Está en la página 1de 13

Cuadro de Objetivos y Contenidos para la Enseñanza de la Biblia para 12 a 14 años

Temas

Propósitos

Objetivos generales

Dios y su palabra

Que los jovencitos y las jovencitas:

La Palabra de Dios Adoptar hábitos de estudio de la Biblia en forma cotidiana y reflexiva. Aceptar la Biblia como la autorrevelación de Dios, y la comunicación de la Divinidad con la humanidad. Aceptar los principios bíblicos e incorporarlos a su vida cotidiana. Perfeccionar la habilidad de definir conceptos basado en sus propias experiencias y en los contenidos que conoce de la Palabra de Dios. Reconocer la fidelidad de la Biblia al presentar tanto las virtudes como los defectos de los protagonistas de los relatos. Desarrollar habilidades y adquirir herramientas para la investigación y el estudio de la Biblia. Incrementar la comprensión del texto bíblico, la reflexión personal y la aplicación a su vida personal. Descubrir cómo actúa Dios en la vida de sus hijos por medio del estudio de las experiencias de distintos hombres y mujeres de la Biblia. Descubrir en los relatos de la Biblia orientaciones y principios aplicables a problemas propios de su edad. Identificar ejemplos en la Biblia de cómo vivir una vida de fe.

Realicen un estudio de la Biblia de modo que fundamenten sus creencias y encuentren por sí mismos respuestas que desemboquen en convicciones personales.

Encuentren un

significado especial en su relación con Jesús.

Dios el Padre Iniciarse en la comprensión del carácter de Dios revelado en los Diez Mandamientos. Desarrollar conceptos y actitudes positivos hacia Dios, así como una relación de confianza y dependencia de él. Aceptar la orientación divina en las decisiones de esta etapa de su vida.

 

Jesús Conocer al Hijo de Dios como el Dios que estuvo dispuesto a obedecer para salvar a las personas. Descubrir la relación entre las profecías mesiánicas y la vida y obra de Cristo. Comprender la actitud de Jesús ante las Escrituras.

El Espíritu Santo Reconocer la obra y la voz del Espíritu Santo que trabaja en su vida y lo lleva al arrepentimiento. Comprender la intervención del Espíritu Santo en la inspiración de las Escrituras.

Creencias fundamentales Manifestar una comprensión más profunda de las creencias de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y su relación con los principios bíblicos.

   

Espíritu de Profecía Familiarizarse con algunos mensajes específicos para los jovencitos contenidos en los libros de Elena de White. Comprender la relación entre el profetismo bíblico y el ministerio de Elena de White. Reconocer en los mensajes de Elena de White las verdades bíblicas sobre la obra del Redentor. Valorar y utilizar mensajes inspirados de los libros de Elena de White para ampliar los textos bíblicos. Iniciarse en la comprensión de las profecías relacionadas con la finalización del conflicto.

La gracia y la salvación

Incrementen su comprensión del plan de salvación.

El pecado Afirmar la comprensión de que Dios no es el causante del pecado y de que el ser humano depende de Dios después de la caída. Reconocer el altísimo costo que significó para Dios la salvación de la humanidad. Incrementar su comprensión acerca de las consecuencias del pecado. Comprender que por la fe en Cristo se puede suplir toda deficiencia de carácter.

Tomen la decisión por Jesús y la

testifique por medio del bautismo.

Jesús Relacionarse con Jesús como el mejor amigo y el único Salvador. Señalar versículos del Antiguo Testamento que anuncian al Mesías y que se cumplieron a su tiempo. Caracterizar el liderazgo de Jesús, su adecuación a las necesidades humanas y el propósito de sus predicaciones, enseñanzas, sanamientos y milagros. Observar en los milagros de sanamiento, la necesidad del poder divino y de la fe del receptor. Interpretar las lecciones en las parábolas de Jesús. Observar las características distintivas de los discípulos y cómo Jesús los modeló para cumplir la misión evangélica.

La salvación Asumir una posición favorable ante el ofrecimiento de salvación (la gracia) que nos hace Dios, aunque no lo merezcamos. Comprender el respeto que tiene Dios por nuestras decisiones. Comprender los alcances y efectos del pecado y obtener esperanza en las promesas de salvación que Dios nos hace. Afirmar la idea de que Dios es el mismo ayer, hoy y siempre, y que su plan de salvación es permanente. Contemplar la muerte de Jesús y comprender que es la máxima victoria que nos asegura la salvación.

Perdón Afianzar la comprensión de la gracia divina: cómo se consigue el perdón por medio del arrepentimiento, la confesión, el pedido y la aceptación del perdón. Afianzar el proceso del perdón (la gracia) y profundizar la comprensión del perdón (la gracia) de Dios. Experimentar la paz del perdón (la gracia) en su propia vida.

   

Conversión y bautismo Comprender la importancia del bautismo como testimonio público de su pacto con Jesús. Comprender el significado real del bautismo mediante los símbolos de la muerte y resurrección de Jesús.

Confianza en Dios y oración Manifestar una mayor seguridad y confianza en las promesas de Dios basado en las experiencias espirituales que ha tenido. Reconocer la capacidad de Dios para solucionar los problemas humanos de la forma más conveniente, como evidencia de su amor. Afianzar hábitos de oración y de devoción personal diarios.

La obediencia Asumir con responsabilidad el uso de la libertad y comprender la importancia de vivir de acuerdo con el plan de Dios. Asumir el compromiso de vivir de acuerdo con lo que cree. Fundamentar la felicidad del ser humano en la obediencia a la ley de Dios. Redescubrir lo que Dios ha hecho por él y qué puede hacer como respuesta a ese amor.

El gran

Comprendan el carácter de Dios en la historia del gran conflicto y su plan diseñado para nosotros.

La creación Redescubrir a Dios como el Creador y el Sustentador de la vida en el plan perfecto de la creación y redención del hombre. Asombrarse ante el elevado origen del hombre y el plan perfecto de Dios para volverlo a la misma condición. Valorar la importancia del matrimonio como institución divina para la felicidad de las personas. Fundamentar la existencia y necesidad del sábado como día de reposo.

conflicto

 

El gran conflicto Incrementar su conocimiento acerca del origen, desarrollo y fin del conflicto cósmico y de su rol en el mismo. Reafirmar la certeza de la segunda venida de Jesús como conclusión del conflicto.

Los valores y el carácter cristiano

Internalicen principios generales que orienten su carácter y sus

Familia Valorar al matrimonio como una institución creada por Dios para felicidad del ser humano y para sustento de la familia. Internalizar el valor de la pureza en las relaciones como base de la amistad y el noviazgo.

decisiones en la vida.

Mayordomía Asumir una actitud de defensa y cuidado del ambiente, siendo responsable de los recursos que tiene a su alcance y manifestando sus convicciones ante otros. Respetar todas las formas de vida, especialmente la vida humana desde la concepción hasta la senectud.

Desarrollo del carácter Continuar el desarrollo de la confianza en Dios y el valor de hacer lo correcto. Continuar con el desarrollo de la práctica de la empatía y compasión en acciones hacia otros. Desarrollar principios generales que guiarán su conducta durante toda la vida. Aplicar sus creencias en discusiones con pares contando con la asistencia de adultos maduros. Aplicar las ideas obtenidas en las discusiones a la vida cotidiana. Desarrollar una inclinación al servicio tanto en la elección de una profesión futura como en la vida cotidiana. Afianzar la seguridad en sus estrategias ante la presión negativa de los pares. Desarrollar habilidades de liderazgo y una influencia positiva en sus pares. Desarrollar un carácter firme y orientado hacia los valores fundados en la Palabra de Dios. Elegir a Jesús como modelo, siendo firme con sus principios ante las presiones de los amigos.

Respeto Apreciar la magnitud de la influencia que ejerce sobre otros y la que éstos tienen sobre él. Valorar, respetar y cuidar a las personas cercanas (del hogar , de la escuela y el barrio) y manifestar interés y solidaridad hacia otros grupos más lejanos. Tomar conciencia de las consecuencias y los daños producidos por la crítica. Defender sus ideas personales acerca de su cosmovisión y poder dar respuestas más seguras a las preguntas existenciales que se hace el adolescente. Resaltar el valor que le asigna Dios a los jóvenes e incrementar su respeto propio, basado en la pertenencia a la familia de Dios. Aprender a respetar a las autoridades en el marco de la obediencia a Dios antes que a los hombres.

Estilo de vida Valorar su cuerpo como templo del Espíritu Santo y manifestarlo viviendo una vida temperante y de testimonio positivo para sus compañeros. Adoptar una actitud de abstinencia ante cualquier conducta que perjudique su salud física, mental o espiritual. Fundamentar en los principios bíblicos la selección de pasatiempos, programas de televisión, videos, juegos de computadora, amistades, lugares de recreación, ropa, y música.

Servicio Idear y participar en proyectos de servicio personales y grupales de mayor complejidad.

La iglesia y su misión

Se identifiquen activamente con la familia de la iglesia y se comprometan con la misión de predicar el evangelio.

Familia de Dios Evidenciar gozo y satisfacción por formar parte de la familia de Dios, por pertenecer a la iglesia y por participar de sus cultos y ritos. Comprender el verdadero propósito de la iglesia y su misión aquí en la tierra, y desear formar parte del pueblo de Dios. Tomar conciencia de sus dones espirituales y estar dispuesto a desarrollarlos.

Testificación Participar en distintas formas de testificación individual y grupal sobre sus creencias e involucrarse en pequeños proyectos de evangelización.

CONCEPTOS BÁSICOS

La Biblia: Fuente de conocimiento de Dios. Una guía para resolver los problemas de los adolescentes. La inspiración de la Biblia. Valor de su estudio. Métodos de estudio. Elementos básicos de la exégesis. Técnicas de la escritura hebrea: repetición, contraste, simbolismo. Profundización de las doctrinas. Relaciones entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.

Vidas inspiradoras en la Biblia: Estudio de casos en profundidad. Rastreo de biografías en la Biblia, libros de Elena de White y el Comentario bíblico adventista. Los valores que podemos aprender por medio de los aciertos y errores de los personajes de la Biblia. Ejemplos de vidas similares a las nuestras con finales victoriosos.

Las profecías: Mensajes de profetas de Dios: los ejemplos de grandes profetas del Antiguo Testamento (Elías, Isaías). El destino de las potencias mundiales en la profecía de Daniel. Las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento: su cumplimiento en Cristo.

Dios: El fundamento de la vida cristiana: el conocimiento de Dios. Las parábolas que nos enseñan acerca de la persona de Dios. El perfil de Dios revelado en el conflicto cósmico que comenzó antes de la creación del mundo. Cómo conocer la voluntad de Dios. El interés de Dios en los problemas del adolescente. La invariabilidad de Dios a través de la eternidad.

La comunicación con Dios: La oración y la lectura de la Biblia como base del crecimiento cristiano.

La Trinidad: Evidencias del trabajo de la Trinidad registradas en la Biblia. Lo que cada persona de la Trinidad está haciendo hoy por mí.

Jesús, nuestro modelo: Cristo, el enviado de Dios para batallar contra Satanás en la tierra. La vida de Jesús es un espejo del carácter de Dios. La niñez y adolescencia de Jesús, un ejemplo para mí.

Misión de Jesús: Mostrarnos al Padre; señalar el camino de la salvación; aliviar las necesidades físicas y espirituales de la humanidad; consumar la obra redentora en la tierra por medio del sacrificio en la cruz.

Las enseñanzas de Jesús: Los mensajes para los ciudadanos del reino. Las Bienaventuranzas. El Padrenuestro. Los llamados de Jesús a la salvación. La predicción de su muerte y la transfiguración.

Las parábolas: Las parábolas como las estrategias de enseñaza predilectas de Jesús. Parábolas de advertencia; parábolas de enseñanza; parábolas de predicción. Parábolas modernas.

Milagros de Jesús: Por qué Jesús pudo realizar milagros. Razón de los milagros en la época de Cristo. Los milagros actuales.

Los discípulos de Jesús: Vida de Juan el Bautista. Misión y carácter de su obra. Actualidad de su mensaje. El llamamiento de los discípulos. El cambio en la vida de los discípulos a partir de su relación con Jesús. Del discipulado al apostolado.

El ministerio de Jesús en el santuario celestial: La tarea sacerdotal de Jesús. Por qué únicamente él puede interceder por nosotros. El santuario y sus elementos simbólicos como una explicación del plan de salvación.

El gran conflicto: La creación de los ángeles. La rebelión de Lucifer. La disensión entre los ángeles. El proceso de caída de Lucifer en contraste con el gran amor y la misericordia manifestado por Dios en el origen del gran conflicto. Libre albedrío y obediencia. La naturaleza del pecado. La victoria sobre el pecado. El fin del mal en el universo.

La creación: Creación de la tierra y del ser humano. Relación de Adán y Eva con Dios antes del pecado. Peligros advertidos. Modos o estrategias del engaño satánico. Consecuencias del pecado de Adán y Eva. Las promesas de restauración.

El sábado: Su propósito y la bendición de dedicarlo al Señor. La importancia del sábado en los tiempos finales.

El matrimonio: Una institución creada por Dios desde el Edén para la felicidad humana y el sustento de la familia. Importancia de la educación cristiana para el establecimiento de los hogares cristianos. La pureza de las relaciones entre el hombre y la mujer. Modelos de matrimonios en la Biblia: en el Edén, el de Isaac y Rebeca y en las bodas de Caná. La preparación para un matrimonio feliz.

El desarrollo de la fe: Concepto de fe a partir de las vivencias personales. Cómo conocer la voluntad de Dios y avanzar en las decisiones por fe. El crecimiento en la fe de Abraham.

La conversión: La situación del corazón humano y el cambio. El proceso de cambio por el trabajo del Espíritu Santo. Fe y obras en la conversión. La vida cristiana luego del “nuevo nacimiento”.

El bautismo: El ejemplo que nos dio Jesús cuando fue bautizado. El bautismo es un testimonio público de nuestra entrega al Señor o de nuestra relación especial con Dios. Razones bíblicas del bautismo por inmersión.

La segunda venida: Características del segundo advenimiento. Señales de la proximidad del regreso de Jesús. Nuestra preparación para el tiempo de angustia. El tiempo de gracia y el fin del mismo. El remanente de Dios. La preparación para la traslación. El descanso en Jesús en los momentos difíciles.

La muerte: La actitud del cristiano ante la muerte. La esperanza de la resurrección. La respuesta bíblica ante distintas posturas populares y clásicas respecto del estado de los muertos.

La tierra nueva: Estar ante la presencia de Dios. Las delicias del hogar que Dios nos está preparando. Detalles revelados por los escritos de Elena de White.

El juicio: La justicia y la misericordia que revelan el carácter de Dios. El juicio en el marco del gran amor de Dios por la humanidad. La vindicación de la justicia de Dios durante el milenio. Última fase del juicio de Dios: regreso a la paz.

La oración: La oración como una experiencia personal. Dios escucha las oraciones de los adolescentes. La oración intercesora.

La ley de Dios: El propósito de la ley: mostrarnos el pecado. Relación entre la ley y la gracia. Jesús y sus enseñanzas acerca de la ley. El lugar de la ley en el origen, desarrollo y final del gran conflicto. Diferencia entre leyes y normas.

Mayordomía: Parábolas relacionadas con la mayordomía. Nuestra responsabilidad en la administración de la vida, de los bienes y los talentos. Significado y valor de los pactos con Dios.

Estilo de vida: La pureza y la rectitud como base de una vida saludable y feliz. Biografías bíblicas y contemporáneas que muestren estilos de vidas saludables y victoriosos. La salud física necesaria para la salud espiritual. El cuidado de las “avenidas del alma” o de los sentidos. Cómo elegir qué ver, escuchar y gustar entre todas las posibilidades que nos ofrece la sociedad.

Espíritu de servicio: Lo que el mundo necesita de los cristianos. El servicio a los amigos y a la familia. El rol del adolescente en la misión de servicio de la iglesia.

La iglesia: Qué es el remanente. El remanente a través de las épocas. La elección de un pueblo por parte de Dios para cumplir la misión de evangelización. La organización de la iglesia primitiva y la de la iglesia actual. Concepto de iglesia como “centro de recuperación”. Por qué es necesario congregarse. Mi responsabilidad en relación con la influencia que ejerzo sobre los demás.

Vidas inspiradoras: Restauración de la verdad en la obra de Martín Lutero. La proclamación de la verdad en los últimos días: Elena de White. Los mensajes inspirados para adolescentes. Libros de Elena de White especialmente preparados para los jóvenes.

HABILIDADES

Observación: Desarrollo de la agudeza en la observación. Capacidad para observar reflexivamente y tener un punto de partida preciso para el pensamiento crítico.

Comparación: Búsqueda de características comunes, opuestas o comparables por alguna de sus variables en hechos bíblicos e históricos. (Ejemplos: Daniel 2 y la historia; arrepentimiento y remordimiento; las decisiones tomadas por habitantes de otros mundos y las de nuestros primeros padres; los mensajes de Pablo y las tradiciones judías).

Clasificación: Ordenar conceptos, personajes y objetos en categorías o grupos, según sus atributos. Ordenar hechos según principios.

Indagación: Creación de estrategias personales de investigación. Desarrollo de la capacidad de realizar preguntas con un enfoque más científico y con mayor precisión en relación con el tema de indagación.

Elaboración de hipótesis: Proponer hipótesis de soluciones a problemas espirituales basados en casos reales. Ser capaz de reunir datos de distintas fuentes bibliográficas y anecdóticas para apoyar la hipótesis.

Defensa de hipótesis: Compromiso con su hipótesis a fin de poder defenderla y sustentarla. Humildad para aceptar las comprobaciones ajenas o el fracaso de las suyas.

Identificación de ideas nucleares: Análisis de las partes centrales de textos bíblicos y las ideas principales de las citas y capítulos de libros de Elena White.

Normativa: Identificación e interpretación de las normas familiares, institucionales, de la comunidad, de la Biblia y de la iglesia. Diferenciación entre normas y leyes.

Creatividad: Tomar elementos existentes y combinarlos de una forma novedosa. Ejemplos: elaboración de paráfrasis con textos de la Biblia; comentarios acerca de versículos especiales; creación de poemas y canciones.

Reflexión: Estrategias de devoción privada. Capacidad para pensar con profundidad las ideas antes de expresarlas, e incluso ser capaz de pensarlas solamente para sí mismo.

Metarreflexión: Ser capaz de reflexionar con mayor objetividad que en el ciclo anterior, acerca de sus propios aciertos y errores. Capacidad de autoevaluación comparando sus acciones y pensamientos con los parámetros que le ofrece la Palabra de Dios.

Discernimiento: Habilidad para distinguir y diferenciar valores y conductas erróneas, especialmente aquellas que son el resultado de problemas en “zonas grises”.

Jerarquización: Capacidad para ordenar actitudes, trabajos, tiempos y decisiones según una escala de valores.

Proyección: Plantearse metas de mayor responsabilidad y trabajar para lograrlas. Dirigir sus actitudes y conductas hacia el objetivo deseado. Planificar proyectos que impliquen la cooperación con sus compañeros para lograr una meta.

Memorización: Repaso y fijación de versículos, libros de la Biblia, patriarcas, reyes, etc. Aprendizaje de canciones nuevas. Memorización de citas de los escritos de Elena de White que sean una salvaguardia contra las tentaciones de los jóvenes. Elaboración propia de estrategias de repaso para los temas aprendidos.

Acrecentamiento léxico: Perfeccionamiento del uso del lenguaje para expresar conceptos espirituales. Expresión de ideas con mayor justeza al tema del que se quiere hablar. Desarrollo del discurso para defender ideas, indagar, elaborar respuestas y realizar ensayos sencillos sobre algún tema. Uso de diccionarios bíblicos.

Conceptualización: Elaboración de conceptos que comprenden el significado y el alcance del mismo en su vida espiritual.

Inducción: Elaboración de conceptos generales a partir de versículos o hechos particulares.

Deducción: Elaboración de conceptos a partir de principios generales y comprobación bíblica de los mismos.

Diálogo y discusión: Capacidad para comunicarse oralmente en forma ordenada y respetuosa de las opiniones ajenas. Desarrollo de la capacidad de dialogar de distintas maneras, tales como el debate, o la técnica de cuchicheo.

Interacción grupal: Intercambio en un ambiente cooperativo de trabajo. Capacidad para liderar un pequeño grupo o de responder al líder trabajando por las metas que se han propuesto alcanzar.

Descripción: Utilización del lenguaje escrito para explicar hechos y sentimientos de la vida espiritual.

Producción de informes: Elaboración de resúmenes, síntesis, cuadros sinópticos, gráficos y redes conceptuales para comunicar informes.

Argumentación: Poder enfrentar argumentos con los que no está de acuerdo con mayor seguridad. Expresión de acuerdos y desacuerdos, defensas y acusaciones respecto de temas espirituales fundamentando las opiniones en la Palabra de Dios.

Aplicación: Capacidad para ejemplificar conceptos bíblicos con hechos que le hayan sucedido en su vida. Utilizar párrafos inspirados para obtener paz y seguridad en momentos de ansiedad y de decisiones. Poder extraer lecciones de parábolas actuales; encontrar la aplicación de un texto a su situación de adolescente.

Narración: Creación y recreación de relatos, biografías, parábolas y anécdotas para ser narrados.

Experimentación: Realización de experiencias en el plano de la percepción, los sentimientos y las decisiones.

Coordinación visomotora: Prácticas en la utilización de técnicas grafo-plásticas. Desarrollo de destrezas tales como el modelado, dibujo, pintura, collage, construcción de modelos a escala, etc. Expresión corporal y gestual que amplíe el campo de experiencias para una mejor comprensión de las verdades bíblicas.

Entonación: Capacidad para ponerle música a los textos bíblicos o crear nueva letra a una melodía conocida. Entonación y memorización de mayor cantidad de himnos cristianos. Participación en actividades musicales durante los cultos y devocionales.

Ubicación temporal: Integración de los hechos bíblicos a la historia universal: ser capaz de contextualizar, situar historias con los hechos contemporáneos y ubicarlos en la línea del tiempo. Ubicar la historia en el contexto del conflicto cósmico.

Ubicación espacial: Lograr mayor destreza en la producción, diseño y manejo de mapas de la época bíblica y actual. Habilidad para marcar rutas, itinerarios y pueblos en los mapas.

Manejo de la Biblia: Búsqueda y relación de versículos por temas. Uso de concordancias bíblicas. Rastreo de personajes o temas siguiendo los versículos encadenados. Elaboración de estrategias personales de búsqueda en la Biblia. Uso de concordancias, diccionarios y comentarios bíblicos.

Definición de términos: Capacidad para definir conceptos con mayor precisión y entender su significado.

Comprensión de textos: Adquirir la habilidad de abordar textos en forma independiente y comprender cuál es la idea que quiere transmitir el autor.

Interpretación: Habilidad progresiva para interpretar versículos, parábolas, principios y normas.

Análisis y síntesis: Perfeccionar la habilidad de analizar textos, casos y problemas de la vida real, relacionándolos con otros casos conocidos de la Biblia. Poder reunir todos los hechos y el contexto de los mismos para poder estudiar las partes y sacar conclusiones.

Juicio crítico: Adquirir mayor independencia y seguridad en su propio juicio teniendo como principal referente la Palabra de Dios. Habilidad para “leer entre líneas” los mensajes de los medios de comunicación, la literatura, las películas y la música, y seleccionar las cosas que lo enriquecerán espiritualmente.

Organización: Habilidad para planificar y preparar proyectos para preparar exposiciones de datos y organizar trabajos grupales.

Exposición de datos: Progreso en las técnicas de transmisión de sus ideas a los demás. Elaboración propia de estrategias de comunicación e incorporación de soportes tecnológicos para emitir los mensajes.

Cooperación: Apertura y colaboración en las acciones cooperativas. Disposición para realizar proyectos grupales u otros tipos de proyectos que proponga el profesor. Disposición para acordar, aceptar, crear y respetar reglas consensuadas por el grupo. Respuesta madura hacia las reglas que no comparte pero que el grupo ha acordado.

ACTITUDES

Actitud crítica: Afianzar su actitud crítica y responsable en el mayor discernimiento e independencia que está adquiriendo y en el mayor conocimiento de la voluntad de Dios.

Apertura: Avanzar hacia conceptos nuevos, otros puntos de vista y diversas maneras de ver un mismo problema. Aprecio por el pensamiento de los demás y curiosidad por conocer las ideas de otros.

Amor: Valoración del amor que Dios manifiesta hacia sus hijos otorgándoles siempre otra oportunidad para la salvación. Ser capaz de manifestar amor hacia sus compañeros y familiares de manera apropiada.

Arrepentimiento: Distinción entre arrepentimiento y remordimiento. Mostrar sensibilidad ante sus propios errores y dolor por haberlos cometido. Ser capaz de expresar su arrepentimiento al agraviado. Sentir desagrado por el pecado.

Respeto: Sentir respeto por sí mismo y manifestar respeto hacia Dios, hacia sus profesores y compañeros. Respeto hacia todas las formas de vida. Respeto y consideración hacia los discapacitados y enfermos marginados.

Interés: Esmero en encontrar la verdad y atención en los mensajes significativos que hay para los adolescentes en la Biblia y en el Espíritu de Profecía manifestado en los escritos de Elena de White.

Sensibilidad: Capacidad ara captar los sentimientos de los demás y hacerse eco de ellos. Respeto y compasión por el dolor y ansiedad ajenos. Cultivo de una actitud dispuesta a oír la voz del Espíritu Santo y a discernir las manifestaciones de la voluntad de Dios.

Tolerancia: Aceptación de las diferencias entre las personas y de los errores ajenos en el marco de perdón y respeto que Dios tiene hacia el pecador. Comprender que Dios detesta el pecado pero ama al pecador. Ser defensor de los derechos humanos. Respeto por las creencias de otras personas y sus modos de adorar.

Reverencia: Tomar conciencia del significado de la santidad de Dios y adoptar una actitud acorde con este conocimiento cuando se encuentra en la iglesia o en los momentos devocionales.

Dependencia de Dios: Reconocimiento de la necesidad de buscar a Dios para no volver a caer en los mismos errores. Esfuerzo y constancia en su comunicación diaria con Dios.

Confianza: Desarrollo de la confianza en el amor y capacidad restauradora de Dios. Manifestar confianza en las promesas de Dios en las situaciones reales que enfrentan cotidianamente.

Gratitud: Incorporar la gratitud como una actitud habitual hacia sus semejantes y hacia Dios, reconociendo que todo lo que él es, hace y podrá proyectar se lo debe al amoroso sustento del Padre.

Sentido estético: Comprender que lo bello y lo feo dependen de las apreciaciones personales que se construyen sobre la jerarquía de valores de cada persona. Ser capaz de asociar sus elecciones estéticas con los valores cristianos que desea desarrollar y con los principios bíblicos. Admirar la belleza y la perfección que aún se puede apreciar en el diseño de la naturaleza que Dios creó. Apreciar la belleza literaria de la Biblia.

Solidaridad: Ampliar su comprensión acerca de lo que significa ser solidario y el radio de sus acciones de apoyo al bien común. Planificar proyectos altruistas que puedan ser concretados en su comunidad a corto plazo.

Empatía: Manifestar una mayor comprensión de los sentimientos y necesidades ajenas. Mostrar compañerismo hacia algunos pares segregados por el grupo o hacia personas que circunstancialmente atraviesan momentos difíciles. Manifestar desprecio por las burlas o actitudes crueles hacia personas lentas o poco agraciadas.

Servicio: Descubrimiento de sus talentos naturales y de qué forma puede servir con ellos. Satisfacción en el servicio a los demás por medio de sus dones.

Cortesía: Asumir actitudes más maduras respecto de la conducta esperada en la sociedad en que se desenvuelve. Elegir y aplicar las actitudes y conductas adecuadas para cada ocasión y para cada interlocutor. Cultivar relaciones de respeto y consideración hacia el sexo opuesto.

Fraternidad: Estrechar lazos de amistad y compañerismo, basado en una relación de fidelidad que le sirvan como aprendizaje para concretar más adelante una relación de amistad más exclusiva con su pareja. Poder manejar varios tipos de relaciones amistosas simultáneas (compañeros de curso; amigos íntimos; amigos del grupo; hermanos; padres y profesores) distinguiendo cómo conducirse adecuadamente en cada relación.

Paciencia: Saber esperar el cumplimiento de las promesas de Dios y las respuestas a sus oraciones. Entereza para esperar la guía de Dios en las decisiones que debe tomar a esta edad. Paciencia con los adultos o ancianos que no comprenden la adolescencia.

Humildad: Saber reconocer las intervenciones de otros (padres, compañeros, profesores) que le han permitido llegar a tener éxito. Relacionarse con las demás personas a su altura, sin importar las diferencias raciales, sociales o económicas. Capacidad para reconocer sus errores. Modestia en su presentación personal y en su manera de tratar a los demás.

Autoevaluación: Habilidad para juzgarse a sí mismo tan bien y tan pronto como lo hace con los demás. Descubrir en cada error un motivo de superación y en cada acierto un motivo de agradecimiento a Dios por el logro.

Honestidad: Rechazo frontal de cualquier actitud, gesto o palabra deshonesta. Reflexionar acerca de la honestidad y de las consecuencias de la deshonestidad. Valorar la honestidad como un tesoro que uno mismo puede poseer.

Perseverancia: Tenacidad ante la búsqueda de respuestas y ante la concreción de un trabajo difícil de realizar. Constancia en el estudio de la Palabra de Dios y en la oración.

Orden y prolijidad: Esmero en la presentación de trabajos y en su arreglo personal.

Temperancia: Tomar conciencia de la importancia de vivir una vida equilibrada y de los beneficios de practicar los ocho remedios naturales. Observar ejemplos de vidas temperantes e intemperantes para sacar conclusiones. Iniciativa en el cuidado de su propio cuerpo.

Valentía: Valor para defender sus principios cristianos, una vida temperante y la justicia aún en ocasiones poco convenientes para sí mismo. Entereza para enfrentar a su grupo de pares cuando le cuestionan sus principios. Sostener las creencias religiosas aunque se burlen de ellas. Tomar partido por lo correcto aunque la situación sea difícil y ponerse de parte de alguien aún cuando todos están en contra.

Optimismo: Actitud alegre y disposición a disfrutar de las cosas buenas que Dios le ofrece hoy. Ayudar a otros a ver las bendiciones de Dios en su vida. Animar a otros cuando hay problemas. Optimismo para encarar las metas que se ha propuesto en la vida.

Esperanza: Saber aguardar con fe el futuro prometido, a pesar del mundo agresivo, secular y agnóstico que nos rodea.

Precisión: Aprecio por las informaciones y trabajos exactos. Corrección y cuidado progresivo en la presentación de sus informes y trabajos. Valoración de la exactitud del cumplimiento de las profecías.

Responsabilidad: Aprecio por el trabajo serio y manifestación de diligencia en las tareas que se le asignan. Lograr puntualidad, orden, aseo y exactitud en el desempeño de sus deberes. Atención de sus tareas sin la asistencia de un adulto. Acrecentar la conciencia de su responsabilidad en la influencia que ejerce sobre los demás.

Decisión: Capacidad para tomar decisiones firmes y una postura definida frente a las creencias y a su fe. Poder mantener su decisión ante las presiones negativas del medio.

Seguridad: Manifestar seguridad y confianza en el bagaje de conocimientos espirituales que ha ido adquiriendo. Convicción en sus creencias. Estar en condiciones de idoneidad para defender su fe sin temor ni dudas.

Libertad: Uso adecuado y más responsable de las decisiones que se le conceden. Comprender las ventajas y los peligros del buen o mal uso de la libertad. Respeto los derechos de los demás al ejercer su libertad. Elegir reflexivamente y en el marco de sus valores y creencias.

Voluntad: Ejercer con mayor autonomía el dominio propio. Ser capaz de postergar sus deseos o eludirlos si no son convenientes para su salud física o espiritual.

Justicia: Iniciarse en la comprensión de la equidad y la misericordia divinas. Ponerse de parte de la justicia aunque no sea conveniente para sí mismo. Defender los juicios justos y rechazar cualquier acto de injusticia, especialmente hacia los desvalidos.

Intereses relacionados