Está en la página 1de 5

La Conjura para Superar la Crisis Energética Venezolana

Por: Nelson Hernández

Actualmente, la población venezolana sufre un conjunto de crisis que abarca aspectos


políticos, sociales y económicos. No hay actividad que no presente minusvalía ante la
calidad o el cumplimiento demandado por la población. Sin embargo, a mi juicio, la
crisis mas importante es la “energética” (hidrocarburos – electricidad), ya que debe
resolverse primero para poder solucionar al resto. Esta prioridad obedece a la
característica intrínseca de la economía venezolana, al depender en más de un 90 % de
los ingresos provenientes del petróleo, es decir, una economía mono productora. Y por
otro lado, sin electricidad no hay desarrollo posible.

La crisis energética esta representada por la situación critica presente en dos grandes
empresas estatales: PDVSA y CORPOELEC. Son crisis que se desarrollan
simultáneamente y se complementan. Una arrastra a la otra y viceversa, y con alta
probabilidad de colisionar, lo que sumergiría a Venezuela en una etapa de
decrecimiento económico con perdida en la calidad de vida del venezolano.

La grafica muestra los principales factores que han originado la crisis energética.
Muchos factores son comunes en ambas empresas, sobre todo lo concerniente al
predominio de la política (politización partidista) en sus actividades y cuadros de
mando, el incumplimiento de los planes establecidos desde el año 2000 y la ausencia de
una gerencia de mantenimiento de la infraestructura existente, lo cual ha disminuido la
capacidad operativa de PDVSA y CORPOELEC.

El entrampamiento de la crisis

La grafica ilustra esquemáticamente el entrampamiento energético (circulo vicioso)


presente en Venezuela. En la misma el color azul representa las actividades que han
sufrido disminución al compararlas con el año 2008. El color verde las que han
experimentado aumento y el color anaranjado aquellos planes claves que de haberse
cumplido no existiera tal entrampamiento. Del lado derecho, parte inferior, se muestra
la jerarquización en el suministro de gas, cuando este es escaso, situación en la cual nos
encontramos hoy.

Podemos considerar como el inicio de dicho circulo a la producción petrolera. Su


disminución acarrea una baja en la producción de gas, en los volúmenes de crudo
dirigidos a las refinerías y en el volumen de petróleo exportado.

La disminución de los volúmenes a refinerías, aunado a la disminución de su


operatividad, conduce a una disminución en los volúmenes de productos refinados que
sumado al aumento de consumo de estos en el mercado interno, afecta hacia la baja la
disponibilidad de volúmenes a exportación.

La disminución de los volúmenes de exportación, exceptuando la situación actual


coyuntural de aumento del precio del petróleo, conlleva a una disminución en el ingreso
de divisas, disminuyendo así la disponibilidad de dinero para acometer los planes que
requieren la industria petrolera y el sector eléctrico para superar la crisis energética (…
se siguen desfasando), cerrando así, el circulo. Es de señalar, que mucho de los
volúmenes exportados (+/- 1.1 MMBD) están bajo contratos especiales o cancelando
prestamos con entrega de petróleo a futuro, lo cual hace menor el ingreso de divisas.

La baja en la disponibilidad de gas requiere de la aplicación de la jerarquización del


suministro a los diferentes consumidores. El sector eléctrico es el segundo en ser
afectado, ya que las plantas de generación termo eléctricas (en su gran mayoría) pueden
utilizar combustibles líquidos (diesel o fuel oil) como sustituto del gas. Es de señalar
que hoy el país presenta un déficit de gas del orden de los 2000 MMPCD.

El aumento abrupto en los dos últimos años de los combustibles líquidos eléctricos tiene
su relación directa con la disminución en la disponibilidad de gas. Es importante señalar
que otros hidrocarburos líquidos han experimentado aumentos en su consumo como son
la gasolina (parque automotor), el GLP (parque automotor y sector domestico) y el
diesel (parque automotor, sector agrícola y sector eléctrico). Su importación, cada vez
más a menudo, obedece a que los volúmenes producidos no satisfacen la demanda del
mercado interno.

En el caso especifico del diesel, y


como lo ha mencionado el
ministro-presidente de PDVSA, la
semana pasada, se ha destinado un
volumen mínimo de 100 MBD
para cubrir necesidades del sector
eléctrico.

La grafica muestra una proyección


de la producción y consumo al
2012 de diesel. Nótese como
disminuye la disponibilidad de
volúmenes para exportación, y
cuyas consecuencias ya fueron
explicadas.

El nivel máximo de producción (241 MBD) viene dado por la capacidad de refinación
existente. Cabe señalar que en el mediano plazo esta capacidad no será incrementada.
Dentro del Plan Siembra Petrolera de PDVSA (2006 – 2012), se contemplaba la
construcción de tres refinerías: Batalla de Santa Inés (50 MBD), Caripito (50 MBD) y
Cabruta (400 MBD). Ninguna de estas refinerías está en construcción. La no
disponibilidad de nueva capacidad de refinación, es una de las razones para la
importación de productos refinados.

Ante el desequilibrio entre oferta y demanda de electricidad, CORPOELEC debe


instalar mayor generación para satisfacer los requerimientos. Tal generación debe ser
con base térmica, ya que la construcción de una planta hidroeléctrica, como muy rápida
tardaría de 7 a 10 años. Esta situación conlleva a un mayor consumo de los
combustibles “eléctricos”, lo que incrementa la dependencia de este sector con el de
hidrocarburos, originándose una “garantía precaria” en el suministro de estos por las
razones ya explicadas.
De allí el “entrampamiento energético”, teniendo como resultado a la crisis energética
en la cual esta inmersa el país, y cuya solución definitiva requiere de al menos 3 años, si
y solamente si, se inician sin dilación los proyectos requeridos en el sector
hidrocarburos (aumento en la producción de gas y petróleo) y en el sector eléctrico
(mayor generación y extensión / adecuación de los sistemas de transmisión y
distribución de electricidad).

La Conjura

Por simple lógica deben haber acciones, a corto plazo y con minima inversión, que
permitan ir venciendo la crisis energética hasta tanto se logre su solución definitiva.
Observando el grafico del entrampamiento, una solución seria aumentar la
disponibilidad de gas.

En tal sentido, se debe establecer un Plan Operativo Especial que refleje la planificación
de las acciones y actividades en el corto plazo (máximo 2 años), que permitan la
continuidad operacional y que maximice la disponibilidad de gas.

En otras palabras, que se debe hacer hoy para resolver los escollos que limitan la
disponibilidad de gas. Dentro de estas acciones están:

• Educar / informar a la población sobre la realidad de la crisis energética


• Realizar inventario de la infraestructura de gas (estaciones de flujo, líneas de
recolección, plantas compresoras, plantas de tratamiento, gasoductos principales,
gasoductos secundarios, ramales, EMR, etc.)
• Identificar empresas nacionales e internacionales que laboren en el área de
consultoría, ingeniería, procura y construcción y mantenimiento de
infraestructura de gas
• Acometer programa extraordinario de mantenimiento de la infraestructura de gas
con el objeto de adecuarla para manejar mayores volúmenes de gas o llevarlas a
su diseño de capacidad original
• Establecer programa (jerarquización) de producción de pozos de mayor relación
gas-petróleo (RGP) con el objeto de incrementar la producción de gas, sin
menoscabo de la de petróleo
• Maximar, al límite técnico permisible, la producción de gas libre en los campos
Anaco y Yucal Placer
• Disminuir el gas arrojado a la atmosfera
• Negociar la extensión del suministro de gas de Colombia
• Jerarquizar técnica y económicamente la disponibilidad de gas de tal manera de
sustituir la mayor cantidad de hidrocarburos líquidos exportables, con especial
énfasis en el sector eléctrico
• Reajustar / adecuar la Obligación Máxima y Minima de Entrega de gas a los
consumidores industriales con el fin de liberar capacidad contractual en
gasoductos secundarios y ramales, y poder ampliar el espectro de consumidores
• Establecer incentivos tarifarios en el sector industrial para consumos de gas en
horas nocturnas, de tal manera de garantizar una utilización optima diaria de los
gasoductos (optimización picos de consumo).
• Regresar el cambio del huso horario, y establecer el cambio de hora cada seis
meses para aprovechar al máximo la luz solar.
• Solicitar la participación y apoyo del sector productivo (primario, secundario y
terciario) del país para el desarrollo y ejecución de todas y cada una de las
actividades que conlleven a obtener una mayor disponibilidad de gas en el corto
plazo.

Por otra parte, también se debe actuar para minimizar, de manera directa, el consumo de
hidrocarburos líquidos en el mercado interno en el corto plazo. En tal sentido, las
siguientes acciones son prioritarias:

• Instituir a nivel nacional el día de parada vehículos privados


• Establecer horarios escalonados a diferentes sectores para inicio de labores
diarias
• Optimizar rutas de transporte colectivo
• Realizar reparaciones de infraestructura vial de las ciudades en horas nocturnas
• Dotar a instituciones de transporte y transito terrestre de equipos y
procedimientos expeditos para despejar vías
• Instituir la eficiencia energética (auditorias) en los diversos sectores productivos

Corolario

La solución a la actual crisis energética es de carácter prioritario. Su no atención origina


una alta probabilidad de que el país colapse, motivado a dos factores claves: 1) Por ser
la economía venezolana altamente dependiente de la producción de petróleo, y 2) Un
servicio eléctrico deficiente y de baja calidad no permite el desarrollo económico y
social a que tiene derecho el venezolano del siglo XXI.

La sociedad venezolana, tiene la palabra….