Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD CATÓLICA ANTIGUA

TEOLOGIA DE LA ESPIRITUALIDAD CONTROL DE LECTURAS


TITLULO DEL LIBRO: DEL SUFRIMIENTO A LA PAZ
AUTOR: IGNACIO LARRAÑAGA
NOMBRE ALUMNO: Diacono. HERNANDO VERGEL BUSTAMANTE.

1. Hallar las pistas o claves significativas de lo que leíste.

Un ingrediente ineludible de la presencia es el padecimiento, en todas sus expresiones. Su


“silueta negra y pertinaz del sufrimiento”, acosa al hombre de toda edad, clase, cultura y
religión.
Ignacio Larrañaga, expone aquí el inconveniente de cómo “amortiguar o remover” el mal
o buscar la manera de convertirlo en algo positivo. En el fondo, quiere que todos ellos, a
través de una recurrente y oportuna liberación, lleguen en verdad del padecimiento a
la paz.

2. Encontrar más de una interpretación o significado en todo aquello que leíste.

La interpretación que yo hago dellibro creria que es la misma que sintió el Beato charles
de foucauld en su oración de abandono es sentir la presencia de Dios en su corazón ante
los sufrimientos y padecimiento, pero todo puesto a la voluntad de Dios.

Padre mío,
me abandono a Ti.

Haz de mí lo que quieras.

Lo que hagas de mí te lo agradezco,


estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo.
Con tal que Tu voluntad se haga en mí
y en todas tus criaturas,
no deseo nada más, Dios mío.

Pongo mi vida en Tus manos.


Te la doy, Dios mío,
con todo el amor de mi corazón,
porque te amo,
y porque para mí amarte es darme,
entregarme en Tus manos sin medida,
con infinita confianza,
porque Tu eres mi Padre.

Amén.

3. Localizar datos o ideas que el escritor o escritora pretenden transmitir.

Para Larrañaga, lo primero que hay que hacer de transición del padecimiento a la paz es


el de salvarse uno mismo. Para conseguirlo, antes que nada debemos despertarnos, abrir
el paso desde el inconsciente al consciente. También significa objetivar
el padecimiento que es puramente subjetivo. Para el creador, reposar significa nadar en
las aguas del inconsciente y de la subjetividad. Las cosas hay en la medida en que uno les
otorga entidad mental. En ese orden de ideas, controlando lo que pasa en nuestras
cabezas tenemos la posibilidad de remover o mitigar el padecimiento.

4. ¿De qué trata, principalmente, el texto?

El padecimiento del hombre: sus fronteras. El hombre niño crece omnipotente, se


transforma en un adulto con restricciones y muere siendo un grano de arena. Debemos
aceptar que somos principalmente desvalidos, es muy poco lo que tenemos la posibilidad
de en relación a eso que no tenemos la posibilidad de, muy escasas opciones poseemos de
cambiar las cosas. En lugar de frustrarse hay que estudiar a aceptar esta situación y llevar
a cabo lo destacado dentro de nuestras opciones.

5. ¿Qué te parece lo que propone el autor?

El autor se plantea aquí el problema de cómo “amortiguar o eliminar el dolor o de cómo


transformarlo en algo positivo. Por ello propone a los lectores los medios que estima más
aptos para realizar dicha tarea. En mi punto de vista es un herramienta muy valiosa en
estos momentos que experimentamos una incertidumbre constante.

6. ¿A qué conclusiones llega el autor sobre el tema?

Todo acto de abandono es, pues, una visión de fe. En ella se distinguen dos niveles: el
fenómeno y la realidad: lo que se ve y lo que no se ve. Lo que se ve son las reacciones
psicológicas, las leyes biológicas, etc., que, eventualmente, pueden incidir en nuestras
tribulaciones. Lo que no se ve es la Realidad, el Señor Dios, fundamento fundante de todo.
El último eslabón de la cadena de los acontecimientos lo sujeta el dedo de Dios. Nuestras
cuentas pendientes, en última instancia, las tenemos que saldar con Dios mismo. En el
acto de abandono se trascienden los fenómenos (accidentes, lo que dijeron de mí, lo que
me hicieron, la marcha de los acontecimientos) y, detrás de todo, se descubre a Aquel que
es y me ama, en cuyas manos se entrega todo.

7. ¿Qué proyecciones puede tener el tema en tu vida?

Mi proyección está sujeta a mi vocación y mi ministerio, considero que es indispensable


en Abandonarme pues, en desprenderse de sí mismo para entregarse, todo entero, en las
manos de Aquel que me ama. Esta “terapia” es plenamente aplicable a la universalidad de
todas las fuentes de sufrimiento que hemos descubierto y explorado en el capítulo
segundo de este libro. No se encontrará ruta más rápida y segura de liberación que la
“terapia” del abandono. Liberarse consiste en depositar en Sus Manos todo lo que está
consumado, todo lo que es impotencia y limitación: la ley de la precariedad, la ley de la
transitoriedad, la ley de la insignificancia humana, la ley del fracaso, la ley de la
enfermedad, la ley de la ancianidad, la ley de la soledad, la ley de la muerte. Consiste, en
suma, en aceptar el misterio universal de la vida. Y nuestra morada se llamará PAZ.

8. ¿Qué causas generaron el tema en ti?

El sufrimiento se pueden ver también de una forma genética como lo expresa ellibro.

la vida de un individuo, está en parte importante condicionada por las predisposiciones


genéticas, fruto de composiciones entre la información genética dadas por nuestro padre
y madre, cada uno con un aporte del 50 %. Ese aporte es realizado por medio de las
células sexuales, el espermatozoide (la célula más pequeña del ser humano) y el óvulo (la
más grande, de 1/8 mm).
Cuando congenian estas dos células al inicio de la vida humana, se decretan los aspectos
futuros de la persona, así como algunas características y tendencias de la personalidad de
la futura persona.
Por lo tanto se puede asegurar que algunos aspectos de la personalidad son reticentes a
su modificación, lo que supone que el cambio será más dificultoso aun en casos de ardua
pelea. Entonces no merece frustrarse si no se logran los resultados deseados.

9. ¿Qué consecuencias se desprenden de esa lectura en tu vida?

El aprendizaje del arte de vivir no se termina cuando el hombre alcanza su mayoría de


edad, o al conseguir un diploma universitario para ejercer una profesión y ser autónomo.
Porque vivir no consiste en ganarse el sustento cotidiano o en formar un hogar. ¿Qué
consigue el hombre con haber asegurado una sólida situación económica o con haber
educado una hermosa familia, si su corazón sigue agonizando en una tristeza mortal? Vivir
es el arte de ser feliz; y ser feliz es liberarse, en mayor o menor grado, de aquella ansiedad
que, de todas formas, seguirá porfiadamente los pasos humanos hasta la frontera final. El
arte de vivir consistirá, pues, en una progresiva superación del sufrimiento humano, y, por
este camino, en una paulatina conquista de la tranquilidad de la mente, la serenidad de
los nervios y la paz del alma.

Es decir debemos aprender el arte de vivir.

10. ¿Qué semejanzas encuentras valiosas para incorporarlas a tu vida?

Con en relación a la depresión, dice que puede ser endógena o reactiva. Endógena supone
que se origina y procede de la psique de la persona, logrando ser congénita. Una
depresión reactiva es la que nace por hechos externos a la persona. La depresión maníaca
tiene una sintomatología de inestabilidad emocional, pasando bruscamente, en un
movimiento circular y cíclico, de la euforia a la melancolía y al reves.

11. ¿Qué cuestiones que tú conoces es posible relacionar con el tema tratado por el
texto?

Los temas existencialistas, las cuestiones del sentido de la vida que si se entendiera como
lo manifiesta el libro temas como el aborto o el suicidio disminuirían.

12. ¿Qué otro título le pondrías al libro que leíste?

ES LA HORA DE DESPERTAR….

13. ¿Cómo podrías resumir todo lo que dice el libro?

Como hemos visto en las páginas anteriores, todo lo que resistimos mentalmente lo
transformamos en enemigo. Para con las realidades que le producen agrado, el hombre
extiende un lazo emocional de apropiación. Las cosas (o personas) que le causan
desagrado, el hombre las resiste mentalmente, las rechaza, con lo que, automáticamente,
las transforma en enemigas. Estas pueden ser los ruidos de la calle, el clima, el vecino, los
acontecimientos, mil detalles de su propia persona, etc. La resistencia emocional, por su
propia naturaleza, tiende a anular al “enemigo”. Ahora bien, existen realidades que,
resistidas estratégicamente, pueden ser neutralizadas parcial o totalmente, como la
enfermedad, la ignorancia o la pobreza. Sin embargo, gran parte de las realidades que el
hombre resiste no tienen solución o la solución no está en sus manos. A estas realidades
llamamos situaciones límites, hechos consumados. La sabiduría consiste, pues, en hacer
una pregunta: esto que me molesta, ¿puedo remediarlo? Si hay alguna posibilidad de
solución, no es hora de abandonarse, sino de poner en acción todas las energías para
lograr la solución. Pero si no hay nada que hacer, porque las cosas son insolubles en sí
mismas o la solución no está en nuestras manos, entonces llegó la hora de abandonarse.
Abandonar ¿qué? La rebeldía mental: llegó la hora de silenciar la mente, inclinar la cabeza,
depositar los imposibles en manos de Dios Padre y entregarse. Mirando con la cabeza fría,
el hombre descubre que gran parte de las cosas que le disgustan, le entristecen o le
avergüenzan no tienen solución. En este caso, es locura encenderse en cólera contra ellas,
porque es uno mismo el que se quema inútilmente y se destruye. Dije que es preciso
silenciar la mente, y aquí está el secreto de la liberación; porque la mente tiende a
rebelarse, ponderar las consecuencias del disgusto y lamentarse; con todo lo cual, el
sujeto mismo que se rebela, y sólo él, se quema y se amarga. El abandono es, pues, un
homenaje de silencio para con el Padre; por consiguiente, un homenaje de amor y, por
ende, adoración pura; y, a nivel psicológico, en este silencio mental estriba el secreto de la
“salvación”, en cuanto terapia liberadora.

14. ¿Cuál es el propósito del autor?

 Larrañaga da algunas proposiciones, basándose en que quien se ha vaciado de sí mismo


es un sabio. Para el desposeído, el ridículo no existe, el temor jamás tocará a su puerta, las
emergencias no lo asustan. Desaparecen los verbos poseer, formar parte, fuente de
conflictos y tensiones. Hablamos de remover el “yo” falso, cargado de omnipotencia e
irrealidad en las mismas dosis. Al que nada tiene y nada quiere tener ¿qué lo puede
turbar?
Si hablan mal de ti, no te defiendas; deja que sangre hasta fallecer el cariño propio. No te
justifiques si tus proyectos no salieron a la medida de tus deseos. No des paso a la
autocompasión.

15. ¿Qué motiva al autor?

Hoy día toda la actividad humana está organizada técnicamente. El cristiano actual no
debe conformarse tan sólo con recoger al herido y vendar sus llagas. La actividad benéfica
del samaritano moderno deberá realizarse a través de movimientos y organizaciones. De
esta manera, el cristiano puede asumir tareas más amplias, que exigen cooperación y el
uso de medios técnicos. Es necesario despertar en los hombres y en los pueblos,
principalmente con los medios de comunicación social, un sentido dinámico de
responsabilidad y solidaridad, creando una nueva sensibilidad para defender los derechos
de los pobres y marginados, para impulsarlos hacia una promoción social respetando su
dignidad personal, enseñándoles a ayudarse a sí mismos. Hoy día el buen samaritano debe
luchar por la instauración de un orden justo, en que sean respetados los derechos
humanos, satisfechas las aspiraciones legítimas y garantizada la libertad personal,
buscando así un orden nuevo y el desarrollo integral del hombre: un orden en que las
familias encuentren posibilidades de educar a sus hijos, se promueva resueltamente la
igualdad real de la mujer y se produzca, en fin, un gran movimiento de solidaridad, el gran
“paso” del egoísmo al amor

16. Lo que expresa, ¿son hechos u opiniones? .

Primordialmente lo que esxpresa el autor son hechos pero a su vez por experiencia de
vida da algunas opiniones , lo sustento en su aclaración. En el camino de la vida he visto
levantarse, en cada encrucijada, la silueta negra y pertinaz del sufrimiento. Es el pan que
nunca falta en la mesa humana. También he podido comprobar, por el trato con la gente,
que la fe es el lenitivo más eficaz para amortiguar o eliminar el dolor, siempre y cuando
sea llama viva en el corazón. Pero, por desgracia, no siempre es así. Al contrarío, en la
mayoría de las personas, la fe es una llama tan pálida y mortecina que no ofrece ninguna
eficacia para transformar el sufrimiento. Incluso muchos la dejaron extinguirse por
completo, y para otros, ni siquiera existió nunca. La intención del presente libro es
entregar al lector medios prácticos para que pueda, por sí mismo, neutralizar o al menos,
atenuar todo y cualquier sufrimiento. Por eso, Del sufrimiento a la paz dedica los tres
primeros capítulos a quienes no tienen fe, o la tienen débil. Y el cuarto, a quienes la tienen
fuerte y fecunda. Por una parte, nos moveremos en una perspectiva simplemente
humana, prescindiendo de los presupuestos de la fe. Y por otra, ofreceremos una
reflexión desde una perspectiva cristiana.

EL AUTOR Santiago de Chile, 17 de noviembre de 1984.

17. ¿Estás de acuerdo con el punto de vista del autor?

Si estoy de acuerdo con el autor en especialen el punto de Despertar es el primer acto de


salvación.el hombre sufre porque está dormido . No se da cuenta de que, como lo diremos
tantas veces, el sufrimiento humano es puramente subjetivo. La mente es capaz de dar a
luz fantasmas alucinantes, que luego atormentarán sin piedad a quien los engendró. Los
miedos son, generalmente, sombras fantásticas, sin fundamento ni base en la realidad. El
hombre está dormido. 8 Y dormir significa estar fuera de la objetividad. Dormir es sacar
las cosas de su dimensión exacta. Es exagerar los perfiles negativos de los
acontecimientos-personas-cosas. Dormir es proyectar mundos subjetivos sobre los
sucesos exteriores. Las inseguridades y temores son, por lo general, hijos de una obsesión.

18. ¿Cómo lo calificarías?


Es desnudar el alma para sacar lo mejor de uno. Merece la pena masticarlo lentamente.
No es un libro de autoayuda sino de reflexión sobre ti mismo. Es tan importante este
punto de vista que mi calificación es excelente.

19. ¿Qué aportes nos puedes dar a nosotros los hermanos de lo que aprendiste,
comprendiste y analizaste de esta lectura?

Como hermanos podemos caer en la rutina en nuestra oración, acciones y estudio. Se


dice de la rutina que la misma hace aparición cuando las cosas empiezan a perder sus
perfiles diferenciadores para un sujeto. Las cosas pierden novedad, todo es igual, reporte
y amorfo. Entra en juego la monotonía. Como resultado, los elementos diferenciadores de
cada instante empiezan a perder relieve. La repetición crea la rutina. Pero cuando una
repetición se siente diferente a su predecesora, no se siente rutinaria. La solución,
entonces, es dotar de significación a cada cosa que hacemos.

20. ¿Si te tocara escribir un libro qué habrías hecho tú?

Partir de mi experiencia y resaltar en cada una de mis línea le valor de la vida y motivar
darle un sentido a ella y evitar tantos suicidios.

Trabajo Presentado a:
Hno. Juan Fernando Ángel De La Cuesta
Profesor Teología de la Espiritualidad
Universidad Católica Antigua.

Trabajo Presentado por:


Diácono Hernando Vergel Bustamante
Estudiante Teología de la Espiritualidad
Universidad Católica Antigua

Trabajo presentado a los nueve (09) días del mes de Septiembre del dos
mil veintiuno (2021)

También podría gustarte