Está en la página 1de 37

Sistemas de

Recirculación y

Tratamiento de agua

Oscar Galli Merino


Facundo Miguel Sal

Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos


CENADAC (Santa Ana- Corrientes)
2007
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 1

A - Introducción

Hoy la acuicultura a nivel mundial se encuentra en franco


crecimiento, según proyecciones de FAO en el año 2015 la
producción proveniente de la acuicultura será de 74 millones
de Tn. (FAO, 2006). Para lograr la sustentabilidad es necesario
intensificar los cultivos, valiéndose de tecnología como
sistemas de recirculación de agua (SRA) y tratamiento de la
misma, optimizando un recurso tan valioso.

La utilización de la tecnología en el tratamiento del agua


tiene como ventajas: un monitoreo y control constante de las
variables físico-químicas y sanitarias del agua, la reutilización
del agua, producciones de altas densidades, y como
desventajas: el alto costo y necesidad de mano de obra
calificada.

El uso de esta tecnología se limita en cierta medida, a países


desarrollados como: Estados Unidos, Japón y los países
europeos como: Noruega, España, Alemania, Francia y otros.
Cabe destacar que países en vía de desarrollo como: Chile,
México, Brasil y Ecuador utilizan esta tecnología en diferentes
etapas de cultivo.

En Argentina el SRA, aun no se utiliza en cultivos de índole


comercial, pero si ciertos tratamientos de agua como:
filtración mecánica, filtración biológica, aireación y
oxigenación.

En este trabajo se desarrollan conceptos generales para


comprender el funcionamiento de un SRA y tratamiento de
agua, y su aplicación en la acuicultura.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 2

B - Sistemas de tratamiento del agua

El tratamiento del agua en Acuicultura persigue la eliminación


de substancias inertes, la destrucción de gérmenes
patógenos y facilitar intercambios de gas entre la fase líquida
y la gaseosa.

1 - Aireadores y Oxigenadotes

Para la acuicultura intensiva es prudente mantener el agua


entrante tan próxima como sea posible a la saturación total
de OD (100 %), quiere decir a su máxima solubilidad a una
dada temperatura (Egna y Boyd 1997). Sin duda la aireación
es el tratamiento del agua mas empleado en acuicultura.
La elección del material de aireación y de oxigenación se
hará de acuerdo:

- a las instalaciones existentes (superficie de agua, superficie


de estanques, tiempo de renovación, altura del agua,
bombas, etc.)

- al tiempo de utilización por año (amortización)


- finalmente en función de su eficacia, de la cantidad de
oxigeno disuelto por hora y del rendimiento energético.

Mecanismos de disolución de oxígeno

La transferencia del O2 del aire (20.946% en la atmosfera) con


el agua están en un equilibrio con el oxigeno atmosférico.
Cuando el agua se encuentra insaturada de OD, el oxigeno
atmosférico se trasfiere al agua y a la inversa si el agua se
encuentra sobresaturada de OD.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 3

La solubilidad del oxígeno en agua a 15 oC es de 47ppm


(suponiendo una atmósfera de oxigeno). Las
concentraciones obtenidas en los tanques, por ejemplo, son
bastantes mas bajas generalmente entre 3 a 12 ppm
(Barnabé, 1991).

Hay una serie de obstáculos para lograr la disolución del


oxigeno en el agua que se deben evitar mediantes medios
mecánicos:

- el enriquecimiento del aire con oxigeno aumenta las


posibilidades de disolución de este.

- un líquido el agua, y un gas el oxígeno, en contacto, están


separados por una película o interfase de naturaleza
particular que se opone al paso de los constituyentes de una
fase a otra. Como consecuencia la agitación del gas y/o el
líquido aumentan las posibilidades de disolución.
- cuanto menos tiempo están en contacto el aire y el agua
menos se oxigena esta. Como consecuencia, a mayor
tiempo de permanencia de la fase gaseosa (burbujas) en el
seno de la fase líquida, mayor será la disolución.
- para un volumen dado de agua, cuanto mayor sea la
interfase líquido-gaseosa mayor será la disolución del oxígeno.

- comprimiendo el aire, el agua aumenta el poder de


disolución de todos los gases, representa una ventaja para el
oxígeno, pero un inconveniente en el nitrógeno (Petit 1980).

1.1 - Clasificación de los sistemas de aireación

Se los puede clasificar en dos grandes grupos:

1.1.1 - Aireadores Mecánicos: la aireación mecánica, se


consigue utilizando la energía mecánica para provocar la
ruptura del agua en gotas. El aumento de la trasferencia del
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 4

oxígeno, se logra por incremento en el área de la interfase


aire-agua. Estos pueden ser: de eje vertical y horizontal.

En el caso del vertical, la transferencia del oxígeno se logra


por la exposición de gotas de agua a la atmósfera, por
turbulencia del agua y por arrastre de aire (Tchobanoglous y
Schroeder 1985). En el horizontal la transferencia de oxígeno
es por turbulencia superficial, por arrastre de aire y por
bombeo horizontal. Estos pueden ser eléctricos o a
combustión, y también los hay híbridos, ejemplo la bombas
pulverizadoras y los aireadores de turbina.

Bombas Verticales: consiste en un motor eléctrico sumergible,


con un impulsador adherido a su eje, su potencia va de 1kW
a 100kW, pero en acuicultura raramente más grande que 3
Kw (Boyd 1990).

Bomba Pulverizadora: consiste de una bomba de alta presión


que descarga agua por una serie de orificios o ranuras
(diferentes formas) en una pipa múltiple, la potencia va de
7.5 a 15 kw (Lawson 1995).

Aireadores Difusores - Hélices: se basan en el efecto Venturi.


Estos aireadores consisten en un eje hueco que rota por
acción de un motor eléctrico. Un difusor y una hélice están
localizados al final del eje, sumergidos en el agua. Esta unidad
flota de manera tal que parte de ella esta fuera del agua
donde contiene un hoyo por el cual entra el aire, este pasa a
través del difusor y entra al agua en forma de finas burbujas
(figura 7). La potencia de estos va de 0.37 a 11 kW. Se
demostró que el ángulo de inclinación que produce un
máximo de intercambio de oxígeno es 30 grados (Boyd y
Martinson 1984; Lawson 1995).
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 5

Figura 7: aireador difusor- hélice “venturi” (Lawson, 1995).

Aireadores de Paleta: este consiste en un eje rotatorio


propulsado por un motor eléctrico con una serie de paletas
(fotos 3 y 4), de cierta forma aparatosos, bajo poder de
oxigenación, potencia 1.5 Kw. Hay una variante que utilizan la
toma de fuerza de motores a combustión.

Foto 3: aireador de paleta en reposo. Foto 4: aireador de paleta en movimiento.

Aireadores de Turbina: existen turbinas lentas con reductor de


velocidad y turbinas rápidas con toma directa del motor.

Turbinas lentas (figura 8): se caracterizan por la presencia de


Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 6

un reductor entre el motor (1500 rpm) y la turbina (400 a 700


rpm), es interesante para la acuicultura por:

- su eficacia
- posibilidad de colocarlas en los tanques de cultivo sin
necesidad de protecciones para los peces.

Turbinas rápidas (figura 9): tienen toma directa del motor y


están provista de una hélice que bombea y proyecta el
agua. Las hay disponibles en el mercado mundial, desde 47 a
103 Kw/hora/Kg de oxígeno (Wheaton, 1993) lo que las hace
muy para tanques poco profundos. Presentan el
inconveniente de tener que aislar la hélice de los peces, con
lo que el motor debe ser reversible para limpiar la rejilla de
protección.

Figura 8: turbina lenta (Barnabé, 1991). Figura 9: turbina rápida (Barnabé, 1991).

Tubo en U: consta de un tubo en forma de U (figura 10), en el


cual el agua viaja hacia abajo por uno de los extremos del
tubo y hacia arriba y afuera por el otro. Se inyecta aire al
agua a través de un difusor.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 7

Figura 10: Tubo en U (Wheaton, 1993).

Conos de aireación: consiste en un cono invertido sumergido


en agua, donde el agua con aire inyectado a través de un
difusor, es bombeada hacia abajo (figura11).

Figura 11: Cono de aireación (Wheaton, 1993).

1.1.2 - Aireadores por Gravedad: los aireadores por gravedad


utilizan la energía liberada cuando el agua pierde altitud al
aumentar el área superficial aire-agua, por lo tanto se
incrementa la concentración de oxígeno del agua. Estos son
ampliamente usados en acuicultura, debido a que son de
fácil diseño y económicos. Comúnmente se los denomina
aireadores de cascada o cataratas.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 8

Según su diseño se los puede clasificar como: vertedero


simple (figura 12A) con espumador (figura 12B), con rueda de
paleta, con cepillos rotativos, plano inclinado corrugado con
o sin orificio (figura 12C Y 12D respectivamente).

Figura 12: Diferentes tipos de aireadores de cascada. (Lawson, 1995).

1.2 - Oxigenadotes

La aplicación de oxígeno puro esta justificada:

- cuando la temperatura es elevada y la


concentración de oxígeno a mantener es próxima a la
saturación, porque entonces el rendimiento de los aireadores
tiende a cero.

- cuando se quiere sobresaturar de oxígeno el agua sin


riesgo de embolia gaseosa debida al nitrógeno.

1.2.1 - Fuentes de Oxígeno puro

Existen tres fuentes de oxígeno puro:

- oxígeno gaseoso de alta presión (comprimido): esta


confinado en cilindros metálicos (98 a 99 % pureza) de 3
a 7 m3, muy costoso por lo tanto es utilizado como
complemento de los otros.

- oxígeno líquido: el oxígeno líquido (LOX) tiene una


pureza de 98 a 99 % de pureza, se produce a gran
escala.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 9

- oxígeno generado in situ: este puede ser generado por


un proceso llamado adsorción presurizada (PSA), con un
rendimiento de 0.5 a 10 m3 por hora, la pureza es de 85
a 95%, es costoso.

1.1.2 - Clasificación de los sistemas de oxigenación

Tubo en U y conos de aireación: funcionan de la misma


manera que los mencionados anteriormente, pero con
oxigeno puro.

Oxigenadores de Baja Carga (LHO): están siendo usados con


más frecuencia, especialmente por su adaptabilidad a altos
flujos usando un mínimo de carga o altura hidráulica, de ahí
su nombre. Estas unidades consisten en una placa de
distribución ubicada sobre cámaras rectangulares múltiples
(de 5 a 10). El agua fluye sobre los bordes hasta el final del
sistema tipo raceways o es bombeada hacia arriba desde un
estanque de peces bajo techo a través de la placa
dedistribución, y luego cae a través de las cámaras
rectangulares (figura 13) (Timmons, 2002).

Figura 13: oxigenador de baja carga (LHO). (A) colector. (B) placa de
distribución perforada. (C) cámaras de oxigenación. (D) entrada de
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 10

oxigeno. (E) perforaciones entre las cámaras. (F) salida de oxigeno. (G)
salida de agua oxigenada. (Timmons, 2002).

2 - Filtración

La utilización de los filtros en la acuicultura, tiene como


objetivo la eliminación de sustancias y organismos
indeseables en el agua de cultivo.

Existen cientos de filtros diferentes en el mercado mundial. La


selección del tipo correcto para un uso específico, requiere
del conocimiento de los diferentes tipos de filtros y sus
principios básicos de operación.

2.1 - Clasificación de los Filtros

2.1.1 - Filtros mecánicos

Se utilizan para eliminar partículas en suspensión, estos


emplean las diferencias en el tamaño de la partícula en
solución.

Cribas fijas: la forma más simple consiste en una criba fija


puesta cruzando la trayectoria del flujo, de tal forma que el
fluido pasa a través de ella (figura14). Las partículas más
grandes que los orificios de la criba no pueden pasar a través
de ella, acumulándose. Generalmente las cribas se utilizan
para partículas mayores a 1.5 mm de diámetro.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 11

Figura 14: Criba fija, (Wheaton, 1993).

Cribas rotativas: es una criba que gira construida de tal forma


que opera solo parcialmente sumergida en el agua que pasa
a través de ella. La rotación continua ocasiona que una
sección de ella filtre el agua y la otra sección por encima de
la superficie alternadamente, donde pasa frente al sistema
de retrolavado (figura 15). De esta forma el lavado es
continuo y automático, permitiendo que esta opere
continuamente con baja perdida de carga y bajo
requerimiento de mano de obra.

Figura 15: criba rotativa. 1. Entrada 2. Salida 3. Salida sedimento 4. Agua


de enjuague 5. Inyector de agua 6. Unidad de manejo 7. Elementos del
filtro. (Hydrotech).

Cribas rotativas tipo cadena: el sistema consta de dos


cadenas laterales con placas de rejas suspendidas entre ellas
(figura16). El agua que entra por izquierda pasa a través de la
criba y sale por la parte de atrás. El material se lleva hacia
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 12

arriba fuera del agua en la malla y se deposita en un canal


de desecho. Comúnmente remueve materiales grandes, de
1,25 cm o mayores.

Figura 16: criba rotativa tipo cadena (Wheaton, 1993).

Cribas vibradoras: se usan comúnmente de dos tipos, de flujo


axial y de flujo radial. El afluente entra por un extremo de la
criba y el material particular se mueve a lo largo de la
longitud de la criba por el movimiento vibrador de la misma
(figura 17).

Figura 17: Criba rotatoria (Wheaton, 1993).

Filtros de arena: estos consisten en una capa de arena o


cualquier otro material particulado a través del cual se fuerza
el paso del agua, quedando así atrapadas partículas muy
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 13

grandes en los espacios entre grano y grano de arena. Los


tamaños de partícula de arena varían de 2 a 0,02mm. Sin
embargo, si se reemplaza la arena por roca, carbón, grava o
cualquier otro material se extiende el tamaño de partículas
hasta grandes dimensiones, se puede utilizar tierra de
diatomeas, arcilla o materiales similares para reducir el
tamaño de las partículas hasta micras.

Filtros de arena por gravedad: el agua que contiene al


material particulado entra por la parte superior y pasa hacia
abajo a través de las capas del filtro. Un tubo perforado o un
suelo simplemente perforado proporciona el sistema de
conexión del agua limpia. La gravedad proporciona la
energía necesaria para inducir el flujo a través del filtro.

Filtros de arena por presión: son similares a los filtros de arena


por gravedad, excepto que el filtro esta recubierto en un
contenedor a presión y la presión se aplica por medio de una
bomba (ver figura 18).

Filtros de tierra de diatomeas: estos se utilizan principalmente


donde la claridad del agua debe ser alta y/o donde la
población de bacterias en el agua es baja, por lo que, en
ocasiones, es preciso que el agua pase primero por un filtro
de arena (figura 18). Existen cientos de tipos de tierras de
diatomeas o aditivos de filtros de la misma, el más fino es
capaz de remover partículas de hasta 0,1µm.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 14

Figura 18: Filtro de arena a presión y filtro de diatomeas (Coll Morales,


1991).

2.1.2 - Filtros de gravedad

Utilizan la fuerza de gravedad para extraer partículas de un


fluido (separación gravitacional). Existen tres técnicas de
separación gravitacional: sedimentación, centrifuga y el
hidroclona.

Sedimentación: es el proceso de permitir que el material


particulado, que tenga una mayor densidad que el líquido
que lo rodea, se asiente, bajo la fuerza gravitacional en un
líquido estático o lentamente móvil.

Centrifugación: se usan para incrementar la fuerza


gravitacional experimentada por las partículas durante su
asentamiento, existen de muchos tipos. En el mercado se
encuentran centrifugas de flujo continuo e intermitente, las
primeras se utilizan en los sistemas acuáticos.

Hidroclona: El agua entra tangencialmente por la parte


superior de la unidad, creando un espiral líquido (figura, 19).
El flujo rotacional hace que el material particulado más
pesado se desplace hacia afuera a las paredes de la
hidroclona.

Figura19: Diseño de una hidroclona (Timmons, 2002).


Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 15

2.1.3 - Filtros químicos

Son principalmente unidades de adsorción, esta se define


como un proceso de acumulación o concentración de
sustancia en una superficie o interfase.

Filtros de Carbono: Se emplean para eliminar productos


orgánicos de excreción (Coll Morales, 1991).

Son de dos tipos: de flujo continuo e intermitente. El de tipo


intermitente consiste en un tanque de tamaño apropiado
que se llena con carbono activado granulado. El agua se
bombea al tanque, comúnmente la mezcla agua-carbón se
bate para incrementar la razón de adsorción. Se deja reposar
la mezcla y el agua purificada se drena y el carbono se
puede desechar o regenerar, es útil en sistemas pequeños,
alto costo y mano de obra.

En los sistemas continuos de contacto puede haber uno de,


al menos, dos tipos: el primero similar al anterior con la
diferencia que el agua ingresa continuamente por un
extremo del tanque, pasa por el carbono y sale por el
extremo opuesto (figura 20). Por lo tanto el tiempo de
contacto es una función de la razón del flujo y el volumen de
la capa de carbono. Antes de entrar al filtro de carbón
activado el agua deberá pasar por un filtro mecánico. El
segundo sistema continuo de contacto aplica carbono
molido a un flujo de agua. Después de un tiempo de
contacto suficiente, el carbono con los materiales adsorbidos
se separa del agua, este sistema elimina los grandes tanques
de contacto. El carbón puede volver a activarse por
calentamiento o mediante lavado con disolventes orgánicos.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 16

Figura 20: filtro de carbón activado. (Coll Morales, 1991).

Fraccionamiento de espuma: Se emplea para eliminar


proteínas y lípidos mediante la producción de espumas.
Básicamente su funcionamiento es el siguiente: Se inyecta
aire a través de un difusor y sube por una columna
mezclándose con el agua. El Oxigeno del aire oxida y
coagula le materia orgánica disuelta. El material solidificado
va formando una capa de espuma en la superficie que se
traslada a un recipiente que se limpia periódicamente. (Coll
Morales, 1991)
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 17

Figura 21: Fraccionador de espuma. A –escala de laboratorio. B –escala


industrial. (Coll Morales, 1991).

2.1.4 - Filtros biológicos (Biofiltración)

Para el área ambiental de la acuicultura, el Nitrógeno es de


central preocupación como componente de los residuos
generados en la crianza de peces. En particular, los peces
excretan varios productos nitrogenados residuales por difusión
e intercambio iónico a través de las branquias, orina y heces.
La descomposición de estos compuestos nitrogenados es
especialmente importante en sistemas de recirculación de
acuicultura debido a la toxicidad del amoníaco, nitrito y en
algún grado el nitrato (Wheaton, 1985). El proceso de la
remoción de nitrógeno amoniacal en un filtro biológico se
denomina nitrificación, y consiste en la sucesiva oxidación del
amoníaco primero a nitrito y finalmente a nitrato. También
existe un proceso de reducción anaeróbica de nitrato a
nitrógeno molecular gaseoso denominado desnitrificación.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 18

Nitrificación: El amoniaco es el principal producto final del


catabolismo de la proteína y es excretado por los peces
como amoniaco no ionizado (NH3) a través de las branquias.
El amoniaco, nitrito y nitrato son todos altamente solubles en
agua. El amoniaco existe en dos formas: no ionizado y
ionizado (NH4+ amonio), la concentración relativa de estas
formas en la columna de agua es principalmente una función
del pH, temperatura y salinidad (Anthonisen et al., 1976). La
suma de las dos formas se denomina amoniaco total o
simplemente amoniaco (NAT). Un aumento del pH o la
temperatura aumenta la proporción de la forma no ionizado
del NAT. Para exposiciones de largo plazo, las
concentraciones permisibles de NH3 dependen de la especie
y de la temperatura de cultivo, pero como regla general este
debe mantenerse bajo 0.05mg/l.

El nitrito es un producto intermedio en el proceso de


nitrificación del amoniaco a nitrato. A pesar que es
usualmente convertido en nitrato tan pronto como se
produce, la falta de oxidación biológica del nitrito resultará
en niveles elevados de este que pueden ser tóxicos para los
peces; debe ser constantemente monitoreado ya que los
altos niveles podrían indicar una inminente falla del biofiltro.
La toxicidad del nitrito se debe a su efecto en la capacidad
de transporte del oxigeno de la hemoglobina de la sangre.
Cuando este penetra en la corriente sanguínea, oxida al
hierro en la molécula de la hemoglobina desde el estado
ferroso (Fe++) al estado férrico (Fe+3). El producto resultante se
denomina metahemoglobina, la que tiene un característico
color marrón, llamada comúnmente “enfermedad de sangre
marrón” (Tomasso et al., 1979).

El nitrato es el producto final de la nitrificación y es el menos


toxico de los compuestos. En sistemas de recirculación, los
niveles de este son corrientemente controlados por recambios
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 19

diarios de agua. En sistemas con bajo recambio o altas tasas


de retención hidráulica, la desnitrificación se ha tornado
cada vez más en una medida importante de control.

La filtración biológica puede ser una medida efectiva para


controlar el amoniaco; en comparación con el recambio del
agua para controlar sus niveles. Existen dos tipos de bacterias
las que colectivamente ejecutan la nitrificación. Estas son
generalmente catalogadas como bacterias
quimioautótrofas, ya que obtienen la energía de la oxidación
de compuestos inorgánicos a diferencias de las bacterias
heterótrofas que obtienen energía oxidando compuestos
orgánicos (Hagopian y Riley, 1998). Las bacterias de
oxidación del amoniaco obtienen su energía oxidando
amoniaco no ionizado a nitrito como: Nitrosomonas,
Nitrosococcus, Nitrosospira, Nitrosolobus Y Nitrosovibrio. Las
bacterias de oxidación del nitrito al nitrato son: Nitrobacter,
Nitrococcus, Nitrospira y Nitrospina. Las bacterias nitrificantes
son principalmente autotróficas obligadas, que consumen
dióxido de carbono, y aeróbicas obligadas, Que requieren
oxigeno para desarrollarse. Las bacterias heterotróficas
crecen significativamente mas rápido que las bacterias
nitrificantes y prevalecen por sobre estas compitiendo por
espacio y oxigeno en los biofiltros cuando las
concentraciones de materia orgánica disuelta y particulada
son altas. Por ese motivo, es imperativo que la fuente de agua
para los biofiltros sea mantenida tan limpia como sea posible
con la mínima concentración de sólidos totales.

Etapas de la nitrificación: Es un proceso de dos etapas, donde


primero el amoniaco se oxida a nitrito y luego el nitrito se
oxida a nitrato. Los dos pasos de la reacción normalmente se
llevan a cabo secuencialmente, ya que el primer paso tiene
una tasa de reacción cinética mas alta que el segundo paso,
el proceso es normalmente controlado por la oxidación del
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 20

amoniaco y como resultado no existe una apreciable


acumulación de nitrito.

Equilíbrio Acido/Base: NH3 + H2O NH4+ + OH-

Nitrosomonas

NH4+ + 1,5 O2 NO2- + 2 H+ + 84 kcal/mol amoníaco

Nitrobacter

NO2- + 0,5 O2 NO3- + 17,8 kcal/mol nitrito

Total

NH4+ + 2 O2 NO3- + 2 H+ + H2O + Energía

La puesta en marcha típica de un biofiltro hasta desarrollar su


capacidad máxima se muestra en la figura 22.

Figura 22: puesta en marcha de un filtro biológico hasta desarrollar su


máxima capacidad. (Timmons, 2002).

Nótese que las concentraciones de amonio y nitrito llegan a


un máximo los días 14 y 28 respectivamente, y la acumulación
de nitrato se inicia después de 21 días. La adición de amonio
y nitrito al sistema desde el primer día podría acelerar el
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 21

proceso. Por seguridad, en sistemas nuevos no debe


colocarse peces antes de observar una caída en el nivel de
nitrito, esto es una indicación de que el reactor esta
totalmente activado. La capacidad de remoción de
amoniaco de los filtros biológicos es ampliamente
dependiente de la superficie total disponible para el
desarrollo de las bacterias nitrificantes. Para una eficiencia
máxima, el medio de soporte usado debe balancear una alta
superficie específica (superficie por volumen de unidad) con
una suficiente fracción de hueco para un adecuado
comportamiento hidráulico. El medio usado en los biofiltros
debe ser inerte, no compresible, y no degradable
biológicamente. Los más utilizados en biofiltros en acuicultura
son arena, roca molida o ripio de rio, algunas formas de
material plástico o cerámico en forma de pequeños gránulos
o grandes esferas, anillos o sillas de montar. Los biofiltros
deben ser cuidadosamente diseñados para evitar la
limitación por oxigeno o la carga excesiva de sólidos, DBO, o
amoníaco.

Factores que afectan a la velocidad de nitrificación:

- pH: este afecta tanto la velocidad de nitrificación como la


relación entre las formas de nitrógeno amoniacal ionizado y
no ionizado. El efecto del pH sobre la tasa de nitrificación
para biofiltros ha sido investigado por más de 60 años y
todavía existe una amplia gama de pH informados como
óptimos. Los resultados mas recientes sugieren que el rango
optimo es de un pH desde 7.2 a 7.8 (Antoniou et al, 1990) los
biofiltros nitrificantes han sido operados en un rango mucho
mas amplio desde 6 a 9 debido a la adaptación de las
poblaciones bacterianas a las condiciones de operaciones
reales. Los cambios rápidos en el pH también tienen efectos
sobre el comportamiento de los biofiltros, si estos son de más
de 0.5 a 1 unidades de pH en un minuto las poblaciones
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 22

bacterianas del filtro se estresaran y requerirán un tiempo


para la adaptación a las nuevas condiciones ambientales.

- Alcalinidad: es una medida de la capacidad de


amortiguación de pH (tampón o buffer) de un sistema
acuático. Se determinó que para cada gramo de nitrógeno
amoniacal reducido a nitrógeno de nitrato, se consumen 7.14
gramos de alcalinidad, esta perdida se puede reemplazar
fácilmente por la adición de bicarbonato de sodio (NaHCO3)
u otro suplemento de bicarbonato. La nitrificación es un
proceso de formación de ácido, y si los sistemas de biofiltro
están mal tamponados el pH del sistema bajara impactando
el desempeño de este.

- Temperatura: esta juego un rol significativo en la velocidad


de reacción de la nitrificación como lo hace en todas las
cinéticas de reacciones químicas y biológicas. En general, las
tasas de reacción de la nitrificación siguen una relación que
por ejemplo una disminución de 10oC en la temperatura de
operación, resulta en un 50% de reducción de tasa de
remoción. En la aplicación practica, la temperatura en la
cual opera un biofiltro esta normalmente determinada por los
requerimientos de las especies en cultivo, y no por las
necesidades de las bacterias del mismo.

- Oxígeno: este se torna frecuentemente en el factor limitante


de la tasa de nitrificación de los biofiltros debido a los bajos
niveles de entrada y por la competitiva demanda de las
bacterias heterotróficas. Por cada gramo de nitrógeno
amoniacal oxidado a nitrógeno nítrico, se requieren 4.57
gramos de oxígeno. Wheaton (1985) y Malone et al. (1998)
mencionan que probablemente niveles de 2 ppm de oxígeno
en el efluente del biofiltro es adecuado para mantener a un
máximo la tasa de nitrificación.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 23

- Amoníaco: la concentración del amoníaco como tal puede


afectar directamente la tasa de nitrificación, en general la
capacidad del biofiltro para oxidar nitrógeno aumenta
proporcionalmente con el aumento de la concentración del
amoníaco en un rango limitado de concentraciones. Se
asume que la relación proporcional existe en el rango de o
hasta al menos 3 ppm. La proporcionalidad en algún punto
decrecerá y eventualmente el incremento de la
concentración de NAT no agregara nitrificación adicional,
este fenómeno se muestra en la figura 22 (Ebeling, 2000).

- Salinidad: similarmente a la temperatura y pH, las


poblaciones de bacterias nitrificantes después de algún
tiempo pueden aclimatarse a casi cualquier nivel de
salinidad. Cambios rápidos mayores a 5 g/l producen shock a
las bacterias nitrificantes y hace decrecer las velocidades de
remoción del amoníaco y de nitrito (Hochheimer, 1990).

BIOFILTROS

Hay un considerable debate sobre cual es la tecnología de


filtro biológico mas apropiada para aplicaciones acuícolas
intensivas. El biofiltro ideal seria el que pudiese remover el
100% del amoníaco de la alimentación, no producir nitrito,
requerir de poca superficie, usar un medio de soporte barato,
no requerir presión de agua ni mantenimiento para operar, y
no capturar sólidos. Desgraciadamente, no hay un biofiltro
que cumpla con todas esas ideas, cada uno tiene sus propias
ventajas y desventajas y áreas de mejor aplicación.

Biofiltros Sumergidos: consiste en un lecho de medio de


soporte sobre el cual se desarrollan las bacterias nitrificantes,
a través de la cual pasa el agua residual ya sea en un flujo
ascendente o descendente. Los sólidos se pueden acumular
dentro del filtro sumergido, junto con la masa celular
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 24

producto del crecimiento de bacterias nitrificantes y


heterotróficas, este proceso puede eventualmente bloquear
los espacios vacios, y entonces, en una operación a largo
plazo, debe usarse algún mecanismo para desaguar los
sólidos del filtro. Tradicionalmente se usan medios de gran
tamaño, como roca partida uniformemente por sobre los 5
cm de diámetro o de plástico por sobre los 2.5 cm de
diámetro, para proveer grandes espacios vacios para
prevenir el atascamiento.

Los inconvenientes de este tipo de filtros incluyen problemas


de bajo OD y acumulación de sólidos, por estar muy
recargados de materia orgánica y de la dificultad de retro-
enjuague.

Una reciente variación del biofiltro sumergido, dio lugar a lo


que se denomino biofiltro de lecho móvil o dinámico, en el
que se usa un medio de soporte consistente en pequeñas
formas de polietileno flotantes (7mm de largo y 10mm de
diámetro), en una cama sumergida extremadamente bien
aireada (Rusten et al., 1998). El medio tubular tiene aletas
internas y externas para aumentar la superficie, y una sección
interior dividida para proteger la biopelícula de su total
remoción por la agitación del movimiento del lecho. La
intensa aireación mantiene el lecho en permanente
movimiento y minimiza los problemas de oxigenación y
acumulación de sólidos.

Biofiltros Percoladores: operan del mismo modo que los


sumergidos, excepto que el agua residual fluye hacia abajo
por sobre el medio y mantiene la película bacteriana mojada,
pero nunca completamente sumergida (Wheaton et al.,
1991). Ya que los espacios vacios son rellenados con aire en
lugar de agua, las bacterias nunca entran en carencia de
este.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 25

Los filtros percoladores han sido ampliamente utilizados en


acuicultura, porque son fáciles de construir y operar, son auto-
aireantes, muy efectivos para desgasificar dióxido de
carbono. Pero hoy en día la mayoría de los filtros usan un
medio plástico, por su bajo peso, área específica y alta
fracción de hueco. Estos no han sido utilizados en sistemas de
agua fría de gran escala, probablemente a las bajas tasas de
desnitrificación a esas temperaturas y la relativamente baja
superficie específica del soporte. (Figura 23)

Figura 23: Esquema de filtro biológico percolador (Timmons, 2002).

Contactadores Biológicos Rotatorios (CRB): estos operan


rotando el medio de soporte del filtro, que consiste en discos
o tubos, a través de un estanque que contiene el agua
residual. La película bacteriana en el medio rotatorio esta
expuesta alternativamente el agua residual y a la atmosfera,
la que provee el oxígeno. El soporte esta normalmente
sumergido a un 40% del diámetro del tambor y es rotado a
una velocidad de 1.5 a 2 rpm. Hoy en día los medios de
soporte con más alta área de superficie específica son
utilizados en la construcción de CRB, lo que reduce su
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 26

tamaño físico y aumenta la capacidad de remoción del


amoníaco y nitrito. Los CRB se han usado en sistemas de
recirculación total, porque requieren muy poca altura
hidráulica, tienen costos bajos de operación, provee
intercambio gaseoso, y pueden mantener un tratamiento
medioambiental aeróbico consistente. Además tienden a ser
más auto-limpiantes que los filtros de lecho fijo, la principal
desventaja es la naturaleza mecánica de su operación y la
ganancia sustancial de peso debida a la biomasa, resultando
en una carga adicional en los ejes y rodamientos.

Figura 24: Esquema de un CRB. (Timmons. 2002).

Filtros de Gránulos Sintéticos: el filtro de gránulos flotantes


(figura 25) se han convertido en el mas popular de los biofiltros
para el tratamiento de flujos pequeños a moderados,
comúnmente menores que 1000 – 2000 L/min, son filtros de
relleno expandibles que poseen un comportamiento de
bioclarificación similar a los filtros de arena (Malone y
Beecher, 2000). Funcionan como un dispositivo físico de
filtración o clarificador extrayendo los sólidos (Chen el al.,
1993), simultáneamente ofrece un substrato para el
crecimiento de bacterias, por tanto también remueven los
residuos del agua a través de biofiltración (Malone et al.,
1993). Son resistentes al ensuciamiento biológico y
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 27

generalmente requieren de poco agua para retrolavado,


este es agitado mediante burbujas o por un agitador
mecánico, este procedimiento expande el lecho y separa los
sólidos atrapados en los gránulos, estos son de polietileno con
un diámetro de 3 – 5 mm. Las ventajas de estos filtros incluyen
su diseño modular y compacto, fácil de instalar y operar,
además pueden ser usados como filtros de doble propósito
para la remoción de sólidos y la nitrificación.

Figura 25: Esquema de un biofiltro de gránulos sintéticos (Timmons. 2002).

Biofiltros de Lecho Fluidizado: estos se han usado en muchas


instalaciones de acuicultura comerciales de gran escala
(15m3/min a 159m3/min, 400 a 4000 gpm). Su ventaja principal
es que su medio de soporte tiene una superficie específica
muy alta, normalmente de arena calibrada o gránulos de
plástico muy pequeños. El biofiltro de lecho fluidizado es de
fácil escalamiento a tamaños mayores, y su costo por unidad
de tratamiento es bajo (Summerfelt y Wade, 1998, Timmons et
al., 2000). Ya que el costo de inversión del biofiltro es
aproximadamente proporcional a su superficie
estos son muy competitivos en el costo y son relativamente
pequeños comparados a otros biofiltros. Los biofiltros de lecho
fluidizado son eficientes para la remoción del amoníaco;
normalmente removiendo el 50 – 90% de este durante cada
paso en aplicaciones de acuicultura de agua fría y
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 28

moderadamente fría (Summerfelt et al., 2001). Las tasas de


nitrificación para los sistemas de agua fría van desde 0.2 a 0.4
kg de remoción de NAT/día/m3 de volumen de lecho
expandido; en los sistemas de agua mas tibia, los rangos de la
tasa de remoción de NAT van desde 0.6 a 1 kg/día/ m3 de
volumen de lecho expandido (Timmons y Summerfelt, 1998).
Las principales desventajas de los biofiltros de lecho fluidizado
son su alto costo de bombeo de agua y el que no tiene
capacidad de intercambio gaseoso como el de las torres de
percolación y CBR. Otras desventajas son que pueden ser
más difíciles de operar y tener serios problemas de
mantenimiento, normalmente asociado a un pobre control
de los sólidos suspendidos y el ensuciamiento biológico.
En lechos fluidizados, el agua fluye a través de los espacios
vacios (figura 26), ya sea hacia arriba o hacia abajo,
dependiendo de la gravedad específica del medio de
soporte. El lecho se fluidiza cuando la velocidad del agua a
través de la cama es suficiente para suspender el soporte en
la corriente, produciendo la expansión de su volumen. La
turbulencia resultante mejora las velocidades de transferencia
de masa de oxígeno, amoníaco y nítrico hacia y desde la
biopelícula adosada al soporte sólido, también remueve el
exceso de biomasa sobre las partículas fluidizadas. El
resultado es una alta capacidad de nitrificación, pero un alto
gasto energético típico de esta tecnología.
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 29

Figura 26: Esquema de un Biofiltro de Lecho Fluidizado (Timmons. 2002).

3 – Desinfección

La desinfección se emplea en acuicultura para eliminar


bacterias y virus, principalmente, y otros seres vivos que
pudieran interferir en los cultivos (hongos, fito y zooplancton,
etc.), este debe utilizarse tras la filtración mecánica y
biológica, ya que las partículas en suspensión y compuestos
orgánicos, generalmente disminuyen la eficacia de estos.
La desinfección de las aguas pueden efectuarse por
métodos físicos (UV y calor) o químicos (ozono, cloro).
Para que el desinfectante sea eficaz debe:
- ser capaz de destruir los microorganismos que pueda
transportar el agua que se va a desinfectar.
- actuar en un corto período de tiempo, en las condiciones
físicas, de pH y temperatura que tenga el agua y con las
posibles variaciones en las concentraciones de
microorganismos.
- no tener efectos perjudiciales para los animales acuáticos.
- ser fácil de manipular y almacenar.
- ser determinable su concentración en el agua rápidamente,
de ser posible, automáticamente (Coll Morales 1991).
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 30

3.1 - Rayos Ultravioleta (UV)

Es el sistema más utilizado pero esta reservado a salas de


incubación y alevinaje (bajos caudales) y principalmente
para desinfectar aguas claras. Estos son solo aplicables en
aguas poco cargadas de materia en suspensión (sobre todo
orgánicas) o con bajo contenido de hierro. (Barnabe, 1991).

El efecto destructivo del UV sobre bacterias, hongos, virus y


otros pequeños organismos están en función de la longitud de
onda (ë), la más efectiva es de 2.600 Å. A ambos lados de
este valor la efectividad bactericida decae rápidamente
(Koller, 1965).

Existen tres tipos de lámparas de vapor de mercurio a baja


presión: cátodo caliente, cátodo frio y lámparas germicidas
de alta intensidad.

Según Maurel (1983), el dimensionamiento de un aparato de


UV se hace principalmente en función de:

- El caudal a tratar.
- El grado de desinfección que se quiera obtener.

Generalmente se utilizan dos diseños para las unidades de


desinfección UV:

- Sistemas Suspendidos: las lámparas se encuentran


suspendidas en sentido perpendicular al flujo de agua que
pasa por debajo de ellos (figura 27). Al minimizar la distancia
de la superficie del agua a las lámparas se incrementa la
intensidad. Si están muy cercanas a la superficie del agua
que salpica crea problemas de mantenimiento.

Los parámetros principales para el diseño son: la profundidad


del agua, la calidad del agua, la distancia de la lámpara al
agua, el espaciamiento de las lámparas y la razón del flujo
del agua en el sistema suspendido. Han sido diseñadas
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 31

prácticas unidades en suspensión para desinfectar aguas con


turbiedad de 240 ppm o más.

Figura 27: unidad de desinfección UV suspendida. (Wheaton, 1993).

- Sistemas Sumergidos: se utilizan con una lámpara sumergida


o rodeada por agua. El agua entra por la derecha y sale de
la cámara (lámpara de UV) de tratamiento por la izquierda
(figura 28).

En estos sistemas aprovechan toda la emisión de la lámpara,


excepto la pequeña pérdida que hay en la transmisión y
reflexión del cristal.

Figura 28: sistema de tratamiento UV sumergido (Wheaton, 1993).

3.2 – Calor

El agua puede ser esterilizada o desinfectada calentándola a


temperatura suficientemente alta y manteniendo esta
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 32

durante el tiempo deseado. Así, la mortalidad bacteriana


esta en función de la temperatura y el tiempo que se
mantiene esta, así como también de la especie de
microorganismo que se ha de eliminar.

La principal desventaja de utilizar calor para desinfectar agua


es el requerimiento de energía para el proceso, ya que no
solo se utiliza energía para calentar sino también para enfriar,
lo que implica un costo elevado.

3.3 - Ozono (O3)

Este ha sido reconocido como “agente purificador” desde


1782 (Phillips y Hanel 1960). El ozono es una molécula
triatómica de oxígeno, que se obtiene al hacer pasar aire u
oxígeno entre dos electrodos sometidos a una fuerte
diferencia de potencial. Una vez disuelto en el agua
reacciona con la materia orgánica oxidándola rápidamente
(ozonización).

La efectividad del ozono esta en función del tiempo de


contacto, de la dosis, temperatura, pH y materia orgánica. El
ozono tiene afinidad tanto por la materia orgánica como la
inorgánica (hierro y manganeso). Concentraciones de 0.1 –
0.5 ppm durante 5 – 15 segundos elimina las bacterias, la
mayor parte de las esporas, plancton, larvas de insectos,
crustáceos y larvas de peces. Hasta el momento, la utilización
de ozono en acuicultura, se ha visto limitada por el problema
de la toxicidad del ozono residual, la trucha arco iris muere en
cuatro horas con concentraciones de 0.01 – 0.06 ppm
(Rosenlund 1975). Es necesaria su completa eliminación, bien
por evaporación o mediante un filtro de carbón activado.

3.4 – Cloro

Es un desinfectante tóxico para los animales acuáticos a muy


bajas dosis, lo cual resulta riesgoso utilizarlo. Generalmente se
emplea el gas Cl2 y el hipoclorito de sodio o calcio como
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 33

fuente. Así el uso del cloro como desinfectante en sistemas de


cultivo requiere que se de suficiente tiempo de contacto
para que sea efectivo, seguido de la eliminación de este.
Puede ser eliminado mediante técnicas químicas (tiosulfato
de sodio y sales ferrosas) o de adsorción (carbono
activado).La aireación también puede ser utilizada para
eliminar el cloro.

C - Sistemas de Recirculación para la Acuicultura (SRA)

Es la tecnología que permite el cultivo de peces a mayor


intensidad. En el SRA, el ambiente es totalmente controlado,
el agua circula a través del sistema, y solamente un pequeño
porcentaje de agua es reemplazado diariamente. La
temperatura, salinidad, pH, alcalinidad, composición química
y el oxigeno son monitoreados y continuamente controlados.
Los residuos sólidos son filtrados y removidos, se incorpora
oxigeno para mantener concentraciones suficientes para la
densidad de peces en cultivo, Y por ultimo el efluente es
tratado en biofiltro para la conversión biológica del nitrógeno
amoniacal a nitrato (Timmons, 2002) (figura 29).

Figura 29: esquema de flujos en un SRA a escala de laboratorio (Coll Morales, 1991).

El SRA es necesario cuando:


- hay déficit de agua y aumenta la auto-contaminación.
- cuando hay que tratar el agua (calentamiento por ejemplo)
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 34

y el reciclaje representa una disminución del costo


energético, es el caso de las salas de incubación y alevinaje.

Un sistema de recirculación consiste en los siguientes


componentes: una cierta cantidad de depósitos de agua
para los peces, una unidad de tratamiento del agua, unas
bombas y unas tuberías para el suministro de agua así como
para su retorno. El corazón del sistema es la unidad de
tratamiento de agua.

Diseñar y operar un SRA requiere de una solida comprensión


de las operaciones unitarias y procesos incluidos; la falla de
cualquiera de estas operaciones puede ocasionar que falle la
totalidad del sistema, usualmente resultan en la muerta de los
peces en el proceso (Timmons, 2002).

En la actualidad existen diversos diseños de SRA, por ejemplo


los siguientes:

- Sistema de recirculación sencillo para cría de peces en


tanques (figura 30):

Figura 30: Esquema de un SRA sencillo. (Brown, 2000).


Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 35

-Sistema de recirculación mas complejo denominado


“Hesy”(figura 31):

Figura 31: SRA mas complejo: 1) Filtro de Disco/Tambor, 2) Bomba para


surtidores, 3) Bomba para filtro sumergido ("up-flow"), 4) Filtro de
surtidores 5) Bomba para el reactor 6) Filtro sumergido "up-flow", 7)
Instalación U.V. 8) Bomba para filtro 9, 9) Filtro desnitrificador 10)
Reactor de oxígeno 11) Depósito de peces
12)Calefacción/refrigeración 13) Soplador 14) Ventilador 15) Comedero
16) Cepilladora 17) Separadora de fangos / Unidad desfosfatadora A)
Pozo de bombeo debajo del filtro de tambor/disco B) Pozo de bombeo
debajo del filtro de surtidores/ "up-flow". (http://www.masalles.com/)

D - Consideraciones Finales

Por lo expuesto en este trabajo, consideramos que el


tratamiento del agua en toda su dimensión tiene un rol más
significativo en cultivos con tendencias intensivas, debido a
que el control y monitoreo de la calidad del agua es de vital
importancia en el éxito o fracaso de un cultivo con fines
comerciales.

Respecto al sistema de recirculación en acuicultura, en la


actualidad cada vez es más utilizado, ya que el agua es un
recurso de vital importancia no solo para la acuicultura misma
Sistemas de Recirculación y Tratamiento de agua 36

sino para las demás actividades productivas, por esa razón el


concepto de reutilización va de la mano con un concepto
más abarcador, el del uso sustentable del recurso.

Cabe destacar que tanto en el sistema de tratamiento de


agua como en el SRA se debe contar con el conocimiento y
la capacitación que estos requieran. Para la utilización y
diseño de estos se requiere manejar ciertos conceptos, lo más
amplio posible como: construcciones hidráulicas, físico-
química del agua, etc.

E – Bibliografia

Barnabé Gilbert. 1991. Acuicultura 1.Ediciones Omega, SA.


Barcelona España. pp. 29 -153

Coll Morales J.1991. Acuicultura marina animal. Ediciones


Mundi-Prensa.3ª Edición. Madrid España. pp. 522-567.

Egna y Boyd.1997. Dynamics of pond Aquaculture. Ed CRC


PRESS. EEUU.

FAO. 2006. Fisheries Techinical Papers T500.www.fao.org

Lawson Thomas, B.1995. Fundamentals of Aquacultural


Engineering. Ed. Chapman & Hall. New York EEUU. pp. 294-309.

Shepherd J. Sistemas de Acuicultura. Editado por Brown L,


2000. Acuicultura Para Veterinarios. Producción y clínica de
peces. Editorial ACRIBIA, S.A. Zaragoza (España). pp. 49-51.

Timmons M.B., Ebeling J.M., Wheaton F.W, Summerfelt S.T. y


Vinci B.J.2002.Sistemas de Recirculación para la Acuicultura.
Editado por Fundación Chile. Santiago Chile. pp. 207-258; 278-
279.
Wheaton Frederick, W.1993.Acuacultura “Diseño y
construcción de sistemas”.Ed AGT editor, SA. DF México. pp.
460-675.