Está en la página 1de 8

ALUMNA: VILLANES VEGA MARIELA CAROLINA

CUESTIONARIO

1. ¿CON QUÉ TÍTULO SE CONSIDERA QUE UNA PERSONA TIENE


TIFOIDEA?

El estudio microbiológico a través de cultivos es fundamental para el diagnóstico (sobre


todo en la etapa febril): el hemocultivo en los primeros días de los síntomas clínicos. El
coprocultivo y el urocultivo se extraen en la 2.ª y 3.ª semana de la enfermedad. Las
pruebas serológicas son útiles desde la 2.ª semana, después de la aparición de los
anticuerpos específicos. La reacción de aglutinación de Widal (baja sensibilidad,
especificidad y VPP; alto PVN) se considera positiva cuando el antígeno O tiene título
≥1: 200 y el antígeno H ≥1: 400. Para el diagnóstico es importante reconocer la elevación
de los títulos de anticuerpos.

2. ¿CON CUÁL PRUEBA SE HACE EL DIAGNÓSTICO DEFINITIVO DE F.


TIFOIDEA?

La prueba que se recomienda para realizar un diagnóstico definitivo de fiebre tifoidea,


es el crecimiento de la Salmonella a partir de la sangre del paciente, es decir, el
hemocultivo.

3. SEÑALE LAS ENTIDADES CLÍNICAS QUE PRODUCE LA SALMONELLA


TYPHI

Según Jawetz, Melnick, & Adelberg (2016): “Las salmonelas producen tres tipos de
enfermedad en el ser humano, estas son las fiebres entéricas (fiebre tifoidea),
bacteriemia con lesiones focales y enterocolitis”.

Tabla 1 Entidades clínicas producidas por salmonela:


4. SEÑALE USTED CUALES SON LOS TIPOS DE BRUCELLAS

Hasta ahora se afirma que el género Brucella está compuesto por 10 especies en base
a sus características antigénicas y su hospedador: B. abortus, B. canis, Brucella ceti, B.
melitensis, Brucella microti, B. neotomae, B. ovis, Brucella pinnipedialis, B.
suis y Brucella inopinata (B. inopinata)

Las especies B. melitensis, B. abortus, B. suis y B. canis son conocidas por su


capacidad de infectar al hombre5; sin embargo, los agentes que con mayor frecuencia
causan la brucelosis humana son B. mellitensis (98%) y B. abortus (2%).

5. CUÁL ES LA SINTOMATOLOGÍA DE LA SALMONELOSIS:

La infección por salmonela suele ser producto de comer carnes, aves, huevos o
productos a base de huevo que estén crudos o poco cocidos. El período de incubación
oscila entre varias.
horas y dos días. La mayoría de las infecciones por salmonela se pueden clasificar como
gastroenteritis vírica. Los siguientes son algunos de los posibles signos y síntomas:
Náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza
y sangre en las heces. En general, los signos y síntomas de la infección por salmonela
duran de dos a siete días. La diarrea puede durar hasta 10 días, aunque pueden pasar
varios meses hasta que los intestinos vuelvan a la normalidad.

Fuente: Jawetz, E., Melnick, J., & Adelberg, E. (2016).

6. ¿’0UÁL ES LA SINTOMATOLOGÍA DE LA BRUCELOSIS Y CUÁL ES SU


PROTOCOLO DE TRATAMIENTO:

Los síntomas de la brucelosis se pueden presentar pocos días o meses después de


haberte infectado. Los signos y síntomas son similares a los de la influenza y pueden
ser: Fiebre, escalofríos, pérdida de apetito, sudores, debilidad, fatiga, dolor articular,
muscular y de espalda, dolor de cabeza. Los síntomas de la brucelosis pueden
desaparecer durante semanas o meses y después volver a aparecer. Algunas
personas tienen brucelosis crónica y tienen síntomas durante años, incluso después
del tratamiento. Los signos y síntomas a largo plazo pueden incluir fatiga, fiebre
recurrente, artritis, inflamación del corazón (endocarditis) y espondilitis, una artritis
inflamatoria que afecta la columna vertebral y las articulaciones adyacentes.

En cuanto al protocolo de tratamiento, según MINSA (2003) :

• El tratamiento del paciente probable o confirmado deberá indicarse bajo vigilancia


médica, o por personal debidamente capacitado.
• Los tratamientos deberán considerar invariablemente la combinación de dos
fármacos: Tetraciclina más Rifampicina ó Doxiciclina más Rifampicina ó
Cotrimoxazol más Rifampicina.

• La duración mínima por tratamiento de Brucelosis deberá ser de 6 semanas (42


días) aún ante la remisión del cuadro clínico.

• En los casos de brucelosis crónica, brucelosis del sistema nervioso central,


endocarditis, artritis, etc., no se ha delimitado precisamente la duración del
tratamiento por lo cual la fase de ataque y de consolidación puede durar más tiempo
que el descrito anteriormente.

• Los medicamentos a utilizar en el tratamiento de brucelosis, serán conforme al


esquema y dosis que se seleccione por grupo etáreo. a) Esquema de Tratamiento
en adultos:  Doxiciclina más Rifampicina, por vía oral, o 5  Tetraciclina más
Rifampicina, por vía oral.

Nota. Recuperado de “Norma técnica de diagnóstico y tratamiento de brucelosis


humana”, MINSA, 2003 b) Esquema de tratamiento en niños mayores de 8 años: 
Doxiciclina más Rifampicina, por vía oral, o  Tetraciclina más Rifampicina, por vía
oral

Tabla 4 Tratamiento para brucelosis en niños mayores de 8 años:


Nota. Recuperado de “Norma técnica de diagnóstico y tratamiento de brucelosis
humana”, MINSA, 2003 c) Esquema de tratamiento en niños menores de 8 años: 
Cotrimoxazol más Rifampicina, por vía oral.

d) Esquema de tratamiento en embarazo y lactancia Tabla 6 Tratamiento para


brucelosis en embarazo y lactancia.

Durante el embarazo es imprescindible hacer un análisis de riesgo-beneficio y si es


conveniente dar tratamiento. Precauciones que se deben considerar al momento de
prescribirlos medicamentos del esquema indicado:
7. ¿CUÁLES SON LAS PRUEBAS CONFIRMATORIAS PARA BRUCELLA?

Son las siguientes según Jawetz, Melnick, & Adelberg (2016):

A. Muestras Se debe obtener sangre para cultivo, material de biopsia para cultivo
(ganglios linfáticos, hueso, etc.) y suero para pruebas serológicas.

B. Cultivo El agar Brucella fue concebido de manera específica para el cultivo de


bacterias del género Brucella. El medio es muy enriquecido y, en su forma reducida,
se utiliza sobre todo en los cultivos para las bacterias anaerobias. En la forma
oxigenada, el medio prolifera especies de Brucella muy bien. Sin embargo, la
infección por bacterias del género Brucella a menudo no se sospecha al momento
de cultivar las muestras y rara vez se utilizan cultivos aerobios para Brucella. Las
bacterias del género Brucella se multiplican en medios de uso frecuente, como
puede ser por medio de tripticasa y soya con o sin sangre de carnero al 5%, medio
de infusión en cerebro y corazón, y agar chocolate. Las bacterias del género Brucella
se multiplican con facilidad en medios para hemocultivo (véase adelante). El medio
líquido que se utiliza para el cultivo de Mycobacterium tuberculosis también sustenta
la proliferación de por lo menos..

algunas cepas. Todos los cultivos se deben incubar en CO2 al 8 a 10% a una
temperatura de 35 a 37 °C y se deben observar durante tres semanas antes de
descartarse como negativos; los medios de cultivo líquidos deben volver a cultivarse
aunque no se observe crecimiento durante este periodo.

C. Diagnóstico serológico El diagnóstico de laboratorio de brucelosis se establece


la mayor parte de las veces con pruebas de serología. Durante la primera semana
de la enfermedad aguda aumentan las concentraciones de anticuerpos IgM,
alcanzan un máximo a los tres meses y pueden persistir durante la enfermedad
crónica. Aun con la antibioticoterapia apropiada, las concentraciones altas de IgM
pueden persistir hasta por dos años en un pequeño porcentaje de pacientes. Las
concentraciones de anticuerpo IgG se incrementan casi tres semanas después del
inicio de la enfermedad aguda, alcanzan un máximo a las seis a ocho semanas y se
mantienen altas durante la enfermedad crónica. Las concentraciones de IgA son
paralelas a las concentraciones de IgG. Las pruebas serológicas habituales no
siempre detectan la infección por B. canis debido a que los antígenos administrados
pueden ser B. abortus o B. melitensis. Para establecer el diagnóstico definitivo de
brucelosis se recomienda combinar pruebas serológicas (casi siempre pruebas de
aglutinación con análisis no aglutinantes).
1. Prueba de aglutinación. Para que sean fiables las pruebas de aglutinación en
suero deben realizarse con antígenos de Brucella estandarizados obtenidos por
destrucción térmica, expuestos a fenol, simples. Los títulos de aglutinina IgG
superiores a 1:80 indican infección activa. Las personas a las que se inyecta vacuna
contra el cólera pueden presentar títulos de aglutinación contra las brucelas. Si la
prueba de aglutinación en suero es negativa en pacientes con signos clínicos de
infección por Brucella, se deben realizar pruebas para detectar la presencia de
anticuerpos “bloqueantes”. Para detectarlos se añaden anticuerpos contra la
globulina humana a la mezcla de antígeno y suero. Las aglutininas de la brucelosis
producen reacción cruzada con las aglutininas de la tularemia y se deben realizar
las pruebas para las dos enfermedades en sueros positivos. Por lo general, el título
para una enfermedad será mucho más alto que para la otra.

2. Anticuerpos bloqueantes. Éstos son anticuerpos IgA que interfi eren en la


aglutinación por IgG e IgM y hacen que una prueba serológica sea positiva en
diluciones bajas en suero (prozona), aunque son positivas en las diluciones más
altas. Tales anticuerpos aparecen durante la etapa subaguda de la infección, tienden
a persistir por muchos años independientemente de la actividad de la misma y se
detectan por el método de antiglobulina de Coombs.

3. Brucellacapt. Se trata de un método de aglutinación por inmunocaptura rápido


basado en la prueba de Coombs que detecta anticuerpos IgG e IgA no aglutinantes.
Es de fácil realización y tiene sensibilidad y especificidad altas. No está disponible
en Estados Unidos.

4. ELISA. Se pueden detectar anticuerpos IgG, IgA e IgM con una prueba de
enzimoinmunoanálisis de adsorción (ELISA, enzyme–linked immunosorbent assay)
la cual hace uso de las proteínas citoplásmicas como antígenos. Estos análisis
tienden a ser más sensibles y específicos que la prueba de aglutinación.

Referencias:

• https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medicina-e-investigacion-353-
articulo-brucelosis-una-zoonosis-frecuente-S2214310615000382.
• https://www.medigraphic.com/pdfs/actmed/am-2008/am084c.pdf
• Jawetz, E., Melnick, J., & Adelberg, E. (2016). Microbiología médica de
Jawetz, Melnick y Adelberg (27 ed.). México: McGraw-Hill Education. Katime
Zúñiga, A. (2006). Reacción de Widal - interpretación clínica. Rev Panam
Infectol, 8(2), 40-44. Obtenido de
https://eliochoa.files.wordpress.com/2014/05/widal-test.pdf MayoClinic. (6 de
Setiembre de 2020).
• Norma técnica del diagnóstico y tratamiento de la brucelosis humana. Perú.
Obtenido
https://www.minsa.gob.pe/portalweb/06prevencion/est_san/archivo/2011/NT
_Brucelo sis.pdf Rivas Solano, O. (2015). Brucella abortus: patogénesis y
regulación génica de la virulencia. Revista Tecnología en Marcha, 28(2), 61-
73. Obtenido de
https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0379-
39822015000200061
• https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-
conditions/salmonella/symptoms-causes/syc-20355329
• https://empendium.com/manualmibe/chapter/B34.II.18.3.4.

También podría gustarte