem o fijo de la flecha girará un ángulo <f>(x). El ángulo 4>{x), así
definido, se llama ángulo de torsión. Depende de la posición de x y varia­
rá a lo largo de la flecha, como se muestra.
Para entender cómo esta distorsión deforma el material, aislaremos aho­
ra un elemento pequeño situado a una distancia radial p (rho) del eje de
la flecha, figura 5-3. Debido a la deformación, figura 5-2, las caras frontal
Antes de la deformación y posterior del elemento sufrirán una rotación. La que está en x gira 4>{x),
(a) y la que está en x + Ax gira <¿>(x)+ A</>. Como resultado, la diferencia de
estas rotaciones, A(¿>, ocasiona que el elem ento quede sometido a una de­
formación unitaria cortante. Para calcular esta deformación unitaria, ob­
Los círculos serve que antes de la deformación el ángulo entre los bordes A C y A B es
permanecen de 90°; sin embargo, después de la deformación, los bordes del elemento
circulares
son A D y AC y el ángulo entre ellos es 6'. De la definición de deform a­
Las líneas ción unitaria cortante, ecuación 2-4, tenemos:
longitudinales
se vuelven hélices
y = x2 —Clím ff
— A n lo largo d e C A
B — A a lo targo d e t í A

Las líneas radiales


permanecen rectas

Después de la deformación
(b)

Fig. 5-1

Plano
deformado

Plano sin deformar

El ángulo de torsión <¿(.v) se incrementa


N o te la d e fo rm a c ió n del e le m e n to r e c ta n g u - conforme x aumenta,
la r c u a n d o e s ta b a r ra d e h u le e s s o m e tid a a
u n p a r d e to rsió n . Fig. 5-2
S ección 5.1 Deformaciones por torsión de una flecha circular • 187

fi- Este ángulo,y. está indicado sobre el elemento. Puede relacionarse con la
m- longitud A.v del elemento y con la diferencia en el ángulo de rotación, A0,
se entre las caras sombreadas. Si A.v -» dx y A<f>-> d<f>, tenemos entonces:
eia
así BD = pdcj) = dx y
:ia-
Por tanto, Plano
deformado
ho- d<f)
de y = pd¿ (5-D
ital
sin
M, Puesto que dx y d é son iguales para todos los elementos situados en pun­ deformar
i de
tos dentro de la sección transversal en x, entonces d é /d x es constante y
cie-
la ecuación 5-1 establece que la magnitud de la deformación unitaria cor­
ob-
tante para cualquiera de estos elementos varía sólo con su distancia ra­ Deformación unitaria cortante del elemento
3 es
dial p desde el eje de la flecha. En otras palabras, la deformación unitaria
:nto
cortante dentro de la flecha varía linealmente a lo largo de cualquier lí­
ma-
nea radial, desde cero en el eje de la flecha hasta un máximo ymáx en su
periferia, figura 5-4. Como d<j>/dx = y/p = ymáx/c>entonces:

y = ( 7 ) y.™

Los resultados obtenidos aquí son también válidos para tubos circu­
lares. Dependen sólo de las hipótesis con respecto a las deformaciones
mencionadas arriba.

Fig.S-3

La deformación unitaria
cortante del material crece
linealmente con p, o sea,
y = (p/cb-míx

Fig. 5-4
5.2 La fórmula de la torsión

Si una flecha está sometida a un par de torsión externo, entonces, por equi­
librio, debe también desarrollarse un par de torsión interno en la flecha.
En esta sección desarrollaremos una ecuación que relacione la distribu­
ción del esfuerzo cortante con el par de torsión interno resultante en la
sección de una flecha o de un tubo circular.
Si el material es elástico lineal, entonces es aplicable la ley de Hooke,
t = G y y, en consecuencia, una variación lineal de la deformación uni­
taria cortante, como dijimos en la sección anterior, conduce a una varia­
ción lineal en el esfuerzo cortante correspondiente a lo largo de cualquier
línea radial en la sección transversal. Por tanto, al igual que la variación
de la deformación unitaria cortante en una flecha sólida, r variará desde
cero en el eje longitudinal de la flecha hasta un valor máximo, Tm áx, en su
periferia. Esta variación se muestra en la figura 5-5 sobre las caras fron­
tales de un núm ero selecto de elementos situados en una posición radial
intermedia p y en el radio exterior c. Debido a la proporcionalidad de los
triángulos, o bien usando la ley de Hooke ( r = G y) y la ecuación 5-2
[y = (p/c)ymáJ , podemos escribir que:

(5-3)

Esta ecuación expresa la distribución del esfuerzo cortante como \xn&fu n ­


ción de la posición radial p del elemento; en otras palabras, define la dis­
tribución del esfuerzo en términos de la geometría de la flecha. Usándo­
la, aplicarem os ahora la condición que requiere que el par de torsión
producido por la distribución del esfuerzo sobre toda la sección transver­
sal sea equivalente al par de torsión interno T en la sección, lo cual m an­
tiene a la flecha en equilibrio, figura 5-5. Específicamente, cada elemento

El esfuerzo cortante varía linealmente a lo largo


de toda línea radial de la sección transversal
S ección 5.2 La fórmula de la torsión • 189

de área dA, situado en p, está sometido a una fuerza dF = r d A . El par de


torsión producido por esta fuerza es d T = p (r d A ). Por tanto, para la sec­
ción transversal entera:

r - | = j^ (f Tmáx (5-4)

Puesto que rm¿x/c es constante,

La integral en esta ecuación depende sólo de la geometría de la flecha.


Representa el momento polar de inercia del área de la sección transversal
de la flecha calculado con respecto al eje longitudinal de la flecha. Sim­
bolizaremos este valor como J, y por tanto la ecuación anterior puede es­
cribirse en la forma más compacta,

(5-6)

donde,

Tmáx = esfuerzo cortante máximo en la flecha, el cual ocurre en la super­


ficie exterior

T = par de torsión interno resultante que actúa en la sección transver­


sal. Este valor se determ ina por el método de secciones y la ecua­
ción de equilibrio de momentos con respecto al eje longitudinal de
la flecha.

J = momento polar de inercia del área de la sección transversal

c — radio exterior de la flecha

Usando las ecuaciones 5-3 y 5-6, el esfuerzo cortante en la distancia in­


term edia p puede ser determ inado a partir de una ecuación similar:

(5-7)

Cualquiera de las dos ecuaciones anteriores suele llamarse fórm ula de


la torsión. Recordemos que se usa solamente cuando la flecha es circular
y el material es homogéneo y se comporta de manera elástico-lineal, pues­
to que su obtención esta basada en el hecho de que el esfuerzo cortante
es proporcional a la deformación unitaria cortante.
190 • CAPITULO 5 Torsión

Flecha sólida. Si la flecha tiene una sección transversal circular sólida,


el m omento polar de inercia J puede determinarse usando un elemento
de área en forma de anillo diferencial o corona circular que tenga un es­
pesor dp y una circunferencia 2-n-p, figura 5-6. Para este anillo, dA = 2-rrp
dp, de modo que:

a = j C~2/o---- f C„3=A ~2rr\


P \2 ttp dp) - ~ , J 1^4
p- dp = 277*1 - jp
Jo Jo ' ■

(5-8)

Advierta que ./ es una propiedad geométrica del área circular y es siem­


pre positiva. Las unidades comunes usadas para ella son mm 4 o pulg4.
Hemos mostrado que el esfuerzo cortante varía linealmente a lo largo
de toda línea radial de la sección transversal de la flecha. Sin embargo, si
un elem ento de volumen de material sobre la sección transversal es ais­
lado, entonces debido a la propiedad complementaria del cortante, esfuer­
zos cortantes iguales deben también actuar sobre cuatro de sus caras ad­
yacentes como se muestra en la figura 5-7a. Por consiguiente, no sólo el
par interno de torsión T desarrolla una distribución lineal del esfuerzo
cortante a lo largo de toda línea radial en el plano de la sección trans­
versal, sino también una distribución asociada del esfuerzo cortante a
lo largo de un plano axial, figura 5-7b. Es interesante observar que, a cau­
sa de esta distribución axial de esfuerzo cortante, las flechas hechas de
m adera tienden a rajarse a lo largo del plano axial cuando se las somete
a un par de torsión excesivo, figura 5-8. Esto sucede debido a que la ma­
dera es un material anisotrópico. Su resistencia al corte paralelo a sus fi­
bras o granos, dirigida a lo largo del eje de la flecha, es mucho m enor que
su resistencia perpendicular a las fibras, dirigida en el plano de la sección
transversal.

El esfuerzo corlante varía linealmente a lo largo


de toda línea radial de la sección transversal,
(b) Falla de una flecha de madera por torsión.

Fig. 5-7 Fig. 5-8


S ección 5.2 La fórmula de la torsión • 191

da. Flecha tubular. Si una flecha tiene una sección transversal tubular, con
nto un radio interior c, y un radio exterior c0. entonces, según la ecuación 5-8,
es- podremos determ inar su m omento polar de inercia restando J para una
lirp flecha de radio c, del calculado para una flecha de radio c„. El resultado
es:
7r
J = y té - 4) (5-9)

Al igual que en la flecha sólida, el esfuerzo cortante distribuido en el área


de la sección transversal del tubo varía linealmente a lo largo de cualquier
,, j • i r- en ai - i r »' i i a
5-8) linea radial, figura
° 5-9a. Ademas, el esfuerzo cortante varia a lo largo
° de tida
... oa una sobrecarga lo que condujo ao una
,,„o
un plano axial de igual manera, figura 5-9/). En la figura 5-9a se muestran fal)a caUsada por fluencia del material,
em- ejemplos del esfuerzo cortante actuando sobre elementos de volumen tí­
4 picos.
irgo Esfuerzo torsional máximo absoluto. En cualquier sección trans­
;o, si versal dada de la flecha, el esfuerzo cortante máximo se presenta en la su­
ais- perficie exterior. Sin embargo, si la flecha está sometida a una serie de pa­
úer- res externos o el radio (m om ento polar de inercia) varía, el esfuerzo
>ad­ torsional máximo en la flecha podría entonces ser diferente de una sec­
ío el ción a la siguiente. Si se va a determ inar el esfuerzo torsional máximo ab­
erzo soluto, resulta im portante encontrar la posición en que la razón Tc/J es
ans- máxima. Para esto puede ser de ayuda m ostrar la variación del par inter­
ite a no T en cada sección a lo largo del eje de la flecha por medio de un dia­
cau- grama de m omento torsionante. Específicamente, este diagrama es una
is de grafica del par interno T versus su posición x a lo largo de la longitud de la
mete flecha. De acuerdo con una convención de signos, T será positivo si de
i ma­ acuerdo con la regla de la mano derecha, el pulgar está dirigido hacia afue­
us fi- ra de la flecha cuando los dedos se curvan en la dirección del giro causa­
rque do por el par, figura 5-5. Una vez que se ha determ inado el par interno en
xión toda la flecha, puede identificarse entonces la razón máxima Tc/J.

El esfuerzo cortante varía linealmente a lo largo


de toda línea radial de la sección transversal,
(a) (b)

Fig. 5-9
192 • CAPITULO 5 Torsión

E J
PUNTOS IMPORTANTES
• Cuando una flecha con sección transversal circular está sometida La d
a un par de torsión, la sección transversal permanece plana mien­ largt
tras que las líneas radiales giran. Esto ocasiona una deformación min<
unitaria cortante dentro del material que varía linealmente a lo
largo de cualquier línea radial, de cero en el eje de la flecha a un
máximo en su borde exterior.
• Para un material homogéneo elástico lineal, debido a la ley de
Hooke, el esfuerzo cortante a lo largo de cualquier línea radial
de la flecha también varía linealmente, de cero en su eje a un má­
ximo en su borde exterior. Este esfuerzo cortante máximo no de­
be exceder el límite proporcional.
• Debido a la propiedad complementaria del cortante, la distribu­
ción lineal del esfuerzo cortante dentro del plano de la sección
transversal está también distribuido a lo largo de un plano axial
adyacente de la flecha.
• La fórmula de la torsión se basa en el requisito de que el par re­
sultante sobre la sección transversal es igual al par producido por
la distribución lineal del esfuerzo cortante respecto al eje longi­ Solm
tudinal de la flecha. Es necesario que la flecha o tubo tenga una El m
sección transversal circular y que esté hecho de material hom o­
géneo con comportamiento elástico lineal.

Aplk
tenei

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
La fórmula de la torsión puede aplicarse usando el siguiente procedimiento.
S o Ilh
Carga interna. El mi
• Seccione la flecha perpendicularm ente a su eje en el punto en que el esfuerzo cortante debe determ inar­ sión i
se y use el diagrama de cuerpo libre necesario y las ecuaciones de equilibrio para obtener el par interno dal i
en la sección. mejaa
Propiedades de la sección.
• Calcule el momento polar de inercia de la sección transversal. Para una sección sólida de radio c , J — 7tc4 / 2
y para un tubo de radio exterior c„ y radio interior c¡, J = ir(cl - cf)/2.
Esfuerzo cortante.
Este
• Especifique la distancia radial p medida desde el centro de la sección transversal al punto en que se va
renci
a calcular el esfuerzo cortante. Aplique luego la formula de la torsión t = Tp/J, o si el esfuerzo cortante
re s j
máximo se va a determinar usando Tm áx = Tc/J. Al sustituir los datos numéricos, asegúrese de usar un
conjunto consistente de unidades.
• El esfuerzo cortante actúa sobre la sección transversal en un sentido siempre perpendicular a p. La fuer­
za que genera debe contribuir a formar el par de torsión respecto al eje de la flecha que tiene el mismo Para
sentido que el par resultante interno T que actúa sobre la sección. Una vez establecido este sentido, pue­
de aislarse un elemento de volumen del material, localizado donde se determina r, y pueden entonces
mostrarse sobre las tres caras restantes del elemento el sentido en que actúa r.
S ección 5.2 La fórmula de la torsión • 193

E J E M P L O --------------------

La distribución del esfuerzo en una flecha sólida ha sido graficaaa a lo


largo de tres líneas radiales como se muestra en la figura 5-10«. D eter­
mine el momento de torsión interno resultante en la sección.

Fig. 5-10

Solución 1
El momento polar de inercia de la sección transversal es:

/ = | ( 2 pulg ) 4 = 25.13 pulg 4

Aplicando la fórmula de la torsión con rmáx = 8 klb/pulg2, figura 5-10«,


tenemos:
Te 7X2 pulg)
r máx = — ; 8 klb/pulg - = —— —
/ ' (25.13 pulg4)
T = 101 klb • pulg Resp.
Solución II
El mismo resultado puede obtenerse encontrando el mom ento de tor­
sión producido por la distribución del esfuerzo respecto al eje centroi-
dal de la flecha. Primero debemos expresar r = /(p ). Por triángulos se­
mejantes, tenemos:

r _ 8 klb/pulg 2
p 2 pulg

r = 4p

Este esfuerzo actúa en todas las porciones del elem ento anular dife­
rencial que tiene un área dA = Irrp clp. Como la fuerza generada por
Tes dF = tcíA , el momento de torsión es:

d T - p dF - p ( r d A ) = p (4 p )2 ? rp dp = 8 -«p3 dp

Para el área entera en que actúa r, se requiere:


2
2 í\
T = 8 Trp3 dp = Sot —p‘ = 101 klb • pulg Resp.
o
19 4 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

La flecha sólida de radio c está sometida al momento de torsión T, fi­


gura 5-1 la. Determ ine la fracción de T que resiste el material conteni­
do dentro de la región exterior de la flecha, que tiene un radio interior
de c / 2 y radio exterior c.

Solución
El esfuerzo en la flecha varía linealmente, de modo que r = (p/c)rmáx,
ecuación 5-3. Por tanto, el momento de torsión d T ' sobre el área anu­
lar localizada en la región de sombreado ligero, figura 5-1 Ib, es:

d T = p ( r d A ) = p (p /c )rmáx(27rp dp)

Para toda el área de sombreado ligero, el momento de torsión es:

(a) 27rrm!íx
r = f „ dp
L
c/2
C
2 'n"rmáx 1 4
c 4P c/2

Es decir,
15-7T
~ ~yi
^máx^ (1)

Este mom ento de torsión T ' puede expresarse en términos del mo­
mento de torsión aplicado T usando prim ero la fórmula de la torsión
para determ inar el esfuerzo máximo en la flecha. Tenemos:
Fig. 5-11
Te Te
^*máx
( tt/ 2 ) c 4

2T
Tmáx
7TC

Sustituyendo este valor en la ecuación 1 obtenemos:

r ' = ir Resp.

Aproximadamente el 94% del momento torsionante es resistido aquí


por la región de sombreado más claro y el restante 6 % de T (o -¡^) es
resistido por el “núcleo” interior de la flecha, p = 0 a p = c/2. En con­
secuencia, el material localizado en la región exterior de la flecha es al­
tam ente efectivo para resistir el momento de torsión, lo que justifica el
uso de flechas tubulares como un medio eficiente para transmitir mo­
mentos con el consiguiente ahorro de material.
S ección 5.2 La fórmula d e la torsión • 195

E J E M P L O 5.3
La flecha mostrada en la figura 5-12« está soportada por dos cojinetes
y está sometida a tres pares de torsión. Determ ine el esfuerzo cortan­
te desarrollado en los puntos A y B. localizados en la sección a-a de la
flecha, figura 5-126.

42.5 klb pulg


42.5 klb-pulg

Fig. 5-12

Solución
Par de torsión interno. Las reacciones en los cojinetes de la flecha son
cero, siempre que se desprecie el peso de ésta. Además, los pares apli­
cados satisfacen el equilibrio por momento respecto al eje de la flecha.

El par de torsión interno en la sección a-a lo determinamos con ayu­


da del diagrama de cuerpo libre del segmento izquierdo, figura 5-126.
Tenemos,

SM.V= 0; 42.5 klb- pulg - 30 klb • pulg - 7 = 0 T - 12.5 klb • pulg

Propiedades de la sección. El m om ento polar de inercia de la


cha es:
j = y (0.75 pulg ) 4 = 0.497 pulg 4 k lb /p u lg -

Esfuerzo cortante. Como el punto A está en p = c - 0.75 pulg,

Te (12.5 klb-pulg)(0.75 pulg) 1 0 rtllL ,


t a = — = -------------------------A---------- = 18.9 klb/pulg-
A J (0.497 pulg4) F 6 3.77 k lb /p u lg
Igualmente, para el punto B , en p = 0.15 pulg, tenemos: 0.75 pulg

Tp (12.5 klb • pulg)(0.l5 pulg)


= 3.77 klb/pulg 2 Resp. (C)
J (0.497 pulg 4
Las direcciones de esos esfuerzos sobre cada elemento e n A y B . figu­
ra 5-l2c,se determinan con base en la dirección del par resultante inter­
no T mostrado en la figura 5-126. Observe cuidadosamente cómo actúa
el esfuerzo cortante sobre los planos de cada uno de esos elementos.
196 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O
El 5.3
El tubo mostrado en la figura 5-13« tiene un diámetro interior de 80 mm
y un diám etro exterior de 100 mm. Si su extremo se aprieta contra el
soporte en A usando una llave de torsión en B, determ ine el esfuerzo
cortante desarrollado en el material en las paredes interna y externa a
lo largo de la porción central del tubo cuando se aplican las fuerzas de
80 N a la llave. smd
1

Solución
Par de torsión interno. Se tom a una sección en una posición C inter­
media a lo largo del eje del tubo, figura 5-136. La única incógnita en la
sección es el par de torsión interno T. El equilibrio por fuerza y mo­
mento respecto a los ejes x y z se satisface. Se requiere: P -taí
l i 70
2 M y = 0; 80 N(0.3 m) + 80 N(0.2 m) - T = 0
T = 40 N • m

Propiedades de la sección. El momento polar de inercia de la sec­


ción transversal del tubo es:

J = y [(0.05 m ) 4 - (0.04 m)4] = 5.80(10"6) m 4

Esfuerzo cortante. Para cualquier punto sobre la superficie exterior


del tubo, p = ca = 0.05 m, tenemos

Tc„ 40 N -m (0 .0 5 m )
t0 — = ------------ ^ ---- j 1 = 0.345 MPa Resp.
0 J 5.80(10"6) m4

Para cualquier punto sobre la superficie interior, p = c¡ = 0.04 m, por


lo que:

Tc¡ 40 N • m(0.04 m)
= 0.276 MPa Resp.
5.80(10-6) m‘

Para m ostrar cómo esos esfuerzos actúan en puntos representativos


D y E de la sección transversal, veremos prim ero la sección transver­
sal desde el frente del segmento CA del tubo, figura 5-13«. Sobre esta
(C ) sección, figura 5-13c, el par de torsión interno resultante es igual pero
Fig. 5-11
opuesto al mostrado en la figura 5-136. Los esfuerzos cortantes en D y
E contribuyen a generar este par y actúan por tanto sobre las caras
sombreadas de los elementos en las direcciones mostradas. En conse­
cuencia advierta cómo las componentes del esfuerzo cortante actúan
sobre las otras tres caras. Además, como la cara superior de D y la ca­
ra inferior de E están sobre regiones libres de esfuerzo, es decir, sobre
las paredes exterior e interior del tubo, no puede existir ningún esfuer­
zo cortante sobre esas caras o sobre las otras caras correspondientes
del elemento.
S ección 5.3 Transmisión de potencia • 197

5.3 Transmisión de potencia


Las flechas y los tubos que tienen secciones transversales circulares se
usan a menudo para transm itir la potencia desarrollada por una máqui­
na. Cuando se usan para este fin, quedan sometidos a pares de torsión que
dependen de la potencia generada por la máquina y de la velocidad an­
gular de la flecha. La potencia se define como el trabajo efectuado por
unidad de tiempo. El trabajo transm itido por una flecha en rotación es
igual al par de torsión aplicado por el ángulo de rotación. Por tanto,si du­
rante un instante de tiempo dt un par de torsión aplicado T ocasiona que La flecha impulsora de esta máquina corta­
la flecha gire un ángulo dd, entonces la potencia instantánea es: dora debe ser diseñada para satisfacer los re­
quisitos de potencia de su motor.

dt
Puesto que la velocidad angular esw = d6/dt, podemos también expresar
la potencia como:
' P = T ío (5-10)

En el sistema SI, la potencia se expresa en watts cuando el par de tor­


sión se mide en newton-metro (N • m) y w se expresa en radianes por se­
gundo (rad/s) (1 W = 1 N* m /s). En el sistema pie-libra-segundo o siste­
ma FPS, las unidades básicas de la potencia son pie-libra por segundo
(pie • lb/s); sin embargo, en la práctica se usa más a menudo el caballo de
potencia (hp), en donde:

1 hp = 550 pies • libra/s

Para Ja maquinaria, a m enudo se reporta la frecuencia,f de rotación de


la flecha. Ésta es una medida del número de revoluciones o ciclos de la
flecha por segundo y se expresa en hertz (1 Hz = 1 ciclo/s). Puesto que
1 ciclo = 27r rad, entonces a> = 2rrf y la ecuación anterior para la poten­

cia resulta
P = 2tr fT (5-11)

Diseño de una flecha. Cuando la potencia transmitida por una flecha


y su frecuencia se conocen, el par de torsión desarrollado en la flecha pue­
de determinarse con la ecuación 5-11, esto es, T = P /ltrf. Conociendo T
y el esfuerzo cortante permisible para el material, rperm, podemos deter­
m inar el tam año de la sección transversal de la flecha usando la fórmula
de la torsión, siempre que el com portamiento del material sea elástico-li­
neal. Específicamente, el parám etro geométrico o de diseño J¡c es:

L _ T
C Tperm ( 5 -1 2 )

Para una flecha sólida,J = ( it/2) c4, y entonces, al sustituir, puede deter­
minarse un valor único para el radio c de la flecha. Si la flecha es tubular,
de modo que / = ( tt/2)(Co ~ c f),e 1 diseño permite una amplia variedad de
posibilidades para la solución: puede hacerse una selección arbitraria, ya
sea para c0 o para c¡, y el otro radio se determ ina con la ecuación 5-12.
198 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O 5.5
La flecha sólida A B de acero mostrada en la figura 5-14 va a usarse pa­
ra transm itir 5 hp del m otor M al que está unida. Si la flecha gira a
u) = 175 rpm y el acero tiene un esfuerzo perm isible de Tperm =
14.5 klb/pulg2, determine el diámetro requerido para la flecha al ~ pulg
más cercano.

Fig. 5-14

Solución
El par de torsión sobre la flecha se determ ina con la ecuación 5-10, es
decir. P = Tco. Si expresamos P en pies-libras por segundo y w en ra­
dianes/segundo, tenemos

/ 550 pies • Ib/s \


P « 5 h p ^ ----- lh p j = 2750 pies • lb/s

175 rev / 2ir rad V 1 min \ ,„ .


w ~ Vi 1—
min rev A 60 s J = 1833 rad/s
Así,

P = 7w; 2750 pies • lb/s = 7(18.33 rad/s)


T = 150.1 pies • Ib

Si aplicamos la ecuación 5-12, obtenemos:

7 _ 7t c^ = T
C 2 c Tnerm
2T \ 1/í3 /2(150.1 pies • lb)(12 pulg/pie)V / 3
C =
7r(14 500 lb/pulg2)
c = 0.429 pulg

Como 2c = 0.858 pulg, seleccionamos una flecha con diámetro de

7
d = -g pulg = 0.875 pulg Resp.
Pro blem a s • 199

E J E M P L O
U na flecha tubular con diámetro interior de 30 mm y un diámetro ex­
terior de 42 mm. va a usarse para transm itir 90 kW de potencia. D eter­
mine la frecuencia de rotación de la flecha para que el esfuerzo cortan­
te no pase de 50 MPa.

Solución
El momento de torsión máximo que puede aplicarse a la flecha se de­
termina con la fórmula de la torsión.

= —
^máx — j
r(0.021 m)
50(10 ) N /m =
vtt/2)[(0.021 m ) 4 - (0.015 m )4]
T = 538 N • m
Aplicando la ecuación 5-11, la frecuencia de rotación es:
P = 2ttf T
90(103) N • m /s = 2tt/(538 N • m)
/ = 26.6 Hz Resp.

PROBLEMAS

5-1. Un tubo está sometido a un par de torsión de


600 M-m. Determine la porción de este par que es resistida
por la sección sombreada. Resuelva el problema de dos ma­
neras: (a) usando la fórmula de la torsión: (b) determinan­
do la resultante de la distribución del esfuerzo cortante.

P ro b s. 5-2/3

*5-4. El tubo de cobre tiene un diámetro exterior de


600 40 mm y un diámetro interior de 37 mm. Si está firmemen­
te afianzado a la pared en A y se le aplican tres pares de
P ro b . 5-1 torsión como se muestra en la figura, determine el esfuer­
zo cortante máximo desarrollado en el tubo.
5-2. Una flecha sólida de radio r está sometida a un par
de torsión T. Determine el radio r' del núcleo de la flecha
que resista una mitad del par aplicado (772). Resuelva el
problema de dos modos: (a) usando la fórmula de la tor­
sión: (b) determinando la resultante de la distribución del
esfuerzo cortante.
5-3. Una flecha sólida de radio r está sometida a un par
de torsión T. Determine el radio r’ del núcleo de la flecha
que resista una cuarta parte del par de torsión aplicado
(774). Resuelva el problema de dos modos: (a) usando la
fórmula de la torsión: (b) determinando la resultante de
SO.N-m Prob. 5-4
la distribución del esfuerzo cortante.
200 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-5. Un tubo de cobre tiene un diám etro ex terio r de 5-9. U n conjunto consiste en dos secciones de tubo de
2.50 pulgy un diámetro interior de 2.30 pulg. Si está firme­ acero galvanizado conectadas entre sí por medio de un co­
m ente afianzado a la pared en C y se le aplican tres pares pie reductor situado en B. El tubo más pequeño tiene un
de torsión como se muestra en la figura, determ ine el es­ diám etro exterior de 0.75 pulg y un diám etro interior de
fuerzo cortante desarrollado en los puntos A y B. Estos 0.68 pulg, mientras que el tubo más grande tiene un diá­
puntos están situados sobre los elementos de volumen lo­ m etro exterior de 1 pulg y un diám etro interior de 0.86
calizados en A y en B. pulg. Si el tubo está fijo a la pared en C, determ ine el es­
fuerzo cortante máximo desarrollado en cada sección del
tubo cuando el par mostrado se aplica a las em puñaduras
de la llave.

600 lb-pies

P ro b . S-S

5-6. Una flecha sólida de 1.25 pulg de diám etro se usa


para transmitir los pares de torsión aplicados a los engra­
nes como se m uestra en la figura. Si está soportada por
cojinetes lisos en A y B, los cuales no resisten ningún par,
determine el esfuerzo cortante desarrollado en los puntos
C y D de la flecha. Indique el esfuerzo cortante sobre los
elementos de volumen localizados en estos puntos.
5-7. La flecha tiene un diám etro exterior de 1.25 pulg y
P rob. 5-9
un diámetro interior de 1 pulg. Si se somete a los pares apli­
cados como se m uestra, determ ine el esfuerzo cortante
máximo absoluto desarrollado en la flecha. Los cojinetes
lisos en A y B no resisten pares.
*5-8. La flecha tiene un diám etro exterior de 1.25 pulg y 5-10. El eslabón funciona como parte del control de ele­
un diámetro interior de 1 pulg. Si se somete a los pares apli­ vación de un pequeño avión. Si el tubo de aluminio unido
cados como se muestra, trace la distribución del esfuerzo al eslabón tiene un diám etro interno de 25 mm y un espe­
cortante que actúa a lo largo de una línea radial en la re­ sor de 5 mm, determ ine el esfuerzo cortante máximo en el
gión EA de la flecha. Los cojinetes lisos en A y B no resis­ tubo cuando se aplica la fuerza de 600 N a los cables. E s­
ten pares. boce la distribución del esfuerzo cortante sobre toda la sec­
ción.

Probs. 5-6/7/8 Prob. 5-10


Pro blem a s • 201

5-11. La flecha consiste en tres tubos concéntricos, cada 5-14. La flecha sólida tiene un diám etro de 0.75 pulg. Si
uno hecho del mismo material y con los radios interno y está sometida a los pares mostrados, determ ine el esfuer­
externo m ostrados. Si se aplica un par de torsión T = zo cortante máximo generado en las regiones B C y D E de
800 N • m al disco rígido fijo en su extremo, determ ine el la flecha. Los cojinetes en A y F permiten la rotación libre
esfuerzo cortante máximo en la flecha. de la flecha.
5-15. La flecha sólida tiene un diám etro de 0.75 pulg. Si
T= 800 N-m está sometida a los pares mostrados, determ ine el esfuer­
zo cortante máximo generado en las regiones CD y E F de
la flecha. Los cojinetes en A y F perm iten la rotación libre
de la flecha.

r¡ = 32 mm
r0 = 38 mm

Prob. 5-11

*5-12. La flecha sólida está em potrada en C y está some­


tida a los pares de torsión m ostrados. D eterm ine el es­
fuerzo cortante en los puntos A y B e indique el esfuerzo Probs. 5-14/15
cortante sobre elementos de volumen localizados en esos
puntos.

*5-16. La flecha de acero tiene un diám etro de 1 pulg y


se atornilla a la pared por medio de una llave. Determ ine
el par de fuerzas F más grande que puede aplicarse a la
flecha sin que el acero fluya. ty = 8 klb/pulg2.
5-17. La flecha de acero tiene un diám etro de 1 pulg y se
atornilla a la pared por medio de una llave. D eterm ine el
esfuerzo cortante máximo en la flecha cuando las fuerzas
del par tienen una magnitud F = 30 Ib.
Prob. 5-12

5-13. Un tubo de acero con diám etro exterior de 2.5 pulg


se usa para transmitir 350 hp de potencia al girar a 27 rpm.
Determine el diámetro interior d del tubo al j pulg más cer­
cano si el esfuerzo cortante perm isible es rperm =
10 klb/pulg2.

TF

P rohs. 5-16/17
202 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-18. U na flecha de acero está sometida a las cargas de


torsión que se muestran en la figura. D eterm ine el esfuer­
zo cortante desarrollado en los puntos A y B y trace el es­
fuerzo cortante sobre elementos de volumen situados en
estos puntos. La flecha tiene un radio exterior de 60 mm
en la sección donde A y B están localizados.
5-19. U na flecha de acero está sometida a las cargas de
torsión que se muestran en la figura. D eterm ine el esfuer­
zo cortante máximo absoluto en la flecha y trace la distri­ Prob. 5-22
bución del esfuerzo cortante a lo largo de una línea radial
donde tal esfuerzo es máximo.
5-23. Las flechas de acero están conectadas entre sí por
medio de un filete soldado como se muestra. Determ ine
el esfuerzo cortante promedio en la soldadura a lo largo
de la sección a-a si el par de torsión aplicado a las flechas
es T = 60 N • m. Nota: la sección crítica donde la soldadu­
ra falla es a lo largo de la sección a-a.

5 kN m P ro b s. 5-18/19

*■5-20. Las flechas de acero de 20 mm de diámetro que


se muestran en la figura están conectadas entre sí por me­
dio de un copie de bronce. Si el esfuerzo de fluencia del ace­
ro es (rY)ac = 100 MPa y el del bronce es ( T y ) br = 250 MPa,
determine el diámetro exterior d requerido del copie para
que el acero y el bronce empiecen a fluir al mismo tiempo
cuando el conjunto está sometido a un par de torsión T. Su­
ponga que el copie tiene un diámetro interior de 20 mm. P ro b . 5-23
5-21. Las flechas de acero de 20 mm de diám etro que se
muestran en la figura están conectadas entre sí por medio *5-24. La barra tiene un diám etro de 0.5 pulg y un peso
de un copie de bronce. Si el esfuerzo de fluencia del acero de 5 lb/pie. Determine el esfuerzo máximo de torsión en
es (Ty)ac = 100 MPa, determ ine el par de torsión T nece­ la barra en una sección situada en A debido al peso de la
sario para que e¡ acero fluya. Si d = 40 mm, determ ine el barra.
esfuerzo cortante máximo en el bronce. El copie tiene un
diám etro interior de 20 mm. 5-25. Resuelva el problem a 5-24 para el esfuerzo de tor­
sión máximo en B.

mm

P robs. 5-20/21

5-22. El copie se usa para conectar las dos flechas entre


sí. Suponiendo que el esfuerzo cortante en los pernos es
uniforme, determine el núm ero de pernos necesarios pa­
ra que el esfuerzo cortante máximo en la flecha sea igual
al esfuerzo cortante en los pernos. Cada perno tiene un
diám etro d. P ro b s. 5-24/25
Pro blem a s • 203

■ 5-26. Considere el problem a general de una flecha cir­ ■ 5-29. La flecha tiene un diám etro de 80 mm y debido a
cular hecha de m segmentos cada uno de radio c,„. Si se la fricción en su superficie dentro del agujero, queda so­
tienen« pares de torsión sobre la flecha como se muestra, metido a un par de torsión variable dado por la función
escriba un programa de com putadora que sirva para de­ / = [25.re-v2)]N • m/m, donde .v está en metros. Determine
terminar el esfuerzo cortante máximo en cualquier posi­ el par de torsión mínimo TQnecesario para vencer la fric­
ción x especificada a lo largo de la flecha. Aplíquelo para ción y que la flecha pueda girar. También determ ine el es­
los siguientes valores: L\ = 2 pies, = 2 pulg, L 2 = 4 pies, fuerzo máximo absoluto en la flecha.
c2 = 1 pulg, T\ = 800 Ib • pie. d\ = 0,T2= -6 0 0 Ib • pie, d2 =
5 pies.

(25.x- e x") N-m/m


Prob. 5-26

5-27. La flecha está som etida a un par de torsión dis­


tribuido a lo largo de su longitud con m agnitud t =
(10x2)N -m /m , donde .v está en metros. Si el esfuerzo má­
ximo en la flecha debe perm anecer constante con valor de
80 MPa, determ ine la variación requerida para el radio c
x
de la flecha para 0 £ x ^ 3 m.
Prob. 5-29

5-30. La flecha sólida tiene un ahusamiento lineal que va


de rA en un extremo a rB en el otro. Obtenga una ecuación
que dé el esfuerzo cortante máximo en la flecha en una po­
sición x a lo largo del eje de la flecha.

Prob. 5-27

*5-28. Un resorte cilindrico consiste en un anillo de hule


unido a un anillo rígido y a una flecha. Si el anillo rígido
se mantiene fijo y se aplica un par de torsión T a la flecha,
determine el esfuerzo cortante máximo en el hule.

5-28 Prob. 5-30


204 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-31. Cuando se perfora un pozo a una velocidad angu­ 5-34. La flecha motriz de un tractor va a ser diseñada co­
lar constante, el extrem o del tubo perforador encuentra mo un tubo de pared delgada. El m otor entrega 200 hp
una resistencia TA a la torsión. También el suelo a lo largo cuando la flecha está girando a 1200 rpm. Determ ine el es­
de los costados del tubo crea un par de fricción distribuido fuerzo mínimo para la pared de la flecha si el diám etro
a lo largo de su longitud, que varía uniform emente desde exterior de ésta es de 3 pulg. El material tiene un esfuer­
cero en la superficie B hasta tA en A . Determ ine el par mí­ zo cortante permisible Tpcrm = 7 klb/pulg2.
nimo T b que debe ser proporcionado por la unidad de
5-35. Un motor suministra 500 hp a la flecha de acero
impulsión para vencer los pares resistentes, y calcule el es­
A B , que es tubular y tiene un diámetro exterior de 2 pulg.
fuerzo cortante máximo en el tubo. El tubo tiene un radio
D eterm ine su diámetro interno más grande al ¿ pulg más
exterior ra y un radio interior r¡.
cercano, cuando gira a 200 rad/s si el esfuerzo cortante per­
misible del material es 7perm = 25 klb/pulg2.

P ro b s. 5-34/35

*5-36. La flecha motriz de un tractor está hecha de un


tubo de acero que tiene un esfuerzo cortante permisible
Tperm = 6 klb/pulg2. Si el diám etro exterior es de 3 pulg y
el m otor suministra 175 hp a la flecha al girar a 1250 rpm,
determ ine el espesor mínimo requerido para la pared de
la flecha.
*5-32. La flecha impulsora A B de un automóvil está he­
cha con un acero que tiene un esfuerzo cortante permisi­ 5-37. Un m otor entrega 500 hp a la flecha de acero A B ,
ble de Tperm = 8 klb/pulg2. Si el diám etro exterior es de que es tubular y tiene un diám etro exterior de 2 pulg y un
2.5 pulg y el motor desarrolla 200 hp cuando la flecha gi­ diám etro interior de 1.84 pulg. D eterm ine la velocidad
ra a 1 140 rpm. determ ine el espesor mínimo requerido pa­ angular más pequeña a la que puede girar la flecha si el
ra la pared de la flecha. esfuerzo cortante perm isible del m aterial es Tpe)rn =
25 klb/pulg2.
5-33. La flecha impulsora A B de un automóvil va a ser
diseñada como un tubo de pared delgada. El m otor desa­ 5-38. La flecha de 0.75 pulg de diám etro para el motor
rrolla 150 hp cuando la flecha gira a 1500 rpm. D eterm ine eléctrico desarrolla 0.5 hp y gira a 1740 rpm. D eterm ine el
el espesor mínimo de la pared de la flecha si su diámetro par de torsión generado y calcule el esfuerzo cortante má­
exterior es de 2.5 pulg. El material tiene un esfuerzo cor­ ximo en la flecha. La flecha está soportada por cojinetes
tante permisible de rperm = 7 klb/pulg2. de bolas en A y B.

) Xl
B - '" ' AV
1 zuna t=

Probs. 5-32/33 Probs. 5-36/37/38


P ro blem a s • 205

5-39. La flecha sólida A C tiene un diám etro de 25 mm y 5-42. El m otor entrega 500 hp a la flecha A B de acero
está soportada por dos cojinetes lisos en D y E. Está aco­ que es tubular y tiene un diámetro exterior de 2 pulg y un
plada a un m otor en C que suministra 3 kW de potencia a diámetro interior de 1.84 pulg. Determ ine la velocidad an­
la flecha cuando gira a 50 rpm. Si los engranes A y B to­ gular más pequeña a la que puede girar si el esfuerzo cor­
man 1 kW y 2 kW, respectivamente, determ ine el esfuerzo tante permisible del material es = 25 klb/pulg2.
cortante máximo desarrollado en la flecha en las regiones
A B y BC. La flecha puede girar libremente en sus cojine­
tes de apoyo D y E.

*5-40. La flecha sólida de acero D F tiene un diámetro de 5-43. El motor entrega en A 50 hp cuando gira a una ve­
25 mm y está soportada por dos cojinetes lisos en D y en locidad angular constante de 1350 rpm. Por medio del sis­
E. Está acoplada a un m otor en C que entrega 12 kW de tema de banda y polea esta carga es entregada a la flecha
potencia a la flecha cuando gira a 50 rpm. Si los engranes BC. de acero del ventilador. D eterm ine al i pulg más cer­
A, B y C toman 3 kW, 4 k\V y 5 kW, respectivamente, de­ cano e" diámetro mínimo que puede tener esta flecha si el
termine el esfuerzo cortante máximo desarrollado en la esfuerzo co rtan te perm isible p ara el acero es r perm =
flecha en las regiones CF y BC. La flecha puede girar li­ 12 klb/pulg2.
bremente en sus cojinetes de apoyo D y E.
5-41. Determ ine el esfuerzo cortante máximo absoluto
generado en la flecha en el problem a 5-40.

Probs. 5-40/41 Prob. 5-43


206 • CAPÍTULO 5 Torsión

5.4 Ángulo de torsión Ya <


puei
Ocasionalmente el diseño de una flecha depende de la restricción en la la d
cantidad de rotación que pueda ocurrir cuando la flecha está sometida a este
tOIM
un par de torsión. Además, poder calcular el ángulo de torsión de una fle­
cha es im portante cuando se analizan las reacciones en flechas estática­
m ente indeterminadas.
En esta sección desarrollaremos una fórmula para determ inar el ángu­
lo de torsión, 4>(phi), del extremo de una flecha con respecto a su otro Inte;
extremo. Supondremos que la flecha tiene una sección transversal circu­ tora
lar que puede variar gradualm ente a lo largo de su longitud, figura 5-15«
y que el material es homogéneo y se comporta de un modo elástico-lineal
cuando se aplica el par de torsión. Como en el caso de una barra cargada
axialmente, despreciaremos las deformaciones locales que ocurren en los
puntos de aplicación de los pares y en donde la sección transversal cam­
Aqu
bia abruptam ente. Según el principio de Saint-Venant, estos efectos ocu­
rren en pequeñas regiones a lo largo de la flecha y generalm ente tienen :
sólo un ligero efecto en los resultados finales.
Para usar el método de las secciones, un disco diferencial de espesor dx, T(x¡
localizado en la posición x, se aísla de la flecha, figura 5-15¿>. El par de tor­
sión resultante interno está representado por. T(x), puesto que la acción
externa puede causar que varíe a lo largo del eje de la flecha. Debido a
J(xi
Los pozos petroleros son comúnmente per­ T(x) el disco se torcerá, de modo que la rotación relativa de una de sus
forados a profundidades mayores de mil me­ caras con respecto a la otra cara es d(j>, figura 5-156. Además como se ex­
tros. Como resultado, el ángulo total de tor­ plicó en la sección 5.1, un elem ento de material situado en un radio p ar­ G
sión de un conjunto de tubos de perforación bitrario dentro del disco sufrirá una deformación unitaria cortante y. Los
puede ser considerable y debe ser calculado. Par i
valores de -y y d é se relacionan por la ecuación 5-1, es decir,
lo ca
que i
d<f> = y — (5-13)
ton»
gura
menl
cual.

Lass
carga

(a) (b)

Fig. 5-15
S ección 5.4 Ángulo de torsión • 207

Ya que es aplicable la ley de Hooke, y = t/G , y que el esfuerzo cortante


puede expresarse en términos del par de torsión aplicado usando la formu­
la de la torsión r = T(x)p/J(x), entonces y = T(x)p/J(x)G. Sustituyendo
este resultado en la ecuación 5-13. el ángulo de torsión para el disco es en­
tonces:

Integrando sobre toda la longitud L de la flecha, obtenem os el ángulo de


torsión para toda la flecha, esto es.
Al calcular el esfuerzo y el ángulo de tor­
sión de esta perforadora de suelo, es nece­
sario considerar la carga variable que actúa
a lo largo de su longitud.
(5-14)

Aquí.
(j) = ángulo de torsión de un extremo de la flecha con respecto al otro,
medido en radianes
T(x) = par de torsión interno en una posición arbitraria hallado a par­
tir del método de las secciones y de la ecuación del equilibrio de
momentos aplicada con respecto al eje de la flecha
J(x) = momento polar de inercia de la flecha expresado en función de la
posición x
G = módulo de rigidez del material

Par de torsión y área de la sección transversal constantes. Por


lo común, en la práctica de la ingeniería el material es homogéneo por lo
que G es constante. Además, el área transversal de la flecha y el par de
torsión aplicado son constantes a lo largo de la longitud de la flecha, fi­
gura 5-16. Si éste es el caso, el par de torsión interno T(x) = T, el mo­
mento polar de inercia J(x) = J, y la ecuación 5-14 puede ser integrada, lo
cual da:

(5-15)

Las similitudes entre las dos ecuaciones anteriores y aquellas para una barra
cargada axialmente (ó = ¡P (x)dx/A (x)E y 8 = P L /A E ) son notorias.
Registrador
de la deformación
por torsión
Selector ^ Cabezal
del intervalo giratorio Motor
Controles
de carga
del motor
Probeta

Cabezal
fijo

- ---------- — . .- - i

móvil montada sobre rieles

Fig. 5-17

Podemos usar la ecuación 5-15 para determ inar el m ódulo de elastici­


dad por cortante G del material. Para hacerlo se sitúa una probeta de en­
sayo de longitud y diámetro conocidos en una máquina para ensayos de
torsión como la que se muestra en la figura 5-17. El par de torsión T y el
ángulo de torsión (f>se miden entonces entre una longitud calibrada L.
Usando la ecuación 5-15, G = TL¡J<j). Normalmente, para obtener un va­
lor de G más confiable, se efectúan varias de estas pruebas y se emplea el
valor promedio.
Si la flecha está sometida a varios pares de torsión diferentes, o si el área
de la sección transversal o el módulo de rigidez cambian abruptam ente de
una región de la flecha a la siguiente, la ecuación 5-15 puede aplicarse a
cada segmento de la flecha en que estas cantidades sean todas constan­
tes. El ángulo de torsión de un extremo de la flecha con respecto al otro
se halla entonces por la suma vectorial de los ángulos de torsión de cada
segmento. En este caso,

(5-16)

C o n v en ció n d e sig n o s. Con objeto de aplicar las ecuaciones anterio­


res debemos establecer una convención de signos para el par de torsión
interno y para el ángulo de torsión de un extremo de la flecha con respec­
to al otro. Para hacerlo usaremos la regla de la mano derecha, según la
cual tanto el par como el ángulo de torsión serán positivos si el pulgar se
aleja de la sección de la flecha cuando los dedos restantes se curvan para
indicar el sentido del par, figura 5-18.
Para ilustrar el uso de esta convención de signos, consideremos la fle­
cha m ostrada en la figura 5-19a, la cual está sometida a cuatro pares de
torsión. Va a determ inarse el ángulo de torsión del extremo A con respec­
to al extremo D. En este problema deberán considerarse tres segmentos
déla flecha, puesto que el par de torsión interno cambia en R y en C.T Jsan-
S ección 5.4 Ángulo de torsión • 209

Convención de signo positivo


para T y <¡>

Fig. 5-18 80 N-m

tlC l-
: en- do el método de las secciones, se calculan los pares de torsión internos pa­
s de ra cada segmento, figura 5-196. Según la regla de la mano derecha, con T bc = 70 N-m
y el 150 N-m
pares positivos dirigidos hacia afuera del extremo seccionado de la flecha,
a L. tenemos TAB = +80 N • m, TBC = - 7 0 N • m y TCD - - 1 0 N • m. Con es­ 80 N-m
i va- tos valores se puede trazar el diagrama de momentos torsionantes para la 10 N-m
2 a el
flecha, figura 5-19c. Aplicando la ecuación 5-16, tenemos:

área (+80 N • m) L ab ( —70 N • m) L BC ( —10 N • m) L cd


:e de <Pa / d = ------------- ~
JG
------------ +
JG JG
rse a T rn = 10 N-m
itan- Si se sustituyen los demás datos y se obtiene la solución como una canti­
otro dad positiva, ello significa que el extremo A girará como se indica por la
cada (b)
curvatura de los dedos de la mano derecha estando el pulgar dirigido ha­
cia afuera de la flecha, figura 5-19«. Se usa la notación con subíndice do­
ble para indicar este ángulo de torsión relativo((^/p); sin embargo, si el
ángulo de torsión va a determinarse con relación a un punto fijo, entonces
5-16)
sólo se usará un único subíndice. Por ejemplo, si D está situado en un so­
porte fijo, entonces el ángulo de torsión calculado será denotado como c¡)A.

erio-
rsión
spec- T(N-m)
ún la
\ar se
para

a fle- " -10


es de -70
spec-
entos (a) (c)
Jsan- Fig. 5-19
PUNTOS IMPORTANTES
• El ángulo de torsión se determ ina relacionando el par aplicado
al esfuerzo cortante usando la fórmula de la torsión, r = Tp/J. y
relacionando la rotación relativa a la deformación unitaria cor­
tante usando d<f> = y dx/p. Finalmente esas ecuaciones se combi­
nan usando la ley de Hooke, r = Gy, lo que da la ecuación 5-14.
• Como la ley de Hooke se usa en el desarrollo de la fórmula del
ángulo de torsión, es importante que los pares aplicados no ge­
neren fluencia del material y que el material sea homogéneo y se
comporte de m anera elástica-lineal.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
El ángulo de torsión de un extremo de una flecha o tubo con respec­
to al otro extremo puede ser determ inado aplicando las ecuaciones
5-14 a 5-16.
Par de torsión interno.
• El par de torsión interno se encuentra en un punto sobre el eje
de la flecha usando el método de las secciones y la ecuación de
equilibrio por momento, aplicada a lo largo de la flecha.
• Si el par de torsión varía a lo largo de la longitud de la flecha,
debe hacerse una sección en la posición arbitraria x a lo largo de
la flecha y el par de torsión ser representado como una función
de x, esto es, T{x).
• Si varios pares de torsión externos constantes actúan sobre la fle­
cha entre sus extremos, el par de torsión interno en cada segmen­
to de la flecha, entre dos pares de torsión externos cualesquiera
debe ser determinado. Los resultados se pueden representar co­
mo un diagrama de par torsionante.
Ángulo de giro.
• Cuando el área de la sección transversal circular varía a lo largo
del eje de la flecha, el m omento polar de inercia puede ser ex­
presado como función de su posición x a lo largo del eje, J(x).
• Si el mom ento polar de inercia o el par de torsión interno cam­
bia repentinamente entre los extremos de la flecha, entonces <¿>=
i(T (x)/J(x)G )dx o 4> = T L /JG debe aplicarse a cada segmento
para el cual J, G y T son continuos o constantes.
• Cuando el par de torsión interno en cada segmento se ha deter­
minado, asegúrese de usar una convención de signos consistente
para la flecha, como la vista anterior. Asegúrese también de usar
un conjunto consistente de unidades al sustituir datos numéricos
en las ecuaciones.
E J E M P L O
O
Los engranes unidos a la flecha de acero em potrada están sometidos a
los pares de torsión mostrados en la figura 5-20a. Si el módulo de cor­
tante es G = 80 GPa y la flecha tiene un diámetro de 14 mm, determi­
ne el desplazamiento del diente P en el engrane A. La flecha gira libre­ 40 N-m
m ente sobre el cojinete en B.
J Tco = 130 N-m

150 N-m B
p ~.
280 N-m 10 0 mm >££/

Solución
Par de torsión interno. Por inspección, los pares en los segmentos AC,
CD y D E son diferentes pero constantes a lo largo de cada segmento. En
la figura 5-20b se muestran los diagramas de cuerpo libre de segmentos
apropiados de la flecha junto con los pares internos calculados. Usan­
do la regla de la mano derecha y la convención de signos establecida
de que un par positivo se aleja del extremo seccionado de la flecha, te­ 40 N-m
nemos: 150 N-m

280 N-m
Tac = + 1 5 0 N - m r CD = -1 3 0 N - m r O£ = -1 7 0 N - m

Estos resultados se muestran también sobre el diagrama de pares tor- (b)


sionantes en la figura 5-20c.
Ángulo de torsión. El momento polar de inercia de la flecha es:

J = | (0.007 m ) 4 = 3.77(10“9) m 4

Aplicando la ecuación 5-16 a cada segmento y sumando los resultados


algebraicamente, tenemos:
7"(N-ni)

( + 150 N • m)(0.4 m)
150
JG 3.77(10-9) m4[80(109) N /m 2]
0.4 0.7 1.2
( —130 N -m ) (0.3 m) o •í (m)

+
3.77(10-9) m4[80(109) N /m 2)] -130
-170

(-1 7 0 N • m)(0.5 m)
+ = - 0 .2 1 2 rad (c)
3.77(10 ) m [80(10 ) N /m 2)]

Como la respuesta es negativa, por la regla de la mano derecha el pul­ P


100 mm
gar se dirige hacia el extremo E de la flecha y. por tanto, el engrane A
gira como se muestra en la figura 5-20d.
El desplazamiento del diente P sobre el engrane A es:

Sp = <f>Ar = (0.212 rad)(100 mm) = 21.2 mm Resp.

Recuerde que este análisis es válido sólo si el esfuerzo cortante no


excede del límite proporcional del material.
212 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

Las dos flechas sólidas de acero mostradas en la figura 5-21 a están aco­
pladas a través de los engranes B y C. D eterm ine el ángulo de torsión
del extremo A de la flecha A B cuando se aplica el par de torsión T =
45 N • m. Considere G - 80 GPa. La flecha A B gira libremente sobre
los cojinetes E y F, m ientras que la flecha CD está em potrada en D.
Cada flecha tiene un diám etro de 20 mm.

Solución
Par de torsión interno. En las figuras 5-21¿> y 5-21c se muestran dia­
gramas de cuerpo libre de cada flecha. Sumando momentos a lo largo
del eje * de la flecha se obtiene la reacción tangencial entre los engra­
nes de F = 45 N-m/0.15 m = 300 N. Sumando momentos respecto al
eje x de la flecha DC, esta fuerza genera entonces un par de torsión de
{T d )x = 300 N (0.075 m) = 22.5 N-m sobre la flecha DC.

( r 0 )v = 22.5 N-m Ángulo de torsión. Para resolver el problem a calculamos prim ero el
_ giro del engrane C debido al par de 22.5 N-m en la flecha DC, figura
D>0.075 m 5-216. Este ángulo de torsión es:
F = 300 N
T L DC (+22.5 N • m)(1.5 m)
(b) = +0.0269 rad
JG (ir/2 )(0.010 m )4[80( 109) N /m 2

Como los engranes en los extremos de las flechas están conectados,


la rotación 4>c del engrane C ocasiona que el engrane B gire <¡>B, figura
5-21c, donde

<fr,(0.15 m) = (0.0269 rad)(0.075m )


T = 45 N-m 4>B = 0.0134 rad
0.150 m

Determ inarem os ahora el ángulo de torsión del extremo A con res­


pecto al extrem o B de la flecha A B generado por el par de 45 N -m ,
figura 5-21c. Tenemos:

Tab L ab (+45 N • m )(2 m)


<t>a / b ~ +0.0716 rad
JG (w/2)(0.010 m) [80(10 ) N /m 2]

La rotación del extremo A se determina entonces sumando <j>B y </>


ya que ambos ángulos tienen el mismo sentido, figura 5-21c. Tenemos:

4>a = 4>b + <1>a/ b = 0.0134 rad + 0.0716 rad = +0.0850 rad Resp.
S ecció n 5 .4 Á n g u lo d e t o r s ió n • 213

E J E M P L O

El poste sólido de hierro colado de 2 pulg de diám etro mostrado en la


figura 5-22a está enterrado en el suelo. Si se le aplica un par de torsión
por medio de una llave rígida a su parte superior, determ ine el esfuer­
zo cortante máximo en el poste y el ángulo de torsión en su parte su­
perior. Suponga que el par está a punto de hacer girar el poste y que el
suelo ejerce una resistencia torsionante uniforme de t Ib •pulg/pulg a
lo largo de su longitud enterrada de 24 pulg. G = 5.5(103) klb/pulg2.
25

Solución
Par de torsión interno. El par de torsión interno en el segmento A B
del poste es constante. Del diagrama de cuerpo libre, figura 5-22b, te­
nemos:
S M Z = 0; Tab = 25 lb( 12 pulg) = 300 Ib • pulg

La magnitud del par de torsión distribuido uniformemente a lo largo


del segmento BC enterrado puede determ inarse a partir del equilibrio
de todo el poste, figura 5-22c. En este caso,

2 M; = 0 251b(12pulg) - í(24pulg) = 0

t = 12.5 Ib • pulg/pulg
Por tanto, del diagrama de cuerpo libre de una sección de poste situa­
da en la posición x dentro de la región BC. figura 5-22d, tenemos: 25
Ib

XA/, = 0 ; Tbc - 12.5* = 0


Tbc = 12.5*
Esfuerzo cortante máximo. El esfuerzo cortante más grande ocurre
en la región A B . puesto que el par es máximo ahí y J es constante pa­
ra el poste. Aplicando la fórmula de la torsión, tenemos:

TABc_ = (300 Ib • pulg) (1 pulg)


^"máx = 191 lb/pulg 2 Resp.
( t t /2)(1 pie ) 4 25 Ib
25 Ib
Á ngulo de torsión. El ángulo de torsión en la parte superior puede
determinarse respecto a la parte inferior del poste, ya que este extre­
mo está fijo y a punto de girar. Ambos segmentos A B y BC, giran, y en
este caso tenemos:
36 pulg
Tab L ab f L,iC TRr dx
*‘ m ~ W + J„ JG
O
(300 Ib pulg) 2 4 pule12.5;c dx
= JG JG i = 12.5 !b-pulg/pulg 24 pulg

= 1 0 800 Ib-pulg 2 + 1 2 -5 Í(24) / 2 1 Ib-pulg 2 (d)


JG JG

14 400 Ib pulg 2
= 0.00167 rad
( tt/ 2)(1 pulg)45500(103) lb/pulg:
214 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

La flecha ahusada m ostrada en la figura 5-23« está hecha de un m ate­


rial cuyo módulo cortante es G. Determ ine el ángulo de torsión de su
extremo B cuando está sometido a un par.

Solución
M om ento de torsión interno. Por inspección o por el diagrama de
cuerpo libre de una sección localizada en la posición arbitraria x. figu­
ra 5-23¿>, el m omento de torsión es T.
Ángulo de torsión. El momento polar de inercia varía aquí a lo lar­
go del eje de la flecha, por lo que tenemos que expresarlo en términos
de la coordenada .v. El radio c de la flecha en x puede determ inarse en
términos de x por proporción de la pendiente de la línea A B en la fi­
gura 5-23c. Tenemos:
c2 - q c2 ~ c

C1 ~ C1
C = C2 - X

Ci - Cl
/(* )« f c2 - X
L

Aplicando la ecuación 5-14, tenemos:

c2 - x
Tdx
C2 - C\
2T
7tG Jo f c2 — x
dx

Efectuando la integración usando una tabla de integrales, se obtiene:

L
2T 1
4> = 3
ttG j f c2 - ci c2 -
c2 — X
\ u /L
2T í L V i _ 1_
(b) ttG \ 3 ( c 2 - cx) A c í c\

Reordenando términos resulta:

2TL ( c2 + cjc2 + Ci
4) = ,,3 .3
3 irG CjC2 Resp.

Para verificar parcialmente este resultado, note que cuando C] = c2 =


c, entonces
TL __ T L
[( 7 r / 2 )c4]G JG
Fig. 5-23 que es la ecuación 5-15.
P ro blem a s • 215

PROBLEMAS

*5-44. Las hélices de un barco están conectadas a una *5-48. La flecha de acero A-36 está hecha con los tubos
flecha sólida de acero A-36 de 60 m de largo que tiene un A B y CD más una sección sólida BC. Está soportada so­
diám etro exterior de 340 mm y un diám etro interior de bre cojinetes lisos que le permiten girar libremente. Si los
260 mm. Si la potencia generada es de 4.5 MW cuando la engranes, fijos a sus extremos, están sometidos a pares de
flecha gira a 20 rad/s. determ ine el esfuerzo torsionante torsión de 85 N • m, determ ine el ángulo de torsión del ex­
máximo en la flecha y su ángulo de torsión. tremo B de la sección sólida respecto al extrem o C. Los
tubos tienen un diám etro externo de 30 mm y un diáme­
5-45. U na flecha está som etida a un par de torsión T.
tro interno de 20 mm. La sección sólida tiene un diám etro
Compare la efectividad de usar el tubo mostrado en la fi­
de 40 mm.
gura contra la de una sección sólida de radio c. Para esto,
calcule el porcentaje de aum ento en el esfuerzo de torsión
y en el ángulo de torsión por unidad de longitud del tubo
respecto a la sección sólida.

P robs. 5-44/45
P ro b . 5-47/48

5-46. La flecha sólida de radio c está sometida a un par


de torsión T. D em uestre que la deformación cortante má­ 5-49. Los extremos estriados y los engranes unidos a la
xima generada en la flecha es ymáx = Tc/JG. ¿Cuál es la flecha de acero A-36 están sometidos a los pares de to r­
deformación cortante en un elemento localizado en el pun­ sión mostrados. Determine el ángulo de torsión del extre­
to A , a c f2 del centro de la flecha? Esboce la distorsión mo B con respecto al extremo A . La flecha tiene un diá­
cortante en este elemento. m etro de 40 mm.

300 N-m 500 N m

P ro b . 5-46

5-47. La flecha de acero A-36 está hecha con los tubos


A B y CD más una sección sólida BC. Está soportada so­
bre cojinetes lisos que le permiten girar libremente. Si los
engranes, fijos a sus extremos, están sometidos a pares de
torsión de 85 N- m. determ ine el ángulo de torsión del en­
grane A con respecto al engrane D. Los lubos tienen un
diám etro exterior de 30 mm y un diám etro interior de
20 mm. La sección sólida tiene un diám etro de 40 mm. Prob. 5-49
216 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-50. Los extremos estriados y los engranes unidos a la *5-52. El perno de acero A-36 de 8 mm de diámetro es­
flecha de acero A-36 están sometidos a los pares de tor­ tá em potrado en el bloque en A . D eterm ine las fuerzas F
sión mostrados. Determ ine el ángulo de torsión del engra­ del par que debe aplicarse a la llave para que el esfuerzo
ne C con respecto al engrane D. La flecha tiene un diáme­ co rtan te máximo en el pern o sea de 18 MPa. Tam bién
tro de 40 mm. calcule el desplazamiento correspondiente de cada fuerza
F necesario para generar este esfuerzo. Suponga que la lla­
ve es rígida.

300 N-m 500 N-m

P ro b . 5-52
P ro b . 5-50

5-51. La flecha y volante giratorios, al ser llevados repen­ 5-53. La turbina desarrolla 150 kW de potencia que
tinam ente al reposo en D, comienzan a oscilar en sentido se transm ite a los engranes en forma tal que C recibe 70%
horario y antihorario de manera que un punto A sobre el y D 30% . Si la rotación de la flecha de acero A-36 de
borde exterior del volante se desplaza a través de un arco 100 mm de diámetro es u>= 800 rpm, determ ine el esfuer­
de 6 mm. Determine el esfuerzo cortante máximo desarro­ zo cortante máximo absoluto en la flecha y el ángulo de
llado en la flecha tubular de acero A-36 debido a esta os­ torsión del extremo E de la flecha respecto al extrem o B.
cilación. La flecha tiene un diám etro interior de 24 mm y El cojinete en E perm ite que la flecha gire libremente res­
un diámetro exterior de 32 mm. Los cojinetes e n B y C per­ pecto a su eje.
miten que la flecha gire libremente, mientras que el sopor­
te en D mantiene fija la flecha.

Prob. 5-51 Prob. 5-53


P ro blem a s • 217

5-54. La turbina desarrolla 150 kW de potencia que se 5-57. El m otor produce un par de torsión T = 20 N • m
transmite a los engranes de manera que tanto C como D sobre el engrane A . Si el engrane C se bloquea repentina­
reciben la misma cantidad. Si la rotación de Ja flecha de mente de taJ manera que no pueda girar, aunque B sí pue­
acero A-36 de 100 mm de diám etro es co = 500 rpm, deter­ de girar libremente, determ ine el ángulo de torsión de F
mine el esfuerzo cortante máximo absoluto en la flecha y con respecto a £ y el de F con respecto a D de la flecha de
la rotación del extrem o B de ésta respecto al extremo E. acero L2 que tiene un diám etro interior de 30 mm y un
El cojinete en E permite que la flecha gire libremente al­ diámetro exterior de 50 mm. También, calcule el esfuerzo
rededor de su eje. cortante máximo absoluto en la flecha. La flecha está so­
portada sobre cojinetes en G y H.

P ro b . 5-57

5-58. El m otor de un helicóptero suministra 600 hp a la


flecha del ro to r A B cuando las aspas están girando a
P ro b . 5-54
1200 rpm. D eterm ine al i pulg más cercano el diám etro de
la flecha A B si el esfuerzo cortante permisible es Tpcrm =
8 klb/pulg2 y las vibraciones limitan el ángulo de torsión
de la flecha a 0.05 radianes. La flecha tiene 2 pies de lon­
gitud y está hecha de acero L2.
5-55. La flecha hueca de acero A-36 tiene 2 m de longi­ 5-59. El m otor de un helicóptero está entregando 600 hp
tud y un diám etro exterior de 40 mm. Cuando está giran­ a la f echa del rotor A B cuando las aspas giran a 1200 rpm.
do a 80 rad/s, transm ite 32 kW de potencia del m otor E al Determine al | pulg más cercano el diámetro de la flecha A B
generador G. D eterm ine el espesor mínimo de la flecha si si el esfuerzo cortante permisible es rp(.rm = 10.5 k lb / pulg2
el esfuerzo cortante permisible es rperm = 140 MPa y la fle­ y las vibraciones limitan el ángulo de torsión de la flecha
cha está restringida a no torcerse más de 0.05 radianes. a 0.05 radianes. La flecha tiene 2 pies de longitud y está he­
*5-56. La flecha sólida de acero A-36 tiene 3 m de longi­ cha de acero L2.
tud y un diám etro de 50 mm. Se requiere que transm ita
35 kW de potencia del m otor E al generador G. D eterm i­
ne la velocidad angular mínima que la flecha puede tener
si está restringida a no torcerse más de I o.

Probs. 5-55/56 Prob. 5-58/59


218 • CAPÍTULO 5 Torsión

*■5-60. Considere el problem a general de una flecha 5-62. La flecha de acero L2 de 6 pulg de diám etro en la
circular hecha de m segmentos, cada uno de radio c,„ y turbina está soportada sobre cojinetes en A y B. Si C se
módulo cortante G,„. Si actúan n pares de torsión sobre la m antiene fijo y las paletas de la turbina generan un par de
flecha como se muestra, escriba un programa de compu­ torsión en la flecha que crece lincalmente de cero en C a
tadora que sirva para determ inar el ángulo de torsión en 2000 Ib • pie en D, determ ine el ángulo de torsión del ex­
su extremo A . Aplique el programa con los siguientes da­ tremo D de la flecha respecto al extremo C.También, calcu­
tos: L \ = 0.5 m, Cj = 0.02 m, Gj = 30 GPa. L 2 = 1.5 m, le el esfuerzo cortante máximo absoluto en la flecha. Des­
C2 = 0.05 m, Gi = 15 GPa, T\ - -4 5 0 N • m, = 0.25 m, precie el tamaño de las paletas.
T2 = 600 N • m, d2 = 0.8 m.

P ro b . 5-62

P ro b . 5-60 5-63. Cuando se perfora un pozo, se supone que el extre­


mo profundo del tubo perforador encuentra una resisten­
cia a la torsión TA. Además, la fricción del suelo a lo largo
de los lados del tubo crea una distribución lineal del par de
torsión por unidad de longitud que varía desde cero en la
5-61. La pieza de acero A-36 consta de un tubo con ra ­ superficie B hasta í0 en A . Determ ine el par de torsión ne­
dio exterior de 1 pulg y un espesor de pared de 0.125 pulg. cesario Tfí que debe aplicar la unidad impulsora para ha­
Por medio de una placa rígida en B se conecta a la flecha cer girar el tubo. También, ¿cuál es el ángulo de torsión re­
sólida A B de 1 pulg de diámetro. Determ ine la rotación lativo de un extremo del tubo con respecto al otro extremo
del extremo C del tubo si se aplica un par de torsión de en el instante en que el tubo va a comenzar a girar? El tu­
200 Ib • pulg al tubo en este extremo. El extremo A de la bo tiene un radio exterior r0 y un radio interior r¡. El mó­
flecha está em potrada. dulo de cortante es G.

Prob. 5-61 Prob. 5-63


Pro blem a s • 219

*5-64. Con el poste de acero A-36 se “taladra” a veloci­ 5-66. El dispositivo mostrado se usa para mezclar suelos
dad angular constante el suelo usando la instalación rota­ con el fin de proporcionar estabilización in situ. Si el mez­
toria. Si el poste tiene un diám etro interior de 200 mm y clador está conectado a una flecha tubular de acero A-36
un diámetro exterior de 225 mm. determ ine el ángulo re­ que tiene un diám etro interior de 3 pulg y un diám etro ex­
lativo de torsión del extremo A del poste con respecto al terior de 4.5 pulg, determine el ángulo de torsión de la flecha
extremo B. cuando el poste alcanza la profundidad indi­ en la sección A con respecto a la sección C, considerando
cada. Debido a la fricción del suelo, suponga que el par que que cada hoja mezcladora está sometida a los pares de tor­
actúa a lo largo del poste varía linealmente como se mues­ sión mostrados.
tra y que un par de torsión concentrado de 80 kN- m actúa
en la punta del poste.

15 kN-m /m

80 k N m

P ro b . 5-64

5-65. El dispositivo mostrado se usa para mezclar suelos


con el fin de proporcionar estabilización in situ. Si el mezcla­ Prob. 5-66
dor está conectado a una flecha tubular de acero A-36 que
tiene un diámetro interior de 3 pulg y un diámetro exterior
de 4.5 pulg. determine el ángulo de torsión de la flecha en la
sección A con respecto a la sección B. así como el esfuerzo 5-67. La flecha tiene un radio c y está sometida a un par
cortante máximo absoluto en la flecha, si cada hoja mezcla­ de torsión por unidad de longitud de Iq. distribuido unifor­
dora está sometida a los pares de torsión mostrados. memente sobre toda la longitud L de la flecha. D eterm i­
ne el ángulo de torsión 4>en el extremo fí, considerando
que el extremo alejado A está empotrado. El módulo cor­
tante es G.
220 • CAPÍTULO 5 Torsión

*5-68. El perno de acero A-36 se aprieta dentro de un 5-71. El contorno de la superficie de la flecha está defi­
agujero de manera que el par de torsión reactivo sobre el nido por la ecuación y = eax, donde a es una constante. Si
v ástag o /lB puede expresarse por la ecuación t = ( k x 2) la flecha está sometida a un par de torsión T en sus extre­
N • m/m, donde x está en metros. Si se aplica un par de tor­ mos, determine el ángulo de torsión del extremo A con res­
sión T = 50 N • m a la cabeza del perno, determ ine la cons­ pecto al extremo B. El módulo de cortante es G.
tante k y la magnitud del giro en los 50 mm de longitud del
vástago. Suponga que el vástago tiene un radio constante
de 4 mm.
5-69. Resuelva el problema 5-68 considerando que el par
distribuido es t = (k x 2,i) N • m/m.

P r o b .5-71

= 50 N-m
*5-72. Un resorte cilindrico consiste en un anillo de hu­
le unido a un anillo rígido y a una flecha. Si el anillo rígi­
do se m antiene fijo y se aplica un par de torsión T a la fle­
cha rígida, determ ine el ángulo de torsión de ésta. El
módulo cortante del hule es G. Sugerencia: como se mues­
tra en la figura, la deformación del elem ento con radio r
puede determinarse con r d6 = dr y. Use esta expresión
junto con r = T/{2irr2h ), del problem a 5-28, para obtener
P ro b s. 5-68/69
el resultado.

5-70. La flecha de radio c está sometida a un par distri­


buido r, medido como par/longitud de flecha. D eterm ine
el ángulo de torsión en el extrem o A . El módulo de cor­
tante es G.

ydr = rdO

Prob. 5-70 Prob. 5-72


S ección 5.5 Miembros estáticamente indeterminados cargados con pares de torsión • 221

5.5 Miembros estáticam ente indeterm inados cargados


con pares de torsión
U na flecha sometida a torsión puede clasificarse como estáticamente in­
determinada si la ecuación de equilibrio por momentos, aplicada con res­
pecto al eje de la flecha, no es suficiente para determ inar los pares de tor­
sión desconocidos que actúan sobre la flecha. En la figura 5-24o se muestra
un ejemplo de esta situación. Según se aprecia en el diagrama de cuerpo
libre, figura 5-246, los pares de torsión reactivos en los soportes A y B son
desconocidos. Requerimos que:

I A Í , = 0; T - Ta - Tb = 0

Puesto que aquí sólo se tiene una ecuación de equilibrio y existen dos in­
cógnitas, este problema es estáticamente indeterminado. Con objeto de ob­
tener una solución usaremos el método de análisis visto en la sección 4.4.
La condición necesaria de compatibilidad, o condición cinemática, re­
quiere que el ángulo de torsión de un extremo de la flecha con respecto
al otro extremo sea igual a cero, ya que los soportes en los extremos son
fijos. Por tanto,

<I>a / b = 0

Para escribir esta ecuación en términos de los pares de torsión descono­


cidos, supondremos que el material se comporta de modo elástico-lineal,
de modo que la relación carga-desplazamiento quede expresada por =
TL/JG . Considerando que el par interno en el segmento AC e s + T Ay que
en el segmento CB el par interno es —TB, figura 5-24c, la ecuación de com­
patibilidad anterior puede escribirse como:

TaL ac _ TBLBc _ _
JG JG

Aquí se supone que JG es constante.


Resolviendo las dos ecuaciones anteriores para las reacciones, y consi­
derando que L = L ac + L Bc, obtenemos

Advierta que cada par reactivo crece o decrece linealmente con la ubica­
ción de L ac o L bc al par de torsión aplicado.

PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS

Los pares de torsión desconocidos en flechas estáticamente indeter­


minadas se calculan satisfaciendo el equilibrio, la compatibilidad y los
requisitos de par-desplazamiento de la flecha.

Equilibrio.

• Dibuje un diagrama de cuerpo libre de la flecha para identificar


todos los pares que actúan sobre ella y luego escriba las ecuacio­
nes de equilibrio por momento respecto al eje de la flecha.

Compatibilidad.

• Para escribir la ecuación de compatibilidad, investigue la mane­


ra en que la flecha se torcerá al ser sometida a las cargas exter­
nas, considerando cómo los soportes restringen a la flecha cuan­
do ella se tuerce.

• Exprese la condición de compatibilidad en términos de los des­


plazamientos rotatorios causados por los pares de torsión reacti­
vos, y luego use una relación par de torsión-desplazamiento, tal
como <t> = TL/JG, para relacionar los pares desconocidos con los
desplazamientos desconocidos.

• Despeje de las ecuaciones de equilibrio y compatibilidad los pa­


res de torsión reactivos desconocidos. Si cualquiera de las mag­
nitudes tiene un valor numérico negativo, ello indica que este par
actúa en sentido opuesto al indicado sobre el diagrama de cuer­
po libre.
S ección 5.5 Miembros estáticamente indeterminados cargados con pares de torsión • 223

E J E M P L O --

La flecha sólida m ostrada en la figura 5-25a tiene un diám etro de


20 mm. Determine las reacciones en los em potramientos A y B cuan­
do está sometida a los dos pares de torsión mostrados.

(b)
Solución
Equilibrio. Por inspección del diagrama de cuerpo libre, figura 5-25b,
se ve que el problem a es estáticamente indeterm inado ya que hay só­
lo una ecuación disponible de equilibrio, y se tienen dos in c ó g n ita s,^
y T b. Se requiere

SM.V = 0; - T b + 800 N • m - 500 N • m - TA = 0 (1)


Compatibilidad. Como los extremos de la flecha están empotrados,
el ángulo de torsión de un extremo de la flecha con respecto al otro de­
be ser cero. Por consiguiente, la ecuación de compatibilidad puede es­
cribirse como

Óa/b = 0

Esta condición puede expresarse en términos de los pares de torsión


desconocidos usando la relación carga-desplazamiento, <f>- TL/JG .
Tenemos aquí regiones de la flecha donde el par interno es constante,
BC, CD y DA. En los diagramas de cuerpo libre mostrados en la figu­
ra 5-25c se indican esos pares internos actuando sobre segmentos de la
flecha. De acuerdo con la convención de signos establecida en la sec­
ción 5.4, tenemos

- T b(0.2 m) + (T a + 500 N • m)(1.5 m) + TA(0 3 m) _


JG JG JG

1.8TA - 0.2T b = -7 5 0 (2) (c)

Resolviendo las ecuaciones 1 y 2, obtenemos Fig. 5-25

Ta = -3 4 5 N • m TB = 645 N • m Resp.

El signo negativo indica que TA actúa con sentido opuesto al mostra­


do en la figura 5-25b.
224 CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O 5.12
La flecha m ostrada en la figura 5-26a está hecha de un tubo de acero
unido a un núcleo de latón. Si se aplica un par de torsión T = 250 Ib • pie
en su extremo, indique la distribución del esfuerzo cortante a lo largo
de una línea radial de su sección transversal. Considere Gac = 11.4(103)
klb/pulg2, G!a[ = 5.20(103) klb/pulg2.

250 Ib-pie

Fig. 5-24

Solución
Equilibrio. En la figura 5-26b se muestra un diagrama de cuerpo li­
bre de la flecha. La reacción en el empotramiento se ha representado
por la magnitud desconocida de par resistido por el acero, Tac, y por el
latón, Tía,. Trabajando en unidades de libras y pulgadas, por equilibrio
se requiere:

- T ac - 7jat + 250 Ib • pie(12 pulg/pies) = 0 (1)

Compatibilidad. Se requiere que el ángulo de torsión del extremo A


sea el mismo tanto para el acero como para el latón. Así,

—<£ac ^Iat
Aplicando la relación carga-desplazamiento, = TL/JG, tenemos:

___________________ ______________________ =
(tt/2)[(1 pulg ) 4 - (0.5 pulg) 4 ]11.4(103) klb/pulg 2
______________ T\m L___________
(tt/2)(0.5 pulg) 4 5.20(103) klb/pulg 2

7ac = 32.887]at (2)


S ección 5.5 Miembros estáticamente indeterminados cargados con pares de torsión • 225

Resolviendo las ecuaciones 1 y 2, obtenemos:


Tac = 2911.0 Ib • pulg = 242.6 Ib • pie
Tía, = 88.5 Ib • pulg = 7.38 Ib • pie
Estos pares actúan a lo largo de toda la longitud de la flecha, ya que
ningún par externo actúa en puntos intermedios a lo largo del eje de la
flecha. El esfuerzo cortante en el núcleo de latón varía de cero en su
centro a un máximo sobre la superficie en que entra en contacto con
el tubo de acero. Con la fórmula de torsión,
, s (88.5 Ib-pulg)(0.5 pulg)
(Tiat)máx = ----- , ----- = 451 lb/pulg
( tt/ 2)(0.5 pulg)4

Para el acero, el esfuerzo cortante mínimo está localizado sobre la su­


perficie y tiene el valor de:

, v (2911.0 Ib ■pulg) (0.5 pulg) 2


(Tac)mín , i \4 rr\ c i \ 4 i 988 lb/pulg
( tt/ 2)[(1 pulg)4 - (0.5 pulg)41
y el esfuerzo cortante máximo está en la superficie externa, con valor de:
, (2911.0 Ib-pulg)(1 pulg) , ,
Tac)máx = , mr / 1 — — 7TZ— r r 5 7 = 1977 lb/pulgz
(w /2)[(l pulg ) 4 - (0.5 pulg)4]
Los resultados se muestran en la figura 5-26c. Note la discontinuidad
del esfuerzo cortante en la superficie de contacto entre el latón y el ace­
ro. Esto era de esperarse, ya que los materiales tienen módulos de ri­
gidez diferentes; es decir, que el acero es más rígido que el latón (G ac
> G|at), por lo que toma más esfuerzo cortante en esta superficie de
contacto. Si bien el esfuerzo cortante es aquí discontinuo, la deforma­
ción cortante no lo es; es decir, la deformación unitaria cortante es la
misma en el latón y en el acero. Esto puede evidenciarse usando la ley
de Hooke, y = t/ G . En la superficie de contacto entre acero y latón, fi­
gura 5-26d, la deformación cortante unitaria es:

451 lb/pulg2 988 lb/pulg2


y = — = -------- 7----------- r = ---------- 2----------- T = 0.0867(10 ) rad
G 5.2(106) lb/pulg2 11.4(106) lb/pulg2 v

989 lb /p u lg : 1977 lb '/pr u lgp 2 A /\O/T'I/IA—3' rad


0.0867(1 (TJ)

f máx

Distribución del esfuerzo Distribución de la deformación


cortante unitaria cortante
(c) (d)
226 • CAPÍTULO 5 Torsión

PROBLEMAS

5-73. La flecha de acero tiene un diám etro de 40 mm y


está em p o trad a en sus extrem os A y B. D eterm ine el
esfuerzo cortante máximo en las regiones A C y CB de la
flecha cuando se aplica el par mostrado. Gac = 10.8(103)
klb/pulg2.

5-77. El m otor A genera un par de torsión en el engrane


B de 450 Ib-pie que se aplica a lo largo del eje de la flecha
CD de acero de 2 pulg de diámetro. Este par de torsión de­
be transm itirse a los engranes piñones en E y F. Si estos
engranes están temporalmente fijos, determine el esfuerzo
P ro b . 5-73 cortante máximo en los segmentos CB y BD de la flecha.
¿Cuál es el ángulo de torsión de cada uno de esos segmen­
tos? Los cojinetes en C y D sólo ejercen fuerzas reactivas
sobre la flecha y no resisten ningún par de torsión. G ac =
5-74. Una barra está hecha de dos segmentos: A B de ace­ 12(103) klb/pulg2.
ro y BC de latón. Está em potrada en sus extremos y some­
tida a un par de torsión T = 680 N • m. Si la porción de ace­
ro tiene un diám etro de 30 mm, determ ine el diám etro
requerido en la porción de latón de manera que las reac­
ciones en los em potram ientos sean las mismas. G ac =
75 GPa, Giat = 39 GPa.
5-75. D eterm ine el esfuerzo cortante máximo absoluto
en la flecha del problema 5-74.

C P ro b . 5-77

5-78. La flecha compuesta consiste en un segmento me­


dio que incluye la flecha sólida de 1 pulg de diám etro y un
tubo que está soldado a las bridas rígidas A y B. D espre­
cie el espesor de las bridas y determ ine el ángulo de tor­
sión del extremo C de la flecha respecto al extremo D. La
flecha está sometida a un par de torsión de 800 Ib-pie. El
material es acero A-36.

P robs. 5-74/75

*5-76. La flecha de acero está hecha de dos segmentos:


A C tiene un diám etro de 0.5 pulg y CB un diám etro de
1 pulg. Si está empotrada en sus extremos A y B y sometida
a un par de torsión de 500 Ib-pie, determ ine el esfuerzo
cortante máximo en la flecha. Gac = 1U.8(103) klb/pulg2. Prob. 5-78
Pro blem a s • 227

5-79. La flecha está hecha de una sección sólida AB de 5-82. Las dos flechas. A B y EF, están empotradas en sus
acero y una porción tubular de acero con un núcleo de la­ extremos y conectadas a engranes conectados a su vez al
tón. Si está empotrada en A y se aplica en C un par de tor­ engrane común en C que está conectado a la flecha CD.
sión T = 50 Ib-pie. determine el ángulo de torsión que se Si se aplica un par de torsión T = 80 N • m al extremo D.
presenta en C y calcule el esfuerzo cortante y la deforma­ determine el par de torsión en A y F. Cada flecha tiene un
ción cortante máximos en el latón y en el acero. Conside­ diámetro de 20 mm y están hechas de acero A-36.
re Gac = 11.5( 103) klb/pulg2 y Glal = 5.6(103) klb/pulg2.

Probs. 5-81/82

5-83. La flecha de acero A-36 está hecha de dos seg­


Prob. 5-79
mentos: AC tiene un diámetro de 0.5 pulg y CB tiene un
diámetro de 1 pulg. Si la flecha está empotrada en sus ex­
tremos A y B y está sometida a un par de torsión unifor­
*5-80. Las dos flechas de 3 pies de longitud están he­ memente distribuido de 60 Ib • pulg/pulg a lo largo del
chas de aluminio 2014-T6. Cada una tiene un diámetro de segmento CB. determine el esfuerzo cortante máximo ab­
1.5 pulg y están conectadas entre sí por medio de engra­ soluto en la flecha.
nes fijos a sus extremos. Sus otros extremos están empo­
trados en A y B. También están soportadas por cojinetes
en C y D. que permiten la libre rotación de las flechas res­ 0.5 pulg
pecto a sus ejes. Si se aplica un par de torsión de 600 Ib-pie
al engrane superior como se muestra, determine el esfuer­
zo cortante máximo en cada flecha.

*5-84. La flecha ahusada está doblemente empotrada en


A y B. Si se aplica un par de torsión T en su punto medio,
determine las reacciones en los empotramientos.

Prob. 5-80

5-81. Las dos flechas. AB y EF. están empotradas en sus


extremos y conectadas a engranes conectados a su vez al
engrane común en C que está conectado a la flecha CD.
Si se aplica un par de torsión T = 80 N • m al extremo D,
determine el ángulo de torsión en este extremo. Cada fle­
cha tiene un diámetro de 2 0 mm y están hechas de acero
A-36. Proh. 5-84
228 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-85. Una porción de la flecha de acero A-36 está some­ 5-87. La flecha de radio c está sometida a un par de tor­
tida a un par de torsión linealmente distribuido. Si la fle­ sión distribuido t, medido como par/longitud de flecha.
cha tiene las dimensiones mostradas, determine las reac­ Determine las reacciones en los empotramientos A y B.
ciones en los empotramientos A y C. El segmento AB tiene
un diámetro de 1.5 pulg y el segmento BC un diámetro de
0.75 pulg.
5-86. Determine la rotación en la junta B y el esfuerzo
cortante máximo absoluto en la flecha del problema 5-85.

300 lb-pulg/pulg

Probs. Prob. 5-87

*5.6 Flechas sólidas no circulares Me


- - - V.»7?¡V; - . -■
posib
En la sección 5.1 se demostró que cuando un par de torsión se aplica a secck
una flecha que tenga una sección transversal circular, es decir, que sea si­ de có
métrica con respecto a su eje, las deformaciones unitarias cortantes va­ la fie«
rían linealmente desde cero en el centro hasta un m omento máximo en del es
su periferia. Además, debido a la uniformidad de la deformación cortan­ tari as
te en todos los puntos sobre el mismo radio, la sección transversal no se seccid
deforma, sino que permanece plana después de que la flecha se ha torci­ obser
do. Sin embargo, las flechas que no tienen una sección transversal circu­ un esi
lar no son simétricas con respecto a su eje, y a causa de que el esfuerzo bién n
cortante en su sección transversal está distribuido de m anera compleja, to de i
sus secciones transversales pueden alabearse cuando la flecha se tuerce. perari
En la figura 5-27 puede observarse cómo se deforman las líneas de retícula cortan
de una flecha que tiene una sección transversal cuadrada cuando la fle­ embar
cha está sometida a torsión. Como consecuencia de esta deformación, el que ac
análisis de la torsión en flechas no circulares resulta considerablemente a su ve
Note la deformación que ocurre en el ele­ complicado y no se examinará en este texto.
mento cuadrado cuando esta barra de hule tes t y
está sometida a un par de torsión. Los i
ría de 1
guiares
fuerzo i
que esi
puntos
Tambié
da flecl
ción tra
que tea
metida
Deformada
guio de
Fig. 5-27 No deformación
versal n
S ección 5.6 Flechas sólidas no circulares • 229

Tm;íx

Distribución del esfuerzo cortante Alabeo del área de la sección transversal


a lo largo de dos líneas radiales

(a) (b) (c)

Fig. 5-28

Mediante un análisis matemático basado en la teoría de la elasticidad es


posible determ inar la distribución del esfuerzo cortante en una flecha de
sección transversal cuadrada. En la figura 5-28« se m uestran ejemplos
de cómo varía este esfuerzo cortante a lo largo de dos líneas radiales de
la flecha. Según se dijo anteriorm ente, a causa de que estas distribuciones
del esfuerzo cortante varían de manera compleja, las deformaciones uni­
tarias cortantes que generan tendrán como consecuencia un alabeo de la
sección transversal conforme se muestra en la figura 5-28b. En particular,
observe que los puntos de las esquinas de la flecha estarán sometidos a
un esfuerzo cortante nulo y, por tanto, a una deformación cortante tam­
bién nula. La razón para esto puede mostrarse al considerar un elemen­
to de material situado en uno de estos puntos, figura 5-28c. Se podría es­
T A B L A 5-1
perar que la carga sombreada de este elemento esté sometida a un esfuerzo
Forma de la
cortante con objeto de ayudar a resistir el par de torsión aplicado T . Sin Tmáx <P
sección transversal
embargo, esto no sucede aquí, puesto que los esfuerzos cortantes r y r',
Cuadrada
que actúan sobre la superficie exterior de la flecha, deben ser cero, lo cual
a su vez implica que las componentes de esfuerzo cortante correspondien­ 4.81 T 7.10 TL
a
tes r y / en la cara som breada deben ser también iguales a cero. a3 a 4C
Los resultados del análisis anterior, junto con otros resultados de la teo­
ría de la elasticidad para flechas que tengan secciones transversales trian­
gulares y elípticas, se muestran en la tabla 5-1. En todos los casos, el es­ Triángulo equilátero
fuerzo cortante máximo se presenta en un punto de la sección transversal
20 T 46 TL
que esté menos distante del eje central de la flecha. En la tabla 5-1 estos „3 a*G
puntos están indicados con puntos negros en las secciones transversales.
También se dan en la tabla las fórmulas para el ángulo de torsión de ca­
da flecha. Extendiendo estos resultados a una flecha que tenga una sec­ Elipse
ción transversal arbitraria, puede dem ostrarse asimismo que una flecha
que tenga una sección transversal circular es más eficiente, ya que está so­ (q2 + b 2)TL
metida tanto a un esfuerzo cortante máximo más pequeño como a un án­ 7ta3b 3G
gulo de torsión más pequeño que una flecha que tenga una sección trans­
versal no circular y está sometida al mismo par de torsión.
230 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

La flecha de aluminio 6061-T6 mostrada en la figura 5-29 tiene una sec­


ción transversal en forma de triángulo equilátero. Determ ine el par de
torsión T más grande que puede aplicarse al extremo de la flecha si el
esfuerzo cortante permisible es rperm = 8 klb/pulg 2 y el ángulo de tor­
sión máximo permitido en su extremo es de <j>peim = 0.02 rad. ¿Qué par
de torsión puede aplicarse a una flecha de sección circular hecha con
la misma cantidad de material?

Solución
Por inspección, el par de torsión interno resultante en cualquier sec­
ción transversal a lo largo del eje de la flecha es tam bién T. Con las
fórmulas para rmáx y d>de la tabla 5-1, se requiere:

207 207
' perm „3 ’
8 ( 1 0 3) lb/pulg 2 =
(1.5 pulg ) 3
.60° 7 = 1350 Ib • pulg

También,
1.5 pulg
467L 467(4 pies)(12 pulg/pie)
perm 0 .0 2 rad =
Fig. 5-29 a4G,al ‘ (1.5 pulg)4 [3.7(106) lb/pulg 2
7 = 170 Ib • pulg Resp.

Por comparación, se ve que el par de torsión más grande es limitado


por el ángulo de torsión permisible.
Sección transversal circular. Si se va a usar la misma cantidad de alu­
minio para una flecha de igual longitud con sección transversal circu­
lar, debemos calcular primero el radio de ésta. Tenemos:

•^ círculo — ^ triá n g u lo » 7TC~ — ~ ( 1.5 pulg) (1.5 Sen 60 )

c = 0.557 pulg
Por los requisitos de esfuerzo y ángulo de torsión se requiere:

7(0.557 pulg)
V rm = y ; 8 ( 1 0 3) lb/pulg 2 =
( tt/ 2)(0.557 pulg4)
7 = 2170 Ib • pulg

TL 7 (4 pies)(12 pulg/pie)
perm 0 .0 2 rad =
JG,,i ( tt/ 2)(0.557 pulg4) [3.7(106) lb/pulg2]
7 = 233 Ib • pulg

Nuevamente, el ángulo de torsión limita al par aplicable.


C om parando este resultado (233 Ib • pulg) con el dado antes
(170 Ib • pulg), se ve que una flecha con sección transversal circular pue­
de soportar 37% más par de torsión que una con sección transversal
triangular.
S ecció n 5.7 Tubos de pared delgada con secciones transversales cerradas • 231

*5.7 Tubos de pared delgada con secciones transversales cerradas

A menudo se emplean tubos de paredes delgadas de forma no circular


para construir estructuras de peso ligero tales como las usadas en los ae­
roplanos. En algunas aplicaciones pueden estar sometidas a una carga de
torsión. En esta sección analizaremos los efectos de aplicar un par de tor­
sión a un tubo de pared delgada que tenga una sección transversal cerra­
da, es decir, un tubo que no tenga aberturas a lo largo de su longitud. En
la figura 5-30« se muestra un tubo de tal tipo, que tiene una sección trans­
versal constante pero de forma arbitraria. Para el análisis supondremos
que las paredes tienen un espesor variable t. Puesto que las paredes sor del­
gadas, podemos obtener una solución aproximada para el esfuerzo cortan­
te suponiendo que este esfuerzo está distribuido uniformemente a través
del espesor del tubo. En otras palabras podremos determ inar el esfuerzo
cortante promedio en el tubo en cualquier punto dado. Sin embargo, an­
tes de hacerlo, veremos primero algunos conceptos preliminares con res­
pecto a la acción del esfuerzo cortante sobre la sección transversal.
Flujo cortante. En las figuras 5-30« y 5-306 se m uestra un elemento
pequeño del tubo, que tiene una longitud finita s y un ancho diferencial
dx. En un extremo, el elemento tiene un espesor tA, y en el otro extremo
el espesor es tB. Debido al par de torsión aplicado T, en la cara frontal del
elemento se desarrolla un esfuerzo cortante. Específicamente, en el extre­
mo A el esfuerzo cortante es t a , y en el otro extremo B es t b . Estos es­
fuerzos pueden relacionarse observando que esfuerzos cortantes equiva­
lentes t a y t b deben tam bién actuar sobre los lados longitudinales del
elemento, que se m uestran sombreados en la figura 5-306. Puesto que es­
tos lados tienen espesores tA y tB constantes, las fuerzas que actúan sobre
ellos son dFA = TA (tA dx) y dFB = t b ( t B dx). El equilibrio de las fuerzas
requiere que éstas sean de igual magnitud pero de sentido opuesto, de mo­
do que:
ib)
JA l A ~ r B t B
Fig. 5-30
Este im portante resultado establece que el producto del esfuerzo cortan­
te longitudinal prom edio m ultiplicado p o r el espesor del tubo es el mis­
mo en todo punto del área transversal del tubo. Este producto se llama
flu jo de cortante,* q, y en términos generales puede expresarse como:

<? = prom (5-17)

Puesto que q es constante sobre la sección transversal, el esfuerzo cortan­


te promedio más grande ocurrirá donde el espesor del tubo es más pe­
queño.

*Se usa el térm ino "flujo", ya que co n cep tu alm en te q es análogo al agua que fluye por un ca­
nal ab ie rto Je sección transversal rectan g u lar con a ltu ra co n stan te y ancho variable w. A un­
q u e la velocidad v del agua en cada p u n to a lo largo del canal es d iferen te (igual que Tprom).
el flujo q = tnv es co n stan te
Si un elem ento diferencial que tenga un espesor t, una longitud ds y un
ancho dx se aísla del tubo, figura 5-30c, se ve que el área som breada so­
bre la que actúa el esfuerzo cortante promedio es dA = t ds. Por tanto,
d F = Tpromr ds = q d s,o q = dF/ds. En otras palabras, el flujo de cortan­
te, que es constante en el área de la sección transversal, mide la fuerza por
unidad de longitud a lo largo del área de la sección transversal del tubo.
Es im portante observar que las componentes de esfuerzo cortante que
se m uestran en la figura 5-30c son las únicas que actúan en el tubo. Las
componentes que actúan en la otra dirección, como se muestra en la figu­
ra 5-30d, no pueden existir. Ello se debe a que las caras superior e infe­
rior del elem ento están en las paredes interior y exterior del tubo, y estas
superficies deben estar libres de esfuerzo. En su lugar, según se observó
arriba, el par de torsión aplicado hace que el flujo de cortante y el esfuer­
zo promedio estén siempre dirigidos tangencialmente a la pared del tubo,
de manera que contribuyan al par de torsión resultantes T.

: T" = 0 Esfuerzo cortante promedio. El esfuerzo cortante promedio, rprom,


libre de
esfuerzo (superior)
que actúa en el área som breada dA = t ds del elem ento diferencial mos­
trado en la figura 5-30c, puede relacionarse con el par de torsión T con­
siderando el par producido por el esfuerzo cortante con respecto a un
punto O seleccionado dentro de los límites del tubo, figura 5-30<?. Como
se m uestra, el esfuerzo cortante desarrolla una fuerza dF = TpromdA =
Tprom(í ds) en el elemento. Esta fuerza actúa tangencialmente a la línea
Superficie libre
de esfuerzo (inferior) central de la sección transversal del tubo, y, como el brazo de palanca es
h, el par de torsión es:

d T = h(dF) = h(Tpromtd s)

Para toda la sección transversal se requiere que:

^prom^ ds

Aquí, la “integral de línea” indica que la integración se lleva a cabo alre­


dedor de todo el límite del área. Puesto que el flujo de cortante q = Tp ro m í
es constante, estos términos reunidos pueden ser factorizados fuera de la
integral, de modo que:
(e)
T = Tpromí 0 h ds

Puede hacerse una simplificación gráfica para evaluar la integral obser­


vando que el área media, mostrada por el triángulo som breado en la figu­
ra 5-30e, es d A m = (1 /2)h ds. Entonces,

T
1 = ^2 1t prom1t d A nj 2Tpromt A m
S ecció n 5.7 Tubos de pared delgada con secciones transversales cerradas • 233

Despejando Tprom, tenemos

(5-18)

Aquí,
Tprom = esfuerzo cortante promedio que actúa en el espesor del tubo
T = par de torsión resultante en la sección transversal, el cual se halla
usando el método de las secciones y las ecuaciones de equilibrio
t = espesor del tubo donde se va a calcular rprom
A„, = área media encerrada por la línea central del espesor del tubo. A,„
se muestra som breada en la figura 5-30f.
Puesto que q = rpromí, podemos determ inar el flujo de cortante en la
sección transversal usando la ecuación

(5-19)

Ángulo de torsión. El ángulo de torsión de un tubo de pared delga­


da de longitud L puede determ inarse usando los métodos de la energía y
más adelante en el texto se propone como un problem a el desarrollo de
la ecuación necesaria.* Si el material se com porta de m anera elástico-li-
neal y G es el módulo de cortante, entonces este ángulo dado en radia­
nes, puede expresarse por:

T L I ds ,c n x
* ~ Z Z 5 ? T ( 5 -2 0 )

Aquí la integración debe llevarse a cabo alrededor de todo el límite del


área de la sección transversal del tubo.

PUNTOS IMPORTANTES
• El flujo cortante q es el producto del espesor del tubo y el esfuer­
zo cortante promedio. Este valor es constante en todos los pun­
tos a lo largo de la sección transversal del tubo. E n consecuencia,
el esfuerzo promedio máximo sobre la sección transversal ocurre
donde el espesor del tubo es más pequeño.
• El flujo cortante y el esfuerzo cortante promedio actúan tangen­
cialmente a la pared del tubo en todos los puntos y en una direc­
ción tal que contribuya al par resultante.

*V é a se el problem a 14-19.
234 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

Calcule el esfuerzo cortante prom edio en un tubo de pared delgada


con sección transversal circular de radio medio r,„ y espesor t. que es­
tá sometido a un par de torsión T, figura 5-31«. ¿Cuál es el ángulo de
torsión relativo si el tubo tiene una longitud L?

Solución

Esfuerzo cortante promedio. El área media del tubo es A m = Trr?n¡.


Aplicando la ecuación 5-18 obtenemos:

• prom Resp.
(a) 2 tA m lirtr-

Podemos verificar la validez de este resultado aplicando la fórmula


Distribución del esfuerzo de la torsión. En este caso, usando la ecuación 5-9, tenemos
cortante real
(fórmula de la torsión)
/ = j ( r i - rf)

= d + rj)(r0 + r¡){r0 - r¡)

Como r„, = r0 = r¡ y t = ra - r¡,J = — [(2r2m)(2rm)t] = 2irr3„,t


Distribución del esfuerzo
corlante promedio Trm Trm T
(aproximación de pared delgada) de manera que r prom = — = - — — = -— j Resp.
J 2 v r mt 27Ttrí,

(b)
que concuerda con el resultado previo.
La distribución del esfuerzo cortante promedio que actúa sobre to­
Fig. 5-31
da la sección transversal del tubo se muestra en la figura 5-316. Tam­
bién se muestra la distribución del esfuerzo cortante que actúa sobre
una línea radial, calculado con la fórmula de la torsión. Observe cómo
cada Tprom actúa en una dirección tal que contribuye a generar un par
de torsión resultante T en la sección. Conforme el espesor del tubo dis­
minuye, el esfuerzo cortante en todo el tubo resulta más uniforme.
Ángulo de torsión. Aplicando la ecuación 5-20 tenemos:

TL / ds TL
$ =
4 A ÍG
La integral representa la longitud alrededor de la línea central limítro­
fe, que es 2 irrm. Sustituyendo, el resultado final es:
TL
^— T77. ^sp
2 t t i ,„Gt

Demuestre que se obtiene el mismo resultado usando la ecuación 5-15.


S ecció n 5 .7 Tubos de pared delgada con secciones transversales cerradas • 235

E J E M P L O

El tubo es de bronce C86100 y tiene una sección transversal rectangu­ 35 N-m


lar como se muestra en la figura 5-32a. Determ ine el esfuerzo cortan­
te promedio en los puntos A y B del tubo cuando éste está sometido a
los dos pares mostrados. ¿Cuál es el ángulo de torsión del extremo C?
El tubo está em potrado en E.

3 rnin

25 N-m
D (b)

60 N-m
Solución
Esfuerzo cortante prom edio. Si se secciona el tubo a través de los
puntos A y B, el diagrama de cuerpo libre resultante es el mostrado en 60 N-m
la figura 5-32b. El par de torsión interno es de 35 N • m. Como se mues­ (c)
tra en la figura 5-32d, el área A,„ es:

A m = (0.035 m )(0.057 m) - 0.00200 n r


57 mm
Aplicando la ecuación 5-18 al punto A , tA = 5 mm, por lo que:

ta = - Z — = -------------- 3 5 - N — — =
------------------- 1 .7 5 MPa Resp.
A 2 tA m 2(0.005 m )(0.00200m 2)
En el punto B j b = 3 mm. por lo que: 35 mm

T 35 N • m
t r = ---------- ---- ---------------------------------------------— 2.92 MPa Resp.
B 2 tA m 2(0.003 m )(0.00200 m2) (d)

Estos resultados se muestran sobre elementos de material localiza­ 2.92 MPa


dos en los puntos A y B, figura 5-32e. Note cuidadosamente cómo el
par de 35 N • m en la figura 5-32b genera esos esfuerzos sobre las caras
sombreadas de cada elemento.
Ángulo de torsión. De los diagramas de cuerpo libre en las figuras
5-32b y 5-32c, los pares de torsión internos en las regiones D E y CD
son de 35 N • m y de 60 N • m, respectivamente. De acuerdo con la con­ 1.75 MPa
vención de signos establecida en la sección 5.4, estos pares son ambos
positivos. Así, la ecuación 5-20 nos da:
TL
-i*
4 A lfil.■J t
60 N • m(0.5 m) 57 mm 35 mm
+ 2
4(0.00200 m2)2(38(109) N /m 2) 5 mm 3 mm
35 N • m(1.5 m) 57 mm 35 mm
+ + 2
4(0.00200 m2)2(38(109) N /m 2) 5 mm 3 mm
= 6.29(10-3) rad Resp.
236 • CAPITULO 5 Torsión

Un tubo cuadrado de aluminio tiene las dim ensiones m ostradas en


la figura 5-33a. Determ ine el esfuerzo cortante promedio en el punto
A del tubo cuando éste está sometido a un par de torsión de 85 Ib- pie.
Calcule también el ángulo de torsión debido a esta carga. Considere
Gai = 3.80(103) klb/pulg2.

Solución (a)

Esfuerzo cortante promedio. Por inspección, el par de torsión inter­


no resultante en la sección transversal donde se encuentra A es T =
85 Ib • pie. De la figura 5-33¿>, el área A„, que aparece sombreada, es:

A m = (2.5 pulg) (2.5 pulg)= 6.25 pulg 2


2.5 pulg
Aplicando la ecuación 5-18,
T 85 Ib -pie(12 pulg/pie)
= 163 lb/pulg Resp.
2tA„, 2(0.5 pulg)(6.25 pulg2)

Como t es constante, excepto en las esquinas, el esfuerzo cortante pro­


medio es el mismo en todos los puntos de la sección transversal. En la
figura 5-33c se muestra actuando sobre un elem ento localizado en el
punto A. Advierta que Tprom actúa hacia arriba sobre la cara som brea­
da, contribuyendo así a generar el par T interno resultante en la sec­
ción.
163 lb/pulg2
Ángulo de torsión. El ángulo de torsión generado por T se determ i­
na con la ecuación 5-20, esto es,

TL 85 Ib • pie(12 pulg/pie)(5 pies)(12 pulg/pie)


4 A zmG . 4(6.25 pulg2)2[3.80(106) lb/pulg2]
ds
= 0.206(10~3) p u l g j ) ds
(0.5 pulg)
La integral en esta expresión representa la longitud de la línea central
limítrofe del tubo, figura 5-33£>. Así,

4> = 0.206(10 ) pulg [4(2.5 pulg)] = 2.06(10 ) rad Resp.


S e c c ió n 5.7 Tubos de pared delgada con secciones transversales cerradas • 237

E J E M I P L O M » --------------------------------------------

U n tubo delgado está hecho de 3 placas de acero A-36 de 5 mm de es­


pesor que forman una sección transversal triangular como se muestra
en la figura 5-34a. Determ ine el par de torsión 7 máximo a que puede
quedar sometido si el esfuerzo cortante permisible es rperm = 90 MPa
y el tubo no debe girar más de = 2 ( 1 0 ~3) rad.

Solución
El área A,„ se m uestra som breada en la figura 5-34¿> y es igual a:

Am= ^ (2 0 0 m m ) ( 2 0 0 mm sen 60°)

= 17.32(103) mm 2 (10 - 6 m 2 /m m 2) = 17.32(10"3) m 2

El esfuerzo cortante promedio más grande ocurre en puntos en que el


espesor del tubo es más pequeño, esto es, a lo largo de los lados y no
en las esquinas. Aplicando la ecuación 5-18 con t = 0.005 m, obtene­
mos
Fig. 5-34
7
Tprom = 90(106) N /m 2 =
2(0.005 m)(17.32(10“3) m2)
7 = 15.6
15.' kN • m
De la ecuación 5-20 tenemos:

7(3 m)
0 .0 0 2 rad =
/
4(17.32(10-3) m ) 2 [75(109) N /m 2] J (0.005 m)

La integral representa la suma de las dimensiones a lo largo de los tres


lados de la línea central limítrofe. Así,
300.0 = 7[3(0.20 m)]
7 = 500 N • m Resp.
Por comparación, la aplicación del par de torsión está restringida por
el ángulo de torsión.
238 • CAPÍTULO 5 Torsión

PROBLEMAS

*5 -8 8 . La barra de aluminio tiene una sección transver­


sal cuadrada de 10 mm por 10 mm. Determine el par de
torsión T necesario para que un extremo gire 90° con res­
pecto al otro, si la barra tiene 8 m de longitud. Ga| =
28 GPa, (ry)a, = 240 MPa.

5-93. La flecha está hecha de plástico y tiene una sección


transversal elíptica. Si está sometida a la carga torsional
mostrada, determine el esfuerzo cortante en el punto A y
muestre el esfuerzo cortante sobre un elemento de volu­
men localizado en este punto. Además, determine el ángu­
5-89. Determine la cantidad en que se incrementa el es­ lo de torsión <f>en el extremo B. Gp = 15 GPa.
fuerzo cortante máximo en una flecha con sección elípti­
ca respecto a una flecha con sección transversal circular si
ambas flechas resisten el mismo par de torsión.
5-90. Si a = 25 mm y b = 15 mm, determine el esfuerzo
cortante máximo en las flechas circular y elíptica cuando
el par de torsión aplicado es T = 80 N •m. ¿En qué porcen­
taje es más eficiente para resistir el par de torsión la fle­
cha de sección circular que la flecha de sección elíptica?

5-94. La flecha de sección cuadrada se usa en el extremo


de un cable impulsor con el fin de registrar la rotación del
cable en un aparato medidor. Si tiene las dimensiones mos­
tradas y está sometida a un par de 8 N • m, determine el
P ro b s. 5-89/90
esfuerzo cortante en el punto A de la flecha. Esboce el es­
fuerzo cortante sobre un elemento de volumen situado en
este punto.
5-91. La flecha de acero tiene 12 pulg de longitud y se
atornilla a la pared por medio de una llave. Determine las
fuerzas Fdel par máximo que pueden aplicarse a la flecha
sin que el acero fluya. ry = 8 klb/pulg2.
*5 - 9 2 . La flecha de acero tiene 12 pulg de longitud y
se atornilla a la pared por medio de una llave. Determine
el esfuerzo cortante máximo en la flecha y la magnitud
del desplazamiento que experimenta cada fuerza del
par si éstas tienen una magnitud F = 30 Ib. Gac =
1 0 .8 C1 0 3) klb/pulg2.
Pro blem a s • 239

5-95. La flecha de aluminio está em potrada en sus extre­ 5-98. El tubo de plástico está sometido a un par de tor­
mos A y B. Determ ine las reacciones en los em potram ien­ sión de 150 N • m. D eterm ine la dimensión media a de sus
tos cuando se somete a un par de torsión de 80 Ib-pie en lados si el esfuerzo cortante permisible rp[.rm = 60 MPa.
C. La flecha tiene sección transversal cuadrada de 2 pulg Cada lado tiene un espesor t = 3 mm. Desprecie las con­
por 2 pulg. También, ¿cuál es el ángulo de torsión en C? centraciones de esfuerzos en las esquinas.
Ga| = 3.8(103) klb/pulg2.
5-99. El tubo de plástico está sometido a un par de tor­
sión de 150 N • m. Determ ine el esfuerzo cortante prom e­
dio en el tubo si la dimensión media a = 200 mm. Cada
lado tiene un espesor t = 3 mm. Desprecie las concentra­
ciones de esfuerzos en las esquinas.

P ro b . 5-95

*5-96. Se quiere fabricar una barra circular para resistir 150 N-m
un par de torsión; sin embargo, la barra resulta con sección
transversal elíptica durante el proceso de manufactura, con P robs. 5-98/99
una dimensión más pequeña que la otra por un factor k
como se muestra. Determ ine el factor por el que se incre­
menta el esfuerzo cortante máximo.
*5-100. D eterm ine el espesor constante del tubo rectan­
gular si el esfuerzo cortante promedio no debe exceder de
12 kib/pulg2 cuando se aplica un p ar de torsión T =
20 klb • pulg al tubo. Desprecie las concentraciones de es­
fuerzos en las esquinas. Se muestran las dimensiones me­
dias del tubo.
5-101. D eterm ine el par de torsión T que puede aplicar­
se al tubo rectangular si el esfuerzo cortante prom edio no
debe exceder de 12 klb/pulg2. Desprecie las concentracio­
nes de esfuerzos en las esquinas. Se muestran las dimen­
P ro b . 5-96 siones medias del tubo y su espesor es de 0.125 pulg.

5-97. Se aplica un par de torsión T a dos tubos con las


secciones transversales mostradas. Compare el flujo de cor­
tante desarrollado en cada tubo.

Prob. 5-97 Probs. 5-100/101


240 • CAPÍTULO 5 Torsión

5-102. Se aplica un par de torsión de 2 klb • pulg al tubo *5-104. El tubo de acero tiene una sección transversal
que tiene un espesor de 0.1 pulg en su pared. Determ ine elíptica con las dimensiones medias mostradas y un espe­
el esfuerzo cortante promedio en el tubo. sor constante t = 0.2 pulg. Si el esfuerzo cortante permisi­
ble es Tpcrn, = 8 klb/pulg2 y el tubo debe resistir un par de
torsión T = 250 Ib pie, determine la dimensión b necesa­
ria. El área media de la elipse es A,„ = Trb(0.5b).

P ro b . 5-102 Ib-pie

P ro b . 5-104

5-103. El tubo está hecho de plástico, su pared es de 5 mm


de espesor y tiene las dimensiones medias mostradas. D e­ 5-105. El tubo está hecho de plástico, tiene 5 mm de es­
term ine el esfuerzo cortante promedio en los puntos A y pesor y las dimensiones medias son las mostradas. D eter­
B cuando está som etido al par de torsión T - 5 N • m. mine el esfuerzo cortante prom edio en los puntos A y
M uestre el esfuerzo cortante sobre elementos de volumen B cuando el tubo está som etido al p ar de torsión T =
localizados en esos puntos. 500 N • m. M uestre el esfuerzo cortante sobre elementos
de volumen localizados en esos puntos. Desprecie las con­
centraciones de esfuerzos en las esquinas.

Prob. 5-103 Prob. 5-105


P ro blem a s • 241

5-106. Una porción del fuselaje de un avión puede apro­ *5-108. El tubo exagonal de plástico está sometido a un
ximarse por la sección transversal mostrada. Si el espesor par de torsión de 150 N • m. Determine la dimensión me­
de su pared de aluminio 2014-T6 es de 10 mm. determine dia a de sus lados si el esfuerzo cortante permisible es
el par de torsión máximo T que puede aplicarse si rperm = Tperm = 60 MPa. Cada lado tiene un espesor t = 3 mm.
4 MPa. Además, determine el ángulo de torsión en una sec­
ción de 4 m de longitud.

Prob. 5-108

5-109. Debido a la fabricación, el círculo interior del tu­


bo es excéntrico con respeto al círculo exterior. ¿En qué
porcentaje se reduce la resistencia torsional cuando la ex­
centricidad e es igual a un cuarto de la diferencia de los
radios?
Prob. 5-106

5-107. El tubo simétrico está hecho de un acero de alta


resistencia con las dimensiones medias mostradas y con un
espesor de 5 mm. Determine el esfuerzo cortante prome­
dio desarrollado en los puntos A y B cuando se somete a
un par de torsión T = 40 N • m. Muestre el esfuerzo cortan­
te en elementos de volumen localizados en esos puntos.

Prob. 5-109

5-110. Para un esfuerzo cortante máximo dado, determi­


ne el factor en que se incrementa la capacidad de tomar
un par de torsión si la sección semicircular se invierte de
la posición punteada a la sección mostrada. El tubo tiene
0 . 1 pulg de espesor.

Prob. 5-107 Prob. 5-110


242 • CAPÍTULO 5 Torsión

5.8 Concentración de esfuerzos


La fórmula de la torsión, rmáx = Tc/J, puede aplicarse a regiones de una
flecha que tenga una sección transversal circular constante o un ligero
ahusamiento. Cuando se presentan cambios bruscos en la sección trans­
versal, tanto la distribución de esfuerzo cortante como la distribución de
deformación cortante en la flecha se vuelven complejas y pueden obte­
nerse sólo por el uso de m étodos experim entales o posiblem ente por
un análisis matemático basado en la teoría de la elasticidad. En la figura
5-35 se muestran tres discontinuidades de la sección transversal comunes
en la práctica. Ellas son los copies, que se usan para conectar dos flechas
colineales entre sí, figura 5-35«: los cimeros, usados para conectar engra­
nes o poleas a una flecha, figura 5-35b, y los filetes, utilizados para fabri­
car una flecha colineal única de dos flechas que tienen diámetros diferen­
tes, figura 5-35c. En cada caso el esfuerzo cortante máximo ocurrirá en el
punto indicado de la sección transversal.
Con objeto de eliminar la necesidad de llevar a cabo un análisis com­
plejo de esfuerzo en una discontinuidad de la flecha, el esfuerzo cortante
máximo puede determ inarse para una geometría especificada usando un
fa cto r de concentración de esfuerzos torsionales, K. Como en el caso de
miembros cargados axialmente, sección .4.7, K es por lo regular tomado
de una gráfica. En la figura 5-36 se muestra un ejemplo de una flecha con
filetes. Para usar esta gráfica, primero se calcula la relación geométrica

2.0
Fig. 5-35

1.9

1.8

1.7

1.6

K 15

1.4

1.3

1.2

1.1

Fig. 5-36
S ec c ió n 5.8 Concentración de esfuerzos • 243

D/cl para definir la curva apropiada y después, una vez calculada la abs­
cisa r/d, se halla el valor de K a lo largo de la ordenada. El esfuerzo cor­
tante máximo se determ ina según la ecuación:
; una
igero
rans- (5-21)
5n de
obte-
e por Aquí, la fórmula de la torsión se aplica a la más pequeña de las dos fle­
ígura chas conectadas, puesto que rmáx ocurre en la base del filete, figura 5-35c.
tunes Puede observarse en la gráfica que un aumento en el radio r del filete
echas causa una disminución de K. Por tanto, el esfuerzo cortante máximo en la
ngra- flecha puede reducirse aumentando el radio del filete. También, si se re­
fabri- duce el diámetro de la flecha más grande, la relación D /d será menor, así
eren- como el valor de K , y por tanto Tmáx será menor.
en el Como en el caso de miembros cargados axialmente, los factores de con­
centración de esfuerzos torsionantes deben utilizarse siempre que se di­
com- señen flechas de materiales frágiles, o cuando van a estar sometidas a fa ­ Las concentraciones de esfuerzos pueden
•tante ocurrir en el acoplamiento de estas flechas,
tiga o a cargas de torsión cíclicas. Estos tipos de carga dan lugar a la lo que debe tomarse en cuenta al diseñar el
do un formación de grietas en la zona de concentración de esfuerzos, y esto pue­ acoplamiento.
tso de de a menudo conducir a una falla súbita de la flecha. Obsérvese también
mado que si se aplica una carga torsional estática grande a una flecha fabricada
la con de un material dúctil, entonces pueden desarrollarse deformaciones ine-
étrica lásticas en la flecha. Como resultado de la fluencia, la distribución del es­
fuerzo estará distribuida más suavemente en la flecha, de modo que el
esfuerzo máximo que resulte no estará limitado a la zona de concentra­
ción de esfuerzos. Este fenómeno se estudiará más ampliamente en la sec­
ción siguiente.

PUNTOS IMPORTANTES
• Las concentraciones de esfuerzos en flechas ocurren en puntos de
cambios repentinos en la sección transversal, como acoplamien­
tos o cuñeros y filetes. Entre más severo es el cambio, mayor se­
rá la concentración de los esfuerzos.
• Para el análisis o el diseño, no es necesario conocer la distribu­
ción exacta del esfuerzo cortante sobre la sección transversal. Es
posible obtener el esfuerzo cortante máximo usando un factor K
de concentración de esfuerzos, que ha sido determinado mediante
experimentos y es sólo una función de la geometría de la flecha.
• Normalmente, la concentración de esfuerzos en una flecha dúctil
sometida a un par de torsión estático no tendrá que ser conside­
rado en el diseño, sin embargo, si el material es frágil, o está so­
metido a cargas de fatiga, entonces las concentraciones de esfuer­
zos resultan importantes.
244 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

La flecha escalonada mostrada en la figura 5-37a está soportada por


cojinetes & r\A yB . Determine el esfuerzo máximo en la flecha debido
a los pares de torsión aplicados. El filete en la unión de cada flecha tie­
ne un radio r de 6 mm.

60 N m

30 Nm

Fig. 5-37

r=30 N-m
30 N-m

'O Solución
Par de torsión interno. Por inspección, el equilibrio por m om ento
(b) respecto al eje de la flecha se satisface. Como el esfuerzo cortante má­
ximo ocurre en los extremos de las raíces de las flechas de menor diá­
metro, el par interno (30 N •m) puede encontrarse ahí aplicando el mé­
todo de las secciones, figura 5-37b.
Esfuerzo cortante máximo. El factor de concentración de esfuerzos
puede determ inarse usando la figura 5-36. De la geometría de la flecha
tenemos:

D 2(40 mm)
= 2
d 2 (2 0 mm)
r _ 6 mm
= 0.15
d 2 ( 2 0 mm)

esfuerzo cortante del esfuerzo cortante


predicha por la según la concentración Con estos parám etros se obtiene K = 1.3.
fórmula de de esfuerzos
la torsión
Aplicando la ecuación 5-21, tenemos:
(c)
Te 30 N • m(0.020 m)
K = 1.3 = 3.10 MPa Resp.
. Í7r/2)(0.020 m)

Por evidencia experimental, la distribución real de los esfuerzos a lo


largo de una línea radial en la sección transversal de la sección crítica
tiene una forma similar a la mostrada en la figura 5-37c, y en la cual se
compara con la distribución lineal de esfuerzos obtenida con la fórmu­
la de la torsión.
S e c c ió n 5.9 Torsión inelàstica • 245

*5.9 Torsión inelástica


Las ecuaciones para el esfuerzo y la deformación desarrolladas hasta aho­
ra son válidas solamente si el par de torsión aplicado ocasiona que el ma­
terial se comporte de m anera elástico-lineal. Sin embargo, si las cargas de
torsión son excesivas, el material puede fluir y, por consiguiente, deberá
usarse entonces un “análisis plástico” para determ inar la distribución del
esfuerzo cortante y el ángulo de torsión. Para llevar a cabo este análisis es
necesario satisfacer las condiciones tanto de deformación como de equi
librio en la flecha.
En la sección 5.1 se mostró que las deformaciones unitarias cortantes
que se desarrollan en el material deben variar linealmente desde cero en
el centro de la flecha hasta un máximo en su límite exterior, figura 5-38«.
Esta conclusión se basó enteram ente en consideraciones geométricas y
no en el com portam iento del material. También el par de torsión resul­
tante en la sección debe ser equivalente al par de torsión causado por to­
da la distribución de esfuerzo cortante sobre la sección transversal. Esta
condición puede expresarse m atemáticamente considerando el esfuerzo
cortante r que actúa sobre un elemento de área dA localizado a una dis­
tancia pdel centro de la flecha, figura 5-386. La fuerza producida por es­
te esfuerzo es dF = r dA , y el par de torsión producido es d T - p d F =
p r dA . Para toda la flecha se requiere que:

T = [ p rdA (5-22)

Si el área dA sobre la cual actúa r puede definirse como un anillo dife­


rencial que tiene un área de dA = 2irp dp, figura 5-38c, entonces la ecua­
ción anterior puede escribirse como:

T = 2tt rp 2 dp (5-23)
A

Estas condiciones de geometría y carga serán usadas ahora para deter­


minar la distribución del esfuerzo cortante en una flecha cuando está so­
metida a tres tipos de par de torsión.

Distribución linea!
esfuerzo-deformación unitaria
(a)
Fig. 5-38
246 • CAPÍTULO 5 Torsión

Par elástico máximo. Si el par de torsión produce la máxima defor­


mación unitaria cortante elástica y Y en el límite exterior de la flecha, en­
tonces la distribución de la deformación unitaria cortante a lo largo de
una línea radial de la flecha será como la mostrada en la figura 5-3%. Pa­
ra establecer la distribución del esfuerzo cortante, debemos usar ya sea la
ley de Hooke o hallar los valores correspondientes del esfuerzo cortante
a partir del diagrama r-y del material, figura 5-39«. Por ejemplo, una de­
formación unitaria cortante y Y produce el esfuerzo cortante t y en p = c.
De la misma manera, en p = p b la deformación unitaria cortante es yx =
(Pi/c)y Y. Según el diagrama r-y, yj produce rj. Cuando estos esfuerzo y
otros como ellos se trazan en p = c, p = pj, etc., resulta la distribución de
esfuerzo cortante lineal esperada en la figura 5-39c. Puesto que esta dis­
tribución de esfuerzo cortante puede describirse m atemáticamente como
t = t y ( p / c ) . el par máximo de torsión elástica puede determinarse a par­
tir de la ecuación 5-23, es decir,

Ty = 2 -rrJ TY ( ^ j p 2 dp

Ty = j t y c3 (5-24)

Este mismo resultado puede, por supuesto, obtenerse de una m anera


más directa usando la fórmula de la torsión, es decir, t y = T y c/ [ ( tt / 2 )c4].
Además, el ángulo de torsión puede determinarse a partir de la ecuación
5-13, como sigue:
dx
dé = y — (5-25)

Como se observó en la sección 5.4. esta ecuación da por resultado é ~


TL/JG, cuando la flecha está sometida a un par de torsión constante y tie­
ne un área transversal constante.
Par de torsión elastoplástico. Consideremos ahora que el material
de la flecha exhibe un comportamiento plástico perfectam ente elástico.
Como se muestra en la figura 5-40a. esto está caracterizado por un dia-

Distribución de la deformación Distribución del esfuerzo cortante


unitaria cortante
(b) (c)
Fig. 5-39
S e c c ió n 5.9 Torsión inelàstica • 247

grama esfuerzo-deformación unitaria cortante en que el material experi­


menta una cantidad creciente de deformación unitaria cortante cuando
el esfuerzo cortante en el material alcanza el punto de fluencia t y ■Enton­
ces, a medida que el par de torsión aplicado vaya aum entando en magni­
tud arriba de TY, comenzará a presentarse la fluencia. Primero en el lími­
te exterior de la flecha, p = c, y luego, según la deform ación unitaria
cortante vaya aum entando a. digamos, y'. el límite de la fluencia progre­
sará hacia el centro de la flecha, figura 5-40i>. Como se muestra, esto pro­
duce un núcleo elástico, donde, por proporción, el radio externo del nú­
cleo espy = (yY /y')c.También la porción exterior de la flecha formará un
anillo o corona circular plástica, puesto que las deformaciones unitarias
cortante y son mayores que y Y dentro de esta región. En la figura 5-40c
se muestra la distribución del esfuerzo cortante correspondiente a lo lar­
go de una línea radial de la flecha. Ésta fue establecida tomando puntos
sucesivos en la distribución de la deformación unitaria cortante, y hallan­
do el valor correspondiente del esfuerzo cortante a partir del diagrama
r -y. Por ejemplo, en p = c, y ' da y Y, y en p = pY y Y da también t y , etcé­
tera.
Puesto que r puede ahora ser establecido en función de p, podemos apli­
car la ecuación 5-23 para determ inar el par de torsión. Como una fórmu­
la general, para un material de com portamiento elastoplástico. tenemos:

'o

7T a ZlT . •a -5 .
^— Typy + -X~tY(c - Py)
2py
2 Py 3

(5-26)

-A nillo
r r plástico

Distribución de la deformación Distribución del esfuerzo


unitaria cortante cortante
(b) (c)

Fig. 5-40
248 • CAPÍTULO 5 Torsión

Par de torsión plástico. U n aumento adicional de T tenderá a reducir el


radio del núcleo elástico hasta que todo el material fluya, es decir, pY —» 0 ,
figura 5-406. El material de la flecha está entonces sometido a un com­
portamiento perfectamente plástico y la distribución del esfuerzo cortan­
te es constante, como se muestra en la figura 5-40d. Puesto que entonces
t = ry, podemos aplicar la ecuación 5-23 para determ inar el p a r de tor­

sión plástico, Tp, el cual representa el par de torsión más grande posible
que la flecha puede soportar.
C
2
Tp = 2tt typ dp
'o
= y TyC3 (5-27)

Por comparación con el par de torsión elástico máximo Ty, ecuación 5-24,
puede verse que:

r , - ¡T y

En otras palabras, el par de torsión plástico es 33 % más grande que el par


de torsión elástico máximo.
El ángulo de torsión </>para la distribución del esfuerzo cortante en la
figura 5-40d no puede ser definido en forma única. Esto es porque r = t y
Severa torcedura de un espécimen de alu­
no corresponde a ningún valor único de la deformación unitaria cortante
7 5 : En consecuencia, una vez que T p se aplica, la flecha continuará
minio causada por la aplicación de un par de
torsión plástico. deformándose o torciéndose, sin ningún aum ento correspondiente en el
esfuerzo cortante.
Par de torsión último. En general, la mayoría de los materiales de in­
geniería tendrán un diagrama esfuerzo-deformación unitaria cortantes
como el que se muestra en la figura 5-41«. Por consiguiente si T aumenta
de modo que la deformación unitaria cortante máxima en la flecha resulte
y = yu, figura 5-416, entonces, por proporción, y Y ocurre en pY = (y Y/y,,)c.
De igual manera, las deformaciones unitarias cortantes en, digamos, p =
P\ Y P ~ P2 pueden ser halladas por proporción, es decir, yx = {pi/c)yu y
y 2 = { P i / C)y u - Si se toman valores correspondientes de t ¡ , t y , t 2 y r „ del
diagrama r-y y se trazan, obtenemos la distribución del esfuerzo cortan-

Anillo
plástico

Núcleo
elástico

Yy Y' Distribución de la deformación Par de torsión


unitaria cortante totalmente plástico
(d) (e) (f)

Fig. 5-40 (cont.)


S e c c ió n 5.9 Torsión inelástica 249

te, que actúa sobre una línea radial en la sección transversal, figura 5-41 c.
El par de torsión producido por esta distribución del esfuerzo se llama
p a r de torsión últim o, Tu, puesto que cualquier aum ento posterior en la
deformación unitaria cortante causará que el esfuerzo cortante máximo
en el límite exterior de la flecha sea m enor que r,„ y, por tanto, el par de
torsión producido por la distribución de esfuerzo cortante y resultante se­
ría menor que Tu.
La magnitud de T „ puede determ inarse integrando “gráficamente” la
ecuación 5-23. Para ello se segmenta el área de la sección transversal de
la flecha en un núm ero finito de anillos, tal como el que se muestra som­
breado en la figura 5-4 Id. El área del anillo, AA = 2-rrp Ap, se multiplica
por el esfuerzo cortante r que actúa sobre ella, de modo que la fuerza (a)
AF = r AA puede determinarse. El par de torsión creado por esta fuer­
za es, entonces, AT = p AF = p (tA A ). La suma de todos los pares de tor­
sión en toda la sección transversal, así determ inada, da el par de torsión
último T„; esto es, la ecuación 5-23 se convierte en Tu ~ l i r l r p 2 Ap. Por
otra parte, si la distribución del esfuerzo puede expresarse como una fun­
ción analítica, r = /(p ), como en los casos del par de torsión elástica y plás­
tica, entonces la integración de la ecuación 5-23 puede llevarse a cabo di­
rectamente.

Distribución de la deformación Distribución del esfuerzo


unitaria cortante última cortante último
(b) (c)
(d)

Fig. 5-41

PUNTOS IMPORTANTES
• La distribución esfuerzo-deformación unitaria sobre una línea ra­
dial se basa en consideraciones geométricas, y se encuentra que
siempre permanece lineal. Sin embargo, la distribución esfuerzo
cortante depende del par aplicado y debe por lo tanto ser deter­
minada a partir del com portamiento del material, o diagrama es-
fuerzo-deformación unitaria cortante.
• Una vez que se ha establecido la distribución esfuerzo cortante
para la flecha, ella produce un par de torsión respecto al eje de
la flecha que es equivalente al par de torsión resultante que ac­
túa sobre la sección transversal.
• El comportamiento perfectamente plástico supone, que la distri­
bución de esfuerzo cortante es constante, y que la flecha conti­
nuará torciéndose sin un incremento del par. Este par de torsión
se llama par de torsión plástico.
250 . CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

La flecha tubular en la figura 5-42« está hecha de una aleación de alu­


minio que tiene el diagrama elastoplástico r-y mostrado. Determ ine
(a) el par de torsión máximo que puede aplicarse a la flecha sin que el
material fluya, (b) el par de torsión máximo o par de torsión plástico
que puede aplicarse a la flecha. ¿Cuál debe ser la deformación unita­
ria cortante mínima en el radio exterior para que se desarrolle un par
50 mm de torsión plástico?

Solución
30 mm Par de torsión elástico máximo. Se requiere que el esfuerzo cortan­
te en la fibra exterior sea de 20 MPa. Usando la fórmula de la torsión,
tenemos:

r(M P a) 7Ve 7>(0.05 m)


ty = 20(106) N /m 2 =
J ' (tt/2)[(0.05 m ) 4 - (0.03 m )4]
TY = 3.42 kN • m Resp.

Las distribuciones del esfuerzo cortante y de la deformación unita­


ria cortante para este caso se muestran en la figura 5-426. Los valores
en la pared interior del tubo se obtienen por proporción.
Par de torsión plástico. La distribución del esfuerzo cortante en es­
te caso se muestra en la figura 5-42c. La aplicación de la ecuación 5-23
requiere que r = ry. Tenemos:
0.05 m 0.05 m
1
= 27T [20(106) N /m 2]p2 dp = 125.66(106) - p 3
A i m
-'0.03 0.03 m
20 MPa = 4 .1 0 k N -m Resp.
Para este tubo, Tp representa 20% de increm ento en la capacidad
por par de torsión en comparación con el par elástico T Y.
Deformación unitaria cortante en el radio exterior. El tubo se plas­
tifica totalm ente cuando la deformación unitaria cortante en la pared
Distribución del esfuerzo
cortante elástico
interior es de 0.286(10-3) rad, según se muestra en la figura 5-42c. Co­
mo la deformación unitaria cortante permanece lineal sobre la sección
transversal, la deformación unitaria plástica en las fibras exteriores del
tubo en la figura 5-42c se determina por proporción; esto es.

ya 0.286(10-3) rad
50 mm 30 mm

Distribución de la deformación
y a = 0.477(10-3) rad Resp.
unitaria cortante elástica
(b)

Fig . 5-42

cortante plástico cortame plástica inicial


(c)
S e c c ió n 5.9 Torsión inelàstica • 251

E J E M P L O 5.20
U na flecha sólida circular tiene un radio de 20 mm y longitud de 1.5 m.
El material tiene un diagrama T-y elastoplástico como el mostrado en
la figura 5-43«. Determine el par de torsión necesario para torcer la fle­
cha un ángulo c¡>= 0 . 6 rad.

r(MPa)

(a)

Solución
Para resolver el problema obtendrem os prim ero la distribución de la y Y = 0.0016 rad
deformación cortante y luego la distribución del esfuerzo cortante. Una
vez determinado esto, puede fijarse la magnitud del par buscado.
La deformación cortante máxima ocurre en la superficie de la flecha,
es decir, en p = c. Como el ángulo de torsión es <f>= 0.6 rad en toda la
longitud de 1.5 m de la flecha, usando la ecuación 5-25 para toda la lon­
gitud, tenemos:
Ymáx( 1-5 m ) Distribución de la deformación
ó = y- 0.6 =
(0.02 m) unitaria cortante
(b )
Tmáx = 0.008 rad
La deformación cortante, que siempre varía linealmente, se muestra
en la figura 5-436. Note que el material fluye ya que ymáx > y Y = 0.0016
rad en la figura 5-43«. El radio del núcleo elástico, p y , puede obtener­
se por proporción. De la figura 5-436,

Py m
0 .0 2

0.0016 0.008
py = 0.004 m = 4 mm
En la figura 5-43c se m uestra la distribución del esfuerzo cortante,
trazada sobre un segmento de línea radial, con base en la distribución
de la deformación cortante. El par de torsión puede ahora obtenerse
(c)
usando la ecuación 5-26. Sustituyendo los datos numéricos, se obtiene:
Fig. 5-43
T = ^ ( 4 c 3 - p y )

tj-[75(106) N /m 2
[4(0.02 m )3 - (0.004 m )3]
Resp.
1.25 kN -m
252 • CAPITULO 5 Torsión

*5.10 Esfuerzo residual


Cuando una flecha está sometida a deformaciones por cortante plástica
causadas por torsión, el retiro del par de torsión ocasionará que cierto es­
fuerzo cortante permanezca en la flecha. Este esfuerzo se llama esfuerzo
residual, y su distribución puede calcularse usando los principios de su­
perposición.
La recuperación elástica fue analizada en la sección 3.4, y se refiere al
hecho de que cuando un material se deforma plásticamente, parte de la
deformación del material se recupera cuando la carga se retira. Por ejem­
plo si un material se deforma a y \, m ostrada por el punto C en la curva
T - y de la figura 5-44, el retiro de la carga causará un esfuerzo cortante in­
verso, de modo que el comportamiento del material seguirá el segmento
CD en línea recta, creando cierta recuperación elástica de la deformación
cortante y \. Esta línea es paralela a la porción inicial A B en línea recta
del diagrama T -y , y por tanto ambas líneas tienen una pendiente G como
se indica.
Para ilustrar cómo puede determinarse la distribución de esfuerzo re­
sidual en una flecha, prim ero consideremos que la flecha está sometida
a un par de torsión plástica Tp. Como se explicó en la sección 5.9, Tp crea
una distribución del esfuerzo cortante como se muestra en la figura 5-45«.
Supondremos que esta distribución es una consecuencia de la deforma-

Fig. 5-44
S e c c ió n 5 .1 0 Esfuerzo residual • 253

ción del material en el límite exterior de la flecha hasta j) en la figura 5-44.


También, que y! es lo suficientemente grande como para que se pueda su­
poner que el radio del núcleo elástico tiende a cero, esto es, y\ 5 £> y Y. Si
Tp se retira, el material tiende a recuperarse elásticamente, a lo largo de
la línea CD. Puesto que ocurre un com portamiento elástico, podemos su­
perponer sobre la distribución de esfuerzos en la figura 5-45a una distri­
bución lineal de esfuerzos causada al aplicar el par de torsión plástica T /;
en la dirección opuesta, figura 5-456. Aquí el esfuerzo cortante máximo t„ Par de torsión plástico aplicado
calculado para esta distribución del esfuerzo, se llama módulo de ruptura que genera deformaciones unitarias
cortantes en toda la flecha
por torsión. Se determina a partir de la fórmula de la torsión,* lo cual da:
(a)

Tpc Tpc
Tr =
(7r/2)c
Usando la ecuación 5-27,
[(2/3)'77TyC3]c 4
T, -
( tt/ 2 ) c 4 = 3 Ty
Par de torsión plástico invertido
Observe que aquí es posible la aplicación invertida de Tp usando la dis­
que causa deformaciones unitarias
tribución lineal de esfuerzo cortante de la figura 5-456, puesto que la re­ elásticas en toda la flecha
cuperación máxima de la deformación elástica por cortante es 2yY, como (b)
se vio en la figura 5-44. Esto corresponde al esfuerzo cortante máximo
aplicado de 2 r y el cual es mayor que el esfuerzo cortante máximo de \ r Y
calculado anteriormente. De aquí que, por superposición de las distribu­
ciones del esfuerzo que impliquen la aplicación y luego el retiro del par
de torsión plástico, tenemos la distribución del esfuerzo cortante residual
en la flecha, como se muestra en la figura 5-45c. D eberá observarse en es­
te diagrama que el esfuerzo cortante en el centro de la flecha, mostrado
como T y , debe realmente ser cero, puesto que el material a lo largo del eje
de la flecha no está deformado. La razón de que esto no sea así es que he­ Distribución del esfuerzo
mos supuesto que todo el material de la flecha fue deformado más allá del cortante residual en la flecha

límite proporcional como objeto de determinar el par de torsión plástico, fi­ (c)
gura 5-45a. Para ser más realistas, cuando se modela el comportamiento del
material debe considerarse un par de torsión elastoplástico. Esto conduce
así, a la superposición de las distribuciones de esfuerzos que se muestran en
la figura 5-45d.

Distribución del esfuerzo


cortante residual en la flecha
(d)

Fig. 5-45

*La fórm ula de ¡a torsión es válida sólo cuando el m aterial se com porta de m an era elásti-
co-lineal: sin em bargo, el m ódulo de ru p tu ra se llam a así p o rq u e se supone que el material
se com porta elásticam ente y luego se ru m p t rep en tin am en te en el lím ite proporcional.
254 • CAPÍTULO 5 Torsión

E J E M P L O

Un tubo está hecho con una aleación de latón; tiene 5 pies de longitud
y el área transversal m ostrada en la figura 5-46«. El material tiene un
diagrama elastoplástico t - y. también mostrada en la figura 5-46«. D eter­
mine el par de torsión plástica Tp. ¿Cuál es la distribución del esfuerzo
cortante residual y el ángulo de torsión permanente del tubo si Tp se remue­
ve justamente después de que el tubo queda totalmente plastificado?

Solución
Par de torsión plástica. El par de torsión plástica Tp deformará el tubo
de modo que todo el material fluya. La distribución de esfuerzos será co­
mo la mostrada en la figura 5-466. Aplicando la ecuación 5-23, tenemos:
O /JT

Tp = 2 v TyP2 dp = T T y ( c l- C J )

2 tt
=^ ( 1 2 ( 1 0 3) lb/pulg 2 ) [ ( 2 pulg ) 3 - ■(1 pulg)3] = 175.9 klb ■pulg Resp-
0.002

En el mom ento en que el tubo queda totalm ente plastificado, la fluen-

rad. figura 5-46«. El ángulo de torsión que se presenta puede determ i­


narse con la ecuación 5-25, que para el tubo entero da:

(0.002)(5 pies)(12 pulg/pie)


* , - y y j, - = 0 .1 2 0 rad "j
(1 pulg)
Cuando se remueve Tp, o en efecto se reaplica en sentido opuesto, de­
be superponerse la distribución de esfuerzo cortante lineal “ficticia” mos­
trada en la figura 5-46c a la m ostrada en la figura 5-46£>. En la figura
5-46c, el esfuerzo cortante máximo o el módulo de ruptura se calcula con
la fórmula de la torsión:
Tpc0 (175.9 klb • pulg)(2 pulg)
rr - = 14.93 klb/pulg 2
J ( 7 r/ 2 ) [ ( 2 pulg ) 4 - (1 pulg)4]
También, en la pared interior del tubo el esfuerzo cortante es:

t¡ = (14.93 klb/pulg 2 iPH Ít?) = 7 4 7 klb/pulg 2


2 p u lg /

De la figura 5-46«, G = TY j y Y = 12 klb/pulg 2 /(0.002 rad) = 6000


klb/pulg2, por lo que el ángulo correspondiente de torsión 4>¡>al rem o­
ver Tp, es entonces:
Distribución del esfuerzo
cortante residual TpL (175.9 klb • pulg)(5 pies)(12 pulg/pie)
<t>'P =-77T
JG = (tt/2)[(2 pulg ) 4 (1 pulg)4]6000 klb/pulg 2
Fig. 5-46
En la figura 5-46<r/ se muestra la distribución del esfuerzo cortante re­
sidual resultante. La rotación permanente del tubo después de que Tp se
ha removido es:

i,+ 4> = 0.120 - 0.0747 = 0.0453 rad *¡ Resp.


P ro blem a s • 255

PROBLEMAS

5-111. La flecha de acero está hecha de dos segmentos, 5-114. La flecha com puesta está diseñada para girar a
A B y BC. conectados por medio de un filete de soldadura 720 rpm m ientras transm ite 30 kW de potencia girando
con radio de 2.8 mm. D eterm ine el esfuerzo cortante má­ a 720 rpm. ¿Es esto posible? El esfuerzo cortante permi­
ximo desarrollado en la flecha. sible es Tperm = 12 MPa.
5-115. La flecha com puesta está diseñada para girar a
C 540 rpm. Si el radio del filete que conecta las flechas es
r = 7.20 mm y el esfuerzo cortante permisible del material
es T^rn, = 55 MPa. determ ine la potencia máxima que la
flecha puede transmitir.

60 N-m
Prob. 5-111

*5-112. La flecha se usa para transm itir 0.8 hp girando a


450 rpm. Determine el esfuerzo cortante máximo en la fle­
cha. Los segmentos están conectados por medio de un fi­ *5-116. El acero usado para la flecha tiene un esfuerzo
lete de soldadura con radio de 0.075 pulg. cortante permisible rpcrm = 8 MPa. Si los miembros están
conectados m ediante un filete de soldadura de radio
I pulg
r = 2.25 mm, determ ine el par de torsión T máximo que
puede aplicarse.

Prob. 5-112

5-113. El conjunto está sometido a un par de torsión de 2 2 Probs. 5-116


710 lb-pulg. D eterm ine el radio del filete de menor tam a­
ño que puede usarse para transmitir el par si el esfuerzo 5-117. Una flecha sólida está sometida al par de torsión
cortante permisible del material es Tpi;rm = 12 klb/pulg2. T que ocasiona que el material fluya. Si el material es elas-
toplástico, dem uestre que el par puede expresarse en tér­
minos del ángulo de torsión <f>de la flecha como T = y Ty
0.75 pulg (1 - <£3y/4<£3),donde T Y y é Yson el par y el ángulo de tor­
sión cuando el material empieza a fluir.
5-118. U na flecha sólida con diám etro de 2 pulg está he­
cha de un material elastoplástico con esfuerzo de fluencia
ty = 16 klb/pulg2 y módulo cortante G = 12(103) klb/pulg2.
Determine el par de torsión requerido para desarrollar un
núcleo elástico en la flecha con diám etro de 1 pulg. ¿Qué
valor tiene este par plástico?
5-119. Determ ine el par de torsión necesario para torcer
un alambre corto de 3 mm de diám etro varias vueltas si es­
tá hecho de acero con com portam iento elastoplástico y
esfuerzo de fluencia t y = 80 MPa. Suponga que el m ate­
Prob. 5-113 710 lb pie
rial se plastifica totalmente.
256 • CAPITULO 5 Torsión

*5-120. U na flecha sólida tiene diámetro de 40 mm y lon­ *5-124. El tubo de 2 m de longitud está hecho de un ma­
gitud de 1 m. Está hecha de un material elastoplástico con terial con com portamiento elastoplástico como el m ostra­
esfuerzo de fluencia Ty = 100 MPa. Determ ine el par de do. Determ ine el par de torsión T aplicado que somete el
torsión T Y máximo elástico y el correspondiente ángulo m aterial del borde exterior del tubo a una deform ación
de torsión. ¿Qué valor tiene el ángulo de torsión si el par cortante unitaria ymáx = 0.008 rad. ¿Cuál será el ángulo de
se incrementa a T = 1.27Y? G = 80 GPa. torsión perm anente en el tubo cuando se retire el par? Es­
boce la distribución del esfuerzo residual en el tubo.
5-121. Determine el par de torsión necesario para torcer
un alambre corto de 2 mm de diámetro varias vueltas si es­
tá hecho de acero elastoplástico con esfuerzo de fluencia
Ty = 50 MPa. Suponga que el material se plastifica total­
mente.
5-122. U na barra con sección transversal circular con
3 pulg de diámetro está sometida a un par de torsión de
100 pulg-klb. Si el m aterial es elastoplástico con t y =
16 klb/pulg2, determine el radio del núcleo elástico. 45

5-123. U na flecha de radio c = 0.75 pulg está hecha de


un material con el com portam iento elastoplástico m ostra­
do en la figura. D eterm ine el par de torsión T que debe
aplicarse en sus extrem os para que se genere un núcleo
r(M P a)
elástico de radio p = 0.6 pulg. Determ ine el ángulo de tor­
sión cuando la flecha tiene 30 pulg de longitud.

y (rad)
0.003

P ro b . 5-124

5-125. La flecha consiste en dos secciones rígidamente


conectadas entre sí. Si el material tiene un com portamien­
to elastoplástico como el mostrado, determ ine el par de
torsión T más grande que puede aplicarse a la flecha.Tam­
bién dibuje la distribución del esfuerzo cortante sobre una
línea radial para cada sección. D esprecie el efecto de la
concentración de esfuerzos.

r (klb/pulg-) t (klb/pulg2)

3 ------ ■/------- 12 —

y (rad) y(rad)
0.006 0005

Prob. 5-123 Prob. 5-125


Pro blem a s • 257

5-126. La flecha está hecha con un material endurecido *5-128. El diagrama de esfuerzo-deformación unitaria
por deformación con un diagrama r-ycom o el mostrado. cortante para una flecha sólida de 50 mm de diámetro pue­
Determine el par de torsión T que debe aplicarse a la fle­ de representarse por el diagrama dado en la figura. D eter­
cha para generar un núcleo elástico con radio pc = 0.5 pulg. mine el par de torsión requerido para generar un esfuer­
zo cortante máximo en la flecha de 125 MPa. Si la flecha
tiene 3 m de longitud, ¿cuál es el ángulo de torsión corres­
pondiente?

r(M P a)
0.6 pulg

r(klb/pulg:)

P ro b . 5-128

P ro b . 5-126

5-127. La flecha tubular está hecha con un material en­ 5-129. El tubo de 2 m de longitud está hecho con un ma­
durecido por deformación con un diagrama r-y como el terial con el com portam iento elastoplástico m ostrado en
mostrado. D eterm ine el par de torsión T que debe aplicar­ la figura. Determ ine el par de torsión T aplicado que so­
se a la flecha para que la deformación cortante unitaria mete al material en el borde exterior del tubo a una defor­
máxima sea de 0.01 rad. mación unitaria cortante ymáx = 0.006 rad. ¿Cuál será el
ángulo perm anente de torsión en el tubo cuando se retire
este par? Esboce la distribución de los esfuerzos residua­
les en el tubo.

Prob. 5-127 Prob. 5-129


REPASO DEL CAPÍTULO
• Un par de torsión ocasiona que una flecha con sección transver­
sal circular se tuerza, de manera tal que la deformación unitaria
cortante en la flecha es proporcional a su distancia radial desde
el centro. Si el material es homogéneo y la ley de Hooke es apli­
cable, entonces el esfuerzo cortante se determ ina a partir de la
fórmula de la torsión t = Tc/J.
• Para diseñar una flecha es necesario encontrar el parám etro geo­
métrico — = 7’/ r perm. La potencia generada por una flecha rota­
toria es dada a menudo: en este caso el par de torsión se deter­
mina con P = Tco.
• El ángulo de torsión de una flecha circular se determ ina con
, , T (x )d x TL
<f>= J o j q , o si el par y JG son constantes, entonces </>= .
Para las aplicaciones es necesario usar una convención de signos pa­
ra el par de torsión interno y asegurarse que el material no fluye,
sino que permanece elástico lineal.
• Si la flecha es estáticamente indeterminada, entonces los pares
reactivos se determ inan por equilibrio, compatibilidad de giros y
la relación par de torsión-giro, tal como <¡> = TL/JG .
• Las flechas sólidas no circulares tienden a alabearse fuera del pla­
no transversal al ser sometidas a un par de torsión. Se dispone de
fórmulas para determ inar el esfuerzo cortante elástico y el giro
para esos casos.
• El esfuerzo cortante en tubos se determ ina considerando el flu­
jo cortante en el tubo. Esto supone que el esfuerzo cortante a tra­
vés de cada espesor t del tubo es constante. Su valor se determi­
na con rprom = T/2í A m.
• En flechas ocurren concentraciones de esfuerzos cuando la sección
transversal cambia repentinamente. El esfuerzo cortante máximo
se determina usando un factor K de concentración de esfuerzo,
que se determina a partir de experimentos y se representa en for­
ma gráfica. Una vez obtenido, rmáx = K(Tc/J).
• Si el par de torsión aplicado ocasiona que el material exceda el
limite elástico, entonces la distribución de esfuerzos no será pro­
porcional a la distancia radial desde la línea central de la flecha.
El par de torsión está entonces relacionado con la distribución
del esfuerzo m ediante el diagrama de esfuerzo cortante-deforma-
ción unitaria cortante y con el equilibrio.
• Si una flecha está sometida a un par de torsión plástico, que es
luego retirado, el material responderá elásticamente, ocasionan­
do con ello que se desarrollen esfuerzos cortante residuales en la
flecha.
260 • CAPÍTULO 5 Torsión

PROBLEMAS DE REPASO

5-134. Considere un tubo de pared delgada de radio m e­ ■5-138. La flecha ahusada está hecha de aluminio 2014-
dio r y espesor i. D em uestre que el esfuerzo cortante m á­ T6 y tiene un radio que puede describirse por la función
ximo en el tubo debido a un par de torsión T tiende al es­ r = 0.02(1 + x 3^2) m. donde ,v está en metros. D eterm ine
fuerzo cortante promedio calculado con la ecuación 5-18 el ángulo de torsión de su extremo A si está sometida a un
cuando r /t —> par de torsión de 450 N •m.

P ro b . 5-134

5-135. El tubo tiene un diám etro exterior de 0.75 pulg y


un diám etro interior de 0.68 pulg. Si está firm emente su­
jetado a la brida, determine la distribución del esfuerzo cor- P ro b . 5-138
tante a lo largo de la altura del tubo cuando se aplica el par
mostrado a la barra de la llave.
*5-136. El tubo tiene un diám etro exterior de 0.75 pulg 5-139. Si la flecha sólida A B a la cual está unida la cruceta
y un diám etro interior de 0.68 pulg. Si está firmemente su­ es de latón rojo C83400 y tiene un diámetro de 10 mm, de­
jetado a la brida en B, determine la distribución del esfuer­ term ine las fuerzas máximas del par que puede aplicarse
zo cortante a lo largo de una línea radial situada a la mi­ a la cruceta antes de que el material empiece a fallar. Con­
tad de la altura del tubo cuando se aplica el par mostrado sidere Tpgrm = 40 MPa. ¿Cuál es el ángulo de torsión de la
a la barra de la llave. cruceta? La flecha está fija en A.

P robs. 5-135/136

5-137. El tubo perforador de un pozo petrolero está he­


cho de acero y tiene un diám etro exterior de 4.5 pulg y un
espesor de 0.25 pulg. Si el tubo está girando a 650 rpm al F
ser impulsado por un motor de 15 hp. determ ine el esfuer­
zo cortante máximo en el tubo. Prob. 5-139
P ro blem a s de repaso • 261

*5-140. La flecha sólida A B unida a la cruceta está he­ 5-142. La flecha de 60 mm de diám etro gira a 300 rpm.
cha de latón rojo C83400. D eterm ine el diám etro más pe­ Este movimiento es causado por las desiguales tensiones
queño de la flecha de modo que el ángulo de torsión no en la banda de la polea de 800 N y 450 N. D eterm ine la po­
pase de 0.5° y el esfuerzo cortante no pase de 40 MPa cuan­ tencia transmitida y el esfuerzo cortante máximo desarro­
do F = 25 N. llado en la flecha.

Prob.5-142
P ro b . 5-140


5-141. El material de que está hecha cada una de tres fle­ 5-143. El tubo de aluminio tiene un espesor de 5 mm y
chas tiene un esfuerzo de fluencia de r Y y un módulo de las dimensiones externas m ostradas en su sección trans­
cortante de G. Determ ine qué geometría para la flecha re­ versal. D eterm ine el esfuerzo cortante máximo promedio
sistirá el mayor par de torsión sin fluir. ¿Q ué porcentaje en el tubo. Si el tubo tiene una longitud de 5 m, determ ine
de este par puede ser tomado por las otras dos flechas? Su­ el ángulo de torsión. G aI = 28 GPa.
ponga que cada flecha está hecha con la misma cantidad
de material y que tiene la misma área transversal.

Prob. 5-141 Prob. 5-143


Las vigas son miembros estructurales importantes usadas en la construcción de
edificios. Su d se ñ o se basa a m enudo en su capacidad de resistir esfuerzos
de flexión, que es el tema de este capítulo.
Flexión

OBJETIVOS DEL CAPITULO

Las vigas y las flechas son importantes elementos estructurales y mecánicos en


ingeniería. En este capítulo determinaremos los esfuerzos en esos miembros cau­
sados por flexión. El capítulo comienza con una exposición sobre cómo obtener
los diagramas de fuerza cortante y momento flexionante en vigas y flechas. Igual
que los diagramas de fuerza normal y momento torsionante, los diagramas de fuer­
za cortante y m omento flexionante proporcionan un medio útil para determ inar
la fuerza cortante y el mom ento flexionante máximos en un miembro y. a la vez,
para indicar dónde ocurren esos valores máximos. Una vez que se determ ina el
momento interno en una sección, puede calcularse el esfuerzo de flexión. Consi­
deraremos primero miembros rectos, con secciones transversales simétricas y fabri­
cados con material homogéneo, elástico lineal. Después estudiaremos casos espe­
ciales de flexión asimétrica y miembros hechos de materiales compuestos. Veremos
también miembros curvos, concentraciones de esfuerzos, flexión inelástica y es­
fuerzos residuales.

6.1 Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante


Los miembros esbeltos y que soportan cargas aplicadas perpendicular­
m ente a sus ejes longitudinales se llaman vigas. En general, las vigas son
barras rectas y largas que tienen secciones transversales constantes. A Viga simplemente apoyada

menudo se clasifican según el modo en que están soportadas. Por ejem­


plo, una viga simplemente apoyada está soportada por un pasador en un
extremo y por un rodillo en el otro, figura 6 - 1 , una viga en voladizo está
empotrada en un extremo y libre en el otro, y una viga con voladizo tiene ■
uno o ambos extremos libres situados más allá de los soportes. Las vigas
Viga en voladizo
pueden considerarse entre los elementos estructurales más importantes.
Como ejemplos se cuentan los miembros usados para soportar el piso de
un edificio, la cubierta de un puente o el ala de un aeroplano. También el
eje de un automóvil, la pluma de una grúa e incluso muchos de los hue­
sos del cuerpo humano funcionan como vigas.

Viga con voladizo

Fig. 6-1

263
264 • CAPITULO 6 Flexión

Debido a las cargas aplicadas, las vigas desarrollan una fuerza cortante
y un momento flexionante internos que, en general, varían de punto a pun­
to a lo largo del eje de la viga. Para diseñar apropiadam ente una viga es
necesario prim ero determ inar la fuerza cortante máxima y el momento
flexionante máximo en la viga. Una m anera de hacerlo es expresar V y M
como funciones de la posición * a lo largo del eje de la viga. Esas funciones
de fuerza córlame y momento flexionante pueden trazarse y representar­
se por medio de gráficas llamadas diagramas de cortante y momento. Los
valores máximos de V y M pueden entonces obtenerse de esas gráficas.
Además, como los diagramas de cortante y m omento dan información de­
tallada sobre la variación de la fuerza cortante y del m omento flexionan­
te a lo largo del eje de la viga, ellos son usados por los ingenieros para
. ^ tttT
A - ____________________ decidir dónde colocar material de refuerzo dentro de la viga o para deter­
D
minar el tamaño de la viga en varios puntos a lo largo de su longitud.
c
----X\ — En la sección 1.2 usamos el método de las secciones para hallar la car­
ga interna en un punto específico de un miembro. Sin embargo, si tenemos
------------------------- X3 — que determ inar V y M como funciones de x a lo largo de una viga, enton­
Fig. 6-2 ces es necesario localizar la sección imaginaria o cortar a una distancia
arbitraria x desde el extremo de la viga y formular K y M e n términos de
x. Respecto a esto, la selección del origen y de la dirección positiva para
cualquiera x seleccionada es arbitraria. Con frecuencia, el origen se loca­
liza en el extremo izquierdo de la viga y la dirección positiva se toma ha­
cia la derecha.
En general, las funciones de fuerza cortante y m omento flexionante in­
ternos obtenidas en función de x serán discontinuas, o bien sus pendien­
tes serán discontinuas en puntos en que una carga distribuida cambia o
donde fuerzas o momentos concentrados son aplicados. Debido a esto, las
funciones de cortante y momento deben determ inarse para cada región
de la viga localizada entre dos discontinuidades cualesquiera de carga. Por
ejemplo, tendrán que usarse las coordenadas x h x 2 y para describir la
variación de V y M a lo largo de la viga en la figura 6-2a. Esas coordena­
das serán válidas sólo dentro de las regiones de A a B para x h de B a C
para x 2 y de C a D para x3.

Convención de signo para vigas. Antes de presentar un método pa­


ra determ inar la fuerza cortante y el m omento flexionante como funcio­
nes de x y luego trazar esas funciones (diagramas de fuerza cortante y mo­
mento flexionante), es necesario prim ero establecer una convención de
signos que nos perm ita definir fuerzas cortantes y momentos flexionan-
ííH U T rn tes internos “positivos” y “negativos”. Aunque la selección de una con­
vención de signos es arbitraria, usaremos aquí la frecuentem ente usada
en la práctica de la ingeniería y mostrada en la figura 6-3. Las direcciones
Carga distribuida positiva
positivas son las siguientes: la carga distribuida actúa hacia abajo sobre la
V V
viga: la fuerza cortante interna genera una rotación horaria del segmento
11 de viga sobre el cual ella actúa y el momento flexionante interno genera
Fuerza corante interna positiva compresión en las fibras superiores del segmento. Las cargas opuestas a
______________ M M ____ éstas se consideran negativas.
m m ) t m m
M omento flexionante interno positivo

Convención de signos para vigas


S e c c ió n 6 .1 Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante 265

ante
pun­ PUNTOS IMPORTANTES
ja es
• Las vigas son miembros rectos largos que toman cargas perpen­
ento
diculares a su eje longitudinal. Ellas se clasifican de acuerdo a co­
'y M
mo están soportadas, por ejemplo, vigas simplemente apoyadas,
ones
vigas en voladizo o vigas con voladizo.
ntar-
. Los • Para diseñar apropiadam ente una viga, es im portante conocer la
ficas. variación de la fuerza cortante y del m omento flexionante a lo
n de- largo de su eje para hallar los puutos en que esos valores son má­
inan- ximos.
para • Al establecer una convención de signos para la fuerza cortante y
eter- el momento flexionante positivos, la fuerza y el momento en la
i viga pueden ser determinados como función de su posición x y
i cár­ esos valores pueden ser graficados para establecer los diagramas
amos de fuerza cortante y m omento flexionante.
iton-
mcia
os de
para PROCEDIMIENTO DE ANÁLISIS
loca- Los diagramas de fuerza cortante y momento flexionante pueden ser
a ha- construidos usando el siguiente procedimiento.
Reacciones en los soportes.
te in-
dien- • Determine todas las fuerzas y momentos reactivos que actúan so­
bia o bre la viga, y resuelva todas las fuerzas en componentes actuan­
to, las do perpendicular y paralelam ente al eje de la viga.
egión Funciones de fuerza cortante y momento flexionante.
a. Por
• Especifique coordenadas x separadas que tengan un origen en el
bir la
extremo izquierdo de la viga y se extiendan a regiones de la viga
dena-
entre fuerzas y/o momentos concentrados, o donde no haya dis­
Ba C
continuidad de la carga distribuida.
• Seccione la viga perpendicularm ente a su eje en cada distancia x
lo pa- y dibuje el diagrama de cuerpo libre de uno de los segmentos. Ase­
incio- gúrese de que V y M se muestren actuando en sus sentidos positi­
v mo- vos, de acuerdo con la convención de signos dada en la figura 6-3.
ón de • La fuerza cortante se obtiene sumando las fuerzas perpendicu­
Dnan- lares al eje de la viga.
i con- • El momento flexionante se obtiene sumando los momentos res­
usada pecto al extremo seccionado del segmento.
•iones
bre la Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante.
aento • Trace el diagrama de fuerza cortante ( V versus *) y el diagrama
enera de momento flexionante (M versus x). Si los valores numéricos de
stas a las funciones que describen V y M son positivos, los valores se
trazan sobre el eje x, mientras que los valores negativos se trazan
debajo del eje.
• En general, es conveniente m ostrar los diagramas de fuerza cor­
tante y m omento flexionante directam ente abajo del diagrama de
cuerpo libre de la viga.
266 • CAPÍTULO 6 Flexión

E J E M P L O

Dibuje los diagramas de fuerza cortante y momento flexionante para


la viga m ostrada en la figura 6-4a.

A *-
(b)

(a)

IX Solución
Reacciones en los soportes. Las reacciones en los soportes se mues-
tran en la figura 6-4d.
Funciones de fuerza cortante y momento flexionante. La viga se sec­
(c) ciona a una distancia x arbitraria del soporte A , extendiéndose dentro
de la región A B . y el diagrama de cuerpo libre del segmento izquierdo se
muestra en la figura 6-4b. Las incógnitas V y M se indican actuando en
sentido positivo sobre la cara derecha del segmento, de acuerdo con la
convención de signos establecida. Aplicando las ecuaciones de equili­
brio se obtiene:

+Í 2 F, = 0 ; ( 1)
P
p_ 1+ 2M = 0 ; M = —x (2 )
2
2
V
En la figura 6-4c se muestra un diagrama de cuerpo libre para un seg­
mento izquierdo de la viga que se extiende una distancia x dentro de
la región BC. Como siempre, V y M se muestran actuando en sentido
positivo. Por tanto,

M = EL + T2 Fv = 0 : —- P - V = 0
' 4
2

(3)

(d) i+ S M = 0 : M + P[x- k y r x , 0
Fig.6-4
M = - ! L - x) (4)

El diagrama de fuerza cortante representa una gráfica de las ecuaciones


1 y 3 y el diagrama de momento flexionante representa una gráfica de las
ecuaciones 2 y 4, figura 6-4d. Estas ecuaciones pueden verificarse en par­
te notando que dV /dx - —w y dM /dx = Ven cada caso. (Esas relaciones
se desarrollan en la siguiente sección como las ecuaciones 6 - 1 y 6 -2 .)
S e c c ió n 6.1 Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante • 267

E J E M P L O 6.2
Dibuje los diagramas de fuerza cortante y momento flexionante para
la viga m ostrada en la figura 6-5«.

Solución
Reacciones en los soportes. Las reacciones en los soportes fueron de­ L
terminadas en la figura 6-5d. 2 M
Funciones de fuerza cortante y m omento flexionante. Este proble­
ma es similar al del ejemplo previo, donde dos coordenadas x deben ' r

i)
usarse para expresar la fuerza cortante y el momento flexionante en to­ M0
da la longitud de la viga. Para el segmento dentro de la región A B, fi­ L
gura 6-5b, tenemos (c)

M0
+t 2 Fv = 0 : o
V ~ ~~L
■ ■ E l
M0
= 0 ; M - ~ x L

Y para el segmento dentro de la región BC, figura 6-5c,

M0
+ t Z F y = 0; V = —
M M_n
M,
_O
i +2A/ = 0; M = M0 - — - x 2

Mo
2
M = Mn 1 - —
(d)

Fig. 6-5
Diagramas de fuerza cortante y m om ento flexionante. Cuando se
grafican las funciones anteriores, se obtienen los diagramas de fuerza
cortante y momento flexionante mostrados en la figura 6-5d. En este
caso, observe que la fuerza cortante es constante en toda la longitud de
la viga; ella no es afectada por el mom ento M0 que actúa en el centro
de la viga. Así como una fuerza genera un salto en el diagrama de fuer­
za cortante, ejemplo 6 - 1 , un par concentrado genera un salto en el dia­
grama de momento flexionante.
268 . CAPÍTULO 6 Flexión

E J E M P L O

Dibuje los diagramas de fuerza cortante y mom ento flexionante para


la viga m ostrada en la figura 6 -6 a.

Solución
Reacciones en los soportes. Las reacciones en los soportes fueron de­
HUJlH'JHTrrJTT term inadas en la figura 6 -6 c.
Funciones de fuerza cortante y momento flexionante. En la figura
6 - 6 6 se muestra un diagrama de cuerpo libre del segmento izquierdo

de la viga. La carga distribuida sobre este segmento está representada


por su fuerza resultante sólo después de que el segmento se aísla como
( 8)
un diagrama de cuerpo libre. Dado que el segmento tiene una longitud
.v, la magnitud de la fuerza resultante es wx. Esta fuerza actúa a través
del centroide del área que comprende la carga distribuida, a una dis­
tancia x/2 desde el extremo derecho. Aplicando las dos ecuaciones de
equilibrio se obtiene:

M wL
+t 2 Fv = 0 ; wx — V - 0

wL
V = w[ — - x (1)
(b)
t+ E M = 0 ; + (w* ) ( f ) + M = 0

w
M = y ( L x - x 2) (2 )

Estos resultados para V y M pueden verificarse observando que


d V /d x = —w. Esto es ciertam ente correcto, ya que w actúa hacia aba­
jo. Advierta también que dM /dx = V, como era de esperarse.
Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante. Estos diagra­
mas, m ostrados en la figura 6 -6 c, se obtienen graficando las ecuaciones
1 y 2. El punto de fuerza cortante nula puede encontrarse con la ecua­
ción 1 :

V = w[ - - x 1 = 0

L
X ~ ~2
En el diagrama de m omento vemos que este valor de x representa el
v punto sobre la viga donde se presenta el máximo m om ento. ya que se­
gún la ecuación 2, la pendiente V = 0 = dM /dx. De la ecuación 2 te­
nemos:

wL~
S e c c ió n 6.1 Diagramas de fuerza cortante y momento flexionante • 269

E J E M P L O

Dibuje los diagramas de fuerza cortante y m omento flexionante para


la viga mostrada en la figura 6-7a.

W
'O WqL
2
WqL
c ^ t ííT lI 2

- L- CÍE
Vt'oí. 2 I
(a)
(b)

Solución

Reacciones en los soportes. La carga distribuida está reemplazada


l/^O*
por su fuerza resultante y las reacciones se han determ inado como se 2 \ L
muestra en la figura 6-7b. .