Está en la página 1de 71

El proceso, derecho procesal

civil y la clasificación de
los procesos
El proceso
• El Proceso como el conjunto de actos recíprocamente coordinados entre sí de
acuerdo con reglas preestablecidas, que conducen a la creación de una norma
individual destinado a regir un determinado aspecto de la conducta del sujeto, ajeno
al órgano que han requerido la intervención de este en un caso concreto.
• Para algunos académicos el Proceso “es la serie de actividades que se deben llevar a
cabo para obtener la providencia jurisdiccional, puesto que el origen de ésta no es
espontáneo, sino que el órgano jurisdiccional debe ser estimulado para emitirla”; a
diferencia del Procedimiento que, “es el conjunto de formalidades o trámites a que
está sujeta la realización de los actos jurídicos civiles, procesales, administrativos,
etc.”
EL PROCESO EL PROCEDIMIENTO

1. Referido a la vía Jurisdiccional 1. Pertenecientes al ámbito administrativo, militar, arbitral, político


y particular.

2. Culmina en cosa Juzgada 2. Finaliza en cosa decidida

3. Constituye el Genero 3. Referido a la especie

4. Etapa científica de los estudios Procesales 4. Etapa precientífica respecto al Proceso


❖Debemos de mencionar que en concordancia a lo expresado hasta el momento, se
considera que el proceso se ha convertido en un mecanismo indispensable para la
sociedad, pues de lo contrario serían los propios sujetos los que buscarían hacer
cumplir las normas y se produciría una violencia social generalizada que pondría en
riesgo la sociedad misma. En su acepción común, el vocablo "proceso" significa
progreso, trascurso del tiempo, acción de ir hacia adelante, desenvolvimiento. En sí
mismo, todo proceso es una secuencia.
❖El proceso .jurídico es un cúmulo de actos, su orden temporal, su dinámica~ la
forma de desenvolverse. De la misma manera que un proceso físico, químico.
biológico, intelectual, todo proceso jurídico se desenvuelva, avanza hacia su f e,
avanza hacia su fin y concluye. in y concluye. Podemos definir, pues, el proceso
judicial, en una primera acepción, como una secuencia o serie de actos que se
desenvuelven progresivamente, con el objeto de resolver, mediante un juicio de la
autoridad, el conflicto sometido a su decisión.
DERECHO PROCESAL CIVIL
• El Derecho procesal civil es el conjunto de normas jurídicas que regulan: las
relaciones jurídicas de los sujetos procesales y la aplicación de leyes civiles a los
casos concretos de controversia de las partes. casos concretos de controversia de las
partes. Los sujetos procesales son personas que participan en un proceso:
demandante, demandado, juez, terceros, servidoras y los servidores auxiliares de la
administración de justicia señalados en la Ley del Órgano Judicial, abogadas y
abogados, peritos, traductores, intérpretes, depositarios, administradores,
interventores, martilleros, comisionados, y en general aquellas o aquellos que no
tienen interés en el objeto del proceso, pero que actúan en éste de una u otra forma.
Soluciona resuelve elimina o aclarar las
el proceso
conflictos de interés dudas o incertidumbres
civil
jurídicos políticos jurídicas

El código Procesos no
Procesos
procesal contenciosos
contenciosos
civil
❑ Por otro lado, debemos de mencionar que, son partes procesales esenciales en el proceso la o el
demandante, la o el demandado y terceros en los casos previstos por la Ley. El demandante es
la persona que promueve una pretensión en un proceso contencioso o una petición en un
procedimiento voluntario.
❑ El demandado es la parte contrapuesta al demandante. PROCESO CIVIL El Proceso civil. Es
la sucesión de fases jurídicas concatenadas realizadas, por el juez en cumplimiento de los
deberes y obligaciones que la ley procesal le impone, por las partes procesal le impone, por las
partes y los terceros c y los terceros cursadas ante órgano jurisdiccional en ejercicio de sus
poderes, derechos, facultades y cargas que también la ley les otorga, pretendiendo y pidiendo la
actuación de la ley para que: dirima la controversia, verificado que sean los hechos alegados, en
una sentencia pasada por autoridad de cosa juzgada. PROCESO CIVIL Y DEMANDA La
Demanda
PROCEDIMIENTOS JUDICIALES
• Se llama procedimientos judiciales al conjunto de actos jurídicos hechos dentro un
proceso por los sujetos procesales ante tribunales del órgano judicial, en los que, la
decisión final de juez o tribunal siempre adquiere el carácter de cosa juzgada La
sentencia, luego del recurso ordinario de apelación o el recurso extraordinario de
casación, siempre adquiere el carácter de cosa juzgada. Ya no es revisable por nadie.
En los procedimientos judiciales la decisión que pone fin al proceso o sea la
sentencia siempre tiene carácter de cosa juzgada. PROCEDIMIENTOS NO
JUDICIALES Los procedimientos no judiciales son actos llevados ante comisiones
o consejos que no pertenecen al Órgano Judicial en los cuales la decisión final nunca
adquiere carácter de cosa juzgada ya que son revisables por tribunales y jueces del
Órgano Judicial.
Fin concreto, es resolver un
conflicto de interés o eliminar una Fin astracto, es buscar
incertidumbre ambos con relevancia y lograr la paz social en
FINES DEL
jurídica, haciendo efectivos los Justicia
PROCESO
derechos sustanciales

Protegen la
Protegen la
EL C.P. C ADOPTA satisfacción de un
satisfacción de un
AMBOS SISTEMAS interés público en
interés particular
general
CLASIFICACION DE LOS PROCESOS
CIVILES
• SEGÚN EL CÓDIGO PROCESAL CIVIL
El Código Procesal realiza la tradicional clasificación entre procesos
contenciosos y no contenciosos. Esta clasificación ha caído en obsolescencia.
Hoy sabemos que para que exista proceso, necesariamente tiene que existir
conflicto. Si no coexisten una pretensión y una resistencia, no puede haber
proceso.
o Procesos Contenciosos Son los que resuelven de un conflicto de intereses.
BARRIOS DE ANGELIS sostenía que se trataba de una insatisfacción jurídica.
CARNELUTTI afirmaba que la finalidad de este tipo de procesos es terapéutica o
represiva según la naturaleza de la litis.
o Procesos No Contenciosos Son aquellos en los que existe ausencia de litis.
Resuelven una incertidumbre jurídica, garantizando su jurídica, garantizando su
certeza y certeza y justicia. CARNELUTTI justicia. CARNELUTTI consideraba a
consideraba a estos procesos como de higiene social y rescataba su función
preventiva de litigios
Según la Doctrina
• La doctrina generalizada su clasifican los procesos contenciosos en:
a) Procesos de cognición. En esta tipología de procesos se solicita el órgano
jurisdiccional la emisión de una declaración de voluntad. Se parte de los pechos y
se busca obtener el derecho.
Qué es procesos de comisión a su vez pueden ser:
El proceso de Conocimiento: Es el proceso modelo para nuestra legislación hecha a la
medida de una justicia de certeza: plazos amplios, Audiencias independientes,
pretensiones de naturaleza compleja, Mayor cuantía, actuación probatoria ilimitada.
Procede la reconvención y de los medios probatorios extemporáneos.
• Proceso Abreviado: Como su nombre lo sugiere, los plazos y formas son más breves y
simples. Se materializa con la unificación de l saneamiento procesal y la conciliación en una
sola audiencia. Las pretensiones que se abordan, sin dejar de ser importantes, no tienen la
complejidad de los procesos de conocimiento.
• Proceso Sumarísimo: Es la vía procedimental en que se ventilan controversias en las que es
urgente la tutela jurisdiccional jurisdiccional. Tiene los plazos más cortos de los procesos de
cognición. El saneamiento procesal, la conciliación y la actuación de pruebas se concentran
en una audiencia única.
• Procesos de Ejecución Recordemos que etimológicamente la palabra “ejecución”, proviene
del latín “executio” y esto significa “cumplir”, “ejecutar” o “seguir hasta el fin”. Es por ello
que este proceso tiene por objeto hacer efectivo, en forma breve y coactiva, el cumplimiento
de la o las obligaciones contenidas en un título que por mandato de la ley, ameritan el
cumplimiento de prestaciones no patrimoniales contenidas en el título, que contenidas en el
título, que también ameritan un pr también ameritan un proceso de ejecución. Al contra que
los procesos + de ejecución. Al contrario que rio que los procesos de Cognición, aquí se
parte del derecho y se busca que se concrete en los hechos.
SISTEMA
PROCESALES:
P R I VAT I S TA Y
PUBLICISTA
SISTEMAS PROCESALES EN MATERIA PROCESAL
CIVIL

• El jurado es una característica de algunos sistemas procesales que son doce y la


diferencia entre jueces de hecho y jueces de derecho es clara en dichos sistemas
procesales en los cuales el jurado es un juez de hecho mientras que los Magistrados
son jueces de derecho. En estos Sistemas Procesales el jurado tiene el veredicto y el
Magistrado es el que redacta la sentencia. El sistema procesal peruano no admite la
existencia del jurado.
• Es decir, en los sistemas procesales que admiten la existencia del jurado el jurado es
el que decide el proceso. El juez no decide quien tiene la razón sino que sólo redacta
la sentencia.
• Para Juan Monroy Galvez en el derecho procesal civil los sistemas jurídicos existentes son los
siguientes:
1. SISTEMAS PUBLICISTAS.
2. SISTEMAS PRIVATISTICOS

• El Código Procesal Civil sigue un sistema publicista a diferencia del Código


de Procedimientos Civiles que seguía un sistema privatístico.
• En el derecho comparado es de vital importancia el estudio de los principios por que gracias
al estudio de los principios pueden efectuarse con mayor precisión estudios de derecho
comparado. Por ejemplo en el derecho procesal civil los principios del procedimiento se
clasifican en principios del procedimiento que orientan un sistema privatístico y principios del
procedimiento que orientan un sistema publicístico. Es decir, gracias al estudio de los
principios del procedimiento se clasifica a los sistemas procesales en sistemas publicísticos y
sistemas privatísticos.
PRINCIPIOS DEL PROCEDIMIENTO QUE ORIENTAN UN SISTEMA
PRIVATISTICO

• Los principios del procedimiento que orietan un sistema privatístico son los siguientes:
1. Principio de Iniciativa de parte.
2.Principio de defensa privada.
3.Principio de congruencia.
4.Principio de impugnación privada.
PRINCIPIOS DEL PROCEDIMIENTO QUE ORIENTAN UN SISTEMA
PUBLICISTICO

• Los principios del procedimiento que orietan un sistema publicístico son los siguientes:
1. Principio de dirección judicial del proceso.
2. Principio de impulso oficioso.
3. Principio de inmediación.
4. Principio de concentración.
5. Principio de la buena fe y de la lealtad procesales.
6. Principio de economía Procesal.
7. Principio de celeridad procesal.
8. Principio de socialización del proceso.
9. Principio de integración del derecho procesal.
10.Principio de vinculación y elasticidad.
11.Principio de adquisición.
12.Principio de preclusión.
SISTEMA PUBLICISTICO O
INQUISITIVO.
• El sistema procesal inquisitivo se caracteriza por que el Juez de oficio inicia la
investigación y realiza toda la actividad procesal orientada a reconstruir los hechos y
llegar a la verdad. Con este objeto utiliza todos los medios probatorios que le está
permitido, impulsa el proceso de oficio, dirige en forma personal y directa todas las
diligencias y actuaciones judiciales.
• Asimismo este sistema ha estado vinculado a la determinación de la verdad real de los
hechos como interés superior del Estado, a lo cual propende toda la actuación del
juez. Por ello, las partes se limitan a cooperar con el establecimiento y realización del
interés público estatal al iniciar la actuación.
• Nuñez (2007) refiere que en este sistema la participación del juez es necesaria y hasta
indispensable, siendo el magistrado el protagonista principal del proceso, dejando a las
partes en un segundo plano, otorgando al juzgador la facultad de ser el director del
proceso y lo convierte en actor preponderante en el desarrollo del mismo.
• Es importante mencionar que en este sistema el debate probatorio queda casi por
completo en manos del juez como lo hemos mencionado, es decir, es quien no sólo
decide sobre las solicitudes probatorias que llegan a presentar las partes, sino, ante todo,
sobre los elementos de convicción que han sido acercados a la actuación por su propia
iniciativa.
DERECHO PROCESAL PUBLICÍSTICO.

• La participación del juzgador en representación del Estado también


sucede en el proceso administrativo o constitucional en los que el
Estado suele ser parte demandada, a través de las autoridades
cuyos actos se reclaman y por último en el proceso familiar, si bien
las partes son personas particulares también hay intervención del
Ministerio Público en lo Civil, para que se encargue de proteger los
intereses jurídicos de la familia, de los menores, de los
incapacitados.
• Ovalle (2011) manifiesta aunado a esta idea, que en esta parte también se otorga al juzgador
mayores facultades para el impulso y dirección del proceso, pues se debe aclarar que este sector
no solo pertenece al derecho público sino que todo el derecho procesal y tiene carácter público,
lo cual implica que debe también fijarse el objeto del mismo.
• al como se expresa el juzgador lejos de mantener una sola dirección del proceso también busca
impulsarlo como derecho público, impulso que deriva también desde solicitar diversas actos
procesales, tales como una prueba de oficio, cundo le resulte insuficiente la información añadida
por las partes; que bajo nuestra propuesta de investigación además de tener dichas facultades el
juez debería mantener un perfil neutral, con la absolución de una audiencia previa cuando se
solicite dichos actos procesales (prueba de oficio, específicamente), para salvaguardar el derecho
de las partes.
DIFERENCIA ENTRE LOS SISTEMAS
PRIVATÍSTICO Y PUBLICÍSTICO.
• La principal diferencias entre estos sistemas radica principalmente en la actividad probatoria de
las partes, es decir, mientras que en el sistema dispositivo las partes tiene en sus manos el
dominio de la actividad probatoria, de disponer el inicio y termino del proceso; en el sistema
publicístico o inquisitivo el protagonista de la actividad probatoria es el juez, quedando las
partes sujetas a su disposición de actuación, relevadas a un juez totalmente director del
proceso.
• Monroy (1996) señala en cuanto a las diferencias que pueden existir
entre ambos sistemas; que debe partirse desde la pregunta de ¿Quién
sirve a quién?, dado que los sujetos que actúan como objeto de la
pregunta son el Estado y los particulares. Dentro de una concepción
privatístico, el proceso es el medio a través del cual el Estado concede
a los particulares la oportunidad de resolver su conflicto de intereses.
Por esta razón, como el Estado está a disposición de los particulares,
el proceso, que es el vehículo del servicio, está bajo el control de
quienes lo reciben, es decir, de los particulares.
• El sistema procesal privatístico o dispositivo en virtud del cual existe un
dominio de la voluntad de las partes ya sea para i) iniciarlo, ii) fijar el
objeto del proceso [con la pretensión y resistencia], iii) aportar el
material probatorio y iv) impedir que el juez exceda los límites fijados a la
controversia, por tanto, al juez solo le correspondería la labor de
juzgamiento.
• Asimismo el sistema procesal privatístico se caracteriza porque el poder
sancionador se encuentra concentrado en un solo órgano: el Juez
• Entre tanto, el sistema procesal publicístico se caracteriza porque el
impulso del proceso está concentrado en las partes, son las mismas
quienes generan el impulso del proceso.
• En cuanto al contenido probatorio, en el sistema privatístico, Montero (2002) señala que
se erige sobre la concepción del carácter privado prevalente de los intereses en juego y
pretende dejar en manos de los particulares toda la tarea de iniciación, determinación del
contenido y objeto he impulsión del proceso, además de la aportación de las pruebas.
• En el sistema publicístico o inquisitivo en cuanto al contenido probatorio, Blanco (1992),
afirma que las partes se limitan a cooperar con el establecimiento y realización del interés
público estatal al iniciar la actuación. El debate probatorio queda casi por completo en
manos del juez, quien no sólo decide sobre las solicitudes probatorias que llegaren a
presentar las partes, sino, ante todo, sobre los elementos de convicción que han sido
arrimados a la actuación por su propia iniciativa.
EXCEPCIONES Y
DEFENSAS PREVIAS
EXCEPCIONES REGULADAS EN EL CODIGO
PROCESAL CIVIL PERUANO.

 Elartículo 446° del Código referido


contiene el listado de las excepciones
que pueden ser propuestas en el
nuevo ordenamiento procesal civil
peruano. Expliquemos cada una:
La excepción de Incompetencia.

 La excepción de incompetencia no
requiere mayor explicación, corno
aparece evidente, quien la interponga
está denunciando la falta de aptitud
válida del juez ante quien ha sido
emplazado para ejercer su función
jurisdiccional en el caso concreto.
La excepción de Incapacidad del
demandante o de representante.
 La excepción de Incapacidad del demandante o de su representante
corno su nombre lo indica está referida directamente a la ausencia de
capacidad procesal en el demandante o en su representante, sea
porque son menores, han sido declarados incapaces o alguna otra
limitación que, en opinión del demandado, les tiene cercenada su
capacidad procesal. Adviértase que en el uso de esta excepción no
está en debate la calidad de la representación otorgada, simple y
llanamente se cuestiona que quien está actuando en el proceso -sea
el demandante o su representante- no tienen capacidad procesal.
La excepción de Representación defectuosa
o insuficiente del demandante o del
demandado.
A diferencia de la anterior, está
específicamente centrada en la ausencia
(defecto) o en la insuficiencia
(imperfección) de la representación
procesal con la que está actuando alguien
en nombre del demandante o,
eventualmente, la que se le ha imputado al
demandado, probablemente sin tenerla.
La excepción de Oscuridad o ambigüedad
en el modo de proponer la demanda.

 La excepción de Oscuridad o ambigüedad en el modo de proponer


la demanda es curiosamente una excepción de antigua data en el
proceso civil peruano. Estaba consignada en la Ley de Enjuiciamiento
en Materia Civil de 1852.
 Ha sido recuperada dada su excepcional importancia en aquellos
sistemas procesales en donde los plazos perentorios e improrrogables
exigen de los litigantes una actuación clara, definida y precisa.
La excepción de Falta de agotamiento de la
vía administrativa.

 La siguiente excepción no requiere de ninguna


explicación, su nombre expresa su contenido, la
excepción de Falta de agotamiento de la vía
administrativa. Como es obvio, tiene que ver con
el incumplimiento del actor en transitar por todo
el recorrido que tiene el procedimiento
administrativo antes de recurrir al órgano
jurisdiccional. Es evidente también que estamos
ante un caso clarísimo de falta de Interés para
obrar.
La excepción de Falta de legitimidad para obrar del
demandante o del demandado.

 Lo mismo ocurre con la siguiente excepción, cuando el demandado


deduce la excepción de falta de legitimidad para obrar del
demandante o del demandado, lo que está haciendo es afirmar o
que el demandante no es el titular de la pretensión que está
intentando o que, en todo caso, no es el único que debería hacerlo
sino en compañía de otro u otros, o que él ( el demandado) no
debería ser el emplazado dado que la pretensión intentada en su
contra le es absolutamente ajena o, en todo caso, que no es el único
que debería haber sido demandado.
La excepción de Litispendencia.

 La excepción de Litispendencia es exactamente la


misma que teníamos regulada en el Código derogado
con el nombre de Pleito pendiente. Como su nombre lo
indica, se trata de la alegación en el sentido que entre
las mismas partes y con el mismo interés para obrar, se
está discutiendo el mismo petitorio en otro proceso. Lo
que pretende el demandado es que este nuevo
proceso quede sin efecto, dado que el demandante
está haciendo valer su Interés para obrar en otro
proceso iniciado con anticipación.
La excepción de Cosa Juzgada.

 La excepción de Cosa Juzgada tampoco requiere un desarrollo


especial. La función jurisdiccional manifiesta su máxima
importancia en el hecho que las decisiones que en su interior se
concreten, pretenden ser definitivas y últimas, es decir, buscan
acabar para siempre con el conflicto de intereses.
 Por un lado, esta definitividad se expresa en el hecho que no se
puede discutir jamás ante un órgano jurisdiccional una decisión
dada por éste y, por otro, en que lo expresado en el fallo judicial
antes obtenido debe cumplirse en los términos del propio mandato.
La excepción de Desistimiento de
la pretensión.
 Algo parecido ocurre con la siguiente excepción, la denominada
Desistimiento de la pretensión. Con ella el demandado manifiesta
al juez que el demandante -antes del actual proceso-, inició otro en
el cual decidió renunciar definitivamente a continuar haciendo uso
del órgano jurisdiccional contra el mismo demandado y sobre la
misma pretensión. Por esta razón, atendiendo a una declaración
expresa de renunciabilidad definitiva de su pretensión, el
demandante -en opinión del excepcionante- no puede iniciar otra
demanda contra él, precisamente porque ya no tiene Interés para
obrar, ya lo agotó en el anterior proceso en el cual se desistió de su
pretensión.
La excepción de Conclusión del proceso
por conciliación o transacción.
 Por exactamente las mismas razones expresadas en las dos excepciones
anteriores, es decir la falta de Interés para obrar, el demandado
también puede deducir excepciones alegando que en un anterior
proceso llegó con el demandante a un acuerdo en el cual, ante un
órgano jurisdiccional, aceptaron la propuesta de acuerdo que este -el
órgano jurisdiccional-les hizo, es decir, conciliaron; o que antes del
proceso o durante el transcurso de uno anterior, llegó con el
demandante a un acuerdo sobre sus diferencias patrimoniales,
otorgándose ambos concesiones recíprocas, es decir, transigiendo.
Como es evidente, si alguna de las dos situaciones antes descritas se
producen no queda duda que no puede iniciarse otro proceso para
discutirse las pretensiones que fueron conciliadas o transigidas.
La excepción Caducidad.

 Como se describió anteriormente, en una demanda hay cuando


menos una pretensión, es decir, una manifestación de voluntad por la
que alguien exige algo a otra. Por cierto, para que tal pretensión
pueda estar contenida en una demanda judicial, es necesario que
tenga como fundamento un derecho reconocido en el sistema
jurídico.
 La caducidad es una institución del derecho material referida a actos,
instituciones o derechos, siendo en este último caso de uso más común
e interesante para el proceso. Se caracteriza porque extingue el
derecho material como consecuencia del transcurso del tiempo. Si se
ha interpuesto una demanda cuya pretensión está sustentada en un
derecho que ha devenido en caduco, entonces la pretensión en
estricto no tiene fundamento jurídico por lo que ya no puede ser
intentada
La excepción de Prescripción
extintiva.
 También ligada al efecto fatal del tiempo en el derecho, esta
regulada la excepción de Prescripción extintiva. Sin embargo, a
diferencia de la caducidad aplicable a los derechos materiales y
por consecuencia lógica a la pretensión que se sustente en ellos, la
prescripción extintiva destruye la pretensión, es decir la posibilidad
de exigir judicialmente algo sustentado en un determinado
derecho, sin afectar a éste. Por razones que tienen que ver en una
tradición jurídica mal entendida de la que aún no nos sacudimos, la
prescripción extintiva y sus plazos están regulados en la norma
material a pesar que por su naturaleza jurídica y eficacia se trata sin
duda de una institución propia del derecho procesal.
La excepción de Convenio arbitral.

 Las partes en una relación jurídica pueden decidir someter las


futuras controversias que pudieran derivarse de ésta, al
conocimiento y decisión de uno o más árbitros. Incluso pueden
convenir el respectivo sometimiento cuando la controversia ya se
ha presentado -es decir, cuando ya hay una relación jurídica
sustantiva-, aún más, pueden hacerlo cuando ya se encuentran
litigando, es decir, cuando además ya hay una relación jurídica
procesal.
Trámite de las excepciones en el
Código Procesal Civil.
 Resultaba indispensable que el nuevo Código eliminara las falencias
que presentaba el derogado en la materia. Por esta razón, advertimos
como primera diferencia saltante que -como en todos los plazos
previstos por el Código - el referido a la interposición de excepciones
tiene el carácter de fatal, es decir, que transcurrido éste ya no hay
posibilidad de presentarlas.
 Otro tema congruo con el tratamiento que el nuevo Código le impone
a todas las peticiones que se hagan valer en el proceso, es que con su
interposición deben anexarse todos los medios probatorios que lo
sustenten, no existiendo otro momento procesal para tal encargo. Es
exactamente lo que le ocurre también al demandante cuando
contesta la excepción, es en ese momento cuando debe anexar sus
medios probatorios, de lo contrario su admisión será negada por
extemporánea.
Efectos de las excepciones en
caso de ser amparadas.
 El Código recoge en un artículo . las consecuencias que produce
cada una de las excepciones en caso de ser amparadas. Es decir,
se trata de un criterio clasificatorio de las excepciones por el
efecto, en caso sean declaradas fundadas.
 análisis de este criterio se advierte que las excepciones pueden ser
dilatorias o perentorias. En realidad como lo fueron siempre, aún
cuando esta vez el contenido de los conceptos es radicalmente
distinto. No olvidemos que en el proceso civil peruano derogado se
decía que las excepciones eran dilatorias o perentorias según el
plazo que se tenía para interponerlas, o según se tramitaran dentro
del principal o en cuaderno separado.
DEFENSIAS PREVIAS
 La defensa previa, corno su nombre lo anticipa, consiste en el
cuestionarniento que el demandado hace a la oportunidad en que se
ha iniciado el proceso, atendiendo a que el demandante debía haber
realizado un acto previo, configuran te de una especie de requisito para
el ejercicio válido del derecho de acción por el demandante. Esta
actividad previa está prevista regularmente en la norma jurídica,
aunque en casos excepcionales puede ser convenida también por las
partes.
 Si quisiéramos alegar en el proceso que el demandante no cumplió con
su obligación de enviar antes la carta notarial, razón por la cual la
demanda interpuesta contra nuestro cliente aparece prematura,
estaremos haciendo uso de una defensa previa.
 Como no vamos a volver sobre el terna de la defensa previa en este
artículo, es conveniente precisar que el Código Procesal Civil peruano le
concede a esta defensa el mismo trámite y la misma forma de
proponerla que las excepciones. Asimismo, le concede corno efecto
en caso de ser amparada, suspender el proceso hasta que el acto que
no se realizó o el tiempo que no transcurrió, se presenten.
 La tercera modalidad que torna el derecho de defensa es la defensa
de forma, entendiéndose por tal a nuestro terna de investigación, la
excepción. Pasemos a explicar su naturaleza jurídica a partir de las
categorías procesales básicas que la configuran.
ANTECEDENTES Y CONCEPTO.
• EN LA EXPERIENCIA JURÍDICA, EL RESUMEN PROCESAL SE DA A TRAVÉS DE TRES CONSTRUCCIONES
TEÓRICAS: DERECHO – TUTELA – EFICACIA. DE ESA MANERA TENEMOS QUE:
❑EL DERECHO REGULA LA RELACIÓN DE LOS CIUDADANOS CON EL ESTADO.
❑LA TUTELA ES EL INSTRUMENTO PARA HACER EFECTIVOS LOS DERECHOS RECONOCIDOS A LOS
CIUDADANOS Y SALVAGUARDAR LAS INFRACCIONES JURÍDICA.
❑LA EFICACIA ES LA OBTENCIÓN DE UNA RESPUESTA CIERTA Y FUNDADA EN DERECHO CON PLENAS
CONSECUENCIAS JURÍDICAS.
• EL PROCESO ES UN INSTRUMENTO DE TUTELA DEL DERECHO, DE MODO QUE SI SE DESNATURALIZA POR
VIOLACIÓN DE SUS FORMAS ESENCIALES, EL INSTRUMENTO DE TUTELA FALLA Y CON ÉL SUCUMBE
INEXORABLEMENTE EL DERECHO DE LOS JUSTICIABLES. EXISTE ENTONCES, LA NECESIDAD DE CUIDAR EL
NORMAL DESARROLLO DEL PROCESO.
• “FUNDAMENTOS DEL DERECHO PROCESAL CIVIL”.
• A) ESENCIALMENTE LÓGICO-TEÓRICA ENCAMINADA A DETERMINAR LO QUE EN CADA CASO ES JUSTO.
• B) ESENCIALMENTE PRÁCTICA AL EJECUTAR LO QUE SE HA RECONOCIDO COMO DERECHO.
• C) TUTELADORA AL MATERIALIZAR LA REALIDAD DE LA ACCIÓN PROCESAL O PRETENSIÓN DE TUTELA
JURÍDICA.
• UN SECTOR DE LA DOCTRINA NACIONAL SEÑALA QUE LA TUTELA JURISDICCIONAL Y EL DEBIDO PROCESO
TIENEN FINALIDADES DISTINTAS Y POR ENDE PUEDEN CONVIVIR EN UN MISMO ORDENAMIENTO
AFIRMANDO QUE ES CIERTO QUE EL DERECHO AL DEBIDO PROCESO ES MÁS AMPLIO QUE EL DERECHO A LA
TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA PUESTO QUE ES APLICABLE A TODO PROCEDIMIENTO, PERO DE ELLO NO
PUEDE COLEGIRSE QUE LO ENGLOBE; ESTA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA SE VIENE A CONVERTIR POR
EL CONTRARIO EN LA PRINCIPAL GARANTÍA FUNDAMENTAL DENTRO DE UN PROCESO JURISDICCIONAL.
TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA.
• A) LA EFECTIVIDAD DE PRIMER GRADO GARANTIZA A LOS CIUDADANOS LA OBTENCIÓN DE UNA RESPUESTA DEL
ÓRGANO JURISDICCIONAL. LA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA NO SE AGOTA EN EL MERO ACCESO Y EN EL
PROCESO DEBIDO; SINO QUE SE REQUIERE ADEMÁS UNA RESPUESTA DEL ÓRGANO JURISDICCIONAL.
• B) LA EFECTIVIDAD DE SEGUNDO GRADO GARANTIZA QUE LA RESOLUCIÓN DEL ÓRGANO JURISDICCIONAL SERÁ
UNA QUE RESUELVA EL PROBLEMA PLANTEADO.
• C) LA EFECTIVIDAD DE TERCER GRADO GARANTIZA QUE LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA PLANTEADO SEA
RAZONABLE Y EXTRAÍDA DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO.
• D) LA EFECTIVIDAD DE CUARTO GRADO GARANTIZA QUE LA DECISIÓN ADOPTADA POR UN ÓRGANO
JURISDICCIONAL SERÁ EJECUTADA.
LAS MANIFESTACIONES DEL DERECHO A LA
TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA.

• EL DERECHO A LA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA ES UN DERECHO DE CONTENIDO COMPLEJO EN LA


MEDIDA QUE ESTÁ CONFORMADO POR UNA SERIE DE DERECHOS QUE LO DETERMINAN. ESTA SERIE DE
DERECHOS COMPRENDE: DERECHO DE ACCESO A LA JUSTICIA, DERECHO A UN PROCESO CON LAS
GARANTÍAS MÍNIMAS, DERECHO A UNA RESOLUCIÓN FUNDADA EN DERECHO Y DERECHO A LA
EFECTIVIDAD DE LAS RESOLUCIONES JUDICIALES
• LA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA SERÁ AQUEL DERECHO FUNDAMENTAL DE LA PERSONA A TRAVÉS DEL
CUAL BUSCA DEFENDER EN EL PLANO REAL SUS DERECHOS MATERIALES. DE ESTA MANERA, EL PROCESO
JURISDICCIONAL ES UN INSTRUMENTO PARA ALCANZAR DICHO FIN: ES POR ELLO QUE EL DERECHO A LA
TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA SÓLO ES APLICABLE DENTRO DEL PROCESO JUDICIAL.
• ESTE DERECHO A LA TUTELA JURISDICCIONAL (EFECTIVA) ES UN CONCEPTO ABSTRACTO DISTINTO A LA
RELACIÓN MATERIAL DISCUTIDA EN EL PROCESO, Y QUE SE AGOTA CUANDO LAS PARTES MEDIANTE EL
DERECHO DE ACCIÓN HACEN VALER SUS PRETENSIONES AL INCOAR LA DEMANDA, CONTESTAR LA MISMA,
AL RECONVENIR, Y DE ACUERDO A OTRAS FORMAS PROCESALES PARA HACERLA VALER CONFORME LA LEY
PROCESAL, POR TANTO, EL SENTIDO DEL FALLO JUSTO O INJUSTO NO DEPENDE DE ESTA INSTITUCIÓN
PROCESAL.
DEL FORMALISMO-VALORATIVO EN EL
PROCESO CIVIL.
• AGREGA MONROY GÁLVEZ QUE ASÍ QUEDARON PLANTEADOS, COMO ALTERNATIVOS, EL MODELO SOCIAL Y
EL LIBERAL. LOS APORTES DE LA PANDECTÍSTICA ALEMANA FUERON CONOCIDOS EN ITALIA. CHIOVENDA
TUVO A MANO EL MATERIAL PARA ORGANIZAR UNA DISCIPLINA ALREDEDOR BÁSICAMENTE DEL
CONCEPTO DE ACCIÓN ANTES QUE DE PROCESO. PLANTEA UN CONCEPTO PROPIO DE ‘SISTEMA’
(ELABORACIÓN DE LOS FUNDAMENTOS RACIONALES QUE REQUIERE LA OBRA DEL LEGISLADOR A PARTIR
DE LA RECONSTRUCCIÓN DE LO QUE ES LA LEY EN SÍ). LOS JURISTAS DE LA PANDECTÍSTICA
CONSIDERABAN QUE SE DEBERÍA CONSTRUIR UNA TEORÍA DEL PROCESO QUE, A MANERA DE PARTE
GENERAL, SIRVIERA A TODOS LOS PROCESOS.
• EN EL PLANO DEL DERECHO PROCESAL, LA CUESTIÓN TIENE QUE VER CON LA EFECTIVIDAD DEL
INSTRUMENTO PROCESAL, TANTO EN TÉRMINOS DE TIEMPO COMO DE CONTENIDO DE LOS
PRONUNCIAMIENTOS JUDICIALES, CON MIRAS A LOGRAR LA JUSTICIA DEL CASO CONCRETO, Y CON
OBSERVANCIA DE LAS GARANTÍAS DEL DEBIDO PROCESO LEGAL.
• CADA VEZ MÁS LA EFECTIVIDAD GANA UN LUGAR DESTACADO EN LAS PREOCUPACIONES DE LA DOCTRINA…
AMPLIANDO EL OBJETO DE LA TUTELA JURISDICCIONAL, COLABORA AL MISMO TIEMPO EN LA CREACIÓN DE
NUEVOS MEDIOS JURISDICCIONALES, MÁS EFICIENTES, EFICACES Y CONGRUENTES CON LA TUTELA DE LA
PRETENSIÓN PROCESAL EJERCIDA. SE TRATA DE UNA CORRIENTE SOCIO-CULTURAL MEJOR AFINADA PARA
LA REALIZACIÓN EFECTIVA DE LOS DERECHOS, Y DE ESTE MODO SUPERIORMENTE PREOCUPADA CON UNA
MÁS ACABADA TUTELA DE LA LIBERTAD Y DE LOS DERECHOS CONSTITUCIONALMENTE RELEVANTES,
BÁSICAMENTE SOCIALES, DESTACÁNDOSE LOS DE NATURALEZA DIFUSA O COLECTIVA.
• LA EFECTIVIDAD QUE DEBE SER CONSAGRADA EN TEXTO CONSTITUCIONAL, ES TRASCENDENTE POR
CUANTO NO ES SUFICIENTE ACCEDER AL SISTEMA DE JUSTICIA, SINO PRESTAR ESTE SERVICIO DE MANERA
EFICIENTE Y JUSTA, MEDIANTE UN PROCESO SIN DILACIONES INDEBIDAS O EVITANDO FORMALISMOS
EXCESIVOS, CUIDANDO QUE EL PROCESO CUMPLA CON SUS FINES. UNO DE LOS FACTORES DE LA EXCESIVA
DURACIÓN DEL PROCESO PROVIENE DE LOS LLAMADOS TIEMPOS MUERTOS DEL PROCESO, POR EJEMPLO,
RETARDO EN LA EXPEDICIÓN DE UN CUADERNO DE APELACIÓN, CALIFICACIÓN DE UN RECURSO
IMPUGNATORIO, PROGRAMACIÓN DE AUDIENCIA O VISTA DE CAUSA.
TUTELA SATISFACTIVA Y TUTELA
DE SEGURIDAD, TUTELA CONTRA
EL ILÍCITO Y TUTELA CONTRA EL
DAÑO
 En el plano de la tutela satisfactiva, las situaciones
jurídicas subjetivas de derecho material pueden ser
tuteladas ante la posibilidad o existencia de un ilícito
(entendido éste como un acto contrario a derecho) o
ante la posibilidad o existencia de un daño. En los
tiempos actuales, la jurisdicción ya no sólo puede ser
vista como un mecanismo que apenas puede ser
activado cuando ocurre un daño, porque hay derechos
de contenido extrapatrimonial que no pueden esperar
una tutela apenas cuando sean violados mediante un
hecho dañoso, sino que ésta debe darse antes de su
violación.
 En efecto, siendo que el acto ilícito se da apenas con la ocurrencia
de un acto contrario a derecho, es claro que ello no implica, en lo
absoluto, la existencia de un daño. Por ejemplo, existe acto ilícito
por el sólo hecho de violar la regla que exige una determinada
conservación de ciertos productos inflamables. Allí no se verifica
ninguna hipótesis de daño (los productos no explotaron y, por
tanto, no causaron daño a nadie), pero sí un acto contrario a
derecho. De ahí que la jurisdicción se encuentre plenamente
legitimada para actuar preventivamente y ordenar que dichos
productos sean adecuadamente protegidos. La tutela ofrecida en
ese caso es, evidentemente, contra el acto ilícito.
 La tutela contra el acto ilícito que es lo que ahora interesa puede darse de dos
formas: preventiva o represivamente, es decir, mirando al futuro o al pasado.
En este contexto, existe prevención cuando se busca impedir la práctica,
reiteración o continuidad del acto ilícito. Existe represión cuando se busca
eliminar los efectos ya producidos por un acto ilícito. La prevención del ilícito se
da a través de la tutela inhibitoria, mientras que la represión de éste se
consigue a través de la tutela de remoción del ilícito. El ejemplo de los
productos inflamables es claro: inhibir el ilícito sería impedir la continuación de
la violación de la regla de derecho material que exige un determinado estado
de conservación para dichos productos; mientras que remover los efectos del
ilícito sería eliminar las circunstancias que motivaron a que esos productos
hayan sido mal conservados
 No debe perderse de vista que tanto la tutela inhibitoria como la tutela de
remoción del ilícito no son tutelas jurisdiccionales, sino tutelas de derecho
material. ¿Qué quiere decir ello? Que son protecciones que surgen de la propia
situación jurídica subjetiva que es llevada al proceso para ser tutelada: de ahí
que se habla, correctamente, de “tutela del derecho” para hacer referencia
al resultado al que debe aspirar el proceso a través de la tutela jurisdiccional. En
otras palabras, cuando el ordenamiento jurídico consagra un derecho material,
también consagra su posibilidad de tutela, es decir, que su titular obtenga su
protección, sea o no a través del recurso la jurisdicción. Pero si recurre a la
jurisdicción, a través del proceso tiene derecho a una tutela jurisdiccional
efectiva, adecuada y tempestiva. Por ello, no vale confundir tutela
jurisdiccional (concepto de derecho procesal) con tutela del
derecho (concepto de derecho material). Es un grave error hablar de “tutela
jurisdiccional inhibitoria” cuando a lo que se requiere aludir es, realmente,
a tutela jurisdiccional preventiva (aunque este término se preste a confusiones),
es decir, la exigencia que el proceso estructure su formalismo y sus técnicas
procesales a modo de prestar una tutela preventiva a los derechos (aunque ya
se vio que la tutela de remoción no previene nada, sino reprime).
 Tampoco es correcto entender que auténticas tutelas de derecho material como
la inhibitoria y la de remoción del ilícito pueden estar “reconocidas” o
“consagradas” en una norma procesal, porque se estaría
confundiendo tutela con técnica procesal. Menos aún que aquellas tutelas estás
reconocidas por la Constitución, pues lo que ésta garantiza al consagrar el
derecho a un proceso justo (o debido proceso o la denominación que sea
empleada) es la exigencia de que el proceso sea apto a tutelar adecuadamente
el derecho contra un ilícito.
 Finalmente, es necesario distinguir estas tutelas del derecho de la tutela cautelar,
de la tutela satisfactiva anticipada y de la técnica anticipatoria. Siendo parte del
ámbito de la tutela satisfactiva, la tutela inhibitoria y la tutela de remoción del ilícito
(como resultados en el plano del derecho material) pueden ser anticipadas a
través de un proveimiento anticipatorio (producto del empleo de la técnica
anticipatoria) con el cual se prestará la tutela jurisdiccional más idónea para lograr
dicha satisfacción. Se trata, por tanto, de una tutela (satisfactiva) anticipada
que satisface el derecho inhibiendo o removiendo el ilícito que lo afecta. Asimismo,
el derecho del cual emana la tutela inhibitoria y la tutela de remoción de ilícito,
naturalmente, también puede ser asegurado. Por lo tanto, tampoco hay que
confundir dichas tutelas con la tutela cautelar, a pesar de ser ésta, también, una
tutela del derecho, sólo que no tiene como función satisfacerlo.
TUTELA SATISFACTIVA

 En la misma línea, la tutela de Urgencia Satisfactiva,


según el autor Rosario Domínguez, “es aquella que sirve
para asegurar la tutela efectiva en la oportunidad
adecuada conduciéndonos; así a la búsqueda de
nuevas y diversificadas técnicas adaptadas a la
características y exigencias particulares de ciertas
situaciones para las cuales el proceso de conjunción
común resulta, estructural y funcionalmente,
inadecuado.
TUTELA DE SEGURIDAD

 FALTAAAAAAA NO ENCONTRE
TUTELA PREVENTIVA
 La idea de la tutela preventiva es más bien evitar que la fractura, agravio o lesión de derechos se
produzca, es decir esta tutela busca prevenir el fenómeno de la lesión de derechos, esto es, que la
actividad de los jueces en vez de recomponer un conflicto, lo prevenga, asimismo evitar la
repetición de la lesión de derechos.
 Es un poco difícil introducir en la mentalidad de los operadores del derecho la idea de una tutela
preventiva, pues lo normal y común en nuestra medio es acudir al órgano jurisdiccional en busca de
tutela, pero cuando ya se ha producido la afectación de derechos, sin embargo esta modalidad
de tutela diferenciada permite que el servicio de justicia a través de sus jueces, manejen la
posibilidad de otorgar tutela jurídica en casos concretos, sin esperar que se produzca la violación de
derechos, sino más bien con el objeto de prevenir esta vulneración, es por ello que promovemos el
uso de dicha tutela por parte de nuestros jueces.
 En casos concretos, el auxilio del Estado como único ente para el otorgamiento de tutela
jurisdiccional puede llegar «antes de» y no necesariamente «después de», como ocurre en
circunstancias normales en nuestro sistema, la limitación para el uso de este tipo de tutela
diferenciada está vinculada a la achatada visión que se tiene de la actividad jurisdiccional, dentro
de la cual se piensa, que sólo se ejercita función para resolver conflictos que tienen que ver con
privación de derechos, reconocimiento de los mismos, resistencia a un interés o derecho, etc. Es
decir, cuando el caldo de cultivo del proceso es el conflicto, cuando debería ser todo lo contrario,
pues el servicio de justicia, puede otorgar tutela previniéndolo (el conflicto) este pues, es un rol que
debe incorporar a su función el juez de hoy, esto lo acercaría más al rol social que debe
desempeñar, haciendo a su vez que la tutela del Estado resulte más efectiva. Como lo señala
Eugenio Llamas parece obvia la popular preferencia del «prevenir» sobre el «curar»
 La tutela diferenciada preventiva se muestra pues, como un instrumento idóneo para
que el Estado a través de sus jueces ejerzan prevención de conflictos, especialmente
en el aspecto del derechos de daños a personas, al medio ambiente, derechos del
consumidor, a prevenir situaciones obstructivas en el proceso y en general en
situaciones en las que sea posible prevenir la vulneración de derechos o la repetición
de esta vulneración. Se trata de un otorgamiento de tutela «a priori y no a posteriori».
 No obstante que esta modalidad de tutela diferenciada se presenta como una
tendencia del Derecho Procesal actual, ya CALAMANDREI - como sabemos clásico del
Derecho Procesal - nos esbozaba la existencia de la tutela preventiva al señalar que
en ciertos casos, también nuestro sistema procesal admite que el interés suficiente para
invocar la tutela jurisdiccional pueda surgir, antes de que el derecho haya sido
efectivamente lesionado, por el solo hecho de que la lesión se anuncie como próxima
o posible: en estos casos, la tutela jurisdiccional en lugar de funcionar con la finalidad
de eliminar a posteriori el daño producido por la lesión de un derecho, funciona a priori
con la finalidad de evitar el daño que podría derivar de una lesión de un derecho de
la que existe amenaza todavía no realizada. Se habla en estos casos, en
contraposición a la tutela sucesiva o represiva, de tutela jurisdiccional preventiva, en la
cual el interés para obrar surge o no del daño sino del peligro de un daño jurídico
 Como se sospecha el uso de la tutela preventiva tiene muchas
ventajas para prevenir conflictos en el seno de una sociedad, no
obstante que existen posiciones que siembran obstáculos para su
aplicación, lo cual no hace sino reflejar que la visión (de algunos)
formal y estática del proceso no permite el ejercicio de la tutela
preventiva, cuando el proceso como hemos dicho debe responder
a las expectativas actuales de los usuarios de justicia, debe ponerse
al servicio del justiciable, debe responder ante la exigencia de
problemas sociales que necesitan respuesta idónea del órgano
jurisdiccional. En general, la idea de la tutela preventiva está
vinculada, a un actividad del órgano jurisdiccional de aplicar en
casos concretos medidas destinadas a evitar se produzca
afectación de derechos o resolver de manera preventiva
situaciones potencialmente conflictivas
TUTELA INHIBITORIA

 Marinoni afirma que: “La tutela inhibitoria se destina a impedir la violación de un


derecho. Más precisamente, ella puede volver a impedir la práctica de un acto
contrario al derecho, o también su repetición o continuación”. Es la tutela
especifica a la protección de los derechos inherentes al ser humano, objeto de
la presente investigación, como ya lo indicamos la tutela no implica la dación
de la sentencia ahí no acaba la tutela se necesita: “una sentencia que tenga
que interferir sobre la realidad, pero que este desprovista de medios de
ejecución, no sirve para la prestación de la tutela de derecho, y como tal
constituye “una nada”, al menos si se considera la tutela prometida por el
derecho natural” Marinoni Se refiere a que la sentencia en una tutela inhibitoria,
siempre tiene que estar provista de medios de ejecución porque se ordenan
prestaciones de hacer o no hacer. Lo que se busca es que se deje de
amenazar o cese la vulneración de un derecho. Dicha sentencia tiene que ser
resultado de un contradictorio, de una audiencia e inmediación.
 Asimismo Marinoni afirma que “Es poco más que absurdo imaginar que la
tutela inhibitoria puede ser su instrumento de la tutela resarcitoria, pues esta
última acepta la violación del derecho. Lo que es preciso, para una efectiva
tutela inhibitoria, es una acción de conocimiento que pueda otorgarla. En
tanto, es necesario un procedimiento con técnica anticipatoria y sentencia
adecuada a ella (mandamental o ejecutiva)”. Entonces concordamos con
Marinoni que una tutela inhibitoria tienen que ser tomada como técnica
procesal autónoma, en un proceso de conocimiento, donde no se busque la
reparación patrimonial del daño, buscando mas bien una orden o sentencia
judicial y que ello se pueda ejecutar dentro del mismo proceso que tendrá que
ser previamente con contradictorio. Siendo que “En cuanto a la prueba la
tutela inhibitoria, el juez deberá exigir sólo la probabilidad de generación o
repetición de un acto ilícito, y no la probabilidad de ocurrencia del daño
(eventual consecuencia del ilícito)”
TUTELA DE REMOCION DEL ILICITO
PERU
 Siendo parte del ámbito de la tutela satisfactiva, la tutela inhibitoria
y la tutela de remoción del ilícito (como resultados en el plano del
derecho material) pueden ser anticipadas a través de un
proveimiento anticipatorio (producto del empleo de la técnica
anticipatoria) con el cual se prestará la tutela jurisdiccional más
idónea para lograr dicha satisfacción

También podría gustarte