Está en la página 1de 2

¿Qué son las parábolas?

Las parábolas son relatos, historias escuetas, claras, sencillas, y su finalidad es transmitir
una enseñanza del modo más comprensible y fácil de recordar.

En todas destaca la pequeñez de los comienzos; y el crecimiento progresivo de este Reino;


su fuerza regeneradora para los llamados por Dios a la salvación, que alcanzarán si
corresponden a esa vocación.

Jesús predica utilizando parábolas, es decir, ejemplos vivos, imágenes tomadas de la vida
ordinaria, dándoles contenidos ricos y amplios. Después un año de recorrer los caminos de
Palestina, predicando el Evangelio del Reino y confirmando su doctrina con innumerables
milagros. Muchos creen, otros no. Jesús habla del Reino de Dios con tacto y utiliza
parábolas en las que, sin ocultar que está diciendo cosas nuevas incita a los oyentes a
interesarse y les advierte: "!quién tenga oídos para oír, que oiga". Entenderán los que
tengan un corazón dispuesto a la conversión a Dios con el rechazo del pecado, también en
sus formas más sutiles.

Actividad: Lee atentamente la siguiente parábola


Pasaje bíblico: Mateo 13: 44-46

Parábola del tesoro escondido

44 
»Además el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un
hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra
aquel campo.

La perla preciosa
45 
»También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, 46 y
al hallar una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.
Parábola
Estudio del ytesoro
bíblico escondido
análisis de la parábola:

Dice que el Reino de Dios es semejante a un tesoro escondido en el campo y que lo


encuentra un hombre. Así debemos ser nosotros. De poder buscar en el campo nuestro
tesoro que es el Reino de Dios.

El Reino de Dios no tiene castillos ni lujo, pero tiene lo más importante que es la vida
eterna. Ese es el tesoro que más debemos buscar al igual que ese hombre a quien Jesús
le enseña sobre esta parábola.

El hombre que encontró el tesoro fue y vendió todas las cosas para poder quedarse con
ese tesoro. Vemos que Dios hizo lo mismo con nosotros. Dio a su único hijo para poder
salvarnos y limpiarnos de todas nuestras iniquidades .

En el mundo en todo tiempo nos insisten en que lo material debe estar por sobre todas las
cosas. Como cristianos verdaderos que somos esas cosas para nosotros debe ser
secundario, debemos dejar las cosas materiales si es necesario para tener la vida eterna
que Dios nos da.

Preguntas:

También podría gustarte