Está en la página 1de 5

Parra Pariona Cristian Beto

TEST 8

LA TÉCNICA DE LAS COMUNICACIONES


Los medios de comunicación directa y la palabra

|Una vez admitida la utilidad y a menudo hasta la necesidad de las relaciones públicas, se
plantea el problema de su ejecución (resulta curioso y molesto comprobar que el propio término
relaciones públicas, aunque muy reciente, designa al mismo tiempo una política y el instrumento de
esta política: ¿será necesario explicarlo por su origen anglo-sajón?) y de la eficacia de tal ejecución.
Las relaciones públicas, que son una técnica de comunicación, exigen siempre, en su condición de
instrumento:
- crear un contacto;
- hacer que este contacto obtenga éxito.
El contacto perfecto tiene que poseer cierto número de cualidades. Digamos, en términos
generales, que debe poder:
- recibirse con el máximo de facilidad;
- sentirse con el máximo de fuerza (gustar);
- dirigirse tanto a la inteligencia como a la sensibilidad;
- adaptarse a públicos muy diferentes;
- ser dosificable en su intensidad;
- ser suceptible de una organización en el tiempo y el espacio.
En su forma más clásica, tanto en el plano interior como el exterior, las relaciones públicas
parecen un dominio reservado a la gente de letras antes que los oradores o a los confereciantes.
En tanto las relaciones públicas tienden a ejercer una influencia profunda sobre los individuos,
y a posteriori cuando esos individuos no son más que intermediarios encargados de transmitir la
información al público que le está destinado, los escritos parecen superiores a las palabras, dotadas
de la enojosa reputación de volar.
|Sin embargo, en una etapa en extremo m2itiva, la palabra constituye, si es dable utilizar
esta dudosa metáfora, el primer gesto de relaciones públicas. El pequeño artesano que invita a sus
compañeros a tomar el aperitivo y les pregunta accidentalmente:
“¿Como anda el trabajo?”, cumple un acto de relaciones públicas. Y si uno de los operarios
le contesta: “Haría falta un cepillo más...”, el proceso se completa.
La palabra que hallamos así los orígenes y volvemos a encontrar en la etapa actualmente
más evolucionada de las relaciones públicas (los coloquios o los seminarios de especialistas), no es
en sí misma un instrumento menor.
Observemos al mismo tiempo que, en la mayoría de los casos, debe tener su réplica en un
documento escrito. Los escritos quedan.

Las técnicas de recepción


La recepción de un recién llegado a la empresa resulta sin duda el problema más elemental
que pueda plantearse en el campo de las relaciones públicas internas. La primera impresión que
recibe el empleado, buena o mala, dejará huellas indelebles: una torpeza, cierta indiferencia, pueden
impedirle para siempre hallarse en armonía con la oficina, el taller o la fábrica que lo emplean.
Las técnicas de recepción, por el contacto humano y personal que suponen, ante todo orales.
Una entrevista de algunos minutos entre el director (o el jefe de personal) y el nuevo empleado no
reemplaza toda la documentación que conviene entregarle, pero será suficiente para que la lea...

del libro: LAS RELACIONES PUBLICAS


de: JEAN CHAUMELY y DENIS HISMAN
CANTIDAD DE PALABRAS: 488
PRUEBA DE COMPRENSIÓN

1.Las relaciones públicas son:

a) Una técnica de ejecución.


b) Un instrumento de ejecución.
c) Una técnica de comunicación.

2. Mencionar por lo menos dos cualidades que debe poseer el “contacto perfecto”

3.La palabra es una etapa en extremo primitiva constituye:

a) El primer gesto de relaciones públicas.


b) La forma de lograr influencia.
c) Un instrumento menor.

4.La recepción de un recién llegado a la empresa:

a) No representa un problema.
b) Representa el problema más elemental.
c) Es una situación de poca trascendencia.

5.La primera impresión que recibe el empleado:

a) No deja huellas.
b) Deja huellas indelebles.
c) Deja huellas transitorias.

6.Las técnicas de recepción son ante todo:

a) Orales.
b) Escritas.
c) Orales y escritas.

7.El nombre del segundo subtítulo es:

a) Las técnicas de recepción.


b) Técnicas de recepción.
c) La recepción.
-1-