Está en la página 1de 2

¿Qué es el daño emergente?

El daño emergente se refiere al daño o pérdida sufrida por un acreedor. Ocurre cuando se
incumple un contrato, cuando se destruye o deteriora un bien, o cuando se lesiona una
persona, entre otros casos. También corresponde al valor o precio de un bien o cosa que ha
sufrido daño o perjuicio. Cuando el bien o la propiedad de una persona ha sido dañada o
destruida por otra, estamos ante un daño emergente, y la indemnización en este caso será
igual al precio del bien afectado o destruido.

¿Cuál es la diferencia entre el lucro cesante y el daño emergente?

La diferencia entre lucro cesante y daño emergente es que, en el lucro cesante, se hace
referencia al dejar de recibir unos dineros por el daño que se produjo; en el daño emergente
lo que sucede es que la cosa fue dañada, se debe reparar por el valor ya sea del arreglo de la
cosa o la compra de aquella porque ya no tiene ningún tipo de arreglo y toca comprarla
nueva.

Es más fácil poder demostrar o probar un daño emergente a un lucro cesante, debido a que
el daño emergente en casi todos los casos se ve a simple vista, en cambio el lucro cesante se
debe valer de muchas pruebas para que pueda ser demostrado y poderse calcular.

Lucro cesante.
El lucro cesante hace referencia al lucro, al dinero, a la ganancia, a la renta que una persona
deja de percibir como consecuencia del perjuicio o daño que se le ha causado.

Si una persona no hubiera sufrido de un daño o perjuicio, se hubiera seguido lucrando sin
problemas, lucro que se pierde, que cesa por culpa del daño o del perjuicio, y por supuesto
que el responsable será quien causó el daño y el perjuicio, y en algunos casos tendrá que
indemnizar a la víctima del daño o perjuicio.
Cuando una persona pierde un bien del que obtenía ingresos, naturalmente dejará de
obtener esos ingresos, lo que se conoce como lucre cesante, porque cesa la generación de
los ingresos.
En ese caso concurre tanto el daño emergente como el lucro cesante.
¿A qué hace referencia el lucro cesante futuro?
El lucro cesante futuro es el que se produce más allá de la conclusión del proceso. Es decir,
después de terminado el proceso, aquella persona afectada sigue sufriendo el perjuicio de
no recibir los dineros o frutos que recibía antes de producido el daño. Un ejemplo puede ser
en un accidente de tránsito, una persona resulta lesionada, la llevan al médico, este le da la
incapacidad, finaliza el proceso y la incapacidad se acaba, pero la persona a raíz del golpe,
no lo reciben en su lugar de trabajo porque sufrió unas dificultades físicas y no están activo
como antes; a raíz de esto, la persona no cuenta con un sueldo con el cual pueda solventar
sus gastos mínimos para sobrevivir.

¿Cuál es la diferencia entre el daño emergente y el daño moral?


El daño moral es una limitación que sufre una persona y que tiene una afectación
emocional, al basarse en un sufrimiento psíquico, en un trastorno psicológico. Por ejemplo,
cuando fallecer un familiar muy allegado.
La diferencia entre daño emergente y daño moral, es su reconocimiento o reparación en
dinero, el daño emergente versa sobre lo material, los daños patrimoniales, etc…; a
diferencia del daño moral debido a que es algo psicológico y emocional, no existe dinero
que alcance para poder reparar a la persona por el cual está pasando esta situación.

También podría gustarte