Está en la página 1de 20

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA

SAN CRISTÓBAL - ESTADO TÁCHIRA

PAPEL SOCIAL DE LA FAMILIA

ACTIVIDAD N°1

LA FAMILIA

PARTICIPANTE: RITA RAMÍREZ.

C.I: 9227303.

DOCENTE: ABOG. MANUEL CASANOVA.

SAN CRISTÓBAL, SEPTIEMBRE 2021.


ETIMOLOGÍA DE FAMILIA

Deriva de las lenguas romances del latín como familia en un contenido de


autoridad, detallando al conjunto de esclavos o sirvientes, mencionados
individualmente famulus, como pertenencias de la casa del amo y en su
defecto del propio patrón. Las personas que vivían bajo un mismo techo
formaban la familia, un conjunto con nombre propio y vínculos entre ellos que
ha ido evolucionando a lo largo de los siglos.

El pater familia romano que tenemos documentado en textos del siglo III
a.C. aumenta esta representación más allá de los esclavos, incluyendo a la
mujer, hijos, sirvientes.

Se extiende la declaración a libres y esclavos en el mundo romano. En


contraposición a la palabra servus, más concreta para plasmar las relaciones
que hacen referencia única y exclusivamente a sirvientes.

La res familia era el patrimonio que hacía referencia a todo lo


concerniente a un mismo clan. Se encuentran registros a la relación en
textos jurídicos del momento que refuerzan la introducción del concepto
familia como personas que viven bajo un mismo techo.

Más allá de los aspectos jurídicos, encontramos la palabra familiaris, que


se utilizaba para describir a las personas que estaban cerca de ese pater
familia o seres muy allegados a él. Se pasa de tener un sustantivo a un
adjetivo que refuerza una idea de unidad y de pertenencia a un mismo grupo.

CONCEPTO DE FAMILIA

Una familia es un conjunto de personas unidas por el parentesco. Esta


unión se puede acceder por vínculos consanguíneos o por un vínculo
constituido y reconocido legal y socialmente, como es el matrimonio o la
adopción.
1) La familia es la estructura social más importante para el hombre: el
pertenecer a una hermandad de este tipo es vital en el desarrollo psicológico
y social de una persona.

2) El conocimiento de familia ha ido sufriendo transformaciones conforme a


los cambios en la sociedad según las costumbres, cultura, religión y el
derecho de cada país. Durante considerable tiempo, se definió como familia
al grupo de personas conformadas por una madre, un padre y los hijos e
hijas que nacen a raíz de esta relación.

3) Esta categorización ha quedado desactualizada a los tiempos modernos,


ya que en este momento existen varios modelos de familia. Hoy la familia se
concibe ampliamente como el espacio donde el humano se siente cuidado,
sin necesidad de tener vínculos o relación de parentesco directa.

La relación de parentesco se puede dar en diferentes niveles. Esto lleva a


que no todas las personas que conforman una familia tengan la misma
cercanía o tipo de relación. Por ejemplo: la familia nuclear es el grupo
conformado por una pareja y sus hijos, mientras que la familia extensa
incluye a los abuelos, los tíos, primos.

CARACTERÍSTICAS DE LA FAMILIA

* Establece la base de toda sociedad.

* Es una estructura social universal que se encuentra en todos los tipos de


culturas y sociedades; en cada una de ellas varía su forma o estructura, pero
se mantienen las características importantes.

1- UNIVERSALIDAD. El estado de familia abarca todas las relaciones


jurídicas familiares.
2- UNIDAD. Los vínculos jurídicos no se diferencian en razón de su origen
matrimonial o extramatrimonial.

3- INDIVISIBILIDAD. La persona ostenta el mismo estado de familia frente a


todos (por ejemplo, si es soltero, es soltero ante todos).

4- OPONIBILIDAD. El estado de familia puede ser opuesto erga omnes para


ejercer los derechos que de él derivan.

5- ESTABILIDAD O PERMANENCIA. Es estable pero no inmutable, porque


puede cesar. Ej. el estado de casado puede transformarse en estado de
divorciado.

6- INALIENABILIDAD. El sujeto titular del estado de familia no puede


disponer de él convirtiéndolo en objeto de un negocio.

7- IMPRESCRIPTIBILIDAD. El transcurso del tiempo no altera el estado de


familia ni tampoco el derecho a obtener el emplazamiento (sin perjuicio de la
caducidad de las acciones de estado, como por ejemplo la del artículo 258
del Código Civil, referido a la acción de impugnación de la paternidad
matrimonial, destinada a consolidar el estado de familia).

El estado de familia es inherente a la persona. No puede ser invocado ni


ejercido por ninguna otra persona que no sea su titular. No puede ser
transmitido mortis causa. No pueden subrogarse los acreedores del sujeto en
sus derechos para ejercer acciones relativas al estado de familia. Solamente
los derechos y acciones derivados del estado de familia, de carácter
meramente patrimonial, podrán ser ejercidos por vía subrogatoria por los
acreedores (por ejemplo, reclamar el pago de alimentos devengados y no
percibidos).

NATURALEZA JURÍDICA DE LA FAMILIA


La familia es considerada una institución social por lo tanto la ley no solo
legaliza el matrimonio, sino también a la filiación y la adopción. La
particularidad de miembro de la familia depende de la ley y no de la voluntad
de las personas.

Asimismo, la familia es una institución jurídica pero no una persona


jurídica. En esta materia no es posible aceptar figuras que sean en principio
directamente patrimoniales.

Por tanto, la naturaleza jurídica de la familia reincide en que es la función


del derecho que certifica adecuados elementos de control social de la
institución familiar asignando deberes y derechos.

La familia ha sido tradicionalmente entendida como la célula fundamental


de la sociedad, esto es, el espacio de socialización primaria donde la
persona se desarrolla desde una perspectiva integral, obteniendo la
experiencia necesaria para integrarse a esa gran familia que es la sociedad,
de allí que al Estado y a la sociedad interese regular, organizar y controlar
las estructuras familiares, para así procurar la más idónea formación del
ciudadano, en valores como la responsabilidad, la solidaridad y el respeto a
las instituciones legales y sociales.

Hoy en día, la familia es una institución que no escapa de la dinámica


social, por lo que en forma constante experimenta importantes cambios que
en los últimos tiempos han obligado a repensar su concepción desde
diversas miradas, ya sea desde la filosofía, la sociología, la economía, la
sicología, la historia, y, claro está, desde el derecho.

En otras palabras, la idea central del estudio es construir un concepto de


familias que contenga elementos que permitan identificar cuándo estamos
frente a un grupo de personas a quienes el derecho confiere efectos
personales y patrimoniales derivados de sus relaciones familiares, pues al
derecho importa la familia en la medida que las relaciones existentes entre
sus miembros sean susceptibles de generar derechos y deberes.

PAPEL SOCIAL DE LAS FAMILIAS EN LA ACTUALIDAD

Actualmente, la estructura de la familia ha variado considerablemente


durante el siglo XX y lo que ha transcurrido del siglo XXI debido al aumento
de años en la esperanza de vida y el mayor acceso a la educación.

Todo se debe que toda sociedad es dinámica, es decir, que avanza a


medida que evoluciona con respecto a los factores que constituye su entorno
estos pueden ser culturales, educativos, políticos, económicos,
demográficos, de origen natural…

La familia puede ser una institución que educa, forma, motiva y ayuda a
sus miembros y de esta manera invierte en su expansión y constituye una
contribución altruista, filantrópica conjugada al humanismo, desarrollando el
mantenimiento de la tarea como eje central y el hecho de dar tiempo y
espacio a los miembros del grupo familiar.

También es bueno mencionar que mientras más se educa al ser humano


se obtiene mejores logros en su calidad de vida, ya que sabe mediar,
conciliar y arbitrar para crear un clima de armonía en su entorno.

"El Papel Social de la Familia", parte del análisis de las funciones que
juega las familias en la sociedad, sus deberes y derechos dentro del
ordenamiento jurídico venezolano, y el rol que juega la mujer en el mundo
actual, la vinculación del derecho de familia con el derecho sucesoral, de tal
manera que el estudiante pueda analizar jurídicamente las situaciones
coyunturales y criticas de las familias que se encuentran dentro de la
comunidad. En este sentido, el manejo de herramientas teóricas, doctrinales
y legislativas permitirá en los estudiantes relacionar, comparar y aportar
soluciones jurídicas a los conflictos familiares encontrados.

Es a través de los conocimientos pertinentes a la formación de


profesionales que contribuyan al desarrollo de una sociedad más justa y
equitativa con un amplio sentido de compromiso social, que contribuirán a
que tengan una visión de las familias como base fundamental de la sociedad,
y que dichos conocimientos sean transmitidos a sus familias, así como a las
comunidades en los encuentros de las practicas comunitarias del eje
transversal Proyecto II; en aras de la construcción del socialismo del siglo
XXI.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LAS FAMILIAS

En los primeros tiempos, los orígenes más antiguos de la humanidad, el


hombre ha necesitado vivir en grupos para conseguir alimento, vivienda y
para luchar en caso de invasión de otros grupos a su territorio. La
reproducción fue otro motivo para agruparse, ya que en esta época primitiva
la relación sexual no se mantenía de forma individual, sino que existía entre
todos los miembros del grupo. Consecutivamente, quién era la madre de la
criatura, pero no se podía determinar con exactitud quién era el padre, por lo
que la familia en esta época fue de origen matriarcal. Con el pasar del tiempo
estos grupos primitivos buscaron tener relaciones sexuales con mujeres de
otras tribus, pero sin existir la singularidad en sus relaciones.

La pareja humana puede considerarse por sí sola como familia, se


requieren de dos grandes elementos añadidos a la unión sexual: la
permanencia más o menos prolongada y la cohabitación. Aunque de su
unión no resulte la procreación, la mujer y el hombre que cohabitan en forma
permanente constituyen la familia. Este grupo sencillo, básico y espontáneo
es el más importante, natural y antiguo de los núcleos sociales, la familia
entonces constituye el factor primordial de la vida social, y de la vida política.
Ya que, la célula familiar es donde se manifiestan los primeros síntomas del
bien y del mal, antes de estallar en el organismo más vasto y potente del
Estado: La sociedad misma. Pero la importancia social y jurídica de la familia
va mucho más allá de ser factor primordial de la vida social, a tal grado que
no es posible concebir la vida en sociedad sin la familia, pues constituye la
clave para comprender y facilitar el funcionamiento de la sociedad.

Por lo tanto, la familia provee de miembros a la comunidad y además los


prepara para que dentro de ella puedan cumplir adecuadamente los roles
sociales que les corresponden, de tal manera que se realiza en el seno
familiar una función educativa de suma importancia. La familia es el canal
primario para la transmisión de valores y tradiciones de la sociedad de una
generación a otra.

El ser humano al nacer, comienza en el seno de la familia a aprender las


normas de comportamiento que se consideran adecuadas, buenas o
morales.

Los antropólogos y sociólogos han desarrollado diferentes teorías sobre la


evolución de las estructuras familiares y sus funciones. Según éstas, en las
sociedades más primitivas preexistían dos o tres núcleos familiares, a
menudo fusionados por vínculos de parentesco, que se desplazaban juntos
parte del año pero que se dispersaban en las estaciones con escasez de
alimentos. La familia era una unidad económica: los hombres cazaban
mientras que las mujeres recogían y preparaban los alimentos y cuidaban de
los niños. En este tipo de sociedad era normal el infanticidio (muerte dada
violentamente a un niño de corta edad) y la expulsión del núcleo familiar de
los enfermos que no podían trabajar.

La constitución de la familia se remonta hasta los primeros momentos del


hombre, incluso numerosas especies animales constan de una organización
más o menos compleja en cuanto a materia familiar se refiere. En la Cultura
Azteca era predominante monogámica y no obstante la ilicitud de la
poligamia se toleraba en el caso de la clase dirigente o de las clases sociales
altas. La estructura familiar era patriarcal. Por lo que la familia no es un
elemento estático, sino que ha evolucionado en el tiempo en consonancia
con las innovaciones de la sociedad relacionada con los factores políticos,
sociales, económicos y culturales. Debido a esta evolución la familia ha
cambiado su estructura e incluso sus funciones.

ASPECTOS QUE MARCARON LA EVOLUCIÓN DE LA FAMILIA

* La subsistencia:

Basada en la recolección de frutos silvestres.

* Las relaciones sexuales:

Era promiscuaría lo que hacía difícil el saber quién era el padre, al inicio
de la evolución de la familia existían relaciones sexuales entre padres e hijos.

* La sobrevivencia:

El hecho de no existir el grupo familiar marca la necesidad de defender su


existencia individual fabricando armas.

El impulso de sobrevivir tiene dos efectos que lo diferencia de las demás


especies:

1) Utiliza la inteligencia. Esto le permite construir armas.


2) Empieza a vivir en comunidad. En grupo la defensa se mejora.

* La horda:

Formación social primitiva que tenía su razón de existir en la solidaridad


para sobrevivir.

Aunque entonces se mantenía la promiscuidad sexual, sin diferenciar


entre ascendientes o descendientes. Vivían en cavernas.

* La gens:

Conjunto de familias con antepasados comunes a través de la línea


paterna que vivían en un territorio propio unidos por vínculos de ese
parentesco.

Por lo general, este grupo es algo mayor que una familia extensa y
comparte un nombre común o apellido.

La palabra gens se introdujo en el contexto antropológico a finales del


siglo XVIII como sustituto de clan. Sin embargo, hoy no se utiliza de forma
generalizada.

* La fratría:

Fratría (Del griego fratrion, hermano). Agrupación de gens donde impera


la prohibición de matrimonio entre personas de una misma gens porque se
suponía que todos tenían un antepasado común.

* La tribu:

Conjunto de fratrías basada en el dominio de un territorio y que comparten


costumbres y lengua.
Por lo general, una tribu posee un jefe, una lengua, una cultura común y
una religión que predica la descendencia de todos sus miembros de un
progenitor común (formando así una única gens o clan).

LA FORMACIÓN DE LA FAMILIA VENEZOLANA (1498 – 1800)

El venezolano es un producto de un obligado y circunstancial mestizaje


entre indígena, europeos y africanos, cuyo producto es una liga formidable
de culturas en las que la familia venezolana, se distingue por su variada
idiosincrasia. Se calcula que el poblamiento de Venezuela por los primeros
grupos humanos procedía del Amazonas, los Andes y el Caribe, y se
dedicaban a la caza, la pesca y la recolección. Estos pueblos eran nómadas
y algunos vivían en cuevas, otros en chozas y viviendas construidas con
arcilla, madera y hojas de palma. Sus instrumentos de caza eran fabricados
con piedra, huesos y conchas marinas. La mayoría de investigadores de los
investigadores que han estudiado el pasado indígena venezolano han
coincidido en que el poblamiento del territorio venezolano se produjo a través
de oleadas humanas provenientes del sur del continente hace 15.000 años.

La familia nuclear, conformada por un matrimonio y sus hijos, de


constitución voluntaria y fundada en la relación afectiva de los cónyuges, es
relativamente nueva en la historia. Conceptos como la igualdad entre los
hijos, la infancia entendida como una etapa diferente de la vida, el sexo
relacionado al amor y solo a la procreación, la intimidad de la vida de familia,
con una madre, un padre y unos niños que se protegen y se quieren, no
estaban suficientemente generalizados y comprendidos así entre los
individuos a comienzos del siglo XIX. Por una parte, distintos autores
sostienen que el paso de la familia concebida como un espacio productivo y
público hacia la familia constituida como un espacio afectivo y privado, es
una conquista moderna.

LA FAMILIA DECIMONÓNICA (SIGLO XIX)

En la familia decimonónica persisten los valores patrimoniales, siendo el


padre el eje sobre el que pivota el sistema patrilineal de la transmisión de
bienes. La herencia se considera como un derecho consuetudinario y
tradicional, sancionado por la ley y los códigos civiles. Como marido, el padre
es también el administrador único de los bienes familiares.

La familia es, el mecanismo de socialización. En ella los hijos aprenden la


tradición, se empapan de educación paterna y adquieren los valores que les
serán útiles en el futuro. En la familia, se transmite a los individuos el código
simbólico referente a la nación, el nuevo marco referencial ahora imperante.
Durante el antiguo régimen muchas personas podían estar adscritas a
señoríos nobiliarios o eclesiásticos, o veían en el rey a una figura a la que
guardar fidelidad por encima de todas las cosas, ahora, con el
descubrimiento de conceptos como nacionalidad o ciudadanía, los individuos
han de aprender nuevos códigos de comportamiento, nuevas formas de
pensar, nuevos valores y estructuras. Para este menester, la familia, así
como en la escuela, se manifiestan como el caldo de cultivo ideal.

Familia y Estado aparecen como instituciones similares, aunque


actuantes en rangos diferentes. Ambos proveen de bienes materiales y
espirituales: el individuo recibe cuidados sanitarios, es formado y educado,
es defendido; en ambos el individuo tiene un lugar y una identidad, lo que le
garantiza unos derechos al mismo tiempo que unos deberes: la persona
quiere por nacimiento unas señas de adscripción únicas que le identifica de
por vida y que se pretende sean motivo de orgullo y singularidad, posee un
apellido asi como una bandera, conoce a sus antepasados; tanto en el
ámbito familiar como en el estatal ha de trabajar a favor del bien común,
convencido de que ambos son inseparables: debe aportar, a partir de cierta
edad, a la economía familiar (salario) y al Estado (impuestos), debe prestar
parte de su tiempo en forma de servicio a la comunidad, tales como el trabajo
o la milicia.

LA FAMILIA CONTEMPORÁNEA (SIGLOS XX – XXI)

Las sociedades contemporáneas, especialmente las occidentales, tienden


a creer que la familia nuclear es una forma natural de relaciones familiares.
La familia es concebida como un espacio de intimidad, amor y apoyo donde
los individuos pueden escapar de los efectos de las fuerzas
deshumanizantes de la sociedad moderna. Generalmente, la familia se
representa, como una entidad proveedora de amor y protección de las
asperezas del mundo industrializado, y como un espacio de calidez,
compresión y cariño de la madre amorosa y la protección que debería
esperarse de un padre.

Sin embargo, la idea de protección familiar ha venido declinando en la


medida que la sociedad civil tiende a intimar cada vez menos sus conflictos,
proceso que ha sido acompañado por la emergencia de los derechos
humanos y la protección del Estado.

Además, el ideal de realización personal o familiar ha sido reemplazado


como el principal ideal de la familia. Desde ese punto de vista, se considera
que las estructuras familiares de tiempos anteriores fueron superiores en
tanto que eran más estables y felices, al mismo tiempo que pocas veces
debían lidiar con cuestiones como la descendencia ilegitima o el divorcio. No
obstante, en términos de la observación empírica e histórica, nunca existió
una edad dorada de la familia.

FUNCIONES SOCIALES DE LA FAMILIA

* Favorece el desarrollo afectivo, el niño se siente unido a las personas con


quien convive y esto hará que su desarrollo esté centrado, integrado y feliz.
Mediante la proliferación de rituales, costumbres, normas…facilita la
adscripción a un estatus determinado para sus componentes.

* Ofrece las primeras normas y modelos de conducta por aprendizaje vicario.

* Establece los criterios morales a través del modelaje que ejercen los
padres.

* Favorece los procesos de identificación, auto concepto, aceptación,


identificación sexual e integración.

* Facilita la adaptación personal y social proporcionando las imprescindibles


relaciones humanas de igualdad, jerarquización, variación de roles…

* Favorece el desarrollo de las capacidades cognitivas, de las interacciones


verbales, ofrece el esquema inicial de distintos lenguajes (verbal, gestual,
afectivo…).

* Contribuye al proceso de socialización y aculturación de los hijos.

EDUCACIÓN DE LA FAMILIA

La educación es desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y


morales del niño o del joven. La palabra ‘educación’ deriva del término latino
‘ducere’ que significa guiar. Por tanto, educar es conducir a alguien en el
conocimiento. Sin embargo, esta tarea de guía sigue presentando
dificultades para los padres y los docentes ya que no se sabe muy bien el
modo en que se ha de hacer puesto que cada persona es distinta y no
existen reglas fijas para todos. Educar es humanizar. Nacen las personas,
pero se aprende a ser humanos, sociales, morales a través de la educación.

La familia es el primer contexto en el que un niño es educado, es escuela


de amor y aprendizaje, por tanto, los padres son los primeros y principales
responsables de su educación. La familia es el ámbito de mayor protección y
crecimiento del niño.

Viladrich P, asevera que: “No hay en toda la sociedad otra realidad


educativa, en sí y por sí misma, que contenga un real poder educativo de
efectos tan penetrantes, tan amplios y duraderos, tan connaturales, además,
con el educando”.

En este sentido hay que desterrar un hábito social muy extendido y


pernicioso: el miedo que muchos padres tienen a sus hijos. Cierto es que la
educación ha cambiado mucho desde la época de nuestros abuelos o incluso
de nuestros padres donde imperaba el patriarcado. Actualmente, no
obstante, la situación se ha invertido de tal manera que hay en un filiarcado,
son los hijos los que marcan el rumbo de muchas familias y se hace urgente
y necesario un cambio en este sentido; no es lo mismo la permisividad que la
tolerancia.

En tal sentido, la familia es el contexto donde se aprenden los valores y


se forja la personalidad. Y los padres tienen la obligación para con sus hijos
de darles una correcta formación en valores que los construyan como
personas libres, autónomas, maduras, responsables, sólidas y solidarias.

CIVISMO EN LA FAMILIA

El civismo involucra el comportamiento en sociedad. En menor escala, en


el entorno de la familia, es el respeto por los abuelos, los padres y los
hermanos. Es amor y solidaridad con quienes nos unen vínculos de sangre o
de enlace. Y en otra escala menor, es el respeto y la solidaridad con quienes
se trabaja o estudia.

El ser cordiales es parte de ser cultos, de ser educados, de tener sentido


cívico. Por ello, saludar con cortesía no es un mero gesto de rutina. Y acudir
en ayuda del colega, amigo o vecino es civismo. Además, el problema de la
sociedad no es solamente que el civismo y la urbanidad han decaído, sino
que el irrespeto y la violencia producen afectación emocional e implicaciones
no solo sociales sino también para la salud.

Asimismo, el uso de palabras crudas e inapropiadas, el irrespeto a los


adultos mayores y a los padres, la violencia intrafamiliar, sobre todo contra la
mujer, son situaciones dolorosas de esta época.

SOCIALIZACIÓN EN LA FAMILIA

La socialización es el proceso por medio del cual los niños adquieren


conductas, creencias, normas morales y motivos que son el objeto del
aprecio de su familia y de los grupos culturales a los que pertenece. Los
padres son los agentes principales y más influyentes, aun cuando no sean
los únicos, de la socialización, sobre todo, durante los primeros años de su
vida, porque mantienen interacciones más frecuentes e intensas con el niño
que cualquier otra persona.

Por consiguiente, hay tres procesos o mecanismos fundamentales que


contribuyen a la socialización. Desde un principio, los padres entrenan a los
pequeños al recompensar (reforzar) las respuestas que quieren fortalecer y
castigar, y otras respuestas que desean reducir o eliminar. Muchas de las
repuestas de los niños las adquieren mediante la observación de otros y la
emulación de su conducta. Un tercer proceso más útil, el de la identificación,
explica la adquisición de otras pautas de conducta, motivos, normas y
actitudes complejas.

En todas las culturas los niños tienen que ser socializados para ejercer
algún control sobre sus motivos o respuestas agresivas. Las formas y las
frecuencias de agresión que un niño exhibe depende primordialmente de las
experiencias sociales entre las que figuran la cantidad de refuerzos recibidos
por tal conducta, la observación e imitación de los modelos agresivos y el
grado de ansiedad o culpa asociados a la expresión agresiva, pero los niños
difieren entre sí en lo que respecta a sus reacciones ante la frustración.

En los conceptos generales que los niños tienen de sí mismo, influyen


muchísimo las relaciones con otros miembros de la familia, Las madres de
los niños que obtienen elevadas calificaciones en los test de autoestima,
aceptan a sus hijos, les dan apoyo, se preocupan por ellos y son afectuosas.

La observación de modelos de los padres y la identificación poseen


máxima importancia para la adquisición de conductas pre sociales como son
la veracidad, la generosidad, el altruismo, la bondad, la consideración por los
derechos y bienestar de los demás. El uso del poder por parte de los padres,
está asociado a bajos niveles de conducta pre social, en tanto que la
inducción, el razonamiento, el señalamiento de las dolorosas consecuencias
que puede tener la conducta del niño esta correlacionado con esta clase de
conducta.

El control de la autoridad ejercida por los padres, combinados de


cuidados, atenciones, control elevado, aliento positivo a elevar esfuerzos,
para obrar con autonomía e independencia por parte de los niños, da lugar a
que cuando este se encuentre en edad preescolar se desarrolle su madurez,
su capacidad, el contento y la independencia, así como el dominio de si
mismo, del gusto por la exploración y de una orientación social extrovertida.
Las relaciones con hermanos y hermanas pueden ser también reguladores
importantes de la personalidad y de la conducta social del niño.

CULTURA EN LA FAMILIA

La Cultura Familiar es el conjunto de valores, usos y actitudes que definen


el quehacer de una familia. En el caso de las familias empresarias, dicha
cultura suele estar fuertemente marcada por la personalidad y manera de
hacer del fundador, aunque evoluciona a través de las generaciones.

La cultura de la familia suele tener un reflejo en la empresa, y a su vez, la


cultura de la empresa tiene influencia en la familia. Dicha cultura, aunque
existente, es muchas veces desconocida por los propios miembros de la
familia, que la incorporan de forma automática a su carácter a través de la
educación formal e informal que reciben de la generación precedente.
Identificarla y conocerla es de gran utilidad para fomentar la unión entre
familiares, el compromiso con la empresa y el respeto y reconocimiento de
su valor más allá del patrimonio.

ECONOMÍA EN LA FAMILIA

La economía es la ciencia que se encarga de administrar adecuadamente


todos los bienes con los que cuenta un individuo y así satisfacer sus
necesidades. La economía familiar tiene por objeto una adecuada gestión de
los ingresos y los gastos del núcleo familiar haciendo una correcta
distribución de los primeros, permitiendo así la satisfacción de sus
necesidades materiales, atendiendo aspectos fundamentales de su
desarrollo, como la alimentación, la ropa o la vivienda.

La economía doméstica es, por tanto, regular, controlar, proveer y


satisfacer a los miembros de una familia de los recursos suficientes para
tener una calidad de vida. Esta gestión es una responsabilidad de todos los
miembros del núcleo familiar, que deben conocer todos los componentes de
dicha economía, como son el trabajo, los ingresos, los gastos y el ahorro.

La economía familiar es entendida como una microeconomía que se debe


distribuir adecuadamente, evitando el sobreendeudamiento y aumentando la
capacidad de ahorro del individuo. Para ello deben existir normas internas
que la rijan, abogando por un consumo responsable en el hogar, atendiendo
a las realidades existentes.

La función de los administradores de un hogar es complicada, ya que no


sólo conlleva herramientas económicas y administrativas, sino también
humanas, de interrelaciones con la familia. Con todo se puede afirmar que la
economía doméstica es una técnica necesitada de un aprendizaje que
proporcione la experiencia necesaria para la realización de una buena
administración.

REPRODUCCIÓN FAMILIAR

Por el término de reproducción, se entiende como una tendencia a


conservar la misma posición en la estructura (social) y económica a través de
la transmisión del patrimonio familiar en forma directa y/o indirecta de una
generación a otra.

En primer lugar, dicha educación implica un contexto donde se aprenden


nuevas formas de pensar y valorizar, y se amplían los círculos sociales,
formándose nuevos grupos de referencia. Esto puede modificar el efecto de
socialización dentro de la comunidad japonesa, que se mencionará más
adelante. Segundo, a través de la misma educación se consigue una
ocupación de alto nivel de ingreso, por lo cual se logrará una mayor
independencia económica sin contar con el apoyo de los hijos.
En el caso de heredar el negocio familiar, esto puede afectar a las
expectativas por vía de la posición económica de su hogar. Los propietarios
de una empresa o negocio, mantendrán mayor expectativa de la solidaridad
intergeneracional por dos razones. Primero, porque su organización social
requiere de mayor cooperación de los miembros de dos generaciones en un
mismo grupo familiar y genera un ámbito de conservación de su interés
colectivo. Segundo, porque la sucesión del patrimonio familiar; implica una
mayor base de control del padre sobre el comportamiento de los hijos a
cambio de trasmitir su herencia.

También podría gustarte