Está en la página 1de 10

Necesidades psicológicas de las mujeres cabezas de hogar en el posconflicto

Identificarlas necesidades psicológicas que presentas las mujeres cabezas de


hogar en el postconflicto en el departamento Norte de Santander.

Sergio AndrésHernándezArévalocod. 1.091.661.502

Laura Estefania Ruedacod. 1.091.662.931

Maira Alejandra Ruedas cod. 1091654686

Liset Johana Carrascalcod. 1091665648

Leonela Peñarandacod. 1091594648

Investigación Ciencias Sociales

No de grupo:400001_3

Tutora

Liliana Oviedo Tovar

Universidad Nacional Abierta y A Distancia – UNAD


Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades
Programa de Psicología
2017
Antecedentes:

Se han realizado una serie de investigaciones basadas en el conflicto armado


tomando como referencia a los problemas psicológicos que pueden presentar las
mujeres y su vulnerabilidad, en la búsqueda se encontró un articulo realizado por José
Alonso Andrade Salazar, Libia Alvis Barranco, Luz Karime Jiménez Ruiz, Miladys
Paola Redondo Martin y Lida Rodríguez González(2016), el estudio se baso en Abordar
la violencia contra la mujer en el marco del conflicto armado colombiano, y su papel en
el  postconflicto implicar hacer énfasis en los efectos de la violencia en las mujeres, la
instrumentalización de su cuerpo, las secuelas psicológicas que el desplazamiento
forzado genera, y su papel de restitución social. Es importante destacar los problemas
psicológicos que genera el conflicto, este estudio resalta la vulnerabilidad de la mujer y
que estos problemas afectan más a las mujeres, niñas y niños que a los hombres. El
papel femenino en el postconflicto es innegable y necesario para construir paz y paces,
en este sentido experiencias de mediación muestran que cuando la mujer es parte de las
negociaciones, los procesos de conciliación son más viables y efectivos. Cabe
mencionar el papel fundamental de una madre como generadora de paz y estabilidad en
el hogar.

La lógica de la guerra, donde la cultura patriarcal halla su expresión más


violenta en el militarismo, no hace sino profundizar el control y la dominación sobre la
vida y los cuerpos de las mujeres, restringiendo su libertad y autonomía, y lo hace no
sólo en los escenarios propios del conflicto armado, sino en todos los espacios donde las
mujeres viven, se relacionan y se movilizan. Todo esto va desencadenado las
necesidades psicológicas que presentan las mujeres cabezas de hogar en el
postconflicto, todo esto a causa  de  cuestiones políticas, la redistribución de los
recursos económicos y los procesos de integración de las políticas sociales propuestas
por el Estado. Como ya hemos leído en muchos artículos la violencia busca la
dominación y control no sólo en lo individual sino en lo colectivo ésta causa diversos
efectos negativos sobre la vida de las personas y las comunidades. Ella produce
incertidumbre, miedo, dolor e inseguridad, alterando por tanto la salud mental y el
desarrollo psicoafectivo de las personas. Altera también los proyectos colectivos, el
funcionamiento social, el desarrollo económico y la legitimidad del Estado. Dentro de
los efectos de la victimización es probable que se desencadene algún trastorno mental,
sin embargo cuando se menciona el término enfermedad mental, hay una reacción social
de antipatía, sin distingo de condiciones socioculturales, pues se considera, que los
síntomas de la enfermedad mental resultan dramáticos, incurables y vergonzosos.

La reparación a las víctimas del conflicto armado es un tema del cual se habla
mucho pero que en verdad no se cumple tan bien ya que son muchas las personas que
no han podido contar con este beneficio que otorga el gobierno a las personas que han
sido de una u otra forma víctimas del conflicto que se ha vivido en Colombia desde hace
ya varios años. La zona del Catatumbo es una zona donde se presenta gran cantidad de
concentración de guerrilla es por eso que se han presentados muchos ataques y
enfrentamientos entre el ejército y este grupo al margen de la ley por lo que a muchos
campesinos les ha tocado salir de sus casas para favorecer la vida de las familias y se
han convertido en desplazados pero aún no han recibido reparación por parte del
gobierno. La violencia ha azotado esta zona, con desplazamiento forzado, violencia,
secuestro, asesinatos, accesos carnales violentos y muchas cosas han quedado impunes
o no se les ha prestado la ayuda necesaria.

hoy en día las mujeres son objetivo de vulnerabilidad ya que son muchos los
factores de riesgo que de manera exponencial afecta los deberes y derechos de las
mujeres, puesto que las víctimas potenciales en cuanto a la violación es el género
femenino, permitiendo que sean subyugadas a los labores domésticos y demás pues
muchas las sometidas al maltrato físico, psicológico y emocional aparte de que sus
necesidades autónomas no pueden ser de si propias, si no de un segunda decisión donde
discriminan y estigmatizan incluso su propia autoridad, las mujeres también son un eje
donde las estigmatizan por el hecho de ser directa o indirectamente la cabeza femenina
del hogar ya que pueden ser víctimas de situaciones bajo el marco del conflicto interno
armado, También es  inminente e importante, por un lado el cambio y modificación de
un estado patriarcal que ha permitido las diferentes formas de violencia basadas en
género, dicho cambio se debe iniciar a través de la adopción por parte del Gobierno
Nacional del enfoque diferencial, de género, de derechos y equidad para las mujeres
puesto que el género femenino hoy en día ha demostrado su  nivel de autonomía en
igualdad con los del genero opuesto teniendo en cuenta las solicitudes realizadas por las
mujeres víctimas que huyen buscando sean escuchadas sus necesidades y derechos.
Marco teórico:

Cuando nos referimos al conflicto armado vivido en Colombia nuestra mente


viaja a décadas atrás cuando empezó toda esta guerra, muchas víctimas ha dejado este
conflicto armado, problemas sociales y de orden público, este conflicto ha dejado miles
de víctimas que hoy en día viven luchando para salir adelante. Este es el caso de
mujeres protagonistas viudas, cabezas de hogar que lo han perdido todo pero luchan por
el bienestar de su hogar para que no les falte el amor y el calor que solo una madre
puede brindarle a sus hijos, pero que lamentablemente luchan día a día para defender
sus derechos, derechos que son arrebatados por una variedad de factores. Pero hoy en
día están viendo una luz de esperanza llamada. Este término se le da a la etapa que viene
después de la firma definitiva de los acuerdos de paz donde se espera una reconciliación
entre ambas partes y el cumplimiento de los acuerdos donde muchos ciudadanos son los
beneficiarios con  dichos acuerdos, pues se espera una recomposición de la sociedad con
la desmovilización, la entrega de armas, la reinserción a la sociedad, la seguridad
ciudadana entre otros.

Según Boulding cuando hablamos de conflicto nos referimos a una competencia


entre varias partes que están en desacuerdo, durante el conflicto se desarrollan varios
procesos por ejemplo: de negociación de facilitación o de negociación. Este proceso se
realiza  para llegar a unos acuerdos entre las partes, y lograr un proceso de paz.

En Colombia el postconflicto nos llega a todos ya que con tan solo escuchar esta
palabra todos pensamos en violencia pero nunca en sí que lo define y cuáles son sus
principales víctimas pues aunque las mujeres hoy en día se han destacado por mostrar
sus habilidades y luchar pos sus propósitos son ellas las miles d victimas que incluso en
estos momentos viven la pesadilla de ser señalas y excluidas por la sociedad.

 
Exclusión social.

El papel de la mujer en el conflicto armado es protagónico para llegar a la paz,


pero vivimos en un país lleno de intolerancia donde los derechos son sometidos según la
clase social al que pertenezca cada individuo. Los grupos menos favorecidos luchan
constantemente para que sus derechos sean escuchados y se les tengan en cuenta para
poder acceder a la información que les convenga (CDIH p411).  Según esto podemos
entender que las mujeres cabezas de hogar desconocen sus derechos y no tienen la
forma para averiguar sobre sus derechos, aquí es donde entra la triple vulnerabilidad a
su condición feminista: ser desplazada, ser mujer y pertenecer a un grupo social,
cultural  y políticamente diferente (Andrade, 2010; 2011). El desplazamiento forzado
obliga a las personas a pasar por la experiencia él no-lugar (Pecaut 1987) las
condiciones de las mujeres desplazadas y las de toda su familia suele ser muy dañino
para su estabilidad y adaptación para el grupo, el no- lugar también les genera la
realidad de su multi- victimización (Andrade 2010). Las mujeres más vulnerables
sienten mayor exclusión social y  son aquellas que tienen el liderazgo para representar a
sus comunidades y  defienden a sus familias y se movilizan en contra de los abusos y la
guerra y por esto son obligadas a desplazarse y dejarlo todo (Garzón 2005; Villegas
2010). Todo esto implica una exclusión de género bastante notoria, la violencia de
género contra l mujer. Por parte de Ignacio Martin-Baro el ve en la violencia fuerza
destructiva que solo busca demostrar la superioridad del otro, esta opera a través de la
exclusión, que desde un punto de vista busca la muerte del otro.

Es de esta manera como la mujer experimente diversidad de emociones ya que


están expuestas incluso a una exclusión de tal modo que sienta inseguridades respecto a
sus ideales y derechos pues es precisamente la vulnerabilidad de la mujer el problema
que en si los grupos armados ilícitos utilizan para acechar el género femenino y lograr
sus expectativas violentas y de control imponiendo el orden y el castigo a través de la
fuerza pues asi como actúan el conflicto armado quedando a discreción de quien ejerce
y tiene la autoridad, para satisfacción y uso de sus propios fines.

 
La mujer en la guerra y su vulnerabilidad.

La guerra es un acto notable donde se usan métodos y herramientas para matar


lo vivo, y cuenta con una creatividad en las formas más inusuales de tortura y trata de
exterminar lo mas débil que llegan hacer las víctimas reales (Murueta y Orozco, 2015).
Esta problemática se ve en el marco del conflicto armado (Fernández, 2002), esto se ha
convertido en una de las formas para asegurar la continuidad de la guerra, muchos
investigadores aseguran que es un método particular para obtener recursos para
financias campañas belicas (Mejer, 2007; Restrepo y Aponte, 2009; Kalmanovitz,
2009). Si le damos sentido a esto, podemos decir que muchos actos violentos  obtienen
legitimidad y en ciertos contextos son reconocidos como necesarios para obtener un
cambio social, el conflicto armado es el resultado de la violencia en Colombia y esto ah
generado una gran cantidad de víctimas y muchas pérdidas, pero podemos afirmar que
las más vulnerables son las mujeres y las niñas.  Cuando esta guerra es principalmente
dirigida hacia la mujer “el significado y las consecuencias que para la salud emocional y
reproductiva de las mujeres tienen el conjunto de delitos y atentados contra su dignidad
y sus derechos humanos difieren de los sufridos por los varones” (Consejería en
Proyectos –PCS, 2004, p. 14).

Podemos recalcar que aunque para muchos investigadores la problemática


principal del desplazamiento forzado se centra en el territorio (Pecaut. 2003). Son
muchos los problemas del desplazamiento que no podemos negar como los daños
materiales, la desintegración familiar, la cultura, y muchos efectos en la salud mental de
las víctimas y el contrabando, la violencia en Colombia a causado perdidas irreparables
en todos los ámbitos, no olvidando la vulnerabilidad de las mujeres, niñas y niños
siendo los más afectados por las acciones destructivas de estos actos. La mujer vista en
este contexto son victimizadas de diferentes maneras, como lo afirman (Guillerot, 2005;
y soto (2014)

 
La salud mental de las mujeres.

El conflicto armado es uno de los principales promotores del desplazamiento


forzado afectando esto a la estabilidad física, mental y social de las personas, esto
produce una alteración grave del principio de la realidad y la forma de habitualidad de
los territorios, y de asentamiento (Andrade 2010), la salud mental de las victimas es
frágil y vulnerable causando en las personas nuevos problemas, que muchas veces no
son atendidos (Sayago, 2011), las personas desplazadas lo primero que buscan es en
cubrir sus necesidades básicas y se concentran en sobrevivir persecuciones, a sufrir
discriminaciones e insuficiencia en la seguridad , y no tienen ayuda por parte de las
instituciones al restablecimiento de sus derechos. A menudo son señaladas y
discriminadas por las comunidades.  Existen en las victimas síntomas y trastornos
psicopatológicos frecuentes como depresión, ansiedad, irritabilidad, agresión, estrés
postraumático entre otros, por medio de investigaciones han sido identificados
(Rodríguez, et al, 2002; Méndez, 2007; Andrade, 2010; Sayago, 2011).  Muchas de las
investigaciones concuerdan en decir que las mujeres son las más afectadas emocional,
social y económicamente por el conflicto armado en comparación a los hombres.
Puertas, Rios Y Del Valle (2006), considera hay una gran diferencia en el impacto que
causa en las mujeres cuando nos referimos a secuelas psicológicas, y de esta manera
aparecer trastornos mentales comunes. Podemos complementar lo anterior que en
estudios realizados los problemas de salud mental más comunes son depresión,
ansiedad, angustia vital (Fiscó, 2005; Soto, 2014), trastorno de estrés postraumático y
estrés agudo (Rodríguez, et al, 2002), trastorno afectivo bipolar (Andrade, Agudelo,
Ramírez, y Romero, 2010; Andrade, 2011), entre otros. Estas patologías en hombres y
en mujeres efectos diferentes, siendo más letales en madres ya que ellas asumen la carga
económica, social y afectiva del hogar y su restitución. Por causa de su viudez
repentina, la separación de su pareja (Mejia y Cordoba 2005: torre, et al, 2010) . las
secuelas psicológicas que dejan el conflicto armado son muchas y estas tienen
permanencia de forma continua en las personas, para el caso de las mujeres puede
presentarse por muchos factores como las condiciones ambientales que le permiten
desarrollarse de una manera integral, situaciones frágiles en personas desplazadas,
asentadas en lugres peligrosos con mucha inseguridad. Según la organización mundial
de la salud (OMS, 2013) es el estado de bienestar proporcionado por sus propias
capacidades y afrontar cualquier dificultad que se le presente.

Enfocándonos en la perspectiva psicológica el marco de la Ley 1448 de 2011 se


centra en las victimas que han sufrido tantos daños físicos, emocionales y psicológicos
pues a raíz de las experiencias vividas se escudan en la vulnerabilidad absoluta que
incluso pueden llegar hasta el punto de sufrir desequilibrios de realidad deseando un
cambio para su bienestar pero en medio de tanta maldad tienden a pierden la noción del
tiempo.

Dada esta investigación referente a las mujeres víctimas del conflicto debemos
destacar que Las consecuencias en las mujeres pasan por los efectos intencionales del
terror y el duelo. La vida de las víctimas queda atada al pasado de experiencias
traumáticas que quiebran el sentido de continuidad de sus vidas. El miedo. En este
querer dejar atrás el dolor y no poder olvidar. La memoria trata de abrirse un camino
entre el recuerdo del dolor y la dignidad de los que ya no están. El impacto del terror en
una población perseguida por su participación en organizaciones sociales o simplemente
por estar en medio del territorio de la guerra que se hace tratando de ganar control sobre
el tejido social, y con ello sobre la vida de las mujeres. El duelo por las pérdidas de los
afectos, por la tierra y la vida que fue. Esa pérdida como herida permanente por la
incertidumbre en el caso de los desaparecidos. Se abordan los sentimientos que afrontan
las víctimas, la rabia y la injusticia, o la culpa y el sin sentido. El daño a los proyectos
de vida que eran chiquitos pero lo eran todo, la casa, los animales, la organización, los
sueños de una profesión o un trabajo que permitiera salir adelante. Las consecuencias en
la salud y el impacto psicosocial son secuelas profundamente marcadas en los relatos de
las mujeres.

 
Referencias bibliográficas:

CHRISTIAM ALBERTO ROMERO RIOS (2016) POLITICA Y


TRANSFORMACIÓN SOCIAL - EDUCATIVA EN EL CATATUMBO recuperado
de: http://unimilitar-dspace.metabiblioteca.org/handle/10654/14269

José Alonso Andrade Salazar1, Libia Alvis Barranco2, Luz Karine Jiménez
Ruiz3, Miladys Paola Redondo Marín4 y Lida Rodríguez González5 (2016 ) La
vulnerabilidad de la mujer en la guerra y su papel en el posconflicto. Recuperado de:
http://www.revistas.usb.edu.co/index.php/Agora/article/view/290/2449

Mario Vásquez Cohello (2016) LA DERROTA DE LA MEMORIA EN UNA


SOCIEDAD POSCONFLICTO recuperado de:
http://www.aulavirtualusmp.pe/ojs/index.php/VJ/article/view/776/611

Representante de la Mesa Nacional de víctimas. MUJERES Y CONFLICTO


ARMADORecuperado de:
https://www.unidadvictimas.gov.co/sites/default/files/documentosbiblioteca/mujeres.PD
F

Rocío Pineda - Patricia Buriticá - Angela Marcela Cepeda - Adichel Ávila


Gladys Stella Macías González, (Santander) - Angela Salazar, (Urabá) - Migdonia
Rueda, (Cundinamarca). Jeimy Martínez - Adriana Catalina Rivera Aleida Patarroyo
Jaime Barrientos Julián Ricardo Hernández Harold Trujillo “Chocolo”. ANÁLISIS
SOCIODEMOGRÁFICO DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO:
BRECHAS DE GÉNERO Recuperado de: file:///C:/Users/Invitado/Downloads/informe
%20victimas%20con%20perspectiva%20de%20genero.pdf

Carlos Setas Vílchez (2016) PAKISTÁN NO ES PAÍS PARA MUJERES


Recuperado de: https://www.esglobal.org/pakistan-no-es-pais-para-mujeres/
HERNANDEZ MANZANO, G. L. A. D. I. S., & VERGEL, G. Y. (2016). LA
REPARACIÓN INTEGRAL DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO
INTERNO EN LA REGIÓN DEL CATATUMBO: ANÁLISIS EN EL MARCO DE
LA LEY 1448 DE 2011 (Doctoral dissertation). Recuperado de:
http://repositorio.ufpso.edu.co:8080/dspaceufpso/bitstream/123456789/1210/1/28801.p
df

Ramírez Parra, P. (2006). Efectos de la (des) movilización paramilitar en la vida


y el cuerpo de las mujeres en Colombia: una mirada a la situación en Santander, Chocó,
Cartagena y Medellín. Recuperado de:
http://www.bdigital.unal.edu.co/45593/1/efectosdeladesmovilizacion.pdf

Salazar, J. A. A., Barranco, L. A., Ruiz, L. K. J., Marín, M. P. R., & González,
L. R. (2016). Secuelas Psicológicas de la Guerra en Mujeres Forzadas a
Desplazarse. Revista Internacional de Psicología, 15(01).Recuperado de:
http://www.revistapsicologia.org/index.php/revista/article/view/173/83

Secuelas Psicológicas de la Guerra en Mujeres Forzadas a Desplazarse

José Alonso Andrade Salazar, Libia Alvis Barranco, Luz Karine Jiménez Ruiz,
Miladys Paola Redondo Marín, Lida Rodríguez González . Recuperado de:
http://www.revistapsicologia.org/index.php/revista/article/view/173

La verdad de las mujeres Víctimas del conflicto armado en Colombia.


Recuperado de. http://centromemoria.gov.co/wp-content/uploads/2015/06/La-verdad-
de-las-mujeres-en-medio-del-conflicto-.pdf

GÉNERO y CONFLICTOS ARMADOS Informe General Amani El Jack.


Recuperado de:
http://www.bridge.ids.ac.uk/sites/bridge.ids.ac.uk/files/reports/Conflictos%20Armados-
Overview%20Report.pdf

También podría gustarte