Está en la página 1de 6

¿Quién fue la Reina Victoria?

La Era Victoriana comprende un período de la historia de Inglaterra bajo la monarquía de la

Reina Victoria de Inglaterra, la cual estuvo en el poder por 64 años. Esta época es de las más

importantes en la historia Inglesa, ya que estuvo marcada por el gran desarrollo económico e

industrial del país, además de las exitosas conquistas coloniales logradas en aquel tiempo.

La Reina Victoria ascendió al trono en el año 1837, y durante su reinado la administración

pública fue simplificada y modernizada. Durante este tiempo, Inglaterra se convirtió en el país

más rico y poderoso del mundo, siendo así, la primera potencia mundial en aquel momento. El

ideal de esta Era, fue el proceso y la complacencia por el triunfo del intelecto, la tecnología y el

hombre europeo por sobre lo demás; había un hambre desesperado por avanzar, por crecer, y fue

ésto lo que al final los llevó a todo lo que lograron.

Reinado de Victoria

El largo reinado de Victoria de Inglaterra, entre 1837 y 1901, marca la época de apogeo de una

determinada concepción política, económica, social, propagación de la educación, progreso del

arte, progreso de la literatura, progreso de la ciencia y el nacimiento de un sistema democrático

de gobierno. El ideal de la así llamada Era Victoriana es el progreso y la complacencia por el

triunfo del intelecto, de la tecnología, del hombre europeo por sobre los demás.

La Reina Victoria, la cual estuvo 64 años en el trono, tuvo uno de los reinados más largos hasta

entonces en la historia de los monarcas británicos.

A pesar de la vigencia de su legado, la vida de la Reina Victoria estuvo llena de altibajos y de

tragedias. No solo sufrió la muerte de varios seres queridos, sino que vivió episodios depresivos,

sufrió picos de impopularidad e incluso intentaron matarla siete veces mientras iba en su carruaje

por las calles de Londres.


Cuando la Reina ascendió al trono, Inglaterra era un país agrario y rural, pero sin embargo,

luego de su reinado, Inglaterra se había convertido con el paso de los años, en una nación

industrializada. La transición no fue suave. Las primeras décadas del reinado de Victoria fueron

testigos de varias epidemias, en especial gravedad revistieron las de tifus y cólera; serios

problemas en la producción y distribución de alimentos básicos; consecuentes colapsos

económicos.

La Era Victoriana suele dividirse en tres partes:

Victorianismo temprano (1837-1851): Esta primera etapa se inició con la subida al trono

de la Reina Victoria a la edad de 18 años. Esta etapa, está marcada por el asentamiento de la

sociedad tras la revolución industrial. 

Victorianismo medio (1851-1873): Esta segunda etapa se inició con la Gran Exposición

que tuvo lugar en el Crystal Palace de Londres. Fue un largo periodo de estabilidad propiciado

por la hegemonía que obtuvo el Reino Unido al ser el primer estado en culminar con éxito el

proceso industrializador.

Victorianismo tardío (1873-1901): Esta última etapa fue algo más movida, menos

tranquila, debido a los problemas con Irlanda y las colonias, al tiempo que se radicalizaba el

movimiento obrero y sindical.

Sociedad

Se llama Era Victoriana al período de un siglo en el que Gran Bretaña pasó de ser un país

dedicado a la agricultura a ser un país totalmente industrializado debido a la Revolución


Industrial, el invento del Ferrocarril, los Cambios Sociales, entre otros. Todo un siglo

dedicado a una reina en un país que evolucionaba a distintos ritmos.

Su sociedad responde a una prosperidad económica que se experimentó durante ésta

época, la Hegemonía del Imperio Británico al nivel internacional y la creciente popularidad

de la monarquía como un símbolo de unidad nacional.

Crearon un tipo de sociedad donde una nueva clase social, la clase media, comenzaron a dictar

sus gustos y a imponer conductas. Los estamentos estaban claramente diferenciados:

La clase más alta: Era conocida como la aristocracia. Incluía a la Iglesia y la nobleza,

teniendo gran poder y riqueza. La formaban el dos por ciento de la población

La clase media: La componían los burgueses, la clase media trabajadora. Eran los

propietarios de fábricas, banqueros, propietarios de tiendas, mercaderes, abogados,

ingenieros, hombres de negocios, y otros profesionales.

 La clase baja: Estaba compuesta de dos sectores: la "clase trabajadora" y los

"pobres" (aquellos que no trabajaban, o no lo hacían con regularidad, y recibían la caridad

pública).

La industrialización cambió la estructura de clases de manera drástica hasta el final del siglo

XVIII. Se había creado cierta hostilidad entre la clase alta y las demás. Como resultado de la

industrialización, hubo un importante empuje de la clase media y trabajadora, pero debajo de

ellos había una clase más baja a veces llamada como “gente hundida”, que vivía en la pobreza.

El gobierno consistía en una monarquía constitucional encabezada por la Reina Victoria. Solo

la nobleza podía gobernar, sin embargo, otros políticos venían de la aristocracia.


La Doble Moral

El Código Moral Victoriano, que regía la conducta individual de esos años, se basaba en el miedo,

la reglamentación, la disciplina y el autocontrol y, por eso, en el ámbito familiar y social, las

costumbres eran de lo más conservadoras y discretas. Esta doble moral describe cualquier

conjunto de valores que engloben una fuerte represión de la sexualidad, baja tolerancia ante el

delito y un estricto Código de Conducta social.

Todo buen ciudadano del Imperio debía mostrar ante sus congéneres una conducta recta y

honesta, aunque estas virtudes, en muchos casos, fueran sólo una apariencia. La mujer se

encontraba relegada al trabajo hogareño o fabril, y estaba mal visto que pretendiera ejercer una

profesión universitaria. Sin embargo durante el gobierno de la Reina Victoria se aprobaron leyes

como el Acta de Propiedad de las Mujeres Casadas y la Ley de Divorcio.

La época victoriana también estuvo caracterizada por enormes contradicciones, como el hecho

generalizado de cultivar una fachada de dignidad y recato junto con la prevalencia de fenómenos

sociales como la prostitución o la explotación infantil.

La prostitución

La prostitución era una actividad muy frecuente en la Inglaterra del siglo XIX. Tan sólo en

Londres se calcula que había unas 2.000 prostitutas en los barrios bajos de la ciudad.

Generalmente éstas eran mujeres que estaban en la calle por unas pocas monedas y que

procedían de las más diversas nacionalidades. Londres era una capital terriblemente pujante y era

un destino muy popular en los flujos migratorios.


La masiva llegada de foráneos a la zona lanzó a muchas mujeres a la prostitución, siendo ésta

su única forma de sustento. Este barrio del este de Londres era más bien conocido por sus robos

cometidos, la prostitución presente en sus calles, el alcoholismo y su extrema pobreza. La

prostitución homosexual también existía, se concentraba en burdeles mucho más secretos ya que

el tabú entonces era aún mucho mayor.

Las enfermedades sexuales fueron, por consiguiente, muy corrientes en la época, como lo fue

también la tuberculosis.

La irrupción de Jack el Destripador en el verano de 1888 fue devastadora para las prostitutas de

Londres. La histeria se apoderó no sólo de Londres sino del país entero que leía las noticias en

los periódicos con estupor e indignación de que ni toda la policía de la ciudad pudiera detener a

un solo hombre. El asesinato de prostitutas era algo corriente entonces. Se registraban muchos

acuchillamientos y también muchos suicidios de mujeres pero el modus operandi del asesino

sorprendió a los más insensibles, por lo que, la Época Victoriana dio a luz al primer asesino en

serie que hoy en día se conoce.

Leyendas Victorianas

 The ten bells: El pub Ten Bells, fue durante muchos años llamado “Jack el Destripador”,

gracias a su vínculo indelebles con los crímenes del Destripador. El 9 de noviembre de 1888,

Mary Kelly, una joven de 25 años que describen como “de tez blanca, cabello claro y rasgos

bastante atractivos”, abandonó el pub antes de convertirse en la víctima final de Jack el


Destripador. Su cuerpo mutilado fue descubierto la mañana siguiente en Miller’s Court,Dorset

Street, en el lado opuesto de la carretera a las Ten Bells.

A fines de la década de 1990, el personal que vivía en el pub se quejó de los encuentros

alarmantes que habían tenido con un anciano fantasmal vestido con ropa victoriana. Después de

despertarse con una sensación incómoda en medio de la noche, se dieron vuelta para encontrarse

con el fantasma acostado junto a ellos en la cama, pero tan pronto como gritaron, desapareció.

 London Walks: Una de las actividades que puedes disfrutar estando en Londres es uno de

los London Walks en los que te sitúan en la época mediante una profunda descripción y te llevan

a los lugares donde los asesinatos sucedieron.

También podría gustarte