Está en la página 1de 14

LA HIPÓTESIS

Definición

Una hipótesis es la suposición de algo que podría, o no, ser posible. En este sentido, la
hipótesis es una idea o un supuesto a partir del cual nos preguntamos el porqué de una
cosa, bien sea un fenómeno, un hecho o un proceso.

Como tal, las hipótesis permiten dar inicio al proceso de pensamiento, mediante el cual se
accederá a determinados conocimientos.

La hipótesis es una herramienta fundamental del pensamiento científico y filosófico,


que sirve de base para los modelos y proposiciones teóricas, y que funciona como piedra
angular para la búsqueda y construcción de respuestas en la generación de conocimiento.

La hipótesis, no obstante, no se circunscribe únicamente al ámbito académico o


escolar, sino que además forma parte del lenguaje cotidiano para expresar suposiciones o
conjeturas: “Mi hipótesis era que si no salíamos antes de cenar, terminaríamos por no ir al
cine, y acerté”

TIPOS DE HIPÓTESIS

Hay varios criterios que se pueden seguir a la hora de clasificar los tipos de hipótesis que
se usan en ciencia. Los conoceremos a continuación.

1. Hipótesis nula

La hipótesis nula hace referencia a que no existe ninguna relación entre las variables que
han sido objeto de investigación. También es llamada “hipótesis de no relación”, pero no
debe ser confundida con una relación negativa o inversa. Simplemente, las variables
estudiadas parecen no seguir ningún patrón concreto.

Se acepta la hipótesis nula si el estudio científico da como resultado que las hipótesis de
trabajo y alternativas no son observadas.

Ejemplo

“No hay relación entre la orientación sexual de las personas y su poder adquisitivo”.

2. Hipótesis generales o teóricas

Las hipótesis generales o teóricas son las que los científicos establecen de forma previa
al estudio y conceptualmente, sin cuantificar las variables. Generalmente, la hipótesis
teórica nace de procesos de generalización a través de ciertas observaciones
preliminares sobre el fenómeno que desean estudiar.

Ejemplo

“A mayor nivel de estudios, mayor sueldo”. Existen varios subtipos dentro de las hipótesis
teóricas. Las hipótesis de diferencia, por ejemplo, concretan que hay una diferencia entre
dos variables, pero no miden su intensidad o magnitud. Ejemplo: “En la facultad de
Psicología hay un mayor número de alumnas que de alumnos”.

3. Hipótesis de trabajo

La hipótesis de trabajo es la que sirve para intentar demostrar una relación concreta entre
variables a través de un estudio científico. Estas hipótesis se verifican o se refutan por
medio del método científico, por lo que en ocasiones también se conocen como “hipótesis
operacionales”. Generalmente, las hipótesis de trabajo nacen de la deducción: a partir de
ciertos principios generales, el investigador asume ciertas características de un caso
particular. Las hipótesis de trabajo tienen varios subtipos: asociativas, atributivas y
causales.

3.1. Asociativa

La hipótesis asociativa concreta una relación entre dos variables. En este caso, si
conocemos el valor de la primera variable, podemos predecir el valor de la segunda.

Ejemplo

“Hay el doble de matriculados en primero de bachillerato que en segundo de bachillerato”.

3.2. Atributiva

La hipótesis atributiva es la que se usa para describir los hechos que ocurren entre las
variables. Se usa para explicar y describir fenómenos reales y mensurables. Este tipo de
hipótesis solo contiene una variable.

Ejemplo

“La mayoría de personas sin hogar tienen entre 50 y 64 años de edad”.


3.3. Causal

La hipótesis causal establece una relación entre dos variables. Cuando una de las dos
variables aumenta o disminuye, la otra sufre un aumento o disminución. Por tanto, la
hipótesis causal establece una relación causa-efecto entre las variables estudiadas. Para
identificar una hipótesis causal se debe establecer un vínculo de causa efecto, o relación
estadística (o probabilística). También es posible verificar esta relación a través de la
refutación de explicaciones alternativas. Estas hipótesis siguen la premisa: “Si X,
entonces Y”.

Ejemplo

“Si un jugador entrena 1 hora adicional cada día, su porcentaje de acierto en los
lanzamientos se incrementa un 10%”.

4. Hipótesis alternativas

Las hipótesis alternativas intentan ofrecer una respuesta a la misma pregunta que las
hipótesis de trabajo. No obstante, y tal como se puede deducir por su denominación, la
hipótesis alternativa explora relaciones y explicaciones distintas. De este modo es posible
investigar acerca de distintas hipótesis durante el transcurso de un mismo estudio
científico. Este tipo de hipótesis también puede subdividirse en atributivas, asociativas y
causales.

Más tipos de hipótesis usados en ciencia

Existen otros tipos de hipótesis no tan comunes, pero que también son usados en
distintos tipos de investigaciones. Son los siguientes.

5. Hipótesis relativas

Las hipótesis relativas dan constancia de la influencia de dos o más variables sobre otra
variable.

Ejemplo

“El efecto del descenso del PIB per cápita sobre el número de personas que tienen planes
de pensiones privados es inferior al efecto de la caída del gasto público sobre la tasa de
malnutrición infantil”.

Variable 1: descenso del PIB

Variable 2: caída del gasto público


Variable dependiente: número de personas que tienen plan de pensión privado

6. Hipótesis condicionales

Las hipótesis condicionales sirven para señalar que una variable depende del valor de
otras dos. Se trata de un tipo de hipótesis muy parecido a las causales, pero en este caso
existen dos variables “causa” y solo una variable “efecto”.

Ejemplo

“Si el jugador recibe una tarjeta amarilla y además es apercibido por el cuarto árbitro,
deberá ser excluido del juego durante 5 minutos”.

Causa 1: recibir tarjeta amarilla

Causa 2: ser apercibido

Efecto: ser excluido del juego durante 5 minutos. Como vemos, para que la variable
“efecto” se dé, no solo es necesario que se cumpla una de las dos variables “causa”, sino
ambas.

Otras clases de hipótesis

Los tipos de hipótesis que hemos explicado son los más comúnmente empleados en las
investigaciones científicas y académicas. De todos modos, también se pueden clasificar
en base a otros parámetros.

7. Hipótesis probabilísticas

Este tipo de hipótesis indican que hay una relación probable entre dos variables. Es decir,
la relación se cumple en la mayoría de casos estudiados.

Ejemplo

“Si el estudiante no dedica 10 horas al día a leer, (probablemente) no aprobará el curso”.

8. Hipótesis determinísticas

Las hipótesis determinísticas indican relacione2. Hipótesis generales o teóricas

Las hipótesis generales o teóricas son las que los científicos establecen de forma previa
al estudio y conceptualmente, sin cuantificar las variables. Generalmente, la hipótesis
teórica nace de procesos de generalización a través de ciertas observaciones
preliminares sobre el fenómeno que desean estudiar.

Ejemplo
“A mayor nivel de estudios, mayor sueldo”. Existen varios subtipos dentro de las hipótesis
teóricas. Las hipótesis de diferencia, por ejemplo, concretan que hay una diferencia entre
dos variables, pero no miden su intensidad o magnitud. Ejemplo: “En la facultad de
Psicología hay un mayor número de alumnas que de alumnos”.

3. Hipótesis de trabajo

La hipótesis de trabajo es la que sirve para intentar demostrar una relación concreta entre
variables a través de un estudio científico. Estas hipótesis se verifican o se refutan por
medio del método científico, por lo que en ocasiones también se conocen como “hipótesis
operacionales”. Generalmente, las hipótesis de trabajo nacen de la deducción: a partir de
ciertos principios generales, el investigador asume ciertas características de un caso
particular. Las hipótesis de trabajo tienen varios subtipos: asociativas, atributivas y
causales.

3.1. Asociativa

La hipótesis asociativa concreta una relación entre dos variables. En este caso, si
conocemos el valor de la primera variable, podemos predecir el valor de la segunda

Ejemplo

“Hay el doble de matriculados en primero de bachillerato que en segundo de bachillerato”.

3.2. Atributiva

La hipótesis atributiva es la que se usa para describir los hechos que ocurren entre las
variables. Se usa para explicar y describir fenómenos reales y mensurables. Este tipo de
hipótesis solo contiene una variable.

Ejemplo

“La mayoría de personas sin hogar tienen entre 50 y 64 años de edad”.

3.3. Causal

La hipótesis causal establece una relación entre dos variables. Cuando una de las dos
variables aumenta o disminuye, la otra sufre un aumento o disminución. Por tanto, la
hipótesis causal establece una relación causa-efecto entre las variables estudiadas. Para
identificar una hipótesis causal se debe establecer un vínculo de causa efecto, o relación
estadística (o probabilística). También es posible verificar esta relación a través de la
refutación de explicaciones alternativas. Estas hipótesis siguen la premisa: “Si X,
entonces Y”.

Ejemplo
“Si un jugador entrena 1 hora adicional cada día, su porcentaje de acierto en los
lanzamientos se incrementa un 10%”.

4. Hipótesis alternativas

Las hipótesis alternativas intentan ofrecer una respuesta a la misma pregunta que las
hipótesis de trabajo. No obstante, y tal como se puede deducir por su denominación, la
hipótesis alternativa explora relaciones y explicaciones distintas. De este modo es posible
investigar acerca de distintas hipótesis durante el transcurso de un mismo estudio
científico. Este tipo de hipótesis también puede subdividirse en atributivas, asociativas y
causales.

Más tipos de hipótesis usados en ciencia

Existen otros tipos de hipótesis no tan comunes, pero que también son usados en
distintos tipos de investigaciones. Son los siguientes.

5. Hipótesis relativas

Las hipótesis relativas dan constancia de la influencia de dos o más variables sobre otra
variable.

Ejemplo

“El efecto del descenso del PIB per cápita sobre el número de personas que tienen planes
de pensiones privados es inferior al efecto de la caída del gasto público sobre la tasa de
malnutrición infantil”.

Variable 1: descenso del PIB

Variable 2: caída del gasto público

Variable dependiente: número de personas que tienen plan de pensión privado

6. Hipótesis condicionales

Las hipótesis condicionales sirven para señalar que una variable depende del valor de
otras dos. Se trata de un tipo de hipótesis muy parecido a las causales, pero en este caso
existen dos variables “causa” y solo una variable “efecto”.

Ejemplo
“Si el jugador recibe una tarjeta amarilla y además es apercibido por el cuarto árbitro,
deberá ser excluido del juego durante 5 minutos”.

Causa 1: recibir tarjeta amarilla

Causa 2: ser apercibido

Efecto: ser excluido del juego durante 5 minutos. Como vemos, para que la variable
“efecto” se dé, no solo es necesario que se cumpla una de las dos variables “causa”, sino
ambas.

Otras clases de hipótesis

Los tipos de hipótesis que hemos explicado son los más comúnmente empleados en las
investigaciones científicas y académicas. De todos modos, también se pueden clasificar
en base a otros parámetros.

7. Hipótesis probabilísticas

Este tipo de hipótesis indican que hay una relación probable entre dos variables. Es decir,
la relación se cumple en la mayoría de casos estudiados.

Ejemplo

“Si el estudiante no dedica 10 horas al día a leer, (probablemente) no aprobará el curso”.

8. Hipótesis determinísticas

Las hipótesis determinísticas indican relaciones entre variables que se cumplen siempre,
sin excepción.

Ejemplo

“Si un jugador no lleva botas con tacos, no podrá disputar el partido”.s entre variables que
se cumplen siempre, sin excepción.

Ejemplo

“Si un jugador no lleva botas con tacos, no podrá disputar el partido”.

Las hipótesis generales o teóricas son las que los científicos establecen de forma previa
al estudio y conceptualmente, sin cuantificar las variables. Generalmente, la hipótesis
teórica nace de procesos de generalización a través de ciertas observaciones
preliminares sobre el fenómeno que desean estudiar.

Ejemplo
“A mayor nivel de estudios, mayor sueldo”. Existen varios subtipos dentro de las hipótesis
teóricas. Las hipótesis de diferencia, por ejemplo, concretan que hay una diferencia entre
dos variables, pero no miden su intensidad o magnitud. Ejemplo: “En la facultad de
Psicología hay un mayor número de alumnas que de alumnos”.

3. Hipótesis de trabajo

La hipótesis de trabajo es la que sirve para intentar demostrar una relación concreta entre
variables a través de un estudio científico. Estas hipótesis se verifican o se refutan por
medio del método científico, por lo que en ocasiones también se conocen como “hipótesis
operacionales”. Generalmente, las hipótesis de trabajo nacen de la deducción: a partir de
ciertos principios generales, el investigador asume ciertas características de un caso
particular. Las hipótesis de trabajo tienen varios subtipos: asociativas, atributivas y
causales.

3.1. Asociativa

La hipótesis asociativa concreta una relación entre dos variables. En este caso, si
conocemos el valor de la primera variable, podemos predecir el valor de la segunda.

Ejemplo

“Hay el doble de matriculados en primero de bachillerato que en segundo de bachillerato”.

3.2. Atributiva

La hipótesis atributiva es la que se usa para describir los hechos que ocurren entre las
variables. Se usa para explicar y describir fenómenos reales y mensurables. Este tipo de
hipótesis solo contiene una variable.

Ejemplo

“La mayoría de personas sin hogar tienen entre 50 y 64 años de edad”.

3.3. Causal

La hipótesis causal establece una relación entre dos variables. Cuando una de las dos
variables aumenta o disminuye, la otra sufre un aumento o disminución. Por tanto, la
hipótesis causal establece una relación causa-efecto entre las variables estudiadas. Para
identificar una hipótesis causal se debe establecer un vínculo de causa efecto, o relación
estadística (o probabilística). También es posible verificar esta relación a través de la
refutación de explicaciones alternativas. Estas hipótesis siguen la premisa: “Si X,
entonces Y”.

Ejemplo

“Si un jugador entrena 1 hora adicional cada día, su porcentaje de acierto en los
lanzamientos se incrementa un 10%”.

4. Hipótesis alternativas
Las hipótesis alternativas intentan ofrecer una respuesta a la misma pregunta que las
hipótesis de trabajo. No obstante, y tal como se puede deducir por su denominación, la
hipótesis alternativa explora relaciones y explicaciones distintas. De este modo es posible
investigar acerca de distintas hipótesis durante el transcurso de un mismo estudio
científico. Este tipo de hipótesis también puede subdividirse en atributivas, asociativas y
causales.

Más tipos de hipótesis usados en ciencia

Existen otros tipos de hipótesis no tan comunes, pero que también son usados en
distintos tipos de investigaciones. Son los siguientes.

5. Hipótesis relativas

Las hipótesis relativas dan constancia de la influencia de dos o más variables sobre otra
variable.

Ejemplo

“El efecto del descenso del PIB per cápita sobre el número de personas que tienen planes
de pensiones privados es inferior al efecto de la caída del gasto público sobre la tasa de
malnutrición infantil”.

Variable 1: descenso del PIB

Variable 2: caída del gasto público

Variable dependiente: número de personas que tienen plan de pensión privado

6. Hipótesis condicionales

Las hipótesis condicionales sirven para señalar que una variable depende del valor de
otras dos. Se trata de un tipo de hipótesis muy parecido a las causales, pero en este caso
existen dos variables “causa” y solo una variable “efecto”.

Ejemplo

“Si el jugador recibe una tarjeta amarilla y además es apercibido por el cuarto árbitro,
deberá ser excluido del juego durante 5 minutos”.

Causa 1: recibir tarjeta amarilla

Causa 2: ser apercibido

Efecto: ser excluido del juego durante 5 minutos. Como vemos, para que la variable
“efecto” se dé, no solo es necesario que se cumpla una de las dos variables “causa”, sino
ambas.

Otras clases de hipótesis

Los tipos de hipótesis que hemos explicado son los más comúnmente empleados en las
investigaciones científicas y académicas. De todos modos, también se pueden clasificar
en base a otros parámetros.
7. Hipótesis probabilísticas

Este tipo de hipótesis indican que hay una relación probable entre dos variables. Es decir,
la relación se cumple en la mayoría de casos estudiados.

Ejemplo

“Si el estudiante no dedica 10 horas al día a leer, (probablemente) no aprobará el curso”.

8. Hipótesis determinísticas

Las hipótesis determinísticas indican relaciones entre variables que se cumplen siempre,
sin excepción.

Ejemplo

“Si un jugador no lleva botas con tacos, no podrá disputar el partido”.

Una hipótesis bien formulada debe ser:

 Clara: no debe contener palabras ambiguas o poco definidas. Los diversos


componentes se deben definir con términos claros y concretos. Los términos abstractos,
sin referentes empíricos o valorativos no son adecuados, porque no podrán comprobarse
objetivamente.
 Verificable. Las variables se deben definir de manera operacional, es decir, de
manera que se puedan medir y controlar, para que otros investigadores puedan refutar o
corroborar la investigación. Por lo tanto, toda hipótesis, en el campo de la investigación
científica, debe estar sujeta a referencias y a una contrastación empírica.
 Objetiva. No pueden incluir juicios de valor, del tipo “tal elemento o condición es
mejor o peor que tal otra”, sino plantear objetivamente lo que el investigador postula que
pasa en realidad.
 Comprobable. La hipótesis se pudo comprobar con los recursos y las técnicas de
investigación disponibles. Esta comprobación empírica puede basarse en datos recogidos
con varios métodos: testimonio de protagonistas, documentos, citas textuales, cálculos
matemáticos, operaciones de laboratorio

… Por ejemplo, en una búsqueda de sociología empírica utiliza entrevistas y cuestionarios


a muestras de sujetos; una búsqueda historiográfica se basa en el análisis de
documentos, en ciencias naturales se hacen experimentos …
 Pertinente, tanto en cuanto al fenómeno que estudia cómo el cuerpo teórico que
la sostiene. Por un lado, debe referirse a aspectos de la realidad que no han sido
investigados, ya que un objetivo de la actividad científica es la producción de nuevo
conocimiento. Por otro, debe basarse en el conocimiento científico ya comprobado y
tomarlo como punto de partida para analizar los datos.
 Bien enunciada. La forma sintáctica de la hipótesis es la de una proposición
simple. En ningún caso debe tener forma de interrogante, exclamación, prescripción o
deseo.

LA HIPOTESIS Y SU COMPARACION

• Con frecuencia es necesario la comparación de dos estadísticos (media, mediana,


varianza, coeficiente de variación o índices de diversidad).
• La comparación se realiza para inferir si existen diferencias entre dos poblaciones
muestreadas. Estadística Biología Marina 2003

PROPUESTA COMO RESPUESTA A PROBLEMAS PRACTICOS EN EL CAMPO


JURÍDICO. DEFINICIÓN:

Una propuesta de investigación es un tipo específico de manuscrito académico. Por


lo tanto, su principal función es la comunicación. Más específicamente se trata de
comunicarle a un lector (sea una persona o una institución) todo lo que necesite para
evaluar un proyecto de investigación; prácticamente todas las propuestas de investigación
se redactan para un evaluador. ¿Qué se va a investigar? ¿Cómo se va a hacer y en qué
tiempos? ¿La investigación tiene costos? En este sentido, el objetivo principal de la
propuesta es presentar a evaluación un proyecto de investigación plausible.

COMO SE REDACTA LA PROPUESTA?

En lo que sigue se describe una estructura genérica; recuerde que algunas


organizaciones o entes a los que presente la propuesta pueden exigirla en formatos
específicos. La Escuela de Ciencias Humanas exige los ítems marcados con (M) para los
proyectos de grado.

FORMATOS GENERALES Y PÁGINA DE TÍTULO (M) Una propuesta de


investigación debe ser breve pero precisa. Tenga en mente siempre que Ud. está
escribiendo su propuesta para un evaluador experto; procure no aburrirlo con
explicaciones generales, introducciones históricas o metodológicas. Como siempre, “vaya
a lo que va”; por lo general, entre 8 y 14 páginas son suficientes para argumentar a favor
de su investigación. Consulte adicionalmente las Guías 30a y 30b para los aspectos
formales.

ÁREA PROBLEMÁTICA / CONTEXTO DE INVESTIGACIÓN (M) Describa el escenario o


contexto en el que surge el problema que se propone trabajar. Explique cómo su
propuesta se conecta con el entorno, sea este un entorno real (para investigaciones
empíricas) o un contexto disciplinar (para investigaciones teóricas). El evaluador está
interesado en saber si su investigación responde a una inquietud personal y subjetiva o si
al contrario responde a una situación problemática de interés más general. (2-4 páginas)
HIPÓTESIS (M) Una vez que haya descrito el contexto problemático, enuncie su
hipótesis de trabajo. Cerciórese de que la hipótesis sea plausible frente al contexto
problemático que desarrolló. La hipótesis de trabajo tiene la forma de una afirmación que
la investigación tratará de verificar. Un error común consiste en mezclar consideraciones
metodológicas, históricas, ideológicas y otras en la formulación de una hipótesis; evite
este error (para más detalles, consulte las Guías 50a y 50b). Si su hipótesis ocupa más de
una oración y más de 5 líneas, revísela. (1 párrafo corto)

MARCO TEÓRICO Y ESTADO DEL ARTE (M


) El hecho que esté proponiendo una investigación científica o académica implica que
tratará de discutir la hipótesis desde una perspectiva científica y académica. Explique cuál
es la perspectiva teórica que adoptará y cuál es el estado del arte en relación con la
hipótesis. Aquí como en la descripción del contexto problemático, recuerde que su lector
es un evaluador experto; refiérase ampliamente a la discusión de la comunidad
académica en torno a su tema pero evite tener que citar; salvo casos excepcionales, las
citas extensas en la descripción de una situación problemática o de un marco teórico
demuestran inseguridad y poca capacidad de resumen. (4-6 páginas)

OBJETIVOS (M) Los objetivos son lo que desea obtener como resultado(s) de su
investigación. Como pauta general, cada objetivo corresponde a un resultado importante
en el camino hacia la resolución de la hipótesis. Los objetivos se formulan involucrando la
perspectiva teórica; si se quiere son versiones plenamente “teóricas” de la hipótesis. Un
error común consiste en confundir objetivos con procesos; evite describir lo que va a
hacer –describa lo que desea lograr. Evite igualmente listas interminables de “objetivos
generales y específicos”; muy pocas investigaciones pueden coherentemente aspirar a
cumplir con más de tres objetivos. (1 párrafo breve por objetivo)
METODOLOGÍA (M/ INVESTIGACIIONES EMPÍRICAS) Si su investigación es empírica,
la cuestión del método es crucial. Explique la metodología particular que utilizará para el
logro de los objetivos y la resolución de la hipótesis. (1-2 páginas)
BIBLIOGRAFÍA PRELIMINAR (M) La bibliografía preliminar referencia las fuentes que
haya utilizado para poder formular su propuesta de investigación. Esta bibliografía debe
ser actualizada para reflejar el estado del arte que haya reconstruido; sin embargo, no
necesita ser exhaustiva en relación con el tema y la hipótesis de su investigación.
Consulte la Guía 37 para el formato bibliográfico. (1 página máximo)

CRONOGRAMA (M) El cronograma muestra cada una de las fases del trabajo, el tiempo
previsto para cada una de ellas y la manera en que se encadenan y sincronizan para
culminar la investigación dentro de plazos razonables. Al hacer el cronograma, trate de
recorrer mentalmente el transcurso de su investigación. Recuerde que el cronograma
debe reflejar razonablemente la dificultad y la naturaleza de la investigación. Recuerde
también que se le exigirá el cumplimiento del cronograma; no prometa demasiado pero
tampoco sea notoriamente laxo. (1 tabla de media página
) PRESUPUESTO Por lo general los entes financiadores de investigaciones tienen
formatos especiales para la elaboración de un presupuesto. La Dirección Administrativa
de la Escuela de Ciencias Humanas le brindará el apoyo necesario para la elaboración de
los presupuestos.

Elementos que debe tener una propuesta de investigación

1. Introducción o “La introducción es la parte de una propuesta que presenta


a los lectores la información antecedente a la investigación específica
realizada. Su propósito es establecer un marco conceptual de la
investigación, de modo que los lectores puedan entender como se
relaciona la propuesta actual con otras investigaciones antecedentes”
(Wilkinson, 1991, p. 96).

2. Formulación del problema o “La formulación del problema describe el


contexto del estudio y también identifica el enfoque general de análisis”
(Wiersma, 1995, p. 404). o Es muy importante en una propuesta que el
problema sea enfatizado, y que el lector pueda reconocerlo con facilidad.
Algunas veces, una discusión extensa enmascara problemas oscuros o
mal formulados. En ese caso, los evaluadores podrían tener dificultades
para identificar el problema.

3. Propósito del estudio o “La formulación del propósito debería suministrar


una sinopsis específica y precisa del propósito general del estudio” (Locke,
Spirduso, Silverman, 1987, p. 5). Si el propósito no está claro para el autor,
no resultará claro para el lector.

4. Revisión bibliográfica o “La revisión bibliográfica suministra el contexto y el


telón de fondo del problema de investigación. Ella debe establecer la
necesidad de la investigación e indicar que el autor tiene conocimientos del
área” (Wiersma, 1995, p. 406).

5. Preguntas de investigación y/o hipótesis o Las preguntas son importantes


en las investigaciones normativas o del tipo “encuesta” (cuántas variables
existen?, hay relación entre ellas?). Ellas son utilizadas con mayor
frecuencia en la investigación cualitativa. Las hipótesis son relevantes para
las investigaciones teóricas y, por lo general, se usan en las
investigaciones cuantitativas.

6. 6. El diseño de investigación – métodos y procedimientos o “La sección de


métodos y procedimientos es el corazón de la propuesta de investigación.
Las actividades deben ser descritas con el máximo de detalles posible, y la
continuidad entre ellas debe ser evidente” (Wiersma, 1995, p. 409).
7. Limitaciones y delimitaciones o Una “limitación” identifica posibles
debilidades del estudio. Piense em su análisis, la naturaleza del
autoinforme, sus instrumentos, y la muestra. Piense en las amenazas a la
validez interna que no pueden ser evitadas o minimizadas, y explíquelas. o
Una “delimitación” identifica los limites, o alcance específico, de un estudio.
Aquí se debe explicar lo que no se está haciendo y porqué –las referencias
que no serán realizadas (y porque no), la población que no será estudiada
(y porque no), los procedimientos metodológicos que no serán utilizados (y
porque no).

8. Referencias o Siga las orientaciones de la APA (2001) en relación al uso


de referencias en el texto y en la lista de referencias. o Solamente las
referencias citadas en el texto deben incluirse en la lista de referencias,
aunque hay excepciones. Por ejemplo, los comités evaluadores podrían
demandar pruebas de su familiaridad con un espectro literario mas amplio
que el estrictamente relacionado con su investigación. En ese caso, la lista
de referencias puede ser denominada bibliografía (APA, 2001, p. 334).

9. . Apéndices o La necesidad de una documentación completa de los datos


determina la inclusión de apéndices apropiados en las propuestas de
investigación (generalmente este no es el caso de las propuestas para
conferencias).

10. Estrategias para mejorar el estilo de escritura o Escriba a partir de un


borrador esquemático, usando encabezamientos. Recuerde que un
borrador: ƒ Preserva la lógica de la investigación ƒ Identifica las ideas
principales ƒ Define las ideas subordinadas ƒ Ayuda a evitar discusiones
tangenciales, y ƒ Ayuda a detectar omisiones

También podría gustarte