Está en la página 1de 11

REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.

4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

SOLGO, LA METÁFORA DE LO ESENCIAL


SOLGO, THE METHAPOR OF THE ESSENTIAL

resumen
Solgo, libro escrito por María Teresa Andruetto e ilustrado por Cynthia Orensztajn, lleva dentro
de sí mensajes implícitos relacionados con el aspectos esenciales en la vida de un artista, en
este caso, un pintor, como podría ser un músico, poeta, escultor o fotógrafo; pero que también
podría ser la esencia de cualquier ser humano transparente, quien mediante una postura autén-
tica podría dar un aporte durante toda la vida. El análisis que tuvo como objetivo determinar la
calidad de la metáfora en el cuento Solgo desarrolló una metodología que partió de la indaga-
ción sobre la obra y su autora para poder elaborar una descripción sobre su estructura básica;
posteriormente, el análisis realizado a partir de lexías y el hallazgo de condiciones artísticas
condujeron a varias conclusiones, entre las que se destaca la calidad literaria y el uso oportuno
de la metáfora como recurso principal para resignificar a través de esta historia la proyección
auténtica del artista en la sociedad.

Palabras clave: calidad literaria; estructura; lexías; metáfora; obra.

ABstract
Solgo, written by María Teresa Andruetto and illustrated by Cynthia Orensztajn, carries impli-
cit messages related to the essential aspects of the life of an artist, a painter, in this case, but it
could be either a musician, a poet, a sculptor or a photographer. Anyway, it might be even the
essence of any transparent human being who, by being utterly coherent, could make important
contributions throughout his or her life. The analysis aimed to determine the quality of meta-
phors in Solgo’s story developed a certain methodology that began with the analysis of the wri-
tten piece and its author in order to elaborate a description of its basic structure. Accordingly,
the analysis of the lexias and the discovery of artistic conditions led to several conclusions,
among which, it must be mentioned the literary quality of the text and the convenient use of the
metaphor as a main source to redefine the authentic projection of the artist in society by means
of this story.

Keywords: lexias; literary quality; metaphor; structure; work.

Genoveva Ponce Naranjo

gponce@unach.edu.ec

Universidad Nacional de Chimborazo, Ecuador

Fecha recepción: 16/4/17 67 Fecha aceptación: 7/2/18


REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

vestigar sobre la autora y la obra; determinar


introducción la estructura del cuento seleccionado; en tan-
to, los elementos válidos y la interpretación
El análisis de una obra literaria está marca- se desprenden del análisis de lexías, las que
do por un nivel de lectura crítico valorativo condujeron a conclusiones sobre la signifi-
que puede justificarse desde la práctica lec- cación y calidad literaria de la obra.
tora del disfrute al indagar aspectos ocultos
en el texto que conducen a otras perspecti-
vas que puede variar de una primera lectu-
ra; por ese motivo, un maestro, promotor o METODOLOGÍA
mediador que trabaje con público infantil y
juvenil debe realizar el estudio de la obra El análisis literario tiene un enfoque cuali-
para ratificar si esta pertenece a un canon en tativo y utiliza técnicas que conllevan a la
concordancia con los propósitos personales contextualización, interpretación e intertex-
y profesionales establecidos; así en el caso tualización; las cuales se desarrollaron bajo
que amerita, al ser el objetivo la determina- el siguiente proceso de análisis:
ción de la calidad de la metáfora en el cuento
Solgo, el uso de ella garantiza nuevas signi- 1. Indagación del contexto de la obra, por-
ficaciones que por supuesto enriquecen un que “dibujar el contexto textual es un modo
trabajo de lectura a partir de lo connotativo. de propiciar la comprensión de los espacios
connotativos — sumergidos — del mismo.”
Un libro álbum tiene inmensas posibilidades (Pastor 2006:133)
de análisis, tanto desde el texto como de su 2. Lectura completa de la obra, atendiendo
complementariedad ilustrativa; así, la edi- que “un trabajo de análisis de la obra litera-
ción de la editorial española Edelvives de ria comienza, pues, por establecer el texto”
Solgo, escrito por María Teresa Andruetto, (Rodríguez 2011:37).
bajo la edición de Laura Giussani, el arte 3. Descripción de su estructura, porque se
de Mariana Valladares, la diagramación de debe “construir su plan (o reconstruirlo,
Romina Rovera y la ilustración de Cynthia si, como cabe suponer en muchos casos, el
Orensztajn, presenta elementos que logran autor trabajó sobre un plan)” (Rodríguez
equilibrio entre el texto y la imagen, apre- 2011:65); ya que la estructura contribuye a
ciación que merece recalcarse, a pesar que encontrar el sentido de la narración a partir
el análisis del presente artículo enfatiza en de los registros de información que nos pro-
el texto. porciona.
4. Análisis a partir de lexías (unidades de
La autora fue reconocida en el año 2012 lectura), que equivale a “dividir el texto en
con el premio Hans Christian Andersen, que segmentos contiguos y en general muy cor-
es entregado por el International Board on tos” (Rodríguez 2011:70), con la finalidad
Books for Young People (IBBY) y que se de extraer con sentido aportes de la obra, en
constituye en el más importante galardón otras palabras, hallar aspectos inferenciales
para autores e ilustradores de literatura in- a partir de la lectura minuciosa, en la que se
fantil y juvenil, cuya entrega sin duda fue podrán detectar intertextuales con la finali-
meritoria por su vasta y profunda produc- dad de una mayor interpretación.
ción literaria en la que confluyen varias te- 5. Determinación de condiciones artísticas
máticas abordadas con una asombrosa sen- a partir del fondo y la forma, del resultado
cillez y que entrelazan cordura, belleza y interpretativo, del aporte temático, de la con-
sinceridad; condiciones que se destacan en dición misma de la obra.
la obra Solgo, que fue analizada con una me-
todología que tiene como principal elemento
ir más allá del texto; por lo tanto, requirió in-

68
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

tanto su trabajo intelectual se manifiesta en


RESULTADOS Y DISCUSIÓN diversos proyectos, uno de ellos relacionado
a rescatar las obras de escritoras argentinas
En este caso los resultados son correspon- para que su obra no desaparezca a pesar de
dientes al producto del análisis de la obra que ya partieron; además mantiene espacios
seleccionada que se realizó a partir de una para la promoción lectora, la creación y la
metodología que incluyó necesariamente as- crítica literaria, sin perder su identidad y la
pectos contextuales, intertextuales y signifi- conexión con su patria, en la que experimen-
cativos a partir del proceso, cuyo desarrollo tó la inclemencia de la dictadura, el retorno
se incluye a continuación: a la democracia y los profundos cambios a
través de las décadas aún reclamando a los
1) Indagar el contexto de la obra ausentes.
María Teresa Andruetto, escritora argentina
que ha trascendido las fronteras de su país Solgo es una narración que parte de un epí-
con un notable aporte literario en tres espa- grafe para ubicarnos en el personaje enfati-
cios: docencia, producción literaria y pro- zando con brevedad lo que de Él se decía y
moción; espacios que coadyuvaron a que su juega con la expectativa para despertar re-
obra haya sido traducida, publicada y edita- presentaciones mentales en el lector.
da en varios idiomas; y dada su difusión sus
textos sean motivo de estudio en universida-
A su vez, la brevedad aparente pa-
des tanto de América como Europa; y sobre rece ser constante en los relatos
todo que mocionen la realización de trans- seleccionados: de pocas líneas se
textualidades que han otorgado a la autora a despliegan muchas otras que, re-
ser invitada principal en eventos internacio- cursivamente, se expanden y con-
nales relacionados con lectura y literatura. traen alrededor de un núcleo capaz
de narrar y renarrar. Dicho movi-
miento podría pensarse como un
María Teresa Andruetto nació el creador más; si existen personajes
26 de enero de 1954 en Arroyo que construyen nuevas realidades
Cabral. Se crió en Oliva, en el co- con la materia (un pintor, un escri-
razón de la Córdoba cerealera. En tor), el relato también dará cuenta
los años setenta estudió Letras en la de su capacidad transformado-
Universidad Nacional de Córdoba. ra al permitir lecturas espiraladas
Después de una breve estancia en que amplían las líneas. Este tipo
la Patagonia y de los años de exi- de lectura puede pensarse a par-
lio interno, al finalizar la dictadura tir del uso del epígrafe y de otras
contribuye a formar un centro es- relaciones intertextuales que par-
pecializado en lectura y literatura ten de lo conocido, de lo ya con-
destinada a niños y jóvenes, ejer- tado, y se desplazan a nuevas zo-
ce la docencia y coordina talleres nas del relato. (Malacarne 2013:4)
de escritura, todo ello en la ciudad
de Córdoba. (Andruetto 2009:3) La obra caracteriza varias perspectivas, la
posibilidad que el artista, tenga la capaci-
A pesar de la fama, reconocimientos y pre- dad de crear a partir de aquello que es suyo,
miaciones que sin duda están relacionados que lo mueve lo llena y satisface; además la
con su obra que se incluye en varios géneros: oportunidad de intertextualizar a través de
narrativo, lírico, ensayístico, dramático, pe- cada hecho que desarrolla la obra; es decir,
riodístico; ella prefiere el encanto de la sen- nos permite elaborar conjeturas.
cillez; como lo refiriera Alicia Salvi, maestra
de la Universidad de Buenos Aires, “está ca- 2) Lectura completa de la obra Solgo
sada y tiene dos hijas. Vive actualmente en Las obras de Andruetto son muy bien pen-
un paraje de las sierras de Córdoba en pleno sadas, se caracterizan por abordar temas
contacto con la naturaleza” (Salvi 2017:1) en profundos de forma madura y espontánea,

69
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

por eso sus obras narrativas se caracterizan su arte la que potencia el valor auténtico.
por su integridad, por la sinceridad de sus
personales y Solgo indudablemente es una El nudo está caracterizado por el encuentro
obra adscrita al género narrativo en la que se con personajes que representan los dos gran-
prioriza el interés por la estética, tanto en la des poderes en todos los tiempos: el poder
forma poética en la que se cuenta la historia político y el religioso; pero al no claudicar
como en la cuidadosa edición en la que exis- a sus principios es desterrado, circunstancia
te un equilibrio entre el texto y la ilustración, que le permite observar carencias de diversa
pues no solo que contextualiza la obra sino índole; y atento al buen obrar, a su condición
que a través del color que se enuncia y se uti- ética, decide tomar parte y es la metáfora
liza para el soporte gráfico, se produce una de su arte que convertido en una suerte de
interacción con el lector. maná, de frutos, es aquello que permite que
los seres humanos se sientan embriagados
La obra conecta con sus lectores a partir del por aquello que durará mientras dure la vida;
tema prioritario que aborda, la ética del artis- entonces el arte se vuelve potente, indeclina-
ta por sobre la búsqueda de fama, dinero, po- ble, cierto.
der; absurda trascendencia que se manifiesta
en quienes sin comprender el arte desde una 4) Análisis de lexías
dimensión amplia entorpecen el sentido y Las lexías permiten la profundización de la
distorsionan la práctica artística. lectura porque al ser unidades de análisis
provocan representaciones, intertextualida-
Si la literatura infantil y juvenil representa des y perspectivas; de hecho:
una producción diseñada para los destinata-
rios específicos, obras como Solgo se con-
No nos cansamos de insistir en el
vierten en referentes para un público amplio hecho de que hacer un análisis inter-
sin distingos de edad que se consolida a par- textual de las fuentes diacrónicas y
tir de la lectura como disfrute, pero sobre sincrónicas que se proyectan en un
todo como instrumento para lograr la inter- texto es un modo de aproximarse al
pretación. contexto de ese texto; a la vez, (...)
texto y discurso —competencia dis-
cursiva y competencia cultural— se
3) Descripción de su estructura básica entrelazan, y promover la reflexión
La obra narrativa contiene un título, Sol- sobre sus vinculaciones ayuda a los
go, un nombre, simple y completamente un estudiantes a desarrollar su habili-
nombre que anticipa que se dirá de él; así su dad lectora, a desarrollar sus capa-
epígrafe: cidades interpretativas y, en defi-
nitiva, a construir su competencia
crítica lectora. (Pastor 2006:133)
Solgo: pintor de la antigua Corea
de quien se dice que pintaba árboles La obra de Andruetto escogida para el análi-
que los pájaros confundían con
verdaderos. (Andruetto 2004:4)
sis parte de un epígrafe:

La historia se desarrolla en ocho momentos Solgo: pintor de la antigua Corea


de quien se dice que pintaba árboles
a manera de capítulos o secciones cortas de que los pájaros confundían con
forma lineal; sin trastocaciones. El personaje verdaderos. (Andruetto 2004:4)
principal preserva sus características de ini-
cio a fin; así en la exposición o principio se El epígrafe alude al pintor Solgo, quien tiene
presenta al protagonista de forma breve pero el poder de recrear a través de su pintura lo
íntegra; se recurre a un retrato que permite existente con tal perfección que la naturaleza
al lector no solo reconocerlo sino de cierta es simulada.
manera identificarlo; y es la manera de vivir

70
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

1. Otro aspecto interesante es la presencia del


Hubo una vez, un hombre que pin- color en función adjetivadora y toma fuerza
taba en relación a sus significados; así el azul se
sobre viejos cordobanes, convierte no solo en esta lexía, sino en el li-
sobre papel de arroz, bro en una declaración de la armonía, virtud
sobre la seda. (Andruetto 2004:5) y fidelidad porque Solgo persevera en su arte
y en su coherente comportamiento, leal a sus
Cuando alude a la existencia de un hombre principios; en tanto el verde al que se le ha
en pasado enlaza la cultura oriental (recor- denominado de esperanza esboza lo que Él
demos que Solgo es un pintor de Corea) y otorgará a la gente con su arte verde-fértil; y
los cordobanes son propios de Córdoba, el blanco “actúa sobre el alma como un gran
ciudad Española, que no son otra cosa que y absoluto silencio” (Kandinssky 2016:40).
baúles o cajas en las que se aplicó la técni-
ca del cordobán que consistía en una técnica El blanco es la nada anterior al comienzo,
que proporcionaba características de larga anterior al nacimiento” (Varichon 2005:15).
duración; y ahí se conecta un elemento del La intensidad que toma el color unifica la
arte, su perdurabilidad, pues “pintaba sobre línea de acción de la autora y el personaje,
viejos cordobanes” (Andruetto 2004:5), para al punto de ratificar: “quien ame el color es
que permanezca su arte; así también en la quien podrá comprender su belleza y su se-
delicada superficie del papel de arroz, cu- creta esencia. Cualquiera puede utilizar el
yas condiciones convierten en un elemento color pero el color revelará el secreto única-
atractivo, o en la seda, fibra natural que está mente a quien lo ame desinteresadamente”
íntimamente ligada a la historia coreana, que (Itten 1992:15).
además provocó intercambio comercial y
cultural; ante los elementos presentados gi-
ran ideas implícitas que vinculan varios con- 2.
Se llamaba Solgo.
ceptos: hombre, arte, permanencia, diversi- Y en una ciudad perdida,
dad e intercambio. al borde de un bosque,
entre las cañas,
En las afueras de una ciudad pintaba. (Andruetto 2004:8)
el hombre pintaba ramas de cerezos,
durazneros en flor, cañaverales, La autora al utilizar el pretérito, también in-
y amaneceres azu-
cita a pensar en la expresión: “se llamaba”
les, de un azul de agua,
y un renacuajo en el estanque verde, (Andruetto 2004:8), y quizá no haya otro que
y una montaña con las cum- se llame así o que se le parezca; manifestan-
bres blancas. (Andruetto 2004:6) do de forma muy sutil que Solgo ejercía su
arte en sitios inusitados, sencillos, pero muy
El pintor, personaje principal de la obra, significativos, porque la ciudad perdida que
ejerce su arte fuera de la ciudad, como lo puede entenderse en este contexto no solo
refiriera Fray Luis de León “¡Qué descansa- como pueblo antiguo, marginal o precario;
da vida / del que huye del mundanal ruido” sino como un mundo diferente, alterno a
(Programa Educativo Visual 1994:759); y de lo que entendemos por ciudad; y las cañas,
esa forma surge esa conexión con la natura- elemento que es frecuente en el cuento, se
leza que es la que provee elementos primor- convierte en el ambiente en el que ejerce su
diales para el arte pictórico; formas, colores, pintura.
espacios; así la ligazón con la naturaleza es
reiterativa y cuanto pinta pertenece a ella; 3.
sin importar si son durazneros, cañaverales Cierto día pasó un servidor del im-
o cimas. perio
y lo vio pintando junto a su cabaña.

71
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

Miró el azul en la tela, ba; confesión que tácitamente revela: no lo


un azul sereno de agua. necesito porque mis necesidades son distin-
Luego el rojo, el amarillo, tas a las suyas.
el malva...

Se dijo: Tendrás comida, abrigo, mujeres


Lo que este hombre hace, dijo el emperador.
ha de gustarle a mi Señor.
Pero Solgo contestó
Y lo llevó hasta la sede del imperio que no necesitaba comida,
(Andruetto 2004:10) ni abrigo, ni mujeres.

Al colocar “servidor del imperio”, Andruet- Tendrás fama, honor, prestigio,


dijo el emperador.
to (2004:10), referencia a quien obedece a la
autoridad de un territorio; y como tal, admi- Pero Solgo contestó
rado por el trabajo del pintor nace de la evi- que no le importan el honor,
dencia de su obra, en la que confluye color, la fama, el prestigio. (Andruetto
espiritualidad, ya que el azul acorde a la teo- 2004:14-17)
ría del color es curativo pues se conecta con
la paz y la paciencia; en tanto, el rojo que Ante la contestación, el emperador ofer-
“color de la buena suerte, de la alegría y de ta “comida, abrigo, mujeres” (Andruetto
la fecundidad que se reflejan en los mitos” 2004:14); que habrían tentado a un hombre
(Varichon 2005:98); el amarillo de alegría, mundano; pero el pintor insiste que no ne-
el amarillo supremo, el amarillo de renuncia cesitaba lo ofrecido; y lo tenta con “fama,
y Solgo en algunos instantes encarna a un honor, prestigio” (Andruetto 2004:17), y
asceta. nuevamente Solgo desiste.

4. 5.
El emperador quería un retrato. Si nada necesitas,
Pero, para sorpresa de todos ¿por qué ocupas en esto todas tus
Solgo se negó a hacerlo. horas
y te cansas la espalda
Tendrás dinero, mucho dinero y te machas las manos
dijo el emperador. y te fatigas los ojos?, preguntó el
emperador.
Pero Solgo contestó
que no necesitaba dinero. Para buscar un azul como el de la
(Andruetto 2004:12) mañana,
y un negro como el de la noche
En la ciudad imperial el pintor se enfrenta a y un verde como el de la rana, con-
testó Solgo.
la primera oferta, pues el emperador quería
un retrato; no una obra paisajística sino un El emperador, rojo de ira, lo expul-
retrato cuyo trasfondo era el culto a sí mismo só de la sala.
con sus equivalentes: anhelo de perpetuidad Del palacio.
y el poder, de narcisismo y superficialidad; De la ciudad imperial. (Andruetto
entonces saltan obras que recogen compor- 2004:18)
tamiento similares como la novela El retra-
to de Dorian Gray en la que su autor, Oscar Ante todo lo escuchado, el emperador rea-
Wilde, simbolizó a una sociedad enferma. El liza una réplica mediante preguntas con la
emperador intenta retribuir al artista acorde finalidad de presionar a Solgo, pero su res-
a su circunstancia y le hace otra oferta y por puesta una vez más es para el Emperador al-
supuesto Solgo responde que no lo necesita- tamente irreverente porque recalca el valor
de su trabajo: “Buscar un azul como el de

72
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

la mañana/ y un negro como el de la noche” solo como una rata?


(Andruetto 2004:18); que no es sino buscar Preguntaron los monjes. (Andruet-
la esencia de su pasión; por supuesto, este to 2004:24)
argumento irrita al monarca y lo expulsa “de
la sala, del palacio, de la ciudad imperial” Los cuestionamientos que intentaron enve-
(Andruetto 2004:18), reacción que inferen- nenar el alma de Solgo se muestran crueles
cialmente representa que no está en su círcu- y materialistas al argüir que no lo puede te-
lo, en su ambiente ni en sus intereses. ner todo por las condiciones de pobreza en la
que vive él y los pobres, incluso lo comparan
6. con una rata; pero el pintor ya les demostrará
Enterados de que no quería pintar una razón superior.
por dinero,
los monjes del Santuario Mayor le
ofrecieron 7.
aSolgo pintar el templo, repasar las Solgo bajó la cabeza
doradas y dijo que no quería pintar a los dio-
vestiduras de los dioses. ses
sino apenas a la montaña azul tras
Si lo haces, tendrás dicha la ventana,
le dijeron. y a la luna amarilla,
y al renacuajo en el agua.
Pero Solgo contestó que mezclar
los colores Y entonces los monjes lo expulsa-
le daba toda la dicha que necesita- ron del templo.
ba. (Andruetto 2004:22) De la ciudad sagrada. (Andruetto
2004:25)
El rechazo de todo cuanto ofreció el empera-
dor despierta el interés de los monjes, quie- Solgo no replica sobre su condición, mas
nes invitan a pintar el templo y le prometen decide confesar “que no quería pintar a los
dicha, pero el pintor ratifica que ya la tenía; dioses” (Andruetto 2004:25); que demuestra
de esa forma se legitima como un hombre que el arte no tiene religión, como tampoco
libre completo. podrá tener línea política u otra forma de de-
pendencia; pero en esa libertad cumple un
compromiso mayor e insiste en otros ele-
Si lo haces, tendrás luz, tendrás mentos de la naturaleza, razones suficientes
amor,
le dijeron.
para que una vez más sea expulsado “del
templo y de la ciudad sagrada” (Andruetto
Pero Solgo contestó que no necesi- 2004:25), como si dijesen que no lo quieren
taba luz, por no pensar ni creer ni hacer lo que ellos
que no necesitaba amor, solicitan; entonces lo destierran.
que ya todo lo tenía. (Andruetto
2004:24)
8.
En un nuevo intento desean persuadirlo con Solgo atravesó las murallas,
los pobres caseríos,
dones propios de los monjes luz y amor; y salió al campo. (Andruetto
pero ratifica que ya lo tenía todo, condición 2004:26)
que inquieta a los religiosos, quienes olvi-
dándose de la misericordia, la luz y el amor Solgo continúa, no se notan instantes de
que tanto profesan se exaltan. arrepentimiento, tampoco el deseo de vol-
ver, de aceptar, de cumplir lo encomendado;
¿Cómo puedes tener todo, y atravesar las murallas simboliza dejar una
si vives entre pobres, cárcel, evadir la jaula, una prisión, pues de
en una ciudad miserable, haberse quedado se hubiese convertido en

73
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

esclavo. los seres humanos, pues aunque faltase todo,


el arte se convierte en una alternativa en la
Por el camino vio a hombres que confluyen libertad, entrega y frutos.
a mujeres,
a niños. 5) Determinación de condiciones artísticas
María Teresa Andruetto es una escritora de
Alguien dijo:
Tengo hambre. amplia trayectoria, de hecho su trabajo ha
merecido reconocimientos en su país y alre-
Otro dijo: dedor de todo el mundo, condiciones previas
Tengo frío. para afirmar una vez más las potencialidades
de personajes, escenarios y temas, pues en
Y otro: Solgo habitan las virtudes humanas sobre las
Estoy triste. (Andruetto 2004:26-
30) meramente mundanas.

El recorrido que realiza Solgo alude a una Este análisis no pretendía ser una recopi-
absoluta correspondencia con los otros, los lación de referencias sino la posibilidad de
hombres, mujeres y niños que carecen; por- encontrar significaciones en las lexías del
que el hambre es carencia por la falta de ali- cuento que nos conducen a entender el con-
mento; frío es penuria porque falta abrigo; y texto, los destinatarios que no se quedan
la tristeza no es sino la ausencia de la alegría; en el límite de la edad sino que implica un
y son estas necesidades expuestas las que no grupo mayor de receptores en el marco de
limitan a considerar la pobreza como algo una realidad en la que muchos artistas han
exclusivamente material, porque la pobreza perdido su norte en pos del triunfo y el reco-
aquí no toma condición de clase, tampoco nocimiento.
limita a la desigualdad de oportunidades ni
son solo bajos ingresos, sino que ella “es tra- Solgo se presenta a manera de sintagma
tada como un tema multidimensional. (…) nominal pero revela de inmediato al pintor
la pobreza no es una condición única, fácil- cuyo talento y genialidad habitan en cada
mente identificable, sino un conjunto fluc- obra que sin duda cargada de significacio-
tuante de situaciones” (Spicker 2009:303). nes, de metáforas, de ricas imágenes senso-
Su sensibilidad le permite descubrir aquellas riales y de una impactante sencillez ratifican
privaciones porque se permite ser el atento su calidad literaria a través de una historia
observador y escuchador en un camino ele- que evidencia la proyección auténtica del ar-
gido con voluntad propia. tista en la sociedad.

La metodología de análisis permitió el dis-


Y como él nada tenía para darles
dibujó sobre la tierra un cerezo. frute de cada lexía a través de la intertex-
tualidad y la profundidad de la temática que
Un cerezo tan verdadero provoca la identidad con el personaje, quien
que embriagó a los hombres con representa la inmarcesible búsqueda de una
sus flores felicidad distinta en la que cabe el arte sin
y les dio frutos durante toda la vida. la pretensión vacua del triunfo; una felici-
(Andruetto 2004:33)
dad alejada que se construye sin la ambición
del reconocimiento, en tanto cada respuesta
La parte ficcional cobra importancia indu-
cargada de madurez, de cordura, recalca el
dable, porque el pintor siente que no tiene
auténtico valor del arte.
nada que darles; pero tampoco sucumbe ante
la evidente carestía y cumple su compromiso
Merece la pena destacar aspectos valiosos de
cuando dibuja y el cerezo que se asume como
la obra, quizá la primera inquietud se mani-
verdadero es el complemento que requieren
fiesta en la espacialidad; y surge la pregunta

74
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

¿por qué la antigua Corea?; y aparecen datos tegradora)” (Barthes 1977:10); pero quizás
que pueden cotejarse. Si Solgo pintaba de en el caso que amerita, la mayor jerarquía
forma real hay un enlace histórico sobre el la presenta Solo que se proyecta como un
período Koryo (918-1392): agente de secuencia de acciones, pero que
permite asumir que a pesar de una narrativa
en tercera persona hay una primera persona,
En este período Koryo (918-1392)
los temas y los estilos pictóricos la de la autora, que no es explícita, pero se
se hacen más variados: aparecen derrama por todas las páginas.
por un lado las producciones des-
tinadas a satisfacer una demanda Se debe recalcar que “además de aportar in-
específica, mientras que, por otro formación sobre el contexto en el que una
lado, se desarrolla un tipo de pin- obra ha sido escrita, la literatura es altamente
tura auténticamente vocacional,
destinada a la mera satisfacción informativa respecto a los mundos represen-
espiritual y estética de artistas para tados” (Pastor 2006:126); por lo tanto, cobra
los cuales la pintura era una voca- sentido en el análisis, porque a partir de este
ción y no un oficio. (Yang 2002:10) se lograron inferencias que sostienen que:

Se dice además que “los pintores comenza-


La poética de Andruetto es perso-
ron a producir paisajes basados en lugares nalísima, se puede pensar, se pue-
reales” (Yang 2002:11), y resulta que Solgo de analizar, se puede escribir sobre
producía paisajes que parecían reales y las ella, pero hay algo inasible en sus
enriquecidas metáforas que cuentan de un textos, que sea quizás la marca mis-
artista que pintaba sobre cordobanes que sin ma de lo literario: aquello de lo que
duda demuestran que la obra se impregna no se puede hablar, porque sólo vale
la pena leerlo, en perfecta soledad,
para ser imperecedera por su autenticidad. como dice ella misma refiriéndose
al acto de escribir, para que sus pa-
En la obra hay narración pero a la vez hay labras resuenen más allá, en otras
poesía que se percibe en varias expresiones: voces. (Stapich y Troglia 2010:168)
“Y amaneceres azules, de un azul de agua, /
Y un renacuajo en el estanque verde, / Y una Pero aún queda la pregunta: ¿por qué en la
montaña con las cumbres blancas”. Otras de antigua Corea?; y la autora con nobleza res-
similar belleza: “Un cerezo tan verdadero/ pondió a través de un medio vituano puede
que embriagó a los hombres con sus flores”. ser sino la autora quien con la nobleza que la
En su relato hay disfrute pues “estructural- caracteriza respondió a esta pregunta:
mente, el relato participa de la frase sin po-
der nunca reducirse a una suma de frases: el
Sucede en Corea porque en un libro
relato es una gran frase, así como toda frase de arte encontré una vez la frase que
constatativa es, en cierto modo, el esbozo funciona de epígrafe: Solgo, pintor
de un pequeño relato” (Barthes 1977:8). En de la antigua Corea... Al parecer
tanto en su poesía hay una historia de precio- existió un pintor de la antigua Co-
so valor ético y artístico. rea con ese nombre, pero nada más
que eso sé. Para mí es una metáfora
sobre el artista y el arte. Más pre-
La estructura perfectamente diseñada marca cisamente sobre la ética del artis-
la permanencia del personaje no solo como ta. Capaz de resistir toda tentación
protagonista sino vital para que antagonistas para ir tras su deseo más profundo
y personajes secundarios confluyan, bien se en un hacer que finalmente lo her-
dice que “para realizar un análisis estructu- mana con los otros. A mí me gusta-
ral, hay, pues, que distinguir primero varias ría parecerme a Solgo. (Comunica-
ción personal, 29 de abril de 2017)
instancias de descripción y colocar estas
instancias en una perspectiva jerárquica (in-

75
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

Con esta declaración se entiende a la perfec- interés en lectores de diversas edades, quie-
ción que Solgo representa a su autora, para nes gozan las metáforas que juegan con sig-
quien la literatura y la promoción lectora nificaciones profundas que ubican a Solgo
se convierten en misiones, en una forma de como una obra de innegables condiciones,
vida y servicio, en una posibilidad de tras- como un cuento de calidad que se presta
cendencia en el otro. para experiencias interpretativas que puede
desencadenar también en experiencias pro-
Las obras de arte están llamadas a ductivas; pues existe “un juicio; pero tan
producir reacciones puede ser per- rico y articulado que los elementos de sub-
fectamente justo elevar a materia jetividad que lo componen, en vez de negar
de razonamiento su enumeración. su validez, instauran su eficacia y originali-
Una civilización está, entre otras dad (Eco 1970:63), porque “Ya sé que sólo
cosas, también constituida por
esos razonamientos carentes de agrada quien es feliz” (Brecht 1997:122); y
eficiencia inmediatamente mensu- en Solgo se muestra esa felicidad espontánea
rable (y en ellos se basan los ejer- que sin duda proviene de su creadora.
cicios de crítica «impresionista»
y ese intercambio de impresiones
de lecturas que registran estados
de ánimo y asociaciones libres, y
que, por otra parte, tan útiles re-
sultan para una aproximación per-
sonal a la obra). (Eco 1970:53)

La autora representa la libertad de la crea-


ción, la identidad del artista, aunque no pue-
dan comprenderlo todos los lectores, porque
finalmente la aproximación no está en la lec-
tura de la obra sino en una poslectura que sea
capaz de sintetizar en acciones congruentes
a una sociedad que predica el bien común, el
buen vivir.
REFERENCIAS
BIBLIOGRÁFICAS
CONCLUSIONES Andruetto, M. (2004). Solgo. Zaragoza, España: Edelvi-
ves.
La obra de María Teresa Andruetto desarro-
Andruetto, M. (2009). La mujer en cuestión. Buenos Aires,
lla un tema profundo y controversial me- Argentina: Debolsillo.
diante una narración ágil, sensata, rica en
imágenes, recursos literarios e intertextua- Barthes, R. (1977). Introducción al análisis estructural de los
relatos. (B. Dorriots, trad.). Buenos Aires, Argen-
lidades, aspectos que fueron identificados tina: Centro Editor de América Latina. (Obra
gracias al análisis minucioso mediante le- origial publicada en 1966).
xías. En el texto se produce, “una instancia Brecht, B. (1997). Poemas y canciones. (J. López & V. Ro-
narrativa que hace del discurso un tapiz de mano, trads.). Madrid, España: Alianza Edito-
múltiples diálogos que se concentran bien en rial. (Obra origial publicada en 1968).
la necesidad de contar, o bien, en la sensibi- Eco, U. (1970). La definición del arte. Barcelona, España:
lidad para abordan los conflictos inherentes Ediciones Martínez Roca S.A.
a la humanidad” (Illas, 2017:26). Itten, J. (1992). Arte del color. París, Francia: Limusa.

La obra conduce a varios receptores por- Illas, W. (2017). Algunas notas en torno a los universos
narrativos de “La nave de los locos” y “La últi-
que aunque es una obra recomendada para ma noche de Dostoievski” de Cristina Peri Rossi.
un público infantojuvenil la temática genera Chakiñan, 2, 23-34.

76
REVISTA CHAKIÑAN, 2018, Nº.4, ABRIL, (67-77)
ISSN 2550-6722

Kandinsky, W. (2016). De lo espiritual en el arte. Puebla,


México: Prima de libros.

Malacarne, R. (septiembre de 2013). Había otra vez. Lo


maravilloso en María Teresa Andruetto, nuevas
formas de leer en el aula. En V. Sardi (Coordi-
nadora), V Jornadas de Poéticas de la Literatura Ar-
gentina para niños. Universidad Nacional de La
Plata, Argentina.

Pastor, M. (2006). Didáctica de la Literatura: El contexto


en el texto y el texto en el contexto. Madrid, España:
Carabela.

Programa Educativo Visual. (1994). 2000 años de Literatu-


ra Universal. Bogotá, Colombia: Impreandes.

Rodríguez, H. (2011). Análisis de las obras clásicas de la li-


teratura infantil y juvenil. Loja, Ecuador: Universi-
dad Técnica Particular de Loja.

Salvi, A. (2017). María Teresa Andruetto. Recuperado


de http://www.cervantesvirtual.com/portales/
maria_teresa_andruetto/autora_biografia/

Spicker, P. (2009). Definiciones de pobreza: doce grupos


de significados. En P. Spicker (ed.). Pobreza un
glosario Internacional (pp. 291-306). Buenos Aires,
Argentina: Consejo Latinoamericano de Cien-
cias Sociales - CLACSO.

Stapich, E. & Troglia, M. (noviembre de 2010). María


Teresa Andruetto, una poética de la desobedien-
cia. En C. Blake & V. Sardi (Organizadoras), II
Jornadas de Poéticas de la Literatura Argentina para
Niñ@s. Universidad Nacional de La Plata, Ar-
gentina.

Varichon, A. (2005). Colores: Historia de su significado y


fabricación. Barcelona, España: Gustavo Gili Ed.

Yang, E. (2002). Origen y características generales de la cul-


tura coreana. Toledo, España: Centro Español de
Investigaciones Coreanas.

77

También podría gustarte