Está en la página 1de 5

EL ESPÍRITU DE VÉRTIGO

“Jehová mezcló espíritu de vértigo en medio de él; e hicieron errar a Egipto en toda su obra,
como tambalea el ebrio en su vómito”. (Isaías 19:14).
'Vértigo' en la Biblia
Isaías 19:14
Jehová mezcló espíritu de vértigo en medio de él; e hicieron errar a Egipto en toda su
obra, como tambalea el borracho en su vómito.
Isaías 51:17
¿Despierta, despierta! Levántate, Jerusalén, tú, que has bebido de la mano del SEÑOR
la copa de su furor, que has bebido el cáliz del vértigo hasta vaciarlo.
Isaías 51:22
Así dice tu Señor, el SEÑOR tu Dios, que contiende por su pueblo: He aquí, he quitado
de tu mano la copa del vértigo, el cáliz de mi furor, nunca más lo beberás.
Zacarías 12:2
He aquí, yo haré de Jerusalén una copa de vértigo para todos los pueblos de alrededor,
y cuando haya asedio contra Jerusalén, también lo habrá contra Judá.
Egipto era un país muy religioso; el politeísmo era su principal característica. Cada población y
ciudad tenía su propia deidad local, que ostentaba el título de “señor de la ciudad”. La religión
del antiguo Egipto se basaba principalmente en ceremonias y sortilegios destinados a
conseguir ciertos resultados deseados por medio del concurso de uno o más de sus
numerosos dioses. Después de un período de silencio, en el que Egipto no aparece en las
páginas de las Escrituras, Salomón se casa con una princesa egipcia.
“Salomón hizo parentesco con Faraón rey de Egipto, pues tomó la hija de Faraón, y la
trajo a la ciudad de David, entre tanto que acababa de edificar su casa, y la casa de
Jehová, y los muros de Jerusalén alrededor” (1 Reyes 3:1).
Salomón se apresuró a pactar con el faraón egipcio, obteniendo de él el privilegio de llegar a
ser su yerno, a pesar de que este tipo de parentesco estaba prohibido. Este hecho, es
particularmente lamentable. Egipto era una nación que se había destacado tradicionalmente
por su sabiduría y ciencia, pero sus dirigentes se habían vuelto necios y se encontraban en un
estado de gran confusión. Su confusión no procedía de Dios, sino de su resistencia y dureza
de corazón. En su inseguridad y vacilación se transformaron en ebrios repulsivos y dignos de
lástima. Toda la nación sufría de un estado de alucinación mental producida por este espíritu
de las tinieblas.
“Y dijo Jehová: De la manera que anduvo mi siervo Isaías desnudo y descalzo tres
años, por señal y pronóstico sobre Egipto y sobre Etiopía, así llevará el rey de Asiria a
los cautivos de Egipto y los deportados de Etiopía, a jóvenes y a ancianos, desnudos y
descalzos, y descubiertas las nalgas para vergüenza de Egipto” (Isaías 20:3-4).
Dios le pidió a Isaías que anduviera desnudo; andar desnudo era un símbolo de humillación,
privación y vergüenza. El cumplimiento de la orden divina era humillante pero algo muy serio.
Dios puede pedirnos que hagamos cosas que no comprendemos, sin embargo, debemos
obedecerlo con una fe firme e incuestionable. El pueblo de Dios había hecho un pacto con
Egipto de protección, en lugar de volverse a Dios y buscar en él su protección. No ponga tu
confianza en el mundo o experimentarás esta misma clase de vergüenza y humillación. Todos
los que presenciaban esa escena estaban siendo confrontados. Dios está confrontando a su
pueblo, a través de sus siervos y del mensaje de la Palabra para que no perezca. Tu destino
no tiene que ser el destino del mundo pero si persiste en poner tu confianza en las cosas del
mundo, te aseguro que perecerá. Este mundo está reservado para la destrucción y todo aquel
que se hace amigo del mundo es un enemigo de Dios.
“No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como
hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos”
(Levítico 18:3).
Todo aquel que le da la espala a Dios para regresar al mundo será destruido, sino se
arrepiente a tiempo como lo hizo el hijo pródigo.
“Y tomaré el resto de Judá que volvieron sus rostros para ir a tierra de Egipto para
morar allí, y en tierra de Egipto serán todos consumidos; caerán a espada, y serán
consumidos de hambre; a espada y de hambre morirán desde el menor hasta el mayor,
y serán objeto de execración, de espanto, de maldición y de oprobio” (Jeremías 44:12).
Cuando olvidamos las lecciones del pasado o nos negamos a aprender, corremos el riesgo de
repetir las mismas experiencias. Muchos están luchando con este problema. Eran personas
fracasadas pero Dios tuvo misericordia y los liberó de sus pesadas cadenas (sexo, drogas,
alcohol etc.), transformó sus vidas e hizo de ellos una nueva criatura. “Pues castigaré a los
que moran en tierra de Egipto como castigué a Jerusalén, con espada, con hambre y con
pestilencia”. En Egipto lo que encontrará es la muerte.
“Y esto tendréis por señal, dice Jehová, de que en este lugar os castigo, para que
sepáis que de cierto permanecerán mis palabras para mal sobre vosotros”.
Si esto es lo que usted desea, entonces no tengo más nada que decir. ¡Amén!
Isaías 19:2 También estos se tambalean por el vino y
dan traspiés por el licor: el sacerdote y el
Incitaré a egipcios contra egipcios, y cada
profeta por el licor se tambalean, están
uno peleará contra su hermano y cada cual
ofuscados por el vino, por el licor dan
contra su prójimo, ciudad contra ciudad y
traspiés; vacilan en sus visiones, titubean al
reino contra reino.
pronunciar juicio.…
Isaías 29:10,14
Isaías 29:9
Porque el SEÑOR ha derramado sobre
Deteneos y esperad, cegaos y sed ciegos.
vosotros espíritu de sueño profundo, Él ha
Se embriagan, pero no con vino; se
cerrado vuestros ojos: los profetas, y ha
tambalean, pero no con licor.
cubierto vuestras cabezas: los videntes. …
Job 12:25
Isaías 47:10,11
… andan a tientas en tinieblas, sin luz, y los
Te sentiste segura en tu maldad y dijiste:
hace tambalearse como ebrios.
``Nadie me ve. Tu sabiduría y tu
conocimiento te han engañado, y dijiste en Jeremías 25:15,16, 27
tu corazón: ``Yo, y nadie más.…
Porque así me ha dicho el SEÑOR, Dios de
1 Reyes 22:20-23 Israel: Toma de mi mano esta copa del vino
del furor, y haz que beban de ella todas las
Y el SEÑOR dijo: ¿Quién inducirá a Acab
naciones a las cuales yo te envío.…
para que suba y caiga en Ramot de
Galaad? Y uno decía de una manera, y otro Jeremías 48:26
de otra.…
Embriagadle, porque se ha vuelto arrogante
Job 12:16 con el SEÑOR; Moab se revolcará en su
vómito, y será también objeto de burla.
En El están la fuerza y la prudencia, suyos
son el engañado y el engañador.
Ezequiel 14:7-9
`Porque a cualquiera de la casa de Israel, o
de los forasteros que residen en Israel, que
se aleje de mí y erija sus ídolos en su
corazón, que ponga delante de su rostro lo
que lo hace caer en su iniquidad, y después
venga al profeta para consultarme por
medio de él, yo, el SEÑOR, le responderé
por mí mismo.
2 Tesalonicenses 2:11
Por esto Dios les enviará un poder
engañoso, para que crean en la mentira,
perverse spirit.
Isaías 28:7,8
También estos se tambalean por el vino y
dan traspiés por el licor: el sacerdote y el
Referencia Cruzada
profeta por el licor se tambalean, están
Mateo 17:17 ofuscados por el vino, por el licor dan
traspiés; vacilan en sus visiones, titubean al
Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación pronunciar juicio.
incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré
con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré
que soportar? Traédmelo acá.
Jueces 9:23
Pero Dios envió un espíritu de discordia
entre Abimelec y los habitantes de Siquem;
y los habitantes de Siquem procedieron
pérfidamente con Abimelec,
2 Crónicas 18:22
Y ahora, he aquí, el SEÑOR ha puesto un
espíritu de mentira en boca de estos tus
profetas, pues el SEÑOR ha decretado el
mal contra ti.
Proverbios 12:8
El hombre será alabado conforme a su
discernimiento, pero el perverso de corazón
será despreciado.
Isaías 3:12
¡Oh pueblo mío! Sus opresores son
muchachos, y mujeres lo dominan. Pueblo
mío, los que te guían te hacen desviar y
confunden el curso de tus sendas.
Isaías 9:16
Porque los que guían a este pueblo lo
extravían; y los guiados por ellos son
confundidos.
Isaías 24:20
Se tambalea, oscila la tierra como un ebrio,
se balancea como una choza, pues pesa
sobre ella su transgresión, y caerá, y no
volverá a levantarse.
Isaías 28:7

También podría gustarte