Está en la página 1de 22

7.

CALEFACCION
do la temperatura media y la oscilación diaria para verano e
7.1 CARGA DE CALEFACCIÓN invierno en varios puntos representativos de las distintas
zonas. Sin embargo, no indica el porcentaje del tiempo en
La carga de calefacción se debe a las pérdidas de calor pro- que dichas temperaturas son excedidas.
ducidas a través de muros cielo y piso, y al calentamiento
del aire exterior que entra por infiltración o ventilación. A
estas pérdidas hay que descontarles las ganancias produci- CUADRO 7.1 TEMPERATURA AMBIENTE
das por equipos y personas, aunque en la práctica pocas ve- EXTERNA DURANTE EL INVIERNO
ces se hace en casas. Sin embargo, en edificios de gran área
de planta y con actividad importante, como ser oficinas, la (Junio, Julio y Agosto, 2208 h)
generación en el centro es tan importante que normalmente
requiere aire acondicionado durante todo el año. La trans- SANTIAGO VALPA- PTA.
misión de calor en una edificación se realiza en forma tran- RAISO ARENAS
siente, debido a que las condiciones ambientes exteriores Latitud 33°27’S 33°01’S 53°10’S
son cambiantes. Sin embargo, el cálculo de la carga de cale- Longitud 70°42’W 71°38’W 70°54’W
facción usado para dimensionar los equipos se realiza fre- Altura, m 520 40 8
cuentemente considerando flujos de calor estacionarios. Es- Promedio de las -2,8 3,9 -5,6
to se debe a que durante el invierno suele haber temperatu- mínimas anuales, °C
ras muy bajas por períodos de tiempo prolongados, y son 99,0%, °C 0,0 6,1 -3,9
estas condiciones las que determinan el dimensionamiento 97,5%, °C 1,7 7,8 -2,8
del equipo de calefacción. Fuente: ASHRAE

Por otro lado, cuando se quiere estimar el consumo anual en 7.1.2 Temperatura Interior de Diseño.
calefacción hay que considerar la variación de temperatura La temperatura interior de diseño debe establecerse de
exterior. Para este efecto, corrientemente se considera la acuerdo a los criterios dados en el Capítulo 5 "Factores Fi-
temperatura diaria media y el método de los grados-días. El siológicos de Agrado". El Cuadro Nº 7.2 da valores reco-
transiente inicial es también importante en la calefacción de mendados por la ASHRAE, y el Cuadro Nº 7.3 da otros re-
teatros y auditorios, que deben calentarse poco antes de ser comendados por la norma DIN 4701. Estos últimos son más
ocupados. bajos que los primeros. Es preciso recordar que estas reco-
mendaciones corresponden a niveles de agrado válidos en
Finalmente, los transientes son muy importantes en el dise- USA o Alemania, luego, al aplicarlas a Chile habría que
ño de viviendas energéticamente eficientes, ya que con fre- adecuarlas a nuestros hábitos de calefacción, posiblemente
cuencia se acumula calor durante el día para usarlo en la reduciendo la temperatura en 1 o 2 grados. Hay que tener
noche. Esta técnica es particularmente eficiente en climas presente que la temperatura interior de diseño también está
como los del centro de Chile, que tienen grandes fluctua- condicionada por factores económicos. El Decreto 594,
ciones de temperatura durante el ciclo diario. mencionado en capítulos anteriores, da temperaturas máxi-
mas o mínimas permitidas en lugares de trabajo, las que en
7.1.1 Temperatura Exterior de Diseño. ningún caso corresponden a estándares de confort.
Para seleccionar la temperatura exterior de diseño se debe
consultar las estadísticas meteorológicas, especialmente las 7.1.3 Pérdidas de Calor.
correspondientes a las mínimas diarias. Si el sistema se di-
mensiona según la temperatura mínima observada en un El calor perdido por los muros, cielo y piso se calcula según
período de varios años, éste quedará probablemente muy las pautas dadas en el Capítulo 3 “Transferencia de calor de
sobredimensionado. Corrientemente se toma como tempera- Elementos Constructivos”, y considerando la temperatura
tura de diseño aquella que ha sido igualada o superada du- interior y exterior de diseño.
rante el 97.5% del tiempo en los meses de Junio, Julio y
Agosto. Cuando la edificación tiene una baja inercia térmi- La pérdida de calor por renovación de aire se calcula análo-
ca y está mal aislada, se considera la temperatura igualada o gamente a como se hizo para la carga de refrigeración (Ec.
superada durante el 99% del tiempo. El Cuadro Nº 7.1 4.3):
muestra algunos datos climáticos para tres ciudades de Chi-
le, obtenidos del manual de la ASHRE. También se puede Q& ra = m& a [(h1 − h2 ) − (w1 − w2 )u i ] (7.1)
usar la información de la norma NCh 1079 of 77 “Arquitec-
tura y construcción—Zonificación climático habitacional
para Chile y recomendaciones para el diseño arquitectóni-
co”. Esta norma divide el país en zonas climáticas, indican-

Juan de Dios Rivera, 2005 51


CUADRO 7.2 TEMPERATURA AMBIENTE IN- El método del número de cambios por hora consiste en es-
TERNA RE-COMENDADA POR LA ASHRAE timar cuantas veces en una hora se cambia totalmente el ai-
re de una sala. Con esta estimación, y conociendo el volu-
Bulbo Bulbo Humedad men de la sala, se puede calcular el caudal de renovación de
Aplicación seco húmedo relativa aire. El Cuadro Nº 7.4 muestra algunos valores aproxima-
ºC ºC % dos del número de cambios por hora para recintos típicos.
General: casas, departa- Esta estimación es muy gruesa, entregando resultados que
mentos, oficinas, escuelas, 24 * * pueden ser muy distintos de la realidad.
hoteles y hospitales, baños, 23 14 35
restoranes. Adultos sanos y
niños, normalmente vesti- CUADRO 7.4 NUMERO DE CAMBIOS POR
dos, sentados en reposo. HORA
Ancianos e inválidos: 27 * *
TIPO DE PIEZA O EDIFICACIÓN
normalmente vestidos, sen- 25 15 35
Pieza sin ventana ni puertas exteriores 0.5
tados en reposo.
Pieza con ventanas o puertas exteriores en un cos- 1.0
Trabajos livianos: 22 * * tado
21 12 35
Pieza con ventanas o puertas exteriores en dos cos- 1.5
Trabajos pesados: 20 * * tados
19 11 35 Pieza con ventanas o puertas exteriores en tres cos- 2.0
Garajes y gimnasios: 18 * * tados
Quirófanos (hospitales) 23 18 60 Sala de entrada 2.0
Cocinas, lavanderías, 21 * *
camarines: El método de las grietas consiste en estimar la infiltración
Locales comerciales: 21 * * de aire según la superficie (o sección) de grietas que exis-
20 12 35 ten. El aire se infiltra debido a la diferencia de presión entre
Baños públicos: 22 * * las dos caras de una muralla. Experimentalmente se ha en-
* Sin humidificación. Se supone φ = 15% contrado que el caudal de aire que pasa por una grieta está
(ASHRAE Standard 55-74) dado por:

CUADRO 7.3 TEMPERATURA AMBIENTE IN- V& = A C (∆p )n (7.2)


TERNA, SEGUN NORMA DIN 4701
ºC V& : caudal de aire infiltrado
Viviendas: A: sección (o área) de la grieta
dormitorios, cocinas, 20 C: coeficiente de flujo
antesalas, vestíbulos, 15 ∆p : diferencia de presión entre las dos caras del muro
cajas de escalera, 10 n: exponente (~0,65)
baños. 22
Edificios comerciales y oficinas: La diferencia de presión ∆p depende de la presión interior
general 20
vestíbulos, cajas de escalera y baños 15 y de aquella ejercida por el viento, como muestra la Figura
7.1. La presión interior (pi), a su vez, depende de como
Escuelas:
salas de clase y oficinas 20 estén distribuidas las grietas en los muros de los cuatro cos-
talleres y cocinas 15-18 tados y del efecto chimenea, si se trata de un edificio de va-
gimnasios 15 rios pisos. Estos dos factores son aditivos.
camarines y baños 22
vestíbulos, cajas de escalera, retretes 5-10

En este caso, el estado 1 corresponde al espacio calefaccio-


nado y el 2 al exterior. La energía interna ui corresponde al
agua que se use para humidificar, si es que existe este pro-
ceso. En caso contrario, la humedad absoluta no cambia
(w1=w2). El caudal de renovación de aire se calcula como
se vio en el Capítulo 6 “Ventilación”, si es que existe un
sistema de ventilación mecánica. Alternativamente, se debe
estimar, para lo que existen principalmente dos métodos: el FIG. 7.1 PRESIÓN EJERCIDA POR EL VIEN-
del número de cambios por hora y el de las grietas. TO SOBRE UNA EDIFICACIÓN (ELEVACIÓN)

Juan de Dios Rivera, 2005 52


P1 = 0,5 a 0,9 pd
P2 = – 0,3 a – 0,6 pd ∆p = p i − p e = g ⋅ h ⋅ ( ρ e − ρ i ) (7.9)
P3 = 0,2 a 0,3 pd si φ > 30º
– 0,3 a – 0,8 pd si φ < 30º
P4 = – 0,5 a – 0,7 pd si φ > 30º
– 0,3 a – 0,8 pd si φ < 30º
P4 =ρ v2/2

Para hacer una primera estimación de la presión interior,


supongamos que la presión exterior en los tres muros que
no reciben el viento de frente es igual a p2 (ver Figura Nº
7.2) y el área total de las grietas de esos muros es A2. De-
signaremos como p1 y A1 a la presión y área de grietas en el
muro que recibe el viento de frente. Suponiendo un régimen
permanente, el aire que entra por un lado debe salir por el
otro. Obviamente, p1 > pi > p2, donde pi es la presión en el FIG. 7.2 PRESIÓN EJERCIDA POR EL VIEN-
interior de la edificación. Luego, el aire que entra por A1 es: TO Y ÁREA DE GRIETAS EN LOS CUATRO
MUROS DE UNA EDIFICACIÓN (PLANTA)
n
V& e = A1 C( p1 - pi ) (7.3)
Si consideramos el aire como gas ideal, la densidad se pue-
y el aire que sale por A2 es de expresar en función de la temperatura absoluta:
p
n ρ= (7.10)
V& s = A2 C( pi - p2 ) . (7.4) (RT)
Como las variaciones de presión son pequeñas comparadas
Pero, suponiendo que no cambia el coeficiente de flujo C, con la presión absoluta, la expresión (7.10) se puede escri-
ρeVe = ρsVs, y bir como:
g ⋅ h ⋅ p0  1 1
ρ1 A1 C( P1 - Pi )n = ρ 2 A2 C( Pi - P2 )n (7.5)
∆p =  −  (7.11)
R  T e Ti 
De aquí se despeja el valor de pi. (Ver figura 7.2) 1 1
∆ p = 0 ,0341⋅ h ⋅ p 0  −  (7.12)
Te Ti 
( ρ1 A1 ) p1 + ( ρ 2 A2 ) p 2
1n 1n
pi =
( ρ1 A1 )1 n +( ρ 2 A2 )1 n Con p0 en Pascales, h en metros y Te y Ti en grados Kelvin.
La posición del NPN depende de la distribución de las aber-
(7.6)
turas que existan en el edificio y de las resistencias internas
al flujo del aire
El efecto chimenea se debe a la diferencia de temperatura
entre el aire interior y el exterior al edificio. Si considera-
El área de las grietas en cada muro depende principalmente
mos temperaturas uniformes tanto en el interior como en el
de las terminaciones de ventanas y puertas exteriores. Exis-
exterior, las presiones dentro y fuera del edificio son (ver
ten tablas que clasifican los distintos tipos de ventanas y
Figura Nº 7.3)
puertas y dan el área aproximada de las grietas. Sin embar-
pe = p0 − ρ e ⋅ g ⋅ h , (7.7) go, estas tablas han sido preparadas en otros países y su
pi = p 0 − ρ i ⋅ g ⋅ h , (7.8)
aplicación directa a los elementos existentes en Chile no ha
sido comprobada. Como referencia, el Cuadro Nº 7.5 da va-
lores de infiltración de aire para algunos casos típicos.
donde el subíndice "e" corresponde al exterior, y el "i" co-
rresponde al interior. En algún nivel del edificio la presión Al usarse el método de las grietas debe tomarse en cuenta
interior y exterior se igualan. Esto debe ocurrir necesaria- de que el aire entra por unos costados y sale por otros, por
mente, ya que los edificios no son herméticos y la velocidad lo que nunca se debe considerar todas las grietas de los cua-
interior del aire es despreciable. El punto donde las presio- tro costados. Se recomienda en general lo siguiente:
nes pe y pi se igualan se llama Nivel de Presión Neutra
(NPN). A partir de él se mide la altura h y a él corresponde - Tomar siempre al menos la mitad del total de grietas
la presión p0. La diferencia de presión entre el interior y el exteriores
exterior es:

Juan de Dios Rivera, 2005 53


- En una pieza con un solo muro exterior considerar to- puesta en marcha. Sin embargo, como al calcular las pérdi-
das las grietas de ese muro das de calor se consideran condiciones extremas, es co-
- En una pieza con mas de un muro exterior, tomar rriente no sobredimensionar más aún los equipos por con-
aquel con mayor infiltración cepto de calefacción intermitente. Solo en casos especiales,
cuando la carga de calefacción ha sido calculada en forma
muy ajustada, se recomienda una capacidad adicional de un
10%. En los casos que se estime justificado, se hará un mo-
delo del calentamiento transiente del edificio para estimar la
capacidad efectiva que se requiere.

7.1.5 Punto de balance y grados-días

El punto de balance, tbal, para una edificación corresponde a


la temperatura exterior que equilibra las pérdidas de calor
con las ganancias por radiación solar más generación inter-
na (ASHRAE, 2005, p. 32.18). El calor perdido se puede
expresar como

Q& p = K (ti − t 0 ) , (7.13)

FIG. 7.3 EFECTO CHIMENEA EN UN EDIFI- Donde K representa la característica térmica del edificio:
CIO DE VARIOS PISOS
K = U 0 A0 , (7.14)

ti es la temperatura interna deseada y t0 es la temperatura


CUADRO 7.5 INFILTRACIÓN DE AIRE POR
GRIETAS exterior. Si llamamos Q& g a la ganancia de calor, debida a
generación interna y a calentamiento solar, el balance se
∆ p = 75 Pa (1)
expresa como
1/s
Ventana de aluminio 0,58-1,16 (2) K (t i − t bal ) = Q& g (7.15)
Puertas de aluminio correderas 2,54-5,08 (3)
Ventanas de madera 0,77 (2) De aquí se desprende que el consumo de calor en calefac-
Puertas de madera correderas 2,54 (3) ción es
.(1) Para otras diferencias de presión usar la formula V=A·C
(∆ p)n K (t bal − t 0 )
(2) Por metro de longitud de las grietas (perímetro) Q& c = , (7.16)
(3) Por m2 de superficie de la puerta ηc
Fuente: ASHRAE
Con ηc la eficiencia del sistema de calefacción. El consumo
de energía en un año será
7.1.4 Ganancias de Calor y Calentamiento In-
termitente K
Qc ,a = ∫ [t − t 0 (θ )]+ dθ (7.17)
El calor generado internamente por luces y equipos debe ser
ηc
bal
considerado como un aporte de la calefacción (ver capitulo año
4 "Carga de refrigeración"). El calor generado por personas
no se considera normalmente por ser poco significativo. En Donde el signo “+” en el paréntesis de corchete indica que
la mayoría de los casos en que el calor generado por las solo se consideran valores positivos de él.
personas es importante, como en auditorios y cines por
ejemplo, tampoco se considera, ya que el espacio debe ca- El concepto de Grados-Días se deriva de esta ecuación, en
lentarse antes de que ingresen la gente. que se discretiza la integral transformándola en sumatoria.
Sirve para llevar estadísticas diarias que se utilizan para es-
Cuando la calefacción se suspende periódicamente, como timar el consumo anual en calefacción:
por ejemplo durante la noche en las oficinas, se requiere
una capacidad adicional para calentar el edificio durante la

Juan de Dios Rivera, 2005 54


365
1 24 calefaccionado. Si esta diferencia es muy grande, se produ-
GD(t bal ) = ∑ ∑ (t bal − t 0,i , j ) + (7.18) cirá una distribución poco homogénea de temperatura en la
j =1 24 i =1 sala con la consiguiente molestia. En la práctica, la diferen-
cia de temperatura entre el suministro y el aire de la sala
El consumo total anua en calefacción será fluctúa entre 20 y 50 ºC. Habiendo considerado los factores
ya mencionados, el caudal se dimensiona aplicando la pri-
mera ley de la termodinámica al volumen de control consti-
K
Qc ,a = GD (t bal ) (7.19) tuido por el espacio calefaccionado:
ηc
m& c h1 = m& c h 2 + Q& c (7.20)
Aunque tbal depende del edificio, normalmente se toma
igual a 18,3ºC. Nótese que en la ecuación anterior K está
normalmente en W/ºC, por lo que habría que multiplicar m& c = Caudal de aire de calefacción
por 24*3600 para hacer consistentes las unidades. h1 = Entalpía del aire de calefacción
h2 = Entalpía promedio del aire de la sala
Q& c = Carga de calefacción
7.2 SISTEMA DE CALEFACCIÓN
Estudiaremos los sistemas de calefacción más corrientes en Luego, el caudal de aire de calefacción es:
Chile que son:

- Aire caliente Q& c


- Agua caliente
m& c = (7.21)
h1 - h 2
- Vapor
- Radiación infrarroja
Como dentro del espacio calefaccionado normalmente no
hay cambios importantes de humedad, la diferencia de en-
7.2.1 Sistemas de Aire Caliente talpía (h1−h2) será función solamente de las temperaturas
En estos sistemas el calor requerido por cada recinto es del aire de calefacción y el de la sala.
proporcionado por un flujo de aire caliente. Sus principales
ventajas son: Para calcular el calor consumido en la central de calefac-
ción debe considerarse, además, el calor consumido en la
- La ubicación centralizada de los equipos permite una humidificación del aire (si es que la hay), el calentamiento
operación y mantención más simple; facilita, además, del aire fresco que se ingresa por el sistema de calefacción
el filtrado del aire y el control de olores y ruidos. (si no esta incluido en Q& c ), y las pérdidas en los ductos de
- El espacio calefaccionado queda libre de elementos ca-
lefactores, cañerías e instalaciones eléctricas. alimentación y retorno de aire. Estas pérdidas no deben
- Gran flexibilidad, permite controlar la humedad. considerarse como tal si el calor fluye al espacio calefac-
- Permite proporcionar ventilación simultáneamente con cionado. Este cálculo se realiza a continuación, usando la
la calefacción. nomenclatura señalada en la Figura 7.4.
- Permite proporcionar aire acondicionado.
- Baja inercia, puede ser deseable en algunas ocasiones. Balance de masa:

Los principales inconvenientes que presentan son: m& e ( 1 + we ) + m& h = m& p ( 1 + w p ) (7.22)

- Requieren un espacio considerable para los ductos.


- Son difíciles de balancear en ciertas ocasiones. m& e = Caudal másico de aire seco exterior
- Los ventiladores tienen un elevado consumo de energ- m& p = Caudal másico de aire seco purgado
ía eléctrica.
- Son normalmente ruidoso. m& h = Caudal másico de agua para humidificación
- Son propensos a la estratificación del aire.
También se tiene que:
El caudal de aire se dimensiona de acuerdo a la cantidad de
calor que se debe proporcionar y factores de confort, como
velocidad del aire, necesidad de ventilación y tolerancia de m& e = m& p (7.23)
las personas a diferencias de temperatura. Mientras menor luego:
sea el caudal de aire, menor es el costo inicial y de opera- m& h = m& e ( w p - we )
ción, pero mayor debe ser la diferencia entre la temperatura (7.24)
de suministro del aire y la temperatura media del espacio = m& e ( w2 - we )

Juan de Dios Rivera, 2005 55


Balance de energía:
m& e he + m& h hh + Q& c * = Q& c + Q& PDA + Q& PDR + m& p h p - Es difícil controlar localmente.

(7.25) La temperatura de los radiadores no puede ser muy alta, pa-

Q& c * = Q& c + Q& PDA + Q& PDR + m& e [(h p - he) − ( w2 - we) hh ]
ra evitar quemaduras a las personas y malos olores.

El caudal de agua necesario depende de la carga de cale-


(7.26)
facción y de la diferencia de temperatura entre la alimenta-
ción y el retorno:
Para calcular hp hacemos un balance de energía entre 2 y 3:
m& c (h a − hr ) = Q& c (7.30)
m& c h2 = m& c h3 + Q& PDR (7.27)
Q& c
m& c = (7.31)
Q& PDR ha - hr
=
h3 h 2 − (7.28)
m& c
pero hp = h3, entonces: Q& c
m& c ≈ (7.32)
Q& PDR C ⋅ (T a - T r )
h p = h2 − (7.29)
m& c
Las temperaturas Ta y Tr se determinan fundamentalmente
según criterios de tipo económicos.

La temperatura de alimentación está limitada por las carac-


terísticas del generador de agua caliente (caldera), en espe-
cial la presión que puede soportar, así como la de las cañer-
ías, fittings, válvulas y equipos terminales (radiadores, cale-
factores convectivos, etc.). La temperatura de retorno está
limitada a su vez por la temperatura del medio que se cale-
facciona (aire, generalmente). Mientras mayor sea la dife-
rencia (Ta − Tr) menor será el caudal necesario, lo que re-
presenta un menor costo inicial y de operación por concepto
de diámetro de las cañerías necesarias y menor potencia de
la bomba. Sin embargo, esta diferencia implica subir Ta y
bajar Tr, lo que puede traer como consecuencia aumentar el
FIG. 7.4 ESQUEMA DE UN SISTEMA DE CA- costo inicial si hay que subir la presión del sistema.
LEFACCIÓN POR AIRE CALIENTE
La temperatura y presión del generador de agua caliente se
divide en tres categorías normalizadas: baja temperatura,
7.2.2 Sistemas de Agua Caliente
hasta 121 ºC y presión menor que 1102 kPa; media tempe-
El calor requerido por cada recinto calefaccionado es distri- ratura, entre 121 ºC y 177 ºC, y presión menor que 1034
buido por medio de agua caliente. El calor es suministrado kPa; y alta temperatura, entre 177 ºC y 232 ºC y presión de
posteriormente al espacio calefaccionado por medio de ra- 2068 kPa. Como práctica normal, se usa una diferencia de
diadores, losas radiantes o un circuito de circulación de ai- temperatura de 10 ºC en sistemas chicos, cuando no se hace
re. Las principales ventajas de la calefacción por agua ca- el cálculo económico. Alternativamente, se puede especifi-
liente son: car una temperatura de retorno 10 ºC mayor que la tempera-
tura del medio que se calefacciona. En el caso de sistemas
- Calefacción de gran calidad al permitir una buena dis- de gran tamaño, siempre se deben dimensionar estas varia-
tribución de temperatura en el espacio calefaccionado. bles por medio de un cálculo económico. Con frecuencia la
- Buena respuesta a cambios de la carga de calefacción. presión de la caldera en edificios altos está determinada por
- Gran flexibilidad en el trazado de cañerías, las que la presión hidrostática.
ocupan poco espacio.
- Alta inercia térmica, que puede ser deseable en oca- El cálculo de las pérdidas de carga en el circuito y la selec-
siones. ción de las bombas se realiza en forma similar al caso de los
- Buen control central. sistemas de ventilación, sólo que aquí el control del caudal
en cada equipo terminal se realiza mediante válvulas.
Los principales inconvenientes que presenta son:

- Los radiadores pueden ocupar un espacio importante.

Juan de Dios Rivera, 2005 56


El agua del sistema se expande al calentarse, por lo que se V E pa
necesita un estanque que absorba el incremento de volumen V Eo = (7.35)
y así evitar la generación de altas presiones. Este estanque po
de expansión puede ser de dos tipos: abierto o cerrado. El
estanque abierto se usa para temperaturas de operación de
hasta 80 ºC. Este tipo de estanque debe ubicarse a por lo
menos un metro por sobre el punto más alto del sistema y
debe estar conectado a la succión de la bomba. De acuerdo
a códigos ASME, su volumen mínimo debe ser igual al 6%
del volumen total de agua en el sistema.

Se recomienda un estanque de expansión cerrado cuando la


temperatura de operación excede 80 ºC, debido a la even-
tual ebullición del agua en la caldera, a la evaporación del
agua en el estanque y al ingreso de oxígeno que produce
una rápida corrosión. Sobre 100ºC el estanque no puede ser
abierto por la presión que se necesita para evitar la forma-
ción de vapor. Al expandirse el agua, comprime el aire ini-
cialmente en él, aumentando la presión del sistema. El agua
puede estar en contacto directo con el aire en el interior del
estanque, o separada por un diafragma. El volumen de este
estanque de expansión se calcula de acuerdo a las presiones
iniciales y máximas del estanque y la expansión neta del
agua. La presión máxima normalmente está dada por la cal-
dera y el ajuste que tenga su válvula de seguridad. La ex-
pansión neta del agua es igual a la expansión del agua me-
nos la expansión del metal que compone el sistema y, como
norma, se toma desde 4,4 ºC hasta la temperatura de opera-
ción. En la Figura Nº 7.5 se da la expansión neta del agua
en función de la temperatura de trabajo. Para temperaturas
de trabajo entre 75 y 135 ºC se puede usar la siguiente ex-
presión:

∆V n
= 0 ,000738t − 0 ,03348 (7.33)
V
∆V : expansión neta del agua a partir de 4,4 ºC
V : volumen total de agua en el sistema
t : temperatura media de operación, C

Para calcular el volumen del estanque de expansión reque-


rido (VE), distinguiremos tres presiones: la presión atmosfé-
FIG. 7.5 EXPANSIÓN DEL AGUA AL CALEN-
rica (pa); la presión del estanque frío cuando se llena el sis-
tema con agua (pf); y la presión de operación del sistema
TARSE SOBRE 4,4 ºC
(po). Cuando el sistema está sin agua, el estanque contiene
aire a presión atmosférica; al llenarse, la presión de ese aire La expansión del agua debe ser igual a (VE − VEo) lo que
aumenta a pf, por lo que el volumen se reduce a VEf: permite dimensionar el tamaño del estanque de expansión:

V E pa p p 
V Ef = (7.34)
∆ V n = V Ef - V Eo = V E  a − a  (7.36)
pf p 
 f po 
∆V n
VE =
Cuando el sistema alcanza la temperatura de operación, el
(7.37)
agua se expande y comprime. El volumen que toma el aire pa pa
en estas condiciones, considerando que su temperatura no −
cambia es: p f po

Juan de Dios Rivera, 2005 57


Cuando se usan estanques cerrados con diafragma es co- donde Ta es la temperatura del aire.
rriente cargarlos con aire a presión pf, lo que permite redu-
cir el tamaño del estanque. En este caso, se pondrá pf en lu- El calor total transferido es igual a la suma del calor por ra-
gar de pa en la fórmula (7.30). diación y el por convección:

El dimensionamiento de los equipos terminales como ra- q& = q& r + q& c (7.44)
diadores o calefactores de aire, se realiza de acuerdo a la in-
formación proporcionada por los fabricantes de ellos. El
La temperatura del aire, Ta, se toma como la temperatura
cálculo de las losas radiantes, en cambio, se realiza siguien-
deseada en el espacio calefaccionado. La temperatura de
do un procedimiento establecido, que veremos a continua-
los muros interiores (Tp) se considera igual a Ta. La tempe-
ción.
ratura de los muros exteriores se estima conociendo el co-
eficiente global de transferencia de calor (U) y la tempera-
Gran parte del calor transferido por una losa radiante, se
tura exterior (Te):
transmite por radiación:

q& p = U (T a − T e) = h (T a − T p )
Q& r = Fσ (T 14 - T 42)
(7.45)
(7.38)

−1 U ⋅ (T a - T e)
 1 − ε1 1 1− ε2  T p = Ta − (7.46)
F = + +  (7.39) h
 ε 1 ⋅ A1 A1 ⋅ F 12 ε 2 ⋅ A2 
con h = 8,29 W/m2/ºC.
donde el subíndice “1” corresponde a la losa radiante, y “2”
La ecuación (7.46) supone que la temperatura de todas las
corresponde al resto de las superficies de la sala. Las emi-
superficies del espacio interior es Ta, con excepción del mu-
sividades de las superficies pintadas es de alrededor de 0,9;
ro exterior cuya temperatura se está estimando. Esta supo-
y F12 = 1 en este caso. Introduciendo estos valores en
sición ignora la temperatura de la losa radiante; si dicha
(7.39) y considerando que normalmente 1/3 < A1/A2 < 1/6
temperatura es muy distinta de Ta, habría que considerarla y
hacer un modelo más complejo.
q& r = 0,88 σ (T 14 − T 42) (7.40)
En resumen, dada la temperatura interior de diseño Ta, se
T2 corresponde a la temperatura media radiante de las su- supone la temperatura de los muros interiores igual a ella.
perficies no calefaccionadas, la que se puede estimar como La temperatura de los muros exteriores se estima mediante
el promedio de las temperaturas de las distintas superficies, (7.46). Con la temperatura de los muros interiores y exte-
ponderada de acuerdo al área de cada una. Esta expresión riores se calcula T2 (promedio ponderado según las áreas de
da una precisión de alrededor de 10%, cuando se usa en ca- los muros). Conocidos Ta y T2, se determina la temperatura
sos corrientes de calefacción. Si las temperaturas o las emi- de la losa radiante (T1) necesaria para proporcionar la carga
sividades de estas superficies son muy diferentes, deberá de calefacción que se ha calculado previamente. La tempe-
calcularse el valor del factor F. ratura T1 de la losa radiante no puede ser excesivamente
elevada, ya que de lo contrario produce molestias. La
Las losas radiantes normalmente producen convección na- máxima temperatura sugerida para cielos radiantes se mues-
tural. El calor transferido por este concepto se puede calcu- tra en la Figura N° 7.6 en función de la altura del cielo. La
lar mediante las siguientes ecuaciones: temperatura de un piso radiante bien diseñado y construido,
es entre 1 y 2°C superior a la temperatura del aire; en
Cielos radiantes: ningún caso debe ser superior a 29°C.

q& c = 0,138 (T 1 − T a ) 1, 25 (7.41)


La temperatura media del agua que calienta la losa se calcu-
la conociendo la resistencia al paso del calor que opone la
losa
Pisos radiantes:
T 0 = T 1 + r ⋅ q& (7.47)
q& c = 2,18 (T 1 − T a ) 1,31 (7.42)

Muros radiantes: 7.2.3 Sistema de Vapor.

q& c = 1,78 (T 1 − T a )1,32 (7.43) El vapor generado en una caldera se emplea como medio de
transporte de calor, en forma similar al agua en el sistema
recién descrito. Los sistemas de calefacción a base de vapor

Juan de Dios Rivera, 2005 58


se clasifican de acuerdo a la temperatura de la siguiente tando su buen control. Este efecto es más apreciable cuan-
forma do existen pocos equipos y de carga muy variable. Como
norma práctica, se recomienda que la pérdida de carga en la
- Baja temperatura Tv < 120°C red de vapor sea inferior a 1/3 de la presión de trabajo de la
- Media temperatura 120 < Tv < 150°C caldera. Al dimensionar las distintas ramas de la red, se tra-
- Alta temperatura 150 < Tv < 180°C ta de ajustar la pérdida de carga de modo tal que la presión
El vapor usado en calefacción es siempre suturado, por lo en los distintos equipos sea aproximadamente la misma. El
que existe una relación única entre temperatura y presión. cálculo de la pérdida de carga se puede hacer usando las
Normalmente se evitan temperaturas superiores a 180°C, ya mismas formulas del aire (factor de fricción de Moody) y
que a partir de ese nivel la presión se eleva muchísimo para considerándolo un fluido incomprensible.
lograr un modesto incremento en la temperatura.

Los sistemas de calefacción a vapor pueden clasificarse


también según la inducción del flujo en gravitacionales y
mecánicos. En los sistemas gravitacionales el flujo es indu-
cido por la columna de agua que se forma en la cañería de
retorno de condensado. La altura de la columna depende de
la pérdida de carga total del sistema. En los sistemas mecá-
nicos el agua de retorno es impulsada por una bomba; la
pérdida de carga en las cañerías propiamente tal es relati-
vamente reducida y la gran pérdida de carga se produce en
los equipos terminales, permitiendo un buen control de la
temperatura en cada una de ellos. Los sistemas modernos
son en su mayoría del tipo mecánico.

Las principales ventajas de los sistemas de vapor son las si-


guientes:

- Permiten un buen control independiente de la tempera-


tura.
- Es flexible en su aplicación, ya que se puede poner un
radiador casi en cualquier parte.
- Proporcionan una calefacción de buena calidad.

Los principales inconvenientes son


FIG. 7.6 TEMPERATURA DE DISEÑO MÁXI-
- Mantención cara MA RE-COMENDADA PARA CIELOS RA-
- Los radiadores ocupan un espacio importante. DIANTE
La selección de la presión de operación del sistema se reali-
za considerando factores económicos y funcionales, igual Cuando la velocidad del vapor en las cañerías es demasiado
que en el caso de los sistemas de agua caliente. Mientras elevada, el ruido producido puede ser objetable en ambien-
mayor la presión del sistema, menor será el diámetro de las tes silenciosos. En estos casos, la velocidad se limita a 25
cañerías requeridas pero aumenta el costo de la caldera y m/s. El escurrimiento del agua condensada puede también
válvulas. Hay que tener presente, además, que en ocasiones imponer limitaciones a la velocidad del vapor. La conden-
es objetable una temperatura demasiado alta, ya que puede sación de agua se produce debido a la pérdida de calor
producir quemaduras en personas que toquen un radiador. siempre presente en las cañerías. Cuando se acumula con-
densado, el vapor que fluye a alta velocidad levanta gotitas
El dimensionamiento del diámetro de las cañerías se realiza de agua que al chocar contra los codos y otras singularida-
tomando en cuenta la pérdida de carga producida, el ruido des produce erosión. Si el condensador acumulado es mu-
producido por la excesiva velocidad del vapor y el escurri- cho, se producen olas que alcanzan la parte superior de la
miento de agua condensada. La pérdida de carga en las ca- cañería y forman un pistón líquido, que se desplaza a la
ñerías está limitada por la presión disponible (presión de misma velocidad del vapor. Cuando choca contra alguna
trabajo de la caldera), el diferencial de presión que debe singularidad, se produce el golpe de ariete típico de las ca-
existir en los equipos terminales, y la necesidad de un buen ñerías de vapor. Para evitar estos problemas, la cañería de-
control de la cantidad de calor suministrado en cada equipo be llevar una pendiente de al menos 1% en el sentido del
terminal. Si la pérdida de carga es muy grande, cualquier flujo del vapor, y deben disponerse sistemas de drenaje del
fluctuación en la carga de un equipo influirá fuertemente en condensado usando trampas de vapor. Si por razones to-
la presión del vapor en la entrada a los otros equipos afec- pológicas, la cañería debe llevar una pendiente en sentido

Juan de Dios Rivera, 2005 59


contrario al flujo del vapor la velocidad de éste se limitará a lando fuentes de radiación infrarroja de alta intensidad, que
los valores indicados en el Cuadro N° 7.6. consisten en resistencias eléctricas o placas cerámicas ca-
lentadas por gas, que se ponen incandescente (alcanzan
CUADRO 7.6 VELOCIDAD MAXIMA DEL VA- temperaturas de alrededor de 900°C). Su aplicación se pue-
POR, CUANDO EL-CONDENSADO FLUYE EN de hacer extensiva a casi cualquier caso de calefacción, pe-
SENTIDO CONTRARIO ro es particularmente ventajosa cuando se trata de propor-
m/s cionar calefacción local y no extensiva a todo el ambiente.
Pendiente Diámetro Nominal (pulg)
La absortividad de las personas (αm) es una variable impor-
% 3/4 1 1½ 2
tante en estos sistemas. Esta propiedad depende de la lon-
0,2 2,4 2,7 3,7 4,6
gitud de onda de la radiación y de la superficie que la reci-
0,4 3,4 3,7 4,9 5,5
be. En la Figura N° 7.7 se muestra como varía la absortivi-
0,8 4,0 4,6 5,8 7,3
dad de la piel blanca y negra en función de la temperatura
1,25 4,3 5,2 6,7 8,2
de la fuente de radiación. La ropa altera la absortividad de
1,5 4,9 5,8 7,3 9,1
la persona, tal como se muestra en el Cuadro N° 7.7.
2,5 5,2 6,7 7,9 9,8
3,3 6,7 7,3 8,5 9,8
Para evaluar el grado de confort térmico que se tiene en un
4,2 6,7 7,6 10,1 10,1
caso dado, usaremos la temperatura de operación (to), defi-
nida en el Capítulo 5. La temperatura de operación se pue-
de calcular por medio de la siguiente fórmula:
El dimensionamiento de la red de retorno condensado se
basa en la velocidad máxima permisible cuando se tiene
hr t mr + hc t a
to =
presente dos fases. Al pasar el condensado desde el equipo
(7.51)
terminal al sistema de retorno de condensado su presión se
h r + hc
reduce bruscamente. Esta expansión del agua saturada pro-
duce la revaporización parcial de ella. La fracción revapo-
hc : coeficiente de convección
rizada se calcula mediante un balance de energía
hr : coeficiente de radiación
tmr : temperatura media radiante
h f 1 = h f 2 + x ⋅ h fg 2 (7.48) ta : temperatura del aire.

hf1 − hf 2 En los casos más corrientes, con una velocidad del aire de
x= (7.49) alrededor de 0,2 m/s, los coeficientes de convección y ra-
h fg 2 diación son prácticamente iguales. Luego, la temperatura
de operación se puede aproximar como
donde el subíndice 1 corresponde a las condiciones de pre-
sión del equipo terminal, y el 2 a la presión de la red de re- t mr + t a
torno de condensado. Al tener presente las dos fases, se to ≈ (7.52)
produce erosión en las cañerías a alta velocidad. Por lo tan-
2
to, en estos casos la velocidad del retorno de condensado se
limita a 25 m/s. Hay que tener presente, al calcular esta ve- CUADRO 7.7 VALORES RECOMENDADOS DE
locidad, que fluye una mezcla de líquido y vapor, y por lo LA ABSORTIVIDAD DE LAS PERSONAS
tanto se debe considerar el volumen específico del conjunto
αm
v 2 = v f 2 + x ⋅ v fg 2 (7.50)
Temperatura de la fuente
de radiación (K)
La disposición de las cañerías de retorno de condensado
1.200 2.500
debe ser tal que no existan puntos bajos donde se acumule
Ropa liviana 0,90 0,80
el agua y, en general, que lleve una pendiente de al menos
Traje de baño 0,95 0,65
1% en el sentido del flujo.

Cuando se tienen fuentes de radiación de gran intensidad, se


7.2.4 Calefacción mediante radiación infrarroja define una nueva variable llamada Campo Radiante Efecti-
de alta intensidad. vo, que corresponde al calor neto intercambiado por radia-
ción entre una persona y el medio ambiente, suponiendo
La calefacción mediante radiación infrarroja produce bien- que la temperatura de la persona es ta:
estar elevando la temperatura media radiante, sin alterar ne-
cesariamente la temperatura del aire. Esto se logra insta-

Juan de Dios Rivera, 2005 60


CRE = h r ⋅ ( t mr − t a ) t mr = t g + 2,22 ⋅ v ⋅ (t g - t a ) (7.59)
= h ⋅ (t o − t a ) (7.53)
donde v es la velocidad del aire en m/s.
h = h r + hc
Cuando se calcula el CRE usando la temperatura de globo
negro para aplicarlo a una persona sometida a una radiación
intensa, el valor obtenido deberá multiplicarse por αm, ob-
tenido del Cuadro N° 7.7.

El coeficiente de convección para las personas, expresado


en W/m2/K, se puede calcular mediante las siguientes expre-
siones:

Persona sentada: hc = 8,3 ⋅ v 0,6


Persona reclinada: hc = 2,7 + 8,7 ⋅ v 0, 67
Persona caminando: hc = 8,6 ⋅ v 0,53

El coeficiente de radiación, también expresado en W/m2/K,


está dado por:

FIG. 7.7 REFLECTIVIDAD Y ABSORTIVIDAD 3


Ar  t + to 
DE LA PIEL hr = 4 σ ε p  273,2 + 
AD  2 
(7.60)
De aquí podemos obtener expresiones para la temperatura
media radiante (tmr) y la temperatura de operación (to)
Ar : área radiante del cuerpo
AD: área de Dubois
CRE
t mr = t a +
T : temperatura media de la superficie de la persona
(7.54)
hr ε p: emisividad de la persona (0,97)

AD = 0,202 ⋅ peso ⋅ altura0 ,725


0 , 425
CRE (7.61)
to = ta + (7.55)
h La razón Ar / AD vale 0,7 para las personas sentadas, y 0,73
para las de pie.
La emisividad de las fuentes de radiación y la absortividad
del receptor (persona), están consideradas en tmr. La tempe- El intercambio de calor por radiación se realiza de la si-
ratura media radiante puede ser estimada usando la tempe- guiente forma: el cuerpo recibe calor desde la fuente de alta
ratura de globo negro (tg), como se indica a continuación. intensidad (y temperatura), y entrega calor al resto de las
En equilibrio, la cantidad neta de calor intercambiada (por superficies que lo rodea, que se encuentran a menor tempe-
convección y radiación) es cero: ratura que la superficie de la persona. Esta situación se re-
fleja en la siguiente expresión:
Q& r + Q& c = 0 (7.56)
Ap
ε p σ Ar (T 4p − T 4mr ) = ε p σ Ar (T 4p − T 4mra ) − α m I 2
r
hr ( t mr - t g ) + hc ( t a - t g ) = 0 (7.57) (7.62)

hc Tp : temperatura media de la superficie de la persona


t mr = t g + (t g - t a ) (7.58) Tmr: temperatura media radiante
hr Tmra: temperatura media radiante del ambiente excep-
tuando la fuente calefactora
La relación entre el coeficiente de convección y el de radia- I: intensidad de la radiación recibida desde la fuente
ción puede aproximarse usando la fórmula empírica de calefactora (W/estéreo radián)
Bedford, lo que nos da la siguiente expresión para tmr:

Juan de Dios Rivera, 2005 61


Ap: área proyectada de la persona, normal a la direc- CUADRO 7.8 Ap / AD PARA DISTINTAS UBI-
ción de la radiación recibida desde la fuente cale- CACIONES DE LA FUENTE RADIANTE
factora
r: distancia hasta la fuente calefactora (Ángulos en grados)
σ: constante de Stefan-Boltzmann, 5,670·10-8
W/(m2K4) Persona sentada
Altitud β
Despejando la temperatura media radiante Acimut ψ 0 y 75 15 y 60 30 y 45 90
0-15 0,25 0,27 0,29 0,21
α m I Ap 30-45 0,24 0,26 0,27 0,21
T mr = T mra +
4 4 60-75 0,23 0,24 0,24 0,21
(7.63)
ε p Ar σ r
2
90 0,21 0,21 0,21 0,21
105-120 0,20 0,19 0,19 0,21
La intensidad de la radiación recibida desde la fuente cale- 135-150 0,19 0,17 0,16 0,21
factora (I ), depende de la orientación de la fuente en rela- 160-180 0,18 0,16 0,14 0,21
ción a la persona y de las características propias de ella. En
la Figura N° 7.8 se muestra la característica de radiación Persona parada
típica de algunas fuentes calefactoras radiantes. La intensi- Acimut Altitud β
dad I se expresa en W/estéreo radián ya que de este modo ψ 0 15 30 45 60 75 90
es independiente de la distancia a la fuente. El estéreo ra- 0 a 180 0,30 0,29 0,27 0,24 0,2 0,15 0,10
dián (ángulo sólido, Ω) se define como:

A
Ω= 2
(7.64)
r
A: área normal a la dirección de la radiación
r: distancia a la fuente.

La Figura N° 7.9 muestra el ángulo sólido, y las distancias


y otros ángulos que definen las posiciones relativas de la
persona y la fuente calefactora. El área proyectada, Ap, pue-
de expresarse en función de AD. En el Cuadro N 7.8 se da
Ap / AD según la ubicación de la fuente en relación a la per-
sona. Esta ubicación se define mediante el acimut y la alti-
tud, ángulos que se muestran en la Figura N° 7.9.

Para dimensionar un sistema de calefacción infrarroja, se


parte definiendo la temperatura de operación deseada (to),
de acuerdo a estándares de confort. Posteriormente, cono-
ciendo ta se calcula cual debe ser la tmr necesaria, usando
(7.51). Con este valor, y conociendo tmra, se prueban distin-
tas ubicaciones de calefactores radiantes, hasta satisfacer la
expresión (7.63)

Hay que tener presente que la radiación del calefactor va a


alterar el valor de tmra y también de ta al calentar las superfi-
cies que lo ven. Este efecto puede tomarse en cuenta en
forma simplificada haciendo un balance térmico general de
la sala calefaccionada, y suponiendo ta ≈ tmra.

Juan de Dios Rivera, 2005 62


FIG. 7.8 CURVAS DE DISTRIBUCIÒN DE RADIACIÒN DE CALEFACTORES INFRARROJOS

Juan de Dios Rivera, 2005 63


FIG. 7.9 SISTEMA DE COORDENADAS PARA RADIACIÓN INFRARROJA RECIBIDA POR PERSO-
NAS SENTADAS O DE PIE

Juan de Dios Rivera, 2005 64


7.3 CONTRIBUCIÓN SOLAR A LA CALE- La cantidad de calor emitido por el sol, considerando su
temperatura efectiva de cuerpo negro, es
FACCIÓN

La energía solar contribuye a la calefacción ambiental a través Qs = σ Ts4 ⋅ 4π Rs2 (7.58)


de la radiación que entra por las ventanas, y el calentamiento
del techo y muros expuestos al sol. Esta contribución no se Donde Ts es la temperatura efectiva de cuerpo negro del sol
considera normalmente en el diseño de los sistemas de (5.762 K) y Rs es el radio del sol (1,39•109 m). La
calefacción, ya que las temperaturas más bajas se producen de irradiación solar, Gn , que llega a un punto que se encuentra a
madrigada, cuando la radiación solar es nula, y el una distancia R, considerando que el sol emite con la misma
dimensionamiento de los equipos de calefacción se hace para intensidad en todas las direcciones, es
condiciones extremas. Sin embargo, si la estructura del
edificio fuera capaz de acumular suficiente cantidad de calor, Gn = Qs A = σ Ts4 ⋅ 4π Rs2 ( 4π R 2 )
la energía solar tendría efecto en el consumo total de energía
Gn = σ Ts4 (Rs R )
durante el período de calefacción. La importancia de la 2
(7.59)
contribución solar depende de la ubicación geográfica del
edificio, topología del entorno (por la proyección de sombras),
Si consideramos la distancia Ro de la tierra al sol, la
y características constructivas y de orientación del edificio con
irradiación solar que llega a nuestro planeta (irradiación
respecto a la trayectoria del sol.
extraterrestre) es
Para el cálculo de la contribución solar a la calefacción se
G0 n = σ Ts4 (Rs R0 )
2
debe predecir la radiación solar en términos estadísticos, así (7.60)
como el comportamiento térmico de la estructura frente a las
variaciones de temperatura y radiación solar a que estará Como la distancia Ro varía debido a la órbita elíptica de la
sometida. El modelo de predicción de la radiación solar es Tierra alrededor del Sol, usaremos la distancia media al Sol,
relativamente simple, al menos en términos conceptuales, y se Rm, para definir la constante solar Gsc
requiere un conocimiento cabal de la transmisión, absorción y
reflexión de la radiación, además de cierta información
Gsc = σ Ts4 (Rs Rm )
2
meteorológica estadística. Estos modelos son malos para (7.61)
predecir la radiación disponible en un instante dado, pero y
G0 n = Gsc (Rm R0 )
tienen mayor validez en la estimación de la radiación total 2
(7.62)
anual disponible en alguna ubicación geográfica precisa. La
predicción del comportamiento térmico de la estructura
requiere un modelo de transferencia de calor en estado
transiente. Esto último puede llegar a ser muy difícil en La variación de la distancia de la tierra al sol en función del
estructuras complejas, y no lo veremos en este curso. día del año, n, se expresa de la siguiente forma:

En esta sección estudiaremos algunos modelos simples de


radiación solar disponible, poniendo énfasis en la comprensión
( Rm R0 ) = 1 + 0,033 cos(360n / 365)
2

de los fenómenos básicos involucrados, como la trayectoria


del sol con respecto a la tierra, proyección de sombras y efecto Luego, la irradiación extraterrestre queda
de la atmósfera. Con estos conceptos, y conocimientos de
transferencia de calor en estado transiente, se puede iniciar el G0 n = Gsc [1 + 0,033 cos(360n / 365)] (7.63)
estudio de la contribución solar a la calefacción.
donde la constante solar, Gsc, vale 1.353 W/m2.
7.3.1 Radiación Solar.
7.3.2 Posición del Sol con respecto a la superfi-
El sol es una gran esfera de gases incandescentes, con un cie de la Tierra
diámetro de aproximadamente 1,39•106 km, lo que equivale
a 109 veces el diámetro de la tierra (1,27•104 km), y que se
La posición del Sol con respecto a un plano horizontal sobre la
encuentra a 1,495•108 km de distancia. La temperatura del
superficie de la Tierra se define mediante dos ángulos: la
interior del sol ha sido estimada por distintos investigadores
altitud α y el acimut γ. La altitud es el ángulo formado por la
en valores que van desde 8•106 K a 4•107K; la superficie se
línea que une al observador con el Sol, con respecto al plano
encuentra a unos 5.000 K. La temperatura efectiva de
horizontal. El acimut es el ángulo formado por el plano
cuerpo negro del sol, esto es, la temperatura de un cuerpo
vertical que contiene al Sol y al observador con la línea
negro que emite radiación con la misma intensidad que el sol,
norte-sur. Por convención, mediremos el acimut partiendo
es de 5762 K.
desde el norte, asignándole valor positivo hacia el este y

Juan de Dios Rivera, 2005 65


negativo hacia el oeste (ver Figura 7.10). Esta convención no distancia que hay desde el punto en cuestión hasta el ecuador.
es universal, por lo que se debe tener cuidado al consultar Este último es el círculo formado por la intersección de la
distintos textos sobre esta materia. superficie de la Tierra con el plano normal al eje de giro y que
pasa por el centro de la Tierra. La latitud se mide mediante el
Zenit ángulo formado entre el plano del ecuador y la recta que une
el punto que interesa con el centro de la Tierra. Este ángulo
define círculos paralelos al ecuador que son llamados, en
consecuencia, paralelos.
γs= acimut solar
θz= ángulo de incidencia La longitud mide la distancia desde un punto en la superficie
de la Tierra hasta el meridiano de Greenwich. Los meridianos
α= altitud son líneas que unen los polos y definen planos que pasan por
el eje de la Tierra. El ángulo entre el plano correspondiente al
meridiano de Greenwich y el que contiene al punto que se
desea ubicar, da la longitud. En la Figura 7.12 se muestran
S
θz estos ángulos.
E
α El paralelo que se encuentra equidistante de los polos, en el
plano central de la tierra, es el ecuador. A las latitudes que se
γs> 0 O encuentran al sur del ecuador se le asignan valores negativos,
N γ s< 0 y hacia el norte se le dan valores positivos. A 23,5° de latitud
norte se encuentra el trópico de Cáncer, y a 23,5° de latitud sur
el trópico de Capricornio. Los trópicos son los últimos
paralelos (hacia el norte o el sur, según corresponda) en los
FIG. 7.10 POSICIÓN DEL SOL CON RESPEC- cuales el sol alcanza el zenit (altitud α = 90°) al menos una
TO A UN PLANO HORIZONTAL vez en el año. Los círculos polares ártico y antártico se
encuentran a 66,5° de latitud norte y sur respectivamente.
Ellos corresponden al primer paralelo donde el sol no sale al
menos en un día del año.
En general interesa conocer la posición del Sol en un
momento determinado y en cierta ubicación geográfica. Para ϕ = longitud
poder entender como se mueve el Sol con respecto a la Tierra,
φ = latitud
que en realidad es un movimiento aparente, debemos estudiar Circulo polar ártico
primero como se mueve la tierra alrededor del sol.

La tierra gira alrededor del sol en un plano llamado eclíptica.


Además, la tierra gira sobre si misma, con un eje de giro que
forma un ángulo de 23,5° con respecto a la eclíptica. El Tropico de Cancer
ángulo formado por los rayos del Sol con el zenit al mediodía φ
en el ecuador se llama declinación, δ, y se le asigna un valor
ϕ Ecuador
positivo o negativo según se indica en la Figura 7.11. Tropico de Capricornio

Circulo polar antártico


-23,5º δ=0 N 23,5º
N δ>0 Meridiano de Greenwich
δ = -23,5º
δ = 23,5º
FIG. 7.12 UBICACIÓN DE UN PUNTO GE-
δ<0 OGRÁFICO SOBRE LA SUPERFICIE DE LA
S S TIERRA

Eclíptica
Cada día del año está relacionado con una cierta posición de la
tierra con respecto al sol, dado por la declinación δ. La
FIG. 7.11 DECLINACIÓN DE LA TIERRA
relación entre el día del año, n, y δ está dada por
 284 + n 
La ubicación geográfica de un punto en la superficie de la δ = 23,45 sen 360  (7.64)
tierra se define según su latitud y longitud. La latitud indica la  365 

Juan de Dios Rivera, 2005 66


El día del año se puede calcular conociendo el día del mes y donde φ es la latitud, δ la declinación y ω la hora solar.
usando el Cuadro 7.11.
La salida y puesta del sol se produce cuando α = 0. Igualando
a cero la ecuación 7.67, se obtiene una expresión para la hora
CUADRO 7.9 DIA DEL AÑO EN FUNCION DEL de salida y puesta de sol:
DIA DEL MES
Mes Día del año Mes Día del año sen(φ ) sen(δ )
cos (ω s ) = − = −tan(φ )tan(δ ) (7.68)
Enero i Julio 181+i
cos(φ )cos(δ )
Febrero 31+i Agosto 212+i
Marzo 59+i Septiembre 243+i
Abril 90+i Octubre 273+i El valor obtenido con esta expresión considera que el sol sale
Mayo 120+i Noviembre 304+i y se pone en el horizonte, lo que es válido sólo en el mar o en
Junio 151+i Diciembre 334+i terrenos muy planos. Generalmente veremos que el sol sale o
i = día del mes se esconde por detrás de algún cerro u otro obstáculo, como
son los árboles o edificios. Sin embargo, esta salida o postura
Cuando la declinación es cero, el día y la noche tienen la aparente del sol la consideraremos como sombra proyectada
misma duración, lo que se llama equinoccio. Si δ = 23,5°, el por obstáculos.
hemisferio sur se encuentra en el solsticio de invierno, que es
el día más corto del año y corresponde al 21 de Junio; el 7.3.5 Sombra Proyectada.
solsticio de verano se produce cuando δ = -23,5°, lo que Es importante conocer los límites de la sombra proyectada por
ocurre el 21 de Diciembre. elementos sobresalientes, como cerros, árboles, edificios y
otras estructuras, para poder así estimar la radiación solar que
7.3.3 Tiempo Solar. recibe una superficie cualquiera a lo largo del día. La longitud
S de la sombra proyectada por una estructura de altura H está
La hora solar está dada por la posición del sol con respecto a
un punto específico de la superficie de la tierra, y no coincide, dada por
en general, con la hora política local. Esto se debe a los tres
siguientes factores: la hora local se fija en un meridiano que S = H cot (α ) (7.69)
no corresponde necesariamente del punto que interesa; el
movimiento de la tierra sufre perturbaciones periódicas; en el La dirección en que se proyecta la sombra está dada por el
verano, la hora se adelanta para aprovechar mejor la luz solar. acimut solar γs, tal como se ve en la Figura 7.13. El acimut a
La hora solar se calcula la mediante la siguiente expresión: su vez se calcula mediante una de las siguientes fórmulas:

Hora solar = hora local - X [hr]+4 (Ms-ML) [min] + E [min] cos(δ ) sen(ω )
(7.65) sen(γ s ) = (7.70)
cos(α )
Con X igual a uno en verano y cero en invierno. Ms es el sen(δ ) − sen(φ ) sen(α )
meridiano estándar (60° oeste para Chile), ML es el meridiano cos(γ s ) = (7.71)
local, y E corresponde a las perturbaciones al movimiento de cos(φ ) cos(δ )
la Tierra y se calcula con la ecuación del tiempo:

E = 9,87 sen 2B-7,53 cos B - 1,5 sen B


(7.66)
con B = 360 (n-81)/364

La hora solar la expresaremos como un ángulo (ω),


considerando que la tierra rota 15° en una hora. El ángulo ω H
vale cero al mediodía, toma valores positivos en la mañana y
negativos en la tarde. N
γs
α
γs S
7.3.4 Salida y Puesta del Sol
La altitud del sol está dada por límite de sombra

FIG. 7.13 SOMBRA PROYECTADA.


sen(α ) = sen(φ ) sen(δ ) + cos(φ ) cos(δ ) cos(ω )
(7.67)
= cos(θ z )

Juan de Dios Rivera, 2005 67


Calculando γs y S para distintas horas de un día determinado superficie cualquiera es la proyección de la irradiación solar
se puede dibujar el límite de sombra para ese día. Es normal G On (ver Figura Nº 7.16a)
corriente dibujar el límite de sombra para un día típico del
mes, como se muestra en la Figura Nº 7.14. Normalmente se GO = G On senα (7.72)
toma el 21 de cada mes como el día típico.
-
La sombra que proyectan los obstáculos vecinos a un punto se La radiación recibida durante una hora (insolación horaria) es:
puede visualizar también dibujando la trayectoria del sol para
t +1
el día típico de cada mes, superpuesta con la silueta de los
obstáculos, vista desde el punto que se estudia. Este dibujo se I O = ∫ GO dt (7.73)
muestra en la Figura 7.15, y se llama perfil de sombra. t

Dic. 21
N
t = tiempo en horas
Nov. 21
Ene. 21
Feb. 21
Oct. 21
La radiación total recibida en un día (insolación diaria) es
6 am 6 am
O E +ω S
4 Mar. 21

H0 = ∫G
6
Sep. 21
8
10
Abr. 21 O dt
12
Ago. 21
−ω S
esc
ala

ϒs ϒs May. 21
Jul. 21 +ω S

∫ G (R RO ) (senα )dt
10 am 1

H0 =
3 pm Jun. 21
pm
8 am 9 am 11 am
2 pm
4 pm
SC m (7.74)
Mediodía −ω S
solar γs = acimut solar

FIG. 7.14 LÍMITE DE SOMBRA (32° LATITUD pero, Ωt = ω, donde Ω = 2π/24 es la velocidad de rotación
SUR). de la tierra.

a) Superficie horizontal. b) Superficie inclinada.


FIGURA 7.15
PERFIL DE SOMBRA. FIGURA 7.16
INCIDENCIA DE LUZ SOLAR EN UNA
SUPERFICIE SOBRE LA TIERRA.

7.3.6 Insolación Extraterrestre. Luego:

+ω S
Estudiaremos la cantidad de radiación solar que llega a la
superficie de la tierra suponiendo que no existe atmósfera. H 0 = G SC (R m RO ) ∫ (senα )(24 2π )dω
Esto es lo que llamaremos insolación extraterrestre. La −ω S
intensidad de la radiación solar (G O , en W/m2) que recibe una (7.75)

Juan de Dios Rivera, 2005 68


La fracción de radiación emitida con longitud de onda menor
H O = (24 π )G SC [1 + 0.033 cos(360n / 365)] que un cierto valor λ, está dada por la función f0-λ:

(ω S senφsenδ + cos φ cos δsenω S ) λ


(7.76) f 0−λ = ∫ G SC ,λ dλ (7.79)
0
Si la superficie que recibe la radiación solar no es horizontal, o
la irradiación proyectada sobre la superficie será
donde GSC,λ es la irradiación solar espectral (en W/m2/µm)
GO = GOn cos θ (7.77) promedio, en una pequeña banda de frecuencia centrada en λ.

donde θ es el ángulo de incidencia de la radiación, tal como


se muestra en la Figura Nº 7.16.b).
7.3.8 Efecto de la Atmósfera en la Radiación
La inclinación de la superficie está dada por el ángulo β, y su Solar.
orientación por su azimut γ. El valor del cos φ en función de
la inclinación, azimut y latitud de la superficie (variables La atmósfera terrestre afecta la radiación solar en tres formas,
geométricas), y de la declinación de la tierra y hora solar de acuerdo a los siguientes mecanismos reflexión, absorción y
(variable tiempo), es: dispersión. La capa de aire refleja aproximadamente el 6% de
la radiación incidente; las nubes, alrededor del 24%. La
cos φ = senδsenθ cos β − senδ cosθsenβ cos γ absorción de radiación por parte de la atmósfera depende,
entre otras cosas, de la humedad. Con cielos despejados
+ cos δ cosθ cos β cos ω absorbe alrededor del 14% de la radiación extraterrestre, las
+ cos δsenθsenβ cos γ cos ω nubes absorben aproximadamente el 3%. La dispersión de la
radiación solar transforma parte de la radiación directa en
+ cos δsenβsenγsenω difusa. Toda la radiación que pasa a través de las nubes es
(7.78) difusa. En promedio, a la superficie de la tierra llega sólo el
53% de la radiación extraterrestre, 31% en forma de radiación
directa, y 22% como radiación difusa. En la Figura 7.18 se
muestra el efecto de la atmósfera en la radiación solar, y en la
7.3.7 Espectro de Radiación Solar.
Figura 7.18 el efecto de la absorción de la atmósfera en el
espectro solar.
El sol emite radiación en un espectro de frecuencia parecido al
de un cuerpo negro, el que se muestra en la Figura Nº 7.17.
El 96,67% de la radiación solar se encuentra en un rango de
longitud de onda (λ) que va desde 0,2 µm a 2,6 µm. La luz
visible comprende el rango de 0,38 a 0,78 µm, que se
encuentra justamente en la zona de mayor intensidad de la
radiación (45% del total).

FIGURA 7.18
FIGURA 7.17 EFECTO DE LA ATMÓSFERA EN LA
DISTRIBUCIÓN ESPECTRAL DE LA RADIACIÓN SOLAR.
RADIACIÓN SOLAR Y ABSORCIÓN
ATMOSFÉRICA.

Juan de Dios Rivera, 2005 69


Una superficie cualquiera sobre la Tierra recibe radiación 7.3.9 Estimación del Flujo Solar.
directa del sol (IDS), radiación difusa (Ids), y además, radiación
reflejada por el suelo y otras superficies circundantes (IRS): El flujo solar sobre una superficie cualquiera se calcula
I TOTs = I DS + I ds + I RS (7.80) fácilmente mediante las fórmulas 7.80 a 7.84, si es que se
conoce la radiación directa y difusa horizontal (IDH e IdH). Los
La radiación solar directa, difusa y reflejada están dadas por valores de estas variables, hora a hora, para el día típico de
cada mes se deben obtener de registros de radiación realizados
I DS = I Dn cos θ
durante amplios períodos de tiempo. Cuando esta información
(7.81)
no está disponible (caso muy frecuente), se debe estimar la
radiación solar mediante un modelo adecuado.

I ds = I dH
1
(1 + cos β ) (7.82) A continuación estudiaremos un modelo simple, cuyo valor
2 radica en su simplicidad y en la visualización de los factores
más importantes. Este modelo, que fue desarrollado por la

I RS = I TH ρ
1
(1 − cos β ) (7.83)
ASHRAE en 1974, y que llamaremos Solar I, se aplica a
cielos despejados.
2
El modelo considera que la absorción y dispersión de la
con:
radiación directa por parte de la atmósfera, depende de la
distancia l de la capa de gases que atraviesa la radiación, y de
β: inclinación de la superficie
un coeficiente de extinción k.
ρ: reflectividad del suelo (0,2 suelos normales; 0,7
suelos con nieve)
G ∗ Dn = GOn e − kl (7.85)
Los subíndices corresponden a
La distancia l atravesada por la radiación se puede expresar en
D: directa función del espesor lo de la atmósfera y la altitud del sol (ver
d: difusa Figura 7.20):
n: normal
H:
T:
horizontal
total
l = l 0 senα (7.86)
S: superficie (la que recibe la radiación)
senα
G ∗ Dn = GOn e − k l0 (7.87)
Además se tiene:
Empíricamente, se han encontrado dos factores, que
I TH = I DH + I dH reemplazando GOn y k l0 en la expresión anterior, permiten
I TH = I Dn senα + I dH una buena predicción de G*Dn, para una atmósfera estándar.

(7.84) ∗ sen α
G Dn = A (t )e − B (t )
En la Figura 7.19 se muestran estos tres componentes de la (7.88)
radiación.

FIGURA 7.19 FIGURA 7.20


RADIACIÓN DIRECTA, DIFUSA Y REFLEJADA CAPA DE GASES QUE ATRAVIESA LA
SOBRE SUPERFICIE INCLINADA. RADIACIÓN SOLAR.

Juan de Dios Rivera, 2005 70


B y C dependen de la característica de la atmósfera, que varía según la
Los valores de A(t) y B(t), que dependen de la época del año, estación del año. Como estos valores fueron obtenidos en USA, no
se dan en el Cuadro Nº 7.12. La irradiación recibida por una son directamente aplicables al hemisferio sur.
superficie cualquiera, depende además del ángulo de
Fuente: ASHRAE, Applications, 1978.
incidencia θ:
La irradiación reflejada por el suelo y recibida por una
G ∗ DS = A(t )e − B ( t ) senα cos θ (7.89) superficie cualquiera, depende de la reflectividad ρ de este,
de la irradiación total horizontal G*TH, y de la inclinación β
La irradiación difusa se estima como una fracción C(t) de la de la superficie:
radiación directa:

GdH = C (t )G ∗ Dh G ∗ RS = G ∗ TH ρ
1
(1 − cos β )
2
GdH = C (t ) A(t )e − B ( t ) senα
(7.90)
(
G ∗ RS = G ∗ Dn senα + G ∗ dH ρ ) 12 (1 − cos β )
G ∗ RS = G ∗ Dn (senα + C (t ) )ρ (1 − cos β )
Esta fracción, al igual que A(t) y B(t), depende de la época
1
del año, y se da en el Cuadro Nº 7.10. 2
(7.92)
Los factores B(t) y C(t) dependen de las características de la
atmósfera (como humedad, por ejemplo), que varían según las Finalmente, la irradiación total recibida por una superficie
estaciones del año. Los valores dados en el Cuadro Nº 7.12, cualquiera, es la suma de la irradiación directa, difusa y
fueron determinados a través de mediciones realizadas en reflejada:
EEUU, por lo que son aplicables slo en dicho país. Sin
embargo, a falta de otra información, se podrían aplicar el
hemisferio sur, considerando el cambio de estaciones entre
G ∗ TS = G ∗ DS + G ∗ dS + G ∗ RS
ambos hemisferios.  
cos θ + C (t ) (1 + cos β )
1
 2 
Como no toda la radiación difusa horizontal es captada por G ∗ TS = G ∗ Dn  
una superficie inclinada, ésta debe multiplicarse por un factor
+ (senα + C (t ) )ρ 1 (1 − cos β )
que depende del ángulo de inclinación β:
 2 
 
cosθ + C (t ) (1 + cos β )
1
G ∗ ds = G ∗ dH
1
(1 + cos β )  
2 2
G ∗ TS = A(t )e − B (t ) senα  
G ∗ ds = G ∗ Dn C (t ) (1 + cos β )
1 + (senα + C (t ) )ρ 1 (1 − cos β )
2  2 
(7.91)
(7.93)
CUADRO Nº 7.12
DECLINACIÓN, ECUACIÓN DEL TIEMPO Y Esta expresión es válida sólo para la atmósfera estándar que
VALORES DE A, B y C (1) permitió la determinación de los factores A(t), B(t) y C(t).
PARA EL DIA TÍPICO DE CADA MES Para obtener la irradiación recibida con atmósferas distintas de
la estándar, se multiplica la irradiación estándar por un
Mes Día del año Declinación Ecuación del A B C coeficiente de claridad Cl:
n δ tiempo, min. W/m2 adimensional adimensional
Ene 21 -19.9 -11.2 1230 0.142 0.058

GTS = C1G ∗ TS
Feb 52 -10.6 -13.9 1214 0.144 0.06
Mar 80 0 -7.5 1186 0.136 0.071 (7.94)
Abr 111 11.9 1.1 1136 0.18 0.097
May 141 20.3 3.3 1104 0.196 0.121
Jun 172 23.45 -1.4 1088 0.205 0.134
Jul 202 20.5 -6.2 1085 0.207 0.136 El coeficiente de claridad depende de la altura con respecto al
Ago 233 12.1 -2.4 1107 0.201 0.122
Sept 264 0 7.5 1151 0.177 0.092 nivel del mar, de la humedad ambiente, del polvo y
Oct 294 -10.7 15.4 1192 0.16 0.073
Nov 325 -19.9 13.8 1221 0.149 0.063
contaminación de la atmósfera. Su valor fluctúa entre 0,85 y
Dic 355 -23.45 1.6 1233 0.142 0.057 1,1.

(1) A es la irradiación solar aparente sin efecto de la atmósfera (masa El efecto de las nubes puede ser considerado aplicando un
de aire cero). B es el coeficiente de extinción atmosférico. C es la factor Fe, que equivale aproximadamente al porcentaje de sol
razón entre radiación difusa horizontal y la radiación directa normal. que se tiene durante una hora:

Juan de Dios Rivera, 2005 71


I ° TS = FeI TS (7.95)

t +1
I TS = ∫ GTS dt (7.96)
t

Existen modelos más complejos que consideran variaciones


climáticas, de acuerdo a un cierto número de climas típicos.
Otros modelos permiten estimar la radiación total sobre
superficies inclinadas, sobre la base de estadísticas de
radiación total horizontal. Estos últimos son los más precisos,
pero dependen de una información local que no siempre se
encuentra disponible.

FIGURA 7.21
REFLECTIVIDAD DE VARIOS TIPOS DE
SUELO (THRELKELD, THERMAL
ENVIRONMENTAL ENGINEERING, 1962.)

Juan de Dios Rivera, 2005 72

También podría gustarte