Está en la página 1de 4

1.

Pasos para dar formato a un disco

FORMATEAR PARA INSTALAR O REINSTALAR EL SISTEMA


OPERATIVO:

En este caso debemos formatear la unidad desde el disco de instalación de Windows.


Tanto Windows Vista como Windows XP nos ofrecen esa posibilidad, y es el único
caso en al que hay alguna diferencia entre ambos sistemas.

- Windows XP

En Windows XP, justo después de aceptar las Condiciones de licencia, se nos muestra
una pantalla en la que nos indica las particiones que tenemos (o, en el caso de no tener
ninguna, la totalidad del disco).

En esta pantalla vemos el disco y nos avisa de que el espacio no está particionado. Por
defecto nos va a crear una sola partición por la totalidad del espacio del disco. Si
queremos crear varias particiones tecleamos C y pasamos a una pantalla en la que
elegimos el tamaño de la partición a crear. En esta vamos a instalar Windows, y el resto
de espacio lo particionaremos y formatearemos desde Windows, una vez instalado.

La siguiente pantalla es la de Elegir tipo de formateo.

En la imagen vemos que se nos ofrecen cuatro tipos de formateo, dos en FAT32 y dos
en NTFS (uno rápido y otro normal). La opción de formatear en FAT32 tan solo nos va
a aparecer cuando la unidad tenga un tamaño inferior a 37 GB.

En cuanto a la elección entre un formateo Rápido o normal, va a depender del disco. Si


se trata de un disco duro nuevo o que no presenta ningún problema podemos utilizar la
opción Formateo rápido, que tarda muchísimo menos tiempo, pero si se trata de un
disco que ya hemos utilizado y que presenta algún problema es preferible utilizar la
opción de formateo normal (que no pone (rápido)). Este proceso es muchísimo más
lento (dependiendo del tamaño de la partición puede llegar a tardar más de una hora),
pero es mucho más seguro, y además va a comprobar y marcar errores en el disco para
no ser utilizados.

Si se trata de una reinstalación, en la pantalla que nos muestra las particiones nos va a
indicar que ya existe una (o varias)

Podemos eliminar desde esta misma pantalla las particiones existentes tecleando D y
siguiendo las instrucciones posteriores.

Una vez hecho este proceso continuará la instalación de Windows XP.


- Windows Vista

En Windows Vista el proceso es prácticamente el mismo, tan solo cambian las


pantallas.

En una primera pantalla vemos el disco duro. Igual que en Windows XP, si no
indicamos lo contrario el Instalador asume que vamos a utilizar todo el espacio del
disco. Si queremos crear varias unidades (o particiones) hacemos clic en Nuevo y
pasamos a la ventana para particionar el disco.

En esta ventana (que es en esencia igual a la de Windows XP) señalamos el tamaño de


la partición que queremos crear y pulsamos en Aplicar. El resto del espacio lo
particionaremos y formatearemos posteriormente, desde Windows.

Una vez hecha esta operación ya tenemos la unidad creada.

Si deseamos ver las opciones de formatear para hacer un formateo normal hacemos clic
en Dar formato. En caso contrario, pulsamos en Siguiente para que continúe el proceso
de instalación de Windows Vista.

2. Concepto de FAT, FAT16, FAT32, NTFS.


FAT:

Lo que conocemos por FAT es realmente FAT16. Es el sistema de archivos introducido


por Microsoft en 1.987 para dar soporte a los archivos de 16bits, no soportados por
versiones anteriores de FAT.

Este sistema de archivos tiene una serie muy importante de limitaciones, entre las que
destacan el límite máximo de la partición en 2Gb, el utilizar clúster de 32Kb o de 64Kb
(con el enorme desperdicio de espacio que esto supone) y el no admitir nombres largos
de archivos, estando estos limitados al formato 8+3 (ocho dígitos de nombre + tres de
extensión).

FAT32:

En 1.996, junto con la salida al mercado del Windows 95 OSR2, se introduce el sistema
de archivosFAT32, para solucionar en buena parte las deficiencias que
presentaba FAT16.

Entre estas se encuentra la de superar el límite de 2Gb en las particiones, si bien se


mantiene el tamaño máximo de archivo, que es de 4Gb.

Para solucionar este problema, FAT32 utiliza un direccionamiento de clúster de 32bits,


lo que en teoría podría permitir manejar particiones cercanas a los 2 Tib (Terabytes),
pero en la práctica Microsoft limitó estas en un primer momento a unos 124Gb, fijando
posteriormente el tamaño máximo de una partición en FAT32 en 32Gb. Esto se debe
más que nada a una serie de limitaciones del Scandisk de Microsoft, ya que FAT32
puede manejar particiones mayores creadas con programas de otros fabricantes.
El tamaño del clúster utilizado sigue siendo de 32Kb.

El paso de FAT16 a FAT32 se tenia que realizar en un principio formateando el disco,


situación que se mantuvo hasta la salida de Windows 98, que incorporaba una
herramienta para pasar de FAT16 a FAT32 sin necesidad de formatear el disco.

Estos dos formatos, a pesar de sus inconvenientes, tienen una gran ventaja, y es que son
accesibles por una gran cantidad de SO, entre los que destacan Unix, Linux, Mac OS...
Esta compatibilidad es mayor en FAT16 que en FAT32.

NTFS:

El sistema de archivos NTFS, o New Technology File System fué introducido a


mediados de 1.993 en Windows NT 3.1, y utilizado por Microsoft solo en sus sistemas
profesionales hasta la salida de Windows XP, que fue el primer SO de uso doméstico
que lo incorporó.

Este sistema de archivos permite por fin gestionar archivos de más de 4Gb, fijándose el
tamaño máximo de estos en unos 16Tb.
También permite un tamaño mucho mayor de las particiones, pudiendo utilizar
particiones de hasta 256Tb.

Utiliza clúster de 4Kb (aunque se pueden definir de hasta 512bytes, es decir, 1 sector
por clúster). Esto permite un aprovechamiento del disco mucho mayor que en FAT16 o
en FAT32, pero tiene un inconveniente, y es el de que en ese caso se necesita un espacio
del disco bastante grande para guardar la información del formato. Hay que pensar que
con este sistema, a igualdad de espacio (32Kb) tenemos ocho clúster, en vez de uno
solo. Esto en la practica quiere decir que para un archivo de 32Kb hay que guardar 8
direcciones en vez de una sola.

Los discos formateados en NTFS no son accesibles desde MS-DOS, Windows 95,
Windows 98 ni por otros SO instalados en discos bajo sistemas FAT16 o FAT32.

Se puede pasar una partición FAT32 a NTFS sin pérdida de datos, mediante comandos
de consola.

Hay que dejar bien claro un tema: NO es posible pasar de un formato de nivel superior a
uno de nivel inferior sin eliminar la partición y volver a crearla.

Podemos pasar mediante software de FAT16 a FAT32 y de este a NTFS, pero no a la


inversa.

Sistemas para formatear:

El sistema para formatear un disco (o mas bien debemos decir en este caso una
partición) difiere del tipo de partición de que se trate.
Particiones FAT16:

En este caso, una vez creada la partición (mediante el comando de MS-DOS Fdisk),
formateamos con el comando FORMAT, añadiéndole la extensión /S para que se
realice la carga del sistema operativo y poder utilizar esta partición si es que la vamos a
utilizar como partición de arranque.

Partición FAT32:

El procedimiento es el mismo que en el caso de FAT16, salvo que al


ejecutar Fdisk debemos utilizar la opción Compatibilidad con discos grandes.

Desde Windows XP y Windows Vista es posible formatear una partición en FAT32


directamente desde el sistema, siempre y cuando esta sea menor de 40Gb.

NTFS:

Dado que este tipo de particiones se utilizan en Windows XP y Windows Vista


(también se utilizan en las versiones Server, pero en estos tutoriales nos referimos solo a
las versiones de uso doméstico), lo mejor es crear tanto la partición como formatear
directamente en el proceso de instalación de Windows, utilizando las herramientas que a
este efecto Microsoft incluye en dicho instalador.

También podemos formatear una partición desde el propio sistema, siempre y cuando
no se trate de la partición activa (la que contiene el sistema operativo).

También podría gustarte