Está en la página 1de 5

UNIDAD 1: HIDROLOGÍA

HIDROLOGÍA es la ciencia que se ocupa de estudiar el ciclo hidrológico desde el


punto de vista cuali-cuantitativo y su relación con los seres vivos.
Puede definirse como la disciplina que tiene que ver con las propiedades, ocurrencia,
distribución, y movimiento del agua sobre y debajo de la superficie terrestre.
Meinzer, 1942 la define como la ciencia que trata acerca de la ocurrencia del agua sobre
la Tierra, sus reacciones físicas y químicas y su relación con los seres vivos.
Hidrología es la ciencia que trata las aguas de la Tierra, su ocurrencia, circulación y
distribución, sus propiedades físicas y químicas y su reacción con el medio ambiente
incluyendo su relación con los seres vivos. El dominio de la hidrología abarca la historia
total del agua sobre la Tierra.

CICLO HIDROLÓGICO:
Representa el volumen de agua que existe en la Tierra, un determinado volumen que no
varía de acuerdo con el principio de conservación de la masa y la energía, pero que está
en permanente movimiento. Este movimiento del agua producto de la energía solar es lo
que se conoce como ciclo hidrológico.
Se compone de tres fases:
1) Fase atmosférica: la ciencia que estudia a atmósfera es la meteorología que está
relacionada con la climatología a través de los fenómenos climáticos a largo plazo
(meteorología regional).
2) Fase oceánica: estudiada por la oceanología con sus componentes oceanografía,
oceanología física y oceanología marina.
3) Fase terrestre:
a.- Superficial
b.- Subterránea- Hidrología subterránea o geohidrología: es el estudio de los sedimentos
y rocas desde el punto de vista de su capacidad para recibir, alojar y transmitir el agua.
Además estudia el movimiento del agua, leyes hidrodinámicas y su caracterización
desde el punto de vista químicopara explicar fenómenos hidrodinámicos, para uso del
agua como recurso fundamentalmente para consumo humano.

El CICLO HIDROLOGICO:
CONCEPTO Y ELEMENTOS:

El hidrogeólogo debe tener una clara concepción del proceso de la naturaleza, que se
conoce con el nombre de ciclo hidrológico. Este esquema no requiere de gran
explicación sin embargo este modelo conceptual de la circulación de las aguas terrestres
no fue aceptado por la generalidad de los científicos hasta hace poco más de dos siglos y
las aplicaciones prácticas de muchos de los principios en él contenidos, especialmente
de las relaciones entre las aguas superficiales y subterráneas, no se han desarrollado
hasta muy entrado el presente siglo. En amplios sectores de la ingeniería hidráulica
todavía se proyecta y construye como si las aguas superficiales y subterráneas fuesen
totalmente independientes.
El concepto de ciclo hidrológico lleva consigo el movimiento o transferencia de las
masas de agua, de un sitio a otro y de un estado a otro.

Se pudiera admitir que la cantidad total de agua que existe en la Tierra, en sus tres fases:
sólida, líquida y gaseosa, se ha mantenido constante. El agua de la Tierra - que constituye la
hidrósfera - se distribuye en tres reservorios principales: los océanos, los continentes y la

1
atmósfera, entre los cuales existe una circulación continua - el ciclo del agua o ciclo
hidrológico. El movimiento del agua en el ciclo hidrológico es mantenido por la energía
radiante del sol y por la fuerza de la gravedad.

El ciclo hidrológico se define como la secuencia de fenómenos por medio de los cuales el
agua pasa de la superficie terrestre, en la fase de vapor, a la atmósfera y regresa en sus fases
líquida y sólida. La transferencia de agua desde la superficie de la Tierra hacia la atmósfera, en
forma de vapor de agua, se debe a la evaporación directa, a la transpiración por las plantas y
animales y por sublimación (paso directo del agua sólida a vapor de agua).

La cantidad de agua movida, dentro del ciclo hidrológico, por el fenómeno de sublimación
es insignificante en relación a las cantidades movidas por evaporación y por transpiración, cuyo
proceso conjunto se denomina evapotranspiración.

El vapor de agua es transportado por la circulación atmosférica y se condensa luego de


haber recorrido distancias que pueden sobrepasar 1,000 km. El agua condensada da lugar a la
formación de nieblas y nubes y, posteriormente, a precipitación.

La precipitación puede ocurrir en la fase líquida (lluvia) o en la fase sólida (nieve o granizo).
El agua precipitada en la fase sólida se presenta con una estructura cristalina, en el caso de la
nieve, y con estructura granular, regular en capas, en el caso del granizo.

La precipitación incluye también el agua que pasa de la atmósfera a la superficie terrestre


por condensación del vapor de agua (rocío) o por congelación del vapor (helada) y por
intercepción de las gotas de agua de las nieblas (nubes que tocan el suelo o el mar).

El agua que precipita en tierra puede tener varios destinos. Una parte es devuelta
directamente a la atmósfera por evaporación; otra parte escurre por la superficie del terreno,
escorrentía superficial, que se concentra en surcos y va a originar las redes de drenaje. El agua
restante se infiltra, esto es penetra en el interior del suelo; esta agua infiltrada puede volver a la
atmósfera por evapotranspiración o profundizarse hasta alcanzar las capas freáticas.

Tanto el escurrimiento superficial como el subterráneo van a alimentar los cursos de agua
que desaguan en lagos y en océanos.

La escorrentía superficial se presenta siempre que hay precipitación y termina poco


después que cesa la lluvia. Por otro lado, el escurrimiento subterráneo, especialmente cuando

2
se da a través de medios porosos y permeables, ocurre con gran lentitud y sigue alimentando
los cursos de agua mucho después de haber terminado la precipitación que le dio origen.

Así, los cursos de agua alimentados por capas freáticas presentan unos caudales más
regulares.

El agua que precipita sobre los suelos va a repartirse, a su vez, en tres grupos: una que es
devuelta a la atmósfera por evapotranspiración y dos que producen escurrimiento superficial y
subterráneo. Esta división está condicionada por varios factores, unos de orden climático y
otros dependientes de las características físicas del lugar donde ocurre la precipitación.

Así, la precipitación, al encontrar una zona impermeable, origina escurrimiento superficial y


la evaporación directa del agua que se acumula y queda en la superficie. Si ocurre en un suelo
permeable, poco espeso y localizado sobre una formación geológica impermeable, se produce
entonces escurrimiento superficial, evaporación del agua que permanece en la superficie y aún
evapotranspiración del agua que fue retenida por la cubierta vegetal. En ambos casos, no hay
escurrimiento subterráneo; este ocurre en el caso de una formación geológica subyacente
permeable y de espesor considerable.

La energía solar es la fuente de energía térmica necesaria para el paso del agua desde las
fases líquida y sólida a la fase de vapor, y también es el origen de las circulaciones
atmosféricas que transportan el vapor de agua y mueven las nubes.

La fuerza de gravedad da lugar a la precipitación y al escurrimiento. El ciclo hidrológico es


un agente modelador de la corteza terrestre debido a la erosión y al transporte y deposición de
sedimentos por vía hidráulica. Condiciona la cobertura vegetal y, de una forma más general, la
vida en la Tierra.

El ciclo hidrológico puede ser visto, en una escala planetaria, como un gigantesco sistema
de destilación, extendido por todo el Planeta. El calentamiento de las regiones tropicales debido
a la radiación solar provoca la evaporación continua del agua de los océanos, la cual es
transportada bajo forma de vapor de agua por la circulación general de la atmósfera, a otras
regiones. Durante la transferencia, parte del vapor de agua se condensa debido al enfriamiento
y forma nubes que originan la precipitación. El regreso a las regiones de origen resulta de la
acción combinada del escurrimiento proveniente de los ríos y de las corrientes marinas.

3
INVENTARIO O ALMACENAMIENTO DE AGUA EN LA HIDROSFERA

AREA VOLUMEN ALTURA % DEL TIEMPO


EQUIVALENTE AGUA DE
(km2.103) (km2.103) (m) TOTAL RESIDENCIA
MEDIO
Océanos 362000 1.350.000 2700 97,6 3000 años
Tierras
emergidas
Ríos (vol. _ 1,7 0,003 0,0001 15-20 días
instantáneo)
Lagos de 825 125 0,25 0,009 10 años
agua dulce
Lagos de 700 105 0,20 0,008 150 años
agua salada
Humedad semanas a
del suelo en 131.000 150 0,30 0,01 años
la zona no
saturada
Casquete de
hielo y 17.000 26.000 50 1,9 miles de años
glaciares.
Agua decenas a
subterránea 131.000 7000 14 0,5 miles de años

Total en las
tierras 148.000 33.900 65 2,4 _
emergidas
Atmósfera
(vapor de 510.000 13 0,025 0,0001 8-10 días
agua)
Total 510.000 1.384.000 2750 100 _

Los datos proceden de Lvovitch (1967) y Nace (1969), y como estos autores indican,
deben interpretarse solo como aproximación.

EL FLUJO O BALANCE HIDRAULICO GLOBAL:


La ecuación del Balance Hidráulico es la misma ecuación de la continuidad basada en el
axioma de Lavoisier de que “nada se crea ni se destruye” y se expresa:

Ecuación Simplificada del Balance Hidrológico:


I = Ingresos I = E Situación de Equilibrio
E = Egresos I – E +/-S

I = P (Precipitaciones)
E = E s (Escurrimiento Superficial) + Evt ( Evapotranspiración ) + I ( Infiltración)
P = Es + Evt + I

4
Cuando la unidad de tiempo es lo suficientemente grande, se considera que las
variaciones en volumen almacenado son despreciables, y en este caso, las entradas son
iguales a las salidas.

Balance Hidráulico de la Hidrósfera (año medio).(Según Lvovitch, 1970)

Elementos del Volúmen Altura % de la


Balance Hidráulico Km 3 mm precipitación
sobre el globo.
Zona periférica de
las tierras
emergidas
(116.106 km2)
Precipitación 102.100 873 19,4
Aportación de los 37.400 320 7,0
ríos a los océanos
Evapotranspiración 64.700 553 12,4

Zonas endorreicas
de las tierras
emergidas.
Precipitación 7400 231 1,4
Evapotranspiración 7400 231 1,4
Océanos
(362.106 km2)
Precipitación 411.500 1137 72,9
Evapotranspiración 447.900 1240 86,2
Aportación de los
ríos a los océanos 37.400 103 7,0

Hidrósfera total
(510. 106 km2)
Precipitación 520.000 1020 100
Evapotranspiración 520.000 1020 100