Ciencia y Religión

L. A. Garrido Delgado PRINCIPIO BAHÁ¶Í LA RELIGIÓN DEBE DE ESTAR DE ACUERDO CON LA CIENCIA Y LA RAZÓN: " La religión debe estar de acuerdo con la razón; debe concordar perfectamente con la ciencia, de manera que ésta pueda aprobar la religión, y la religión a su vez, justificar la ciencia; ambas deben, verdaderamente, formar una entidad indisoluble. No existen contradicciones entre la verdadera religión y la ciencia."

Historia Es sabido el distanciamiento de la ciencia y la religión en occidente, que se originó por conservar conceptos establecidos como fundamento de los dogmas aceptados por Fé ³Benditos los creen pero no ven´, esta falsa concepción infería la superioridad de la Fé ciega. En consecuencia se ignoraban sistemáticamente las ideas nuevas y los puntos de vista de otras religiones, haciendo la búsqueda religiosa innecesaria. Renacimiento Europeo. El impacto de la cultura árabe en Europa del Renacimiento En su artículo "La Contribución de la Cultura del Islam a la Cristiandad," T. C. Young dice: "La gran deuda cultural que tenemos es con el Islam ya que, los cristianos, que estudiaron en ese milenio, viajaban a las capitales islámicas y estudiaban con los maestros musulmanes para aprender de ellos las artes, las ciencias y la filosofía de la vida humana, esto siempre debe ser presente en nuestra memoria. Esta es nuestra herencia clásica que el Islam conservaba en la mejor forma posible hasta que Europa fue capaz de comprender y ocuparse de él. Todo esto debe mezclarse con el espíritu con el que nosotros, los cristianos, a su vez agradecemos al Islam la realización de nuestra cultura, estos dones espirituales. Veamos a continuación, debemos ir con un sentimiento de igualdad para pagar al Islam una vieja deuda. No sobrepasaremos los límites de la justicia si pagamos lo que le debemos al Islam, para ganar de nuevo. Los cristianos solo vamos a ser sinceros si no nos olvidamos de las condiciones del intercambio, y damos el bien de amor y gratitud (14). " La cultura árabe-islámica desempeñado su papel de liderazgo en la mejor manera posible en el edificio renacentista del mundo científico. Eruditos árabes y musulmanes tradujeron la herencia griega y otros tipos de patrimonio científico que les había precedido en la historia, la lengua árabe que era la lengua de la
1

ciencia y la cultura. Eruditos árabes y musulmanes dejaron su huella en Europa. La huella de la cultura árabe-islámica fue predominante, sensible y eficaz en muchos campos científicos, intelectuales y culturales. Eruditos árabes y musulmanes inventaron el sistema numérico, la cifra cero, el sistema decimal, la teoría de la evolución-cien años antes que Darwin, la circulación pulmonar y tres siglos antes de Harvey. Se descubrió la gravedad y la relación entre el peso, la velocidad y la distancia muchos siglos antes que Newton, midieron la velocidad de la luz, calcularon los ángulos de reflexión y refracción, calcularon la circunferencia de la tierra, y determinaron las dimensiones de los cuerpos celestes. Inventaron instrumentos astronómicos, hicieron descubiertos en alta mar, y sentaron las bases de la química. Se podría decir que, en general, la cultura árabe-islámica esta en el centro de las ciencias y culturas antiguas y el Renacimiento europeo. El pensamiento árabeislámico y la cultura árabe-islámica son una cadena de eslabones conectados se extiende desde las antiguas civilizaciones-egipcia, asiria, babilónica, china a la civilización Griega y de Alejandría -todo el camino hasta la época islámica cuyos eruditos fueron influenciados por sus predecesores y que, a su vez, bajo la influencia de quienes les siguieron, a saber, los eruditos del Renacimiento europeo. Estos expertos estudiaron las obras de sus homólogos árabes en libros que fueron traducidos a idiomas latinos y europeos (15). La cultura árabe-islámica preservó la cultura griega y la protegieron de la pérdida y la destrucción. Si no hubiera sido por los intelectuales y académicos árabes, la gente no hubiera podido conseguir muchas obras griegas, la versión original se había perdido. Estas obras se han conservado en árabe. El Occidente estuvo muy ocupado estudiando la cultura árabe, incluso después de su expulsión de España, dos o más generaciones posteriormente, hasta llegar a los tiempos modernos. La cultura árabe-islámica ha fascinado a una gran cantidad de occidentales, la traducción del árabe no cesó durante y después del Renacimiento, a pesar del contacto directo con el mundo griego. Es a partir de mediados del siglo XVIII DC cuando los libros griegos empezaron a traducirse directamente en América sin la ayuda de traducciones al árabe. La cultura árabe tiene su propio valor y personalidad. Produjo más de una cosa que la cultura griega no podía producir en todos los ámbitos: las adiciones, comentarios, invenciones y descubrimientos árabes fueron desconocidas para los griegos (16). El movimiento de la cultura árabe-islámica, es lo que ayudó a la retirada de Europa de la oscura Edad Media a la modernidad ilustrada, y no se limitaba a la traducción del conocimiento antiguo sólo griego, indio, babilonio. y egipcio-de los libros en árabe al latín. La Europa cristiana también tradujo el conocimiento puramente árabe y fueron transferidos patrones de la civilización islámica y de la fe islámica al público y la vida privada. Si la Iglesia Católica no ponía su influencia detrás de los europeos en la Batalla de Tours en 732 DC, la civilización islámica y la cultura árabes hubieran prevalecido en Europa desde esa época y la iglesia hubiera evitado al mundo un largo, extenuante y amargo conflicto (17).
2

La cultura árabe-islámica se propago en el mundo occidental. Académicos europeos han bebido de fuentes auténticamente árabes, y descubrieron que eran un patrimonio científico. Así que la estudiaron y analizaron. Los árabes y los musulmanes eran el epítome de la ciencia moderna en todos los sentidos de la palabra. Ellos fueron los pioneros del moderno método científico. De la cultura árabe-islámica, intelectuales y académicos europeos adquirieron algo más que información. Adquirieron la mentalidad científica, con todo su carácter empírico e inductivo, ya que se encontraron en la herencia árabe-islámica el objeto de su deseo largamente acariciado, por lo tanto, se inclinaron a la difusión de la misma (18). Fue el deslumbramiento de la magnitud de la influencia que la cultura árabeislámica tuvo en el Renacimiento europeo, en la cultura y las ciencias, que llevó a un pensador y científico alemán a salir abiertamente con la verdad y decir: "Que la civilización floreciente, cuya iluminación había inundado Europa durante muchos siglos, es realmente sorprendente, pues esta civilización no era una extensión de los vestigios de civilizaciones pasadas, o de locales esqueletos de civilización de cierta importancia, o bien una necesidad de, o una imitación de un modo de civilización existente, como fue el caso de otras bases de la civilización en otros países de Oriente. Es a los árabes que con su cultura forjaron una magnífica civilización (19)." Mientras que Europa fue enterrada en la oscuridad de la Edad Media, la civilización islámica (la cuna de la cultura árabe-islámica) estaba en su apogeo. El Islam contribuyó en gran medida al avance de la ciencia, la medicina y la filosofía. Como dice Will Durant en su libro, La edad de la Fé, "los musulmanes han contribuido eficazmente en todos los campos. Un Avicenna fue uno de los más grandes científicos de la medicina, Al-Razi un médico más eminente, Al-Bayruni el geógrafo más distinguidos, Ibn-Haitham un científico óptica de los más célebres, y Jabir Ibn un químico más famoso. ³Además, los árabes fueron los pioneros de la educación y la enseñanza. A este respecto, Durán dijo lo siguiente: "Cuando Roger Bacón presentó su teoría en Europa 500 años después de Jabir Ibn, dijo que estaba en deuda con los magrebíes en España, que obtuvo su conocimiento de los musulmanes en el Oriente. En el Renacimiento europeo pensadores y estudiosos, debieron su llegada, al genio y progreso de los gigantes del mundo islámico´.

3

La Ciencia El Método Científico El método científico se puede descomponer en tres etapas de investigación: 1. Acopio y examen cuidadoso de todos los datos observables relativos al problema que se investiga. 2. Formulación de una hipótesis que explique los datos. 3. Prueba de la hipótesis por experimentación y observación. Asi: 1. Recoger datos teniendo presente que necesitaras una explicación, y que tal explicación podría requerir la revisión de viejas teorías, por queridas y admiradas que estas sean. 2. Al proponer una hipótesis el investigador trata de hacerse de una idea del problema que explique porque los datos son como los hallamos. 3. Necesitamos tener la capacidad de de determinar, mediante cálculos matemáticos, los resultados que cabria esperar los resultados mensurables que deberíamos poder tener a través de la experimentación. Solo cuando las predicciones se han hecho realidad y las pruebas no han podido refutarlas una hipótesis puede alcanzar aceptación general como teoría. J. Hatcher indica que ³Mientras la acumulación de hechos es un proceso lento y gradual, la elaboración de una teoría es un salto creativo y discontinuo de la imaginación. Cuando acumulamos hechos pretendemos saber cómo son las cosas y cuando concebimos una teoría pretendemos saber cómo serían las cosas´. Sabemos que la característica de la verdad científica es que es absoluta y exacta, en contraposición con la relatividad e imprecisión de la verdad filosófica o religiosa. En realidad la verdad científica deja de ser verdad cuando una nueva teoría la supera remplazándola, y es esta dinámica la que hace que la ciencia no se quede en algo estático y estéril. Por ejemplo: La mecánica de Newton dio paso a la mecánica cuántica. La Realidad Visible e Invisible Hay fuerzas y entidades que no podemos observar directamente pero que existen objetivamente, es decir independiente de cualquier percepción humana.

4

Ejemplo: Cojamos un lápiz con los dedos, lo soltamos y observamos que cae al suelo y decimos que la fuerza de la gravedad lo hace caer. ¿Vemos alguna fuerza que tire del lápiz hacia abajo, algo que la empuje o la tire de él? Evidentemente no. Razonemos: Vamos a soltar el lápiz de los dedos ¿Qué dirección puede tomar el lápiz?, en principio por probabilidad en cualquier dirección. Pero al soltarlo una y otra vez vemos que siempre toma una dirección, hacia abajo, esta es una desviación del azar, de manera persistente, constante y significativa, la que nos lleva a recurrir a la existencia de una fuerza no observada como causa de esta conducta no aleatoria. Dicho de otra manera: Siempre que nos encontramos ante un fenómeno observable, que sin razón perceptible, muestra una persistente desviación del azar, nos justifica a afirmar lógicamente que es debido a la acción de alguna fuerza o entidad no observada. La ciencia no ha demostrado que origina la gravedad, sin embargo las ciencias físicas sin la gravedad se vendrían abajo. ¡Dicho de otra manera la ciencia se basó en un fenómeno producido por una entidad no observada! Hemos demostrado que el mundo visible no es autosuficiente como evidencia de todos los fenómenos visibles. Existen fenómenos de la realidad visible que tienen su origen en la realidad invisible. Segunda ley de la termodinámica: ³El orden, la estructura y la complejidad son improbables, en cambio el desorden, la simplicidad y la uniformidad son probables´ ³Todo sistema cerrado tiende a su máxima entropía (desorden) y mínima energía.´ Ejemplo: Si construimos una casa de ladrillo y la dejáramos abandonada durante 50 años no nos sorprendería que hubiera degenerado en un montón de ladrillos, ahora si dejáramos un montón de ladrillos durante 50 años nos sorprendería si en su lugar encontramos una casa. Veamos la evolución hasta donde sabemos el ser humano es la estructura más ordenada del universo observable conocido y por lo tanto es el que tiene menos probabilidades de haber sido creado a partir de un proceso aleatorio. La evolución en general demuestra claramente una desviación persistente de azar, es decir quienes manifiestan que la vida es producto de la casualidad no están razonando científicamente.
5

A la vista de la metodología científica tenemos derecho a extraer la conclusión que la evolución es consecuencia de la acción de alguna fuerza no observable. La Religión Fé Bahá¶í Primero, investigar la realidad. El hombre debe dejar la imitación y buscar la realidad. Las creencias religiosas contemporáneas difieren debido a su obediencia al dogma. Es necesario, por tanto, abandonar las imitaciones y buscar su realidad fundamental. Segundo, la unidad de la humanidad. Todas las criaturas humanas son siervos de Dios. Todos están sumergidos en el mar de Su merced. El Creador de todos es un solo Dios; el Proveedor, el Donador, el Protector de todos es un solo Dios. Él es bondadoso con todos, ¿por qué debemos odiarnos unos a otros? Hay ciertas personas que son ignorantes, ellos deben ser educados. Algunos son como niños, deben ser instruidos y educados hasta que alcancen la madurez. Otros son enfermizos, enfermos intelectualmente, dolientes espirituales; deben ser tratados y curados. Pero todos son siervos de Dios.

Tercero, la religión debe conducir al amor de todos, ser la causa de la camaradería, unidad y luz. Si fuese causa de enemistad, derramamiento de sangre y odio, su inexistencia es mejor que su existencia. La religión y la ciencia concuerdan y coinciden. Si una cuestión de religión viola la razón y no está de acuerdo con la ciencia, es imaginación y no es digna de crédito.

Cuarto, la igualdad entre hombre y mujeres. En todos los grados son iguales. El reajuste de las leyes económicas para la subsistencia del hombre debe efectuarse para que toda la humanidad pueda vivir con la mayor felicidad de acuerdo a sus respectivos grados.

Quinto, hermandad espiritual. Toda la humanidad debe lograr la fraternidad espiritual - es decir fraternidad en el Espíritu Santo - pues la fraternidad nacionalista, racial y política es en vano. Sus resultados son magros; pero la fraternidad divina, la fraternidad espiritual, es la causa de unión y amistad entre la humanidad. Como hasta ahora la civilización material se ha ido extendiendo, debe promulgarse ya la civilización divina. Hasta que las dos no concuerden, la
6

verdadera felicidad de la humanidad será desconocida. No podrá el hombre alcanzar su más completa realización sólo con el desarrollo intelectual y el poder de la razón, es decir, no podrá alcanzar el progreso logrado por la religión con el mero uso de su intelecto. Pues los filósofos del pasado se esforzaron en vano para vivificar al mundo de la humanidad a través de la facultad intelectual. Lo máximo de que fueron capaces fue educarse a sí mismos y a un reducido grupo de sus discípulos; ellos mismos confesaron el fracaso. Por tanto, el mundo de la humanidad debe ser confirmado por el hálito del Espíritu Santo para poder recibir la educación universal. Mediante la infusión del Poder divino, todas las naciones y pueblos resucitan y es posible la felicidad universal. Estos son algunos de los principios de los bahá'ís. (Abdu'l-Baha, Promulgación de La Paz Universal)

Entre los principios de las enseñanzas de Bahá'u'lláh se hallaba la armonía de la ciencia y la religión. La religión debe resistir el análisis de la razón. Debe estar de acuerdo con el hecho y prueba científico para que la ciencia fortalezca la religión y la religión fortifique la ciencia. Ambas están indisolublemente unidas y juntas en la realidad. Si vemos que las aseveraciones y enseñanzas de la religión son irracionales y contrarias a la ciencia, son producto de la superstición e imaginación. En el pasado han surgido innumerables doctrinas y creencias con este carácter. Reflexionad sobre las supersticiones y la mitología de los romanos, griegos y egipcios; todas ellas eran contrarias a la religión y a la ciencia. Ahora se hace evidente que las creencias de estas naciones eran supersticiones, pero en aquellos tiempos se aferraban a ellas muy tenazmente. Por ejemplo, uno de los muchos ídolos egipcios era un milagro autentico para esa gente, cuando en realidad era un pedazo de piedra. Como la ciencia no podía justificar el origen milagroso y la naturaleza de un pedazo de roca, la creencia en él debe haber sido superstición. Ahora es evidente que era superstición. Por tanto, debemos dejar de lado tales creencias e investigar la realidad. Aquello que se vea que es real y se ajusta a la razón, debe ser aceptado, y todo lo que la ciencia y la razón no pueden sostener debe rechazarse como imitación e irrealidad. Entonces las diferencias de creencias desaparecerán. Todos se volverán como una sola familia, un pueblo, y el mismo sentimiento hacia la educación y munificencia divina será atestiguado entre la humanidad. (Abdu'l-Baha, Promulgación de La Paz Universal)

7

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful