Está en la página 1de 29

TEORÍA DEL COLOR Y LA LUZ

01. Teoría del color. ¿Qué es el color?

02. Propiedades del color.

03. Como son percibidos los colores de los objetos.

04. Absorción y reflexión.

05. Círculo cromático.

06. Colores primarios y secundarios.

07. Color pigmento. Síntesis sustractiva.

08. Color luz. Síntesis aditiva.

09. El sistema Hexadecimal.

10. Colores acromáticos.

11. Definición de colores cálidos y fríos.

12. Escala Ross Pope.

13. Escala de colores.

14. Escala cromática y acromática.

15. Modos y modelos de color.

TECNOLOGÍA 1
CÁTEDRA BERNADOU
1 | Teoría del color. ¿Qué es el color?

No podemos entender totalmente los colores sin entender qué es y cómo


funciona la luz.

El color es un atributo que percibimos de los objetos cuando hay luz. Todo
el mundo que nos rodea es de colores siempre y cuando haya luz.

La luz está constituida por ondas electromagnéticas que se propagan a


unos 300.000 km por segundo. Esa luz no viaja en línea recta sino en
forma de ondas. Es lo que se conoce como el carácter ondulatorio de la
luz.

Cada una de esas ondas tiene una longitud de onda diferente que es lo
que produce los distintos tipos de luz, como la luz infrarroja, la luz
ultravioleta o el espectro visible.

La luz como fenómeno físico


El físico y matemático James Clerk Maxwell demostró que la electricidad,
el magnetismo y hasta la luz, son manifestaciones de un mismo fenómeno
Pág. 4 denominado campo electromagnético (espacio de influencia
de las fuentes de ondas electromagnéticas).
Determinados tipos de energía necesitan de un medio material para
propagarse (conductor), como por ejemplo la energía eléctrica; otros
como la luz lo hacen viajando en forma de ondas en el espacio libre.
La luz es entonces una porción de la inmensa cantidad de ondas
electromagnéticas que existe en el universo que se propaga a unos
300.000 kilómetros por segundo, por lo que el ojo humano reacciona ante
la incidencia de la energía y no a la materia en sí misma.
En el ámbito de la física, se considera onda a la propagación de una
perturbación distinguiéndose las siguientes partes:
Valle. Es el punto más bajo de una onda.
Cresta. Es el punto más alto de una onda.
Amplitud. Distancia (vertical) entre el centro de la onda y la cresta o el
valle.
Ciclo. Patrón repetitivo de una onda.
Periodo. Tiempo que tarda una onda en realizar un ciclo completo.
Frecuencia. Cantidad o número de ciclos en un intervalo de tiempo.
Longitud. Distancia que recorre un ciclo, expresada en metros.

El espectro visible es aquel en el que la longitud de la onda está


comprendida entre los 380 y los 770 nanómetros ya que el ojo humano
sólo es capaz de percibir ese tipo de luz.

Gracias a las propiedades de la luz los objetos devuelven los rayos que no
absorben hacia su entorno. Nuestro cerebro interpreta esas radiaciones
electromagnéticas que los objetos reflejan como lo que llamamos Color.

La percepción de la forma, de la profundidad o de la textura de los objetos


está estrechamente ligada a la percepción de los colores de los mismos.
El arcoíris

El arcoíris tiene todos los colores del espectro solar. Podemos verlos
porque las gotas de agua actúan a modo de prisma y descomponen los
rayos de luz en ondas permitiéndonos ver los colores. Esta teoría fue
demostrada por Isaac Newton que, a pesar de descomponer la luz nunca
llegó a comprender por qué.

2 | Propiedades del color

Las propiedades del color son aquellos atributos que cambian y hacen
único a cada color. Estos atributos son tres: El tono, la saturación y el
brillo.

1. El Tono: también es conocido como matiz, tinte, croma o su nombre


en inglés, Hue. Es la propiedad que diferencia un color de otro y por
la cual designamos los colores: verde, violeta, rojo, etc.
Hace referencia al recorrido que hace un color en el círculo cromático
adquiriendo matices, como por ejemplo el rojo anaranjado o el amarillo
verdoso.

2. La Saturación: representa la intensidad cromática o pureza de un


color.
En la teoría del color, la saturación, colorido o pureza es la intensidad de
un matiz específico. Se basa en la pureza del color; un color muy saturado
tiene un color vivo e intenso, mientras que un color menos saturado
parece más descolorido y gris.

La saturación de los colores cambia a medida que ese color tiene más o
menos cantidad de gris. A mayor cantidad de gris, más pálido y menos
saturación.

3. La luminosidad: es la cantidad de luz reflejada por una superficie en


comparación con la reflejada por una superficie blanca en iguales
condiciones de iluminación.
En teoría del color, la luminosidad hace referencia a cuánto de oscuro o de
claro es un color. A mayor luminosidad de un color mayor luz reflejará.

3 | Como son percibidos los colores de los objetos

Somos capaces de ver colores gracias a dos de las propiedades de la luz.


La absorción y la reflexión.

Un cuerpo opaco, es decir no transparente, absorbe gran parte de la luz


que lo ilumina y refleja una parte más o menos pequeña. Cuando este
cuerpo absorbe todos los colores contenidos en la luz blanca, el objeto
parece negro.

Cuando refleja todos los colores del espectro, el objeto parece blanco. Los
colores absorbidos desaparecen en el interior del objeto, los reflejados
llegan al ojo humano. Los colores que visualizamos son, por tanto,
aquellos que los propios objetos no absorben, sino que los propagan.

4 | Absorción y reflexión

Todos los cuerpos están constituidos por sustancias que absorben y


reflejan las ondas electromagnéticas, es decir, absorben y reflejan colores.

Cuando un cuerpo se ve blanco es porque recibe todos los colores básicos


del espectro (rojo, verde y azul) los devuelve reflejados, generándose así
la mezcla de los tres colores, el blanco.
Si el objeto se ve negro es porque absorbe todas las radiaciones
electromagnéticas (todos los colores) y no refleja ninguno.

El rojo de un cuerpo

El tomate nos parece de color rojo, porque el ojo sólo recibe la luz roja
reflejada por la hortaliza, absorbe el verde y el azul y refleja solamente el
rojo. Una banana es amarilla porque absorbe el color azul y refleja los
colores rojo y verde, los cuales sumados permiten visualizar el color
amarillo.

5 | Círculo cromático

Se estima que el ojo humano puede distinguir alrededor de 10


millones de colores.

La cifra anterior, aunque parezca increíble, es una estimación a la baja de


los colores que podemos ver. La realidad es que el color es una
percepción y depende directamente de sus tres dimensiones físicas para
poder verlos. Estas dimensiones son la saturación, la brillantez y el tono.
El resultado de todo este coctel son tantas combinaciones que el número
total de colores que nuestro cerebro puede procesar es infinito.
6 | Colores primarios y secundarios

El origen de todos esos millones de colores son los que conocemos como

Colores Primarios.

Los colores primarios son aquellos grupos de colores en los que


ninguno de los colores que lo forman puede conseguirse a través de la
suma de los colores restantes del grupo.

Según la disciplina que los utilice los colores primarios son: El cyan, el
Magenta y el Amarillo o el Rojo, Verde y Azul.

Colores Secundarios

Los colores secundarios son los derivados de la mezcla de dos colores


primarios. Son el Violeta, el Verde y el Naranja.

Los colores terciarios

Los colores terciarios son aquellos que surgen de la combinación de un


color primario con otro secundario. Esto da lugar a distintas variedades de
tonos que van desde el rojo violáceo, el rojo anaranjado, al amarillo
anaranjado, pasando por el amarillo verdoso, el azul verdoso y el azul
violáceo.

El círculo cromático

El círculo cromático no es más que una representación gráfica de los


colores. Puede ser un círculo que represente sólo los colores primarios, o
pueden sumársele los secundarios y los terciarios.

El primero en hacer un esquema de color de este tipo fue Isaac Newton


allá por 1666. A lo largo de los años, han surgido numerosas variaciones
del diseño básico pero la más habitual es la rueda de 12 colores.

Los colores primarios

La problemática del color y su estudio es muy amplia, pudiendo ser


abordada desde el campo de la física, la percepción fisiológica y
psicológica, la significación cultural, el arte, la industria, etc.

De los múltiples estudios sobre el color se han llegado a muchas


conclusiones en función de la disciplina que los haya llevado a cabo.
Las dos teorías más influyentes que han llegado hasta nuestros días con
plena vigencia nos hablan de dos tipos de colores primarios. Los colores
luz y los colores pigmento.

7 | Color Pigmento. Síntesis sustractiva.

En los orígenes de las teorías de color, éste era considerado como una
cualidad del objeto. Con el tiempo y los avances en los estudios de la luz
se llega a la conclusión de que los colores pigmento se generan por la luz
reflejada por ciertos pigmentos aplicados a las superficies. De ahí su
nombre.

Estos colores son el magenta, el cyan y el amarillo.

Son los colores básicos de las tintas que se usan en la mayoría de los
sistemas de impresión y los que se han usado tradicionalmente en pintura.
La mezcla de los tres colores primarios pigmento en teoría debería
producir el negro, el color más oscuro y de menor cantidad de luz. Esta
mezcla es conocida como síntesis sustractiva.
En la práctica el color así obtenido no es lo bastante intenso, motivo por el
cual se le agrega pigmento negro formándose el conocido como espacio
de color CMYK.

Los procedimientos de imprenta para imprimir en color, conocidas como


tricromía y cuatricromía se basan en la síntesis sustractiva.

8 |Color luz. Síntesis aditiva.

El ojo humano está compuesto por conos y bastones que son las células
fotosensibles que nos permiten ver. Existen tres tipos de conos, cada uno
sensible a un tipo de luz. Unos a la luz roja, otros a la luz verde y otra a la
azul.

Debido a estos tres tipos de luz a la que es sensible el ojo humano se


considera colores luz al rojo, al verde y al azul.

Los colores producidos por la luz (Los de un monitor de un ordenador, en


el cine, televisión, etc. por ejemplo) identifican como colores primarios al
rojo, verde y al azul (RGB). Esto se debe a que el ojo humano está
compuesto por conos y bastones que son los que nos permiten ver.

Existen tres tipos de conos, cada uno sensible a un tipo de luz. Unos a la
luz roja, otros a la luz verde y otra a la azul. La suma de estos tres colores
compone la luz blanca. A esta fusión se la denomina Síntesis aditiva y
las mezclas parciales de estas luces dan origen a la mayoría de los colores
del espectro visible.

9 | El sistema Hexadecimal

El modo de color hexadecimal es muy útil cuando vamos a orientar


nuestros trabajos a web, ya que se trabaja en lenguaje HTML (que nos
deja asignar 256 colores) y se crea para poder correlacionar los colores
RGB a código web. El modo hexadecimal lo reconocerán en Photoshop
porque es el que viene marcado con una # en los selectores de color.

¿Cómo funciona el modo de color hexadecimal?


El sistema Hexadecimal representa los colores aditivos (los de RGB) a
través de seis números hexadecimales (aquellos que toman valores del 0
al 9 y de la A a la F) divididos en 3 pares El primer par corresponderá
al rojo, el segundo al verde, y el tercero al azul (#RRGGBB). Hay que
tener en cuenta que los valores son alfanuméricos siendo el 0 el valor con
más ausencia de luz, y el F el que tiene más luz. De tal forma observamos
que:

 Rojo: #ff0000

 Verde: #00ff00

 Azul: #0000ff

 Cyan: #00ffff

 Magenta: #ff00ff

 Amarillo: #ffff00

 Negro: #000000

 Blanco: #ffffff

10 | Colores acromáticos
El blanco, el negro y el gris son llamados colores acromáticos ya que los
percibimos como "no colores".
Los colores acromáticos tienen luminosidad, pero no tienen tono ni
saturación.
Formación de los colores complementarios

Los colores complementarios se forman mezclando un color primario con


el secundario opuesto en el triángulo del color. Son colores opuestos
aquellos que se equilibran e intensifican mutuamente.

Gama y combinación

Los colores complementarios son los que proporcionan mayores contrastes


en el gráfico de colores.

Para obtener una gama de verdes: Los verdes se obtienen mediante la


mezcla de azul y amarillo. Variando los porcentajes, se obtienen diferentes
resultados.

Crear una gama de azules: Los colores más oscuros se logran mediante
una combinación de púrpura y azul. El color púrpura tiñe con intensidad y
su mezcla se debe dosificar bien.
Obtener una gama de rojos anaranjados: Mezclando rojo y amarillo
obtendremos diferentes tonos anaranjados.

Obtención de una gama de ocres y tierras: A partir de un violeta medio,


que se crea a partir de púrpura y azul, es posible conseguir una extensa
gama de colores comprendidos entre el ocre amarillo y la sombra tostada,
llegando a sienas. Para conseguir esta combinación es preciso añadir
amarillo a los distintos violetas que se han creado con los otros dos
primarios.

11 | Definición de los colores cálidos y fríos

Un color se considera cálido o frío según la sensación de temperatura que


transmita.

La calidez o frialdad de un color atiende a sensaciones térmicas subjetivas.


Esto quiere decir que un color es frío o cálido en función de cómo es
percibido por el ojo humano y la interpretación de la sensación que nos
provoca por parte de nuestro cerebro.

Colores cálidos
Como norma general, los colores cálidos son todos aquellos que van del
rojo al amarillo, pasando por naranjas, marrones y dorados. Para
simplificar, suele decirse que cuanto más rojo tenga un color en su
composición, más cálido será.

Son los colores del fuego, de la pasión, del atardecer, de las hojas en
otoño... Este tipo de tonos, además de la sensación térmica, transmiten
cercanía, intimidad, energía, calidez, etc.

Los colores cálidos son utilizados en diseño gráfico para reflejar


entusiasmo, pasión, alegría.

Colores fríos

Por otro lado, los colores fríos son todos los colores que van desde el azul
al verde pasando por los morados.

Cuanto más azul tenga un color, más frío será. Los colores fríos son los
tonos del invierno, de la noche, de los mares y lagos, etc.

En diseño, los colores fríos suelen usarse para dar sensación de


tranquilidad, calma, seriedad y profesionalidad.

Esta clasificación de colores fríos y cálidos no es estricta, aunque suelen


representarse como una división por la mitad del círculo cromático.

12 | Escala de Ross Pope


Los colores en la escala de valores de acuerdo a su luminosidad están
colocados convencionalmente en una escala vertical de nueve valores a
ambos lados, siendo el de la izquierda: Los cálidos, en la derecha están los
fríos.

Como se puede apreciar, el color más claro es el amarillo que están en el


segundo valor de esta escala, teniendo los demás colores en un orden de
secuencia según su claridad o su oscuridad, llegando al violeta como el
color más oscuro en el valor.

Cada color tiene su equivalente en gris.

El valor es la capacidad del color de reflejar luz, en la escala de Ross


Pope, los colores están colocados convencionalmente en una escala
vertical de 9 valores agrupados en colores cálidos y fríos.

Círculo cromático de los colores cálidos y fríos con sus


complementarios

Cada color cálido tiene su complementario entre los colores fríos.


Los colores complementarios son aquellos que se encuentran exactamente
en el lugar opuesto del círculo cromático. Esto significa, que, por ejemplo,
el complementario del violeta es el amarillo, el complementario del rojo es
el verde y que el complementario del azul es el naranja.

13 | Escalas de los colores

Por raro que parezca, existen colores sin color.

El blanco, el negro y el gris son colores acromáticos, es decir,


colores sin color. Desde el punto de vista psicológico los tres son colores
ya que originan en el observador determinadas sensaciones y reacciones.

Sin embargo, desde el punto de vista físico, la luz blanca no es un color,


sino la suma de todos los colores.

Si hablamos de colores pigmento, el blanco sería considerado un color


primario, ya que no puede obtenerse a partir de ninguna mezcla.

El color negro, por el contrario, es la ausencia absoluta de la luz. Es


considerado un color secundario, ya que es posible obtenerlo a partir de la
mezcla de otros, aunque no de una manera pura.
El gris, resulta de la mezcla de ambos colores acromáticos por lo que
sigue teniendo esta propiedad.

14 | Escalas cromáticas y acromáticas

Las escalas de colores pueden ser cromáticas o acromáticas

Escala Cromática: Es aquella en la que los valores del tono se obtienen


mezclando los colores puros con blanco o con negro, por lo que pueden
perder fuerza cromática o luminosidad. Es decir, cambia su tono, su
saturación y su brillo.

Escala Acromática: Será siempre una escala de grises, una modulación


continua del blanco al negro. La escala de grises se utiliza para establecer
comparativamente tanto el valor de la luminosidad de los colores puros
como el grado de claridad de las correspondientes gradaciones de este
color puro.

Por la comparación con la escala de grises (También llamada escala test),


se ponen en relieve las diferentes posiciones que alcanzan los distintos
colores puros en materia de luminosidad.
Dicho de otro modo, podemos comparar los grados de luminosidad y
claridad de los colores puros que la forman.

Gamas de colores

Definimos como gamas de colores a aquellas escalas formadas por


gradaciones que realizan un paso regular de un color a otro. Por ejemplo,
de un color puro hacia el blanco o hacia el negro, de una serie continua de
colores cálidos a fríos o una sucesión de diversos colores. Pueden ser
monocromas, cromáticas o polícromas.

Escalas monocromas: Son aquellas en las que hay un solo color y se


forman con todas las variaciones de este color, bien añadiendo blanco,
negro o gris como mezcla de ambos.

Dentro de las escalas monocromas diferenciamos:

La Escala de Saturación, también llamada escala de blanco. Ésta se da


cuando al blanco se le añade un cierto color hasta conseguir una
saturación determinada.

Escala de Luminosidad, también llamada escala de negro. Es cuando al


color saturado se la añade solo negro.

Escala de Valor se produce cuando al tono saturado se le mezclan, al


mismo tiempo, el blanco y el negro, es decir, el gris.
Escalas cromáticas: Estas pueden ser escalas altas, medias o bajas.

Altas: cuando se utilizan las modulaciones del valor y de saturación que


contienen mucho blanco dando lugar a composiciones luminosas.

Medias: cuando se utilizan modulaciones que no se alejan mucho del


tono puro saturado del color dando lugar a composiciones algo apagadas.

Bajas: cuando se usan las modulaciones de valor y luminosidad que


contienen mucho negro por lo que las composiciones resultarán oscuras.

Escalas Polícromas: Son aquellas gamas de variaciones de dos o más


colores. El mejor ejemplo de este tipo de escala es el arco iris.

Formas básicas que componen el color

Ningún color puede ser considerado un valor absoluto, de hecho, los


colores se influyen mutuamente si se acercan. Los colores tienen diferente
realce según el contexto en el que se dispongan o se encuentren.

Existen dos formas compositivas del color, armonía y contraste.


Armonía del color

Armonizar, significa coordinar los diferentes valores que el color adquiere


en una composición. Cuando en una composición todos los colores tienen
una parte común al resto de los colores componentes. Armónicas son las
combinaciones en las que se utilizan modulaciones de un mismo tono, o
también de diferentes tonos, pero que en su mezcla mantienen de los
mismos pigmentos de los restantes.

En todas las armonías cromáticas se pueden observar tres colores: uno


dominante, otro tónico y por último otro de mediación.

Dominante: Es el más neutro y de mayor extensión, sirve para destacar


los otros colores que conforman nuestra composición gráfica,
especialmente al opuesto.

El tónico: Es el complementario del color de dominio, es el más potente


en color y valor, y el que se utiliza como nota de animación o audacia en
cualquier elemento (alfombra, cortina, etc.)

El de mediación: Actúa como conciliador y modo de transición entre


cada uno de los dos anteriores, suele tener una situación en el círculo
cromático cercano a la de color tónico.

Por ejemplo: en una composición armónica cuyo color dominante sea el


amarillo, y el violeta sea el tónico, el mediador puede ser el rojo si la
sensación que queremos transmitir sea de calidez, o un azul si queremos
que sea más bien fría

El contraste

El Contraste se produce cuando en una composición los colores no tienen


nada en común no guardan ninguna similitud.

Existen diferentes tipos de contraste:

De tono: Cuando utilizamos diversos tonos cromáticos, es el mismo color


de base, pero en distinto nivel de luminosidad y saturación.

Contraste de claro/oscuro o contraste de grises: El punto extremo


está representado por blanco y negro, observándose la proporción de
cada uno

Contraste de color: Se produce por la modulación de saturación de un


tono puro con blanco, con negro, con gris.

Contraste de cantidad: Es igual los colores que utilicemos, consiste en


poner mucha cantidad de un color y otra más pequeña de otro.

Contraste simultáneo: Dos elementos con el mismo color producen el


mismo contraste dependiendo del color que exista en su fondo.

Contraste entre complementarios: Se colocan un color primario y otro


secundario opuesto en el triángulo de color. Para conseguir algo más
armónico, se aconseja que uno de ellos sea un color puro y el otro esté
modulado con blanco o con negro.
Contraste entre tonos cálidos y fríos: Es la unión de un color frío y
otro cálido.

15 | Modos y modelos de color

Diferentes círculos cromáticos. Isaac Newton (1642 - 1726) fue el primero


que ordenó los colores construyendo un convincente círculo cromático
sobre el cual se han basado la mayoría de los estudios posteriores.

Se han elaborado distintos modelos de color, y existen diferencias en la


construcción de los círculos cromáticos que responden a cada modelo. El
avance que significaron los estudios de Newton es la posibilidad de
identificar objetiva y no subjetivamente un color nominándolo por las
mezclas con las que fue creado. Muchos sistemas de nomenclatura usados
hoy derivan de este primer intento.

Los modos e color son fórmulas matemáticas que se calculan el color.

Actualmente, uno de los más aceptados es el modelo de Albert Münsell


(1858 - 1918) basado en: Tono - Saturación - Valor (HSV).

Otro modelo actual destacar, el modelo CMYK (basado en los colores


cyan, Magenta, Amarillo y Negro).

El modelo RGB (basado en los primarios luz rojo, verde y azul).

El sistema de color Pantone (para definir colores en impresos con


tintas).El CIE Color Space. Cada modelo incorpora alguna forma de
denominación precisa del color, basándose en la medición específica de
sus atributos, ya sea en modelos geométricos, escalas, porcentajes,
grados, etc.

Matiz, valor e intensidad del color según Albert Münsell


En 1905 el Profesor Albert Münsell desarrolló un sistema mediante el cual
se ubican de forma precisa los colores en un espacio tridimensional. Para
ello define tres atributos en cada color. También idea una hoja para la
determinación de los colores en forma numérica.

Matiz: la característica que nos permite diferenciar entre el rojo, el verde,


el amarillo, etc. que comúnmente llamamos color.

Existe un orden natural de los matices: rojo, amarillo, verde, azul, púrpura
y se pueden mezclar con los colores adyacentes para obtener una
variación continua de un color al otro. Por ejemplo, mezclando el rojo y el
amarillo en diferentes proporciones de uno y otro se obtienen diversos
matices del anaranjado hasta llegar al amarillo. Lo mismo sucede con el
amarillo y el verde, el verde y el azul, etc.

Münsell define al color rojo, amarillo, verde, azul y púrpura como matices
principales y los ubicó en intervalos equidistantes conformando el círculo
cromático. Luego introdujo cinco matices intermedios: amarillo - rojo,
verde - amarillo, azul - verde, púrpura azul y rojo púrpura.

Valor: define la claridad de cada color o matiz. Este valor se obtiene


mezclando cada color con blanco o bien negro y la escala varía de 0
(negro puro) a 10 (blanco puro).

Intensidad: es el grado de partida de un color a partir del color neutro


del mismo valor. Los colores de baja intensidad son llamados débiles y los
de máxima intensidad se denominan saturados o fuertes. Imagine un
color gris al cual le va añadiendo amarillo y quitando gris hasta alcanzar
un amarillo vivo, esto sería una variación en el aumento de intensidad de
ese color. La variación de un mismo valor desde el neutro (llamado color
débil) hasta su máxima expresión (color fuerte o intenso)

Espacio de color

El matiz, el valor y la intensidad pueden variar independientemente de


una forma tal que absolutamente todos los colores pueden ser ubicados
en un espacio tridimensional, de acuerdo con estos tres atributos. Los
colores neutros se ubican a los largos de la línea vertical, llamada eje
neutral con el negro en la parte baja, blanco en la parte de arriba y grises
en el medio. Los matices se muestran en varios ángulos alrededor del eje
neutral. La escala de intensidad es perpendicular al eje y aumenta hacia
fuera.

Modelo CIE Lab

Modelo Cielab. La CIE (Commission Internationale de l’Eclairage) propuso


un modelo en 1931 como estándar de medida. En 1976 se perfeccionó y
fue publicado el CIE Lab color system que cambia la forma de notación y
representa un avance sobre los modelos anteriores, a diferencia de ellos
este modelo dimensiona la totalidad del espectro visible.

Los tres colores de luz percibidos RGB son medidos en el contexto de una
iluminación específica y todos los demás son considerados como una
combinación de color iluminación y superficie reflectante. Considera el
espacio en forma uniforme y despliega tres ejes espaciales: L (luz, blanco
- negro), a (rojo - verde), b (amarillo - azul). Este espacio tiene algunas
similitudes con el sistema sueco y también está representado en el
selector de color de Photoshop.

El color CIE Lab es independiente del dispositivo de salida, es decir, crea


colores coherentes con independencia de los dispositivos concretos, como
monitores, impresoras u ordenadores utilizados para crear o reproducir la
imagen. El componente de luminosidad (L) oscila entre 0 y 100. El
componente a (eje verde - rojo) y el componente b (eje azul - amarillo)
pueden estar comprendidos entre + 120 y - 120. El modo Lab se usa
sobre todo al trabajar con imágenes Photo CD o cuando se desea
modificar los valores de luminosidad y color de una imagen por separado.

Modos de color: RGB, CMYK y sRGB

Los espacios de color más extendidos en la actualidad son los modos


RGB, CMYK y sRGB.

Los modos de color son los estándares para la representación de los


colores. Las imágenes digitales, las impresiones, las pinturas, etc., se
rigen por un modo de color. Los tres más usados son los llamados RGB,
CMYK y el "hermano pequeño" del RGB, el sRGB.

Modelo de color RGB

Este espacio de color es el formado por los colores primarios luz, Rojo,
Verde y Azul. De hecho, RGB son las siglas en inglés de los colores Red,
Green y Blue. Este sistema es el más adecuado para representar imágenes
que serán mostradas en monitores y que, finalmente, serán impresas en
impresoras de papel fotográfico.

Las imágenes RGB utilizan tres colores para reproducir en pantalla hasta
16,7 millones de colores. RGB es el modo por defecto para las imágenes
de Photoshop y, por lo general, el modo en el que vienen nuestras
cámaras de fotos, aunque ambos perfiles pueden cambiarse.

Los monitores de ordenador muestran los colores con el modelo RGB lo


que significa que al trabajar con imágenes que tengan un modo de color
diferente Photoshop preguntará qué perfil de color queremos utilizar para
convertir temporalmente los datos a RGB para su correcta visualización.

El modo RGB asigna un valor de intensidad a cada píxel que oscila entre 0
(negro) y 255 (blanco) para cada uno de los componentes RGB de una
imagen en color. Por ejemplo, un color rojo brillante podría tener un valor
R de 246, un valor G de 20 y un valor B de 50. El rojo más brillante que se
puede conseguir es el R: 255, G: 0, B: 0.
Cuando los valores de los tres componentes son idénticos, se obtiene un
matiz de gris. Si el valor de todos los componentes es de 255, el resultado
será blanco puro y será negro puro si todos los componentes tienen un
valor 0. Este espacio de color tiene su representación en el selector de
color de Photoshop.

Modo de color CMYK

Los colores del modo CMYK son los que se corresponden con los colores
primarios luz, es decir, con el cyan, el magenta, el amarillo al que se le
suma el color negro. Este modelo se basa en la cualidad de absorber y
rechazar luz de los objetos. Si un objeto es rojo esto significa que el
mismo absorbe todas las longitudes de onda componentes de la luz
exceptuando la componente roja. Los colores sustractivos (CMY) y los
aditivos (RGB) son colores complementarios. Cada par de colores
sustractivos crea un color aditivo y viceversa.

En el modo CMYK de Photoshop, a cada píxel se le asigna un valor de


porcentaje para las tintas de cuatricromía. Los colores más claros
(iluminados) tienen un porcentaje pequeño de tinta, mientras que los más
oscuros (sombras) tienen porcentajes mayores.

Por ejemplo, un rojo brillante podría tener 2% de cyan, 93% de magenta,


90% de amarillo y 0% de negro.

En las imágenes CMYK, el blanco puro se genera si los cuatro


componentes tienen valores del 0%. Se utiliza el modo CMYK en la
preparación de imágenes que se van a imprimir en cualquier sistema de
impresión de tintas. Aunque CMYK es un modelo de color estándar, puede
variar el rango exacto de los colores representados, dependiendo de la
imprenta y las condiciones de impresión.

Modo de color sRGB

El sRGB es, como hemos dicho, el hermano pequeño del RGB. La "s"
significa small, pequeño en inglés y puede reproducir mucho menor
porcentaje de colores que el RGB.
Nació como una manera de simplificar los colores para las imágenes
publicadas en internet que requieren tener un tamaño reducido en cuanto
a su peso y que son vistas en dispositivos incapaces de reproducir tantos
colores como el de su hermano mayor.

Fuentes:

https://www.fotonostra.com/grafico/teoriacolor.htm

http://www.proyectacolor.cl/aplicacion-del-color/modelos-de-color/modelo-cie/

http://paletavirtual.blogspot.com/2012/09/escala-de-ross-pope.html

Bibliografía

Santarsiero, Hugo M.: La producción gráfica de originales de arte. Buenos Aires:


Comunicación Gráfica Edición Diseño, 1993.

Anna María López López: Diseño Gráfico Digital.

También podría gustarte