Está en la página 1de 28

SERMÓN PANEGÍRICO

DE
MARÍA SANTÍSIMA
EN EL INSTANTE
PURÍSIMO
DE SU SER

predicado por
Fray Juan Guerra

El Escorial
1714
ORACION SACRA
SERMON P A N E G Y R I C O j
D E M A R I A SANTXSSXMA
EN EL INSTANTE PURISSLMO
DE SU SER,
P R E D I C O L E

DIA DE LA CONCEPCIÓN,
PROXIME PASSADO,
E N E L R E A L M O N A S T E R IO

DE SA N LORENZO
DEL ESCORIAL,
EL PADRE FRAY JUAN GUERRA,
Predicador y PaíTante en el Colegio
de dicho Real Monaílerio.
Y LE CONSAGRA
A L I L V S T R I S S l M O SEÑ O R P A T R I A R C A !
de las Indias. |

C O N L I C E N C I A : j

En Madrid en la IM P R E N T A R E A L por JofephRodrígiiez


y Efcobar, ImpreíTor del Rey N. S. de fu Confejo de la 1
Santa Cruzada , y de la Academia Efpañola,
Año de 1 7 1 4 ·
AL ILÜSTR .“ 0 S E Ñ O R .
DON C A R L O S D E BORJA
Y CENTELLAS PONCE DE LEON,
PATRIARCA DE LAS INDIAS,
A r z o b is p o d e t r e p is o n d a ,
D E L C O N S E JO D E S U M Á G E S T A D , J U E Z
Eciefíaftico O rdinario de fu R eal C apilla, C aía, y C o rte;
y icario G eneral de fus E x e rc ito s, y A rm ad as, y A d-
miniftrador G eneral de los H ofpítales Reales dellos,
hijo de los E xcelen tísim o s feñores D uques
de G an d ía.

Ste pequeño E n t e , que en efíe R ea l


M onafterio de San Lorenzo del E £
c o r ia l, a impulfos de fuperior pre­
cepto , y a treguas de la tarea E íc o -
laftica, tuvo principio en mi id ea,
y acabó fu aliento en la voz, ofrece
a la s aras de V . S . I. no la plum a,
fino raí p ech o ; no la vo z, fino mi voluntad. N o fe a tre ­
ve mi afe¿to fiar fus lealtades, a quien puede vfar de trai­
ciones. Deícleña mi rendimiento encom endar fus reali­
dades , a quien puede gaftar ficciones. Y pues ta l vez la
vo z , y la plum a faben fin g ir ; apela mi lealtad á las ve r­
dades del coraron ,d e donde fale por jufticia dedicado a
V . S. efte corto obfequio.N o fe hallo con otro m ayor m í
cortedad , que a te n e rle , quedara m ejor puefta m i anda.
E fte es tan pigm eo en el cu e rp o , que no parecen bailan­
tes todos los esfuerzos de mi a f e it o , para hazerle falir
del fuelo. Tan falto de alma , que folo sé que la tu vo,
porque me dixeron que la perdió. R ara brevedad d e
aliento aq u ella, de quien fabem os que vive , folo porque
A 2
fiihémos qüe muere. Efto le íucedió a eñe mal animado
parto, indigno , por fer mió, de otro m ayor aliento. Bien
que tuvo otra fuerte en fus ¿en izas, pues le hizicron a l­
gunas no merecidas honras. Pero lo inanim ado antes
aviva mi o fad ia, que a tra ía mi m odeftia. Pues por effo
paila a folicitar la alm a, que le falta en fu pequeño cuer­
po , defde el terreno origen de mi humildad , hafta el al­
to Cielo de la foberania. N o es efto culpable atrevimien-í
t o , fino R eligiofo defeo ; pues quien por lograr vna a l­
ma , no atropella qualquier ríefgo ? A quel artificíofo ro ­
bo del rayo íolar, dequien haze mención Piccinelo, aun­
que no fuera fabula , pudiera fervirle á Prom etheo de
difeulpa , quando fue por introducir vida a vn infeníible
fic.MuÁ, bulto. Ser V , S. I. S o l, es tan claro com o la luz : con me­
jttnb.lib· j nor fundamento lo dixo de fu O fyris el E g y p c io , que lo
f>t i é 8« afirma de V . S. mi carino ; pues no folo fu grandeza lo
m ueftra, pero aun hafta fu nombre lo publica. C A R L O S
C A R A L U X . A o ra fi que recibiendo de V. S. efte inani­
mado bulto la luz que defea,lograra la vida que no tiene.
A ora í i , que á benignos R ay o s, á am orofas Zen tellasd e
tan claro S o l , cobrara ardiente esfuerzo, moftrando ce^
leftial fu origen.
Igneas eft Uli v ig o r , calejih origo.
V it g . 6 .
¡u£m<t. A ora fi,que dexando de fer c a d a v e r, renacera qual Fénix
á nueva vida. Y íi efte fo go fo volante Com eta debe al
Sol fu renacencia, co n ta l reconocimiento de gratitud,
que luego que fe vifle de airofa P rim a ve ra , el nido que
fue flamante pira a fu O cafo , confagra al Sol agradeci­
do en fu Oriente, conftruyendo altar aromático , al q u e
poco antes fue funeral hoguera: Sucederá aora lo mifmo
a efte Panegyrico (que por lafingularidad de V .S . fera
vn F é n ix , que no es fábula.) Serviránle las zenizas de fu
O cafo , para principios de fu O riente. T ro cara fus def-
mayadas zenizas en ardientes esfuerzos, porque le ani­
maran Zentellas. Y íendira cultos al m ayor lu m in ar, que
le
le dio a lie n to ; a la mejor iu z,aq uien debe fu vída.M uer-
tos R e c e l a naturaleza al M onarca de la Selva fus alum- ■
n o s , y los refufeita a bramidos, Sigo el rumbo de la na­
turaleza,ofreciendo al León efte inanimado p arto,lo gra-
ra vna voz de etern idad , logrando la m enor voz de V . S .
Y en reconocimiento de tan nobles adquiridos alientos,
paííara a adorar reconocido fus plantas. So lo por el lado
defta vital dependencia pudiera tener efte obfequio al­
gún vifo de lifonja ; pero íi efta ordinariamente fe ladea
a la m entira, común achaque de la am b ició n ; fíendo en
mi la dependencia , no de pretendiente am biciofo , fino,
de vn afe& o reco n o cid o , mal haria la malicia íi notafle a.
mi cuidado de lifonja. H allo difícil en la alabanza cum­
plir con el mérito, y la modeftia. Q u e q u a n d o e l m érito
excede , pide de ju íticia, que el Panegyrico fe remonte;
y quando la modeftia fe humilla , fe ofende de que las
prendas fe enfalcen. Buen re m e d io , dize P linio, con dis­
creción. Pongafe tal cuidado en la retorica , que de tal
fuerte temple la ponderación, q u em a la virtud le fa l­
ten aplau fos,ni a la m odeftialefaquen c o lo re s : Nee mi-
ñas con/iderabo quid ¿itires tuco pati pofsint, quamqu'td virtu- q>aneg n
tibus debeatur. A caber en todas las atenciones de mi dif- Tm .
curfo las muchas calidades de V . S. perdonarm e tenia fu
m odeftia , porque huviera de moleftarle mi pluma. P ero
fojo dirá mi reconocim iento lo que en otra ocafion dixo
Pedro Blefenfe á cierto Prelado:N o» m<vtnimmVontificem, pett
ttdso focUlsm , adeo memifeftum , adeo in omnes munificentias,, ep, j
liberalitates effujfum. Q ue viíible, qué tratable , qué pa-
tente le halla a V . S. íiempre la neceísidad del afligido , y
la aflicción del menefíerofoi Q ué benigno en las afliccio­
nes ! Suave a la quexa! G uftofó á la agena alabanza I M as
com o no ha de fer con todos benignam ente apacible,
quien para todos es generofam ente lib e ra l! Pues com o
dixo V alerio M áxim o , íiempre fe acompaña con la libe­
ralidad , la humanidad, y clemencia, ; litcra liia ti, %ua¡
V aler. \{<t~ thres commites, qihvn bmnanititem , ф chm m tlm . E n la li­
xim .ltí. 5 . beralidad es V . S. t a l , que dexa de tener para fu cotiiodi-
cit¡>. I· de dad , íiendo todo para el beneficio : P rivata parcitas libe-
ele-
ralit ates publicas en u trivit, d ix o , y muy bien C aíiod o ro .
meitt·
Сл/igd. i . D e eftos e fe o o s bien fe conoce, que alta providencia p u ­
Var.cab.í, fo а V . S. en la elevada Silla de P a tria rc a , mas para vti -
Hdad com ú n , que para conveniencia particular. Afsi lo
dixo , creo con m enor razón , Plinio a fu T rajano: Nec te
propria cupiditas y fed aliena vtilitas Principan effecit. No.
h ago memoria de los méritos de V .S . de fu mucha noble­
za , porque eíto fuera hazer de la dedicatoria volum en;
y también porque no necefsitade las imperfecciones de
mi p lu m a, lo que fe halla eferito en los Anales de la fa­
ma. C on el am paro de V .S .lo g ra ra e fte mi primer arrojo
bénia, merecerá algún agravio. Aquel M áxim o d élo s
D oiftoresm i Padre San G eronim o eferivió vna m yftica
E xp o íicio n fobre Abdias P r o fe ta , que por fer primer fu-
dor de fu eítudio, llam ó hum ildem ente primera tem eri­
dad de fu ingenio ; y quando la juzgaba defpojo de la
lla m a , la halló em peño del cuidado. Y al coníiderarla re-
fu e lta e n z e n íz a s, la efcuchaba refplandecer entre ala­
banzas : Sptrabam·^ dice el Santo, /» fcr'miolis latere, qu o i
ferípfer&rn , & ingenioli тег р г т ш temeritatem ignibus ver­
S . fíieron .
beran?. Cum fubito de Italia afertur extmplar aquodam itt-
apud Sixt.
Se n .li ¿.I.
vene tot annis , quot ego fcripferam , laudante™ opafculmn
ты. тент'.'.: Ule pr<edicabat, ego erubefcebam, L o que logró mi
Padre San G eron im o por fu ingenio, pretendo yo lograr
por el auxilio de V . S. a quien guarde el C ielo para glo-
rioío lu ftre, y aumento de la R eligión Catholica.

Iluftrifsimo Señor,
B .L .M .d c V .S .L fu mas humilde Capellan.

Fray Ju a n Guerra Vgon.


C E N S U R A ,? A PRO B ACION T>E L R E V E R E N D 1S S í MO
Padre Maeflro Erav Pedro Reynofo, LeBor Jubilado en Sagra­
da Theologia, Predicador de f u Magefiad, Calificador del Santo
Oficio, Revi/ar por f u facultad de las Librerías y Vifitador
General de la Orden de nueftro Prdre San Geronimo
en los Reynos de Cnßilla}y Leon.

E orden de V . Reverendifsima Ke leido el Sermon ,que


D en el RealMonaft'erio de S .Lorenzo delEfcorial predi­
có el P.Fr.JuanGuerra,Predicador,y Paliante de fa R ealC o-
lcgio,en el dia de la Purifsima Concepcion de Maria Señora
nueftra.Ser yo hijo de aquellaReaICafa,y fer elAutor mi dif-
cipulo, pudieran hazer fofpechoia mi cenfura: puesfiendo
cierto,q es gloria del Maeftro la (abiduria del difeipulo: Glo­
ria Patris efifilias fapiensj y no menos fabido,que las ceniu-
ras, ö alabanzas, han de eftar mas que en las propiias en las
lenguas agenas-.Landet te alienas,& non os tuum ,extraneusy0 “
nonlingua íwaiPudieran juftamente apartarme de dar al Pa-
negyrico fu alabanza,y alAutor,por smbos títulos de mi vo­
luntad correfpondido, la cenfura.Efto no obftante,por obe­
decer el precepto de V.Reverendifsima, dexando ambos tí­
tulos al olvido,y tornando el de rígido cenfor: foy de fentir,
que ademas de la agudeza del diícurrir, facilidad en el apli­
car > afluencia no pequeña en el amplificar , y difcrecion
grande en el elegir, en que manifiefta el Autor defte Sermon
lo bien empleado de fus primeros eftudíos,y que como doc­
to , profert de thefauro fuo nova , Ó'vetera: N o contiene el
Sermon c o fa , que defdiga de la pureza de nueftra Santa Fe
Catholica, do£trina délos Santos Padres, ni que contradiga
a las buenas coftumbras: por donde es digno de que V .R e ­
verendifsima le conceda la licencia que pide, para darle ä la
luz publica. Afsí lo fiento, falvo meliori, & c . En efte nuef­
tro Monafterio de la Concepcion Geronima de Madrid. En
L>5. de Enero de 1 7 1 4 .
Fray Pedro Reynofo.
L I C E N C I A DE LA O R D E N .
' 1

Os el Maeftro Fray M iguel de la Concepción , Gene-


ra| de la Orden de nueftro Padre San Geronimo.Por
la prefente damos licencia, para que obtenidas las demás,
que lean necesarias, fe pueda dar á la eftampa el Sermón,
que predicó el Padre Fray Juan Guerra , Predicador , y
Pafíante de el Real Colegio de San L oren zo , en la Fefti-
Vidad de la Purifsima Concepción de Maria Sandísima
nueftra Señora. Atento á que de comifsion nueftra ha lido
vífto·, y examinado por e lR .P .M . Fray Pedro R eynofo,
Calificador de el Santo O ficio , Leftor Jubilado en T h eo lo-
gia,, Viíitador General de nueftra Orden , y Predicador
de fu M ageftad; y no contiene cofa alguna contra nuef­
tra Santa F¿ Carbólica , doctrina de los Santos Padres, y
buenas coftumbres. En teftimonio de lo q u a l, mandamos
dar, y dimos las prefentes, firmadas de nueftro nombre,
felíadas co n elfeílo de ntieíiro oficio , y refrendadas de
nueftro Secretario. Fechas en nueftro Monafterio de San
Gerouimo de Jefus d éla Ciudad de A v ila , en veinte y cin­
co dias de el, mes de Enero de mil fetecientos y catorce
años,
Fray Miguel de U Concepcíortt
, : ,„ r General.

Por mandado ác nueftro R m o. Padre Genera}


fr a y Manuel de Pedro/¡i,
Secretario General.
C E N SU R A D E C 0 M I S S 1 Q N P E I ORDINARIO¿
dada por el Rmo* V. Fr. Franeifco Palanca , Leftcr Jubilado,
Calificador de la Suprema , Examinador Synodal de efte Ar-
fobifpado , y Provincial de ti Orden de los Mínimos
de San Francifco de Paula en las dos
Caft illas.

E orden del Tenor Licenc.D.Ifidro de Porras y Mon*


D tufar /Teniente Vicario defta Villa de M adrid, y Tu
Partido , he vifto efte Sermón de la Purifsima C on cepción
de Nueílra Señora, predicado en el Real Monafterio de San
Lorenzo del Efcorial por el P.Fr. Juan Guerra , Predicador,
y Paflante Theologo en el Colegio de dicho R eal M onas­
terio j y aunque me aísiftiu algún conocimiento del florido
ingenio, y preciofo talento, que en fus eftudios fíempre con
aceleradosaumentos manifeltaba, adoleciendo con la edad
en fu mente la fabiduria, efte Panegyrico me ha confirma­
do en la opinion concebida, y acrecentado experiencias de
mayores lucimientos.Porque,qué preciofidades no fe deben
efperar de tan rica vena?Si efta planta del celebrado Vergel,
y Real Seminario del Efcorial, en la Primavera de fus eftu­
dios fe defcuellaen tan hermofas flo re s; qué frutos no fe
deben prometer en m ayores, y mas adelantados empleos?
Leile con atención, y fin moleftia, porque puedo decir con
Seneca : Tanta dulcedine me tenuit, & tra x it, v t illum fine Stnee. tj>.
vlla dilatatione perkgerem. En él la hermofura de las vozes 4 j .
deleita, lo vivo de los conceptos fuípende, la copia de no­
ticias tan compendiada admira, la piedad ázia el aflumpto
edifica, cumpliendofe en efte epilogo de eloquencia lo que
dize el Divino Efpiritu : Sicut qui tbefaurizat, ita & qui ha- ^{C¡t Ct ^
norificat matrem fuam* Emplea todo el refto de íu ingenio,
y de fu facundia.en honrrar á MariaSantifsima por Madre
de Dios, concebida en original pureza, y Madre común de
to d o s; y de tal em pleo, qué puede refultar, que no fea vn
£>reciolo teforo? T al me parece efte Panegyrico , y que en
él no fe contiene cofa que defdiga de nueftraSanta Fe, y R e ­
ligión* antes bien es vn hermolb atado de flo res, que fe ex­
hala en fragrancias de la mas CUriftiana piedad. Por lo
qual merece con juila razón la publica lu z , que folicita.
ACsHft f^ n to e n eít« d ; nueftra Señora de la Vitoria de
8 M*»
M adrid, Enero diez y nügVS de mil fetecientos y catín:*
cc años.
Fray Francifco Palanca.

m lili mmmwi in ... lll «— ,■ mm —

L IC E N C IA DEL O R D IN A R IO .

Os el Licenciado D . Ifídro de Porras y M ontufar,Pro-


N tonotario Apoftoiico , Juez in C aria del Tribunal de
la Nunciatura de E fpaña, y Teniente de Vicario de cfta V i­
lla de Madrid, y fu Partido, & c . Por la prefente , y por lo
que a Nos toca, damos licencia paraque fe pueda imprimir,
é imprima el Sermón Panegyrico de Maria Sandísima en el
inflante primero de fu S é r , predicado por el Padre Fr. Juan
G u erra , Predicador, y Paííante en el Colegio del R eal M o-
naílerio de San Lorenco del Efcorial. A te n to , que de nuef-
ira orden ? y mandado fe ha vifto , y reconocido , y parece
que no contiene cofa que fe oponga á nueftra Santa Madre
Ig le fia ,y buenas coftum brcs,ni tam pocoánueftra Santa
Fe. Fecha en Madrid á veinte y tres de E n e io , año de mil
fetccientos y catorce.
>
Lictne, D ’ JJidro de Porras
y Monta/ar*

Por fu mandado,

Gregorio de Sotoi
Jid a r U , de qu a n a tm ejl· Iefu s. Matth.cap. i»
L O S Elogios de vueílra primera Gracia
fe confagran o y , Señora r mis rendimien«
tos: á iasalabancas del inflante Purifsimo
de vueftro Sér,. fe dedican mis difeurfos.
SoberanoTemplo ha encontrado mi ofía-
día3parajrefugio de mi ignorancia! Aun á
vifta de la gravedad del teatro , y grande­
za del aíTumpto, ha perdido mi intrepidez el reípeto al peli­
gro. O Señora , y dueño m ió ! N o teme mi cortedad ane­
garte en el golfo de tus elogios aporque ay rieígos tan hon­
rados , que hazen apetecibles ios precipicios. Es vueítra
gracia tan grande , que no podrá deslucirla mi ignorancia.
Qué le ofenden al Sol las nubes, fi fabe formar el trono de
fu luz, de las raifmas obfeuridades ? Es vueílra Pureza, qual
yo nosédezic. Cuidadofa mi veneración, fe ha refugiado
al Evangelio 5 y quando crei hallar en él algún defahogo,
veo que el Evangeiifta fe vale del ülencio: no me admira,
quando sé que no ay eloquencias para las grandezas , ni ( 4)
colores para las foberanias. Para lo íoberano no fe hizo la Makjhth
v o z , fino el refpeto. Para la reverencia ion viílbies Jas dei- ex long'm-
dadesí manifieítanfe al c u lto , pero fe defdeñan al contrac- quo reve­
to. (A) rentia.T<t
, N o sé que fe tiene lo p reciofo , que a fuer de ta l, fiempre cit. Hb.
efta mas oculto} todo lo criado defengañadamente nos enfe- i . Ann.
ña, que retirar fus preciofídades la naturaleza, no fue avari- Tiritas co
cia,litio eftimacion: En los retiros de la furiofa impaciencia cíliat tyf<t
del Mar, fin hazer melindre de lo tofeo de la concha, impa- reím admi
.dente por beber el virginal rocio de la mañana , concibe fu rationem.
efplendor, la que candida porcion de aquel llanto celeñial, Apulei.
hija de las lagrimas del dia, enjuga los cuidados de la Auro- de deo
ra. DeJ^Penía.ha,blo,:j Eííe ambidofo patto.de los tiernos Socrat.
. . ' Bz def-
4
defperdicios de la mañana, boftezo nacarado , con qoíefli
defpierta foñoliento et día, rompe la concha á los templados
enojos de fu luz , fedienta de las ternuras que detrama , y
enjugando á la A !va íu fcntimienco, haze fu llanto predofo;
pero tan oculta fe concibe fu lu z , que, ó la profundidad del
Mar es fu domicilio, ó fi fu impaciencia la defdeña, fe vate
de las quiebras de vn peñaíco para ocultar los fondos de fu
efplendor.
Es la Granada vn hermofo coronado incendio, que expli­
ca al Sol benignamente fu enojo , vna encendida imagen de
ios prefacios del dia ,vnos roxos crepufculos de fu Orien­
t e , vn eípejo del S o l, donde fi fangrientamente fe copia
en fus candidas telas, como entre nubes fe oculta ; y apri-
íionando aquella República vergon^ofa de honeftidad, mi-;
tiga con la nieve de fus túnicas, todo aquel piélago de in­
cendios. Es el Diamante vn epitome de aquella fuprema
lu z , vn com pendio, donde refume fus atenciones el Sol,
vna imagen tan atentaá fu dueño, que haze nube pará
apagarfe la nevada túnica, donde fe efeonde. Todo el pefo
de vna montaña oculta el oro en la mina, viviendo tan re-í
tirado, que aua la codicia humana, íiendo tan perfpicáz, no.
le regiñra.
Preciofa Perla íe formó en fu primer inflante María,’
puesá pefar de los golfos impacientes de la culpa, íe conci­
bió tan lexos de tenes m ancha, que a benignos influxosde
la gracia, la bebió todo fu luftre, y efplendor. R eal Grana-*
d a , ya por el recatado incendio de Pureza con que fe ador­
na, ya por la Diadema d e R e y n a , que ciñe. Diamante fir·*
me, E fp cjo d elSo l; pues copió en sí la Imagen de aquella
fuprema Luz. Oro noblemente acendrado á las amoro-
fas anlias del Divino Sol. Luego fiendo Maria , Perla prei
ciofa, Real Granada, Diamanté firme, Oro fino; natural es,
que qual la Perla en la Concha , los granos en la Granada,;
et Diamante en fu túnica, y el Oto en la mina; efté fu C o n ­
cepción tan retirada , que no aya perfpicacia que la re*
giftrc.
A efta breve claufula : De qua natus efi U fas, reduce él
Evangeiifia los Elogios de tan alta Pureza. Y eito me pare­
ce que e s , querer abreviar en vna Concha, los Mares; pero
o budiferefo elEvangeliíta con ¿Vidria * como quien pre-i
5
¡rende dibujar todo el Orbe gt> vft pequeñuelo Hético , que
para proporcionar lo dilatado de la id ea, a lo eílrecho de
la tabla , procura abreviar fu grandeza , defpicando def-
pues con el titulo la injuria. Intenta el Matemático deferi-
bir al Mundo en vna tabla, y como no es capáz lamina tan
breve, de Imagen tan grande , no puede delinearle todo j y
en fatisfacion del agravio , pone al Mapa cfte titulo : Def*
cripcion de todo el Mundo. C om o todo el M undo, íi folo fe
divifan algunos Lugares ? Es verdad; pero no caben to­
dos : y rendirfe á la impofsibiLidad, no es agraviar fu mag-¡
nitud.
Bien quiíiera el Evangeliza reducir al papel, la grande
gracia con que en fu primer inftante fue adornada mi Se­
ñora ; pero v e o , que no paíTa del titu lo , y de fu Soberana
Maternidad: Marta , de qua natus ejl le fus. Algunos Pa­
triarcas , Principes, Reyes ^ y Capitanes ponen: F ilij Da­
vid, fitij Abrabamy&c.pzm fu Concepción en gracia la calla,
y con efte filencio parece queda agraviado el titulojpues no
queda,fino engrandecido. M ayor es el Mundo >que la Ma-
thematicaDefcripciompero faltar á lo prometido,no es con-
fequencia del olvido , uno ilación de fu magnitud; porque
como el mifmo titulo manifieíla, que todo el Orbe no fe
puede cumplidamente delcribir, por exceder las margenes
del papel, no es negar la grandeza que tiene , fino declarar
auténticamente que no cabe. A l imitar efte eftilo el E van­
geliza , pone el titulo : Mw'U : Deferípeh a de Maria.Y co·»
mo al poner fu Concepción en g racia, reconoció la impof-
fibilidad , recurre á fu maternidad Soberana. Porque le
pareció mas fácil delinear la Madre de vn Dios , que
deferibir todo aquel hermoío trozo de la gracia. Era larga
Provincia la de fu P u reza, para estrecharla á las margenes
del papel*
Siempre ha advertido mi cortedad al filencio defta gra­
cia , mas como teñimonio de fu grandeza, que como argu­
mento del olvido. Soy de fentir, que tanta pureza fe explii
ca , con lo que no fe explica ; porque todo lo que íe expli­
ca , fe mueltra limitado. T o d o 1o que no íe explica, ni pue­
de explicarle, fe oftenra infinito: y para femejanre gracia,
no ay explicación en todo lo lim itado, porque fe eCÍiendc
fa grandeza a lo infinito. N a ,cau¿s eítraíkza 5Í termino
infim toytjuécom o'diz'ec! Angélico D o & ó r, la dignidad)
(S) de Madre de Dios no es intinira en rigor , pero tiene vn*
D . Tho. como infinidad. (B)Porque la relación Real (C) que dize de
i.p.q.2 5 verdadero principio á v n fupuefto D ivino , la eleva a tan-
arc.ó. ad ta grandeza, que no halla la grada term ino,Por elfo, para.
3. explicar el-Evangelifta efta gracia, folo dize , que efta Se-i
(c) ñora es Madre de D io s, porque diziendo, q u e fe c o n d -
D , Tho. be para Madre de vn Dios, no encuentra fu razón otra co-.
3-p .q ,j5 faquedezir.
are,5. M uy de n o ta re s, que mereciendo elogiar al Supremo,
Artífice todos los vifibles rafgos de fu Soberano brazo , no;
le merecieííe alguno la hermoíá fabrica del Cielo. N o fe
halla con expreísion fu elogio. Pues como alabando la luz,
engrandeciendo á los A ftro s, (D ) y agradandole las flores,
G e u e fi. tanto, que haziendo gloria de lo acercado, ocafiona nue
va lifonja á lo b ello , no haze memoria de fu mas lucido Pa-,
lacio ? Tam poco pudo merecerle vna tan hermofa fabrica-
N 0 fue olvido , ni corto mérito de fu hermofura , fino e?
mas primoroío elogio de fu belleza. Ha celebrado de graii-l
des al S o l, y á la L u n a , y ha dicho, que fiendo tan grandes
A ftro s, fó pufieron en el Cielo. Pues qué mayor alabanca
para la grandeza de eíTe fitío , que dezir, que en él fe fiaron
tan grandes Aftros ? Porque diziendo , que en él cabe la
grandeza de vn S o l, con qué rayos fe hade copiar lam a-
geftad de fu luz? C on que viene á fer el Hiendo el mayoe
teftimonió de fu grandeza.
Para alabarla gracia de M aría, no halló el Evangelifta
otro m edio, que dezir, que fe concibe para Madre de Dios;
porque diziendo, que fe concibe para Madre de toda la Luz»
qué mayores rayos para copiar fu efplendor ? Venero en el
Evangelifta el Hiendo; pero intrépida mide vocion intenta
correr las cortinas á efta enigmática hermofura, y regiftrar
los primores de fu belleza; Í1 fuere culpable atrevimiento,
fifcalicenme en el Tribunal del amor. Confieífo el exceffa,
pues- íi á vífta de tanta luz teme deslumbrarfe vn Evangelif­
t a , qué debiera temer mi cortedad í Pero cegarfe , Señora,
á vueítra lu z , es vn amable riefgo , que haze ambicioío el
precipicio. Caer ávueftras plantas, parece ruina, y es la mas
apetecible gloria, lluftrad, Señora, mi corto entendimien*
t o , para que no os.desluftrc mi ignorancia. Hazed. que no
os ofenda, yá que no Os fírVa. Paca dezir algo de vüeíha
Pureza , Dios me dé fu g racia: A V E M A R ÍA .

Marta dequarntus ejl lefus. M a tth . c a p . t .


Ue María fue concebida en Gracia, nueftros cultosló
Q veneran. Qpantos fueron los primores de fu Pureza,
“ ■nueñros difeurfos lo ignoran. N o fe permiten á hue­
llas flacas eftampas fupremas, ni fe dan á morrales atencio­
nes elogios foberanos. El del Evangelio fe reduce á dezir,
que María es Madre de Dios : M aria de qua natits eji Ie/uu
Pero efta mas parece confufion de tiempos, que declaración
de fus grandezas. Porque.celebratfe Madre , al tiempo que
íe concibe, es violar los eftatutosde la edad , y traftornat
los fueros de la naturaleza. L a común reipuefta e s , que los
ticulos de fu Maternidad fon los derechos de íu preferva-
cion. Pero eñe parece in vido argumento para probar en
Maria íu Concepción en Gracia, pero no parece eficaz para
monftrac Los realces de fu Pureza. Y ya la Concepción dsfta
Señora no permite argumentos que la convencan , fino ref-
petos que la veneren. Eftoy convencido á que la Natividad,
y Concepción del Hijo es el mas alto argum ento, para pro>
bar en la M adre, no folo fu Concepción en G racia , fino
tambien.para monñrar los timbres de fu Pureza»,
Para formar mis racionales conjeturas , me es for^ofo
.correrá lo Divino las cortinas: ay vn arbitrio en las Efcue^
la s , para engañar nueftras cortas compreheníiones: Q uan-
;do vn fugeto por alto no fe puede difinir., para penetrarle
el di&urío .quanto puede,le dcícribe, ya que no pueda
averiguarle las cauías >le penetra los efeá o s. Efta induftria
vfa la Theologia con las perfecciones Divinas , que íe ocul­
tan al difcurfo por íoberanas. Y es tal la primera.gracia de
.M aria, que para fu conocimiento es neceííario efte arbitrio;
porque fe roza tanto con lo D ivino , que obliga para cono­
cerla al mifmo eftilo. Conocer los primores de gracia con
que en fu primer inflante fue adornada efta Señora, fuera
penetrar las caulas; averiguar para que fue efta gracia, es
conocerlos efectos: pues.dize el E van g eliza, cediendo á la
imposibilidad dé penetrar tan fuperior Pureza , foquemos
por el efefto eL conocimiento de tan alta cauta : para que
fue adornada de gracia en fu primer inflante Maria ? Para
fer Madre de vn Dios Hombre : Marta de qaa natas ejl Iefus.
Si efte es el efecto , qual ferá la caufa ? Si tal es el Hijo , qual
lera la Madre ? Sali de vn golfo , y me hallo en otro , por­
que íi el efecto es Divino,hafta en el efc¿to,como Soberano,
fe perderá el difeurfo.
C rece la duda al v ér, que es contra leyes de Lógica expli­
car lo fácil por lo mas dificil. Mas alta es la gracia del Hijo^a
la de la Madre ; pues como explica: la de la Madre por la del
Hijo ? A tan alta duda piadofa difeurre mi veneración, que
aunque no es Divina la Concepción de Maria, excede tanto
á qualquiera Concepción humana,que es precifo para fu cor
nocim iento recurrir á vna D ivin a, y por eíTo el Evangeliza;
no hallando fimil hum ano, fe vio forjado á recurrirá vn
fimil Divino. Efte es el argumento , que el Logico llama
A partíate, y debe formarle de efta fuerte : N ace de Maria
Chrifto Dios , y Hombre: Maria de qtta mtus eji Iefus,qui vo~
[E) catar Cbriftus. (E) Concibefe.en ius purifsimas entrañas,
Match, c. vniendo las foberanias de fu ser con las humildades de nuef-
i· tro barro i juntando lo infinito con lo limitado, lo fupremo
con lo infinito : Reconciliavit itntna fummis. Hazebaxar
todo vn Cielo para juntarfe con la tierra.Pucs afsi en la cau-
fa admiración del efe&o,; afsi en la Madre á femejan^a del
Hijo : Concibefe Maria elevando nueftro fuelo á grandezas
de gloria; concíbete M u ger, pero con refabiosde Deidad;
farmafe de nueftra tierra, pero con primores de Cíelo· M a­
ria comunica á Chrifto el fer Hombre , Chrifto comunica á
M aria vitos de Deidad : Communicajli jnihi quod homo Jim t
communicabo tibí quod Deus fu m , dixo el Abad Guerrico.
(F) (G) O Soberana correfpondencia, como D ivina! De fuerte,
fiueaicus que por Chrifto baxa el Cielo á juntarfe con la tierra ; por
fer. 7 . de Maria fube la tierra á vnirfe con el Cielo, porque en fu for-
«AíTLimp;·. macion concurrió lo mas efeogido del Mundo , y lo mas
Vic-, elevado del Cielo. Efte es mi atíumpto , y el empeño de mi
diícurfo , probar, que para la fabrica de Maria fe tomaron
los mayores caudales de lo humano, y fe emplearon los ma<i
yores teforos de lo Divino.
Soy enemigo de hyperboles: a lef Juez de efta mercan-.
$
cía, yo la defterrira de losdiñrítóscie la razón.Son loshy-,
perboles hipocrefias del difeurfo, disfrazan vna mentira con
tales colores, que con las apariencias del parece, la dexan al
parecer de hermofo parecer; pero como es ficción, queda
de inuy mal parecer, li le quitan el parece. Son eítranos los
hypcrbolcs para alabar á M aria: no es necefiario mentir,
para elogiar fu Pureza. ( H) N o fuera tan grande fu Gracia, .
á n o eftatíu s elogios en el pais de las verdades. Ni fe formó '' '
D eid ad , ni lo pudo í’e r;p e ro n o pudo l’er mas de lo que [r&°
fu e : pues la adornó tan llenado Gracia el C ie lo , que pu- &,a f
do luzcr vezes de Deidad en la tierra,Psra qué trababa la va- n° n e¿ tS
nidaden eftudiarm entiras,fieftobafla paraUevarfelasad- onore·
miraciones? Bcrn.ep;
Siguiendo, p ues, camino tan feguro, firva de vafa al a
diícurfo las palabras de Maria al cap. i . de San Lucas. (I) r ?n‘ u&*
•Magníficat anima mea Domintm. D ezia, llevada de! afcáio 0 , 1 5 37*
de engrandecer á fu D ios, y arrebatada toda de efpiritu, , ''
M aría, mi alma engrandece á Dios.C^mo dize que engran- ^ c’ 1 * n*
d e c eá vn Señor, que ni es capaz de diminucion»ni aumen- ^ *
to ? Siguiendo la agudeza de Orígenes, (J) atan com anda- n y ·
d a , daré fingular refpucfta. Es Chrifto, dize Orígenes, Ima-
gen de Dios. Son nueftras almas imágenes de aquella Ima- H 111
gen. Con efte exemplo difeurria mi cortedad de elta fuerte. e:
Intenta el dieftro Pintor animar vna tabla con hermofos co­
lores, y el hábil Etlatuario introducir engaños de vida en los
jafpes. Gorre el yno lincas , y el otro cinceladas, y para lle­
nar los números al arte , eáudian como humanos Artífices
los aciertos en los errores, y para facar con perfección vna
copia, ó eftatua , arrojan muchas; y al paífo que íalen m as;
ó menos perfectas, queda el arre m as, ó menos engrandeci­
do. N o gaita enfayos quien es incapaz de errores; pero mi
cortedad ideaba al Supremo Artífice ocupado en la grande
fabrica del alma de Maria : coítóle tantos defvelos efta Ima­
gen , que fue el mayor cuidado del fupremo arte ; hizo eita
maravilla de la Gracia defpues de otras obras de la natura-
leza,; enfayófe en todas las obras de la naturaleza, para f i- Andr,·
careíte primor de la Gracia. Tan perfcüa falió la Imagen Cret.ora
de M aria, que vn Do£to la llama Imagen Soberana , y Efta- c¡on< j e
tua Divina: (K) A Deo fculpia , reSie depiíia Imago. Porque Dormir
íü fó t ic a ti agot^coq los pulimentos del, buril, y los co- y ¡ rrT. ’
£ lo , *

lores del D ivino p in cel, y con efto, h vifla de Imagen tán
perfecta, queda la Divina mano engrandecida.
Pues mi alma engrandece al Señor, dize Maria > porque
nunca mas grande fu Omnipotencia en hechura humana,
quereprefentada en la grande Imagen del alma deMaria.(L)
(L) R ob ó fu Imagen humana a! pincel Divino , quantos colores
Novarm. pudieron caber en vna mortal frágil tabla. N o pudo como
vmb.Vk' humana copiar lo inmortalmente gloríoíó , pero facó pare-
gia.t1.7j. cido con coda perfección lo puro. N o pudo como mortal
Magnifica trasladar lo inm enfo, pero facó vnos como rafgos de lo in -
tiaDeidi- finito. .
citar Мл- Ya no me adm ira, que algunos Padres dixeííen, que eíta
r ¡¿ , ac fi Señora tuvo inmeníidad de gracia. Y a sé que no fe puede
alia crea- dar infinito en acto ,ni puede fer infinita la qualidadde la
tur#,/i ip- gracia; pero el fentido de los Padres e s , que á fer capaz lo
f i compa· mortal de lo inm enfo, y lo humáno de lo infinito, fe hallá-
rentnr, ni· ra en Maria inmenfidad de gracia, porque no fe podia ne-
hil¡>ra ip- gar lo inmenfo, á quien en fu primer inflante fe formaba pa-
fa magni- ra dignifsima Madre de lo infinito: Formóle efta Señora en-
fiare ФеХ rre todo lo criado, la criatura mas herm ofa, fue fu anima-
1>¡Jeantitr} cion cuidado tan efpecial, que para ella todo fue cuidado*
adeavtm todo privilegios. Advertido el Evangelifta, pone toda eífa
bit dliarü liíta de claros afeendientes: f i l i j D a v id , filij Abrabam , & t.
creatararit Y acaba fu genealogía en Chrifto : M aria de qua natas efl
mtgnificen lefus* Para que f¿ advirtiere , que lo mejor del Mundo , y
tia nihil lo mayor del Cielo fe empleó en la fabrica, y animación de
М.л· M aria.
rUmagni- Y a fuena aquella admiración de los Cantares : Quaejl
ficinti? C9- ifia , qaa afcenditde deferío delitijs affluens innixa fuper Dile-
ptretur. flum fuunti (M ) N o ferá fuera de propofito para faber la
{M) caufa de eftas admiraciones,advertir lo literal de eñe Textoy
Can:. 6ь pintando lo textual de efte paíTo. De aquella Zagala de T i-
yerí.5. ro fe enamoró aquel Principe Salomon, Quien dixo que el
amor ha de fer entre iguales,debiólo de dezir por la igualdad
délos corazones, fin que fea necefTaria la de lo? eftados:
E l era Principe de fangre R.eal, ella vna pobre Paftora, pe­
ro tan bella en el alm a, que fin eftorbo del mal trag e , han
íid o , y ferán en los Cantares los dos mas peregrinos, y ce­
lebrados amantes.Caminaban vna tarde defde el campo ázia
Palacio, y allá ед la íoledad cafta,y puramente recreadoí,en
yna,
II
V n a,y otra metáfora, fe explicaban tiernamente fus aftctos¿
Que hermofa eres* El pola mia, dezia el Efpofo á fu ama­
da ; vn hechizo es tu hermofura , vn encanto cu belleza.(N) л
T al es tu perfección , q.ic no hallándole en ella la mas leve (Kt
m ancha, todo lo mas bello rinde valla! lage á tu hermofura. *~апс* 4 ·
Ves aquella Roía,.ardiente rafgo de la hermofura, encen* v ,7 ·
dida Imagen de la beldad» Relámpago ardiente , que en- Pu“ *ra en­
ciende la vanidad del Abril; arrebatada Exhalación , que fe лг^ слг»^
forma para deslumbrar? Ves como nace entre vergoncolos ^ тлсм~
recatos de purpura, que encienden aquella virgínea llama, , uon Ф
en que fe abrala la honeftidad de fu hermofura, coloreando ,nte'
las verdes elpewncas, que delatan los aromas, que ocultó la
noche de embÍdia?Puesmira también,como aquel rofeo tro-,
■peí de elpinas la pleytea fer R eyn a de las flores, previnien­
do tiros á fu pompa , que fíempre lo mas to feo , é inútil es
quien fe atreve á lo mas bello. Vesla? Si. Pues mírala bien»
<]ue lo que vá de efpinas á rofa, va de las damas de Jerufalen
-a ti \ Sicut rofainitr [pinas , fie amiea тел inter filias. (O)
-Y aquella mifma R o fa , que fue fimil de fu hermofura, la po- (0)
ria el Efpofo porfavor en el pecho de fu amada. Cant. %;
Mira ellas flores del cam po, y entre ellas aquella blanca verf.ü. '<
-A zucena, todo fragrancia,y bizarría,todo compuftura her-
-mofa, Como fe levanta de la tierra fobre la verde pirámide
¡de fu vara: que hermofura! que belleza ! Aun viftiendofe el
tronco con la verde elmeralda de fu c o lo r, tiene muchas ef-
aneraldas para verter en las hojas, que efparce en la tierra.
En verde alentado campo haze oftentacion de fu coronada
^Pureza, venciendo lu candor al ampo del mas nevado ar­
m iño. Parezcome á ella? Si, Con que fegun eflo, bien pudie­
ra fer yo gala de Ja Corte? Qué es de la Corte ? A un todo el
:Mundo no echara menos las finezas de pofleerte, íi lograra
las delicias de mirarte. Pues con todo eflo, quiero quedarme
en efta foledad, Tolo porque tu , Efpofo m ió , eftás en ella:
Ego floscampt ,(*£Ulittm convalium*(V ) 4 llevado de tanto C?)
■favor el Efpofo, tomaba toda aquella hermofura de azuce- Canc. ib;
■ñas, y de flores, y con ellas formaba vna hermofa guirnal­
d a , y coronaba laagraciadafrente d eíu Efpofa. Pues mira,
Efpofo mió , correfpondia la Efpofa , que fi te parece gran- (_£>)_
:de mi belleza , no me parece á mi menor tu hermofura , y Cant.ca-;
galU tdia: Eccetvputcbe? (sy pUeBs щ'^Ф4-decorus» (QJ| Mira pit. и L
■- : С 2 a^uel
T Í
aquel hérmoío frutal, que es lo que mejor parecé entre loá
demás arboles deíta felva , á fuer de los varios colores de fu
fruta 'i Pues tal eres, y ral ibbreíales entre lo mas galán de
los hombres : Sicat tnalus inter ligua Jilvarutn , f e Dile¿lus
meas inter filias, Y tomando del frutal las ramas, la adornaba
los om bros, y los bracos.
De efta fuerte con paflo lento cam inaban, con dulces
ternuras le divertían. Qualquier planta les ofrecía vn amo-
rofo concepto, cada ñor vna amante ternura. T odo quanto
encontraban valia para mil cariñofas finezas, nada Ies que^
daba que no firvieífe ám il ftmiies amorofos: las pálmaselos
cedros, las aguas, las aves, que volaban, las torres, que de
lexos fe vetan ; todo quanto regiftraba la viña , fe empleaba
en vna amante Philofophia. lnfeníiblemente fe conduxe^
ron ala falda de aquel m onte, fobre cuya cumbre eftabi
íitu ad aJeru íalén :lbalaE íp ofacanfad a , cargó el bra<¿o á
los de fu E fp o ío , y defta fuerte recodada, fubia la ladera, ó
(ÍH¡) cuefta de aquel monte. Las demás Doncellas paffeaban fow
Damafc. las amigablemente aquella cum bre; defde allí regiftraban
torat. i . los que ala cumbre fubian, y admiradas preguntaban : Qua
deNatív. ejl ifta qu¡s afeendit de deftrto delicijs affluens innixa fuper D i«
B . M. V . leóhtm fuum ? Quien es efta tan coronada de flores, tan céy
Bduciater ñida de frutos, tan fembrada de delicias ? Delicijs afjluensy
m cocipiat que mas parece venir canfada de lo florido,que de otro afan
¿crmínaiit penofo. Quien esí Qu<e ejl i fia}
defertum, La difcrecion del Damafceno fe da por entendido á
JleriUs pro la pregunta, y para fatisfacer á la duda, dize, que por el de-^
tiílit fru~ fierro fe entiende el clauftro materno de Ana; (R) con qué
finu fuum. fabiendo que la Efpofa es figura de M aría, (abremos que la
(£) que oy fube de las humildades de Zagala á las foberanias
Damafc. de Señora, no es menos que vna ío m b ra,d e la que oy fe
ibid. concibe toda adornada de gloria, de la q u e.o y fe forma
(r) toda llena de gracia. Y fe concibe, y dezis que afcíende?
Velazq. Qu¡e afeendit. Que nueva Philofophia hizo al lugar de tKM
íde Mar. piezos, y caídas, campo de delicias, y afeenfos ? Oygam os
Immac. ai Damafceno: 0 í)ivmum,ac viuum Dei fiwülacrum-, quod nec
Concepr. accepit comrmmtm.asrern^ nec injim'úitcrfaSiant decidit terram
diírerc.4.. (S) cuíiaíconceptio (ptofigue el docto V elazquez) noncafus>
aunot. 2. fe d afeenfus fu it, (R ) O rigor del deftino , y fragilidad de
|>ag.ioo. nueílco barro! X con qué fuerza aquel taüec de nueftra pri,*
ínera fabrica, aquel ferio He riQefffaMadra äs-vn intrincado,
y afpero defierto. En él entramos todos tropezando en las
afperezas del pecado, y cayendo en las malezas de 13 culpa*
Pero como ay defie'rtos donde defde el· primer paíTo todo es
vn peligro ; también huvo vn deíierto , donde defde el pri­
mer movimiento todo es deleite , y Hermofura. Aquel clau-
ftro materno de Ana »deíierto e s » en donde entra la. Efpo-
íá ä recrearfe con el Salomon Divino : Innixafuper dikflum
fm m . Sin que la ofenda el envenenado ayre de la culpa , y
íin que la moleilen las miferias de nueftro fragil barro: Qua
nec accepit communem atrem , nec infimiliter faóiam decid it
terram. Porque defde el primer inflante de fu Concepción
eftuvo tan lexos de padecer ruina , que antes bien todo fue
en ella gloriofo afeenfo : Cuius conceptio non cafus ,fe d afeen-
fu s fu it. Que íi todos entramos en el defierto, y feno ma­
terno , tropezando: Maria entra en el deíierto, y clauftro de
A n a , afeendiendo» Q ueíinueflros primeros palios fon in*
felices caídas, las de María, gloriofas elevaeiones.Qne íi to-·
dos entramos para llenarnos de miferias, y penalidades, M aí
ria entra para colmarfe de flores, y delicias: Delicijs affluens*
D e efta fuerte entra en el defierto Maria. Pero de qué flor
no fe coronó en eftc defierto? L a piedad de vn A b rah an , la
cfperanqa de Ifaac, el amor de Ja c o b , la fortaleza de. Da-,
vid, la fabiduria de Salomon» y la caftidad de Jo fep h , todas
fon flores, y frutos, con que en el defierto, y feno de A na
va engaitando el Eípofo el cu e rp o , y fabrica de fu Amada»
N o ay titulo, no ay caudales, que puedan hazer dichofo eí
ser de vna criatura, que no fe gaftaífen para el ser,y fabrica
de Maria.
Patriarcas, Juezes, Principes, R e y e s , Profetas, Pontifi­
ces, Sabios, Governad.ores^y-Juftos, rodo lo amontonó et
Evangelifta para monítrar lu Concepción agraciada , y ma¡-
nifeftar fu animación luítrofa.Pafíando eílk grandeza de cla­
ros afeendientes, eíía altura de iíuftres Progenitores, entra
oy en et deíierto María á recrearfe en los bracos de fu Elpo-
fo :Jti >ixa fupst dileBum fuum- Y como]Ddicijs cffiums*Que
aún es mayor el cuerpo , que hazen las flores 3 que el qiie
formó la naturaleza j pues apenas le concibe , y lo florido
es vn diluvio ; efta en en el primer inflante de íu Ser, y lo de
ÍJEacia, es yq Mar. Dcfdc iuego.pydietíi íei; Madre de Diosj¡
*+
a no embarazarlo' 1¿ férmtra de íbedáds pero y a qué no e f
Madre,fe concibe Efpofa recortada en los bracos de fu duc·*
t ío :ln n ix a ,& c .
Pero haftá aqui folo es a ver pintado a Mana muy á lo hu­
m ano, y falta irla retocando á lo Divino. He contemplado
en la fabrica de María empleados los caudales del Mundo,
pero es desearme-a efta -Señora muy de tierra , y ferá groffe-
íia para quien fe form-a' mas hija del Cielo, que de nneftrO
tofcO barro. Para feguir eí afílimpto, que propufe , me falta
Ver como fe emplearon en fu fabrica los reforos del C ielo,
que ferá mirando á mi Señora con luces de D eidad; vea-
mosla ir elevando eftos rerrenos materiales á celeftiales lu^
zes. N o nos íalgamos del defierró, que pues en él fe fabri­
ca efta Imagen, en el hemos de encontrar mucha gloria.A d-
mirados todos los Celestiales Efpiritus , preguntan vnos:
(V) Qu.s efi ifia, q»£ afeendit per deflrtmn Jícttt virgula fu m i'( y ')
Cant. 3, Otros dizen: Quts efl 'ijta , qu.t afeendit fícut Aurora, eonfur-
y .6, gtnspulchra y vt luna, eleíla v t Solí (X)Quien es eíta, que qual
{^) fi fuera delicada exhalación de humo por la vaga esfera del
Cant. s>· ay re >perfumando de aromas fus campañas ? E x aromattbus.
g .5 . myrrcs, & tburis. Que ambos lugares lean de los Cantares, y
que fea María la que fube, todos lo faben ; que por el de*
fierto fe entienda el clauflxo materno de Ana,ya lo dixe; pe-*
ÍO que fe compare al humo Maria , no lo entiendo.
Humo parece Maria ? Eflb es cotejar con el humo ne¿
gro los mas candidos albores dé la nieve , con los horrores
©bfcuroslos mas brillantes rayos del Sol. Q uintas hermo*
furas ay de quien valerfe el Cielo para dar alguna, aunque
b re ve , noticia de fu belleza ? Llamarla A u ro ra , es aciertos
dezirla Luna, difcrecion; apellidarla Sol, advertencia ; pero
humo .aunque fea advertencia, difcrecion , y acierto, tan
de embozo viene en la niebla , que no lo divifa el difeurfoj
pero con todo e ífo , el difereto Hugo de Prato advierte la íh-,
, ^ mejancá: Fimus tfl rejiduum ignis, non tamen naturar» igmam
0) in fe retmst, (Y) Qué penlais que es el humo? V n hijo de el
Hug. de fu e g o , que nace de lo ardiente , y no quema:; que tiene fu
Prat.fer. ¿rigen de la llam a, y no abrafa , porque no fe ie pegan las
deAífúp. calidades del fuego, que le produce.Bien : mas por ventura
\f *rg. fe parece en eíío ál humo Maria ? Si, dize : Sic Beata Virg
<tfi oríutn duxtrit a carntbus ju d a t i r nibiltamtn carnis in.ft
• "■ · ........ ’ re-
retwult. Con primor grande fe compara al humo Maria.
Pues ÍI nace efte del fuego lln pegaríele fus calidades , M a­
ria fe forma de carne ün Tacar fus accidentes. T u v o íu ori­
gen de tierra, pero con propriedades de Cielo , porque fue
canto io que elevó fu ser, humano , que á foberanos omni­
potentes favores, toda pareció generofamente Divina, ^
Para no dexar efcrupulo, quiero apurar el Mifterio : va­
mos a vn gran fuceífo de fuego, y humo. Baxó Dios al mon­
te Sinai á tratar con M oyfes negocios de mucho pefo,
y baxa tan rodeado de fu e g o , que qual fi fuera volcan hu­
mea todo el monte : Totus autem naons Synai fumabat , eo ^
quod Dominas defctndijfet faper eum in igne.(L) Qué preten¿ E xod .ip
ele Dios entre tanto fu eg o , y humo ? Abratár el mundo á nu)r)i
llamas ? Anegar el Orbe á rayos ? San C yrilo dize fue que­
rer Dios hazer oftentacion de fu ser íoberano, moftrandofe
ínaccefsible: Fumas innuebat areanum Divines natura. (Á A ) Ciril.Ale
Baxó Dios en forma de fuego al monte; pues diga el humo,
hijo de efle fu e g o , que es Dios el que cftá en el m onte, que Colleét.
íi es fuego el ser de D io s : Deastuus ignis confumens efl.[BB) fup.Exo-
Bien fedeclaraen clh u m o eIfecreto d efu sér:/««»í¿'íJí ar- ¿ 0 ,0 1 7 ,
eamm Divina natune. Ya. eftá apurado el myíterio de Maria,
y fe con oce, que fi Maria fe mueftra como humo, es porque D eut. 4.
tiene fu origen en Dios. Defciende de fus ardores , es vna nmn.24,
exhalación de fu llama,es vn vapor de fu incendióos vna ex­
plicación de lo mas recóndito de fu grandeza , es vna de-
monftraclon de fu D ivinidad: Sicut virgula fum 't;fum asau­
tem innuebat areanum D ivina natura. Porque no era bien
dexaíTe de tener mueftras de Deidad la que en eljClau/tro
de Ana íe concebía dignifsima Madre de Dios -.Martes.de qua
natus eft lefias, ■ ■,
Pafsémos del apellidarla humo,al elogiarla S o l: Eleffa. v f .
SW.Entre otras cofas, en que fe compara eíte Monarca de
relplandores á la M adre, y Reyna de todas las Luzes,fon las
principales, la poficion de fu trono, y la formación de fu ef-
plendor. Del Sol dize vn D o cto , que refidiendo en el quar-
to Cielo, tiene tres Planetas Cobre fu Orbe,y otros tres infe­
riores á fu esfera. Eftá bien,que fe fignifique en el Soi la que
o y fe concibe mayor Lumbrera, á quien tres Gerarquias de
luces Angélicas fon de inferior orden , y otros tres Planetas,
que fon las tres Peiíoius en aquella D ivina Eficacia,eítan en
l6
m ayor altura ; con que la que o y fe con cibí, nofólo fe ele­
va fobre todo lo humano , fino que cambien excede á todo
el orden Angélico,que es lo que d k o el fapientifsimo idio­
ta,hablando с o n M ari a:О У irgo >nema equalis efl tibi^nsmo ma+
iar t!;» ijÍ Dais.
Palsémosá la formación de fu efplendor.De que princi<
pío fe formó el Sol? De la primera luz ( refponde el Doctor
(СС) Angélico.) (C C ) Pues por que no fe forma de la tierra? P o r­
D · Tho. que fe forma para defterrar las tinieblas, y no cabe en D ivi­
J.p .q .d ; nas atenciones formar de obfeurídades loque ha de vencer
агг-4. ad las tinieblas. Formafe María como Sol : Elefi.i vt J a l , por
2. Magi- mas que fe nos mueftre formada de tierra : que no puede
fter,Iib.2 formarfe de obfeuridades quien fe concibe para origen de
fent.dift. todas las luces. T an elevado efplendor es forcofo tuvieífe fu,
* 3· origen de alguna fuprema luz. V qual feria efta? Seria la pri-
mera? N o. Porque la primera luz tuvo comercio con las ti-:
loan, ep. nieblas: Facíam eft vefpsrt, & mine dies vnus. Y María nun­
&Evang. ca tuvo comercio con las fombras. Pues qual feria? De Dios,
cap. r . dize Juan , que es luz: Deas lux cfl.Erat lux vera.(DD)Y que
(SÉ)' efta luz feria en Maria origen de fu efplendor? A tan Divi*,
fA tig.Eu- ñas íuzes han de llegar fus reftexos ? Debamos a Engubino.
gubln.de vna eftrañeza, (ЕЕ) Dize efte A u to r, que para formar Dios
CofmO'- ánueftro primer Padre , fe pufo el Verbo Eterno en figura
poEÍ.Ul c. de hombre, de modo, que para fabricar á Adán, iba Dios
i.Genef. mirando la figura humana, que en П tenia,, conque falióel.
foi. 40. hombre femejante á la imagen ¿n que Dios e fiaba. Vcafe e l
quod etíá citadoAuror,que prueba efto con no pequeño fundamento*
repetir p. Si efto fucedió con el hom bre, pregunto yo aora : Que
47.Sc 58, imagen prevendría para formar á efta la mas perfecta Cria-·
(FE) tura ? Que modelo para trazar á Maria ? Es para aqui aquel
rA ug. и . tan-fabido arrojó deAugüftino:^;formar» Dei te appellem,dig­
def.ferm. na exifiis. (FF)O milagro del Cielo ! Llamóte forma de Dios.:
a.dcNac. Y qual es efta forma ? Candor efi lucís etsrnz , (G G ) qui cuín
■Vírg. fphndor Dei fit , eji figura fubjlanti<e eius/HH) La forma es
(CG) figura del Verbo Divino ,'cs vn candor de luz eterna , y fi­
Sap.7. v. gura de aquella firbftandá Divina. Que·. folo efte foberano
16 . Arte (abe facar imagen fin fombra¿ Que Pintor de los que
(HH) celebra la fama fupo facar pintura, fin que el pincel fe va-
ÁdHebr. lieífe de lo obfeuro de las fombras para el relieve de las fa c-
ít-v-j. ciones f Por grande que fuelle fu d e ftre z a n o pudo nicnp«
ds
. l 7
(fe valerfe defta induftria.Pintura fin fombras,folo etiDíos 1c
halla \ Imagen toda lu ce s, folo en Dios fe pcrcibe.Que pro­
cede de Dios, Lumbre de lumbre todo refplandores:/?*/píen*
doribas fanftorum.'Dz fuerte, que para hazer al hombre , to­
ma la forma de hombre, Dios; y fale el hombre femejante a
Dios hombre; para hazer á María, fe efta Dios en fu propria
forma , y fale María en forma de D ios,que es Luz : Candor
tft lucis eternó. Y por efl'o con refptandores de Divino Sol:
E le B a v tfo l.
Sea aora defempeño de luzes , y glorias, el Profeta mas
difereto enlagrímas, y llantos: Solium Gloria ahitudinis ( di-
ze Jeremías) A principio lacusfan¿lifícationis.(lV) El trono , y (ü)
dofei de la Gloria,deíde el principio, lugar es de nueftra lan- Ierem. c.-
tiñeadon. L a dificultad de efta Profecía ha dado ocafion á i7 .v .iz .
los Expofitores,á que fe partan en variedad de expoficiones.
Pero es fingular para mí intento la que haze el difereto G a -
¡atino: Refiere las palabras del Profeta, y las entiende déla
Eeatifsima Virgen,y Madre del Mefsias en el inflante prime- Galatm.*
ro de fu Concepción: Solium G loria, & c . dize : De Beatifsi- “ k. 7 * de
maMefsits Matreintelligenda ejfe.A principio vt oftmdat Profe~ Archanis
ta e.vn abfque initialt peecato conceptam eJfe.Qwt folo efta Ce- Cath.ve-
leftíal Señora podía formarfe para filia, y folio de la Gloria. r*c,c· 1 ?!
Haze todo efto admirable alufion al eftilo, que fe obferva en
los Palacios R eales, y cafas de Principes foberanos, quando
en lasfalas eftán pueltos ricos dofeles, y debaxo del doíel la
lilla de refpeto, que oftentafu grandeza; la qual mientras
ñ o la ocupa el proprio dueño , eftá buelta á la pared, figni-
ficando en effo el refpeto, que fe le debe, pues á nadie fe le
concede fentarfe en ella, fino á la Perfona R e a l, ó Principe
foberano. Con que feráfiUa, y folio de Gloria en el Cielo,
donde fe fíenta el mifmo Dios. Y a fabémos, que efta es la
Virgen Soberana. Dixolo en otra ocaíion efta S eñ o ra: E t
qui creavit me, requievit in tabernáculo meo. Mi Criador def-
cansó en m i.La diferencia de efta Silla de refpeto en la G lo­
ria, á las filias de refpeto en la cierra, feñala el trono,ó dofel,
que en los Palacios de los Principes es de telas, ó brocados;
pero efta es de luz , y refplandor, de refulgente Saphyro: Ezech. c;
Quajt afpeSius lapidis Sapbyri fimilitudo tron't. Es advertencia i . v. 26.
del Gaiatino, realzando con otro lugar de Ecequiel el de el Galatln,
Profesa Jeremías, . ibid.
£> Peto
iS
Pero dirás: Si efta fe rita do en tifo Silla el S o !, qne o b fa n
recelas luces, com oelíaSilla, y (olio es de luz , y refplan-
dúc í Dudas bien ; pero cambien fabrás, que el Sol, que obf-
curece lasEftrellas, y amortigúalas antorchas, no quita la
luz á vn Diamante , á vn Saphyro , á vna Efm eralda, o á
vn Rubi; antes la aumenta, hiriéndola con fus rayos , que
parece fe los prefta ; pues deslumbra entonces el Saphyro,
como pudiera el mi fin o Sol. Siendo, pues, Dios luz fin fom-
b ra s, no lia de aver tombras en la luz de Maria. Junten fe luz
á lu z , y fi la vna es forma de la otra, ó lucirán ambas, ó lu­
cirá ninguna. Digo m as: Rcfplandezca Dios eterna lu z , y
pues tomó efta forma para la fabrica de M aria, ha de reí^
plancecer efta con foberano efplendor. Y G entre eftas luces
ha de aver alguna fom bra, perdóneme la luz de D io s, que
fola ella fe ha de aíTombrar, y válgame vn A n g e l, fi efto es
mucho d ezir: Spirtius Sanffus fnperveniet i n t e , & virtur
>iltifsimi obumbrabit tibi. Dixo el Gabriel Paranimpho. A ;
vos, Señora, baxará el Efpiritu Soberano, y os hará fombra
Ja virtud del Aítifsimo.
Pues valgame D io s, con la virtud del Aítifsimo fe hazS
fombra ? Quetnadmodum enim vmbra (dÍzeelNifeno)<j¿fy>r¿M
esdentium corporum figuram ejingitar , fie form a, & indicium
Divinitatis Dei inv'trtute ipfimquiparitur,oftendetur, & tma-i
&° ’ a -fignum , & adumbratio , & fplendor exemplartsper ad*
U.I) mirabilem rerumeffgcíionemdemonJirabitur.Q])'S!és efla irw
G rtgo r. feparabilidad que tiene tu fombra con tu cuerpo ? Pues ella
NuTen.^ tiene Dios con Maria. Apenas fe nombra Maria,quando lue^
Orat. in go (c figue Dios: Maria de qua natus ejt Iefm. Es Dios para
o ís nata- Maria,como fombra rrás el cuerpo, y íi del cuerpo lucen las
lis Domi fombras^de la delineacion, la fimerria,la extenfion, y el mo^
t V°ri " vi m'ento.Todo efto le dióMaria áChrifto como á fu fombra.
IeluChri- Mucha es la luz deDios,pero es tal la luz deMaria, q íe anda
&J>P* 53· íu efplendor á fombra de aquella luz, porque fue efta Señora
emulación de la D ivinidad: pues íi en el Cielo tal es el Hijo,
qual es elPadre,icá en la tierra tal es laMadre,quaI es elHijo.
Si es gloria del Padre tener tal Híjo;oy fe concibe Maria para
tenerle tal,y tan bueno, que fi es muy proprio Hijo de Dios,
por íer de íolo Padre fin Madre en el Cielo , ferá muy pro-
prio Hijo de Maria, como de Madre fin Padre en la tierra«;
Q ue íi fe engendra delPadre íin tocar en, íu entereza; fe en^
gen .
pendra de Maria Virgen fin leíion d i fu integridad. Que ü ei
flijo es candor de luz eterna, y deícubre la ligara de Ai mif-
ma fubftancia, efla inifma luz, faliendo del pecho del Padre,
reververa en las entrañas de Maria. Que íi alli procede en
naturaleza de otra Perfona , aqui en Perfona nace con otra
naturaleza : Si formam De i te appeUem, digna exifiis. Qué es
efto que hablo de ti como de Dios, y razono de Dios com o (1(10
de ti ? Pero qué ha de fer? Si toda , Señora , fois perfectiísi- And.Cre
ma Imagen,donde todo quanto fe mira es aquel D ivino Sol. tcf.orat.
(K K ) Todo quanto fe regiftra es aquella fuprema L u z. Na- deAmrni
da es encarecimiento, quando osconcebifteis con refplan- ciat.Ma­
dores de Divinidad, (LL)para fer hermofo afsiento de aquel riae.fic ha
Divino Soi, para íer dignifsima Madre de Dios:M *rw de qu¿ bet. Cau­
riatus eft lefus. _ di Calunt
O hermofo honor de nueftro barro! O refplandeciente in quo fol
rayo de la Deidad! Hablo con vozes de tu devoto , y Meli- GloriaJ}íi
Alio Doctor Bernardo,(MMjá quien fi la Fe no me de tuvie- ¿jet,
ra , adorara por Diofa. Afsi exclamaba en otra ocafion San
Dionifio Areopagita.(NN) Difcretosarrojos, y debidos á Dainafc¿
tan alta Mageftad , pues necefsita, Señora, el difeurfo redu- TnManeh
cirfe á creer que fuiíteis Criatura , para no adoraros Deidad. ¿ r*ciisMd
L a Fé nos dize, que fuifteis hechura humana, mas por hon-
rar nueftro barro, que para obfcurecer vueftro Cielo. Pues Ut-s
conoce la devocion , que no folo fue vueftra Concepción
Gloria del Mundo , fino también honra del Impireo. C on- a({orm m
vencido ei difeurfo á inftancias de la Fé , os confieíTa h erm a-(f/ )>
na de nueftro mortal frágil barro; pero amafado con tan ef- w 70iet\fe
pecial privilegio, que pudo litigar lo caduco derechos de p¡^nu¡u
eterno, pudo fundar lo humano jurifdiciones de Divino,
Perdone, Señora, vueftra Purifsima Arquiteftura averia lía- <
ruado con el grofíero vocablo de barro, que aunque os con-· mccj
fkífa mi verdad lo terreno también sé que dettina la Provi- ^ ^ *
dencia porciones de tierra , para que fe quede en groíleros *
terrones, elevando á otros a puriísimosCrittaks. Tierra es el «Nva
criftal; pero en fuformacion folo hereda la firmeza, y la luz.
El que fue en nueftr as contexturas tofeo barro, íc e le v ó e n »
la vueftra á criftal hermofo;y 11 nunca fe formó otro,el criftal p3tTjr
que vn compuefto de brillantes migajas de luz , no feria otra ^
vueflra formación, que vn conjunto de lucidas porciones de p ' ^ *'
claridad. En vueftra fabrica anduvo tan atenta ia naturaleza, !
<jue
zo
qne folo tonto de lo humano lo que fue conveniente para
adornarla, deílteñando lo que pudiera obícurecerla;porque
fe previno tan de antemano la g r a d a , que folo permitió la
porcion de tierra, que bailaba para no eximirla de criatura,
empleando fusceleftiales,y lucidos teforos, para formarla
con calidades de Divina.
En reñida, aunque guftofa lid, pretenden la naturaleza, y
la gracia llevarfe cada qual la palma en la fabrica de vueftra
Soberana Imagen.Empeña la naturaleza los mayores cauda­
les del M u n d o ; la Gracia los mejores teforos del Cielo. V á­
lele la naturaleza de vn A b rah an , de vn Jacob,y de vn D a ­
vid; la Gracia empeña á todo el poder de vn Dios ; recono -
ciendo el exceffo, ya fe ve que la palma era de la graciajpe-.
ro no quifo el A uior de vna, y otra dex.ir mal puefta a la na­
turaleza : juntó fu providencia los Caudales del Mundo con
los teforos del Cielo,con que fe fabricó vna Imagen,a quien
íi tuvo derechos lo hum ano, no tuvo menores títulos lo
D ivino. Era del Mando, quando parecía fer del Cielo: era de
el Cielo, quando parecía fer del M undo.Entre tantas dudas
tefuelve la F é , que la íubílancía era del M undo; pero las -
propriedades del Cielo. Con que era vna Im agen, que fien -»
ao criatura, tenia vifos de Deidad; Tiendo de tierra, muef-
tras de Cielo: fiendo m uger, calidades de Diofa. Y efla fue
Maria, de quien nació Chrifto: Marig de qua natus ejl Iefusi
qtti voeatar Chrijlus.
Ya,Señora, aveis vifto,como mi rudeza no ha podido de-i
linear vueftra hermoíá E ftruítura; pero.fi para ello aun no
tiene luces el Cíelo, como podra tener colores vn tan corto
difeurfo? Recibid por culto la voluntad, por íacrificio el de-·
feo. Que fi como os adora mi refpeto,os conociera mi capa-i
cidad, defde luego defafiára al mas difereto. Confuclam e,
que eftos toícos borrones, aun fiendo tan grofieros, no po­
drán empañar vueftras celeftiales Luzes , tanto mas eleva­
das, quanto mas ocultas. Tanto mas gloriofas, quanto mas
efcondidas.Sirvanos vueftra luz de Norte, que nos ilumine;
y Antorcha, que nos guie. Hazed que y a no miremos al
M u ndo, fino para adorar vueftro C ielo : merezcamos de
yueítra intercesión la gracia, para befajoslos pies en
ei^^fttautes de Gloria :
.í' .<:··. vobÍJ, ürc.