Está en la página 1de 2

Gestión Cultural

Elementos constitutivos de la gestión cultural, desde el oficio al concepto

Se entiende que el espacio o práctica surge primero que la contemplación, aproximadamente


acabada, de lo que se aprenderá por administración cultural. Al respecto Carlos Yáñez señala que la
filiación laboral de la administración cultural se expresa en el agobio de ser encerrada en una sola
ojeada y una sola deducción, complementando que la capacidad de reconocerse y ser reconocida
que ha tenido la administración cultural, en términos de equivalencia y de reciprocidad, ha
contribuido no solo para sujetar la filiación gremial, fortuna que la desajuste con respecto a otras
profesiones de la cultura. actos de la gestión cultural.

Para Chavarría y Sepúlveda en su estudio realizado en el 2016 manifiestan que el acercamiento del
concepto de gestor cultural en Chile aparece en los años noventa, pero existen registro desde los
sesenta en donde expone también que un momento clave para el desarrollo de estas circunstancias
culturales se da en el gobierno de Allende en donde se produce la maduración y perfeccionamiento
en las experiencias de intervención cultural, pero también proponen que durante el posicionamiento
de la dictadura en ese país se da un “truncamiento” cultural puesto que existió un perseguimiento
político y represivo con aquellos grupos que expresen su descontento con la ausencia de política
que se ejercía; pero aun así se puede dudar un poco de estas afirmaciones, ya que, durante este
periodo de dictadura “se dieron manifestaciones culturales dentro de los campos de los prisioneros
entre 1973 y 1976, y las manifestaciones culturales en los espacios universitarios, especialmente
con el caso de la aCu, entre 1977 y 1982 en la Universidad de Chile.” Siendo así que, tanto las
artesanías como los dibujos o deportes fueron “resortes de vida” en aquellos momentos de
represión, abuso y violación de los Derechos Humanos y que de hecho se convirtieron en archivos y
testimonios sobre lo vivido en aquellos campos de prisioneros.

Un ejemplo, también proveniente de Chile, es “El Festival de Cine Documental de Chiloé


(Fedochi)” el cual se realiza en la isla de Chiloé, y en donde mediante un estudio se logró
determinar la necesidad de la comunidad de expresar las diferentes dinámicas comunitarias y
locales, sean estas positivas o negativas, el cual se ha instalado y ha otorgado en la agenda regional
una visualidad a la realización cinematográfica, la misma que antes no se tenía ni mucho menos
formaba parte del territorio, representando así una posibilidad de enriquecimiento regional e
integración nacional y en donde se combina el fomento cultural de la región.
Para finalizar puedo añadir que el entendimiento total del panorama cultural y social es vital en la
construcción de un proyecto a fin, y que existen distintos factores en territorios específicos que
pueden y dictaminaran como se puede llevar o no cualquier proceso cultural, cabe señalar que los
eventos antes mencionados son muy buenos ejemplos de cómo la gestión cultural puede entenderse,
así como también del actuar de la sociedad ante una situación injusta y como está por medio del arte
crea una forma de protesta que desemboca un sinfín de hechos políticos y culturales que han
construido su realidad y cultura.

Bibliografía:

Yañez Canal, C. (Ed.) (2018). Praxis de la gestión cultural. Bogotá, Editorial Universidad Nacional
de Colombia. Recuperado de https://elibro.net/es/ereader/uce/129030?page=112.

Yañez Canal, C. (Ed.) (2018). Praxis de la gestión cultural. Bogotá, Editorial Universidad Nacional
de Colombia. Recuperado de https://elibro.net/es/ereader/uce/129030?page=113.