Está en la página 1de 3

La Sinagoga (bet knesset)

Se denomina sinagoga a la asamblea de fieles judíos reunidos bajo la antigua Ley de Moisés, para ejercer el
ejercicio de su religión.

El término proviene del griego sÿnagōgē, del verbo sÿnágein que significa ‘reunir o congregar’. Su verdadero
nombre en hebreo es Bet Kenésset (‫ )הכנסת בית‬que se puede traducir por ‘lugar de reunión’, en el judaísmo,
casa o asamblea para la oración comunal, el estudio y el encuentro. Por lo tanto la sinagoga no es sólo casa de
oración, como normalmente pensamos en occidente, sino que también es centro de instrucción, ya que en ellas
suelen funcionar las escuelas, como centro de reunión o de acogida, por lo que puede recibir otros nombres como:
Bet Tefilah cuando es dedicado a la oración, como centro de estudio de la torá Bet Midras o casa de estudio y
Bet Knasst o casa o centro de reunión y tribunal local. Es como vemos muy parecida a las funciones que tiene
una mezquita musulmana, y posiblemente de ella fuera copia.

No imitaba ni sustituya la función sagrada del Templo de Jerusalén; no había sacerdotes ni tampoco se ofrecían
sacrificios.

A nivel arquitectónico debemos de decir que la sinagoga o bet knesset no ha tenido nunca una estructura fija,
aunque generalmente era un edificio de planta cuadrangular con una sala amplia donde se reunían los judíos para
orar. Las primeras sinagogas constaban de un solo recinto donde 10 o más varones de la comunidad se reunían
para orar y para discutir conceptos religiosos y para interpretar las enseñanzas de las escrituras. Posteriormente
las comunidades erigieron edificios especiales, que solían ser los mas altos del lugar. Eso si, tenia y tiene que
tener, unas determinadas características o reglas de entre las cuales se pueden extraer las siguiente cuatro
condiciones básicas generales:

1. Los congregados en ella deben de estar en dirección al Templo de Jerusalén .


2. Que no contenga espejos, ni imágenes de seres vivos.
3. Que haya ventanas para que entre la luz, ya que la torá debería ser leída a plena luz, excepto en el
comienzo del shabat y en las ocasiones en las que había reuniones de estudio.
4. Que haya una sección para hombres, y una para mujeres claramente separada.

Estas sinagogas antiguas estaban administradas y dirigida por un notable llamado arhisinagogo, o por un consejo
o comité de tres notables. Este comité era elegido entre los habitantes de la población. Sin embargo la explicación
del texto sagrado se reservaba a un rabino o algún fiel más versado en el conocimiento de la ley.

Orígenes

Los orígenes de la sinagoga como institución son oscuros. Para algunos autores la muestra arqueológica más
antigua es una inscripción egipcia del siglo III a.C. El vestigio más antiguo en Palestina es una inscripción griega
del siglo I a.d.C. que exalta las enseñanzas de la sinagoga ("para la lectura de la Ley y la enseñanza de los
mandamientos").

No se poseen datos fiables sobre el origen de las primeras sinagogas, aunque se admite que originalmente
aparecieron en la antigua Babilona entre los judíos deportados allí en el siglo VI a.d.C. Cuando Nabucodonosor II
conquista Jerusalén y manda destruir el primer templo, el de Salomón, hacia el año 597 a.d.C. Tras la destrucción
y la deportación, los judíos necesitaban un sitio donde reunirse para orar y estudiar las leyes de la Torá y al
parecer así nacieron la sinagogas. Estas casas de asamblea no eran unos edificios especialmente construidos
para el culto, pues un simple local hacia las veces de lugar de reunión. Aunque posteriormente no faltaron sin
embargo grandes edificios para este fin.

El templo de Jerusalén constituyó el centro del culto judío mientras se mantuvo en pie, pero la sinagoga tenía una
función diferente, puesto que servía como lugar de encuentro local para el estudio (como ya hemos citado) y, para
la oración. Pero cuando el templo fue destruido por Tito en el año 70, la sinagoga ocupó el lugar de este, a
excepción de que en ellas no se podía practicar la inmolación de los sacrificios.
Gran parte de la liturgia del judaísmo rabínico, como durante las horas de la oración estatutaria y el número de
servicios celebrados en el Shabat y otras festividades judías, se encuadraba en los rituales y ritmos del culto del
extinto templo de Jerusalén. También debemos destacar que desde época muy temprana, la sinagoga también
sirvió como centro comunal e incluso como posada para los judíos viajeros.

Elementos

Los siguientes elementos son casi invariables y poseen gran importancia:

El Tabernáculo o arca que acoge los rollos de escritura de la Torá. Arca Sagrada, que puede tener la
forma de un simple armario de madera, o de uno ornamentado. El Arca por lo general está en alto, su
acceso es a través de una escalera y está decorada con ilustraciones de los Diez Mandamientos.
El Arca está adosada o empotrada en la pared que da hacia Jerusalén. Tiene una cortina bordada o
decorada, por lo general de pesado terciopelo, o puertas de madera decoradas. La sinagoga solía tener
varios juegos de cortinas para el Arca: lisas para los días de semana, decoradas para Shabat y Fiestas.
Pero el objeto ceremonial más importante es el rollo de la Torá, donde se encuentra escrito el Pentateuco
o reunión de los cinco Libros de Moisés escritos sobre pergamino en hebreo arcaico (Génesis, Éxodo,
Levítico, Números y Deuteronomio), que relata la historia del pueblo judío y difunde los mensajes
universales del monoteísmo y del comportamiento ético. Se lo guarda constantemente en el Arca, salvo
para la lectura pública. El rollo, formado de grandes trozos de pergamino cosidos juntos, puede llegar a
una altura de hasta 80 cm. Está montado en dos varas de madera para enrollarlo, levantarlo y portarlo,
denominado árbol.La Torá está atada con una faja, lisa o bordada, que se desata solamente cuando se
lee en público en el shabat, y está protegida por una funda, por lo general bordada. El pergamino del rollo
de la Torá no se toca excepto cuando es absolutamente necesario. El lector se ayuda de un puntero de
madera o de plata que tiene en su extremo una mano con el índice extendido.La ceremonia del sábado
(Shabbat) comenzaba con un hombre que oraba y después otros siete que leían pasajes de la Torá. Al
terminar la lectura se decía un sermón Los sábados (shabat) cuando se asistía a la reunión comunitaria, el
asistente varón debía de estar tapado con el Talit y permanecían de pie mientras que la Torá estuviera
fuera del arca. Tanto cuando se sacaba para su lectura, como cuando se guardaba en su arca sagrada, se
hacia una pequeña procesión, parecida a la que hoy día algunos sacerdotes hacen con la Biblia en
algunas iglesias. El hacer esta pequeña procesión o pasearla la Torá al sacarla del arca y antes de
guardarla nuevamente, era y es para revivir simbólicamente el pacto establecido entre Dios y el pueblo de
Israel en el Sinaí a la salida de Egipto, para mostrar que es la misma Torá con los mismo preceptos y que
el pueblo judío nunca la abandonará ni dejará sola.Al finalizar la lectura del sábado se la levanta y se la
muestra a la congregación y se dice: "Esta es la Torá que le fue dada a Moisés en el Sinaí.En las
sinagogas además de la Torá, podían tener otros rollos adicionales; los más comunes eran y son El
Cantar de los Cantares, Rut, Eclesiastés y Ester, que se leen públicamente en las fiestas de: Pésaj,
Shavuot (Pentecostés), Sucot y Purim, respectivamente. En este caso las sinagogas solían tener un arca
separada con estos otros rollos de los libros bíblicos de los que se leían las haftarot, las lecturas públicas
suplementarias en Shabat y fiestas. El rollo que más comúnmente se encuentra, después de la Torá es el
de Ester, que cuenta el relato de Purim. Y dado que no menciona el nombre de Dios, es de menor
santidad que los demás rollos por lo que se tenia en muchos hogares.
El Ner Tamid ('llama perpetua'), luz siempre encendida ante el arca; Una lámpara ornamental, símbolo
de la "luz eterna" en el Templo de Jerusalén, se coloca frente al Una plataforma elevada (bimah) donde
se encuentra la gran mesa en, donde se lee la Torá ante la congregación.
Un pequeño atril de lectura , colocado también sobre el bimah o plataforma elevada, desde donde se
presidía y se animaba el servicio y desde donde rezaba el rabino.
Los asientos en bancos para la congregación, generalmente eran de piedra a forma de gradas que se
colocaban en filas paralelas a los tres muros y mirando hacia la plataforma elevada, aunque en la mayoría
de las veces eran bancos de madera que estaban orientados hacia el arca sagrada. Probablemente los a
los ancianos se les reservaría ciertos bancos. Por tradición, los hombres y las mujeres se sientan en
secciones claramente separadas por un mechitza (partición) que les separa, bien por un biombo de
celosía (esto es común con la mezquita islámica) o bien a un nivel diferente tipo balconada (en España
tenemos un ejemplo claro de este tipo de separación en la sinagoga de Córdoba).
El candelabro de siete brazos (menorah) es un signo habitual en el culto.
Entre los objetos ceremoniales en la sinagoga incluyen un shofar (plural Shofarot), un cuerno de carnero
que se hace sonar al término de los servicios matutinos durante el mes anterior a Año Nuevo (Rosh
Hashaná), en el mismo Rosh Hashaná y en el Día del Perdón (Yom Kipur).
Muchas sinagogas cuentan con un sillón alto muy labrado y ornamentado que permanece vacío durante la
ceremonia de la circuncisión, que se realiza a los varones de ocho días de edad. Este mueble es conocido
con el nombre de la "Silla de Elías" en base a Malaquías 3:1, donde el profeta Elías es llamado "el ángel
del pacto" - brit en hebreo, que también quiere decir circuncisión.

En las paredes de la sinagoga o en las vigas solían estar adornadas con diversos objetos. Uno de ellos es el
Shiviti, una representación del Salmo 16:8 - "A Dios he puesto (heb. Shiviti) siempre delante de mí".

Los pisos generalmente eran de losa, mas tarde se decoraron con mosaicos de colores

Si os fijáis bien, podéis ver el gran parecido el gran parecido que hay de este casa de acogida o sinagoga y de la
que tenemos los cristiano, la iglesia, así hay una zona elevada con una gran mesa (altar mayor), Una luz
permanente (lamparilla del sagrario), Un atril, Un pequeño armario orientado hacia Jerusalén (El Sagrario, que
hasta hace poco, también se orientaba hacia Jerusalén). Y puedo añadir que en el pueblo donde yo me crié,
también los hombres se colocaban en un lado de la iglesia (en este caso lado izquierdo) y las mujeres en el otro
lado. Se pueden ver claramente de donde procede nuestro ritos religiosos.