Está en la página 1de 3

LA GRATITUD UN ESTILO DE VIDA:

¿Quieres tener un estilo de vida basado en la gratitud?

La gratitud es mucho mas grande que simplemente dar gracia,

¿Usted piensa que es agradecido? o actúa en agradecimiento?, hay un trecho muy grande entre
estas dos afirmaciones, A veces nos preguntan si somos agradecidos y contestamos que, SI en
nuestra mente si lo somos, pero si nos detenemos por un momento y nos auto observamos en
cuales momento practico el agradecimiento con mi boca, con mis acciones, les aseguro que muy
poco lo hacemos, para muchos no es nuestro estilo de vida y es lo que queremos formar a partir
de ahora.

donde empieza el agradecimiento?

Empieza dentro de nosotros mismo, en primer lugar, amándonos a nosotros mismos, ¿qué
significa esto de amarnos? No tiene nada que ver con el narcisismo, tiene que ver en que
debemos ser agradecido y satisfecho con lo que somos, no significa que debemos ser
conformista, de ninguna manera, lo que quiero decir, es aceptar lo que soy, lo que tengo y lo
que soy capaz de alcanzar. Debo ser capaz de aceptar nuestras limitaciones, ser consciente de
eso, y ver si esas limitaciones, afectan mis objetivos y lo más importante si afecta mi propósito
de vida y evaluar si debo cambiar esa realidad o mejorar algunos aspectos de mi vida.

En segundo lugar, debemos valorarnos, dejemos de criticarnos (pase lo que pase, estamos bien
y valemos), muchas veces somos nuestros propios verdugos (espada de Damocles), nos
criticamos por todo, y eso nos baja la autoestima, nos apaga muchas veces. Cada uno de
nosotros tiene un papel único que desempeñar en la tierra, papel que oscurecemos al
criticarnos. (los debería, tenía que hacer y no lo hice, porque me paso eso por mi falta de).

Una cosa es reflexionar (si se hace adecuadamente nos ayudará a crecer y mejorar como
personas.) y otra cosa es criticarnos, para sentirnos culpable, muchas veces somos demasiado
perfeccionista y esto hace que no nos aceptemos tal como somos. Otra de las cosas negativas
son Las personas que tienen baja tolerancia a la frustración, se sienten mal ante los fracasos.
Piensan que son menos inteligentes, y que esta condición hace que las cosas no salgan como
ellos esperaban. Estas formas de actuar son sumamente negativas, generamos sentimientos de
impotencia, enojo, y muchísimo estrés, lo que no es bueno para nuestra vida.

En tercer lugar, Debemos afrontar nuestros miedos, el miedo es un antivalor, el miedo es


oscuridad, debemos ser consciente de las situaciones que nos generan miedo, el miedo en
nuestros pensamientos, casi siempre pensamos lo aterrador de las situaciones y magnificamos
de forma negativa las expectativas de las cosas que van a pasar. El practicar bondad (amor)
hecha fuera el temor y tener fe en el creador (todo coopera para bien).

Debemos inclinarnos a ser amables, paciente y cariñoso con nosotros mismo, la paciencia es una
herramienta muy potente, queremos que todo suceda enseguida, la impaciencia es una
resistencia para aprender (aprendemos por conocimiento y/o vivencias), no debemos vivir
afanados por algo que no te va a satisfacer para siempre, sino temporalmente.

Las equivocaciones son peldaños muy valiosos porque son nuestros maestros. Cada día tenemos
aciertos y equivocaciones, ambas hay que darles amor (ser comprensibles, reflexionar, y
flexibles con nosotros mismos) y así vamos avanzando. Cuando somos cariñoso con nosotros
mismos estamos tratando de no sentirnos culpable y Permitir aceptar lo bueno, así te lo
merezcas o pienses que no te lo mereces. La creencia de no creernos merecedores es lo que te
permite no recibir lo bueno. Debemos ser honesto con nosotros mismos, saber que cometemos
errores, y de esos errores aprendemos y finalmente renovar nuestra mente día a día.

En cuarto lugar, amar nuestro cuerpo, no caer en vicios, drogas y alcohol, debemos llevar una
alimentación saludable y amar la vida y tratar lo mejor posible este cuerpo físico.

Debemos Agradecer en amar nuestro cuerpo, tu personalidad, tus emociones, así sean positivas
o negativas. Además, agradecer por tu familia, tu casa, tu trabajo, la ciudad, el país, la tierra y el
universo.

Para ser agradecido Debemos conectarnos con el creador, cueste lo que nos cueste. Muchas
veces aguantamos cosas en el trabajo por dinero. Mas aun aguantar cosas por alcanzar el reino
de Dios.

Debemos soportar muchas cosas para lograr esa conexión, despojarnos del viejo hombre,
implica conocernos a nosotros mismos, conectarnos con el creador y encender el motor de la
voluntad, (la auto observación, ser consciente de nuestra turbulencia mental y emocional y
finalmente estar conectado con el eterno y vivir bajo el dominio del creador (reino de Dios)).

Mateo 22: 37-39. / Levítico 19:18. / (Efesios 5:20)…

Es fácil agradecer mientras nos va bien, mientras alcanzamos las metas propuestas, mientras no
nos falta sustento, sin embargo, lo difícil es agradecer cuando llega la tribulación, cuando llegan
la prueba, la enfermedad, los conflictos, cuando las situaciones “aparentemente negativas”, Allí
es donde nos cuenta aplicar la gratitud.

Y cuando aplicamos la gratitud a estas situaciones “aparentemente negativa”, le quitamos


inmediatamente esa resistencia de lo negativo, empezamos a cambiar nuestra percepción de la
situación, y a verle el lado positivo de la misma y descubriremos que esa experiencia la teníamos
que vivir, ¿para qué? Para poder aprender algo que necesitábamos rectificar en nuestra vida.

Cada vez que se presenten estas situaciones, lo primero es agradecer con un corazón puro sin
rencor, sin rabia, sin orgullo, sin amargura y luego vamos a conectarnos con ese Dios creador y
nuestro ser, y empezamos a reflexionar a solas en el silencio, para que nos indique lo positivo
de la situación y como la resuelvo y eso se hace a través de la oración, meditación, y auto
observación de nosotros mismos y de la acción, sin juzgarnos, viéndonos en todo momento con
amor.

También empezamos a ver y a ser consciente de nuestras carencias para luego revertirlas y
transportarlas en valores y virtudes que contribuyan a traerme paz y ser mejor humano y a estar
conectado con esa fuente de luz del creador.

Aprende agradecer en tiempo de tristeza, para que aprendas a valorar tus tiempos de alegría.

No existe el feliz ingrato, no se puede ser feliz dejando de ser agradecido.

Usted agradece por lo de hoy, para que mañana podamos recibir algo mayor, así funciona esto.

Empecemos a expresar gratitud, si usted no lo ha hecho nunca, o lo hace de forma esporádico


vamos a empezar hacerlo a diario en el momento de abrir los ojos y al terminar el día antes de
cerrarlos, aunque la idea es estar conectado con ella en todo tiempo. Y así los beneficios
mayores, vas a empezar a ver como sana tu alma, como te vuelves más sensible a la vida y a tu
entorno, sanas tu pasado doloroso y te ayuda a despojarte de esa turbulencia mental,
trayéndote al presente al aquí y al ahora. Acuérdate que un corazón agradecido va a provocar
un mover sobrenatural.

No es lo mismo estar agradecido, que seas agradecido, una cosa es que tengas gratitud y otra
cosa es que expreses y practiques la gratitud.

Cuando empiezas con esta práctica empiezas automáticamente a practicar humildad


(sensibilidad, sumisión o dependencia, prudencia, agradecimiento). Nadie puede desarrollar la
humildad sino sabes agradecer.

La gratitud es la plataforma de lanzamiento para conectarte con Dios, te revitalizas y empiezan


a pasarte cosas buenas.

Salmo 100_1-5;

La gratitud es un proceso en la vida que debemos desarrollar. Voy agradecer todo aquello que
no me gusta en mi vida y así le irradio amor, voy agradecer lo que va llegando a mi vida, así no
lo estés esperando, de este manera vamos a tener la llave del éxito.

Debemos vibrar en la onda de la gratitud. Lucas 17:18 los leprosos.

Cuando estoy satisfecho y agradecido con lo que soy Dios interviene y me hace una mejor
persona.

También podría gustarte