Está en la página 1de 12

 

ARTICULO 1

Estudios de manejo integrado de arvenses en el cultivo de cebolla

Tratamientos de herbicida individual para el control de malezas de hoja ancha en cebolla


(Allium cepa)

Problema: lo identificado en el artículo, es el ensayo que se realizaron de dos productos


herbicidas para el control de malezas específicamente de hoja ancha en el cultivo de cebolla. Ya
sabemos que la proliferación de malezas en cualquier cultivo hace que se genere una
competencia de nutrientes ya que las malezas reducen la humedad disponible, los nutrientes, la
luz solar y el espacio de crecimiento que necesitan las plantas de cultivo. Posteriormente, las
malezas pueden reducir el crecimiento, la calidad y el rendimiento de los cultivos, y pueden
dificultar la cosecha. Debido a su crecimiento lento, su baja estatura, sus raíces poco profundas y
su dosel delgado, las plántulas de cebolla son pobres competidores con las malezas. Además, sus
hojas verticales cilíndricas no sombrean el suelo para suprimir el crecimiento de malezas. Las
malezas que germinan más adelante en la temporada tienen menos impacto en el rendimiento,
pero pueden interferir con el equipo de recolección mecánica (Ashton y Monaco, 1991).

Metodología: el ensayo se realizó en el campus de la universidad de ciencia y tecnología de


Jordania, con suelos arcilloso limoso con pH de 7,8 y con poco contenido de materia orgánica. Los
experimentos se organizaron en diseños de bloques completos al azar con tres repeticiones. Se
realizaron análisis de los procedimientos de varianza en todos los datos.

En este sitio se tienen pocas precipitaciones, por lo que se practica un tipo de riego por goteo para
lograr soportar el cultivo de cebolla.

Los conjuntos de cebollas se sembraron bajo riego en las temporadas 1998/99 y 1999/2000 en
parcelas de 2 × 4 m 2 separadas por 1 m de área de amortiguamiento. La cebolla cv. 'Baladi' se
sembró el 24 de noviembre de 1997 y el 12 de diciembre de 1998. Los lotes se sembraron a 6 cm
de profundidad en 20 × 20 cm2. Dimensiones a ambos lados de tuberías de riego espaciadas de 1
m. Las aplicaciones de riego, control de insectos y fertilizantes se realizaron según lo
recomendado. Los experimentos se completaron a mediados de junio de cada temporada. ( Ashton
y Monaco, 1991).
Los tratamientos evaluados fueron control de malezas (no tratado), desyerbado a mano (6 veces
durante la temporada de crecimiento separado por intervalos de 2 semanas), y aplicación de los
Pre-emergentes y post-emergentes con dosis marcadas intermedia o coincidir con tasas bajas a
medias recomendadas para otros cultivos con hábitos de crecimiento similares.

Los de pre-emergencia se aplicaron tan pronto se hizo la siembra como especie de sellante ya que
no había malezas aun. Y los posteriores a la emergencia se aplicaron 30 días después de la
emergencia del cultivo cuando las plantas de cebolla estaban en el estadio de 3 a 4 hojas y las
malezas tenían una altura de 5 a 10 cm.
Resultados: Los resultados enmarcados en la investigación, fueron notables y claros, la
aplicación de oxyfluorfen y oxadiazón que fue realizada 2 semanas después de la emergencia de
malezas, tienen mayor control de malezas dominantes. En las aplicaciones 65 días después de la
emergencia de malezas del mismo producto en el cultivo tambien tiene buen porcentaje de control
de las mismas.

Mientras que los tratamientos de Metribuzin PRE o bentazon POST proporcionaron niveles
moderados de control, pero su eficacia disminuyó a medida que avanzaba la temporada de
crecimiento.

Los números de malezas contados al momento de la cosecha reflejaron las calificaciones de


control visual. Aunque las diferencias no fueron significativas, las malezas contadas en parcelas de
oxadiazon duplicaron o triplicaron los números registrados en las parcelas de oxifluorfeno. Esto
implica que la actividad de oxadiazon puede reducirse si se prolongan las temporadas de
crecimiento. Los pesos secos de malezas fueron muy altos en los controles de malezas en
comparación con otras parcelas, excepto en las parcelas tratadas con bentazon. Se observaron
diferencias numéricas en los pesos de malezas, pero no estadísticamente significativas, lo que
refleja la variabilidad dentro del tratamiento encontrada en los experimentos para las mediciones
de número y peso de malezas.

Discusión: Puede que el control de malezas con oxifluorfen sea el mejor según lo identificado en
la investigación, pero tambien se identificaron efectos alternos como síntomas de lesión de
necrosis o ardor aparecieron en las hojas de cebolla expuestas a estas aplicaciones de post-
emergencia. Cuando los síntomas de lesión se estimaron, las parcelas sometidas a aplicaciones
de oxifluorfen o metribuzin tuvieron síntomas de lesión muy prominentes. El retraso en el
crecimiento combinado con un crecimiento vegetativo menos vigoroso caracterizó estas plantas.
Estos resultados implican que el oxifluorfeno y el metribuzin aplicados a los suelos arcillosos
tienen una actividad residual extendida que podría aparecer más adelante en la temporada a
medida que el crecimiento de las raíces penetra en los suelos más profundos. Por otro lado, con
otros productos, el tema es más en sentido económico, puesto que la dosis es casi el doble de la
usada con oxifluorfen pero no causan efectos mayores en el cultivo.
Después de varias semanas, se identifica que las plantas se pueden recuperar de las lesiones y
todas las aplicadas con todos los tratamientos tienen casi la misma altura.

Al final de la cosecha, se enmarco tambien que los bloques aplicados con post-emergencia tienen
más producción de cebolla que en los aplicados con pre-emergentes pero tambien tuvieron menor
rendimiento que las registradas en parcelas de controles manuales.

ARTICULO 2

Estudios de manejo integrado de arvenses en el cultivo de plátano

Problema: para este artículo, se sigue con el tema de tratar de controlar las malezas en el cultivo
de plátano, por ende lo que se busco fue caracterizar una serie de especies de plantas para
usarlas como cobertura en el cultivo, siendo adecuadas en cuanto a rasgos morfológicos y
funcionales de plantas más representativos para caracterizar las estrategias de adquisición de luz.
Siempre enfocados en dos compromisos principales: la adquisición de recursos frente a la
conservación y la inversión en hidratos de carbono en la altura frente al área foliar.
4

Metodología: El experimento se realizó en la estación experimental CIRAD de Neufchâteau en


Guadalupe (French West Indies, 16 ° 04'48''N, 61 ° 35'53''W, 263 m asl), durante un período de
seis meses (24 de abril –6 de noviembre de 2013), en un campo de 0,4 ha previamente utilizado
como en barbecho y destruido con herbicidas y espadas antes del experimento. Cuatro plantas por
especie, correspondientes a cuatro repeticiones, se sembraron manualmente en parcelas
separadas de 16 m 2 distribuidas al azar dentro de 6 bloques en el campo.

Se aplicaron cincuenta gramos de fertilizante de urea (46% N) en la base de cada planta al


comienzo del experimento para asegurar una nutrición de nitrógeno vegetal no limitante. Las
malezas alrededor de las plantas se eliminaban regularmente con la mano para asegurar
condiciones no limitantes de crecimiento de las plantas y para evaluar su potencial de crecimiento
y desarrollo. Dependiendo de la duración del ciclo de vida de la especie, los rasgos se midieron en
la mitad de la floración, es decir, cuando la mitad de las ramitas florecieron, o después de seis
meses, es decir, al final del experimento, para las especies con ciclos más largos.

El marco metodológico que utilizamos para caracterizar las estrategias de adquisición de luz de las
especies de plantas se basó en tres pasos: primero, la selección de rasgos descritos en la
literatura, las mediciones de rasgos y una segunda selección de rasgos basados en análisis
estadísticos.

En una fecha de muestreo por especie, la altura vegetativa y el ancho de la copa de la planta se
midieron con una cinta métrica.

Justo después de la cosecha, las hojas se colocaron en una bolsa de plástico que contenía papel
húmedo y se almacenaron en un refrigerador durante menos de 15 minutos. Luego, después de
retirar los peciolos, se pesaron las láminas foliares (biomasa fresca), se escanearon a 200 puntos
por pulgada con un escáner (expresión de Epson 10,000XL Pro) y se pesaron nuevamente 48 h
después del secado en horno a 70ºC. ° C (biomasa seca). El área de la hoja se midió con el
software WinRHIZO Pro 2009a (Regent Instruments, Quebec, Canadá). LDMC se calculó
dividiendo la biomasa de hoja fresca por la biomasa de hoja seca. El SLA se calculó dividiendo el
área foliar por la biomasa de hoja seca. (Perez- Harguindeguy et al., 2013.)
El resto de los órganos de superficie de las plantas se separaron en dos componentes: láminas
foliares y pecíolos / tallos. Cada componente se pesó por separado después de 48 horas a

70 ° C (biomasas secas). La biomasa seca total de la hoja se calculó sumando la biomasa de hoja
seca de la muestra utilizada para la determinación de SLA y el resto de la biomasa de hoja seca.

Todos los análisis estadísticos se realizaron con el software R 3.1.1 (alpha = 0.05) ( Team, 2014).
Se realizaron pruebas de Fligner para evaluar la homogeneidad de la varianza de los valores de
los rasgos dentro de una especie. Las diferencias medias de rasgos entre las especies se
evaluaron con una prueba no paramétrica de Kruskal-Wallis, utilizando la función "kruskal" en el
paquete "agricolae" (de Mendiburu, 2014) en software R con corrección de tasa de descubrimiento
falso (FDR).

Resultados y Discusión:

Después de realizar todas las mediciones posibles en las investigaciones y con las especies de
coberturas elegidas, se establece que tiene un alto grado de complejidad decir que tal si o tal no
cobertura sirve para controlar las malezas del cultivo de banano, puesto que influyen muchas
cosas, el tipo de suelo, el tipo de cultivo, el tipo de manejo, entre otros.
5

La competencia por la luz por parte de las plantas implica procesos fisiológicos complejos que son
difíciles de medir y no hay ningún método disponible para comparar y elegir de forma fácil y rápida
las especies vegetales de acuerdo con sus estrategias de competencia ligera. Nuestro
estudio identificó las estrategias de adquisición de luz de 21 especies tropicales con cinco rasgos
funcionales junto con sus capacidades de interferencia. La combinación de estos dos niveles de
información nos permitió definir estrategias de competencia ligera.

Entre los compromisos ecológicos revelados por estudios sobre especies silvestres, dos fueron de
particular interés para comparar las estrategias de adquisición de luz de nuestras especies de
plantas. El primero, basado en LDMC y SLA, reveló, a nivel de hoja, estrategias de conservación y
adquisición de recursos respectivamente (Wright et al., 2004)). En nuestro panel, el alto nivel de
SLA de las dos especies de malezas subrayó su capacidad para adquirir recursos, una fotosíntesis
eficiente y un rápido crecimiento, lo cual es consistente con el rápido estado invasor de las
malezas más dañinas.

A nivel de la hoja, un buen competidor maximizaría el área de la hoja en lugar de la densidad del
tejido para optimizar la adquisición de luz en lugar de conservar los recursos. A nivel de la planta,
un buen competidor podría maximizar la altura para interceptar la luz sobre las plantas vecinas o
maximizar la producción del área foliar por unidad de biomasa para asegurar una gran área de
adquisición de luz y cubrir rápidamente el suelo. También asumimos que estas compensaciones
no son suficientes para una evaluación integral de las estrategias de adquisición de luz de la
planta, en particular porque no describen el volumen de intercepción de la planta y la demanda de
carbohidratos.
ARTICULO 3

Estudios de manejo de la resistencia de las arvenses a los herbicidas.

Problema: para este artículo, el problema generado es la existencia de malezas en todo el mundo
y su gran variedad al pasar los años. Estas malezas, son la amenaza de los cultivos en cuanto a
temas de producción, puesto que la competencia de nutrientes es muy fuerte cuando no se logra
un manejo efectivo sobre las mismas. Por esto, los cultivadores en la actualidad aplican una
diversidad de agroquímicos para su control, lo que a su vez tambien está afectando el producto y
de paso el medio ambiente.

Sin embargo, La resistencia a los herbicidas ahora es ampliamente reconocida como resultado de
la evolución adaptativa de las poblaciones de malezas a la intensa presión de selección ejercida
por los herbicidas. Los individuos menos sensibles a los herbicidas tienen una ventaja selectiva en
las poblaciones de malezas tratadas repetidamente con herbicidas y, por lo tanto, aumentan en
frecuencia hasta que las poblaciones cambian hacia un predominio de individuos resistentes a los
herbicidas. Las malezas resistentes pueden sobrevivir a la aplicación de herbicidas a través de
una variedad de mecanismos, que se pueden dividir en dos categorías amplias. Los mecanismos
de resistencia del sitio objetivo (TSR) incluyen una mayor expresión de la proteína objetivo o
cambios estructurales en el sitio de unión al herbicida. Los mecanismos de resistencia de sitio no
objetivo (NTSR) incluyen cualquier otro mecanismo.

Metodología: en cuanto a los mecanismos de resistencia del sitio objetivo (TSR), las estrategias
de manejo más comunes recomendadas a los agricultores para combatir la resistencia a los
herbicidas son aplicar mezclas, secuencias (dentro de la misma estación de crecimiento) o
rotaciones (durante varias estaciones de crecimiento) de herbicidas con diferentes modos de
acción en sus campos.
6

Debido a que los experimentos de campo son difíciles de implementar, hay


evidencia empírica limitada sobre la efectividad de las estrategias de manejo de la
resistencia en condiciones agronómicas realistas.

Más recientemente, los experimentos realizados con el organismo modelo


Chlamydomonas reinhardtii han demostrado ser útiles para evaluar la probabilidad
y el tiempo de evolución de la resistencia bajo diversas estrategias de manejo de
herbicidas, al tiempo que permiten grandes tamaños de población y muchas
generaciones de selección.

Los mecanismos de resistencia de sitio no objetivo (NTSR), El aspecto más


negativo de la NTSR es una resistencia cruzada asociada que sigue siendo
impredecible y no es específica del modo de acción del herbicida seleccionado.
Por lo tanto, los mecanismos NTSR seleccionados por un herbicida dado pueden
conferir resistencia cruzada a los herbicidas con otros modos de acción, incluidos
los que aún no se comercializan.

La investigación que aborda la NTSR en las malezas se ha visto obstaculizada por


la ausencia de recursos "ómicos" para la gran mayoría de las especies de
malezas. El aumento de la accesibilidad de la genómica y la transcriptómica con el
apoyo de las tecnologías de secuenciación de la próxima generación debería
permitir la identificación rápida de los genes que gobiernan la NTSR. Los enfoques
basados en 'ómicas' se han revisado recientemente para este propósito. Los
transcriptomas ya están disponibles para 15 especies de malezas de hoja ancha
(dicotiledóneas)
Resultados y Discusión: Los hallazgos preliminares sugieren que la NTSR se
origina a partir de complejas vías de respuesta de estrés abiótico preexistentes
dentro de las especies de plantas. Los alelos con efectos menores en la
resistencia pueden estar presentes en muchos loci de genes en poblaciones no
seleccionadas, susceptibles a herbicidas. Por lo tanto, mientras que la TSR
evoluciona a partir de la selección de mutaciones en un solo locus genético, es
probable que la evolución de NTSR resulte de la selección que actúa sobre la
variación genética en pie en múltiples loci-génicos. En cualquier campo dado, las
aplicaciones de herbicidas no son homogéneas.

Entre las cientos de especies de malezas que ocurren dentro de los campos
cultivados, solo unas pocas han desarrollado resistencia a múltiples herbicidas en
repetidas ocasiones. Estas especies son las hierbas Alopecurus myosuroides,
Echinochloa crus-galli, Lolium multiflorum, L. Rigidum, y Sorghum halepense, y
varias especies de los géneros de malezas de hoja ancha Amaranthus y Conyza.
Predecir qué especies se convertirán en importantes malezas resistentes a los
herbicidas agrícola y económicamente es crucial.
LPG Flaming-A Safe Post-Emergence Weed Control Tool for Direct
Seeded and Bulb Onion:
https://eds-a-ebscohost-
com.bibliotecavirtual.unad.edu.co/eds/pdfviewer/pdfviewer?
vid=21&sid=344c6f77-e51d-4924-a379-c650392140ec%40sdc-v-sessmgr03
EBSCO

Effects of organic amendments on plant-parasitic nematode


populations, root damage, and banana plant growth.
file:///C:/Users/usuario/Desktop/MANEJO%20DE
%20ARVENSES/ContentServer%20(2).pdf EBSCO

Susceptibility of weed populations to glyphosate in banana plantations


of the Department of Magdalena, Colombia.
file:///C:/Users/usuario/Desktop/MANEJO%20DE
%20ARVENSES/ContentServer%20(3).pdf EBSCO

Buenas noches compañeros

Cordial saludos

Adjunto los análisis correspondientes a la actividad individual

Gracias