Está en la página 1de 3

Resumen del cuento el banquete de julio ramón Ribeyro es el

siguiente. Don Fernando Pasamano ha invitado al presidente a un


banquete, y con motivos de la fiesta, tuvo que arreglar su casa,
echaron abajo los muros del caserón, pintaron las paredes,
agrandaron las ventanas, nuevas alfombras, lámparas y como dentro
de la programación había que dar un concierto en un jardín, mando a
construir un jardín en quince días.
Y ahora el menú, a quien ir por una receta, si todos los que conocía,
comían sin modales y una mezcla de todo. Y como tampoco ellos
habían asistido a un banquete. Lo mejor fue hacer una encuesta en
los principales hoteles y restaurantes de la ciudad y así se enteró de
exquisitos manjares presidenciales y vinos preciosos. Para la fiesta
dos orquestas, cuarenta mozos al servicio, un operador de cine, y para
adornar el salón, mando pintar un retrato de la foto del presidente, y lo
coloco en un lugar donde todos lo vean. Toda su fortuna había
invertido, y en fin le decía a su mujer los beneficios son mayores,
pediré al presidente una embajada en Europa y un ferrocarril para ir a
mis tierras de la montaña y añadiendo que nunca hubo banquete
como él está haciendo, esto es motivo de orgullo y celebración. Don
Fernando ya se  veía en carro, en saco, un ferrocarril regresando de la
floresta  con oro.
Los primeros en llegar al banquete fueron los soplones en las
esquinas, luego los carros en ellos los ministros, parlamentarios,
hombres de negocios, y el presidente a quien don Fernando
olvidándose de la etiqueta, se  lo echo en los brazos
CUENTO EL BANQUETE DE JULIO RAMON RIBEYRO
 
EL BANQUETE
JULIO RAMON RIBEYRO
Resumen del cuento el banquete de julio ramón Ribeyro es el
siguiente. Don Fernando Pasamano ha invitado al presidente a un
banquete, y con motivos de la fiesta, tuvo que arreglar su casa,
echaron abajo los muros del caserón, pintaron las paredes,
agrandaron las ventanas, nuevas alfombras, lámparas y como dentro
de la programación había que dar un concierto en un jardín, mando a
construir un jardín en quince días.
 
Y ahora el menú, a quien ir por una receta, si todos los que conocía,
comían sin modales y una mezcla de todo. Y como tampoco ellos
habían asistido a un banquete. Lo mejor fue hacer una encuesta en
los principales hoteles y restaurantes de la ciudad y así se enteró de
exquisitos manjares presidenciales y vinos preciosos. Para la fiesta
dos orquestas, cuarenta mozos al servicio, un operador de cine, y para
adornar el salón, mando pintar un retrato de la foto del presidente, y lo
coloco en un lugar donde todos lo vean. Toda su fortuna había
invertido, y en fin le decía a su mujer los beneficios son mayores,
pediré al presidente una embajada en Europa y un ferrocarril para ir a
mis tierras de la montaña y añadiendo que nunca hubo banquete
como él está haciendo, esto es motivo de orgullo y celebración. Don
Fernando ya se  veía en carro, en saco, un ferrocarril regresando de la
floresta  con oro.
Los primeros en llegar al banquete fueron los soplones en las
esquinas, luego los carros en ellos los ministros, parlamentarios,
hombres de negocios, y el presidente a quien don Fernando
olvidándose de la etiqueta, se  lo echo en los brazos.
 
En la fiesta se sirvió los vinos blancos, y se inició con la ronda de los
discursos, y al final champán, don Fernando no había tenido la
oportunidad para hablarle al presidente, hasta la medianoche cuando
condujo al presidente a la salita de música y ahí en el oído le dijo su
modesta demanda. El presidente le responde hay una vacante en la
embajada de Roma, y mañana te nombrare como nuevo embajador de
Italia, ante el consejo de ministros. Y lo del ferrocarril hay una
comisión de diputados que están discutiendo el proyecto, venga usted
mañana y resuelvan el problema de la mejor forma.
En la mañana siguiente a las doce del mediodía  y aún dormía
plácidamente don Fernando, los gritos de su mujer lo hicieron
despertar, ella entró al dormitorio con un periódico en mano, él leyó  y
sin gritar se cubrió con la cama, un ministro había dado un golpe de
estado, aprovechando que todos estaban en el banquete, y el
presidente había sido obligado a renunciar. Y había huido al
extranjero. Y don Fernando había quedado arruinado. Esto ha sido el
resumen del cuento el banquete
CUENTO El BANQUETE
DATOS DEL CUENTO EL BANQUETE
(escrito en lima en 1958)
TITULO:”EL BANQUETE”.
AUTOR: Julio Ramón Ribeyro
NACIONALIDAD: Peruano
GÉNERO LITERARIO: Narrativo.
ESPECIE LITERARIA: Cuento
MOVIMIENTO LITERARIO A LA QUE PERTENECE EL AUTOR:
realismo/generación del 50
LOCALIZACIÓN DEL TEXTO. El cuento el banquete pertenece al libro
de Cuentos “la Palabra del Mudo”.

También podría gustarte