Está en la página 1de 44

Electromagnetismo 2004

2-1

2 - Campos Cuasi-Estáticos 1
2 - Campos Cuasi-Estáticos 1

Campo Electrostático en el vacío

En este Capítulo veremos características y aplicaciones de campos electrostáticos en el vacío. En el caso estático los campos y sus fuentes no dependen del tiempo. Se trata de distribuciones de cargas en reposo 1 y corrientes estacionarias o continuas. Los campos eléctrico y magnético están desacoplados. El campo eléctrico (electrostático) de- pende solamente de la distribución de cargas:

∇• D(r) =ρ(r)

∇× E(r) = 0

Electrostática en el vacío

En el vacío, los campos D y E están ligados a través de la constante del vacío:

D(r) = ε 0 E(r)

ε 0 8.85×10 -12 F/m

y entonces las ecuaciones del campo electrostático en el, vacío son:

ρ ( r ) ∇• E ( r ) = ∇× E r = (
ρ (
r )
∇•
E ( r
)
=
∇× E r =
(
)
0
ε
0

De acuerdo al teorema de Helmholtz si se conocen la divergencia y el rotor de un campo vecto- rial el campo queda unívocamente determinado. El campo electrostático en el vacío tiene única- mente fuentes escalares (la distribución de carga eléctrica). El teorema de Helmholtz lleva tam- bién al potencial electrostático en el vacío, que cumple la ecuación diferencial de Poisson, cuya solución particular es la llamada integral de Poisson:

E(r) = −∇Φ(r)

⇒⇒⇒⇒

(

r )

=

ρ (

r )

1

ρ (

r

)

dV

ε

0

⇒ Φ ( r ) =

4 πε

0

V

R

 

2 φ

En sitios del espacio donde no existen fuentes de campo [ρ(r) = 0] se cumple la ecuación de La-

place:

Las técnicas para resolver la ecuación de Poisson o de Laplace se conocen como teoría del po- tencial. Veremos algunas de ellas en el Capítulo siguiente y métodos numéricos en el Capítulo 7.

Carga eléctrica. Cuerpos cargados. Inducción electrostática.

La carga eléctrica es una propiedad fundamental de la materia. Todos los cuerpos materiales están formados por partículas cargadas, que interaccionan entre sí produciendo fuerzas de cohe- sión. Esta interacción eléctrica entre partículas cargadas puede ser de atracción (como en el caso de la interacción gravitatoria) o de repulsión. Este hecho lleva a la clasificación de la carga eléc- trica en dos variantes, que se identifican mediante la convención de un signo: partículas cargadas con carga de igual signo se repelen, partículas cargadas con cargas de distinto signo se atraen. Por este motivo la interacción eléctrica es de mayor complejidad que la interacción gravitatoria, que siempre es de atracción. Convencionalmente se asigna el signo positivo a la carga de los protones, partículas elementales del núcleo atómico, y el signo negativo a los electrones, partícu- las que se hallan fuera del núcleo. Surge también que, en valor absoluto, la cantidad de carga de

estas partículas es la misma:

Las interacciones eléctricas entre átomos son la base de las reacciones químicas y las que llevan

a la constitución de los cuerpos materiales extensos.

a la constitución de los cuerpos materiales extensos. 2 ∇Φ (r) = 0 e ≈ 1.602

2

∇Φ (r) =

0

e
e

1.602 ×

10

19 C

1 En reposo en un sistema de referencia inercial. Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-2

En muchos casos los cuerpos extensos son neutros por la presencia de igual cantidad de partícu- las cargadas negativas y positivas. Desde antiguo se conoce que existen manipulaciones que permiten “cargar” un cuerpo, originalmente neutro. Estas manipulaciones producen la transfe- rencia de carga por contacto (fundamentalmente electrones) desde o hacia el cuerpo. Un cuerpo cargado interacciona con otro cuerpo, cargado o no. Si el otro cuerpo está cargado, se producen fuerzas de atracción o repulsión según el signo de la carga neta de cada cuerpo. Si el otro cuerpo no está cargado, igual se produce una redistribución espacial de las partículas cargadas que con- tiene, lo que eventualmente da lugar también a fuerzas eléctricas. El efecto de redistribuir y/o transferir carga a un cuerpo se conoce como inducción electrostática. En la figura de la derecha, un cuerpo cargado (izquierda) se acerca a un cuerpo neutro (derecha). Se observa la redistribución de carga (inducción) en el cuerpo neutro. Esta redistribución se pro- duce por las fuerzas entre las cargas del cuerpo cargado y las cargas del cuerpo neutro.

cargas del cuerpo cargado y las cargas del cuerpo neutro. Un cuerpo neutro + + +

Un cuerpo neutro

+ + + + + + + + + + + +
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Un cuerpo cargado

+ + + + + + + + + + + +
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
- - + - + - + - + - + +
-
-
+
-
+
-
+
-
+
-
+
+

Si se permite el contacto entre los dos cuerpos, la carga negativa del cuerpo originalmente neutro se combina o elimina con parte de la carga positiva del cuerpo originalmente cargado. Como ahora ambos cuerpos están cargados con cargas de igual signo, se repelen.

+

+ +

+ + + + + + + + + + + + +
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Líneas de campo

y E E y dy dx E x x
y
E
E y
dy
dx
E x
x

+

+

+ + + +
+ +
+
+

+

+ + + +
+ +
+
+

+

Si dibujamos punto a punto los vectores campo generados por

una distribución de carga cualquiera, resulta que los sucesivos vectores campo son tangentes a líneas en el espacio que lla- mamos líneas de campo (o líneas de fuerza, en la visión de Faraday).

Las líneas de campo son las trayectorias que seguiría una partícula cargada en el campo.

En la figura superior se ve un tramo de línea de campo. Como el campo es tangente a la línea, se

debe cumplir que:

de donde se obtiene:

E × dl =

0

E dy = y dx E x
E
dy =
y
dx
E
x

x ˆ

E x

y ˆ

E

y

dx dy

z ˆ

0

0

= 0

que es la ecuación diferencial de las líneas de campo.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-3

Hay programas educacionales y comerciales que permiten trazar las líneas de campo de configu- raciones de cargas puntuales, como por ejemplo Coulomb 2 , que se ha usado para trazar las lí- neas de campo en distribuciones de cargas puntuales en este Capítulo. Los siguientes gráficos realizados con este programa indican las líneas de campo de dos cargas: a la izquierda de igual valor y signo opuesto (dipolo) y a la derecha dos cargas de igual valor e igual signo.

y a la derecha dos cargas de igual valor e igual signo. Ley de Gauss Para

Ley de Gauss

dos cargas de igual valor e igual signo. Ley de Gauss Para distribuciones de carga de
Para distribuciones de carga de alta simetría, la forma matemáticamente más sencilla de calcular el
Para distribuciones de carga de alta simetría, la forma matemáticamente más sencilla de calcular
el campo es usar la llamada ley de Gauss, que puede deducirse de la ecuación que da la diver-
gencia del campo.
Consideremos una distribución cualquiera de carga Q contenida
en un recinto V' , con una densidad de carga ρ(r). Entonces:
ρ
(
r
)
≠ 0
para
r
∈ V ′
S
Q
ρ
(
r
)
= 0
para
r
∉ V ′
En
todo
punto
del
espacio
se
cumple
la
ecuación
de
V
V'
Maxwell: ∇ • D(r) = ρ(r) . Integramos esta ecuación sobre un re-
cinto
V
del
espacio,
en
general
diferente
de
V':
∇•
D(r) dV
= ρ(r) dV

V

V

Aplicamos ahora el teorema de la divergencia en la integral del primer miembro:

S

D(r)

nˆ dS

= ρ(r) dV

V

La integral del segundo miembro es la carga neta encerrada en V:

∫ D(r) • nˆ dS = Q V S
∫ D(r)
• nˆ
dS = Q
V
S

y esta expresión se conoce como ley de Gauss de la electrostática. Obsérvese que esta carga no es la carga encerrada en V', sino solamente la parte de ella contenida en V. Por ello es importante en el uso práctico del teorema de Gauss determinar claramente cuál es la carga encerrada en el

2 Coulomb v1.0 es un programa que permite simular el comportamiento de distribuciones discretas de cargas y dipolos eléctricos en dos dimensiones. Este programa de simulación forma parte del proyecto “Elaboración de Ma- terial Informático para la Enseñanza de las Interacciones Fundamentales en Electromagnetismo”, financiado por la Junta de Castilla y León en su programa de Elaboración de Recursos de Apoyo a la Enseñanza Universitaria del curso 1998-99, y realizado por los profesores del Grupo de Magnetismo del Departamento de Electricidad y Elec- trónica de la Universidad de Valladolid: Carlos de Francisco Garrido, José María Muñoz Muñoz, Pablo Hernández Gómez, Oscar Alejos Ducal y Carlos Torres Cabrera. Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-4

S 2 S 1 V'
S 2
S 1
V'

recinto de integración.

La ley de Gauss es totalmente general en el caso electrostático.

Para el vacío esta ley se particulariza como:

E r

(

)

n ˆ dS = Q

V

ε

0

 

S

La superficie de integración para la aplicación práctica de la ley de Gauss puede elegirse de manera de simplificar el cálculo. Por ejemplo, en la figura de la izquierda sólo hay carga en el recinto V'. Puede elegir- se como superficie de integración a S 1 o a S 2 , que contienen a V'. Ambas superficies darán el mismo resultado, ya que el espacio entre ellas no contiene carga, pero en general parece más simple la integración sobre

la esfera S 2 que la integración sobre S 1 . Johann Carl Friedrich Gauss nació en Brunswick, Ale- mania en 1777. Sus dotes matemáticas fueron evidentes desde su infancia. Descubrió en forma independiente im- portantes teoremas cuando aún no había comenzado estu- dios universitarios. Sus contribuciones en todos los terre- nos de la matemática, algunos de los cuales él creó, son innumerables. Sin embargo, también son muy importantes sus contribuciones a la astronomía (desde 1807 hasta su muerte trabajó en el Observatorio de la Universidad de Gottinga), la física y la ingeniería, ya que muchos de sus logros más notables surgieron a partir de la necesidad de resolver problemas prácticos. Por ejemplo, en el área del electromagnetismo, Gauss creó gran parte de las bases ma- temáticas de la teoría del potencial, que describimos bre- vemente más abajo, aunque el teorema que lleva su nombre - publicado por Gauss en 1813 - había sido ya descubierto por Joseph Louis Lagrange en 1764. La motivación para el desarrollo de estos trabajos fue un pedido del estado de Hanover para realizar una campaña geodésica. Gauss estu- dió las nociones de mapeo de una superficie 3D sobre otra 2D, inventó en este contexto el método de cuadrados mí- nimos y desarrolló poderosos métodos estadísticos para

nimos y desarrolló poderosos métodos estadísticos para analizar los problemas de medición y representación. Junto
nimos y desarrolló poderosos métodos estadísticos para analizar los problemas de medición y representación. Junto
nimos y desarrolló poderosos métodos estadísticos para analizar los problemas de medición y representación. Junto

analizar los problemas de medición y representación. Junto con Wilhelm Weber desarrolló la teoría del poten- cial para aplicaciones magnéticas. Estos trabajos utilizaron ideas y traba- jos previos de los matemáticos france- ses Laplace y Poisson. Gauss falleció en Gottinga, Alemania en 1855.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-5

Campo de cargas puntuales

La redistribución de carga en objetos extensos cargados debido a la presencia de otros objetos cercanos genera dificultades en el cálculo del campo electrostático generado. Por ello comenza- remos con los casos más simples de campo creado por cargas puntuales. Una carga puntual es una simplificación que desprecia la estructura interna de la distribución de carga en el cuerpo, que queda solamente caracterizado por su carga neta. Es posible usar esta simplificación para los casos donde se desea calcular el campo lejano creado por la distribución, es decir, donde la distancia a la cual se quiere calcular el campo es mucho mayor que el tamaño de la distribución. Esto se puede probar rigurosamente mediante el desarrollo multipolar del campo (o el potencial) electrostático que describimos más abajo (Ejemplo 2-18). La forma más simple de calcular el campo para distribuciones de carga de alta simetría es usar la ley de Gauss y como una carga puntual tiene simetría esférica usamos en el siguiente ejemplo la ley de Gauss para calcular el campo de una carga puntual.

Ejemplo 2-1: Calcular el campo electrostático creado por una carga puntual de valor Q en el vacío.

Como dijimos, una carga puntual es un modelo ideal de cuerpo cargado que consideramos de extensión nula, como un punto matemático, y está caracterizada solamente por su carga neta Q. Esta "distribución" de carga tiene simetría esférica. Para demostrarlo, consideramos un sistema de coordenadas cuyo origen coincida con la posición de la carga, y tomamos un punto de observación, digamos, sobre el eje x a una distancia a. El campo tendrá un cierto valor. Si ahora giramos el sistema de coordenadas alre- dedor del origen, el punto de observación pasará a otra posición, fuera del

eje x, sobre la esfera de radio a centrada en la carga. Como el valor del campo debe ser siempre el mismo independientemente del sistema de

coordenadas elegido, se concluye que el campo debe tener igual valor en

todo punto de la superficie esférica de radio a ya que estos puntos se pueden obtener a partir del punto original sólo girando el sistema de coordenadas. Por lo tanto, la descripción matemática del campo sólo puede depender de la distancia del punto de observación a la posición de la carga:

Q ×××× ×××× C
Q
××××
××××
C

E(r) = E(r,θ ,φ ) = E(r)

(simetría esférica).

Por otra parte podemos demostrar que el campo tiene solamente componente radial. Para ello tomamos una circunferencia con centro en la carga y realizamos la circulación del cam-

po eléctrico a lo largo de ella. Como el campo electrostático es conservativo:

(

E r

)

dl

= 0

C

Sobre la trayectoria elegida sólo la componente tangencial (no radial) del campo produce un producto escalar no nulo, y por otra parte, como el campo debe ser constante sobre la esfera que contiene a la trayectoria por las consideraciones previas, se tiene:

∫ E ( r ) • dl = ∫ E ( r ) dl =
E ( r
) •
dl
=
E
(
r
)
dl
=
t
C
C C

E

t

dl

= 2

π a E

t

= 0

donde a es el radio de la curva C. Como a es cualquiera, debe ser E t = 0, y entonces el campo eléctrico sólo puede tener componente radial: E(r) = E(r,θ ,φ ) = E(r) = E(r)rˆ

A partir de estos resultados podemos aplicar la ley de Gauss. Debido a la forma matemática

que tiene el campo, nos conviene tomar una superficie de integración esférica centrada en la carga, sobre la cual el valor del campo es constante y el campo es además normal.

Con estas consideraciones tenemos entonces:

Q 2 ∫ E ( r ) • n ˆ dS = Q ε ⇒
Q
2
E
(
r
) •
n ˆ dS
=
Q
ε ⇒
E(r)dS
=
E r
(
) 4
π =
r
Q
ε ⇒
E
(
r
)
=
V
0
0
2
4
πε
r
S
S
0
Q r ˆ
Q
r
E introduciendo la característica vectorial:
E ( r
) =
=
2
3
4
πε
r
4
πε
r
0
0

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-6

Electromagnetismo 2004 2- 6 Debemos observar que esta expresión es válida en todo el espa- cio,

Debemos observar que esta expresión es válida en todo el espa- cio, salvo en la posición del la carga puntual (r = 0), donde la expresión presenta una singularidad. Como se argumenta en el APENDICE 2, el campo creado por una carga es una perturba- ción del espacio que actúa sobre otras cargas produciendo so- bre ellas una acción observable (una fuerza - la fuerza coulom- biana). Por lo tanto conceptualmente no existe campo de una carga puntual que actúe sobre sí misma, por lo que esta singula- ridad no tiene significado físico. Las líneas de campo se presentan en la gráfica de la izquierda. Son rectas radiales que parten de la carga puntual para carga positiva y llegan a la carga para carga negativa.

Desde el punto de vista matemático, el objeto ideal carga puntual puede representarse como una

densidad de carga mediante el uso de la delta de Dirac:

Q(r 0 )

si r

si r

V

0 V

0

ρ(r) = Q δ(r - r 0 )

V

ρ

(

r

)

dV

=

V

Q

δ

(

r

r

0

)

Q

0

ya que:

dV

=

Principio de superposición

Los cuerpos cargados generan campo eléctrico. Cuando hay más de un cuerpo cargado presente en forma simultánea la experiencia indica que vale el principio de superposición . Según este

principio el efecto obtenido por la presencia simultánea de

varias causas es la superposición de los efectos causados

por cada causa actuando individualmente. En el ejemplo de

dos cargas puntuales Q 1 y Q 2 presentes simultáneamente en

posiciones estáticas 3 , el campo creado por la distribución de carga es la superposición (suma vectorial) de los campos creados individualmente por cada carga puntual tomada como única en el universo:

E 1 E Q 1 R 1 ×××× r 1 R 2 Q 2 E
E 1
E
Q 1
R 1
××××
r 1
R 2
Q 2
E 2
r 2
r

Q R

i

i

E

( r

)

= E

1

(

r

)

+ E

2

(

r

)

con

E

i (

r

)

=

4

πε

0

R

3

i

, R

i

=

R = r − r i i
R
=
r
r
i
i

Se ha usado la expresión del campo hallada en el ejemplo previo para una carga puntual situada en el origen de coordenadas. Como ahora las cargas se hallan desplazadas desde el origen de coordenadas es necesario pasar de r a R. Nuevamente, esta expresión es válida en todo el espacio, salvo en las posiciones donde se hallan las cargas puntuales. Por ejemplo, en la posición de la carga Q 2 el campo que existe es única-

y en la posición de la carga Q 1 el campo

mente el creado por la carga Q 1 :

Q

1

R

12

(

E r

2

)

=

4

πε

0

R

3

12

que existe es únicamente el creado por la carga Q 2 :

E ( r

1

)

=

Q

2

R

21

4

πε

0

R

3

21

(obsérvese que:

De acuerdo a la interpretación moderna del concepto de campo 4 las fuerzas electrostáticas que actúan sobre cada carga son:

R

12

= r

1

r

2

y

R

21

= r r = −R

2

1

12

).

F ( r

2

)

= Q E ( r

2

2

) =

Q Q

1

2

R

12

4

πε

0

R

3

12

F ( r

1

)

= Q E ( r

1

1

) =

Q Q

1

2

R

21

Q Q

1

2

R

12

= −

4

πε

0

R

3

21

4

πε

0

R

3

12

F ( r

1

)

=−F ( r

2

)

Se ve que las fuerzas que mutuamente se ejercen las cargas en el caso estático componen un par de acción-reacción. Las expresiones de las fuerzas se conocen como ley de Coulomb.

3 Respecto de un referencial inercial.

4 APENDICE 2

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-7

Charles Augustin de Coulomb nació en Angoulême, al su- doeste de Francia, en 1736. Se recibió de ingeniero militar y durante unos veinte años se dedicó a esta profesión. Desde 1774 hasta 1762 fue enviado a la isla caribeña de la Martinica donde sufrió varias enfermedades tropicales que le dejaron secuelas por el resto de su vida. Al volver a Francia comenzó a realizar trabajos científicos en el área de la ingeniería civil y mecánica, utilizando herramien- tas matemáticas no habituales en la práctica de la ingeniería de esos tiempos. En particular, desarrolló la teoría de las fuerzas y deformacio- nes de cilindros por torsión. Estos trabajos lo llevaron a idear su famosa balanza de torsión que permitiría medir fuerzas muy pequeñas. En 1785 envió a la Académie des Sciences france- sa una memoria: "Construction et usage d'un ba- lance electrique…" donde perfecciona la teoría de la balanza de torsión y presenta las primeras medi- ciones experimentales de la fuerza de repulsión eléctrica entre cuerpos cargados. Entre 1785 y 1791 Coulomb envía nuevos trabajos en los cuales no sólo descubre que su famosa ley es válida en muchas circunstancias sino que encuentra nuevos resultados sobre la distribución de carga eléctrica en cuerpos extensos, predice que no existen aislan- tes perfectos, sino que toda sustancia tiene un lími- te por encima del cual conduce corriente eléctrica, analiza la ley de inversa del cuadrado de la distan- cia para polos magnéticos, etc. Introduce el con- cepto del plano de prueba y de densidad de carga. Coulomb adhiere a la teoría de los dos fluidos para explicar las interacciones eléctricas Además de estos trabajos, equivalentes a los de Newton sobre la atracción gravitatoria, Coulomb presidía diversas comisiones técnicas de la Académie des Sciences y realizaba trabajos de consultoría en ingeniería civil y militar. Luego de la Revolución Francesa, fue designado inspector general de la instrucción pública y miembro del Instituto de Francia, que reemplazó a la Academia en el rol de determinar el rumbo científico del país. Coulomb falleció en París el 23 de agosto de 1806. Entre 1796 y 1798 el físico inglés Henry Cavendish utilizó el método de la balanza de torsión de Coulomb para medir la constante gravitatoria G, a sugerencia de John Mitchell, otro físico inglés que había estudiado los trabajos de Coulomb. Con este valor y el valor de la aceleración de la gravedad al nivel del mar estimó la densidad de la Tierra como 5.448. El valor estimado actual es 5.5. Estos resultados permiten apreciar la precisión de los resultados que el instrumento diseñado por Coulomb puede obtener.

que el instrumento diseñado por Coulomb puede obtener. Ejemplo 2-2: Las fuerzas eléctricas son de mucha
que el instrumento diseñado por Coulomb puede obtener. Ejemplo 2-2: Las fuerzas eléctricas son de mucha

Ejemplo 2-2: Las fuerzas eléctricas son de mucha mayor intensidad que las fuerzas gravitato- rias. Halle la relación entre la fuerza de repulsión coulombiana y la fuerza de atracción gra- vitatoria entre dos electrones separados en 10 -10 m (el tamaño medio de un átomo).

La fuerza eléctrica es, en valor absoluto:

2

e F = = F e e 2 4 πε d 0
e
F
=
=
F e
e
2
4
πε
d
0

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-8

31

2 G m F = = F g g 2 d 2 F 1 e
2
G m
F
=
=
F g
g
2
d
2
F
1
e
e
= =
2
F
4 πε
0 G m
g
Kg
G
6.673
×

y la fuerza gravitatoria:

de donde:

e

1.60218

×

10

4.17

10

11

×

10

Nm

42

2

/ Kg

2

con:

Se ve que la relación es muy grande. Por lo tanto, en la materia agregada las interacciones eléctricas son de mucha mayor importancia que las gravitatorias. Las fuerzas gravitatorias sólo son de importancia cuando se trata de cuerpos muy masivos (como los planetas) que son prácticamente neutros.

19 C

m

9.11

×

10

La técnica de superposición para el cálculo del campo se puede extender al caso de más de dos cargas simultáneamente presentes, aplicando sucesivamente la superposición del campo calcula- do en la operación previa con el campo de cada carga. Así, si existe un conjunto de N cargas puntuales de valor Q i , situados en posiciones r i , el campo en un punto arbitrario del espacio será:

E ( r

)

=

1

N Q R

i

= 1

i

R

3

i

i

4

πε

0

,

R

i

=

R = r − r i i
R
=
r
r
i
i

El principio de superposición, que hemos planteado desde el punto de vista físico, está implícito desde el punto de vista matemático en la linealidad de las ecuaciones de Maxwell.

Campo de distribuciones de carga

Las cargas puntuales son objetos ideales que no existen en la realidad. Todo cuerpo cargado tie- ne una extensión espacial y, en la práctica, la mayoría de los objetos de interés tecnológico tiene dimensiones macroscópicas por lo que están formados por gran cantidad de átomos, lo que im- plica una distribución de las partículas elementales cargadas en todo el volumen del objeto.

Desde el punto de vista macroscópico podemos modelizar el cuerpo extenso cargado como una distribución continua de carga, dada la pequeñez de las partículas cargadas frente a las dimen- siones de los objetos. En tal caso definimos una densidad de carga dentro del cuerpo:

dq dv r ′
dq
dv
r
z dv’ R r r′ V y x
z
dv’
R
r
r′
V
y
x

ρ(

r ′= )

r ′∈ V

Usamos coordenadas primadas (de punto fuente).

Para calcular el campo creado por un cuerpo extenso lo dividimos en diferenciales de volumen dv’. Cada uno de ellos se comporta como una carga puntual y, por ejemplo, el elemento de volumen situado en rproduce en r el

campo:

 

1

 

dq (

r

)

ˆ

1

 

ρ

(

r

)

R =

4

πε

0

R

2

4

πε

0

R

2

ˆ

d E r

(

) =

R dV

con Ahora aplicamos superposición, y sumamos las contribu- ciones de todos los elementos de volumen que forman el cuerpo extenso. Esta suma es una inte-

gral y tenemos:

R = r r

1 ( r − r ′ ) E ( r ) = ∫ ρ (
1
(
r
− r ′
)
E
(
r
)
=
ρ
(
r ′
)
dV ′
3
V
4
πε
r
− r ′
0

Esta expresión nos permite calcular el campo creado por una distribución de carga dentro del volumen (distribución volumétrica) de un cuerpo extenso 5 .

5 El volumen V debe contener toda la carga cuyo campo quiere calcularse. Esto significa que:

a) el volumen puede ser mayor que el recinto donde existe la carga, sin alterar el resultado.

b) el volumen puede encerrar sólo parte de toda la carga, pero en este caso el campo calculado se debe solamente

a esa parte de la carga. Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-9

En la práctica es útil considerar otras distribuciones de carga: distribuciones superficiales (so- bre una superficie - esto ocurre en cuerpos conductores, como veremos luego) y distribuciones

1 r − r ′ densidad superficial de carga: ρ ( r ) = ρ
1
r − r ′
densidad superficial de carga:
ρ (
r )
= ρ
(
r
)
E ( r
)
=
ρ
(
r
)
dS ′
s
s
3
4
πε
r
− r ′
0
S
1
r
− r ′
densidad lineal de carga:
ρ (
r )
= ρ
(
r
)
E ( r
)
=
ρ
(
r
)
dl ′
l
l
3
4
πε
r − r ′
0
C

lineales (a lo largo de una línea - esto es útil para cables donde la longitud es mucho mayor que las dimensiones transversales). Tenemos entonces en estos casos:

Estas expresiones nos dan una forma de cálculo del campo electrostático creado por distribucio- nes de carga, especialmente para cargas no puntuales, diferente de la ley de Gauss. La ley de Gauss es útil para distribuciones de alta simetría. En los siguientes ejemplos mostramos el uso de estas expresiones para algunas distribuciones de carga de interés conceptual.

Ejemplo 2.3: Carga puntual en el origen de coordenadas:

(recordamos:

E ( r

)

=

Q r ˆ

4

πε

0

r

2

)

Para usar la metodología expuesta en esta sección, usamos la representación de la carga puntual como asociada a una densidad de carga descripta por una delta de Dirac:

ρ(r) = Qδ (r)

La delta está centrada en el origen de coordenadas. Entonces: 1 ( r − r
La delta está centrada en el origen de coordenadas. Entonces:
1
(
r
− r ′
)
1
Q
δ
(
r
)
r
Q
r
Q r ˆ
E
( r
) =
ρ
(
r ′
)
dV ′=
dV ′=
=
3
3
3
V
V
2
4
πε
r
− r ′
4
πε
r
4
πε
r
4
πε
r
0
0
0
0

Por otra parte, se puede demostrar que a muy grandes distancias de cualquier distribución de carga de extensión acotada, el campo tiene aproximadamente simetría esférica, como si estuviera generado por la carga neta de la distribución, concentrada en el origen de coorde- nadas. Para demostrar esto, vemos que para puntos lejanos de la distribución podemos despreciar las posiciones fuente frente a la magnitud del vector posición del punto campo ( r >> r r 0 ) y tenemos:

1 ( r − r ′ ) 1 ρ ( r ′ ) r Q
1
(
r
− r ′
)
1
ρ
(
r ′
)
r
Q r ˆ
E
( r
) =
ρ
(
r ′
)
dV
′≈
dV ′=
3
3
V
V
2
4
πε
r
− r ′
4
πε
r
4
πε
r
0
0
0
donde Q es la carga total de la distribución.

Q r ˆ E ( r ) = 2 4 πε r 0
Q r ˆ
E ( r
)
=
2
4 πε
r
0

En este cálculo hemos despreciado r’ frente a r. Una aproximación mejor es desarrollar en serie de Taylor el integrando, con lo que aparecen términos de orden superior (multipolares - ver el Ejemplo 2-16). En tal caso, aún cuando la carga neta sea nula, existirá campo eléc- trico debido a la inhomogeneidad en la distribución.

Ejemplo 2-4: Calcular el campo electrostático creado por una línea cargada infinita con den- sidad de carga lineal λ 0 constante.

Se trata de una línea recta de espesor idealmente nulo.

Para simplificar el cálculo usamos consideraciones derivadas de la simetría que presenta la distribución de carga:

Como existe simetría de revolución alrededor de la línea

elegimos un sistema de coordenadas cilíndrico, con el eje z sobre la línea.

El campo no puede depender de φ por la simetría de revo- lución, y tampoco puede depender de z porque la línea es

infinita y todos los planos de z constante son físicamente equivalentes. El campo entonces sólo depende de la distan-

z φ dl′ 1 R dE 2 1 r dE dE 1 R 2 dl′
z
φ
dl′
1
R
dE 2
1
r
dE
dE 1
R
2
dl′
2

ρ

cia ρ desde la línea al punto de observación: E(r) = E(ρ ) .

Por comodidad elegimos el plano de z = 0 de nuestro sistema de coordenadas de modo que contenga al punto de observación donde deseamos calcular el campo.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-10

Por otra parte, como se observa en la figura, el campo dE 1 creado por un elemento de longi-

tud

está en el plano formado por z y ρ, de modo que no tiene componente sobre φ .

Además se ve que, si consideramos el par de elementos

origen de coordenadas, las componentes verticales de los campos generados se anulan entre

sí y queda solamente la suma de las componentes según ρˆ . Entonces el campo presenta

solamente componente radial: E(r) = E(ρ) ρˆ .

Luego podemos escribir para la componente radial del campo creado por la línea infinita:

, simétricos respecto del

ˆ

dl

1

dl

1

y

dl

2

E ( r

)

=

∞ ∞ 1 ( r − r ′ ) λ ρρ dz ′ ˆ λρρ
1
(
r
− r ′
)
λ
ρρ dz ′
ˆ
λρρ ˆ
dz ′
0
0
λ ( r ′
)
dl ′=
= 2
3
(
)
3 / 2
3 / 2
4
πε
4
2
2
r
− r ′
πε
ρ
+ z ′
4
πε
(
2
2
)
C
ρ
+ z ′
0
0
0
−∞
0

ya que: r = ρ ρˆ y r = z zˆ y el integrando es par. La integral se puede evaluar de tablas o mediante programas matemáticos para obtener:

0

dz ′ + z

2

1

(

ρ

2

)

3 / 2

ρ

2

=

λρ ˆ 0 E(r) = 2 πε ρ 0
λρ
ˆ
0
E(r) =
2
πε ρ
0

El campo creado por la línea infinita cargada sólo tiene componente radial saliendo de ella (para λ 0 positiva) y su amplitud es inversamente proporcional a la distancia a la línea. Como la línea no tiene espesor, se produce una singularidad cuando ρ 0. Esta singularidad se resuelve porque no existen en la práctica líneas sin espesor.

Ejemplo 2-5: Campo sobre el eje de un anillo uniformemente cargado de radio a.

Este caso es similar al anterior. Por la simetría se elige el eje z del
Este caso es similar al anterior. Por la simetría se elige el eje z del sistema
z
dE
dE 1
dE
2
de coordenadas coincidente con el eje del anillo para tener simetría cilín-
drica. Se toma por comodidad el origen en su centro. El campo creado so-
bre un punto del eje sólo depende de z y además sólo tiene componente z
porque las componentes transversales (radiales) se anulan al considerar
pares de elementos del anillo simétricos respecto del eje como se muestra
en la figura.
Con: r = z zˆ , r′ = a ρˆ y dl ′ = a dφ ′
y tomando nuevamente una den-
R 2
R
r
1
sidad lineal de carga uniforme λ 0 tenemos:
2 π
2 π
1
(
r
−′ r
)
λ
z
z
ˆ
a d φ′
λ
0 z a
z ˆ
0
E ( r
)
=
λ ( r ′
)
dl
′=
=
d φ′
a
3
( z
)
3 / 2
4
πε
πε
2
2
r
−′ r
4
(
3 / 2
2
2
)
C
+ a
4 πε z + a
0
0
0
0
0
y entonces:
λ
a z z ˆ
Q z z ˆ
E z
0
E ( r
) =
E ( r
) =
3 / 2
) 3/ 2
E 0
( z
2
2
)
(
2
2
2 ε
+ a
4
πε
z
+
a
0
0
donde hemos usado la carga total del anillo: Q
= λ
2π a
.
0
-z 0
En la figura se observa una gráfica del campo del anillo sobre
z 0
z
su eje. Se ve que el campo apunta siempre hacia fuera del
anillo (es positivo para +z y negativo para –z). Se puede verifi-
car fácilmente que los máximos se dan para:
Q
-E 0
z
=
a
/
2
E
=
0
0
2
6
3
πε
a
0

Esta es una distribución de carga de extensión acotada, de modo que podemos estudar el comportamiento del campo para z → ∞ . Para ello tenemos que ver cómo se comporta la

función

(

z / z

2

+ a

2

) 3 / 2

para z . Desarrollando en serie de Taylor tenemos:

 

z

1

1

3 a

2

15 a

+

4

(

z

2

+ a

2

)

3/ 2

z

2

2

z

2

8

z

4

+

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-11

z dE 1 r R R 2 1 σσσσ a 1
z
dE 1
r
R
R
2
1
σσσσ
a
1

Se ve que los sucesivos términos son propor- cionales a a 2n /z 2n con n creciente, y por lo tan- to cada vez son más pequeños para z → ∞ . Tomando sólo el primer término de la serie

queda:

Q z ˆ

4

πε

0

z

2

E ( r

)

para z

que tiene la forma funcional del campo de una

carga puntual (inversamente proporcional al cuadrado de la distancia y proporcional a la carga total). Los siguientes términos del desa-

rrollo en serie, que se han despreciado, consti- tuyen correcciones a este comportamiento que cobran más relevancia a medida que nos acer- camos al anillo.

Ejemplo 2-6: Calcular el campo a una distancia d de un plano infinito cargado con densidad

superficial σ Este problema se puede resolver de varias formas. Nosotros utilizaremos el resultado

del ejemplo previo. Podemos dividir el plano en anillos concéntricos de radio variable a y espesor da.

z Cada anillo crea un campo sobre su eje que es normal al plano del anillo y depende sólo de la distancia al plano. Por lo tanto el cam- po creado por el plano completo será normal al mismo y dependerá solamente de la dis- tancia del punto de observación al plano.

E z E 0 -E 0
E z
E 0
-E 0

Cada anillo tiene un área

El campo creado por ese anillo sobre el semieje +z es, como hemos visto en el ejemplo pre- vio:

ds′ = 2π a da y su carga es:

Q = σ ds′ = 2πσ a da .

Q z z ˆ

4

πε

2

πσ

a da z

z ˆ

(

d E r

) =

0

(

z

2

+

E

(

a

2

r

)

=

 

(

z

 

)

3/ 2

 

4

πε

0

2

+

a

2

σ

z

z ˆ

a da

 

2

ε

0

 

0

(

z

2

 

2

)

3 / 2

+ a

)

3/ 2

=

Integrando sobre el radio a tenemos:

La integral vale 1/z y finalmente:

σ z ˆ E ( r ) = E 0 z ˆ = 2 ε
σ z
ˆ
E ( r
) = E
0 z ˆ =
2
ε 0

(para z 0).

(para z 0).

Para z 0 obtenemos el mismo campo, pero cambiado de signo porque las líneas de campo son salientes del plano cargado.

Este problema también se puede resolver construyendo el plano mediante super- posición de fajas rectas infinitas. Inténtelo.

Hemos visto en esta sección ejemplos de campos eléctricos creados por distribuciones de carga de alta simetría:

esférica:

cilíndrica:

plana:

Estas dependencias son usadas en la práctica para modelizar aproximadamente los campos de distribuciones de carga más complejas

Campo radial. Depende como 1/r 2 .

Campo radial (coordenadas cilíndricas). Depende como 1/r.

Campo constante.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-12

Podemos usar también la ley de Gauss en casos de alta simetría, como en el siguiente ejemplo:

Ejemplo 2-7: Una esfera de radio a contiene una distribución de carga dada por:

ρ

(

r ) = ρ

0

(

r

/

a

)

. Hallar el campo eléctrico que crea en todo el espacio.

V 0 ρ nˆ E a r S
V 0
ρ
E
a
r
S

ga):

E(r) = E(r) rˆ

Este problema presenta simetría esférica. La carga depende

únicamente de la distancia al centro de la distribución y la superficie frontera de la distribución es una esfera. Por lo

tanto nos conviene utilizar un sistema de referencia esférico centrado en el centro de la distribución. Por la simetría de la distribución de carga, el campo no puede depender de la di- rección en el espacio desde donde se observe la esfera, sino solamente de la distancia a la misma. Dicho de otra forma, el

campo es isótropo:

E(r) = E(r,θ,φ) = E(r)

Además, como en el Ejemplo 2-1, la simetría de la carga lle- va a líneas de campo radiales (sin componentes sobre planos tangentes a esferas concéntricas con la distribución de car-

Para aplicar la ley de Gauss debemos elegir una superficie cerrada cualquiera y hallar el flu- jo de E a través de ella. Debido a la simetría del problema lo más sencillo es elegir una su- perficie esférica concéntrica con la distribución. Primero elegimos una superficie S de radio r > a. Esta superficie encierra a toda la carga, que vale:

Q

=

V 0

ρ (

r

)

dV

′=

4

π

ρ

0

a

a

0 0

r

3

dr

′=

πρ

0 a

3

El campo eléctrico generado por la distribución es paralelo a la normal a la superficie de in- tegración y es constante sobre ella, porque sólo depende de r, con lo que nos queda:

3 3 Q πρ a ρ a Q S 2 0 0 ∫ E •
3
3
Q
πρ
a
ρ
a
Q
S
2
0
0
E
n ˆ dS
=
E
(
r
)
dS
=
E
(
r
) 4
π
r
=
E
(
r
)
=
=
2
2
S
ε
S
ε
4
ε
r
4
πε
r
0
0
0
0

Observamos que el campo fuera de la distribución es igual al que se obtendría con una carga puntual Q en el origen de coordenadas.

Si ahora tomamos una superficie esférica gaussiana de radio r <

a, la carga encerrada no es la total:

ρ r a
ρ
r
a

E

r 4 ρ ρ r 0 3 0 Q ′= ∫ ρ ( r ′
r
4
ρ
ρ
r
0
3
0
Q
′=
ρ (
r ′
)
dV
′=
4
π
r
dr
′=
π
V
(
r
)
a
a
0
4
Q ′
πρ
r
2
0
E
n dS
ˆ
=
E
(
r
) 4
π
r
=
ε
ε
a
S
0
0
2
ρ
r
0
E
(
r
) =
para r < a.
4 ε
a
0

Si tomamos:

E

0

=

ρ

0

a

4ε

0

queda:

 

 

E

0

r ˆ

( r

/ a

)

2

para

r

<

a

E ( r

)

=

 
 

  E

0

r ˆ

( a

/ r

)

2

para

r

>

a

Luego:

S de donde:

r
r

E 0

a

Hemos graficado a la izquierda la variación del campo con la distancia al centro de la distribu-

ción. Se ve que ambas expresiones coinciden sobre el borde de la esfera.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-13

Potencial electrostático y trabajo

Así como la expresión de la divergencia del campo electrostático lleva a la ley de Gauss, el valor nulo del rotor lleva a una propiedad fundamental: el campo electrostático es conservativo. Como el rotor de todo gradiente es nulo, es entonces posible expresar el campo electrostático como el rotor de un cierto campo escalar Φ(r) que se denomina potencial electrostático 6 :

∇ × E(r) = 0 E(r) = −∇Φ(r)

La expresión del potencial electrostático creado por una distribución de carga se puede obtener a

partir de la correspondiente al campo eléctrico:

1 ( r − r ′ ) E ( r ) = ∫ ρ (
1
(
r
− r ′
)
E
(
r
)
=
ρ
(
r ′
)
dV ′
,
3
V
4
πε
r
− r ′
0

observando que:

(r − r ′ )  1 = −∇  3  r − r
(r −
r
′ )
1
= −∇
3
r
− r ′
r
− r ′
  de modo que podemos escribir:
1
(
r
r ′
)
1
1
E
( r
) =
ρ
(
r
′ )
dV
′=−
ρ
(
r
′∇ )
dV ′
3
V
V
4
πε
r
− r ′
4
πε
r
− r ′
0
0

Pero el gradiente opera sobre las coordenadas de punto campo (no primadas), que son constantes en la operación de integración. Entonces es posible sacar el operador gradiente fuera de la inte- gral. Esto equivale a invertir el orden de operación: primero se integra y después se calcula el gradiente. Si las operaciones son independientes el orden es irrelevante:

E

(

r

) = −∇ 

1

V

ρ

(

r

)

πε r − r ′ 0
πε
r
− r ′
0

4

dV ′ 

 
   

1

ρ

(

r

)

dV

E(r ) = −∇Φ (r)

con

Φ ( r ) =

V 4 πε r − r ′ 0
V
4
πε
r
− r ′
0

o sea que entonces podemos escribir:

Para dar un significado físico a este nuevo campo, supongamos

que trasladamos una carga puntual a velocidad constante a lo

largo de un camino en una región donde exista un campo elec-

trostático. El traslado a velocidad constante requiere del aporte

de una fuerza F = qE por nuestra parte para contrarrestar la acción del campo sobre la carga puntual. Por otra parte el trasla- do a velocidad constante implica que la energía cinética de la carga permanece constante, de modo que el balance de energía nos lleva a que el trabajo que realizamos en el traslado es igual y de signo opuesto al trabajo W E que el campo electrostático realiza sobre la carga:

B F q dl qE
B
F
q
dl
qE

A

W

E

= q

dl

E

C

A

B

= q

B

A A

B

E

• =−q ∇Φ• =−q Φ −Φ

dl

dl

B

(

A

)

Por lo tanto el trabajo realizado por el campo sobre la carga es igual al producto del valor de la carga por la diferencia de potencial entre los extremos del camino, cambiado de signo.

Se ve que este trabajo no depende el camino particular C que se haya elegido. Esta es una carac- terística, naturalmente, de los campos conservativos.

Electromagnetismo 2004

2-14

Sólo se pueden definir diferencias de potencial entre dos puntos del espacio. Para asignar un valor de potencial a un punto es necesario definir arbitrariamente un punto de referencia de po- tencial. En el caso de distribuciones de carga de extensión acotada, el punto de referencia con- vencional es el infinito, según veremos al analizar la energía del campo electrostático. En gene-

ral:

dl donde el camino C es cualquiera, y entonces, para distribuciones

C

Φ

B

−Φ =− E

A

A B

de carga acotadas:

Φ =− ( r ) ∫ E • dl =− ∫ r E • dl
Φ =−
(
r
)
E
• dl =−
∫ r
E
dl
C
∞→ r

donde hemos omitido la referencia al camino porque es irrelevante.

Esta convención para definir el potencial de un punto (lo que significa definir el potencial como un campo escalar) no es válida cuando se estudia una distribución de carga no acotada en el espacio (p.ej., la línea o el plano infinitos). En tales casos hay que tomar el punto de referencia en otro sitio, que dependerá de las condiciones del problema. En resumen:

El campo electrostático es conservativo e irrotacional: × E(r) = 0

El campo electrostático es el gradiente del potencial electrostático:

E(r) = −∇Φ(r)

La diferencia de potencial entre dos puntos del espacio es el trabajo por unidad de carga, cambiado de signo, que realiza el campo para trasla- dar a velocidad constante una carga de un punto a otro, independiente- mente del camino utilizado

En distribuciones de carga de extensión acotada, se toma la referencia

de potencial en el infinito:

Φ

(r) =−

r

E dl

Ejemplo 2-8: Calcular el potencial electrostático creado por una carga puntual en el origen de coordenadas.

Como se trata de una distribución de extensión acotada:

Φ ( ) =−

r

r

E

dl =−

Q

r r ˆ

dl

4

πε

0

r

2

donde se ha usado el resultado del Ejemplo 2-1. Como el camino es irrelevante y el campo tiene simetría esférica, tomaremos una recta radial desde hasta el punto r :

r Q r ˆ Q dr Q 1 Q Q Φ r =− ( )
r
Q
r ˆ
Q
dr
Q
1
Q
Q
Φ r =−
(
)
∫ r
• dr =−
∫ r
=
=
Φ (
r
) =
4
πε
2
4
πε
2
4
πε
r
4
πε
r
0
r
0
r
0
4
πε
r
0
0

Ejemplo 2-9: Calcular el potencial electrostático creado por una línea infinita cargada unifor- memente.

Como ahora la distribución no es acotada, tenemos:

Φ ( ) =−

r

r

E dl =−

r

0

λ

0

ˆ dl

ρ

r

r

0

0 ρ

2

πε

don-

de r 0 es un punto de referencia arbitrario. Como el campo tiene simetría cilíndrica, nos con- viene tomar un camino radial (en cilíndricas):

Φ ( r ) =−

λ

0

ρ

ρ

d

ρ

λ

0

ln

ρ

2

πε

0

0

ρ

2

πε

0

ρ

0

=−

λ 0   ρ   Φ ( r ) =− ln  2
λ 0
 
ρ  
Φ ( r ) =−
ln
2 πε
0
ρ 0
 

donde ρ 0 es ahora un radio arbitrario. El potencial electrostático de una línea infinita se co- noce como potencial logarítmico.

Ejemplo 2-10: Hallar el potencial electrostático creado por la esfera cargada del Ejemplo 2-7.

En este caso existe expresiones diferentes del campo dentro y fuera de la esfera. En ambas Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-15

situaciones el campo es radial, con simetría esférica y la distribución es acotada. Tomamos

entonces:

(r)

Φ =−

r

E dr

Para r > a:

Para r < a:

Φ

Φ

ext

int

(

r

)

(

r

)

y finalmente:

r

E

 

2

r

dr

 

E

0

a

2

ρ

0

a

3

dr

=−

E

0

 

=

 

=

 

ext

a

r

2

 

r

 

4

ε

0

r

E

dr

E

dr

=

E

E

0

2

dr

=

E

E

0

a

ext

=

E a

0

r

a

4

r

3

int

=

ρ

0

a

2

0

a

4

r

3

a

2

r

a

r

 

0

a

3

a

2

(

r

)

3

a

3

 

12

ε

0

a

3

=−

=−

Φ int

(

r

3

a

3

)

Para r = a:

borde de la esfera.

Φ

int

(r) = Φ

Finalmente:

ext

(r) = E

0

a

y se ve que el potencial es continuo al cruzar el

   para r > a 4 ε r 0 Φ r = (
para
r
>
a
4
ε
r
0
Φ r =
(
)
2
 
3
ρ
a
r
0
4 −
 
para
r
<
a
3
12 ε
 
a
 
0

ρ

0

a

3

La condición de continuidad del potencial es general. En la inmensa mayoría de las situacio- nes el potencial electrostático es una función continua, ya que está relacionada con el trabajo realizado por el campo para transportar una carga desde el infinito hasta la posición en estudio, y el trabajo - o energía intercambiada entre el campo y la carga - es una función continua del des- plazamiento.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-16

Conductores y dieléctricos. Introducción.

Desde el punto de vista eléctrico, los materiales pueden clasificarse en dos categorías extremas:

conductores, donde existen portadores de carga libres que se mueven sin esfuerzo ante cualquier campo eléctrico aplicado y

dieléctricos o aisladores, cuyas partículas cargadas están fuertemente unidas entre sí y un campo aplicado sólo puede desplazarlas levemente de sus posiciones de equilibrio (sin campo).

Los conductores se caracterizan por transportar corriente eléctrica, proceso que describiremos más abajo (Capítulo 3). Los casos tecnológicamente más importantes de materiales conductores son los metales y las soluciones iónicas. En la práctica, los conductores no poseen carga completamente libre, es decir, existe siempre una interacción entre los portadores de carga “cuasi-libres” y el conjunto del material. Estas interac- ciones dan lugar a la resistencia eléctrica al paso a la corriente, que analizaremos en una sección posterior. Por otra parte, tales interacciones se hacen muy débiles y despreciables a fines prácti- cos en los materiales superconductores (Capítulo 5). Análogamente, los dieléctricos no tiene carga libre sólo hasta cierto valor máximo de campo que se conoce como campo de ruptura dieléctrica. Para campos superiores a este valor, los átomos del material se ionizan y se produce carga “cuasi-libre” que se mueve como por un conductor. Este fenómeno es responsable de las fallas en capacitores, la caída de rayos y el llamado efecto corona de las líneas de alta tensión. Estos dos últimos casos se dan cuando se ionizan las molé- culas del aire por acción de un campo eléctrico mayor que el de ruptura (3×10 6 V/m). Veremos más sobre estos temas más abajo. Entre estos extremos de comportamiento eléctrico hay toda una gama de posibilidades, entre las que son de interés tecnológico los semiconductores, materiales del grupo IV de la tabla periódi- ca (silicio, germanio, etc.) y compuestos de propiedades similares que se utilizan en circuitos electrónicos de estado sólido.

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-17

Veamos un resumen de las características esenciales del campo electrostático en los materiales:

Campo en conductores:

El campo electrostático es nulo dentro del conductor. Como dentro del conductor hay partículas cargadas libres, si hubiera campo estas partículas se moverían y la situa- ción no sería electrostática.

No existe densidad de carga volumétrica en el interior de un conductor. Como el campo dentro del conductor es cero:

∇• E(r) = ρ(r)/ε 0 = 0

Estas dos propiedades llevan a que la presencia de un campo en la región donde se halla un cuerpo conductor haga que rápidamente las partículas cargadas de su interior se redistribu- yan en su superficie para anular el campo en su interior. Si el cuerpo está cargado, la carga neta se distribuye sobre la superficie.

Las líneas de campo electrostático exteriores son normales a las superficies con- ductoras. En general, el campo exterior sobre la superficie del conductor se puede des- componer en una componente normal y otra tangencial a la superficie. La componente tangencial produciría fuerzas y movimiento en las partículas cargadas en la superficie del conductor. Como esto no es posible en una situación electrostática, la componente tangencial debe ser nula. No hay restricción sobre la componente normal debido a que las partículas cargadas no pueden atravesar la superficie (para campos no demasiado in- tensos) por la existencia de una barrera de potencial entre el sólido y su ambiente.

Como las líneas de campo son perpendiculares a la superficie del conductor en todo punto, la superficie de un cuerpo conductor es una equipotencial.

Como además en todo el interior del conductor no hay campo, no hay diferencia de potencial entre dos pares de puntos cualesquiera del conductor. Entonces, todo el cuerpo conductor es un volumen equipotencial.

Carga inducida. La redistribución de las partículas cargadas en un conductor frente a un campo aplicado es un caso de inducción electrostática. La carga inducida está ligada con la capacidad del conductor, que veremos más abajo.

E(r) = 0

ρ(r) = 0

El campo sobre la superficie de cuerpos conductores depende del radio de curvatura local, como se ilustra en el siguiente ejemplo:

Ejemplo 2-11: a) Dos esferas de radios a y b < a están separadas en D >> a y tienen respecti- vamente cargas Q 1 y Q 1 . Halle el potencial electrostáti- co que crean.

Como las esferas están muy separadas, pueden des- preciarse los efectos de redistribución de carga por inducción entre ellas, de modo que cada una genera un

Q 1 R 1 Q 2 R 2 a b D
Q 1
R
1
Q 2
R 2
a
b
D

potencial con simetría esférica respecto de su centro:

Φ ( r ) ( r ) ( r ) =

1

2

Q

1

Q

2

4

πε

0

R

1

4

πε

0

R

2

+

El potencial sobre y dentro de cada esfera es constante y como los radios son distintos los potenciales son distintos. Despreciando la influencia de la otra esfera por su lejanía:

Φ ≈

1

Q

1

Q

2

4

πε

0

a

4

πε

0

b

Φ ≈

2

b) Suponga ahora que las esferas están unidas por un hilo conductor muy fino. Determine la redistribución de carga que tiene lugar.

Al conectar las esferas por medio de un conductor se transfiere carga hasta que todo queda al mismo potencial. Tenemos entonces que:

Juan C. Fernández - Departamento de Física – Facultad de Ingeniería Universidad de Buenos Aires – www.fi.uba.ar

Electromagnetismo 2004

2-18

Q' 1

Q' 2 Φ 0 a b D
Q' 2
Φ 0
a
b
D

Q

′=

1

Φ ≈

0

Q

1

Q

2

4

πε