Está en la página 1de 5

LA FALACIA DE LA ASTROLOGÍA

“Una visión crítica de las ideas y creencias astrológicas


de la nueva era”
Autor: Juan Camilo Junco Becerra1
Docente: Santiago María Bordamalo Echeverri 2

Se inicia este escrito advirtiendo que no se pretende decir que alguien cual sean
sus creencias es tonto o merece ser irrespetado por el simple hecho de confiar
feecientemente en la astrología, lo que se busca con este trabajo es criticar y
atacar ideas, las ideas no sufren y no tienen sentimientos, es por eso mismo si
cualquiera es capaz de dudar o poner a prueba sus ideas por una simple critica,
revela que en efecto no es verdadero creyente y carece de una fe integra o
confianza real en sus ideas.

En la actualidad, nos encontramos inmersos en un mundo regido por la ciencia,


los avances de la humanidad han explicado cientos de miles de fenómenos a los
cuales se les atribuía una explicación religiosa o mística, sin embargo la
astrología, como disciplina de la nueva era, se ha mantenido como una práctica
que profesa el discurso de las estrellas3 como cualquier otra religión y que a pesar
de existir una explicación científica a varios fenómenos, esta práctica sigue
promulgando a través de la adivinación una explicación más romántica y
misteriosa de estos mismos acontecimientos que resulta más atractiva para la
mayoría de personas.

Y aunque varios astrólogos exponen que la ciencia ha establecido una especie de


dictadura que prohíbe y reprime todas aquellas posiciones contrarias, es
pertinente aclarar que la misma astrología se encuentra inmersa en todos lados,
no solamente es una sección de varios programas de televisión, también es una
sección de muchos periódicos; esta idea de que se puede predecir el futuro o intuir
la personalidad de una persona con base en su fecha de nacimiento a través de
aquella mágica influencia de los astros ha generado una inmensa fuente de
riqueza y hasta fama para varios famosos y personajes que predican y ofrecen
todo tipo de respuestas a las preguntas más humanas, basándose en la
astrología.

Es impresionante ver como dia a dia se esté gastando tanto dinero en consultas
telefónicas o en suscripciones a estas páginas astrológicas por internet, así como
cientos de horas de contenido astrológico que sale al aire por televisión nos hace
1 Juan Camilo Junco Becerra, Estudiante de derecho Universidad Santo Tomás //
juan.junco@usantoto.edu.co //Camilo Junco☬.
2 Santiago Maria Bordamalo Echeverri. (2016). Google.es. https://scholar.google.es/citations?
user=Ew5TUhAAAAAJ&hl=es
3 Fragmento tomado de (Astrología - Wikipedia, la enciclopedia libre, 2014)
cuestionarnos si de verdad es real la astrología; pero para incursionar más en el
tema sabemos que la astrología no solo es un método de adivinación, la RAE la
define como “El estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio
para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas” 4 pero aún así
el tema va más allá, la astrología es algo que incluye un conjunto de ideas
creencias y de más, por ejemplo la idea de que los planetas y su posición tienen
una influencia importante sobre la mente humana implicaría que la economía, la
política y hasta la psicología no son tan importantes, sino que son inferiores a la
astrología.

Con base en esas tesis no sería importante hacerse ver por un médico si se está
enfermo, ni mucho menos revisar o entender la historia, ni siquiera realizar un
análisis de lo que haremos o qué decisiones vamos a tomar, ni reflexionar o tomar
terapia; según lo anterior todo pasaría a un segundo plano debido a que se
encuentra subordinado a lo que plantean los astros.

Pero si vemos la historia, esto era lo que los reyes de la antigüedad hacían, ya
que consultaban con los oráculos cualquier aspecto referente a las batallas, es
decir, que día era pertinente para luchar o no, o lo mismo con las decisiones de
carácter civil o los juicios; es entonces que si lo vemos desde esta perspectiva, en
la historia de la antigüedad se plasma un gran registro del fracaso de la astrología
para guiar a la gente y hasta los imperios, pues las tierras de tanto de Europa
como de Asia se han convertido en cementerios de reyes y pueblos que en su
momento confiaron ciegamente su destino a lo que decían los astros o por lo
menos a lo que decían aquellos que las leían.

Y aún en la actualidad las cosas no han cambiado tanto, los mismos gobiernos
siguen obsesionados con intentar tomar las mejores decisiones, así como
encontrar las mejores maneras de guiarse, por eso están gastando miles de
millones en todo tipo de tecnologías y métodos para así adelantarse a los hechos,
lo que al final sería predecir el futuro o adivinarlo; por ejemplo, hace tiempo se ha
venido especulando que el Pentágono ha venido trabajando en un inteligencia
artificial para poder predecir el futuro 5; por eso mismo, predecir el futuro o querer
obtener información trascendental y significativa no es un anhelo de gente
ignorante o irracional, al contrario, es algo de hecho perfectamente racional.

Entender esto es mucho más importante que simplemente creer y decir que
cualquiera que ponga su fe en la astrología es un imbécil o un ignorante; en su
momento, Carl Sagan6, el afamado científico y divulgador se negó a firmar una
4Fragmento tomado de (ASALE & RAE, 2020)
5 El Pentágono usa una IA que puede predecir el futuro con varios días de antelación (Romero,
2021)
6 HOFER, E. (2017, February 8). Carl Sagan 1. National Geographic.
https://www.nationalgeographic.es/espacio/quien-fue-carl-sagan‌
carta en contra de la astrología ya que según él “ estaba formulada de una forma
autoritaria y más bien burlona” 7, principalmente centrándose en que la astrología
tenía orígenes arcaicos llenos de inconsistencias e incongruencias, y que a pesar
de que pudo haber nacido de un modo dañino y contradictorio de entender el
mundo, viendo que la mayoría de las ciencias nacieron de la misma manera no se
podría negar su existencia de plano; es más por muchos siglos la astronomía era
sinónimo de astrología y esta última era considerada atea hasta cierto punto.

La astrología no era necesariamente algo religioso o atado a las religiones, porque


efectivamente las estrellas sí que predecía el futuro y guiaban a la gente, pues los
pioneros en investigar los cielos vieron cuando los astro y su posición
determinaban por ejemplo cuál era la mejor época de cosecha o cuando se
avecinaba el invierno; de esta manera los antiguos los antiguos marinero llegaban
también a sus destinos guidos por los astros; en otras palabras sí que habían
razones para creer que las estrellas podían decirnos mucho más de lo que se
podía presumir; entendiendo esto, es imposible que cosas así de fundamentales
para las civilizaciones no hayan marcado nuestra cultura y creencias tan
profundamente.

Sin embargo la astrología no es una escuela, ni una disciplina con conocimientos


formales, para ser más claros es la colección de cientos de retazos, creencias,
visiones, sistemas, métodos e interpretaciones que al final de todo chocan entre si
y a veces se niegan unas a otras, como por ejemplo el horóscopo chino y el
horóscopo occidental, ambos plantean historias diferentes, sobre la misma base
pero diferentes; por eso si uno quiere ver a la astrología de una perspectiva
doctrinal, es imposible, ya que no se encuentra una respuesta clara, no una
asociación o academia que regule el tema, por eso cualquier payaso puede
declararse astrólogo y si tiene el suficiente carisma va a ganar millones con ello,
sin que nadie pueda verdaderamente desacreditar.

Es por ello que el debate inicial que varios astrólogos deberían estar teniendo para
luchar contra las mentiras sobre la astrología no es tanto con la ciencia, sino con
otros astrólogos; pero aun así la astrología no deja de ser una pseudociencia que
se utiliza como medio para estafar a incrédulos, las constelaciones son apenas
juegos de perspectivas, cada astro se encuentra a millones de años luz uno del
otro, y si se ven desde una perspectiva diferente en el espacio, se rompen los
patrones.

Así las cosas se plantea la siguiente idea, y es que la astrología ha tenido un auge
exponencial en las nuevas generaciones, ya que promulga tesis más sencillas que
las de la ciencia, y es que la ciencia aunque las explica verazmente y con
argumentación, ofrece una explicación mucho más teórica que la mayoría de
7 Esto es lo que opinaba Carl Sagan sobre la pseudociencia de la astrología. (2015). VIX.
https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/9225/esto-es-lo-que-opinaba-carl-sagan-sobre-la-
pseudociencia-de-la-astrologia
personas no entienden o simplemente les da pereza entender, por eso prefieren
poner sus ojos en el misticismo de la astrología que es mucho más sencillo, es
fácil para quien sea, pues quién no querría comprenderse a sí mismo y al mundo
mejor que los demás a través de la interpretación de los astros; el gran triunfo de
la astrología está en el mismo podio que el triunfo de la ciencia, y son las ganas de
saber lo que se desconoce.

Sin embargo se debe partir siempre de una base, de unos argumentos, de saber si
en realidad es cierto o no, independientemente que sea una ciencia, un
esoterismo o una filosofía, lo importante es que no se convierta en una maraña de
mentiras que se utilizan para confundir y conquistar las mentes de los ingenuos; y
es que esta práctica se ha convertido en el pilar base de las decisiones de muchos
jóvenes que de una manera ciega ponen su destino en lo que dictan los mismos
astros sin tener un criterio propio, moldean su personalidad con base en el
horóscopo diario, evitan estar con personas y llegan hasta repudiarlas porque
leyeron que sus signos no son compatibles, direccionan cada aspecto de su diario
vivir basados en lo que les dijo un astrólogo de pacotilla.

Es por todo lo anterior que se concluye que la mayoría de generaciones nuevas


están guiando su vida en torno a los astros y a la basura que dicen aquellos que
los interpretan, es imperativo tener un criterio propio tanto en la vida personal
como en la profesional; ningún abogado va a ganar un caso por el simple hecho
de ser piscis, tauro o capricornio y ningún médico va a salvar una vida porque su
carta astral dice que su mercurio ascendente está en tal posición u otra; investigar,
educarse, cuestionar y poner a prueba nuestras ideas debería ser una práctica
común de la especie humana, ya que al parecer presumimos ser tan racionales
como para poder instituir la ciencia, o tan sabios o iluminados como para poder
comprender designios supuestamente espirituales o místicos del universo.

Para finalizar se plantea que si nos asusta o molesta poner a prueba nuestras
ideas y conocimientos, en realidad no nos asusta ser ignorantes, sino estar
equivocados y no tener razón; por ello invito a cualquiera que esté leyendo este
ensayo a que independientemente de que crea o no en la astrología, piense y
tenga criterio propio para tomar sus propias decisiones, que no juzgue a nadie por
ser de un signo de tierra, aire o fuego, sino que lo juzgue por sus aptitudes y
habilidades, invito a cualquiera que esté leyendo este ensayo a que cuestione sus
propias creencias y no tenga miedo a estar equivocado ya que errar es de
humanos y como humanos es deber nuestro sentar las bases de un conocimiento
veraz y argumentado.

BIBLIOGRAFÍA
★ Astrología - Wikipedia, la enciclopedia libre. (2014). Wikipedia.org.
https://es.wikipedia.org/wiki/Astrolog%C3%ADa
★ ASALE, R., & RAE. (2020). Diccionario de la lengua española RAE -
ASALE. “Diccionario de La Lengua Española” - Edición Del Tricentenario.
https://dle.rae.es/astrolog%C3%ADa
★ Romero, S. (2021, August 9). El Pentágono usa una IA que puede predecir
el futuro con varios días de antelación. MuyInteresante.es;
MuyInteresante.es. https://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/el-
pentagono-usa-una-ia-que-puede-predecir-el-futuro-con-varios-dias-de-
antelacion-621628513535
★ Esto es lo que opinaba Carl Sagan sobre la pseudociencia de la astrología.
(2015). VIX. https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/9225/esto-es-lo-que-
opinaba-carl-sagan-sobre-la-pseudociencia-de-la-astrologia
★ HOFER, E. (2017, February 8). Carl Sagan 1. National Geographic.
https://www.nationalgeographic.es/espacio/quien-fue-carl-sagan

También podría gustarte