Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE INGENIERÍA CIVIL

U.A.: Estudios de factibilidad en proyectos de ingeniería.

EVIDENCIA 2: PASOS Y CARACTERÍSTICAS DE UN PROYECTO

Docente: Ing. Elizabeth Valdés Torres.

Alumno: Flores Álvarez Cynthia Daniela Grupo: 001

Matrícula: 1844239

Av. Universidad SN. Cd Universitaria C.P 664455.


San Nicolás de los Garza, Nuevo León, México.
A miércoles 19 de marzo del 2020.
PROYECTO

Un proyecto consta de un esfuerzo complejo, no rutinario, presenta ciertas limitaciones


como el tiempo, el presupuesto, los recursos, las especificaciones de desempeño y que
es diseñado para cumplir las necesidades del cliente.

Tanto en proyectos de ingeniería civil, así como en cualquier ámbito en los que se va
a llevar a cabo un proyecto, la principal meta siempre debe ser satisfacer la necesidad
del cliente. Cada uno de estos tiene sus propias limitaciones y especificaciones, pero
las principales características generales son:

• Un objetivo establecido.
• Un ciclo de vida definido, con un principio y un fin.
• Por lo general implica que varios departamentos y profesionales se involucren.
• Es común hacer algo que nunca se ha realizado.
• Tiene requerimientos específicos de tiempo, costo y desempeño.

En primera instancia, los proyectos tienen un objetivo definido, que, en el área


constructiva, un ejemplo puede ser construir un complejo de apartamentos de 15 pisos
antes de cierta fecha. El objetivo singular suele carecer de la cotidianidad de la vida
organizacional, en la que los trabajadores realizan operaciones repetitivas todos los
días. En segundo orden, como existe un objetivo específico, los proyectos cuentan con
un fin definido, distinto a los deberes y responsabilidades en curso de los trabajos
tradicionales. En muchos casos, los individuos se mueven de un proyecto a otro y no
permanecen en un solo trabajo.

En tercer lugar, a diferencia de gran parte del trabajo organizacional que se divide de
acuerdo con la especialidad funcional, es típico que los proyectos requieran los
esfuerzos combinados de diversos especialistas. En lugar de trabajar en ofi cinas
separadas, con gerentes independientes, los participantes de proyecto ya sean
ingenieros, analistas financieros, profesionales en comercialización o especialistas en
control de calidad, trabajan juntos bajo la dirección de un administrador de proyecto
para llevar un proyecto a su fin. En cuarto sitio, el proyecto no es algo rutinario y cuenta
con elementos únicos. Esto no es algo opcional, sino de diversa intensidad. Cada
proyecto se enfrenta a limitaciones específicas de tiempo, costo y requerimientos de
desempeño. Se evalúan de acuerdo con el logro, el dinero y el tiempo que se les
dedicó. Esta triple restricción impone un mayor grado de responsabilidad el cual, por
lo general, se encuentra en la mayoría de los trabajos. También resaltan una de las
funciones fundamentales de la administración de proyectos, que es equilibrar las
compensaciones entre tiempo, costo y desempeño, y satisfacer al cliente en última
instancia

El proceso de administrar un proyecto se divide en distintas etapas o pasos:

1. Etapa de definición: se definen las especificaciones del proyecto; se establecen


sus objetivos; se integran equipos; se asignan las principales responsabilidades.
2. Etapa de planeación: aumenta el nivel de esfuerzo y se desarrollan planes para
determinar qué implicará el proyecto, cuándo se programará, a quién
beneficiará, qué nivel de calidad debe mantenerse y cuál será el presupuesto.
3. Etapa de ejecución: una gran parte del trabajo del proyecto se realiza tanto en
el aspecto físico como en el mental. Se elabora el producto físico (un puente,
una casa, edificio). Se utilizan las mediciones de tiempo, costo y especificación
como medios de control del proyecto. ¿El proyecto está dentro de lo
programado, dentro de lo presupuestado y cumple con las especificaciones?
¿Cuáles son los pronósticos para cada una de estas medidas? ¿Qué
revisiones/cambios se necesitan?
4. Etapa de entrega: comprende dos actividades: entregar el producto del
proyecto al cliente y volver a desplegar los recursos del proyecto. Lo primero
puede comprender la capacitación del cliente y la transferencia de documentos.
Lo segundo implica, por lo general, la liberación del equipo/materiales del
proyecto hacia otros proyectos y encontrar nuevas asignaciones para los
integrantes del equipo.

Sin embargo, como ya se ha mencionado anteriormente, cada proyecto requiere de


especificaciones y ciertas características específicas del mismo. Es por eso que en los
proyectos de construcción generalmente se sigue el siguiente procedimiento para la
ejecución de un proyecto:

A. Existencia de una necesidad. Para que un proyecto se origine debe existir una
necesidad la cual puede ser, por ejemplo: un edificio para solucionar un
problema habitacional, un puente que permita la comunicación de una zona
aislada, un monumento que recuerde algún hecho o persona importante de la
historia, etc.
B. Análisis. En esta etapa se analizan las necesidades, seleccionándolas más
relevantes, para lo cual se deben considerar los siguientes aspectos:
• Identificar las causas que originan la necesidad de un proyecto, tal
como: modificación del medio, política de desarrollo, modificación de
las características de la demanda y requerimiento de nuevas
infraestructuras.
• Establecer los objetivos que debe satisfacer el proyecto, tales como:
sociales, económicos, funcionales y de lucro.
• Priorizar las necesidades en función de los objetivos establecidos.
C. Identificación de soluciones. En esta etapa se identifican todas las posibles
soluciones que permitan resolver el problema planteado en las etapas previas.
Se propone en una primera etapa soluciones a nivel de conceptualización
privilegiando la imaginación, más que las restricciones.

D. Estudios de factibilidad. Una de las etapas más importantes en el ciclo de un


proyecto es realizar estudios de factibilidad, los cuales consisten en determinar
si el proyecto en estudio es viable desde un punto de vista medioambiental,
técnico, económico, administrativo y legal.

E. Evaluación. Se evalúan todas las alternativas posibles que permitan satisfacer


las necesidades seleccionadas y se elige por lo general la que presenta una
mejor factibilidad técnica y económica, que cumpla con las exigencias.

F. Financiamiento. Una vez decidido el proyecto técnico es importante


considerar el aspecto de financiamiento, es decir, como se pagarán los gastos
en que se incurrirá en la materialización del proyecto. El financiamiento puede
ser propio o a través de un préstamo.

G. Diseño. Una vez determinada la solución que se usará para satisfacer la


necesidad se diseña el proyecto, el diseño normalmente considera los
Siguientes aspectos:
* Determinación de los esfuerzos que solicitarán a la estructura.
*Estructuración, determinación de los elementos resistentes.
*Diseño de los elementos estructurales y configuración de planos.
*Confección de las especificaciones técnicas.

• Estudios de impacto ambiental, analizando las consecuencias del proyecto en


el medio ambiente.
• Diseño de las instalaciones, que consiste en dar a la estructura la funcionalidad
que requerirá para ser ocupada. Entre las instalaciones típicas están: las
eléctricas, las de gas, las de agua potable y las de alcantarillado y muchas otras
(tales como: alarma, climatización, red computacional, red de incendio, etc.).
• Redacción de los documentos de licitación: Finalmente, se deben redactar todos
los documentos que permitan llamar a licitación del proyecto.
• Constructabilidad y Mantención: Dos aspectos clave que deben considerarse en
esta etapa de diseño. El primero debe incluir en forma explícita la forma más
eficiente de materializar el proyecto. El segundo, en cambio, debe hacerse cargo
anticipadamente de cómo se va a llevar a cabo la conservación del proyecto
durante su operación.

H. Licitación. Llamado a licitación y adjudicación. El llamado a licitación puede


ser público o privado y la adjudicación puede estar previamente reglamentada
o ser de absoluto criterio del mandante. La adjudicación a su vez, puede ser
negociada o no, dependiendo de las reglas de licitación.

I. Construcción. Esta etapa es una de las más importantes debido a que en ella
se materializa la obra. Las etapas principales incluyen:

J. Puesta en marcha. En esta etapa se entrega al servicio la obra, realizándose


previamente diferentes controles para determinar la calidad de la construcción,
entre los que se destacan:
• Verificación de pruebas y ensayos de calidad realizados.
• Revisión detallada de todos los elementos construidos y terminaciones.
• Pruebas de funcionamiento.
• Aprobación final.

K. Operación y mantenimiento. Esta es una etapa que no siempre se considera


adecuadamente y es importante tener en cuenta la mantención en el tiempo
de la obra terminada. Esta actividad cada día está tomando más relevancia pues
es fundamental para el buen funcionamiento y durabilidad de la estructura y
debería ser considerada desde la etapa de diseño. Un ejemplo sobre esto se
presenta en las obras viales, que consideran una disciplina específica, llamada
gestión de infraestructura vial. Ya que, con el paso del tiempo, las obras se van
deteriorando, y por lo tanto su calidad va disminuyendo, por lo que para poder
mantener las construcciones en condiciones óptimas, es necesario llevarles a
cabo mantenimiento constante.
Bibliografía.

F. Gray, C., & Larson, E.W. (2009). “Administración de proyectos”. (4ta ed.).

México: McGraw-Hill.

https://constructoraproark.com/10-pasos-para-emprender-un-

proyecto-de-construccion/