Está en la página 1de 6

Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas –

CSA

Centro Internacional de Formación – CIF


Oficina de Actividades para los Trabajadores – ACTRAV

A2- 70069

Formación Sindical en Línea sobre Género y Trabajo Decente

31/08 – 31/10/2009

DESCRIPCION DE CURSO

ANTECEDENTES

La superación de todas las formas de desigualdad y discriminación la promoción de


estilos de crecimiento que promuevan el desarrollo humano y generen trabajo decente
constituyen un requisito para la reducción de la pobreza, la autonomía de la mujer y el
cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). La Comunidad
internacional ha reconocido a través del compromiso global asumido con ODM, que la
erradicación de la pobreza es uno de los problemas centrales de nuestros tiempos. Lograr
la autonomía de las mujeres es un objetivo por derecho propio y una condición necesaria
para el cumplimiento de los demás ODM.

Este es también un objetivo transversal al quehacer de la OIT que ha sido recogido en el


informe del Director General “Trabajo decente en las Américas: una agenda hemisférica
2006-2015” aprobado tripartidamente en la XVI Reunión Regional Americana en mayo de
2006. La Agenda Hemisférica ha identificado los principales desafíos que enfrenta la
región para generar trabajo decente y entre éstos ha reconocido la igualdad de género
como un objetivo transversal y al mismo tiempo un área específica de intervención a
través de políticas articuladas que permitan aumentar la participación laboral y la
ocupación de las mujeres, disminuir la brecha de ingresos y de informalidad por sexo. El
logro de estas metas está directamente relacionado con la posibilidad de resolver las
barreras que enfrentan las mujeres para insertarse y permanecer en el marcado de trabajo
en igualdad de oportunidades, debido a la sobrecarga de trabajo doméstico y las
-1-
responsabilidades familiares, las cuales a su vez, afectan en mayor medida a las mujeres
provenientes de hogares de menores ingresos.

Desde la primera sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo en 1919, cuando se


adoptó el Convenio 3 sobre Protección de la Maternidad, la OIT ha mostrado una
constante preocupación por la protección de la mujer, poniendo inicialmente el acento en
su rol reproductivo, en coherencia con un contexto histórico determinado (principios del
siglo XX), para después ampliar el enfoque hacia el trabajo y las responsabilidades
familiares y por asegurar igualdad de oportunidades y trato entre mujeres y hombres en
el trabajo remunerado. Es así como en 1952 se adoptó el Convenio 103 también sobre
Protección de la Maternidad, el que fue revisado en 2001 cuando se adoptó un nuevo
Convenio en este ámbito (Convenio 183) y en 1981 se adoptó el Convenio 156 sobre
Trabajadores con Responsabilidades Familiares (y la Recomendación 165)1. El Convenio
102 sobre seguridad social (ratificado por un amplio número de países de la región),
incluye también disposiciones relativas a la protección de la maternidad Además, el
Convenio 100 sobre igualdad de remuneraciones y el Convenio 111 sobre Discriminación
en el empleo y la ocupación, que forman parte de la Declaración de principios y derechos
fundamentales en el trabajo, complementan los Convenios anteriores. Todos ellos instan a
los gobiernos a adoptar una serie de medidas y además comprometen a las organizaciones
de empleadores y de trabajadores en este objetivo común.

Las mujeres viven múltiples formas de discriminación, además de la doble carga de


trabajo que muchas veces limita su desarrollo profesional, el ejercicio de la libertad
sindical se ve muy limitado no solo por las practicas de discriminación sindical que en
América latina son comunes; en ocasiones también la estructura sindical, el modelo
organizacional y la falta de políticas incluyentes dificultan su participación.

El Programa de Actividades para los Trabajadores (ACTRAV) asume la transversalidad


de género como una condición necesaria para lograr sus objetivos estratégicos
organizando por un lado, actividades de formación sobre el tema de género para
dirigentes sindicales en general, y por otro lado, organiza cursos específicos para mujeres
líderes a nivel internacional para fortalecer la participación de las sindicalistas en las
actividades de la OIT.

ACTRAV se propone asistir a las organizaciones sindicales en sus esfuerzos por expandir
sus membresías y actividades, mejorar su capacidad negociadora, ampliar su capacidad
para representar a los trabajadores y, en general, incrementar sus habilidades para
defender los intereses de los afiliados.

En este contexto, ACTRAV lleva a cabo acciones orientadas al reforzamiento de las


comisiones y departamentos de formación, por medio del mejoramiento de los métodos

1
Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, han ratificado el Convenio No. 103 y Belice y Cuba el Convenio
183. . El Convenio No.156 ha sido ratificado por: Argentina, Belice, Bolivia, Chile, El Salvador, Guatemala, Paraguay,
Perú y Uruguay.

-2-
de capacitación y de los materiales didácticos, el establecimiento de estructuras de gestión
de la formación y la introducción de nuevos temas en los programas de los cursos.

Este curso está organizado por ACTRAV del Centro Internacional de la OIT en Turín, en
coordinación con la Confederación Sindical de las Américas.

OBJETIVOS DE DESARROLLO

Este curso en línea tiene como objetivo reforzar la actividad de las dirigentes sindicales
con responsabilidades internacionales en el tema de género de países iberoamericanos.

Principalmente, se pretende contribuir para:

i) Consolidar la participación y empoderamiento de las mujeres sindicalistas en


las actividades de la OIT;
ii) Promover la agenda del trabajo decente para hombres y mujeres especialmente
en lo referido a la conciliación de la vida laboral y familiar y a la
corresponsabilidad en el ámbito de trabajo y familia, así como el ejercicio de la
libertad sindical.
iii) Fortalecer redes entre las responsables a nivel internacional de las cuestiones de
género para fortalecer los procesos nacionales y subregionales de
implementación de políticas públicas sobre trabajo, familia y libertad sindical;
con especial atención a todas las formas de discriminación, la promoción del
Convenio 156, La protección de la maternidad (Convenio 183) y la protección
social en general.

PARTICIPANTES

Las participantes deberán ser:


 Responsables políticas de las Secretarias de la mujer de las Centrales y/o
Confederaciones.
 Dirigentes responsables de las políticas en temas de igualdad de las Centrales y/o
Confederaciones.
 Representantes sindicales en las comisiones tripartitas nacionales en temas de
igualdad de oportunidades.

El perfil de las participantes debe ser respetado de manera que se facilite su participación
en todo el desarrollo del curso, y de esa manera, estar en condiciones de aplicar en su
trabajo diario la experiencia, conocimiento y las habilidades adquiridas después de su
participación en el curso.

El módulo contará con tutores especialistas en género y trabajo decente quedando así
garantizado la guía, apoyo y acompañamiento en todo el proceso formativo.

CONTENIDOS

-3-
Este curso se desarrolla a través de los siguientes contenidos:

 La perspectiva de género, estrategia sindical: adoptada en la IV Conferencia Mundial


sobre la Mujer (Beijing, 1995), la perspectiva de género es el planteamiento asumido por la
OIT en sus planes de acción y vertebra los objetivos estratégicos del Trabajo Decente.
 El informe global sobre la discriminación y su seguimiento: Presentación del plan
de acción para América Latina. Particular énfasis se dará al tema de la
discriminación salarial y su vinculación con la inequitativa repartición de
responsabilidades familiares.
 La igualdad salarial como requisito indispensable para combatir la discriminación en el
trabajo. Se presenta una propuesta de análisis objetivo de los puestos de trabajo como
herramienta para evitar la discriminación en la remuneración.
 Políticas públicas y privadas en el ámbito de trabajo: conciliación y
responsabilidad: los costos de la falta de políticas y las áreas para impulsar una nueva
agenda. Propuestas de conciliación a través de la negociación colectiva.
 El marco global que impone la crisis financiera sobre el empleo de las mujeres:
necesidad de políticas de promoción del trabajo decente que incorporen una
dimensión de género en épocas de crisis tanto como en las de crecimiento. Especial
atención a la economía informal.
 Protección Social y Género: de las inequidades laborales y sociales a las injusticias
en la protección. Reflexión sobre la necesidad de políticas públicas para responder
frente a la nueva realidad del mundo del trabajo caracterizado por una creciente
participación laboral de la mujer, diversidad de tipología de familias y
mantenimiento de la precariedad laboral con déficits sostenidos de trabajo decente.
Protección de la maternidad.
 La discriminación antisindical.
 Procesos de integración regional/tratados de libre comercio y derechos
fundamentales. Desafíos para el movimiento sindical, en particular, para las
mujeres sindicalistas.

Se suministrarán referencias bibliográficas para profundizar y actualizarse, así como para


desarrollar futuras discusiones sobre el tema.

DURACIÓN

La duración total del curso es de 8 semanas, entre el LUNES 31 DE AGOSTO AL


VIERNES 31 DE OCTUBRE DEL 2009.

MATERIAL DE CONTENIDOS

El material con los contenidos lo constituyen ocho unidades didácticas, agrupadas en dos
módulos, que estarán disponibles en la página Web de ACTRAV para ser descargadas e
impresas por los/as participantes. La URL (dirección Internet) donde encontrarlos se
avisará oportunamente a cada participante.

FUNCIONAMIENTO DEL CURSO


-4-
El curso/taller se lleva a cabo en un espacio de foro asincrónico (cada persona entra al foro
y participa en diferente horario, según su conveniencia). Todas las actividades se basan
en mensajes de intercambio en este espacio.

En la fase de orientación los participantes reciben guías y asesoría para ingresar al


espacio de trabajo en Internet y practicar el uso de los comandos. También actividades de
inducción al curso, bajo la guía de la tutoría.

En la fase de contenidos, cada semana se aborda una unidad distinta. Cada una de estas
unidades incorpora propuestas de tareas para la aplicación de los contenidos abordados,
de las cuales las personas participantes deberán seleccionar aquellas que van a realizar,
bien porque sean más adecuadas a su realidad, bien porque sean más fáciles de poner en
práctica. En el foro asincrónico se propondrán actividades que podrán consistir en:
discusión didáctica en plenaria, trabajo en parejas, juego de roles, trabajo en grupos, en
relación tanto a los contenidos de la unidad como al desarrollo de las tareas propuestas.

Cada lunes la tutoría propone un objetivo, introduce el tema, indica los puntos sobre los
cuáles trabajar y la forma de hacerlo.

Cada viernes la tutoría prepara una relatoría del trabajo realizado y su apreciación sobre
el logro del objetivo propuesto.

La tutoría orientará las labores procurando que todos los/as participantes tengan logros de
aprendizaje en el marco de la construcción colectiva de los conocimientos.

En cualquier momento y con el objetivo de atender necesidades específicas de


aprendizaje, la tutoría podrá ofrecer comentarios y recomendaciones al proceso
individual. Estos se harán mediante mensajes personalizados, canalizados
exclusivamente a través del correo electrónico del/de la participante.

En la fase de evaluación la tutoría distribuirá un cuestionario de evaluación a todos los


participantes con el propósito de efectuar una evaluación del curso.

REQUISITOS DE PARTICIPACIÓN

El rendimiento en un curso de este tipo se rige por la contribución individual a los


resultados colectivos, por ello, se espera que los/as participantes cumplan con lo siguiente:

Fase de Contenidos
 Leer anticipadamente el material de la semana.
 Leer el mensaje de inicio de semana de la tutoría.

-5-
 Participar con un mínimo de dos mensajes semanales sobre contenidos del curso
(los mensajes deberán tener una extensión mínima de diez líneas y máxima de
cincuenta líneas).
 Desarrollar alguna de las tareas propuestas en cada unidad, entre ellas las
marcadas por la tutoría como necesarias para el desarrollo del curso.
 Leer todos los mensajes de sus compañeros/as y los mensajes de moderación del
tutor/a
 Leer el mensaje de cierre semanal de la tutoría
 Expresar dudas de comprensión, necesidad de ejemplos, profundización, etc.
 Tomar en cuenta las sugerencias de la tutoría para mejorar sus logros de
aprendizaje
 Visitar el cibercafé y compartir temas informales.
 Pedir ayuda oportunamente ante problemas técnicos.

Fase de Evaluación
 Presentación, distribución y compilación del cuestionario de evaluación.

DIPLOMA

Los participantes que hayan cumplido con los requisitos de participación mostrando
logros consistentes accederán a un diploma de Formador Sindical en Línea.

-6-