Está en la página 1de 5

2.2.

Antecedentes históricos

Buenas tardes licenciado y compañeros, yo voy a ampliar más la información


acerca del tema, pero me gustaría primero dar algunas bases, para poder
entender más el tema a lo largo de la exposición.

Al hablar de previsión social podemos decir que, prever debe entenderse como
una preparación contra potenciales daños futuros, buscando ya sea que la
probabilidad disminuya, o que el daño se reduzca. Previsión social es entendida
como un derecho de los trabajadores, pero actualmente no se reconoce como un
derecho exclusivo de trabajadores, pero doctrinariamente surge el etiquetarlo
como un derecho fundamental humano, pues como ya vimos en derecho laboral 1
contamos con un derecho fundamental el cual es el derecho al trabajo y este lleva
consigo el derecho a la previsión social. Y por eso Mario de la cueva se manifiesta
respecto de la previsión social “como un derecho humano, hecho por y para el
hombre y su propósito es resolver integralmente, el problema de las necesidades
del trabajador, las que no son solamente del presente, sino del futuro”

La previsión social surge como una contraprestación que les pertenece a la parte
obrera o ser humano, por la energía del trabajo que estos realizan, pues se tiene
el mismo derecho a esta asi como a la percepción del salario.

Podemos decir que Surge por el constante temor de los trabajadores y las
personas que viven al dia del salario percibido, debido a que puede haber
situaciones futuras que pueden llegar a privarlos temporal o definitivamente de sus
ingresos, y por ende de las comodidades básicas de estos, como lo son salud,
habitación, alimento, educación.

Uno de los primeros pilares de la previsión social es la educación y capacitación


profesional de los trabajadores, pues al entenderla como una medida protectora
debe ser cubierta por el estado como un servicio público, podemos or que en
Guatemala y según nuestra constitución en sus artículos 71 al 77 los habitantes
tienen el derecho y la obligación de recibir la educación inicial, hablando de pre-
primaria, primaria y básica dentro de los límites que fije la ley, además también se
contempla que los propietarios de empresas industriales, agrícolas, pecuarias y
comerciales tienen la obligación de establecer y mantener escuelas, guarderías y
centros culturales para sus trabajadores (generalmente los hijos de estos) para
que haya población escolar.

Lamentablemente en Guatemala no se cuenta con el abastecimiento educativo


necesario, para los trabajadores y esto es notorio en escuelas de primaria y
educación básico en los diferentes departamentos de Guatemala, en algunas
fincas y empresas tienen instaladas escuelas generalmente primarias, pero solo
para los hijos de trabajadores, por lo que se puede presenciar que si hay
necesidad de instalar escuelas en sus niveles esenciales y centros de
capacitación profesional para los trabajadores y crear una accesibilidad viable
para todos, en donde tendría que enfocarse principalmente en las áreas rurales
donde se ve una notaría deficiencia educativa.

En Guatemala por mencionar uno, podemos hablar del instituto técnico de


capacitación y productividad (INTECAP), este cuenta con programas de
capacitación profesional en varios campos. Pero más sin embargo no es suficiente
ante la demanda patronal de contratar solo personas mayormente preparadas y
profesionales. .

El estado se supone que es el encargado de poner a la accesibilidad de todos los


trabajadores la educación y capacitación pero más sin embargo no existe
coordinación entre el ministerio de trabajo y previsión social y el instituto
Guatemalteco de seguridad social, para poner en funcionamiento y mantener
escuelas o centros de capacitación profesional, aun sabiendo que exite una
especia de regulación en el artículo 274 del código de trabajo en donde se
establece que el ministerio de Trabajo y Previsión Social tiene a su cargo la
dirección, estudio y despacho de todos los asuntos relativos a trabajo y previsión
social, y debe vigilar por el desarrollo, mejoramiento y aplicación de todas las
disposiciones legales referentes a estas materias.

Ahora bien, Considero importante mencionar como es que trabajaban las


personas en tiempos remotos y como se dieron los primero indicios de educación,
entrenamiento/ capacitación de estos, pues doctrinariamente se dice que el
reconocer las huellas del pasado en su constitución y hacer historia posibilita
comprender con mayor profundidad el presente, es decir reconocer los fenómenos
que se dan en la actualidad.

En la antigüedad, específicamente en la edad media la alfabetización se limitaba a


ciertos sectores sociales y la única manera que había de comunicar los
conocimientos era mediante la transmisión verbal de generación en generación,
indicando y supervisando la ejecución de los diferentes oficios o actividades y es
así como se entrenaba a familias completas y se especializaban en algún oficio o
actividad.

Antes se conocían los gremios que hoy en día nosotros los conocemos como
sindicatos, que básicamente eran agrupación de trabajadores que protegían sus
propios intereses, estos eran conformados por:

Maestros: era quien transmitía las habilidades y conocimientos por medio de la


instrucción directa.

Aprendices: eran quienes recibían el entrenamiento.

Oficiales: los que ya habían recibido algún tipo de entrenamiento aun cuando no
habían desarrollado habilidades para desempeñar un oficio con eficiencia.

Al surgir una mayor demanda de manos trabajadoras y materiales surge la


necesidad de instalar talleres propios y esto hizo que hubiera más trabajadores
especializados, y por ende mayor habilidad en la mano de obra que contrataban,
por lo que se acudía a mayor entrenamiento de personas.

En este tiempo la capacitación se constituyó más que como un hecho educativo,


una manera de controlar a los diferentes sectores de los diferentes oficios con el
propósito de proteger el interés económico y el estatus social de artesanos y
comerciantes.

Con la llegada de la revolución industrial la capacitación se transformó, pues se


pedía la participación de personas solo para que pudieran trabajar en una sola
actividad teniendo a su cargo una parte del proceso de fabricación. Lo único que
se hacía era entrenarlos en una tarea específica del proceso y no para todas las
actividades. A medida que los empresarios fueron adquiriendo mayor crecimiento
y desarrollo para las empresas, fueron entrenando a más trabajadores no solo en
las actividades que realizaban sino en diversas actividades, y así es como estos
participan más en los procesos llevados a cabo.

Posteriormente a partir de la primera guerra mundial, en el siglo XX se tuvo que


entrenar a las personas no solo en los oficios que realizaban sino en distintos tipos
de actividades, sobre todo bélicas, en esta etapa las mujeres desempeñaron un
papel sumamente importante pues, debido a que los hombres jóvenes y en edad
productiva partían a la guerra, eran ellas a quienes se les capacitaba para la
realización de las diferentes actividades que quedaban sin un trabajador. En esta
etapa se utilizó la técnica estadunidense conocida como el método de los cuatro
pasos, los cuales eran: explicar, demostrar, ejecutar y verificar.

2.3. La legislación de los estados

La legislación de la educación de los trabajadores en estados de países como


México, surge en los años 1918 y posteriormente en el año 1926, donde algunas
leyes poseían artículos relacionados a la existencia de obligación que tenían las
grandes empresas en brindar educación a los hijos de los trabajadores, más sin
embargo no se tocaban temas de educación o capacitación a los trabajadores
como tal.

Mientras que en Guatemala la educación pre-primaria, primaria y básica se


establece como una obligación del estado de proporcionarla, y la obligación de
propietarios de empresas industriales, agrícolas, pecuarias y comerciales, de
mantener escuelas, guarderías y centros culturales para sus trabajadores y
población escolar, según lo estipulado en el artículo 77 de la constitución de la
república de Guatemala.
Al igual que en el código de trabajo en su artículo 61 obligaciones de los
empleadores, literal j), en la cual no se profundiza mucho pero se habla de la
alfabetización de sus trabajadores, y más importante aún no se establece una
supervisión, para velar que esta disposición sea cumplida por parte del ente
patronal.

En el artículo 274 atribuciones del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, del


código de trabajo, se establece que este ente el encargado en coordinación con el
Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, velar por el derecho perteneciente a
la persona trabajadora, el cual es la previsión social y como ya tenemos claro
dentro de la previsión social se encuentra la educación y capacitación de los
trabajadores.

También podría gustarte