Está en la página 1de 249

HCapítulo Uno

Traductora: Asayra

-"Sí, tengo un serio apestoso cumpleaños", le dije a mi gata,


Nala.
(Bueno, la verdad que ella no es mi gato más bien yo soy su
persona. Ya sabes cómo son los gatos: Ellos realmente no
tienen propietarios, ello tienen personalidad. Un hecho que la
mayoría tratan de pasar por alto.)
De todos modos, seguí hablando con el gato como si colgado
en mi cada palabra, que nooo es el caso. "Ha sido diecisiete
apestosos años en diciembre desde el vigésimo cuarto
cumpleaños. Estoy totalmente acostumbrada a ella por ahora.
No es gran cosa. "Yo sabía que estaba diciendo las palabras
sólo para convencerme a mí misma. Nala "mee-UF-oww" a
mí-en su malhumorada vieja voz de gata y luego se puso a
lamer sus partes privadas, que indique claramente que
entendido lo que yo estaba lleno de b.s.
-"Este es el trato", seguí mientras terminaba de poner un poco
de línea sobre los ojos. (Y me refiero a un poco de la línea-su-
ojos-hasta-youlook - como a un mapache de miedo no es el
aspecto para mí. En realidad, no es la mirada de nadie.) "Voy
a conseguir un montón de sin sentidos regalos que no son
realmente de cumpleaños sino que son cosas relacionadas
con la Navidad porque la gente siempre tratará mi
cumpleaños con la Navidad, en serio y que no funciona.
"Encontré los grandes ojos verdes de Nala en el espejo. "Pero
vamos a sonreír y fingir que estamos bien con los Dorky
birthmas (cumpleaños-navidad) regalos porque la gente hace
lo que puede en un cumpleaños en la Navidad. Al menos no
con éxito. “Nala estornudó.
-"Es exactamente como me siento con ella, pero vamos a ser
buenos porque es aún peor cuando digo algo. Entonces yo
cojo los asquerosos regalos y todo el mundo se molestaría y
todas las cosas serian embarazosas". Nala no parecía
convencida, por lo que centré mi atención en mi reflexión.
Por un segundo pensé que podría haber sido demasiado
pesada sobre el delineador de ojos, pero me parecía más
estrecha y me di cuenta de que lo que estaba haciendo mis
ojos tan enormes y oscuros no era algo tan común como un
delineador de ojos. A pesar de que había pasado dos meses
desde que había sido marcada para convertirme en un
vampiro, el tatuaje de color zafiro en forma de media luna
entre los ojos y los elaborados encajes de filigrana que se
entrelazaban por los tatuajes que enmarcaban mi rostro
todavía tenían la capacidad de sorprenderme. Tracé la curva
de la joya azul en espiral de líneas con la punta de mi dedo.
Entonces casi sin pensamiento consciente ya la saqué de mi
cuello ancho jersey negro de modo que mi hombro izquierdo
expuesto. Con una película de mi cabeza me lanzaron de
nuevo mi pelo largo y oscuro a fin de que el inusual patrón de
los tatuajes que se inició en la base de mi cuello y repartidas
en mi hombro y hacia abajo a ambos lados de mi columna
vertebral a los pequeños de mi atrás fuera visible. Como
siempre, la vista de mis tatuajes me dio una emoción
eléctrica que se parte y parte es de extrañar el miedo.
-"Usted no es como cualquier otra persona", le susurré a mi
reflexión. Entonces despejé mi garganta y continué en una
voz demasiado alegre. "Y no está bien ser como cualquier otra
persona". Revolví mis ojos a mí misma. "Lo que sea." Miré a
lo largo de mi cabeza, me sorprendí que la mitad no fuera
visible. Quiero decir, yo podía sentir la ginormic
definitivamente la nube oscura que había venido siguiendo en
torno a mí el último mes. "El infierno, me sorprende que no
llueve aquí. ¿Y no ser tan grandes que para mi cabello?
"sarcásticamente le dije a mi reflexión. Luego suspiré y recogí
el sobre que había en mi escritorio, LA FAMILIA se HEFFER
en relieve en oro brillante encima de la dirección de retorno.
"Hablando de deprimente... "Yo murmuré. Nala estornudó de
nuevo.
-"Tienes razón. Fuerza así como poder conseguirlo". Yo a
regañadientes abrí el sobre y saqué la tarjeta. "¡Ah, el
infierno. Es peor de lo que yo pensaba. "Había una enorme
cruz de madera en la parte frontal de la tarjeta. Situada en el
medio de la cruz (con un maldito clavo), fue un
viejo tiempo de desplazamiento-como el papel. Escrito (en la
sangre, por supuesto) fueron sus
palabras: Él es la razón de la temporada. En el interior de la
tarjeta se imprimió (en letras rojas): Feliz Navidad. A
continuación con la escritura de mi mama a mano, dijo:
Espero que estés recordando a tu familia durante esta bendita
época del año. ¡Feliz cumpleaños, amor, mamá y papá.
-"Eso es tan típico," le dije a Nala. Mi estómago herido. "Y él
no es mi papá. "Rompí la tarjeta en dos y la tiré en a la
papelera, y luego fui mirando las piezas desgarradas. "Si mis
padres están haciendo caso omiso de mí, que me están
insultando. Prefiero ser ignorada". Una llamada a mi puerta,
me hizo saltar.
-"Zoey, todo el mundo quiere saber dónde estás." La voz
Damien llegó fácilmente a través de la puerta.
-"Espera, estoy casi lista", grité, me conmoví mentalmente, le
di a mi reflejo una mirada más, de decidir, con una
definitivamente defensiva borde, a salir de mi hombro
desnudo. "Mis Marcas no son como la cualquier otra persona.
También podría dar algo a las masas mientras que en
hablaba - murmuré. Luego suspiré. Por lo general no estoy
tan malhumorada. Pero mi apestoso cumpleaños, mis
apestosos padres... No, yo no podía seguir mintiéndome a mí
misma. Deseaba que Stevie Rae estuviera aquí ", me susurré.
Y eso fue todo, lo que me retire de mis amigos (incluidos los
novios, tanto de ellas) durante el mes pasado y suplantar la
identidad de un grande, empapado, asqueroso, nube de lluvia.
Perdí a mi mejor amigo y compañera de habitación, que todo
el mundo había visto morir hace un mes, pero yo sabía que se
había convertido en una no - criatura de la noche. No importa
qué sonara como una melodramática y la mala película de
serie B. La verdad es que ahora, Stevie Rae debería haber
estado abajo conmigo para holgazanear sobre mis detalles de
cumpleaños, ella estaba en realidad escondida en algún lugar
de los antiguos túneles en virtud de Tulsa, conspirando con
otros repugnantes criaturas que no eran realmente malas, así
como definitivamente mal olor.
-"Uh, Z? ¿Estás bien ahí dentro?" La voz Damián llamaba de
nuevo, interrumpió mi bla blas mentales. Recogí una queja de
Nala, volví mi espalda a la terrible tarjeta birthmas "de
alquiler, y apresurándome por la puerta, casi corriendo
preocupada por el futuro de Damien.
-"Lo siento... lo siento..." murmuré. Se cayó a mi lado,
dándome rápida mirada poco de lado.
-"Nunca he conocido a nadie antes que estuviera tan poco
emocionado como tu acerca de su cumpleaños ", dijo Damián.
Dejé retorcerse a Nala y se encogió de hombros, tratando de
indolentes sonrisa. "Estoy practicando para cuando esté vieja
como la tierra-como treinta-y tengo que mentir sobre mi
edad”. Damián se detuvo y se puso de cara a mí.
-"Okayyyy". Él arrastró la voz. "Todos sabemos que treinta
años de edad de vampiro todavía te verías con alrededor de
veinte y definitivamente caliente. En realidad uno con ciento
treinta años de vampiro todavía se vería más o menos con
veinte y definitivamente caliente. Por lo tanto, el conjunto de
mentir sobre tu edad es una cuestión nonissue. ¿Qué es lo que
realmente pasa contigo?"
Mientras dudaba, tratando de averiguar lo que debería o
podría decirle a Damián, que ha planteado claramente
arrancada frente y, en su mejor maestro de escuela de voz,
dijo: "Ya sabes cómo son sensibles a mi pueblo a las
emociones, por lo que puede y sólo darte por vencida y me
dicen la verdad”.
-Suspiré de nuevo. "Los gais sois anormalmente intuitivos".
-"Eso es nosotros: homosexuales-los pocos, los orgullosos, los
hipersensibles".
-"¿No es un término peyorativo homo?"
-"No sé si es utilizado por un homo. A por, estás
estancamiento y es por lo que no trabajo para ti."
Él realmente puso su mano sobre la cadera y aprovecharse de
su pie.
Le sonreí, pero sabía que la expresión no llegó a mis ojos. Con
una intensidad que me sorprendió, yo de repente,
desesperadamente quería decirle la verdad a Damien.
-"Echo de menos a Stevie Rae," Dije bruscamente antes de
que pudiera dejar de mi boca.
No dudó. "Lo sé". Sus ojos miraron con recelo húmedo.
Y eso fue todo. Al igual que una presa se había roto dentro de
mí abrir la palabras vinieron a derramar. "Ella debería estar
aquí! Habría estado ejecutando en torno a la mujer como un
loco poniendo cumpleaños y decoraciones probablemente
horneando un pastel para todos por ella misma. "
-"Una torta realmente terrible", dijo Damien sorbiendo la
nariz.
-"Sí, pero tendría que ser una de las recetas favoritas de su
mamá" me dio mi mejor Okie gemela exagerado como he
imitado la voz con el acento de Steve Rae, que me hizo
sonreír a través de mis propias lágrimas, y pensé que era raro
la forma en que ahora que estaba dejando ver a Damien cómo
me sentía de molesta-y por qué me sentía de esa manera-en
realidad mi sonrisa llegó a mis ojos.
-"Y las gemelas se hubiera enojado porque habrían insistido
en que todos usáramos sombreros de cumpleaños amarrados
con cuerdas elástica que aprieta la barbilla. "Se estremeció de
no soportar el horror. "Dios, son tan poco atractivas."
Yo me reí y sentí un poco la opresión de mi pecho empezar a
aflojarse. "Hay algo acerca de Stevie Rae que me hace
sentirme bien”. No me di cuenta que había utilizado el tiempo
presente con Damien la llorosos sonrisa tambaleado.
-"Sí, fue genial," dijo, con énfasis el “Fue” mientras él me
miraba como si estuviera preocupado por mi cordura. Si se
supiera toda la verdad. Si sólo yo pudiera decirle.
Pero no podía. Si lo no lo hacía bien tendría a Stevie Rae , o
ambos de nosotros, asesinados. Esta vez bien.
Así que en vez me preocupa, obviamente, agarré a mi amigo y
brazo comencé tirando de él hacia las escaleras que nos
llevaban a las salas públicas del dormitorio de las niñas y mis
amigos estaban esperando (y sus Dorky presentan).
-"Vamos. Estoy sintiendo la necesidad de abrir los regalos,"
me mentí con entusiasmo.
-"Oh dios mío, No puedo esperar para que abras el mío!”
Damien brotó. "Lo compre para siempre!" Me sonrió y asintió
adecuadamente como pasó y Damián acerca de su búsqueda
del regalo perfecto. Por lo general, no es tan abiertamente
gay. No es que el fabuloso Damien Maslin no es realmente
gay. Él lo es totalmente. Pero también es un alto, moreno de
pelo, grandes ojos que parece que tendríamos excelente
material como novio (que lo es, si eres un chico). Él no es una
acción chico gay, pero tener a un niño hablando de compras y
que definitivamente muestra algunas tendencias de niñas, no
es que no me gusté eso sobre él. Creo que se ve lindo cuando
brota de la importancia de la compra de zapatos realmente
bueno, y entonces su derecho a balbucear fue calmante. Que
me estaba ayudando a conseguir
prepararme para enfrentar el mal que se presentaba (por
desgracia) esperándome.
Lástima que no podía ayudarme en la cara lo que realmente
me molesta.
Todavía hablar de su completa Quest, Damián me llevó a la
sala principal del dormitorio. Saludé a los diferentes grupos
de niñas agrupadas en torno a los TV de pantalla plana a
medida que nos dirigíamos a la pequeña sala lateral que
servía como laboratorio de ordenadores y biblioteca.
Damien abrió la puerta y mis amigos irrumpieron en una
clave totalmente fuera de coro de "Cumpleaños feliz". He oído
el silbido de Nala y desde el borde de mi visión vi la espalda
de la puerta y marcharse fuera del pasillo. Cobarde, pensé, a
pesar de que quería escapar detrás de ella.
Canción más (afortunadamente), mis amigos me invadieron.
"¡Feliz-feliz!" dijeron las gemelas a vez. -Bueno, ellas no son
gemelas genéticamente. Erin Bates es una niña muy blanca y
de Tulsa, y Shaunee Cole es una hermosa niña de color
caramelo de Jamaica -La ascendencia de América que creció
en Connecticut, pero las dos son tan igual de frikis que el tono
de la piel y hacer absolutamente ninguna región diferencia.
Son gemelas de alma, que es más estrecha que la mera forma
biología.
-"Feliz cumpleaños, Z", dijo una profunda y sexy voz que
sabía muy, muy bien. Salí del doble sándwich y caminé a los
brazos de mi novio, Erik. Bueno, técnicamente, Erik es uno de
mis dos
novios, pero el otro es Heath, un joven humano con el que
salía antes de que fuera marcada y no me supone que data él
ahora, pero accidentalmente chupé su sangre y ahora está
impreso, etc
él es mi novio por defecto. Sí, es confuso. Sí, hace que Erik
este demente. Sí, espero que él me deje cualquier día, por
esto.
"Gracias", le murmuró buscando en él y quedar atrapada de
nuevo en sus increíbles ojos. Erik es alto y caliente, como
Superman cabello oscuro e increíbles ojos azules. Me relajé en
sus brazos, un tratamiento que no permitir una gran parte de
mí misma durante el mes pasado, y la cesta temporalmente
en su delicioso aroma y la sensación de seguridad que sentí
cuando estuve cerca de él. Se reunió con mi mirada y, al igual
que en las películas, por un segundo todo el mundo se fue y
estábamos nosotros solos.
Cuando no salir de sus brazos fue su sonrisa y un poco lento
sorprende, por lo que mi corazón herido. Había sido puesta a
la niña a través de manera demasiado y ni siquiera
comprender realmente por qué.
Impulsivamente, me puse de puntillas y le besé, para la
general alegría de mis amigos.
-"Hey, Erik, ¿por qué no difundes algunas de cumpleaños
alrededor de azúcar? "Shaunee movió sus cejas en la sonrisa
de mi novio.
-"Sí, thang dulce", dijo Erin, y en la manera típica de dos
refleja Shaunee agitó los ojos. "¿Qué tal un poco de B-día
beso más aquí”.
Yo fulmine con mis ojos a las gemelas. "Uh, no es su
cumpleaños. Usted sólo llegar a besar en la fecha de
nacimiento niño o niña”.
-"Maldición", dijo Shaunee. "Yo ya los cumplí, Z, pero no
quiero ya beso. "
-"Sólo por favor con el mismo sexo besarse," dijo Erin,
entonces sonrió a Damien (que fue mirando a Erik
adorándolo). "Voy a dejar que a Damien”.
-"Hugh?" Damien dijo claramente a prestar más atención a la
monería de Erik que las gemelas.
-"Una vez más, se dice-" Shaunee comenzado.
-"Mal equipo!" y Erin terminado.
Erik se rió de buena naturaleza, Damien dio un tipo muy
similar a pellizco en el brazo, y dijo: "Oye, si alguna vez decide
cambiar de equipo, usted será el primero en saberlo. "(Sin
embargo, otra razón por la que me encanta de él. Es mega-
cool y popular, pero la gente acepta y cómo se uno nunca se-
estoy-de que todas las actitudes.)
-"Uh, espero que ser la primera en saber si los equipos
cambian," dije.
Erik se rió y me abrazó, susurrando, "Es algo de lo que nunca
deberá preocuparte", en mi oreja.
Mientras yo estaba considerando seriamente otro beso furtivo
a Erik, un mini-torbellino en forma de novio de Damien, Jack
Twist, irrumpió en la sala.
-"¡Claro que sí! Ella no ha abierto aún sus presenta. ¡Feliz
cumpleaños, Zoey! "Jack tiró sus brazos alrededor de
nosotros (sí, Damián y yo) y nos dio un fuerte abrazo.
-"Te dije que tenias que darte prisa", dijo Damián, mientras lo
deserdó.
-"Lo sé, pero yo tenía que asegurarme de que estaba
envuelto", dijo Jack. Con un florecimiento de que sólo un
chico gay puede quitar, que alcanzado en el hombre bolso en
loop y levantó su brazo en una caja envuelta en lámina de
color rojo con un verde brillante arco sobre ella que era tan
grande que prácticamente se ingiere el paquete. "Hice la proa
a mí mismo."
-"Jack es realmente bueno en la artesanía", dijo Erik. "Él no
es sólo bueno en la limpieza de la artesanía”.
-"Lo siento", dijo Jack dulcemente. "Yo te prometo que
después limpiaré la fiesta. "
Erik y Jack estaban en cuarto, además de demostrar Erik
frescura. Él es de quinto (en un lenguaje que es un junior) y
que también es fácilmente el hombre más popular en la
escuela. Jack es de tercero (un año), un chico nuevo, algo
lindo pero dorky, y definitivamente gay. Erik podría haber
hecho una gran cosa acerca de ser atrapados con un
homosexual y podría haber recibido de compañero a él, y la
vida de Jack es un infierno en la Casa de la Noche. En lugar
de que se lo llevó totalmente bajo su ala y lo trata como un
hermano pequeño, un tratamiento que se extiende a Damián,
que ha está saliendo oficialmente con Jack por dos punto
cinco semanas a partir de hoy. (Todos sabemos porque es
Damien ridículamente romántico y celebra el aniversario de
media semana así como el semanario más. Sí, lo hace el resto
de nosotros mordaza. En una bonita manera.)
-"Hola! ¡Hablando de regalos!" dijo Shaunee.
-"Sí, poner ese overbowed caja aquí a la presente mesa y dejar
que Zoey llegue a abrirlo", dijo Erin.
Oí a Jack susurrar a Damien ", Overbowed?" y atrapados
buscar la ayuda de Damien, como aseguró a Jack, "No, es
perfecto!"
-"Voy a llevarlo a la mesa y abrirlo la primera." Le arrebaté el
paquete, me apresuré a la mesa, y comencé con cuidado a
extraer el verde brillante de proa de la lámina de color rojo
diciendo, "Yo creo que voy a guardar este arco porque esta
genial. "Damien me dio
un guiño de agradecimiento. He escuchado a Shaunee y Erik
reírse disimuladamente y logrado impulsar uno de ellos, que
cierran hasta las dos de ellos. Poner la proa de lado sin
envolver y me abrió la cajita y la tiró fuera... Oh, jeesh.
-"Un globo de nieve", le dije, tratando de sonido feliz. "Con un
muñeco de nieve dentro de él”. Bien, un globo de un muñeco
de nieve no es un regalo de cumpleaños. Es una decoración de
Navidad. Una decoración de Navidad en eso.
-"¡Sí! ¡Sí! Y escuchar lo que toca!" Jack dijo, prácticamente
saltando arriba y abajo como en el entusiasmo que tomó el
mundo de mi parte y una herida en su base de mando para
que "el helado hombre de nieve" el tintineo comenzó
alrededor de nosotros en dolorosamente barato y desafinadas
notas.
-"Gracias, Jack. Es realmente bonito", mentí.
-"Me alegra que te guste", dijo Jack. "Es un poco un tema
para tu cumpleaños. "Entonces le disparé con los ojos a Erik y
Damián. Los tres sonrieron se sonrieron el uno al otro como
malos chicos.
Planté una sonrisa en mi cara. "Oh, bueno, bueno. Entonces
mejor abrir el siguiente regalo”.
-"¡Mío el próximo!" Damián me dio una larga y suave caja.
La sonrisa encajada en su lugar, empecé a abrir la caja,
aunque no podía ayudar desear convertirse en un gato y el
siseo y ejecute de la sala.
HCapítulo Dos
Traductora: Asayra

-"Oh, es hermoso!" Acaricié el doblado material de la


bufanda, completamente sorprendida de que realmente
hubiera obtenido un regalo cool.
-"Es cachemir", dijo Damien.
Lo saqué de la caja, emocionada, se trataba de una elegante y
reluciente de crema de color rojo o en vez del verde birthmas
que habitualmente obtengo. Luego me congelé, me había
emocionado demasiado pronto.
-"¿Viste los muñecos de nieve bordados en los extremos?"
dijo Damien. "¿No son adorables?"
-"Sí, adorable", le dije. -Claro que son adorables para la
Navidad. Para un regalo de cumpleaños, eh, no tanto.
-"Bueno, somos las próximas", dijo Shaunee, pasándome una
gran caja desorganizadamente envuelta en verde árbol de
Navidad-aluminio. "Y no seguimos el tema de nieve," dijo
Erin, frunció el ceño a Damien.
-"Sí, nadie nos dijo," Shaunee miro mal a Damien, también.
-"¡Eso está bien! - dije un poco demasiado rápido y con
entusiasmo, y luego rompí su paquete. Dentro había un par
botas de cuero negro stiletto que habrían sido totalmente
cool, elegantes y fabulosas... si no hubiera sido por los árboles
de Navidad, con rojo y adornos de oro, que estaban cosidos a
todo color en el lado de cada bota. Esto solamente puede ser
puesto en navidad. Lo cuál era definitivamente un cojo regalo
de birthmas.
-"¡Oh, gracias." Traté de chorro. "Son realmente lindas."
-"Tomó nosotros siempre para encontrarlos", dijo Erin.
-"Sí, claro botas para no hacer la Sra. Nacida en el vigésimo
cuarto" dijo Shaunee.
"De hecho, no. Una simple bota antiguas stiletto de cuero
negro que nunca me pondré", dije, sintiendo ganas de llorar.
-"Oye, hay otra izquierda actual." La voz de Erik me sacó del
agujero negro de mi regalo birthmas depresión. "¿Ah, otra
cosa?" Yo esperaba que fuera solo para mis oídos que mi tono
dijo: "¿Oh, otro trágico no presente la actualidad?"

-"Sí, otra cosa más". Casi tímidamente, me entregó una


pequeña caja rectangular. "Realmente espero que te guste."
Miré hacia abajo en la caja antes de cogerla y casi me calmé
en la feliz sorpresa. El regalo de Erick estaba envuelto en
plata y oro con una pegatina de una fina joyería Moody's en
la clasificación de enyesado medio de ella. (Juro que escuché
el "Coro Aleluya" crescendo en algún lugar del fondo.)
-"Es de Moody's!" Me sonaba el aliento, pero no podía
ayudarme a mí misma.
-"Espero que te guste", repitió Erik, levantando su mano y
ofreciendo la pequeña caja de plata y oro que brilla como un
tesoro.
Destrocé la hermosa envoltura para exponer una negra caja
de terciopelo. . Lo juro. Real terciopelo. Yo mordí mi labio
para evitar reírme, celebrada el aliento, y lo abrí.
Lo primero que vi fue la brillante cadena de platino.
Palabras con la felicidad de mis ojos seguido de la cadena
hasta las hermosas perlas que se han situado en el lujoso
terciopelo. ¡Terciopelo! ¡Platino! ¡Perlas! Me absorbí chupé
en el aire para que poder comenzar con mi efusivo oh my god
gracias Erik eres siempre el mejor novio , cuando me di
cuenta que las perlas tenían una extraña forma. ¿Eran
defectuosas? Tenido lo fabulosamente increíblemente caro y
exclusivo de Moody's de finas tienda de joyas ¿había robado
mi novio? Y entonces me di cuenta de lo que yo estaba viendo.
Las perlas estaban hechas en forma de muñeco de nieve.
-"¿Te gusta?” Erik preguntó. "Cuando lo vi, simplemente grité
para el cumpleaños de mi Zoey, y tuve que obtenerlo para ti. "
-"Si. Me gusta. Es, uh, único." Logré.
-"Se trata de Erik que vinieron con el tema de nieve!" Jack
exclamó alegremente.
-"Bueno, en realidad no era un tema", dijo Erik, sus mejillas
se pusieron un poco de color rosa. "Pensé que era diferente,
no como los típicos corazones, de tal manera que todo el
mundo puede tenerlos.
-"Sí, el corazón y tal sería tan normalmente de cumpleaños.
-“¿Quién quiere decir eso? "Le dije.
-"Permíteme ponértelo", dijo Erik.
No había nada más que hacer sino tirar de mi cabello de la
forma Erik y dejar paso de nuevo a la delicada cadena de
cierre alrededor de mi garganta. Podía sentir el hombre de
nieve pesada y colgantes malamente festivos sólo por encima
de mi división.
-"Es lindo", dice Shaunee.
-"Y muy caro", dijo Erin. Ambas gemelas dieron un reflejado
asintiendo con la cabeza de su aprobación.
-"Perfectamente conjunta con mi bufanda", dijo Damián.
-"Y la nieve de mi mundo!" Jack añadió.
-"Es definitivamente un tema de Navidad de cumpleaños",
dijo Erik, las gemelas les daba vergüenza mirar, que
respondió a las con perdonar sonríe.
-"Sí, sí, ciertamente es un tema de Navidad de cumpleaños",
le dije, digitación de la perla de nieve. Entonces transmitida a
todos un muy brillante, muy pintada sobre sonrisa-. "Gracias,
muchachos. Realmente aprecio todo el tiempo y el esfuerzo
que sería encontrar regalos especiales. Quiero decir él". Y lo
dije en serio, me aborrecen los regalos, pero el pensamiento
detrás de ellos era una cosa totalmente diferente. Mis
absolutamente ideales amigos se reunieron y todos hicieron
un grupo un poco incómodo abrazo que nos dejó riendo. Sólo
entonces la puerta oscilado abierto y la luz de la sala reflejo
un muy rubio, muy gran cabello.
-"Aquí".
Afortunadamente, con mis reflejos vampiros mi giro fue
bastante bueno, y me llamó la casilla que me lanzaron.
-"Correo para usted mientras usted se de vuelta aquí con su
empollón rebaño ", ella se mofo.
-"Vete, Afrodita, ya bruja", dijo Shaunee.
-"Antes de arrojarte un poco de agua sobre ti y derretirte,"
Erin añadió.
-"Lo que sea," dijo Afrodita. Ella empezó a rechazar, pero se
paro y me dio una amplia, inocente sonrisa antes de decir,
"Bonito collar de nieve”. Nuestros ojos se reunieron y juro
que me guiño un ojos antes de tirar el pelo hacia atrás, su risa
flotando en el después de su aire como ocio.
-"Ella es una puta total", dijo Damián.
-"Pensaría que ella habría aprendido su lección cuando
tomaste las hijas oscuras, y Neferet proclamó que la Diosa ha
retirado sus dones a Afrodita, "dijo Erik." Pero esa chica no
cambiará nunca”.
Le miré bruscamente. Así lo dice Erik Night, su ex-novio. Yo
no necesité decir las palabras en voz alta. Sabía por la forma
que Erik miró apresuradamente lejos de mí, que eran
bastante fáciles de leer en mis ojos.
-"No dejes que te desordene tu cumpleaños, Z," dijo Shaunee.
-"No haga caso de la bruja del odio. Todos los demás", dijo
Erin.
Erin tenía razón. Afrodita desde el egoísmo ha provocado su
públicamente expulsión del liderazgo de Hijas de la
oscuridad, el grupo de estudiantes más prestigioso de la
escuela, y la posición de líder de las Hijas oscuras , así como
la formación de sacerdotisa que se me había dado a mí, ella
había perdido su posición como la más popular y poderosa
incipiente.
Nuestra Alta Sacerdotisa, Neferet, que era también mi
maestro, había dejado claro que nuestra diosa, NYX, había
retirado su favor a Afrodita. Básicamente, Afrodita era
rechazada en la que una vez fue puesta en un gran pedestal
popularidad y venerada.
Lamentablemente, yo sabía que había más en la historia de lo
que todo el mundo creía. Afrodita había utilizado sus
visiones, que claramente no se las habían quitado, para salvar
a mi abuela y a Heath, mi novio humano. Claro, que había
sido egoísta y perra durante el hecho, pero aun así. Heath y la
abuela estaban vivos, y una buena parte del crédito de eso es
de Afrodita.
Además, hace poco me enteré de que Neferet, nuestra Alta
Sacerdotisa - Mi mentor, la vampiresa más representada en la
escuela-tampoco era lo que parecía ser. En realidad, yo estaba
llegando a creer que Neferet era probablemente tan mala
como poderosa.
La oscuridad no siempre equivale a mal, ya que la luz no no
siempre es buena. Las palabras que NYX me había dicho el
día que fui marcada, resumen el problema con Neferet. Ella
no era lo que parecía ser.
Y yo no podía decirle a nadie o al menos a nadie que estuviese
vivo (que me dejó con mi no-muerta mejor amiga con la cual
no había logrado hablar durante todo el mes pasado).
Afortunadamente, yo tampoco había hablado con Neferet
durante el mes pasado. Había marchado a un retiro de
invierno en Europa y no tenía programada su llegada hasta
Año Nuevo. Me imaginé que había elaborado un plan acerca
de cómo lidiar con ella cuando regresara. Hasta el momento
mi plan consistía en exactamente eso: llegar con un plan. Que
no era un plan en absoluto. Mierda.
-"Oye, ¿qué hay en el paquete?" Jack dijo, tirando de mi
mental pesadilla de nuevo a mi birthmas Parte pesadilla.
Nos miró a todos en el paquete de papel marrón yo todavía
tenía.
-"No sé", le dije.
-"Apuesto a que es otro regalo de cumpleaños!" Jack gritó.
"¡Ábrelo!"
-"Oh, muchacho..." dije. Pero cuando mis amigos me
confundieron Me parece real ocupado desembalar la caja.
Dentro del genérico marrón envoltorio había otra caja,
envuelta en un hermoso papel lavanda.
-"Es otro regalo de cumpleaños!" Jack chilló.
-"¿Quien sabe de quién es?" Damien preguntó.
Me preguntaba lo mismo, y pensar que ello me recordó el
papel de mi abuela, que vivía en una impresionante granja de
lavanda. Pero, ¿por qué tendría que enviar mi regalo a través
del correo electrónico cuando era más tarde de su reunión de
esta noche?
Me descubrieron un liso, una caja blanca, que abrí. En su
interior era otra, una caja mucho más pequeña blanca
cómodamente provista dentro de un pañuelo de papel
lavanda. La curiosidad me mata por completo, levanté la
cajita de su tejido nido lavanda. Varios pedazos de papel
todos se aferraban estático-electrificada mente a la parte
inferior de la caja recién liberados, y yo les cepillado antes de
abrirlo. A medida que despejaba la caja me asomaba al
interior de ella y en un aspirado conmocionado aliento.
Acostado sobre una cama de algodón blanco estaba el más
hermoso brazalete que jamás haya visto nunca. Me recogió
arriba, oohing y ahing en los centelleantes encantos.
Había estrellas y conchas marinas y caballitos de mar, y cada
uno de ellos se separó por un adorable pequeño corazón de
plata.
-"¡Es absolutamente perfecto!" dije, poniéndomelo en mi
muñeca. "¿Me pregunto quién podría habérmelo
enviado?”Riendo, me volví a mi muñeca y de esta manera,
dejar que eran tan fácil en nuestros incipiente ojos sensibles
captura las facetas de plata y el pulido que brillan, como
joyas. "Debe ser mi abuela, pero eso es raro porque estamos
en la reunión sólo...," y me di cuenta de todo el mundo estaba
totalmente, absolutamente, en un incómodo silencio.
Miré a mi muñeca a mis amigos. Sus expresiones variaron de
choque (Damián) a las molestias (las gemelas) de la ira (Erik).
-"¿Qué?"
-"Aquí", dice Erik, me entrega una tarjeta que debe haber
escapado fuera de la caja con el pañuelo de papel se aferran.
-"Ah", dije, reconociendo al instante la garabateada escritura
a mano. ¡Oh, diablos! era de parte de Heath. Mejor conocido
como novio nº 2. Al leer la breve nota sentía mi cara se
calentaba y supe que era un giro totalmente poco de sombra
de color rojo brillante.
Zo-¡FELIZ CUMPLEAÑOS! Sé lo mucho que odias las lame
birthmas que presenta tratar tu día con la Navidad, así que
me te envió algo que sé que te gustará. ¡Eh!! No tiene nada
que ver con la Navidad! Duh! Soy el oído estúpido de Islas
Caimán y estay aburrido de vacaciones con mis padres y estoy
contando los días hasta que yo pueda estar contigo de nuevo.
Nos vemos el 26! Mi corazón está contigo! Heath
-"Oh," me repite como una total idiota. "Es, uh, de Heath."
Deseé poder hacerme desaparecer.
"Por favor. Sólo por favor. ¿Por qué no le dijiste a nadie que
no te gusta que los cumpleaños tengan nada que ver Navidad?
- Shaunee en su tono habitual, sin extrañarse.
-"Sí, todo lo que tenías que hacer era decir algo," dijo Erin.
-"Ah", dije sucintamente.
-"Pensamos que el hombre de nieve es un lindo tema idea,
pero no lo es si odias las cosas de Navidad ", dijo Damián.
-"Yo no odio las cosas de Navidad", me las arreglé para decir.
-"Me gusta los globos de nieve," dijo Jack suavemente,
mirando como si fuera a punto de llorar. "La parte cubierta de
nieve me hace feliz."
-"Parece que Heath sabe más acerca de lo que te gusta de lo
que hacer”. La voz de Erik era plana y sin emociones, pero sus
ojos eran oscuros con el daño, lo que hizo mi estómago se
apretase.
-"No, Erik, no es así", le dije rápidamente, dando un paso
hacia él.
Se trasladó de nuevo como si hubiera algún tipo de terrible
enfermedad que tal vez le contagiara, y de repente se fue
realmente enojado. No era mi culpa que Heath, al que había
conocido desde que yo estaba en tercer grado y había estado
en mis birthmas muchos más años. Bueno, sí, sabía cosas
sobre mí que el resto de ellos no. No había nada
extraño al respecto! El chico había estado en mi vida durante
siete años. Erik y Damián, las mellizas y Jack había estado en
mi vida durante dos meses o menos. ¿Cómo era eso mi culpa?
A propósito, hice un espectáculo de mirar mi reloj. "Se
supone que he quedado con mi abuela en Starbucks en quince
minutos. Será mejor no llegar tarde. "Caminé a la puerta,
pero antes de la pausa izquierda de la sala. Me di la vuelta y
miré a mi grupo de amigos. "Yo no quería herir los
sentimientos de nadie. Lo siento si la nota de Heath hizo que
os sintieseis mal, pero eso no es mi culpa. Además yo le dije a
alguien que no me gustaba cuando la gente trata mi
cumpleaños junto con la Navidad se lo dije a Stevie Rae. "
HCapítulo Tres

Traductora: Asayra

El Starbucks de la Plaza de Utica, el fresco del centro


comercial al aire libre que está a la derecha de la calle de la
Casa de la Noche, estaba mucho más lleno de lo que yo pensé
que estaría. Me refiero, claro, era un inusualmente cálido día
de invierno, pero también era 24 de diciembre, y casi las
nueve. Uno pensaría que la gente estará en casa lista para
recibir las visitas de ciruelas de azúcar y más, y no en busca
de la cafeína.
No, me dije severamente, no voy a estar de mal humor con la
abuela. Yo casi nunca la veo, y no voy a estropear el poco
tiempo que tenemos juntas. Además, la abuela era la que
estaba totalmente enterada del hecho los regalos de birthmas
eran poco convincentes. Ella siempre tiene algo como único y
maravilloso.
-"Zoey! Estoy aquí!"
A lo lejos en el borde de la acera de Starbucks pude ver
agitando los brazos de la abuela hacia mí. Esta vez yo no tenía
a una falsa sonrisa plantada en mi cara. El ímpetu de ver su
felicidad que siempre me trajo era auténtica y tuve que
esquivar a través de la multitud cuando me apresuré hacia
ella.
-"Oh, Zoeybird! Te he extrañado, que en U-tsi-a-ge-ya!" Las
palabras Cherokee para hija me envolvieron, junto con mi
cálida abuela y sus familiares dulces brazos, el suave aroma
de lavanda y el hogar. Me aferré a ella, a la absorción de amor
y seguridad y la aceptación.
-"Te he echado de menos, también, abuela."
Ella me apretó una vez más y luego de vuelta acondiciones de
plena competencia. "Déjame verte. Sí, puedo decirte que
tienes diecisiete. Te ves mucho más madura, y creo que un
poco más alta que cuando tenias tan solo dieciséis".
-Sonreí. "Oh, abuela, ¿sabes no me veo diferente?”.
-"Por supuesto que sí. Los años siempre añaden belleza y
fuerza para un cierto tipo de mujer, y tú es ese tipo”.

-Tú sí que lo eres, abuela. Te ves muy bien!" Yo estaba


diciendo eso. La abuela tenía un millón años, al menos en
alguna parte de sus cincuenta, pero ella parecía eterna para
mí. Bueno, no eterna, como una vampiresa que espera algo en
vigésimo quincuagésimo algo (o unos ciento cincuenta y
algo). La abuela era una eternamente joven humana con un
espeso cabello plateado y sus amables ojos marrones.
- "Te pido que no cubras tus marcas encantadoras cuando
quedes conmigo”. Los dedos de la abuela descansaban
brevemente en mi mejilla cuando me acarició la espesa
apresuradamente oculta en maquillaje ya que era una
obligación para los polluelos cuando salíamos del campus de
la Casa de la Noche. Sí, los seres humanos sabían que los
vampiros existían, los vampiros adultos no se ocultaban. Pero
las reglas son diferentes para los polluelos. Supongo que tiene
sentido, los adolescentes no siempre manejan bien los
conflictos y el mundo humano suele estar en conflicto con los
vampiros.
-"Eso es exactamente la manera en la que debe ser. Las reglas
son las reglas, abuela," ella se encogió de hombros.
-"No te refieres a las bellas marcas de tu cuello y hombro,
¿verdad? "
-"No, es por eso que estoy usando esta chaqueta." Me miró en
torno a asegurarse de que nadie nos estaba mirando, me
recogí el pelo y giré mi espalda por el hombro de la chaqueta
de forma que el zafiro encaje en la parte de atrás de mi cuello
y hombro fue visible.
-"Oh, Zoeybird, es tan mágico", dijo la abuela suavemente.
"Estoy tan orgullosa de que la diosa te haya escogido como
especial y marcada de una manera única".
Ella me abrazó de nuevo, y yo me aferraba a ella, sumamente
satisfecha de tenerla en mi vida. Ella me aceptó a mí. A ella no
le importó que me convierta en un vampiro. No le importaba
que ya tuviera sed de sangre y que tuviera la facultad de
manifestar los cinco de los elementos: aire, fuego, agua,
tierra, y el espíritu. Para la abuela yo era su verdadera u-nos-
tsi-a-ge-ya, la hija de su corazón, y todo lo que venía conmigo
era sólo cosas secundarias. Fue extraño y maravilloso que ella
y yo pudiéramos estar tan cerca y tan real como cuando su
hija, mi mamá, era tan completamente diferente.
-"Ya estoy. El tráfico estaba horrible. Odio salir de Broken
Arrow y luchar lucha contra mi costumbre en Tulsa durante
las prisas de las fiesta”.
Mis pensamientos como si de alguna manera trágica supieron
de ella, la voz de mi madre arrojó agua fría en mi felicidad. La
abuela y yo dejamos pasar el uno del otro para ver a mi mamá
al lado de nuestra mesa, con una caja de celebración
rectangular de panadería y un regalo envuelto.
-"¿Mamá?"
-"¿Linda?"
La abuela y yo dijimos a la vez. No es de extrañar que
pareciera que la abuela se había sorprendido como yo de la
aparición repentina de mi madre. La abuela nunca habría
invitado a mi madre sin habérmelo dicho. Ambas totalmente
miramos a los ojos de mi madre.
Uno, nos hizo sentir tristes. Dos, ella deseaba el cambio. Tres,
nosotras sabíamos que probablemente no lo haría.
-"No parezcáis tan sorprendidas. ¿Cómo no iba a aparecen en
la celebración de cumpleaños de mi propia hija? "
-"Pero, Linda, cuando hablé contigo la semana pasada me
dijiste que ibas a enviar el regalo de cumpleaños de Zoey a
través de su correo, " Dijo la abuela, mirando molesta.
-"Eso fue antes de que me dijeras que estaba su reunión
aquí." Mamá le dijo a la abuela, luego me frunció el entrecejo.
"No es como Zoey me invitó a venir ella misma, pero estoy
acostumbrada a tener una inconsiderada hija. "
-"Mamá, no has hablado conmigo en un mes. ¿Cómo se
supone que iba a invitarte a cualquier lugar? "Traté de
mantener mi tono neutral. Realmente no quería q la visita de
la abuela se deteriorarse en una escena de drama, pero mi
mamá no ha dicho diez oraciones y ella ya le era totalmente
indiferente. A excepción de la estúpida tarjeta de navidad me
había mandado por mi cumpleaños, la única comunicación
que había tenido con mi madre había sido cuando ella y su
terrible marido, el perdedor, habían llegado de visita en la
Casa de la Noche hace un mes. Fue una completa pesadilla. El
perdedor, que era uno de los ancianos de la gente de la Iglesia
de Fe, tiene costumbre de mente estrecha, juicio, la libre
intolerante y ha terminado siendo expulsado básicamente y
dijo que nunca regresaría. Como de costumbre, mi mamá
había desaparecido después de él, como una buena esposa
sumisa.
-"¿No recibió mi tarjeta?" Mamá empezó a tono quebradizo
desmoronarse bajo mi mirada constante.
-"Sí, mamá. Lo hice."
-"Mira, he estado pensando en ti."
-"Bueno, mamá."
-"Tu sabes, que puedes llamar a tu madre de vez en cuando,"
ella dijo con unas pocas lágrimas.
-Suspiré. "Lo siento, mamá. La escuela ha sido una locura con
el final de semestre y todo”.
-"Espero que estés obteniendo buenas calificaciones en la
escuela."
-"Lo estoy, mamá." Ella me hizo sentir triste, sola y enfadada
al mismo tiempo.
-"Bueno, bueno". Mamá limpió sus ojos y comenzó a
arrimarse alrededor con los paquetes que había traído.
Obviamente, en una forzada alegre voz dijo, "Vamos, vamos a
sentarnos todos. Zoey, tu puedes ir a Starbucks y nos traes
algo de beber en un minuto. Es bueno que me invitara la
abuela. Como de costumbre, nadie más piensa en traer un
pastel".
Nos sentamos y mamá luchó con la cinta de la caja de la
panadería. Mientras ella estaba ocupada, la abuela y yo
compartíamos una mirada de completa comprensión. Sabía
que no había invitado a mamá, y ella sabía que yo odiaba
absolutamente los pasteles de cumpleaños. Especialmente los
económicos, el demasiado dulce pastel de mi madre siempre
traía de la panadería.
Con la típica horrible fascinación por lo general reservados a
las bobadas en el ruinoso coche Vi a mi madre abrir la caja de
la panadería y revelar un pequeño cuadrados con una capa de
color blanco pastel. El genérico Feliz Cumpleaños estaba
escrito en rojo, a ambos lados de color rojo había unas flores
de navidad en cada esquina. Con una formación de hielo
verde recortándolo todo.
-"¿No se ve bien? Feliz y Navidades", dijo mi mamá e intentó
recoger en la mitad del precio en la etiqueta de la tapa de la
caja. Luego se congeló y me miró con los ojos demasiado
amplios. "Pero no celebrabas la Navidad más, ¿verdad?”
Encontré la falsa sonrisa que había estado utilizando
anteriormente y que replantadas en mi cara. "Celebramos la
Navidad o Solsticio de Invierno, que fue de dos días”.
-"Apuesto que la escuela es ahora hermosa." La abuela me
sonrió y acarició mi mano.
-"¿Por qué el campus debe estar hermoso?" el tono
quebradizo de mamá estaba de regreso. "¿Si no celebrar la
Navidad, por qué decorar los árboles de Navidad?”.
La abuela dio la explicación por mí. "Linda, Yule (Navidad) se
celebró hace un largo tiempo antes que las navidades. Pueblos
antiguos han ido decorando los árboles de Navidad ", dijo las
palabras con una ligera entonación sarcástica, "durante miles
de años los cristianos aprobaron la tradición de los paganos, y
no al revés. En realidad, la iglesia eligió el vigésimo quinto día
de diciembre como fecha de nacimiento de Jesús para que
coincidiera con las celebraciones de navidad. Si recuerdas,
todo el tiempo de tu infancia enrollábamos piñas en
mantequilla de cacahuete, encadenan de manzanas y
palomitas de maíz y arándanos juntos, y decorábamos fuera
un árbol que siempre llamábamos nuestro árbol de Yule, a lo
largo de con nuestro interior árbol de Navidad”. La abuela
sonrió un poco triste, una sonrisa un poco confusa a su hija
antes de volver a mí. "¿Así que decoran los árboles en la
escuela?”
Yo asentí. "Sí, su aspecto es impresionante, y las aves y
ardillas van totalmente recogiendo los frutos secos, también. "
-"Bueno, ¿por qué no abres tus regalos?, entonces podremos
tomar la tarta y el café " dijo mi mamá, actuando como si la
abuela y yo nunca hubiésemos hablado.
La abuela se iluminó. "Sí, he estado esperando con interés
para darte esto durante un mes". Ella doblada y retiró dos
regalos en virtud de su lado de la mesa. Uno de ellos era
grande y con tiendas de campaña con colores brillantes (y
definitivamente no de Navidad) las operaciones de envasado
papel. El otro paquete era de tamaño medio cubierto de un
color crema como un pañuelo de papel que puedes obtiene de
una elegante boutique. "Abre este en primer lugar. " la abuela
empujada a presentar la campaña y yo con impaciencia sin
envolver a encontrar la magia de mi infancia en la parte
inferior.
-"¡Oh, abuela! ¡Muchas gracias!" Presioné en mi cara la planta
de lavanda en flor brillantes que había en una maceta de
arcilla púrpura y e inhalé. El aroma de la maravillosa hierba
me trajo visiones de perezosos días de verano y de picnic con
la abuela. "Es perfecto", le dije.
-"Tuve que hacerlo precipitadamente en el invernadero de
forma que estuviera en flor para ti. Ah, y necesitaras esto”. La
abuela me dio una bolsa de papel. "Hay una luz de
crecimiento dentro y hay un montaje para que puedas estar
segura de que recibe suficiente luz sin tener que abrir cortinas
de su habitación y hacer daño a tus ojos”.
-Le sonreí. "Piensas en todo." Miré a mi mamá, y vi que tenía
la mirada en blanco en la cara que yo sabía que significaba
que deseaba estar en otro lugar. Quería preguntarle por qué
se había molestado en venir, pero el dolor cerró mi garganta,
la cual me sorprendió. Yo pensaba que había crecido más allá
que su capacidad para hacerme daño. Parece que la actual
verdad de los diecisiete que no era tan vieja como me
imaginaba.
-"Aquí, Zoeybird, tengo otra cosa para ti", dijo la abuela, me
entregó el regalo envuelto en tejido de papel. Podría decirle
que ella había observado un silencio sepulcral de la mamá y,
como siempre, ella estaba tratando de reconciliarse con su
hija.
Me trague la obstrucción de mi garganta y sin envolver el
regalo para revelar libro encuadernado en piel que era
evidentemente viejo y sucio. Entonces me di cuenta del título
jadeé. "Drácula! Me has conseguido una copia de Drácula! "
-"Mira en la página de derechos de autor, cariño," dijo la
abuela, los ojos brillando con deleite.
Me volví a la página de la editorial y no podía creer lo que vi.
"Ohmygod! Es una primera edición!"
La abuela se rio alegremente. "Pasa un par de páginas."
Lo hice, y encontré la firma de Stoker garabateada en la parte
inferior de la página del título y fecha de enero, 1899.
- “¡Es una primera edición firmada! Debe haber costado un
millón de dólares! "Tiré mis brazos alrededor de su abuela y
la abracé.
"En realidad, lo encontré en un almacén de libros usados que
se encuentra al salir de las tiendas. Se trata de un robo.
Después de todo, es sólo una las primeras publicaciones
americanas ediciones de Stoker".
-"¡Esto va más allá de lo inimaginable, Abuela! Muchas
gracias."
-"Bueno, yo sé cuánto amas las escalofriantes historias, y a la
luz de los recientes acontecimientos pensé que sería
irónicamente divertido de que tuvieras una edición firmada",
dijo la abuela.
-"¿Sabías que Bram Stoker fue impreso por un vampiro, y por
eso escribió el libro? "Me brotaron como tan cuidadosamente
convertido en las gruesas páginas, comprobar las antiguas
ilustraciones, que fueron, de hecho, escalofriantes.
-"No tenía idea de Stoker tuvo una relación con un vampiro",
dijo la abuela.
-"Yo no llamaría a ser mordido por un vampiro y, a
continuación, poner vampiro bajo su hechizo una relación,
"dijo mi madre.
La abuela y yo la miramos. Suspiré. "Mamá, es la forma
posible que un humano y un vampiro tengan una relación. De
eso se trata la impresión”. Bueno, también se acerca de sed de
sangre y algunos graves deseos, junto con un enlace psíquico
que podría ser muy desconcertante, que sabía por mi
experiencia con Heath. Pero yo no iba a mencionárselo a mi
mamá.
Mi madre como algo si algo desagradable acabara de ocurrir
se estremeció su dedo de la mano hasta columna vertebral.
"Suena repugnante para mí."
-"Madre. ¿No sabes que hay dos opciones muy específicas
para mi futuro? Una de ellas sería llegar a ser lo que se tu está
diciendo que es repugnante. La otra sería que en algún
momento de los próximos cuatro años me muera”. Yo no
había querido entrar en el tema con ella, pero su actitud se vio
seriamente obligada a hacerlo. "Así que prefieres ¿verme
muerta o en un vampiro adulto? "
-"Ninguno, por supuesto", dijo.
-"Linda", la abuela puso su mano sobre mi pierna por debajo
de la mesa y apretó. "Zoey ¿Lo qué te está diciendo que es lo
que necesitas para aceptar su nuevo futuro, y que tu actitud
está perjudicando a sus sentimientos. "
-"Mi actitud!" Pensé que mamá iba a lanzarse a una de sus
diatribas acerca de "¿por qué siempre me toca a mí," pero si
embargo me sorprendió tomando una respiración profunda y
luego bizcándome directamente los ojos. "No quiero herir tus
sentimientos, Zoey".
Por un momento parecía que su viejo yo, la mamá que había
sido antes de haberse casado con John Heffer y haberse
convertido en la perfecta esposa del pastor de la iglesia, y
sentí que mi corazón apretaba fuerte. "Lastimas mis
sentimientos, mamá. "Me oí decir a mí misma.
-"Lo siento", dijo. Luego cogió mi mano.
-"¿Cómo tratamos sobre este cumpleaños otra vez?" ("How
about we try this birthday thing again?")
Puse mi mano en la suya con cautela, sintiendo la esperanza.
Quizás quede parte de mi vieja madre dentro de ella. Quiero
decir, que había llegado sola, sin el perdedor, que estaba muy
cerca de ser un maldito milagro. Me apretó la mano y sonrió.
"Suena bien para mí."
-"Bueno, entonces, debes abrir tu regalo y, a continuación,
podemos comer torta ", dijo mamá, deslizando sobre la silla
que estaba junto al todavía intacto pastel.
-"¡Okay!" Traté de mantener el entusiasmo en mi voz, incluso
aunque el actual regalo estaba envuelto en papel cubierto con
un sombrío belén. Mi sonrisa se celebró hasta que reconoció
el blanco cuero cubierto de oro y con punta de páginas. Con
mi corazón hundiéndose en mi estómago, di la vuelta al libo
para leer: La Santa Palabra, la edición de las personas de fe
cubiertas en un costoso pan de oro a través de la letra cursiva.
Otra cosa brillante de un exceso de oro capturó mi ojo. En la
parte inferior de la tapa se leía, La Familia Heffer. Había un
rojo marcador de terciopelo con borla de oro pegado en el
interior de las primeras páginas del libro y, tratando de ganar
tiempo para poder pensar en algo que otros dicen que "este es
un regalo realmente terrible", deje caer las páginas abiertas
allí. Entonces parpadee esperando que lo que yo estaba
leyendo fuera sólo un truco de mis ojos. No. estaba realmente
allí. El libro se había abierto en la página del árbol de la
familia. En la extraña letra sesgada en zurda escrita que yo
fácilmente reconocí como perteneciente al perdedor, el
nombre de mi mamá LINDA HEFFER se había escrito una
línea pulgadas se ha establecido lo coloca a JOHN HEFFER,
con la fecha de su matrimonio a un lado. Debajo de sus
nombres, como si escrito en el que habían nacido a ellos,
son los nombres de mi hermano, mi hermana, y yo.
Bueno, mi padre biológico, Paul Montgomery, nos había
dejado cuando yo sólo era una niña y rápidamente
desapareció de la faz de la tierra.
De vez en cuando un niño pequeño-patéticamente apoyo
comprobar que llegan de él, sin dirección de retorno, pero
distintos de los raros casos, no había sido parte de nuestra
vida durante los últimos diez años.
Sí, fue un mal padre. Pero era mi padre, y John Heffer, quien
odiaba a mis tripas en serio, no lo era.
Miré desde el falso árbol y a los ojos de mi mamá. Mi voz
sonaba sorprendentemente estable, incluso la calma, pero por
dentro fue un gran desorden de las emociones. "¿Qué estabas
pensando cuando decidiste en este regalo de cumpleaños para
mí?"
Mamá parecía molesta en mi pregunta. "Estábamos pensando
que te gustaría saber que eres parte de esta familia. "
-"Pero yo no lo soy. Yo no lo había sido durante mucho
tiempo antes de que me hubieran marcado. Tu lo sabes, y sé
que John también lo sabe”.
-"Su padre, sin duda no"
Aparte mi mano para separarme de ella. "No, John Heffer no
es mi padre. Él es tu marido, y eso es todo lo que es. Tu
elección no es la mía. Eso es todo lo que siempre será. "La
herida que había sangrado dentro de mí desde el momento en
que mi madre había caminado hasta allí se rompió y la
hemorragia iba por todo mi cuerpo. "Aquí está el acuerdo,
mamá. Cuando compraste mi regalo debiste elegir algo que
pensaras que me podría gustar, no algo que tu marido quería
hacinar en mi garganta”.
-"No sabes de lo que estás hablando, jovencita" dijo mi
madre. Luego miró ferozmente a la abuela. "Ella tiene esta
actitud por ti”.
Mi abuela alzando una plata frente a su hija y dijo: "Gracias,
Linda, es la mejor cosa que me podrías haber dicho".
-"¿Dónde está él?" Le pedí a mi mamá.
-"¿Quién?"
-"John. ¿Dónde está él? Usted no vino aquí por mí. Viniste
aquí porque él quería que me hicieses sentir mal, y que es
algo que él no querría perderse. ¿Dónde está él?"
-"No sé lo que quieres decir." Sus ojos dieron un golpecito
culpablemente, y yo sabía que había adivinado la verdad. Me
levanté y llamé por la acera,
-"¡John! Sal, sal, estés donde estés! "
Por supuesto, un hombre separado de sí mismo uno de los
standup cuadros en los que se encuentra en el extremo
opuesto de la acera, cerca de la entrada de Starbucks. Estudié
como caminaba hasta nosotros, tratando de entender lo que
mi madre había visto en él. Era un tipo totalmente
espectacular. Altura media-oscura, pelo canoso, débiles
hombros estrechos, mentón prominente, escuchimizadas
piernas. No fue hasta que miró en los ojos que has visto algo
fuera de lo común y, a continuación, lo que le reveló fue una
inusual falta de calor. Yo siempre pensé es raro que ese frío
tipo sin alma que constantemente hable de religión.
Llegó a nuestra mesa y empezó a abrir la boca, pero antes de
que pudiera hablar arrojé mi "regalo" hacia él.
-"Guárdalo. No es mi familia y no es mi creencia", le dije,
buscando de lleno en él los ojos.
-"Por lo tanto, elige el mal y la oscuridad", dijo.
-"No. Soy amante de la elección de una diosa que me ha
marcado con su propio talento y me ha dado poderes
especiales. Elegí una forma diferente que tú. Eso es todo lo
que hay".
-"Como he dicho, usted elige el mal." Él descansó su mano
sobre el hombro de mi madre, al igual que ella necesitaba su
apoyo para poder sentarse allí.
Mamá cubrió su mano con las suyas e hizo una inhalación
sonora. Yo le ignoré y me centré en ella.
-"Mamá, por favor no hagas esto de nuevo. Si me puedes
aceptar, y si realmente quieres verme, entonces llámame y
nos reuniremos. Pero pretendiendo que deseas verme porque
John te dice qué hacer para herir mis sentimientos no es
bueno para cualquiera de nosotras".
-"Es bueno para una mujer que se entregue a su marido," dijo
John.
Pensé acerca de la importancia de cómo chauvinista (creencia
narcisista) y protector y simplemente lo equivocadamente que
sonaba, sino que he decidido no perder el aliento y dije:
"John, váyase al infierno."
-"Quería que volvieras otra vez lejos de la maldad", dijo
mamá, llorando suavemente.
Mi abuela habló. Su voz era triste, pero popa. "Linda, es
lamentable que hayan encontrado y seguido completamente
un sistema de creencias que insiste que una persona normal
diferente significa el mal”.
-"Su hija ha encontrado a Dios, no gracias a usted," quebró
John.
-"No. Mi hija le ha encontrado a usted, y es triste pero cierto
que nunca le gustó pensar por sí misma. Ahora que está
haciendo su pensamiento para ella. Pero aquí hay un poco de
pensamiento independiente que Zoey y yo quisiera salir con
usted, "la abuela siguió hablando dándome mi planta de
lavanda y primera edición de Drácula, y luego agarró mi codo
y me levanto. "Esto es América, que significa que no tienen
derecho a pensar por el resto de nosotros. Linda, estoy de
acuerdo con Zoey. Si puedes encontrar algún sentido en tu
cabeza de los suyos y quieres vernos porque te gusta como
somos, entonces me llamas. Si no, no quiero oír de ti otra vez.
"la abuela dio una pausa y sacudió su cabeza en disgusto a
John. "Y tú, no importa qué, no te quiero oír de nuevo".
A medida que me alejaba, la voz de John azotaba en nosotras,
fuerte y con la ira y el odio.
-"Oh, usted me escuchará de nuevo. Tanto usted como su hija.
Hay muchas buenas, decentes personas, temerosas de Dios la
gente que están cansadas de tolerar el mal, que creen que ya
es suficiente. No vamos a vivir al lado de los fieles de la
oscuridad por mucho más tiempo. Marcar mis palabras...
esperar y veréis... ya es hora de que se arrepientan... "
Afortunadamente, estábamos más allá de la audiencia antes
de su rabieta. Me sentí como si fuera a llorar hasta que me di
cuenta de lo que mi dulce anciana abuela estaba murmurando
a sí misma.
-"Ese hombre es una maldita cagada de nono".
-"¡Abuela!" dije.
-"Oh, Zoeybird, ¿llamé al esposo de su madre una maldita
cagada mono en voz alta? "
-"Sí, abuela, que lo hiciste".
Ella me miró, con sus ojos oscuros y espumosos. "Bien."

HCapítulo Cuatro
Traducido por Asayra

La abuela trató de salvar el resto de mi fiesta de cumpleaños.


Caminamos a través de la Plaza Utica al restaurante
Stonehorse, donde habíamos decidido tomar algún pastel de
cumpleaños decente. Lo que significa que la abuela tomó dos
vasos de vino tinto y yo un marrón pop y una enorme,
pegajosa rebanada de la pastel geldiablo. (Sí, hemos
disfrutado de la ironía.)
La abuela no trató de hacerlo todo mejor para no hacer
alguna estupidez, no como mi mamá había intentado… que
había llegado en torno a... acababa de pasar su tiempo... ...
bla, bla ... bla. La forma de la abuela era más práctica y
toneladas de refrescos.
-"Tu madre es una mujer débil que sólo puede encontrar su
identidad a través de un hombre", dijo ella sorbiendo su vino
tinto. “Desafortunadamente, ella eligió un hombre muy malo
".
-"¿Ella nunca va a cambiar, verdad?"
-Mi abuela me tocó suavemente la mejilla. "Ella podría, pero
honestamente lo dudo, Zoeybird".
-"Me gusta que no me mientas, abuela", le dije.
-"Las mentiras no arreglar las cosas. Ni siquiera facilitan las
cosas, no al menos a largo plazo. Mejor decir la verdad y luego
que luego limpiar un honesto lío”. Suspiré.
-"Cariño, ¿tienes un desorden que necesitas limpiar?"
Preguntó la abuela.
-"Sí, pero por desgracia no es una forma honesta". Le di a la
abuela una sonrisa de vergüenza y le conté acerca de mi
desastrosa fiesta de cumpleaños.
-"Tú sabes, vas a tener que enderezar este novio en cuestión.
Heath y Erik solo se va a poner a cada uno otros alrededor de
este tiempo (Heath and Erik are only going to put up with
each other for about this long)”. Ella mantuvo sus dedos, la
medición de aproximadamente una pulgada del valor de "este
tiempo".
-"Lo sé, pero Heath ha estado en el hospital durante casi una
semana después de lo del asesino en serie del que yo le salvé
y, a continuación, su padres se fueron corriendo fuera a pasar
sus vacaciones de navidad a las Islas Caimán. Ni siquiera le he
visto en un mes. Así que realmente no he tenido la
oportunidad de hacer mucho con respecto a Heath y Erik en
cuestión. “Estaba centrada raspando el fondo de mi plato en
lugar de mirar a la abuela. El "cabecilla de todo asesino en
serie" fue totalmente por lo que yo salvé a Heath, pero no
había sido algo tan simple como una locura humana. Yo lo
salvé de un grupo de criaturas en el que mi mejor amiga, la
no muerta Stevie Rae, había sido (y probablemente todavía
era) la líder. Pero no pude decírselo a la abuela. No podía
decirle a nadie que, dado que detrás de todo esto estaba la
Alta Sacerdotisa de la Casa de la Noche, mi mentor, Neferet, y
ella era demasiado psíquica para mi propio bien. Ella parece
que no puede leer mi mente, al menos no muy bien, pero si se
lo digo a alguien u ella le lee su su mente-todos estaríamos en
un montón de problemas.
Hablar de estrés.
-"Tal vez deberías ir a casa y hacerlo bien," dijo la abuela.
Entonces, cuando vio mi mirada asustada, añadió, "quiero
decir, el asunto presente del cumpleaños, no al tema de Heath
y Erik".
-"Ah, bueno. Sí, es lo que debería hacer." Me pausé, pensando
en lo que había dicho. "Sabes, realmente se ha convertido en
mi casa”.
-"Lo sé". Ella sonrió. "Y me alegro por ti. Has encontrado tu
lugar, Zoeybird, y estoy orgullosa de ti. "
La abuela había caminado conmigo de vuelta a donde había
aparcado mi VW Bug, me abrazó y me despidió. Le di las
gracias por sus grandes regalos otra vez, y ninguna de
nosotras mencionó a mi madre. Hay algunas cosas que no
hace ningún bien hablar. Le dije a la abuela que iba a la casa
de noche para hacer las cosas bien con mis amigos, y lo que
eso significaba. Pero en lugar de eso me encontré el centro de
mi conducción. Otra vez.
Durante los últimos meses todas las noches que podría hacer
un montón de excusas o esconderme de mí misma, me
acosaban las calles del centro de la ciudad de Tulsa.
Obsesivamente... Me reí de mí misma. Se trata de una palabra
excelente a utilizar para mi búsqueda de mi mejor amiga,
Stevie Rae, que había muerto hace un mes y, a continuación,
se convirtió en un no muerto. Sí, era tan raro como suena.
Los polluelos murieron. Todos lo sabíamos. Fui testigo de la
muerte de dos de los tres que habían muerto desde que había
entrado en la Casa de la Noche. Bueno, por lo que todos
sabíamos que podríamos morir. Lo que todo el mundo no
sabía era que los últimos tres polluelos que habían muerto
habían resucitado, o cobrado vida de nuevo, o .. Infierno!
Supongo que la forma más fácil de describirlo es que se han
convertido en el estereotipo de vampiros: el senderismo de la
no muerte los cuales eran monstruos seccionadores de sangre
sin ninguna humanidad dentro de ellos en absoluto. Y que
olían mal, también. Lo sé porque había tenido la suficiente
mala suerte para ver lo que había sido en mi primer
pensamiento fueron los fantasmas de los dos primeros
polluelos muertos. Entonces adolescentes humanos
comenzaron a ser asesinados, y parecía que había alguien
estaba tratando de hacer creer que el asesino había sido. Que
succionaba, sobre todo porque conocía a los dos primeros
niños que habían sido asesinados, y la atención de la policía
se dirigió a mí durante un tiempo. Qué aspirado incluso peor
fue cuando Heath había sido el tercer humano secuestrado.
Bueno, yo no podía dejar que él fuera asesinado. Además,
nosotros estábamos accidentalmente impresos. Con la ayuda
de Afrodita me imaginé seguir la imprenta hacia Heath. La
policía pensó que yo había rescatado a un desorientado Heath
de unos humanos asesinos en serie.
¿Qué había descubierto en realidad? Mi no mejor amiga y sus
repugnantes secuaces. Había sacado a Heath, de ahí (el "no"
sabía que había estado en el centro de los antiguos túneles
prohibidos bajo el depósito abandonado Tulsa) y enfrentado a
Stevie Rae. O lo que quedaba de ella.
Mira, un problema era que yo no creía que toda la humanidad
de ella hubiera sido destruida, al igual que parece haber sido
con los otro no muertos y muy desagradables ex polluelos que
habían estado tratando de echarse sobre Heath.
El segundo problema era Neferet. Stevie Rae me había dicho
que Neferet estaba detrás de sus no muertes. Sabía que era
cierto lo de Neferet porque había una realidad terrible, ella
realizó un hechizo sobre Heath y sobre mí antes de que la
policía llegara. Se suponía que iba a hacernos olvidar todo lo
que había ocurrido en los túneles. Creo que lo consiguió en
Heath. Sólo lo había conseguido temporalmente en mí. Yo
había utilizado el poder de los cinco elementos para la romper
el hechizo.
Por lo tanto, cuento largo y corto. Desde entonces me he
preocupado por lo que diablos iba a hacer al respecto ha: uno,
Stevie Rae, dos, Neferet; tres, Heath. Podría parecer que
ayuda que ninguna de mis tres preocupaciones haya estado a
mí alrededor durante el mes pasado, pero no era así.
"Muy bien", me dije en voz alta, "es mi cumpleaños, y ha sido
muy desastroso cumpleaños, incluso para mí. Por lo tanto,
NYX, te voy a pedir sólo un regalo de cumpleaños a ti Quiero
encontrar Stevie Rae. “añadí apresuradamente “Por favor ".
(En recuerdo a Damien, cuando hablaba de la diosa era
mejor ser cortés.) Realmente yo no había previsto ningún tipo
de respuesta, así que cuando las palabras empezaron a caer
por ventana mantenido un torno a la deriva y en torno a mi
mente, pensé que eran las letras de una canción de la radio.
Pero mi radio no estaba encendida, y las palabras no tenían
música con ellas, más, que estaban dentro de mi cabeza y no
dentro de mi radio.
Sentimiento más que un poco nerviosa me rodó por mi
ventana. Ha sido inusualmente caliente toda la semana. Hoy
en día la alta estaba casi a sesenta, que era extraño para el
mes de diciembre, pero era Oklahoma, y raro era sólo otra
palabra para el tiempo de Oklahoma.
Aún así, era cerca de la medianoche y la noche se había
enfriado definitivamente. Que no me molestó. Los vampiros
adultos no sienten el frío con la misma intensidad que los
seres humanos. No, no es porque son fríos y muertos pedazos
de carne reanimado a pie (eso, es lo que podría ser Stevie Rae,
sin embargo). Es porque su metabolismo es muy diferente a
los seres humanos. Como joven, especialmente uno que está
avanzado más que la mayoría de los niños que sólo han sido
marcados un par en meses, mi resistencia al frío ya era mucho
mejor que la de un niño humano. Por lo tanto, el aire fresco
en mi Bug no me molesto, por lo que es extraño que de
repente me empezara a estornudar y sentirme un poco rara.
Ugh, ¿cuál es ese olor? Era como un mohoso sótano y
ensalada de huevos que no habían sido lo suficientemente
rápido refrigerada y toda la suciedad mezclan para
convertirse en un desagradable tufillo de algo que me
resultaba horriblemente familiar.
"¡Ah, diablos!" Me di cuenta de lo que estaba oliendo y mi
coche se caló trasversalmente entre los tres carriles de una vía
para estacionar un poco al norte del centro de la estación de
autobuses. Apenas tuve tiempo para bajar mi ventana y cerrar
la puerta (me moriría si mi primera edición de Drácula se
robara) antes de salir del coche y me apresuré a la acera
donde estaba todavía muy quieta e inhalaba el aire. Cogí el
aroma de inmediato.
Ugh. Era demasiado horrible para pasarlo por alto. Sin
embargo, como la inhalación de un perro de retraso, comencé
a seguirlo con mi nariz en la acera fuera de las reconfortantes
luces de la estación de autobuses.
La encontré en un callejón. Al principio pensé que ella se
inclinaba a través de una gran bolsa de llena basura y apretó
mi corazón. Tenia que sacarla de este tipo de vida que tenía
que buscar la manera de mantenerla segura hasta que esta
terrible cosa que había sucedido terminarse. O ella necesitara
morir de una vez por todas. No! Cerré mi mente a aquel tipo
de pensamiento. Yo había visto morir una vez a Stevie Rae. Y
no iba a hacerlo de nuevo.
Pero antes de que pudiera llegar a ella y recogerla en mis
brazos (mientras aguantaba la respiración) y decirle que
había de hacer todo esto bien, la bolsa de basura gimió y se
trasladó y me di cuenta de que no era Stevie Rae
escavanando a través de la basura, estaba mordiendo el cuello
de una persona en la calle!
"¡Ah, bruta! Jeesh, que acaba de parar!" con una inhumana
rapidez, Stevie Rae se giró alrededor. La persona de la calle
cayó al suelo, pero Stevie Rae la mantenía sujeta en su
muñeca sucia. Descubrió sus dientes y sus ojos
incandescentes con un rojo muy raro y ella me silbó. Yo
estaba muy disgustada al tener miedo o incluso asustada.
Además, yo sólo tenía un terrible cumpleaños y la gente,
incluso mi no muerta mejor amiga, estaban en mis últimos
nervios.
-"Stevie Rae, Soy yo. Puedes dejar el silbido de porquería.
Además, es un ridículo cliché Vampiro".
Ella no dijo nada por un segundo, y tuve la horrible creencia
que podría de alguna manera haberse deteriorado en el mes
desde que me había visto por última vez con ella, hasta el
punto donde fuera realmente como el resto de ellos-bestial e
inalcanzable. Mi estómago dio un dolorosa patada, pero me
encontré con sus ojos rojos y arrollando los míos. "Y, por
favor, usted puede oler muy mal. No hay duchas para muertos
en la tierra?"
Stevie Rae frunció el entrecejo, que en realidad es una
mejora, porque entonces sus labios cubrieron sus dientes.
"Vete, Zoey", dijo.
Su voz era fría y plana, haciendo lo que solía ser un dulce
acento Okie como un áspero sonido con un rastro de basura,
pero había dicho mi nombre, que fue todo lo que necesitaba.
-"No voy a ninguna parte hasta que hablemos. Por lo tanto,
dejar de lado a la esa persona de la calle, Stevie Rae, que
probablemente tiene piojos y sabe Dios qué más y vamos a
hablar”.
-"Si quieres hablar tendrá que esperar hasta que haya
terminado de comer." Stevie Rae amartilló su cabeza a un
lado en un movimiento que parecía un insecto. "No recuerdo
que te imprimió tu pequeño humano niño de juguete? Parece
que tu tiene un gusto por la sangre por ti misma. ¿Querer
unirse a mí en una mordida?" Ella sonrió y lamió sus
colmillos.
-"Bueno, malo, simplemente repugnante! Y para su
información Heath
no es mi niño juguete. Él es mi novio, o uno de ellos de todos
modos. Le chupé un poco de su sangre por accidente. He iba a
informarte acerca de él, pero moriste. Por lo tanto, no. No
quiero morder a la persona. Yo no sabía dónde estabas.
-"Me dio a los pobres, grandes ojos, enmarañados cabellos,
una mujer sin una débil sonrisa. "Uh, sin ofender, señora."
"Bueno. Más para mí". Stevie Rae comenzó doblarse sobre la
garganta de la mujer.
-"¡Basta!"
Ella me miró sobre su hombro. "Como he dicho, desaparece,
Zoey. No perteneces aquí. "
-"Ni tu" le dije.
-"Eso es sólo una de las muchas cosas en las que tú estás
equivocada."
Cuando se volvió de nuevo a la mujer, que estaba llorando y
repetía "por favor, oh por favor" una y otra vez, tomé un par
de pasos adelante y planteó mis manos sobre mi cabeza. "le
diré que te deje ir"
La respuesta de Stevie Rae fue un silbido y abrió su boca para
morder el cuello de la mujer. Cerré los ojos y rápidamente me
centré en mi misma. "Aire, ven a mí!" Yo mandé. Al instante
mi cabello comenzó a levantarse en la brisa que me rodeada.
Haciendo círculos en una mano delante de mí, imaginando un
mini-tornado. Abrí mis ojos y como un movimiento de mi
muñeca arrojé el poder de aire hacia el lugar donde lloraba la
mujer. Exactamente como me imaginaba, el remolino de aire
la rodeó, recogió a su víctima y la llevó por la calle, dejándola
a ella sola cuando llegó a la seguridad de un farol. "Gracias,
aire ", murmuré, y sentí la brisa acariciarme la cara antes de
que se disipara.
-"Estas mejorando con eso".
Me volví de nuevo a Stevie Rae. Ella me estaba mirando con
una evidentemente dudosa expresión, como si ella pensaba
que iba a conjurar otro tornado y su chupe hasta en el olvido.
Me encogí de hombros. "He estado practicando. Realmente es
sólo concentración y control. Lo sabrías si hubieras estado
practicando, también”.
Un flash de dolor cruzó el rostro adusto de Stevie Rae tan
rápidamente que me preguntaba si realmente lo había visto o
imaginado. "Los elementos no tienen nada que ver conmigo
ahora”.
-"Eso es basura, Stevie Rae. Tienes una afinidad por la tierra.
Tú la tenias antes de morirte, o lo que sea”, me falló la forma
más torpe que se iba a hablar con los no-muertos Stevie Rae
de ser muerto. "Ese tipo de cosas no desaparece. Además,
¿recuerdas los túneles? Aún tenía la afinidad entonces. "
Stevie Rae sacudió su cabeza y sus rizos rubios cortos, los que
no todos los que estaban sucios y, rebotado, me recordó de
cómo se usa para mirar. "Eso es pasado. Cualquier cosa que
tuviera había muerto con la parte de mí que era humana.
Tienes que aceptarlo y seguir adelante. Yo lo he hecho”.
-"Yo nunca lo aceptaré. Eres mi mejor amiga. No lo voy a
pasar".
De repente, Stevie Rae silbó desagradablemente, un sonido
salvaje, y abriendo los ojos de color rojo sangre. "¿Me veo
como tu mejor amiga?"
Ignorando la forma en que mi corazón estaba en torno a
golpes dentro de mí pecho. Ella tenía razón. En lo que se ha
convertido, no era en absoluto la Stevie Rae que yo conocía.
Pero yo no podía creer que todo hubiera cambiado en ella.
Había visto imágenes de mi mejor amiga en los túneles y eso
significaba que no podía renunciar a ella. Tenía ganas de
llorar, pero en su lugar tiré de mí misma y obligue a mi voz a
que sonara normal.
"Bueno, no el infierno, no parece Stevie Rae. ¿Cuánto tiempo
ha pasado desde que te has lavado el pelo? Y ¿qué llevas
puesto?"
Señalé los sudorosos pantalones y la camisa de gran tamaño
que estaban cubiertos por un largo, manchado negro abrigo
descastado con trincherazo escudo como usan los niños
góticos freakys, incluso cuando fuera hace cientos de grados.
"No se parezcan a mí, si yo estaba vestido igual que
cualquiera”. Suspiré y di un par de pasos más cerca de ella.
"¿Por qué no vienes conmigo? Te voy a llevar de vuelta al
dormitorio. Será fácil prácticamente no hay nadie allí. Neferet
no está", añadí, y luego me apresuré en (dudaba de si una de
nosotras queríamos hablar de Neferet sólo entonces el
infierno, si alguna vez). "La mayoría de los profesores están
de vacaciones de invierno y los niños están teniendo viajes
cortos a ver a sus familias. Absolutamente nadie se va enterar.
Ni siquiera te has de molestar por Damián y las gemelas
Gemelos y Erik porque están enojados conmigo. Así que
puedes tomar un largo y jabonoso baño y voy a darte algunas
ropas en condiciones, entonces podremos hablar. "Yo estaba
buscando en sus ojos, por lo que vi el anhelo con el que se les
llenaba. Duró sólo un instante, pero sabía que había estado
allí. Entonces ella miró rápidamente lejos.
-"No puedo ir con vosotros. Tengo que alimentarme."
-"Eso no es problema. Voy a hacerle algo de comer a partir de
la cocina del dormitorio. Oye, voy a poner un plato de
Amuletos de la Suerte ", La sonreí. "Recuerdas, son
mágicamente delicioso y no tienen absolutamente ningún
valor nutritivo”.
-"¿Al igual que el conde Chocula?"
Mi aliviada sonrisa se amplió en una sonrisa entera cuando
Stevie Rae siguió el hilo de nuestra vieja discusión sobre cuál
de nuestros personales de cereales para el desayuno favorito
era el mejor. "Conde Chocula los mejores con sabor a coco.
Coco es una planta. Es saludable".
Los ojos Stevie Rae se reunieron con los míos. Sus rojos ojos
no se iluminaban más, y ella tampoco trataba de ocultar las
lágrimas con las que se estaban llenando y que fluían por sus
mejillas. Yo automáticamente la abracé, pero ella se apartó.
-"No. Yo no quiero que me toques, Zoey. Yo no soy quién era
yo. Estoy sucia y asquerosa".
-"Luego vuelve conmigo a la escuela y lávate!" suplique.
"Vamos a resolver esto, lo prometo."
Stevie Rae sacudió la cabeza tristemente y limpiando sus ojos.
"No hay que solución a esto. Cuando he dicho que estoy sucia
y repugnante no quise decir en el exterior. Lo que ves en el
exterior de mí no es desagradable como la mitad de lo que
estoy realmente en mi interior. Zoey, me tengo que alimentar.
Eso no es comer cereales o bocadillos y beber pop marrón.
Tengo que tomar la sangre. La sangre humana. Si no…" se
pausó y vi un terrible estremecimiento moverse a través de su
cuerpo. "Si no, el dolor me carcomerla, el hambre me quema
no puedo permanecer de pie. Y tú necesitas entender que yo
quiero alimentarme. Quiero abrir
gargantas humanas y beber la sangre caliente que tan llenos
de terror y la ira y el dolor que me hacen marear”. Ella se
detuvo de nuevo, esta vez respirando pesadamente.
-"No se puede querer realmente matar gente, Stevie Rae."
-"Estás equivocada. Lo quiero".
-"Dices eso, pero sé que todavía hay partes de mi mejor amiga
dentro de ti, y Stevie Rae no se sentiría cómoda azotando un
cachorro, y mucho menos matando a alguien ". Dije deprisa
cuando me abrió su boca en desacuerdo conmigo. "Lo que sí
puedo conseguir es la sangre humana de modo que no tengas
que matar a alguien? "
En ese horrible tono sin emoción dijo, "Me gusta la muerte."
-"¿Te gustan también estar sucia y maloliente y con mal
aspecto?" quebradamente
-"No me importa cómo me vea más".
-"¿De veras? ¿Qué debo hacer si te digo que podrías conseguir
un par de pantalones vaqueros Roper, botas de vaquero, y
una buena manga larga, meter en la camisa que es muy
quebradizo planchada?" Vi el parpadeo de sus ojos y supe que
había tocado a la vieja Stevie Rae. Mi mente se apresuró
alrededor, tratando de llegar con el derecho a decir nada
mientras yo aún tenía alguna parte de su atención. "Así que
aquí está de acuerdo. Encuéntrame mañana a la medianoche-
no, espera. Mañana es sábado. De ninguna manera las cosas
van a ser establecidas suficiente antes de la medianoche para
que yo pueda esconderte. Así que a las tres horas en el
glorieta en los jardines Philbrook. "Yo di una pausa durante
un segundo para sonreírle. "¿Recuerdas el lugar, ¿verdad?"
Por supuesto que sabía definitivamente, que recordaba.
Había estado allí conmigo antes, sólo que la noche que había
estado tratando de salvarme, y no al revés.
-"Sí". Recuerdo". Ella cortó la palabra en el mismo frío tono
de voz.
-"Bueno, a fin de cumplir allí. Tendré su traje conmigo y
también traeré sangre. Puedes comer o beber, o lo que sea, y
cambiaremos tus ropa. Entonces podemos empezar a resolver
esto. - Añadí a mi misma que yo también llevaría jabón y
champú u haría invocar al agua por lo que podrás lavarte.
Eesh, ella olía como terrible. "¿Está bien?"
-"Realmente no tiene ningún sentido."
"¿Puedes por favor, permitirme que decida por mí misma?
Además, me no te he hablado de los horrores de mi
cumpleaños aún. La abuela y yo hemos tenido una pesadilla
de escena con mi mamá y el perdedor. La abuela a llegado a
llamar al perdedor cagada de mono".
Stevie Rae explotó de risa que sonaba tan parecido a su viejo
yo que tuve mi visión borrosa por las lágrimas, tuve que
parpadear frenéticamente para alejarlas.
-"Por favor venga", le dije, mi voz áspera con las emociones.
"Te e extrañado tanto. "
"Voy a ir," dijo Rae Stevie. "Pero se te disculpa."

HCapítulo Cinco

No fe una observación tan positiva, Stevie Rae se giró


rápidamente y luego se fue deprisa por el callejón,
desapareciendo en la apestosa oscuridad.
Mucho más lentamente, me fui a mi Bug. Yo estaba triste e
inquieta y tenía mucho que pensar que hacer para antes de
dirigirse directamente a la escuela, es un lugar conduje al
veinticuatro horas IHOP al sur Tulsa en la calle setentaiuno,
pedí un gran batido de chocolate con leche y una pila de
tortitas de chocolate, y mi pensamiento y yo hicimos un gran
esfuerzo en comer.
Creo que ha ido bien con Stevie Rae. Quiero decir, había
aceptado reunirse conmigo mañana. Y ella no había intentado
morderme, que es un plus. Por supuesto, todo el intento de
comer a las personas de la calle era muy preocupante, eso era
totalmente grave que ella los buscara y los olfateara. Pero
debajo de toda esa aborrecible locura tenía el aspecto de una
chica no muerta que juraría que yo sentía todavía a mi Stevie
Rae, mi mejor amiga. Me iba a mantener firme y si yo podía
engatusarla la volvería a llevar a la luz. Figuradamente
hablando de todos modos. Creo que la verdadera luz le
molesta aún más de lo que me molesta o a un vampiro adulto.
El cual calculo. Los intolerables no muertos eran
definitivamente estereotipos de niños vampiros. Me
preguntaba qué pasaría si le tocara la luz del sol. Mierda. Que
que podría ser sin duda malo, especialmente ya que habíamos
quedado a las 3:00 am, que eran tan sólo un par de horas
antes del amanecer. Mierda de nuevo.
Por si preocuparse por la luz del sol y otras cosas no fuera
suficiente, tenía que empezar a pensar en lo que iba a hacer
cuando todos los profes regresaran (Neferet en particular) a
la escuela en un futuro muy cercano, y el hecho de tener en
secreto el conocimiento de que Stevie Rae era una no muerta
versus muerta, muerta para todos. No. Me preocupare
después de que Stevie Rae estuviera limpia y en un lugar
seguro. Acababa de coger un pequeñito bebé paso a paso y
esperaba que NYX, cual me había llevado a Stevie Rae, iba a
darme alguna ayuda para arreglarlo. Pero por el momento
regresaría a la escuela que era ya casi el amanecer. El parking
de la escuela estaba casi desierto, y no me encontré con
ninguna persona que caminara lentamente por el lado del
castillo, como el grupo de edificios que forman la casa de la
noche. El dormitorio de las chicas estaba en el extremo
opuesto del campus, pero aún no había ninguna prisa.
Además, tenía algo que hacer antes de que yo fuera al
dormitorio y era más probable que me topara con al menos
un par de mis descontentos amigos. (Ugh, yo realmente odio
mi cumpleaños.)
El edificio que se encontraba en frente de la estructura
principal de la casa de la noche estaba hecho de la misma
extraña mezcla de viejos ladrillos y sobresalientes rocas que
en el resto de la escuela, pero esto fue un pequeño y redondo,
y en frente a ella había una estatua de mármol de nuestra
diosa, NYX, con los brazos elevados como si sus manos fueran
a coger la luna llena. Estaba mirando a la diosa. La antigua
luces de gas que iluminaban el campus no sólo fue fácil de
cambiar nuestra visión.
Ellos crearon una suave y cálida luz parpadeante como una
caricia, respirar la vida en la estatua de NYX. Sintiendo un
poco más de admiración por la diosa, recogí mi planta de
lavanda y Drácula (suavemente), y luego busqué en torno al
cespes del invierno en la base de la estatua de NYX hasta que
encontré la gran vela verde de oración que había caído por ese
lado. La puse de pie y, a continuación, cerré los ojos y me
centré en mi misma, concentrándome en la calidez y la
belleza de la llama de las lámparas de gas y sobre cómo una
vela podría emitir luz suficiente para cambiar todo el
ambiente de una oscura habitación.
-"Tiene la palabra la llama de luz para mi, por favor", le
susurré.
Escuché el chisporroteo de la mecha y sentí el flash de calor
contra mi cara. Cuando abrí mis ojos, vi que la vela verde, que
representa el elemento tierra, se quemaba alegremente.
Sonreí de satisfacción. No tenia que exagerar a Stevie Rae. Me
habían practicado la llamada de los elementos durante el
último mes, y yo estaba consiguiendo ser realmente buena en
ello. (No es que me impresione, con el poder que podría
ayudarme a aliviar a los sentimientos heridos de mis amigos,
pero silenciosa).
Me colocan una vela encendida cuidadosamente a los pies de
NYX. En lugar de doblegarse mi cabeza, me incliné de nuevo,
de modo que mi cara estaba al descubierto y buscando en la
majestuosidad del cielo nocturno. Y luego le pedí a mi diosa,
pero voy a admitir que la manera en que suena mucho rezar
como sólo hablar. Esto no es porque sienta ninguna falta de
respeto a NYX. Es sólo la como soy. Desde el primer día que
fui marcada y la diosa se me apareció, me sentía cerca de ella,
como si realmente se preocupara por lo que ocurre en mi
vida, frente a un indecible Dios que mira hacia abajo sobre mí
con una tristeza y un cuaderno que está muy dispuesto a
pasarme a llenar el infierno.
-"NYX, gracias por ayudarme esta noche. Estoy confundida y
completamente extrañada sobre la situación de Stevie Rae,
pero sé que si usted me ayuda a ayudar a nosotros, podremos
salir de esto. Cuida de ella, por favor, y ayúdame a saber qué
hacer. Sé que me has marcado y has dado poderes especiales
por una razón, y estoy empezando a pensar que la razón
podría tener algo que ver con Stevie Rae. No le voy a mentir a
usted, esto me asusta. Pero usted sabía lo que yo era una
blandengue cuando me recogió ", le sonreí al cielo. Durante
mi primera conversación con NYX yo le había dicho que no
podía ser marcada como su especial porque no podía aún
entender el parque. Esto no pareciera un problema para
entonces, y yo estaba esperando que todavía no le importaba
a ella. "De todos modos, sólo quería la luz de esta para Stevie
Rae a simbolizan el hecho de que no voy a olvidarme de ella, y
no iré lejos para que haga lo que usted necesites que haga, no
importa que no tenga ni idea de los detalles. "
Planeé sentarse allí por un tiempo y espera que tal vez
obtuviera otro susurro en mi mente que me daría una idea
acerca de cómo debo manejar la reunión con Stevie Rae
mañana. Así que cuando me estaba sentando frente a la
estatua de NYX y mirando al cielo cuando la asustada voz
Erik vino derecho de mí.
-"La muerte de Stevie Rae te ha afectado realmente, ¿no es
así?"
Salté y dejé salir un poco de chirridos. "Jeesh, Erik! Me
asustaste que malo yo casi me meó. No sorprendas mas así".
-"Bien. Lo siento. No quería molestarte. Más tarde". Él
comenzó a dársela vuelta.
-"Espera, no quiero que te vayas. Simplemente me
sorprendió. La siguiente vez un susurro de hojas o la tos o
algo así. ¿Está bien?"
Dejó de caminar y volvió conmigo. Su rostro estaba en
vigilancia, pero él me dio un guiño firme y dijo: "Bien."
Me levanté y sonreí que yo esperaba que fuera una alentadora
sonrisa. Amigo no muerto e impreso novio humano a un lado,
en realidad me gustaba Erik y definitivamente no quería
romper con él.
-"En realidad me alegra que esté aquí. Tengo que disculparme
por lo que ocurrido antes”.
Erik hizo un gesto brusco con la mano. "No te preocupes por
eso, y no tienes que llevar ese collar de nieve, o tu puedes
cogerlo y cambiarlo por otro. O lo que sea. Tengo el recibo”.
Mi mano subió a tocar la perla de nieve. Ahora que podría
perderlo (y a Erik) de repente me di cuenta que esto era algo
lindo. (Erik era más que algo lindo.) "No, no quiero
devolverlo." me pausé y tranquilizándome y no sonar tan
psíquica y desesperada. "Bueno, aquí está la cosa. Hay una
clara posibilidad de que yo podría ser un poco demasiado
sensible a toda la cuestión del cumpleaños Navidad.
Realmente debería haberte hablado de cómo me sentía al
respecto, pero he tenido desagradables cumpleaños durante
tanto tiempo que creo que simplemente ni siquiera pienso en
ello. O al menos no hasta el día de hoy. Y entonces realmente
es demasiado tarde. No iba a decir nada y no lo hubieras
sabido si ni hubieras visto esa nota de Heath”. Recordé
todavía tenía la hermosa pulsera de Heath en mi muñeca, así
que bajé y la apreté contra mi mano, que deseen que los
adorables lindos corazones pequeños dejaran de tintinear tan
alegremente. Luego he añadido suavemente, "Además, tienes
razón. Stevie Rae me ha sacudido realmente".
Luego fija la boca cerrada, porque me di cuenta de que había
(de nuevo) hablado sobre la supuestamente muerta Stevie
Rae, como si ella estaba viva, o en su caso creo que debería
decir no ha muerto. Y, por supuesto, yo estaba murmurando
como la desesperada psíquica que yo estaba intentando no
aparentar.
Erik de ojos azules parecía mirar dentro de mí. "¿Podría ser
más fácil para tí si yo me retirarse y te dejó sola por un rato? "
-"¡No!" El hizo que realmente me doliera el estómago.
"Definitivamente no sería más fácil si te retirases".
-"Usted ha estado tan sola desde que Stevie Rae murió. Puedo
comprender si necesitas algo de espacio”.
"Erik, la verdad es que no es sólo Stevie Rae. Hay otras cosas
que pasan conmigo en que son muy difícil de hablar".
Él se acercó y tomó mi mano, sus dedos se entrelazaron
alrededor de los míos. "¿No me lo puedes contar? Soy
realmente bueno solucionando problemas. Tal vez podría
ayudar".
Me miró a los ojos y tan maldita mala quería decirle todo
sobre Stevie Rae y Neferet e incluso Heath que podía sentir
mi dominio hacia él. Erik cerró el poco espacio que queda
entre nosotros y me resbalé en sus brazos con un suspiro. Él
siempre olía tan bien y se sintió tan bien increíblemente
fuerte y sólido. Yo descansaba mi mejilla contra su pecho.
"¿Estás bromeando, claro que se te da bien solucionar
problemas. Tú eres bueno en todo.
En realidad, tú está cerca de lo anormalmente perfección".
Me sentí retumbar el pecho cuando se rió. "Usted dice que
como es un cosa mala. "
-"No es algo malo es intimidante cosa", murmuré.
-"Intimidar" Se tiró atrás, de modo que podía mírame.
"Tienes que estar bromeando!" Se rió de nuevo.
Le fruncí el ceño. "¿Por qué estás riendo de mí?"
Él me abrazó y me dijo, "Z, ¿tiene alguna idea de lo que eres
hasta la fecha la chica más poderosa en la historia de los
incipientes vampiros?"
"No, yo no tengo citas con chicas." No es que haya nada
contra las lesbianas.
Tomó mi mentón en la mano y se inclinó a mi boca arriba. "te
puedes asustar, Z. Puedes controlar los elementos, todos
ellos. Hablar acerca de tener una novia que no había mejor
manera de mear fuera ".
"¡Oh, por favor! No sea tonto. Yo nunca te lo ocultaría”. Yo no
mencioné el he hecho de que actualmente ocultaba personas.
Más específicamente no-personas. Bueno, y su ex-novia,
Afrodita (que es de aproximadamente como odiosa y molesta
como los no-muertos). Pero fue probablemente un buena idea
no traer todo lo que abarcaba.
-"Estoy diciendo que no necesitas ser intimidada por
cualquier persona. Estás increíble, Zoey. ¿No lo sabías?"
-"Supongo que no. Las cosas han sido últimamente un poco
nebulosas".
Erik despegó de nuevo y me miró. "Entonces déjame ayudarte
a aclarar las cosas para tí".
Me sentía nadando en sus ojos azules. Tal vez podría
decírselo. Erik estaba en quinto, y en medio de su tercer año
en la Casa de la Noche. Tenia casi diecinueve y un asombroso
talentoso actor. (Podía cantar, también.) Si cualquier joven
podría llevar un secreto sería él. Pero cuando abrí mi boca
para decir la verdad sobre la no muerta Stevie Rae tuve una
terrible sensación de mi estómago y se cerró e hizo que se
congelaran las palabras en mi garganta. Es ese sentimiento de
nuevo. Ese profundo sentimiento que tengo me dice que debo
mantener la boca cerrada o ejecutar como el infierno o, a
veces, simplemente tomar un respiro y pensar. Ahora mismo
me decía u que era imposible ignorar que tenía que mantener
mi boca cerrada, que las próximas palabras de Erik sólo
reforzaron.
"Hey, sé que prefiere hablar con Neferet, pero ella tal vez no
vuelva hasta la semana que viene más o menos. Yo podría
emplazarla mientras".
Neferet era la única persona o vampiro con la que yo
absolutamente no podría hablar. Infierno, y su Neferet
psíquico-ción fue la razón por la que no podía hablar con mis
amigos o Erik sobre Stevie Rae.
-"Gracias, Erik." Automáticamente, empecé a salir de sus
varazos. "Pero tengo que trabajar en esto yo sola".
El se apartó de mí de forma repentina que casi me caigo hacia
atrás. "Es él, ¿no? "
-"¿Él?"
-"Ese tipo humano. Heath. Tu viejo novio. Él viene en dos
días y es por eso que estamos actuando raro”.
-"No estoy actuando raro. Al menos no es tan extraño".
-"Entonces, ¿por qué no me dejas tocarte?"
-"¿De qué hablas? Te dejo tocarme. Acabo le abrazarte”.
-"Por espacio de dos segundos. Luego te separaste, al igual
que has estado haciendo por un tiempo hasta ahora. Mira, si
he hecho algo mal necesito que me lo digas y…”.
-"Usted no ha hecho nada malo!"
Erik no dijo nada durante varias respiraciones, y cuando el
hablo sonó como mayor como alrededor de los diecinueve y
más que un poco triste. "No puedo competir con una
imprenta. Ya lo sé. Y no lo estoy intentando. Yo sólo pensé
que teníamos algo especial. Nosotros vamos a durar mucho
más que algunos seres biológicos con un los seres humanos.
Tú y yo estamos por igual, y usted y Heath no lo son. Por lo
menos ya no”.
-"Erik, no está compitiendo con Heath."
-"Investigué impresión. Se trata de sexo."
Podía sentir mi cara conseguir caliente. Por supuesto, tenía
razón. Impresión fue sexual, porque el acto de beber la sangre
de un humano encendido del receptor de la misma en el
cerebro de la vampiresa y el cerebro del hombre que se
enciende durante el orgasmo. No quería discutir con Erik. Así
que me decidí en lugar de atener a la superficie de los hechos
y no en las cosas más profundas. "Se trata de la sangre, no
sexo."
Me dio una mirada que dice que él estaba (por desgracia)
diciendo la verdad. Había hecho su investigación.
Naturalmente, estoy a la defensiva. "Soy todavía virgen, Erik,
y no estoy dispuesta a cambiar eso”.
-"¿No me digas que tu…?"
-"Suena como si me estuviera hablando de mí, mezclado con
su pasada novia ", interrumpí." Una de las cosas que vi área
ella en tus rodillas intentando hacerte otra mamada”. Bien,
realmente no es justo para mí reabrir el desagradable
incidente que había presenciado accidentalmente entre
Afrodita y él. Yo no había conocido para entonces a Erik, pero
al escoger el momento de una lucha con él parecía mucho más
fácil que hablando de la sed de sangre que sentí
definitivamente para Heath.
-"No te estoy recibiendo mezclada con Afrodita", dijo
apretando los dientes.
-"Bueno, quizás esto no es acerca de que esté actuando raro.
Quizás esto es acerca de yu quieres querer más de lo que
puedo darte ahora mismo”.
-"Eso no es cierto, Zoey. Sabes muy bien no te estoy presión
que sobre el sexo. No quiero a alguien como Afrodita. Te
quiero a tí. Pero quiero ser capaz de tocarte sin que te vayas
lejos de mí como soy una especie de leproso”.
¿Yo había estado haciendo eso? Mierda. Probablemente lo
había hecho. Dibujé una respiración profunda. Como la lucha
contra este con Erik fue estúpido, y yo lo iba a perder si no
averiguaba de alguna manera la forma que me permita
tenerlo cerca de mí sin dejar que él supiera cosas a el que no
pudiera accidentalmente dejar saber a Neferet. Miré hacia
abajo en el suelo, tratando de ordenar a través de lo que podía
y no podía decirle. "No creo que seas un leproso. Creo que
eres el chico más popular en esta escuela”.
Oí el profundo suspiro de Erik . "Bueno, ya has dicho que no
quedas con chicas, por lo que debería penar que le gusta
cundo te toco ".
Le miré. "Si. Me gusta." Entonces decidí que le iba a decir la
verdad. O, al menos, como gran parte de la verdad como yo
podría. "Es sólo duro que le permite acercarse a mí cuando
estoy tratan con, bueno, cosas. "Oh, genial. Cosas que me
llamó. Soy un idiota. ¿Por qué este chico sigue todavía
conmigo?
-"Z", ¿estas cosas tienen que ver con averiguar cómo hacer
frente con tus poderes? "
-"Sí". Bien, eso fue una mentira más o menos, pero no
totalmente. Todas las cosas (es decir, Stevie Rae, Neferet,
Heath) me había sucedido a causa de mis facultades y me
tenga que ocuparse de ella, aunque claramente yo no estaba
haciendo un trabajo muy bueno de ello. Me sentí como yo mis
dedos cruzados detrás de mi espalda, pero tenía miedo de que
Erik avise. Él dio un paso hacia mí. "¿Así que las cosas no es
que no le gusta cuando yo te toque? "
-"Odiar cuando me toque no es la cosa. Definitivamente nop.
Definitivamente”. Dí un paso hacia él.
Él sonrió y de pronto sus brazos estaban a mí alrededor, sólo
esta vez se dobló a besarme. Él probado tan bueno como él los
olores, por lo que el beso fue agradable y en algún lugar en
medio de ella me di cuenta de cuánto tiempo se había pasado
desde que Erik y yo había tenido un buen hacer en caliente de
salida período de sesiones. Decidí, yo no era como Afrodita
Ho, pero yo no soy tampoco una monja. Y yo mentí cuando le
dije que me gustaba que Erik me tocase. Me resbaló mi brazo
en torno a sus anchos hombros, que se apoya en él aún más.
Nos encajan bien. Es muy alto, pero me gusta eso. Él me hace
se sienten poco y sombrero y protegidos, y eso me gusta,
también. Le hago jugar con los dedos la parte de atrás de su
cuello cuando su cabello oscuro cepillos abajo y un poco
espeso rizado. Mis uñas se burlaran de la piel suave allí, y me
sentí temblar y le escuché el pequeño gemido en la parte
trasera de su garganta.
"Se siente muy bien", susurró contra los labios.
"¿Entonces," me susurró de nuevo. Al presionar a mí mismo
en su contra Yo profundizar el beso. Y, a continuación, de
manera impulsiva (ho-ish en ese impulso) Tomé la mano de
la pequeña de mi espalda y lo ha aupado a fin de que catación
fue el lado de mi mama. Él gimió de nuevo y su beso era más
y más caliente. Él deslizó su mano hacia abajo y en mi suéter,
y luego de vuelta para que mi mama estuviera en su mano,
desnuda, excepto para mi sujetador de encaje negro.
Bueno, sólo voy a admitirlo. Me gustó tocar mi teta. Se sentía
bueno. Se sentía bien sobre todo que yo le estaba
demostrando a Erik que no le sentía rechazo. Me mudé a fin
de que pueda obtener un mejor sentir y que de alguna manera
poco inocente (bueno, semi-inocentes) movimiento causado
por el deslizamiento de las bocas y mis dientes frontales
mordieron su labio inferior. El sabor de su sangre me pegó
duro y yo en contra del aliento de su boca. Es rico y cálido y
salado indescriptiblemente dulce. Yo sé suena bruto, pero no
podía ayudar a mi respuesta inmediata a la misma. Yo cogí la
cara de Erik entre mis manos y tiré hacia abajo el labio a mi
boca. Lo lamí ligeramente, lo que hizo el flujo de sangre más
rápido.
-"Sí, adelante. Bebe", dijo Erik, su voz áspera y su respiración
cada vez mas rápida.
Eso fue todo el aliento que necesitaba. Chupé su labio en mi
boca, degustación de la maravillosa magia de su sangre. No
fue como la sangre de Heath. No me dan un placer tan
intenso que era casi doloroso, casi fuera de control. La sangre
Erik no era el producto de blanco caliente pasión era Heath.
Erik la sangre era de una pequeña fogata, algo cálido y
constante y fuerte. Se llenó mi cuerpo con una llama que
calienta un líquido placer hasta llegar a mis dedos de los pies,
y me hizo querer más-más de Erik y más de su sangre.
-"Uh-hum!"
El sonido de una garganta de manera que (y en voz alta) Erik
había despejado y me salto de distancia unos de otros, como si
hubiésemos sido electrocutados. He visto los ojos de Erik miró
como ampliar y detrás de mí, y luego vio su sonrisa, que le hizo
ver totalmente como un niño atrapado con la mano en una lata
para galletas (a mi parecer galletas).
-"Lo siento, el profesor Blake. Pensábamos que estábamos
solos".

HCapítulo Seis
A partir de aquí traducido por Dawn

Oh dios mío. Quería morirme. Quería morirme y que a su vez


la brisa se llevara el polvo y me dejara en cualquier lugar sola
y ausente. Me di la vuelta. Por supuesto, Loren Blake,
Vampiro Poeta Laureado y el hombre más bonito del universo
conocido, estaba de pie allí con una sonrisa en su rostro
hermoso y clásico.
- Oh, eh, hola - tartamudee, y debido a que no sonó lo
suficientemente estúpido dije bruscamente - Usted está en
Europa.
- Yo estaba. Volví esta noche.
- Entonces, ¿cómo es Europa? – Nos manteníamos unidos y
tranquilos, Erik me cubría indiferentemente con el brazo
alrededor de mis hombros.
Loren tenía la sonrisa muy amplia y miraba de Erik a mí.
- No es tan amigable como aquí.
Erik, parecía divertido, se rió suavemente.
- Bueno, no es donde vaya, es con quien vaya.
Loren levantó una ceja perfecta.
- Obviamente.
- Es el cumpleaños de Zoey. Estábamos dándonos un beso de
cumpleaños - dijo Erik. - Usted sabe Z y yo estamos juntos.
Miré de Erik a Loren. La testosterona era prácticamente
visible en el aire entre ellos. Jeesh, estaban actuando
totalmente como hombres, Sobre todo Erik. Te lo juro yo no
me habría sorprendido si él me golpeara en la cabeza y
comenzara a arrastrarme alrededor por el pelo. Que no era
una atractiva imagen mental.
- Sí, he oído sobre eso - dijo Loren. Su sonrisa parecía
extraña, un poco sarcástica, era casi una burla. Luego se
refirió a mi labio. - Usted tiene un poco de sangre allí, Zoey.
Puede que desees limpiártela - Mi cara flameo - Ah, y feliz
cumpleaños.
Él se subió a la acera y se dirigió a la sección de la escuela que
albergaba a los profesores "habitaciones privadas”.
- No podría haber sido más embarazoso - le dije después de
lamer la sangre de mi labio y enderezar mi suéter.
Erik sonrió y se encogió de hombros.
Le di un manotazo en el pecho antes de recoger mi planta y
mi libro.
- No sé por qué piensas que esto es divertido - le dije
empezando a caminar hacia el dormitorio. Naturalmente, él
me siguió.
- Nos estábamos besando, Z.
- Tú estabas besando. Yo estaba chupando tu sangre.- Miré
hacia los lados - Ah, y también está el detalle de que tenia tu
mano por debajo de mi camiseta. Mejor olvidarlo.
Aprovechó la planta de lavanda y me agarró mi mano.
- No voy a olvidarlo, Z.
Yo tenía una mano libre y le golpee de nuevo, lo que resolvió
con un deslumbramiento.
- Es vergonzoso. No puedo creer que nos viera Loren.
- Era Blake, y él no es siquiera un profesor.
- Es vergonzoso - repetí, mi cara deseaba refrescarse.
También deseaba poder chupar un poco más de la sangre de
Erik, pero no iba a hablar de ello.
- No estoy avergonzado. Me alegro de que él nos viera - dijo
Erik.
- ¿Estás contento? ¿Desde cuándo hacerlo público se ha
convertido en algo importante para ti? - Genial. Erik es un
muchacho porno freak y lo acabo de descubrir.
- Public making-out isn't a turn-on, pero todavía estoy
contento de que Blake nos viera - Toda la diversión había
desaparecido de la voz de Erik, y su sonrisa se había
convertido sombría - No me gusta la forma en que te mira.
Mi estómago dio un bandazo.
- ¿Qué quieres decir? ¿Cómo me mira?
- Como si no fueras una estudiante y él no fuera un maestro-
Se paró.
- ¿Así que no te habías dado cuenta?
- Erik, creo que estás loco.- cuidadosamente esquive la
pregunta - Loren me mira como a cualquier - Mi corazón
daba golpes como si quisiera encontrar una forma de salir de
mi pecho. ¡Infierno sí, me esta contando cómo me mira
Loren! lo notó. Yo incluso hablé con Stevie Rae al respecto.
Pero con todo lo que habia sucedido últimamente, además de
no ver a Loren en casi un mes, yo casi estaba convencida de
que me estaba imaginando más de lo que realmente pasó
entre nosotros.
- Lo llamas Loren - dijo Erik.
- Sí, como tú has dicho, él no es un verdadero profesor.
- Yo no lo llamo Loren.
- Erik, él me ayudó a hacer la investigación para las nuevas
normas de las hijas oscuras - Que era más bien una
exageración que una pura y simple mentira. He investigando.
Loren había estado allí. Hablamos de ello. Luego tocó mi cara.
Definitivamente no tenia que pensar en eso - Además, él me
preguntó sobre mis tatuajes - Y lo que lo hizo. Bajo la luna
llena, me descubrí la mayor parte de mi espalda para que
pudiera ver y tocar... ... y le inspire en su poesía. Traje mi
mente fuera de esa línea de pensamientos, y terminé con - Así
que le conozco un poco.
Erik gruño.
Mi mente se sentía como un montón de molinos siendo
mareados alrededor con las grandes ruedas en su interior,
pero hice que mi voz y el sonido salieran bromeando.
- Erik, ¿estás celoso de Loren?
- No - Erik me miró, desvió la mirada y, a continuación, volvió
a reunirse de nuevo con mis ojos – Sí. Ok, tal vez.
- No sé. No hay razón para que estés celoso. No pasa nada
entre él y yo. Lo prometo - golpeé mi hombro contra el suyo.
Y en ese momento lo sentía así. Es bastante estresante tratar
de averiguar lo que iba a hacer con la imprenta de Heath. Lo
último que necesitaba era un asunto secreto con alguien que
está aún más fuera de los límites que un ex-novio humano.
(Lamentablemente, parecía que la última cosa que
necesitamos es generalmente lo primero que me sale.)
- Él no siente nada bueno por mí - dijo Erik.
Nos paramos en frente del dormitorio de las niñas, que aún
tiene su parte, me dirigí a él y ondeaban en mi latigazos
inocentes.
- ¿Así que no sientes nada bueno por Loren, tampoco? -
Él frunció el ceño.
- Ni siquiera vagamente una posibilidad – Me arrimo hacia él
y puso su brazo alrededor de mí – siento todo esto sobre
Blake. Sé que no pasa nada entre vosotros dos. Creo que he
sido celoso y estúpido.
- No eres estúpido, y no me importa que seas celoso. O al
menos un poco.
- Sabes que estoy loco por ti, Z - dijo en mi oreja - Desearía
que no fuera tan tarde.
Sentí un escalofrió.
- Yo también - Pero podía ver que el cielo comenzaba a clarear
con la luz sobre su hombro. Además, yo estaba agotada. Entre
mi cumpleaños, mi mamá, el perdedor, y mi no-mejor amiga,
yo realmente necesitaba tiempo a solas para pensar y una
buena noche de sólidos sueños (o en nuestro caso, del día).
Pero eso no impidió que me acomodara bien caliente contra
Erik.
Él me besó en la parte superior de mi cabeza y me estrecho. -
Oye, ¿habéis pensado quien va a representar a la tierra
durante el ritual de luna llena?
- No, todavía no - le dije. Mierda. El ritual de la Luna Llena
era en dos noches y había evitando pensar en ello. La
sustitución de Stevie Rae sería suficientemente horrible si
estuviera muerta de verdad. Pero sabiendo que ella es una no-
muerta y estaba por los apestosos y desagradables túneles y
callejones del centro, su sustitución era simplemente
deprimente. Por no hablar mal.
- ¿Sabes? yo lo haría. Todo lo que tienes que hacer es
preguntarme.
Incline la cabeza para mirarle bien. Era el Prefecto del
Consejo, junto con las gemelas, Damián, y, por supuesto, yo.
Superior Prefecto aunque técnicamente estoy un año y no soy
superior. Stevie Rae había formado parte del consejo,
también. Y, no, yo no había decidido quien debía sustituirla.
En realidad, tenía que elegir a dos estudiantes para el consejo
y no había pensado en ello, en cualquier caso. Dios, me había
estresado. Hable profundamente.
- ¿Podrías representar la tierra en el círculo de nuestro ritual
de luna llena?
- No hay problema, Z. Pero, ¿no crees que podríamos hacer
un ensayo del círculo antes del ritual? el resto de vosotros
tenéis una afinidad por un elemento, o en tu caso, los cinco
elementos, mejor asegurarse de que todo va sin problemas
cuando uno de los cinco no está dotado.
- Tu no estás exactamente no dotado.
- Bueno, yo no estaba hablando de mis
competencias(competiciones).
Entorne mis ojos.
- Ni yo.
Él me estrecho más a fin de que mi cuerpo fuera moldeado
contra el suyo.
- Supongo que tengo que mostrar más de mi talento.
Sonreí y él me besó. Todavía podía notar un toque de sabor a
sangre en el labio, lo que hizo aún más dulce el beso.
- Supongo que dos compuestos - dijo Erin.
- Se ve más como una salida que hacer un maquillaje, gemela-
dijo Shaunee.
Esta vez, Erik y yo no nos separamos. Simplemente
suspiramos.
- No hay tal cosa como la privacidad en esta escuela -
murmuró Erik.
- ¡Hola! Tú está aquí chupándola la cara a plena vista - dijo
Erin.
- Creo que es un poco dulce - dijo Jack.
- Eso es porque tu es un poco dulce - dijo Damián, cogiendo
por un brazo a Jack, que ya caminaba por la gran escalera
delante de la residencia.
- Gemela, puedo vomitar. ¿Y tú? - Shaunee dijo.
- Definitivamente. Al igual que un proyectil - dijo Erin.
- Así que estas cosas de lovey-Dovey te hacen sentirte mal,
¿eh? - Erik preguntó con un destello de maldad en los ojos.
Me pregunté lo que pasaba.
- Absolutamente náuseas - dijo Erin.
- Ídem - Shaunee estuvo de acuerdo.
- Entonces no te interesara lo que Cole y TJ querían deciros a
vosotras?
- ¿Clifton Cole? - Shaunee dijo.
- ¿T. J. Hawkins? - Erin dijo.
- Sí y Sí - dijo Erik.
Vi a las cínicas gemelas Shaunee y Erin cambiar
instantáneamente sus actitudes negativas.
- Cole es tan herrrrrmoso - prácticamente Shaunee ronroneó-
Que de su pelo rubio y sus ojos azules malo me quieren pegar
a él.
- TJ - Erin avivaba dramáticamente - ese muchacho puede
cantar. Y la altura... Oh, él es 50 malditas veces más hermoso.
- ¿Todo esto significa que las dos teatreras están realmente
interesadas en algunas cosas lovey-Dovey?-Damien preguntó
con incredulidad subiendo las cejas.
- Sí, Reina Damien - dijo Shaunee, mientras Erin reducía sus
ojos hacia él y asentía.
- Así que tienes algo que transmitir a las gemelas de Cole y
TJ?- pedía a Erik que continuase para evitar el fuego antes de
que Damien pudiera volver decirle algo a las gemelas, fue
como perder el tiempo. Stevie Rae era mejor que yo
manteniendo la paz.
- Así que todos pensamos que estaría bien si Shaunee, Erin y
tu - apretó mis hombros - vinierais al IMAX mañana por la
noche con nosotros.
- ¿Nosotras contigo, Cole y T.J? - Shaunee preguntó.
- Sí. Oh, y Damián y Jack están invitados, también.
- ¿Qué vamos a ver? - Jack preguntó.
Erik se pauso en un efecto dramático, y luego dijo:
- 300 es como volver de vacaciones IMAX caso especial.
Era el turno de Jack de abanicarse a sí mismo.
Damien sonrió. – Estaremos ahí.
- Nosotras, también - dijo Shaunee, mientras Erin asentía
vigorosamente de acuerdo, y su largo cabello rubio se revolvía
alrededor, haciéndola verse como un animadora loca.
- Tu sabes, 300 puede ser la película perfecta. Tiene algo para
todos – dije- El hombre de tetas marcadas para aquellos de
nosotros que nos guste esa manera. Las bubis de las chicas
para aquellos de nosotros que les guste esa manera. Además
hay una gran dosis de acción heroica, ¿y a quien no le gusta
eso?
- Y un espectáculo de medianoche en el IMAX para aquellos
de nosotros que no les gusta la luz del día - dijo Erik.
- Pura perfección - dijo Damián.
- Ídem – dijeron las Gemelas juntas.
Yo sólo estaba allí y sonreía. Estaba loca por ellos. Todos y
cada uno de los cinco. Sigo perdida por Stevie Rae
constantemente, pero por primera vez en un mes me sentía
como yo misma, incluso feliz.
- ¿Por lo tanto, es una cita? - Erik dijo.
Chillo todo el mundo con sus “si”.
- Mejor volvemos a nuestro dormitorio. ¿No querrás ser
capturado en el suelo sagrado de las niñas después del toque
de queda? - se burlaron de él.
- Sí, mejor irnos - dijo Damián.
- Oye Zoey, feliz cumpleaños - dijo Jack.
Jeesh, que es un chico dulce. Yo le sonreí
- Gracias, cariño - Entonces miré al resto de mis amigos.
- Yo me siento como una mierda. Realmente me gustan mis
regalos.
- ¿Lo que significa que los utilizaras? - Shaunee dijo con su
voz fuerte y sus ojos de color chocolate reduciéndose hacia
mí.
- Sí, ¿llevaras puestas las botas totalmente calientes que
costaron 295,52 dólares? - Erin añadió.
Trague saliva. Las familias de Erin y Shaunee tenían dinero.
Yo, por otra parte, definitivamente no tenía 300 dólares para
unas botas. En realidad, ahora que me di cuenta de lo caras
que eran, me gustaron más y más
- Sí. Voy a llevar puestas las botas herrrrrrmosas – dije
imitando a Shaunee.
- La bufanda de cachemira no era precisamente barata, o bien
- dijo Damien arrogantemente - ¿He mencionado que es
cachemir? El cien por cien.
- Más veces de las que puedes contar - murmuró Erin.
- Me encanta la cachemira - le aseguré.
Jack frunció el ceño y miró a sus pies.
- Mi mundo de nieve no era caro.
- Pero es bonito, y sigue el tema de nieve, que corresponde
exactamente con mi hermoso collar de nieve, del que nunca
me voy a despegar – sonreí a Erik.
- ¿Incluso en el verano? - Preguntó.
- Incluso en el verano - le dije.
Erik susurró, - Gracias, Z. - Y me besó suavemente.
- Siento mi garganta de nuevo - dijo Shaunee.
- tengo un poco de vomito en la boca - dijo Erin.
Erik me abrazó una vez más antes de correr después de la
retirada de Jack y Damián. Sobre el hombro el dijo a las
gemelas - Así que le digo a TJ y Cole que no os gusta lo de
besar y eso ¿no?
- Hazlo y te matamos - dijo dulcemente Shaunee.
- Estarás muerto como una roca - dijo también Erin
dulcemente.
Sentí la desaparición del eco la risa de Erik agarre mi maceta
de lavanda, el libro de Drácula abrazado a mi pecho, y entré
en el dormitorio con mis amigas. Realmente comencé a
pensar que tal vez yo podría buscar la solución a la cuestión
de Stevie Rae y todos podríamos estar juntos de nuevo.
Lamentablemente, ese pensamiento ha demostrado ser tan
ingenuo como lo imposible.
HCapítulo Siete
sábados por la noche (que es realmente nuestro sábado por la
mañana) es generalmente un perezoso momento. Todas las
niñas pululando por todos los dormitorio en pijama y bragas,
el cabello despeinado, entumecidas comiendo tazones de
cereales o palomitas de maíz frío y mirando repeticiones en
las distintas televisiones de pantalla plana en la habitación
principal. Así que no fue de extrañar que Shaunee y Erin
estuvieran medio confundidas y con los ceños fruncidos y
atontado cuando me agarré una barra de gramola y una lata
de café pop (no dieta, eesh) y aparecí entre sus miradas y la
pantalla del televisor.
- ¿Qué? - dijo Erin.
- Z, ¿por qué estás tan despierta? - Shaunee pregunto.
- Sí, no es saludable que te alegres tan temprano - dijo Erin.
- Exactamente, Twin. Cada persona tiene tan sólo un poco de
frescura. Si lo usas temprano en el día, entonces cuando pase
estarás de mal humor - dijo Shaunee.
- No estoy alegre. Estoy ocupada - Afortunadamente, dejaron
su conferencia - Voy a ir a la biblioteca a investigar algunas
cosas para los rituales - No se trataba de una mentira.
Simplemente se supone que estábamos hablando del
próximo ritual de luna llena, cuando yo estaba hablando de
un ritual para los pobres no-muertos, la Stevie Rae muerta. -
Mientras que yo lo estoy haciendo, quiero que encontréis a
Erik y Damián y que les digáis que vamos a quedar bajo el
árbol del muro, en… - Miré mi reloj - a las cinco y ahora. Debo
hacer mi investigación por parte de siete españolas. Entonces,
¿nos reunimos alrededor de siete y quince?
- Kay - dijeron las Gemelas.
- Pero ¿cómo es que hacemos esta reunión? - Erin dijo.
- Oh, lo siento. Erik va a hacer mañana la representación de la
tierra - Me trague la obstrucción repentina que se generó en
mi garganta. Las Mellizas parecían igualmente tristes.
Evidentemente, ninguno de nosotros había pensado
realmente más en Stevie Rae, incluso aquellos de nosotros
que creían que estaba muerta - Erik pensó que podría ser una
buena idea practicarlo antes de emitir un círculo en el ritual.
Sabes, por eso de que el resto de nosotros tengamos
afinidades con los elementos y él no. También pensé que era
una buena idea.

- Sí... bueno... - murmuraron las Gemelas.


- Stevie Rae no quiere que estropeemos un ritual, ya que se lo
está perdiendo - le dije - She'd be all Y'all better act right and
not make big ol' butts outta yourselves. Mi acento hizo
sonreír a las gemelas.
- Estaremos allí, Z,- dijo Shaunee.
- Bueno, entonces vamos a ir después a ver 300 - les dije.
Que realmente les hizo sonreír - Oh, estáis las dos seguras de
que hay velas de todos los elementos?
- Lo haré, Z - dijo Erin.
- Gracias, muchachas.
- Oye, Z,- Shaunee me llamo desde el otro lado de la
habitación cuando yo estaba casi fuera de la puerta.
Me pare y las mire de nuevo.
- Bonitas Botas - dijo Erin.
Las sonreí y moví un pie. Yo llevaba pantalones vaqueros,
pero eran del tipo que bajaba hasta justo debajo de mis
rodillas, lo que significaba que todo el mundo tenía una visión
clara de los espumosos árboles de Navidad que adornaban el
lateral de cada bota. También me había puesto la bufanda de
Damien con los muñecos de nieve, que realmente era un
sueño de suave cachemir. Un par de niñas sentadas en el
asiento de amor más cercano a la puerta hicieron ruidos,
dando buena opinión, las botas eran lindas, también, y mire a
las gemelas y le dije a las chicas.
- Gracias, las gemelas me las regalaron por mi cumpleaños –
dije lo suficientemente alto para Shaunee y Erin lo
escucharan. Ellas me mandaron besos cuando me fui a la
puerta.
Masque mi barra de gramola y me dirigí a la sala de medios
de comunicación en el centro del edificio principal de la
escuela. Sorprendentemente, me sentía bien acerca del ritual
de luna llena. Claro, sería raro no tener a Stevie Rae
representando la tierra, pero me gustaría estar rodeada de
mis amigos. Se siguen con nosotros, incluso aunque falte uno
de nosotros.
La escuela estaba hoy aún más desierta de lo que había estado
durante el último mes, lo que tenía sentido. Es Navidad, y
aunque los polluelos han de permanecer en contacto físico
con los adultos vampiros, estamos autorizados a permanecer
fuera de la escuela por un máximo de un día completo. (Hay
algún tipo de feromonas que segregan los vampiros que semi-
controla el cambio físico que tiene lugar dentro de nosotros y
nos permite completar la metamorfosis en vampiro adulto, o
al menos permite que algunos de nosotros lo hagan. El resto
de nosotros morirá. Por lo tanto, los días de los niños estaban
gastándose en Navidad con sus familias humanas.
Como esperaba, la biblioteca estaba desierta. No tendrás que
preocuparte de cerrarla bajo llave y poner una alarma como
en una típica escuela. Los vampiros, con sus facultades físicas
y psíquicas, no necesitan bloqueos para hacernos actuar
correctamente. En realidad, yo no estaba segura de lo que
hacían cuando un joven hacia algo típicamente adolescentes e
imbécil. Un rumor decía que los desterraban por un periodo
de tiempo variable (hee-hee "miscreant", era una de las
palabras del vocabulario de Damien). Lo que significa que el
niño podría llegar a ponerse realmente enfermo, como el
ahogamiento en su propia desintegración de los tejidos
corporales y la muerte.
Con todo, lo mejor era no a mear fuera del vampiros.(no
tocarles las narices a los vampiros) Naturalmente, yo había
hecho un enemigo más poderoso, la Alta Sacerdotisa de
nuestra escuela. A veces se me sentía bien como cuando Erik
me besaba o cuando colgaba con mis amigos, pero la mayoría
de las veces tenía una gran bola de estrés y angustia.
Busque los mohosos libros antiguos en la sección de
metafísica de la biblioteca (como te puedes imaginar, en esta
biblioteca era una sección enorme). Iba lenta, porque había
decidido no utilizar el filtro de búsqueda del ordenador. Lo
último que necesitaba era dejar algún rastro electrónico que
gritara: Zoey Redbird está tratando de encontrar información
acerca de los polluelos que mueren y que se han reanimado
como chupasangres amigos de una Alta Sacerdotisa, que tiene
un mal control de ellos, Plan Maestro desconocido! No. Sabía
que no sería una buena idea.
Estuve ahí por más de una hora y estaba frustrada por mi
ritmo de caracol. Realmente deseaba poder pedirle ayuda a
Damien. No sólo era un chico inteligente y un lector rápido,
también era bueno y serio en la investigación. Yo estaba
cogiendo Rituales para curar el cuerpo y el espíritu y estaba
tratando de coger un libro de cuero viejo y sucio titulado la
lucha contra el mal con hechizos y rituales de la plataforma
superior, cuando lo alcanzó un fuerte brazo y lo paso sobre mi
cabeza. Me di la vuelta y casi me doy un golpe contra Loren
Blake.
- La lucha contra el mal, ¿eh? Interesante elección de material
de lectura.
Su cercanía no ayudó a mis nervios. – Ya me conoces - (que
realmente no) - Me gusta estar preparada.
Su frente se arrugo confundido - ¿Estás esperando un ataque
de mal?
- ¡No! – dije demasiado deprisa. Así que me reí, intentando
pasar por un gay, en tono despreocupado (gays, hee-hee),
pero estaba seguro de que era totalmente falso. - Bueno, hace
un par de meses nadie esperaba que Afrodita perdiera el
control de un grupo de espíritus hematófagos Vampiros y lo
hizo. Entonces pensé, ya sabes, mejor que curar - Dios, soy
una idiota.
- Supongo que tiene sentido. Por lo tanto, no hay nada
específico por lo que te estás preparando?
Me preguntaba con un fuerte interés en los ojos. – No - le dije
indiferentemente - Sólo tratando de hacer un buen trabajo
como líder de las Hijas Oscuras.
Él miró a los libros de rituales que tenia. - Sabe que los
rituales son sólo para adultos vampyres, ¿no? Cuando se
enferman los polluelos hay, por desgracia, sólo una razón
detrás de ello. Sus cuerpos están rechazando el cambio y que
va a morir - Luego, agregó en una voz suave - No te sientes
mal, ¿verdad?
- ¡Oh, Dios, no! – Dije apresuradamente - Estoy bien. Es
simplemente, bien - dudé, agarrar una excusa. Con una
repentina inspiración dije bruscamente - Es vergonzoso
admitirlo, pero yo pensé en tener algo más para estudiar para
ser una Alta Sacerdotisa.
Loren sonrió.
- ¿Por qué tendría que ser embarazoso admitirlo? Yo no lo
habría imaginado como uno de esos estúpidos que piensan
que las mujeres que lean y sean bien educadas es una
vergüenza.
Sentí que mis mejillas comenzaban a calentarse, me llamó
una "mujer", que fue mucho mejor que si me llamara joven o
un niña. Él siempre me hace sentir tan mayor - ¡Oh, no, esa
no es la razón. Es vergonzoso porque suena un poco
presuntuoso suponer que voy a ser algún día una alta
Sacerdotisa.
- Creo que esta suposición es sólo de sentido común y es
justificable la confianza en sí misma - Su sonrisa me iba
calentado, hasta juraría que pude sentir el calor contra mi
piel - I always have been drawn to confident women.
Dios, hizo calentase hasta los dedos de los pies.
- No tienes idea de lo especial que eres, ¿verdad, Zoey? Eres
única. No como el resto de los polluelos. Eres una diosa entre
los que se creen semidioses - Cuando su mano acariciaba el
lado de mi cara, persistente en los tatuajes que enmarcan los
ojos, yo pensé en fundirme en la librería. - He jurado te justo,
y el pensamiento luminoso de ti. ¿Quién arte negro como el
infierno, tan oscuros como la noche?
- ¿Qué es eso? - Su contacto había hecho temblar todo mi
cuerpo y mi cabeza, pero logré reconocer la profunda
cadencia que asumía su increíble voz recitaba poesía.
- Shakespeare - él murmuró suavemente mientras recorrían
con el pulgar la línea de los tatuajes que adornaban mi
pómulo. - Es de uno de los sonetos que escribió a la dama
oscura, que fue su verdadero amor. Sabemos, por supuesto,
que era una vampiresa. Pero creemos que el verdadero amor
de su vida fue una niña que había sido marcada y que murió
como joven sin completar el cambio.
- Pensé que los vampiros adultos no tenían relaciones con los
polluelos - Estábamos tan cerca que no tenía que hablar
mucho más alto que un susurro para que él me oyera.
- Supuestamente no podemos. Es altamente impropio. Pero a
veces hay una atracción que ocurre entre dos personas que
trasciende la frontera entre Vampiro-incipiente, así como la
edad y el decoro. ¿Crees en ese tipo de atracción, Zoey?
¡Él estaba hablando de nosotros! Estábamos mirándonos a
los ojos, y me sentí perdida en él. Sus tatuajes eran un audaz
patrón intrincado de líneas que daba la impresión de ser
rayos pernos, e iban perfectamente con su cabello oscuro y
sus ojos. Era tan guapo y me hacía sentirme tan locamente y
al mismo tiempo increíblemente atraída por él y me daba un
miedo de muerte estar jugando con algo tan mucho más allá
de lo que había experimentado hasta ahora y donde podría
fácilmente perder el control. Sin embargo, la atracción estaba
allí, y si él tenía razón, sin duda trasciende los límites
Vampiro-incipiente. Tanto es así que Erik había notado Loren
me miraba.
Erik... Culpa me recorría. Él se moriría si pudiera ver lo que
estaba pasando entre Loren y yo. Un pensamiento un poco
egoísta que pasaba por mi mente me decía que Erik no está
aquí para verme, y en un profundo y tembloroso aliento me
escuche decir a mí misma,
- Sí. Yo creo en ese tipo de atracción. ¿Y tú?
- Yo ahora - Su sonrisa era triste. Le hizo verse de repente
muy joven y guapo y tan vulnerable que mis pensamientos
culpables de Erik se evaporaron. Quería tomar a Loren en mis
brazos y decirle que todo estará bien. Estaba levantándome
nerviosa para moverme aún más cerca de él cuando sus
siguientes palabras me sorprendieron tanto que me olvidé de
su sonrisa de niño perdido.
- Ayer volví porque sabía que era tu cumpleaños.
Parpadee en estado de shock. - ¿En serio?
Él asintió, seguía acariciando mi mejilla con el dedo. - Yo
había estado buscándote cuando me encontré contigo y Erik.
Oscureció sus ojos y su voz fue profunda y dura. - No me
gusta ver sus manos sobre ti.
Dudé, no estaba segura de cómo responder a eso. Yo estaba
avergonzada como el infierno que nos hubiera visto a Erik y a
mí. Sin embargo, a pesar de que lo que había estado haciendo
había sido embarazoso ser capturados en ello, realmente no
había hecho nada malo. Erik era, después de todo, mi novio, y
lo que él y yo hicimos juntos no era realmente asunto de
Loren. Pero mirándole a los ojos me di cuenta de que tal vez
quisiera que fuera asunto de Loren.
Como si pudiera leer mi mente tomó la mano de mi cara y
dijo que lejos de mí.
- Lo sé. No tengo ningún derecho a estar enojado contigo por
estar con Erik. No es aún mi asunto.
Poco a poco, le cogí la barbilla, volviendo su cara de nuevo
hacia mí para que pudiera cumplir con mis ojos.
- ¿Quieres que sea tu negocio?
- Más de lo que puedo decir - dijo. Luego dejo caer el libro,
aún le tenía en las manos, y enmarcó mi cara en sus manos,
de modo que su pulgar descansaba cerca de mis labios y los
dedos de nuevo entre mi pelo. - Creo que es mi turno para
darte un beso de cumpleaños.
Dijo junto a mi boca y, al mismo tiempo sentí como le
respondían mi cuerpo y mi alma. Bueno, Erik era un buen
besador. Y he estado besando Heath desde que estaba en
tercer grado y me encontraba en el cuarto, de modo que
estaba familiarizada con los besos de Heath. Loren es un
hombre. Cuando él me besó no había ninguna duda de que
estaba acostumbrado. Sus labios y su lengua decían que él
sabía exactamente lo que quería y él también sabía cómo
conseguirlo. Y una extraña cosa mágico para mí. Yo ya no era
cualquier chica cuando le besé de vuelta. Yo era una mujer,
madura y de gran alcance, y yo sabía lo que quería y cómo
conseguirlo, también. Cuando terminó el beso ambos
tenemos la respiración difícil. Loren todavía tenía mi cara en
sus manos, pero se había alejado lo suficiente para que
pudiéramos mirarnos a los ojos de nuevo.
- Yo no debería haber hecho eso - dijo.
- Lo sé - le dije, pero que no deje de mirarle con valentía. Yo
todavía estaba agarrando el estúpido libro de rituales de
curación y conjuros con una mano, pero la otra, estaba
descansando en su pecho. Poco a poco fui acercando mis
dedos resbalándolos por el cuello abierto de su camisa para
tocar su piel desnuda. Él se estremeció y yo sentí algún
escalofrío profundo dentro de mí.
- Esto va a ser complicado - dijo.
- Lo sé - le repetí.
- Pero no quiero parar.
- Yo tampoco - le dije.
- Nadie puede saber acerca de nosotros. Al menos no todavía.
- Bien - Yo asentí, no estaba segura de lo que se conocer, pero
que la comprensión de su pensamiento que me pedía que
estuviera en torno a escondidas con él hizo una extraña forma
de nudo en la boca del estómago.
Él me besó de nuevo. Esta vez, sus labios eran dulces y
calientes y muy, muy suave, y me sentí la disolución del
extraño nudo - Casi se me olvida - susurró contra mis labios -
Tengo algo para ti - Me dio un beso más rápido y, a
continuación, cogió del bolsillo de su pantalón negro, algo.
Sonriente, se sacó una pequeña caja de oro joyero. La
celebración de lo que me dijo, - Feliz cumpleaños, Zoey -
Mi corazón se flotó ridículamente en mi pecho cuando abrí la
caja y tome aliento.
- ¡Oh dios mío! ¡Son increíbles! - Los pendientes de
diamantes brillaban hacia mí como un bello sueño. No eran
grandes y llamativos, pero el pequeño y delicado brillante casi
lastima mis ojos. Por un instante vi la dulce sonrisa de Erik
cuando me había dado el colgante de los muñecos de nieve, a
continuación, escuchó la voz de mi abuela en mi conciencia
que me dice que no hay forma, que debo aceptar este caro
regalo de un hombre, pero la voz de Loren ahogó la imagen de
Erik junto con la advertencia de la abuela.
- Los vi y me recordaron a ti, perfecta, exquisita y ardiente.
- ¡Ay, Loren! Nunca he tenido nada tan hermoso - Me incliné
hacia él, inclinando mi frente, y él se dobló y puso sus brazos
alrededor de mí luego me besó hasta que yo pensaba que me
explotaría la parte superior de la cabeza.
- Adelante, póntelos - Loren me susurró mientras yo estaba
todavía tratando de obtener aliento después de nuestro beso.
Yo no me había puesto ningún pendiente cuando me levanté,
por lo que sólo me llevó a unos segundo pasarlos a través de
mis orejas.
- Hay un viejo espejo biselado en la esquina de la librería.
Vamos a ver.- Estamos atrapados de nuevo los libros en el
estante y Loren tomó mi mano, me guió al acogedor rincón
del centro de medios donde había una gran sofá y dos
cómodas con sillas. En la pared, entre ellos un general, y
obviamente antiguo espejo biselado de oro enmarcado. Loren
se situó detrás de mí con sus manos sobre mis hombros para
que los dos nos reflejáramos en el espejo. Empujé mi grueso
pelo detrás de mis oídos y volví mi cabeza de un lado a otro de
modo que el parpadeo de las luces de gas fuera capturado por
los diamantes
- las facetas de modo que las luces de gas los hace brillantes.
- Son hermosos - le dije.
Loren aprieto mis hombros y me hizo darme la vuelta hacia él
- Sí, tu lo eres - dijo.
A continuación, mantuvo la mirada en el espejo y me susurró,
- yo creo que ya has estudiado suficiente por un día. Regresa a
mi habitación conmigo.
Vi con mis ojos como él besaba mi cuello, siguiendo el camino
que mis tatuajes tomaban hacia mi hombro. Luego me di
cuenta de lo que realmente me estaba pidiendo y una
sacudida de miedo atornillo a través de mi cuerpo. ¡Quería
regresar a su habitación y tener relaciones sexuales! ¡Yo no
quiero hacer eso! Bueno, bueno, tal vez ya lo hice. En teoría,
de todos modos. Pero en realidad a perder mi virginidad con
este increíblemente caliente y con experiencia, el hombre?
ahora? Hoy en día? Trague saliva para reforzar un poco el aire
y la torpeza de mis brazos.
- Yo-yo no puedo - Si bien mi mente estaba en dándole
vueltas para decirle algo que no sonara como una imbécil
delincuente juvenil, el reloj del abuelo que estaba detrás del
sofá comenzó a tocar las siete campanas y sentí una avalancha
de socorro - No puedo, porque he hecho planes para reunirme
con Erin, Shaunee y el resto de los Prefectos del Consejo a las
siete y cuarto para poder practicar el ritual de mañana por la
noche.
Loren sonrió.
- Eres un líder poco diligente de las hijas oscuras, ¿no?
Entonces tendrá que ser otra vez - Se trasladó a mí, y pensé
que me besaría otra vez. En lugar de eso tocó mi cara,
acariciando brevemente mis tatuajes. Su tacto me hizo
temblar y tomar aliento - Si cambias de opinión voy a estar en
el desván del poeta. ¿Sabes dónde es?
Yo asentí, me seguía costando hablar. Todo el mundo sabe
dónde está la residencia del Poeta Laureado en la tercera
planta de los profesores a todos los trimestres la construcción
de sí mismo. Más de una vez había escuchado a las Mellizas
fantasear terminando de presentarse allí y teniendo en sí
mismos entregados a la lurve loft (como lo llaman).
- Bien. Ya sabes dónde voy a estar pensando en ti, incluso si
no te decides a entrar.
Ya había convertido a pie y fue cuando encontré mi voz.
- Pero realmente no puedo ir, así que ¿cuándo voy a verte de
nuevo?
Esperaba más de mí en su hombro, su sonrisa sexy, sabe
sonreír.
- No te preocupes, mi pequeña Alta Sacerdotisa, yo te encontrare a ti.
Cuando se había ido me senté en el gran sofá. Sentí como si mis
piernas fueran de goma y mi corazón estaba golpeando tan fuerte que
dolía. Me toque uno de los pendientes de diamantes. Se sentía el frío,
a diferencia de las perlas del muñeco de nieve que descansaban
acusatoriamente alrededor de mi cuello y la pulsera de plata que
estaba en mi muñeca. Se sentían calientes. Puse mi cara en mis manos
y dije miserablemente - creo que me estoy convirtiendo en un ho.
HCapítulo Ocho
Todo el mundo ya estaba allí cuando me apresure a su
encuentro. Nala aún estaba allí. Juro que ella me miró con los
ojos diciendo que sabía exactamente lo que había pasado en
la biblioteca. Luego, disparo un gruñón "mee-UF-ow!" en mi
dirección, a la distancia. Dios, estoy tan feliz que no podía
hablar.
Erik de repente pasó los brazos alrededor de mí. Él me besó
rápidamente y luego me abrazó, mientras que susurraba en
mi oreja
– He estado esperando a verte todo el día.
- Bueno, yo estaba en la biblioteca - Me di cuenta de que mi
tono era demasiado abrupto y odioso (en otras palabras,
culpable) cuando se separo de mí me dio una dulce sonrisa,
confundida.
- Sí, eso es lo que las gemelas nos dijeron a nosotros.
Le miré a los ojos, sintiéndome como una absoluta mierda.
¿Cómo podría incluso tener una oportunidad de perderlo? Yo
nunca debería haber dejado a Loren besarme. Estaba mal. Yo
sabía que estaba mal
- Oye, Z, bonito pañuelo - dijo Damián, tirando del extremo
de uno de los snowmen e interrumpiendo mi diatriba mental
de culpabilidad.
- Gracias, mi novio me lo dio – intente hacer una burla un
poco coja, pero sabía que sonaba rara y todos eran demasiado
listos.
- En ese pequeño comentario se refiere a su amigo que es un
niño - dijo Shaunee, dándome un giro con los ojos.
- Sí, no te estreses Jack - dijo Erin - Damián no ha cambiado
de equipo.
- ¿A mi no me dices que no me estrese? - Erik preguntó
juguetonamente.
- No, dulce thang - dijo Erin.
- Si Z se lía con la Reina Damien estaremos aquí para
ayudarte a lidiar con tu dolor - dijo Shaunee. A continuación,
las gemelas hicieron improvisado golpe como para moler y
Erik se beneficio. A pesar de la culpa que sentía, ellos me
hicieron reír, y cubrí los ojos de Erik.
Damien miro mal puntualmente a las gemelas y luego aclaro
su garganta – Vosotras dos son completamente incorregibles.
- Gemela, se me olvidó, ¿qué significa incorregibles?-Shaunee
dijo.
- Yo creo que significa que somos más calientes y sexys que
toda una manada de corregibles - dijo Erin, que seguía
golpeando y moliendo* (imagino que significa gestos
sexuales grotescos)
- Vosotras dos son dolts, lo que significa que tienen muy poco
sentido común - Damien dijo, pero incluso él no podía dejar
de reírse, sobre todo cuando Jack se unió riendo de golpe y
haciendo muecas - En cualquier caso – continuó - Yo casi fui
a la biblioteca, pero Jack y obligo a ver a todos los
participantes ver una repetición del maratón de Will and
Grace maratón y perdí totalmente la noción del tiempo. La
próxima vez que quieras hacer investigación, sólo házmelo
saber y el y yo estaremos encantados de ayudarte.
- Él es un poco de esos libros - dijo Jack, empujándole el
hombro juguetonamente.
Damien se sonrojó. Las Mellizas hicieron ruidos
amordazando. Erik rió. Y yo quería vomitar mis entrañas.
- ¡Oh, no hay problema. Estaba buscando algunos de ellos,
así, cosas - le dije.
- ¿Más cosas de nuevo? - Erik me sonrió hacia abajo.
Odiaba que se viera tan comprensivo y solidario. Si supiera
las cosas que haciendo en la investigación con Loren Blake ...
Oh, Dios. No. Él nunca, nunca debe averiguarlo.
Y sí, me doy cuenta de lo insignificante y ho-ish* (no se cómo
traducir esto pero creo que está entre perra y zorra) que era
que no mucho antes de esto había estado succionando la cara
de Loren y sintiéndome toda caliente sobre él, pero ahora
estaba prácticamente en una sofocante ola de culpabilidad.
Es evidente que necesito terapia.
- ¿Así que habéis traído las velas? - Les pedí a las gemelas, la
solución de una vez por todas, a pensar en el lío de Loren más
tarde.
- Por supuesto - dijo Erin.
- Por favor. Es fácil de peasy - dijo Shaunee - Incluso la hemos
puesto en su sitio - Señaló detrás de un buen plano del área
bajo la cubierta del enorme roble. Pude ver las cuatro velas
que representan los elementos en el lugar adecuado, con la
quinta vela, la que representa el espíritu, situada en el centro
del círculo.
- Traje los palillos - dijo Jack con entusiasmo.
- Muy bien. Bueno. Vamos a hacer esto - le dije. Los cinco de
empezamos a movernos hacia nuestras velas. Damien se paró
a mi lado, me sorprendió un poco y susurró
- Si quieres que Jack se vaya, sólo házmelo saber y voy a
decírselo.
- No - dije automáticamente y, a continuación, mi mente se
encontró con mi boca y añadí:
- No, Damien. Está bien que él esté aquí. Él es parte de
nosotros. Él pertenece aquí.
Damián me dio una sonrisa de agradecimiento y dejo paso a
Jack para que me diera los palillos. Él se precipito al centro
del círculo.
- Yo iba a traer un encendedor, pero luego he pensado acerca
de ello y simplemente no se sentía bien - Él me explicó muy
serio - Creo que es mejor utilizar madera auténtica. Ya sabes,
los palillos reales. Un encendedor es demasiado frío y
moderno para un antiguo ritual. Así que traje esto – Me
presento con orgullo una cosa larga y cilíndrica. Cuando sólo
lo miré como un, bueno, algo extraño, arrancaba la parte
superior y la parte inferior entregándomelo.
- Mira, largo y totalmente elegante palito de chimenea. Lo
suelo tener en la madriguera en nuestro dormitorio. Ya sabes,
por la chimenea.
Tomé los palillos de él. Eran largos y delgados con un bonito
color violeta y puntas de color rojo.
- Son perfectos - le dije, me alegré por poder hacer feliz a
alguien - Asegúrate de llevarlos al verdadero ritual de
mañana. Usaré esto en lugar del habitual encendedor.
- ¡Genial!- gritó y, a continuación, disparó una sonrisa
complaciente a Damián, se apresuró a por el círculo para
sentarse cómodamente bajo el árbol, y apoyar la espalda
contra el roble.
- Bueno, ¿estáis listos?
Mis tres amigos y mi novio (afortunadamente sólo estaba uno
de mis novios presente) dijeron “sis” a coro.
- Vamos a ir sobre las bases y no lo haremos complicado para
todos los involucrados. Se colocan en el círculo en sus lugares
apropiados con el resto de chicos de las hijas e hijos oscuros.
Entonces Jack se va a la cadena de música y yo entro, al igual
que hice el mes pasado.
- ¿El profesor Blake va a recitar un poema de nuevo? -
Damien preguntó.
- Oh, nena, yo espero que sí - dijo Shaunee.
- Es tan herrrrrmoso vampiro que casi hace interesante la
poesía - dijo Erin.
- ¡No!- todos me miraron de golpe. Entonces cuando me di
cuenta de que parecía rara (supongo que a todos les pareció
raro, miré a las gemelas y a Damien para evitar mirara a
Erik.) Continué en un tono de voz menos loco - quiero decir,
que no creo que él vaya a recitar nada. No he hablado con él
sobre eso, pero sea lo que sea da lo mismo - les dije con
absoluta y completa indiferencia, entonces me apresuré a
seguir - Por lo tanto, voy a entrar y moverse por el círculo de
la música, con o sin la poesía, hasta llegar a mi lugar en el
centro. Voy a emitir el círculo, pidiendo la bendición de NYX
para nosotros, especialmente al comienzo del un nuevo año,
tomaremos el vino, cerraremos el círculo y vamos comer -
Miré a Damián – Te encargaste de la comida ¿verdad?
- Sí, el chef está de regreso de sus vacaciones de invierno, y
ella y yo decidimos el menú ayer. Tenemos alrededor de un
millos de chile de distintas formas Y - añadió en una voz que
decía que pensaba que era totalmente malo – también
estamos importando la cerveza.
- Suena bien - le sonreí dándole mi reconocimiento. Sí, suena
raro y vagamente ilegal que los menores vayan a beber
cerveza, lo que está básicamente sancionado en cualquier otra
escuela. La verdad es que, debido al cambio fisiológico que se
está llevando a cabo dentro de todos nuestros órganos, el
alcohol no nos afectan a más o menos lo suficiente como para
hacer que los adolescentes actúen como típicos (en otras
palabras, no van a estar perdidos y no lo utilizan como una
excusa para tener relaciones sexuales entre sí).
- Oye, Z, ¿no vas aprovechar el ritual para anunciar al
Prefecto del Consejo para el próximo año? - Erik preguntó.
- Tienes razón. Me olvida que tengo que hacer eso – suspiré -
Así que, sí, antes de cerrar el círculo voy a anunciar los dos
chicos.
- ¿Quiénes son? - Damien preguntó.
Yo, uh, no lo había reducido a dos todavía.
- Voy a hacer mi decisión final sobre ello esa noche - le mentí.
En realidad, yo no había llegado a ningún nombre todavía. Ni
siquiera quería pensar en ello ya que uno de los dos niños
tomara el lugar de Stevie Rae en el Consejo. Entonces me
acordé que realmente se suponía que debería dejar a mi
consejo ayudarme a decidir a los nuevos niños que se estimen
convenientes - Eh, chicos. Creo que mañana antes del ritual
podemos conocer y repasar los nombres.
- Oye, Z, no te estreses - dijo Erik - Sólo tienes que elegir a dos
hijos. Estaremos bien con ellos.
Sentí un gran alivio recorrerme
- ¿Estáis seguros?
Mis amigos hicieron un coro "bien" y "suena bien para mí"
comentaban. Cada uno de ellos claramente con la máxima
confianza en mí. Ugh.
- Bien, bien. Por lo tanto, estamos todos con el fin de empezar
el ritual? - Les pregunté.
Asintieron.
- Muy bien. Vamos a practicar el círculo de fundición - Como
siempre, no importa lo estresada que estuviera o las tonterías
que estaban pasando en mi vida. Cuando se trata de un
círculo de fundición y convocar a los cinco elementos con los
que tengo un vínculo especial, o afinidad, el sentimiento de
emoción y placer de mi regalo (afortunadamente) eclipsa todo
lo demás. Cuando me acerqué a Damien sentí que mi estrés se
levantaba junto con mi espíritu. Saqué un largo, delgado
palito y lo golpee contra la parte inferior de la caja. Se
encendió y dije:
- Llamo al aire a nuestro círculo. Respiramos en con él en
primer lugar, por lo que es justo que sea el primer elemento
llamado. Venga a nosotros, aire! – toque con el palillo la vela
amarilla que Damien tenía encendida, y se quedó encendida,
incluso en las ráfagas de viento que salvajemente giraron en
torno a Damien y yo como si estuviéramos en el centro de un
domesticado pero juguetón mini-tornado.
Damien y yo nos sonreímos.
- Creo que nunca voy a conseguir algo más asombroso que
esto - dijo suavemente.
- Yo tampoco - dije, y voló el parpadeo salvajemente del
palillo. Luego me trasladé hacia la derecha, alrededor del
círculo hacia Shaunee y su vela roja. Yo podía oír Shaunee
tarareando algo bajito que reconocí, como ya una siguiente
coincidencia, la antigua canción de Jim Morrison, "Luz Mi
Fuego". La sonreí
- El fuego calienta y nos llama con su pasión. Hago un
llamamiento a nuestro círculo al fuego! - Como de costumbre,
apenas había tocado el encendido del palito cuando se
enciendo la vela de Shaunee. Se quemó al instante, lamiendo
la luz y el calor contra nuestra piel.
- Yo no podría estar más caliente si estuviera en llamas - dijo
Shaunee.
- Bueno, NYX te dio el derecho al elemento - le dije. Entonces
caminé hacia Erin, que prácticamente vibraba con la
emoción. Mi palito estaba todavía con llama, así que
simplemente sonreí y le dije a Erin,
- El agua hace un perfecto equilibrio con las llamas, al igual
que Erin es una doble perfecta para Shaunee. Hago un
llamamiento a nuestro círculo al agua! – toqué con el palito la
vela azul y al instante estábamos envueltas en los aromas y
sonidos del mar. Juro que pude sentir la cálida y tropical agua
chocando contra mis piernas, lo que la refrigeración del fuego
acababa sobrecalentado.
- Me gusta el agua - dijo Erin felizmente.
Luego señalé una profunda respiración para fortalecerme, me
asegure de fijar en mi cara una tranquila sonrisa, y caminé a
donde Erik estaba en la cabeza del círculo y sosteniendo la
vela verde que representaba el cuarto elemento del círculo, la
tierra.
- ¿Estas listo? - Le pregunté.
Erik parecía un poco pálido, pero asintió y su voz era fuerte y
segura cuando dijo,
- Sí. Estoy listo.
Levante el palito que todavía ardía
- ¡Ay! Mierda! – me sentí como un idiota total y no una Alta
Sacerdotisa en formación o la única joven que había sido
dotada con una afinidad por los cinco elementos, dejé que el
palito ardiera demasiado tiempo y me queme los dedos. Miré
a Erik avergonzada y luego casi completado todo el círculo.
- Lo siento, muchachos.
Ellos se encogieron de hombros afablemente. Estaba
volviendo hacia Erik y cogiendo una nuevo palito cuando vi lo
que paso o, más bien, lo que no había visto se registro en mi
mente.
No había hilo de luz vinculando a Damien, Shaunee, y Erin.
Sus velas se encendieron. Sus elementos se habían
manifestado. Pero la conexión no era considerable entre los
cinco de nosotros como cuando emitimos nuestro primer
círculo junto, que era tan potente que había sido visible como
un hermoso, hilo vinculante de luz, definitivamente había
desaparecido. No estaba segura de qué hacer, envié un
llamamiento a NYX en silencio, por favor, Diosa, muéstrame
qué debo hacer para reformar nuestro círculo sin Stevie Rae!
Entonces encendió el palito y el estímulo y Erik sonrió.
- La Tierra nos apoya y nos alimenta. El cuarto elemento que
yo llamo a nuestro círculo es la tierra!
Tomé el largo palito y toque la mecha de la vela verde. La
reacción de Erik fue inmediata. Él gritó de dolor cuando la
vela verde voló de su mano fuera del círculo y se estrello en el
engrosamiento de las sombras detrás del árbol. Erik se
frotaba la mano y algo murmuraba algo como si hubiera
recibido un duro golpe, al mismo tiempo una serie de
palabrotas venía de la oscuridad como si alguien estuviera
allí, al parecer, muy enojado, se dirigía hacia nosotros.
- ¡Maldita sea! ¡Ay! ¡Mierda! ¿Qué?
Afrodita surgió de las sombras con la vela verde y frotándose
una marca roja sobre su frente que ya estaba empezando a
hincharse.
- ¡Oh, maravilloso!. ¡Yo debería habérmelo figurado, maldita
sea!. Me dice que venga aquí… - se paró, miró a su alrededor
en el árbol y el césped y, a continuación, arrugando su
perfecta nariz - todo desierto rodeado por la naturaleza, y
¿Qué debo hacer para encontrar algo además de insectos y
suciedad? El rebaño de empollones me tira mierda a mí –
dijo.
- Ojalá hubiéramos pensado en ello - dijo Erin dulcemente.
- Afrodita, eres una odiosa bruja del infierno - tal y como dijo
Shaunee dulcemente.
- Dorks, no hablar conmigo.
Haciendo caso omiso de sus peleas dije
- ¿Quién te dijo de venir aquí?
Afrodita se reunió con mis ojos.
- NYX - dijo.
- ¡Por favor!
- ¡Cualquiera que sea!
- ¡No se puede!
Damián y las gemelas gritaron todos juntos. Me di cuenta de
que Erik se mantenía sospechosamente callado. Levante mi
mano.
- ¡Basta! – Me miraron fijamente como diciendo cállate.
- ¿Por qué NYX te dijo que vinieras aquí? - Le pedí a Afrodita.
Reunía todavía mi mirada de lleno, ella se acercó a mí. Dando
apenas una mirada a Erik dijo
- Sal de mi camino, cojo ex-novio - Me resultó sorprendente,
que Erik realmente saliera de su camino para que ella
ocupara su lugar en la tierra delante de mí.
- Llama a la tierra y luz, y verás - dijo Afrodita.
Antes de que nadie pudiera protestar seguí mi instinto,
sabiendo por la premonición de que me estaba dando lo que
sucedería.
- La Tierra nos apoya y nos alimenta. El cuarto elemento que yo llamo a
nuestro círculo la tierra! - Repetí y luego tocó con el palito encendiendo la
vela verde. Esta flameó al instante, en torno a Afrodita y yo los olores y
sonidos de un exuberante prado en plena flor en medio del verano.
Afrodita habló suavemente.
- NYX decidió que necesitaba más mierda en mi ya llena de
basura vida. Así que ahora tengo una afinidad por la tierra.
Irónico ¿suficiente para ti?
HCapítulo Nueve
-¡Oh, no maldita sea! - gritó Shaunee.
- ¡Ídem, Twin! Sólo maldita maldita sea! - dijo Erin.
- No puedo creer que esto sea justo - dijo Damián.
- Créelo – dije de espaldas al resto del círculo mientras seguía
mirando a Afrodita. Antes de que mis amigos pudieran decir
nada mas añadí: - Mira el círculo.
No Tuve necesidad de mirar para verlo. Ya sabía lo que iba a
ver, y sus jadeos me dijeron que tenía razón. Aún así, me volví
lentamente, de nuevo asombrada por la belleza del poder de
la diosa y el hilo de luz que nos envolvía a los cuatro juntos.
- Ella está diciendo la verdad. NYX la envió aquí. Afrodita
tiene una afinidad por la tierra.
Conmocionados en silencio, mis amigos sólo miraban como
me movía hacia el centro del círculo y recogía mi vela púrpura
- Espíritu es lo que nos hace únicos, lo que nos da valor y
fuerza, y es lo que vive en nuestros cuerpos y después hay
más. Venid a mí, espíritu! - Yo estaba sumida en los cuatro
elementos cuando el espíritu se apresuró hacia mí, me
llenado con la paz y la alegría. Caminé alrededor del círculo,
reuniéndome con mis amigos confundidos que con malestar
miraban, tratando de ayudarlos a entender algo que no
realmente a mí mismo, pero lo que pude sentir fue, de hecho,
la voluntad de NYX.
- Yo no pretendo entender NYX. La Diosa de la forma más
misteriosa, a veces, nos pide realmente cosas difíciles a
nosotros. Esta es una de las cosas difíciles. Nos guste o no,
NYX ha dejado claro que Afrodita debe tomar el lugar de
Stevie Rae en nuestro círculo - Miré Afrodita - No creo que
ella este exactamente entusiasmada con ello.
- Subestimación - murmuró Afrodita.
Seguí.
- Pero tenemos una opción. NYX no fuerza nuestra voluntad.
Tenemos que estar de acuerdo en dejar de Afrodita, o no - Yo
dudaba, sin saber cómo terminar. Tratamos de emitir el
círculo con alguien más, y Erik no había sido autorizado a
representar a la tierra. Tal vez era sólo que la diosa no quería
a Erik de pie en el círculo, pero en mi opinión, era difícil de
creer. Erik no sólo era un buen tipo también era miembro de
nuestro Consejo, pero mi instinto me decía que el problema
no era que NYX no quisiese a Erik. El problema era que NYX
querían específicamente a Afrodita. Suspiré y metí la pata - yo
creo que pueden empezar un montón de diferentes niños y
ver si alguno de ellos se les permite manifestar la tierra - Miré
fuera del círculo y me reuní con los ojos sombríos de Erik -
Pero no creo que Erik sea la cuestión - Él me sonrió, pero era
sólo un movimiento de la boca, la sonrisa no llegó a tocar sus
ojos o la cara.
- Creo que tenemos que hacer lo NYX quiere que hagamos.
Incluso si no nos gusta - dijo Damián.
- ¿Shaunee? - Me volví a ella - ¿Cuál es tu voto?
Shaunee y Erin compartieron una mirada y lo juro, suena raro
pero casi pude ver pasar palabras en el aire entre ellas.
- Vamos a dejar que forme parte del círculo la bruja - dijo
Shaunee.
- Pero sólo porque NYX quiere - dijo Erin.
- Sí, pero queremos dejar claro que no entendemos por qué
NYX ha hecho esto - Shaunee añadió, mientras Erin asentía
en acuerdo.
- ¿Me va a seguir llamando bruja? - Afrodita dijo.
- ¿Estás respirando? - Shaunee preguntó.
- Entonces, si estás respirando eres todavía una bruja - dijo
Erin.
- ¿Qué es lo que nos pides? - Shaunee termino.
- No - dije con firmeza. Las Mellizas convirtieron sus
resplandores sobre mí – a vosotras no tiene que gustaros ella.
Ni siquiera tenéis que entender porque NYX la quiere aquí.
Pero si aceptamos a Afrodita y todos la aceptamos. Eso
significa que los insultos tienen que parar - Las Gemelas
aspiraron fuertemente aire, obviamente están preparadas
para discutir conmigo, así que apresuradamente añadí -
Mirar dentro de vosotras, especialmente ahora cuando habéis
manifestado vuestro elemento. ¿Qué os dice vuestras
conciencias? - Luego tomé una respiración y esperé.
Las Gemelas hicieron una pausa.
- Sí - dijo Erin con desgracia.
- Creemos que en tu punto de vista. Simplemente no nos
gusta - dijo Shaunee.

- ¿Y qué hay de ella? Así que dejamos de llamarla bruja y tal,


pero ¿todavía va a actuar como una? - Erin dijo.
- Ahora Erin tiene un punto - dijo Damián.
Miré más a Afrodita. Por su expresión estaba aburrida, pero
pude ver que ella estaba teniendo grandes tragos de aire,
como no podía obtener suficiente olor de la pradera tierra se
habían manifestado a su alrededor. De vez en cuando me di
cuenta de bajaba sus dedos hacia abajo a su alrededor como si
estuviera acariciando a través de altura, hierbas fragantes.
Evidentemente, ella no era tan insensible a lo que acaba de
ocurrir, como pretendía ser.
- Afrodita va a hacer lo mismo que las dos acabáis de hacer.
Ella va a buscar en su conciencia y, a continuación, hacer lo
correcto.
Afrodita miró burlonamente alrededor como si estuviera
buscando algo que podría estar oculto en la noche. Entonces
ella se encogió de hombros.
- ¡Vaya!. Parece que no tengo conciencia.
- ¡Basta! – todos me miraron de golpe y la energía que había
evocado con el círculo azotó entre Afrodita y yo,
peligrosamente serpenteaba en torno a su cuerpo. El poder
aumentaba mi voz, haciendo que los ojos azules de Afrodita se
ampliaran en sorpresa y miedo - No aquí. No, en este círculo.
No vas a mentir y fingir. Decide ahora. Tienes la opción,
también. Sé que has ignorado a NYX antes. Puedes optar por
hacer caso omiso de ella. Pero si eliges permanecer y hacer la
voluntad de la Diosa, no vas a hacerlo con mentiras y odio.
Pensé que iba a romper el círculo. Casi lo deseaba. Me será
más fácil no tener a nadie representando a la tierra. Yo podría
poner luz en la vela verde por mí mismas y ponerla sobre el
terreno. Sea lo que sea. Pero Afrodita me sorprendió, y sólo
sería la primera de muchas sorpresas que NYX había
guardado para mí.
- Muy bien. Me quedo.
- Bien – dije - Miré en torno a mis amigos - ¿Bien?
- Sí, está bien - murmuraban.
- Bien. Así que tenemos nuestro círculo - le dije.
Antes de nada más extraño pudiera suceder me moví contra
las agujas del reloj alrededor del círculo, para despedir a cada
uno de los elementos. El hilo de plata de poder desaparecido,
dejando atrás los olores de las flores silvestres, los océanos y
una cálida brisa. Nadie dijo nada, y el incómodo silencio
creció hasta que comencé a sentir lástima por Afrodita. Por
supuesto, abrió su boca y, como de costumbre, destruyó que
cualquier persona pudiera sentir lástima por ella.
- No te preocupes. Me voy para que podáis volver a su sesión
de Dungeons and Dragons o lo que sea - Afrodita se mofó.
- Oye, no jugamos a Dungeons and Dragons! - Jack dijo.
- Vamos, tenemos tiempo de ir hasta el IHOP para coger algo
de comer antes de que empiece la película - dijo Damián, y el
grupo entero de ellos por completo hizo caso omiso de
Afrodita, y se alejó, hablando entre sí acerca de los espartanos
y la forma en este momento en que ven 300 que van a realizar
un seguimiento de cuántos actores vampiros hay en ella.
Estaban a varios pies de distancia cuando Erik noto que yo no
estaba con ellos.
- ¿Zoey? - llamó. El grupo se detuvo y miró de nuevo a mí,
obviamente, sorprendidos de ver a Afrodita manteniéndose
en pie en el círculo disuelto - ¿No vienes? - Su voz fue
cuidadosamente neutral, pero le pude ver apretando la
mandíbula con una mezcla de lo que podría ser molestia o
preocupación.
- Ir por delante. Voy a encontraros en el cine. Necesito hablar
con Afrodita.
Esperaba que Afrodita hiciera un comentario de los suyos,
pero ella no lo hizo. Estaba echando un vistazo a su lado y vi
que ella estaba mirando hacia la oscuridad y no ponía
ninguna atención a mis amigos o a mí.
- Pero, Z, vas a perderte el chip de panqueques de chocolate -
dijo Jack.
Le sonreí.
- Está bien. Comí algunos anoche que era mi cumpleaños y
todo.
- Tienen que hablar, así que vamos - dijo Erik.
No me gustaba cómo sonaba, como si no le importara, pero
antes de que yo pudiera decir cualquier otra cosa se fueron.
Mierda. Yo definitivamente iba a tener algunos prea
condicionamientos con él.
- A Erik le gustan las cosas a su manera. Además, como una
novia que le pone en primer lugar. Supongo que esta solo
encontrando eso - dijo Afrodita.
- No voy a hablar de Erik contigo. Sólo quiero oírte hablar de
lo que has demostrado a NYX en su voluntad.
- En caso de que usted ya no sepa acerca de la voluntad de
NYX, bla, bla, bla, ¿sea cual sea? ¿No te eligió ella?
- Afrodita, tengo un dolor de cabeza muy malo ahora. Me
gustaría estar con mis amigos comer panqueques de
chocolate. Luego quiero ir a ver 300 con mi novio. Así que ya
me estoy cansado de todo –soy-una-puta-todo-el-tiempo.
Aquí está el acuerdo, sólo respóndeme a la pregunta y que
podemos ir hacer lo que queremos hacer - Estaba frotando mi
frente. Lo último que esperaba era la bomba que cayó de
repente sobre mí.
- Realmente significa simplemente responder a la pregunta de
modo que puedas ir a cumplir con la criatura en la que Stevie
Rae se convirtió, ¿no?.
Sentí todo el color fugarse de mi rostro.
- ¿De qué diablos estás hablando Afrodita?
- Vamos a caminar - dijo y empezó a caminar junto a la
enorme pared de piedra que bordeaba la escuela.
- Afrodita, no – La agarre del brazo - Dime lo que sabes.
- Mira, es difícil para mí tener tan poco tiempo entre una
visión y otra, y la he tenido una que me hizo venir aquí no es
normal al igual que mi visión – Afrodita se paso la mano por
la frente, también tenía dolor de cabeza. Me di cuenta por
primera vez que sus manos estaban temblando, que en
realidad todo su cuerpo estaba temblando y parecía
anormalmente pálida.
- Muy bien. Vamos a caminar.
Ella no dijo nada por un tiempo, y tuve que luchar conmigo
mismo para no cogerla, sacudirla y hacer que me dijera lo que
sabía acerca de Stevie Rae. Cuando finalmente comenzó a
hablar, no me miraba y parecía estar hablando a la noche en
vez de a mí.
- Mi visión ha ido cambiando. Comenzó con la que había
cuando los niños humanos estaban siendo asesinados. Solía
ser capaz de ver las cosas como si fuera sólo un observador.
Observé lo que estaba pasando, pero no era tocada por ella.
Todo y todos son claros, fáciles de entender. Con los niños es
diferente. Yo no me separé nunca más. Yo era uno de ellos.
Podía sentir mi ser morir con ellos - Se detuvo y se estremeció
- Yo tampoco podía ver las cosas más claramente. Las cosas se
convierten en una gran mezcla de miedo, pánico y locas
emociones. Tengo algunos destellos de cosas que puedo
identificar o entender, como cuando te informé que tenías
que conseguir llegar a los túneles o Heath iba a morir. Pero
sobre todo me asustó y me quedo confusa, después me siento
horrible - Afrodita me miró como si estuviera recordando en
ese momento que yo estaba realmente allí - Al igual que paso
con la visión en que vi el ahogamiento de tu abuela. De hecho,
yo era tu abuela, y fue sólo suerte de que Cogí el puente de la
visión y sabía que había que ir en el agua.
Yo asentí
- Recuerdo que no podías decirme mucho. Pensé que era más
porque no querías decírmelo.
Su sonrisa era sarcástica.
- Sí, lo sé. No me importa que fuera lo que pensabas.
- Sólo dime la parte de Stevie Rae - Dios, ella estaba molesta.
- No he tenido una visión durante un mes. Bueno, demasiado,
ya que mis padres me insisten en visitarles durante las
vacaciones de invierno.
Su gesto dijo que la visita a sus padres no era exactamente
una buena cosa, yo ya lo sabía. En la última noche de las
visitas de los padres accidentalmente vi una escena de
pesadilla majorly entre Afrodita y sus padres. Su papá es el
alcalde de Tulsa. Su madre podría ser Satanás. Básicamente,
que mi "alquileres parecen Brady padres” (sí, soy un idiota y
veo las repeticiones Nickelodeon).
- Tuve que tener una escena de cumpleaños con mis padres el
día de ayer.
- Tu padrastro es una de las personas de fe, ¿no?
- Totalmente. Mi abuela lo llama cagada de mono.
La hizo reír. Quiero decir realmente reír. La mire sorprendida
por la forma en que transformó su cara de fría al calor y
bastante hermosa.
- Sip. Odio mi" alquileres " - le dije.
- ¿Quién no? - dijo.
- Stevie Rae no. O al menos no antes de ... - frente a la zaga de
mi voz y tuve que luchar contra la necesidad de no reventar
en lágrimas embarazosas.
- Así que parte de la visión ya pasó. Stevie Rae se ha
convertido en un monstruo.
- ¡Ella no es un monstruo! Ella es sólo diferente a lo que solía
ser.
Afrodita levantó una rubia perfecta frente.
- Yo diría que podría ser una mejora, si no hubiera visto en lo
que ha cambiado.
- Dime lo que viste.
- Vi vampiros ser asesinados. Horriblemente - Afrodita tuvo
que hacer una pausa para tragar, al igual que ella estaba
tratando no vomitar.
- ¿Por Stevie Rae? – la pregunte.
- No. Se trata de una visión diferente.
- Bueno, estoy confundida.
- Intenta conseguir las malditas visiones o, al menos, estas
nuevas visiones que he estado teniendo. Confusión es lo que
está sobre todos. Y dolor.
Y el miedo. Ellos… es completamente horrible.
- Por lo tanto, ¿Stevie Rae no estaba en una donde había
vampiros muertos?
Ella sacudió la cabeza.
- No, pero las dos se sentían como si fueran juntas - Afrodita
suspiró - Vi a Stevie Rae. Fue horrible. Sucia real y delgada y
sus ojos brillaban en un extraño color rojo. Y no puedes creer
lo que ella llevaba. Quiero decir, que no fue nunca Miss Moda,
pero aun así.
- Sí, sí, lo entiendo. ¿Así que vio a su no-muerta?
- Eso es lo que es, ¿no es así?. Ella se convirtió en una especie
de horrible Vampiro tópico, el monstruo que los seres
humanos han estado llamando desde hace siglos.
- No todos los seres humanos. Tú sabes, que realmente
necesitas obtener otra actitud completamente menos
asquerosa sobre los seres humanos. Tú solías ser uno - le dije.
- Lo que sea. Yo solía estar enamorada de Sean William Scott,
también. Hablando del pasado – Ella se dio la vuelta de nuevo
al cabello - De todos modos, he visto a Stevie Rae cuando ella
moría. De Nuevo. Esta vez de verdad. Y sabía que si la visión
se volvía realidad de alguna manera, todas las muertes de
vampiros también sucederían. Así que tenemos que encontrar
la manera de salvar a Stevie Rae, NYX cree que es serio
porque no estará contenta con que un montón de vampiros
sean asesinados.
- ¿Cómo va a morir Stevie Rae?
- Neferet la mató. Ella empujo a Stevie Rae a la luz directa del
sol y se quemó.
HCapítulo Diez
- Mierda. Luego, ella realmente no puede salir a la luz del sol -
le dije.
¿Tú ya lo sabes no? - Afrodita dijo.
- Stevie Rae no ha sido precisamente fácil, hablar con ella, así,
muerta.
- ¿Pero la has visto y hablado con ella?
Dejé de caminar y me puse delante de Afrodita para que ella
tuviera que hacerme frente.
- Mira, tú no puedes decirle a nadie nada acerca de Stevie
Rae.
- ¿En serio? Yo pensé en ponerlo en el papel de la escuela.
- En serio, Afrodita.
- No me trates como si fuera una idiota. Si alguien sabe de
nosotros, además de Stevie Rae, Neferet lo sabrá. Ella lo hará
prácticamente desde que puede leer la mente de todos.
Bueno, salvo las nuestras.
- ¿Ella no puede leer tu mente, también?
Afrodita tenía una sonrisa de auto-satisfacción, y también con
un poco de odio.
- Ella nunca ha sido capaz de hacerlo. ¿Cómo crees que he
tenido tanta basura por tanto tiempo?
- Bonito - Claramente me acordé de lo terrible perra que
había sido Afrodita como líder de la Hijas Oscuro. En
realidad, desde el momento en que había cumplido, Afrodita
había sido egoísta y francamente odiosa. Sí, sus visiones me
han ayudado a salvar a mi abuela y Heath, pero ella había
dejado claro que realmente no le importaba salvarlos a
ninguno de ellos, y sólo había ayudado porque ella ganaba
algo a cambio de esto. Reduje mis ojos hacia ella.
- Bueno, vas a tener que explicarme por qué estás molestando
diciéndome todas estas cosas. ¿Qué hay en esto para ti?
Afrodita amplio sus ojos simulando y poniendo en ridículo el
acento Southern Belle,
- ¿Por qué, a que te refieres? Estoy ayudando porque tú y tus
amigos han sido siempre tan dulces conmigo.
- Cortar el rollo, Afrodita.
Su expresión y su voz aplanada volvió a la normalidad.
- Digamos que tenemos mucho que hacer por ella.
- ¿Por Stevie Rae?"
- Para NYX - Ella desvió la mirada – Tu probablemente no
vas a conseguir esto, eres todo poderosa con los nuevos
regalos de NYX y básicamente Miss Perfecta, pero una vez
que has tenido tus regalos por un tiempo, puedes descubrir
que no siempre es fácil hacer lo correcto. Hay otras cosas,
gente en el camino. Tu vas a cometer errores – Afrodita se
burlo - Bueno, tal vez no. Pero lo hice. Yo no podría dar una
mierda sobre todo por ti o Stevie Rae o otra persona alguien
de aquí de la escuela, pero me preocupa NYX - Su voz vaciló -
Yo sé lo que es creer que la diosa ha pasado de mí y no quiero
sentirme así de nuevo.
Toque su la mano y el brazo.
- Pero NYX no paso de ti. Eran sólo mentiras que dijo Neferet
para que nadie se creyera tus visiones. Sabes que Neferet está
detrás de lo que Stevie Rae se convirtió, ¿no?.
- Lo sé desde la visión, cuando vi a Heath morir - Ella rió un
poco forzado - Menos mal que ella no puede leer nuestras
mentes. No sé lo que le haría a un joven que sabe lo horrible
que es.
- Ella sabe que yo lo sé.
- ¡Tienes que estar bromeando!
- Bueno, ella sabe que estoy detrás de ella - Dudé, y luego
imaginé, infierno. Bastante extrañada, resultaba que Afrodita
(alias, la bruja del infierno) era la única persona en esta tierra
con quien podría realmente hablar.
- Neferet intento borrarme la memoria la noche que salvé a
Heath de los chicos no-muertos. Funcionó por un tiempo,
pero enseguida supe que algo andaba mal. Utilicé el poder de
los elementos para curar mi memoria y, así, me deja acordé
de lo que había sucedido.
- ¿Le dijiste algo?
Me puse nerviosa.
- Bueno, ella me amenazó. Dijo que nadie me creería si decía
algo de ella. Y, uh, me volvió loca. Así que le dije que no
importaba si ningún joven me creía, porque NYX si lo hacía.
Afrodita sonrió.
- Apuesto a que ella estaba molesta.
- Sí, supongo que sí - En realidad, me puso un poco enferma
pensar en lo molesta que probablemente estuviera Neferet -
Pero justo después de que ello, se marcho para las vacaciones
de invierno. No la he visto desde entonces.
- Ella volverá en seguida.
- Lo sé.
- ¿Tienes miedo? - Afrodita pregunto.
- Totalmente - dije.
- No te culpo. Bueno, aquí es lo que yo sé por mis visiones.
Tenemos que poner a Stevie Rae en algún lugar seguro y lejos
del resto de esas cosas. Y tenemos que hacerlo ahora. Antes
de que Neferet regrese. Hay alguna conexión entre las dos. No
lo entiendo, pero sé que está ahí, y sé que está mal - Afrodita
puso una cara como si hubiera degustado algo desagradable -
En realidad todo lo de los no-muerto-monstruos esta todo
mal. Háblame acerca de las criaturas repugnantes.
- Stevie Rae es diferente que el resto de ellos.
Afrodita me dio una mirada que decía definitivamente que no
me creía.
- Piénsalo. ¿Por qué NYX le hubiera dado a un incipiente un
poderoso regalo como es una afinidad por la tierra y luego
dejarla morir. Y entonces, no morir - Me pausé, luchando con
la forma de hacerla entender - Creo que su conexión a la
tierra es la razón por la cual Stevie Rae ha conservado algunas
partes de su humanidad, y realmente creo que sí, me refiero a
nosotros, si podemos ayudarla a que encuentre el resto de su
humanidad. ¿O quizás tenemos que encontrar una manera de
sanarla. A su vez volver a ser una joven o tal vez incluso una
vampiresa adulta. Y tal vez si Stevie Rae se cura, significa que
hay una oportunidad para que el resto de ellos, también.
- Así que, ¿tienes idea de cómo vamos a arreglarlo con ella?
- No. No es una pista - Entonces sonreí - Pero ahora tengo a
alguien con unas poderosas nuevas visiones y una afinidad
con la tierra ayudándome.
- Genial. Eso me hace sentir mucho mejor.
No quería admitírselo a Afrodita, pero la verdad es que ser
capaz de hablar con ella acerca de Stevie Rae y su ayuda para
llevar a cabo lo que se suponía que tenía que hacer me hizo
sentirme mejor. Mucho mejor.
- De todos modos - Afrodita estaba diciendo - ¿cómo vamos a
encontrar a Stevie Rae? - Ella doblo su labio - No me digas
que esperas que vaya a rastrear alrededor de los
desagradables túneles contigo.
- En realidad, Stevie Rae me dijo que me esperaría en la
glorieta de Philbrook esta noche en torno a tres.
- ¿Ella se va a presentar?
Me mordí el labio.
- Yo la soborné con su ropa vaquera, por lo que creo que
vendrá.
Afrodita sacudió la cabeza.
- Así que ella muerta, no-muerta, todavía tiene atrofiado el
sentido de la moda.
- Aparentemente.
- Ahora esto es realmente triste.
- Sí - suspiré. Me encanta Stevie Rae, pero tenía que admitir
que le gustaba vestirse como un Hick.
- Así que, cuando y donde vas a coger la ropa?
No creía que debiera mencionar que también quería llevar
una bañera.
- No sé. No he pasado mucho pensado en conseguir la ropa, ni
eh, la sangre.
- ¡La sangre!"
- Ella tiene que tomarla. Sangre humana. O se vuelve loca.
- ¿No está ella ya bastante loca?
- ¡No! Ella tan sólo se ocupa de cuestiones.
- ¿Problemas?
- Muchos de los problemas - le dije con firmeza.
- Está bien. Lo que sea. Tienes que decidir donde la vas a
esconder. Ella no puede quedarse con el resto de esas cosas.
Eso no la ayudara - dijo Afrodita.
- Yo iba a tratar de hablarla para volver aquí. Me imaginé que
podía ocultarla fácilmente mientras que la mayoría de los
vampiros se ha ido.
- No la puedes traer de vuelta aquí - Afrodita había palidecido
- Aquí es donde la vi morir. Una vez más.
- ¡Mierda! Entonces no sé qué diablos voy a hacer - admití.
- Supongo que podría meterla en casa de mis viejos - dijo
Afrodita.
- Sí, claro. Tus padres son la comprensión y todos. Eso suena
como una gran idea, Afrodita.
Ella rodó sus ojos.
- Mis padres se han ido. Se fueron esta madrugada durante
tres semanas de esquí a Breckenridge. Además, ella no va a
permanecer dentro de la casa. Mis padres viven en una de
esas viejas mansiones de petróleo a la derecha por la calle de
la Philbrook. Han un garaje de apartamentos que solían ser
cuartos funcionales en el día. No se utilizan, excepto cuando
mi abuela viene a visitarnos, y mi mamá sólo su pegada en
uno de los de alta categoría, de alta seguridad, enfermería,
para que no tuviera que preocuparse por eso. Sin embargo, en
todo el apartamento debe trabajar, ya sabes, la electricidad y
el agua y tal.
- ¿Crees que allí va estar bien?
Afrodita se encogió de hombros.
- Estará más segura allí que aquí.
- Muy bien. Aquí es donde se va entonces.
- ¿va a estar bien con eso?
- Sí - me mentí - Voy a decirle que la nevera está llena de
sangre – Suspiré - Aunque no sé cómo diablos voy a
conseguir un vaso de sangre, por no hablar de una nevera
llena de ella.
- Está en la cocina.
- ¿En tu casa? - Ahora yo estaba totalmente confundida.
- No, jeesh. Tienen sangre aquí. En un gran refrigerador de
acero inoxidable en la cocina. Para los vampiros. Vienen
envíos frescos todo el tiempo de donantes humanos. Todos
los upperclassmen lo conocen. Lo utilizamos a veces en los
rituales.
- Eso va a ser trabajoso, sobre todo porque no hay casi nadie
en todo momento. Debería ser capaz de entrar en la cocina y
coger algo de sangre sin ser capturada - fruncí el ceño. - Por
favor, dime que no está en una jarra Tupperware o algo
igualmente inquietante.
Bueno, aunque a mi realmente me gustaba beber sangre,
estaba todavía completamente extrapolando la idea de la
realidad sobre beber sangre. Lo sé, necesito terapia. Otra vez.
- Está en bolsas, al igual que en el hospital. No hay nada
estresante.
En ese momento hicimos un automático giro a la derecha por
los meandros y fuimos hacia el dormitorio.
- Tienes que venir conmigo - le dije bruscamente.
- ¿A la cocina?
- No, me refiero con Stevie Rae. Tendrás que mostrarnos tu
casa y cómo llegar al apartamento y todo.
- Ella no va a querer verme - dijo Afrodita.
- Lo sé, pero tendrá que hacerlo. Ella sabe sobre tu visión de
mi abuela. Cuando le digamos que has tenido una visión
sobre de ella, sólo tendremos que creer - Yo estaba contenta
de haber sonado tan segura. Definitivamente no me sentía
segura - Pero podría ser mejor si te ocultas y esperas hasta
que haya hablado con ella por un tiempo antes de que te vea.
- Mira, estoy tratando de hacer lo correcto, pero no voy a
ocultarme de una niña que solía utilizar “frigorífico”.
- ¡No la llames así! - Me miro atónita - ¿Alguna vez has
pensado que una gran parte de tu problema y por lo qué
tantas cosas malas te están sucediendo no es por Neferet y no
todos es su culpa, es el hecho de que eres una perra, con una
asquerosa actitud?
Afrodita subió las cejas y giro su cabeza a un lado, que la hizo
verse como una rubio de aves.
- Sí, he pensado en eso, pero yo no soy como tú. Yo no soy tan
positivas y Miss buenaza. Dime algo. ¿Crees que la gente es
buena, ¿no?
Su pregunta me sorprendió, pero me encogí de hombros y
asentí.
- Sí, supongo.
- Yo no. Creo que la mayoría de la gente, y estoy hablando
tanto de vampiros y humanos, son mierda. Pusieron en un
acto. Ellos pretenden ser todos-bueno, pero realmente están a
sólo un paso de mostrar su verdadera cara de idiotas.
- Esa es una triste manera de ir por la vida - le dije.
- Tú lo llamas ser deprimente. Yo lo llamo ser realista.
- ¿Cómo, que nunca confías en nadie?
Afrodita parecía estar lejos de mí.
- Yo no. Es más fácil de esa manera. Encontrará a cabo". Se
reunió de nuevo con mis ojos y no pude leer la expresión rara
que había en ellos - El poder cambia la gente.
- No voy a cambiar - Iba a decir más, pero luego pensé en el
hecho de que hace apenas unos meses si alguien me hubiera
dicho que me gustaría hacerlo con un hombre adulto
mientras yo tenía no uno sino dos novios habría dicho que era
imposible. Por lo tanto, ¿no significa eso que había
cambiado?
Afrodita sonrió como si pudiera leer mi mente.
- Yo no estaba hablando de ti. Estaba hablando de la gente
que te rodea.
- Oh - le dije. "Afrodita, no sé lo que significa eso pero yo
escojo a mis amigos mejor que tú.
- Vamos a ver. ¿No deberías estar yendo a ver la película para
cumplir con tus amigos en este momento?"
Suspiré.
- Sí, pero no puedo ir. Tengo que conseguir la sangre para
Stevie Rae, y coger su ropa, y también quiero pasar por el
Wal-Mart y comprar uno de esos Go-Phones(móvil). Pensé
que sería una buena idea dárselo a Stevie Rae para que pueda
llamarme.
- Muy bien. ¿Por qué no quedamos fuera de la trampilla del
muro alrededor de las dos y treinta? Eso nos dará suficiente
tiempo para llegar a Philbrook antes que Stevie Rae.
- Suena bien. Sólo necesito correr hasta mi habitación, para
agarra algunas cosas de Stevie Rae y la ropa de mi bolso,
entonces voy estaré lista para irme.
- Bueno, voy a entrar en el dormitorio la primera.
- ¿Huh? - dije.
Afrodita me dio una mirada que decía que pensaba que yo era una retrasada.
- No querrás que la gente me vea contigo. Ellos pueden pensar que somos amigas
o algo ridículo como eso.
- Afrodita, no me importa lo que piense la gente.
Ella rodó sus ojos.
- A mi si - Luego de prisa fue delante de mí al dormitorio.
- ¡Hola! - Llamé. Ella miró sobre su hombro - Gracias por ayudarme.
Afrodita frunció el ceño.
- No hables de ello. Y lo digo en serio. No lo Menciones. Es
Jeesh - Sacudió la cabeza y se apresuró al dormitorio.
HCapítulo Once
Encontré el medallón de corazón cuando buscaba en el cajón
donde conseguí la ropa de Stevie Rae. Estaba con ella la
noche que murió, y en ese momento había venido a nuestra
habitación la vampiresa del escuadrón de limpieza (así lo
llaman) ya había estado allí y lo malo fue que tomo todas las
pertenencias de Stevie Rae. Me molesto. Realmente me
molesto mucho. Insistí en coger algunas de sus cosas porque
quería volver a recordarla a través de sus pertenencias, así
que Anastasia, la profesora que enseña hechizos y rituales
(ella es muy bonita y está casada con Dragon Lankford, el
instructor de esgrima) me llevó a un escalofriante trastero
donde me empujó algunas cosas de Stevie Rae en una bolsa y,
a continuación, de nuevo metió los objetos en el vestidor.
Recuerdo que Anastasia fue gentil conmigo, pero también
claramente rechazaba la idea de que tuviera recuerdos de
Stevie Rae.
Cuando un joven muere, los vampiros esperan de nosotros
que lo olvidemos y sigamos adelante.
Bueno, yo simplemente no creo que eso sea lo correcto. Yo no
iba a olvidarme de mi mejor amiga, antes incluso de que me
enterara de que ella no estaba realmente muerta.
De todos modos, cuando agarré los vaqueros algo cayó del
bolsillo. Era un poco crujiente y ponía “para Zoey” en el
exterior del sobre de Stevie Rae. Mi estómago me dolió
cuando lo abrí. Dentro había una tarjeta de cumpleaños, una
de esas estúpidas con una foto de un gato (que se parecía
mucho a Nala) en la parte delantera, llevaba uno de esos
sombreros puntiagudos de cumpleaños y estaba tristón. En su
interior ponía: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, o lo que sea, ME
IMPORTAS, SOY UN GATO. Stevie Rae había dibujado un
gran corazón y había escrito ¡LOVE YOU! STEVIE RAE Y
NALA. Deslicé en torno a la parte inferior de la envoltura una
cadena de plata. La levanté hasta encontrar un delicado
medallón de plata en forma de corazón colgando de ella. Mis
dedos estaban temblando cuando abrí el medallón. Una
imagen muchas veces doblada cayó. La alisé cuidadosamente
y, con un sollozó, reconocí el recorte de parte de una
fotografía que nos habíamos tomado las dos (poniéndonos la
cama delante de nuestras caras sonrientes, y pulsando el
botón del flash). Me limpie los ojos, doblé la imagen de nuevo
y la metí en el medallón, después abroché la cadena alrededor
de mi cuello. Era una cadena corta, por lo que el corazón
quedaba justo debajo del hueco de mi garganta.
De alguna manera, encontrar el collar me hizo sentirme más
fuerte, y también que sacar la sangre de la cocina fuera más
fácil de lo que hubiera pensado que iba a ser. En vez de coger
mi habitual bolso de diseñador que encontré en una tienda en
la plaza de Utica el año pasado (es de color rosa piel falsa y
totalmente cool), tomé mi bolsa ginormic, que utiliza para
llevar los libros cuando iba a la Escuela Secundaria del Sur en
Broken Arrow, antes de que yo y mi vida Marcada explotara.
En cualquier caso, la bolsa era lo suficientemente grande
como para llevar un niño dentro (si le cortáramos), por lo que
fue fácil de rellenar con las dorky ropas de Stevie Rae sus
vaqueros, una camiseta y sus botas de vaquero negro (ugh),
También cupieron algunas cosas más y todavía tenía espacio
para cinco bolsas de sangre. Sí, era una bruta. Sí, quería
pinchar una y succionarla como un carton de zumo. Sí, soy
repugnante.
La cafetería estaba vacía, así como la cocina, estaba
completamente abandonada. Pero como todo lo demás en la
escuela, no estaba cerrado. Entré y salí de la cocina de forma
sencilla, con mi bolso lleno de sangre, mientras
cuidadosamente trataba de verme indolente y no culpable.
(Realmente no soy buena ladrona.)
Estaba preocupada por encontrarme con Loren (estaba
realmente tratando de olvidarlo, bueno, no tan duro porque a
pesar de todo no me había quitado los diamantes de las
orejas), la única persona que vi fue un chico de tercer curso
llamado Ian Bowser. Es Dorky y flaco, pero también un poco
gracioso. Tuve clase de teatro con él y fue graciosísimo su
enamoramiento con nuestra profesora de teatro, la profesora
Nolan. De hecho, Nolan era el profesor que estaba buscando
cuando me encontré con él, literalmente, me choque con él
cuando salía de la cafetería.
- ¡Oh, Zoey, lo siento! ¡Lo siento! - Ian me dio un nervioso
saludo Vampiro de respeto, con la mano sobre el corazón. -
Yo-Yo no tenía intención de atropellarte.
- No hay problema - le dije. Odiaba cuando los niños se
ponían nerviosos y asustados a mí alrededor, como si
pensaran que podría convertirlos en algo vil. Por favor. Es la
Casa de la Noche, no Hogwarts. (Sí, he leído los libros de
Potter por el amor de dios. Sí, eso es una prueba más de mi
geekness.)
- No has visto a la profesora Nolan, ¿no?
- No. Ni siquiera sabía que ella estaba de vuelta de sus
vacaciones - le dije.
- Sí, volvió ayer. Tuvimos una cita para reunirnos en treinta
minutos - Él se sonrojó con un rosa brillante y sonrió -
Realmente quiero hacer el final del monólogo de Shakespeare
en el concurso el año que viene, por lo que le pregunté a la
profesora.
- Oh, eso es bueno - Pobre chico. Nunca podría hacer la final
en el concurso de Shakespeare a no ser que su voz dejara de
agrietarse.
- Si ves a la profesora Nolan ¿podrías decirle que la estoy
buscando?
- Lo haré - le dije. Ian se fue a prisa. Agarré mi bolso y me
dirigí directamente al estacionamiento y luego a Wal-Mart.
Comprar el GoPhone (y algo de jabón, un cepillo de dientes, y
un CD de Kenny Chesney) fue fácil. Lo que no fue fácil fue la
llamada telefónica de Erik.
- ¿Zoey? ¿De dónde estás?
- Aún en la escuela - le dije. Que no era literalmente mentira.
En ese momento yo estaba saliendo fuera por lado de la
carretera justo a las afueras del muro oriental, donde hay una
trampilla secreta en la parte de atrás de la escuela. Digo
"Secreta", porque toneladas de polluelos y, probablemente,
todos los vampiros lo sabían. Se trata de una tácita tradición
de polluelos de la escuela para que se escaquearan a
escondidas en un ritual y algunos vagamente para tener un
mal comportamiento de vez en cuando.
- ¿Aún en la escuela? - sonaba molesto - Pero la película casi
va a empezar.
- Lo sé. Lo siento.
- ¿Estás bien? sabes que debes pasar por alto la basura que te
haya dicho Afrodita.
- Sí, lo sé. Pero ella no ha dicho cosas sobre ti - O al menos no
muchas más cosas - Es sólo que ahora mayormente estoy
estresada y sólo tengo que pensar en algunas cosas.
- Cosas de nuevo - No sonido feliz.
- Realmente lo siento, Erik.
- Bueno, sí. No hay problema. Te veo mañana o cuando sea.
Adiós - Y colgó.
- Mierda - le dije al teléfono.
Afrodita toco la ventana del lado del pasajero y me hizo pegar
un salto dejando salir y chillido. Guarde el teléfono y
enseguida me incliné a abrirle la puerta.
- Apuesto a que está enojado - dijo.
- ¿Tienes un monstruoso oído?
- No, sólo una monstruosa capacidad de adivinar. Es nuestro
chico Erik. Tendrías que estar con él esta noche. Esta molesto.
- Bueno, en primer lugar, él no es nuestro chico. Él es mi
chico. En segundo lugar, yo no le di pie. En tercer lugar, no sé
porque estoy hablando de Erik contigo, señorita Golpe de
Empleo.
Silbo en lugar de escupirme como pensé que haría, Afrodita
se reía.
- Está bien. Lo que sea. And don't knock something before
you try it, Señorita buena-buenaza.
- Bueno, eew - le dije - Cambiando de tema. Tengo una idea
sobre cómo manejar a Stevie Rae. No creo que te debas
ocultar, tampoco. Así que me enseñas a llegar al lugar de tus
padres. Yo te dejó allí y luego voy por Stevie Rae.
- ¿Quieres que me vaya antes de que vuelvas con ella?
Había pensado en esto. Era tentador, pero la verdad es que
estaba buscando algo más y además Afrodita y yo íbamos a
tener que trabajar juntas en el problema de Stevie Rae. Así
que mi mejor amiga no-muerta iba a tener que acostumbrarse
a tener alrededor a Afrodita. Además, yo iba a tener que hacer
demasiadas cosas furtivamente. No podía hacerlo frente sola.
Si eso tiene sentido.
- No te vas a marchar Stevie Rae tiene que aprender a tratar
contigo - Miré a Afrodita cuando llegué a una señal de stop y
añadí alegremente - O quizás nos hace un favor a todos
nosotros y te come.
- Es tan agradable que siempre mires el lado positivo de las
cosas - dijo sarcásticamente Afrodita - De acuerdo, aquí gira a
la derecha. Luego al llegar al Peoria, gira a la izquierda y baja
unas pocas cuadras hasta que veas las grandes de ladrillo y
una señal que apunta al desvío a la Philbrook.
Lo hice como ella dijo. No hablamos más, pero no nos
sentimos todo el rato incómodas y difíciles entre nosotras. Es
raro lo fácil que realmente iba a ser estar en torno a Afrodita.
Quiero decir, no es que ella no siguiera siendo una perra, pero
yo estaba un poco a gusto a su lado. O quizá sólo se trataba de
otra señal de que tenía que considerar seriamente lo de la
terapia, y me pregunté si el bstracto, el Lexapro, el Prozac o
algún otro antidepresivo haría algún efecto sobre los
polluelos. Cuando tome Philbrook a la izquierda, Afrodita
dijo,
- Bueno, estamos casi allí. Es la quinta casa de la derecha. No
tomes el primer camino, coge el segundo. Que uno va detrás
de la casa hacia el garaje del apartamento.
Llegamos y todo lo que pude hacer fue sacudir la cabeza.
- ¿Aquí es donde vives?
- Se utiliza para vivir - dijo.
- ¡Es una mansión! - Y quise decir un lugar cool. Se Parecía a
donde me había imaginado viviendo a la gente rica que vive
en Italia.
- Era una jodida prisión. Todavía lo es - Iba a decir algo semi-
profundo de su ser libre, ahora que ella había sido Marcada y
era una menor emancipada legalmente y que ella podría decir
alquiler para perderse (un poco como si hubiera), pero su
siguiente inteligente-sabelotodo comentario me hizo olvidar
un poco lo que quería decir - Y es realmente molesto que seas
demasiado pura para maldecir. Decir mierda no va a matarte.
No significa que vayas a dejar de ser virginal.
- Yo maldigo. Digo infierno y basura, e incluso maldito.
Mucho - ¿Y por qué sentía la repentina necesidad de defender
mi preferencia en maldiciones?
- Sea lo que sea - dijo, claramente riéndose de mí.
- Y no hay nada de malo ser virginal. Es mejor que ser una
skank.
Afrodita estaba todavía riéndose.
- Tienes mucho que aprender, Z. - Señaló un edificio que
parecía una versión en miniatura de la mansión – Iremos por
detrás de todo. Hay un camino de vuelta en el apartamento y
el coche bloqueará la calle.
Nos detuvimos detrás del garaje totalmente cool y salimos de
mi coche. Afrodita utilizó su clave para desbloquear la puerta,
que se abrió con una escalera. La seguí hasta su apartamento.
- Jeesh, el servicio debe haber vivido muy bien de vuelta en el
día - me murmuró, mirando a la oscuridad, había brillantes
suelos de madera, muebles de cuero, y una brillante cocina.
No había una gran decoración, pero había algunas velas y
jarrones que parecían ser realmente caros. Pude ver que el
dormitorio y el baño estaban en el otro extremo de la
vivienda, y sólo podía ver una gran e hinchada cama con
edredones y almohadas. Suponía que el cuarto de baño era
mejor que el baño principal de mis padres.
- ¿Crees que va a funcionar? - pidió Afrodita.
Fui a una de las ventanas.
- Gruesas cortinas, eso es bueno.
- Y persianas, también. Mira, se pueden cerrar desde aquí –
demostró Afrodita.
Yo asentí mirando la TV de pantalla plana.
- ¿Cable?
- Por supuesto – dijo – También hay un montón de DVDs por
aquí en alguna parte.
- Perfecto - le dije, para pasar a la cocina - Voy a guardar
todos las bolsas de sangre aquí, y luego voy a buscar a Stevie
Rae.
- Muy bien. Voy a ver las repeticiones de Mundo Real - dijo
Afrodita.
- Bien – dije - Pero en lugar de salir, me aclare la garganta con
dificultad. Afrodita me miró y dejo de jugar con el televisor.
- ¿Qué?
- Stevie Rae no se ve o actúa como solía.
- ¿De veras? no habría tenido ni idea de ello si no me hubieras
ilustrado. Es decir, la mayoría de las personas que mueren y,
a continuación, vuelven a la vida como monstruos
chupasangres se ven y actúan totalmente igual.
- Hablo en serio.
- Zoey, vi a Stevie Rae y algunas de las otras criaturas en mis
visiones. Son figuras brutas. Punto y final.
- Es peor cuando lo ves en persona.
- No hay gran sorpresa - dijo.
- No quiero decirle nada a Stevie Rae - dije.
- ¿Quieres decir acerca de su muerte y todo eso, o sobre que
son seres brutos?
- O bien. No quiero que tenga miedo. Tampoco quiero que
ella en particular salté sobre ti y rasgue tu garganta. Me
refiero a que creo que probablemente podría controlarla, pero
no estoy cien por cien segura. Además el hecho sería
desagradable y difícil de explicar, odio pensar en todo lo que
haría a sangre fría en este apartamento.
- Qué dulce de tu parte.
- Oye, Afrodita, ¿qué tal si pruebas algo nuevo?. Intenta ser
agradable - le dije.
- ¿Y si simplemente no digo nada?.
- Eso también sería un buen punto - Me dirigí a la puerta. –
Tratare de volver pronto.
- Oye – me llamo Afrodita después - ¿Realmente podría
arrancarme la garganta?
- Absolutamente - le dije, y cerré la puerta detrás de mí.
HCapítulo Doce
Sabía que Stevie Rae había llegado a la glorieta antes que yo.
No pude verla, pero su olor la delataba. Eesh. En serio, eesh.
Esperaba que un baño y champú ayudaría con ese olor, pero
lo dudaba un poco. Después de todo, estaba, así, muerta.
- Stevie Rae, sé que estás aquí – llame tan bajito como pude.
Ok, los vampiros tienen la capacidad de moverse en silencio y
crear una especie de burbuja de invisibilidad a su alrededor.
Los polluelos también tienen esta capacidad. Pero no es muy
completa. Siendo como soy una joven con talentos extraños,
puedo moverme muy bien y no ser vista por cualquier
persona que pudiera estar en una ventana cotilleando a las
3:00 am, o un guardia de seguridad del museo. Así que tenía
bastante confianza en mi capacidad de ser invisible en la
semi-oscuridad, motivos de la fantasía del museo, pero no
tenía ni idea de si podía ampliar esa capacidad para cubrir a
Stevie Rae. En otras palabras, lo justo y necesario para
cogerla, y salir de allí.
- Vamos adelante. Tengo la ropa, algo de sangre y el último
CD de Kenny Chesney - añadí la última parte como un
flagrante soborno. Stevie Rae había estado ridículamente
enamorada de Kenny Chesney. No, no lo entiendo bien.
- ¡La sangre! - Una voz que podría haber sido la de la antigua
Stevie Rae era fría muy mala y había perdido hasta el último
poco de su mente estaba en los arbustos en la parte trasera de
la glorieta.
Caminé por detrás de la glorieta entre el espeso(todavía bien
cortado) follaje.
- ¿Stevie Rae?
Unos ojos brillantes de un horrible color rojo herrumbre,
salieron de los arbustos y me dio un bandazo.
- ¡Dame la sangre!
Oh dios mío, ella se veía como una persona absolutamente
loca. Alcance a toda prisa mi bolso, y cogí la bolsa de sangre,
entregándosela.
- Espera un segundo, tengo un par de tijeras en alguna parte
de aquí.

Realmente repugnante con un gruñido, Stevie Rae para abrir


la bolsa la desgarró con los dientes (eh, colmillos es más
parecido a lo que tiene), exprimió la bolsa, y sorbió la sangre.
Ella tiro la bolsa seca sobre el suelo. Respiraba como si
hubiera hecho una carrera, y fue cuando finalmente me miró.
- ¿No es bastante, ¿no?
La sonreí y traté de hacer caso omiso a lo horrorizada que
estaba.
- Bueno, mi abuela siempre dice que usar correctamente la
gramática y los buenos modales hacen a uno más atractivo,
así que puede que desees abandonar el 'no' e intentar decir
'por favor' la próxima vez.
- Necesito más sangre.
- Tengo cuatro paquetes. Están en el refrigerador en el lugar
en el que te vas a quedar. ¿Quieres cambiarte de ropa aquí, o
esperarte hasta que llegues y darte una ducha? Es sólo por la
calle.
- ¿De qué hablas? Sólo dame mi ropa y la sangre.
Sus ojos no eran tan de color rojo brillante, pero aún así
parecía medio loca. Estaba incluso más delgada y más pálido
que la noche anterior. La dije profundamente.
- Esto tiene que parar, Stevie Rae.
- Esta es la forma en que estás conmigo ahora. Esto no va a
cambiar. No voy a cambiar. Señaló el dibujo de la luna
creciente en su frente - Esto nunca se va a rellenar y siempre
voy a estar muerta.
Empecé a mirar su luna creciente. ¿Estaba desvaneciéndose?
Pensé que definitivamente parecía más difuminada, o al
menos distinta, eso no podía ser bueno. Me hizo temblar.
- Tú no estás muerta - fue todo lo que pude pensar en decir.
- Me siento muerta.
- Bien, bien, te ves un poco muerta. Lo sé porque cuando miro
la basura por lo general me siento como basura también. Tal
vez eso es parte de por qué te sientes mal. Agarré mi bolso y
saque una de sus botas de vaquero.
- Echa una ojeada a lo que te traje.
- Los zapatos no pueden arreglar el mundo - Este fue un tema
que Stevie Rae y las gemelas habían argumentado antes, y en
su voz había un resquicio de la antigua exasperación.
- Eso no es lo que las gemelas dirían.
En su conocido tono de voz aplanado, inexpresivo y frío.
- ¿Qué dirían las gemelas si pudieran verme ahora? - encontré
los ojos de Stevie Rae
- Dirían que necesitas un baño y una actitud más positiva, y
también serian increíblemente felices al saber que estás viva.
- No estoy viva. Eso es lo que sigo intentando que entiendas.
- Stevie Rae, no voy a entender nada, porque tu caminas y
hablas. No creo que estés muerta o algo parecido, creo que
estás cambiado. No me gusta el cambio como el de
convertirse en lo que reconocemos como un adulto Vampiro.
Has hecho otro tipo de cambio, y creo que es más duro que
por el que estoy pasando yo. Es por eso que está pasando por
todo esto. ¿Podrías darme una oportunidad para ayudarte?
No sé, ¿puedes simplemente tratar de creer que todo va a salir
bien?
- No sé cómo puedes estar tan segura de eso - dijo.
Le di la respuesta que sentí profundamente en mi alma, y
sabía en ese momento que lo que dije era lo correcto.
- Estoy segura de que estarás bien porque estoy segura de que
NYX todavía te ama y que permite que esto ocurra por alguna
razón.
La esperanza que se vio en los ojos rojos de Stevie Rae fue
casi dolorosa de ver.
- ¿Realmente crees que NYX no ha renunciado a mí?
- No NYX no lo ha hecho – hice caso omiso de su olor y le di
un abrazo firme, que no me devolvió, pero ella tampoco se
aparto lejos de mi o me dio un bocado en el cuello, por lo que
me imaginé que estaba haciendo progresos.
- Vamos. El lugar que encontré para que te quedes está a solo
una calle.
Empecé a caminar, creyendo que ella me seguía, que lo hizo
sólo después de una ligera vacilación. Rodeamos el museo y
salimos en Rockford, la calle que corre frente a ella. Vigésimo
séptimo, la calle de la mansión de Afrodita (bueno, los padres
de ella tienen realmente una locura de mansión) se encuentra
fuera de las pistas en Rockford a la derecha. Me sentía un
poco más de ensueño, caminaba por el centro de la carretera
en la oscuridad, concentrándome en nosotras y en no hacer
ruido y la invisibilidad, con Stevie Rae solo a un par de
metros detrás de mí. Estaba oscuro y parecía innaturalmente
en silencio. Miré a través de las grandes ramas de árboles que
rayaban la calle. Habría podido ver casi una luna llena, pero
había nubes laminadas, que ocultaban todo el resplandor
blanco que la luna debería dar. Hacía frío, y me alegraba de
que mi cambio de metabolismo me protegiera de los azotes
del viento. Me preguntaba si los cambios meteorológicos
molestaban a Stevie Rae, y yo iba a preguntárselo cuando ella
habló de repente.
- A Neferet no va a gustarle esto.
- ¿Esto?"
- Que este contigo en vez de con los demás - Stevie Rae
parecía realmente agitada y se movía nerviosamente de un
lado a otro.
- Relájate, Neferet no sabrá que estás conmigo, al menos no
hasta que esté lista para saberlo - le dije.
- Ella lo sabrá tan pronto como vuelva y vea que no estoy con
el resto de ellos.
- No, ella sólo sabrá que estás desaparecida. Todo lo que
podía haberte sucedido - A continuación, un pensamiento me
golpeó tan increíble fuerte que me detuve, y me apoye en un
árbol.
- ¡Stevie Rae! tu no tienes que estar alrededor de adultos
vampiros para estar bien!
- ¿Huh?
- ¡Esto demuestra que has cambiado! ¡Tú no estás muerta!
- Zoey, ya he hecho eso.
- ¡No, no, no! Eso no es lo que quiero decir - La agarré del
brazo, ignorando el hecho de que inmediatamente tiró de él y
dio un paso lejos de mí - Puedes existir sin los vampiros. Sólo
un adulto vampiro puede hacerlo. Por lo tanto, es como he
dicho. Tú has cambiado, es sólo un tipo diferente de cambio!
- ¿Y eso es algo bueno?
- ¡Sí! - Yo no estaba tan segura como sonaba, pero estaba
decidida a mantener un frente en Stevie Rae. Además, ella
estaba buscando algo tan bueno. Quiero decir, algo más no
que su aspecto habitual Yucky.
- ¿Qué te pasa?
- ¡Necesito sangre! - Ella elimino una parte a través de su
frágil cara sucia - Esa pequeña bolsa no era suficiente. Me
detuviste ayer en medio de mi alimentación, por lo que no me
he alimentado desde el día anterior, no es malo, cuando no lo
pienso - Ella inclinó la cabeza extrañamente, como si se
escucha una voz en el viento - Puedo escuchar el murmullo de
la sangre a través de sus venas.
- ¿Venas de quién? - Yo estaba intrigada.
Ella hizo un gesto de barrido con el brazo que fue salvaje y
elegante.
- De los seres humanos que nos rodean para dormir - Su voz
se redujo a un murmullo ronco. Había algo en el tono que me
hizo querer acercarme a ella, a pesar de que sus ojos habían
tomado un brillo escarlata de nuevo y que olía tan mal que me
hizo querer amordazarme - Uno de ellos está despierto - La
oradora se refirió a la enorme mansión a la derecha de donde
se había detenido - Es una chica ... ... una adolescente que
está sola en su habitación ...
Stevie Rae tenia la voz monótona y atractiva. Mi corazón
había empezado a golpear duro contra mi pecho.
- ¿Cómo sabes eso? – La susurré.
Ella dio vuelta sus ojos hacia mí.
- Hay mucho que conozco. Sé acerca de su sed de sangre.
Puedo olerlo. No hay razón por la que no debas ceder a ella.
Podríamos entrar en la casa. Coger a la chica de la habitación
y llevárnosla juntas. Yo la puedo compartir contigo, Zoey.
Por un momento se perdió la obsesión que calentaba los ojos
de Stevie Rae en mi propia necesidad. Yo no había tenido el
sabor de la sangre humana, Heath me había dado hace más
de un mes. El recuerdo de una exquisita bebida que
permanecía en mi cuerpo como un tentador secreto.
Totalmente hipnotizada, escuché a Stevie Rae girar una red
oscura, profunda y pegajosa.
- Me puedes mostrar la casa. Puedo sentir el secreto maneras.
Usted podría invitarme a la chica, No puedo entrar en el
domicilio de una persona a menos que ahora me inviten
primero. Pero una vez que estoy dentro... - Stevie Rae rió.
Fue su risa la que me saco del estupor. Stevie Rae solía tener
la mejor risa. Era feliz, joven, inocentemente y con amor por
la vida. Ahora lo que salió de su boca era en una palabra, un
eco de la antigua alegría.
- El apartamento es de dos habitaciones. Hay sangre en la
nevera - Me volví rápidamente y comencé a caminar por la
calle.
- No es cálido ni fresco – Se la escuchaba molesta, pero ella
me estaba siguiendo de nuevo.
- Es bastante fresca, y hay un microondas.
Ella no dijo nada, y habíamos llegado a la mansión en apenas
unos minutos. Fuimos al garaje de alrededor de apartamento,
y abrí la puerta exterior, y reforcé la media altura de las
escaleras cuando me di cuenta de que Stevie Rae no estaba
detrás de mí. Me apresure hacia abajo a la puerta y la vi de pie
afuera en la oscuridad. Todo lo que era claramente visible era
el rojo de los ojos.
- Tienes que invitarme a entrar - dijo.
- Oh, lo siento - Lo había dicho antes y realmente no me había
acordado, y ahora me sentía sacudida por choque de esta
nueva prueba de Stevie Rae.
- Uh, vamos entra - le dije rápidamente.
Stevie Rae dio un paso adelante y corrió de golpe un
obstáculo invisible. Dio un doloroso yelp, que se convirtió en
un gruñido. Sus ojos brillaban hacia mí.
- Supongo que tu plan no funcionará. No puedo entrar en ella.
- Pensé que habías dicho que tenías que ser invitada.
- Por alguien que viva en la casa. Tú no vives aquí.
Por encima de mí, la fríamente cortés voz de Afrodita (sonido
incómodo como su madre) llamó.
- Yo vivo aquí. Entra.
Stevie Rae pasó por el umbral sin ningún problema en
absoluto. Ella comenzó a subir las escaleras y casi había
llegado hacia mí, cuando ella se dio cuenta de Afrodita. Vi su
rostro inexpresivo y el cambio de corte de sus ojos ahora
peligrosos.
- ¡Me trajiste a su casa! - Stevie Rae me estaba hablando a mí,
pero miraba a Afrodita.
- Sí, es realmente fácil de explicar - yo examiné el poder
agarrarla, y entonces me acordé de lo extrañamente fuerte
que había pasado a ser, así que empecé a mí mismo centro en
lugar de ello, me pregunte si mi afinidad con el viento podría
ser utilizada para tener una brisa y cerrar la puerta antes de
que ella pudiera escapar.
- ¡¿Cómo puedes explicarlo?! Sabes que odio Afrodita.
Entonces ella me miró.
- ¿Me muero y ahora ella es tu amiga?
Yo estaba abriendo la boca para asegurarle a Stevie Rae que
Afrodita y yo no éramos exactamente amigas cuando la altiva
voz de Afrodita me interrumpió.
- Zoey y yo no somos amigas. Empollona tu pequeño rebaño
sigue intacto. La única razón por la que estoy involucrada en
todo esto es porque NYX tiene un totalmente extraño sentido
del humor. Así que ven o vete a un infierno de distancia. Al
igual que yo atención... - Su voz se fue apagando a medida que
volvía a entrar al apartamento.
- ¿Confías en mí? - Le pregunté a Stevie Rae.
Ella me miró por lo que pareció un largo tiempo antes de
responder.
- Sí.
- Entonces vamos – Subí por las escaleras con Stevie Rae
siguiéndome a regañadientes detrás.
Afrodita estaba descansando en el sofá y pretendiendo ver la
MTV. Cuando entré en la habitación arrugo la nariz y dijo:
- ¿Qué es ese olor asqueroso? Es como algo muerto - Ella giro
la vista y vio a Stevie Rae. Sus ojos se ampliaron.
- No importa - Señaló la parte trasera del apartamento. -El
baño esta allí.
Le entregue mi bolsa a Stevie Rae.
- Aquí van las cosas. Hablaremos cuando salgas.
- Sangre en primer lugar - dijo Stevie Rae.
- Ves a la parte de atrás y ahora voy a llevarte una bolsa.
Stevie Rae era evidente que miraba como Afrodita, estaba
viendo la TV.
- Tráeme dos – prácticamente siseó.
- Muy bien. Voy a llevarte dos.
Sin otra palabra, Stevie Rae se fue por la izquierda de la sala.
La vi moverse por el corto pasillo con un extraño y salvaje
paso.
- ¡Hola! Bruta, desagradable y totalmente inquietante -
susurró Afrodita.
- ¿No podías habérmelo advertido?
- Lo intente. Pensaste que lo sabías todo. ¿Recuerdas? - La
susurré de nuevo. Entonces me apresuré a la pequeña cocina
y cogí las bolsas de sangre - También dijiste que estarías bien.
Llamé a la puerta de baño cerrada. Stevie Rae no dijo nada,
así que abrí lentamente y me asomé. Ella estaba viendo sus
pantalones vaqueros, camiseta y botas, y estaba de pie allí, en
el centro del cuarto de baño muy bonito, mirando la ropa.
Estaba parcialmente alejada de mí, así que no podía estar
segura, pero pensé que podría haber llorado.
- Te traje la sangre - le dije suavemente.
Stevie Rae se sacudió ella misma, se frotó una mano por su
rostro, luego arrojó la ropa y las botas en la parte superior del
mármol del lavabo. Alzó su mano para coger las bolsas. Se las
di, junto con un par de tijeras que agarré de la cocina.
- ¿Necesitas ayuda para encontrar algo? - Le pregunté.
Stevie Rae sacudió la cabeza. Sin tener en cuenta lo que ella
me dijo:
- ¿Está esperando alrededor porque estas interesada sobre
cómo me veo desnuda o porque quieres un trago de la sangre?
- No - cumplí con mi voz perfectamente normal, me niego a
recibir su enojo cuando ella había lanzado tan claramente el
cebo hacia mí - Voy a estar fuera en el salón. Puedes poner tu
ropa vieja en la sala y yo lo tirare a la basura por ti - Cerré la
puerta del baño firmemente detrás de mí.
Afrodita agitaba su cabeza hacia mí cuando me reincorporó
allí.
- ¿Crees que puedes arreglar eso?
- ¡Baja la voz! - la susurré. Entonces me senté en el extremo
opuesto del sofá - Y, no, no creo que pueda fijarla a ella. Creo
contigo y NYX puedo solucionarlo.
Afrodita estremeció.
- Ella huele tan mal como se ve.
- Soy consciente de ello.
- Estoy diciendo, ugh.
- Di lo que sea que tengas que decir sobre Stevie Rae.
- Entonces, para que conste en acta solo quiero decir que la
niña no se siente seguro para mí - dijo Afrodita, sosteniendo
su mano como si se tratara de un juramento.
- Tengo dos palabras para ella: bomba de tiempo. Creo que
incluso había un freak empollón en su rebaño.
- Realmente deseo que dejes de llamarla eso - dije. Dios, yo
estaba agotada.
- Vosotros tenéis una geek-ends - dijo.
- ¿Huh? - No tenía ni idea de lo que estaba hablando.
- Fines de semana donde toda la banda se reúne para ver
maratones de películas de Star Wars y El Señor de los Anillos.
- Sí, ¿y?
Afrodita dio un vuelco melodramático a los ojos.
- Vosotros Not getting how geeky es mi punto. Vosotros sois
definitivamente un rebaño de empollones.
Oí la puerta del baño abrirse y cerrarse, por lo que no me
molesté en decirle a Afrodita que, sí, en efecto, sabía
exactamente cómo geeky esas películas no eran más geek que
también podría ser divertido, especialmente cuando estás con
buen rollo con todos sus amigos y coméis palomitas de maíz y
de habláis acerca de cómo Anakin y Aragorn estaban
totalmente buenos(a mí me gusta un poco mas Legolas, pero
las gemelas dicen que es demasiado gay. Damien, por
supuesto, lo adora.). Agarré una bolsa de basura de debajo del
fregadero de la cocina y metí la repugnante ropa de Stevie
Rae en ella, luego abrí la puerta del apartamento y baje abajo
por las escaleras.
- Vile - dijo Afrodita.
Escuche el plaf del sofá, e hice caso omiso de ella y miraba la
pantalla del televisor.
- ¿No vas a hablar de ello? - Afrodita señalo con su mentón
hacia la puerta del cuarto de baño.
- Stevie Rae es una de ella, no es una.
- Ella huele como uno.
- Y no. No vamos a hablar de ella hasta que se una a nosotras
– Le dije con firmeza.
HCapítulo Trece
Traducido por Nandy (Fernanda)

Rehusándome a hablar con Afrodita sobre Stevie Rae, volví a


mirar fijamente la TV, pero al cabo de un rato ya no podía
seguir inmóvil, entonces me levanté y fui ventana por ventana
cerrando las persianas y cortinas. Esto no tomó mucho
tiempo, entonces me dirigí a la cocina y comencé a revisar los
armarios. Ya había notado que en el refrigerador había un
paquete de seis Perrier, un par de botellas de vino blanco, y
unos paquetes de aquel queso caro importado que huele como
pies. Había algunos paquetes de papel que recubrían carne y
pescado en el congelador y cubitos de hielo, pero eso era todo.
Los armarios tenían bastantes cosas dentro, pero era todo
alimento de gente rica. Ya sabes, las latas importadas de
pescado que todavía tienen sus cabezas, ostras ahumadas
(eesh), otra carne extraña, cosas conservadas en escabeche, y
largas cajas de algo llamado galletas de agua. No había nada
decente de comida basura.
-" Vamos a tener que ir al supermercado, " dije.
-" Si puedes mantener a la apestosa atrás en el dormitorio,
todo lo que tienes que hacer es entrar en la cuenta en línea de
mis padres de los Productos de alimentación "Petty". Cliquea
sobre lo que quieres de la tienda. Ellos lo entregarán y
cargarán la cuenta a mis padres. "
-¿No van a enloquecerse cuándo vean la cuenta? "
-" Ellos no lo notarán, " dijo ella. -" El banco lo paga
directamente. No es gran cosa. "
-¿" Realmente? “Estaba asombrada, la gente rica en realidad
vivía así.
-" Vosotros sois ricos. "
Afrodita se encogió. -" Sí. Lo que sea. "
Stevie Rae limpió su garganta y Afrodita y yo saltamos. Verla
había provocado un fuerte apretón en mi corazón. Su pelo
corto rubio estaba mojado, y daba vueltas por su cara en rizos
familiares. Sus ojos estaban todavía teñidos rojos y su cara
estaba fina y pálida, pero limpia. Sus ropas eran holgadas,
pero ella se pareció a Stevie Rae otra vez.

-" Hola, " dije suavemente. -¿" Te sientes mejor? "


Ella me miró incómoda, pero asintió.
-" Hueles mejor, " dijo Afrodita.
La miré airadamente.
-¿Qué? fui agradable. "
Suspiré y la mire con cara de no estás ayudando.
-" Bien, cómo hablamos cuando llegamos, cual es nuestro
plan? " Quise decir esto como una pregunta retórica, pero
Afrodita habló enseguida.
-¿Sobre qué exactamente planificamos? creo, mejor dicho sé
que Stevie Rae tiene, eh, cuestiones únicas, pero no estoy
segura de que lo que tú piensas puede ser hecho sobre ellos.
Ella está muerta. O IN-muerta muerta. " Ella echó un vistazo
Stevie Rae. -" Bien, en realidad no trato de ser mala, pero - "
-" No eres mala. Eso es solamente la verdad. - Stevie Rae la
interrumpió. - Pero no finjas que te preocupas por mis
sentimientos ahora más que como lo hacías antes de que yo
muriera. "
-" Trataba de ser agradable - grito Afrodita, sonando lo
opuesto de agradable.
-" Trata de serlo mas, " dije. Entonces, -" Siéntate Stevie Rae.
" Ella se sentó en una silla hinchada de cuero al lado de un
sillón. No hice caso de mi dolor de cabeza y me senté sobre el
sillón.
-" Bien, esto es lo que sé. " Marqué los puntos con mis dedos.
-" Primero, Stevie Rae no tiene que vivir alrededor de
vampiros adultos para sobrevivir, lo que significa que ella ha
completado el Cambio. " Afrodita comenzó a abrir su boca y
me apresuré. -"Segundo, ella tiene que beber sangre, aún más
a menudo que los vampiros adultos normales. " Miré de
Stevie Rae a Afrodita. -¿" Alguna de las dos sabe si los
vampiros adultos enloquecen si no beben sangre con
regularidad? "
-" En sociología de vampiros avanzada hemos aprendido que
los adultos tienen que beber sangre con regularidad para
estar sanos. Esto es la mente y el cuerpo. " Afrodita se
encogió. -" Neferet es la profesora de la clase, y ella nunca dijo
nada sobre vampiros que enloquecieran por no beber sangre.
Pero podría ser una de las cosas que ellos nos dicen sólo
después de que hemos completado el Cambio. "
-" Yo no sabía nada sobre ello antes de morir, " dijo Stevie
Rae.
-¿" Puede ser la sangre de cualquier mamífero, o tiene que ser
sangre humana? "
-" Humana. "
Yo había preguntado a Stevie Rae, pero ella y Afrodita
contestaron al mismo tiempo.
-" Bien, pues además de la necesidad de beber sangre y la no
necesidad de estar alrededor de vampiros adultos, Stevie Rae
no puede entrar a la casa de alguien a no ser que la inviten a
pasar. "
-" Debe ser alguien que vive allí, " añadió Stevie Rae. "- Pero
no es algo tan difícil. "
-¿" Qué quieres decir con eso? " Pregunté.
Stevie Rae giró su mirada fija roja teñida hacia mí. -" Puedo
conseguir que la gente haga cosas que ellos no quieren hacer.
Con un esfuerzo, no temblé.
-" Eso no es nuevo, " dijo Afrodita. -" Muchos vampiros
adultos tienen personalidades fuertes que los hacen ser muy
persuasivos con la gente. Ese es uno de los motivos por el cual
los humanos están tan malditamente asustados de nosotros.
Deberías saber eso, Zoey. "
-"Huh?"
Afrodita levantó una ceja. -" Tú has Imprimado con tu novio
humano. Cuanto se resistió el antes de que pudieras
convencerlo de dejarte tomar una pequeña chupada. " Ella
hizo una pausa, riendo con maldad. -" De su sangre, quiero
decir. "
No hice caso de su broma. -" Bien, Stevie Rae tiene esto en
común con los vampiros Cambiados, también. Pero no tienen
que invitar a los vampiros a la casa de alguien, verdad? "
-" Nunca he oído algo así, " dijo Afrodita.
-" Es porque soy desalmada, " dijo Stevie Rae en una voz
totalmente lavada de toda emoción.
-" Tú no eres desalmada, " dije automáticamente.
-" Te equivocas. Morí y Neferet ideo un modo de devolver la
vida a mi cuerpo, pero ella no devolvió la vida a mi
humanidad. Mi alma todavía está muerta. "
Yo ni siquiera podía pensar que lo que ella decía podría ser
posible, y abrí mi boca para discutir con ella, pero Afrodita
fue más rápida.
-" Eso tiene sentido. Es por lo qué no puedes entrar a la casa
de una persona viva sin invitación. Es también
probablemente por lo qué te quemarías si el sol te tocara. Sin
alma – no puedes estar a la luz. "
-¿Cómo sabías de eso? " Stevie Rae preguntó.
-" Soy la muchacha de las visiones, recuerdas? "
-" Creo que Nyx te abandonó y se llevó las visiones, " dijo
Stevie Rae cruelmente.
-" Esto es lo que Neferet quiere que la gente crea porque
Afrodita tenía visiones sobre ella - y sobre ti, " dije de forma
significativa. " Pero Nyx no la ha abandonado a ella así como
no te ha abandonado a ti. "
-¿Entonces por qué estas ayudando a Zoey? " Stevie Rae tiro
la pregunta a Afrodita. -" Y no digas la mierda sobre que Nyx
tiene sentido del humor. ¿Cuál es la verdadera razón? "
Afrodita se mofó. -" El por qué la ayudo es mi maldito asunto.
Stevie Rae saltó a sus pies y se movió a través del cuarto tan
rápido que sus movimientos eran de un aspecto borroso.
Antes de que yo pudiera parpadear ella tenía sus manos
alrededor de la garganta de Afrodita y su cara embutida cerca
del cuello. -" Te equivocas. Este es mi asunto también, porque
estoy aquí. ¿Recuerdas, tú me invitaste? "
-" Stevie Rae, déjela ir. " mantuve mi voz tranquila, pero mi
pulso palpitaba como loco. Stevie Rae me miró y pareció
peligrosa y un poco más loca.
-" Nunca me ha gustado ella, Zoey. Tú sabes eso. Te dije un de
millón de veces que ella no era buena y tu deberías quedarte
lejos de ella. No sé por qué yo no debería romper su cuello. "
Yo comenzaba a preocuparme sobre como los ojos de Afrodita
estaban poniéndose y en lo roja que se estaba poniendo su
cara. Ella luchó contra Stevie Rae, pero pareció un pequeño
niño que trataba de pegarle a uno tan grande como un adulto.
Ayúdame a hacer pensar a Stevie Rae. Hice subir un rezo
silencioso a la Diosa y comencé a centrarme para poder
llamar al poder de los elementos. Entonces palabras
comenzaron a susurrar en mi mente y rápidamente las repetí.
-" No deberías romper su cuello porque no eres un monstruo.
Ella no dejó ir a Afrodita, pero Stevie Rae giró su cabeza
entonces me miro. -¿" Cómo sabes eso? "
No vacilé, -" Creo en nuestra Diosa, y también creo que hay
una parte dentro de ti que es todavía mi mejor amiga. "
Stevie Rae liberó a Afrodita, quien comenzó a toser y frotar su
cuello.
-" Di que lo sientes, " dije a Stevie Rae. Sus ojos rojos me
perforaron, pero levanté mi barbilla y la miré fijamente
exactamente como antes hizo ella. -" Di que lo sientes a
Afrodita, " repetí.
-" No lo siento, " Stevie Rae dijo mientras anduvo (en una
velocidad normal) hacia la silla.
-" Nyx le dio una afinidad a Afrodita con la tierra, " dije
bruscamente. El cuerpo de Stevie Rae se tenso como si le
hubieran pegado una cachetada. -" Quiero decir que
atacándola realmente atacas a Nyx. "
-¡ Nyx le dejo tomar mi lugar! "
-" No. Nyx la deja ayudarte a ti. No puedo entender esto yo
sola, Stevie Rae. No puedo decirle a ninguno de nuestros
amigos sobre ti porque si hago esto es sólo cuestión de tiempo
antes de que Neferet sepa todo lo que ellos saben, y aun
cuando yo no esté segura sobre mucho, realmente creo que
Neferet ha sido mala. Entonces esto es básicamente nosotros
contra una Alta Sacerdotisa poderosa. Afrodita es el único
novato además de mí a quién Neferet no puede leerle la
mente. Necesitamos su ayuda. "
Stevie Rae estrechó sus ojos en Afrodita, que todavía frotaba
su cuello y chupaba el aire. -" Todavía quiero saber por qué
ella se molestaría en ayudarnos. Nunca le gustamos ninguno
de nosotros. Ella es una mentirosa, una manipuladora y una
perra total. "
-" Expiación, " Afrodita logró jadear.
-¿ Qué? " Stevie Rae dijo.
Afrodita la miró airadamente. Su voz era chillona, pero ella
definitivamente recuperaba su aliento y se le había ido el
susto de ser golpeada. -¿" Qué es lo que no entiendes? ¿La
palabra es demasiado grande para ti? E-X-P-I-A-C-I-O-N. "
Ella lo deletreó. " Esto quiere decir que tengo que compensar
algo que he hecho. Muchas cosas en realidad. Entonces tengo
que hacer lo que no hice antes - que es seguir la voluntad de
Nyx. " Ella hizo una pausa y limpió su garganta, sintiendo
dolor. -" No, no me gusta esto más que a vosotras. Y, a
propósito, tú todavía hueles mal y tu ropa de vaquero-asno es
estúpida. "
-" Afrodita contestó tu pregunta, " dije a Stevie Rae. -" Ella
podría haber sido más agradable sobre ello, pero tu realmente
trataste de ahogarla hasta la muerte. Ahora pídele perdón. "
Miré fijamente con fuerza a Stevie Rae mientras
silenciosamente llamé a la energía del espíritu. Vi a Stevie Rae
estremecerse, y ella finalmente miró lejos.
-" Lo siento, " ella refunfuñó.
-" No puedo oírla, " dijo Afrodita.
-¡" Y yo no puedo tratar con ustedes dos comportándose
como grandes bebés! " grité.
-" Stevie Rae, pídele perdón como una persona normal en vez
de una mocosa estropeada. "
-" Lo Siento, " dijo Stevie Rae, mirando con ceño fruncido a
Afrodita.
-" ok, ok, " dije. -" Tenemos que tener una especie de tregua
entre nosotras tres. No puedo tener miedo de que si giro mi
cabeza vosotras dos vais a tratar de mataros la una a la otra. "
-" Ella no podría matarme, " dijo Stevie Rae, rizando su labio
poco atractivamente.
-¿Porque ya estás muerta o porque no quiero acercarme a tu
apestoso cuerpo lo bastante cerca para darle patadas a tu
trasero huesudo? - Afrodita preguntó con una voz
tremendamente dulce.
-¡ Esto es exactamente de lo que estaba hablando! - Grité. -¡
Paren ya! ¿Si no podemos ponernos de acuerdo un tiempo,
cómo diablos podemos esperar encontrar un modo de luchar
contra Neferet y averiguar qué ha pasado con Stevie Rae?
-¿Tenemos que hacer frente a Neferet? - Afrodita dijo.
-¿ Por qué tenemos que hacerlo? - Stevie Rae dijo.
-¡Porque ella es una maldita y diabólica! - Grité.
- Dijiste maldita, - dijo Stevie Rae.
- Sí, y tu no fuiste golpeada por un relámpago o te derretiste o
algo malditamente de ese estilo - dijo Afrodita
regocijadamente.
- Eso no sonó bien saliendo de tu boca, Z, - dijo Stevie Rae.
Yo no podía menos que reírme de Stevie Rae. Ella de repente
miró y sonó tanto a ella misma que me hizo sentir una
enorme brisa de esperanza. Ella estaba todavía allí.
Solamente tenía que encontrar un modo de hacer que vuelva
a estar en contacto con su-
-¡ Eso es! - grite con excitación.
-¿Tu perdiste tu alma, no?
-“No lo creo, Z. No sé realmente como explicarlo, - dijo Stevie
Rae.
- Pienso que tenías razón cuando dijiste que tu alma fallaba,
Stevie Rae. O al menos una parte de ella falla.
- Suenas como si eso fuera una cosa buena, cosa que no creo -
dijo Afrodita.
- Lamento estar de acuerdo con ella, pero sí, ¿por qué mi
alma perdida es una cosa buena? - Stevie Rae dijo.
-¡Porque así es como te arreglaremos! - Ellas solo me miraron
fijamente con la vista en blanco, atontadas. Hice rodar mis
ojos. - Tenemos que hacer algo para descubrir cómo
recuperar tu alma, volver a introducirla en ti y así serás tú de
nuevo. Podrías no parecer exactamente como solías ser.
Claramente, has completado el Cambio lo cual no es
exactamente normal.
- Claramente - Afrodita masculló.
- Pero con el alma curada tú recuperaras tu humanidad, tú te
recuperaras. Y eso es realmente lo más importante. Todo lo
demás no importa - hice un gesto abstracto a ella.
- Tú sabes, tus ojos extraños y toda la cuestión de tener-que-
beber-sangre-para-no-enloquecer, todas esas cosas pueden
solucionarse si primero vuelves a ser tu misma de nuevo.
-¿Es esto más de aquella mierda de lo-que-esta-adentro-es-
mas-importante-que-lo-que-esta-afuera? - Afrodita dijo.
- Lo es, y Afrodita me crispas los nervios con tu actitud
negativa - dije.
- Pienso que tu grupo necesita a un pesimista, - dijo ella,
mirando como si fuera dulce.
- Tú no eres parte de nuestro grupo - dijo Stevie Rae.
- Tampoco tu ahora, Apestosa - disparó Afrodita.
-¡Bruja odiosa! no vuelvas a decir
-¡Suficiente! - Arrojé mis manos hacia fuera sobre ambas
mientras me concentré en el hecho de que las dos necesitaban
una buena azotada. El viento me obedeció y ellas fueron
arrastradas a sus asientos por un viento fuerte pero pequeño,
concentrado que se levantó alrededor de ellas. - Bien, parar
ahora - dije rápidamente. El viento al instante se detuvo. -
Uh, lo lamento. Perdí mi temperamento.
Afrodita inmediatamente comenzó a pasar sus dedos por su
pelo completamente estropeado. - Pienso que perdiste tu
maldita cabeza, - se quejó Afrodita.
Personalmente, pensé que ella podría haber tenido razón,
pero no quise decirlo. Eché un vistazo al reloj y fui
impresionada al ver que eran las siete. Me sentía agotada. -
Mirar, vosotras dos. Todas estamos cansadas. Vayamos a
descansar un poco y nos encontraremos aquí después del
Ritual De la luna llena. Yo investigare un poco más y veré si
puedo encontrar algo sobre almas perdidas y como
arreglarlas. - Al menos yo tenía algo en que enfocarme, en vez
de vagar sin rumbo por la biblioteca. Bien, eso siempre y
cuando yo no anduviera flirteando con Loren. OH, diablos.
Me había olvidado de él.
- Me suena a un plan. Estoy lista para salir aquí. - Afrodita se
levantó. - Mis padres van a estar de vacaciones durante tres
semanas, entonces no tienes que preocuparte de que ellos
lleguen a casa. Hay muchachos de la cuadra que vienen dos
veces por semana, pero solo durante el día y ah, sí - tu
irrumpirás en llamas si sales durante el día, así que no creo
que ellos puedan verte, así que no habrá problema. El servicio
de criadas por lo general viene una vez a la semana cuando
mis padres no están, para mantener la casa en perfecto
estado, pero ellos sólo salen aquí cuando mi abuela viene de
visita, así que tampoco habrá ningún problema con ellos.
-Wow, ella es realmente rica - me dijo Stevie Rae.
- Al parecer - dije.
-¿Tienes cable? - Stevie Rae preguntó a Afrodita.
- Desde luego - ella dijo.
- Perfecto- Stevie Rae dijo, pareciendo mucho más feliz desde
que ella murió.
- Bien, entonces, salgamos de aquí, - dije, llevando a Afrodita
hacia la puerta. - Ah, Stevie Rae, te conseguí un celular. Está
en mi bolso. Si necesitas algo, solo llámame a mi celular. Me
acordaré de mantenerlo conmigo y conectado - Hice una
pausa, sintiéndome extraña sobre dejarla sola.
- Vayan. Las veré luego - dijo Stevie Rae. - No tienes que
preocuparte por mí. Ya Estoy muerta. ¿Qué más puede salir
mal?
-Ella tiene un punto - Aphrodite dijo.
- Bien, bien. Nos vemos - dije. No quise decir que pensé que
ella tenía un punto, también. Podría ser causa problemas.
Pienso, ella estaba no-muerta, y era bastante horrible. Pero
había otras cosas que podrían estar mal, también. El
pensamiento hizo que un enfriamiento espeluznante subiera
por mi espina, de lo cual, tristemente, no hice caso y seguí
metiendo la pata sobre mi futuro. Demasiado mal yo no tenía
ninguna idea del horror en el que me metía a ciegas.
HCapítulo Catorce
Traducido por Nandy (Fernanda Martinez)

- Déjame atrás en el portón de la pared este. Todavía no


pienso que sea una buena idea que la gente piense que
andamos juntas, - dijo Afrodita.
Gire sobre la Calle Peoria y me dirigí de nuevo a la escuela. -
Estoy sorprendida de que te preocupe tanto lo que la gente
piense.
- No me preocupa. Me preocupa lo que Neferet piense. Si ella
cree que nosotras somos amigas, o no enemigas, va a
sospechar que hemos compartido información sobre ella.
- Y sería realmente malo, - terminé por ella.
- Definitivamente - ella dijo.
- Pero ella va a vernos juntas de vez en cuando porque tu vas a
evocar la tierra en mis círculos.
Afrodita me dio una mirada asustada. - No, no lo haré.
- Desde luego que si.
- No, no lo haré.
- Afrodita, Nyx te ha dado una afinidad con la tierra. Tu
perteneces al círculo. A no ser que no quieras hacer caso a la
voluntad de Nyx. - No añadí la palabra "otra vez", pero
pareció flotar en el aire entre nosotras.
- Ya dije que cumpliría la voluntad de Nyx, - dijo ella con los
dientes apretados.
- Lo que significa que vas a ser parte del Ritual De la luna
llena esta noche - dije.
- Eso va a ser un poco difícil, dado que ya no soy miembro de
las Hijas Oscuras.
Mierda. me había olvidado de eso.
- Bien, entonces, tu solamente tendrás que volver a unirte a
las Hijas Oscuras. - Ella comenzó a decir algo. Levanté mi voz
y hablé por encima de ella. - Lo que quiere decir que vas a
tener que jurar cumplir las nuevas reglas.
- Sueña, - ella refunfuñó.

- Otra vez vuelves a tener esa mala actitud - dije. -¿Entonces,


jurarás o no?
Yo podía verla morder su labio. Esperé sin decir nada más y
solo seguí conduciendo. Esto era algo que Afrodita iba tener
que decidir por si misma. Ella dijo que quería sanar sus
culpas pasadas y cumplir con la voluntad de la Diosa. Pero
desear algo y realmente hacerlo no era exactamente lo mismo.
Afrodita había sido egoísta y tacaña por un largo tiempo. A
veces yo podía ver una chispa de cambio en ella, pero la
mayoría de las veces solamente veía a la muchacha que las
Gemelas llamaban la Bruja del Infierno.
- Sí, como sea.
-¿ Qué quieres decir?
- Dije, sí. Juraré cumplir tus nuevas reglas estúpidas.
- Afrodita, jurar sobre reglas en las que no crees es estúpido .
- No, no hay nada que diga que no puedo jurar sobre reglas
que pienso que son estúpidas. Solamente tengo que decir que
seré auténtica para el aire, fiel para el fuego, sabia para el
agua, enfática para la tierra, y sincera para el espíritu.
Entonces finalmente diré que pienso que tus nuevas reglas
son tontas.
-¿Si esto es lo que piensas, entonces por qué las memorizaste?
- Conozca al enemigo - citó ella.
-¿ Quién dijo eso, de todos modos?
Ella se encogió. - Algún antiguo del pasado.
Pensé que ella estaba siendo una tonta, pero no quise decir
nada (sobre todo ya que ella se reiría de mí diciendo "tonta"
en vez de la palabra que empieza con p.
- Bien, aquí vamos. - estacione al lado del camino. Con
agradecimiento note que las nubes que habían entrado a
raudales durante las últimas horas de la noche se habían
multiplicado, y la mañana era oscura y sombría. Todo lo que
Afrodita tendría que hacer era cruzar la pequeña área herbosa
que estaba entre el camino y la pared que rodeaba la escuela,
abrir el portón, y luego seguir la acera por el camino corto a
los dormitorios. Como las Gemelas dirían, extra-fácil. Suspire
mirando hacia el cielo, considerando si debería tratar de pedir
el viento soplar y formar más nubes para hacerlo aún más
oscuro, pero un vistazo a la cara malhumorada de Afrodita me
hizo decidir, nah, ella podrá tratar con la luz del sol.
-¿Entonces, tu estarás en el ritual esta noche, cierto? - dije,
preguntándome por qué le tomaba tanto tiempo salir de mi
coche.
- Sí, estaré allí.
Ella pareció distraída. como sea. La muchacha era algunas
veces simplemente extraña.
- Bien, nos vemos - dije.
- Sí, nos vemos - masculló ella, abriendo la puerta (y
finalmente) saliendo del coche. Pero antes de que ella la
cerrara, se inclinó y dijo, - Siento que algo esta mal. ¿Lo
sientes, también?
Pensé en ello. - Lo dudo. Me siento muy agitada y cansada,
pero podría ser porque vi a mi mejor amiga muerta-quiero
decir no- muerta.- Entonces la miré más estrechamente.
-¿Estas por tener una visión?
No lo sé. Nunca puedo saber cuando vendrá una. Realmente
tengo sentimientos sobre cosas a veces y no tengo una visión
verdadera.
Ella me miró realmente pálida y un poco sudorosa (que era
definitivamente algo fuera de la norma para Afrodita). - Tal
vez deberías regresar al coche. Probablemente nadie se de
cuenta de que entramos juntas de todos modos.- Afrodita era
un dolor en el trasero, pero yo había visto como las visiones la
hacían desvalida y enferma y realmente no me gustaba el
pensamiento de que ella se metiera de lleno en la luz del día
cuando una visión la golpeara.
Ella se sacudió, recordándome un gato entrando en la lluvia.
-Estaré bien. Son probablemente solo cosas de mi
imaginación. Te veré esta noche.
La miré ir con prisa hacia la pared espesa de ladrillo y de
piedra que rodeaba la escuela. Enormes robles antiguos
rayaban la pared, lanzando sombras de modo que de repente
todo parecía excepcionalmente siniestro. ¿Jesus, ahora quién
se imaginaba cosas? tenía mi mano sobre la palanca de
cambios y justo cuando pase a primera para arrancar escuche
cuando Afrodita gritó.
A veces no pienso. Mi cuerpo solamente actúa. Esta era una
de aquellas veces. Yo estaba fuera de mi coche corriendo
hacia Afrodita antes de poder pensar en ello. Cuando llegue a
ella, supe dos cosas a la vez. Una era que algo olía
maravilloso, bastante familiar. Independientemente de lo que
era, el olor se había instalado en el área como una niebla
deliciosa y automáticamente inhalé profundamente. La
segunda cosa que vi fue a Afrodita agachada, vomitando sus
tripas hacia fuera y gritando al mismo tiempo, cosa que no es
muy agradable de hacer o mirar. Yo estaba demasiado
ocupada mirándola y tratando de entender que es lo que
pasaba y demasiado distraída por el olor encantador como
para notar lo que sucedía. Al principio.
-¡¡Zoey!! - Afrodita sollozó, todavía vomitando. -¡¡Busca
ayuda!! ¡¡Rápido!!
-¿Qué pasa-es una visión? ¿Qué es lo que esta mal? - La
agarré por los hombros y traté de estabilizarla mientras ella
seguía vomitando.
-¡No! ¡Detrás de mí! Contra la pared … - Ella grito, tuvo una
arcada, pero no tenía más que vomitar. - Es tan horrible.
No quise hacerlo, pero mis ojos automáticamente miraron
detrás de ella a la pared oscura de la escuela.
Era la cosa más horrible que yo alguna vez había visto. Al
principio mi mente aún no registraba que era. Más tarde
pensé que debía ser una especie de mecanismo de auto
defensa inmediato. Lamentablemente, esto no duró mucho
tiempo. Parpadeé y miré detenidamente en la oscuridad. Algo
surgía en la superficie, parecía mojado y-
Y yo supe cual el olor dulce, seductor. Luché contra caer de
rodillas y vomitar al lado de Afrodita. Olí la sangre. No era
sangre ordinaria humana, la cual es bastante deliciosa. Lo que
yo olía era un vertimiento mortal de la sangre vital de un
adulto vampiro.
Su cuerpo estaba clavado de forma grotesca a una cruz
ordinaria de madera que descansaba contra la pared. No
solamente clavaron sus muñecas y tobillos. Sino que también
habían insertado una estaca gruesa de madera en su corazón.
Había una especie de papel sobre su corazón, sostenido en el
lugar por la estaca grotesca. Podía ver que el papel tenía algo
escrito sobre el, pero mis ojos no enfocaban bastante bien
como para leer las palabras.
También habían cortado su cabeza. La cabeza de la profesora
Nolan. Yo sabía que era ella porque habían montado su
cabeza sobre una estaca de madera al lado de su cuerpo. Su
pelo negro largo levantado suavemente por la brisa, luciendo
obscenamente lleno de gracia. Su boca estaba abierta en una
mueca terrible, pero sus ojos estaban cerrados.
Agarré el codo de Afrodita y la arrastré. -¡Vamos! Tenemos
que conseguir ayuda.
Tropezamos con mi coche. No sé como logré subir al auto y
arrancar.
- Yo-yo-yo creo que voy a vomitar otra vez. - Los dientes de
Afrodita chirriaban tanto que le costaba hablar.
- No, no lo harás - no podía creer lo tranquila que soné. -
Respira. Centrate en ti misma. Dibuja la fuerza de la tierra. -
Comprendí que yo automáticamente hacía lo que le decía a
ella, sólo que en mi caso yo dibujaba la fuerza de los cinco
elementos. - Tu estas bien - le dije cuando canalicé la energía
del viento, el fuego, el agua, la tierra, y el espíritu para
contener la histeria y el shock que estaba por explotar. -
Estaremos bien.
- Estamos bien… estamos bien …- Afrodita siguió repitiendo.
Ella temblaba con tanta fuerza que me estire hacia atrás y
agarré el abrigo que guardaba en mi auto. - Ponte esto.
Estamos casi llegando.
-¡Pero todo el mundo se ha ido! ¿a Quién le vamos a decir?
- Todo el mundo no se ha ido. - Mi mente volaba alrededor. -
Lenobia nunca abandona sus caballos por mucho tiempo. Ella
está probablemente aquí. - Y luego se me ocurrió algo. - Y yo
vi a Loren Blake ayer. Él sabrá que hacer.
- Bien … bien … - Afrodita murmuró.
- Escúcheme a Afrodita - dije severamente. Ella giró sus ojos
amplios, llenados por el shock sobre mí. - Ellos van a querer
saber por qué nosotras estábamos juntas, y sobre todo por
qué yo te deje en el portón para que entres por atrás.
-¿Qué vamos a decir?
- Yo no estaba contigo. Yo había ido a visitar a mi abuela. Tu
estabas … - hice una pausa, tratando de forzar mi mente
entumecida a pensar. - Tu estabas en tu casa. Y yo te vi andar
detrás de la escuela y te alcance. Cuando pasamos la pared tu
sentiste que algo estaba mal y bajamos a comprobarlo. Así fue
la encontramos.
- Bien. Bien. Puedo decir eso.
-¿ Lo recordarás?
Ella tomó un aliento profundo, inestable. - Lo haré.
No me molesté en estacionar en un espacio regular. Me orille
en un lugar lo mas cerca posible a la sección del edificio
principal donde estaban los cuartos de los profesores que
residían en el colegio. Esperé sólo el suficiente tiempo para
ponerme de acuerdo con Afrodita otra vez, y juntas
caminamos encima de la acera a las viejas puertas de calle de
madera parecidas a las de un castillo. Silenciosamente
agradeciendo a mi Diosa por la política de escuela de no
cerraduras, tiré de la puerta abierta y me adentre delante de
Afrodita.
Y corrí directamente a Neferet.
-¡Neferet! ¡Tienes que venir! ¡Por favor! ¡Es horrible! - Sollocé
y me lancé a sus brazos. No podía controlarme. Mi mente
sabía que ella había hecho cosas terribles, pero hasta
solamente un mes Neferet había sido una madre para mí. No,
en realidad, ella había sido la madre que yo lamentaba no
tener, y en mi pánico verla trajo un alivio increíble que corrió
por mi cuerpo.
-¿Zoey? ¿Afrodita?
Afrodita se había derrumbado contra la pared al lado de
nosotras y yo podía oír sus sollozos. Comprendí que yo había
comenzado a temblar tan con tanta fuerza que si no fuera por
los brazos fuertes de Neferet alrededor de mí probablemente
no habría sido capaz de estar de pie. La Alta Sacerdotisa me
sostuvo con cuidado, pero firmemente lejos de ella de modo
que pudiera examinar mi cara. - Habla conmigo, Zoey. ¿Qué
ha pasado?
Mi temblor empeoró. Doblé mi cabeza y apreté mis dientes,
tratando de encontrar mi centro otra vez y dibujar la fuerza
de los elementos para hablar.
- Oí algo y - reconocí a nuestra profesora , Lenobia, la voz
clara y fuerte que se sentía más cerca hasta que ella nos cruzó
en el pasillo. -¡ Por la Diosa! - de reojo vi que ella se había
precipitado hacia Afrodita y trataba de levantar su cuerpo
lloroso.
-¿Neferet? ¿Qué es lo que esta mal?
Mi cabeza reconoció la voz familiar y vi a Loren, tenia el pelo
todo estropeado como si hubiera estado durmiendo, bajando
por la escalera que conducía a su habitación usando una vieja
sudadera de la Casa de la noche. Mi mirada fija se centraba
sobre el y de algún modo logré encontrar la fuerza para
hablar.
- Es la Profesora Nolan - dije, y me sorprendió lo clara y
fuerte que mi voz parecía cuando sentía que mi cuerpo estaba
siendo cortado en trocitos. - Ella esta afuera por el portón en
la pared Este. Alguien la mató.
HCapítulo Quince
Traducido por Nandy (Fernanda Martinez)

Todo pasó rápido después de eso, pero me pareció como si


todo le sucediera a alguien ajeno que estaba
momentáneamente dentro de mi cuerpo.
Neferet inmediatamente se encargó. Ella nos evaluó a
Afrodita y a mí y decidió (lamentablemente) que yo era la
única capaz de las dos para llevarlos a donde se encontraba el
cuerpo. Ella llamo a Dragón Lankford, quien vino armado. Oí
que Neferet comprobaba con Dragón cuales de los guerreros
habían vuelto de las vacaciones de invierno. Según pareció
segundos más tarde dos vampiros altos, musculosos y
masculinos aparecieron. Vagamente los reconocí. Había
siempre una cantidad de vampiros adultos llegando y
saliendo de la escuela. Yo había aprendido temprano que la
sociedad vampiro era pesadamente matriarcal, que quiere
decir que las mujeres vampiros deben ser protegidas. Esto no
significa que las vampiresas no sean respetadas, como los
hombres. Es solo que los regalos de los hombres son por lo
general más en el reino físico y los regalos de las mujeres son
más intelectuales e intuitivos. Lo esencial es, los vampiros
masculinos son asombrosos guerreros y protectores. Estos
dos más Dragón y Loren me hicieron sentir cien por ciento
segura.
Esto no significaba que yo estuviera emocionada sobre
guiarlos al cuerpo de la Profesora Nolan. Salimos y volvimos
sobre los pasos que yo había recorrido antes de llegar a la
escuela. Con una mano temblorosa indiqué el punto donde
había aparcado al lado del camino. Dragón se detuvo ahí.
-" Yo iba conduciendo y aquí fue donde Afrodita dijo que
sentía que algo andaba mal, " me apegue a nuestra gran
mentira.
-" Nosotras no podíamos ver mucho de aquí. " Mis ojos
pasaron rozando al área oscura por la trampilla en la pared.
-" Me sentí extraña, también, entonces decidimos comprobar
que estaba mal. " tome un profundo aliento.
-" Creí que podría ser un alumno que trataba de volver a los
dormitorios, pero no podía encontrar la traba de la puerta. "
Tragué para limpiar el grosor en mi garganta. –
" Mientras nos fuimos acercando mas a la pared pudimos
percibir que había algo allí. Algo terrible. Y - y olí la sangre.
Cuando comprendimos lo que era - que era la Profesora
corrimos a avisar directamente. "
-¿" Puedes acercarte allí otra vez, o prefieres quedarte aquí y
esperarnos? " La voz de Neferet era amable y compasiva,
deseé con todo mí ser que ella fuera todavía uno de los tipos
buenos.
-" No quiero estar sola, " dije.
-" Entonces vendrás conmigo, " dijo ella. -" Los guerreros nos
protegerán. No tienes nada que temer ahora, Zoey. "
Asentí y avance con ella. Los dos guerreros, Dragón y Loren,
nos cubrían a Neferet y yo. Pareció tomar sólo un par de
segundos cruzar el área herbosa y empezar a oler - y ver a la
distancia el cuerpo crucificado. Sentí mis rodillas temblar
inestables por el horror fresco que le había sido confirmado a
mis sentidos ya sobresaltados.
-¡" OH, grandiosa Diosa! " Neferet jadeó. Ella avanzó
despacio hasta alcanzar la cabeza terriblemente estacada.
Miré como acarició el pelo de la Profesora Nolan hacia atrás y
luego descansó su mano sobre la frente de la muerta. -"
Encuentra la paz, mi amiga. Descansa en los prados verdes de
nuestra Diosa. Quédate allí, un día, nos encontraremos otra
vez. "
Justo cuando sentí mis rodillas ceder una mano fuerte bajo
mi codo me sostuvo.
-" Tu estas bien. Tu puedes con esto. "
Alcé la vista hacia Loren y tuve que parpadear con fuerza para
enfocarlo. Él mantuvo su agarre en mi brazo, pero saco de su
bolsillo uno de aquellos pañuelos pasados de moda de lino.
Fue sólo entonces que noté que yo estaba llorando.
-" Loren, lleva a Zoey al dormitorio. No hay nada más que ella
pueda hacer aquí. En cuanto seamos correctamente
protegidos, voy a llamar la policía humana, " Neferet dijo, y
giró su mirada fija y aguda sobre Dragón. -" Traiga a los otros
guerreros aquí ahora. " Dragón abrió su teléfono móvil y
comenzó a hacer llamadas. Entonces Neferet giró su atención
a mi.
-" Sé que esto fue una cosa terrible de ver para ti, pero estoy
orgullosa de que lograras permanecer fuerte sobre esto. "
Yo no podía modular mi voz, entonces solamente asentí.
"Volvamos a la escuela, Zoey, " murmuró Loren.
Mientras Loren me acompañaba a la escuela una lluvia fría
comenzó a caer suavemente alrededor de nosotros. Yo miré
hacia atrás sobre mi hombro y vi que lavaba la sangre del
cuerpo de la Profesora Nolan como si la Diosa misma llorara
su pérdida.
Toda el camino a la escuela Loren me estuvo hablando.
Realmente no recuerdo lo que él decía. Solamente sé que me
decía que todo iba a estar bien con aquella voz hermosa y rica
suya. Yo podría sentirlo abrazándome tratando de
mantenerme caliente. Llegamos y me acompaño por la
escuela, todavía abrazándome fuertemente. Cuando él tomó
una vuelta que nos llevo al comedor en vez de al dormitorio lo
miré de manera inquisidora.
-" Necesitas algo para beber y algo para comer. Después
deberás dormir un poco. Voy a asegurarme de que hagas los
primeros dos antes el segundo. " Él hizo una pausa y sonrió
tristemente. -" Incluso aunque parezcas lista para caer sobre
tus pies. "
-" Realmente no tengo hambre, " dije.
-" Lo sé, pero comer te hará sentir mejor. " Su mano se deslizó
hacia mi codo para sostenerlo. -" Déjame cocinar para ti,
Zoey. "
Le dejé entrarme a la cocina. Su mano era caliente y fuerte, y
yo podría sentirlo comenzando a derretir el entumecimiento
congelado que se había insertado en mi.
-¿" Puedes cocinar? " Le pregunté, tratando de hablar de algo
que no fuera muerte y horror.
-" Sí, pero no bien, " sonrió abiertamente, pareciéndose a un
hermoso niño.
-" No suena muy prometedor, " dije. Sentí mi sonrisa en la
cara, pero pareció tiesa y torpe, como si hubiera olvidado
como hacerlo.
-" No te preocupes, seré gentil contigo. " Él tiró un taburete de
la esquina del cuarto y lo puso al lado de la mesada larga que
estaba en medio de la enorme cocina. -"Siéntate", ordenó.
Hice lo que él dijo, aliviada de no tener que levantarme más.
Él abrió los gabinetes y comenzó a sacar cosas de ellos y saco
un refrigerador portátil (no creí que fuera uno en los que ellos
guardaban la sangre, aunque...).
-" Toma, bebe esto. Despacio. "
Parpadeé de la sorpresa al ver la copa grande de vino tinto. -"
Realmente no me gusta - "
-" Te gustará este vino. " Sus ojos oscuros sostuvieron los
míos. -" Confía en mí y bébelo. "
Hice como él me dijo. El gusto explotaba sobre mi lengua,
enviando chispas de calor a todas partes de mi cuerpo. -¡"
Esto tiene sangre! " Jadeé.
-" La tiene. " Él hacía un emparedado y no alzó la vista a mí. -"
Es como los vampiros beben su vino-mezclado con sangre. "
Él echó un vistazo hasta encontrar mis ojos. -" Si el gusto es
desagradable para ti, te conseguiré otra cosa para beber. "
-" No, esta bien. Lo beberé. " Tomé otro sorbo, forzándome a
no tomármelo todo rápido de un enorme trago.
-" Yo tenía un presentimiento de que no tendrías problema
con ello. "
Mis ojos enfocaron en el. -¿" Por qué dices eso? " Yo podía
sentir como mi fuerza y mi ingenio me volvían mientras la
maravillosa sangre recorría mi cuerpo.
Él siguió haciendo el emparedado y se encogió.
-¿" Tu has Imprimado con un muchacho humano, verdad? así
fue como fuiste capaz de encontrarlo y rescatarlo del asesino
en serie. "
-" Sí. "
Cuando no dije algo más me echó un vistazo y rió. -" Suele
pasar. Pasa, A veces por accidente Imprimimos. "
-" Los novatos no lo hacen. Se supone que no debemos beber
sangre humana, " dije.
La sonrisa de Loren era calida y llena de apreciación. -" Tu no
eres una novata normal, entonces las reglas normales no se
aplican a ti. " Su mirada fija sostuvo la mía y pareció que él
hablaba de mucho más que beber sangre humana por
accidente.
Él me hizo sentir caliente y asustada fríamente, pero
totalmente adulta y atractiva de repente.
Mantuve mi boca cerrada y volví a beber a sorbos el vino
mezclado con sangre. (Sé que suena completamente grotesco,
pero era deliciosa.)
-" Ten, come esto. " Él me pasó un plato que tenia un
emparedado de queso que él acababa de hacerme. -" Espera,
necesitarás algunos de estos, también. ¡" Él busco en un
gabinete hasta que dijo " ahha! " ruidosamente y giro para
verter un gran montón de nachos Doritos condimentados de
queso sobre mi plato.
Reí. Esta vez mi boca se sintió más natural haciéndolo. -¡"
Doritos! Esto es perfecto. " Tomé un bocado grande y
comprendí que realmente tenia mucha hambre. -" Tu sabes
que no esta bien que los novatos coman comida chatarra
como esta. "
-" Como dije "-Loren me sonrió con su risa lenta, atractiva
otra vez - " Tu no te pareces al resto de los niños nuevos. Y
me adhiero a la creencia de que algunas reglas se crearon
para ser rotas. " Sus ojos fueron de mis ojos a los pendientes
de diamante que se acomodaban en los lóbulos de mis orejas.
Sentí que mi cara se calentaba, entonces me reenfoqué sobre
la comida, mirándolo de reojo sólo de vez en cuando. Loren
no se había hecho un emparedado, pero se había servido vino
en una copa y lo bebía despacio mientras me miraba comer.
Justo cuando iba a decirle que me estaba poniendo nerviosa
finalmente dijo algo.
-¿ Desde cuándo sois tu y Afrodita amigas? "
-¡No lo somos, - dije mientras mordía un bocado de
emparedado (qué realmente estaba muy rico- ósea él es de
forma ridículamente hermoso, atractivo, simpático, y sabe
cocinar!). -" Yo conducía hacia la escuela y la vi caminando. "
Levanté un hombro como si no pudiera dar un visto bueno
sobre ella. -" Calculo que es parte de mi trabajo como líder de
las Hijas Oscuras ser agradable, aún con ella. Entonces le di
un aventon. "
-" Estoy un poco sorprendido de que ella aceptara venir
contigo. ¿No son ustedes dos enemigas juradas? "
-¡Como sea! ¿Enemigas juradas? No pienso mucho en ella en
absoluto. " Yo lamentaba no poder decirle la verdad a Loren
sobre Afrodita. En realidad, odiaba la mentira (y no soy
realmente muy buena en ello, aunque pareciera que iba
mejorando con la práctica). Pero aunque me gustaría decirle
la verdad a Loren, se me cerraban de golpe las tripas con un
sentimiento que claramente decía que de ninguna manera se
lo debía decir. Entonces reí, mastiqué mi emparedado y
básicamente solo traté de enfocarme en el hecho de sentía
menos oscuridad en la Vida Muerta.
Lo que me recordó a la Profesora Nolan. Dejé el emparedado
medio comido y tomé otro trago de vino.
-¿Loren, quién podría haber hecho algo así a la Profesora
Nolan? "
La expresión sobre su hermosa cara se oscureció. -" Pienso
que la organización que lo hizo fue bastante obvia. "
-¿" Organización? "
-¿" No viste lo qué fue escrito sobre el papel que ellos le
estacaron? "
Sacudí mi cabeza, sintiéndome un poco mareada otra vez. -"
Sé que había algo escrito sobre el papel, pero no lo pude ver
bastante tiempo como para leerlo. "
-" Decía, ' dios no sufre si una bruja deja de vivir. Éxodo
22:18. Y arrepiéntase' escrito y subrayado varias veces. "
Algo cosquilleaba en mi memoria y sentí una combustión
comenzar dentro de mí que no tenia nada que ver con la
sangre en mi vino. -" La Gente de Fe. "
-" Eso es a lo qué esto se parece. " Loren sacudió su cabeza.
-" Me pregunté lo que las sacerdotisas pensaban cuando
decidieron comprar este lugar y establecer una Casa de Noche
aquí. Parecían buscar un problema. Hay algunas partes del
país más intolerantes y rabiosas sobre lo que ellos llaman sus
creencia religiosas. " Él sacudió su cabeza y miró realmente
enfadado.
-" Aunque yo no entienda el culto de un dios que denigra a las
mujeres y cuyo ' sentido de los creyentes verdaderos' es su
derecho de despreciar a alguien que no piensa exactamente
como ellos hacen. "
-" Eso no lo cree cada persona que está en Oklahoma, " dije
firmemente. -" Hay también un sistema de creencia fuerte
americano nativo, y mucha gente regular que no cree en la
Gente estúpida de prejuicios de Fe. "
-" A pesar de todo, es la Gente de Fe quienes tienen mas
fieles. "
-" Solamente porque ellos tienen las bocas más grandes no
quiere decir que ellos tengan razón. "
Él se rió y su cara se relajo. -" Te sientes mejor. "
-" Sí, creo que si. " Bostecé.
-" Mejor pero agotada, veo, " dijo él. -" Tiempo para dirigirte a
tu dormitorio y tu cama. Tendrás que descansar y recuperar
tu fuerza para lo que va a venir. "
Sentí un pinchazo helado de miedo en mi estómago, y
lamente haber comido tantas patatas chips. -¿" Qué va a
pasar? "
-" Han pasado décadas desde que hubo un ataque abierto de
la gente sobre los vampiros. Esto cambiará las cosas. "
El miedo frío se amplió por mi cuerpo. -¿Las cosas
cambiaran? ¿Cómo? "
Loren encontró mi mirada fija. -" No sufriremos un insulto
sin dar un insulto a cambio. " Su expresión fue con fuerza, y
de repente pareció más guerrero que poeta, más vampiro que
humano. Miró poderoso, peligroso, exótico y más que un poco
asustadizo. Bien, él era francamente la cosa más caliente que
yo alguna vez había visto.
Entonces, como si comprendiendo que había dicho
demasiado, él rió y anduvo alrededor de la mesada para estar
de pie cerca de mí. -" Pero tu no tienes que preocuparse de
nada de esto. Dentro de veinticuatro horas la escuela será
inundada con nuestros guerreros vampiros de la elite, los
Hijos de Erebus. Ningún fanático humano será capaz de tocar
a ninguno de nosotros. "
Fruncí el ceño, preocupándome de las ramificaciones de
seguridad aumentadas. ¿Cómo, como diablos se suponía, que
yo sacara los bolsos de sangre y los llevara a Stevie Rae con un
millón guerreros llenos de testosterona que golpean sus
pechos y son todos súper protectores?
-" ¡Eh!, tu estarás a salvo. Lo prometo. " Loren tomó mi
barbilla en sus manos e inclinó mi cara hacia arriba.
La anticipación nerviosa hizo a mi aliento ir todo rápido y mi
estómago sentía un revuelo. Yo había tratado de sacarlo de mi
mente, trate de no pensar en sus besos y el modo en que él
hizo hervir mi sangre cuando me miró, pero la verdad era que
aún saber que mi historia con Loren haría daño a Erik, y con
la tensión de Stevie Rae y Afrodita y el horror de lo que le
había pasado a la Profesora Nolan, yo todavía podía sentir la
impresión de sus labios sobre los míos. Quería que él me
besara una y otra vez y otra vez.
-" Te creo, " susurré. Justo en ese momento yo juro que
habría creído todo lo que él me decía.
-" Me complace ver que llevas mis pendientes. "
Antes de que yo pudiera decir algo, él se acerco y me besó,
mucho tiempo y profundamente. Su lengua se encontró con la
mía y yo podría probar el vino y una indirecta seductora de
sangre en su boca. Después de lo que pareció mucho tiempo
él separo su boca de la mía. Sus ojos eran oscuros y respiraba
profundamente.
-" Tengo que llevarte a tu dormitorio antes de que me tiente
mantenerte a mi lado por siempre, " dijo él.
Usé todo el esplendor de mi ingenio y logré jadeando decir,
-"Bien".
Él tomó mi brazo otra vez, para que me apoyara todo el
camino en el. Esta vez el toque se sintió caliente e íntimo.
Nuestros cuerpos apretados el uno contra el otro mientras
andábamos durante la mañana sombría al dormitorio de las
muchachas. Él me condujo encima de la escalera delantera y
abrió la puerta. El salón común estaba abandonado. Eché un
vistazo al reloj y me costo creer que era un poco mas de las
nueve de la mañana.
Loren levantó mi mano rápidamente a su boca, besándola
calurosamente antes de dejarla caer. -" Mil veces buenas
noches. Mil veces lo mejor, para querer luz de ti. El amor va
hacia el amor como alumnos a sus libros, pero el amor del
amor, hacia la escuela con belleza pesada. "
Vagamente reconocí las líneas de Romeo y Julieta. ¿Me decía
él que él me amaba? Mi cara se puso roja con los nervios y
entusiasmo.
-" ¡Adiós!, " dije suavemente. -" Gracias por cuidar de mí. "
-" Es un placer, mi señora, " dijo él. -"Adiós". Me saludó,
cerrando su puño sobre su corazón en un saludo de vampiros
respetuosos de un guerrero a su Alta Sacerdotisa, y luego se
fue.
En una neblina de choques de sobras que los besos de Loren
me hicieron sentir, prácticamente tropecé encima de la
escalera y mi cuarto. Pensé en ir a ver a Afrodita, pero estaba
al borde del agotamiento total y había sólo una cosa para la
que tenía bastante energía antes de desmayarme. Primero,
busque en mi cartera y encontré las dos mitades de la tarjeta
horrible de cumpleaños que me dio mama y el perdedor de mi
padrastro.
Sentí una sacudida enferma en mi estómago uní los bordes de
la tarjeta y vi que había recordado bien. Era una cruz con una
nota estacada en el medio de la tarjeta. Sí. Esto realmente me
recordó misteriosamente a lo que le habían hecho a la
Profesora Nolan.
Antes de que yo pudiera cambiar de opinión, saqué mi
teléfono móvil, dibuje un aliento profundo, y marque el
número. Mamá contestó al tercer Rin.
-¡" ¡Hola!! ¡Es una mañana bendita! " ella dijo. Claramente
ella no había comprobado el identificador.
-"Mamá, soy yo. "
Como esperaba, su tono cambio al instante. -¿" Zoey? ¿Qué
pasa ahora? "
Estuve demasiado cansado para jugar nuestros juegos de hija-
madre habituales. -¿" Dónde estaba John entre la tarde y la
noche pasada? "
-¿" Qué estas insinuando, Zoey? "
-" Mamá, no tengo tiempo para esta mierda. Solamente dime.
¿Después de que me dejaran en la Plaza Utica, qué hicieron? "
-" No me gusta tu tono, jovencita. "
Sofoqué un impulso de gritar por la frustración. -" Mamá,
esto es importante. Muy importante. Como de vida y muerte.
-" Tu siempre tan dramática, " dijo ella. Entonces dio una
pequeña risa nerviosa falsa. -" Tu padre vino a casa conmigo,
desde luego. Miramos un juego de fútbol por la TV y luego
fuimos a la cama. "
-¿" A qué hora fue él al trabajo esta mañana? "
-¡" Qué pregunta tan tonta! Él se fue a la misma hora de
siempre. ¿Zoey, que significa esto? "
Vacilé. ¿Podría decirle? ¿Qué habría dicho Neferet sobre lo
que paso cuando llamo a la policía? Seguramente lo que le
había pasado a la Profesora Nolan estaría por todas partes en
las noticias esta tarde. Pero no aún. No ahora. Y yo sabía bien
que mi madre no podía guardar un secreto.
-¿" Zoey? ¿Vas a contestarme? "
-" Solamente mira las noticias. Tu verás sobre qué te hablo, "
dije.
-¿" Qué has hecho? " comprendí que ella no pareció
preocupada o trastornada, sólo resignada.
-" Nada. No soy yo. Tu mejor mira más por la casa para ver
quien hizo que. Y recuerda, no vivo más en tu casa. "
Su voz sonó frágil. -" Así es. tu no vives aquí. No sé por qué
aún llamas aquí. ¿Tu y tu abuela odiosa no dijeron que no te
ibas a dirigir mas a mí ? "
-" Tu madre no es odiosa, " dije automáticamente.
-¡" Ella lo es conmigo! " mi madre se rompió.
-" No importa. Tienes razón. Yo no debería haber llamado.
Ten una vida buena, Mamá. " Dije, y colgué.
Mamá había tenido razón sobre una cosa. Yo nunca debería
haberla llamado. La tarjeta era probablemente solo una
coincidencia de todos modos. Creo, hay un millón de
personas religiosas en Tulsa y la Flecha Rota. Todos llevan
aquellas tarjetas malas. Y todos tienden a actuar, lucir y
pensar lo mismo. Esto no necesariamente significaba algo. ¿O
si?
Mi cabeza se sentía tan indispuesta y enferma como mi
estómago. Tuve que pensar, y no podía pensar mientras
estaba tan cansada. Dormiría y luego trataría de entender lo
que debería hacer. En vez de tirar la tarjeta, puse las dos
mitades en el cajón superior de mi escritorio. Entonces di un
tirón a mi ropa y me puse mi par más cómodo de camisetas.
Nala ya roncaba sobre mi almohada. Me acurruqué al lado de
ella, cerré mis ojos, forcé mi mente a librarse de imágenes
terribles y preguntas indeseables, y en cambio comencé a
concentrarme en el ronroneo de mi gata hasta que finalmente
fui a la deriva en un sueño agotador.
HCapítulo Dieciséis
Traducido por Dawn

Sabía que Heath regresaba a la ciudad porque mi sueño se


interrumpió. Me había acostado sobre el sol (véase,
claramente un sueño) en uno grande, en forma de corazón
flotante en medio de un lago de Sprite (¿quién sabe?), Cuando
de repente, todo desapareció y la voz familiar de Heath
rompió en mi cabeza.
- ¡Zo!
Mis ojos se abrieron. Nala me estaba mirando con ojos de
gato verde gruñón.
- ¿Nala? ¿Has oído algo?
El gato hizo "mee-UF-owed", se puso de pie el tiempo
suficiente para girar en circulo por la almohadilla varias
veces, luego se acostó abajo y fue derecho a dormir de nuevo.
- Eso realmente no ayuda en absoluto - le dije.
Ella me ignoró.
Miré el reloj y gemí. Las siete, p.m. Jesús, dormí durante
aproximadamente ocho horas, pero mis párpados eran como
papel de lija. Ugh. ¿Qué tengo que hacer hoy?
Entonces me acordé de la Profesora Nolan y la conversación
con mi mamá y mi estómago se revolvió.
¿Debo decirle a alguien acerca de mis sospechas? Como había
dicho Loren, la gente de la Fe ya había estado implicada en el
asesinato por la horrible nota que dejaron atrás. Afirmativo,
¿Realmente necesito decir algo sobre el hecho de que no me
sorprendería si el perdedor estaba involucrado? Mamá me
había dejado claro él había estado en casa con todos anoche, y
esta mañana. Al menos, eso es lo que estaba diciendo.
¿Podría ser mentira?
Un escalofrío atravesó mi cuerpo. Por supuesto que podría
ser. Ella hacia lo que fuera por ese desagradable hombre. Ella
ya había dejado claro que me daba la espalda. Pero si ella
estaba mintiendo y se lo decía a ella, Me sentía responsable
de lo que le pasara a ella. Odiaba John Heffer, pero ¿lo odiaba
lo suficiente como para causarle algún daño a mi madre por ir
con él?
Me sentí como la mierda.

- Si el perdedor es detenido por el asesinato, por la policía. Si


eso ocurre, nada de lo que viene será mi culpa - Las palabras
las dije en voz alta, dejando que mi voz me calmara - Voy a
esperar y ver qué pasa - No podía hacerlo. No podía. Fue
horrible, pero ella era mi mamá, y todavía recordaba cuando
ella me quería.
Así que no iba a hacer nada, salvo tratar de poner a mi mamá
y al perdedor fuera de mi mente. Punto y final. Lo digo en
serio.
Mientras yo estaba tratando de seguir para convencerme a mí
misma que había hecho la elección correcta, me acordé de lo
otra cosa que pasaría hoy. El ritual de la luna llena de las hijas
oscuras. Mi corazón se hundió en mi estómago adolorido.
Normalmente, me entusiasmaba y estaba un poco nerviosa.
Hoy sólo se destacaba, por encima de todo lo demás, que
Afrodita tenía que unirse a nuestro círculo y no iba a ser un
movimiento muy popular. Sea lo que sea. Mis amigos son sólo
va a tener que tratar con ello. Suspiré. Mi vida en serio
apestaba. Además, yo estaba probablemente deprimida. Las
Personas no deprimidas pueden dormir, ¿como siempre?
Cerré mis ojos, dándome a mi misma un auto-diagnóstico y
cuando estaba casi dormida
- ¡Zoey bebé! - gritó a través de mi mente al mismo tiempo
que mi alarma comenzó a berrear. ¿Alarma? Era fin de
semana. No había puesto mi alarma.
Mi teléfono celular repicaba con el pequeño ruido que hacia
cuando recibía un mensaje de texto. Grogui, me di la vuelta
para abrir el teléfono. En lugar de encontrar un mensaje de
texto que encontré cuatro.

Zo! vuelvo!
Zoey tengo que verte
Luv Zo
Zo? Llámame.

- Heath - suspiré y me senté de nuevo en mi cama. - Mierda.


Esto sigue cada vez peor y peor - ¿Qué diablos voy hacer con
esto?
Él y yo nos habíamos impreso hace más de un mes. Había
sido raptado por Stevie Rae y los brutos no-muertos de su
pandilla y casi había muerto. Yo fui la caballería (o por lo
menos Tormenta de X-Men) y le rescaté, pero antes de poder
quedar totalmente fuera del alcance de Neferet ella se
presento y borro nuestra memoria. Debido a mis regalos de
NYX, yo recupere mis recuerdos. No tenía idea de si Heath
recordaba algo en absoluto.
Bueno, claramente recordaba que estábamos impresos. Y que
todavía estamos saliendo. Aunque realmente no lo
estábamos. Suspiré de nuevo. ¿Cómo me siento acerca de
Heath? Había sido en mi otra “vida”, mi novio desde que
estaba en tercer grado y estuvimos cuarto grados. A decir
verdad, que había sido en su mayoría bueno, hasta que
decidió tener una relación profunda y significativa con
Budweiser. Yo no quería a mi muchacho borracho, por lo que
le pedí que dejara de beber, a pesar de que realmente parecía
no entender que había sido por culpa de eso que le dejara. Ni
siquiera ser Marcada y mudarme a la Casa de la Noche le ha
hecho comprender que habíamos roto.
Creo que al chupar su sangre y hacer eso con él,
probablemente no haya ayudado a que se dé cuenta de que se
supone que no estamos juntos.
Jesús, yo me estaba convirtiendo en una putilla.
Alrededor de un millón de veces he querido tener a alguien
con quien hablar sobre las cuestiones de mi chico. En realidad
debería contarle a Loren las cuestiones de mi hombre-niño.
Me froté la frente y luego traté de colocar mi liso cabello en su
lugar.
Bien, realmente necesitaba tomar una decisión y conseguir
enderezar un poco todo.
1.- Me gusta Heath. Yo realmente lo amo. Y la sed de sangre
con él es más caliente, aunque se supone que no debo beber
su sangre. ¿No quiero romper con él? No. ¿Debería romper
con él? Definitivamente.
2.- Erik me gusta. Me gusta mucho. Es inteligente, divertido y
un buen tipo honestamente. Es el más guapo joven de la
escuela. Y, como me recordó más de una vez, él y yo teníamos
mucho en común. ¿No quiero romper con él? No. ¿Debo
romper con él? Bueno, sólo depende del hombre numero tres.
3.- Me gusta Loren. Él existe en un universo completamente
diferente que Erik y Heath. Él. Es. Un. Hombre. Un Vampiro
un adulto, con todo el poder, la riqueza y la posición que
venía junto con ello. Sabía cosas que yo estaba sólo
empezando a adivinar. Me hacía sentir como nunca nadie me
había hecho sentir antes, él me hizo sentir como una mujer de
verdad. ¿No quiero romper con él? No. ¿Debo romper con él?.
No, bueno sí, pero es un infierno.
Por lo tanto, era obvio lo que debía hacer. Necesitaba romper
con Heath (esta vez de verdad), seguir saliendo con Erik
(tengo algo de sentido común) y nunca, nunca estar a solas
con Loren Blake de nuevo.
Además, con toda la demás mierda que pasa en mi vida como
mi no-muerta mejor amiga, tratar de hacer frente a Afrodita,
a la que todos mis amigos no pueden soportar, y el horror que
le había ocurrido a la profesora Nolan, realmente no tenía
tiempo o energía.
Por no mencionar el hecho de que ralamente me siento como
una zorrilla. No se trataba de un sentimiento que me gustara
especialmente. (Aunque el estilo de vida parecía venir con
buenas joyas.)
Así que tomó una decisión, y esta vez era el hacer una llamada
para la acción. Una acción inmediata. Me di la vuelta y abrí
mi teléfono móvil para escribir un mensaje de texto a Heath.

Tenemos que hablar

Su respuesta fue casi instantánea. Prácticamente pude ver su


bonita sonrisa.

Sí! ¿2 días?

Mordí mi labio, mientras que lo pensaba. Antes de tomar mi


decisión empuje la espesa cortina a un lado y me asomé por la
ventana. El día había permanecido nublado y frío. Bueno.
Esto significa que habría menos posibilidades de que hubiera
muchas personas merodeando fuera, sobre todo porque ya
estaba oscuro. Estaba tratando de averiguar donde debería
quedar cuando mi teléfono chistó de nuevo.

Me puede venir a 2 u

NO

Conteste de vuelta rápidamente. Lo último que necesitaba era


la linda idea que el totalmente impreso Heath se presentara
en la Casa de la Noche. ¿Pero donde podíamos encontrarnos?
El encuentro probablemente no sería fácil, por eso de que uno
de nuestros profesores ha sido asesinado. Mi teléfono chistó.
Suspiré.

¿Dónde?
Mierda. ¿Dónde? Entonces me golpeó una idea, sabía el lugar
perfecto. Sonreí y conteste a Heath.

Starbucks en 1 hora

OK!

Ahora todo lo que tenía que hacer era averiguar cómo romper
realmente con Heath. O al menos buscar la manera de que él
pudiera mantenerse a una buena distancia hasta que la
imprenta entre nosotros se perdiera. En caso de que se
perdiera. No cabe duda de que se desvanecen.
Hice mi camino somnolienta al baño y me lavé la cara con
agua fría, tratando que el contraste me despertara. No me
sentía como para responder a un aluvión de preguntas acerca
de donde estaba, tiré en mi bolso el frasco de corrector que
los polluelos que estaban obligados a llevar siempre que
salían fuera de la escuela para mezclarse con la población
local (algo que nos hacía sonar como los estudios científicos
de campo, mientras trataban de mezclarse con la población
extranjera). Supongo que realmente no necesitaba mirar por
la ventana para ver qué tiempo hacia. Mi pelo largo y oscuro
estaba más alborotado que nunca, que sólo podía significar
lluvia y humedad. A propósito había elegido una ropa muy
no-sexy, tomar una decisión sobre un tanque negro arriba, mi
Dorky Borg Invasión 4D hoodie, y mi más cómodo par de
pantalones vaqueros. Teniendo en cuenta que tenía que pasar
por la cocina y coger una lata de coca cola plenamente llena
de azúcar y cafeína, abrí mi puerta para ver Afrodita que
están allí con su mano alzada para llamar.
- Hola - le dije.
- Oye - Ella miró furtivamente arriba y abajo de la sala vacía.
- Vamos aparta – dijo pasando a un lado y cerró la puerta
detrás de nosotras
- Tengo prisa, sin embargo. Voy fuera de la escuela.
- Eso es parte de por qué estoy aquí. Ellos no dejar a nadie
salir de la escuela.
- ¿Ellos?
- Los vampiros y sus guerreros.
- ¿Los guerreros ya están aquí?
Afrodita asintió.
- Un montón de los Hijos de Erebus. Son malditamente
agradables de mirar, quiero decir, realmente, muy cachondos
pero no son definitivamente nuestro estilo.
Y entonces me di cuenta de lo que estaba diciendo.
- ¡Ah, mierda. Stevie Rae!.
- Ella va a quedarse si sangre por la mañana. Es decir, si no lo
está ya. Fue realmente cerda con las bolsas de sangre - dijo
Afrodita curvando sus labios.
- Voy a llamarla para decirle que hacer, por último, pero
vamos a tener que conseguir más para ella. Pronto. ¡Mierda! -
dije otra vez - Realmente no es necesario poner fuera de este,
eh, el nombramiento.
- ¿Así que Heath está de vuelta en la ciudad?
La mire mal.
- Tal vez.
- ¡Oh, por favor. Tu cara es totalmente fácil de leer.- Luego,
levantó una de sus cejas rubias perfectamente depiladas –
Apuesto a que Erik no sabe acerca de este nombramiento.
Teniendo en cuenta que Afrodita es la ex novia de Erik, y no
importa que tan amigable sea y me parecía que ella podía
saltar por la oportunidad de volver a pillar a Erik, me encogí
de hombros indiferentemente.
- Erik lo sabrá tan pronto como regrese. Lo que pasa es que
voy a romper con Heath. Como si todo esto fuera de tu
incumbencia.
- He oído que romper un vínculo de imprenta es casi
imposible - dijo.
- Eso es con una imprenta con un adulto vampiro. Es
diferente para los polluelos - Al menos eso esperaba -
Además, sigue sin ser de tu incumbencia.
- Está bien. No hay problema. Si no es de mi incumbencia que
tú necesites una manera para salir de la escuela, entonces no
hay razón para que te diga cómo salir de aquí a escondidas.
- Afrodita. No tengo tiempo para juegos.
- Bien – ella se comenzó a ir y yo me reforcé delante de ella.
- Estás siendo una perra. Una vez más - le dije.
- Y ya estás casi maldiciendo. Una vez más - ella dijo.
Crucé mis brazos y aporre con mi pie.
Afrodita rodó sus ojos.
- Bueno, lo que sea. Puedes escabullirse si vas a la parte de la
pared de la escuela más cercana a los establos, la sección que
se encuentra cerca del borde de la pastura. Hay un árbol al
final del bosque y allí se dividió por un relámpago hace un par
de años. Esta apoyado contra la pared. La división hace que
sea fácil de escalar. Saltar desde lo alto de la pared no es
realmente un gran negocio.
- ¿Cómo volveré a la escuela? ¿Existe un árbol en el otro lado,
también?
Ella me dio una mala sonrisa.
- No, pero alguien acaba de pasar a dejar convenientemente
una cuerda atada a la rama. Escalarla más de la pared no es
difícil, pero es un infierno en tu manicura.
- Está bien. Lo tengo. Ahora todo lo que tengo que hacer es
averiguar la manera de obtener más sangre de la cocina - Yo
estaba hablando a mí misma más que a Afrodita - Sólo tengo
tiempo para cumplir con Heath y dirigirme a ver a Stevie Rae,
y volver aquí para el ritual.
- Tienes menos tiempo que eso. Neferet tiene un ritual de
luna llena propio y quiere que todos estén allí - dijo Afrodita.
- ¡Dang!, Pensé que Neferet no iba a realizar en la escuela
ningún ritual a causa de las vacaciones de invierno.
- Las vacaciones de invierno han sido oficialmente
canceladas. Todos vampiros y polluelos han sido ordenados a
regresar a la escuela inmediatamente. Y Dang no es realmente
una palabra.
Ignoré su comentario sobre mí no-palabrotas.
- ¿Se ha cancelado a causa de lo que sucedió a la profesora
Nolan?
Afrodita asintió.
- Fue realmente horrible, ¿no?
- Sí.
- ¿Por qué no vomitaste?
Me encogí incómoda.
- Creo que estaba demasiada enloquecida para vomitar.
- Deseo que hubiera sido así - dijo Afrodita.
Me miré el reloj. Eran casi las ocho. Iba a tener que
apresurarme a salir de aquí y volver a tiempo.
- Me tengo que ir. - Yo ya me sentía mal acerca de tener que
buscar la manera de escabullir la sangre de lo que
probablemente era una cocina ajetreada.
- Aquí - Afrodita me dio la bolsa de tela que estaba sobre su
hombro – Cogí lo de Stevie Rae.
La bolsa estaba llena de bolsas de sangre. Parpadee
sorprendida.
- ¿Cómo?
- No podía dormir, y pensé que llamarían a los vampiros de
seguridad después de lo ocurrido con la profesora Nolan, lo
que significa que la cocina iba a estar ocupada de nuevo. Así
que pensé que mejor hacer un viaje rápido a limpiar el
suministro antes de que la sangre no puede llegar a más. La
quedé en la mini-nevera de mi habitación.
- Tienes una mini-nevera - Dang. Realmente me gustaría
tener una mini-nevera.
Ella me dio una muy Afrodita-burla cuando me miró por
debajo de su nariz.
- Es uno de los privilegios de ser un upperclassman(hombre
de clase superior).
- Bueno, gracias. Fue muy amable de tu parte el obtener esto
para Stevie Rae.
Su burla se profundizó.
- Mira, yo no estaba bien. Yo sólo no quiero que Stevie Rae
comience a formar espuma en la boca y se coma a mis padres.
Como dice mi madre, de funcionamiento ilegales son
realmente difíciles de encontrar.
- Eres todo corazón, Afrodita.
- No lo menciones. Caminaba a mí alrededor y abrió la puerta,
espiando la sala para asegurarse de que no había nadie allí.
Entonces me miró de nuevo.
- Y lo digo en serio: no lo menciones.
- Te veo en el ritual de las Hijas oscuras. No te olvides.
- Lamentablemente, no lo he olvidado. Más aún,
lamentablemente, voy a estar allí.
Luego a prisa salió de mi habitación y desapareció por el
pasillo. “Cuestiones", murmuró cuando salí de mi habitación
y me fui el sentido opuesto del pasillo. "La niña tiene
problemas"
HCapítulo Diecisiete
Traducido por Eugenia

Erik iba a estar tan enojado conmigo. Las Gemelas se habían


posado en sus sillas favoritas viendo el DVD de Spiderman 3
mientras me apresuraba a salir de la cocina cogiendo una lata
de soda de cola y la bolsa de lona llena de sangre.
“Madre mía, Z, ¿estás bien?”— Preguntó Shaunee, viéndome
con los ojos como platos y asustada.
“Supimos que tú y la bruja—” Erin pausó y luego de mala
gana se corrigió, “Tú y Afrodita encontraron a la Profesora
Nolan. Debió ser totalmente horrible”
“Sí, fue muy malo” Les mostré una sonrisa tranquilizadora
intentando no actuar como si muriera por salir de la
habitación.
“No puedo creer que realmente eso sucedió” Dijo Erin.
“Lo sé. No parece real” Dijo Shaunee.
“Es real. Está muerta” Dije solemnemente.
“¿Segura que estás bien?” Preguntó Shaunee.
“Estamos muy preocupadas por ti” Añadió Erin.
“Estoy bien. Lo prometo.” Mis tripas se revolvieron. Shaunee,
Erin, Damien y Erik eran mis mejores amigos, y odiaba
mentirles, incluso si la mayoría de las mentiras eran por
olvido. En los dos meses en que he estado en La Casa de la
Noche nos hemos convertido en familia, significa que no
mentían. Estaban genuinamente preocupados por mí.
Mientras estuve ahí descifrando qué y qué no podía decirles,
el escalofrío de una premonición recorrió mi piel. ¿Y si
descubrían todo lo que les había escondido y se alejaban de
mí? ¿Y si dejaban de ser mi familia? Sólo pensar en esa
terrible posibilidad hizo agitarme y darme un interno ataque
de pánico. Antes de que pudiera acobardarme, confesara todo
y cayera de rodillas a sus pies rogando que entendieran y no
se enojaran conmigo, solté, “Tengo que ver a Heath”
“¿Heath?” Preguntó Shaunee totalmente confundida.
“Su ex-novio humano, Gemela. ¿Recuerdas?” Dijo Erin.

“Oh sí. El rubio hermoso que casi fue comido por unos
vampiros-fantasmas hace dos meses y casi asesinado por esa
horrible persona convertida en asesino serial el mes pasado”
Dijo Shaunee.
“Sabes, Z, eres dura con tus ex-novios” Dijo Erin.
“Sí, apesta que sea él” Inserté, moviéndome casualmente a
través de la puerta. “Debo irme, chicas”
“No dejan salir a nadie del campus” Dijo Erin.
“Lo sé, pero yo, uhm, bien…” Dudé, y después me sentí
ridícula por titubear. No podía decirle a las Gemelas sobre
Stevie Rae o Loren, pero estaba segurísima de que podría
decirles algo tan común como que una adolescente se
escaqueara del instituto. “Conozco una salida secreta del
campus.”
“Bien hecho, Z” Dijo Shaunee felizmente. “Definitivamente
usaremos tu superior habilidad de escaquearte del instituto
durante los finales esta primavera cuando se supone
deberíamos estar estudiando”
“Por favor” Erin hizo rodar sus ojos “Como si tuviéramos que
estudiar. Especialmente cuando hay ofertas de fin de
temporada que debemos pillar” Entonces ella alzó sus cejas y
añadió “Uh, Z, ¿qué le decimos a tu novio?
“¿Novio?”
“Tu novio, Erik, estoy taaaaaaaaan bueno, Night” Erin me
lanzó una mirada que decía que ella pensaba que había
perdido la cabeza.
“Hola, Tierra a Zoey. ¿Estás segura que estás bien? Dijo
Shaunee.
“Sí, sí. Estoy bien. Lo siento. ¿Por qué debemos decirle algo a
Erik?
“Porque él nos dijo que te dijéramos que lo llamaras en el
instante en que despertaras. Está enormemente preocupado
por ti, también” Dijo Shaunee.
“No hay duda que si él no oye acerca de ti pronto acampará
aquí fuera” Dijo Erin. “Ooooh, Gemela” Abrió los ojos y curvó
sus labios en una sonrisa sexy. “¿Crees que novio viniera
acompañado de los dos sexies?
Shaunee sacudió su grueso cabello oscuro “Es una posibilidad
definitiva, Gemela. T.J. y Cole son amigos de él y este es un
momento muy estresante”
“Estás en lo correcto, Gemela. Todos sabemos que durante los
momentos estresantes los amigos deben mantenerse juntos”
En perfecto acuerdo las Gemelas giraron hacía mí. “Adelante,
ve a hacer lo que tengas que hacer con ex-novio.” Dijo Erin.
“Sí, aquí te cubrimos las espaldas. Esperaremos por aquí
hasta que Erik aparezca y entonces le diremos que es
demasiado escalofriante para pequeñas como nosotras estar
completamente solas” Dijo Shaunee.
“Definitivamente necesitamos protección” Dijo Erin “Lo que
significa que él tendrá que ir por sus amigos y todos nos
arreglaremos y esperaremos a que regreses de tu cita”
“Suena como un plan. Oh, pero no le digan que salí del
campus. Podría desquiciarse. Sólo sean imprecisas como que
tal vez esté hablando con Neferet o algo por el estilo”
“Como sea. Te cubriremos. Pero, hablando de salir del
campus, ¿estás segura que no hay peligro?” Dijo Shaunee
“Aún no nos hemos dado cuenta del hecho que es
escalofriante estar por aquí ahora”
“Sí, ¿no puedes terminar con novio humano luego?, ¿qué tal
después de que atrapen al psicópata que degolló y crucificó a
la profesora Nolan? Preguntó Erin
“Es algo que tengo que hacer ahora. Ya saben, con esto de la
Impronta no es una ruptura normal”
“Drama” Dijo Erin
“Drama serio” Shaunee asintió en un acuerdo solemne.
“Sí, y entre más tarde en quitármelo, peor va a ser. Quiero
decir, Heath apenas regresó al pueblo y ya está enviándome
mensajes de texto a morir” Las Gemelas me dieron miradas
simpáticas. “Entonces, hasta luego. Regresaré a tiempo para
cambiarme antes del ritual de Neferet” Me retiré de prisa
mientras las gemelas decían “Nos vemos” después de mí.
Me apresuré fuera de la puerta y me tropecé con lo que pensé
era una gran montaña masculina. Unas manos
imposiblemente fuertes me cogieron antes de que pudiera
caerme de las escaleras. Miré hacia arriba (y arriba y arriba)
en un endurecimiento, claramente un guapo rostro. Entonces
parpadeé en sorpresa. Él era definitivamente un vampiro
adulto (con un tatuaje muy guay), incluso pensé que no era
mucho mayor que yo. Pero, diablos, ¡era grande!
“Cuidado, incipiente” dijo la montaña vestida completamente
de negro. Luego su no-expresión cambió. “Eres Zoey
Redbird.”
“Sí, soy Zoey”
Liberándome, dio un paso hacia atrás y presionó su puño
sobre su corazón en un rápido saludo. “Feliz encuentro. Es un
placer conocer a la iniciada a quien Nyx ha dotado tan
gratamente.”
Sintiéndome extraña y tonta, regresé su saludo. “Mucho
gusto, ¿Y tú eres…?
“Darius, de los Hijos de Erebo” él dijo, inclinándose
formalmente y haciéndolo con un título, no sólo una
descripción.
“¿Eres uno de los chicos llamados por lo que sucedió con la
Profesora Nolan?” Mi voz se quebró un poquito, lo que él notó
claramente.
“Hey” dijo, luciendo incluso más joven, e incluso, de alguna
manera, increíblemente poderoso, “No deberías preocuparte,
Zoey. Los hijos de Erebo cuidaremos la escuela de Nyx con
nuestro último aliento”
La forma en que lo dijo hizo que mi piel hormigueara. Él era
enorme, musculoso y muy, muy serio. No podía imaginar
nada ni nadie que pudiera pasar de él, menos aún que pudiera
hacer que diera su último aliento. “Gr-gracias”, tartamudeé.
“Mis hermanos guerreros están repartidos por todo el terreno
del instituto. Puede descansar a salvo, pequeña sacerdotisa.”
Me sonrió. ¿Pequeña sacerdotisa? Por favor. El chico apenas
había Cambiado recientemente.
“Oh, bien, uh, lo haré” Empecé a bajar las escaleras “Sólo voy
al, uh, establo a visitar a mi yegua, Persephone. Un placer
conocerte. Me alegra que estés aquí.” Añadí, dándole un
ridículo ademán y después apresurándome acera abajo hacia
los establos. Puse sentir sus ojos siguiéndome.
Mierda. Eso no estuvo tan bien. Me pregunté qué demonios
iba a hacer. ¿Cómo iba a salir sin que lo notaran con
guerreros-montaña (no importa qué guapos y jóvenes fueran)
por todo el lugar? No es que me importara lo joven y guapo
que él era. ¡Como si tuviera tiempo para otro posible novio!
Absolutamente imposible. Sin mencionar que su belleza no lo
hacía menos montañoso. Dios, yo era un desastre, y tenía un
maldito dolor de cabeza.
Entonces, la suave voz estaba en mi cabeza diciéndome que
pensara…que me relajara.
Las palabras se arremolinaron tranquilizadoramente en mi
mente frenética. Automáticamente empecé a relajarme.
Respiré profundo, obligándome a relajarme y pensar.
Necesitaba calmarme… todavía…pensar y—
Y justo como si hubiera ido hacia mí. Supe qué tenía que
hacer. En las sombras entre las siguientes dos lámparas de
gas bajé de la acera como si hubiera decidido dar un paseo a
través de los viejos robles, sólo cuando llegué al primer árbol
pausé en su sombra, cerré los ojos y me centré. Entonces,
como había hecho antes, llamé al silencio e invisibilidad hacia
mí, ocultándome en la quietud de la tumba. (Brevemente
esperé que esa metáfora fuera simplemente yo siendo sobre
imaginativa y no fuera ningún tipo de presagio espeluznante)
Estoy en perfecto silencio…nadie puede verme…nadie puede
oírme…soy como niebla…sueños…espíritu.
Pude sentir la presencia de los Hijos de Erebo, pero no miré
alrededor. No le permití fallar a mi concentración. En lugar
de eso mantuve mi plegaria interna convertida en hechizo,
convertido en magia. Tuve un escalofrío. Parecía como si en
realidad flotara, y cuando me miré hacia abajo sólo vi una
sombra dentro de la niebla dentro de la sombra. Esto debe
ser lo que Bram Stoker describió en Drácula. En lugar de
asombrarme, el pensamiento reforzó mi concentración y sentí
volverme aún menos sustancial. Moviéndome como un sueño,
encontré el árbol dañado por el relámpago y trepé por su
tronco roto y salí sobre la gruesa rama que descansaba contra
la pared como si yo no pesara nada.
Justo como Afrodita había dicho, ahí estaba la cuerda atada
seguramente alrededor de un tenedor en la rama y enroscado
como una serpiente que espera. Seguí moviéndome en
silencio, con movimientos de ensueño lancé el fin* (de la
cuerda) sobre la pared. Luego, siguiendo un instinto que agitó
desde el centro de mi alma a través de todo mi cuerpo.
Levanté mis brazos y susurré. “Vengan a mí aire y espíritu.
Como niebla de media noche, llévenme a la tierra.”
No tuve que saltar de la pared. El aire se arremolinó a mí
alrededor en caricias de aire, levantando mi cuerpo, que se
había convertido tan insustancial como el espíritu
haciéndome flotar a veinte pies* (6 metros) del césped sobre
el otro lado de la pared. Por un momento la sensación de
maravilla que me llenó me hizo olvidar todo sobre maestros
asesinados, cuestiones de novios, y el estrés de mi vida en
general. Con los brazos aún alzados giré alrededor, adorando
la sensación de viento y poder sobre mi piel de transparente
rocío. Fue como si me hubiera vuelto parte de la noche. Casi
tocando el suelo me moví a través del camino de hierba hasta
que llegué a la acera que conducía por la calle Utica hasta la
plaza Utica. Estaba tan maravillada que casi olvido esparcir el
corrector sobre mis tatuajes del rostro. A regañadientes, paré
para pescar el corrector y el espejo de la bolsa de lona. Mi
reflejo hizo que la respiración se atorara en mi garganta. Me
veía iridiscente. Mi piel brillaba con colores aperlados como
un espejismo. Mi cabello oscuro flotaba a mí alrededor,
flotando en una brisa que soplaba sólo para mí. No lucía
humana y tampoco parecía vampiro. Me veía como un nuevo
tipo de ser, nacido de la noche y bendecido con los elementos.
¿Qué era lo que Loren me había dicho en la biblioteca? Algo
de mí siendo una Diosa entre semidioses. La forma en que lo
vi bien me hizo pensar que estaba a punto de descubrir algo.*
(The way I looked right then made me think that he might be
on to something.) El poder se agitó a travesándome, y mi
cabello se levantó de mis hombros. Juro que podía sentir los
tatuajes quemando mi cuello y espalda. Tal vez Loren estaba
en lo correcto en muchas cosas—como nosotros dos siendo
amantes de estrellas cruzadas. Tal vez después de que le
dijera a Heath que no podía verlo de nuevo debería alejarme
de Erik, también. La idea de dejar a Erik me hizo quedarme
sin aliento, pero era de esperarse. Yo tenía corazón—
realmente me gustaba. ¿Pero no había probado la muerte de
la profesora Nolan que nunca sabrás lo que puede pasar? Esa
vida, incluso para los vampiros, podría ser un poco corta.
Quizás debería estar con Loren— Quizá esa era la cosa
correcta que debía hacer. Seguí admirando mi mágico reflejo.
Después de todo, yo no era como los otros iniciados.
Eso era algo que debía aceptar y dejar de luchar en contra o
sentirme un bicho raro por ello.
Y si yo no era como los otros iniciados, entonces era lógico
que debía estar con alguien especial— ¿los otros iniciados no
estarían de acuerdo con quien debía de estar?
Pero Erik se preocupa por mí, y yo por él, también. No iba a
ser justa con Erik… o con Heath…Loren es un hombre
adulto…él supuestamente debe ser un maestro…quizá no
deberíamos huir por allí juntos…
Ignoré los pensamientos culpables que mi conciencia me
susurraba. Y silenciosamente ordené al viento, la niebla y
oscuridad que me ocultaban, que se elevaran para que me
materializara por completo y pudiera cubrir mis intricados
tatuajes. Y luego, alzando la barbilla y enderezando la
espalda, me dirigí hacia la plaza Utica, a Starbucks, a Heath,
aún no estaba al cien por ciento segura de qué demonios
estaba haciendo.
Estuve en el lado oscuro de la calle donde habían muchos
menos faroles y caminé lentamente, tratando de descifrar qué
le diría a Heath para que pudiera entender que no podíamos
seguir viéndonos. Iba a la mitad dl camino hacia la plaza
cuando lo vi viniendo hacia mí. De hecho, lo sentí primero.
Como un hormigueo detrás de mi piel que no podía evitar
rascarme. O abstracta compulsión de moverme hacia delante,
buscando algo que sabía que quería, pero no sabía cómo
encontrarlo. Y luego la compulsión cambió de abstracta a
definida—de subconscientemente insistente a demandante.
Entonces lo vi. Heath. Venía a reunirse conmigo. Nos vimos
en el mismo instante. Estaba caminando en el lado opuesto
de la acera y estaba justo debajo de un farol. (Me di cuenta
que no vio a ningún lado y estaba agradecida de que el clima
de mierda mantuviera el tráfico al mínimo—el chico pudo ser
atropellado por un coche).
Sus brazos me rodearon y su aliento cosquilleó en mi oído
mientras me abrazaba. “¡Zoey! Oh, nena, ¡En verdad te he
extrañado!”
Odié que mi cuerpo le respondiera instantáneamente. Él olía
a casa— una sexy y deliciosa versión de casa— pero casa en
todo caso. Antes de que pudiera derretirme indefensamente
en sus brazos, me aparté de él, de repente alerta de lo oscura y
aislada, incluso íntima, que estaba esta sombría acera.
“Heath, deberías estar esperándome en Starbucks.”
Sí, en el pequeño patio en la acera que debía estar lleno de
cafeinómanos y definitivamente no ser íntimo.
Se encogió de hombros y sonrió “Estaba, pero te sentí venir y
no hubo forma de que pudiera seguir más ahí sentado.” Sus
ojos cafés brillaron adorablemente, su mano acarició mi
mejilla y añadió “Estamos Imprimados, ¿recuerdas? Es tú y
yo, nena”
Me obligué a retroceder un pequeño paso para que él no es
tuviera más en mi espacio personal. “Sobre eso tengo que
hablarte. Anda, regresemos al Starbucks, tomemos un par de
bebidas y hablemos.” En público. Donde no estaría tentada a
empujarlo de la acera hacia un callejón y hundir mis dientes
en su dulce cuello y…
“No se puede” dijo, sonriendo de nuevo.
“¿No se puede?” Sacudí mi cabeza, tratando de deshacerme
de la semi-sucia (de acuerdo, quizá no era semi) escena que
había empezado a reproducir en mi *(ho-ish, es algo así como
perra-zorra) imaginación.
“No se puede porque Kayla y el escuadrón de perras
escogieron esta noche para ir a Starbucks”
“¿Escuadrón de perras?”
“Sí, así es como Josh, Travis y yo llamamos a Kayla, Whitney,
Lindsey, Chelsea y Paige”
“Oh, ugh. ¿Desde cuándo empezó Kayla a salir con esas
odiosas arrastradas?”
“Desde que te marcaron”
Mis ojos se estrecharon hacia él. Y ¿por qué habrían Kayla y
sus nuevas amigas de escoger justo esta noche para ir a
Starbucks? Y ¿por qué éste Starbucks en lugar del que está en
Broken Arrow que está más cerca de donde ellos viven?”
Heath levantó sus manos como si estuviera rindiéndose “¡No
lo hice a propósito!”
“¿Hacer qué, Heath? Dios, el chico era un idiota algunas
veces.
“No sabía que ellos vendrían saliendo del desfiladero justo
cuando yo estuviera aparcando en frente de Starbucks. No los
vi antes de que ellos me vieran a mí. Era muy tarde entonces”
“Bueno, eso explica el por qué de repente su deseo por la
cafeína. Me sorprende que no te hayan seguido acera abajo.”
De acuerdo, sí. Recordé que se suponía iba a romper con él,
pero seguía enojada de la mierda a mi alrededor que me hacía
pensar que Kayla estaba poniendo sus garras sobre él”
“Entonces no quieres verlos, ¿o sí?”
“No, no, pero diablos, no” Dije
“No pensé eso. Bueno, ¿qué tal si te acompaño de regreso a la
escuela?” Se paró más cerca de mí. “Recuerdo cuando
hablamos en la pared hace un par de meses. Fue agradable.”
También lo recordaba. Especialmente recordaba que esa
había sido la primera vez que había probado su sangre. Tuve
un escalofrío. Entonces me atrapé. Realmente necesitaba
tomar el mando sobre eso de la sangre-lujuria. “Heath” dije
firmemente. “No puedes ir conmigo a mi escuela. ¿No has
visto las noticias? Algún humano idiota mató un vampiro.
Ahora el lugar es como un campamento de la armada. Tuve
que escaquearme para verte, y no puedo pasarme de largo”
“Oh, sí, oí sobre eso.” Tomó mi mano entre la suya “¿Estás
bien? ¿Conocías al vampiro que fue asesinado?
“Sí, la conocía. Era mi profesora de teatro. Y no, no estoy
bien. Es una razón por la que necesito hablar contigo.” Aclaré
mi mente. “Vamos, cortemos esta calle y vamos al parque
Woodward. Ahí podemos hablar.” Además, era un parque
público atorado en el centro de Tulsa, no podría ser muy
privado. Al menos, esperaba que no lo fuera.
“Bien para mí.” Dijo Heath felizmente.
Rechazó dejar mi mano libre, así que empezamos a caminar
calle abajo, unidos como solíamos estarlo desde que
estábamos en la escuela primaria. Apenas habías caminado
unos pasos cuando su voz rompió dentro de mí mientras
trataba de no pensar en el hecho de que su muñeca estaba
presionada contra la mía y podía sentir nuestros pulsos
latiendo como uno sólo.
“Zo, ¿Qué pasó en los túneles?”
Le di una afilada mirada. “¿Qué recuerdas?”
“Mayormente oscuridad y a ti”
“¿Qué quieres decir?”
“No recuerdo cómo llegué ahí, pero sí recuerdo dientes y ojos
rojos que resplandecían.” Apretó mi mano “Y no me refiero a
tus dientes, Zo. Además tus ojos no resplandecen, brillan”
“¿Lo hacen?”
“Totalmente. Especialmente mientras bebes mi sangre” Se
había ralentizado tanto que apenas podíamos mantenernos
en pie cuando levantó mi mano hacia sus labios y la besó.
“Sabes que se siente tan bien cuando me bebes, ¿o no?”
La voz de Heath se había vuelta profunda y ronca, y sus labios
se sentían como fuego contra mi piel. Quería inclinarme hacia
él y perderme en él y hundir mis dientes en él y…
HCapítulo Dieciocho
“Heath, concéntrate.” Canalicé el calor que atravesaba mi
cuerpo con una molestia. “Los túneles. Deberías estar
diciéndome lo que recuerdas”
“Oh, sí.” Sonrió con su linda sonrisa de niño malo.
“Realmente no recuerdo mucho, por eso te pregunto a ti sobre
eso. Sólo dientes, garras, ojos y eso, y después tú. Es como un
tipo de pesadilla. Bueno, excepto por la parte en la que
apareces. Esa parte es genial. Hey, Z, ¿me rescataste?”
Rodé mis ojos hacia él y comencé a caminar de nuevo,
arrastrándolo conmigo. “Sí, te rescaté, tonto”
“¿De qué?”
“Dios, ¿no lees los diarios? La historia estaba en la página
dos.” Había sido un adorable, pero ficticio artículo donde
citaban la falsa declaración del Detective Marx.
“Sí, pero no dice mucho. Entonces, ¿qué pasó realmente?”
Mastiqué mi labio mientras mi mente corría. Él no recordaba
mucho sobre Stevie Rae y su paquete de cositas no-muertas.
El bloqueo de Neferet seguía obviamente en su lugar con él. Y,
de repente caí en la cuenta de que eso debía quedarse en ese
lugar. Entre menos supiera Heath sobre lo que había
sucedido, menos posibilidades tenía Neferet de darle a
Neferet una segunda idea que equivaldría a una tercer
metedura de pata, que no sería nada buena para él. Además,
el chico debía arreglárselas con su vida. Su vida humana. Y
dejar de obsesionarme conmigo y las cosas de vampiros.
“No había mucho más de lo que los diarios decían. No sé
quien fue el chico, seguramente un vagabundo loco. El mismo
chico que había asesinado a Chris y a Brad. Te encontré y usé
mi poder sobre los elementos para alejarte de él, pero eras un
completo desastre. Él te había cortado y esas cosas.
Probablemente es por eso que tienes recuerdos tan raros,
cuando no recordabas nada.” Era mi turno de encogerme de
hombros. “Yo no me preocuparía por eso, ni siquiera pensaría
mucho sobre eso si fuera tú. No es gran cosa, en serio.” Había
empezado a decir algo más, pero habíamos llegado a la
entrada trasera del parque y apunté hacia una banca debajo
del primer gran árbol. “¿Qué tal si nos sentamos ahí?”
“Lo que sea que tú digas, Zo” Arrojó su brazo a mi alrededor y
caminamos hacia la banca.
Mientras nos sentábamos me las arreglé para deslizarme
fuera de su abrazo y doblar mi cuerpo hacia él de manera que
mis rodillas fueran una especie de barrera que lo mantuviera
no muy cerca de mí. Respiré profundo y me obligué a ver a
Heath a los ojos. Puedo hacerlo, puedo hacerlo.
“Heath, no podemos vernos de nuevo”
Su frente se pobló de arrugas. Veía como si intentara resolver
un complejo problema de matemáticas. “¿Por qué dirías algo
como eso, Zo? Claro que podemos vernos de nuevo”
“No, esto no es bueno para ti. Lo nuestro tiene que terminar.”
Me apresuré cuando empezó a protestar. “Sé que parece
difícil no verme, pero eso es por nuestra Impronta, Heath. En
serio. He estado leyendo sobre eso. Si no nos vemos nuestra
Impronta desaparecerá.” No era exactamente verdad. El texto
decía que en ocasiones la Impronta desaparecería gracias a la
no exposición. Yo contaba con esas ocasiones esta vez. “Todo
estará bien. Me olvidarás y volverás a ser normal”
Mientras había estado hablando la expresión de Heath se
había hecho más y más seria y su cuerpo se había quedado
muy quieto. Cuando habló sonó viejo. Realmente viejo. Como
si él hubiera vivido mil años y supiera cosas que yo sólo
podría imaginar.
“No te olvidaré. Incluso cuando esté muerto. Y esto es normal
para mí. Amarte es mi normalidad”
“No me amas. Sólo estás imprimado conmigo” Dije
“¡Joder!” él gritó “No me digas que no te amo. Te he amado
desde que tenía nueve años. Esta cosa de la Impronta es parte
de lo que ha sucedido entre nosotros desde que éramos
niños.”
“Esta cosa de la Impronta debe terminar.” Dije calmadamente
mientras me encontraba con su mirada.
“¿Por qué? Te he dicho que esto es bueno para mí. Y sabes
que somos el uno para el otro, Zo. Tienes que creer en lo
nuestro.”
Sus ojos me imploraron y sentí mis tripas torcerse. Estaba en
lo correcto en muchas cosas. Habíamos nosotros dos por
mucho tiempo— Y si no hubiera sido Marcada,
probablemente hubiéramos ido a la universidad juntos y nos
hubiéramos casado después de graduarnos. Habríamos
tenido niños y viviríamos en los suburbios y hubiéramos
tenido un perro. Tendríamos peleas de vez en cuando,
mayormente sobre él siendo demasiado obsesivo con los
deportes, y luego lo hubiéramos arreglado cuando me trajera
flores y ositos de peluche como lo habíamos venido haciendo
desde que éramos adolescentes.
Pero había sido Marcada y mi vieja vida había muerto cuando
la nueva Zoey nació. Entre más pensaba sobre eso, más
segura estaba que terminar con Heath era lo que debía hacer.
Conmigo él no podría ser más que mi Renfield, y dulce Heath,
el amor de mi niñez, él merecía algo más que eso. Caí en la
cuenta de lo qué tenía que hacer y cómo hacerlo.
“Heath, la verdad es que no es tan bueno para mí como lo es
para ti”
Mi voz fue fría y carente de emoción. “No es más tú y yo.
Tengo novio. Un novio real. Él es como yo. Él no es un
humano. Él es lo que quiero ahora.” No estaba segura si
estaba hablando acerca de Erik o Loren, pero estaba segura
del dolor que nubló los ojos de Heath.
“Si tengo que compartirte, Lo haré” Su voz se había reducido
casi a un suspiro, miró lejos de mí como si estuviera
demasiado avergonzado para encontrar mi mirada. “Haré lo
que sea para no perderte”
Hice que algo dentro de mí se rompiera, pero me reí de
Heath. “¡Escúchate! Suenas patético. ¿Sabes cómo lucen los
hombres vampiro?”
“No” Su voz era más fuerte y me vio a los ojos de nuevo “No,
no sé como lucen. Estoy seguro de que pueden hacer un
montón de cosas geniales. Seguramente son grandes y malos
y todo eso. Pero conozco una cosa que ellos no pueden hacer y
yo sí. Ellos no pueden hacer esto.”
En un movimiento tan rápido que no entendí lo que estaba
haciendo hasta que fue muy tarde, Heath jaló una navaja de
afeitar del bolsillo de sus vaqueros y cortó una larga y
profunda línea debajo de su cuello. Supe que no se había
perforado una arteria o algo así. El corte no lo mataría, pero
chorreaba sangre. Calientes, dulces y frescos senderos de
sangre bajo su cuello y hombro. ¡Y era sangre de Heath! Un
olor que había Imprimado a desear sobre todos los demás. Su
dulzura me cubrió, frotándose contra mi piel con caliente
insistencia.
No pude ayudarme. Me incliné rápido. Heath movió su
cabeza hacia un lado, estirando su cuello tanto, que toda la
belleza del corte quedó expuesta.
“Haz que el dolor se vaya, Zoey, para ambos. Bebe de mí y
detén la quemazón antes de que no pueda más”
Su dolor. Le estaba causando dolor. Había leído sobre eso en
el libro de Sociología Vampírica Avanzada. Advertía sobre el
peligro de la Impronta y como el vínculo de sangre puede
volverse tan cercano que no beber sangre del humano podría
causarle dolor.
Entonces bebería de él…sólo ésta vez…sólo para detener su
dolor…
Me moví más rápido y descansé mi mano en su hombro. Para
el momento en que mi lengua alcanzó y lamió la línea
manchada de rojo de su cuello, mi cuerpo estaba temblando.
“Oh, Zoey, ¡sí!” Murmuró Heath. “Lo haces genial. Sí, ven
más cerca nena. Toma más”
Empuñó su mano en mi cabello y presionó mi boca contra su
cuello y bebí de él. Su sangre fue una explosión. No sólo en mi
boca, sino en todo mi cuerpo. Me había leído todo sobre los
por qués y los cómos de la reacción fisiológica que toma lugar
entre el humano y el vampiro mientras la lujuria por la sangre
los consume. Era simple. Algo que Nyx nos había dado a
ambos para que pudiéramos sentir placer en un acto en que
de otra forma podría ser brutal y mortal. Pero las palabras
planas del libro de texto carente de pasión no habían
empezado a describir lo que estaba sucediendo en nuestros
cuerpos mientras bebía del sangriento cuello de Heath. Lo
monté a horcajadas, presionando la parte más privada de mi
cuerpo contra su dureza. Sus manos soltaron mi cabello para
agarrar mis caderas y me sacudió contra él mientras él gemía
y jadeaba y suspiraba para que no me detuviera. Y no querría
detenerme. Mi cuerpo se quemaba, justo como lo hacía el de
él. Sólo mi dolor era dulce, caliente, delicioso. Sabía que
Heath estaba en lo correcto. Erik era como yo y me
preocupaba por él. Loren era un verdadero hombre, poderoso
e increíblemente misterioso. Pero ninguno de ellos podía
hacer esto por mí. Ninguno de ellos podía hacerme sentir
esto… querer esto…desear tomar esto…
“¡Sí, perra! ¡Móntalo! ¡Haz que le duela muuuuuuuucho!”
“Ese chiquillo blanco no tiene nada para ti. Te daré algo que
realmente puedas sentir”
El agarre de Heath en mis caderas cambió y estaba en mitad
del intento de mover mi cuerpo lejos de las voces insultantes
para poder escudarme, pero la ira que punzaba en mi cuerpo
me cegó. Mi furia fue imposible de ignorar y mi respuesta fue
inmediata. Levanté mi cara de su cuello. Dos chicos negros
estaban sólo a un par de pasos y se acercaban a nosotros.
Usaban los típicos pantalones hundidos y estúpidos y
enormes abrigos cuando descubrí mis dientes y siseé, sus
expresiones cambiaron de burlonas a conmocionada
incredulidad.
“Aléjense de nosotros o los mataré” Les gruñí en una voz tan
poderosa que no reconocí como la mía.
“¡Ella es una maldita perra chupa sangre!” Dijo el más bajo de
los dos.
El otro chico bufó. “Nah, la perra no tiene tatuaje. Pero si
quiere algo para chupar, se lo daré.”
“Sí, primero tú y luego yo. Su pequeño novio punketo puede
observar y ver cómo se hace.” Con una risa maligna,
empezaron a caminar hacia nosotros de nuevo.
Seguía sentada sobre Heath, levanté mi brazo libre sobre mi
cabeza. Con el otro arrastré el dorso de mi mano sobre mi
frente y el resto de mi cara, removiendo el corrector que
escondía mi identidad. Eso los hizo tropezar hasta detenerse.
Entonces mis dos brazos estaban sobre mi cabeza. Era
sencillo centrarme. Llena con la sangre fresca de Heath, me
sentía poderosa, fuerte y muy, muy enojada.
“Viento, ven a mí” Ordené. Mi cabello comenzó a elevarse en
una brisa que se arremolinaba sin descanso a mí alrededor.
“¡Mándalos a volar muy lejos de aquí!”
Lancé mis manos hacia los dos hombres, dejando mi ira
explotar con mis palabras. El viento obedeció al instante,
empujándolos con tanta fuerza que fueron barridos, gritando
y maldiciendo, lejos de mí. Observé con un tipo de fascinación
separada mientras el viento botaba a los dos hombres en
medio de la calle 21.
Ni siquiera me encogí cuando la camioneta los golpeó
“Zoey, ¡qué hiciste!”
Miré hacia abajo a Heath. Su cuello seguía sangrando y su
cara estaba pálida, sus ojos enormes y desconcertados.
“Ellos iban a lastimarte.” Ahora que había dejado fluir la ira
fuera de mí me sentía extraña, como entumecida y
confundida.
“¿Los mataste?” Su voz se oía toda rara, asustada y acusadora.
Le fruncí el ceño. “No. Todo lo que hice fue alejarlos de
nosotros. La camioneta hizo el resto. Y de cualquier forma.
No podrían estar muertos.” Eché un vistazo a la calle. La
camioneta había llegado arrastrándose, quemando llantas,
hasta detenerse. Otros coches también se habían detenido, y
podía oír a la gente gritando. “Y el hospital San John está a
menos de una milla* (1.6 km) calle abajo.” Las sirenas
iniciaron su lamento no muy lejos de ahí. “Ves, ya viene la
ambulancia. Probablemente estarán bien.”
Heath me empujó fuera de su regazo y se deslizó lejos de mí.
Presionando la manga de su jersey contra el corte de su
cuello. “Tienes que irte. Estará llenos de policías muy pronto.
No deberían encontrarte aquí.”
“¿Heath?” Alcé mi mano hacia él, pero la dejé caer cuando él
se alejó de mí. El entumecimiento se desvanecía y había
empezado a temblar. Dios mío, ¿qué había hecho? “¿Tienes
miedo de mí?”
Llegó lentamente, tomando mi mano y jalándome para que
pudiera envolverme con sus brazos. “No temo de ti. Temo por
ti. Si la gente se entera de todas estas cosas que puedes hacer,
y—yo no sé que podría suceder.” Se alejó un poco, sin
soltarme, pero viéndome a los ojos. “Estás cambiando, Zoey.
Y no estoy seguro de en qué estas cambiando.”
Mis ojos se llenaron de lágrimas. “Me estoy convirtiendo en
Vampiro, Heath. Eso es en lo que estoy Cambiando.”
Tocó mi mejilla, y luego usó su pulgar para quitar el resto del
corrector para que mí marca fuera completamente visible.
Heath se dobló para besar la luna creciente en el centro de mi
frente. “Estoy de acuerdo en que seas un vampiro, Zo. Pero
quiero que recuerdes que también sigues siendo Zoey. Mí
Zoey. Y mí Zoey no es mala.”
“No podía permitirles que te hirieran.” Heath tomó mi
barbilla en su mano y me forzó a verlo a los ojos. “Soy casi
seis uno. Soy un impresionante quarterback *(se lee
coreback) para una escuela 6A. La OU *(Universidad de
Oklahoma) me está ofreciendo una beca completa de futbol.
¿Podrías, por favor, recordar que me puedo cuidar solo?”
Soltó mi barbilla y tocó mi mejilla de nuevo. Su voz era tan
seria y crecida que de repente me recordó a su papá. “Cuando
estaba lejos con mis padres, leí sobre tu diosa vampira, Nyx.
Zo, hay un montón de cosas escritas sobre vampiros, pero no
encontré nada que dijera que tu diosa es mala. Nyx te ha dado
un montón de poderes, y no creo que a ella le gustara que los
uses en la forma incorrecta.” Sus ojos observaron sobre mi
hombro la ruta distante y la espantosa escena que se estaba
dando ahí. “No deberías ser mala, Zo. No importa qué.”
“¿Cuándo te volviste tan viejo?”
El sonrió. “Hace dos meses.” Heath besó mis labios
suavemente, y luego me levantó, jalándome para que me
pusiera en pie. “Es mejor que salgas de aquí. Yo regresaré por
donde llegamos. Tú deberías cortar por el jardín de rosas y
regresar al instituto. Si esos chicos no están muertos van a
hablar, y no a ser bueno para la Casa de la Noche.”
Asentí, “De acuerdo, sí. Regresaré al instituto.” Entonces
suspiré. “Supuestamente iba a romper contigo.”
Su pequeña sonrisa se convirtió en una enorme. “No sucedió,
Zo. ¡Somos tú y yo, nena!” Me besó bien y fuerte, y me dio un
pequeño empujón en la dirección del Jardín de Rosas de
Tulsa, que bordeaba el parque Woodward. “Llámame y nos
reuniremos la próxima semana, ¿sí?”
“Sí” Murmuré.
Empezó a alejarse para poder ver cuando me fuera. Me di la
vuelta y caminé hacia el jardín de rosas. Automáticamente,
como si lo hubiese hecho por décadas, llamé a la niebla,
magia y oscuridad para que me cubrieran.
“¡Wow, genial, Zo!” Lo oí gritar detrás de mí. “¡Te amo,
nena!”
“Yo también te amo, Heath.” No me di la vuelta, pero susurré
en el viento y le ordené que llevara mi voz hasta él.
HCapítulo Diecinueve
Traducido por Dawn

Sí, yo estaba gravemente desordenada. No sólo no había roto


con Heath si no que probablemente había hecho aún más
fuerte nuestra imprenta. Además, me habían acusado dos
hombres a ser asesina. Sentí un escalofrió una sensación de
enferma. ¿Qué diablos me ha ocurrido? He estado bebiendo
la sangre de Heath y solo por pasar un buen rato (Jesús, yo
me estaba convirtiendo en una puta) y, a continuación, los
hombres habían comenzado a jugar con nosotros y fue como
si algo dentro de mí enloqueciera y pasó de ser la estable Zoey
a Zoey la asesina Psicótica Vampiro. ¿Que era lo que pasó?
¿Qué hacia un vampiro cuando su humano impreso se
encontraba en peligro?
Me acordé de cómo en los túneles me enojé cuando los
“amigos” de Stevie Rae (que eran realmente repugnantes
amigos con no-muertos) habían atacado a Heath. Bueno, me
llegue a poner incluso violenta, pero consideré que no había
tal necesidad de un poderoso proceso para limpiarlos de la faz
de la tierra! Simplemente recordarlo hacia que la ira se
apresurara a través de mí, como con los dos hombres que
habían comenzado con nosotros (Heath) para darnos (Heath)
un mal rato fue suficiente para que mis manos empezaran a
temblar de nuevo.
Es evidente que hay demasiadas cosas de los Vampiros que yo
no conocía. Diablos, yo incluso había tomado notas y
memorizado algunos de los capítulos sobre la imprimación y
la de sangre, pero estaba empezando a ver que hay un montón
de cosas que quedan fuera de los tan educativos libros de
texto. Lo que necesitaba era un adulto vampiro.
Afortunadamente, estaba segura, de que había alguien que
sería muy feliz de ser voluntario para ser mi maestro.
Estoy seguro de que hay muchas cosas que tenía que ser
siempre así el placer de enseñarme.
Pensé en esas cosas, que era fácil de hacer cuando estaba
llena de la deliciosa y sexy sangre de Heath. Mi cuerpo
todavía temblaba con electricidad, calor y las sensaciones.
No había duda de que Loren y yo tuvimos una cosa. Es
diferente a lo Heath y yo, e incluso diferente a lo de Erik y yo.
Mierda. Ha habido demasiadas cosas pasando en mi vida.
Básicamente, yo flotaba hacia el garaje de los padres de
Afrodita en un apartamento, llena de poder, y aún confusa vi
una neblina estaba tan distraída por, bueno, el sexo que no
pensaba en el hecho de que no parecía ser nada más que una
niebla y oscuridad hasta que me estaba realmente de pie en la
sala del apartamento viendo como Stevie Rae tenia la mirada
húmeda, con sus ojos teñidos de color rojo en la pantalla del
televisor. Miré en la televisión y me percaté de que estaba
viendo una película “la vida de la Semana”. Era en la que la
madre que sabía que se estaba muriendo de horribles
enfermedades y tenía una carrera contra el tiempo (y
comerciales) para encontrar una nueva familia para su
tropecientos niños demasiado alegres.
- Hable acerca de deprimente - le dije.
Stevie Rae azotó alrededor la cabeza con un movimiento
salvaje, después de plantear la defensiva saltando detrás del
sofá donde me siseó y me gruñó.
- ¡Ah, mierda! - dije instantáneamente y deje lejos la
oscuridad, por lo que ya era sólida y visible de nuevo - Lo
siento, Stevie Rae. Me he olvidado de todo lo de Bram Stoker.
Ella se asomó sobre el sofá hacia mí, con los ojos brillantes y
los colmillos desnudos, pero que había dejado de silbar.
- Uh, relájate. Soy solo yo - Levanté la bolsa de tela y la
sacudí, la sangre hizo un sonido de chapoteé - Su comida
sobre ruedas.
Ella se levantó y redujo sus ojos.
- No debes hacer eso.
Alce mis cejas hacia ella.
- ¿Si no qué? Trairas tú la sangre o en la niebla y la oscuridad.
Stevie Rae me arrebató la bolsa de lona que seguía colgando
en su dirección.
- Acacharme. Podría ser peligroso.
Suspire y me senté en el sofá, tratando de ignorar el hecho de
que ella ya estaba chupando la primera bolsa de sangre. - Si
me comes ahora con la apestosa vida que llevo, me estarás
haciendo un favor.
- Sí, voy a apostar. Recuerdo lo difícil que es estar vivo. Todas
las citas con el teatro lleno y oh dios míos ¿qué debo llevar a
la escuela. Horrible realmente, a diferencia de la tensión de
estar muerto y luego no-muerto, pero te sigues sintiendo casi
muerto - Stevie Rae habla en el frío, y sarcástico tono de voz
que era totalmente diferente de la forma en que utiliza
siempre, que de repente me hizo ver la basura. ¿Como no
tengo estrés en mi vida sólo porque yo no estaba muerta? ¿O
no-muerta? O lo que sea.
- La profesora Nolan fue asesinada ayer por la noche. Parece
que algunas de las personas de fe la crucificaron y picaron su
cabeza, la dejaron por la trampilla en la pared este con un
hermoso mensaje acerca de que una bruja no tiene que vivir.
Creo que mi perdedor padrastro podría haber participado,
pero no puedo decir nada al respecto porque mi mamá está
cubriéndole, y si yo fuera por ella esa rata probablemente iría
a la cárcel para siempre. He chupado la sangre de Heath y fui
interrumpida por algunos aspirantes a bandas que creo que
podrían haber muerto accidentalmente si no me retengo,
Loren Blake y yo hemos estado haciendo cosas. Entonces,
¿cómo fue tu día?
La vieja Stevie Rae estaba dentro de esos ojos rojos.
- Oh dios mío - dijo.
- Sí.
- ¿Qué has estado haciendo con Loren Blake? - Como de
costumbre, Stevie Rae llega al corazón de los jugosos chismes
- ¿Cómo fue?
Me miraba y suspiró iniciando su segunda bolsa de sangre.
- Fue increíble. Sé que esto va a sonar totalmente ridículo,
pero creo que realmente podemos tener algo juntos.
- Al igual que Romeo y Julieta - dijo entre golondrinas.
- Uh, Stevie Rae, vamos a utilizar otra analogía, ¿si? Lo de R &
J no terminó muy bien.
- Apuesto a que tiene buen sabor - dijo.
- ¿Huh?
- Me refiero a su sangre.
- Yo no lo sé.
- Sin embargo - dijo, y llegó a otra bolsa de sangre.
- Hablando de eso. Será mejor que frenes el consumo de
sangre potable. Neferet ha llamado a los vampiros guerreros
llamados Hijos de Erebos y es muy difícil escabullirse fuera
de la escuela ahora mismo. No estoy segura de cuando voy a
poder volver aquí con más sabrosa y sangrienta bondad.
Un escalofrío pasó por el cuerpo de Stevie Rae. Ella había
estado casi normal, pero mis palabras aplanaron su expresión
y encendieron los ojos rojos.
- No puedo aguantar mucho más tiempo.
Había hablado en ese bajo tono de voz tensa que casi no se la
escuchaba.
- ¿Es que necesitas gran cosa, Stevie Rae? Quiero decir, no
sólo estas bien con una ración o algo?
- ¡No es así! Puedo sentir que se desliza lejos... más y más
cada día... cada hora.
- ¿Qué se está escapando?
- ¡Mi humanidad!- ella prácticamente sollozó.
- Pero, querida - me acerque rápidamente y puse mi brazo
alrededor de ella, haciendo caso omiso de la forma en que olía
raro y el hecho de que su cuerpo era tan duro como una roca -
Estás mejor. Estoy aquí ahora. Vamos a poder con esto.
Stevie Rae me miró a los ojos.
- Ahora, puedo sentir tu pulso. Sé que cada vez que tu corazón
late. Hay algo dentro de mí que me está gritando que rasgue
tu garganta y beber tu sangre. Y eso es algo cada vez más
fuerte - Ella tiró lejos de mí, moviéndose a sí misma contra la
parte final del sofá - Puedo poner la cara de la vieja Stevie
Rae, pero es sólo una parte del monstruo que hay en mí.
Acabo de hacerlo para poder cazarte.
Tomé una respiración profunda y me negué a apartar la vista
de ella.
- Bien, sé que algunas de esas cosas son ciertas. Pero no creo
todo lo que dices lo sea, y no quiero creer que todo bien. Tu
humanidad aún está allí, dentro de ti. Sí, podría estar
enterrada, pero sigue allí. Y eso significa que somos aún las
mejores amigas. Además, piensa en ello. Tú no tienes que
buscarme. Hola, estoy aquí. No es exactamente la
clandestinidad.
- Creo que podrías estar en peligro por mí - susurró ella.
La sonreí.
- Soy más dura de lo que piensas, Stevie Rae - Moviéndome
lentamente de modo que no la sorprendiera, llegue a poner
mi mano sobre ella - Dibujas el poder de la tierra. Creo que
eres diferente al resto de los, eh – me paré, tratando de
averiguar cómo hay que llamarlos.
- ¿Niños brutos no-muertos? - Stevie Rae me lo suministro.
- Si. Eres diferente del resto de los niños brutos no-muertos a
causa de tu afinidad con la tierra. Dibujarla en ti te ayudará a
luchar contra lo que pasa dentro de ti.
- Oscuridad... todo es oscuridad dentro de mí - dijo.
- No todo son las tinieblas. La tierra está ahí, también.
- Bien... bien... - resoplo ella - La tierra. Voy a recordar. Voy a
intentarlo de verdad.
- Tu puedes ganar esto, Stevie Rae. Podemos ganar esto.
- Ayúdame - dijo, de repente apretó mi mano tan duro que
casi gritó - Por favor, Zoey, ayúdame.
- Yo. Te lo prometo.
- Muy pronto. Tiene que ser pronto.
- Lo va a ser. Te lo prometo – Le repetí aunque no tenia ni
idea de cómo iba a mantener mi promesa.
- ¿Qué vas a hacer? - Stevie Rae preguntó, con los ojos
desesperadamente bloqueado los míos.
Solté lo único que entró en mi cerebro.
- Voy a emitir un círculo y pedir la ayuda de NYX.
Stevie Rae parpadeó.
- ¿Eso es todo?
- Bueno, nuestro círculo es de gran alcance y NYX es una
diosa. ¿Qué más necesitamos? - Sonaba más segura de lo que
realmente me sentía.
- ¿Quieres que representé la tierra de nuevo? - Su voz se
quebró.
- No. Sí - Me pausé culpable, preguntándome lo que se
suponía que iba a hacer con respecto a Afrodita. Ha sido claro
que cuando manifestó la tierra se suponía que iba a unirse a
nuestro círculo. Pero, ¿es anormal para Stevie Rae ver su
lugar ocupado por alguien que ella considera definitivamente
un enemigo? Además, nadie conocía, excepto Afrodita lo de
Stevie Rae, que es como yo necesitaba que se mantuviera
hasta que yo estuviera lista para que Neferet supiera sobre
ella. Cuestiones. Sin duda había cuestiones. - Uh, no estoy
segura. Déjame pensarlo, ¿de acuerdo?.
Stevie Rae cambió la expresión de nuevo. Ahora, ella esperaba
rota, totalmente derrotada.
- Tú no quieres que sea parte de tu círculo más.
- ¡No es eso! Es sólo que necesitas ser curada, por lo que
podría ser mejor si tú estás en el centro del círculo conmigo
en vez de pie en tu lugar normal - Suspiré y sacudí la cabeza -
Tengo que hacer más investigación.
- ¡Hazlo rápido! ¿De acuerdo?
- Lo haré. Y tú tienes que prometer que cuando me vaya lo
lleves mejor con lo de la sangre y la estancia aquí y que te
centraras en la conexión con la tierra - le dije.
- Muy bien. Voy a intentarlo.
Le apreté la mano y, a continuación, me deshice de su agarre.
- Lo siento, pero me tengo que ir. Neferet tiene un ritual
especial para la profesora Nolan, y luego tengo que hacer el
ritual de luna llena - Y yo iba a tener que ir a la biblioteca de
nuevo y encontrar algún tipo de ritual que pudiera ayudar a
Stevie Rae. Y no tenía ni idea de qué hacer con Loren. Y Erik,
probablemente va a estar enojado conmigo por mi salida. Y
además no había roto con Heath. Jesús, mi cabeza duele. Otra
vez.
- Ha sido un mes.
- ¿Huh? - Yo estaba de pie, y distraída pensando en todo con
lo que tenía que tratar.
- Fallecí durante la última luna llena, y eso fue hace un mes.
Ahora tenía toda mi atención.
- Así es. Ha sido un mes. Me pregunto...
- ¿Si puede significar algo? Si esta noche podría ser el
momento adecuado para intentar arreglar cualquier cosa que
fuera la que me ocurrió?
Casi me encogí con el sonido de su voz llena de esperanza. -
No sé. Tal vez.
- ¿Debería tratar de entrar en el campus de esta noche?
- ¡No! El lugar está rastreando con guerreros. Ellos te cogerán
seguro.
- Tal vez deberían - dijo lentamente - Quizás todo el mundo
debería saber acerca de mí.
Me froté la cabeza, tratando de entender lo que mi instinto
me decía. Que había estado gritándome que debía mantener a
Stevie Rae en secreto durante tanto tiempo que no podía
saber si yo todavía debía ocultarla o evitar que se ocultara, o
si lo que se sentía solo era el eco de la confusión
(Y probablemente algo de desesperación y depresión que
tenía encima).
- No sé de eso. Necesito un poco más de tiempo, ¿de acuerdo?
Stevie Rae encogió los hombros.
- Está bien. Pero no creo que haya suficiente de mí después de
un mes.
- Lo sé. Voy a prisa - le dije en vano. Me doble y la di una
brazo rápido - Adiós. No te preocupes. ¡Vuelvo pronto. Lo
prometo.
- Si you figure it out, just text me or something and I'll come.
¿Está bien?
- Bien - Me volví hacia la puerta - Te quiero, Stevie Rae. No lo
olvides. Todavía somos las mejores amigas.
Ella no dijo nada, pero asintió, mirando sombría. Llamé a la
noche y la niebla y la magia para mí y me apresuré a meterme
en la oscuridad.
HCapítulo Veinte
Traducido por Eugenia

Naturalmente, me volví cauta al entrar furtivamente al


campus. De regreso había flotado sobre la pared. (Sí,
literalmente floté, que es demasiado genial para describir con
palabras.) Estaba regresando al dormitorio en lo que creía
una excelente velocidad y sigilo cuando prácticamente choqué
contra ellos— un grupo de vampiros de clase avanzada
rodeados al menos de una docena de guerreros montaña (Vi a
las Gemelas y a Damien en el grupo, entonces Afrodita había
estado en lo correcto, Neferet estaba encerrando a mi Concejo
Prefecto). Me congelé, regresé a la sombra de un gran roble,
contuve la respiración, esperando que mi nueva habilidad,
recién encontrada, de invisibilidad (o tal vez niebla-bilidad
fuera una mejor forma de describirlo) me mantuviera sin
escondida. Desafortunadamente, como vi, Neferet se detuvo,
lo que hizo que todo el grupo se detuviera. Ladeó su cabeza y
puedo jurar que olfateó la brisa como un sabueso. Entonces
sus ojos fueron a mi árbol —mi escondite — y pareció
taladrarme. Y justo ahí perdí la concentración. Mi piel tiritó y
supe que era completamente visible de nuevo.
“¡Oh, Zoey! Ahí estás. Justo le estaba preguntando a tus
amigos — pausó el tiempo suficiente para darle a las Gemelas,
Damien y (¡ayy!) Erik una de sus sonrisas de ciento
veinticinco watts— a dónde podrías haber huido.” Redujo la
intensidad de su sonrisa y la cambió por una apariencia de
madre preocupada. “Ahora no es tiempo para que vagues por
ahí tú sola.”
Lo siento, yo, eh, necesitaba…” Bajé la mirada, perfectamente
consciente de que todas miradas estaban sobre mí.
“Ella necesitaba un tiempo a solas antes de los rituales.” Dijo
Shaunee, acercándose para poner un brazo a través del mío.
“Sí, ella siempre necesita estar sola antes de los rituales. Es
una cosa de Zoey.” Dijo Erin, moviéndose a mi otro lado y
tomando mi otro brazo vacío.
“Síp, lo llamamos T.S.Z. —Tiempo a Solas de Zoey.” Dijo
Damien, uniéndose a nosotras tres.
“Es medio molesto, ¿pero qué podemos hacer?” Erik se movió
para colocarse detrás de mí y posar sus manos tibias sobre
mis hombros. “Esa es nuestra Z.”
Tuve que luchar para no romper en lágrimas, mis amigos eran
los mejores. Por supuesto, Neferet probablemente sabría que
estaban mintiendo, pero lo habían hecho de tal forma que
pareciera una travesurita adolescente (es decir, escaquearme
para terminar con un novio) contra una gran travesura (es
decir, esconder mi no-muerta muerta mejor amiga).
“Bueno, quiero que asegures tu tiempo a solas en el futuro
próximo.” Me dijo Neferet en un tono medio juguetón.
“Lo haré. Lo siento.” Balbuceé
“Y ahora, sigamos con el ritual” Regiamente, Neferet salió del
grupo, causando que los guerreros se desordenaran al
intentar seguirla. Dejándonos a mí y a mi racimo de amigos,
figurativamente, en el polvo.
Por supuesto, la seguimos. ¿Qué más podríamos hacer?
“Entonces, ¿atrapaste al mugrosín?” Susurró Shaunee.
“¿Ah?” Parpadeé confundida hacia ella. ¿Cómo sabía ella que
había estado perramente moliendo a Heath? ¿Se notaba?
¡Dios, iba a morir si se notaba!
Erin hizo rodar los ojos. “Heath. Ruptura. Tú con él.” Ella
susurró.
“Oh, eso. Bueno, yo, eh…”
“Estuve preocupado por ti hoy” Erik se había movido y
hábilmente empujó a Shaunee de su lugar a mi lado.
Esperaba que las Gemelas le sisearan y empujaran, en lugar
de eso nos menearon sus cejas y regresaron a hablar con
Damien. Oí a Shaunee murmurar, “Taaaaaaaan bueno” Dios,
podían enfrentar a Neferet, pero la belleza de Erik las
intimidaba.
“Lo siento” Dije hastiada, sintiéndome culpable de lo bien que
se sintió cuando él tomó mi mano. “No quería que te
preocuparas. Sólo tengo, bueno, cosas.”
Erik sonrió y entrelazó sus dedos con los míos “Espero que te
hayas deshecho de él— quiero decir esa cosa en particular,
esta vez”
Lancé una mirada de obelisco sobre mi hombro a las
Gemelas, quienes intentaron verse inocentes. “¡Traidoras!”
Murmuré.
“No te enojes con ellas. Usé mi ventaja injusta y las soborné
con sus debilidades”
“¿Zapatos?”
“Algo que les gusta más, al menos por el momento. T.J y
Cole”
“Algo muy astuto de tu parte” Dije
“Y no fue muy difícil de manejar. T.J. y Cole piensan que las
Gemelas son sexies a morir” Dijo Erik, utilizando un
excelente acento escocés, probando que era un nerd de
películas viejas (hola—Austin Powers).
“¿T.J. y Cole llamaron sexies a morir a las Gemelas en ese
espantoso acento?”
Él apretó mi mano juguetonamente. “Mi acento no es
espantoso.”
“Tienes razón. No lo es” Sonreí dentro de sus ojos azul claro y
me pregunté cómo había logrado estar en una posición en la
que lo engañaba al doble.
“¿Cómo estás hoy, Zoey?”
Sabía a través de nuestras manos unidas que Erik pudo sentir
la sacudida que atravesó mi cuerpo al oír la voz de Loren.
“Estoy bien. Gracias” Dije.
“¿Dormiste bien anoche? Me pregunto cómo lo habrás
manejado después de que te dejé en el dormitorio anoche.”
Loren le dio a Erik una sonrisa paternalista, que decía soy-
más-grande-que-tú y explicó “Zoey estaba un poco
sobresaltada ayer.”
“Sí, lo sé” Erik acortó las palabras. Podía sentir la tensión
entre ellos y me pregunté un poco frenéticamente si alguien
más lo había notado. Cuando oí el susurro de Shaunee
“¡Maldita sea, chica!” y el “Um-hum” de Erin. Tuve que
forzarme para no gemir. Claramente todos los demás
(traducción: las Gemelas) lo notaron.
Para ese entonces habíamos alcanzado al grupo de adultos
que estaban parados alrededor de lo que noté era la trampa
de la pared este. Ignorando situación de la pelea de novios en
potencia me coloqué justo en el medio, y dije, “Hey, ¿por qué
nos detuvimos aquí?”
“Neferet está ofreciendo plegarias para el espíritu de la
Profesora Nolan, a la vez que invoca un hechizo de protección
alrededor de los terrenos de la escuela,” Dijo Loren. Su voz
sonó demasiado amigable y su mirada demasiado caliente
mientras nuestros ojos se encontraban y enganchaban. Dios,
él era absolutamente hermoso. Recordé como se sentían sus
labios contra los míos y…
Y entonces caí en la cuenta de lo que acababa de decir.
“Pero no siguen su sangre y esas cosas aún…” Arrastré
indefensamente, haciendo un vago gesto hacia el área pastada
del otro lado de la pared, el horrible área pastada que había
estado empapada con la sangre de la Profesora Nolan justo
ayer.
“No, no te preocupes. Neferet lo ha limpiado” Dijo Loren
gentilmente.
Por un segundo pensé que me iba a tocar justo ahí en frente
de todos. Incluso sentí a Erik tenso, como si él lo esperara,
también. Entonces la voz solemne pero poderosa de Neferet
traspasó nuestro pequeño drama, centrando toda la atención
en ella.
“Vamos a movernos a través de la trampa hasta el lugar de la
atrocidad. Hagan una luna creciente alrededor de la estatua
de nuestra amada Diosa, que coloqué justo en el mismo lugar
donde fue encontrado el cuerpo destrozado de la Profesora
Nolan. Les pido que concentren sus corazones y mentes para
enviar energía positiva a nuestra hermana caída y su espíritu
vuele libre hacia el maravilloso reino de Nyx. Iniciados— su
mirada nos barrió— quiero que cada uno tomé su lugar junto
a la vela que representa su elemento.” Los ojos de Neferet
estaban calmados, su voz era gentil. “Sé que es inusual usar
iniciados en un ritual adulto, pero nunca antes en la Casa de
la Noche había habido tantas extraordinarias personas al
mismo tiempo, y hoy creo estar en lo correcto al explotar sus
habilidades para añadir poder a lo que le pedimos a Nyx.”
Prácticamente pude sentir a Damien y las Gemelas vibrando
con entusiasmo. “¿Pueden hacer esto por mí, por nosotros,
iniciados?”
Damien y las Gemelas asintieron como monigotes de esos que
mueven la cabeza como locos. Los ojos verdes de Neferet
giraron hacia mí. Asentí una vez. La Alta Sacerdotisa sonrió, y
me pregunté si alguien más podría ver a través de su belleza
exterior hasta la fría y calculadora persona que guardaba
dentro.
Viéndose complacida consigo misma, Neferet dio la vuelta y
caminó hacia la trampa abierta seguida cercanamente del
resto de nosotros. Había estado preparada para algo terrible,
o al menos para algo sangriento, pero Loren había tenido
razón. El área había estado tan horrorosa y ayer mismo la
habían limpiado de cualquier asquerosidad, y brevemente me
pregunté si los policías de Tulsa habían reunido su evidencia,
y entonces me sacudí. Seguramente Neferet había esperado a
que ellos hicieran su trabajo antes de limpiarlo todo, ¿o no?
En el lugar donde había estado el cuerpo de la Profesora
Nolan había una bella estatua de Nyx que parecía haber sido
tallada en una sola plancha de ónix. Sus manos estaban
alzadas, y dentro de ellas sostenía una vela verde
simbolizando la tierra. Sin hablar, los vampis formaron un
semicírculo alrededor de la estatua. Damien y las Gemelas se
movieron hasta colocarse detrás de las enormes velas que
representaban cada uno de sus elementos. Realmente yo no
quería, pero tomé mi lugar junto a la vela púrpura que
simbolizaba el espíritu. Pude ver que los guerreros se habían
esparcido y nos rodeaban. Con las espaldas dirigidas a
nuestro grupo esperaron en la noche, irguiéndose alertas.
Sin ninguno de sus usuales teatros (que son muy guay de
observar), Neferet caminó hacia Damien, que nerviosamente
sostenía la vela amarilla del viento, y alcanzaba el encendedor
tradicional.
“Nos llena de vida. Llamo al viento a nuestro círculo”
La voz de Neferet era fuerte y clara, obviamente aumentada
con el poder de una Alta Sacerdotisa. Ella tocó el encendedor
con el pabilo de la vela, instantáneamente el viento los azotó,
a Damien y a ella. Neferet me daba la espalda, entonces no
podía ver su rostro, pero la sonrisa de Damien era enorme y
jubilosa. Traté de no fruncir el ceño. El círculo sagrado no era
un buen lugar para estar enojado, pero no podía evitar
sentirme molesta. ¿Por qué era la única que podía ver la
falsedad de Neferet?
Se movió hacia Shaunee. “Nos calienta y nos socorre. Llamo
al fuego a nuestro círculo.” Como había experimentado
muchas veces antes, la vela roja de Shaunee ardió en llamas
antes de que el encendedor la tocara. La sonrisa de Shaunee
era casi tan brillante como su elemento.
Neferet siguió alrededor del círculo hasta Erin. “Nos suaviza y
nos lava. Llamo al agua a nuestro círculo.” Mientras la vela se
encendía oí olas estallando en una playa lejana y olí la sal y el
mar en la brisa nocturna.
Miré cuidadosamente mientras Neferet se movía por el
círculo para colocarse frente a la estatua de Nyx y la vela
verde. La Alta Sacerdotisa inclinó la cabeza. “El iniciado que
personificaba este elemento pereció, y es oportuno que el
lugar de la tierra permanezca vacío esta noche, y que ésta
descanse sobre el lugar donde el cuerpo de nuestra amada
Patricia Nolan recientemente descansó. Nos sostiene. Desde
que nacimos, y a ella todos regresaremos. Llamo a la tierra a
nuestro círculo.” Neferet encendió la vela verde, y pensé que
ardería brillante pero no pude oler siquiera una pizca de
prados verdes o flores silvestres.
Entonces Neferet estaba parada frente a mí. No sé qué tipo de
expresión les haya mostrado a Damien y las Gemelas, pero
para mí su rostro era duro y severo, y sorprendentemente
bello. Me recordó a una de las antiguas vampiras guerreras
Amazonas, y caso olvido que ella era igual de peligrosa.
“Esta es nuestra esencia. Llamo al espíritu a nuestro círculo.”
Neferet encendió mi vela púrpura y sentí mi alma elevarse
con el cosquilleo que me produce una montaña rusa. La Alta
Sacerdotisa no se detuvo para compartirme ninguna mirada
especial, en lugar de eso, empezó a trabajar con la multitud.
Caminando alrededor dentro del círculo, haciendo contacto
visual con los vampiros que nos rodeaban, llegó al punto.
“Esto no había pasado en más de cien años— no tan
abiertamente— no tan brutalmente. Los humanos han
asesinado a uno de los nuestros. En este caso no han
despertado a un gigante que dormía, sino que han provocado
a un leopardo que ellos creían entrenado” La voz de Neferet,
poderosa por la ira, “¡Ella no está entrenada!” Los vellos de
mis brazos se erizaron. Neferet era asombrosa. ¿Cómo
alguien que había sido tan bendecida por Nyx había de ser tan
mala como yo sabía que Neferet había sido? Ellos creen que
nuestros colmillos han sido limados y nuestras garras
removidas, como gordos gatitos caseros. De nuevo, se
equivocan.” Ella levantó sus brazos sobre su cabeza. “Desde
este círculo sagrado, testigo en la escena de un asesinato,
llamamos a nuestra Diosa, Nyx, la bella Personificación de la
Noche. Le pedimos que le dé a Patricia Nolan la bienvenida a
su reino, creo que faltaban muchas décadas para su partida.
También le pedimos a Nyx que eleve su justificada ira, y con
la dulzura de su divina furia, y nos otorgue este hechizo de
protección para que no podamos caer en la red mortal de los
humanos.” Mientras hablaba, Neferet se situó frente a la
estatua de Nyx.

“Protégenos con la noche;


Por encima de esta oscuridad que disfrutamos.”

Cuando giró para mirar a la multitud, vi que ahora sostenía


un pequeño, cuchillo de marfil con una navaja anchamente
afilada.

“Alrededor de este aquelarre te pedimos


Que la cortina de Nyx nos cubra”

Con una mano alzó el cuchillo, con el otro tejió intrincados


cortes en el aire que alrededor de ella se volvieron brillantes y
semi-sustanciales mientras continuaba diciendo el hechizo.

“Todo el que entre o se vaya yo detectaré,


Vampiro, iniciado, humano, todos checados serán
Si el daño se entiende
A mi voluntad se doblarán”

Entonces, en un gesto feroz, Neferet cortó su muñeca, tan


profundo que su sangre rápidamente comenzó a fluir, roja y
rica, caliente y deliciosa. El olor me envolvió,
automáticamente, la boca se m hizo agua. Con sombría
determinación, la Alta Sacerdotisa caminó en la
circunferencia del círculo para que su sangre cayera a nuestro
alrededor como un arco escarlata, salpicando el césped que
recientemente se había ahogado en la sangre de la Profesora
Nolan. Finalmente llegó de nuevo a la estatua de Nyx. Neferet
levantó su cara al cielo nocturno y completó el hechizo.

“Mi sangre te obliga


A fin de que se promueva”

Juro que el aire de la noche onduló a nuestro alrededor, y por


un momento pude ver algo colocarse en la pared de la
escuela, como una negra cortina nebulosa. Ella no sólo ha
puesto un hechizo que le avise cuando el peligro entre a la
escuela, también cuando cualquiera entre o salga. Tuve que
morderme el interior de la mejilla para evitar mi gemido. De
ninguna forma iba a ser burlada la cortina de una Diosa por
mi pequeño truco Bram-Strokeriano. ¿Cómo diablos iba a
contrabandear la sangre para Stevie Rae?
Completamente preocupada con mi drama personal,
difícilmente noté cuando Neferet cerró el círculo.
Pesadamente, dejé que el lazo de personas me remolcara de
regreso por la trampa. Sólo desperté cuando la profunda voz
de Loren sonó sorpresivamente cerca de mi oído.
“Me reuniré contigo en el salón de recreaciones en un rato.”
Le miré. Mi cara debía tener un enorme signo de
interrogación porque añadió “Tu Ritual de Luna Llena. Soy tu
poeta esta noche para abrir el círculo, ¿recuerdas?”
Antes de que pudiera decir algo sonó la voz de Shaunee,
“Siempre estamos de acuerdo en oírlo recitar poesía, Profesor
Blake.”
“Sí, no me lo perdería. Ni siquiera por una oferta de zapatos
en Saks.” Añadió Erin, sus ojos guiñaban.
“Entonces, las veré allí,” Dijo Loren, sus ojos nunca se
despegaron de mi cara, Sonrió, me dio una pequeña
inclinación, y se fue corriendo.
“De-li-cio-so” Dijo Erin.
“Cierto, Gemela” Dijo Shaunee.
“Yo creo que es un imbécil”
Todos volteamos a ver a Erik, que hablaba mal a espaldas de
Loren.
“¡Oh, de ninguna manera!” Dijo Shaunee
“Luscious Loren Blake solo estaba siendo amigable” Dijo
Erin, rodando sus ojos hacia Erik como si estuviera loco.
“¡Hola! No te vuelvas un celó-tico (fusión de celoso y
psicótico) novio con Z” Dijo Shaunee.
“Uh, debo ir a cambiarme” Dije bruscamente, sin siquiera
querer hablar sobre los obvios comentarios celosos de Erik.
“Chicos, ¿ustedes podrían ir a la sala de recreaciones a checar
que todo esté listo? Yo correré al dormitorio y regresaré en
sólo un segundo.”
“No hay problema” Dijeron las Gemelas juntas.
“Nos haremos cargo de las cosas de último minuto.” Dijo
Damien
Erik no dijo nada. Le di una rápida, y espero, inocente sonrisa
y corrí por el pasillo hacia el dormitorio. Podía sentir ojos
sobre mí y supe con un penetrante horrible sentimiento que
iba a tener que hacer algo sobre Erik y Loren (y Heath). ¿Pero
qué demonios iba a hacer?
Estaba loca por Heath. Y su sangre.
Erik era un asombroso chico que de verdad, de verdad me
gustaba.
Loren era delicioso.
Dios, yo era un asco.
HCapítulo Veintiuno
Traducido por Dawn

Yo estaba tratando de convencerme a mí misma de que este


ritual iba a ser un broche de presión. Acabar de emitir un
círculo rápido, de ofrecer unas oraciones por la profesora
Nolan y anunciar que Afrodita se reincorporaba a las Hijas
oscuras (lo que era evidente después de que ella puso de
manifiesto su afinidad con la tierra) y, a continuación, decir
que debido al estrés en el que se encuentra la escuela he
decidido no elegir a ningún nuevo Prefecto para miembro del
Consejo hasta el final del año escolar. Realmente debe ser un
ritual fácil, le dije a mi estómago anudado una y otra vez.
Nada mejor que el mes pasado cuando Stevie Rae murió.
Nada mal podría ocurrir esta noche. Vestida y lista como
estaba abrí la puerta para encontrar ahí Afrodita.
- Toma un respiro, ¿quieres? - dijo, respaldando mi camino. -
¡Hola! Tienen que esperar por ti.
- Afrodita, nadie te ha dicho que es grosero mantener a la
gente esperando? - Le dije mientras me daba prisa por el
pasillo, casi saltamos por las escaleras dos a la vez, y salimos
precipitadamente por el dormitorio, Afrodita se mantenía a
mi lado. Yo asentía a Darius, quien había tomado posesión
exterior, y él me saludó.
- Sabes, realmente algunos guerreros vampiros están
realmente buenos - dijo Afrodita, girando su cuello para tener
una última vista de Darío. Entonces ella me disparó una
mirada con su labio curvado y dijo con su voz de niña rica - Y
no, nadie me dijo nunca que es grosero mantener a la gente
esperando. Me crié para mantener a la gente esperando. En lo
que respecta a mi madre en cuestión, el sol espera para antes
de que ella se levanta y se pone.
Entorne mis ojos.
- Así que ¿cómo fue el ritual de Neferet?
- Fabuloso. Ella establece una cortina de protección alrededor
de la escuela. Nadie llega sin su conocimiento a la misma. No
podría ser mejor. Oh, esto es, a menos que esté con nosotras.
Aunque no había nadie que nos rodeara, Afrodita bajó su voz.
- ¿Ella aún succiona las bolsas de sangre?"
- Ella apenas está bien. Tenemos que hacer algo pronto.
- No sé qué diablos te parece que vamos a hacer - dijo
Afrodita - Tú tienes esos mega-poderes. Lo largo para el viaje
- Se detuvo y redujo aún más su voz - Además, yo no sé lo que
esperas hacer. Es bruta y además da un poco de miedo.
- Ella es mi mejor amiga - le susurré furiosamente.
- No. Ella era tu mejor amiga. Ahora ella es una chica no-
muerta que da miedo y bebe la sangre como la coca cola.
- Ella es aún mi mejor amiga - La repetí obstinadamente.
- Bien. Lo que sea. Sánala Entonces.
- Bueno, no es tan simple.
- ¿Cómo lo sabes? ¿Has probado?"
Y me detuve en mi totalmente muertas pistas.
- ¿Qué acabas de decir?
Afrodita levanto una ceja hacia mí, se encogió de hombros, y
dijo absolutamente aburrida.
- Algo así como ¿has intentado?
- ¡Holy crap! ¿Podría ser tan fácil? Quiero decir, he estado
todo este tiempo gastándolo en buscar un hechizo o un ritual
o un ... un ... algo específico y totalmente sorprendente y
mágico, y quizás todo lo que necesitaba hacer es simplemente
preguntar a NYX como curarla - y como yo estaba allí en mi
oh dios mío momento, oí el eco de la voz de NYX en mi
mente, repitiendo lo que la diosa me había dicho hace un mes
justo antes usar mi poderes elementales para romper el
bloqueo que Neferet había puesto en mi memoria: Deseo para
recordarle que puede restaurar con los elementos, así como
destruir.
- ¿Holy crap? ¿Dijiste holy crap? Ya sabes, esa es otra casi
palabrota. Estoy empezando a preocuparse por su terrible
lavado de boca.
El Sentimiento de repente me hizo estar totalmente feliz y
esperanzada, que ni siquiera pude mear a Afrodita, me reí. -
¡Vamos! Preocuparte por mi boca después. - Me quité otra
vez, casi corriendo por la acera.
Había otro de los guerreros de pie fuera de la gran sala, un
enorme y negro vampiro que parecía que había sido un
luchador profesional. Afrodita hizo un sonido ronroneándole,
y le dio una atractiva, pero de alguna manera todavía guerrera
sonrisa. Se colgó de nuevo para coquetear más.
- ¡No llegues tarde! – la siseé volviéndome hacia ella.
- Relaja tus bragas. Voy a estar ahí en un segundo - Ella me
saludó y me disparó una mirada que me recordó que era
mejor si ella y yo no fuéramos vistas salir juntas. Le di un
poco apretado asentimiento de vuelta.
- ¡Z! Ya está - Jack se precipito hacia mí con Damián
caminando cerca detrás de él.
- Lo siento. Me apure tanto pude - le dije.
Damien sonrió.
- No es un problema. Todo está listo para ti - Su sonrisa se
perdió un poco - Bueno, con excepción de Afrodita. Ella no ha
sido vista.
- La he visto. Ella está llegando. Adelante, toma tu lugar.
Damien asintió. Regresó al círculo, y Jack se trasladó a la
zona del equipo de audio (el chico es un genio con todo tipo
de equipos electrónicos).
- Cuando estés lista, sólo házmelo saber – me dijo.
Le sonreí, y luego volví a mirar atrás hacia el círculo. Las
gemelas me saludaron desde su escaño en el sur y el oeste.
Erik estaba vacío, cerca de la tierra detrás de la vela. Agarró
mis ojos y me guiño. Me sonrió, pero me pregunté por qué
estaba tan cerca de donde él sabía que iba a estar Afrodita.
Hablando de... Molesta porque había conseguido que la
esperáramos miré a la puerta a tiempo para ver Afrodita
entrar en la sala. Observé su duda, y pensé que estaba un
poco pálida, ya que parecía más en el círculo de espera de las
hijas e hijos Oscuros. Luego, levantó el mentón y echó atrás
su rubia melena, y haciendo caso omiso de todos, ella ando
recto hacia la parte norte del círculo a ponerse de pie detrás
de la vela verde. Al verla los niños se apartaron de ella, la
facilidad de hablar fue cortada como si alguien hubiera
presionado un botón de silencio. Nadie dijo nada por un par
de segundos y, a continuación, se inició un bajo murmullo.
Afrodita sólo allí detrás de la vela, buscando la calma,
hermosa y muy pagada de sí misma.
- Mejor comenzar esto antes que haya un motín.
Esta vez no me sobresalto el sonido de la profunda y sexy voz
de Loren procedente de detrás de mí. Me di la vuelta, aunque,
en su mayoría de manera que las personas (Erik) no pudieran
ver lo que estoy segura de que era una mirada inadecuada
para el consumo público y mirar en mi cara como me sonrió
en él.
- Estoy lista como nunca - le dije.
- ¿Y se supone que debe estar aquí? – Loren señalo con su
barbilla en la dirección de Afrodita.
- Lamentablemente, sí - le dije.
- Esto debe ser interesante.
- Esa soy yo y mi vida interesante. El tipo de interés que tiene
un naufragio.
Loren se rió.
- Romper una pierna.
- Para mí que ocurriría literalmente – Suspiré asentado mi
cara, y volviendo la cara alrededor del circulo.
- Estoy lista - le dije.
- Voy a la búsqueda de la música. Tú comienza tu danza en el
centro mientras recito el poema - dijo Loren.
Yo asentí y me concentre en mi respiración. Cuando la música
comenzó, el murmullo estaba todavía en el círculo. Todas las
miradas estaban sobre mí. No reconocí la canción, pero el
ritmo era constante, rítmico, sonoro, me recordó el de un
pulso. Mi cuerpo automáticamente lo recogió y comencé a
moverme alrededor del exterior del círculo.
La voz de Loren y la música se complementaban
perfectamente.
- He sido un conocimiento de la noche.
He caminado en el agua de lluvia y en la lluvia...
Las palabras del antiguo poema perfectamente establecían el
estado de ánimo, de alguna manera que evoca imágenes del
otro mundo donde había comenzado a estar, cómodo y
solitario durante mis viajes fuera de la escuela.
- He examinado la ciudad más triste carril.
Yo he pasado por el vigilante en su calor
Y descendió a mis ojos, no quieren explicar. "
Casi pude sentir la oscuridad de la noche y la forma en que
parecía que se filtraba en mi piel. Y sabía de nuevo el sentido
de que yo pertenecía más al mundo humano que me rodeaba.
Mientras me movía por el círculo, sentí un estremecimiento y
escuche que Damien grito de sorpresa, y yo sabía que la
niebla y la magia se habían apoderado de mi cuerpo.
- Y más aún en una altura sobrenatural,
Una lumbrera reloj contra el cielo
Proclamó el tiempo no es ni malo ni derecho.
He sido un conocimiento de la noche. "
Loren perdió la voz a lo lejos y giraré una última vez, que
fuera el sentido de la niebla y la magia, por lo que yo estaba
ahora completamente visibles. Aún llena de magia la noche,
me recordó al ritual de las riquezas más ligero, cargando la
mesa en el centro del círculo y me di cuenta de que quizá por
primera vez me sentí como una verdadera Alta Sacerdotisa de
NYX, empapada en la magia de la diosa con su poder. Todo el
estrés con el que había tenido que tratar fue arrastrado por
una ola de felicidad. Caminé ligeramente frente de Damien.
Él sonrió y me susurró,
- ¡Eso fue genial!
Le sonreí de nuevo a él y levanté el encendedor. Las palabras
que vinieron a mi mente instintivamente tenían que haber
venido de NYX. Yo definitivamente nunca había sido tan
poética.
- Suave murmullo y vientos desde la distancia, saludos a ti te
damos. En el nombre de NYX te invito a golpe claro y fresco y
libre, a venir aquí te llamamos! – toque con la llama la mecha
de la vela amarilla de Damien y fue rodeado inmediatamente
por un dulce, acariciando viento.
Me apresuré a Shaunee y su vela roja. Y fui con la decisión
especial que me hacía sentirme como una sacerdotisa y la
magia que sentía, comencé la invocación sin levantar la más
leve.
- El calentamiento y la aceleración del fuego desde lejos, con
la calidez que trae consigo la vida, y en nombre de NYX, te
enviamos saludos a ti, ven aquí te llamamos!
Di un golpecito con mis dedos en la mecha, que irrumpió en
una hermosa llama. Shaunee y yo nos sonreímos la una a la
otra antes de seguir por el círculo hacia Erin.
- Frías aguas del lago y del arroyo de lejos, ofrecemos un
saludo a ti. Flujo clara y pura y mágica rápida en presencia
aquí. En nombre de NYX se manifiestan de manera que
vamos a ver, como yo llamo aquí a mí!" Me tocó el más ligero
de Erin vela azul y cómo amaba a los niños de pie más
cercanos a su aliento y se rió como el agua que era visible,
pero que en realidad no toca, bañadas por todos los pies de
Erin.
- Easy-peasy - Erin susurró.
La sonreí mientras giraba en dirección de las agujas del reloj y
me trasladaba frente a Afrodita y su vela verde. El suave
murmullo de risa y feliz de que había estado siguiendo a
través del grupo conmigo se paró. La cara de Afrodita era una
máscara de emociones. No fue hasta que vi sus ojos cuando
pude ver su temor nervioso, y me pregunté por un segundo el
tiempo que había estado ocultando sus emociones.
Conociendo a su pesadilla de padres, pensé que había sido un
largo tiempo.
- Va a estar bien – le susurré casi sin mover los labios.
- Puedo vomitar - me susurró de vuelta.
- ¡No! - balbucee. Y luego levanté mi voz y dije las bellas
palabras que flotaba en mi mente.
- Tierras salvajes y lejos de la tierra, saludos te mando a ti.
Despierten de su sueño musgoso a producir los frutos, la
belleza y la estabilidad. NYX En el nombre de la tierra que yo
llamo aquí para mí! – encendí la vela de Afrodita y el fresco y
rico aroma de un campo de heno recientemente segado lleno
completamente la gran sala. El sonido chirriante de las aves
nos rodeaba. Lilas danzando el aire tan dulce que era como si
hubiera estado rociado con el más ligero y perfecto de
perfume. Vi los ojos brillantes de Afrodita y a continuación
dirigí mi mirada al resto del círculo. Todo el mundo estaba
mirando a Afrodita, sorprendidos en absoluto silencio.
- Sí - me dije simplemente, cortando todas las preguntas que
sabía que a todos le molían en la en la cabeza, y (con suerte)
poniendo fin a sus dudas. Ellos tal vez no como ella, no
pueden confiar en ella, pero tuvieron que aceptar el hecho de
que había NYX la había bendecido - Afrodita ha sido
bendecida con una afinidad por el elemento tierra.
Luego fui al centro del círculo y recogí mi vela púrpura.
- Espíritu lleno de magia y de la noche, susurrando el alma de
la Diosa, amigo y desconocido, el misterio y el conocimiento,
en el nombre de NYX te hago un llamamiento aquí para mí! –
encendí mi vela, y yo todavía está muy familiarizada mientras
que la cacofonía de los cinco elementos me llenaban el cuerpo
y el alma.
Fue tan increíble que casi se me olvidó respirar.
Cuando yo me recupere de nuevo, encendí la cuerda trenzada
de eucalipto y salvia seca, y luego voló a cabo, al respirar
profundamente las hierbas y la concentración de las
propiedades que la gente de mi abuela había apreciado para
la curación el eucalipto para la protección y la purificación, en
blanco y la salvia por su capacidad para expulsar a los
espíritus negativos, energías e influencias. Con el picante
humo haciendo remolinos a mí alrededor, me enfrenté al
exterior y comencé a hablar, consciente de que todos los ojos
estaban puestos en mí, como yo era del brillante hilo de plata
que visiblemente unía mi círculo.
- Feliz encuentro y feliz y alegre reunirse de nuevo!-Lloré, y el
grupo respondió con, “Feliz encuentro y feliz y alegre reunirse
de nuevo” Podía sentir como empezaba a relajarse la tensión
y me dirigí a ellos.
- Todos ustedes saben por ahora que ayer fue asesinado la
profesora Nolan. Es horrible que los rumores hayan sido
verdad. Ahora me gustaría pedirles que se unan a mí para
pedir a NYX que calme su espíritu y también para calmarnos
a nosotros mismos. M detuve y encontré a Erik - No he estado
aquí mucho tiempo, pero sé que muchos de ustedes estaban
muy cerca de la Profesora Nolan - Erik intento sonreír, pero
su evidente tristeza no se lo permitía a sus labios y parpadeo
fuerte para mantener las lágrimas que estaban haciendo sus
ojos azules brillar como líquidos cayendo por sus mejillas -
Fue una buena maestra, y una buena persona. La vamos a
extrañar. Vamos a enviar su espíritu bendito a un final. Los
niños respondieron automáticamente con un sincero grito de
"¡Bendito sea!"
Me pausé para dejarles una vez más tranquila y, a
continuación, seguí - Sé que se suponía que iba a anunciar a
los elegidos para ser Prefectos del Consejo, pero por todo lo
que ha sucedido en los últimos meses he decidido esperar
hasta el final de este año escolar y, a continuación, el Consejo
y yo nos reuniremos cogeremos varios nombres para pasar a
su votación. Hasta entonces he decidido añadir
automáticamente a una joven mas en nuestro Consejo - Yo
estaba cuidado de hablar de la cuestión -naturalidad, como si
no estuviera diciendo nada que la mayoría de ellos cree que
fuera una idea completamente loca - Como ya habéis visto, a
Afrodita se le ha dado una afinidad por la tierra. Al igual que
Stevie Rae, que le da una posición en nuestro Consejo.
También como Stevie Rae, ha acordado cumplir mis nuevas
normas para la Hijas Oscuras. Me volví entonces para poder
cumplir con los ojos de Afrodita, y me sentí aliviada cuando
ella me dio una apretada sonrisa nerviosa, y luego asintió con
la cabeza una vez. Entonces, no dándoles tiempo para
empezar a balbucear entre sí, tomé la copa de vino tinto dulce
de la mesa de NYX y empecé a invocar la oración de la Luna
Llena.
- Una vez más este mes, encontramos que con la luna llena
tenemos que afrontar muchos nuevos comienzos. El mes
pasado se trataba de un nuevo orden de las hijas e hijos
oscuros. Este mes se trata de un nuevo miembro del Consejo,
el Prefecto, y la tristeza de la muerte de un profesor. Sólo he
sido su líder durante un mes, pero ya sé que… - me pausé y
luego me corregí - Quiero decir que podemos confiar en el
amor de NYX hacia nosotros y que ella está con nosotros,
incluso cuando suceden cosas terribles - Levanté la copa y
trabajé mi camino alrededor del círculo, recitando el bello
poema antiguo que había memorizado el mes anterior.

"Airy luz de la luna


Misterio de la tierra profunda
Potencia de la que fluye el agua
Calor de la combustión de llama
En el nombre de NYX te pedimos a ti! "

Ofrecí a cada joven el gusto del vino, asintiendo con la cabeza,


y sonriendo. Me concentré en tratar de ver como alguien que
puede contar con alguien, que podía confiar.
"La curación de los males
De corregir errores
Limpieza de las impurezas
Deseosos de verdades
En el nombre de NYX te pedimos a ti! "
Me alegro que todos murmuraran "bendito sea" después de
haber bebido, y que no parecieran particularmente rebeldes.

"Visión del gato


oído de los delfines
Velocidad de la serpiente
Misterio del fénix
En el nombre de NYX te pedimos a ti
y pedir que con nosotros usted bendita sea! "

Le ofrecí a afrodita la última copa antes de mí, y casi no oí su


susurró, "Buen trabajo, Zoey," antes de que ella bebiera de la
copa y me la devolviera, diciendo la norma "Bendito sea" lo
suficientemente alto para que todos los demás escucharan.
Sintiéndome malditamente bastante aliviada y orgullosa de
mí misma, me bebí el último de los vinos y puse el vaso sobre
la mesa. En orden inverso, agradecí a cada uno de los
elementos y los deje marchar en el orden de Afrodita, Erin,
Shaunee, y Damien soplaron sus velas. Luego completé el
ritual diciendo.
- Este rito de la Luna Llena. Feliz encuentro y feliz reunirse de
nuevo!
Se hizo eco de los polluelos
- Feliz encuentro y feliz y alegre reunirse de nuevo!
Recuerdo que yo estaba sonriendo como un idiota cuando
Erik gritó de dolor y cayó de rodillas.
HCapítulo Veintidós
Traducido por Eugenia

A diferencia de cuando Stevie Rae moría, no tuve un solo


instante de entumecimiento o duda.
“¡No!” Grité, corriendo hacia Erik y cayendo de rodillas a su
lado. Él estaba sobre sus manos y rodillas, gimiendo de dolor,
con su cabeza casi tocando el piso. No podía ver su cara, pero
podía ver que el sudor— quizá incluso sangre, pensé, pero aún
no la había olido— ya había empapado su camisa. Sabía lo
que seguiría: La sangre brotaría de sus ojos, nariz, boca, y
literalmente se ahogaría en sus propios fluidos. Y sí, sería tan
horrible como sonaba. Nada podría detenerlo. Nada podría
cambiarlo. Todo lo que podía hacer era estar ahí para él y
esperar que de alguna manera él cambiara a la forma de
Stevie Rae y se las arreglara para conservar un poco de su
humanidad.
Puse mi mano sobre su hombro temblante. Irradiaba calor
desde su camisa, como si su cuerpo se quemara desde dentro.
Miré alrededor frenéticamente buscando ayuda. Como
siempre, Damien estaba ahí cuando lo necesitaba. “Trae
toallas y a Neferet,” Dije. Damien salió con Jack pisándole los
talones.
Me volteé hacia Erik, pero antes de que pudiera jalarlo a mis
brazos la voz de Afrodita atravesó el ruido, los gemidos y
sonidos de la multitud de polluelos asustados.
“Zoey, él no está muriendo” Levanté la vista hacia ella, sin
entender realmente lo que decía. Me tomó del brazo y me jaló
lejos de Erik. Empecé a luchar, pero sus palabras siguientes
me atravesaron e hicieron que me congelara. “¡Escúchame!
No está muriendo. Está Cambiando.”
De repente Erik gritó, su cuerpo se convulsionó como si algo
dentro de su pecho intentara excavar para salir de él. Sus
manos estaban presionadas contra su cara. Seguía temblando
violentamente. Claramente, estaba adolorido y algo fuerte le
sucedía. Pero no había absolutamente nada de sangre.
Afrodita tenía razón. Erik estaba Cambiando en un vampiro
adulto.
Jack corrió hacia mí y me lanzó a las manos un montón de
toallas. Le miré. El chico chillaba tan fuerte que se estaba
moqueando él mismo. Me levanté y lo abracé.
“No está muriendo. Está Cambiando.” Mi voz sonaba extraña
— ronca y deforme— mientras repetía las palabras de
Afrodita.
Entonces Neferet irrumpió en el salón con Damien y varios
guerreros siguiéndola muy de cerca. Corrió hacia Erik. Vi su
rostro cercanamente, y sentí un correteo vertiginoso de alivio
mientras su expresión tensa y preocupada cambiaba
instantáneamente por una de júbilo. Neferet se dejó caer al
piso graciosamente al lado de él. Murmurando algo tan
suavemente que no pude captar las palabras, ella gentilmente
tocó su hombro. Su cuerpo se sacudió violentamente una vez,
y luego empezó a relajarse. Sus horrendas convulsiones se
detuvieron, así mismo su horripilante y doloroso gemido.
Lentamente el cuerpo de Erik de desenredó de sí mismo y
soltó sus manos y rodillas. Su cabeza seguía inclinada hacia el
piso, por lo que no pude ver su rostro.
Neferet le susurró algo más y él asintió en respuesta. Luego
ella se levantó y nos encaró. Su sonrisa era impresionante,
completamente llena de gozo y casi brillando de belleza.
“¡Alégrense polluelos! Erik Night ha completado el Cambio.
¡Levántate, Erik y sígueme para tu ritual de purificación y el
inicio de tu nueva vida!”
Erik se levantó y alzó su cabeza. Jadeé junto con todos los
demás. Su cara era luminosa. Parecía que alguien hubiera
encendido un interruptor dentro de él. Él había sido guapo
antes, pero ahora todo estaba intensificado. Sus ojos eran más
azules, su grueso cabello era negro y peligroso, e incluso
parecía más alto. Y su Marca había sido completada. La Luna
creciente color zafiro estaba rellena. Y enmarcando sus ojos, a
lo largo de sus cejas y sobre sus bien definidos pómulos, había
un impresionante diseño de nudos atravesados que formaban
la silueta de una máscara, recordándome instantáneamente la
bella Marca de la Profesora Nolan. Me sentí mareada con la
tensión de eso.
La mirada de Erik tocó la mía por un momento. Sus labios
llenos se curvaron hacia arriba me dirigió una sonrisa
especial sólo para mí. Sentí que mi corazón estallaría.
Entonces él levantó sus brazos sobre su cabeza y chilló con
una voz llena de poder y dicha, “¡He Cambiado!”
Todos los niños empezaron a aplaudir, me di cuenta que
nadie excepto Neferet y los vampis se habían acercado a él.
Luego salió del salón de recreaciones con ellos en una ola de
entusiasmo y ruido.
Yo sólo me quedé ahí. Me sentía entumecida, sobresaltada y
más que un poco enferma.
“Lo llevarán a ser ungido dentro del servicio de la Diosa” Dijo
Afrodita. Ella seguía parada a mi lado y su voz sonaba tan
apática como de repente la sentí. “Los polluelos no saben
exactamente qué sucede durante el ungimiento. Es un gran
secreto vampírico, y no tienen permitido contarlo” Se encogió
de hombros “Lo que sea, creo que lo averiguaremos algún
día.”
“O morimos” Dije entre mis labios entumecidos
“O morimos” Coincidió. Luego me miró “¿Estás bien?”
“Sí, bien” Dije automáticamente.
“Hey, Z, ¿eso fue guay o qué?” Dijo Jack.
“Hombre, eso fue increíble. ¡Sigo tambaleándome!” Damien
se abanicó hablando en su extenso vocabulario.
“¡Oh, nena! Ahora Erik Night se une con los otros vampiros
sexies como Brandon Routh, Josh Hartnett, and Jake
Gyllenhaal." Dijo Shaunee.
“Y Loren Blake, Gemela. No excluyas a ese hermoso” Dijo
Erin
“No pensaría en eso, Gemela” Dijo Shaunee.
“Es súper guay que el novio de Zoey sea un vampiro, me
refiero a uno real” Dijo Jack.
Damien tomó un respiro para decir algo y luego cerró la boca
y se veía incómodo.
“¿Qué?” Dije
“Bueno, es solo que… Uh… bien…” Él dudó
“Dios, ¿qué es?, ¡sólo escúpelo!” Estallé.
Él se encogió ante mi tono, haciéndome sentir como una
imbécil, pero me contestó. “Bien, no sé mucho sobre esto,
pero una vez que un polluelo pasa por el Cambio, él deja la
Casa de la Noche y comienza su vida como un vampiro
adulto.”
“¿El novio de Zoey se irá?” Dijo Jack
“Relación a larga distancia, Z” Dijo Erin rápidamente
“Sí, ustedes dos lo lograrán. Pan comido” Dijo Shaunee.
Miré desde las Gemelas, a Damien, luego a Jack y finalmente
a Afrodita.
“Apesta,” dijo ella “al menos para ti.” Afrodita alzó las cejas y
se encogió de hombros. “Hace que me alegre de que me
botara.” Luego echó para atrás su cabello y caminó hacia la
comida que estaba dispuesta del otro lado de la habitación.
“Si no podemos llamarla bruja del infierno, ¿al menos
podemos decir que es una perra?” Preguntó Shaunee.
“Perra odiosa sería mi opción, Gemela” Dijo Erin.
“Bueno, ella está mal” Dijo Damien tercamente. “Erik sigue
siendo tu novio, incluso si está haciendo cosas de vampiros”
Todos estaban observándome, así que intenté sonreírles.
“Sí, lo sé. Está bien. Es solo— solo que hay mucho por tomar
en cuenta, eso es todo. Vamos por algo de comer.” Antes de
que pudieran hacer algo más cómodo, me escabullí hacia la
comida con ellos siguiéndome como bebés pato.
Parecía que les tomaría todo el tiempo del mundo a las Hijas
e Hijos Oscuros comer y limpiar todo, pero cuando vi el reloj
caí en la cuenta de que habían comido rápidamente y se
habían ido temprano. Había un montón de exaltadas
conversaciones sobre Erik, y yo había asentido hecho sonido
en semi-apropiada respuesta, tratando de ocultar cuán
entumecida y mal me sentía. Supuse que todo el mundo se
había ido temprano debido a la mierda de trabajo que había
hecho. Finalmente me di cuenta que los niños que quedaban
eran Jack, Damien y las Gemelas. Estaban calladamente
recogiendo las sobras y sacando la basura.
“Uh, chicos, yo haré eso” Dije
“Ya casi terminamos, Z” Dijo Damien “De hecho lo único que
falta es limpiar las cosas de la mesa de Nyx en medio del
círculo”
“Yo haré eso” Dije, intentando (sin éxito por la mirada en sus
rostros) de parecer inocente.
“Z, todo está—”
Levanté mi mano para callar a Damien. “Estoy cansada. Estoy
trastornada por el asunto de Erik. Y, honestamente, necesito
un tiempo a solas.” No había querido sonar tan odiosa, pero
estaba llegando al punto en que no podía más sostener la
careta de felicidad en mi cara y seguir pretendiendo que no
estaba temblando por dentro. Y prefería que mis amigos
pensaran que estaba atravesando por un ataque de SPM
(Síndrome Pre-Menstrual) a que supieran que estaba a punto
de desmoronarme. Las Altas Sacerdotisas en entrenamiento
nunca se desmoronan. Ellas manejan las cosas. Yo de verdad,
de verdad, de verdad, no quería que ellos notaran que no era
tan buena manejando las cosas. “Chicos, podrían darme un
ratito. ¿Por favor?”
“No hay problema” Dijeron juntas las Gemelas. “Hasta luego,
Z”
“De acuerdo. Te, uh, veré después, también” Dijo Damien
“Bye, Z” Dijo Jack.
Esperé hasta que la puerta se cerró detrás de ellos antes de
caminar lentamente hasta el cuarto de al lado, que era usado
como estudio de danza y cuarto de yoga. Cogí un montón de
suaves esteras apiladas en las esquinas y me hundí en ellas.
Mis manos temblaban cuando jalé mi móvil del bolsillo de mi
vestido.

¿Estás bien?

Escribí en el corto mensaje de texto y luego lo envié al móvil


desechable que le había comprado a Stevie Rae. Sentí que
pasó una eternidad cuando al fin me respondió.

Estoy bien

Aguanta
Respondí

Apresúrate
Me respondió
Lo haré

Cerré el móvil, recostada contra la pared, y, sintiendo como si


cargara el peso del mundo sobre mis hombros, rompí en
llanto con lágrimas mocosas.
Lloré y me sacudí, me sacudí y lloré mientras abrazaba mis
rodillas fuertemente, y me mecía de adelante para atrás. Supe
que había algo mal conmigo. Me sorprendí que nadie,
ninguno de mis amigos, lo notara.
Había pensado que Erik estaba muriendo, y había regresado
a la noche en que Stevie Rae murió en mis brazos. Fue como
si todo sucediese de nuevo—la sangre, la tristeza, el horror.
Me había cegado completamente. Quiero decir, creí que había
superado todo lo sucedido con Stevie Rae. Después de todo,
no estaba muerta realmente.
Sólo estaba haciendo el tonto.
Había estado llorando tan fuerte, que no noté que él estaba
ahí hasta que tocó mi hombro. Miré hacia arriba,
quitándome las lágrimas de los ojos, tratando de pensar algo
tranquilizador para el amigo que había venido a verme.
“Pude sentir que me necesitabas” Dijo Loren
Con un sollozo me apresuré hacia sus brazos. Se sentó detrás
de mí, jalándome hacia su regazo. Abrazándome fuerte,
murmuró palabras dulces, diciéndome que todo estaría bien y
que no me dejaría ir. Cuando finalmente estuve bajo control y
tenía hipo en lugar de llanto, Loren me ofreció uno de sus
pañuelos de lino, pasados de moda.
“Gracias” Balbuceé mientras me sonaba la nariz y limpiaba mi
rostro. Traté de no verme a mí misma en la pared de espejos
enfrente de nosotros, pero no pude evitar darle un vistazo a
mis ojos hinchados y mi nariz roja. “Oh, genial. Luzco como
una súper mierda.”
Loren se rió entre dientes y me cambió de posición sobre su
regazo, así podía verle. Él gentilmente peinó mi cabello hacia
atrás. “Luces como una Diosa que ha sido aterrorizada por el
estrés y las penas”
Sentí una pequeña risa histérica burbujear en algún lugar
dentro de mi pecho. “No creo que las Diosas se moqueen
encima”
Sonrió. “Oh, yo no estaría tan seguro de eso” Entonces su
expresión se volvió seria. “Cuando Erik Cambió, tú pensaste
que él estaba muriendo, ¿no?”
Asentí, temiendo que si hablaba empezaría a llorar de nuevo.
Loren apretaba y soltaba su mandíbula. “Le he dicho a
Afrodita una y otra vez, que todos los polluelos, y no sólo los
de quinto o sexto, deberían estar alertas de cómo el Cambio se
manifiesta en su etapa final así no estarían asustados si
fueran testigos de ello.”
“¿Duele tanto como parece?”
“Es doloroso, pero es un dolor bueno— si eso tiene sentido.
Piensa en ello como los músculos inflamados después de que
has hecho ejercicio. Duelen, pero no es un dolor malo”
“Se veía como algo más que músculos inflamados” Dije
“No es tan malo — de hecho es más aturdimiento que dolor.
Las sensaciones corren dentro de tu cuerpo y todo se vuelve
hipersensible.” Su mano acarició un lado de mi mejilla y su
dedo suavemente siguió la línea de mi Marca. “Lo
experimentarás por tu cuenta algún día”
“Eso espero”
Ninguno de los dos dijo nada por un momento, aunque no
dejó de acariciar mi cara y trazar la Marca que decoraba un
lado de mi cuello. Su toque hacía mi cuerpo relajar y
estremecerse a un tiempo.
“Hay algo más que te molesta, ¿no es así?” Loren habló
gentilmente. Su voz era profunda, musical e hipnóticamente
bella. “Esto es más que el Cambio de Erik trajera de vuelta el
recuerdo de tu amiga muerta”
Cuando no dije nada, se levantó y me besó en la frente,
posando sus labios suavemente sobre el tatuaje de luna
creciente. Me estremecí.
“Puedes hablar conmigo, Zoey. Ya hay lo suficiente entre
nosotros así que debes saber que puedes confiar en mí.”
Sus labios rozaron los míos. Sería realmente bueno decirle a
Loren lo de Stevie Rae. Él podría ayudarme, y Dios sabe que
necesitaba su ayuda. Especialmente ahora que casi había
decidido que Stevie Rae podía ser curada gracias a mi
petición a Nyx, lo que, por supuesto, significaba que iba a
estar involucrada una reunión de círculo, que significaba
llevar a Damien, las Gemelas, Afrodita, y a mí hacia Stevie
Rae o ir nosotros a por Stevie Rae. El hechizo protector de
Neferet no ayudaría con eso, pero tal vez Loren conocía
alguna forma secreta de vampiro alrededor de esto. Intenté
escuchar a mis tripas— traté de decidir pero, si mi instinto iba
a seguir gritándome que mantuviera la boca cerrada— pero lo
único que podía sentir eran los labios y las manos de Loren.
“Dímelo” Susurró contra mis labios.
“Y—yo quiero…” Le susurré casi sin aliento “Es que es tan
complicado.”
“Déjame ayudarte, amor. Juntos no hay nada que pueda ser
difícil.” Sus besos se hicieron más largos, más calientes.
Quería decirle, pero mi cabeza estaba alocada, si ya me era
difícil pensar, mucho más iba a ser hablar.
“Te enseñaré cuanto podemos compartir… que tan
completamente podemos estar juntos” Dijo.
Loren usó la mano que empuñaba mi cabello y jaló de su
camisa, lo que hizo que los botones saltaran, exponiendo su
pecho. Entonces hizo un trazo con la uña de su dedo pulgar
sobre su pecho izquierdo, dejando una perfecta línea
escarlata. La esencia de su sangre me envolvió.
“Bebe” Dijo
No pude detenerme. Lancé mi cara a su pecho y le probé. Su
sangre hirvió a través de mí. Era diferente a la de Heath— no
tan caliente, no tan rica. Pero era más poderosa. Palpitaba a
través de mí, a lo largo con un deseo que era rojo y urgente.
Me moví contra su cuerpo, queriendo más y más.
“Ahora es mi turno. ¡Tengo que probarte!” Dijo Loren
Antes de que me diera cuenta de lo que estaba haciendo él me
había arrancado el vestido. No tuve oportunidad de
enloquecer por el hecho de que él me estaba viendo en nada
más que sostén y bragas porque usó su pulgar para deslizarlo
a través de mi pecho. Jadeé por el dolor del corte, y luego sus
labios estaban sobre mí y él estaba bebiendo mi sangre y el
dolor fue reemplazado por olas de maravilloso placer tan
intenso que todo lo que podía hacer era gemir. Loren rasgó
sus ropas mientras bebía de mí, y yo lo ayudé. Todo lo que
sabía es que tenía que tenerle. Todo era calor, sensaciones y
deseo. Sus manos y su boca estaban en todas partes y aún así
seguí sin tener suficiente de él.
Entonces sucedió. Su latido estaba debajo de mi piel y podía
sentir mi pulso latiendo al mismo tiempo que el suyo. Podía
sentir su pasión a lo largo de la mía y oír su deseo rugir
dentro de mi cabeza.
Y luego, en algún lugar de mi mente revuelta oí a Heath
gritando. “¡Zoey, no!”
Mi cuerpo se sacudió en los brazos de Loren. “Shh,” me
susurró “Está bien. Es mejor de esta forma, amor, mucho
mejor. Estar Imprimado con un humano es algo difícil— tiene
demasiadas ramificaciones.”
Mi respiración se volvía rápida y difícil. “¿Está rota? ¿Mi
Impronta con Heath se ha roto?”
“Se ha roto. Nuestra Impronta la ha reemplazado.” Rodó para
que mi cuerpo estuviera debajo del suyo. “Ahora, déjame
terminarlo. Déjame hacerte el amor, nena”
“Sí” Susurré, Mis labios encontraron el pecho de Loren de
nuevo, y mientras bebía de él, Loren me hizo el amor hasta
que nuestro mundo estalló en sangre y pasión.
HCapítulo Veintitrés
Yo estaba acostada en la parte superior de Loren en una
deliciosa sensación de niebla. Su mano acarició una larga
espiral en mi espalda, acariciando una y otra vez la línea de
mis tatuajes.
- Tus tatuajes son exquisitos. Al igual que tu - dijo Loren.
Suspiré aliviada y me presione en su contra. En cuanto a mi
cabeza, yo estaba fascinada por nuestra reflexión en el suelo y
el estudio en el techo de espejos. Estábamos desnudos y había
manchas de sangre en ambos de nuestros cuerpos, que
estaban íntimamente juntos, mi largo pelo negro nos cubría
sólo parcialmente. La filigrana de mis tatuajes parecía
exótica, iban desde la cara y el cuello hacia abajo a lo largo de
la línea curva de mi columna y la parte baja de la espalda. La
fina capa de sudor en mi cuerpo los hacía brillar como zafiros.
Loren tenía razón. Estaba exquisita. Y que había estado en lo
correcto sobre nosotros. No importaba que él tuviera más
años y fuera un completo y crecido Vampiro (y un profesor de
mi escuela). Lo que había en conjunto iba más allá de todo
eso. Lo que teníamos era muy especial. Más especial de lo que
sentía con Erik. Aún más especial que Heath.
Heath ...
El sueño, la sensación de satisfacción me había salpicado con
agua fría en mi piel. Mi mirada pasó de nuestro reflejo a la
cara de Loren. Él me estaba mirando con una sonrisa
levemente curvada en las esquinas de sus labios. Dios, estaba
tan hermoso dang y no podía creer que fuera mío. Entonces
me sacudí mentalmente, y le hice la pregunta que tenía en
mente.
- Loren, ¿es verdad que con esto mi imprenta con Heath está
rota?
- Sí, es verdad – dijo - tú y yo nos hemos impreso, y eso
supone la ruptura de tu vínculo con el niño humano.
- Pero he leído el libro Soc. Vampi, y sólo hablaba de lo
doloroso y difícil que es romper una imprenta entre un
Vampiro y un ser humano. Yo no entiendo cómo pudo haber
ocurrido con tanta facilidad, y no decía nada sobre una
ruptura de imprenta por otra.
Propagó su ligera sonrisa y me dio un dulce y suave beso.
- Aprenderás que hay muchos libros de texto que no enseñan
acerca de ser un Vampiro.
Eso me hizo sentir joven, estúpida y vergonzosa, me recogió
en ese instante.
- Oye, no significaba nada. Recuerdo cómo no yo estaba de
confuso cuando intentaba comprender realmente lo que es
estaba cambiando. Está bien. Esto nos ocurre a todos
nosotros. Y ahora me tienes para ayudarte.
- A mi simplemente no me gusta desconocer las cosas - le dije,
y me relaje de nuevo en sus brazos.
- Lo sé. Así que aquí está el motivo por el cual se ha roto tu
imprenta. Tú y el ser humano tenían un vínculo, pero no eres
un Vampiro. No has completado el cambio - Se paró y, a
continuación, añadió una coletilla – por lo que, no era una
verdadera imprenta. Cuando tu y yo compartimos la sangre,
la unión abruma a una menor – dijo convirtiendo su sonrisa
en sexy - Porque soy un Vampiro.
- ¿Le dolió a Heath?
Loren se encogió de hombros.
- Probablemente, pero el dolor no dura. Y a largo plazo es
mejor de esta manera. El mundo vampiro entero estará
abierto para ti muy pronto, Zoey. Vas a ser una extraordinaria
Alta Sacerdotisa. No habrá un lugar para un ser humano en
ese mundo.
- Yo sé que tienes razón - le dije, tratando de ordenar mi
mente y recordar cómo había sido que antes en la noche había
querido poder romper con Heath. Era realmente una buena
cosa que estar con mi Loren hubiera roto de raíz la imprenta
con Heath. Era más fácil de esta manera-para los dos. Otro
pensamiento me abrumo y dije, - Es una buena cosa que yo
no estuviera impresa contigo y Heath, al mismo tiempo.
- Eso sería imposible. NYX ha hecho esto para que las
imprentas sean por separado. Supongo que es para
mantenernos lejos de hacer un ejército de esbirros humanos
impresos.
Yo estaba asustada tanto por el tono sarcástico de su voz
como por lo que acababa de decir.
- Yo nunca habría pensado en hacer eso - le dije.
Loren se rió suavemente.
- Hay muchos vampiros.
- ¿Lo harías?
- Por supuesto que no - Él me besó de nuevo y añadió:
- Además, estoy más que feliz con nuestra imprenta. No
necesito ninguna otra.
Sus palabras me emocionaron. Él era mío y yo era suya.
Entonces la cara de Erik nadaba ante mis ojos y la emoción se
perdió.
- ¿Qué es? - dijo.
- Erik - le susurró.
- Tu me perteneces a mí! – la voz de Loren fue áspera, como
lo fueron sus labios cuando me besó posesivamente, haciendo
mi sangre saltar.
- Sí - fue todo lo que pude decir cuando él me beso más. Era
como un maremoto que no podía controlar estando en contra,
y le dejé que barriera a Erik lejos de mí.
- Yo te pertenezco a ti.
Loren apretó los brazos a mí alrededor y, a continuación, se
levantó y me pasó suavemente por su cuerpo para que
pudiera mirarle a los ojos.
- ¿Me podrías decir ahora?
- ¿Decirte qué? - Aunque hice la pregunta ya sabía lo que era
que él quería oír.
- Dime qué es lo que te molesta tanto.
Haciendo caso omiso del repentino apretón de mi estómago
tome mi decisión. Después de lo que acaba de ocurrir entre
nosotros, tenía que confiar en Loren.
- Stevie Rae no murió. Al menos no de la manera que
pensamos que es morir. Está viva, a pesar de que es diferente.
Y ella no es la única joven que ha sobrevivido a una supuesta
muerte. Hay un montón de ellos, pero no como ella. Stevie
Rae ha logrado mantener un alto grado de su humanidad.
Ellos no lo han hecho.
Sentí su cuerpo tenso y la mitad de mi estaba esperando que
me dijera que estaba loca, pero todo lo que dijo fue,
- ¿Qué quieres decir? Explicar todo para mí, Zoey.
Así que lo hice. Le dije a todo Loren, a partir de los
"fantasmas" Y el hecho de que yo me hubiera asegurado ya de
que no eran realmente fantasmas, al horror de los no-muertos
matando a los chicos jugadores de futbol de la Unión y, a
continuación, cómo salvé a Heath. Por último, le dije acerca
de Stevie Rae. Todo acerca de ella.
- ¿Así que ella está esperando en el garaje del apartamento de
Afrodita ahora mismo? - dijo.
Yo asentí.
- Sí, ella necesita sangre todos los días. El control que tiene
sobre su humanidad no es muy bueno. Si no recibe la sangre,
me temo que va a ser como el resto de ellos – sentí un
escalofrió y su brazo se apretó a mi alrededor.
- ¿Son tan malos? - dijo.
- No te puedes imaginar. No son humanos y no son Vampiro.
Es como si se hubieran convertido todos en los estereotipos
más horribles sobre los vampiros que inventaron los seres
humanos. Sin alma, Loren - Busqué sus ojos.
- Steve Rae ha ido demasiado lejos, pero la afinidad que tiene
con la tierra ha hecho posible que pueda mantener parte de
su alma, aunque no su totalidad. Realmente creo que puedo
hacer algo por Stevie Rae.
- ¿En serio?
El pensamiento fluctuó a través de mi mente y fue un poco
extraño que sonara sorprendido por mí curación sobre Stevie
Rae, pero que no hubiera tenido ningún problema para
aceptar el hecho de que los niños no-muertos existían.
- Bueno, sí. Podría estar equivocada con el modo de hacerlo,
pero creo que sólo hay que utilizar los poderes de los
elementos. Ya sabes – hice una pausa y cambie mi peso, me
preguntaba si le estaba pesando mucho - que tengo toda la
conexión especial con los cinco elementos. Estoy comenzando
a pensar que sólo hay que usarlos.
- Tal vez no sea. Pero debes tener en cuenta que estás
invocando una magia de gran alcance, y siempre hay un coste
asociado con eso - Habló despacio, como si estuviera
considerando cuidadosamente lo que decía antes de decirlo (a
diferencia de mi que suelo soltar las cosas y luego me siento
avergonzada después).
- Zoey, ¿cómo le ocurrió esta terrible cosa a Stevie Rae y los
demás polluelos? ¿Quién o qué es responsable de ello? -
Empecé a decir algo cuando el nombre de Neferet paso por mi
mente hubo un golpe en mi intestino. Bien, no me pegó, pero
yo sabía que de repente me hacía sentir que iba a vomitar. Y
entonces me di cuenta de inicio con una pequeña sorpresa de
que no había admitió y dicho todo a Loren. En mi charla de la
noche cuando rescaté a Heath de los chicos no-muertos y
sobre lo de Stevie Rae, dejé fuera cualquier mención de
Neferet. Yo no había pensado en ello. No lo había hecho a
propósito, pero había toda una pieza del rompecabezas de la
historia que yo no había creado para él.
NYX. Tuvo que ser la Diosa que trabajó a través de mi
subconsciente. Ella no quería que Loren supiera nada sobre
Neferet. ¿Ella le está tratando de proteger? Probablemente...
- Zoey, ¿qué tiene de malo?
- Oh, nada. Estoy pensando – me estremecí un poco - Yo no
sé cómo sucedió, pero quiero saberlo. Me gustaría que fuera
la figura – añadí de prisa.
- ¿Stevie Rae no sabe?
Campañas de advertencia sonaron en mi estómago de nuevo.
- Ella realmente no se comunica muy bien ahora. ¿Por qué?
¿Has oído hablar de que sucediera algo como esto antes?
- No, nada de eso - Corrió un calmante por mi espalda.
- Sólo pensaba que si sabías cómo sucedió, podría ayudarte a
solucionar el problema.
Le miré a los ojos, desee que los dolores que sentía en mi
estomago desaparecieran.
- Tú no puedes decirle a nadie sobre esto, Loren. A nadie, ni
siquiera a Neferet - Traté de sonar altiva y firme, pero mi voz
se conmovió y se rompió.
- ¡No es necesario que te preocupes, amor! Por supuesto que
no se lo diré a nadie – Loren se apretó cerca de mí y acarició
mi espalda - ¿Pero quién lo sabe, además de ti y de mí?
- Nadie - La mentira fue tan automática que me impactó.
- ¿Qué pasa con Afrodita? has dicho que estás utilizando el
garaje de su apartamento para ocultar a Stevie Rae, ¿no?
- Afrodita no lo sabe. Oí hablar a algunos chicos acerca de que
sus padres se habían ido para el resto de la temporada de
invierno. Ella decía que debería utilizar el garaje del
apartamento para una fiesta, pero, bueno, todo es bastante
molesto en Afrodita, por lo que nadie se apuntó a la misma.
Así es como supe que el apartamento estaba vacío, así que
oculte a Stevie Rae allí - Yo no había sido conscientemente del
significado de decirle a él acerca de Afrodita, pero parecía que
mi boca ya había tomado esa decisión por mí. Yo cruce
mentalmente mis dedos, esperando que él no pudiera decir si
estaba mintiendo o no.
- Bueno, eso es probablemente lo mejor. Zoey, dijiste que
Stevie Rae no era la misma, y no se pueden comunicar muy
bien. ¿Cómo hablas con ella?
- Bueno, ella puede hablar, pero ella es confusa y... y... -
fracasé tratando de averiguar la manera de explicarlo sin ir
más lejos - y, a veces, son más animales que humanos - le dije
- Acabo de verla esta noche antes del anterior ritual de
Neferet.
Podía sentir su guiño.
- De ahí es donde vienes.
- Sí - decidí no hablar de Heath. Sólo pensar en él me hizo
sentirme culpable. Nuestra imprenta se había ido, pero en vez
de estar a gusto sentía un extraño hueco.
- Pero ¿cómo sabes que está todavía en el apartamento de
Afrodita y en este momento?
Distraída, le dije
- ¿Huh? Oh, le di un teléfono móvil. Me pueden llamar o
mandar mensajes de texto. Acabo de comprobar con ella hace
un rato – Busque mi teléfono móvil, que había caído fuera del
bolsillo de mi vestido y se encontraba junto a él en el suelo al
lado de nuestra paleta. Entonces sacudí mi mente y me centré
más en mi problema inmediato.
- Yo podría tener que pedir tu ayuda.
- Pídeme cualquier cosa - dijo, suavemente retirando mi
cabello de nuevo fuera de mi cara.
- Voy a necesitar o bien traer a Stevie Rae aquí a la escuela, o
ir con los chicos allí con ella.
- ¿El grupo de amigos?
- Ya sabes, las gemelas, Damien y Afrodita, para que podamos
emitir un círculo. Tengo la sensación de que tendré la fuerza
añadida que aportan sus elementos para ayudar a Stevie Rae.
- Pero dijiste que no saben acerca de Stevie Rae - dijo.
- Ellos no lo saben. Tendré que decírselo, pero voy a esperar
hasta justo antes de intentar controlar la fijación de la
criatura Stevie Rae - Dios, qué cosa mas moronic de llamarlo.
Suspiré y sacudí la cabeza - Definitivamente estoy esperando
como decírselo - lamentablemente he dicho, es decir, la
criatura Stevie Rae enojada y mis amigos iban a estarlo por
haberles mantenido ocultas cosas importantes.
- ¿Así que tu y Afrodita sois realmente amigas?
Loren formulo la pregunta de forma casual, con una sonrisa y
remolcando un largo mechón de mi cabello, pero al igual que
con Heath, nuestra imprenta nos vinculaba a nosotros y pude
sentir la tensión oculta en su interior. Cuidé mucho más sobre
mi respuesta. Eso me preocupó, y no sólo porque mi intestino
daba calambres de nuevo, y me alertaba para mantener la
boca cerrada.
Así que traté sonar con un tono casual como el “sea lo que
sea”
- No, Afrodita es horrible. Es sólo que por alguna razón, no
entendemos totalmente ni Damien ni las gemelas tampoco el
porqué NYX le ha dado una afinidad por la tierra. El círculo
no funciona tan bien sin ella, por lo que está por defecto. No
estamos con ella ni nada de eso.
- Bien. Por lo que he escuchado Afrodita tiene algunos
problemas importantes. No debes confiar en ella.
- Yo no - Y como ya he dicho me di cuenta de que realmente
confiaba en Afrodita. Tal vez incluso más de lo que confiaba
en Loren, con quien había perdido mi virginidad y con quien
me había impreso. Genial. Vaya suerte la mía.
- Oye, relájate. Puedo decir hablar de esto te ha perturbado -
Loren acariciaba mi mejilla, y automáticamente me incliné en
su mano. Cada vez que apenas me tocaba se sentía
sorprendente - Estoy aquí ahora. Vamos con esto. Tómalo
paso a paso.
Quería recordarle que Stevie Rae realmente no tenía mucho
tiempo, pero sus labios estaban en los míos de nuevo y todo lo
que pude pensar era en lo bien que se sentía su roce contra mi
cuerpo... podía sentir su pulso y la aceleración de mi corazón
que... golpeaba al mismo tiempo que el suyo. Nuestros besos
se profundizaron sus manos se movieron por mi cuerpo. Me
sacudió contra él, pensando en el calor y la sangre y nada más
que Loren ... ... Loren Loren
Un extraño ruido rompió mi asfixia a través de la neblina de
calor en el que estaba sumida. Como en un sueño, cumplí mi
cabeza con Loren que me recorría con besos por mi desnuda
garganta, y una sacudida de horror conmociono a través de
mi cuerpo.
Erik estaba de pie en la puerta con una mirada de total
incredulidad sobre su recién Marcada cara.
- Erik, él... yo... - Yo me puse delante para agarrar mi vestido
tratando de cubrirme con el. De hecho, no necesitaba
preocuparme porque Erik me viese desnuda. Con un
movimiento rápido, Loren me puso detrás de él, hizo un
escudo con su cuerpo.
- Eres una interrupción – la bella voz de Loren fue oscura y
apenas reprimía la violencia. El poder en que se presionaba
contra mi piel desnuda, me hacia jadear con sorpresa.
- Sí, puedo ver eso - dijo Erik. Sin otra palabra se volvió y
salió.
- Oh dios mío! Oh dios mío! No puedo creer lo que acaba de
ocurrir! - Puse mi cara enrojecida entre mis manos.
Los brazos de Loren volvieron a mí alrededor y su voz era tan
suave como su contacto.
- Bebe, está bien. Él iba a tener que saberlo de todos modos.
- Pero no así – grité - Erik no debía averiguarlo así. Es más
terrible que con palabras - Levanté mi cara para mirarle - Y
ahora todos saben. Esto no puede estar bien, Loren! Eres un
maestro y yo soy una joven. ¿No hay normas contra eso? Por
no hablar de que nos hemos impreso - A continuación, otro
terrible pensamiento me golpeó y empecé a temblar. ¿Qué
debo hacer si me expulsan de las Hijas oscuras por estar con
Loren?
- Zoey, amor, escúchame – Loren puso sus manos sobre mis
hombros y me sacudió suavemente - Erik no va a decir nada a
nadie.
- Sí, él lo hará! Viste la mirada en su rostro. De ninguna
manera va a guardar un secreto para mí - De ninguna manera
va a hacer nada por mí, nunca más.
- Él va a mantener la boca cerrada, porque voy a decirle que la
mantenga cerrada.
La expresión de Loren había cambiado en segundos y de
repente se veía tan peligroso como había sonado cuando le
había dicho a Erik que había sido una interrupción. Sentí una
picazón de miedo, y comencé a preguntarme si podría haber
más de lo que Loren estaba mostrándome.
- No le hare daño - me susurró, haciendo caso omiso de las
lágrimas que bañaban mis mejillas.
- ¡Ah, cariño, no te preocupes. No lo voy a lastimar. Voy a
tener que hablar un poco con él - Él me tomó en sus brazos, y
aunque mi cuerpo, mi latido del corazón, la esencia misma
dentro de mí quería estar cerca de él, Me esforcé para
retirarme.
- Tengo que ir - le dije.
- Sí, bien. Debo irme, también.
Como él cogí mi ropa y nos vestimos, me dije que sólo tenía
prisa lejos de mí, porque necesitaba encontrar a Erik, pero
pensando en estar separada de Loren hizo que en mi
estómago sintiera un hoyo negro con cosas desagradables en
el moviéndose y a punto de estallar. El corte sobre mi pecho,
donde había probado mi sangre picaba. Y además de eso, era
el dolor en mi cuerpo en lugares privados que nunca, nunca
antes había sentido. Miré a la pared de espejos. Mis ojos
estaban hinchados y rojos. Mi rostro estaba manchado y mi
nariz era color rosa. Mi pelo era un lío. Estaba horrible como
el infierno, que no era de extrañar, porque me sentía como un
infierno.
Loren tomó mi mano y caminamos a través de la gran sala
vacía. En la puerta me besó una vez más antes de abrirla.
- Te ves cansada - dijo.
- Lo estoy – Miré el reloj de la gran sala, sorprendida de ver
que solo eran las dos y media de la mañana. Parecía que
habían pasado varias noches en el espacio de tiempo de sólo
un par de horas.
- Ve a la cama, amor – dijo - Vamos a estar juntos de nuevo
mañana.
- ¿Cómo? ¿Cuándo?
Él sonrió y acarició mi mejilla, siguiendo el recorrido de mi
tatuaje.
- No te preocupes. No será largo. Iré a por ti después de que
duermas un poco - Su contacto era caliente contra mi piel.
Con propia voluntad, mi cuerpo se inclinó hacia él mientras
sus dedos íntimamente trazaban su camino hacia abajo por la
curva de mi cuello mientras él recitó:
"Surgen de tus sueños
En el primer dulce sueño de la noche,
Cuando los vientos son la respiración baja,
Y las estrellas están brillando brillantes
Surgen de tus sueños,
Y un espíritu en mis pies
Me ha llevado, ¿quién sabe cómo? --
A tu ventana de la habitación, dulce! "
Su tacto me hizo temblar y sus palabras hicieron acelerar mi
corazón y mi cabeza se mareo.
- ¿Has escrito eso? - le susurré mientras besaba mi cuello.
- No, Shelley lo hizo. Difícil de creer que no fuera un Vampiro,
¿no?
- Ajá - le dije, realmente no le escucha.
Loren me apretó y me abrazó.
- Voy a ir a por ti mañana. Te lo prometo.
Caminamos juntos, pero separados dirigiéndonos en la
dirección de los dormitorios caminé lentamente hacia mi
propio cuarto. No había muchos polluelos o vampiros
alrededor, y me alegre. Yo no quería ver a nadie en ese
momento. Se trataba de una oscura y nublada noche y las
viejas lámparas de gas apenas tocaban la oscuridad de mí
alrededor. Sin embargo, no importaba. Quería ser cubierta
por la noche. De alguna manera aliviaba la crudeza que
causaban mis nervios por estar físicamente separada de
Loren.
Yo no ya no era virgen.
El hecho me golpeó con un gusto extraño. Las cosas habían
sucedido tan rápido que realmente no había tenido tiempo de
pensar en ello, pero yo lo había hecho. Hombre, yo tenía que
hablar con Stevie Rae, incluso en su versión no-muerta Stevie
Rae quiere oír hablar de esto. ¿No me veo diferente? No, eso
fue estúpido. Todo el mundo sabía que no se podía decir
simplemente mirando a alguien. Generalmente o no. Bueno,
yo no soy exactamente un adolescente normal (como si
realmente existiese tal cosa). Mejor tomar una buena mirada
en el espejo cuando llegué a mi habitación.
Acababa de subir a la acera mientras iba a la parte delantera
de mi dormitorio, y estaba preparada para lo que iba a decir a
mis amigos, que probablemente estaban colgando cosas o
viendo películas. No podía decirles acerca de Loren y yo, por
supuesto, pero por necesidad tenía que hacer una historia
sobre la separación con Erik. O quizá no lo tenía que hacer.
Loren iba a hablar con él, por lo que Erik probablemente no
diría nada a nadie. Yo podría decir que tuvimos que romper a
causa de su cambio, y dejarlo en eso. Nadie se sorprendería
de que yo estuviera demasiado molesta para hablar de ello. Sí,
eso es lo que yo haría.
De repente, una de las sombras se movió y sentí un buen olor
a cedro pasado y, a continuación, intervino frente a mí.
- ¿Por qué, Zoey? - Erik dijo.
HCapítuloVeinticuatro
Traducido por Eugenia

Mi cuerpo se sentía helado mientras miraba a Erik. Su Marca


seguía sorprendiéndome. Era e increíble y lo hacía ver incluso
más guapo.
“¿Por qué, Zoey?” Repitió cuando me paré justo ahí
observándole como una muda imbécil.
“¡Lo siento tanto Erik!” Me las arreglé para escupir. “No era
mi intención herirte. No quería que te enteraras de esa
forma.”
“Sí” Dijo fríamente. “Descubrir que mi novia, que se había
hecho la oh-soy-tan-inocente conmigo, es realmente una
puta. No habría causado tanto revuelo si lo hubieras escrito
en el diario del instituto. Sí, esa hubiera sido una mejor
forma.”
Me encogí por su tono odioso. “No soy una puta.”
“Te veías como si estuvieras haciendo una muy buena
imitación de una. ¡Y lo sabía!” gritó. “¡Sabía que había algo
entre ustedes! Pero fui tan estúpido para creer en ti cuando
me dijiste que no era verdad.” Su risa era completamente
agria “Dios, soy tan idiota.”
“Erik, nosotros no queríamos que esto sucediese, pero Loren
y yo estamos enamorados. Intentamos alejarnos el uno del
otro, pero simplemente no pudimos.”
“¡Has de estar bromeando! ¿De verdad crees que ese imbécil
te ama?”
“Sí, él me ama”
Erik sacudió su cabeza y rió agriamente de nuevo. “Si crees en
eso, eres más estúpida de lo que yo soy. Te está usando, Zoey.
Hay una sola cosa que un tipo como él quiere de una chica
como tú, y lo obtuvo. Cuando se haya hartado, te botará y
seguirá su camino.”
“Eso no es verdad.” Dije
Él continuó parloteando como si yo no hubiese hablado.
“Maldición, estoy tan agradecido de que estaré lejos de aquí
mañana, incluso pensé que me gustaría estar aquí para
decirte te-lo-dije cuando Blake te bote.”
“No sabes lo que dices, Erik.”
“Sabes, puede que tengas razón.” Dijo en una fría y dura voz
que lo hizo verse como un extraño. “Estoy seguro hasta el
infierno que no tenía idea de lo que hablaba cuando decía que
tú y yo salíamos, y todo el tiempo le decía a todo el mundo lo
maravillosa que eras y lo feliz que me hacía que estuvieses
conmigo. Incluso pensé que me estaba enamorando de ti.”
Mi estómago dio un vuelco. Sentí como si sus palabras
apuñalasen mi corazón. “Pensé que también me estaba
enamorando de ti.” Dije suavemente bizqueando para evitar
que las lágrimas cayesen.
“¡Mierda!” Gritó. Sonó malvado e incluso pensé haber visto
lágrimas llenar sus ojos. “Deja de jugar conmigo. ¿Y tú crees
que Afrodita es una perra odiosa? ¡La haces ver como un puto
ángel!”
Empezó a alejarse de mí. “Erik, espera. No quiero que lo
nuestro termine así” Dije, sintiendo las lágrimas derramarse
sobre mis mejillas.
“¡Para de llorar! Esto es lo que tú querías. Esto es lo que tú y
Blake planearon.”
“¡No! ¡Yo no planeé esto!”
Erik sacudió su cabeza y miró hacia el frente, pestañeando
fuerte. “Déjame sólo. Se terminó. No quiero verte de nuevo.”
Entonces prácticamente huyó de mí.
Mi pecho se sentía duro y caliente y no podía parar de llorar.
Mis pies empezaron a moverse, llevándome al único lugar al
que podría ir— la única persona que quería ver. De alguna
forma en el camino hacia el desván del poeta me compuse.
Ok, no compuesta del todo, pero al menos lucía lo
suficientemente normal como para evitar que cualquiera que
caminase a lo lado (como dos vampiros guerreros y algunos
polluelos) se detuvieran y me preguntasen qué me sucedía.
Me las arreglé para dejar de llorar. Pasé mis dedos por mi
cabello y lo acomodé sobre mis hombros así cubría
parcialmente mi rostro enrojecido.
No dudé cuando llegué al edificio que sostenía los cuartos del
campus. Sólo tomé un gran y profundo respiro y oré
silenciosamente para que nadie me viese.
Tan pronto como entré caí en la cuenta que no debía
preocuparme mucho porque me viesen. No estaba
acomodado como un dormitorio. No había una gran sala
mientras caminabas donde los vampiros jugaban o veían TV
como los polluelos. Sólo era un gran pasillo de piedra que
tenía puertas cerradas flanqueándolo. Las escaleras estaban a
mi derecha y corrí hacia ellas. Sabía que Loren quizá no
estuviese en su cuarto aún. Tal vez estaría buscando a Erik.
Pero eso estaba bien. Me enroscaría en su cama y lo esperaría.
Al menos de esa forma podría estar cerca de él de nuevo. Mi
cuerpo se sentía rígido y extraño mientras me alejaba del
descanso de las escaleras del piso superior y caminaba hacia
la gran puerta de madera no muy lejos de mí.
Mientras me acercaba pude ver que la puerta estaba rajada y
oí la voz de Loren gotear desde dentro. Se reía. El sonido rozó
mi piel, lavando el dolor y la tristeza que la escena con Erik
había causado. Tenía razón en ir a verlo. Ya casi podía sentir
sus brazos a mí alrededor. Loren me abrazaría y me llamaría
“amor” y “nena” y me diría que todo estaría bien. Su toque
borraría el dolor y las horribles cosas que Erik había dicho y
me haría dejar de sentirme tan rota. Puse mi palma contra la
puerta así podría abrirla a todo lo que daba y correr hacia él.
Entonces ella rió, baja, musical y seductiva, y mi mundo se
detuvo.
Era Neferet. Estaba ahí con Loren. No podía confundir esa
voz— esa bella y seductiva risa. La voz de Neferet era tan
distintiva como la de Loren. Cuando la risa se detuvo, sus
palabras llegaron hasta mí, deslizándose a través de la
abertura entre la puerta y el marco como una niebla
ponzoñosa.
“Lo has hecho bien, mi adorado. Ahora sé lo que ella sabe, y
todo se ha unido a la perfección. Será sencillo aislarla. Espero
que la parte que te ha tocado no haya sido muy desagradable
para ti.” La voz de Neferet se burlaba, pero había un dejo de
dureza en ella.
“Ella es fácil de manejar. Un regalo brillante aquí, un lindo
cumplido allá y pierdes un amor verdadero y una fuente de
cereza por la diosa de la decepción y las hormonas.” Loren rió
de nuevo. “Las chicas jóvenes son ridículas— tan fáciles de
predecir.”
Sentí que sus palabras perforaban mi piel en mil lugares
diferentes, pero me obligué a moverme silenciosamente hacia
delante así podría espiar a través de la abertura de la puerta.
Tuve un vistazo de un gran cuarto lleno de muebles de cuero e
iluminado por un motón de cirios. Mis ojos se estiraron
inmediatamente hasta el centro del desván— la gran cama de
metal en el centro de la habitación. Loren estaba recostado en
ella, apoyado en un millón de gordas almohadas. Estaba
completamente desnudo.
Neferet usaba un largo vestido rojo que abrazaba
perfectamente su cuerpo perfecto con un gran escote que
mostraba la copa de su busto. Ella se movía de adelante hacia
atrás mientras hablaba, dejando que sus largos, bien
manicurados dedos viajaran sobre el pasamanos de acero de
la cama de Loren.
“Mantenla ocupada, me aseguraré que su tropa de amigos la
deje. Es poderosa, pero nunca podrá llegar al límite de sus
poderes si no tiene a sus amigos que la ayuden a mantener la
cabeza en alto mientras ella te persigue.” Neferet pausó y
golpeó suavemente su delgado dedo contra su barbilla.
“Sabes, también me sorprendí con la Imprenta, pensé.” Vi al
cuerpo de Loren agitarse. Neferet sonrió. “¿No pensaste que
sería capaz de olerlo dentro de ti? Apestas a su sangre y ella
apesta a la tuya.”
“No sé cómo sucedió.” Dijo Loren rápidamente, la obvia
irritación de su voz lanzó dagas a mi corazón y pude sentir
como caía hecho añicos. “Creo que subestimé mis habilidades
actorales. Solo estoy aliviado de que no haya nada real entre
nosotros— me salva del desorden emocional que conlleva una
Imprenta real.” Él se rió. “Como la que ella tenía con ese chico
humano. Debe haber experimentado un desagradable dolor
cuando ésta se rompió. Extraño que ella sea capaz de
Imprimarse tan fuerte con él cuando ni siquiera ha
Cambiado.”
“¡Más pruebas de su poder!” Escupió Neferet. “Incluso
pensando que fue ridículamente sencillo que se dejara
arrastrar por un Elegido. Y no planeo quejarme de que ella se
haya Imprimado contigo. Tú y yo sabemos que sólo hizo que
el sexo fuera más placentero para ti.”
“Bueno, puedo decirte que fue un poco inconveniente que
enviaras a su galán Erik a buscar a su novia tan pronto. ¿No
podrías haberme dado un par más de minutos para
terminarlo?”
“Puedo darte todo el tiempo que quieras. De hecho, puedo
dejarte ir justo ahora y podrías ir a encontrar a tu pequeña
perrita faldera adolescente y terminarlo.”
Loren se sentó. Inclinándose para tomar la muñeca de
Neferet. “Vamos, nena. Sabes que realmente no la quiero. No
te enojes conmigo, amor.”
Neferet fácilmente se alejó de él, pero su gesto era más burlón
que enojado. “No estoy enojada. Estoy complacida. Tu
Imprenta con Zoey ha roto el vínculo que ella tenía con el
chico humano y la ha dejado aún más sola. Y no es como si tu
Imprenta con la enana fuera permanente. Se disolverá
cuando Cambie, o muera.” Terminó con una pequeña risa
malvada. “¿Pero preferirías que no se disolviera? Podría ser
que prefieras juventud y e ingenuidad a mí.”
“¡Nunca, amor! Nunca querré a nadie como te quiero a ti.”
Dijo Loren. “Déjame mostrarte, nena. Déjame mostrarte.” Se
movió rápidamente al final de la cama y la tomó en sus
brazos. Vi sus manos vagar por su cuerpo, muy parecido a
como me había tocado no hacía mucho.
Presioné mi mano contra mi boca así no pude sollozar fuerte.
Neferet se giró en los brazos de Loren, y arqueó su espalda
contra él y sus manos siguieron moviéndose por todo su
cuerpo. Ella veía la puerta. Sus ojos estaban cerrados y sus
labios separados. Ella gimió de placer y sus ojos se abrieron
lentamente, casi somnolientos. Y entonces Neferet estaba
viendo directamente hacia mí.
Di la vuelta, bajé corriendo las escaleras, y huí del edificio.
Quería seguir huyendo. A cualquier lugar que fuese muy, muy
lejano, pero mi cuerpo me traicionó. Sólo era capaz de
tambalearme unos pasos desde la puerta. Me las arreglé para
meterme en las sombras de los bien cortados setos antes de
que me doblara por el cansancio y devolviera el estómago.
Cuando se fueron las náuseas y me había secado empecé a
caminar. Mi mente no estaba funcionando bien. Estaba
desorientada, con pensamientos confusos. Estaba sintiendo
más que pensando, y todo lo que podía sentir era dolor.
El dolor me decía que Erik había tenido razón, excepto que él
había subestimado a Loren. Él había pensado que Loren sólo
me estaba usando por sexo. La verdad era que Loren nunca
me había querido. Simplemente me había usado porque la
mujer que él quería lo obligó a hacerlo. Ni siquiera era un
objeto sexual para él. Yo era un inconveniente. Él me había
tocado y me había dicho todas esas cosas... todas esas bellas
cosas porque había estado interpretando un papel dado por
Neferet. Para él yo era menos que nada.
Sofocando un sollozo, alcancé mi oreja y arranqué los aretes
de diamante de mis lóbulos, y con un chillido los lancé lejos
de mí.
“Demonios, Zoey. Si estabas cansada de esos diamantes,
podía haber dicho algo. Tengo botadas algunas perlas que
irían geniales con el tonto hombre de nieve que te dio Erik
por tu cumpleaños, te las hubiese cambiado por las piedras.”
Me giré lentamente, como si mi cuerpo fuera a caerse en
pedazos si me movía muy rápido. Afrodita venía saliendo del
pasillo que llevaba al comedor. Llevaba una fruta extraña en
una mano y una Corona en la otra.
“¿Qué? Me gustan los mangos.” Dijo ella. “En el dormitorio
nunca hay, pero el refrigerador de los vampiros siempre tiene.
Como si fueran a extrañar un mango aquí y allá.” Cuando no
dije nada, ella continuó. “De acuerdo, de acuerdo, sé que la
cerveza es algo común y algo vulgar, pero me gusta, también.
Hey, hazme un favor y nunca le digas a mi madre. Eso la
sacaría de quicio.” Entonces vi sus ojos ensancharse mientras
me echaba un vistazo. “¡Mierda, Zoey! Te ves terrible. ¿Qué te
sucede?”
“Nada. Déjame sola.” Dije, casi sin reconocer mi propia voz.
“De acuerdo, lo que sea. Ve por tus asuntos y yo veré por los
míos.” Dijo, y simplemente se alejó de mí.
Estaba sola. Justo como Neferet había dicho, todos me
dejaban. Y me lo merecía. Le había causado un terrible dolor
a Heath. Había herido a Erik. Había perdido mi virginidad
con mentiras. ¿Cómo había dicho Loren? Había sacrificado
un amor verdadero y una fuente de cereza* (entiéndase
sangre) por la diosa de la decepción y las hormonas. No había
duda que era un Poeta Laureado. Definitivamente tenía un
don para las palabras.
Y de repente tuve que correr. No tenía idea de a dónde iba.
Sólo sabía que tenía que moverme y moverme rápido o mi
mente podría estallar. No me detuve sino hasta que no pude
respirar, y entonces llegué a la corteza de un viejo roble y
jadeé.
“¿Zoey? ¿Es usted?”
Alcé la vista, pestañeando entre la confusión de mi misterio
para ver a Darius, el joven, guapo, guerrero montaña. De
hecho él estaba parado en lo más alto de la gran pared que
rodeaba la escuela, y me estudiaba curiosamente.
“¿Todo está bien con usted?” preguntó en la extraña y casi
arcaica forma de hablar que todos los guerreros parecían
tener.
“Sí” Dije entre respiros. “Sólo quería dar un paseo.”
“Usted no estaba corriendo.” Dijo lógicamente.
“Lo dije figurativamente” Me encontré con sus ojos y decidí
que estaba enferma y cansada de mentir. “Sentí que mi cabeza
iba a estallar, entonces corrí tan fuerte y tanto como pude.
Aquí es donde terminé.”
Darius asintió lentamente. “Éste es un lugar poderoso. No me
asombra que haya sido atraída hasta aquí.”
“¿Aquí?” Parpadeé y vi alrededor. Y entonces —ohdiosmío—
caí en la cuenta de donde me encontraba “Ésta es la pared
este cerca de la trampa.”
“Sí, Sacerdotisa, lo es. Incluso los bárbaros humanos
sintieron que había poder suficiente por eso dejaron aquí el
cuerpo de la Profesora Nolan.” Señaló sobre su hombro justo
afuera de la pared donde Afrodita y yo habíamos encontrado
a la Profesora Nolan. Era también donde había hallado a Nala
(o tal vez, donde ella me había encontrado a mí), donde había
llamado mi primer círculo, había tenido mi primer vistazo de
lo que sería los niños no muertos y donde había llamado a los
elementos y a Nyx para romper el bloqueo de recuerdos que
Neferet había colocado en mi mente.
Realmente era un lugar poderoso. No podía creer que no me
hubiera dado cuenta antes. Por supuesto había estado
horriblemente ocupada con Heath, Erik y especialmente
Loren. Neferet había tenido razón, pensé con disgusto, era
ridículamente fácil de manejar.
“Darius, ¿crees que podrías dejarme aquí a solas por un rato?
Me—me gustaría orar, y espero que Nyx me dé una respuesta
por si no escucho lo suficiente.”
“Y sería más sencillo para usted si la dejo sola” dijo
Asentí, insegura de si podría hacer que mi voz funcionara.
“Permitiré su privacidad, Sacerdotisa. Pero no le aleje de
aquí. Recuerde que Neferet ha hechizado el perímetro, así que
si usa la trampa y cruza la línea de su hechizo, en momentos
estará rodeada de los Hijos de Erebo.” Su sonrisa era
sombría, pero amable. “Y no la ayudaría a concentrarse en sus
plegarias, mi señora.”
“Lo recordaré.” Traté de no encogerme cuando me llamó
“Sacerdotisa” y “mi señora”. De ninguna forma me había
merecido esos títulos.
Con un fluido y lento moviendo, saltó de lo más alto de la
pared de 20 pies *(6 metros) irguiéndose pulcramente sobre
sus pies. Entonces me saludó con su puño sobre su corazón,
asintió ligeramente, y desapareció silenciosamente en la
noche.
Fue entonces cuando mis piernas decidieron que no me
soportarían más. Me senté pesadamente en el césped en la
base del familiar viejo roble, jalé mis rodillas hasta mi pecho,
cubrí mis piernas con mis brazos y empecé a llorar,
silenciosamente y sin parar.
Estaba increíblemente arrepentida. ¿Cómo había podido ser
tan estúpida? ¿Cómo había podido caer en las mentiras de
Loren? Realmente había creído en él. Y ahora no solamente le
había entregado mi virginidad como una idiota, también me
había Imprimado con él, lo que me hacía una doble idiota.
Quería a mi abuela. Con un pequeño sollozo chocante, metí la
mano en el bolsillo de mi vestido por mi móvil. Le iba a
contar todo a mi abuela. Sería feo y humillante, pero sabía
que ella no me dejaría ni me juzgaría. La abuela no podría
dejar de amarme.
Pero mi estúpido teléfono no estaba ahí. Entonces recordé
que se había caído de mi bolsillo cuando me había desnudado
con Loren. Debí haberme olvidado de cogerlo. ¿No me lo
había figurado? Cerré mis ojos y dejé que mi cabeza cayera
hacia atrás contra la dura corteza del árbol.
“¡Mee-uf-ow!”
La tibia y húmeda nariz de Nala empujó mi mejilla. Sin abrir
los ojos abrí los brazos, así ella podría acurrucarse en mi
regazo. Puso sus pequeñas patas en mi hombro y presionó su
cara contra la curva de mi cuello, ronroneando furiosamente,
como si el sonido pudiera forzarme a sentirme mejor.
“Oh, Nala, He echado todo a perder” Abracé a mi gata y dejé
que los sollozos sacudiesen mi cuerpo.
HCapítulo Veinticico
Traducido por Dawn

Cuando oí el sonido de pasos acercándose pensé que bebía ser


Darius que volvía a comprobarme. Traté de mantenenerme
bajo control, limpiar mi cara con mi camisa y tratar de dejar
de llorar.
- Bueno, mierda, Afrodita, está bien. Ella tiene un aspecto
como la mierda - dijo Shaunee.
Miré para ver a las Gemelas descender hacia mí con Afrodita
y Damien detrás de ellas.
- Z, que tienes moco en la cara – me dijo Erin, entonces
sacudió la cabeza y le dijo a Shaunee - Lamentablemente, yo
también he de decir que Afrodita tenía razón.
- Te lo dije - dijo Afrodita a las contrapartes.
- Yo no creo que sea especialmente adecuado dar elogios a
Afrodita para darla la razón de que algo está seriamente mal
con Zoey.
- Damián, yo realmente lo desearía - comenzó Erin.
- Tu acabaste con el maldito Centro de Aprendizaje Sylvan
con tu vocabulario de mierda - Shaunee termino por ella.
- ¿Si las dos cesáis de desistir, tal vez obtendréis un
diccionario? - Damien dijo.
Sé que es extraño, pero sus disputas sonaban maravillosas.
- Vosotros hacéis un patético equipo de rescate - dijo Afrodita
– Aquí - Ella me dio un pañuelo (esperemos) limpio - I'm
more nurturing than the three of you, y eso es una maldita
vergüenza.
Damien jadeo y se trasladó junto a las gemelas de forma que
pudiera agacharse a mi lado. Me soné la nariz y limpié mi
cara antes de mirarle.
- Algo malo ha pasado, ¿no? - dijo.
Yo asentí.
- Bueno, mierda. ¿Se ha muerto alguien? - Erin dijo.
- No - Mi voz se rompió y aclare mi garganta para volver a
intentarlo. Esta vez no sonó atrancada, sino más bien como
yo - No, nadie está muerto. No es nada como eso.
- Adelante, cuéntanos - dijo Damián, palmeando ligeramente
mi hombro.
- Sí, ya sabes que no hay mucho que no podamos manejar
juntos - dijo Shaunee.
- Ídem, Twin - dijo Erin.
- Puedo vomitar por esto - dijo Afrodita.
- ¡Cállate! – dijeron las gemelas.
Miré a cada uno de mis amigos. Por mucho que no quisiera,
tenía que decirles acerca de Loren. También tenía que
contarles lo de Stevie Rae. Y tenía que hacerlo antes de que lo
que Neferet dijo se hiciera realidad y que mis mentiras y mis
secretos les molestaran tanto que les perdiera.
- Es complicado, desordenado, y no muy bonito - les dije.
- Ah, quieres decir como Afrodita - dijo Erin.
- No hay problema. Estamos acostumbrados a eso - dijo
Shaunee.
- Morir gemelas fikis - dijo Afrodita.
- Si se callan las tres, Zoey podría explicar qué es lo que la ha
pasado - dijo Damien con exagerada paciencia.
- Lo siento – murmuraron las Gemelas.
Afrodita simplemente entorno sus ojos. Tomé una respiración
profunda y abrí la boca para contar toda la horrible historia
cuando la alegre vos de Jack me interrumpió.
- ¡Bien! ¡Lo encontré!
Jack trotaba hacia arriba. Su linda sonrisa desapareció un
poco cuando nos miró, lo que realmente significaba que nos
veíamos tan mal como me sentía. Entonces él se apresuró a
sentarse al lado de Damien, dejando a Erik de pie mirando
hacia abajo. Hacia mí.
- Adelante, cariño - dijo Damián, dando de nuevo palmadas
en mi hombro - Estamos todos aquí. Díganos lo que está mal.
No podía hablar. Todo lo que podía hacer era mirar a Erik. Su
rostro era muy bonito y tenía una ilegible máscara. O al
menos era ilegible hasta que empezó a hablar, su expresión
cambio del estar en blanco al asco. Su profunda y expresiva
voz fue una burla.
- ¿Que quieres decir cariño, debería decirlo yo?
Quería decir algo. Quería gritarle para que se detuviera y
pedirle que por favor me perdonara que había estado en lo
correcto y que fue tan mal que me estaba poniendo enferma.
Pero lo único que salió de mi boca fue un susurro, tan suave
que no creo que ni Damien me hubiera oído hablar. Pronto
me di cuenta de que no tendría importancia si le gritaba. Erik
había llegado allí para volver contra mí, y nada iba a
detenerlo.
- Muy bien. Voy a decírselo - Erik miró a cada uno de mis
amigos - Nuestra Z a estado follando con Loren Blake.
- ¡Qué! – dijeron las gemelas juntas.
- Imposible - dijo Damián.
- Nu-uh - farfulló Jack.
Afrodita no dijo nada.
- Es cierto. Lo vi. Hoy. En la sala de rec. ¿Sabéis, cuando
todos pensasteis que ella estaba tan molesta, porque me ha
cambiado? Sí, Zoey, vi cómo estaba de molesta. Así que chupo
la sangre de Blake y le gustó montar a caballo.
- ¿Loren Blake? - Shaunee pregunto, sonaba totalmente
aturdida.
- ¿El Sr. delicioso? El tipo del que hemos estado hablando de
comernos como si fuera una barra de chocolate Dove todo el
semestre? - Reflejo de su doble tono, vi a una Erin
conmocionada y horrorizada – tú debes haber pensado que
éramos completamente patéticos.
- Sí, ¿por qué no dices algo? – dijo Shaunee.
- Porque si Zoey les decía sobre el amor que tenían entre
ellos, es posible que no hubiera podido utilizar su escusa de
fingir que estábamos juntos para poder escabullirse de todos
y estar con Blake. Y de todos modos, a ella probablemente le
gustaba reírse de vosotras dos - dijo Erik cruelmente.
- Yo no estaba usándote - le dije a Erik, me sorprendí con la
fuerza que de repente llenó mi voz - Y nunca me reí de
vosotras, lo prometo - le dije a las gemelas.
- Sí, y tu palabra es algo en lo que se puede confiar - dijo Erik
- Ella es una puta mentirosa. Os usaba a todos igual que me
usaba a mí.
- Muy bien, es el momento de que te calles - dijo Afrodita.
Erik rió,
- ¡Oh, eso es perfecto. Una puta defiende a otra.
Afrodita entornos sus ojos y ella levantó su mano derecha.
Las ramas de la encina más cercana a la cabeza de Erik se
movieron hacia él y oí el sonido de alerta de grietas de la
madera – Tu no me quieres joder mas – dijo - Tu reclamabas
la atención de Zoey, pero te has encendido como si fueras un
perro rabioso porque le ha hecho daño a tu pequeño ego. Y
puedo verificar para las masas que es poco. Hiciste lo viniste
hacer aquí y ahora es el momento de que te vayas
Erik giro sus ojos azules de nuevo a mí, y por un segundo
pensé que vi al viejo Erik en ellos, el gran hombre que había
sido conmigo, pero luego el dolor en su expresión ahogó su
dulzura.
-. Encontraros conmigo. Estaré por aquí - dijo antes de
caminar fuera.
Miré Afrodita. -Gracias - le dije.
- No hay problema. Yo sé lo que significa que las personas de
boca grande estén en contra de ti para siempre.
- ¿Tu realmente has estado con el profesor Blake? - Damien
preguntó.
Yo asentí.
- Santo - dijo Shaunee.
- Mierda - dijo Erin.
- Es muy, muy guapo - dijo Jack.
Tomé otro hondo suspiro
- Loren Blake es el mayor maldito idiota que he conocido.
- Wow. ¿Te han examinado? - dijo Afrodita.
- ¿Así que tu acabas de ser utilizada por sexo? - Damien dijo.
Y dio otra vez palmadas en mi hombro.
- No exactamente - Me detuve y me limpie con una mano mi
cara como si pudiera hacer por arte de magia algo y decir lo
correcto. Había llegado el momento de hablarles sobre Stevie
Rae. Hubiera querido tener la oportunidad de haber
practicado lo que les iba a decir. Miré y localice a Afrodita que
estaba conmigo, y me sentí ridículamente alegre de que
estuviera allí. Al menos ella podría volver y quizás me
ayudaría para que las gemelas y Damien entendieran.
A continuación, un extraño sonido llegó desde algún lugar en
la pared detrás de mí. No estaba seguro de si realmente había
oído algo hasta que Damien miró sobre mi hombro y dijo:
- ¿Qué fue eso?
- Es la trampa - dijo Afrodita - Se trata de la apertura.
Una terrible premonición recorrió mi espina dorsal. Yo estaba
de pie, haciendo que Nala se quejara en voz alta y las gemelas
arrugaran la frente arrugada de forma confusa, cuando la voz
de Stevie Rae llegó desde el otro lado de la apertura de la
puerta.
- ¿Zoey? ¡Soy yo!.
Corrí hacia la trampilla, gritando:
- ¡No, Stevie Rae! Quédate hay.
Y, fruncir el ceño, Stevie Rae estaba caminado a través de la
trampilla del muro que rodeaba la escuela.
- ¿Zoey? Yo… - empezó a decir, entonces se dio cuenta de todo
el mundo que estaba de pie detrás de mí, y se congeló.
Sobre el terreno a mi lado Nala bufaba, y con maldad arqueo
la espalda comenzando a lanzarse hacia Stevie Rae, silbando y
escupiendo como un psico-gato. Afortunadamente, mis
reflejos de incipiente me permitieron agarrarla antes de que
ella se acercara.
-. ¡Nala, no! Es sólo Stevie Rae – le dije, luchando con el
enloquecido gato y tratando de evitar que me arañara un
poco. Stevie Rae había se había agazapado hacia atrás y
estaba a la defensiva a la sombra de la pared. Todo lo que
pude ver claramente fue brillo color rojo de sus ojos.
- ¿Stevie Rae? - Damien sonaba estrangulado.
Con un comando de "¡Se buena, Nala!" Arroje mi gato lejos,
así podría centrarme en mis amigos, pero antes de hacerles
frente a ellos caminé hacia Stevie Rae. Ella no huía de mí,
pero definitivamente parecía que podía saltar en cualquier
segundo. Parecía basura, también. Su cara estaba demasiada
delgada y pálida. No había peinado su cabello rubio y rizado y
parecía mate y sin brillo. En realidad, la única cosa brillante y
saludable sobre ella eran sus ojos rojos, y yo ya sabía que no
era una buena señal.
- ¿Cómo estás? - Le pregunté en una tranquila, tranquila voz.
- No estoy bien - dijo. Precipito sus ojos sobre mi hombro, y
puso una mueca - Es difícil ver de nuevo, todo cuando siento
que estoy perdiendo.
- Tu no lo vas a perder - le dije con firmeza - Prepárate. Ellos
no saben sobre ti.
- ¿Tu no se lo dijiste? - Stevie Rae me parecía justo
cacheteado ella.
- Historia larga - le dije rápidamente - Oye, ¿por qué estás
aquí?
Arrugo su frente.
- Porque me mandaste un mensaje y me dijiste que viniera
aquí.
Cerré los ojos frente a una nueva oleada de dolor. Loren.
Había cogido mi teléfono. Había mandado un sms a Stevie
Rae. O más exactamente, Neferet probablemente había
escrito el mensaje. Ella no sabía que estaba aquí, pero ella
había sabido, gracias a Loren, que no les había dicho a mis
amigos sobre Stevie Rae. Sabía también que Loren no tenía la
intención de asegurarse de que Erik no le dijera a nadie sobre
nosotros. Ella sabía que loco seria decirle al mundo (o al
menos mis amigos) acerca de Loren y yo, en secreto y que se
fuera. Stevie Rae seria descubierta en el campus sería otro
secreto que saltaría sobre mí como una mina. Casi pude
escuchar el pensamiento de mis amigos pensamiento: ¿Cómo
podemos confiar de nuevo Zoey? Y tirando de ellos se
sentirían más lejos y más lejos de mí.
Dos puntos Neferet. Cero puntos Zoey.
Tomé firmemente la mano de Stevie Rae y aunque tuve que
tirar duro, empecé a caminar de vuelta a donde estaba
Damián, las Gemelos, Jack, y Afrodita, cuatro de los cinco se
encontraban mirando a Stevie Rae con la boca abierta.
También podría obtener algo más con esto antes de que
fuéramos invadidos por los guerreros vampiros y toda la
maldita escuela se enteré de todo y mi vida se venga abajo a
mí alrededor.
- Stevie Rae no está muerto - les dije.
- Sí, lo estoy - dijo Stevie Rae.
Suspiré.
- Stevie Rae. Ya sabes cuál es mi argumento. Tú puedes
caminar y hablar. Y estás sólida de carne y hueso. – cogí
nuestras manos uniéndolas en representación - Así que Tú no
estás muerta.
En algún lugar de la mitad de mi argumento con Stevie Rae
registre el sonido de sollozos. Eran las Gemelas. Ellas seguían
mirando a Stevie Rae, estaban apretadas la una con la otra y
lloraban como bebés. Empecé a decirles algo a ellas, pero
Damien me interrumpió.
- ¿Cómo? - Su rostro era duro de color blanco, de color
completamente agotado. Tomó un vacilante paso hacia
delante - ¿Cómo puede ser esto?
- Yo muerta - la voz de Stevie Rae era pálida y sin vida como
la cara de Damián - Entonces me desperté como esto, que, en
caso de que tu no lo puedas decir, no es como solía ser.
- Hueles gracioso - dijo Jack.
Stevie Rae volvió sus brillantes ojos hacia él.
- ¿Y el olor como la cena?
- ¡Basta! – Tiré de la mano de Stevie Rae - Ellos son tus
amigos. No debes asustarlos.
Ella quitó la mano de mi agarre.
- Eso es lo que he estado tratando de decirte todo este tiempo,
Zoey. No son mis amigos. Tú no eres mi amiga. No ahora. No
después de lo que me pasó. Sé que piensas que puedes
solucionar este problema, pero la única razón por la que vine
aquí esta noche es para decirte que esto tiene que terminar
ahora. Por lo tanto, de una vez por todas, sea arreglarme, o
me dejáis sola y quiero terminar convirtiéndome en la cosa
mala es que esto se supone que es.
- No tenemos tiempo para esto. Neferet puso un hechizo en el
perímetro de la escuela para dejarle saber cuándo cualquier
humano, vampiresa, o incipiente o entra o se va de aquí.
Cruzaste el perímetro, por lo que seguramente los Hijos de
Erebus van a aparecer. Creo que deberías irte. Iré a por ti tan
pronto como pueda, y podemos terminar esto luego.
- Oye, Zoey, odio llevarte la contraria, se que estás teniendo
un día realmente de mierda, pero no creo que los guerreros
vaya a venir porque Neferet no sabe que Steve Rae esta aquí -
dijo Afrodita.
- ¿Huh? – Le dije.
- Afrodita esta en lo correcto - dijo Damien lentamente, como
si su cerebro se descongelara y luego empezara a trabajar de
nuevo - Neferet hechizo el perímetro para que le dijera si es
violado por un humano, joven, o Vampyre. Stevie Rae no es
ninguna de esas cosas, por lo que el hechizo no funcionaría en
ella.
- ¿Por qué esta ella aquí? - Stevie Rae dijo, con evidente mal
humor y con sus ojos rojos puestos en Afrodita.
Afrodita rodó sus ojos, pero me di cuenta de que dio varios
pasos atrás de modo que hubiera más espacio entre ella y
Stevie Rae.
Y luego de repente las Gemelas estuvieron de pie frente a
Stevie Rae. Erin y Shaunee seguían llorando, en silencio, pero
ahora, al igual que ellos ni siquiera fueron conscientes de ello.
- Estás viva - dijo Shaunee.
- Tenemos mucho que perder - dijo Erin.
Tiraron sus brazos alrededor de Stevie Rae, que estaba
completamente inmóvil, como una estatua de sí misma. En
algún momento en el centro Damien se unió al abrazo. Stevie
Rae no reaccionaba. Ella no puso sus brazos alrededor de
ellos. Ella cerró los ojos y siguió como antes. Yo vi una
lágrima teñida de sangre derramarse por su ojo y caer por su
mejilla.
HCapítulo Veintiseis
Traducido por Eugenia

“Deben dejarme ir, ahora” La voz de Stevie Rae era ruda y


extraña y no sonaba para nada como ella. Por eso tenía el
efecto deseado. Damien y las Gemelas dejaron de abrazarle en
seguida.
“Sí que hueles extraño” Dijo Shaunee, intentando sonreír tras
las lágrimas.
“Sí, pero no es por sonar malas.” Dijo Erin.
“Pero no nos importa” Añadió Damien.
“Hey, miembros de la tropa de nerds que siguen vivos” Los
llamó Afrodita que se había refugiado detrás del gran roble.
“Les sugiero que se alejen de la niña no muerta. Muerde.”
“¡Tú muerdes!” Escupió Shaunee.
“¡Perra!” Dijo Erin.
“Está diciendo la verdad” Dijo Stevie Rae, Luego dirigió la
mirada hacia Damien y las Gemelas y después a mí.
“Explícales”
“Stevie Rae tiene un asunto con la sangre. Necesita beberla. O
se pone medio maniática.”
Afrodita bufó detrás del roble.
“Diles la verdad” Dijo Stevie Rae
Suspiré en resignación y les conté la versión corta.
“Ella sólo es una del montón de polluelos que murieron y
regresaron de esta forma. Ellos mataron a los futbolistas del
Union el mes pasado. Alejando a Heath de ellos fue como
descubrí a Stevie Rae. Sólo ella es diferente de todos los
demás. Sigue aferrada a su humanidad.”
“Pero se le está terminando” Dijo Afrodita
Le fruncí el ceño. “Sí, podría decirse eso. Entonces lo que
debemos hacer es curar a Stevie Rae así ella podrá ser como
solía serlo.”
Las Gemelas y Damien se quedaron callados por lo que
pareció una eternidad. Y entonces Damien dijo “¿Han sabido
de esto por un mes y no nos habían dicho a ninguno de
nosotros?”
“Nos dejaron pensar que Stevie Rae estaba muerta.” Dijo
Shaunee
“También actuaron como si estuviese muerta.” Dijo Erin
“¡Imbéciles! Ella no podía decirles. No tienen idea del tipo de
fuerzas que trabajan aquí.” Dijo Afrodita
“Suenas como una mala película de Sci-Fi Channel* (Un canal
de Ciencia Ficción)” Dijo Shaunee.
“Han sabido de esto por un mes y no nos habían dicho a
ninguno de nosotros.” Esta vez la frase de Damien no sonó
como una pregunta.
“Afrodita está en lo correcto.” Dije “No podía decirles de ella.
Habían circunstancias extenuantes.” Y allí seguían. Era mejor
para ellos no saber que Neferet estaba detrás de todo, incluso
si los hacía odiarme.
“No me interesa lo que dijo Afrodita. Somos tus amigos. Tus
mejores amigos. Debiste habernos dicho.” Dijo Damien
“¿Circunstancias extenuantes?” Dijo Erin “Parece que
Afrodita es ahora una de esas circunstancias”
“¿Habían circunstancias extenuantes cuando te guardaste el
secreto de Loren?” Dijo Shaunee. Su voz era reservada. Sus
ojos oscuros me vieron con recelo.
No sabía qué decir. Podía sentirlos alejarse de mí, y la peor
parte de todo era que sabía que merecía que me diesen la
espalda.
“¿Cómo se supone que confiemos en ti si nos escondes las
cosas?” Como siempre, Damien resumió los sentimientos de
todos en una sola oración.
“Sabía que esto era una mala idea.” Dijo Stevie Rae “Me largo
de aquí”
“¿Qué? ¿Vas a obtener gente para comer—lugares para
aterrorizar?” Dijo Afrodita
Stevie Rae giró en redondo y le gruñó “Tal vez debería
empezar contigo, bruja.”
“Dios, relájate. Sólo era una pregunta” Afrodita trató de sonar
inocente, pero podía ver el miedo en sus ojos.
Cogí de nuevo la mano de Stevie Rae y la sostuve fuerte
cuando intentó irse. Ignorándola, miré de Damien a las
Gemelas. “¿Me ayudarán a sanarla, o no?”
Sólo después de una pequeña vacilación Damien dijo, “Te
ayudaremos, pero no confiaremos más en ti.”
“Ídem” Dijeron juntas las Gemelas.
Mi estómago se había enfermado, lo sentía como una pelotita
titilante y sentía ganas de echar la pota justo ahí en el césped,
llorar y rogarles ¡no dejen de ser mis amigos—no dejen de
confiar en mí! Pero no lo hice. No podía. Después de todo,
tenían razón. En lugar de eso asentí y dije, “Ok, llamemos un
círculo y curémosle.”
“No tenemos ninguna vela” Dijo Damien
“Puedo correr a por unas” Dijo Jack. Él ni siquiera me miró,
vio directamente a Damien.
“No, no tenemos tiempo para eso.” Dije. “No necesitamos
velas. Tenemos la habilidad de manifestar los elementos. Las
velas son solo ceremoniales.” Me detuve y añadí “Pero creo
que probablemente debas irte, Jack. No estoy segura de si
todo saldrá bien y no quiero que haya posibilidad de que
salgas herido.”
“D-de acuerdo.” Tartamudeó. Metió las manos en sus
bolsillos y se alejó caminando lentamente.
“Parece que esta noche llegaremos muy lejos con la
ceremonia” Dijo Damien, mirándome duramente.
“Sí, hoy llegaremos lejos haciendo un montón de cosas.”
Shaunee estaba viéndome, pero sentí que sus ojos eran de
una extraña. Erin asintió silenciosamente, totalmente de
acuerdo con ella.
Cerré la mandíbula para mantener a raya mi dolor, pena y
miedo. Mis amigos eran todo lo que tenía. Si los perdía,
¿cómo iba a sobrevivir? ¿Cómo me enfrentaría a Neferet?
¿Cómo encararía a Loren? ¿Cómo me las arreglaría con la
pérdida de Heath y de Erik?
Entonces recordé algo que había leído en uno de los viejos y
mohosos libros que había manoseado al estar intentado
encontrar el boleto mágico que me ayudase a sanar a Stevie
Rae. Una cita de debajo de una de las bellas fotos de la
anciana Alta Sacerdotisa Amazona.
Decía, Ser Elegida por nuestra Diosa es tanto dolor como
privilegio.
Estaba empezando a entender lo que la anciana sacerdotisa
de Nyx había querido decir.
“¿Vamos a hacer esto o no? Dijo Afrodita desde detrás del
árbol.
Me recompuse. “Sí, lo haremos. El Norte es por allá.” Apunté
hacia el árbol de Afrodita. “Tomen sus lugares.” Seguía
sosteniendo la muñeca de Stevie Rae, caminé al centro del
círculo que se formaba a mí alrededor.
“Si no me dejas ir, no podré colocarme en la posición de la
tierra.” Dijo Stevie Rae.
Me congelé ante sus ojos rojos, intentando encontrar algún
rastro de mi mejor amiga, pero sólo era otra extraña de ojos
fríos la que me miraba.
“No vas a ser la tierra. Vas a estar en centro, conmigo” Dije
“Entonces ¿quién completará el círculo? Jack se ha ido y de
cualquier forma él no tiene—” Se congeló cuando sus ojos
fueron hacia lo más alto del círculo y vio a Afrodita parada
ahí. “¡No!” Stevie Rae siseó. “¡Ella no!”
“¡Oh, para eso!” Solté, causando que los elementos agitaran el
aire a mí alrededor, en respuesta a mi ira y frustración.
“Afrodita se quedará en la tierra. Lo siento si no te gusta. Lo
siento si no te cae bien. Y lo siento por todo el infierno que no
pueda hacer nada al respecto. Tendrás que librar con ello,
justo como lo hago. Ahora párate aquí calladita y déjame ver
si puedo hacer que esta cosa funcione.”
Sabía que todos me observaban. Damien y las Gemelas con
los acusadores ojos de extraños, Stevie Rae con ira y lo que
sabía era verdadero odio, aunque éste fuese apuntado hacia
Afrodita, o a Afrodita y a mí, no estaba segura. Le di un
rápido vistazo a Afrodita. Ella estaba posicionada en la
posición norte viendo a Stevie Rae con ojos cautelosos.
Genial. Como si esta atmósfera fuese buena para el trabajo de
una diosa.
Cerré mis ojos y tomé largas y profundas respiraciones para
centrarme. Nyx, sé que lo he echado a perder, pero por favor
quédate conmigo y mis amigos. Curar a Stevie Rae es más
importante que el drama entre nosotros. Neferet me quería
separada de todos, incluso quería separarme de ti. Pero no
dejaré de depender de ti… de creer en ti…nunca.
Entonces abrí los ojos y caminé decididamente hacia Damien.
Él usualmente me saludaba con una tierna sonrisa. Esta
noche sostenía mi mirada firmemente, pero no había nada
dulce o amigable en él.
“Como Alta Sacerdotisa en entrenamiento de nuestra Gran
Diosa Nyx, uso su poder y autoridad para llamar a mi círculo
al primer elemento, ¡viento!” Hablé con una fuerte y clara
voz, alzando mis brazos sobre mi cabeza cuando dije el
nombre del elemento, y estaba inimaginablemente aliviada
cuando una poderosa ráfaga de aire nos rodeó a Damien y a
mí, levantando nuestro cabello y haciendo que nuestras ropas
se agitasen. Me giré a la derecha, hacia Shaunee.
No esperé que me recibiera bien y no lo hizo. Me miró en
silencio, con sus oscuros y recatados ojos. Empujé la
desesperación que su rechazo me hizo sentir y evoqué al
fuego.
“Como Alta Sacerdotisa en entrenamiento de nuestra Gran
Diosa Nyx, uso su poder y autoridad para llamar a mi círculo
al segundo elemento, ¡fuego!”
Apenas pausé para sentir el correteo del fuego que golpeaba
contra mi piel, pero me moví rápidamente hacia Erin, quien
también estaba callada y ausente.
“Como Alta Sacerdotisa en entrenamiento de nuestra Gran
Diosa Nyx, uso su poder y autoridad para llamar a mi círculo
al tercer elemento, ¡agua!”
Volví la espalda hacia los olores del océano y caminé hacia
Afrodita. Sostuvo mi mirada fijamente y me dedicó una
enorme sonrisa.
“Apesta tener a tus amigos en contra tuya, ¿verdad?” Dijo
silenciosamente, así que sólo yo pude oírle.
“Sí” Le susurré “Y lo siento si tuve algo que ver con que tus
amigos estén enojados contigo.”
“Nah” Sacudió su cabeza. “No fuiste tú. Fueron mis estúpidas
decisiones de mierda. Como las estúpidas decisiones de
mierda que te metieron en este lío.”
“Gracias por recodármelo.” Dije
“Solo estoy aquí para ayudar” Dijo Afrodita. “Mejor nos
apresuramos con esto. La Escalofriante Stevie Rae lo está
perdiendo.”
No tuve que ver sobre mi hombro a Stevie Rae para saber que
Afrodita tenía razón. Podía sentir la inquietud de Stevie Rae
incrementarse. Parecía como si ella fuese una banda de goma,
lista para reventarse o salir volando fuera de control.
“Como Alta Sacerdotisa en entrenamiento de nuestra Gran
Diosa Nyx, uso su poder y autoridad para llamar a mi círculo
al cuarto elemento, ¡tierra!”
Los limpios y dulces olores de un prado en primavera se
arremolinaron a mí alrededor y al de Afrodita. Seguía
sonriendo cuanto volteé hacia el centro del círculo para
completar la invocación llamando al espíritu cuando Stevie
Rae rompió.
“¡No!” La palabra era casi un gruñido irreconocible de rabia y
desesperación. “¡Ella no puede ser la tierra! ¡Yo soy la tierra!
¡Esto es todo lo que ella me dejó! ¡No dejaré que ella me lo
quite!”
Con cegadora ligereza, se lanzó contra Afrodita.
“¡No! ¡Stevie Rae, detente!” Chillé, tratando de jalar a Stevie
Rae lejos de ella, pero era como intentar mover una columna
de mármol. Ella era demasiado fuerte. Afrodita había tenido
razón. Stevie Rae no era humana, o polluela o vampiresa. Ella
era algo más— y eso significaba algo más peligroso. Estaba
sujetando a Afrodita en una horrible parodia de abrazo. Vi el
afilado brillo de sus colmillos y luego Afrodita gritó mientras
Stevie Rae enterraba sus colmillos en su cuello.
“¡Ayúdenme a quitársela!” Grité, viendo desesperadamente a
Damien y las Gemelas mientras intentaba jalar a Stevie Rae
de Afrodita.
“¡No puedo!” Lloró Damien “No puedo moverme”
“¡Nosotras tampoco!” Dijo Shaunee.
Ellos tres habían sido clavados en sus lugares por sus
elementos. Damien había sido aplastado contra en piso por
un viento furioso. Shaunee estaba rodeada de una jaula de
fuego. Erin estaba estancada en una piscina sin fondo.
“¡Debes terminar el círculo!” Gritó Damien sobre el viento.
“Llama a todos los elementos a que te ayuden. Esa es la única
manera en la que podrás salvarla.”
Corrí hacia el centro del círculo. Alzando mis brazos sobre la
cabeza y completando el llamamiento. “Como Alta
Sacerdotisa en entrenamiento de nuestra Gran Diosa Nyx,
uso su poder y autoridad para llamar a mi círculo al quinto y
último elemento, ¡espíritu!”
El poder surgió de mi interior. Rechiné mis dientes e intenté
controlar el temblor de mi cuerpo. Los gritos de Afrodita se
hacían cada vez más y más débiles, pero no podía pensar en
ello. Cerré mis ojos para poder concentrarme. Entonces dije
las palabras dadas por la diosa que flotaron por mi mente,
como la dulce plegaria de un niño que sabría sería contestada.
Mi voz se había magnificado mágicamente. Sentí las palabras
materializarse, brillando, en el aire a mi alrededor.
“¡Viento, sopla lejos lo que esté corrompido
Fuego, quema a través de la negrura del odio
Agua, limpia las malignas intenciones
Tierra, alimenta su alma libre de oscuridad
Espíritu, llénala desde la muerte que la ha emancipado!”
Como si lanzara una pelota, le lancé a Stevie el poder
chisporroteante que sentía entre mis manos. Al momento
sentí un agudo dolor ondular desde la base de mi espina y
todo alrededor de mi espalda. Mi grito hizo eco con el de
Stevie Rae.
Abrí mis ojos en una mirada extraña. Afrodita había caído al
suelo durante el ataque de Stevie Rae. Stevie Rae me daba la
espalda, así que sólo podía ver la cara de Afrodita. Al
principio no entendí lo que sucedía. Estaban rodeadas de una
ondulante y brillante bola de poder hecha de los cinco
elementos. Las dos chicas seguían entrando y saliendo de
concentración mientras el poder rodaba y engrosaba
alrededor de ellas. Ahora era Afrodita quien aplastaba a
Stevie Rae y la forzaba a seguir bebiendo de la herida en su
cuello. Stevie Rae seguía bebiendo de su sangre, pero luchaba
para detenerse— intentaba empujarse.
Corrí hacia ellas para intentar separarlas de nuevo, pero
cuando golpeé la bola de poder fue como intentar pasar una
puerta de vidrio. No podía atravesarla, y no tenía idea de
cómo abrirla.
“¡Afrodita! ¡Déjala ir! ¡Está intentado detenerse antes de
matarte!” Chillé.
Los ojos de Afrodita se encontraron con los míos. Sus labios
no se movieron, pero oí su voz claramente dentro de mi
cabeza. No. Así es como arreglaré todo lo que he causado.
Esta vez he sido yo la Elegida. Recuerda, hice este sacrificio
libremente.
Entonces los ojos de Afrodita rodaron de nuevo a su cabeza y
su cuerpo se volvió flácido mientras el aliento se le escapaba
de sus labios sonrientes en un largo suspiro. Con un terrible
chillido, Stevie Rae finalmente se soltó, colapsando en el
suelo al lado del cuerpo de Afrodita. La bola de poder se
rompió y luego se desvaneció en la nada. Supe que el círculo
también se había roto. Podía sentir la ausencia de los
elementos. No sabía qué hacer. No era capaz de moverme.
Entonces Stevie Rae me lanzó una mirada. Lloraba lágrimas
teñidas de rosa y sus ojos seguían siendo de un extraño color
rojizo. Pero su rostro era el suyo de nuevo. Incluso antes que
hablara supe que fuera lo que hubiese roto Neferet en ella que
causara que volviera a caminar, hablar muerta, había sido
curado.
“¡La maté! ¡Y—yo intenté detenerme! ¡Ella no me dejaba ir, y
yo no podía alejarme! ¡Oh, Zoey, lo siento!” Sollozó.
Tropecé con ella, las palabras de Loren sonaban en mi cabeza,
debes recordar que estás invocando un poder mágico, y
siempre hay un costo asociado. “No fue tu culpa Stevie Rae.”
Le dije. “Tú no—”
“¡Su rostro!” La voz de Damien sonaba justo detrás de mí.
“Miren su Marca”
Parpadeé, sin entender realmente, y entonces jadeé. Había estado tan
ocupada viendo sus ojos, tan ocupada viendo a la antigua Stevie Rae, que
no había notado lo obvio. La luna creciente que descansaba en el medio de
su frente se había rellenado. El bello diseño del tatuaje, hecho de
ensortijadas flores con largos y graciosos tallos enroscados juntos
enmarcaba sus ojos y bajaba por sus pómulos.
Pero los tatuajes no eran de zafiro vampírico. Eran de brillante escarlata de
sangre nueva.
“¿Qué están viendo todos ustedes?” Dijo Stevie Rae
“A-aquí” Erin rebuscó en su siempre presente bolso y sacó un espejo de
maquillaje, tendiéndoselo a Stevie Rae.
“¡Oh mi diosa!” Arrastró Stevie Rae “¿Qué significa esto?”
“Significa que estás curada. Has Cambiado. Pero has
cambiado en una nueva raza de Vampiros” Dijo Afrodita,
luchando por sentarse.
HCapítulo Veintisiete
-¡Mierda! - escupió Shaunee y tropezó de nuevo, se agarro en
el brazo de Erin para evitar caerse.
- ¡Estabas muerta! - Erin dijo.
- Creo que no lo estaba - dijo Afrodita, frotando su frente con
una mano y cautelosamente tocando la marca de mordedura
en el cuello con la otra - ¡Ay! Maldita sea, me duele todo.
- Realmente lo siento, Afrodita - dijo Stevie Rae - Quiero
decir, no me gustas, pero estoy segura de que no te morderé.
O al menos no ahora ya no.
- Sí, sí, lo que sea - dijo Afrodita - No te preocupes. Todo era
parte del plan de NYX, con lo doloroso y con lo inconveniente
que pudiera ser - Ella se estremeció de nuevo por el dolor en
el cuello - Dios, ¿alguien tiene un Band-Aid?
- Tengo aquí algunas gasas en alguna parte. Espera y verás si
puedo encontrarlo - dijo Erin, rebuscando en su bolso.
- Trata de encontrar alguno limpio para ella, Twin. Afrodita
tiene la suficiente tensión para hacer frente a una
desagradable infección.
- ¡Caramba, es tan malditamente amable de las dos - dijo
Afrodita. Ella miró a las Gemelas con media sonrisa en su
cara, y tuve mi primer buen vistazo a ella.
Mi estómago se redujo en alrededor de mis tobillos.
- ¡Se fue! – dije en un aliento.
- ¡Oh mierda! Zoey tiene razón - dijo Damián, mirando a
Afrodita.
- ¿Qué? - pregunto Afrodita - ¿Qué se ha ido?
- Ah-oh - dijo Shaunee.
- Sí, se ha ido - dijo Erin mientras entregaba algunas gasa a
Afrodita.
- ¿Qué diablos estáis hablando ahora? - Afrodita dijo.
- Aquí. Utiliza esto - Stevie Rae acerco una espejo hacia ella -
Mira tu cara.
Afrodita suspiró, claramente irritada.
- Bien, sé que parece una completa mierda. ¡Hola! Stevie Rae
me atacó. He aquí una noticia de última hora: Ni siquiera
puedo ver perfectamente todo el tiempo, especialmente
cuando… - Tan pronto como había centrado su cara en el
espejo y tuvo una mirada en el reflejo de su rostro, las
palabras de Afrodita terminaron como si alguien hubiera
apretado el botón de Stop. Con un temblor en la mano llegó a
tocar en el centro de su frente donde la marca de NYX había
estado.
- Es pasado - Su voz era un susurro ronco - ¿Cómo puede ser
esto?
- Yo nunca, nunca he oído hablar de que algo como esto haya
sucedido antes. No en ningún libro ni en ningún otro lugar -
dijo Damián - Una vez que se marca a alguien ya no puede ser
quitado.
- Es cómo Stevie Rae ha sido sanada - Afrodita sonaba
aturdida, y mantenía el contacto con el vacío que había en el
centro de su frente - NYX tomó de mí y se lo dio a Stevie Rae -
Un estremecimiento horrible pasó por el cuerpo de Afrodita -
Y ahora no soy nada más que un ser humano nuevo - Ella dejo
a sus pies el espejo - Tengo que salir de la casa. No pertenezco
aquí - Comenzó a trastabillar hacia la trampilla abierta,
ampliando sus ojos vidriosos.
- Espera, Afrodita - dije, después de que empezara – Quizá tu
no seas humano otra vez. Tal vez esto es algo raro que
desaparece en un día o dos, y tu marca vuelve.
- ¡No! Mi marca se ha ido. Lo sé. Así que dejarme sola! -
Corrió a través de la puerta sollozando.
Al instante que Afrodita pasó por el perímetro de la pared de
la escuela el aire se agitó y hubo un ruido distintivo como el
craqueo de algo grande cayéndose y rompiéndose.
Stevie Rae agarró mi brazo.
- Quédate aquí. Voy a ir tras ella.
- Pero…
- No, estoy bien ahora – la dulce sonrisa de Stevie Rae lleno
de vida mi sonrisa – Tu me curaste, Z. No te preocupes. Me
causó que esto le suceda a Afrodita. Voy a encontrarla y
asegurarse de que está bien. Entonces volveré contigo.
Oí ruidos en la distancia, como si algo grande se estuviera
moviendo rápidamente de caminó hacia nosotros.
- Se trata de los guerreros. Saben que la escuela ha sido
violada - dijo Damien.
- Ve! - Le dije a Stevie Rae - Voy a llamarte - Luego agregue –
yo no te mande el mensaje de texto. Nunca. Por lo tanto, si
recibes un mensaje de texto no será mío.
- Okey-dokey-Smokey, lo recordare - dijo Stevie rae
sonriéndome y, a continuación, también a los cuatro de
nosotros.
- Os veré pronto - Ella se metió por la puerta, después de su
cierre. Me di cuenta de que el perímetro de alerta no ondeo
tanto cuando ella pasó brevemente y me preguntó qué
infierno significaba.
- Entonces, ¿qué estamos haciendo aquí? – preguntó Damien.
- Estamos aquí porque Erik vertió la basura de Zoey - dijo
Shaunee.
- Sí, está molesto - dijo Erin.
- No le digáis a nadie acerca de Afrodita o Stevie Rae- dije.
Mis amigos me miraron como si les acabara de decir que
quizás no deberían contarles a nuestros padres este pequeño
episodio de beber cerveza.
- ¿No hay mierda? - Shaunee dijo sarcásticamente.
- Sólo vamos a derramar nuestras entrañas - dijo Erin.
- Sí, porque no se puede confiar en nosotros para mantener
secretos - dijo Damián.
Bueno, mierda. Ellos estaban, sin duda, todavía enojados
conmigo.
- Así que, ¿Cómo decimos que se rompió la barrera? - Damien
preguntó. Me di cuenta de que ni siquiera me miraba, sólo
abordó la cuestión con las gemelas.
- ¿Afrodita, quién sino? - Erin dijo.
Antes de que pudiera protestar, Shaunee agregó.
- Sí, no vamos a decir nada sobre la desaparición de su marca.
Decimos que vino aquí con nosotros y nos molestó a todos
con lo del lloriqueo de Zoey.
- Y la autocompasión - añadió Erin.
- Y la mentira. Entonces ella se marcho. Típico de Afrodita -
Damien terminó.
- Ella podría tener problemas - le dije.
- Sí, bueno, es la consecuencia de ser una perra - dijo
Shaunee.
- Una puta claramente igual que algunas personas muy
cercanas - dijo Erin, dándome una mirada aguda.
En ese momento varios guerreros, encabezada por Darío,
irrumpieron en nuestra mierda. Con sus armas
desenfundadas daban miedo como el infierno y estaban listos
para patear algunos traseros (que podían ser los nuestros).
- ¿Quién rompió el perímetro? - Darío prácticamente gritó la
pregunta.
- ¡Afrodita! - Los cuatro de nosotros dijimos juntos.
Darío hizo un rápido gesto a dos de los guerreros.
- Encuéntrenla - dijo. Luego se volvió hacia nosotros - La Alta
Sacerdotisa ha convocado una asamblea en la escuela.
Ustedes devén ir al auditorio. Acompáñenme allí-
Mansamente, seguimos Darío. Traté de captura Damien con
el ojo, pero él no me miraba. Ni las gemelas. Era como si yo
estuviera caminando con extraños. Lo que es peor, en
realidad. Con los extraños, al menos, podrías sonreír y decir
hola. Definitivamente no había ninguna cara sonriente con
mis amigos.
Habíamos dado sólo un par de pasos cuando el primero de los
dolores me golpeó. Era como si alguien estuviera
conduciendo un invisible cuchillo en mi estómago. Estaba
segura de que iba a estar muy enferma, y me incline
gimiendo.
- ¿Zoey? ¿Qué tienes de malo? - Damien dijo.
- No sé. Yo… - dejé de ser capaz de hablar y, al mismo tiempo
todo lo que había a mi alrededor estaba confuso. El dolor en
mi estómago parecían setas, y sabía que los guerreros se me
rodeaban, incluso llegué a apoderarme de la mano de
Damien. Aunque yo sabía que todavía estaba enojado, se
colocó firme para mí, y yo podía oír que todos me decían que
todo iba a estar bien.
El dolor de mi estomago arponeo mi corazón. ¿Me estaba
muriendo? Yo no tenía tos con sangre. ¿Podría estar teniendo
un ataque al corazón? Era como estar metida en la pesadilla
de alguien que estaba siendo torturado por cuchillos
invisibles y manos ocultas.
El dolor que de pronto atacó a través de mi cuello era
demasiado, y todo empezó ponerse negro en los bordes de mi
visión. Yo sabía que estaba cayendo, pero el dolor era
insoportable. No había nada que pudiera hacer... me estaba
muriendo...
Fuertemente fui cogida y levantada por unos brazos, y fui
vagamente consciente de que Darío me llevaba.
Luego hubo un terrible y desgarrador dolor dentro de mí. Y
grité una y otra vez. Se sentía como hubieran arrancado mi
corazón de mi cuerpo vivo. Justo cuando yo sabía que no
podía soportar más, se detuvo. Tan abruptamente como vino
el dolor se fue, dejándome jadeante y sudorosa, pero
perfectamente bien.
- Espera. Detente. Estoy bien - le dije.
- Mi señora, usted ha tenido un terrible dolor y debe ser
trasladada a la enfermería - dijo Darío.
- Muy bien. No - Me alegré de escuchar que mi voz volvía a la
normalidad completamente. Golpee el musculoso hombro de
Darío - Suélteme. Lo digo en serio. Estoy bien.
A regañadientes, Darío se detuvo y me puso suavemente
sobre mis pies. Me sentí como un experimento de ciencia
cuando las Gemelas, Damien, y todos los demás guerreros me
observaban.
- Estoy bien - le dije severamente - No sé lo que ocurrió, pero
es todo. En serio.
- Hay que ir a la enfermería. Después de que la Alta
Sacerdotisa termine su discurso estará allí con usted para
comprobar que fue - dijo Darío.
- No. Absolutamente no - le dije - Ella está muy ocupada. Ella
no necesita preocuparse por un extraño calambre o lo que sea
que mi estómago... eh... lastimó.
Darius no parecía convencido.
Levanté mi barbilla y me trague hasta la última gota de mi
orgullo.
- Tengo gases. Una gran cantidad de ellos. Pregúnteles a mis
amigos.
Darío se dirigió a las gemelas y Damien.
- Sí, ella es una niña de gases - dijo Shaunee.
- Miss olor, eso es lo que la llaman - dijo Erin.
- Ella realmente es extraordinariamente flatulenta - añadió
Damián.-Bueno, me di cuenta de que las tropas no se habían
reunido alrededor de mí, porque todo estuviera perdonado y
que mejor de nuevo. Ellos simplemente agarraron una
excelente oportunidad para avergonzarme.
Dios, tuve un terrible dolor de cabeza.
- ¿Gases, mi señora? - Darius dijo, sus labios temblores.
Me encogí de hombros y no tuve ningún problema en
absoluto para sonrojarme.
- Gas - le confirmé - ¿Podemos ir a la sala? Me siento mucho
mejor.
- Como quieras, mi señora - Darius dijo.
Todos comenzamos de nuevo a caminar hacia la sala.
- ¿Qué fue todo eso? - Damien susurró, viniendo a mi lado.
- No tengo idea - le susurré de vuelta.
- Ninguna idea - dijo Shaunee tranquilamente.
- O Tú lo sabes, pero no nos lo dices - Erin murmuró.
No podía decir nada. Sacudí la cabeza tristemente. Yo causé
esto. Sí, había buenas razones, al menos para algunos de
ellos. Pero la verdad es que he mentido a mis amigos por
demasiado tiempo. Como había dicho Shaunee, la
consecuencia de ser una perra, y como había observado Erin,
estaba definitivamente tras de mí. Nadie me habló el resto del
camino hacia el auditorio. A medida que caminaba por la
puerta, Jack se unió a nosotros. Él ni siquiera me miró. Todos
se sentaron juntos, pero nadie me habló. Nadie en absoluto.
Las Gemelas cuchicheaban entre sí como de costumbre, con
claridad vieron a través de la habitación a TJ y Cole, que
vinieron primero y se apresuraron a sentarse junto a ellas. El
coqueteo que siguió fue casi suficiente para hacerme jurar que
salir con alguien estaba fuera de mi para siempre. Como si
hubiera una elección.
Yo había estado a la zaga de todos, así que yo estaba sentada
en el último asiento de la fila en la parte trasera. Damián
estaba frente a mí con el resto de la pandilla. Pude escuchar
que susurra a Jack y lo que había sucedido con Afrodita y
Stevie Rae. Ninguno de ellos me dijo nada, ni siquiera volteó
para mirarme.
Todo el mundo estaba muy inquieto, y parecía como si
hubiera estado esperando siempre. Me preguntaba qué
diablos quería Neferet. Quiero decir, que había denominado a
esta como la gran reunión. Prácticamente todo la maldita
escuela estaba allí, aunque me sentí increíblemente y
miserablemente sola. Miré a mí alrededor para ver si estaba
Erik en algún lugar de la sala, pero no verlo en cualquier
lugar. Vi al pobre Ian Bowser, que estaba sentado en la
primera fila, de ojos rojos y mirando como si hubiera perdido
a su mejor amigo. Sin duda sabía cómo se sentía.
Por último hubo un murmullo en la multitud y Neferet entró
en el auditorio. Ella estaba seguida por varios de los
profesores de alto nivel, incluidos Dragón Lankford y
Lenobia; rodeados por los Hijos de Erebus. Todas las persona
estaban en silencio y atentos.
No perder el tiempo, pero tengo derecho a este punto.
- Durante mucho tiempo hemos vivido en paz con los seres
humanos, a pesar de que nos han insultado y nos han
obstruccionado durante décadas. Envidian nuestro talento y
nuestra belleza, nuestra riqueza y nuestro poder. Y su envidia
no ha dejado de crecer en el odio. Ahora que se ha desplazado
hacia el odio y la violencia perpetrada contra nosotros por las
personas que se llaman a si mismo religiosos y justos - Su
risa era fría y hermosa - Lo que es una abominación.
Tuve que admitir que era increíblemente buena. La multitud
estaba hipnotizada. Si ella no hubiera sido una Alta
Sacerdotisa podía haber sido sin duda una de las principales
actrices de la época.
- Es cierto que hay muchos más seres humanos que vampiros,
y debido a nuestro menor número nos subestiman. Pero
prometo esto: Si hay un solo asesinato más de uno nuestros
hermanos o hermanas, voy a declarar un estado de guerra en
contra de ellos - Tuvo que esperar hasta que los guerreros
pararan de vitorearla antes de poder continuar, pero ella no
parecía preocupada - No será una guerra abierta, pero será
mortal y…
Las puertas de la sala se abrieron y entró Darius y otros dos
guerreros que se apresuraron a la habitación, interrumpiendo
a Neferet. Como el resto de nosotros, ella miraba en silencio
la triste cara de los hombres Vampiros. Pensé Darius se veía
raro. No pálido, pero de plástico. Al igual que su rostro se
había convertido en una máscara de vida.
Neferet lejos de reforzar el micrófono se inclinó hacia abajo
para que pudieran susurrarle la noticia. Cuando terminaron
ella se levantó muy recta, casi como si ella misma estuviera
tan rígida porque estaba sufriendo un terrible dolor. Luego
aceptar y aclaró su garganta con una mano. Dragón
intensificó a su lado constantemente, pero la sacerdotisa se
sacudió su ayuda. Poco a poco volvió al micrófono y en una
voz como la muerte dijo:
- El cuerpo de Loren Blake, nuestro querido Vampiro Poeta
Laureado, acaba de ser encontrado clavado en nuestra puerta.
Podía sentir a las gemelas y Damien mirándome. Puse mi
mano contra mi boca para acallar mi grito de horror, al igual
que había hecho cuando había visto a Loren y Neferet juntos.
- Eso fue lo que le pasó - susurró Damien, su rostro ido casi
era gris pálido – ¿Estabas impresa con él?
Sólo podía guiñar mis ojos. Toda mi atención se centró en
Neferet, que había seguido hablando.
- Loren fue desentrañado y luego decapitado. Como con la
profesora Nolan, le clavaron una escritura en su cuerpo. Este
era uno de sus libros de Ezequiel. Es decir, para llevar todas
las cosas detestables, y todas las abominaciones de la misma y
desde allí, se arrepientan - Se detuvo e inclinó su cabeza,
mirándose como si estuviera orando en sí misma. Entonces
ella se enderezó, el levantamiento de su rostro, y su ira era tan
brillante y gloriosa que incluso los latidos de mi corazón se
aceleraron.
- Como decía, cuando esta trágica noticia nos llegó, no será
una guerra abierta, pero será mortal y será en la que
triunfemos. Quizás ya es hora de que los vampiros tengamos
nuestro lugar en este mundo, y el lugar apropiado no ser
subyugados por los seres humanos!
Yo sabía que iba a estar enferma, por lo que se desarrolló
entre el auditorio, satisfecha de que mi asiento estaba al final
de la fila de atrás. Sabía que mis amigos no me seguían. Que
seguiría hacia el interior, animando a todos los demás. Y me
gustaría estar fuera, tras haber convertido en mi coraje,
porque yo sabía en un nivel profundo de mi alma que la
guerra con los humanos era un error. Esto no era la voluntad
de NYX.
Tomé aliento, aprovechando respiraciones profundas y
tratando de detener la agitación. Bueno, yo sabía que la
guerra no era la voluntad de nuestra Diosa, pero ¿Qué iba
hacer yo al respecto? Yo era sólo una niña, y mis recientes
acciones habían demostrado que no era una muchacha muy
inteligente. NYX estaba enojada conmigo, también. Ella debe
estarlo.
Y entonces me acordé del familiar dolor que me habían
chamuscado alrededor de mi cintura. Me miró alrededor,
asegurándome de que estaba sola, entonces me levantó el
dobladillo de mi vestido para poder ver mi piel. Ellos estaban
allí! Mi bella filigrana de Marcos había aparecido alrededor
de mi cintura. Cerré los ojos. Oh gracias, NYX! Gracias por no
salir de mí!
Me incliné contra la pared de la sala y exclamó. Lloré por
Afrodita, por Heath, Erik y Stevie Rae. Lloré por Loren. Lloré
por la mayor parte de Loren. Su muerte me ha sacudido. Mi
mente sabía que no me había querido. Que había sido
utilizado por Neferet para poder llegar a mí, pero eso no
parecía importarle a mi alma. Sentía mucho su pérdida, como
si hubiera sido arrancado de mi corazón. Sabía que había algo
malo acerca de su muerte, y lo malo era algo más que ser
asesinado por fanáticos religiosos. Y los fanáticos podían
estar relacionados conmigo. Mi padre podría haber causado
la muerte de Loren.
Su muerte ... la muerte de Loren ...
Me golpeó de nuevo. No sé cuánto tiempo estuve inclinada
contra la pared de la sala gritando y sacudiéndome. Yo sólo
sabía que estaba llorando la muerte de la chica que solía ser lo
más para Loren.
- Es tu culpa.
Neferet me hizo trizas con su voz. La miré, limpie mi cara con
mi camisa, para verla de pie, con ojos rojos, pero sin lágrimas.
Ella me hizo enfermar.
- Ellos piensan que no estás llorando porque eres valiente y
fuerte - le dije - Pero sé que no estás llorando porque no
tienes corazón. No eres capaz de querer lo suficiente como
para llorar.
- Tú estás equivocada. Yo le amaba, y él me adora a cambio.
Pero usted ya lo sabe, ¿no? Usted nos miraba como un
pequeño que está a escondidas - dijo. Neferet miró
rápidamente sobre su hombro a las puertas y levantó su dedo
índice, como diciendo que necesitaba un minuto. Pude ver
que el guerrero que había estado a punto de salir con ella
dejaba de darle la espalda contra las puertas, obviamente, su
trabajo es mantener la interrupción de cualquiera de
nosotros. Neferet se volvió hacia mí.
- Loren está muerto por tu culpa. Podía sentir cómo estabas
de molesta y cuando el perímetro se violó asumió que estabas
huyendo de la escena que se había orquestado entre ustedes
conmocionando al pobre Erik - Dijo con una burla sarcástica -
Loren salió a encontrarte. Y porque estaba buscándote, Loren
fue asesinado.
Sacudí la cabeza, deje que mi ira y repugnancia ahogaran mi
dolor y mi miedo.
- Ustedes causaron todo esto. Usted lo sabe. Yo lo sé. Y, lo
más importante, NYX lo sabe.
Neferet rió.
- Usted ha utilizado el nombre de la diosa antes
amenazándome, pero aquí estoy, una poderosa Alta
Sacerdotisa, y aquí estas tú, una tonta y estúpida joven que ha
sido abandonada por sus amigos.
Tragué duro. Ella tenía razón. Ella era todo eso, y yo no era
nada. Yo había tomado unas estúpidas decisiones, y por eso
rompí la confianza de mis amigos. Y ella sigue siendo, así, la
jefa. Yo sabía en mi corazón que Neferet escondía el mal y el
odio, pero aun no había podido verlo bien en ella. Ella era
brillante y hermosa y de gran alcance. Parecía la imagen
perfecta de una Alta Sacerdotisa y alguien elegida por una
diosa. ¿Cómo creía que podría enfrentarme a ella?
Después sentí el rugido del viento, el calor de un día de
verano, la dulce frescura de la orilla del mar, la inmensidad
salvaje de la tierra, y la fuerza de mi espíritu. Las nuevas
pruebas de NYX a mi favor tira buzoneaban alrededor de mi
cintura mientras la Diosa susurraba sus palabras en mi
memoria: Recuerda que la oscuridad no siempre equivale a
mal, ya que la luz no siempre trae a los buenos.
Enderecé mi columna vertebral. Centrándome en los cinco
elementos, alcé mis las palmas de mis manos, y sin tocar a
Neferet, la empujé. La Alta Sacerdotisa fue arrojada hacia
atrás, tropezó, perdió su pie, y cayó justo en su trasero.
Dado que varios guerreros irrumpieron en la sala para
ayudarla, me dobló, fingiendo que estaba segura de que ella
estaba bien, y le susurré:
- Es posible que desees reconsiderarme, vieja.
- Esto no es entre nosotras - ella siseó.
- Por una vez estoy totalmente de acuerdo con usted - le dije.
Luego me aparté de ella y deje que los guerreros y el resto de
los polluelos y vampiros formaran un enjambre en el
auditorio a su alrededor. Pude oír su voz tranquilizadora
diciendo que ella sólo había roto un tacón y tropezado, que
todo estaba bien, y, a continuación, la multitud cubrió la vista
y el sonido.
No espere a que las gemelas o Damien salieran e hicieran caso
omiso de mí. Di mi espalda en cada uno de ellos y me dirigí
hacia mi dormitorio. Me encontré con Erik cuando salió de la
sombra en el borde del auditorio. Sus ojos estaban con gran
conmoción, y se veía agitado y pálido. Es evidente, que había
presenciado toda la escena entre Neferet y yo. Levanté mi
barbilla y me reuní con sus familiares ojos azules.
- Sí, aquí pasa más de lo que tú supones - le dije.
Se sacudió la cabeza, más bien con sorpresa que incredulidad.
- Neferet... ella es... - Él tartamudeo, miraba sobre mi hombro
a la mafia que aún estaba rodeando a la Alta Sacerdotisa.
- ¿Ella es una maldita puta? ¿Son las palabras que estás
buscando? Sí, ella lo es - Se sentía bien decirlo. Se sentía
especialmente bueno decírselo a Erik. Yo quería explicarle
más cosas, pero sus siguientes palabras me detuvieron.
- Esto no cambia lo que hiciste.
De repente me sentí vacía y muy, muy cansada.
- Lo sé, Erik - Sin otra palabra que me alejé de él.
La iluminación del cielo fue dando oscuridad a el tono pastel
de la niebla de por la mañana. Respiré profundamente,
obteniendo la frescura de un nuevo día. Los enfrentamientos
con Neferet y Erik extrañamente me habían dejado tranquila
y mis pensamientos fácilmente organizados en dos columnas.
En el lado positivo:

.1) mi mejor amigo ya no era un monstruo no-muerto


enloquecido por la sangre. Por supuesto, no estaba realmente
segura de lo que era, o, en este caso, de lo que fue.
.2) ya no tenía tres novios para hacer malabares.
.3) no estaba impresa con nadie, que también era una buena
cosa.
.4) Afrodita no estaba muerta.
.5) le dije a mis amigos un montón de cosas que había querido
decirles durante mucho tiempo.
.6) ya no era virgen.

En el lado negativo:

.1) ya no más una virgen.


.2) ya no tenía novio. Ni uno.
.3) que pude haber causado la muerte del Vampiro Poeta
Laureado, y si no la hubiera causado, alguien de mi familia
podía tener una implicación directa en ello.
.4) Afrodita era un humano, y claramente fuera totalmente
freaking.
.5) la mayoría de mis amigos estaban molestos conmigo y no
confiaban en mí.
.6) que todavía les estoy mintiendo porque yo todavía no
podía darles a conocer la verdad acerca de Neferet.
.7) estaba justo en medio de una guerra entre vampiros (que
yo no era uno de todavía) y los seres humanos (que ya no era
uno de ellos). Y, el ganador del gran premio
.8) la más poderosa Alta Sacerdotisa vampiresa de nuestro
tiempo es mi enemigo jurado.

- Mee-UF-ow! - Nala gruñó y su voz me dejo lo


suficientemente alerta para abrir mis brazos justo antes de
que ella saltara.
La acaricie.
- Algún día vas a saltar demasiado pronto y vas a caer sobre tu
trasero - sonreí, recordando - Algo como cuando Neferet cayó
justo sobre su trasero.
Nala ronroneaba y frota su cara contra mi mejilla.
- Bueno, Nala, parece que estoy en medio de una profunda
caca. Las cosas negativas de mi vida son totalmente
superiores a las positivas, ¿y usted sabe lo que es raro? Estoy
realmente empezando a acostumbrarme a ello - Nala
mantuvo su ronroneo como una máquina, y yo la besé en la
pequeña mancha blanca sobre su nariz - malas cosas vienen,
pero yo creo honestamente que NYX me ha elegido, lo que
significa estar conmigo misma - Nala hizo un ruido de gato-
señora mayor y yo me apresuradamente me corregí.
- Me refiero a nosotras. NYX estará con nosotras - Nala se
pasó en mis brazos para que pudiera abrir la puerta al
dormitorio - Por supuesto, la elección de NYX en mí es algo
que me hace preguntarme como toma sus decisiones - le
murmuré, sólo la mitad bromeando.
Cree en ti, hija, y prepárate para lo que está por venir.
Sentí como las palabras de la Diosa flotaron a través de mi
mente. Genial. Prepárate para lo que está por venir no suena
bien. Miré y suspiré a Nala.
- ¿Recuerdas cuando pensamos que tener un apestoso
cumpleaños era nuestro mayor problema?
Nala bufó directamente en mi cara, me hizo reír, mientras
decía "eew" y me apresuraba a mi habitación, pasando por la
caja de Kleenex que quedé en mi mesita de noche.
Como de costumbre, Nala resume perfectamente mi vida: un
poco graciosa, un poco bruta, y más que un poco
desordenada.

Fin
H
Traducciones Dawn
http://traducciones-dawn.blogspot.com/

También podría gustarte