Está en la página 1de 24

FOTOGRAFIA

PROFESIONAL Nivel Inicial

¿Qué es la Composición Fotográfica?


La composición es, básicamente, la distribución de elementos en una fotografía.

Con una composición u otra lo que busca un fotógrafo puede ser: hacer que un
elemento destaque por encima de otros, transmitir armonía y orden con
distribuciones simétricas, mostrar desorden con distribuciones caóticas, etc.

Ahí reside la magia de la composición. Dos fotos de una misma escena, con los
mismos elementos y parámetros de la toma, pero en las que varíe la distribución de los
elementos, pueden transmitir mensajes completamente opuestos.

Ésa es, precisamente, la grandeza y la “dificultad” que encierra la composición. Y


por ello debemos pasar a dominarla.

Instituto PASSWORD 1
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

No Existe Una Regla Maestra. Pero Sí Hay Pautas o


Directrices
Podrías pensar que para dominar la composición bastaría con tener una regla para
destacar un elemento, otra regla para mostrar armonía, otra para desorden, otra para…

Pero, claro, no es tan sencillo. No existe una regla maestra o un conjunto de reglas
que te aseguren siempre el éxito en tus composiciones.

Aunque sí que hay directrices o pautas que te permitirán “preparar” tus fotos y
componerlas de modo que la respuesta de aquéllos que las observan sea la mejor
posible.

Eso sí, también quiero que pienses que, como muchas veces se dice en fotografía, las
reglas están para romperlas.

Las directrices aseguran el éxito de una foto en el 99% de los casos, pero siempre existe
un 1% que se sale de la norma y que puede llegar a gustar incluso más que las fotos
que siguen a rajatabla el conjunto de reglas de composición.

Mira esta foto. El éxito de esa foto es, precisamente, el muñequito con gorro, que rompe
la armonía de la foto y le da un toque especial, ¿no crees?

Instituto PASSWORD 2
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

La Primera Regla: Elige El Elemento Principal de Tu


Composición
Toda composición debe tener un elemento principal, un objeto sobre el que deseas
llamar la atención del que ve la fotografía, un elemento que pretendas que pueda “dar
nombre” a la fotografía.

Piensa que lo que se busca con una fotografía es, precisamente, presentar ese objeto de
uno u otro modo, pero presentar ese objeto, al fin y al cabo.

Por tanto, la primera regla que deberás aplicar antes de comenzar a pensar, siquiera, en
otras reglas, es identificar el objeto sobre el que deseas centrar la atención del que
observará la fotografía.

Una vez elegido este objeto ya tienes mucho ganado. Eso sí, no es una elección fácil.
Muchas veces dudamos entre el objeto al que queremos dar mayor peso en nuestras
fotos y ése es precisamente el problema de que algunas de ellas no funcionen.

Instituto PASSWORD 3
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

Elementos Compositivos: El Punto y la Línea


Después del anterior apartado puedes pensar que, a partir de ahora, deberás buscar
objetos aislados y puntuales para que sean centro de tus composiciones y debo decirte
que no es así.

Desde el punto de vista compositivo, existen dos tipos de elementos principales con
los que deberás jugar en fotografía: el punto y la línea.

Entendido en un sentido amplio, el punto será un objeto, o conjunto de éstos, que no


presenta un trazo lineal, sino que ocupa un determinado área dentro de la fotografía.

Por su parte, la línea será un objeto en forma longitudinal, o bien un conjunto de


éstos, que compone una línea, y que conducirá la mirada del que observa la fotografía
desde un extremo a otro de la misma.

Instituto PASSWORD 4
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

La Segunda Regla: Mejor Cuanto Más Simple


Cuando uno empieza en esto de la fotografía tiende a incorporar en sus fotos el
mayor número de elementos posibles, como si se tratase del “bolso de Mary Poppins”,
¿sabes a qué me refiero?

Sin embargo, a medida que va adquiriendo cierto criterio se da cuenta de que con eso lo
único que se consigue es distraer la atención del que ve la foto e impedir que la
atención de éste se dirija hacia el verdadero centro de interés de la fotografía.

De modo que a la hora de componer ya sabes, lo primero, como hemos dicho antes, es
elegir el objeto que será centro de la composición.

Pero, lo segundo y no menos importante, es tratar de eliminar de la fotografía todos


aquellos elementos que distraigan o impidan dirigir la atención del que observa la
foto sobre el verdadero centro de interés de la misma.

Recuerda: Mejor cuanto más simple.

Instituto PASSWORD 5
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

¿De Dónde Salen Todas Esas Reglas? El


Funcionamiento de Nuestros Ojos
El fundamento que da sentido a todo lo que hemos dicho hasta ahora y todo lo que
diremos en lo sucesivo es, como no podría ser de otro modo, la forma en que
funcionan nuestros ojos.

Por ejemplo, piensa en la segunda regla que hemos citado en esta entrega: “Mejor
cuanto más Simple”.

La explicación que se puede dar a esa regla, en lo que respecta a nuestros ojos, no es
otra que el hecho de que no podemos ponernos bizcos y mirar a dos o más objetos a la
vez.

O centramos nuestra atención en un objeto o en otro, pero no en muchos a la vez,


porque si no, nuestros ojos se agotan sin dar ningún sentido a la fotografía.

Instituto PASSWORD 6
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Y en caso de que haya más de un elemento principal en nuestra fotografía, éstos
deberán mostrarse debidamente armonizados, con equilibrios en cuanto a distancias
y tamaños entre los mismos, colores, texturas, etc.

Si observas la imagen que se muestra más abajo, puedes pensar que me estoy
contradiciendo a mí mismo, pues hay más de un elemento en la fotografía.

Bien, en mi opinión aunque hay 3 objetos, lo que yo observo es un elemento lineal


único, constituido, eso sí, por 3 elementos.

Me temo que entramos en terrenos pantanosos, que probablemente puedes no estar de


acuerdo conmigo, aunque creo que es algo que debemos asumir. La fotografía, como
arte que es, está abierta a interpretaciones y esas interpretaciones son las que hacen que
una foto funcione o no, ¿no te parece?

Algunos Consejos Que Surgen Del Estudio del


Comportamiento de Nuestros Ojos

Instituto PASSWORD 7
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Como hemos dicho, toda explicación de las reglas de composición obedece al
comportamiento de nuestros ojos.

A continuación te muestro algunas observaciones que podrán serte de utilidad en tus


composiciones y que nuevamente responden a la forma en que funcionan nuestros ojos:

Dirección de la mirada. Cada persona tiene una forma de “leer” las imágenes
que viene determinada por su cultura y que se aprende desde pequeños. Así,
mientras un occidental leería una imagen de izquierda a derecha y de arriba
a abajo, un árabe lo haría de derecha a izquierda y de arriba a abajo y un
oriental lo haría de arriba a abajo y de derecha a izquierda. Aunque te parezca
una tontería, el éxito de una foto vendrá determinado por criterios como éste, el
de la forma que tienen los seres humanos de “leer” las fotografías.
Impacto visual. Existen formas, colores, tamaños o distribuciones que tienen
más fuerza que otras a la hora de llamar la atención del que observa la
fotografía. Aquí tienes un pequeño resumen de algunos de estos criterios a la
hora de saber llamar la atención sobre unos objetos frente a otros:
o Claro tiene más fuerza que Oscuro
o Cercano tiene más fuerza que Lejano
o Aislado tiene más fuerza que Agrupado
o Nítido tiene más fuerza que Desenfocado
o Grande tiene más fuerza que Pequeño
o Color tiene más fuerza que Escala de Grises o Blanco y Negro

Instituto PASSWORD 8
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

¿Horizontal o vertical? En función de la sensación que quieras transmitir será


más recomendable la elección de un tipo de encuadre u otro. La disposición
horizontal responde a la forma en la que vemos la realidad y proporciona una
sensación de calma y tranquilidad. Por su parte, la distribución vertical
genera en el que ve la imagen mayor tensión.

La Regla de los Tercios es una de las reglas más básicas de composición


fotográfica. Quien más y quien menos la ha oído mencionar alguna vez, aunque
es posible que no tengas claro del todo lo que significa. En las siguientes líneas
te explicamos en qué consiste la regla de los tercios, y como aplicarla para
mejorar drásticamente tus composiciones fotográficas. Tus fotos nunca volverán
a ser iguales una vez entiendas qué es y cómo funciona. ¿Te animas?
La regla de los tercios es, probablemente, el primer recurso compositivo que
uno aprende en fotografía. Y probablemente también, es el primero en
aprenderse por lo sencillo de aplicar a la vez que efectivo en sus resultados.
La regla de los tercios es un medio simple de aproximación a la proporción
áurea, una distribución del espacio dentro de la imagen que genera una mayor
atracción respecto al centro de interés.

Instituto PASSWORD 9
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

¿En qué consiste exactamente la Regla de los


Tercios?
La regla de los tercios consiste en dividir la imagen en tres tercios
imaginarios horizontales y verticales. Los cuatro puntos de intersección de
estas líneas fijan los puntos adecuados para situar el punto o puntos de interés de
la foto, alejando éste del centro de la fotografía.

Cada uno de estos cuatro puntos de intersección se denominan puntos fuertes.


Cuando estemos haciendo una foto, si solo existe un único punto de interés, es
preferible situarlo en uno de los cuatro puntos de intersección mencionados en
lugar de hacerlo directamente en el centro de la foto.
Esto suele generar mayor atracción en el espectador que cuando el centro de
interés esta en el mismo centro de la fotografía.

¿Y si tengo varios centros de interés?


En caso de que en la foto hubiera dos centros de interés, es recomendable buscar
dos de estos puntos, y siempre que sea posible opuestos, formando una diagonal
en la foto.

¿Cuándo aplico la Regla de los Tercios?


Lo normal es aplicarlo al hacer la foto.

Instituto PASSWORD 10
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
No te preocupes si al principio no identificas bien a través del visor o la pantalla
de tu cámara dónde se encuentran esos puntos imaginarios. Es normal que al
principio te cueste un poco, pero con el tiempo irás cogiendo práctica.
Algunas cámaras réflex traen unas guías en el propio visor que ayudan a tomar
referencias.
Hay quien pega en la pantalla una pegatina transparente sobre la que hace
unas marcas. Como ayuda puede serte útil, pero sinceramente no lo creo
necesario.
Otra opción, solo recomendable en ciertos casos, es realizar un re encuadre
posterior con programas de retoque fotográfico como Photoshop. En este
artículo te explicamos cómo re encuadrar una foto y aprovecharte de la
aplicación de la regla de los tercios de forma sencilla.

Cuando hacemos un retrato (sea éste de una persona o un animal), los ojos son el
elemento que más importancia suele adquirir, así que es realmente importante saber
cómo deberíamos tratarlos en nuestra fotografía para poder sacar el máximo provecho
de su expresividad.

Para ello contamos con una regla de composición básica: la regla de la mirada. Pero
hay también otras consideraciones que, de tenerlas claras, nos ayudarán enormemente a
la hora de mejorar en nuestros retratos.

¿Qué Es la Regla de la Mirada?


La regla de la mirada es una de las principales reglas de composición fotográfica y
consiste, simplemente, en respetar la dirección en la que el modelo de nuestro retrato
mira. Es decir, en otras palabras, que a la hora de encuadrar un retrato, deberíamos
dejar más espacio por delante del sujeto que por detrás de éste, independientemente
de lo amplio o estrecho que sea el encuadre general o del resto de elementos que
acompañen a nuestro sujeto en la imagen.

Si queremos respetar la regla de la mirada, deberemos dejar espacio para que el sujeto
“mire”. Aunque este espacio, aparentemente, esté vacío de significado (sea porque no
hay ningún elemento en él o porque los elementos de aquella zona de la imagen se
encuentran desenfocados).

¿Qué se consigue haciendo esto? Se consigue darle fuerza expresiva al personaje que
aparece en nuestra imagen. Respetando su mirada conseguiremos dotar de interés la
acción que hace el protagonista, la acción de mirar. Si respetamos esta básica regla de
composición, llamaremos la atención de todo aquel que vea la imagen sobre qué es lo
que el sujeto está mirando y, si la composición de nuestra fotografía está bien
realizada, conseguiremos que el espectador de la imagen siga ese espacio, en busca de
lo que está mirando el personaje de la imagen, aunque esto no aparezca en la fotografía.

Instituto PASSWORD 11
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

¿Cómo y Cuándo Romper Esta Regla?


Ya sabemos que las reglas de composición, en realidad, no son reglas. Son más bien
directrices que nos ayudarán a conseguir composiciones agradables al ojo humano. Si
embargo, debemos tener claro que cada fotografía es única y que, por lo tanto, unas
reglas generales no funcionarán en todos los casos.

Aunque es probable que en la gran mayoría de las imágenes que realicemos siguiendo
estas normas el resultado sea una fotografía con una composición correcta, puede darse
el caso de que el hecho de seguir ciegamente una regla de composición nos dé como
resultado una imagen poco expresiva. Por esta razón, es importante tener el criterio
propio lo suficientemente desarrollado como para saber cuándo es mejor romper una
regla de composición para conseguir una imagen mejor. Como estamos hablando de la
mirada en los retratos, estos son dos ejemplos de situaciones en los que podría
interesarte romper con la regla de la mirada:

Cuando no quieras que el sujeto mire algo. Si dejas más espacio por la zona
trasera de tu sujeto, dará la sensación de que éste está dándole la espalda a algo,
de que está rechazando algo, de que se está alejando o huyendo. Si necesitas
transmitir estos sentimientos en una fotografía, el hecho de romper la regla de la
mirada podría ayudarte.
Cuando quieras que el espectador de la fotografía esté incómodo, sea por la
razón que sea. El recorrido natural que seguirían los ojos de una persona que
viera un retrato sería, como ya hemos visto, seguir la mirada del retratado. Si
cortas este movimiento, puedes llegar a causar un desconcierto en el espectador.
Así que si eso es lo que quieres conseguir con tus imágenes, de nuevo, romper
con la regla de la mirada puede ayudarte.

Instituto PASSWORD 12
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

¿Qué Pasa si el Sujeto Mira Directamente a Cámara?


Hasta ahora hemos hablado de cómo tratar las miradas cuando debemos trabajar con
ellas en alguna fotografía pero ¿somos conscientes de las repercusiones que una mirada
tiene en la imagen en función de como sea? Vamos a poder un ejemplo: cuando un
retratado mira directamente a cámara.

Cuando esto ocurre, lo que pasa es que la persona que hace la fotografía (el fotógrafo)
se hace evidente a ojos de aquel que mire la imagen. Cuando alguien te mira
directamente desde una imagen, no ves la fotografía sin más. Sabes (y no puedes huir de
ello) que retratado y retratista se miraron durante un momento. No fue un robado,
no es una relación inventada. A la hora de tomar aquella imagen, ambas personas
estuvieron de acuerdo.

Pero no es sólo eso, cuando un fotógrafo incluye dentro de una fotografía un retrato de
alguien que mira directamente a cámara, en el resultado final, en la imagen resultante
del proceso (sea éste digital o químico), se estará relacionando, directamente, con la
persona que vaya a ver esa imagen. ¿Cómo? Dejándole que se ponga en su lugar. Si
observas una imagen en la que alguien mira a cámara, te mirará, también, a ti.
Podríamos decir que dejarás de ser un agente externo de la escena para pasar a formar
parte de ella.

Instituto PASSWORD 13
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Si lo que queremos conseguir con una imagen es que el espectador se comporte como
alguien ajeno, como alguien que sólo observa o, incluso, como alguien que espía;
deberemos evitar las miradas directas a cámara porque una mirada directa a cámara
es como decirle a aquel que ve la foto “hola, sé que me estás viendo, yo también te
estoy viendo a ti“.

¿Qué Pasa si el Sujeto Mira Algo Dentro del Cuadro?


Es otro de los ejemplos sobre las consecuencias que tiene la mirada en una fotografía:
qué consecuencias hay si el sujeto mira algo que se encuentra dentro del encuadre?
A estas alturas ya sabemos que cuando en una fotografía vemos a alguien mirando algo,
nuestros ojos perseguirán ese algo para descubrir qué es. Si no se encuentra dentro de
la imagen, el ojo del espectador quedará, simplemente, vagando en el espacio.La
fotografía será como un libro con final abierto: es trabajo del lector de la imagen
imaginar qué es lo que el sujeto mira y por qué ha llamado la atención del protagonista.

Sin embargo, si colocamos aquello que el sujeto está viendo dentro del encuadre,
estaremos contando la historia completa (esto puede llevar a hacerle perder interés a
la fotografía en sí) y no sólo eso, sino que estaremos generando una fuerte conexión
entre el sujeto y el elemento en cuestión que tendrá muchísimo peso dentro de la
composición de la imagen: los ojos de aquel que vea la imagen se moverán

Instituto PASSWORD 14
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
alternadamente entre el sujeto que mira y el elemento mirado. Si conseguimos una
buena composición de este estilo, podemos conseguir que el ojo de espectador de la
fotografía recorra toda la imagen para conectar ambos elementos (mirador y mirado).

La Mirada No Siempre Implica Ojos


Hemos empezado el artículo hablando de la importancia de los ojos en un retrato para,
después, pasar a hablar únicamente de la mirada. Así pues, parece evidente que hemos
dado por supuesto que una mirada en una fotografía siempre implicará unos ojos en la
imagen.

Pero esto no es así en absoluto: una persona de espaldas (que no nos muestre sus ojos)
también puede tener una mirada pero es que, además de los humanos y los animales,
hay muchísimos elementos que también tienen su propia mirada.

En general, siempre que podamos diferenciar entre la parte de delante y la de atrás


de un objeto inanimado, podremos dotarle, también, de mirada. Es una manera muy
fácil de dotar de “personalidad” o de “vida” a un objeto inanimado: tratándolo como si
de un humano se tratara. Así que, a partir de ahora, cuando vayas a hacerle una
fotografía a, por ejemplo, una flor, pregúntate antes hacia dónde mira y qué quieres

Instituto PASSWORD 15
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
transmitir con la foto para poder decidir, así, qué hacer con la mirada dentro de la
composición.

Uno de los pilares más importantes dentro de la composición de nuestras fotografías es,
aparte de los pesos visuales, el uso de las líneas.

Las líneas siempre están presentes en nuestras imágenes, ordenando, distribuyendo,


guiando la mirada. ¿Te has planteado alguna vez lo importantes que son las líneas y lo
mucho que pueden llegar a mejorar una fotografía? ¿Te has parado a pensar en las
líneas de una fotografía para ver si decían algo especial de ésta?

¿Qué Son Las Líneas de Una Fotografía?


Cuando pensamos en “las líneas de una fotografía” es probable que nos imaginemos un
conjunto de rayas que recorran la imagen creando cierto patrón más o menos atractivo.

Este puede ser el caso de muchas imágenes pero cuando hablamos de las líneas de la
fotografía, podemos ir mucho más allá. Las líneas pueden estar formadas por formas
geométricas, por sombras, por espacios vacíos o incluso por diferentes sujetos de la
fotografía. Y lo que es más importante: no es necesario que las líneas sean el centro de
atención de nuestra fotografía, pueden ser, simplemente, un mero apoyo a la
composición o la expresividad de ésta.

Sea como sea, es importante saber distinguir las líneas de una fotografía porque son
como autopistas para los ojos que ven la imagen. En cuanto nuestra mirada identifica
una línea, automáticamente la sigue para ver hasta dónde llega. Si las líneas de una
fotografía están bien distribuidas a lo largo de la imagen, pueden llegar a guiar los ojos
por todo el encuadre. Así que, después de leer este artículo, tus deberes antes de hacer
una fotografía serán buscar y potenciar las líneas que en ella aparezcan.

Instituto PASSWORD 16
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial

A continuación, vamos a ver qué transmiten y cóbmo son las líneas en función de su
posición en la fotografía:

Las Líneas Horizontales


Las líneas horizontales transmiten sensaciones de estabilidad, de calma, de descanso.
Son líneas que “no pueden moverse” porque están “caídas”, apoyadas sobre alguna
superficie, son inalterables. La línea horizontal más fácil de encontrar en fotografía es,
precisamente, el horizonte. Precisamente por ser líneas que aportan estabilidad a
nuestras fotografías, debemos vigilar si no queremos que nuestras fotografías sean
demasiado estáticas.

Para ello existen las reglas de composición, que nos ayudarán a distribuir las líneas de
manera agradable a la vista y consiguiendo efectos más diversos. Por ejemplo, para
evitar que una línea como el horizonte nos divida la fotografía en dos partes
completamente simétricas, podemos recurrir a la regla de los tercios y a situar la línea
en un lugar del encuadre que no sea su centro matemático.

Además, a la hora de leer las fotografías, nuestros ojos están acostumbrados a


empezar por el lado izquierdo y seguir hacia el derecho (el sentido de lectura del
mundo occidental), así que ten en cuenta esto a la hora de componer tus fotografías para

Instituto PASSWORD 17
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
poder llegar a transmitir cosas tan distintas como que tu sujeto principal tiene un gran
espacio para recorrer (si está situado más bien a la izquierda) o si, por el contrario, ya ha
recorrido un gran espacio (en este caso, deberías situarlo a la derecha del encuadre).

Por otro lado, para enfatizar las líneas horizontales, la mejor opción será utilizar un
encuadre horizontal. Sin embargo, si lo que quieres es conseguir un contraste visual
alto en tus fotografías, puedes intentar buscar las líneas horizontales y hacerlas entrar en
un encuadre vertical. Puede ser interesante, ¿no?

Las Líneas Verticales


Al contrario que las líneas horizontales, las verticales transmiten fuerza, poder y
crecimiento.

Por norma general, la vista empieza leyéndolas desde arriba, así que pueden llegar a
dotar las imágenes de un gran dinamismo, pues los ojos “caerán” por ellas hasta llegar
al borde inferior de la imagen.

Por supuesto, gracias a la composición, podemos alterar esto y podemos llegar a


colocarlas de manera que los ojos tengan que empezar a leerlas por abajo, produciendo,

Instituto PASSWORD 18
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
así, una sensación de “cuesta arriba” que dotará a la imagen de la fuerza y el poder que
acabamos de mencionar.

Lo ideal para potenciar estas líneas será usar un encuadre vertical, que ayudará a crear
la sensación de altura que las líneas verticales piden. Sin embargo, como en el caso de
las líneas horizontales, puede ser una buena idea darle un contraste compositivo a la
fotografía colocando unas líneas verticales en un encuadre horizontal.

Las Líneas Diagonales


Las líneas diagonales son las aliadas perfectas para conseguir una fotografía dinámica.
Si antes hemos dicho que las líneas horizontales se empezaban a leer por la izquierda y
que las verticales se solían leer de arriba hacia abajo; los ojos tendrán comportamientos
parecidos con las líneas diagonales. En función de la composición de la fotografía,
habrá dos opciones para la lectura de las líneas diagonales de nuestra fotografía:

Dirección ascendente. Se dará cuando las líneas estén colocadas de manera que
el ojo empiece a leerlas desde la esquina inferior-izquierda y se dirija hacia la
esquina superior-derecha. Al tratarse de una dirección (metafóricamente)
ascendente, dará más sensación de esfuerzo, de lentitud, de poder.

Instituto PASSWORD 19
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Dirección descendente. Cuando las líneas estén colocadas de forma que el ojo
empiece a leerlas por la esquina superior-izquierda y las siga hasta la esquina
inferior-derecha conseguiremos una dirección de lectura de la fotografía
descendente (de nuevo, metafóricamente, claro). Así, este tipo de líneas nos
darán más sensación de velocidad, de movimiento suave y continuo.

Además, las líneas diagonales también son perfectas para crear profundidad en tus
composiciones, pues la perspectiva hace que unas líneas rectas y paralelas terminen
convirtiéndose en líneas diagonales convergentes.

Cuatro Cosas que Deberías Tener en Cuenta sobre las


Líneas de tus Fotografías
Si quieres líneas rectas, fíjate en que estén rectas. Parece una tontería, ¿no?
Pues es algo muy importante. Si quieres que las líneas tengan una gran
importancia dentro de tu fotografía (sea porque son el sujeto principal de ésta o
porque son un gran apoyo a la composición), debes estar seguro de que están
rectas o, al menos, que son como necesitas que sean. Si quieres líneas
horizontales o verticales, sírvete de guías para asegurarte de que no tienen la más
mínima inclinación. Si las quieres en diagonal, asegúrate de que están inclinadas

Instituto PASSWORD 20
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
los grados necesarios. ¡Este pequeño detalle puede cambiar muchísimo tu
fotografía!
Relacionado con el punto anterior, hay otro punto en el que deberías fijarte antes
de dar tus líneas como buenas: las distorsiones producidas por la lente. La
construcción de algunos de los objetivos que usamos para tomar las fotografías
puede hacer que algunas líneas rectas dejen de serlo para pasar a ser curvas, este
efecto se llama distorsión de lente y se produce, sobre todo, en los objetivos de
focal corta, como los gran angulares. De hecho, fíjate que el principal atractivo
de los objetivos ojo de pez (que no dejan de ser súper-gran angulares) es,
precisamente, la distorsión que provocan en las fotografías. Arreglar este
pequeño problema no es complicado, en dZoom te hemos dado algunos consejos
para conseguirlo. Antes de dar tu fotografía por terminada, ¡asegúrate de que lo
que tienes en ella son líneas rectas y no líneas distorsionadas!
Algunas reglas de composición. Nunca debes olvidar las principales reglas de
composición cuando se trata de fotografía, sea cual sea el motivo que quieres
fotografiar. Ya sea porque quieres seguir estas reglas o porque quieres romperlas
deliberadamente, siempre debes tenerlas presentes. En el caso de las líneas, es
especialmente importante la proporción áurea y, como consecuencia, la regla de
los tercios y la regla del horizonte. Además, ten en cuenta que, aunque las líneas
suelen servir para ordenar (en cierta manera) la composición de las fotografías,
también pueden servir para desordenarla y llegar a crear, en algún momento,
una especie de caos.

Instituto PASSWORD 21
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Y por último (pero no por ello menos importante…), las líneas curvas. Si al
principio hemos dicho que las líneas de una fotografía eran como autopistas para
los ojos, las líneas curvas serían el equivalente a los carriles de aceleración.
Las líneas curvas son tremendamente atractivas para la vista porque el
movimiento que provocan es inesperado, así que invitan a seguirlas con la
mirada. Son perfectas para dar profundidad y para terminar de darle sentido y
dirección a cualquier composición. Las líneas curvas más atractivas de todas son
aquellas con forma de S, ya estén colocadas en una posición vertical, horizontal
o diagonal.

Los 5 Ángulos de Disparo Clave en Fotografía

A menudo te recomendamos en artículos del tipo Cómo hacer fotos a… que es


importante variar el ángulo de la toma. Es decir, la posición relativa de la cámara con
respecto al objeto fotografiado.

Sin embargo, echando la vista atrás, he podido comprobar que no teníamos ningún
artículo en el que te contásemos los distintos ángulos de toma que existen en
fotografía, así como el tipo de fotografía en que podrás utilizarlos.

Y digo “teníamos”, porque a partir de este artículo ya no podrás decir que no tienes una
buena referencia para saber los tipos de ángulos fotográficos que existen y comenzar a
llamarlos por su nombre. ¿Te apetece conocerlos?

Por regla general, tendemos a ser muy


“comodones” y fotografiar los objetos sin
variar nuestra altura y, por tanto, la
posición de la cámara.
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Sin embargo, en muchas ocasiones puede
ofrecer un resultado diferente, atractivo y
rompedor el variar nuestra posición y
agacharnos, subirnos a algún sitio,
situarnos a ras de suelo…

Pues bien, esta variación lo que nos


permite es cubrir los difrentes ángulos que
existen y que a continuación te detallo.

Ángulo Normal
Como su nombre indica, éste es el ángulo
habitual con el que fotografiamos y se
caracteriza por establecer una línea entre
cámara y objeto fotografiado paralela al suelo.

Proporciona una sensación de estabilidad y


tranquilidad, precisamente derivada de originarse
a partir de una posición con la que solemos no sólo
fotografiar, sino también observar el mundo.

Sin duda, es el tipo de ángulo más empleado y, por ello, cuando lo que vas a
fotografiar está más abajo, en muchas ocasiones te recomendamos que te agaches para
lograr éste ángulo.

No obstante, como siempre conviene conocer y experimentar en determinadas ocasiones


con otros ángulos para ofrecer resultados diferentes.

Ten en cuenta que a veces romper con las


normas es lo que hace que una fotografía
destaque por encima de otras que reflejan una
misma realidad, pero desde una óptica o punto de
vista completamente diferente.

Y en este sentido, el variar el ángulo de la toma,


es, sin duda, una excelente forma de modificar el
punto de vista de un fotografía y el sentimiento
que se quiere transmitir.

Ángulo Picado
Este ángulo se produce cuando la
cámara se sitúa en un plano superior al
objeto fotografiado.

Precisamente esta posición superior


también conlleva una situación de
inferioridad, vulnerabilidad o
debilidad del objeto dentro de la
fotografía.
FOTOGRAFIA
PROFESIONAL Nivel Inicial
Es habitual en fotografía de niños (como
consecuencia de su mayor fragilidad y
debilidad), pequeños animales, flores,
objetos de pequeñas dimensiones…

No obstante, como ya te he comentado


anteriormente, está bien experimentar y
cambiar los ángulos. Pasar a emplear,
por ejemplo, el ángulo normal en
fotografía de niños puede dar resultados
muy atractivos.

Ángulo Cenital o Picado Extremo


Cuando la situación de la cámara con respecto al
objeto a fotografiar es de extrema superioridad,
hasta el punto de situarse en la perpendicular
al suelo por encima del sujeto fotografiado,
entonces hablamos de ángulo cenital.

Se trata un ángulo que incrementa aún más, si


cabe, la sensación de inferioridad. Por otro lado,
si el picado centra mucho la atención en el
objeto, con el cenital abrimos un poco más el
campo y mostramos también el contexto que lo rodea.

Aunque no es muy habitual, puede dotar a tus fotografías de un punto de vista muy
particular de la realidad. Si no, observa la foto de la derecha en la que se muestra un
plano cenital de los pies.

Ángulo Contrapicado
Si el ángulo picado se consigue situando la
cámara por encima del sujeto, el contrapicado lo
logramos situando la cámara en una posición
inferior al objeto a fotografiar.

Con este ángulo dotamos al objeto fotografiado


de mayor importancia, superioridad,
magestuosidad y, sobre todo, de una posición
dominante frente al observador.
Ángulo Nadir o Contrapicado Extremo
Es un ángulo de toma muy utilizado en fotografía de edificios, pues dota a éstos de
mayor grandeza. Aunque también puede ser un recurso para mostrar como superiores a
sujetos que se aprecian como inferiores en la realidad, por ejemplo, los niños, las 30
mascotas.

También podría gustarte