Está en la página 1de 20

TEATRO EXPRESIONISTA

Contenido
I.-Contexto Histórico ..........................................................................................................................1
II. Características de la corriente teatral ............................................................................................6
Esquema del teatro ............................................................................................................................8
Georg Kaiser .......................................................................................................................................8
6 Actores en busca de autor .............................................................................................................10
Ernst Toller .......................................................................................................................................11
Obra Hoppla, wir leben! ..................................................................................................................12
Eugene O'Neill ..................................................................................................................................13
Karel Capek ......................................................................................................................................16
Elmer Rice ........................................................................................................................................17
Bibliografía .......................................................................................................................................18

I.-Contexto Histórico
Contexto histórico:
El expresionismo nace en Alemania como movimiento a principios del siglo xx, bajo el
régimen de Guillermo II, dentro de una atmósfera social y política que anticipaba la Primera
Guerra Mundial

Se trata de una corriente artística que buscaba la expresión de los sentimientos y las
emociones del autor, más que la representación de la realidad objetiva.

Surgió como reacción frente a los modelos


que habían prevalecido en Europa desde el
Renacimiento.

Los autores expresionistas ignoraban la


realidad externa, buscando su naturaleza
interna, para conseguir ese punto y
mostrarlo, exagerando y distorsionando en la
mayoría de las veces los temas elegidos.
Intentan realizar una pequeña
transformación de la realidad porque
sostenía que ésta, es una construcción que
constituye un lenguaje, por lo tanto, había
que construir un nuevo lenguaje que diera
cuenta de la otra realidad que estaba oculta.

Los temas destacados, fueron la crítica


generacional a la burguesía, al materialismo,
a la aglomeración de las masas en las
metrópolis, a la mecanización, y sobre todo
a la guerra.

En las obras expresionistas se plasmaba la angustia existencial, con desesperadas visiones


del fin del mundo, y su miedo a la época en la que estaban viviendo. Criticaban las
consecuencias para la humanidad que trajo la modernización, así como el aislamiento
individual por la masificación de las ciudades.

Su influencia ha llegado hasta nosotros, por grandes


directores, como por ejemplo “Tim Burton”, y con sus
temas de expresionismo alemán, como el terror, la
oscuridad, el ambiente gótico. Sus películas recogen
elementos de distintas concepciones del gótico.En
Alemania la tradición gótica tuvo una continuidad, más
virulenta y adaptada a las nuevas circunstancias del
momento. Más adelante, este movimiento artístico se
denominó como Expresionismo

en Europa a principios de siglo XX.


La Primera Guerra Mundial había arruinado al viejo continente y Alemania era uno de los
países más afectados. Se encontraba inmersa en una profunda crisis económica, aislada
del resto de los países europeos y como consecuencia una ola de pesimismo invadía el
país.
Los finales del siglo XIX fueron una época de corte academicista donde la inspiración en
cualquier
manifestación artística era el reflejo de la realidad. Un ejemplo propio de ello fue el Realismo
del siglo XIX. Como contraposición a este realismo, se alzan las voces de algunos autores
que pretenden mostrar justo lo contrario: El romanticismo, que demuestra su rebeldíacontra
el mundo heredado, se opone a la separación entre razón y sentimiento, entre lo real y lo
irreal. Pone de manifiesto la realidad subjetiva de las cosas, las percepciones profundas
de cada uno. Para el romántico la Naturaleza no es un objeto, sino un todo orgánico, vivo.
El romanticismo rechaza formar parte de la Naturaleza como una pieza más de su
engranaje, y por el contrario, hace constar su individualidad, su capacidad creadora y
transformadora que extrae de su interior, y plantea una relación con la Naturaleza como
una comunicación del Uno al Todo.
Citando a René Huygue en El arte y el hombre: “... Al individualista romántico le llevaba la
soledad, dondepodía exaltarse en los límites del mundo, la fusión de cada alma humana en
un alma universal a la que suponía cómplice, fraternal y donde uno hallaba un enorme eco
amplificador...”(Huygue, 1977). Entonces notamos que los principales conflictos del hombre
romántico eran el «mal del siglo», su crisis religiosa y sobre todo una gran conflicto
existencial.
El expresionismo alemán se nutre de distintas fuentes que van desde el gótico, las
vanguardias de su mismo
período, pero por sobre todas los orígenes, este movimiento se impregna de los atavismos
mas racionales
del romanticismo alemán Para manifestarse, el artista expresionista trataba de no
preocuparse de la realidad externa sino de la naturaleza interna de las emociones que
despiertan sus obras a través de temas fantásticos y terroríficos vinculados con la muerte
y lo oscuro. Temas que les permiten jugar con la deformación de la forma externa por la
ruptura de lo interior. Hay un quiebre ya que las apariencias se desmoronan y resurge la
idea de la muerte en todo momento. Un tema muy manipulado, ya que les atraía la idea
misma
de lo desconocido. Hay algunos autores que prefieren concebir al Expresionismo no como
“escuela” sino como una actitud estética, tal es el caso de Gubern (Gubern, 1973) , quien
explica que le expresionismo se ha encontrado inmerso ya mucho tiempo antes en
diferentes culturas primitivas.El término expresionista fue popularizado por Horwath Waldel
en 1910 cuando fundó y empezó a dirigir en Berlín la revista Der Sturm (La tempestad).
Éste fue derivado del latín para añadir una matiz mas enérgica al sinónimo “expresar” que
significa literalmente “exprimir”, “retorcer”, con lo cual se quería aludir a un arte basado en
la exasperación de la expresión. El expresionismo no quiso seguir el camino de la
investigación y la forma, sino que prefirió caracterizarse por su sicología y expresividad.
Esto puede entendersecomo una actitud típicamente germánica frente al
cubismo, por ejemplo, más ligado a una raíz latina y
mediterránea.

Pintura expresionista
El expresionismo se propagó en las distintas ramas del arte como lo fueron la pintura, el
teatro, y la filosofía, donde se encuentran pensadores como: Eckhart,Kierkegaard y
Nietzsche. De éste último se tomó como
referencia su idea de que el artista debe dominar elmundo exterior y de alguna forma lograr
expresarlo a
través del arte. Y eso es lo que pretendieron lograr estos artistas. La pintura expresionista
contrasta con el mundo que reproduce el realismo psicológico a través de una estética
pasiva y angustiada. Algunas característicasde ella son:
- La independencia del contenido natural de la forma
a través de la libre interpretación de la realidad para
así expresar el mundo interior.
- Se desproporcionan y distorsionan las formas de
acuerdo a un impulso interior, con colores y trazos
para subrayar simbólicamente estados de ánimo.
- Se visualiza una destrucción del espacio tridimensional.
- Se resalta la expresiva de las imágenes a través el
empleo de formas simples planas o con poco volumen.
- Hay un amontonamiento de formas y figuras con
colores fuertes y contrastados.
- Es notable una predilección por temáticas de escenas
de desnudos en el campo o bañándose, escenas
urbanas agobiantes y representaciones armónicas de
la naturaleza.
Eduard Munch, oriundo de Noruega nacido en 1863, fue sin duda alguna, el artista más
influyente en el movimiento expresionista. Estaba entregado a la expresión de estados de
ánimo principalmente morbosos y
perturbadores. Sus temas fueron casi siempre la enfer-medad, el alcoholismo, la dolorosa
adolescencia, el
amor insatisfecho, la decepción y la angustia. Munch escribió en su diario personal que con
todos
sus cuadros pintados entre 1890 y 1908 se proponía realizar un gran friso de la vida
humana. Es evidente
que la profundidad sicológica de estos temas no podía ser expresado con una técnica
realista, por ello recurrió
a colores puros y a la distorsión de las líneas y las figuras. Pubertad, pintado en 1984 por
Eduard Munch, refleja los problemas de la adolescencia, discutidos por esa época y
considerado como tema de escándalo.

El surgimiento del cine expresionista y sus obras


más destacadas
Específicamente, el cine alemán, comienza a tener vida en 1917 con el nacimiento de la
U.F.A, una productora alemana, constituida para competir con la producción
norteamericana, y gracias a la cual se realizaron las películas que marcarían la historia del
cine alemán debido a su idea de que mientras mas grande y costosa sea la producción
mejor; esta idea estaba empujada por Ernest Lubitsch. Algunos de sus trabajos mas
importantes fueron: “Los ojos de la momia” 1918, Madame Du Barry 1919, Una
noche en Arabia 1920,”La mujer del faraón” 1921. Se convirtió en uno de los puntales del
cine alemán, y en
1923 fue contratado por Hollywood. Hacia 1920 el cine alemán se ve inmersa en una crisis.
(Paolella, 1967) en Historia del cine mudo3: “...El cine alemán tiene una verdadera y franca
crisis de
estancamiento a causa de un hecho definido como uno de estos estancamientos
temporarios, en el desarrollo de un organismo. Es la crisis del sentimiento de la realidad
que, antes o después, debía producirse en el país, donde la filosofía había revelado al
mundo que el espacio y el tiempo son las dos formas mas elementales de la conciencia,
crisis que representa un pensamiento germano de su cultura y civilización...”
Se comienza a concebir la idea del expresionismo cinematográfico y de la representación
del mundo exterior
deformado visualmente. Una crisis que atraviesa el dominio del positivismo en cuanto al
paisaje natural y la autoridad política de la burguesía en cuanto a lo social. Están en la
búsqueda de la «realidad», y el deseo de encontrar un real intensificado.
El pueblo comparte una miseria física y espiritual, el sentimiento de depresión se hace más
cada ves mas
notorio tras la derrota militar. Entonces el arte muestra su estética que se manifiesta desde
la oscuridad.
Citando nuevamente a R. Paolella: “...El cine expresionistaestá organizado para vivir en la
noche, en el más
allá oscuro de sus negras perspectivas, donde se confunden una ves más el yo y el objeto,
lo cómico y lo
trágico, el pensamiento y la acción...” (Paolella, 1967).

El gabinete del Dr. Caligari


Algunos precursores del cine expresionista son: “El estudiante de Praga” y “El Golem” de
Paul Wegener.
Pero si buscamos el máximo exponente de este movimiento nombraremos sin duda la obra
que, en el año
1919, marcó el inicio del expresionismo cinematográfico, “El gabinete del Dr. Caligari” del
director
Robert Wiene. Con esta película se fundamentaron las bases de lo que sería la estética de
este movimiento. En ella podemos encontrar escenarios siniestros y decorados que ayudan
a identificar el estado de ánimo del personaje a través de sus diferentes formas. La
influencia de sus decoradores y figurinistas Reinman, Röhrig, Hermann y Warm, marcaron
una audacia plástica indiscutible. Las sombras forman parte de una iluminación
fantasmagórica, llena de claro-oscuros, que demandaban personajes maquillados
exageradamente,
característica que también tenía como intención reforzar su “expresión” y sus cualidades.
Por el otro
lado, a esta tarea contribuye también el vestuario, que suele ser bastante extravagante.
Un aspecto positivo de la forma de dirigir de Wiene es el control sobre el raccord y la
continuidad de la acción y el atrevimiento de articular una estructura dramática compleja.
Por esta intención y por sus recursos estéticos se puede suponer que este film admite una
evolución en el lenguaje cinematográfico, ya que no hay que olvidar que era un momento
de transición entre un modelo de narración y filmación primitiva, propio de
los inicios del cine, y un nuevo lenguaje cinematográfico más desarrollado, cuyo principal
iniciador había
sido Griffith. En este film apareció el primer zombi de la historia. En cuanto al argumento,
se ha llegado a comentar que es una premonición del futuro Hitleriano que le aguardaba
a Alemania. Este film tenía como argumento la
historia de un doctor que hipnotizaba a sus pacientes
y los usaba para cometer todo tipo de crímenes.
distribuidas por todo el mundo.

Economía sociedad política cultura


A principios del siglo Europa vivía una gran El expresionismo Esta Guerra se daba
XX. La primera guerra época de esplendor, nace en Alemania, en una Europa de gran
mundial había progreso y florecimiento bajo el régimen de sofisticación,
arruinado al viejo de un sin número de Guillermo II, dentro elegancia y noción de
continente y a expresiones tanto de una atmosfera progreso, una Europa
Alemania era uno de artísticas como sociales, social y política que que venía de un gran
los países mas además de procesos anticipaba la primera siglo XIX y que pese a
afectados. Se sociales que se guerra mundial. problemáticas
encontraba inmersa en manifestaban en desde 1914 hasta sociopolíticas entre
una profunda crisis emergentes 1918, cuatro años de naciones, se forjaba
económica, aislada del comunidades culturales. una guerra que en un como la gran elite a
resto de los países No obstante, sin el inicio se pensó imitar, la imagen más
europeos y como declive de la sociedad terminar en la primorosa y
consecuencia una ola burguesa decimonónica navidad del primer preferencial de
de pesimismo invadía durante la época de las año señalado, sin superioridad y nivel.
el país. catástrofes y guerras embargo al Paradójicamente en
La primera guerra mundiales, no habría concretarse la este gran periodo se
mundial, encarna el existido la Revolución de guerra, nadie conforma esta guerra
derrumbamiento de la Octubre ni la URSS. pensaría que la que como bien
civilización occidental Hobsbawm reitera que largura de días en sabemos es mas
del Siglo XIX, como sabemos el esta sería sinónimo de
(capitalista, cataclismo de la trascendente. salvajismo, nada
judicialmente liberal, burguesía, ayuda a la Sabemos que al final ilustrado y lleno de
burguesa, eurocéntrica proliferación de la lucha de la guerra cuatro destrucción masiva
y brillante por los de clases. potencias imperiales,
avances tecnológicos y los imperios Alemán,
científicos). Ruso, Austro-
Húngaro y Otomano,
han sido derrotados
militar y políticamente
y desaparecieron.

II. Características de la corriente teatral


El teatro expresionista.
¿Cómo se hacen las representaciones? R=el siglo XIX dio al
escenario de la obra realista y su cuarto muro. El siglo XX le
dio escenario y luces y mucho más hermosos y expresivos
que cualquiera otros que el teatro pudiera haber conocido
antes. La nueva técnica teatral. Hizo del drama realista algo
más ilusorio, pero también ayudo al autor a desarrollar una
técnica muy distinta.
¿Cómo están escritas las obras? R= están escritas en verso
¿Cuáles son sus temas, formas y estilos? R= los temas
destacados, fueron la crítica generacional a la burguesía, al
materialismo, a la aglomeración de las masas en las
metrópolis, a la mecanización, y sobre todo a la guerra.
Los estilos eran goticos y las formas eran distorcionadas.
Esquema del teatro

Imagen de la película film noir scene

Georg Kaiser
(Magdeburgo, 1878 - Ascona, 1945) Dramaturgo
alemán. Hijo de un comerciante, vivió tres años en la
Argentina, empleado en una empresa de aparatos
eléctricos. La vida en la capital sudamericana
apareció rica en contrastes a los ojos del joven, que
había estudiado en un colegio de su ciudad natal. De
la Argentina pasó luego al Brasil. La actividad
comercial no le impidió leer mucho, singularmente las
obras de Schopenhauer, Dostoievski y Nietzsche.
Una enfermedad tropical contraída en el curso de un viaje a caballo le obligó
a pensar en un retorno a Europa; y así, abandonó Sudamérica y, por España
e Italia, volvió a la patria, donde residió ordinariamente en Magdeburgo. En
adelante prevalecieron en él la literatura y la profesión de escritor; tal
actividad le pareció la única susceptible de ayudarle a vencer el estado de
ánimo provocado por la dolencia, que persistió durante años enteros.

Orientado hacia el teatro, publicó en 1911 su primer drama, La viuda judía,


obra a la cual siguieron rápidamente otras que le llevaron al éxito de Los
burgueses de Calais(1917) en Francfort, triunfo que le dio gran actualidad y
reveló en su producción motivos, aspectos, estados de ánimo y vibraciones
sentimentales que luego pasaron a ser hasta cierto punto el hilo conductor
del teatro expresionista.
Durante los dos años que siguieron a tal éxito llevó a la escena otras trece
obras, entre ellas De la mañana a la medianoche, El párroco Kleist, que provocó las
iras de la censura, y Gas, en la que aparece singularmente destacada la
oposición entre la moderna civilización mecánica y la vida del espíritu, que
se siente como ahogada por aquélla.

Pensó repetidamente en el suicidio; pero le faltó la decisión suficiente. En


1921 se había trasladado a Gründheide, cerca de Berlín, y allí le sorprendió
el triunfo del nacionalsocialismo. Durante algún tiempo vivió más o menos
olvidado, aun cuando siguiera escribiendo: luego le fue impuesto el silencio.
Abandonada la familia, se refugió en Suiza, donde permaneció hasta su
fallecimiento.

Su teatro, como el del expresionismo, lo es de tesis, y ello tanto si interpreta


problemas universales que el autor sitúa en la base de la vida humana (por
ejemplo, en Gas, donde se plantea la relación entre el hombre y la civilización
mecánica) como si llega hasta la polémica explícita, cual ocurre en El soldado
Tanaka, obra llena de espíritu antimilitarista. Junto a los defectos que
impidieron su reaparición y reanudación después de 1945 (el carácter de los
personajes, no vivos sino simbólicos, y de la acción, más bien que expuesta
en su conjunto pensada hasta el fondo), el teatro de Georg Kaiser revela en
el autor a un hábil dominador de la palabra y a un artista con una acusada
conciencia de los valores escénicos.

Escribió asimismo novelas, más bien monólogos que narraciones. Durante el


destierro se acentuaron los matices polémicos de su producción; de ello cabe
exceptuar unas cien poesías de carácter autobiográfico, lamentos sobre su
propio destino de hombre fuera de su mundo y entregado a una vana
búsqueda de Dios.
6 Personajes en busca de autor
De día, sobre un escenario de teatro. Nota bene: La comedia no tiene actos ni escena. La
representación será interrumpida por primera vez, sin bajar el telón, cuando el DIRECTOR y el
primer personaje se retiren para acordar el escenario y los actores desaparezcan del escenario; la
segunda vez, cuando el TRAMOYISTA haga caer el telón por error. Al entrar en la sala del teatro,
los espectadores encontrarán el telón levantado y el escenario tal como está de día, sin bastidores
ni decorados, casi a oscuras, vacío, para que tengan desde el principio la impresión de un
espectáculo no preparado de antemano. Dos escalerillas, una a la derecha y otra a la izquierda,
comunicarán el escenario con la sala. Sobre el escenario, la concha del apuntador estará junto al
foso. Al otro lado, cerca del proscenio, una mesita y un sillón de espaldas al público, para el
DIRECTOR. Otras dos mesitas, una más grande, una más pequeña, con muchas sillas alrededor,
colocadas para tenerlas a mano, si hubiera necesidad, en el ensayo. Otras sillas, aquí y allá, a
derecha e izquierda, para los ACTORES, y un piano, en el fondo, a un costado, casi oculto.
Apagadas las luces de la sala, se verá entrar por la puerta del foro al TRAMOYISTA con un mono
azulado y una bolsa atada a la cintura; cogerá de un rincón al fondo algunos listones, los colocará
en el proscenio y se arrodillará para fijarlos. Al escucharse los martillazos, saldrá de la puerta de
los camerinos el DIRECTOR DE ESCENA. EL DIRECTOR DE ESCENA. ¿Qué haces? EL TRAMOYISTA.
¿Qué hago? Estoy clavando. EL DIRECTOR DE ESCENA. ¿A estas horas? (Mirará el reloj.) Son las
diez y media. En un momento llegará el Director para el ensayo. EL TRAMOYISTA. Bueno, ¡yo
también necesito mi tiempo para trabajar! EL DIRECTOR DE ESCENA. Lo tendrás, pero no ahora. EL
TRAMOYISTA. ¿Cuándo, entonces? EL DIRECTOR DE ESCENA. Cuando no sea la hora de ensayo.
Apresúrate y llévatelo todo. Déjame disponer la escena para el segundo acto de El juego de los
papeles. EL TRAMOYISTA. Resoplando, refunfuñando, recogerá los listones y se irá. Entretanto, por
la puerta del foro, empezarán a aparecer los ACTORES de la compañía, hombres y mujeres,
primero uno y después otro, después dos al mismo tiempo, a su gusto: nueve o diez, los que se
supone que deban formar parte en los ensayos de la comedia de Pirandello El juego de los
papeles, prevista para ese día. Entrarán, saludarán al DIRECTOR DE ESCENA y se saludarán entre
ellos, deseándose un buen día. Algunos irán a los camerinos; otros, entre los cuales estará el
APUNTADOR, que tendrá el guión enrollado bajo el brazo, permanecerán en el escenario
esperando al DIRECTOR para dar inicio al ensayo, mientras que, sentados en círculo o de pie,
cruzarán palabras; alguno encenderá un cigarrillo, otro se quejará del papel asignado, aquel leerá
en voz alta a sus compañeros la noticia de una revista teatral. Sería bueno que tanto las ACTRICES
como los ACTORES vistieran ropas claras y alegres, y que esta primera escena improvisada tuviera
mucha vivacidad. En un determinado momento, uno de los cómicos se podrá sentar al piano y
tocar una música bailable; los más jóvenes entre los ACTORES y ACTRICES bailarán. EL DIRECTOR
DE ESCENA. (Batiendo palmas para llamarlos al orden.) Vamos, vamos, orden. ¡Ha llegado el
Director! La música y el baile cesarán al mismo tiempo. Los ACTORES se volverán para mirar hacia
la sala del teatro, por cuya puerta se verá entrar al DIRECTOR, quien, con un sombrero de copa, el
bastón bajo el brazo y un grueso puro en la boca, cruzará el pasillo de butacas y, saludado por los
cómicos, subirá al escenario por una de las dos escalerillas. El SECRETARIO le entregará el correo:
un periódico y un guión sellado. EL DIRECTOR. ¿Cartas? EL SECRETARIO. Ninguna. Esto es todo.

Ernst Toller
(Samotschin, Posnania, 1893-Nueva York, 1939) Dramaturgo alemán. Su obra teatral
cubre toda la gama de las vanguardias Escritor alemán nacido en Samotschin (en la
actualidad Szamocin) en 1893 y fallecido en Nueva York en 1939. Nacido en el seno de
una familia de comerciantes judíos, estudió leyes en Grenoble antes de alistarse como
voluntario en la Primera Guerra Mundial. En el frente fue herido de gravedad, tras lo cual
hubo de abandonar el ejército y continuó sus estudios en las ciudades de Múnich y
Heidelberg. En 1918 participó en Múnich en la huelga de los trabajadores de las fábricas
de armamento. Su actitud revolucionaria se plasmó en sus escritos en una continua
petición de paz y de disuasión de cualquier idea de fuerza y poder. Sus cargos políticos le
sirvieron como medio para comprometerse con los intereses de los trabajadores y luchar
por ellos, hecho que en alguna ocasión le costó algunos años de cárcel. En 1925 se retiró
de la política y de la vida pública, aunque siguió muy comprometido con la causa de los
trabajadores y con la situación política, de hecho, él fue uno de los primeros en advertir
del peligro del nacionalsocialismo. En 1936 emigró a los Estados Unidos y allí se quitó la
vida tres años después.
Su obra literaria comprende todos los géneros y se encuentra muy ligada a su actividad
como político y hombre comprometido. Muy de destacar son las obras de teatro
compuestas en la década de los años veinte, como Masse Mensch (Hombre masa, 1921),
en la que se desarrolla la problemática de la revolución desde distintos puntos de vista.
En Der deutsche Hinkemann (El alemán cojo, 1923) desarrolla la vida de un trabajador
que regresa del frente y no consigue volver a integrarse en la sociedad. En ambas hay
huellas claras del expresionismo que se van perdiendo poco a poco en las obras
siguientes. En Hoppla, wir leben! (¡Hurra, vivimos!, 1927), la obra que desarrolla las
peripecias de varios revolucionarios en libertad tras muchos años de prisión que, unos
años más tarde, vuelven a coincidir otra vez en la cárcel, el lenguaje es ya menos
subjetivo y el estilo mucho más realista.
Sus obras tuvieron una excelente acogida durante los años veinte en Alemania y hasta los
cuarenta en otros países. Pero después cayó en el olvido y no se volvió a editar ninguna
de sus obras hasta bien entrada la década de los años setenta, cuando volvió a ser
descubierto. La edición de sus obras completas comenzó a realizarse por aquel entonces,
en 1978, de la mano de W. Frühwald y J. M. Spalek.

Obra Hoppla, wir leben!


Anmerkung für die Regie:
Alle Szenen des Stückes sind auf einem Gerüst spielbar, das in Etagen
aufgebaut ist und ohne Umbau verwendet werden kann. Die Filmteile können
in Theatern, in denen aus zwingenden Gründen Filmeinrichtungen nicht
möglich sind, fortgelassen oder durch einfache Projektionsbilder ersetzt
werden.
Um das Tempo des Werkes nicht zu unterbrechen, soll möglichst nur eine
Pause, und zwar nach dem 2. Akt,
Eugene O'Neill
(Eugene Gladstone O'Neill, Nueva York, 1888 - Boston, 1953) Dramaturgo
norteamericano. Su juventud aventurera no sólo le suministró las primeras
experiencias a utilizar en las obras con que se dio a conocer, sino que le valió
también para enfrentarle con los problemas que plantea el contraste entre el
destino y la naturaleza del hombre y que constituyen el centro de su obra,
entendida no en sus relaciones
humanas, sino en las
relaciones entre el hombre y
algo que puede llamarse Dios o
Hado.

Su padre era un irlandés que


emigró a los Estados Unidos,
donde llegó a ser bastante
conocido como actor y director
teatral, y que durante muchos
años fue popularísimo
personificando el conde de
Montecristo. Hasta los siete
años, Eugene O'Neill siguió a
su padre en sus "tournées";
después pasó por varias
escuelas, casi siempre católicas; en 1906 se matriculó en la Universidad de
Princeton, que abandonó un año después para ser empleado en Nueva York.

Dejó este puesto también para unirse a una expedición de buscadores de oro
que se dirigía a Honduras; la expedición fracasó y O'Neill, de regreso a la
patria, se hizo subdirector de una compañía dramática que recorría los
Estados Unidos, hasta que sintió la llamada del mar y se enroló en un velero
noruego que zarpaba de Boston para Buenos Aires. Desempeñó en esta
ciudad diversos empleos; pero pronto volvió a embarcar, como simple
marinero, en un barco inglés que hacía la ruta Buenos Aires-Durban y
regreso. El tercer viaje lo condujo de Buenos Aires a Nueva York, donde entró
como tripulante en un transatlántico de la línea Nueva York-Southampton.

Vuelto a los Estados Unidos, fue actor en la compañía de su padre e hizo una
"tournée" por el Far West; por último, pasó del escenario a la redacción del
Telegraph, modesto periódico de New London, en Connecticut, como
gacetillero. Poco tiempo después descubrió que tenía un principio de
tuberculosis y hubo de permanecer seis meses en un sanatorio, entre 1912
y 1913. Salió de él físicamente curado y decidido a escribir para el teatro.

En la atmósfera, entonces apasionada y entusiasta, del Greenwich Village de


Nueva York, compuso las primeras obras dramáticas en un acto que al año
siguiente representó un grupo de actores en Provincetown (Massachusetts).
Estos Provincetown Players se trasladaron a Nueva York y ofrecieron a O'Neill
una salida a su abundante producción, que suma más de cuarenta títulos en
las obras completas del dramaturgo.

Las piezas en un acto de la fase inicial (La luna de los Caribes, Ruta al Este hacia
Cardiff y El largo viaje de regreso utilizan de modo directo las experiencias
marítimas: son más estudios de caracteres que verdaderos dramas y
muestran influencias de G. B. Shaw y de J. M. Synge. Del conflicto entre
naturaleza y destino, ya esbozado en Más allá del horizonte, que fue, en 1920,
su primera obra de extensión normal y su primer gran éxito en los teatros
de Broadway, pasó el mismo año al experimento expresionista de El emperador
Jones que, junto con El mono velludo, de 1922, marca el periodo de influencia
de Wedekind y del expresionismo alemán, aunque O'Neill, rebajando ésta y
otras influencias, entre ellas la de Ibsen, haya reconocido de un modo
explícito como maestros suyos solamente a Nietzsche y a Strindberg.
El fatalismo, que había encontrado ya expresión en Anna Christie (1921),
condujo a O'Neill a una forma de teatro experimental, alimentado también
con las diversas doctrinas nuevas que el autor iba descubriendo. Con deseo
bajo los olmos (1924) comenzó a demostrar la influencia del psicoanálisis; y
mientras en El gran dios Brown (1926) el uso de las máscaras simbólicas
muestra todavía viva la acción del expresionismo, Extraño interludio (1928)
y Dynamo (1929) pretenden traducir el flujo continuo de la conciencia, las
frustraciones, los complejos y otros elementos psicoanalíticos recurriendo al
pensamiento hablado (sutil desarrollo del antiguo "aparte") y al drama-río en
nueve actos.
En esta fase experimental representa un paréntesis el drama Todos los hijos de
Dios tienen alas (1924), una de sus obras más naturales y conmovedoras,
inspirada en la defensa de los negros. De 1931 es El luto le sienta bien a Electra,
trilogía que figura entre las obras de más empeño, aunque no mejor
logradas, de O'Neill y en la que, aparte el origen psicoanalítico de la
trasposición moderna de un mito clásico, la culpa a expiar no es la ofensa a
la divinidad, sino la violación de la moral social, identificando así el Hado con
la sociedad civil.
En Días sin fin (1934) aparece un protagonista atraído irresistiblemente hacia
el catolicismo; en Llega el hombre de los hielos (1946) se expresan de un modo
simbólico la pérdida de las ilusiones y la proximidad de la muerte. En el
mismo año fue atacado O'Neill por la enfermedad de Parkinson, que puso
prácticamente fin a sus actividades.
Pero en 1940 había escrito un drama autobiográfico, Viaje del largo día hacia la
noche, que por expresa voluntad suya no fue publicado ni representado hasta
después de su muerte. Bajo nombres ficticios, se encuentran representadas
allí las vicisitudes de su familia. En esta obra, dolorosa y conmovedora, los
personajes se acusan recíprocamente del fracaso de sus vidas; no se dan
cuenta de que el fracaso ha sido debido solamente a sus errores y lo
atribuyen falsamente a las circunstancias. En otros términos: O'Neill se
muestra aquí consciente de que el Hado está dentro, y no fuera, de nosotros.
Quizá le lleva a esta conciencia la comprobación de que solamente él, de toda
la familia, logró redimirse y salvarse a través de su obra de escritor; aunque
no estaría muy alejado de la verdad el reconocimiento de que su fatalismo
pesimista es un reflejo de aquella doctrina calvinista que el puritanismo,
nunca apagado en la conciencia norteamericana, ha perpetuado desde los
tiempos de los Padres viajeros. Póstumamente fue publicada, en septiembre
de 1957, la obra A Touch of the Poet.

Considerada en su conjunto, la obra de Eugene O'Neill se nos aparece


desigual por su mismo carácter experimental debido a un temperamento
fundamentalmente poético, que ha buscado a menudo un modo de expresión
violentando la forma misma del arte dramático hasta triturarlo. No obstante,
ese temperamento poético impregna los dramas de O'Neill de una sustancia
humana y de pensamiento que hace de él el más importante de los
dramaturgos de los Estados Unidos, el iniciador de un auténtico teatro
norteamericano, el primero que haya alcanzado, en el nuevo continente, una
resonancia internacional, que le fue reconocida en 1936 con la concesión del
Premio Nobel.

Karel Capek
(Malé Svatonovice, 1890 - Praga, 1938) Dramaturgo y novelista checo, uno
de los más destacados escritores checos de la primera mitad del siglo XX.
Estudió filosofía y, aunque publicó algunos ensayos en este campo, como El
pragmatismo (1918), se dedicó, sobre todo, a la literatura de ficción y al
periodismo. De talante relativista e ideas liberales, el ascenso del nazismo
provocó en él durante los últimos años de su vida una fuerte reacción ética.
Fue gran amigo personal del presidente Tomás Masaryk, empresario y
director del teatro Vinohardsky, además de dirigir un periódico de Praga.
Capek es bien conocido como dramaturgo y su obra R.U.R. (siglas de Robots
Universales Rossum, 1920) tuvo gran éxito y repercusión (el
término robot procede de ella); la trama alerta sobre los peligros del
maquinismo: los robots acaban exterminando a sus creadores humanos.
Buena parte de sus piezas teatrales las escribió en colaboración con su
hermano Josef, entre ellas, De la vida de los insectos(1921).
En respuesta al peligro nazi, escribió La enfermedad blanca (1937) y La
madre(1938), a modo de confrontación ética del individuo con la barbarie. En
cuanto a su prosa, inicialmente en forma de relatos y redactada también en
colaboración con su hermano, se caracteriza por la riqueza de estilo y el
lirismo, especialmente apreciables en Abismos radiantes (1916). En solitario
publicó colecciones de relatos donde se pone de manifiesto su actitud
escéptica: Calvario (1917), Cuentos embarazosos (1921), Relatos de un
bolsillo (1929) y Relatos del otro bolsillo(1929) son buenas muestras de su
incursión en el género policiaco.
Pero su importancia como narrador se debe, sobre todo, a las novelas de
ficción científica, que revelan su
honda preocupación ante los peligros
del progreso técnico.La fábrica de
absoluto (1922) y La Krakatita (1924)
son ejemplos de este género,
mientras que una combinación de
éste con la inquietud que le provocó
la amenaza nazi le llevó a escribir La
guerra de las salamandras, su novela más
conocida. Frecuentó también otros
géneros, como los libros de viajes,
una de cuyas mejores muestras
es Viaje a España (1929)

Elmer Rice
(Elmer Leopold Reizenstein, Nueva York, 1892-Southampton, 1967)
Dramaturgo estadounidense. Hijo de emigrantes judíos alemanes, se dio a
conocer con On trial(1914), obra teatral en la que utilizó por primera vez la
técnica del flash-back; con posterioridad, se orientó hacia un teatro de crítica
social, influido por el expresionismo alemán y vinculado con su compromiso
político personal (The adding machine, 1923; Street scene, 1929; We, the people,
1933; Judgement day, 1934). Es autor también de novelas (Viaje a Purilia, 1930)
y de una autobiografía (Minority report, 1963).

Bibliografía
http://arteexpresionismo.blogspot.mx/2010/08/contexto-historico.html

http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=23&id
_articulo=3340

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kaiser_georg.htm
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/capek.htm

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/oneill.htm

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:http://vanguardias.es.tl/Expresionismo.
htm&gws_rd=cr&ei=o48UV72EDOLkjgTuhI24CQ

https://literaturaalemanaunlp.files.wordpress.com/2014/04/guc3ada_de_lectura_georg_kaiser_g
as.pdf

http://biblio3.url.edu.gt/Libros/6%20personajes%20en%20busca%20de%20un%20autor.pdf

También podría gustarte