Está en la página 1de 1

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA DE CIENCIA Y DESARROLLO

UNICIENCIA

BOTELLA AL MAR PARA EL DIOS DE LAS PALABRAS


(GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ)

El autor del texto es Gabriel García Márquez, un escritor colombiano al que basó
las vivencias de su vida para plasmarlas en muchas de sus novelas. Sus abuelos
fueron su principal influencia para amar las letras y querer contar historias. Una de
sus pasiones fue el periodismo, pero se consagró como escritor famoso con su
célebre novela “cien años de soledad”, llevándose el premio nobel de Literatura. Su
larga trayectoria literaria y estilo lo han llevado a ser muy respetado entre la
comunidad de escritores y periodistas, considerando esto, el significado de sus
palabras tiene trascendencia por todos los años de experiencia estudiando el
lenguaje

El tema trata sobre la riqueza y la importancia que tiene las palabras según su
idioma.

Su idea central es que el lenguaje, a nivel cultural, tiene mucha diversidad para cada
palabra y que cobra fuerza con el desarrollo social globalizado; sobre todo para la
comunidad hispanoamericana que representa la mezcla de muchas cosas, o la
multiculturalidad en sí. No obstante, a nivel académico, exige muchas normas
estrictas a las palabras que termina por forzarla a que funcione meramente neutro.
De esta manera, el escritor nos incita a darle al lenguaje, un tratamiento mucho más
humano, que simplifiquemos las leyes y que aceptemos palabras que aún no han
sido aceptadas.

El texto está dirigido a profesionales de la lingüística, la Asociación de Academias


de la Lengua Española y la Real Academia Española.

Presenta un contraste de palabras mal escritas con palabras bien escritas y juega
con ellas para sustentar su idea principal sobre lo divertido que puede llegar a ser
el lenguaje. Hay que tener conocimientos elementales de gramática, es lo suficiente
para comprender el contexto en que usa ciertos términos como: neologismo o
dequeísmo. Así que, fue medianamente sencillo comprenderlo.

La intención de Gabriel García Márquez es encaminar a la audiencia a pensar en el


manejo del lenguaje actual, con relación a la globalización aludiendo a la “inmensa
Babel”, leyenda bíblica que habla sobre la acumulación de diferentes lenguas. Pero
no busca imponer, sino sugerir ir más allá de lo que ya está impuesto, es con lo que
refiere con “botellas arrojadas a la mar con la esperanza de que le lleguen al dios
de las palabras”, hay cierta metáfora del “dios de las palabras” con las personas que
manejan las importantes academias de la Lengua. También alude a su mala
experiencia con la ortografía, según su autobiografía “vivir para contarlo” hay reglas
gramaticales, de las cuales no llegaba a comprender su función, por eso mucho de
sus editores corregían sus faltas de ortografía.

DOCENTE: ALEJANDRO VILLARRAGA

También podría gustarte