Está en la página 1de 2
EMAL EIKO La expansion La Marcha de los Malditos Weva atu mesa de juego la fuerza desbocada de los Hombres lagarto y los seeuuaces No Muerto de los Condes Vampiro, como fuerzas neutrales dé Orden y Destruccién respectivamente, Estas fuerzas incorporan ademas dos palabras clave inéditas, Salvaje y Nigromancia, que dotan al juego de nuevas dinimicas. Esta expansién también proporciona cartas adicionales para el Caos, los Elfos Oscuros, los Enanos, el Imperio, los Altos Elfos y los Oreos, que seguro encuentran un lugar en tus Viejos y nuevos mazos. HOMBRES LAGARTO. Los Hombres lagarto son una antiquisima raza de poderosos guerreros al servicio de los cripticos magos slaan. Son indémitos y despiadados con sus enemigos, y estan dispuestos a suftir cuantas heridas sean necesarias para infligir un daiio ‘aun mayor a su rival. Sus guerreros van desde los sigilosos Hostigadores estizones, hasta los poderosos Jinetes de carnosauri CONDES VAMPIRO Los Condes Vampiro sienten debilidad por la batalla, la sangre y el poder. Usan su negra magia para que desde las entraiias de la tierra se alcen legiones de No Muerto para morir de nuevo a su servicio. Sus unidades van desde los inefables ‘Necréfagos de cripta al aterrador Seftor tumulario, NUEVAS PALABRAS CLAVE Salvaje y Nigromancia son palabras claye nuevas en Warhammer: Invasion LCG, que aparecen por primera vez en esta expansion, SALVAJE X Esta palabra clave permite a la unidad, cuando sufre 1 0 mais puntos de dao, infligir X puntos de dafo a una unidad objetivo en cualquier zona correspondiente, Es importante tener en cuenta que Ia unidad con la palabra clave Salvaje debe sobrevivir al dao sufrido para poder hacer uso de ella. Cuando una unidad gana la palabra clave Salvaje de diferentes fuentes, los efectos numéricos se suman. NIGROMANCIA Esta palabra clave permite jugar una unidad desde la pila de deseartes como si la unit jén estuviese en la mano de su propietario. Esta unidad entra en jus descartes, pone al final del mazo de su propietario, SIMBOLO DE LA EXPANSION Todas las de los Malditos se identifican por el simbolo que figura junto al niimero de coleccionista: tas de Ia expansién La Marcha ® CREDITOS DE LA EDICION EN CASTELLANO| Mustracién de la caja por Daarken. ‘Traduccidn: Dario Aguilar Pereira Maquetacién: Edge Studio jose M. Rey WWW.EDGEENT.COM witty =e EE Fat | © ede Daniel Lovat Clark levi Seis meses fuera de Marienburgo. Seis jados de la eivilizacién, de la paz y de tener el estomago at lamar en el Cometa con buenos presagios; de plata a la marea primaveral para aplacar Se: ‘escupiendo por bord, ihias. Apenas hacia uha semana que habian zarpado cuando id a aquel albatros con su honda. Rudi propuso pasarlo por la uilla cosido a su hamaca, pero el capitin se opuso. El capitin tuvo unas duras palabras con Matthias, pero las tuvo atin peores para “las supersticiosas ratas de sentina’ El dinero manda. Herr Professor Matthias ponia el dinero. fl y su Universidad. Malditos sean, junto a sus audaces ideas y panfletos. {Panfletos! Muy tiles para gente analfabeta como Rudi o Sven, -Deberfamos haberle matado antes de Hlegar a la orilla-, murmura cel Gran Sven, mientras corta metédicamente la vegetacién con su machete, La vegetacién. Cuatro meses sin ver tierra. Cuatro meses de galemas ¥y tormentas, la Maldicién de Manaan y un motin reprimido a sangre ¥y fuego. Pero alli estaba, Ia verde orilla. Verde interminable, tan “Intenso que Rudi no estaba seguro de que fuera real "Se formé una partida para bajar a tierra, dirigida por Matthias. Rudi fue clegido para formar parte de ella. Hasta pens6 que aquello era lun honor. Andar un poco sobre la arena seca, beber agua fresca y clara y comet algo que no fueran bizcochos rancios y gorgojos. ‘Andar por la jungla verde, oirla, olerla. Pasear por la ciudad de piedra vacia. Observar el rostro de dioses olvidados, tallados en la toca y destrozados quién sabe hace cuintos siglos. Herr Professor estaba emocionado. Habia encontrado lo que buscaba, ~{Pa donde vamos, Rudi?-, pregunta el Gran Sven, Rudi le pasa et codre y se reclina contra un arbol, mas alto que el Templo de Manan de Marienburgo. Mas alto que el mis alto de los mastiles que habia visto en toda su vida, 4Dénde? Lejos de los demonios de eseamas verdes, las criaturas de los rios y estanques, los monstruos de la jungla, Pequefios tubos y Pequetios dards, eerbatanas, mortieras come los arcabuces Bi caivie: eetian’S price ce pverts eetictan ES orjcandoy ululando, La partida todavia tena pblvora, todavia fee arms qu finns. Rad se desea haa, ue formaron una linea y enviaron a los aullantes engendros de vuelta a la jung. {Los demonios volverian. Lo sabia. Matthias también lo sabfa, {que el Gran Sven portara ls tablillas de piedra, lo que habia venido a buscar, Partieron, -No podemos paramos-, dice Rudi. —Pueden estar todavia siguiéndonos. Salian‘de los drboles, de todas partes. Habian percido a la mitad de los hhombres por culpa de las trampas y los dardos envenenados mientras volvian a la orilla, silo para perder de vista al Cometa en eb horizont con una nave corsaria persiguigndolo. ;¥ ahore q hhacer? Vuelta a los érboles. Hacia el este. Por la esta, Herr Professor ‘muri6 al dia siguiente, atrapado en la red de ura arafa del tamainto de un caballo, Rudi ni siquiera se molest6 en iatentar liberatlo, El dinero estaba ahora en las tablillas, no en Herr Professor De repente estin en algén sitio. ,Un asentamiento? Rudi mira a su alrededor. ,De dénde ha salido esa bruma? Ven lo que parece una torre, vieja y casi desmoronindose a ojos viste. Y hay una mujer, de piel blanca y hermosa, con el pelo negro como ala de cuervo, @ ‘no mis de tres metros. Lleva una espada en la mano y uno de los ddemonios de escamas verdes yace muerto a sus pes, {{Qui-quién eres?- apenas acierta a decir Rus ‘{Quignes sois vosotros?-, pregunta ella a cambio, saboreando las palabras. Estoy de caceria, Estas son mis tiers. Pods llamarme Condesa.