Está en la página 1de 3

La innovación en el diseño del empaque

El diseño de los empaques modernos tienen que cumplir con cierto número de requerimientos técnicos
y gráficos que permitan generar eficiencias en los costos de producción y seducir al consumidor en el
momento de la compra, lo que hace que la innovación tome mayor protagonismo.

Los empaques modernos tienen que estar diseñados de acuerdo a los requerimientos de la cadena de
valor, constituida por las industrias productoras de empaques, de llenado, de transporte. Sin embargo, el
momento en donde se mide el impacto del empaque es en el momento que se encuentra con el
consumidor.

“En estos momentos el empaque ha tomado un gran protagonismo. Cada vez hay más innovación y
creatividad para generar mayor impacto. Antes el empaque era un vendedor silencioso, ahora el
empaque grita, atrae, seduce y crea un vínculo entre el consumidor y la marca”, dijo la vicepresidente
consultora de NewLink Group Miami, Socorro Jaramillo.

Dentro del diseño de los empaques ya está implícito que deben persuadir al consumidor en el punto de
venta, ya que se ha comprobado que es allí donde finalmente se toma la decisión de compra.

“El empaque y sus materiales se enfrentan al consumidor y tiene la obligación de alcanzar las
expectativas acerca de lo que desea de la marca. El empaque es una pieza de comunicación temporal
con el consumidor”, comentó la directora de diseño industrial de Leo Burnett, Paola Torrenegra.

“Los empaques deben cumplir con un cierto número de requisitos para que el consumidor elija la marca.
Una persona cuando llega a la góndola puede cambiar su decisión de compra en un segundo. Es por eso
que cada vez el empaque toma mayor importancia”, dijo el presidente de DDB Colombia, Andrés
Mazuera

Los expertos concluyen que el éxito o fracaso de un producto depende en gran parte de la imagen que
presente y la facilidad de uso que el diseño ofrezca. Es así como en el diseño de un empaque se deben
incluir distintas variables:

· Materiales: deben ser amigables con el medio ambiente. “Las empresas han visto que la conciencia
social y ecológica no sólo se deben aplicar al empaque, sino a los productos mismos.
Para que un empaque sea sostenible debe trabajarse con ecodiseño. Este concepto permite seleccionar
materiales con bajo impacto, reducir su cantidad y optimizar procesos y sistemas de distribución.

· Estrategia de mercadeo: de acuerdo con el tipo de consumidor hacia el cual va dirigido el producto, así
mismo debe diseñarse el empaque.

· El tipo de producto: la visión de Torrenegra es que “en productos de lujo el empaque toma mayor
protagonismo y es más fácil incluir el costo de producción en el precio de venta, mientras que en
productos de consumo masivo, el precio al consumidor también es relevante”.

· Los requerimientos técnicos del fabricante: “la imaginación y la creatividad de un diseñador puede
llegar muy lejos. Sin embargo, esta debe ajustarse a las máquinas de llenado, de tapado, de etiquetado
que se disponga”, comentó Torrenegra.

· La etiqueta: si bien el empaque debe hablarle al consumidor una gran cantidad de texto en el empaque
puede confundirlo. Es importante enseñar los beneficios del producto en vez de enlistarlos.

· La parte gráfica: “esta parte cada vez se vuelve más iconográfico y minimalista. En Colombia esta
tendencia hasta ahora está llegado, pero los diseños limpios y ordenados, hacen que el consumidor
sienta que no están gastando en aditamentos extras ni elementos innecesarios”, complementó
Torrenegra. En este sentido hay que cuidar que la campaña publicitaria esté atada al producto. Es decir,
la parte gráfica del empaque debe ser independiente a la campaña publicitaria. “La campaña debe estar
basada en el empaque, a menos que sea una campaña especial”
· Los colores: “el color en gran medida es el responsable de que se logre la diferenciación entre marcas
de una misma categoría y la construcción de su identidad”.

También podría gustarte