Está en la página 1de 3

En nuestra debilidad, el poder de Dios se perfecciona

Hno. Marco Becerra Opazo

Miércoles 6 de Octubre 2021

Y me ha dicho: Bástate mi Gracia; porque mi poder se perfecciona


en la debilidad
2°Corintios 12: 9

Si bien el apóstol Pablo había tenido grandes manifestaciones de la gloria


de Dios y vemos una de ellas en los versículos 3y4 del capítulo 12, allí habla
de esa manifestación vivida. Ahora ¿porque Pablo menciona esta experiencia?,
la menciona porque quiere poner en contexto las dificultades que Dios había
enviado a su vida par que él no se enalteciera de esas experiencias
sobrenaturales, notemos el versículo 7 de capítulo 12 ,” y para que la grandeza
de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón
en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me
enaltezca sobremanera,”

En realidad lo que para el apóstol Pablo tenía gran valor no era la experiencia
vivida de las revelaciones, sino la decisión de servir a Cristo y a los hermanos
en Cristo en medio de mucha debilidad. Por otra parte es bueno entender que
aunque el hombre viva muchas experiencias y manifestaciones en la vida
cristiana no debe gloriarse en ellas, eso es peligroso, notemos lo que dice
Jesús al respecto en Mateo 7:22 y 23 “Muchos me dirán en aquel día: Señor,
Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera
demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y les declararé: Nunca
os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”Habrá sorpresas para muchos
que pensaron que por haber hecho cosas extraordinarias, van a ser aprobados
por Dios.

El énfasis para el apóstol no era la revelación de haber subido al tercer cielo,


sino en el aguijón que había recibido en su carne.
Amados hermanos no cabe duda que las aflicciones son parte del proceso de
perfeccionamiento que Dios da a nuestras vidas, y el apóstol lo tenía muy
claro, mas todo eso es para que no nos gloriemos en lo que podemos hacer, o
decir, o cuanto conocimiento podamos tener de lo cual podamos enaltecernos,
sino en las debilidades amados hermanos, pues allí se perfecciona el poder de
Dios, si hay alguien en las escrituras ( aparte de nuestro Señor Jesucristo
obviamente ), que paso por diversas pruebas y aflicciones, ese fue el apóstol
pablo, lea usted algunas de ellas en el capítulo 11 de este mimo libro, desde el
versículo 24 al final. Y preguntémonos. ¿hémos pasado nosotros por alguna de
ellas?. Y si hemos pasado por alguna de ellas, no nos sumerjamos en la
tristeza, pues allí, después que hallamos pasado cualquier aflicción o prueba
vendrá una gran bendición, pues siempre detrás de aquellas nubes negras, hay
un sol resplandeciente, después de la tormenta viene la bonanza.

Ahora, es posible que Dios tome un mensajero del diablo para abofetearnos
como le sucedió al apóstol Pablo. Pero esto es siempre que Dios se lo permita.
Como lo que paso también con el siervo justo Job.

Amados hermanos, si estamos sometiéndonos a Dios, Satanás no puede hacer


nada contra nosotros si Dios no se lo permite, pero todo aguijón, prueba o
aflicción, es para vivir en humildad y aceptar con gozo aunque sea difícil, las
afrentas, las necesidades o angustias como lo declara el apóstol en el versículo
10 del capítulo 12. Todo esto se debe pasar por amor a Cristo. Declara pablo,
me gloriare con mucho gusto en mis debilidades pues cuando soy débil,
entonces soy fuerte. Amados, el apóstol Pablo por varias veces pidió a Dios
que le quitase ese aguijón, pero la respuesta fue tajante de parte de Dios,
versículo 9 “ y me ha dicho: Bástate mi Gracia; porque mi poder se
perfecciona en la debilidad.”

Amada iglesia, no importa cuán grande sea tu aflicción, o prueba o tribulación,


la gracia de Dios es mayor en ti y en mí, ¿cuánto le ha pedido en oración a
Dios para que quite la prueba o alguna aflicción que pueda estar llevando por
algún tiempo?. Todas estas cosas deben de pasar para que nosotros podamos
depender únicamente de Dios, sin él nada podemos hacer.

Cabe notar que el apóstol Pablo cuando habla de debilidades, no es de esas


debilidades de la carne, como tentación o deseos carnales etc., sino en afrentas,
necesidades, tribulaciones, angustias, aflicciones, etc. Y aunque parezca
injusto pasar por todas aquellas cosas, en ello está la voluntad y el propósito
de Dios para nuestras vidas. Nos ayude el Señor mis amados hermanos a
depender de su voluntad, su gracia es mayor, somos solo un vaso de barro en
el cual Dios puso su Espíritu, para que la excelencia no sea de nosotros, sino
de Dios. A él sea toda Honra, Gloria y Alabanza. Amen y amen.

También podría gustarte