Está en la página 1de 7

La grafoscopía

Tópico Desarrollo de la información


Elementos
generales del Los elementos generales o formales del grafismo se ocupan
grafismo de las características que conforman las rectas, curvas y
trazos mixtos de las grafías.

Este análisis se centra en observar si para un mismo


elemento las curvas son cóncavas o convexas, si éstas son
amplias o cerradas, si los rasgos son finos o gruesos, o
ambos, en un mismo elemento etc.

A las líneas que no son esenciales a la forma y estructura de


los elementos se les denomina rasgos (pequeñas variantes
u ornamentos).

Trazos:

Son las líneas rectas, curvas o mixtas que conforman las


letras (o números) y se imprimen con líneas cuyo
movimiento inicial comúnmente va de arriba hacia abajo y
después movimientos que pueden ir de abajo hacia arriba o
lateralmente, o se desplazan en movimientos a la derecha o
izquierda, en planos horizontales o inclinados (Orellana,
2008). Es decir, por trazo debemos entender cualquier línea
realizada a mano, sea esta recta, curva o mixta, cuya
dirección está en función del uso que se les dé y que forman
parte esencial de la letra en sí misma. Por ejemplo, son las
líneas indispensables que utilizamos para escribir una “A” y
que la distingan como tal.

Rasgos:
se denominan así a las líneas que no son parte esencial de
las letras y obedecen a cuestiones complementarias u
ornamentales (Orellana, 2008); esto es, toda aquella línea
que se encuentre plasmada pero que no sea indispensable
para dar sentido o significado a la grafía, es considerada
como un trazo; por ejemplo, los adornos garigoleados que
se utilizan en las letras góticas.

Se clasifican en:

a) Punto de ataque o inicial. Corresponde al punto en que


empieza el trazo de una letra.
b) Punto final. Cuando concluye el trazo de la línea
complementaría u ornamental.
c) Enlace. Consiste en las líneas que sirven de unión entre
las letras

rasgos peculiares:
a) Botón o parada inicial. Es el punto de ataque y se aprecia
por la acumulación de la tinta.
b) Arpón. Puede aparecer tanto en el punto inicial como final
y se observa como un pequeño
vértice que semeja la punta o extremo de un arpón.
c) Gancho. Curva vuelta hacia dentro o regresiva sea en el
punto inicial o final, a la izquierda o a
la derecha, o en la parte inferior o superior.
d) Gaza. Espacio entre dos línea paralelas ligeramente
curvas unidas en un extremo que
generalmente es una pequeña curva o vértice alargado.
Ejemplo la letra “ l ”
e) Lanzada. Rasgo curvo que se muestra en la misma letra
para rodearla o enlazarla. Ejemplo: “A ”
f) Bucle. Pequeña especie de lanzada colocada
generalmente en el punto final de la letra.
g) Ojal. Pequeña abertura redondeada que aparece como un
adorno de la letra, semejante a un ojal. “ o ”
h) Arco. Trazo curvo que aparece en forma de semicírculo,
que puede se completo e incompleto. Ejemplo “ a ”.
i) Espuela. Rasgo que se adosa o adiciona al comienzo de
las letras. Ejemplo “ d ”.
j) Patín. Pequeña raya horizontal ya sea en la parte superior
o inferior de las letras. Ejemplo “R”.
k) Tilde. Rasgo pequeño y horizontal que complementa a la
letra “t”.
l) Angulo. Gramas de la letra, que aparecen formando
vértices con ello ángulos.
m) Curva. Cuando en la letra se presenta curvas en el
cuerpo. Ejemplo”s”.
n) Nudo. Espiral incompleto que generalmente aparece en
el punto de ataque.
o) Espiral. Espiral completo.
p) Línea regresiva sobre sí. Son las líneas verticales que se
trazan de arriba abajo que retornan de abajo a arriba sobre
sí mismas, o casi sobre si mismas. “ p ”.
q) Ovalo. Rasgo parecido a un huevo.

Gestos gráficos.
Se define como el conjunto de particularidades que
aparecen como constantes en la escritura de una persona y
que permiten “individualizar” su escritura. El gesto gráfico se
produce como un estado de automatización individual que
revela las características personales de su autor. El gesto
gráfico es entonces el conjunto de fenómenos personales,
como velocidad, ritmo, angulosidad, dimensión, dirección,
altura, etc., que se producen en la escritura y que varía de
persona a persona. Los gestos gráficos pueden agruparse
de la siguiente manera:
1. Gestos gráficos evidentes. Hace referencia a la
configuración y ubicación de puntos de ataque; forma,
dirección y ubicación de los rasgos o puntos finales;
características de los signos de puntuación; referencias
intergramaticales, interlineales, interproporcionales y de
alineamiento básico; y diferencias de grado de presión,
aceleración, proporcionalidad o desenvolvimiento.

2. Gestos gráficos no evidentes. Gestos que se pueden


constatar a través de mediciones como la altura de la rúbrica
respecto a la dimensión del espacio destinado para la firma.

3. Gestos gráficos invisibles. También llamados


imperceptibles, pues no pueden identificarse mediante un
examen superficial de la grafía. Entre ellos encontramos la
amplitud de los ángulos, curvas y óvalos, variaciones de
dirección al final del renglón o la altura y calidad de los
enlaces.

Elementos La observación del perito, entonces debe centrarse en los


estructurales del elementos de fondo de la escritura, es decir, en los que no
grafismo se refreren estrictamente a to foma de los letras.
Fernando López Peña

“El término estructura significa la distribución y orden de las


partes de un todo, y al referirnos a los elementos
estructurales lo hacemos respecto de las partes esenciales
que configuran el todo, en este caso, de la escritura”
(Orellana, 2008).

Es decir, estos elementos constituyen el andamiaje que da


sustento a la escritura.

De esta suerte la escritura parte de la configuración de


elementos sean
trazos rectos y curvos y un tercero, mixtos o sea parte rectos
y parte curvos.
Angulosidad “Se presenta cuando en los trazos predomina el ángulo
sobre la curva y la frecuencia en que esto sucede.
Generalmente en los trazos llamados magistrales que son
aquellos cuyo movimiento es de arriba hacia abajo y que
comúnmente corresponden a mayor presión y por ende son
más gruesos, se unen entre sí mediante curvas llamadas de
enlace en las que aparecen líneas más finas o perfiles; sin
embargo, al sustituirse la curva por la forma del ángulo que
puede ser total o parcial, según que los arcos o curvas se
sustituyan por trazos en ángulo” (Orellana, 2008).
Básicamente se refiere a los ángulos agudos que se
presentan en la cresta o el valle de un trazo, en este caso,
hay ausencia de curvas; por ejemplo, el trazo se asemeja a
los dientes de un serrucho.

Dimensión Se refiere a dos tipos de proporciones: a la altura de las


letras y a la extensión de la escritura.

Referente a la altura representa la proporción que guardan


las letras mayúsculas respecto de las minúsculas; y respecto
a la extensión es que tanto se prolonga la escritura hacia la
derecha. Por ejemplo, este elemento esencialmente se
puede apreciar en que tan grande (alta) es la escritura de las
mayúsculas con relación a las minúsculas y que tanto
abarca de espacio una palabra.

Dirección En el aprendizaje de la escritura se trata de adoptar un


patrón ideal que se plantea como modelo, el cual se propone
en una dirección sobre un plano horizontal...” (Orellana,
2008).

Este elemento se distingue básicamente en que posición se


escribe respecto a una línea horizontal; por ejemplo,
tomando como referencia un renglón de una hoja de libreta,
se toma en cuenta si está diagonal (hacia arriba o hacia
abajo) o paralelo respecto a este.

Enlaces La escritura "cursiva" cuya caracterfstica es le escútura de


las letras en solución de continuidad es un eiemplo cl.m de
la caracierlsticá ds "enlaces", pues es precisamente a esta
solución de continuidad, que une letra con letra, a la que se
le denomina enlace.”

Este elemento toma en cuenta que la pluma o el lápiz no se


despegue de la superficie de escritura, uniendo una letra con
otra; por ejemplo, en la escritura con letra cursiva.

Inclinación La escritura guarda un grado de inclinación que parte de la


consideración de que el alineamiento básico o línea
horizontal sobre la cual se imprime la palabra se toma en
cuenta para considerar una línea perpendicular, que
marcará un ángulo recto de 90 grados que no tiene
inclinación.”

Es decir, este elemento atiende la tendencia de inclinación


de las letras, sea hacia atrás, hacia el frente o perpendicular.

Presión Al escribir es necesario ejercer fuerza o energía de la pluma


o bolígrafo o del instrumento de que nos valemos para
estampar la grafía y a esa fuerza o energía se le llama
presión o presión muscular.

Prácticamente se refiere a que tanto se recarga la mano


para escribir; por ejemplo, a veces es tan fuerte que se
dejan surcos en la superficie de apoyo, principalmente si es
de madera.

La presión media se aprecia porque los surcos del trazo sólo


penetran escasamente en el papel y al reverso del papel la
escritura casi no se aprecia al tacto, o apenas observable
con luz indirecta o con el auxilio del microscopio.

La presión débil corresponde a personas que ejercen una


presión que prácticamente no deja huella de surco en el
papel, y tampoco no aparecen concentraciones de tinta o
entintamiento, y desde luego al reverso del papel no son
apreciables los "surcos" al tacto, o a la luz indirecta.

La presión mixta es aquélla en que la presión fuerte o media,


alterna con la débil en el trazo de las letras o sílabas de la
palabra o palabras, y al observar el reverso del papel sólo
destaca aquéllas de presión fuerte y no aquéllas de presión
débil.
Velocidad Esta característica estructural se refiere al mayor o menor
tiempo empleado en estampar la escritura y generalmente
tiene que ver con la habilidad o práctica para escribir; la
lentitud es propia de quien no ha adquirido destreza, salvo
que la menor rapidez se deba a problemas de salud.

Según el ritmo de ejecución:


Lanzada. Prolongación hacia la derecha, a veces hacia
arriba o hacia abajo, de los signos y rasgos finales.

Contenida. Contención en los trazos horizontales y finales


de palabra, con terminaciones limpias y ausencia de
prolongaciones.

Irregular. Cambios en la velocidad, intermitentes y bruscas.

En este elemento se toma en cuenta la rapidez con que se


escribe; por ejemplo, la letra de una receta médica no es tan
legible debido a la velocidad con que la realiza el médico.

Orden y Se refiere a la colocación de las letras, palabras y sobre todo


regularidad renglones que permiten observar un conjunto equilibrado
respecto a su alineamiento respecto a la relación con los
márgenes del papel o soporte, sean éstos superior, inferior,
derecho o izquierdo, en particular con el sangrado de los
párrafos, la simetría o asimetría de encabezados, etcétera.

El presente elemento toma en cuenta la armonía en la


escritura; por ejemplo, dentro de ella se puede ubicar a la
escritura que coloquialmente se le denomina “bonita” por ser
llamativa y atractiva visualmente hablando.

También podría gustarte