Está en la página 1de 9

Introducción.

El presente trabajo nos presenta lo referente al sofrito venezolano su


origen en el arte culinario del país, importancia en la elaboración de
platillos netamente venezolanos, su receta como algunas curiosidades o
datos a saber. En este orden de ideas se trata la importancia que tiene
nuestra gastronomía como factor de identidad y pertenencia de cada uno
de las y los venezolanos como imagen alimentaria propia, característica y
auténtica, así mismo los aportes de otras culturas gastronómicas a
nuestra propia cultura alimentaria ya que mediante ellas se forma o
contruye nuestra gastronomía.
Sofrito.

El sofrito es de origen africano, en el “arte culinario” de la Venezuela


colonial podemos ver un conjunto de técnicas y costumbres relacionadas
con la preparación de los diferente alimentos, los cuales tuvieron sus
influencias africanas, a través de las cocineras o cocineros que bajo el
manto de la esclavitud ejercían dichos oficios en las casas de amo y en
diferente unidades de producción, tal como lo hemos señalado
anteriormente. Al respecto, podemos mencionar: el “sofrito”, la
condimentación de los hervidos, el asado a fuego directo, el uso de las
hojas de plátano para envolver los alimentos, el predominio  de grasas en
la preparación de salsa y guisos y utilizando del coco en muchos platos y
guisos y la utilización del coco en muchos platos dulce. ( La Africanía en
Venezuela: Esclavizados, Abolición y Aportes Culturales. Autor: José Marcial Ramos

Guédez. Editorial: FUNDARTE - Caracas. Pág.: 308 – 315 ).

Aunque el sofrito no es una preparación de origen netamente venezolano,


sino una influencia que nos trajeron los africanos de su “salsa ata” y la
cocina yoruba, el sofrito es consecuencia de la evolución y adaptación de
una preparación, a la materia prima que se encontraba en el lugar.

El sofrito es también conocido como hogao o rehogao, aliño


frito, refogado, es una base y a la vez resalta el sabor de diversas
preparaciones en Venezuela, como los guisados de carnes, aves,
pescados o vegetales, sopas, arroz, preparaciones a base de huevos
como el perico, para los guisos de las hallacas o para colocarlo con
las hallaquitas, y en algunos pueblos de la Región Andina se coloca para
acompañar sopas y guisados.

Rafael Cartay, en su Diccionario de Cocina Venezolana, Ediciones Alfadil


2005, define al sofrito como: Fritura en aceite, de tomate, cebolla, ajo y
otros ingredientes, usada para realzar el sabor de diversos guisos. En la
industria nacional se ofrece un sustituto, elaborado con aditivos: cloruro
de sodio, azucares no reductores, ácido cítrico, especias y los
componentes del sofrito finamente picados. Viene en envases de vidrio y
se emplea para aderezar carnes y pescados.

El “Sofrito Venezolano”, se caracteriza por realizarse en aceite onotado


(bija o bijao) o en manteca de cochino, en donde se sofríen muy bien
picados ingredientes como el ají dulce o picante, pimentón, cebolla, ajo,
tomate, pudiendo incluirse cebollín, ajo porro y apio España (céleri), sal,
pimienta y comino al gusto.

Los venezolanos preparamos el sofrito como una receta aparte, que le da


el toque de sabor y efecto a los guisos. No se comienza la cocción de las
sopas o caraotas sofriendo vegetales, se le echan al final, previamente
cocidos y condimentados. En algunos casos a medio camino de cocción,
y excepcionalmente al principio. Sin embargo, el mejor momento de la
inclusión queda a discreción del cocinero, su presencia es clave para
logra la sazón criolla.

Ingredientes para la receta de Sofrito venezolano:

 3 cucharadas de aceite onotado


 ½ cebolla picada en cubos
 ¼ de pimentón verde picado en cubos
 ½ pimentón rojo picado en cubos
 1 ají dulce sin semillas picado en cubos
 2 tomates perita sin semillas triturados
 2 dientes de ajo triturados
 Sal al gusto
 1 pizca de comino
Preparación de la receta de Sofrito venezolano:

1. Colocar a sofreír en un sartén hondo el aceite onotado con la


cebolla hasta blanquear.
2. Agregar el pimentón y el ají dulce.
3. Dejar cocinar por 4 minutos.
4. Añada el tomate triturado, el ajo, sal al gusto y la pizca de comino.

Curiosidades:

1. El sofrito es la base de casi todas las preparaciones venezolanas,


muy versátil y se usa para dar gusto a la comida, generalmente se
prepara para intensificar el sabor de granos, carnes y sopas.
2. Se puede hacer con solo dos ingredientes como cebolla y ajo.
3. Existen distintos tipos como el sofrito blanco de cebolla, cebollín,
ajo y si se le agregan vegetales verdes como ají dulce, pimentón, apio
España (celery), ajo porro y culantro se llama sofrito verde y si los
vegetales son rojos es sofrito rojo. Pero la base inicial siempre inicia con
la cebolla.
4. Se recomienda agregar el ajo casi al final porque suele cocinarse
rápido.
Importancia de la gastronomía Venezolana.

Al hacer una síntesis sobre gastronomía es importante definirla ella no es


más que la técnica usada al momento de preparar una buena comida.

Bien el régimen alimentario autóctono de américa se funda en el maíz y la


yuca, proteínas producto de la caza y la pesca, así como la recolección.
Al pasar el tiempo esto fue progresando y es así que es propio de cada
región tener su propio régimen y cultura alimentaria esta última debe
incorporarse como patrimonio de la nación y como instrumento útil para la
construcción de la identidad gastronómica nacional.

El pueblo es lo que come, se tiene la necesidad como todo pueblo de


contar como todo pueblo de una imagen alimentaria propia, característica
y autentica. Es por ello que es importante crear hábitos alimentarios
propios y autóctonos teniendo en cuenta que la cocina venezolana no es
pura ni ortodoxa, sino que es el resultado de todas las culturas que
llegaron al territorio venezolano.

Y gracias a ellas hoy en día Venezuela cuenta con una amplia diversidad
gastronómica, que varía en las diferentes regiones y estados del país.
Nuestra identidad gastronómica es de suma importancia porque
sencillamente es aquella que nos define, diferencia de cualquier otra en el
mundo. Somos un pueblo rico en cultura, costumbres y tradiciones así
como de platillos que surgieron de la mezcla de todas aquellas culturas
que aportaron sus rasgos alimentarios y así hoy en día podemos decir
con certeza que nuestra cocina es tan rica y se originó de todo esos
rasgos aportados que la hacen única y diversa en el mundo.
Referentes de otras culturas gastronómicas.

Las referencias de otras culturas gastronómicas datan desde el proceso


de conquista y colonización con la llegada de los españoles y esclavos
africanos los cuales fueron adaptando sus hábitos y culturas alimentarias
a los recursos y valores que se encontraban en el territorio.

Por otro parte durante el siglo XIX con la llegada de los inmigrantes la
cual no es demasiado masiva en sus dos primeras décadas y con el
comienzo de las casa comerciales extranjeras alemanas, inglesas,
francesas, italianas en fin ola de inmigrantes europeos que consigo
trajeron sus culturas a nuestra tierra. Así mismo en el siglo XX,
especialmente en la década de 1940, la situación en relación con la
inmigración cambia de manera notable, esta vez inmigrantes provenientes
de países suramericanos supero la ola europea además que ingreso de
manera ilegal.

La comida venezolana siempre fue malísima para los extranjeros, pero a


mediados del siglo XIX empezó a refinarse como consecuencia de la
llegada de italianos, portugueses, turcos, helenos, griegos, sirios y de
toda la cuenca del Mediterráneo, quienes fueron dejando una serie de
aportes de distintos ingredientes y formas, para luego seguir en la década
de los cincuenta con la inmigración proveniente de Europa y
Latinoamérica que produjo una gran influencia.

Rafael Cartay destaca la gastronomía caraqueña en El Pan nuestro de


cada día de la siguiente manera ‘’Exhibe un riquísimo acervo culinario,
con variadas raíces. La primera es la española, que nos viene de la
colonia, cuando Caracas era, como hoy, el centro poblado más dinámico
del país’’, ‘’Entonces, como expresó Curtis: ‘’Caracas es como un París de
un solo piso’’.
Y más tarde en la época del boom petrolero, en la década de los setenta,
fueron franceses los que dieron, junto con los italianos, ese toque
cosmopolitismo de que hoy goza la mesa caraqueña. Otros importantes
aportes migratorios provinieron de Italia, Portugal, y nuevamente de
España y de las Canarias a mediados del siglo XX. A todos ellos y a otras
corrientes migratorias, como la de los chinos, árabes, judíos, caribeños,
colombianos, ecuatorianos, peruanos, mexicanos, y a las grandes
cadenas de comida rápida estadounidense, junto con los esfuerzos de los
venezolanos de ahora y de antes, que nos vienen como una síntesis de
los aportes del indio, del negro y del africano, se les debe el extraordinario
vigor y diversidad que hoy conoce a la gastronomía venezolana.

Pues bien estos dos grupos de inmigrantes fueron difundiendo sus usos
alimentarios entre la población venezolana, por lo que encontramos en
algunas regiones su presencia en muchos platos más representativos de
su cocina. Pero a raíz de la globalización y las cadenas de fast-food
provenientes de Norte América llego a nuestro país la “comida limpia”
pero no necesariamente sana, creando un alto riesgo nutricional y
alimentario amenazando el régimen alimentario venezolano.

Es usual en este siglo XXI observar la presentación de programas


dedicados exclusivamente a gastronomía, culinaria y alimentación. Donde
se enseñan no sólo las diferentes culturas culinarias del globo terráqueo
sino que también, hay variedad en cuanto a la programación dedicada a
rescatar las diferentes tradiciones y culturas culinarias de cada país. La
gastronomía y la culinaria gracias a los diferentes medios han traspasado
las fronteras de cada país dando a conocer sus secretos.

Es importante tener en claro que nuestra cocina es producto de toda esta


hibridación de los patrones alimentarios, la invención de nuevas técnicas
y costumbres adaptadas a los recursos y valores de otras culturas
gastronómicas que le dan forma y sentido a la nuestra.
Conclusión

En fin el sofrito no es ni un condimento ni mucho menos un ingrediente o


receta, pero su presencia es indispensable para la sazón de la comida
venezolana que puede convertirse incluso en el secreto culinario de
muchos platos. Así mismo es de suma importancia afianzar el valor que
tiene nuestra gastronomia que aunque no es ni pura ni ortodoxa es el
resultando de un amplio proceso de hibridación que nos diferencia de
cualquier otra gastronomia en el mundo, por la diversidad de colores,
exquisitos olores y sabores auntenticamente venezolanos que gracias a
los aportes dados por culturas europeas y latinoamericanas y a pesar de
la globalización, el boom petrolero y el paso insesante de la modernidad
podemos alzar la frente y estar orgullosos de nuestras comidas y su
sabores que dentro o fuera de estas fronteras no identifican y definen.
Referencias Bibliograficas

 https://www.recetavenezolana.com/sofrito-venezolano/
 https://historiasdesobremesa.wordpress.com/2013/09/10/el-
sofrito-negro-por-dentro-blanco-por-fuera/
 Rafael Cartay, en su Diccionario de Cocina Venezolana, Ediciones
Alfadil 2005.
 La Africanía en Venezuela: Esclavizados, Abolición y Aportes Culturales.
Autor: José Marcial Ramos Guédez. Editorial: FUNDARTE - Caracas.
Pág.: 308 – 315.
 3 Nº 20. Enero-Junio 2005 Rafael Cartay. AGROALIMENTARIA. Nº 20. Enero-
Junio 2005 (43-55) APORTES DE LOS INMIGRANTES A LA CONFORMACIÓN
DEL RÉGIMEN ALIMENT ALIMENTARIO VENEZOLANO EN EL SIGLO XX

También podría gustarte