Ensayo sobre Los siete saberes necesarios para la educación del futuro de Edgar Morín.

Por César M. Díaz. UCC. Facultad de Educación.

El presente ensayo tiene como objetivo lograr discernir en el proceso de reflexión filosófica aquellos elementos que se encuentran inter relacionados dentro de contextos específicos de acción. En nuestro caso la idea central del artículo está posicionada en procesos de aprendizaje dentro de prácticas humanizadoras, pero que nos otorga una serie de elementos para la praxis educativa y el carácter que ésta debe tomar para afrontar las problemáticas que surgen en la configuración mundial moderna.

Palabras claves: conocimiento racionalidad ideología contexto complejidad humanización unidad diversidad mundialización conciencia historia incertidumbre estrategias comprensión solidaridad ética.

En primera instancia cabe destacar el entramado intersubjetivo que le otorga el autor a una serie de elementos que conforman una grilla de condiciones que debe poseer la educación del futuro ; y el análisis del devenir histórico como una brecha milimétrica entre un pasado que nos conduce hacia un futuro que está sucediendo. Desde esta temporalidad se consideran diferentes aristas de un cubo cuyo interior está ocupado por el ser humano y sus condiciones mundanas. Nos parece válido respetar los títulos que Edgar Morín desarrolla para lograr una mayor comprensión de cada aspecto de las temáticas: 1. Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión. Desde ésta perspectiva podemos decir que el conocimiento está fuertemente condicionado y amenazado por el error y la ilusión, ya que nuestra percepción humana nunca es objetiva en su totalidad, muchas veces limitada por la emotividad, la afectividad y la equivocación. Dentro del mismo también corremos el riesgo en caer en una racionalización, al descartar elementos que nuestra racionalidad podría tomar en cuenta y operar con la totalidad de los mismos: ideologías, paradigmas, teorías. Por consiguiente
César M. Díaz Universidad Católica de Córdoba Facultad de Educación Licenciatura en Ciencias de la Educación

Página

1

y el segundo. Enseñar la condición humana. En relación a la identidad terrenal Morín nos habla de un proceso de mundialización al cual solo ha podido acceder una parte privilegiada del mundo. fuertemente ligado al contexto. César M. o por lo menos que ésta parte se ha visto favorecida por el sacrificio y la miseria que le ha tocado vivir a los países subdesarrollados. Enseñar la identidad terrenal. He aquí el aspecto central del cubo que habíamos mencionado con anterioridad. cívica terrenal y espiritual. 4. Podemos mencionar aquí dos elementos claves. 2. ecológica. La especialización. es la complejidad del todo. Díaz Universidad Católica de Córdoba Facultad de Educación Licenciatura en Ciencias de la Educación Página 2 . su materialización (física) y su estabilidad cuya biología lo define (terrestre). Enseñar la condición humana presupone el conocimiento y la concepción de un ser en su total complejidad: desde un principio bio psico socio cultural. Cabe destacar al pedagogo y sociólogo Pablo Gentili en su artículo Papas fritas baratas cuando hace relación a prácticas que en un determinado contexto tienen un significado (comer papas fritas para saciar el hambre) en otro genera una relación de explotación. desde ésta posibilidad de ir y volver en el mismo y de la actualización del saber es necesario considerar la transversalidad que se dan en las diferentes disciplinas científicas. 3. la descontextualización y la reducción como menciona Morín han ocupado un puesto privilegiado en la construcción del conocimiento y en el desarrollo de las prácticas educativas. La humanización de la especie recae en éste principio y es el disparador de la toma de conciencia de hombre en su unidad y diversidad. Los principios de un conocimiento pertinente. Todo el conocimiento producido a lo largo de la historia ha sido muchas veces analizado en diferentes momentos históricos. la naturalización de procesos sociales que ésa cumbre ha generado y la aceptación por parte de éstas sociedades menos desarrolladas ante la falta de una toma de conciencia desde diferentes perspectivas: antropológica. pobreza y alienación. Ésta condición implica sus orígenes (cósmica).y en relación a la producción de significados simbólicos es necesario tomar conciencia de nuestros propios procesos reflexivos para realizar una autocrítica u auto observación de la elaboración y del posicionamiento que le damos a nuestras ideas. Desde el punto de vista educativo es amplia la significatividad que le podemos dar a estos aspectos pero puntualmente esta inclinada a una atención del hombre como individuo (aquellos aspectos comunes del resto) y como sociedad (aquellos aspectos que lo diferencia del resto y que le permite constituirse en función del otro). Además. el primero estaría relacionado al contexto en donde se desarrollan las prácticas.

pero muchos de ellos no se encuentran preparados en su totalidad para dar soluciones globales. de su libertad de opinión y de expresión. El conocimiento es navegar en un océano de incertidumbre a través de archipiélagos de certeza . aparece una ética necesariamente humana (antropo-ética) y allí Morín considera que la humanidad debe asumir la condición humana y el destino humano pero lo hace desde una mirada más específica. éticos. pero que actualmente están inacabadas ya que la ciudadanía se encuentra alejada de éstos procesos por una incapacidad en buscar soluciones a problemas políticos muy complejos. Díaz Universidad Católica de Córdoba Facultad de Educación Licenciatura en Ciencias de la Educación Página 3 . Morín toma un posicionamiento desde la comprensión humana como un proceso de empatía. La toma de conciencia de su condición es el factor crucial para la comprensión humana. psicológicos. pedagógicos. Según nos plantea el autor es necesario que en el devenir histórico la incertidumbre sea vinculada al conocimiento. La ética del género humano.5. de identificación y de proyección con respecto a otro sujeto . de su civismo . antropológicos. gnoseológicos. Es necesario que el hombre considere la complejidad de la realidad ya que toda praxis provoca consecuencias y en relación a la humanidad muchas de las secuelas que dejan las mismas se tornan irreparables o hasta podríamos decir apocalípticamente insalvables. ante ésta magnitud es imprescindible abordar las problemáticas con procesos decisivos teniendo en cuenta los riesgos (conciencia de los mismos) y planteados en estrategias más que en programas. César M. ecológicos y hasta geográficos que hacen a la transversalidad del conocimiento contextualizado en situaciones específicas. Podemos concluir que Edgar Morín se ha posicionado desde las diferentes aristas del cubo para poder observar factores específicos que condicionan el desarrollo de las prácticas educativas. Solo algunos pueden acceder a éste ámbito de acción. biológicos. Por último en la tríada individuo sociedad especie. 7. Afrontar las incertidumbres. sociocentrismo). económicos. Ha revisado aspectos epistemológicos. Enseñar la comprensión. Solo desde ésta capacidad de discernir y de reagrupar factores que condicionan las prácticas educativas lograremos la solidaridad intelectual para promover en nuevas mentalidades la reproducción de la condición humana desde su multidimensionalidad. 6. ya que éstas nos permiten reformularnos las ideas de acuerdo a cada situación particular. la solidaridad intelectual y la transmisión intelectual son elementos inseparables al momento de enseñar. solo fraccionados y momentáneos. Nos refiere a la democracia como el gobierno del pueblo que alimenta y se alimenta de la autonomía de espíritu de los individuos. etnocentrismo. históricos. sociológicos. La comprensión se ve rasgada por procesos en los cuales el hombre se coloca en el centro de la escena pero ya con una connotación patológica (egocentrismo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful