Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA

Facultad de Ciencia, Tecnología y Ambiente

Departamento de Arquitectura y Diseño

Área de Arquitectura

Departamento de Arquitectura y Diseño Área de Arquitectura Análisis Histórico 4 Ensayo Revisa: Arq. Alberto

Análisis Histórico 4

Ensayo

Revisa: Arq. Alberto Solórzano

Entrega: Mayela Aranda

Número de grupo: 0818 Carrera: Arquitectura

Managua, 15 de octubre de 2010

Tesis: La aspiración por construir la ciudad genérica que facilite la comodidad de quien la habita.

Bosquejo

I. Introducción

II. Ausencia de una adecuada distribución urbana.

A. Causas que han provocado el desorden urbano.

B. Factores a tomarse en cuenta que ayuden a la creación de la ciudad ideal.

III. Identidad urbana en la ciudad genérica.

A. El caso de Beijing

B. La ciudad genérica según Rem Koolhass.

IV. Conclusión

V. Bibliografía

Para comenzar, el texto “La ciudad genérica”, escrito por el arquitecto Rem Koolhaas. El cual, aborda temas como: La identidad urbana de la ciudad genérica y la ausencia de una adecuada distribución urbana. El tema a tratarse es este último con el propósito de demostrar la importancia que tiene el diseño de una ciudad.

Una ciudad es un área urbana con alta densidad de población en la que predominan fundamentalmente la industria y los servicios. Se diferencia de otras entidades

los

urbanas

poblacional o estatuto legal, aunque su distinción varía entre países. La población de

una ciudad puede variar entre unas pocas centenas de habitantes hasta una decena de millones de habitantes.

por

diversos

criterios,

entre

que

se

incluyen

El Diccionario de la Academia Francesa (Dictionnaire de l'Académie française), desde la edición de 1694 hasta la de 1835, definió a la ciudad como “la reunión de muchas casas dispuestas en calles y encerradas dentro de un recinto común que suele ser de muros y fosos”. El Diccionario de la Lengua Española (de la RAE) define a la ciudad como un "conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica por lo común a actividades no agrícolas".

El desorden urbano no es algo que haya surgido recientemente, este problema se ha venido dando con anterioridad. Principalmente, en los países subdesarrollados es un tremendo caos por lo que día a día se procura una posible solución. Aunque como todo problema, éste presenta las causas que lo originan.

La morfología de las ciudades tiene relación directa con la territorialidad y la economía de las naciones. Los países del Este asiático, carentes de suelo, edifican rascacielos cada vez más altos que a la vez son símbolos del poderío económico e hitos de la arquitectura del fin del milenio. Estados Unidos cede aparentemente el papel protagónico al Lejano Oriente, donde al pasar de los meses nuevas torres de cristal dan la cara al cielo buscando obtener su lugar en los añales de la historia de la humanidad.

América Latina es el reverso de la moneda. Con una economía deprimida y tierra suficiente para seguir creciendo, las ciudades se expanden derramadas sobre terreno firme. Desde luego, los rascacielos son parte del paisaje urbano y constituyen símbolos de poderío, pero no conforman el total del perfil de la ciudad como en Asia sino que son elementos aislados en la horizontalidad predominante.

Pero, el factor demográfico ha sido uno de las principales causas a este problema. Actualmente, mucha gente del campo emigra a la ciudad y como citaba Rem Koolhaas “La ciudad si se toma demasiado pequeña simplemente se expande. Si se toma vieja simplemente se autodestruye y se renueva”. Error que les ha costado muy caro a los habitantes, porque en su afán por expandirse han originado otros problemas en cuanto a la accesibilidad, sobre todo para los peatones.

Un mejor estudio sobre los proyectos propuestos podría ser una de las posibles soluciones, siguiendo las normativas de construcción también. Y así como otras

ciudades en países de muy desarrollados como en Asia y Estados Unidos, donde la mayoría de sus edificaciones son verticales correspondientes a rascacielos. Habría un mayor ahorro de espacio generando más construcciones menos desordenadas.

Claro que para alcanzar la estructura de la ciudad ideal, lleva su tiempo. Un ejemplo de lo que seria la ciudad del futuro o ciudad genérica, es posible verlo en la organización de ciudades asiáticas, puesto que, presentan un mayor desarrollo económico y exigencia en lo que a normas de construcción se refiere.

No obstante, no se debe olvidar lo esencial de un determinado país como lo es su cultura, y por supuesto la identidad que ésta brinda a cada uno de sus habitantes. Por ejemplo, Beijing, se ha posicionado como el centro económico y una ciudad presente en el mapa internacional. Con más de 15 millones de habitantes en 16.800 km2, es hoy una de las ciudades más pobladas del mundo, y se espera que siga creciendo aceleradamente durante los próximos años. Este crecimiento urbano a gran velocidad, guiado por el Municipio de Beijing, representante del Estado, apunta a la inserción de China como actor relevante en el contexto de un mundo globalizado, entendiendo su ciudad capital como plataforma publicitaria del país hacia el resto del mundo.

El precio de tal crecimiento, sin embargo, es alto: la velocidad requerida se da a costa de la demolición de viviendas y barrios tradicionales y de la inserción de construcciones ajenas a la cultura y el modo de vida local. Un claro ejemplo de esto es el Parque Olímpico construido para las Olimpiadas del año 2008.

Olímpico construido para las Olimpiadas del año 2008. Fuente:

Fuente: http://www.plataformaarquitectura.cl/2008/08/23/beijing-arquitectura-olimpica/)

Construido a partir del año 2003, el Parque Olímpico de Beijing se instala al norte del centro de la ciudad. Los terrenos, ocupados por Hutongs (barrios residenciales tradicionales de Beijing) son expropiados a sus dueños, quienes posteriormente son derivados a las nuevas urbanizaciones en la periferia de la ciudad.

Los Hutongs son reemplazados por modernos edificios y los hitos abundan en la ciudad. Las postales del Beijing contemporáneo no involucran ya las milenarias construcciones chinas (salvo casos contados que se mantienen como hitos turísticos, y que, como diría Koolhaas, llegan a ser una caricatura del Beijing tradicional)

El desarrollo de todo país es importante, más aún en cuanto al desarrollo tecnológico, el hecho de crecer como ciudad no debe dejar a un lado la cultura, todo lo contrario, debe ir arraigada, se piensa en un futuro a veces demasiado pronto, perdiendo la identidad, siendo así la historia una de las mayores preocupaciones. En especial tanto China como Japón, ambos son países con costumbres muy valiosas para ellos e interesantes para el resto del mundo. Sería una verdadera lástima que todo eso se convierta en un simple símbolo de la antigüedad.

eso se convierta en un simple símbolo de la antigüedad. Imagen:

Imagen: http://www.plataformaarquitectura.cl/2008/07/13/china-al-dia/

El Estado, entonces, refuerza la creación de una nueva identidad cultural urbana que venga a suplir la que se ha perdido, producto de la velocidad de cambio y regeneración urbana necesaria, y que genere la aprobación, no ya de las grandes potencias mundiales sino de su propia población, de los modelos impuestos. Aparece entonces la pregunta acerca de si es posible suplir una cultura milenaria con estos símbolos superficiales de éxito occidental.

Si bien estas estrategias de “publicidad urbana” probablemente funcionen en el ámbito internacional como imágenes del éxito local, difícilmente llegarán a convencer a una población arraigada en costumbres milenarias y a la cual se le ha impuesto un nuevo modo de hacer ciudad, desde un Estado que mira hacia el contexto global más que hacia adentro, y sin ninguna posibilidad de participación ciudadana.

Ciertamente, hay mucha razón a lo que koolhass comentó en una entrevista: "No hagan nueva arquitectura, piensen en lo que está ahí, analícenlo para ver cómo puede funcionar con una nueva distribución de las obras, pero no toquen nada".

En La Ciudad Genérica Rem Koolhaas realiza una descripción pormenorizada de un nuevo territorio urbano consecuencia de la explosión demográfica producida a lo largo del siglo pasado. Estas circunstancias han propiciado un crecimiento exponencial de

las concentraciones urbanas así como la aparición nuevos fenómenos que han transformado por completo la urbe y las relaciones entre sus habitantes.

por completo la urbe y las relaciones entre sus habitantes. El suburbio estadounidense como posible imagen

El suburbio estadounidense como posible

imagen

la ciudad genérica.

de

Para este arquitecto, la separación entre disciplinas urbanas y diseño arquitectónico es un error. La arquitectura genera la vida urbana de la ciudad moderna, en la que, a decir de Koolhaas, el pasado es demasiado pequeño para habitarlo, de ahí que aborde sin nostalgia y sin prejuicios la problemática urbana enfocándose a dar soluciones que demandan cada vez más velocidad de ejecución, dada la rapidez con la que las ciudades se están transformando en megalópolis.

la que las ciudades se están transformando en megalópolis. Un suburbio en Shenyak, China: la globalización

Un suburbio en Shenyak, China: la globalización de la ciudad genérica.

En efecto, el proyecto de la construcción de una ciudad genérica, es algo que ya se ha venido poniendo en práctica, en países asiáticos y estadounidenses, dado que su potencial económico es muy eficaz.

No obstante, la ciudad genérica se presenta ante los arquitectos como un páramo de oportunidades, no como el Apocalipsis urbano. Es una realidad que requiere de nuevas herramientas y mecanismos para actuar en ella, un nuevo comienzo sobre el que conviene actuar de inmediato. No todo está perdido. De hecho hay un mundo de posibilidades por descubrir.

En conclusión, puesto que la ciudad es un fenómeno social, su evolución obedece a múltiples factores que la mayor parte de las veces superan cualquier planeación. A pesar de todos los intentos por regular el crecimiento urbano, la velocidad acelerada de éste producto en gran parte de la exacerbada explosión demográfica que detonara a mediados del presente siglo ha convertido a los pueblos en ciudades, a las ciudades en metrópolis y a las metrópolis en megalópolis.

Habitar la ciudad genérica conlleva situarse en el espacio abierto de las estructuras difusas que los flujos humanos, que recorren la ciudad, generan. Este nuevo territorio constituye hoy un desafío creciente al trabajo de proyección y urbanización que la arquitectura tiene que resolver.

La ciudad genérica o ciudad del futuro, cada día se acerca más a esta posibilidad. La calidad de vida de los humanos mejorará. Todo depende del empeño tanto de gobiernos como de los mismos arquitectos por lograr un mejoramiento urbano en aquellos países con esta problemática. Todo corresponde a un tiempo, no se debe adelantar mucho al futuro y más bien pensar en el ahora y dar solución a problemas que se viven actualmente.

Bibliografía

http://www.plataformaurbana.cl/archive/2009/02/20/identidad-urbana-en-

la-ciudad-generica-el-caso-de-beijing/

http://www.laciudadviva.org/opencms/foro/documentos/fichas/Construir_l

a_ciudad_generica.html

KOOLHAAS, Rem. La ciudad genérica. Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 2006.

http://www.elpais.com/todo-sobre/persona/Rem/Koolhaas/4940/