Está en la página 1de 4

SISTEMA ECONÓMICO DE LOS QUECHUA

La economía de los quechuas, se basa en la agropecuaria y minería, la


producción agropecuaria varía de acuerdo al piso ecológico donde habitan. En el
Altiplano las actividades principales son la Agricultura, minería y la ganadería de
camélidos, ovino y bovino.

La economía de las comunidades quechua es diferenciada según la zona


geográfica. Los quechua de Ollagüe y San Pedro se dedican principalmente a la
ganadería y a una limitada agricultura. También, eventualmente efectúan
actividades de recolección de vegetales y extracción de algunos minerales no
metálicos. En cambio, las comunidades quechua de Tarapacá se dedican
principalmente a la agricultura.

La agricultura es más diversificada, ya que además del cultivo de papas y alfalfa,


se agrega el maíz, orégano y frutales, entre otros productos. En algunos casos,
esta economía es de auto subsistencia y en otros la producción se destina en
parte o totalmente a la venta.

La ganadería de llamas y alpacas y la trashumancia que esta actividad conlleva,


es mantenida por unas pocas familias quechua en Ollagüe. Aquí el pastoreo se
realiza en las localidades de Cosca y Puquios y sus estancias ganaderas se
distribuyen en las faldas del volcán Aucanquilcha y Santa Rosa, aunque algunos
llegan con sus ganados hasta estancias ubicadas en la cuenca del río San Pedro.

Se debe tener presente que en las últimas décadas la economía tradicional


quechua ha sufrido una franca disminución y en algunos casos, la desaparición de
la actividad ganadera. Igual suerte ha corrido la agricultura, debido principalmente
a la migración de la población a los centros urbanos, a los procesos de
asalarización de la población y a la pérdida de las prácticas tradicionales silvo-
agropecuarias, especialmente por falta de mano de obra.

Nuevas políticas estatales


La crisis del salitre repercutió fuertemente en la economía chilena, debido a que
gran parte de los ingresos fiscales provenían de los impuestos aplicados a su
exportación. Esto llevó a que el Estado, a partir de 1930, buscara un nuevo
modelo económico, basado en la sustitución de exportaciones63. Esta nueva
política iba ligada al fomento del concepto de ciudadanía. El Estado adoptó un
fuerte rol de inclusión social, respondiendo a las demandas de desarrollo de las
personas, que solicitaban educación, salud, comunicaciones, entre otros.

ORGANIZACIÓN ECONÓMICA.-

La economía se basaba fundamentalmente en la actividad agrícola, el trabajo era


colectivo y de manera igualitaria. La producción se repartía de la siguiente
manera:

1. para el Inca y la nobleza.


2. para los sacerdotes y el culto a los dioses.
3. para las viudas y huérfanos.
4. para el pueblo.

Las actividades económicas se centraba en el Ayllu: cultivaron el maíz, papa,


quinua, los calabas, el tomate, dependiendo del lugar, donde viven, Implantaron el
cultivo en terrazas y construyeron almacenes para guardar los granos. También se
dedicaron a la ganadería especialmente de los camélidos como ser de las llamas
alpacas del cual obtenían su lana, carne y los huesos para la industria y
alimentación, por último, debemos señalar que no había moneda solo se daba en
aquel tiempo el trueque, fue una actividad económica muy importante.

MÁXIMA AUGE EN LA CULTURA QUECHUA

Las antiguas regiones de Tarapacá y Antofagasta, territorio que hoy abarca las
tres primeras regiones de Chile, eran conocidas por sus abundantes depósitos
de guano, salitre y cobre, la mayoría de los cuales fueron adquiridos por
empresas británicas. A fines del siglo XIX y principios del XX, Chile pasó a ser
prácticamente el único productor de salitre en el mundo, con un mayor auge entre
los años 1870 y 1929. Miles de personas provenientes de Perú, Bolivia y distintos
lugares del norte de Chile comenzaron a trabajar en la extracción de salitre,
mineral blanco usado como fertilizante y para la fabricación de pólvora. Entre los
trabajadores había grupos quechuas provenientes del sur de Bolivia, muchos de
los cuales aprendieron rápidamente español43 y se asentaron posteriormente en
la zona norte del país. Los quechuas también trabajaron explotando bórax en
Ascotán, cobre en Collahuasi y Chuquicamata, y azufre en los volcanes.
Asimismo fueron empleados en faenas derivadas de la industria minera,
como el ferrocarril, donde trabajaban personas oriundas de Lípez. A
Chuquicamata, donde actualmente se encuentra la mina de cobre a rajo abierto
más grande del mundo, llegaron incluso quechuas desde Cochabamba44.

Debido principalmente al auge del salitre, se generaron grandes avances en obras


públicas y comunicaciones. Se construyó una línea férrea que atravesaba gran
parte del país, desde Iquique a Puerto Montt. Se mejoró el sistema de
alcantarillados, de agua potable, de tranvías, teléfonos y se pavimentó una gran
cantidad de calles. En 1888, producto de un acuerdo binacional, se tendió un
ferrocarril entre Bolivia y Antofagasta; la última estación estaba en Ollagüe.

ACTIVIDADES ECONÓMICAS EN LA CULTURA QUECHUA

El gobernador militar reemplazo posteriormente el título indígena, considerado


como peyorativo, por el de campesino, con el Estatuto de comunidades
promulgado en 1970 (Remy, 2013) El cambio no fue solo nominal, pues supuso un
nuevo énfasis en las actividades económicas del campo- agricultura y ganadería
antes que el reconocimiento como poblaciones indígenas como criterio central
para la conformación de comunidades

La economía de los quechua, se basa en la agropecuaria y minería, la producción


agropecuaria varia de acuerdo al piso ecológico donde habitan. En el Altiplano las
actividades principales son la Agricultura, minería y la ganadería de camélidos,
ovino y bovino. La agricultura es esencialmente de tubérculos como la papá, la
oca, papaliza y cereales como la quinua, kanawa y cebada. En los Valles, las
actividades principales son la agropecuaria, avicultura y la floricultura. Se dedican
a la agricultura de, maíz, papa, hortalizas; crían ganado ovino, porcino, caprino y
bovino; también se dedican a la crianza de aves de corral y últimamente se ha
implementado el cultivo de flores.

En la región del Chaparé los colonos quechuas se dedican a la agricultura


especialmente de coca, a la fruticultura, la floricultura y extracción de madera. Los
Quechua que viven en zonas semi urbanas y urbanas se dedican, a la venta de su
fuerza de trabajo, como albañiles, mozos, empleadas domésticas, comercio,
medicina, Abogacía, Odontología y otras profesiones. Productos Comercializados:
Maíz, papa, hortalizas, oca, papaliza, cebada, quinua, coca, café, frutas, flores;
llamas, huanacos, alpacas, ovejas, cerdos, cabras, vacas; estaño, plata, oro,
bismuto y otros minerales; flores, frutas, pollos. Actividades de Subsistencia:
Agricultura, venta de mano de obra. Organizaciones Productivas o de
Comercialización.

También podría gustarte